Printer Friendly

Ensenanzas climaticas en la obra de Kant.

Climatic lessons in Kant's work

Lecons climatiques dans les ceuvres de Kant

1. INTRODUCCION

El siglo XVIII conoce importantes avances en las disciplinas atmosfericas. Climatologia y meteorologia experimentan un impulso decisivo que permitira su consolidacion como ciencias algunas decadas despues. La explicacion, bajo los principios de la nueva fisica newtoniana, relativos a la circulacion de vientos y otros fenomenos atmosfericos, la propia mejora en los aparatos de medicion de variables meteorologicas, la validacion de las condiciones climaticas de diferentes zonas climaticas del mundo en relacion con las noticias y anotaciones de los viajes de exploradores y navegantes, situa a la meteorologia y la climatologia en el universo de las disciplinas que se veran beneficiadas por el ambiente de renovacion de las ciencias que impulsara la Ilustracion en la Europa del s.XVIII y que contara con figuras senaladas del campo de la fisica, la astronomia y la matematica, (Hadley, Reamur, Celsius, Pascal, Franklin y los espanoles Ulloa y Jorge Juan). Estos autores nos han dejado, en sus escritos, una amplia relacion de nuevas aportaciones a las disciplinas atmosfericas. Menos conocidas son las propuestas que llevan a cabo algunos filosofos ilustrados al avance de las ciencias meteorologica y climatica, pero que son realmente relevantes, bien por los intentos de interpretacion de fenomenos atmosfericos y de hechos climaticos o bien porque contribuyen a difundir y asentar conocimientos generados por la ciencia ilustrada. Todo ello permitira configurar un corpus teorico basico para la consolidacion de la meteorologia y la climatologia como disciplinas cientificas, en el marco del positivismo decimononico y en igualdad de condiciones con otras ciencias fisicas y naturales. Es el caso de los trabajos sobre ciencias naturales de pensadores como Hume, Leibniz, Voltaire, Rousseau, Montesquieu, Kant o Herder. En todos ellos, empero, y a pesar del ambiente de pensamiento ilustrado y racional en que desarrollan sus reflexiones, es cierto que se manifiesta la influencia del ambientalismo a la hora de explicar la distribucion del ser humano en la superficie terrestre y la influencia del clima en dicho reparto (Urteaga, 1993).

En la historia del pensamiento geografico, Kant apenas merece mencion en la evolucion de la disciplina que tiene lugar entre Varenio y los alemanes Humboldt y Ritter. Y su aportacion se resume en pocas lineas, senalando que impartio unas lecciones de geografia en la Universidad de Koningsberg durante varios anos, que reuniria en un tratado de "Geografia Fisica". Es una vision parcial de la aportacion del filosofo aleman al pensamiento geografico; entre otros aspectos, porque ese tratado fue el resultado de la recopilacion de apuntes de clase tomados por alguno de sus discipulos y compilados--en dos manuscritos diferentes (vid. infra)--, al final de la trayectoria academica del filosofo aleman. De manera que no es una obra concebida ab initio como un manual academico al uso. Por otra parte, el mismo titulo de la obra geografica de Kant--"Geografia Fisica"--nada tiene que ver con la conceptualizacion posterior de la rama fisica de la geografia, tal y como se entiende en la actualidad (2).

Kant tuvo el merito de reunir en sus escritos sobre "ciencia natural" conocimientos geograficos de la epoca y de apuntar explicacion de hechos y fenomenos naturales en el marco del racionalismo ilustrado en el que se desarrollara la obra del filosofo de Konigsberg. Geografia fisica es, para Kant, geografia en sentido global: la explicacion de la Tierra como morada del ser humano y de las formas diversas que presenta esta relacion dinamica entre medio y hombre. La Geografia fisica es, para Kant, la descripcion fisica del medio donde el ser humano lleva a cabo sus actividades. Como senala Ortega (2000, p. 111) para Kant la geografia fisica es el fundamento del conocimiento del mundo; y el mundo es el escenario en el que se desarrolla el juego de las habilidades del ser humano. Y ello porque como indica el filosofo prusiano en su obra "Idea de una Historia Universal en sentido cosmopolita" (1784) "la naturaleza ha querido que el hombre logre completamente de si mismo todo aquello que sobrepasa el ordenamiento mecanico de su existencia animal y que no participe de ninguna otra felicidad o perfeccion que la que el mismo, libre de instinto, se procure por la propia razon", de manera que el paso inicial para la obtencion del progreso, entendido como desarrollo de todas las diposiciones del ser humano, es el conocimiento del medio natural en el que este se desenvuelve.

Este es el interes de Kant por la geografia y el legado geografico que nos ha dejado el filosofo prusiano es digno de reconocimiento, no solo por las descripciones de lugares, ni por la incorporacion de un metodo novedoso en el analisis geografico, sino por las interpretaciones de hechos y fenomenos geograficos bajo la logica de la razon y esto sera especialmente notable en los escritos que dedicara a la explicacion de aspectos atmosfericos y climaticos.

2. UN DESTACADO INTERES POR LA DISCIPLINA GEOGRAFICA

Kant ha pasado a la historia del pensamiento humano como uno de sus filosofos mas importantes, creador del llamado "idealismo transcendental" basado en la critica y en los postulados ilustrados defensores de la razon como eje de pensamiento. Menos conocida es su faceta como profesor de geografia, a pesar de que esta tarea ocupo gran parte de su labor como profesor en la Universidad de Koningsberg.

La relacion de Kant con la geografia se desarrolla durante cuarenta anos a lo largo de la prolongada vida del filosofo aleman; desde el anuncio del primer curso de Geografia Fisica que tiene lugar en el verano de 1756 en la Universidad de Koningsberg, hasta la ultima leccion sobre esta materia que impartiria en 1796. Abarca, por tanto, toda su vida de pensamiento mas fertil.

Es frecuente encontrar en los estudios sobre la obra filosofica de Kant una division "tematica" establecida a partir de la edicion de sus obras filosoficas consideradas mas importantes (las "Criticas" (3)). De este modo, se distingue entre una etapa "pre-critica" (1755-1781) y una posterior "critica" (1781-1790). En este contexto, la obra geografica de Kant discurre en los dos periodos y recogera, por tanto, influencias de ambos, especialmente de la etapa "pre-critica" en la que Kant reflexiona sobre las cuestiones del espacio y del tiempo, asi como de diversos aspectos de la Naturaleza.

El interes de Kant por los temas de la Naturaleza llevara al filosofo a elaborar una serie de escritos, de gran interes en el contexto de evolucion epistemologica de las ciencias naturales. Estos escritos que dedica el filosofo a la reflexion sobre cuestiones de la Naturaleza comprenden quince manuscritos sobre temas diversos (4): mecanica y sus efectos sobre la Naturaleza; rotacion terrestre y alteracion entre el dia y la noche; evolucion historica de la Tierra; causas y efectos de los terremotos, a raiz del ocurrido el 1 de noviembre de 1755 en Lisboa; teoria del Cielo, meditaciones sobre el fuego; teoria de los vientos; reflexiones sobre el caracter humedo de los vientos del oeste que circulan sobre el Atlantico; teoria sobre las bolas de fuego; reflexiones sobre los volcanes en la Luna y sobre la influencia de la Luna en el tiempo atmosferico. Y a ellos se unira los denominados "apuntes" de Geografia Fisica que en realidad son textos recogidos por discipulos del filosofo, puesto que Kant nunca recopilo un manuscrito que pudiere ser editado, como tal, y seguido como manual de referencia en sus cursos universitarios de geografia, como era costumbre en la universidad ilustrada.

No es extrana esta relacion de Kant con la disciplina geografica, en el contexto de la epoca de la Ilustracion en la que el filosofo aleman desarrolla su obra, y mucho menos en el propio decurso de la reflexion kantiana, desde sus primeros momentos.

Kant siempre tuvo un interes por el desarrollo de las dos disciplinas que consideraba basicas en el universo del conocimiento del ser humano: la historia y la geografia (5). Ambas suponen el estudio de dos variables fundamentales en el sistema de coordenadas de conocimiento del ser humano: el tiempo y el espacio. Se trata de conceptos esenciales para la comprension cientifica de las cosas, segun Kant. Desde el nivel mas bajo de conocimiento, que implica advertir las representaciones producidas por la accion de las cosas en nuestros sentidos, es necesario contar con un sistema de relaciones en el espacio y en el tiempo para poder tener sensaciones de las mismas. El espacio y el tiempo permiten la diversificacion y la unificacion de la materia indeterminada de la apariencia. Ambas variables son condiciones necesarias "a priori" de la experiencia sensible y ello permite ordenar la intuicion empirica. Como senala Russell (2010), los hechos de la geografia y de la historia son para Kant proposiciones empiricas, es decir, no es posible conocerlos salvo con ayuda de la percepcion sensitiva, bien propia o bien de alguien cuyo testimonio se acepta.

Pero Kant va mas alla y otorga "condicion" al tiempo y el espacio en la distincion entre los sentidos externos o percepcion de los objetos que estan fuera del ser humano y el sentido interno por medio del cual percibimos estados internos sobre esos objetos. En este sentido, el espacio es la forma de todas las apariencias externas: todos los objetos externos al ser humano tienen que ser representados como existentes en el espacio; el tiempo, por su parte, es la forma propia del sentido interno, de la intuicion de nosotros mismos y de nuestro estado interno. Es esta segunda condicion,--el tiempo como condicion formal de toda aparicicia-, la que prima en el sistema del conocimiento humano de las cosas. Espacio y tiempo son, para Kant, intuiciones "a priori" para el conocimiento de las cosas, no son resultado de la experiencia. Este aspecto aparta al filosofo aleman de la concepcion de Hume sobre el aprendizaje. Kant distingue entre apariencia y realidad a la hora de conocer un objeto, un hecho, puesto que puede haber realidadesque no afectan a los sentidos, que no pertenecen a la realidad empirica y, en ese caso, "no pueden ser" en el espacio y en el tiempo. La apariencia de las cosas, para Kant, no es que "parezcan" estar en el espacio, es que "son" en el espacio y en el tiempo. Si no, no son realidades empiricas. No hay equivocos en cuanto al mundo sensible: el espacio y el tiempo son las formas y las condiciones de la experiencia externa e interna, es decir, del mundo exterior e interior (Belaval, 1982). Para el filosofo aleman, el mundo exterior solo produce la materia de la sensacion, pero nuestro aparato mental ordena esta materia en espacio y tiempo y proporciona los conceptos por medio de los cuales entendemos la experiencia (Russell, 2010). Espacio y tiempo son para Kant, subjetivos; son parte de nuestro aparato de percepcion; no son conceptos, son formas de intuicion, son formas a priori (6).

El espacio, para Kant, cumple cuatro condiciones: 1) no es un concepto empirico abstraido de experiencias externas; se presupone al referir las sensaciones a algo externo. 2) es una representacion necesaria a priori, que esta por debajo de todas las percepciones externas, puesto que no podemos imaginar que no haya espacio. 3) solamente hay un espacio; si hablamos de "espacios" nos referimos, realmente, a partes de un solo espacio. 4) es una magnitud infinita dada y, por ello, es una intuicion (7). Estas cuatro condiciones son esenciales dentro del sistema de conocimiento del ser humano.

Esto enlaza con la concepcion kantiana del conocimiento humano que para el filosofo de Koninsgberg nace de dos fuentes principales: la facultad de recibir impresiones de los objetos y la facultad de pensar los objetos por medio de conceptos. Ambas facultades de complementan para el conocimiento de las cosas. Como indica el propio Kant "los pensamientos sin contenido son vacios; las intuiciones sin conceptos son ciegas". En palabras de Ortega, el filosofo aleman, "ve el mundo no directamente, sino reflejado en su yo, convertido en hecho de conciencia, en imagen o idea". (Ortega, 1983)

Y en este sentido, Kant afirmara que es posible una ciencia pura de la naturaleza; esto es, aquel conocimiento de los objetos que hay en ella que son a la vez resultado de la experiencia y, al mismo tiempo, responden a unas condiciones "a priori", a unas leyes universales de la naturaleza cognoscibles "a priori". Estas leyes son impuestas por el ser humano, pero al mismo tiempo objetivas porque son validas para todo el ambito de la experiencia, o sea, para la naturaleza en cuanto medio de los objetos posibles de la experiencia. Y ello es asi porque el entendimiento es capaz de conocer por sus conceptos y juicios cosas que no son dadas en la experiencia y de conocerlas en su categoria de "en si" y no como fenomenos dados en el espaco y en el tiempo. El entendimiento adquiere, pues, una completa autonomia frente a la intuicion (Belaval, 1982). Y asi se adquiere un conocimiento perfecto de las cosas (vid. Figura 1).

[FIGURA 1 OMITIR]

Para Kant la naturaleza es un estado primitivo a superar por el ser humano o la humanidad. En su concepcion teleologica de la naturaleza Kant nos habla de las tres funciones que esta cumple: el designio de realizarse a plenitud, la valoracion etica que sobre ella debe tener el ser humano y que le debe impedir ir contra sus designios y, por ultimo, la garantia de progreso humano y de obtencion la paz perpetua. No obstante el ser humano, mediante el empleo de la razon, del pensamiento liberador que persigue la Ilustracion, puede ayudar a convivir con esta concepcion finalista de la Naturaleza. Y este proceso discurre a lo largo de la Historia, que es, en definitiva, una realizacion paulatina de los fines ideales que prescribe la razon practica; es el espacio del desarrollo de las potencialidades humanas y de la unificacion de las acciones conducidas hacia el fin de la razon impuesto en la naturaleza y corresponde a la razon practica elucidar y enunciar ese fin.

En este contexto hay que entender el interes de Kant por la geografia. El ser humano debe conocer los hechos que estan--y son--en el espacio; y esos hechos, a menudo complejos, deben organizarse, jerarquizarse para poderlos entender. Los objetos de percepcion son causados, para Kant, por "cosas--en-si", esto es, por sucesos del mundo fisico (Russell, 2010). Y, ademas estos sucesos no son inmutables, son cambiantes en el tiempo, y en ese cambio, propio de la evolucion de los fenomenos de la Naturaleza, ha podido jugar un papel destacado el ser humano, de ahi la necesidad de su estudio dentro de la disciplina geografica. Lo objetivo, los hechos, en la filosofia kantiana, solo tienen sentido si hay alguien que los busca, si hay alguien que va hacia ellos. Y este alguien es la vida humana como razon vital. Para Kant, "la vida del hombre es en su raiz ocuparse de las cosas del mundo, no consigo mismo." (Ortega y Gasset, 1983)

En efecto, Kant cree necesario que en el estudio de la Geografia fisica se incluya al hombre como uno de los fenomenos que produce cambios en el medio (Glacken, 1996). De manera que el concepto de Geografia fisica de Kant es, en suma, el concepto de geografia como estudio del medio fisico y la accion del hombre sobre aquel, que quedaria plenamente asentado en la disciplina geografica a partir de la obra de Humboldt.

Para Kant ensenar geografia significa ensenar a conocer "el gran laboratorio de la naturaleza, sus instrumentos, sus tentativas" (Fatone, 2003). Sin conocimientos geograficos, el ser humano queda limitado; con ellos descubre que mas alla de todas las diferencias es "hijo de la Naturaleza". Nada cultivara y formara mejor el buen sentido del ser humano que los conocimientos geograficos segun el filosofo aleman.

Y ello desde la premisa basica del caracter dinamico de la Tierra y de superacion de la idea de designio extendida en el pensamiento occidental desde epoca griega, lo que llevara a Kant a afirmar que "la historia de la Tierra resulta de acontecimientos historicos, no de causas finales" o, mas alla, "la historia del hombre se desarrolla sobre un planeta que tiene su propia historia" y a subrayar que la superficie terrestre no esta hecha como fin para el hombre, no es el resultado de un designio, es un producto de la historia geologica (Glaken, 1996, 494-5). Este ultimo aspecto llevara al filosofo a incorporar algunos epigrafes en su Geografia Fisica, dedicados a explicar la evolucion de la Tierra y de sus condiciones ambientales.

Con estas ideas sobre el espacio y el papel de la geografia para Kant debe interpretarse el propio contenido y la importancia de las lecciones de "Geografia Fisica" que nos dejo el filosofo aleman en la evolucion posterior de las disciplinas cientificas vinculadas con el analisis y descripcion de los hechos que se dan en la Naturaleza.

Un profesor universitario que imparte clases de geografia durante cuarenta anos de su vida academica, que recopila los conocimientos existentes de esta disciplina en unos apuntes manuscritos--aunque nunca los editaria personalmente como tratado--y que en esos apuntes incluye aportaciones novedosas para la explicacion de hechos y fenomenos de la Naturaleza puede ser considerado, con todo merecimiento, un geografo; uno de los autores basicos en la consolidacion de la geografia como ciencia. Como indica Ortega (2000), el rastro de Kant forma parte del proceso de fundacion de la geografia moderna, como disciplina puramente descriptiva y como disciplina del escenario terrestre. Kant marca el transito necesario entre la representacion del mundo cosmografica y cartografica de Varenio y los ensayos de Humboldt que daran integridad cientifica a la disciplina geografica.

3. LA GEOGRAFIA FISICA DE KANT: MANUSCRITOS QUE SE COMPLEMENTAN

A la hora de valorar las ensenanzas y aportaciones de Kant en el campo de la meteorologia y climatologia es preciso conocer el contexto en el que se produce la recopilacion de materiales que culminaria en la edicion de la "Geografia Fisica" y que no estuvo exenta de vicisitudes. En efecto, en 1801, dos discipulos de Kant, Johann Jakob Wilhelm y Giottgried Vollmer publicaron, sin el permiso del filosofo, un primer volumen de una obra bajo el titulo de "Geografia Fisica". La edicion completa de esta obra, en cuatro volumenes, se llevaria a cabo entre 1801 y 1805. Ediciones posteriores, revisadas, de estos textos se editarian bajo la etiqueta "Joh.Jak.Wilh-Vollmers Physical Geografphy based on Kantian ideas" hasta 1817. El propio titulo de estas ediciones manifiesta su caracter de libro no autorizado por el propio filosofo. Este hecho movio a Kant, en sus ultimos anos de vida, a permitir la edicion de sus apuntes sobre Geografia Fisica. Dada la delicada salud del filosofo, ya septuagenario en el transito del siglo, confio la labor de recopilacion a su amigo y profesor de Teologia en la misma Universidad de Koningsberg, Friedrich Theoder Rink.

En la labor de compilacion del manuscrito, Rink tuvo como documento base unos apuntes propios (8) del filosofo que este le cedio para llevar a cabo este empeno; pero ademas pudo consultar varias transcripciones de apuntes tomados por estudiantes durante los anos de imparticion de sus lecciones de geografia (9). En 1802, Rink edito, en Koningsberg, las lecciones de geografia de Kant bajo el titulo "Immanuel Kants Physische Geographie". La publicacion de este volumen no deja de sorprender a algun estudioso (10) de la obra de Kant, al considerar que Kant nunca dictaba apuntes, de forma literal, en sus clases que si resultaban atractivas y pudieron mantenerse como curso ofertado durante cuarenta anos era, precisamente, por el caracter ameno, repleto de ejemplos y anecdotas, que el filosofo aleman imprimia a los temas tratados. Del manuscrito editado por Rink se critica tambien que los apuntes de los alumnos consultados, junto al propio manuscrito que le cedio Kant, correspondian a una epoca muy temprana de imparticion de las lecciones del filosofo; amen de otros debates existentes sobre los problemas de la traduccion al ingles del propio texto en aleman de Rink. Entre 1911 y 1913, Enrich Adickes llevaria a cabo una nueva edicion del texto de Rink, tras un proceso de depuracion de las fuentes manejadas originalmente por aquel (11).

En el presente trabajo se han manejado las dos versiones senaladas de la Geografia Fisica de Kant: la de Wilhelm-Vollmer (12) y la de Rink. No son manuscritos exactamente iguales y en el primero se incluyen apartados que complementan al segundo. Como se indicara mas adelante, el contenido de las ensenanzas climaticas de Kant solo puede entenderse en su totalidad si se analizan los dos textos. Y, en general, esto es aplicable al resto de contenidos de la Geografia Fisica, puesto que el manuscrito de Wilhelm-Vollmer contiene aspectos relativos a concepto y metodo de trabajo de la geografia que no se contienen, o al menos no de forma tan detallada, en la version de Rink.

La Geografia Fisica de Kant se organiza en dos volumenes y tres partes principales. En el primer volumen se incluye, tras una introduccion y un apartado de conceptos matematicos preliminares, la Parte Primera de forma integra. En ella se abordan los tres elementos principales de la Naturaleza (agua, tierra y aire) y se incluye un interesante apartado, al final, sobre la historia de "los grandes cambios que ha experimentado y sigue experimentando la Tierra". A esta Parte Primera la denominara Kant, "Parte General", frente a las restantes dos partes de su obra (Partes Segunda y Tercera) que recibiran la denominacion de "Parte Particular", donde se contiene la explicacion de "los productos y criaturas de la Tierra". Las reflexiones y teorias explicativas sobre los fenomenos de la Naturaleza que se incluyen en la Parte Primera ("parte general") de la Geografia Fisica forma, tal vez, el contenido mas innovador de la obra de Kant, donde hay aportacion propia en la explicacion de los hechos que se dan sobre la superficie terrestre.

El segundo volumen de la Geografia Fisica, el mas extenso, esta destinado, por tanto, a la descripcion de "lo que se encuentra sobre la Tierra" (Partes Segunda y Tercera). Para ello, Kant sigue una linea expositiva, propia del racionalismo ilustrado, y organiza la presentacion de los hechos que hay sobre la superficie terrestre en relacion con los grandes reinos de la Naturaleza, esto es, seres humanos, reino animal, reino vegetal y reino mineral (Parte Segunda). Por ultimo, en la Parte Tercera de la Geografia Fisica, Kant realiza un ejercicio de geografia descriptiva de los cuatro continentes reconocidos en su epoca (Asia, Africa, Europa y America), con explicacion y comentarios de los paises mas representativos o de los que se tenian mas noticias. Es de senalar que las tierras de lo que conocemos como Oceania, se reducen al comentario, en unas breves lineas, de Nueva Holanda (Australia) dentro del capitulo dedicado a Asia.

En este segundo volumen se muestra, como senala Ortega (2000), la endeblez de las descripciones de Kant, la ausencia de una concepcion o esquema basico, la mezcla de datos sobre poblacion con informaciones pintorescas de rango etnografico muy elemental que, frente a lo senalado para el primer volumen ("parte general". vid supra) no permite caracterizar al filosofo aleman como un geografo moderno. De manera que, la descripcion que acompana las Partes Segunda y Tercera de la Geografia Fisica, nos habla de un Kant que "no inicia la moderna geografia sino que culmina la vieja representacion del mundo medieval" donde persiste el genero de transmision escrita de maravillas, portentos y cosas notables. Debe recordarse que Kant muy rara vez salia de su ciudad natal y las referencias a hechos de los reinos de la naturaleza o de los continentes y paises que se describen, son un ejercicio de sistematizacion de las multiples lecturas y noticias recopiladas por el filosofo a lo largo de los anos de explicacion de su Geografia Fisica en la Universidad de Koninsberg, pero no de un conocimiento de primera mano.

De manera que, en sintesis, se puede hablar de innovacion, en la Parte Primera de la Geografia Fisica, y de tradicion, en las otras dos partes a la hora de valorar la aportacion a la disciplina geografica que se contiene en la obra geografica editada de Kant. Es innovador en la explicacion de procesos de la Naturaleza, pero tradicional en la descripcion de los hechos que se dan sobre la superficie terrestre. Eso, si, no se puede negar un exhaustivo trabajo de documentacion a la hora de preparar los materiales que son la base de las lecciones de geografia que impartio y que iba actualizando, con anotaciones propias al margen, conforme actualizaba sus lecturas.

En efecto, la Geografia Fisica de Kant bebe de fuentes diversas a la hora de configurar las diferentes partes de su manuscrito. Es fundamental la influencia de Varenio y de su compendio de Geografia General en la obra del filosofo aleman. En realidad, la propia estructura de la Geografia Fisica de Kant sigue una distribucion tematica similar a la Geografia de Varenio (vid. tabla adjunta) y puede llegar a parecer una sintesis de la magna obra de Varenio en las cuestiones de geografia general. Ademas, la division en 3 partes en que se organiza la Geografia Fisica de Kant corresponde a la division de la disciplina geografica establecida por Varenio en su Geographia Generalis (cap. I), esto es:

--Geografia General, con exposicion de la forma, figura, tamano y divisiones de la Tierra, que vendria a ser una geografia geometrica al modo establecido desde epoca griega (Parte Primera de la Geografia Fisica de Kant)

--Geografia Respectiva, con explicacion de los accidentes y observaciones de lo que contiene la Tierra a modo de "geografia fisica o naturalista" propiamente dicha. (Parte Segunda de la Geografia Fisica de Kant)

--Geografia Comparativa, que corresponderia con lo que seria una geografia regional (Parte Tercera de la Geografia Fisica de Kant).

Como sabemos Varenio desarrollo la parte general en su obra geografica, pero no las otras dos y es en aquella donde se encuentran paralelismos en la distribucion tematica de los contenidos tratados por Kant, que vienen a ser, en muchos casos, una sintesis de los apartados sobre estas cuestiones generales de la Geografia, incluidos en la Geographia Generalis de Varenio. Hay, sin embargo, un extenso apartado sobre "geografia matematica", donde Varenio aborda la descripcion detallada de los conceptos de latitud, longitud, zonas y klimatas, asi como la representacion cartografica de la superficie terrestre, que Kant no trata en su Geografia Fisica (vid. Tabla 1).

Y, junto a la referencia esencial de Varenio en su obra, Kant conoce tambien los trabajos de cientificos, pensadores, historiadores y geografos destacados de su epoca. Entre ellos, los del naturalista, matematico y erudito frances, Georges Louis Leclerc, conde de Buffon, las disertaciones del filosofo Montesquieu, los del matematico y filosofo Leibniz, los apuntes del filosofo Christian Wolff, que ejercio una gran influencia en Kant y los de los fisicos y naturalistas Carl Linne, Rene Antoine Reaumur o Edmund Halley de gran ayuda para la preparacion de sus anotaciones sobre cuestiones atmosfericas en la Geografia Fisica. Y, junto a ellos, Kant tambien se refiere en su obra geografica a los trabajos del matematico, astronomo y fisico Johann Lulofs, profesor en la Universidad de Leiden; del ornitologo danes Erik Pontoppidan; del minerologo Johann Heinrich Gottlob von Justi; del geografo e historiador Thomas Salmon; del naturalista y geografo Johann Georg Gmelin, profesor de la Universidad de Tubingen, especialista en Asia; del buen conocedor de la realidad etiope Hiob Ludolf; del historiador Peter Colbe; del pensador Johann Georg KeyPler, especialista en geografia de Europa; del teologo, educador y geografo aleman en la Universidad de Halle-Wittenberg, Anton Friedrich Busching; del geografo Johann Bernhard Muller, experto en territorios polares. Todos estos autores son citados por Kant en los diversos apartados de su texto. Asimismo, Kant consulta la Enciclopedia (1751-1772) de Diderot, dAlambert y Le Rond.

La tabla adjunta (vid. Tabla 2) reune los autores que fueron referencia para Kant, con especial detalle de aquellos que elaboraron obras sobre geografia general o geografia descriptiva y que resultaron basicos para la confeccion de los apuntes de Geografia Fisica de Kant.

El gran merito de la Geografia Fisica deKant fue el de ser, para su apoca, la obra de sistesis editada, mas exhaustiva y actualizada, sobre conocimientos de geografia existentes en la segunda mitad del siglo XVIII, y de incorporar ideas propias en la explicacion de hechos del medio fisico que eran novedosas en aquel momento y suponen, pues, un avance notable en el proceso de consolidacion como ciencia de la disciplina geografica y, en especial de sus ramas de analisis del medio fisico, muy particularmente de la climatologia.

4. AVANCES EN METEOROLOGIA Y CLIMATOLOGIA DURANTE EL SIGLO XVIII

El siglo XVIII trae una serie de avances de gran importancia para las ciencias atmosfericas, que resultaran fundamentales para consolidacion de la meteorologia y climatologia como disciplinas cientificas. Estos avances se refieren a la mejora en el instrumental y sistema de medidas de elementos climaticos, al establecimiento de las primeras redes de observacion, a la explicacion de fenomenos atmosfericos y mecanismos de circulacion general y, por ultimo, a la interpretacion del reparto de climas en la superficie terrestre y a la influencia de estos en los seres humanos. Kant sera consciente de esos avances, como manifiestan los autores citados y y las obras de consulta que el filosofo cita en el apartado dedicado a la "Atmosfera" de su Geografia Fisica.

En efecto, desde mediados del siglo XVII y en las primeras decadas del XVIII una serie de investigadores contribuiran al perfeccionamiento y sistematizacion del instrumental y unidades de medida meteorologicas. Asi, por ejemplo, antes de que concluya el siglo XVIII se dispone de las cuatro escalas termometricas mas difundidas, esto es, las de Fahrenheit (1724), con importante perduracion aun en el ambito anglosajon, Reamur (1730), Celsius y la escala centigrada, estas dos ultimas tenidas erroneamente por equivalentes. Hay que recordar que Anders Celsius propuso en 1742 el uso de una escala donde se atribuia el valor 100 al punto de fusion del hielo y 0 al de ebullicion del agua, es por tanto inversa a la denominada "centigrada". Esta ultima seria difundida en Suecia tres anos despues por Linneo, aunque ya habia sido manejada en esta posicion por Jean-Pierre Christi en Francia en 1743, en su famoso "termometro de Lyon" donde asigno el valor 0 al punto de fusion del hielo y 100 al de ebullicion del agua.

El resultado de la puesta a punto del instrumental meteorologico favorecera el desarrollo de observaciones atmosfericas sistematicas durante la segunda mitad del siglo XVIII y, sobre todo, en el ultimo cuarto de esa centuria, cuando se proponen los primeros embriones de redes o servicios meteorologicos de escala europea, como la organizada por la Sociedad Meteorologica del Palatinado (1780). En la creacion y consolidacion de estas redes de observacion meteorologica jugaran un papel destacado las Sociedades de Medicina, debido a la relacion entre el desarrollo de enfermedades y las condiciones atmosfericas de un territorio. Esta relacion encontrara argumento filosofico dentro del ambientalismo que cultivaran algunos ilustrados de la epoca (vid. infra).

En esta centuria se formulan una serie de leyes y principios fisicos que resultaran de suma importancia para la consolidacion de la ciencia meteorologica. Es el caso de los hallazgos de Dalton sobre mezcla gaseosa y de Gay-Lussac (1802) acerca de la dilatacion de los gases. Parecida importancia tienen en lo que respecta al viento los estudios de Hooke y Halley, y los de Castelli sobre las precipitaciones.

En relacion con esta serie de avances se encuentran los intentos de explicacion de la circulacion atmosferica general. La formulacion de modelos de circulacion atmosferica general se debe, principalmente, a los ingleses y, en particular, a Edmund Halley y George Hadley. El primero habia propuesto, en 1688, un primer mapa de vientos a escala planetaria y en sus estudios centra la atencion en una serie de aspectos esenciales, tales como el grado de incidencia de la rotacion terrestre en la circulacion atmosferica, y plantea como incognita la existencia de las calmas ecuatoriales. Llama la atencion asimismo sobre el caracter estacional de los monzones y esboza una hipotesis erronea sobre circulacion de vientos planetarios, pero llamada a tener una extraordinaria vigencia por su caracter didactico, denominada "chimenea ecuatorial".

Unos anos antes, en 1684, el Dr. Martin Lister habia publicado en la revista Philosophical Transations un articulo dando una explicacion curiosa sobre el origen de los vientos alisios. Segun su teoria los "trade-winds" estaban causados por el "constante aliento de las algas" ("sargessa", lenticula marina) en el oceano" y su direccion estaba originada por el movimiento general del mar en la zona tropical. En esos anos, el Dr. Gordon ofreceria otra hipotesis sobre el origen de los trade-wind. Segun este medico ingles los alisios se forman en la zona ecuatoral debido a la menor gravedad del aire alli existente que hace que no siga el normal movimiento de rotacion de la Tierra (de Oeste a Este) como ocurre en latitudes medias sino que se desplace en sentido contrario y genere una brisa continua de este a oeste entre los tropicos.

En 1735 Hadley propondra un modelo de circulacion atmosferica general, cuya conclusion basica es que en el hemisferio norte el flujo de vientos es norte-sur y a la inversa sucede en el hemisferio austral. Particular interes muestra Hadley en justificar el rumbo de los alisios; considera que la incurvacion hacia el oeste de los alisios resulta de la incidencia de la rotacion terrestre y del incremento de velocidad lineal a medida que se pierde latitud.

[FIGURA 2 OMITIR]

En 1771, la primera edicion de la Enciclopedia Britanica incluiria, dentro de la voz "pneumatics" (neumatica, estudio del aire), una explicacion del movimiento de los vientos regulares que soplan en el ambito intertropical, los denominados "tradewinds". En dicho texto se indica, recogiendo plenamente las ideas de Hadley, que los vientos alisios estan originados por dos causas (termica y dinamica): "One is the great heat of the equatorial region, by which alone would be produced a constant north or south wind. The other is the diurnal revolution of the earth, which would cause a perpetual tendency of the air in these warm regions from east to west" (13). De la combinacion de estas dos causas resulta la formacion de los vientos alisios (tradewinds) que soplan de forma constante desde el SE o desde el NE. No obstante, para justificar la direccion que adquieren los alisios en algunas zonas costeras del planeta, donde se convierten en vientos de norte o de sur, segun el hemisferio, se senala como origen el menor protagonismo que puede tener una de estas dos causas en esos territorios o bien la influencia ejercida por la presencia de factores locales como altos relieves (vid. Figura 2).

Se registra, asimismo, en este siglo avances en la descripcion de fenomenos meteorologicos y en la descripcion de la diversidad de climas terrestres. En relacion con los primeros sobresale la explicacion que se da a los ciclones tropicales por parte de Varenio, en su Geografia general, y, con posterioridad, del corsario Dampier, quien describira un tifon en el Mar de la China; el marino Langford describe cinco huracanes en el Caribe. Antes de finalizar el siglo XVIII, Franklin se preocupara de la misma tematica y hara aportaciones basicas para el conocimiento de la electricidad atmosferica y sus manifestaciones.

El s. XVIII ademas viene marcado por la aparicion de la teoria de los climas y el origen del ambientalismo, aspectos de amplia relevancia por el amplio numero de seguidores de estas ideas, donde se conjugan los hechos climaticos y los razonamiento filosoficos sobre la distribucion del ser humano en la superficie terrestre. Estas dos cuestiones encuentran su marco conceptual en las obras de Buffon y Montesquieu. La influencia del clima en la explicacion de las diferencias humanas, politicas y culturales del orbe terrestre fue un asunto comun entre los tratadistas europeos del s. XVIII. Tres campos centraran lo esencial del ambientalismo o deterninismo del factor climatico en el s.XVIII: a) La teoria etio-patologica, que hunde sus raices en el legado hipocratico, segun la cual las condiciones meteorologicas son uno de los factores determinantes de la salud humana y las diferentes caracteristicas que aquellas presentan en la superficie terrestre permite establecer categorias de salubridad de los distintos ambitos geograficos; b) La teoria de las razas, que explica la diversidad espacial de la especie humana en funcion de los rasgos que presenta el clima en cada lugar. Buffon, en su Historia Natural, llega a afirmar que las razas no son una entidad esencial y definida, sino el producto superficial y mudable del clima y los modos de vida; y c) una reflexion historico-politica, que explica la diversidad cultural de las diferentes regiones del mundo como efecto de los rasgos climaticos de cada una de ellas. En El Espiritu de las Leyes, Montesquieu afirmara que el clima gobierna temperamento y costumbres, subrayando la influencia del ambiente climatico en la aparicion y persistencia de formas culturales (Urteaga, 1993).

Aunque estas ideas del ambientalismo climatico serian cuestionadas por diversos pensadores ilustrados es cierto que la mayoria de textos de la epoca dedicados a explicar la distribucion del ser humano sobre la superficie terrestre manifiestan la influencia de esta manera de entender las relaciones entre el medio y el hombre, incluido el propio Kant en su Geografia Fisica. Esta forma de plantear el reparto de grupos de poblacion en los diferentes espacios geograficos de la Tierra perdudara, como se sabe, hasta bien entrado el siglo XX, derivando hacia posiciones realmente extremas (p.e. Semple o Huntington).

5. ENSENANZAS Y APORTACIONES A LAS CIENCIAS ATMOSFERICAS EN LA OBRA DE KANT

Como se ha senalado, el analisis de las ensenanzas y aportaciones climaticas en la Geografia Fisica de Kant debe manejar, para disponer de una vision completa de los conocimientos impartidos en el aula por el filosofo aleman, el contenido de los dos manuscritos editados de la obra del filosofo aleman: el de Wilhelm-Vollmer y el de Rink. Y aunque es el manuscrito de Rink el que se reconoce como mas propio y fidedigno de la obra de Kant, al estar compilado a partir de un bloque de apuntes del propio filosofo aleman, el primero incluye algunos contenidos de gran interes, relativos a diferentes tipos de meteoros existentes que complementan las ideas del filosofo sobre la atmosfera, su dinamica y sus elementos, asi como sus manifestaciones climaticas y la propia evolucion del clima terrestre.

La tabla adjunta (vid. Tabla 3) recoge los contenidos sobre aspectos meteorologicos y climaticos que se incluyen en las dos versiones de la Geografia Fisica de Kant.

Junto a los apartados dedicados en la Geografia Fisica, que forman el grueso fundamental de las ensenanzas climaticas e la obra de Kant, no pueden obviarse, como se ha senalado, otros escritos sobre la tematica atmosferica que se incluyen en los trabajos sobre cuestiones de la Naturaleza del filosofo. Es el caso del ensayo sobre la teoria de los vientos (1756) o el relativo a "el porque del caracter humedo de los vientos del oeste en nuestras regiones" (1757) que sirvio de anuncio y prologo a la serie de lecciones de Geografia Fisica que Kant comenzaria a dar regularmente en la Universidad de Koningsberg a partir de ese ano. A ellos se une, en los anos finales de su trayectoria universitaria, el tratado sobre la "influencia de la Luna en el tiempo atmosferico" (1794).

De entrada hay que senalar que las ensenanzas sobre la atmosfera terrestre que se incluyen en la Geografia Fisica de Kant, pueden entenderse como el primer manual de meteorologia y climatologia moderno, con unos contenidos estructurados de forma logica, siguiendo un sistema de organizacion propio del racionalismo ilustrado, y donde se persigue la explicacion de fenomenos a partir de las nuevas ideas de la fisica de Newton. Este es, sin duda, la mayor aportacion de Kant a la ensenanza de los tiempos y climas en su epoca: la organizacion sistematizada de conocimientos reunidos en un texto unico. Desde la Meteorologia de Aristoteles (s. IV a.C) no se disponia de un cuerpo unico editado y con notable aportacion propia sobre esta tematica. Es cierto que en el s. XVI se habia editado aportaciones extensas con explicacion de fenomenos atmosfericos y hechos climaticos en las obras de algunos cronistas de Indias: Gonzalo Fernandez de Oviedo, Pedro Cieza de Leon y, por encima de ellos, el padre Jose de Acosta. La propia Geographia Generalis de Varenio incluira, como se ha senalado, tres capitulos dedicados a la explicacion de aspectos atmosfericos. En el s. XVIII aparecen escritos con contenidos climaticos, de enorme rigor, en relacion con la nautica (Jorge Juan, Antonio de Ulloa) o los viajes al Nuevo Mundo (La Condomine, Bouguer), asi como articulos con explicacion de aspectos meteorologicos que se editaran en las revistas cientificas importantes del momento (Philosophical Transactions) o en las propias "Enciclopedias" que se van editando a lo largo de dicha centuria (Cyclopaedia, 1728; LEnciclopedie de Diderot y DAlambert, 1751-72; Enciclopaedia Britannica, 1771).

Y junto al mismo caracter de compilacion de conocimientos atmosfericos de la epoca, la gran aportacion de Kant son los intensos de explicacion propia de fenomenos atmosfericos y hechos climaticos, en particular, de los aspectos relativos al movimiento del aire.

Es posible sintetizar las principales aportaciones y ensenanzas en materia climatica del filosofo aleman en los siguientes aspectos:

--Tres zonas climaticas y tres capas atmosfericas

--El viento, elemento climatico mas destacado

--Temperaturas

--Otros meteoros

--Evolucion del clima terrestre

a) Tres zonas climaticas y tres capas atmosfericas. En las primeras paginas de la Geografia Fisica, Kant recoge la herencia aristotelica de division de la superficie terrestre en 3 "zonas" termicas: a) la zona torrida, situada entre los dos tropicos y divididas en dos por la linea ecuatorial; b) las dos zonas templadas, situadas entre la zona torrida y los circuios polares, llamada asi "porque es alrededor de su centro donde la mayor parte de la gente y de las especies animales pueden vivir" (14), y c) las dos zonas frias entre los circulos polares y los polos.

En la breve explicacion de estas zonas hay, sin embargo, dos cuestiones muy significativas que merecen destacarse. Al tratar la zona templada se indica que en los lugares de esta zona proximos a los tropicos, en ambos hemisferios, hace mas calor que en el propio ecuador. Recoge Kant las aportaciones que varios cronistas de Indias y algunos viajeros senalarian desde el siglo XVI a este respecto, porque en efecto en la franja de tierras proximas a la linea tropical las temperaturas son, en su conjunto, mas altas que en en las proximidades del Ecuador. Ello frente a las ideas existentes con anterioridad en las que, siguiendo el criterio de Aristoteles y de algunos pensadores griegos anteriores a el, aceptaban la inhabitabilidad de la zona torrida porque se pensaba que era la mas calida de la Tierra (Olcina, 2014). No obstante. Ahora bien, el argumento que maneja Kant para explicar el mayor calor en las tierras proximas a los tropicos frente a las existentes en las proximidades de la linea equinoccial es, esencialmente, la altura del Sol que, segun el filosofo aleman, hace que en los tropicos los dias sean mas largos que en el Ecuador "donde dia y noche son siempre iguales" (15). En su explicacion no senala, en ningun caso, la causa principal de este hecho termico que es el desarrollo de una banda nubosa termoconvectiva en las tierras proximas al Ecuador, frente al mayor numero de dias sin apenas nubosidad de las franjas tropicales donde reina la subsidencia subtropical. Tampoco alude Kant a la diferencia termica entre el dia y la noche en esta franja subtropical, frente a la menor oscilacion diaria en las tierras proximas al Ecuador. De manera que su justificacion, loable para su epoca, seria desmontada a lo largo del siglo XX, cuando se empezaron a conocer con detalle los rasgos de la circulacion atmosferica en el ambito intertropical.

Por otra parte, Kant realiza una integracion de las zonas" y los "klimata" o franjas de division territorial establecidas en funcion de la duracion del dia en ellas, a la hora de justificar la existencia de estas tres zonas. En efecto, senala el filosofo que estas zonas estan determinadas en relacion con la duracion del dia en ellas, de manera que en la zona torrida, como se ha senalado, el dia y la noche tienen una duracion similar y, asimismo, tienen el Sol en su zenit dos veces al ano. La zona templada incluye los lugares, senala Kant, "en los que incluso el dia mas largo no alcanza 24 horas. Los paises situa en esta zona nunca tiene el sol en su cenit, sino durante todo el ano tienen dia y noche cada 24 horas" (16). Por ultimo la zona fria incluye los territorios en los que el dia mas largo tiene una duracion de medio ano y que es mas largo conforme se encuentre mas proximo al polo. En este ambito geografico el sol permanece constante en el horizonte durante medio ano.

A pesar de ser un sistema empleado en las desripciones de lugares geograficos hasta bien entrado el siglo XIX, Kant no cita los "klimata" ni en el comentario de las partes que componen la superficie terrestre, ni en la propia descripcion de los lugares que realizara en el apartado final de la Geografia Fisica. Y ello a pesar de que debia conocer su existencia en la propia obra de Varenio que el filosofo aleman tuvo como una de sus referencias literarias para preparar sus apuntes de Geografia Fisica, como se ha senalado.

Asimismo, Kant, defiende la existencia de 3 capas en la atmosfera que envuelve la Tierra. Una inferior, que se extiende desde el nivel del mar hasta la altura en la que la nieve no se derrite en verano. Esta capa no es igual en todas las regiones del mundo. Kant senala que la mayor altitud de las montanas en la zona calida cerca del Ecuador, favorece que alli esta capa alcance no menos que "tres cuartos de una milla germanica (17), en las latitudes proximas a los tropicos alcanza apenas la mitad de una milla germanica: en los Alpes solo un cuarto y casi igual que el nivel del mar en el polo" (18). La segunda capa, por encima de esta, se desarrolla "hasta donde las nubes alcanzan su mayor altitud en el cielo" (19). En la definicion de esta capa, Kant es bastante impreciso puesto que senala que la altitud que pueden alcanzar las nubes no se puede determinar con mucha exactitud en todos los lugares del mundo, "a veces las nubes estan altas y otras bajas" (20); en general, precisa el filosofo, suelen aparecer por encima de la altitud de una milla germanica. En general, este capa puede alcanzar hasta donde se desarrollan los meteoros luminosos, por tanto, para establecer su altura, segun senala Kant, se pueden necesitar muchas millas germanicas" (21). La tercera capa se desarrolla desde que termina la segunda hasta los confines de la atmosfera, que estan determinados por la altura del crepusculo que se encuentra a nueve millas germanicas y media" (22).

Resulta muy loable e innovador, para la epoca en la que se desarrolla la vida de Kant, el intento de sistematizacion de las capas atmosfericas y de la localizacion de sus limites con referencias de altitud. Recordemos que desde Aristoteles se venia defendiendo la division de la atmosfera en tres capas, con diversa calidad termica: una calida inferior (la mas proxima al suelo), una fria superior (propia de los espacios de alta montana) y una calida superior, por encima de aquella, cuya caracteristica le viene dada por la mayor proximidad al Sol. La existencia de estas tres capas, sin intentar ninguna precision de posicion altitudinal, fue manejada por el padre Acosta en su Historia Natural y Moral de las Indias para defender la habitabilidad de la zona torrida que todavia en su epoca algunos estudiosos ponian en cuestion: "Por eso los filosofos afirman que las dos regiones extremas del aire, suprema e infima, son mas calidas, y la media, mas fria. Y eso es asi verdad como realmente lo muestra la experiencia, tenemos otra ayuda muy principal para hacer templada la Torrida, y es ser por la mayor parte tierra muy alta la de las Indias y llena de muchas cumbres de montes, que con su vecindad refrescan las comarcas do caen" (23) (vid. Olcina, 2014).

Es ahora interesante el intento de ubicacion latitudinal de cada una de estas tres capas y le hecho de que el filosofo precise que la altitud de la primera de ellas, donde se produce la percepcion climatica por parte del ser humano "no es identica en todas las zonas de la Tierra, siendo mas elevada en las proximidades del Ecuador y casi nula en los Polos" (24). Este hecho esta en relacion con la mayor densidad de la atmosfera en latitudes altas, mas frias, y el menor en latitudes intertropicales, mas calidas. El hecho de la mayor "altura" de la atmosfera en las latitudes tropicales habia sido puesto de manifiesto, por los cientificos participantes en las famosas expediciones enviadas por la Academia de Ciencias francesa al Ecuador los anos 30 del siglo XVIII (La Condomine, Bouguer, Godin, Jorge Juan y Antonio de Ulloa), para el calculo de la longitud del arco de meridiano. Para ello era necesario establecer una red de triangulacion geodesica, en un medio natural que no resulto nada favorable y escoger el metodo de medicion que resultase mas fiable para el calculo de las altitudes y que, a la postre, resulto ser el barometrico (Mas Galvan, 2013). Jorge Juan y Antonio de Ulloa en sus Observaciones (25), senalaran el hecho mencionado de la mayor altura de la atmosfera en las proximidades del Ecuador que en Europa. En efecto, citando las experiencias realizadas en la costa del sur de Francia por de la Hire en 1682, y por Cassini en 1701, y comparandolas con las observaciones efectuadas por la expedicion, el marino Jorge Juan concluia que: "se puede creer, que la altura de la Atmosphera en las cercanias del Equador es mayor, que en Europa" (26).

Cuando en el siglo XX se precisen definitivamente las diferentes capas atmosfericas, este aspecto quedara establecido con la matizacion de la altitud exacta de la troposfera en las diferentes latitudes planetarias y en relacion con ello, la propia ubicacion de la tropopausa, debido a factores termicos y dinamicos.

b) El viento, elemento climatico mas destacado: ideas de Kant sobre su movimiento.

El viento y, en general, el movimiento del aire es el elemento climatico mas importante para Kant a tenor de la extension que le dedica en la Geografia Fisica y en los mencionados escritos sobre cuestiones de la Naturaleza. Kant se interesa por conocer los rasgos de los vientos conocidos en su epoca y por explicar sus causas. Y es en este ultimo aspecto donde mejor se pueden apreciar las aportaciones del filosofo aleman a las ciencias meteorologica y climatica. Es lo que algun autor ha denominado la "anemologia kantiana" (Pelkowski, 2004).

No es extrano que sea el viento el elemento climatico que mas paginas ocupe en la seccion "Atmosfera" (Tercera Seccion) de la Geografia Fisica de Kant. Recordemos la importancia de este factor atmosferico para la navegacion maritima en esa epoca, que habia favorecido la aparicion de tratados de navegacion en los que la descripcion de los diferentes tipos de viento y, en ocasiones, la explicacion de su origen ocupaba buen numero de paginas; incluso dentro de la ciencia espanola, como atestiguan los trabajos de los mencionados eruditos ilustrados y marinos Jorge Juan y Antonio de Ulloa (expedicion a America entre 1736-39 y edicion de trabajos en 1748), este ultimo citado expresamente por el propio Kant en su tratado. A ello se une que el estudio y medicion del resto de elementos climaticos tiene aun en ciernes en el siglo XVIII, el desarrollo de aparataje y de unidades de medida que permitan un estudio mas detallado de temperaturas, precipitaciones, humedad o presion atmosferica. En la Geografia Fisica hay comentarios y descripciones de estos elementos climaticos, pero se incluyen muy pocos datos con unidad de medida de ellos (27).

El filosofo incluye un pequeno parrafo para explicar el color azul del cielo que, en su opinion, se debe al resplandor blanquecino de los vapores (humedad) "visto contra el fondo negro del espacio vacio" (28). En esta explicacion sigue Kant los principios de la fisica newtoniana para la que el color no es una propiedad inherente de los objetos, como se mantenia desde Aristoteles, sino que, por el contrario, es una ilusion derivada de la respuesta de nuestro sistema visual a las emisiones de luz. Newton, en efecto, pensaba entonces que los "vapores" de la atmosfera se condensan en pequenas "parcelas" o gotitas del tamano adecuado como para producir el "azul excelente" de un cielo claro (Welti, 2013).

Kant utiliza una comparacion para definir el viento al senalar que el aire en movimiento es como "una corriente de agua" (29), pero no es muy preciso al mantener esta comparacion y senalar que "como el mar esta limitado por la direccion de la tierra firme y las montanas" (30), cuando hay muchos mas factores que pueden condicionar la accion del viento. Si que acierta, por el contrario, al indicar que el choque de dos corrientes de viento opuestas, como ocurre en el mar, "produce torbellinos" (31), adelantando lo que decadas despues se consolidara como los mecanismos dinamicos de inestabilidad atmosferica.

Para el filosofo aleman hay tres principios principales, de raigambre exclusivamente termica, que explicarian el funcionamiento del viento:

-El primer principio senala que el viento se mueve siempre de sectores mas frios a zonas calentadas y la duracion del soplo del mismo depende de la misma duracion del calentamiento existente en ese lugar. Esta adelantando Kant la explicacion de las brisas de mar y de tierra, generadas por diferencias de temperatura y presion atmosferica que se fijara definitivamente como causa de las mismas, a comienzos del siglo XX, en el primer teorema de V Bjerneks. Kant, sin embargo, no otorga protagonismo a la presion atmosferica en la formacion de las brisas y cede a las diferencias de temperatura entre mar y tierra en los espacios de costa el papel principal de su genesis. En efecto, para Kant este desplazamiento del aire hacia las zonas mas calidas se produce porque los sectores mas calientes "ceden ante esta corriente de viento, al ser mas ligera que la del aire frio" (32).

-El segundo principio que explica el movimiento del aire tiene que ver con la propia densidad del mismo. Para Kant si una zona se enfria poco a poco el aire situado sobre ella se contrae y deja espacio para que sea ocupado por aire mas calido. No es un razonamiento del todo correcto, puesto que el movimiento del aire, sea frio o calido, no depende solo de principios termicos, sino que la presion atmosferica juega un papel basico a la hora de explicar estos desplazamientos33.

Con estos dos principios, que Kant habia expuesto ya en su "Ensayo sobre la teoria de los vientos" (1756), el filosofo justifica el mecanismo de los vientos de mar a tierra (brisa diurna) y de tierra a mar (brisa nocturna) que se dan en zonas de costa o en islas. El principio que justificaria el soplo de este circuito de viento periodico seria, para Kant, simplemente termico (vid. Figura 3).

[FIGURA 3 OMITIR]

--Por ultimo, como tercer principio del movimiento del viento, Kant senala que la formacion de nubes de tormenta o su propio funcionamiento interno esta en relacion con vientos "sulfurosos y minerales que llegan a fermentar" y generan "espantosas lluvias" (34); por su parte, una vez formada la tormenta, con aguaceros fuertes o granizo se originan vientos "que pueden llegar a ser muy violentos" (35). La primera parte de su razonamiento se ha demostrado erronea, pero la segunda, justifica la formacion de remolinos o torbellinos en una nube de desarrollo vertical.

Kant recoge en esta seccion de su Geografia Fisica dos clasificaciones de los vientos: la primera, derivada de la rosa de los vientos utilizada por los navegantes que organiza los vientos en relacion con las cuatro direcciones principales y sus fracciones entre ellas (N,S,E,W, NE, SE, SW, NW, etc.) hasta completar un total de 32 direcciones. La segunda clasificacion de vientos esta en relacion con las propiedades fisicas de estos, es decir, su caracter humedo o seco, frio o calido y su condicion de salubridad. El filosofo aleman hace un recorrido por los vientos regionales por el conocidos y explica sus caracteristicas y los cambios que experimentan en funcion del recorrido que efectuen por zonas mas secas o humedas. Kant maneja, sin hacerlo explicito, el concepto de "temperatura sensible" a la hora de caracterizar la condicion fria o calida de un viento. En palabras del filosofo: "Cuando un viento trae consigo un aire que es mas frio que el cuerpo humano, entonces enfria. Si el aire aportado es mas caliente que el cuerpo humano, entonces calienta, tanto mas cuanto mas rapido se mueve" (36). La tabla 4 resume los vientos descritos por Kant en este apartado de su Geografia Fisica.

Lo cierto es que este apartado de explicacion de los vientos regionales viene a ser una caracterizacion de los "tipos de tiempo" que tienen lugar en diferentes areas de la superficie terrestre, en relacion con el viento que sopla en ellas. Kant, siguiendo la tradicion hipocratica, otorga importancia a la cuestion de la salubridad o insalubridad de los vientos, puesto que este este caracter termina por otorgar condicion al territorio que afecta.

Es interesante la explicacion que Kant aporta sobre el viento "ouragan" y que viene a ser, en realidad, una descripcion del fenomeno meteorologico de los ciclones tropicales. Kant senala que el viento huracan transporta nubes "que presentan aspecto de pompas" (cumulonimbos) y que tienen un color "horrible" (38). Es curioso el detalle que senala sobre la estructura interna de de este mecanismo meteorologico del ambito intertropical, puesto que habla de tres partes en el mismo: una con vientos del sudeste, otra de calma, y una tercera con vientos del sudoeste. Esta estructura en forma de "chimenea" de un ciclon tropical, con una explicacion distinta de su genesis, es la que se sigue manejando en la explicacion de este fenomeno atmosferico. Hay un error, sin embargo, a la hora de describir los "tifones" de los mares de la China y Japon, puesto que Kant indica que este meteoro "se establece en un lugar y no se propaga" (39), aspecto no cierto, puesto que se trata de estructuras ciclonicas que se desplazan en el seno del flujo de los alisios de las latitudes intertropicales. Por el contrario, hay una precision interesante en la explicacion de estos "vientos" de tifon, comun a todas las estructuras del tipo ciclon tropical del ambito intertropical y es el efecto que tienen sobre el mar con la aparicion de las denominadas "mareas de ciclon" debidas al oleaje originado por el viento que acompana a este fenomeno meteorologico. Kant afirma que los tifones "acostumbran a formarse de los vapores expulsados con violencia por el mar; en tales casos el mar burbujea y hierve a borbotones en el lugar" (40). Y apunta otro dato de importancia: los tifones pueden formarse en cualquier momento del ano, no solo en verano, en esta parte del mundo y ello porque incluso en invierno "el mar de la China es mas calido que los colindantes" (41). Recordemos que la temperatura del agua del mar por encima de 28[grados]C es una condicion necesaria, como se sabe, para la formacion y mantenimiento de estas estructuras meteorologicas tropicales.

Kant dedica unas breves lineas de su Geografia Fisica a caracterizar los vientos segun la velocidad de los mismos. Como se ha senalado no se aportan datos de registro anemometrico, pero se indica el recorrido del viento en virtud de su categoria. Un viento suave "no se mueve mas deprisa que una persona" (42), uno mas fuerte "se mueve como un caballo al galope"; un viento de tormenta "que arranca arboles" recorre "24 pies por segundo (43)"; por ultimo hay grandes tormentas en las que el viento recorre "60 pies por segundo (44)". Este tipo de comparaciones, seran utilizadas en las representaciones primeras de la escala de Beaufort (1806), incluidas en manuales de climatologia del siglo XIX y comienzos del XX (Gil Olcina y Olcina Cantos, 1997).

Pero, sin duda, el apartado mas destacado dentro del analisis del viento en la Geografia Fisica es el que hace alusion a la explicacion de los vientos alisios ("Tradewinds").

Kant acepta esta denominacion pero no explica su origen (45) y senala que la causa de que entre los tropicos sople "un viento Este" de forma casi permanente es termica: "Este--viento--no se origina a partir del aire que se retrasa, el que, como la Tierra gira de la tarde a la manana, queda retrasado y resiste en la direccion opuesta, sino del calentamiento progresivo del dia a la tarde por el Sol alrededor de la Tierra" (46).

En esta explicacion, Kant recupera el primer principio sobre el soplo del viento que habia senalado en apartados anteriores (vid. supra) segun el cual el viento se desplaza desde las zonas mas frias a las mas calidas. De manera que en el ambito intertropical el viento que se desplaza hacia el sur se desplazara siempre de Este a Oeste, siguiente el movimiento diario del Sol que ira calentando areas situadas sucesivamente al Oeste. Y lo mismo para los vientos que en el Hemisferio Sur se desplazan hacia el Ecuador. Este principio, indica Kant, "es valido para todos los oceanos que se encuentran entre los Tropicos: el Atlantico, Etiopico, Pacifico e Indico" (47). Y anade que esta desviacion de Este a Oeste es tanto mayor cuanto mas grande es la distancia de su recorrido desde los tropicos hacia el Ecuador. Precisa el filosofo aleman que estos vientos pueden soplar mas alla de los tropicos, pero "no mucho mas alla de los treinta grados de latitud" (48), aunque comenta el caso del "viento sur" que sopla en las costas de Chile y Peru y que no es sino el alisio que sopla en esa parte del Pacifico sur americano y que sigue la direccion de la linea de costa.

De manera que en la explicacion de los vientos alisios, Kant atribuye su formacion a causas exclusivamente termicas, siguiendo el razonamiento presente en el escritos de Halley (1686), pero no el de origen termo-dinamico de Hadley (1735), aunque estas ultimas debia conocerlas, a la vista de la negacion del efecto de la rotacion en los vientos y el empleo del termino "retraso"--aparente--de los mismos que se contiene en esta parte de su Geografia Fisica.

Kant anuncia una cuestion, no conocida en su epoca pero enormemente significativa; al referirse al soplo del alisio en la costa de Guinea senala que alli el alisio es del Oeste, en lugar de tener una componente de viento del Este, y explica que ello se debe a que el aire "se calienta mas sobre Guinea que sobre el mar" (49). En el fondo esta ofreciendo una explicacion a la zona de "doldrums" con predominio de vientos de componente occidental existente en las proximidades de la linea ecuatorial.

El mismo origen termico es el que permite a Kant explicar, como se ha senalado, el funcionamiento de los vientos de mar y tierra (brisas). Aqui se alternan los dos primeros principios generales que Kant habia senalado para el soplo del viento. La brisa de mar a tierra tiene que ver con el mayor calentamiento diurno de la superficie terrestre que favorece el movimiento del aire desde las zonas mas frias (mar) hacia tierra. Por su parte, la explicacion del terral o brisa de tierra se relaciona con el segundo principio general del viento, es decir, aquel segun el cual si una zona se enfria poco a poco, el aire situado sobre ella se contrae y deja espacio para que sea ocupado por aire calido; esto es lo que ocurre por la tarde y noche, segun explica Kant --erroneamente--con el mar, que se enfria mucho antes que la superficie terrestre obligando a contraerse al aire situado sobre el y, de este modo, permite que el aire de tierra, mas caliente, ocupe ese espacio generando asi un flujo desde la tierra hacia el mar (50). Es una explicacion erronea del mecanismo de las brisas puesto que no tiene en cuenta el mayor calor especifico del agua del mar que tarda en calentarse y enfriarse el doble de tiempo que una superficie continental. De manera que al no incluir la presion atmosferica como elemento clave, en la aparicion de los flujos de brisa de mar y tierra, tal y como haria Vilhelm Bjerknes (51) a comienzos del siglo XX (Medina Isabel, 1976), no encuentra una explicacion satisfactoria en la el texto de Kant.

Otro apartado importante de la Geografia Fisica de Kant es el dedicado a la explicacion de los vientos monzones o "vientos periodicos" (52). A traves de varias paginas de su obra, el filosofo explica la causa del soplo de estos vientos cambiantes a lo largo del ano y que soplan en los mares de todo el cinturon calido. Pero Kant va mas alla e indica que esta explicacion sirve de "teoria general de todos los vientos permanente, periodicos y de la mayoria de los cambiantes" (53). De manera que resulta un tanto llamativo que manifieste esta intencion casi al final del apartado dedicado a los vientos de su manual, cuando algunos apartados antes ya habia senalado la causa, segun el, del soplo de los "trade-winds". Y resulta, tambien, contradictorio, puesto que en este nuevo apartado dedicado a los monzones, la explicacion causal de los mismo, difiere un tanto de la dada para los vientos alisios, al incorporar, ahora si, la influencia de la rotacion terrestre. En realidad, Kant, nos propone en este epigrafe de su tratado una serie de principios o razonamientos generales sobre el movimiento de los vientos en la superficie terrestre y su relacion con la mencionada rotacion terrestre, aunque sin abandonar ni mucho menos la causa termica como origen primero del funcionamiento de la dinamica atmosferica general.

En efecto, Kant, afirma que "como la Tierra rota alrededor de su eje, las partes de su superficie describen mayores paralelos, cuanto mas cerca se encuentran del Ecuador, y mas pequenos cuanto mas cerca del Polo se encuentran, y el aire que cubre la Tierra sufre en todas partes, en ausencia de viento, el mismo movimiento que los elementos de la superficie de la Tierra, sobre los que se mueve. Por lo tanto, el aire del Ecuador se mueve del poniente hacia el levante con mayor velocidad, que el que se encuentra entre los Tropicos y este mas deprisa que el que se haya entre los circulos polares" (54).

Y para explicar la formacion de los vientos que se aproximan desde latitudes medias o subtropicales hacia el Ecuador, anade, "pero salido de tales zonas de la tierra--latitudes medias o subtropicales--donde por causa de los pequenos paralelos en los que se encontraba tenia poca velocidad del poniente al levante, como los elementos de la superficie de la Tierra, que se encuentran mas proximos al ecuador y hacia los cuales se mueve, asi sera retrasado, porque no tiene un movimiento tan fuerte de Oeste a Este, lo que unido a la direccion Norte produce en nuestro hemisferio un viento Noreste, sera tanto mas viento Norte cuando mas se aproxime al Ecuador, desviado en un viento Noreste. Y en el hemisferio Sur sera un viento Sur transformado en uno Sudeste por los mismos motivos" (55).

La tabla adjunta (vid. Tabla 5) resume los 3 principios basicos de circulacion de vientos sobre la superficie terrestre, segun Kant, y el giro que experimentan en relacion con la velocidad de rotacion de la Tierra en cada ambito latitudinal.

A estos principios se une la ley general que explicaria el movimiento de los vientos de forma generica y que se contiene, como se ha indicado, al inicio de la seccion "Atmosfera" de la Geografia Fisica (vid. supra), segun la cual el viento sopla siempre de los sectores frios a los calidos para compensar la menor densidad y el caracter labil del aire situado sobre areas con una mayor temperatura. Con ello y con los tres principios basicos de dinamica atmosferica que ahora anade en su obra, Kant nos propone su explcacion de los vientos "monzones" que resultarian de la combinacion de los principios no. 2 y 3. Vuelve, de este modo, el filosofo de Koningsberg a presentar un nuevo intento de explicacion de los "monzones" que realmente sirve como explicacion, asimismo, de los vientos alisios, ahora tenida con las ideas sobre los "trade winds" que Hadley habia propuesto en su famoso, pero poco seguido en su epoca, articulo sobre el mecanismo de los vientos alisios publicado en la revista Philosophical Transactions, en 1735.

Realmente la descripcion del mecanismo de los monzones ocupa apenas un parrafo, pocas lineas despues de la descripcion de estos principios o razonamientos sobre el funcionamiento de la dinamica atmosferica. Y en esta descripcion del funcionamiento de los vientos monzones, Kant retoma el principio "termico" como causa exclusiva de los mismos: el mayor calentamiento de la superficie terrestre en el area continental del sur de Asia entre marzo y septiembre origina que el viento del oceano Indico se desplace hacia el continente con una trayectoria Sudoeste. "Esto, anade Kant, ocurre en el hemisferio sur, solo en los meses restantes de forma que el aire del hemisterio norte sera desplazado hasta aqui y producira un viento Noroeste"56. Asi se explica el circuito estacional de los monzones. En los periodos de alternancia entre una circulacion (verano) y otra (invierno), en cada hemisferio, "predominaran calmas y huracanes" (57). Se trata de una apreciacion certera porque, en efecto, los ciclones tropicales en esta parte del mundo--Sur de Asia y oceano Indico--tienen lugar en los "equinoccios" de primavera y otono, frente a otras zonas del mundo afectadas por este fenomeno meteorologico--p.e. Caribe--donde se desarrollan solo en un unico periodo anual, entre finales del verano y comienzos del otono.

La figura adjunta (vid. Figura 4) presenta la propuesta de explicacion causal de los monzones, en el hemisferio norte, que se recoge en la obra del filosofo aleman.

[FIGURA 4 OMITIR]

Un ultimo apartado dedicado al viento, dentro de la Geografia Fisica de Kant amplia estas ideas sobre el movimiento de los vientos que tan interesantes resultan en la obra del filosofo. En efecto, en el apartado titulado "Algunas otras leyes sobre la alternancia de los vientos", Kant nos propone una explicacion sobre la circulacion de los vientos en latitudes medias, que avanza lo que anos mas tarde, Dove formularia como "ley del giro" (1827). En efecto, afirma Kant que "en nuestro hemisferio norte los vientos acostumbran, cuando se mueven del Norte al Noreste, a finalizar todos los giros de izquierda a derecha, a saber Este, Sur y Oeste", y anade" solo los vientos de de un modo opuesto se mueven del Norte al Oeste, no acostumbran jamas a recorrer el circulo entero" (58). Y en el hemisferio sur a la inversa dado que "el recorrido del Sol es de derecha a izquierda, como ha constatado Don Ulloa en el Pacifico" (59)

[FIGURA 5 OMITIR]

Kant hace responsable ultimo de este movimiento al Sol: "el recorrido del Sol, senala, desvia de una manera natural el viento Norte en otro Noreste; solo si se le resiste el viento del Sur sera completamente del Este; entonces empieza el viento del Sur a regresar y por su combinacion con el viento del Este se hace Sudeste, despues completamente del Sur, entonces Sudoeste y si existe resistencia del aire del Norte completamente del Oeste" (60). Anos mas tarde, Dove incluira en la explicacion del giro del viento a la rotacion terrestre, que resulta basica para poder entender el movimiento del aire que se desplaza latitudinalmente (61) (Carramolino, 1994).

En este apartado, hay, por ultimo, una propuesta de "esquema de circulacion atmosferica general", aunque Kant no lo propone como tal ni, por supuesto, lo dibuja en su obra (62). En efecto, afirma Kant que "los vientos son mas variables enla mitad entre un polo y el Ecuador. Tanto en la zona calida y regiones adyacentes como en el cinturon frio y zonas vecinas son mucho mas constantes" (63) (vid. Figura 5). Y termina senalando los cambios en el viento originados en una columna atmosferica, que pueden llegar a provocar "calmas y tormentas repentinamente o viento cambiante en los territorios bajos". Este ultimo es un aspecto de gran interes porque inaugura la serie de estudios sobre el espesor de las capas atmosfericas que tendran en la navegacion aerostatica un hito principal, aunque sera en el siglo XX, con el desarrollo de la aviacion y, posteriormente, de los satelites de finalidad meteorologica, cuando adquiera su completa y detallada explicacion.

c) Temperaturas

Frente al extenso apartado que dedica Kant, en su Geografia Fisica, a describir y explicar el elemento climatico del viento, el resto de elementos merecen un espacio mucho menor en su obra (64). Kant dedica unos parrafos de su obra a analizar la relacion entre tiempo, clima y las estaciones del ano (65). Hace constar el efecto de templanza de las aguas del mar en las temperaturas de las zonas costeras; por el contrario, indica el caracter mas duro del clima de las tierras de interior a consecuencia de la continentalidad. Y ello lo ilustra el filosofo con ejemplos de localidades de costa e interior de Noruega (66). Y afirma que en las tierras orientales (China) debido a la gran extension continental los inviernos llegan a ser mas duros que incluso en tierras situadas en latitudes mas septentrionales: "En Norte America, senala Kant, a la latitud de Francia, los inviernos son mas duros que en el norte de Suecia" (67).

Kant senala que el hemisferio Sur es mas frio que el Norte y apunta como causa de ello la propia existencia de una gran masa de hielo flotante que existe en latitudes australes: "El hemisferio sur es mas frio que el norte a la misma latitud. En el centro del verano, a la latitud de Inglaterra, debido a la presencia grandes bloques de hielo que nunca se derriten flotando en el mar" (68).

Y va mas alla en sus apreciaciones sobre la temperatura de la superficie terrestre al comparar las temperaturas registradas en su epoca con tiempos anteriores. Kant afirmar que en "otros tiempos" Europa era mas fria que en la actualidad y para ello senala el caso del Rodano helado en tiempos de Julio Cesar o del mar Negro helado en epoca de Constantino. Y llega a indicar que "Alemania a lo largo del Rin y Francia son descritas, por los antiguos, como similares a Siberia hoy" (69) (vid. infra.). Es una apreciacion curiosa la del filosofo aleman, cuya vida transcurre en el tramo final de la Pequena Edad del Hielo (PEH), que justifica senalando como causa la existencia de mayor superficie forestal entonces, frente a la existente en su epoca. Y ello contribuiria, segun Kant, "a mantener mas el frio y a favorecer el soplo de vientos mas frios sobre estas masas boscosas" (70). Se lamenta Kant de la deforestacion practicada en Europa que habria templado el clima, en comparacion con los rasgos climaticos existentes en Norte America o Asia donde la existencia de grandes extensiones de bosque haria sus climas muy mas frios, como ocurre, especialmente "en China y Siberia" (71).

Senala Kant que en la zona torrida "el invierno se produce, actualmente, en los meses de verano" y solo consiste en un periodo de lluvia, "cuando el Sol esta realmente cercano a ellos--en el horizonte-, justo en ese momento hay un aire muy bochornoso" (72). Y apunta que el resto del ano es denominado "estacion seca " o "buena estacion". Insiste en el mayor "rigor" termico estival en la zona torrida del hemisferio Sur y lo atribuye Kant a la existencia, apuntada, de grandes masas de hielo en el Polo sur.

d) Otros meteoros

Kant realiza, por ultimo, una descripcion de diferentes meteoros conocidos y para ello parte de una division basica entre meteoros humedos (hidrometeoros), meteoros igneos (meteoros electricos) y meteoros opticos (73).

Entre los primeros describe el rocio, la helada, la niebla, las nubes, la lluvia, la nieve y el granizo. Hay algunas cuestiones curiosas en este apartado que interesa destacar. Asi, en la explicacion del rocio hace constar la importancia que este meteoro tiene para las plantas y recoge en su escrito Kant la existencia de una obra, consultada por el, del fisico frances Charles Francois de Cistemay du Fay (1698-1739) sobre la importancia de la transmision electrica en el rocio (74). Para explicar la niebla y el espesor que en ocasiones alcanza este hidrometeoro el filosofo aleman acude a la anecdota del paso de una carroza por la ciudad de Hamburgo, ocurrido el 8 de noviembre de 1775, cuyo conductor encontro una niebla tan densa que apenas "se podia ver a 4 pasos" y tuvo que esperar dos horas para poder desplazarse al puerto de la ciudad, "cuando la niebla levanto y comenzo a lucir un sol resplandeciente (75)". Kant describe varios ejemplos de localidades afectadas por este fenomeno meteorologico y hace constar el cambio termico que se produce en el interior de una zona de nieblas, donde las temperaturas resultan "mas frias que en el exterior".

Define las nubes como "nieblas de una region muy alta" y hace mencion, para justificar esta definicion, a que en la expedicion americana para la medicion del arco de meridiano el astronomo y matematico frances Pierre Bouguer encontro nubes "en la cima del Chimborazo a 700-800 toesas" (76). Aunque no sera hasta comienzos del s. XIX cuando el farmaceutico ingles Luke Howard esboce la clasificacion de nubes que haria fortuna y seria asumida por la Organizacion Meteorologica Internacional en su Atlas Internacional de Nubes, Kant ofrece unas consideraciones interesantes sobre este hidrometeoro. Asi, senala que el color de las nubes "depende de la reflexion de los rayos del Sol sobre ellas" y hace mencion a la electricidad que se mueve en determinados generos de nubes: "las nubes mas altas contienen mucha electricidad" (77). Todo ello en la epoca en la que Benjamin Franklin estaba desarrollando sus ideas sobre la electricidad atmosferica (78).

En el apartado dedicado a explicar la lluvia, Kant aporta algunos datos de precipitacion anual (medidos en pulgadas) de diferentes ciudades de los Paises Bajos (Utrecht, Leyden, Harlem, La Haya, Delft, Dordrecht, Middelburg y Hardewijk) (79), para una media de siete anos (80), lo que muestra que, en su epoca, ya funcionaba la observacion meteorologica diaria organizada, incluso, en redes de observacion dentro de algunos territorios europeos (Brazdil et alt., 2005). Kant realiza en este apartado de su Geografia Fisica una caracterizacion singular de tipos de precipitacion a las que intenta dar explicacion causal y presenta con ejemplos de episodios conocidos por el, por referencias indirectas. Esta clasificacion de lluvias incluye las lluvias "de leche", las lluvias "de sangre", las lluvias "de gusanos", las lluvias "de ranas" y las lluvias "de piedras (volcanicas)" (81). Entre otros eventos, comenta un suceso de una lluvia de sangre ocurrida en 1711 en Escania y Kant atribuye dicha coloracion de la lluvia al transporte que harian los insectos de pigmentos de esa coloracion procedentes de flores. No podia imaginar el filosofo aleman que esa coloracion procediera del polvo sahariano que, en ocasiones, alcanza latitudes europeas tan septentrionales.

Por ultimo, explica Kant la nieve y el granizo; de este ultimo hidrometeoro senala, aunque desacertadamente, que "no cae en invierno" (82), afirmacion que puede ser valida, con matices, para el ambito del norte de Europa donde residia el filosofo, pero no para latitudes medias mas meridionales donde la precipitacion en forma de granizo, de tamano diverso, puede caer tambien en meses invernales.

En la seccion dedicada a los "meteoros igneos" incluye Kant la descripcion de una serie de fenomenos electricos o electrometeoros de los que aporta datos interesantes. Al describir los rayos que se forman en las nubes de tormenta hace mencion a los trabajos de Johann Winkler y Benjamin Franklin sobre electricidad y se refiere, en concreto, al pararrayos recomendado por este ultimo para evitar los efectos de este fenomeno electrico (83). Kant incluye en este apartado el relato de una anecdota referida a la experiencia llevada a cabo por un eclesiastico en Moravia que, para defenderse de las nubes de tormenta, tocaba las campanas de su iglesia, aunque,--senala el filosofo-, esta accion no tenia ningun efecto (84). Describe, asimismo, el llamado "fuego de San Telmo", el fenomeno de los "bolos" (rayo globular), de las "auroras boreales" y del "fuego fatuo". Sobre las auroras boreales hace constar un evento intenso de auroras boreales observado en 1787 en Ronnenburg y otro en Unleaburg ocurrido en 1791 (85).

Se incluye, finalmente, en este apartado de la Geografia Fisica, una descripcion de "meteoros opticos" o fotometeoros donde se describe el "arco iris", la "fata morgana", los "parhelios y parselenes", la "corona solar" y el "alba y el crepusculo" (86). Comenta Kant el acontecimiento de "fuego fatuo" observado por Bouguer, Godin y La Condomine en la montana Pambamarca en 1736, durante la mencionada expedicion americana para la medicion del arco de meridiano (87). Y resulta interesante la definicion que ofrece Kant sobre dos estos ultimos fenomenos opticos, que en realidad hacen alusion al mismo fenomeno optico (crepusculo) con sus variantes diurna (alba) y nocturna (ocaso), y que "se producen cuando las nubes o la humedad reflejan solo los rayos rojos durante el ascenso y descenso del Sol" (88) respectivamente. Kant se aproxima, acertadamente, a la causa ultima de su formacion explicada en la actualidad como una consecuencia elemental de la reflexion y difusion de la luz solar.

e) Evolucion del clima terrestre: ?clima calido en el final de la Pequena Edad del Hielo?

Hay un aspecto en la descripcion de aspectos climaticos en la Geografia Fisica de Kant que resulta, cuanto menos, llamativo. En la seccion cuarta de la obra, en la que se aborda la cuestion de la temperatura y su relacion con la naturaleza y situacion de un lugar Kant incluye unas deliciosas paginas sobre la historia del clima terrestre (89). Kant reconoce que esta reconstruccion climatica del pasado es una tarea dificil por la inexistencia de datos y aparatos de medicion de la temperatura que permitiera hacer comparaciones con las temperaturas de su epoca. De manera que solo los relatos de autores clasicos permiten hacerse una idea de las condiciones ambientales del pasado. En este repaso por algunas epocas historicas y sus condiciones climaticas senala que, en general, el periodo romano y bizantino fueron epocas mas frias que las actuales, "con los rios cubiertos de hielo"; al respecto indica que Cesar condujo sus legiones "sobre el Rodano helado".

Como se ha senalado con anterioridad (vid. supra), resulta llamativo que Kant tenga la sensacion, en plena fase final de la Pequena Edad del Hielo de que el clima de su epoca, sea mas frio que en epocas anteriores (p.e. periodo romano). Esta impresion la argumenta Kant a partir del relato de historiadores como Plinio el Viejo o Estrabon, cita expresamente en su Geografia Fisica: "en tiempo de Estrabon no tenian exito ni los higos, ni el olivo ni la vid. El bosque y el humedal cubrian el suelo y en Germania habitaban fieras como alce y bisonte" (90).

Kant hace mencion a la existencia de unas condiciones climaticas mas calidas en Germania con anterioridad al tiempo de Cesar, lo que habria favorecido la presencia de animales propios de estas condiciones climaticas mas benignas, como elefantes, rinocerontes y osos de "especies singularisimas" (91). Estas mismas condiciones calidas se habria extendido, indica Kant, en las tierras de Suiza como atestigua el hallazgo de huesos de este tipo de animales.

Es llamativo, sin embargo, que Kant no se refiera a las condiciones de clima mas benigno del Medievo y a la transcendencia que ello tuvo para las expediciones y colonizacion del Atlantico norte o que no aluda tampoco a las condiciones climaticas extraordinariamente frias que acompanaron al "minimo de Maunder", entre finales del s. XVII y comienzos del s. XVIII. Y no alude al tiempo especialmente alterado que vivio Europa en las decadas finales del s. XVIII, cuando el filosofo desarrollo su labor academica en la Universidad de Koningberg. Aunque es cierto que los anos centrales del s. XVIII tuvieron un caracter termico menos riguroso su comportamiento termico en relacion al resto de dicha centuria, no lo es menos el hecho de que las temperaturas medias en Europa fueron en este siglo significativamente mas bajas que en otras epocas climaticas mas calidas (periodo romano, optimo climatico medieval). Y ello era especialmente contrastado en los crudos inviernos de esas decadas (Anton Uriarte, 2002).

Hay, por ultimo, algunas afirmaciones del filosofo que resultan curiosas a la vista de los conocimientos actuales en climatologia regional. Asi, senala que el Nuevo Mundo es mas frio que Europa y, como ya se ha apuntado con anterioridad (vid. supra) que el hemisferio Sur es mas frio que el Norte (92). Se trata de afirmaciones condicionadas por la consulta de obras de la epoca con descripciones de las condiciones geograficas de localidades de America del Sur coronadas las imponentes altitudes de la cordillera Andina que habrian hecho presumir al filosofo de la existencia de unos rasgos climaticos mas frios (tierras altas) en buena parte del Nuevo Mundo y, que hace extensivos al conjunto del hemisferio Sur.

6. A MODO DE CONCLUSION: LA EVOLUCION POSTERIOR DE LAS IDEAS CLIMATICAS DE KANT

La Geografia Fisica de Kant reune, como se ha senalado, buena parte de los conocimientos geograficos existentes en la epoca ilustrada. Y aunque en la descripcion de los diferentes territorios de la superficie terrestre no supone un avance epistemologico dentro de la evolucion de la disciplina geografica, si contiene en los capitulos de contenido general sobre el medio natural, explicaciones de fenomenos de la naturaleza que contribuyen a mejorar el nivel de conocimiento sobre estas cuestiones existentes hasta ese momento. Es el caso, como se ha senalado, de los aspectos meteorologicos y climaticos que se incluyen en sus paginas.

Kant resulta innovador para la epoca en sus explicaciones sobre el funcionamiento de los vientos en general y sobre el movimiento de dos circulaciones aereas de desarrollo constante a lo largo del ano, los vientos alisios y los monzones. Para ello propone tres principios basicos del movimiento del aire en la atmosfera, donde relaciona los principios termicos con la rotacion terrestre. Asimismo, explica el fenomeno de las brisas en las areas costeras, aunque sin tener en cuenta la influencia, demostrada esencial, de la presion atmosferica, como fijaria V. Bjerkness en su conocido "primer teorema" de la circulacion de vientos, en el transito del siglo XIX al XX. Mantiene la division--de epoca griega--en tres grandes zonas termicas de la superficie terrestre, para cada hemisferio, que, en esencia, se maneja en la actualidad en los estudios de balance energetico planetario. Y, asimismo, plantea la existencia de las tres capas atmosfericas que ya habia explicado Aristoteles en su Meteorologia (s. IV a.C), aspecto que sin embargo quedara superado con el progresivo descubrimiento y caracterizacion de las diferentes capas--y subcapas--atmosfericas que permitira los vuelos aerostaticos, primero, y la navegacion de los satelites de finalidad meteorologica, en la segunda mitad del siglo XX..

Se trata, en suma, de cuestiones que, recopiladas por Kant en su Geografia Fisica, se presentan por vez primera con apariencia de brevario o pequeno manual de climatologia novedoso a finales del s. XVIII. No obstante, sus aportaciones seran revisadas y cuestionadas a la vista de los avances ocurridos en meteorologia y climatologia a lo largo de los siglos XIX y XX.

Resulta, sin embargo, sorprendente que el filosofo aleman no incluya en el apartado dedicado a la cuestiones atmosferica de esta obra, ni tampoco en ningun escrito elaborado por el sobre cuestiones de la naturaleza, una descripcion de zonas o ambitos climaticos de la superficie terrestre. Es cierto que se incluyen explicaciones sobre diferencias termicas, pluviometricas y de soplo de vientos en regiones o localidades del mundo, pero no se llega a esbozar un intento de clasificacion climatica. Habra que esperar casi un siglo, desde las lecciones universitarias de geografia de Kant, para encontrar una primera propuesta de clasificacion de zonas termicas del planeta, que sera elaborada por A. Supan en 1879 y daria paso a un conjunto de clasificaciones climaticas algebraicas, basadas en el establecimiento de umbrales de temperatura y/o precipitacion.

Las ideas sobre el movimiento del viento y la explicacion de fenomenos atmosfericos relacionados con este elemento climatico encontraran explicacion definitiva a lo largo de los siglo XIX y XX, merced a la mejora de los fundamentos de la fisica del aire y de la instrumentacion de finalidad meteorologica. El factor termico y sus diferencias espaciales dejara de ser la causa principal del movimiento del aire y adquirira protagonismo la presion atmosferica y sus variaciones. Como ya adelantara Hadley en su propuesta de explicacion de los vientos alisios (1735) la rotacion terrestre se entendera fundamental para justificar la encurvacion del viento y no solo en el ambito intertropical. La ganancia o perdida de velocidad angular y las variaciones de tamano de una columna de aire en relacion con la velocidad lineal del viento existente en un area geografica, permitiran explicar la formacion de torbellinos puntuales, ciclones extratropicales, anticiclones dinamicos y desarrollos ciclogeneticos. Y la influencia decisiva de la circulacion de las capas altas de la troposfera en los fenomenos meteorologicos de superficie, asi como de las interacciones entre circulaciones oceanica sy atmosfericas se ira desarrollando a lo largo del siglo XX. Los trabajos de Coriolis, Ferrel, Brandes, Dove, Buys-Ballot, Hildebrandsson, van Bebber, Teisserenc de Bort, Abercromby, Bjerkness y los meteorologos de ls Escuela de Bergen o de Rossby a lo largo de las dos ultimas centurias, resultaran decisivos para el correcto conocimiento de la dinamica atmosferica terrestre (Gil Olcina y Olcina Cantos, 1997).

E igualmente sucede con sus propuestas sobre circulacion atmosferica general y las diferentes zonas de afeccion de la misma en la superficie terrestre propuestas por el filosifo en la Geografia Fisica o en sus escritos sobre el viento, que iran encontrando explicacion causal defintiva a partir de la segunda mitad del siglo XX con los descubrimientos de la circulacion en capas altas atmosfericas (corrientes en chorro) y del movimiento del aire en el ambito intertropical.

Por ultimo, la reconstruccion historica del clima terrestre que contiene la Geografia Fisica de Kant puede entenderse como el primer ensayo existente, como tal, de climatologia historica. Es cierto que las ideas que senala sobre el caracter bonancible del tiempo y clima en su epoca historica no resultan ciertas, a la vista de los conocimientos actuales sobre la evolucion del clima terrestre, puesto que la segunda mitad del siglo XVIII, en la fase final de la Pequena Edad del Hielo, resulto bastante inquieta en los atmosferico. Con todo, es la primera vez que un autor presenta un relato, con criterio cronologico, con indicacion de diversas etapas o fases del clima terrestre. Habra que esperar hasta la segunda mitad del s. XX, cuando los trabajos del historiador frances Le Roy Ladurie, discipulo aventajado de Fernand Braudel, inauguraran, a partir de 196793, una corriente de estudios historicos del clima que en la actualidad vive momentos de gran empuje (Alberola Roma, 2014).

Inmanuel Kant, el gran filosofo del idealismo aleman del siglo XVIII, es, tambien, una pieza basica en la evolucion de la disciplina geografica. Su obra no es un simple transito entre la geografia mas "clasica" de Varenio y la mas "cientifica" de Humboldt o Ritter. Su Geografia Fisica y el conjunto de escritos sobre cuestiones de la Naturaleza que nos ha legado contienen ideas e interpretaciones novedosas, herederas de un tiempo nuevo marcado por la fisica de Newton y la necesidad de encontrar explicacion racional a los fenomenos.

Un profesor universitario que durante cuarenta anos imparte lecciones de geografia debe considerarse, con pleno derecho, geografo. Y si esa trayectoria docente procede de una absoluta conviccion intelectual de que la geografia, como disciplina que se ocupa del "espacio", es un aprendizaje basico para el ser humano dentro del sistema de coordenadas del conocimiento racional, su obra debe ocupar un lugar mas destacado del que, por tradicion, se le otorga en la explicacion--lineal--de la evolucion del pensamiento geografico. Para el entendimiento de fenomenos meteorologicos y de procesos de circulacion atmosferica este protagonismo es, sin duda, merecido.

http://dx.doi.org/10.5209/rev_AGUC.2014.v34.n2.47075

7. BIBLIOGRAFIA

ALBEROLA ROMA, A. (2014). Los cambios climaticos. La Pequena Edad del Hielo en Espana, Madrid, Ed. Catedra, 341 p.

ARCIMIS, A. (1902). Meteorologia. Barcelona, Manuales Soler no. XVIII, 198 p.

BARRY, R. G. and CHORLEY, R. J. (1999) Atmosphere, Weather and Climate. (7a ed.), London and New York, Ed. Routledge, 441 p.

BELAVAL, Y. VON. (dir.) (1982). La filosofia alemana, de Leibniz a Hegel. Historia de la Filosofia. Mexico, Ed. Siglo XXI, 459 p.

BOROWSKI, L. E. (1993). Relato de la vida y el caracter de Immanuel Kant. Madrid, Tecnos.

BRAZDIL, R.CH.; PFISTER CH., WANNER H., VON STORCH, H. and LUTERBACHER, J. (2005). "Historical climatology in Europe. The state of the art", Climate Change 70, 363-430.

CAPEL, H. (2012). Filosofia y Ciencia en la Geografia contemporanea. Barcelona, Ediciones del Serbal, 480 p.

CARRAMOLINO, D. (1994). "La "Ley de Giro" (Drehungsgesetz) de Dove (1827) y el nacimiento de la dinamica atmosferica en Aemania". Endoxa: Series Filosoficas, no. 3, 95-119.

CASSIRER, E. (1997). Kant, vida y doctrina. Bogota, Fondo de Cultura Economica.

CASTRO-GOMEZ, S. (2005). "Espacios estriados. Geografia, politicas del territorio y control poblacional", en La Hybris del Punto Cero, Bogota, Editorial Pontificia Javeriana, 76 p.

(Disponible en: http://www.ram-wan.net/restrepo/metodologia/hybris-cap5 castro.pdf).

COHEN-HaLiMI, M. (1999). "Le Geographe de Konigsberg". In: KANT, Immanuel. Geographie. Physische Geographie. Paris, Aubier, p. 9-40.

COPLESTON, F. (2011). Historia de la Filosofia. Vol. 3. (De la Filosofia Kantiana al Idealismo). Barcelona, Ed. Ariel. Col. Filosofia, 752 p.

CHAMBERS, E. (1728) Cyclopaedia: Universal Dictionary of Arts and Sciences. Londres. (voz. "Trade-winds'") (on-line: www.cyclopaedia.eu).

DESCARTES, R (2007). Discurso del metodo. Madrid. Ed. Akal, 96 p.

ELDEN, S. (2008). "Reassessing Kant's geography". Journal of Historical Geography (doi: 10.1016/jjhg.2008.06.001).

ELDEN, S. (2011). Reintroducing Kant's geography. Albany, State University of New York Press, 15 p.

DE MARTONNE, E. (1964). Tratado de Geografia Fisica. Tomo I. Nociones Generales, Clima, Hidrologia, (ed. en espanol), Barcelona, Ed. Juventud, 520 p.

DOMINGUES RIBAS, A. (2011). Cosmologia e Geografia Fisica em Immanuel Kant. Tesi Doctoral. Universidade Estadual de Campinas, Sao Paulo, 342 p. (Disponible en: http://www.bibliotecadigital.unicamp.br/document/?code=000804783).

FANTONE, V. (2003). Kant, profesor de geografia. Biblioteca Virtual Universsal, 5 p. (disponible en http://www.biblioteca.org.ar/libros/1272.pdf).

FLAMMARION, C. (1875). La atmosfera: descripcion de los grandes fenomenos de la naturaleza. (trad. Luis Barinaga y Corradi). Madrid, Imprenta y Libreria de Gaspar, Editores, 428 p.

GIL oLcINA, A. y OLCINA CANTOS, J. (1997). Climatologia general. Barcelona, Ed. Ariel. Col. Geografia, 592 .

GLACKEN, C. J. (1996) Huellas en la playa de Rodas. Barcelona, Ed. del Serbal, 729 p.

GRAPOTTE, S., LEQUAN, M. and RUFFING, M., (edits.) (2011). Kant et les sciences: Un dialogue philosophique avec lapluralite des savoirs, Ed. Vrin, 388 p.

HADLEY, G. (1735). "Concerning the cause of the general trade-winds", Phil. Trans. 39, 1735-1736, published 1 January 1735. (Ed. Royal Society, on line). En linea:

HARSTSHORNE, R. (1991). "El concepto de geografia como ciencia del espacio: de Kant y Humboldt a Hettner", Documents d'Analisi Geografica, 18, Universitat Autonoma de Barcelona, 31-54.

JUAN, J. y ULLOA, A. (1748). Observaciones astronomicas, y Phisicas hechas de orden de Su Magestad en los Reynos del Peru, por D. Jorge Juan, Comendador de Aliaga en el Orden de San Juan, Socio Correspondiente de la Real Academia de las Ciencias de Paris, y D. Antonio de Ulloa, de la Real Sociedad de Londres, ambos Capitanes de Fragata de la Real Armada, de las quales se deduce la figura, y magnitud de la Tierra, y se aplica a la navegacion. Madrid (Zuniga).

JUAN, J. y ULLOA, A. (1748). Relacion historica del viage a la America meridional hecho de orden de Su Magestad para medir algunos grados de Meridiano terrestre, y venir por ellos en conocimiento de la verdadera figura y magnitud de la Tierra, con otras varias observaciones astronomicas, y phisicas, Madrid (Marin).

KANT, I. (1966). Annonce du programme des lecons de M. E. Kant durant le semester d'hiver 1765-1766. Paris, Librairie Philosophique J. Vrin.

KANT, I. (1981). Filosofia de la Historia. Mexico, Fondo de Cultura Economica, 151

KERSZBERG, P. (1984). "La creation en mouvement. Essai sur le sens philosophique dDune interrogation cosmologique fondamentale dans la Theorie du Ciel". In KANT, Immanuel. Histoire Generale de la Nature et Theorie du Ciel. Paris, Librairie Philosophique J. Vrin, p. 205-259.

LORENTE, J.M. (1930). Meteorologia. Barcelona, Editorial Labor, 192 p.

MARCUZZI, M. (1999) "La Geographie kantienne: delimitation de la discipline". In KANT, Immanuel. Geographie. Physische Geographie. Paris. Aubier, p. 40-55.

MARTIN VIDE, J. (1991). Fundamentos de Climatologia Analitica. Madrid, Ed. Sintesis, Madrid, 160 p.

MAS GALVAN. C. (2014). "El oceano vertical. La cuestion de las altitudes en Jorge Juan y Antonio de Ulloa", en Congreso Internacional Jorge Juan Santacilia (1713-1773) en la Espana de la Ilustracion. Memoria y presente. Universidad de Alicante, octubre 2013. (ponencia facilitada por el autor).

MEDINA ISABEL, M. (1976). Meteorologia basica sinoptica. Madrid, Ed. Paraninfo, 320 p.

OLCINA CANTOS, J. (2013). "Clasificacion de las nubes: de Lamarck y Howard al Atlas Internacional de Nubes", en Clima, Naturaleza y desastre. Espana e Hispa noamerica durante la Edad Moderna (Alberola Roma, A., coord.), Valencia, Publications de la Universitat de Valencia, pp. 193-224.

OLCINA CANTOS, J. (2014). "Referencias atmosfericas y avances para la ciencia climatica en la obra de Jose de Acosta". Scripta Nova. Revista Electronica de Geografia y Ciencias Sociales. [En linea]. Barcelona: Universidad de Barcelona, vol. XVIII, no. 478. <http://www.ub.es/geocrit/sn/sn-478.htm>.

ORTEGA VALCARCEL, J. (2000) Los horizontes de la geografia. Teoria de la geografia. Barcelona, Ed. Ariel. Col. Geografia., 604 p.

ORTEGA Y GASSET, J. (1983). Kant, Hegel, Scheler. Madrid, Revista de Occidente en Alianza Editorial, 150 p.

PELKOWSKY, J. (2004). "La anemologia kantiana: contexto historico y version castellana", Rev. Meteorologia Colombiana, 8, 115-127.

PERSSON, A.O. (2006). "Hadleys Principle: Understanding and Misunderstanding the Trade Winds", History of Meteorology, 3, pp. 17-42.

RIBAS, A.D. y VITTE, A.C. (2009). "O Curso de Geografia Fisica de Immanuel Kant (1724-1804): entre a Cosmologia e a Estetica". Biblio 3W. Revista Bibliografica de Geografia y Ciencias Sociales, Universidad de Barcelona, Vol. XIV, no. 844, 25 de octubre de 2009. <http://www.ub.es/geocrit/b3w-844.htm>.

ROJAS SALAZAR, T. (2007). "Los aportes de Kant a la geografia". Rev. Terra, vol. XXIII, no. 34, 11-33.

RUSSELL, B. (2010). Historia de la Filosofia Occidental. Tomo II (La filosofia moderna). Madrid, Ed. Austral, 550 p.

SEIDENGART, J. (1984). "Genese et structure de la cosmologie kantienne precritique". In: KANT,Immanuel. Histoire Generale de la Nature et Theorie du Ciel. Paris, Librairie Philosophique J.Vrin, p. 7-59.

URIARTE, A. (2002). Historia del Clima de la Tierra. Vitoria, Servicio Central de Publicaciones del Gobierno Vasco, 306 p.

URTEAGA, L. (1993). "La teoria de los climas y los origenes del ambientalismo", Geocritica, ano XVIII, no. 99, Universidad de Barcelona. Disponible en http://www.ub.edu/geocrit/geo99.htm

VARENIO, B, (1664). Geographia generalis, in qua affectiones generales telluris explicantur. Amstelodami, Ex Officina Elzeviriana, 748 p.

VICUNA, GUMERSINDO. (1880). Manual de meteorologia popular, Madrid, Biblioteca Enciclopedica Popular Ilustrada, 232 p.

WATKINS, E. (edit.) (2001). Kant and the Sciences, Oxford University Press, 304 p.

WATKINS, E. (edit.) (2012). Natural Science. The Cambridge edition of the Works of Immanuel Kant in translation. San Diego, University of California, 818 p.

WELTI, R. (2013). La explicacion del cielo azul. Una aventura del pensamiento. Rosario, Vesperi Refulgens Editora, 139 p.

(1) Este articulo forma parte de las investigaciones llevadas a cabo en el seno del grupo de investigacion en "Historia y Clima" de la Universidad de Alicante, bajo direccion del prof. Armando Alberola Roma, desarrollados en el marco del proyecto I+D (HAR2013-44972-P).

(2) Vid. Kant, I. Physical Geography [Rink's edition, 1802]. Vol. I, Introduction. [seccion]1, 2, 3, 4, y 5. (In. Watkins, E. (edit.) (2012) Natural Science. The Cambridge edition of the Works of Immanuel Kant in translation. San Diego, University of California, 818 p.

(3) Critica de la razon pura (1781 y 1787); Critica de la razon practica (1788) y Critica del juicio (1790).

(4) La edicion de estos trabajos de Kant sobre ciencias de la Naturaleza se puede consultar en Watkins, E. (edit.) (2012) Natural Science. The Cambridge edition of the Works of Immanuel Kant in translation. San Diego, University of California, 818 p.

(5) A estas dos disciplinas, basicas para la formacion del ser humano en opinion del filosofo aleman, unira Kant tambien la antropologia; no en vano esta ultima disciplina ocupara un buen numero de lecciones impartidas a lo largo de su carrera academica en la Universidad de Konigsberg.

(6) A la explicacion del espacio y tiempo y sus formas de conocimiento dedicaria Kant gran parte de una de sus obras principales de pensamiento, la Critica de la razon pura (1781 y 1787) y, asimismo, de los Prolegomenos (1783).

(7) Para Russell (2010) este ultimo criterio ("el espacio es imaginado como una magnitud infinita dada") es propio de una persona como Kant que vivia en una region llana, como Koeningsberg, en la desembocadora del rio Pregel, pero es dificil imaginar como podria imaginarla un habitante de un valle alpino. (Russell, 2010, p. 396-397).

(8) Un documento esencial para la configuracion del manuscrito de la Geografia Fisica es el denominado "manuscrito de Holstein-Beck", perteneciente a un disciplinado alumno del filosofo que recogio los apuntes elaborados por el propio Kant, entre 1757 y 1759, para sus clases de Geografia (los denominados Diktattext manuscript) y a los que Kant anadio, de propia mano y anos despues, correcciones y anadidos. Holstein-Beck reunio los materiales de su manuscrito, con las anotaciones anadidas de Kant durante invierno de 1772/73.

(9) Vid.University of Manchester. Kant in the classroom. Materials to aid the study of Kant's lectures. (disponible en: http://www.manchester.edu/kant/notes/notesGeography.htm#family).

(10) Vid. Stark, W. (2001) Immanuel Kants physische Geographie--eine Her--ausforderung?, 4th May 2001. Disponible en http://www.staff.uni-marburg.de/wstark/ws_lese4.htm.

(11) En 1924-25, Adickes recopilaria en un volumen los escritos sobre la Naturaleza del filosofo aleman (vid. Erich Adickes, Kant als Naturf orscher, 2 vols., Berlin: de Gruyter, 1924-25). Este trabajo ha merecido una reciente edicion a cargo de Eric Watkins, comentada y enriquecida con estudios tematicos, por parte de la Universidad de Cambridge (Vid. Watkins, E. (ed.) Natural Science. The Cambridge Edition of the Works of Immanuel Kant, Cambridge University Press, 818 p.). Este trabajo ha sido la base de consulta manejada, de modo principal, para la elaboracion del presente estudio.

(12) Para la lectura de este manuscrito se ha consultado la edicion italiana, llevada a cabo por Augusto Eckerlin en varios volumenes (Geografia Fisica di Emanuele Kant, tradotta dal tedesco. 6 vols. Milano, 1807-11. Dalla tipografia di Giovanni Silvestri.)

(13) Vid. Enciclopaedia Britannica 1771, vol.3. p. 499.

(14) Vid. Kant, I. Physical Geography [Rink's edition, 1802]. Vol. I, Preliminary mathematical concepts. [seccion]10. (In. Watkins, E. (edit.) (2012) op. cit. supra. Nota 2).

(15) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion]10.3.

(16) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion]10.3.

(17) La milla germanica equivalia a 1/15 parte del grado de la linea ecuatorial, esto es, 7.420,54 metros (24.345,6 pies). Esta medida variaba segun las regiones alemanas. En elnorte de Alemania y Prusia se adopto la medida tradicional danesa (7.532,5 m.) Tras la introduccion del sistema metrico decimal, en 1872, se dio un valor fijo e igual para todo el territorio (7.500 m.).

(18) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion]63.

(19) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion]63.

(20) Debe recordarse que la clasificacion de las nubes no se producira hasta 1802, tras el fallido intento del sistema de Lamarck, con la publicacion del trabajo On the modifications of clouds de Luke Howard.

(21) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion]63.

(22) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion]63.

(23) Historia Natural y Moral de las Indias, Libro II, cap. XII

(24) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion]63.

(25) Vid. Juan, J. y Ulloa, A.: Observaciones, libro V. De las experiencias del barometro simple, de las quales se deduce la ley de la dilatacion del Ayre, y el metodo de hallar la altura de los Montes, pp. 102-131. Este libro V consta de cuatro capitulos. El primero esta dedicado a los experimentos realizados durante el viaje; el segundo al analisis de la ley de dilatacion del aire (o ley de Boyle-Mariotte); y el tercero y cuarto a sendos metodos de hallar las alturas mediante el barometro.

(26) Ibid., p. 123.

(27) Esto es especialmente significativo en el manuscrito de Rink. En el de Vollmer si que se hace referencia a unidades de medida de temperatura y de precpitacion.

(28) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 63.

(29) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 64.

(30) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 64.

(31) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 64.

(32) Vid. op. cit. supra. Nota 04. [seccion] 64.

(33) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 64.

(34) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 64.

(35) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 64.

(36) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 65.

(37) El termino "travado" debe proceder del vocablo portugues "travado", que significa "intrincado", alusivo al caracter racheado, cambiante de un viento de tormenta. Los navegantes portugueses conocian bien la region del Indico desde finales del siglo XV.

(38) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 65.

(39) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 65.

(40) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 65.

(41) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 65.

(42) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 66.

(43) Aprox. 7,3 m/s

(44) Aprox. 18,3 m/s

(45) Pelowski (2004) senala que la expresion "trade-winds" no significaria, como se entiende habitualmente, "viento del comercio" en referencia a los vientos del ambito intertropical que ayudaban a los veleros a desplazarse desde Europa al Nuevo Mundo en su travesia por el Oceano Atlantico, sino que hace proceder el vocablo "trade" del verbo "tread" que se traduce por "pisar" o "hacer sendero". Por su parte, el vocablo frances "alizes" que se emplea para denominar a los vientos alisios significaria "estar unido", "ser plano o liso". No obstante, en el siglo XVIII, tanto en la Cyclopaedia (Londres, 1728) como en la Enciclopedia Britannica (Edimburgo, 1771), la explicacion de los vientos alisios maneja la expresion "trade-winds" en la acepcion mas comunmente aceptada de "vientos del comercio".

(46) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 67.

(47) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 67.

(48) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 67.

(49) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 67.

(50) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 68.

(51) El primer teorema de la circulacion del aire de Vilheim Bjerknes senala que "si los gradientes de presion y de temperatura tienen direcciones distintas, se crea energia que fuerza al aire a circular en el sentido que lleva desde el extremo del vector gradiente de presion al del vector gradiente de temperatura, por el camino mas corto". La explicacion del circuito de brisas (diurna y nocturna) encuentra explicacion satisfactoria en este principio. Estos principios estan recogidos en las obras de V. Bjerknes "Das dynamische Prinzip der Zirkulationsbewegungen in der Atmosphare". Meteorologiste Zeitschrift. 07, (0900), pp. 97006, 45-56.; y "" Zirkulation relativ zu der Erde," Meteorologische Zeitschrift 09 (0902): 97008. (Vid. Medina Isabel, 0976, pp. 03-09).

(52) Vid. op. cit. supra. Nota 04. [seccion] 68.

(53) Vid. op. cit. supra. Nota 04. [seccion] 70.

(54) Vid. Kant, I. Physical Geography [Rink's edition, 1802]. Vol. I, First part; Third section. [seccion] 70 (In. Watkins, E. (edit.) (2012) op. cit. supra. Nota 2).

(55) Vid. Kant, I. Physical Geography [Rink's edition, 1802]. Vol. I, First part; Third section. [seccion] 70 (In. Watkins, E. (edit.) (2012) op. cit. supra. Nota 2).

(56) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 70.

(57) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 70.

(58) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 71.

(59) Se trata de Antonio de Ulloa cuya obra conocia Kant, como se ha senalado (vid. supra) y fue utilizada como bibliografia de consulta en sus apuntes de Geografia Fisica.

(60) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 71.

(61) Dove no conocera hasta 1846 la explicacion del giro de los vientos incluida en la Geografia Fisica de Kant, por lo que no pudo tenerla en cuenta en la formulacion inicial de su "ley del Giro" en 1827.

(62) Uno de los problemas de la Geografia Fisica de Kant es que no se incluye ninguna ilustracion o dibujo de sus propuestas de explicacion de los fenomenos atmosfericos, aunque no parece extrano que los utilizara en sus clases.

(63) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 71.

(64) El analisis del resto de elementos climaticos y de otros meteoros dentro de la Geografia Fisica de Kant esta mas completo en la edicion de Vollmer (1801) que en el manuscrito de Rink (1802), de ahi la necesidad de complementar la lectura del segundo, manejado basicamente en este estudio, con los volumenes publicados por Augusto Eckerlin del manuscrito de Vollmer, en la edicion italiana de la obra (vid. supra. apartado 3).

(65) Vid. Kant, E. Geografia Fisica. (Edicion de Augusto Eckerlin) Tradotta dal tedesco. Vol. Sesto. Milano, 1811. Dalla Tipografia di Giovanni Silvestri. III Capitolo della Prima Parte. Seconda Sezione. Divisione Terza, Pags. 177-185.

(66) Vid. op. cit. supra. Nota 13. [seccion] 73.

(67) Vid. op. cit. supra. Nota 13. [seccion] 73.

(68) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 73.

(69) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 73.

(70) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 73.

(71) Vid. op. cit. supra. Nota 14. [seccion] 73.

(72) Es la explicacion de lo que los climatologos franceses, desde De Martonne, denominaran hivernage al describir el tiempo atmosferico caracteristico de la estacion lluviosa de verano (De Martonne, 1964, p. 251).

(73) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176.

(74) El fisico y quimico frances du Fay, siguiendo los trabajos del ingles Stephen Gray fue el primero en identificar la existencia de dos tipos de cargas electricas en los cuerpos, que denomino carga vitrea y carga resinosa. Su trabajo fue publicado en la prestigiosa revista Philosophical Transactions (1734).

(75) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176. p. 81-82.

(76) La toesa francesa equivalia a 1,9490 metros, equiparable a 6 pies o 72 pulgadas.

(77) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176. Pags. 83-84.

(78) Durante una estancia en Francia, en 1752, Benjamin Franklin llevaria a cabo el famoso experimento de la cometa, que le permitio demostrar que las nubes estan cargadas de electricidad y que, por lo tanto, los rayos son esencialmente descargas de tipo electrico.

(79) Algunas de estas estaciones meteorologicas formarian parte de la red meteorologica europea de la Sociedad Meteorologica Palatina, de Manheim, patrocinada por Principe elector Kart Theodor del Palatinado, que mantuvo una red de observacion entre los anos 1780 a 1795 y publico una importante serie de datos. La red llego a estar formada por 39 estaciones que integraban ciudades desde Groenlandia hasta Roma y desde La Rochelle a Moscu, algunas de las cuales ya venian realizando observaciones desde hacia tiempo.

(80) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176. Pag. 89.

(81) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176. Pags. 92-110.

(82) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176. Pags. 110-117.

(83) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176. Pags. 113-114.

(84) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176. Pags. 127-128.

(85) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176. Pags. 137-139.

(86) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176. Pags. 165-176.

(87) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176. Pags. 168-169.

(88) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176. Pag. 176.

(89) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176. Pags. 189-193.

(90) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176. Pag. 190.

(91) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176. Pag. 191.

(92) Vid. op. cit. supra. Nota 65. Pags. 70 a 176. Pags. 188-189.

(93) En 1967, Emmanuel Le Roy Ladurie, publicara su conocido y excelente ensayo "Histoire du climat depuis l'an mil" (Ed.Flammarion, 381 p).

JORGE OLCINA CANTOS

Departamento de Analisis Geografico Regional y Geografia Fisica

Universidad de Alicante

jorge.olcina@ua.es

Recibido: 30 de abril del 2014

Enviado a evaluar: 8 de mayo del 2014

Aceptado: 17 de julio del 2014
Tabla 1. Estructura de los grandes temas tratados por Varenio
y Kant en sus obras sobre geografia.

GEOGRAFIA FISICA                           GEOGRAPHIA GENERALIS
(1802). Inmmanuel Kant                  (1671). Bernhardus Varenius
                                         (capitulos que abordan la
                                                 tematica)

Parte Primera      --Introduccion:      Cap. I
(Geografia           concepto
"absoluta" segun     geografia
la division        --Conceptos          Caps. II, III, IV, V,
de Varenio)          matematicos          VI, VI, VII
                     previos
                   --Elementos          Caps. XII, XIII, XIV,
                     principales          XV, XVI, XVII, XVIII
                     de la naturaleza

                     --Agua
                     --Tierra           Caps. VII, VIII, IX, X, XI
                     --Atmosfera        Caps. XIX, XX, XXI

                   --Historia de        No se incluye en la
                     los grandes          obra de Varenio.
                     cambios
                     ocurridos en la
                     Tierra y de los
                     que estan
                     ocurriendo
                   --ANEXO: Sobre       Caps. XXXV,
                     la navegacion        XXXVI, XXXVII,
                                          XVIII, XXXIX, XL

Parte Segunda      Observaciones        No desarrollada
(Geografia           particulares de      por Varenio
"especifica"         los hechos
segun la             existentes en
division de          la Tierra:
Varenio)
                   --Ser humano
                   --Reino animal
                   --Reino vegetal
                   --Reino mineral

Parte Tercera      Curiosidades         No desarrollada
(Geografia           existentes en        por Varenio
"comparativa"        todos los
segun la             paises, en
division de          orden
Varenio)             alfabetico:

                     --Asia
                     --Africa
                     --Europa
                     --America

Fuente: Elaboracion propia.

Tabla 2. Principales referencias bibliograficas consultadas
por Kant en su Geografia Fisica.

Autores mas destacados
consultados por Kant en
su Geografia Fisica

--Aristoteles                --Peter Colbe
--Herodoto                   --Johann Lulofs
--Plinio el Viejo            --Johann Georg Gmelin
--Leo Africanus              --Johann Heinrich
--Edrisi                       Gottlob von Justi
--Bernhandus Varenius        --Erik Pontoppidan
--Isaac Newton               -- Hiob Ludolf
--Christian von Wolff        --Johann Georg Keyfler
--Gottfried Wilhelm          -- Anton Friedrich
                               Busching
  Leibniz                    --Henry Ellis
--Antonio Lazaro Moro        --Johann Jacob
                               Scheuchzer
--Francois Marie Arouet,     --Georg Wolfgang Krafft
  Voltaire                   --Jean'--Baptiste Labat
--Carl Linne y Johann        --Wouter Schouten
  Joachim Lange              --Jean de Thevenot
--Charles Louis de           --Johann Jacob Schatz y
  Secondat, Baron de           Johann Hubner
  Montesquieu                --Joseph Pitton de
                               Tournefort
--John Woodward              --Ferdinan Magellan
--Philippe Bauche            --Georg Wilhelm Steller
--Horace Benedict de         --Vitus Jonassen Bering
  Saussure                   --Johann Reinhol Forster
--Johann Baptist Homann      --John Ray
--Thomas Salmon
--Gerhard Friedrich Muller

Autores mas destacados       Autores mas destacados
consultados por Kant en      consultados por Kant para
su Geografia Fisica          la elaboracion de sus
                             escritos sobre cuestiones
                             atmosfericas

--Aristoteles                --Isaac Newton
--Herodoto                   --Antonio de Ulloa
--Plinio el Viejo            --Pierre Bouguer
--Leo Africanus              --Charles Marie de La
--Edrisi                     Condomine
--Bernhandus Varenius        --Benjamin Franklin
--Isaac Newton               --Antoine Reaumur
--Christian von Wolff        --Edmund Halley
--Gottfried Wilhelm          --Ander Celsius

  Leibniz                    --Daniel Fahrenheit
--Antonio Lazaro Moro        --Giovani Battista Venturi

--Francois Marie Arouet,     --Blaise Pascal
  Voltaire                   --Gabriel-Philippe de la Hire
--Carl Linne y Johann        --Jean Andre de Luc
  Joachim Lange              --Johann Heinrich Lambert
--Charles Louis de           --Leonhard Euler
  Secondat, Baron de         --Daniel Bernouilli
  Montesquieu                --Antoine-Laurent Lavoisier

--John Woodward              --William Dampier
--Philippe Bauche            --Robert Boyle
--Horace Benedict de         --Pieter van Musschenbroek
  Saussure                   --Charles Francois de
--Johann Baptist Homann      Cisternay du Fay
--Thomas Salmon
--Gerhard Friedrich Muller

Fuente: Elaboracion propia.

Tabla 3. Contenidos sobre cuestiones meteorologicas y climaticas
en los manuscritos de la Geografia Fisica de Kant

Geografia Fisica (manuscrito de    Geografia Fisica (manuscrito de
Rink, Ed. Adickes)                 Wilhelm-Vollmer. Ed. Eckerlin)

--Historia de la atmosfera         --Definicion y denominacion
                                     de la atmosfera
--Sobre los vientos en general     --Direccion del viento
--Division de los vientos segun    --Causa general del viento
  sus propiedades, humedad,        --Velocidad del viento
  sequedad, calidez, frialdad
  y salubridad
--Velocidad de los viento          --Fuerza del viento
--Sobre los alisios                --Cualidad del viento
--Sobre las brisas de mar y de     --Division del viento
  tierra
--Sobre los monzones o vientos     --De los vientos constantes
  periodicos
--Causa de los monzones            --De los vientos periodicos
--Mas leyes en relacion a la       --De los vientos irregulares
  alternancia de los vientos       --Del movimiento de la
                                     atmosfera en el sonido
--Sobre la lluvia y otras          --Meteoros humedos
  manifestaciones atmosfericas     --Meteoros igneos
--Sobre la relacion del tiempo     --Meteoros acusticos
  atmosferico con los climas y     --De la temperatura y su
  las estaciones del ano.            relacion con la naturaleza y
                                     situacion de los lugares

Fuente: Elaboracion propia.

Tabla 4. Vientos regionales analizados por Kant en su Geografia
Fisica.

VIENTO y AREA AFECTADA                       CARACTERISTICAS

Chamsin (Egipto)                           Calido, del desierto
Samiel (Persia, Arabia y Siria)            Calido, del desierto
Terreno (Guinea)                      Frio, procede de las montanas
Norte (Mexico)                                     Frio
"Tornado" (Oceano Indico                 Humedo, inestable. Sopla
  y Etiopico)                                   media hora
"Travado"37 (Oceano Indico               Humedo, inestable. Sopla
  y Etiopico)                              varias horas o dias.
Tornado (Sierra Leona)                      Humedo, inestable
Ouragan (Golfo de Mexico)                   Humedo, inestable
Tifon (Mar de la China y de Japon)          Humedo, inestable
Noreste y Suroeste (Islas                   Alisios, humedos.
  Filipinas, Nueva Cartagena)

Fuente: Elaboracion propia

Tabla 5. Principios de circulacion de vientos propuestos por Kant
en su Geografia Fisica.

Principio no. 1            Principio no. 2         Principio no. 3

"El viento sopla de W   "El viento que se       "El viento del NW que
a E mas rapido en el    desplaza del Ecuador    se desplaza hacia el
Ecuador que en          hacia el Polo es        Ecuador experimenta
latitudes medias y      primero un viento del   un giro y se
este ultimo mas         Sur que se transforma   transforma en viento
rapido que en los       luego en viento del     del NE debido a que
circulos polares".      SW (hemisferio norte)   "queda retrasado" en
Este hecho esta en      puesto que en           latitudes
relacion con la         latitudes alejadas      ecuatoriales respecto
propia velocidad de     del Ecuador ese         a la propia velocidad
rotacion de la tierra   viento sopla con una    de rotacion de la
en cada latitud. Mas    velocidad mayor que     Tierra en estas
veloz en el Ecuador y   la existente por        latitudes." En el
menos en los Polos.     rotacion terrestre en   hemisferio Sur el
                        dicha latitud." En el   viento del SW que se
                        hemisferio Sur el       desplaza hacia el
                        viento que procede      Ecuador se transforme
                        del Ecuador se          en viento del SE por
                        transformara en un      la misma razon.
                        viento del NW, por la
                        misma razon.
COPYRIGHT 2014 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Olcina Cantos, Jorge
Publication:Anales de Geografia de la Universidad Complutense
Date:Jul 1, 2014
Words:22112
Previous Article:La informacion climatico-meteorologica proporcionada al turista. Explorando el caso espanol.
Next Article:Evaluacion de la peligrosidad con criterios geomorfologicos a traves de las unidades de diagnostico en el territorio de Casapalma (Valle de...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters