Printer Friendly

Encuentro de Patzcuaro: Polemizan De Tavira y Bert.

Francisco Turon, periodista y critico escenico, miembro de la Asociacion Mexicana de Criticos de Teatro (AMCT) que organizo el Segundo Encuentro Internacional de Critica y Periodismo Teatral del 21 al 25 de abril en Patzcuaro, Michoacan, recogio la polemica que, al termino del encuentro, protagonizaron los directores de escena Luis de Tavira y Bruno Bert sobre el caracter etico de que un director haga tambien critica teatral, y la entrego a Proceso.

PATZCUARO, MICH.- La AMCT convoco a mas de 70 criticos teatrales y periodistas culturales del pais, e hizo una seleccion de criticos internacionales, entre ellos Jorge Dubatti (Argentina), Eve Dumas (Quebec, Canada) y Jose Antonio Blasco (Venezuela).

Destacados personajes de nuestro medio recurrieron a una especie de "junta de medicos" en solicitud de diagnostico, augurio y tratamiento de los males que padece el teatro y aquejan a la critica teatral mexicanos.

Al concluir las tres noches y cuatro dias del peculiar acontecimiento "conventual" (celebrado en la escuela teatral que dirige Luis de Tavira), los anfitriones del encuentro, el mismo De Tavira y el presidente de la AMCT, Bruno Bert, establecieron en una mesa su canon de la critica ante los criticos, entre ellos Fernando de Ita.

Luis De Tavira:

"De lo que podria yo estar convencido sin conocer esas sesiones, y es muy impresionante, que sin duda el contenido mayor es la reunion misma, el verlos reunidos. Es un hecho digno de valorar, de pensar, porque creo que lo que nos ha estado pasando desde hace muchos anos en el teatro en Mexico es que se da sin la interlocucion y que el interlocutor del hacedor de teatro y del espectador es el testigo que valora esa interlocucion y es el que teoriza ese hecho, el que lo critica, es decir: el que lo valora y el que lo orienta. Y esta interlocucion yo creo que es en lo personal, echado mucho de menos en el teatro.

"Nuestro teatro es un teatro endemicamente inmovil, porque no esta articulado. Yo uso como una metafora lo que siento que pasa con nuestro teatro: una mesa repleta de perinolas girando enloquecidas, solas. Si hay una dinamica productora sumamente impresionante; pero todas las iniciativas son giros en el eje solo de una perinola loca, que se va desgastando hasta que termina su movimiento, y no le pasa nada a la perinola de junto si una cesa o no cesa, si otra arranca o no. Y una mesa de perinolas girando enloquecidas no es un movimiento nacional. No es el teatro. Por eso digo que en Mexico hacemos muchas obras, pero finalmente no hacemos teatro. Cultura es esa conversacion que nos sostiene en el tiempo. Un movimiento seria, a diferencia de esa mesa de perinolas, la maquinaria de un reloj en donde el movimiento de esas piezas "afecta el movimiento de todas, porque estan conectadas.

"De manera que al verlos reunidos, con el proposito de entablar una interlocucion, a mi me parece un hecho importante, sorprendente, que habria que tambien apreciar y en la medida que sea posible, fundar esa interlocucion."

Luis de Tavira hizo entonces un parentesis para rendir homenaje a Ignacio Retes, a quien definio como "hijo de su tiempo", destacando su importante contribucion "a la mexicanidad del teatro". Senalo que aprendio de Retes sin haber sido su alumno formal. Y pidio disculpas "por haber monopolizado la conversacion".

Bruno Bert, como moderador, abrio el dialogo a la mesa.

Fernando de Ita cuestiono a De Tavira:

"?Como pretendes que tu perinola se conecte con otra perinola? Sin albur."

De Tavira:

"Son muchas cosas al mismo tiempo. En el ejercicio de los derechos yo puedo hacer constar, porque lo puedo hacer constar, que yo me siento con absoluto derecho de proponer en el escenario lo que yo considero que tengo que proponer ahi. Y yo creo que el critico esta en el absoluto derecho de opinar sobre eso lo que el crea que pueda opinar sobre eso. Me guste o no me guste. Jamas he contestado a una critica, jamas. Hay muchas en las que me han zumbado con una mala leche y mucha elocuencia, que esas son las que duelen. Y yo me quedo calladito, porque esa no es mi atribucion.

"Yo pienso que esa critica se califica sola, pero no entro en polemicas ni en arrebatos, y jamas, jamas he intentado intervenir en ese territorio. Y menos en otro que me parece todavia mas deshonesto, que es en el de intentar ser juez y parte, que es otro ejercicio muy comun en nuestro medio ..."

De Tavira volteo entonces el rostro y con discrecion vio a Bruno Bert:

"... En donde pues, un director ahora hace critica. O un escritor ahora hace critica, igual es juez y parte. No hay un deslinde etico de funciones donde todos tendriamos que contribuir a lo mismo y, finalmente: ?Cual es la finalidad de una cosa y de la otra? Yo creo que la finalidad, tendriamos que llegar al consenso que es la misma, que lo que nos importa es la batalla por el teatro y por la vida del teatro por la sociedad. Y es eso lo que tendria que importarnos."

Reitero que nunca ha impugnado critica alguna, "a pesar de ser injustas, yo calladito":

"No me estoy preocupando por complacer a nadie. ?En donde la critica es objetiva y no un ejercicio arbitrario de subjetividades simplemete en el campo de la sensibilidad y del gusto? Ese es el gran problema estetico de objetivar la obra de arte."

Bert:

"Yo queria aclarar algo, porque soy un convencido de que efectivamente, la consistencia de conocimiento y la etica son dos elementos fundamentales que debe tener un critico; sin embargo, yo difiero profundamente con lo que acaba de decir el maestro con relacion a los jueces y a las partes.

"Al contrario, yo he planteado y sigo planteandolo, que es un profundo prejuicio pretender que escriba de cocina alguien que hace cocina; que escriba de medicina alguien que practica la medicina; que escriban de fisica los fisicos. Y que escriban de teatro los que nunca hacen teatro. Yo pienso que ser juez y parte desequilibra las propias obras y eso, por supuesto, es totalmente absurdo, es totalmente antietico. Pero siempre he tendido y sigo tendiendo a pensar que la critica debiera ser ejercida por los propios hacedores a partir de un conocimiento suplementario, que es el conocimiento que necesita cualquier individuo que quiera especializarse en la construccion y reconstruccion de las partes del hecho artistico. Entonces, creo que es sumamente importante, y por ello estoy muy contento, de que en los ultimos 20 anos ese prejuicio haya bajado considerablemente su existencia, y muchos de los que estan aqui puedan escribir dramaturgia y puedan hacer teatro, dirigir o hacer critica.

"Entonces, considero que se puedan tener distintas posiciones; pero hay una coincidencia con el maestro De Tavira. Y es la capacitacion rigurosa y la etica rigurosa que son esenciales en el critico, como son en el creador. Por eso es que arrebato esa posicion, porque para mi es esencial, no solo por mi, sino como posicion en que los que hacen critica teniendo una capacitacion suplementaria y tecnica, bien pueden ser los hacedores de teatro, y bien haria a los hacedores de teatro tomar en sus manos el oficio de critico, en vez de dejarlo en manos de gente que ignora el oficio y que no tiene esa capacitacion y ni siquiera conoce el interno del teatro mismo."

De Tavira repuso:

"Voy a aprovechar la intervencion de Bruto para precisar mas lo que he querido decir y sostenerme en mi postura; pero me parece muy respetable la tuya, porque yo en tu posicion haria mucho mas exigente precisamente lo que yo demando de la critica.

"Yo escribo de teatro. Pero jamas he intentado hablar en terminos calificativos del trabajo de los colegas, como no sea para hacer elogio de su trabajo, que eso si lo he hecho muchas veces, como cuando escribe uno un prologo o se refiere uno al trabajo de un colega. Yo tenia en La Jornada Semanal una columna que se llamaba Proscenio, y que desgraciadamente ya no pude seguir haciendo, y cuando me la ofrecieron, yo dije: La unica condicion que yo pongo es que no me pongan a hacer critica de los espectaculos de los colegas, pues porque yo estoy en el juego de una propuesta teatral que me parece me invalida para hablar desde otro territorio que no sea el escenario, de cuales son mis convicciones sobre esa propuesta teatral. Por lo tanto, si me permiten escribir sobre el teatro y el fenomeno teatral, las figuras de los protagonistas del teatro en Mexico, yo lo hare con muchisimo gusto: el ejercicio de escribir sobre el teatro y los problemas del teatro.

"Y bueno, tengo libros sobre el teatro. En esa parte te doy toda la razon: hacer teatro no invalida a escribir sobre el teatro. Ahora bien: en mi proyecto personal, opinar yo sobre el trabajo de otros colegas cuando mi postura es propositiva, como ustedes mismos la reconocen, sumamente polemica, pues siento yo que me quita a mi capacidades de apertura como para ser un comentarista objetivo del teatro de los otros. Ahora bien, si alguien lo consigue, me parece admirable siempre y cuando asumir la postura del critico no este implicando subrepticiamente instituirse el sinodal del trabajo de los companeros. Este es el punto."

Anadio que el mismo no podria reconocer a nadie como su juez o sinodal, porque ya habia pasado la etapa escolar en la que lo calificaron y hoy ya no reconoce autoridad de nadie que califique su trabajo teatral.

Concluyo Bert:

"Solamente quiero marcar algo que no solo le pasa a los criticos. Lo que plantea "ahora Luis es que es una opinion personal de sus sensaciones personales. Y eso es muy respetable. Pero el hace un momento decia que es antietico hacerlo. Y es muy diferente decir: Yo considero que para mi no es correcto, a decir que es antietico, como un axioma. Y eso es totalmente distinto."

Luis de Tavira cerro el dialogo con las palabras:

"Confirmo que es antietico cuando se ejercita la calificacion en la critica, al mismo tiempo que se hace teatro. Ahi esta la postura."

ARTICULO RELACIONADO: "El convivio teatral".

Estela Lenero Franco

Una representacion teatral es unica e irrepetible, tal y como la misma agua no pasa dos veces por el mismo rio. Lo que sucede en el teatro es intransferible (te lo pueden platicar pero no sabras como fue esa experiencia). Es efimero, no admite intermediacion tecnica y te liga a la necesidad esencial del hombre de reunirse.

Esto expuso Jorge Dubatti durante el Segundo Encuentro Internacional de Critica y Periodismo Teatral organizado por la Asociacion Mexicana de Criticos de Teatro (AMCT) en Patzcuaro la semana pasada. La argumentacion de sus tesis tas desarrolla en su libro El convivio teatral, editado por la cooperativa ATEUEL, de la que el forma parte, y en el seminario que recientemente realizo.

El convivio teatral, dice Dubatti, es lo que define al teatro. Sin el, no hay nada. Y no solo eso, sino que tal hecho es fundamental para el analisis. Los otros dos pilares en los que sustenta sus tesis, son el hecho poetico en si que es el teatro, y la interaccion entre el mundo real y el mundo paralelo, imaginado, que provoca el fenomeno teatral.

El critico --categoria que tiene mas que ver con el ejercicio del criterio, como senalaba la mexicana Luz Emilia Aguilar Zinser en el encuentros--, y no con el de criticon, busca potenciar el significado de una obra para compartido. En el seminario impartido por esta critica y teorica en el evento, considero la importancia de la percepcion racional y subliminal a la que se debe estar muy atento, y la importancia de concebir al critico como un laboratorio de pensamiento. Insistio en la idea de que el espectador en el teatro va a cuestionarse y a encontrarse a si mismo. Considero como un gran problema el que en Mexico no haya una teorizacion y creacion de categorias particulares, por lo que muchas veces las guias son modelos de Francia o Inglaterra.

Eve Dumas, de Quebec, trabajo en su taller de critica y periodismo cultural con los formatos del frances Patrice Pavis, teorico de teatro, y con el Codigo Etico establecido por la Asociacion de Criticos de Teatro de Quebec. El primero basa su analisis en el desglose de los elementos de la puesta en escena, y en el segundo se concibe al critico como gremio: no acepta soborno, no permite plagio alguno, da las fuentes de sus citas y "no solicita el puesto de un colega ni provoca su despido aceptando trabajar en peores condiciones" (entre otros). Como se vera, hace falta aplicar este codigo en muchos de los escritores que publican en nuestro pais, y reflexionar mas detenidamente sobre este asunto.

Entre los multiples temas abordados en el encuentro, que reunio a mas de 70 adoradores del teatro, un tema recurrente y fundamental fue la grave situacion que se padece en nuestro pais en cuanto al cierre de fuentes de trabajo periodistico, la reduccion de espacios en los medios escritos para la cultura teatral por no ser redituable, y el desprecio por el teatro como fenomeno a cubrir y difundir.

Algunas de las propuestas, entre las muchas que surgieron, fue la de ampliar el horizonte teatral hacia la radio y la television para ejercer el periodismo cultural/teatral, capacitar y profesionalizar la actividad, y se vio la necesidad de ejercer la autocritica y revisar la mala relacion que en la historia de nuestro pais, hasta el momento, ha tenido la critica teatral con el hecho escenico. Tambien se considero importante la reflexion alrededor de la formacion de publicos y la relacion con el proceso creativo.

En este convivio teatral entre criticos y periodistas culturales, se pusieron en la mesa del debate temas de interes para el quehacer de la cultura y la conciencia de problemas graves en la formacion, produccion y difusion de las artes escenicas y su critica en Mexico. Esperemos que el debate continue, surjan nuevas propuestas y los medios necesarios para lograrlas.

ARTICULO RELACIONADO: De Tavira: "donde todo es 'show', nada es teatro".

Rosario Manzanos

Ya desde la fundacion de la Casa del Teatro en Coyoacan, Luis de Tavira buscaba un nuevo perfil para la educacion de los jovenes que deseaban ser actores. No obstante, su presencia ahi duro muy poco.

El director de obras como Nadie sabe nada, La ultima morada o El martirio de Morelos y que acaba de concluir temporada con La horiesta persona de Sechuan, de Bertolt Brecht, decidio que se necesitaba una experiencia mas radical y abandono la Ciudad de Mexico.

Con una solida formacion religiosa obtenida dentro de los claustros jesuitas, el director teatral necesitaba recuperar el rigor de la vida monastica y utilizarla a favor de su cruzada artistica: una escuela de teatro con alumnos dispuestos al rigor de un aprendizaje diferente y lejos de cualquier tipo de frivolidad. El teatro casi como una experiencia mistica.

El cierre de San Cayetano

Creado como el primer espacio radical para la formacion de actores, San Cayetano, en el Estado de Mexico, fue para De Tavira un proyecto "que resulto muy fecundo" en montajes, creacion y formacion.

Sin embargo, el edificio sede de su escuela no pertenecia a la Casa del Teatro:

"Era un antiguo colegio jesuita en propiedad de una comunidad de religiosas muy necesitadas que nos lo rentaban. Llegado cierto momento nos exigieron comprar el edificio: Simplemente no tuvimos los recursos para ello, no recibimos el apoyo para adquirirlo y tuvimos que dejarlo. Pero el proyecto no era renunciable."

Para rescatado y darle continuidad, De Tavira busco otra ciudad pequena del pais, y con lo que llama "una clara conciencia de descentralizar, una condicion indispensable para que se desarrolle el teatro a nivel nacional. Salir al encuentro de nuevos publicos y establecer nuevas relaciones con la sociedad que no habita los grandes centros urbanos o con la que accede a los centros de alta cultura."

Y apunta:

"Hacer eventos no es hacer teatro. La accion teatral en Mexico es prolifica en produccion de espectaculos, pero en estricto sentido no estamos haciendo teatro."

--Para usted hay muchos eventos que parecen teatro, pero que no lo son.

--Exacto. El teatro es un discurso, no un evento. Es la construccion de un interlocutor donde se representa a la realidad y se reune a la comunidad.

Como ejemplo, pone sobre la mesa la discusion sobre Mexico sucedida al final de la Revolucion:

"Cuando entramos a esa etapa del nacionalismo hubo muchas propuestas: Samuel Ramos proponia que Mexico era una esencia. Anos mas tarde, Octavio Paz lo corrige y dice: 'Mexico es una historia'. Entre ellos tercia Rodolfo Usigli y dice 'Mexico no es ni una esencia ni una historia, es una ficcion'. Es decir, la creacion de un espacio simbolico que crea la comunicacion y produce a los personajes de la identidad nacional y a los de la catarsis nacional. ?Cuales son estos ultimos? Mientras Mexico no alcance a habitar la dimension de su propia representacion, no alcanzara la dimension de una nacion identificadora.

--Pero la realidad se sustenta sobre sistemas de metaforas, ?no?

--Si, en tanto es conciencia de si misma. Por ello, el teatro es el articulador de la vida social. Por eso, yo digo que el origen del teatro no es religioso, sino que el teatro invento la religion, el es el que convoca a la reunion, el teatro es el arte por excelencia.

Michoacan

Al terminarse la experiencia de San Cayetano, a De Tavira y su grupo les quedo claro que habia pasado el tiempo y los actores formados por ellos habian concluido su formacion y necesitaban el paso siguiente:

"Con algunos egresados nos constituimos como un elenco estable. No podia ser automatico y que estuvieran todos. Tenian que venir aquellos que asi lo desearan y quienes nosotros desearamos tambien y construir entonces un repertorio. Eso es lo que hay que ofrecerle al espectador y romper con la costumbre de convocar elencos efimeros para un espectaculo. Algo un tanto inutil, porque implica comenzar siempre de cero y tenerse que poner de acuerdo, incluso para la creacion de un lenguaje."

Por ello, crearon El Centro Dramatico de Michoacan, ubicado en la vieja finca del general Lazaro Cardenas en la ciudad de Patzcuaro.

Mediante un convenio entre el gobierno de Michoacan, el Conaculta y la Casa del Teatro, desde ahi, entre otras cosas, pretenden acordar una pedagogia mexicana de la actuacion, partiendo de la diversidad de experiencias que se hacen al interior del pais.

Son un nucleo pequeno: 13 actores, una administradora, un director artistico y un productor tecnico.

La primera obra del repertorio es La honesta persona de Sechuan de Bertolt Brecht, que quedara en el, y empezaran a ensayar El Inspector, de Mogol, que dirigira Sandra Felix. Despues, emprenderan un proyecto de teatro trashumante en las poblaciones pequenas del estado de Michoacan, y hacia finales del ano haran una version teatral de la novela Al filo del agua, de Agustin Yanez.

"Tambien estamos construyendo un pequeno teatro que quedara para la comunidad de Patzcuaro, y que sera nuestro laboratorio escenico."

El recuento

Para De Tavira es fundamental modificar la perspectiva de lo que es el teatro y la actuacion:

"Despues de muchos anos, no solamente en la Casa del Teatro, sino en otras instituciones que mi grupo y yo hemos ayudado a crear y en otras en las que nos hemos dedicado por mas de 25 anos a la formacion de los actores, y habiendo tenido el privilegio de participar en la preparacion de los mejores cuadros actorales del pais, vemos cual es la situacion del teatro y nos damos cuenta de que esos maravillosos actores que hemos formado emigran del teatro, no se quedan en el.

"Se van a otro mercado laboral, fundamentalmente a la television y excepcionalmente al cine. Pero no vuelven al teatro."

Por ello, considera que la situacion ha llegado "al absurdo de estar formandole sus cuadros a la television comercial".

Y se pregunta:

"?Como lograr que los actores permanezcan en el teatro? Porque, finalmente, terminan siendo mercenarios. No es lo mismo formar a un actor para la comunidad del teatro y que puedan vivir en estabilidad a ser mercenarios en renta, que ademas se convierten en competidores entre si. Porque el peor enemigo de un actor es su colega, aquel que puede ganarle el papel en la audicion. Todo esto desintegra a la comunidad dci teatro."

El aislamiento

--Si el concepto de teatralidad se modifica en el tiempo. ?No se modifica junto con el tambien el concepto de formacion de un actor?

--No se trata de capacitar, sino formar al sujeto del teatro. El a su vez, es sujeto de un arte que en nuestros dias se resignifica. Ante la gran escalada de deshumanizacion y despersonalizacion, lo que antes era el publico del teatro se ha convertido en la masa consumidora que es rehen de los medios. ?Cual es, entonces, el papel del teatro que es por excelencia el arte de la personificacion? El actor es el artista de la personificacion y nadie da lo que no tiene. Por eso se trata primero de ser persona para despues ser el artista de la personificacion.

--Si el teatro en si mismo es praxis y es un acontecimiento humano en un orden de la realidad, ?para que se necesita entonces un aislamiento tan estricto como el que usted establecio en San Cayetano y ahora en Patzcuaro?

--Para abrir los horizontes y conocer la realidad. No es el horizonte de la alienacion virtual de los medios. Sino de la realidad real. Esa es la paradoja: el recogimiento para entrar en la construccion de la persona es una etapa. La creacion de una vida comunitaria tambien implica formacion, porque no hemos sido educados para vivir en comunidad ni para la creacion colectiva. Esto implica una etapa intensa e importante. Pero no nos aislamos para apartarnos del mundo, sino para conocerlo y entrar en el. Nuestra realidad es otra.

Explica De Tavira que su nuevo proyecto en Patzcuaro le ha ensenado a el y a su equipo que el reclamo por el teatro no es sino "abogar por un derecho de la sociedad".

Porque para el, "el derecho al teatro es un derecho social y de el surgen los otros derechos que nosotros exigimos para el. El teatro es una necesidad social y como puede hacerse consciente de esto la sociedad si no tiene acceso al teatro. En un pais en donde 90% nunca ha ido al teatro, las cosas cambian muy radicalmente".

--Pero el teatro, por su propia definicion, es una actividad minoritaria y no de masas, ?esta de acuerdo?

--Es una actividad entre personas. Es una comunicacion de personas que exige la comparecencia personal y viva del espectador y del actor. Por lo tanto, es la comunicacion que funda las relaciones personales. Gracias al teatro, las personas nos concebimos como personas.

--?Propone usted que el arte de alguna forma le da la espalda a la realidad?

--Al contrario, la realidad se ausenta de la vida social y el arte la rescata. No hay nada mas real que el teatro. Hacemos teatro para descubrir la realidad. Esto lo decia Aristoteles en su Poetica: El teatro es la via privilegiada para el conocimiento de la realidad y para su representacion, lo que no esta haciendo la virtualidad y el mercado. Por eso, el teatro es una vuelta a la realidad y a la construccion de un mundo posible a partir del ser humano como persona y como ser capaz de construir relaciones personales, lo cual implica tambien la construccion de una conciencia.

Por lo tanto, apunta:

"Sustraerse de la masa y de la unidimension del mercado implica entrar en la realidad."

--?Quiere usted decir, entonces, que sus aulas no son solamente para formar actores sino que, ademas, son espacios simbolicos?

--Son espacios de conocimientos sobre la realidad, en donde encontramos "lo otro". La crisis del teatro tiene que ver con la enorme teatralizacion que ha hecho el mercado. En un mundo donde todo es teatro y donde todo es show, nada es teatro. Entonces, ?cual es el papel del teatro? No hay que olvidar que la democracia es un fruto de la cultura, hay que volver a esta cultura de la que surge la conciencia y en el anhelo democratico.

"El teatro es un concentrado de vida, la formacion teatral es un concentrado del teatro, y San Cayetano fue un concentrado de teatro que es, a su vez, un concentrado de vida. Yo lo entiendo como lo senala Diderot en La paradoja del comediante: El que se ocupa de la formacion de los actores en realidad se esta planteando el futuro del teatro."
COPYRIGHT 2004 CISA Comunicacion e Informacion, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2004 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Luis de Tavira y Bruno Bert; Encuentro Internacional de Critica y Periodismo Teatral
Author:Turon, Francisco
Publication:Proceso
Date:May 2, 2004
Words:4497
Previous Article:Tres premios nacionales a Proceso.
Next Article:Ignacio Retes, caminante del teatro (*).
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters