Printer Friendly

Entre la alucinacion y la realidad: El caso 117.720 de Carmen Naranjo Coto.

Probablemente una de las novelas menos estudiada Carmen Naranjo sea El caso 117.729, publicada en 1987. En una segunda relectura, y digo segunda relectura porque en 1991 la trabaje como parte de mi tesis de maestria, he encontrado aspectos fascinantes que me han permitido un acercamiento de caracter posmodernista. La fragmentacion del texto hace de la estructura una urdimbre de historias entrecruzadas que van uniendo los diferentes eventos ocurridos antes y despues de la enfermedad de Antonio, personaje central alrededor de quien se desarrolla la trama. Este personaje se encuentra postrado en una cama, con una enfermedad incurable e imposible de diagnosticar, como tan "claramente" lo expone el medico al iniciarse la narracion. Digo claramente entre comillas porque, en esencia, lo que hace el medico es utilizar un discurso confuso, tecnico y rebuscado para explicar lo inexplicable:

El caso es interesante, por lo general lo son, sobre todo si uno piensa en los sintomas y en las circunstancias. El diagnostico puede ser cualquier nombre, es mas se podria atener a los resultados del ultimo encefalograma. La puncion lumbar ha sido muy indicativa y los examenes de sangre demuestran que la normalidad tambien da sorpresas (Naranjo 1987: 9).

Notese que las palabras son huecas y sin sentido. La enfermedad puede ser cualquier padecimiento. El medico no tiene ninguna intension de dejarnos saber nada en claro. Todos sus comentarios solo estan orientados a convencer al lector de que el caso no es sencillo y se ha hecho lo posible por descifrar el enigma que encierra esta peculiar enfermedad, sin tener resultados precisos.

Al final, este es un caso mas para los medicos. El estudio del paciente como un ser individual y personalizado se ha perdido completamente, para convertirse en un numero mas de los tantos casos que no tienen explicaciones logicas: "Eso es todo lo que podemos hacer con el caso 117.720, un expediente completo para el estudio de futuros cientificos" (1987: 13). El medico se muestra incapaz de resolverlo y, en vez de admitirlo, lo presenta como que servira a la ciencia medica en el futuro, pero la verdad no sabe de lo que esta hablando o si alguna vez alguien podria descifrar la enfermedad. Por lo tanto, escribir sobre El caso 117.729 es traspasar los limites de la cordura para enfrentarnos a un texto que plantea la racionalidad con base en la irracionalidad.

Esta novela esta constituida por diecinueve capitulos; cada uno se encuentra fragmentado en situaciones, monologos interiores, conversaciones, llamadas telefonicas, recuerdos y opiniones personales que se intercalan con las intromisiones acertadisimas del narrador en tercera persona. Los comentarios de esta voz narratologica hacen planteamientos filosoficos o comentarios relacionados con lo expresado por las otras personas. En otras palabras, el narrador comenta sobre lo que se oculta en las palabras que se expresan libremente, sin tener en cuenta lo oculto tras ellas.

Para clarificar lo anteriormente dicho citaremos las frases de aliento que le da una amiga a la madre del enfermo:
   -- No hay que desesperarse, la solucion aparece cuando menos se
   piense. Con mama y mis hermanas estamos haciendo una novena por su
   salud... Ya veras. En todo caso, lo tenemos muy adentro, cuenten
   con nosotros y si en algo les podemos ayudar...(1987: 39).


A estas palabras, el narrador comenta lo siguiente: "?En que momento empieza el plural? ?En que momento no soy yo sino nosotros? ?En que instante desaparece el otro sustituidos por los otros y no se habla al otro sino a los otros? Las sumas exigen computadores electronicos, la humanidad se filtra por los telefonos" (1987: 39). Es interesante esta acotacion porque es tipico de los seres humanos involucrar a otros en nuestros propios compromisos morales y sociales; son frases que las hacemos para salir del compromiso, sobre todo cuando no se tiene nada mas que decir, pero no queremos parecer insensibles ante el dolor ajeno. Estas notas del narrador dan al texto un tono ironico porque realzan, en muchos casos, la hipocresia de las personas y por ende de la sociedad.

Este narrador se convierte en un "metasujeto" si se toman en cuenta las apreciaciones hechas por Jean-Francois Lyotard, donde indica que en el texto postmoderno: "The narrador must be a metasubject in the process of formulating both the legitimacy of the discourse of the empirical science and that of the direct institution of popular culture" (1984:34). Por lo tanto, el narrador en este texto juega un papel fundamental, porque sus opiniones o planteamientos filosoficos estan legitimando no solamente el discurso medico, que es el oficial, sino tambien el discurso popular dado por el conjunto de individuos que tienen algun tipo de opinion sobre el padecimiento de Antonio o su vida en general.

Este discurso popular se presenta de una manera totalmente fragmentada. Hay una discontinuidad narrativa, la cual obliga al lector a atar todos los cabos sueltos que se encuentran dispersos por todo el texto; como todo argumento postmoderno, se crea un collage de diferentes materiales. Las conversaciones entre los diferentes miembros de la familia no solo nos permiten aprender sobre la vida de Antonio y las posibles causas de su enfermedad, sino tambien nos dejan ver claramente el tipo de ser humano que es cada uno de ellos.

Por ejemplo, nos encontramos frente a una madre aterrorizada ante la situacion de su hijo, pretendiendo darle el amor que nunca le dio antes: "Alguien gime a mi orilla. Esos ojos me recuerdan a mi madre. Ella no es, ella no hubiera tenido tiempo para gemir. Siempre algo detras la retenia. Un nino que nace, un hombre que espera" (1987:131). Es una mujer que ha vivido una vida despreocupada, interesada nada mas que en su propio bienestar. Aprendemos, por voces exteriores, que la mujer ha tenido tres matrimonios y Antonio es hijo de su primer matrimonio; ahora, angustiada, trata de calmar su conciencia con misas, novenas y contribuciones a la iglesia. Esto conlleva, por supuesto, una severa critica de la religion desde dos perspectivas; por una parte, se critica la fe basada en la necesidad, asi, la encontramos queriendo encontrar el alivio de su hijo en oraciones fervorosas que nunca antes habia hecho: "Nunca he pedido con tanta fe..." (1987: 45). Pero la fe mas bien aqui tiene una perspectiva mercantilista. Por otra parte, se critica a los representantes de la iglesia que tratan de sacarle provecho a este tipo de situaciones:
   Orar es un acto de paciencia y humildad. Como usted sabe estamos
   construyendo una casa comunal y las personas organizadoras han
   pensado en usted. La fe debe ser siempre el apoyo de nuestras
   acciones. Le decia se ha considerado que usted podria contribuir.
   (1987: 45).


La manipulacion de las palabras ejercidas por este representante de Dios muestran un claro cinismo; el realmente no esta interesado en la situacion de esta mujer y mucho menos en la curacion de Antonio. Lo que verdaderamente esta tratando de encontrar es la forma de como canjear la curacion del joven por una cuantiosa donacion. Esta mujer es probablemente la mas afectada emocionalmente; de ahi, que no pueda ver la manipulacion que se desarrolla a su alrededor por parte de los otros miembros de la familia con relacion a la fortuna de Antonio. Su marido esta preocupado por la posibilidad de que la ex esposa de Antonio se quede con una gran parte de los bienes; por supuesto, se justifica diciendo que lo unico que le interesa es el bienestar de su mujer, quien no podria sobrevivir con menos porque esta acostumbrada a demasiados lujos: "Y Dios sabe que lo unico que me preocupa es la seguridad de ella. Yo tengo mi profesion y solo me afectare por los problemas que sufrira la pobre" (1987: 83). El descaro de este hombre es absoluto.

Asi mismo, aprendemos que las hermanas mayores de Antonio viven vidas muy distintas y distantes. Margarita, esta casada con un diplomatico y vive fuera del pais, alejada de todo y de todos, la unica relacion estrecha que ha tenido en la vida la tuvo con Antonio. Esta ha sido un enigma para todos, porque nadie sabe que secretos compartian, porque ni siquiera se pueden encontrar rastros de la correspondencia que mantenian. Lucrecia, por su parte, vive un mundo ilusorio basado en sus teorias de la metaficcion, ella cree que Antonio no era de este mundo y ahora esta depurando su cuerpo para encontrar la inmortalidad.

A la ex esposa de Antonio solo le preocupa heredar toda la fortuna que le sea posible, guardar las apariencias para mientras muere Antonio y asi poder rehacer su vida con Juan, quien no esta realmente interesado en casarse con ella, pues Juan se encuentra locamente enamorado de otra mujer, y solo trata de encontrar el momento preciso para darle la noticia: "En el ultimo mes nuestra relacion casi se ha reducido a llamadas telefonicas larguisimas y aburridas. Me limito a darle consejos para que asegure su porvenir" (1987: 90).

A estos cortes telenovelescos se unen los comentarios perversos de los vecinos, que han armando todo un circo alrededor de esta situacion. Aqui, se puede apreciar la vileza del ser humano que se complace en la desgracia de los demas:
   Tal vez sea algo peor. usted sabe esas enfermedades de la sangre.
   Verguenza les deberia de dar, ahi tiene los resultados de tanta
   cochinada que han hecho, Son bien sucios, aun cuando perfuman sus
   porquerias (1987:30).


Observese, que estos comentarios llevan implicita la envidia, si bien puede ser cierto que esas personas no llevaban una vida tan honesta; la critica deja ver el deseo tener aunque sea parte de la misma porqueria. Otros planteamientos de esta indole estan expresados por ninos que realmente traslucen una extension de la ideologia familiar, actitud con la cual se van creando seres mezquinos, parte de una sociedad decadente y en retroceso.

La enfermedad de Antonio es muy significativa porque refleja la podredumbre que rodea a los seres humanos. La sociedad ha sufrido un profundo resquebrajamiento moral: la honestidad, la honradez, la lealtad y hasta el verdadero amor han desaparecido de el. Razon por la cual la relacion familiar es duramente criticada. Los matrimonios son un fraude, una pantalla, un conjunto de infidelidades, un acomodo de conveniencias.

Al finalizar el texto, nos hallamos con un ultimo diagnostico medico que justifica la muerte del sujeto. Este ultimo discurso con el cual se concluye la narracion tiene las sutilisimas intromisiones del narrador omnisciente, para darle ese sentimiento un tanto mordaz. La causa de la enfermedad ha sido toda su vida. No hay explicaciones geneticas o fisiologicas reales. Este individuo nacio predestinado para sufrir esta terrible enfermedad. La sintomatologia que padecio al final no fue nada mas que el resultado de toda una vida hueca y vacia. Asi que: "El caso 117.720 (?Podria ser la cabala de un numero?) ya esta claro y su claridad es sencilla como todas las claridades (lo profundo fue el mejor invento del miope). ?Alguna duda?" (1987: 155).

La critica que se da al lenguaje oficial es muy perspicaz. Los argumentos usados nuevamente por el medico son incompresibles; sin embargo, son aceptados por el grupo en general que quiere continuar dentro de un mundo evasivo que se esconde en palabras al parecer profundas, pero que en la realidad son incongruentes porque "lo profundo fue el mejor invento del miope" (1987: 155). El sutil sarcasmo del narrador deja ver una sociedad muerta porque donde no hay conocimiento no puede existir vida.

La aparente objetividad con la que se ha manejado el caso de este singular paciente nos lleva a incursionar, por ultimo, en el paciente mismo. Antonio es la otra voz narrativa del texto, este es el narrador en primera persona que, dentro de su irracionalidad, nos muestra su ser interior; desde este mundo, el personaje nos habla de si mismo y, sobre todo, de Antonio como si fueran dos entidades diferentes: "Hablan siempre de un extrano al que no reconozco y al que ligan de una manera rara conmigo. Hablan de el y me miran, hablan de el y me tocan, hablan de el y me examinan" (1987: 33). El Antonio que alguna vez fue lo dejo abandonado en el mundo de la cordura, ahora el es un nuevo ser:
   Nado en el absurdo. Sin salida, se que hubo un tiempo diferente.
   Llegaba a las cosas y las cosas eran. Ahora soy solo yo,
   extranamente yo: un punto que ahora se puede extender entre las
   paredes de este cuarto. Podria no estar aqui, pero estoy para
   adquirir conciencia de la eternidad (1987:25).


Lo mas ironico es que Antonio descubre lo absurdo, lo vacio, lo mediocre de la vida en ese estado de inconciencia. Este joven que prometia tanto en la sociedad se encuentra totalmente separado del mundo concreto que lo rodea. Ha pasado a vivir dentro de otra dimension: "Por fin comprendi que eso era la vida. Un hueco en el vacio. Las manos tienen los huecos mas infinitos del mundo. En ellos cabe todo. Mas de lo que puede retener un hombre" (1987: 40). Estas divagaciones filosoficas de Antonio plantean que la vida es simple, somos los seres humanos los que creamos un mundo caotico con ella. Lythord afirma que hay una gran complejidad entre el hombre y la naturaleza (1987:11). Esa complejidad es la que Antonio ya no puede manejar. Desaparece como sujeto porque no existe comunicacion entre el y el exterior. La perdida de la memoria y conocimiento lo llevan a la muerte porque ya no tiene los mecanismos para acoplarse a las reglas del medio que lo rodean.

El cuerpo, explica Lyotard, es la caparazon del instrumento mas complejo que el pensamiento humano; por lo tanto, si el cuerpo no trabaja apropiadamente, la funcion primordial del ser humano, que es el pensamiento, no puede actuar. Por esta razon, Antonio tiene que desaparecer al final, ayudado por las compasivas enfermeras, que cansadas de el le ayudan a morir.

En conclusion, El caso 117.720 es una novela bastante compleja por la estructura fragmentada y por las voces diseminadas a traves de toda la trama. No es simplemente el contraste de dos mundos: cordura y locura; es mas bien el punto de convergencia donde se enfrentan dos realidades, la que queremos ver y la que realmente existe. La opcion, como un buen texto postmoderno la tiene el lector.

Bibliografia

Lyotard, Jean Francois. 1984. The Postmodern Condition: a report o n Knowledge. Geoff Bennington and Brian Massumi (trads.). Minneapolis: University of Minnesota Press.

Naranjo Coto, Carmen. 1987. El caso 117.720. San Jose: Editorial Costa Rica.

PhD. Mayela Vallejos Ramirez. Mesa State College, Department of Languages, English and Communication, Estados Unidos.

Correo electronico: mvallejo@mesastate.edu

Recepcion: 23-4-2009

Aceptacion: 7-5-2009
COPYRIGHT 2008 Universidad de Costa Rica
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2008 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Vallejos Ramirez, Mayela
Publication:Revista de Filologia y Linguistica de la Universidad de Costa Rica
Article Type:Report
Date:Jul 1, 2008
Words:2590
Previous Article:Las digresiones del lenguaje, mea culpa, fastidium, dubitatio, y carnaval en La Florida del Inca Garcilaso de la Vega.
Next Article:Ensenanza de Espanol como segunda lengua para adultos mayores: algunas consideraciones.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters