Printer Friendly

En casa del herrero ... ?Quien vende productos de Mexico a los mexicanos de Los Angeles? Casi todos, excepto los mexicanos.

En el centro de La Puente, un suburbio mayormente hispano, sobre todo mexicano, en el Este de Los Angeles, funciona un pequeno carnaval como los que llegan cada ano a los pueblos mexicanos, durante las fiestas patronales. Los pregoneros y los operadores de los aparatos de la feria hablar, espanol. Los vendedores mexicanos abren puestos con nombres como Tacos Acapulco, donde ofrecen pepinos con sal y chile, tacos al pastor y agua de jamaica. En los quioscos se venden discos compactos de musica nortena y otros ritmos tipicos. En el escenario hay un grupo de mariachis. Casi todo el publico es mexicano.

En este pedacito de Mexico recreado en las calles de Los Angeles, lo unico que no es mexicano es el jefe. Se llama Ted Holcomb, y estudia espanol con un metodo de cintas de audio.

Holcomb simboliza un hecho inadvertido de Los Angeles: muchas companias que prestan servicios a los millones de mexicanos de la ciudad no son de mexicanos. Alli estan el minorista Gigante, y la compania de muebles FAMSA, Pero muchos negocios grandes dirigidos al mercado hispano suelen ser propiedad de inmigrantes de otros paises --coreanos, arabes, iranies. israelies-- que han alcanzado el sueno americano con los dolares de los inmigrantes mexicanos.

Hace 10 anos, Holcomb era promotor de un centro comercial. No tardo en advertir que los eventos dirigidos a los vecinos blancos de los suburbios solian fracasar, pero que la pequena banda de mariachis atraia a centenares de personas. Estudio el mercado, vio lo que funcionaba, y en 1996 comenzo a organizar carnavales mexicanos. El negocio ha crecido espectacularmente, afirma. Ahora Holcomb tiene una lista de espera de vendedores que quieren participar en sus eventos. Podria hacer uno cada fin de semana, pero a su esposa probablemente no le guste la idea.

"Los gringos estan habituados a ir a lugares como Disneylandia. Pero los latinos estan acostumbrados a esto", comenta Holcomb mientras observa la feria. "En Disneylandia el papa no se puede sentar a tomar cerveza y comer tacos mientras los ninos dan vueltas en aparatos por 75 centavos y los vendedores no hablan espanol. Quieren tener las cosas a las que se acostumbraron en Mexico".

El restaurante considerado el mas concurrido de Los Angeles es la sucursal en Huntington Park de El Gallo Giro, una cadena de siete establecimientos, propiedad del frances Charles Bonaparte. El minorista de productos electronicos La Curacao comenzo hace 20 anos a atender a los centroamericanos en el centro de Los Angeles. Hoy vende muebles y otras mercancias en cuatro tiendas por departamentos, y planea dos mas para este ano. Envia productos a las familias de los inmigrantes en Mexico y Centroamerica. Los duenos de La Curacao son los israelies Jerry y Ron Azarkman, que tambien son propietarios de la franquicia en el oeste de Estados Unidos de Pollo Campero, de Guatemala.

Entretanto, Cacique paso de ser un expendio de productos lacteos a uno de los mayores fabricantes de queso mexicano en el pais, con casi 600 empleados en total. Gilbert de Cardenas, un inmigrante cubano, comenzo el negocio en 1973. Hoy la compania tiene oficinas en la costa Este y en la Oeste, y planea expandirse en el Medio Oeste. "Hay una migracion [mexicana] de California al Medio Oeste", dice Maria de Cardenas, hija del fundador y portavoz de la compania. "Donde ellos vayan, nosotros vamos".

Nuevo centro. Mas extrano es Plaza Mexico, un centro comercial cerca de la 105 Freeway, en el suburbio de Lynwood, en el sureste de Los Angeles. Es un intento de recrear el aspecto de un centro de Guanajuato o Michoacan. Las fachadas de los edificios estan pintadas de amarillo, azul y verde. En un lado, hay una replica del reloj del edificio del gobierno estatal de Guadalajara, con piedra importada de Tlaquepaque. Los urbanistas incluso contrataron a un arquitecto de San Miguel de Allende. Plaza Mexico ofrece su estacionamiento a eventos para inmigrantes: la Semana Jalisciense, la Guelaguetza y el grito, el 16 de septiembre.

"En Los Angeles, los chinos tienen el Barrio Chino; los japoneses, el Pequeno Tokio: los coreanos, el Barrio Coreano; los vietnamitas, el Pequeno Saigon. Pero hay cinco o seis millones de mexicanos en la ciudad, y no tienen un lugar propio", dice el creador de Plaza Mexico, Donald Chae, un inmigrante coreano que dirigia el centro comercial cuando era un rastro bajo techo. Como la mayoria de sus clientes eran mexicanos, hace tres anos comenzo a transformarlo era Plaza Mexico.

Chae ha visitado Mexico muchas veces, en busca de grandes minoristas y restaurantes para Plaza Mexico. Ninguno ha ido. "Muchos de los hombres mas ricos de Mexico son duenos de todas estas companias y no necesitan venir", dice. "Como son los duenos del mundo, no tienen nada que arriesgar".

Hay miles de negocios de inmigrantes mexicanos, que atienden mayormente a consumidores de ese pais. Pero son mercados, pastelerias, restaurantes y taquerias, tiendas de ropa y de discos.

Algunos han crecido. Cintas Acuario, de Pedro Rivera, un inmigrante de Sonora, ha creado un imperio musical de narcocorridos. Liberman Broadcasting, propiedad de una familia de Veracruz, tiene seis estaciones radiales y una de television.

Pero son mas la excepcion que la regla, que parece ser que otros inmigrantes aprovechan mucho mejor el mercado.

Los mexicanos tienen una presencia importante en los supermercados independientes. Inmigrantes de Mexico son propietarios del Tapatio, Vallarta, Northgate y otras cadenas. Sin embargo. los mexicanos estan lejos de dominar este sector, donde el conocimiento minucioso de los gustos y las culturas es imprescindible. Por lo menos otras tantas cadenas independientes, y casi todos los mayoristas de la zona, son de coreanos, arabes, hindues e iranies que han aprendido espanol y tambien a hacer chorizos y tortillas.

"Al negocio de los mercados se le llama el negocio de los inmigrantes", dice Mike Shalabi, un palestino dueno de los 13 establecimientos de R Ranch Markets, que habla perfectamente espanol. "Hay que trabajar mucho. Cuando uno viene a este pais, con cuatro o cinco hijos y una esposa, puede conseguir un trabajo para cada uno de ellos en un supermercado. Creo que esa es una de las razones por las que estos inmigrantes entraron en este mercado".

Por distintos motivos, los negocios de los inmigrantes mexicanos son pequenos. En Mexico no existe una fuerte cultura empresarial. Muchos no tienen el historial de credito necesario para conseguir un prestamo. Algunos estan mas interesados en regresar a Mexico que en echar raices. Otros temen que poner un negocio sea tan dificil como en Mexico.

Ironicamente, otro factor quiza sea el tamano de fa poblacion mexicana, que ya es tan grande que puede vivir en Los Angeles sin renunciar a su identidad. Aislados en sus barrios, muchos nunca aprenden a desarrollar un negocio.

"Me asombra que otros aprovechen nuestro mercado, y nosotros no. Todavia estamos dormidos", dice Fernando Pedroza, inmigrante mexicano y alcalde de Lynwood. "Muchos comerciantes nunca tuvieron una buena oportunidad en Mexico. Y aqui, piensan de la misma manera".

SAM QUINONEZ * LOS ANGELES
COPYRIGHT 2003 Miami Media, LLC
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2003 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:inversiones de mexicanos en proveer servicios a otros mexicanos en Estados Unidos
Author:Quinonez, Sam
Publication:Revista Latin Trade (Spanish)
Date:Oct 1, 2003
Words:1269
Previous Article:Semillas de capitalismo: los titulos de propiedad: la diferencia entre siervos y ciudadanos en el campesinado latinoamericano.
Next Article:!Plop! Condorito, la contribucion de Chile a la modestia con buen humor, atrae a los hispanos de EU.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters