Printer Friendly

Entre muros: la casa de los gitanos.

Between walls: the gipsies house

[ILUSTRACION OMITIR]

El concurso para la nueva Casa de Hermandad de la Real Ilustre y Fervorosa Hermandad Sacramental Animas Benditas y Cofradia de Nazarenos de Ntro. Padre Jesus de la Salud y Maria Santisima de las Angustias Coronada (Los Gitanos), en Sevilla Espana, tiene como proposito seleccionar el mejor proyecto de edificio para la sede social de la misma. Esta casa desarrolla al tiempo lo administrativo y las actividades propias de la Corporacion. (Moreno, 2011). Dentro de las bases del concurso se propone la ejecucion por etapas de acondicionamiento interno del edificio, con el animo de reducir los costos de ejecucion en la construccion; sin embargo, se senala que se debe dar respuesta a la totalidad de la envolvente del edificio y cumplir con el programa propuesto, al tiempo que se debe plantear una futura ampliacion del programa inicial.

Como criterios de evaluacion se consideran la calidad conceptual, formal y funcional, asi como la integracion con el entorno arquitectonico, urbanistico e historico, especialmente con el Santuario de la Hermandad, anexo a la parcela. Otros criterios, como los economicos, enfatizan la necesaria relacion entre la calidad de la propuesta y el valor total de la construccion.

Las caracteristicas urbanisticas del solar y su edificabilidad estan recogidas en la ficha urbanistica Sol-Veronica, cuyo datos generales se pueden resumir en: Superficie del solar de 379,41 m2; ocupacion maxima sobre rasante del 80%; 3 plantas sobre rasante; superficie construible sobre la rasante de 910 m2 y la superficie bajo rasante de 379,41 m2. Las propuestas deben atender de manera precisa a la normativa vigente, de manera especial al PGOU de Sevilla y al Plan Especial de Proteccion del Sector Santa Catalina-Santiago. De igual manera, se debe cumplir con la legislacion sectorial de la Ordenanzas del Ayuntamiento de Sevilla, Legislacion en materia de accesibilidad y Ley de Ordenacion de la Edificacion.

El programa de necesidades se establece a partir de las siguientes areas: Zona institucional que contiene el despacho del Hermano mayor y la sala de cabildo de oficiales; zona de administracion. compuesta por un espacio para el registro de documentos al publico, la secretaria, mayordomia, zona de trabajo de oficiales, archivo, informatica y rack; el area de Caridad, donde estan las oficinas de la bolsa y almacen de caridad; el area de Priostia, compuesta por el almacen de herramientas, almacen de parihuelas, armarios de ajuar de las imagenes sagradas y una zona de trabajo. Por ultimo, la zona del museo y areas de exposiciones, que deben adaptarse con gran facilidad para las actividades sociales.

[FIGURA 1 OMITIR]

En respuesta a las determinantes del encargo y a las inquietudes surgidas por la actividad llevada a cabo en un edificio que se particulariza por quienes lo habitan y frecuentan asiduamente, se ha propuesto el entendimiento del limite como mediador entre afuera y adentro, colectivo e intimo. Este aparente acuerdo entra en tension por la intensidad o suavidad con la que se establecen los muros y por el reconocimiento de espacios intermedios que dilatan el recorrido y la mirada. Es por ello que toda la atencion se centra en los bordes del edificio, dejandose en evidencia dos cuestiones fundamentales: la construccion del limite y la amplitud del interior. La construccion como respuesta concreta a una idea, controla y particulariza la forma arquitectonica, al tiempo que puede componer el espacio interior, si se entiende como principio de orden. El muro, como elemento basico, cierra aquello que bien puede llamarse recinto en la casa para los gitanos. Asi se ha elaborado la propuesta Entre muros, como un edificio en constante exposicion de la vida intima, muy particular de quienes asumen su cotidianidad en colectivo. Se ha exaltado lo sagrado y lo profano a traves de lo cerrado y lo abierto. La convivencia de ese enfrentamiento esta dada por las actividades propias de las personas en la ciudad, por ello la continuidad de las calles se garantiza por el vestibulo que se configura entre el muro de la iglesia y el de la nueva casa; es alli donde se quiere establecer cierta correspondencia con la nave central, solo en el aspecto sensorial. El estanque de agua, el muro bajo y el patio excavado terminan siendo afectados por una luz tamizada de color morado. Esta separacion, mas que necesaria, es un reconocimiento a la propia iglesia.

El caracter envolvente del muro bajo despoja cualquier aspecto abstracto propio de la plataforma y le otorga un aspecto ligado con la utilidad. Quien ingresa a esta calle estrecha recorre todo el edificio a lo largo del solar y advierte dos aspectos centrales: una separacion en la losa y una abertura que enmarca la vision hacia una modesta muralla. Esta abertura supera la linea de corte de la propia muralla y enfatiza la mirada hacia el cielo. En correspondencia con este muro de tamano considerable, se realiza una excavacion que termina por configurar un patio. Esta excavacion alcanza un mayor grado de cualificacion espacial cuando se delimita el patio por medio de una terraza y un pasaje estrecho, adecuados para contemplar el conjunto o dirigirse a un publico desde lo alto. La precision otorgada a estos limites establece matices que estan entre lo intimo, privado, comunitario y colectivo. Esta secuencia interna y externa enmarca las actividades y las expone en el umbral de la ventana.

En el proyecto no solo se da respuesta a un programa, sino que se recomponen los aspectos ligados con el sitio y la vida. Para dar cuenta de ello se establecen alianzas con las discontinuidades de la ciudad y se les otorga un sentido, un dialogo mas estrecho. En este dialogo participa la tecnica como hecho que realmente controla las operaciones en la forma y supera las cuestiones propias de los medios para edificar. Es asi que se muestran, sin ninguna restriccion, los elementos y el orden que los gobierna; el muro y la ventana.

La presencia del muro no supone una mirada reductiva ni mucho menos escindida del espacio. Basta con mirar la obra de Luis Barragan y entender el compromiso con el que asume la concrecion de lo interno, en parte desdibujando lo externo. Caso contario sucede en la casa, donde lo externo es importante porque es producto de la energia interna. Sus bordes son firmes, perfectos y continuos. Al interior se desdoblan estos bordes, pero conservan la limpieza del exterior. Ante la contundencia de lo externo y la continuidad de la superficie, es necesario examinar los bordes, apropiarse de su constitucion espacial y material. Alli se anticipa la relacion de opuestos, esencia a su vez del pensamiento de Mondrian, a la vertical-horizontal.

Con la ventana se tiene la capacidad de hacer paredes de luz, tal como lo menciono Le Corbusier (1), el muro se ha desmaterializado. Su espesor se reduce a razon de las nuevas tecnologias de la construccion, la ventana ha dejado de ser un hueco en el muro para convertirse en una ventana continua. Pero con el mismo muro se puede cerrar o controlar lo externo, de manera que solo se deja pasar lo necesario y lo permitido.

Se reconoce un principio de orden como proceder proyectual, que facilita el conocimiento de una realidad llevada al limite de su comprension. La forma, en este caso, explica aquella realidad a partir de normas cuya referencia comun es otorgar unidad a lo percibido por partes, a lo separado. La geometria es uno de los principales recursos para determinar las relaciones de proporcion de la forma. En la casa se lleva a cabo este medio a traves del empleo de la geometria elemental, el rectangulo, en la cual lo horizontal y lo vertical confieren la mayor representatividad al conjunto, en oposicion a la gravedad.

Construir el limite

[FIGURA 2 OMITIR]

Las condiciones propias del sitio en cuanto a la fuerte presencia de la iglesia, las restricciones urbanisticas del solar, la orientacion y las particularidades del encargo, se utilizan como determinantes concretas para componer un unico volumen longitudinal y estrecho que se suspende y se separa ligeramente de la iglesia. Estas dos operaciones permiten liberar la planta baja, aumentar la proyeccion de la planta primera y garantizar la independencia del muro de la iglesia. En este sentido, el limite fisico expresa, al mismo tiempo, una cierta autonomia y un estado de tension en relacion con un entorno en el que el edificio propuesto pretende integrarse. Esta doble condicion queda representada por un muro y una losa que definen la planta baja, en cuyo trazado configuran una calle interna que permite el ingreso al proyecto o simplemente atravesarlo. En la planta primera, muro y losa se corresponden en una terraza donde se desarrollan las actividades de descanso.

[FIGURA 3 OMITIR]

Como manifestacion de la tension entre adentro y afuera, se realiza un hundimiento en el suelo para albergar un estanque de agua que entra en correspondencia con el nartex y se excava un patio a cielo abierto como lugar de permanencia, analogo al altar. Entre el estanque de agua y el patio se conforma un espacio intermedio, que tiene como mision garantizar la permanencia o enmarcar el recorrido. Estanque y patio intensifican las actividades que se desarrollan en el interior de la casa. Al espacio intermedio le corresponde cualificar lo colectivo al verse afectado constantemente por la luz y la penumbra. Un muro de espesor y tamano considerables se establece en relacion con la cabecera de la iglesia, para enfrentar la muralla y resolver la conexion entre iglesia y casa a traves del triforio. Este muro deja al costado de la iglesia una abertura que enmarca el inicio o final del proyecto.

El desplazamiento de la planta primera al costado de la zona verde aumenta la masa del proyecto en relacion con el ancho de la nave central de la iglesia. Esta prolongacion arroja una sombra propicia para que, en la planta baja, los peatones puedan observar las actividades de la sala de exposiciones. Por otra parte, esta sombra pronunciada reduce considerablemente el calor y configura un espacio adecuado para la reunion.

La reduccion de la propuesta a tres muros, para definir el programa y cualificar las actividades, obliga a tratar de inexistentes los elementos que configuran el limite, y por otra parte, a ocultar la identidad de las partes constructivas del edificio. La casa se compone de manera generica por las siguientes partes:

* Estructura formada por una reticula de vigas y una losa rectangular que se soportan en tres pilares y dos muros longitudinales.

* Plataforma separada del piso, que limita la superficie del solar y las actividades dentro y fuera del proyecto.

* Plano acristalado que establece el borde entre el exterior e interior, al que se le antepone una celosia en madera de poco espesor y modulacion regulada.

* Elementos transparentes de compartimentacion que no tienen ningun compromiso de soporte, adecuados para generar una continuidad espacial entre adentro y afuera.

* Un muro macizo delimita el patio.

Los principios constructivos del proyecto dependen de las reglas compositivas que organizan las plantas. Con el mismo criterio, el ascensor, cuyo volumen no se relaciona con el sistema de soporte ni con el de compartimentacion, se situa en el borde de la plataforma. Sin embargo, se controla su posicion en la planta para transmitir un punto de equilibrio que entra en tension con la longitud del volumen. Por otra parte, se evita la perforacion de la losa de cubierta, con el fin de no alterar las dimensiones del prisma.

A la claridad constructiva y compositiva del proyecto le continua la eleccion del material, cuya presencia y significado se limitan a hacer evidente las cualidades especificas a su propia naturaleza, percibida por los sentidos sin interpretaciones que desborden su constitucion interna. Para los muros de la planta baja y la planta primera se emplea un hormigon blanco a la vista, al que se le realizan unas modulaciones en el encofrado, para que la superficie presente hundimientos y rugosidades. Los muros que configuran el patio excavado se revisten de ladrillo dispuesto sin trabas. A la plataforma en hormigon blanco se le realiza un esmaltado que suaviza la superficie que da hacia el interior, hacia la calle se enchapa en madera. La losa que actua como un plano suspendido desligado del volumen, esta compuesta por tablones en madera de nazareno; su modulacion permite perforaciones donde la luz y la penumbra se matizan por un tono morado propio del material, que cambia segun las variaciones climaticas.

[FIGURA 4 OMITIR]

La discontinuidad propia de las ciudades historicas y de sus edificios, exige no solo una respuesta formal y funcional a un programa y solar, sino ante todo una propuesta arquitectonica consecuente con la condicion fronteriza del emplazamiento. Es asi que se asume como tema central el espacio abierto, capaz de convertirse en lugar para el encuentro e intercambio de los habitantes en la ciudad, y el espacio abierto como la manera de establecer compromisos entre el tejido historico y el nuevo, garantizando la vida colectiva y privada de quienes habitaran la casa de la hermandad.

La planta primera, subsidiaria y en correspondencia con la planta baja y la nave central de la iglesia, aumentan el espacio reducido del solar, en tanto que se amplia el espacio para que el programa administrativo se resuelva. El despacho del hermano mayor, la sala del cabildo de oficiales, mayordomia y la zona de trabajo, establecen un vinculo con la zona verde y el area destinada para actividades deportivas. Las actividades mas importantes de la casa quedan expuestas a lo colectivo. Una celosia en madera regula la manera de ser visto desde fuera por la alternancia de los elementos fijos y movibles y la profundidad del borde. Ambos aspectos controlan y dan comodidad a las actividades dentro del edificio. Las otras actividades del programa administrativo, como salas de reunion, salas de espera, banos y circulaciones, se orientan hacia el muro de la iglesia; sin embargo, la separacion con el muro le otorga a estas areas un ambiente adecuado para desarrollar actividades de descanso, por la terraza que se extiende a lo largo del solar. La planta que se proyecta como futuro espacio para ampliar el proyecto y que comunica de manera directa ambas casas, presenta un interior oculto, de atmosfera mistica por la vibracion interna de los materiales con las que se construye. La geometria utilizada para resolver los aspectos tecnicos que demanda excavar esta sala de paso, se logran por la regularidad de las lineas y la precision de los muros en hormigon en relacion con la estructura existente. A la caja de hormigon se le encaja otra de acero corten, con dilataciones que dejan entrever la luz y el agua. Este paso oculto y aislado entra en tension con el espacio definido por tres muros de las plantas superiores.

[FIGURA 5 OMITIR]

[ILUSTRACION OMITIR]

A modo de conclusion

"La arquitectura nace en el lugar, se engendra en el y, como consecuencia, los atributos del lugar --lo mas profundo de su ser--se convierten en algo intimamente ligado a ella. Una obra de arquitectura no puede estar donde quiera que sea. Discernir entre aquellos atributos del lugar que deben conservarse--aquellos que deben hacerse patentes en la nueva realidad que emerge al construir--y todos aquellos de los que se puede prescindir es crucial para el arquitecto" (Moneo, 2010)

"Se construya o no se construya el proyecto nunca es un simulacro. Sus trazas, su estructura, su orden, su presencia, estan marcados por un futuro y por un pasado. El proyecto se refiere a la construccion y la lleva en si con independencia de cuando esta se ejecute. Es una alusion permanente, no de lo que falta sino de lo que hay, mas dentro." (Martinez, 2004)

La propuesta para la casa de la Hermandad de los Gitanos se fundamenta en el reconocimiento del limite, que termina siendo posible por la realidad del entorno. Un cuerpo cerrado en su interior y un cuerpo abierto que es bordeado por un muro que contiene el espacio y aprovecha su posicion privilegiada dentro del solar para servir de referente para actividades colectivas del barrio.

De acuerdo con Fontana y Luigi (2009)
   La relacion entre espacios abiertos,
   cerrados; cubiertos, descubiertos;
   limitados, delimitados se materializa en
   terminos formales a traves de los espacios
   de mediacion, mecanismos de respuesta
   interescalar, de interpretacion
   estructurante del lugar y de superacion de
   los limites entre interior y exterior.


En este sentido, la propuesta no solo es una respuesta al encargo establecido en las bases del concurso, sino a la reestructuracion del lugar: potenciar la calle y los recintos urbanos como los espacios que hacen evidente la tension entre adentro y afuera, entre continuidad y permanencia. Por tanto, el proyecto se compone a partir del recorrido y la revelacion de espacios intermedios y de mediacion, que nos permiten ingresar al interior, como son la calle, plaza, terraza, balcon, patio, estanque de agua y un arbol. Es en estos espacios donde el edificio se hace irrepetible.

Finalmente, el proyecto revela dos casas: una cerrada, de recogimiento, y otra abierta, de amplitud. Solo la voluntad de orden puede tener al mismo tiempo lo cerrado y lo abierto en equilibrio, y es precisamente donde se pone a prueba esa voluntad de verdadero orden. La casa para los gitanos puede entenderse como marco de la realidad de la vida en colectivo y, al tiempo, como protagonista de la construccion de la ciudad, de la memoria; por tal motivo, es de gran interes precisar los limites con los que se compone. Nada puede estar mas cerca a la arquitectura que los elementos que sirven para establecer los limites del espacio. Dos de ellos se lleva al maximo: la ventana y el muro.

Primera version recibida el 1 de Febrero de 2011. Version final aprobada el 27 de Mayo de 2011.

Referencias

Fontana, M. y Luigi, C. (2009). El territorio habitable. Bogota: Publicaciones Universidad Nacional de Colombia.

Le Corbusier (1999). Precisiones respecto a un estado actual de la arquitectura y del urbanismo. (Traduccion de Johanna Giralt). Barcelona: Apostrofe.

Martinez, L. (2004). Intersecciones. Madrid: Editorial Rueda.

Moneo, R. (2010). Apuntes sobre 21 obras. Barcelona: Editorial Gustavo Gili.

Moreno, C. (2011). Pliego de condiciones del concurso de proyectos para la construccion de nueva Casa de Hermandad de los Gitanos.

(1) Le Corbusier, Precisions, Cambridge, Mass. 1991; (Le Corbusier, Precisiones respecto a un estado actual de la arquitectura y del urbanismo, trad. De Johanna Giralt. Apostrofe. Barcelona, 1999.

* Articulo de reflexion que sustenta las estrategias proyectuales planteadas en un proyecto arquitectonico presentado en el concurso internacional "Nueva casa de la Hermandad de los gitanos en Sevilla Espana", en el ano 2011, al tiempo que le da continuidad a reflexiones teoricas elaboradas en la Tesis de Maestria en Arquitectura "Edificio Gibsone: El doble camino al orden en el proceder de Enrique Triana Uribe". En el desarrollo de la propuesta arquitectonica participaron como colaboradores los estudiantes de Arquitectura de la Universidad Catolica de Pereira: Felipe Martinez Vanegas, Edward David Zapata Zapata, Juan Camilo Anzola Pachon, Manuel Murgueitio Chavez y el Disenador Industrial German Ramirez.

Gustavo Adolfo Correa Vanegas, Arquitecto Universidad Nacional de Colombia y Magister en Arquitectura de la misma universidad. Docente investigador de la Universidad Catolica de Pereira. Contacto: gustavo.correa @ucp.edu.co
COPYRIGHT 2011 Universidad Catolica de Pereira
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:TEMAS GENERALES
Author:Correa Vanegas, Gustavo Adolfo
Publication:Paginas de la UCPR
Date:Jan 1, 2011
Words:3385
Previous Article:Apuntes de una experiencia de investigacion accion participativa.
Next Article:Economia ecologica: nota sobre su corpus teorico-metodologico.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters