Printer Friendly

Emblemas-florilegios sobre la amistad en el Emblematum Liber (1593) de Jean Jacques Boissard.

Qui uere amicus est omni tempore diliget; nam eum tormentum non separat, labor non laxat, thesaurus non superat, alienus amor non occupat. Cassio(dorus), in epist(ula) [Manipulusflorum, sub tit. Amicitia] **

1. El Emblematum liber del anticuario, poeta y artista Jean Jacques Boissard / Janus Jacobus Boissardus (Besancon, 1528--Metz, 1602) vio la luz el mismo ano que el rey Enrique IV volvia al redil del catolicismo (1593) pese a las exhortaciones de Theodore de Beza, sucesor de Jean Calvin. Esa conversion hizo que se desvanecieran las esperanzas de los protestantes, que confiaban en ver aliviada su situacion con un rey calvinista (2); hubieron de esperar hasta el 13 de abril de 1598, en que, en virtud del edicto de Nantes, se permitio la libertad de culto en Francia. Sin embargo, ese edicto, por decision real, desde el 23 de mayo de 1592 se habia aplicado ya en Metz. Esta ciudad episcopal, que estaba bajo la tutela del rey de Francia, gozaba de gran autonomia y en ella catolicos y protestantes cohabitaban en un clima de aparente neutralidad. Asimismo, Metz se habia convertido en uno de los centros franceses mas ricos en produccion emblematica en los ultimos decenios del siglo XVI (3). En efecto, alli se habia constituido un nutrido circulo humanista que compartia las convicciones de la Iglesia reformada, la aficion a la poesia y la pasion por las antiguedades perdidas; se caracterizaba por su tolerancia humanista y su adscripcion a las nuevas corrientes intelectuales y filosoficas, como el neoestocisimo; y canalizaba en los libros de emblemas su gusto por el simbolismo didactico erudito y su pasion por el pensamiento figurado. El erudito mas conspicuo y laborioso de ese circulo (4) era Boissard, establecido definitivamente en Metz desde 1583 tras largos viajes por Europa (5). En 1584 inicia su amplia produccion artistico-literaria (6), en la que plasmo su talento poetico, sus dotes artisticas y sus vastos conocimientos de la Antiguedad, y en la que ocupan un lugar relevante sus libros de emblemas: Emblemata cum tetrastichis latinis (Metz, J. Aubry, 1584); los Emblems latins [...] avec l'interpretation francaise (Metz, J. Aubry / A. Faber, 1588), con 42 emblemas latinos de Boissard y version francesa de su amigo el poeta y jurista Petrus Lepidus Metensis / Pierre Joly, de Metz (1533-1622); y, por ultimo, el Emblematum Liber (Frankfurt, T. de Bry, 1593) (7), una coleccion de 51 emblemas latinos, acompanados de una paraphrasis.

2. El Emblematum Liber centrara mi atencion por haber sido compuesto integramente en latin y porque la amistad recibe una atencion especial, al ser el argumento de tres emblemas (nos. XXXI, XXXII y XXXIII). Analizare este singular triptico sobre la amistad atendiendo a dos aspectos primordiales apenas abordados por los estudiosos (8): el metodo de composicion y las fuentes.

2.1. El libro presenta un estructura claramente simetrica que sigue este esquema:

2.1.1. En la pagina recta va el emblema triplex, que incluye:

--Titulo (en latin o en griego): suele reproducir conocidas sentencias clasicas. Entre el numero del emblema (en romanos) y el titulus se inserta el nombre del dedicatario. La multiplicidad de dedicatarios (no es facil establecer una conexion entre el argumento del emblema y el personaje al que va dedicado) evidencia la apertura de miras del autor y de su circulo intelectual (9). En el uso de la dedicatoria sigue a Achilles Bocchius, el primero que en sus Symbolicae Quaestiones (Bolonia, 1555) dedico emblemas singularmente a muchos miembros de la Accademia Bocchiana, asi como a Ioannis Sambucus (Emblemata, Amberes, 1564) (10), Hadrianus Junius (Emblemata, Amberes, 1565) (11) y Nikolaus Reusner (Emblemata, Frankfurt, 1581). Estas colecciones de emblemas, que rinden homenaje a muy diversos dedicatarios, son "a la fois des florileges et des autobiographies intellectuelles d'allure personelle, voire intime" (12).

--Dibujo: las picturae, segun se indica en la portada del libro, fueron disenadas por Boissard y grabadas por T. de Bry (Ipsa Emblemata ab Auctore delineata: a Thedoro de Bry sculpta) (13). Frente a la inmensa mayoria de los cultivadores del genus emblematicum, que son unicamente los autores de res significans del emblema, Boissard es una de esas raras excepciones en que el emblematista disena tambien la res picta (14). Este libro, que marco el inicio de la colaboracion de Boissard con los hermanos De Bry, esta presidido por una Boissardoi effigies (segun la leyenda de la filacteria de la orla, Boissard tenia sesenta y cinco anos de edad) cincelada por T. de Bry (a Theodoro de Bry sculptam); debajo de la orla hay dos disticos latinos de Pierre Joly, quien equipara a Apeles y Alejandro Magno con T. de Bry y Boissard:

   Cous Alexandrum si nobilitauit Apelles,
   Dum pinxit docta Principis ora manu:
   Iane, tuum illustrat Theodori industria vultum,
   Qui tanto heic pictus cernitur artifice.


"Si Apeles de Cos ennoblecio a Alejandro cuando pinto con destreza el rostro de ese principe, el arte de Teodoro ilustra tu retrato, Juan, que aqui vemos pintado por tan gran artista."

--Epigrama: en latin, formado por dos disticos elegiacos, en los que a veces llama la atencion su opacidad con respecto a la pictura o a la moralidad del emblema.

2.1.2. En la pagina de enfrente va una explanacion en prosa compuesta por una retahila de loci communes, cuyas fuentes el emblematista nunca identifica nominatim. A mi juicio, la idea de anadir tal explicit, ausente de sus dos libros de emblemas anteriores publicados por A. Faber, pudo haber sido una sugerencia, o quiza una exigencia, del impresor T. de Bry, a tenor de lo que escribe Dionisius Lebeus Batillius / Denis Lebey de Batilly (Troyes, 1551--Metz, 1607), amigo de Boissard (15), a proposito de la paraphrasis que escribio para sus propios Emblemata, publicados tambien por T. de Bry: Paraphrasin quandam meam in Emblemata mea ante tres annos a Theodoro de Bry, cum primum illa edenda suscepisset, enixe expeti [...] ("Una explanacion mia para mis Emblemas me reclamo Teodoro de Bry hace tres anos, nada mas encargarse de la publicacion de los mismos [...]"). Alison Adams (16) asegura que el punto de partida del comentario en prosa de Boissard fue su propio comentario frances conservado en un manuscrito (17) y que a menudo el autor en el texto latino cita frases "unacknowledged".

3. La paraphrasis del Emblematum Liber de Boissard, al igual que la de los Emblemata de Lebey (18), sigue las directrices compositivas propias de los florilegios medievales, en concreto, de los florilegios tematicos. Por ello, antes de adentrarme en los tres emblemas-florilegios sobre la amistad, no estara de mas hacer un breve excursus sobre la conexion entre los florilegios y los emblemas (19).

3.1. El termino florilegium, ausente en las fuentes antiguas y medievales, fue creado en el Renacimiento como equivalente latino a "antologia" y a "poliantea", ocasionandose a partir de entonces la confusion. Ahora bien, pese a su evidente relacion terminologica y su uso comun, al menos en la Edad Media "florilegio" y "antologia" son producciones tecnicamente distintas que, si tienen en comun el ofrecer una seleccion de textos, se oponen en el sentido de que la antologia esta compuesta de piezas sueltas y autonomas, independientes entre si y presentadas respetando el texto original, es decir, sin manipulacion, mientras que en el florilegio los extractos pierden su independencia, estan interrelacionados y sufren diversos tipos de modificaciones para adaptarse al plan general de la obra. Y precisamente es "esta transformacion del texto que se selecciona la que convierte al florilegio en una obra nueva y original con identidad propia, y la que convierte al compilador en autor, y no en un simple transmisor de los textos previamente seleccionados" (20).

En el caso de los florilegios tematicos, cuyo representante mas eximio es el Manipulus florum, compilado en 1306 en la Sorbona por Thomas Hibernicus (21), los contenidos aparecen organizados por capitulos de conceptos, loci o topoi. La clase mas interesante, en tanto que antecedente de los libros de lugares comunes, es la que distribuye los temas por orden alfabetico. Cada caput se apoya primero en la auctoritas de un autor o de una obra para despues reafirmar la materia tratada con textos de otros autores. De este modo el compilator con una pertinente eleccion hace que todos los textos cooperen para mostrar y demostrar la idea defendida en el titulo del capitulo. Se trata de un recurso y de un metodo comunes a los empleados despues en los libros de loci communes (22) (colecciones de citas, en su mayoria latinas, distribuidas bajo epigrafes) y en los libros de emblemas (23).

3.2. Las primeras asociaciones entre los libros de lugares comunes y los libros de emblemas se llevaron a efecto en el siglo XVI en Lyon y en Estrasburgo.

3.2.1. En 1548, en Lyon, el impresor Mace Bonhomme y el librero Guillaume Rouille, bajo la responsabilidad de Bartholomaeus Anulus / Barthelemy Aneau (ca. 1510-1561) (24), distribuyeron los Emblemata de Alciato en grupos tematicos, como se indica en el indice final: Tabula Emblematum in locos communes digestorum (25).

En la carta al lector (sin firmar) se justifica tal digestio en estos terminos:

   Ea [sc. emblemata] nos sub generalibus praecipuarum rerum capitibus
   in locos communes, tanquam in certas classes digessimus: a summis,
   ad ima progredientes. Non eo sane consilio, vt autore ipso in
   oeconomia sui operis, aut diligentiores, aut concinniores videri
   studeamus: sed vt illius lusus, in communes vsus adducamus, Eius
   operis duplici habita ratione, voluptatis nimirum, & vtilitatis.

   "He distribuido esos [sc. los emblemas] en lugares comunes bajo los
   epigrafes generales de las principales materias, es decir, como por
   categorias, yendo de las mas sublimes a las mas humildes. No con el
   proposito de parecer mas concienzudo o mas ordenado que el propio
   autor en la disposicion de su obra, sino para adaptar los juegos
   poeticos de aquel al provecho comun, por tener esta obra el doble
   proposito de agradar y de aprovechar"


Esta clasificacion de los emblemas alciateos in certas classes se hizo muy popular y se creyo que era la que originariamente habia salido de la mens de su autor, hasta el extremo de hacer olvidar la originaria docta variatio epigramatica de Alciato.

3.2.2. Pocos anos despues, el humanista alsaciano Josephus Langius / Joseph Lang (ca. 1570-1615), compilador de compiladores (26), incluyo los jeroglificos y los libros de emblemas, aunque fuese en ultimo lugar, en el Index de su obra Loci communes seu potius florilegium rerum et materiarum selectarum [...] Additus est Index Fabularum, Emblematum et Symbolorum (Estrasburgo, Zetner, 1598), que consta de numerosas citas latinas ordenadas por topoi (empieza con Abstinentia y acaba con Zelus), tomadas varias de ellas del Manipulus Florum (27). Poco despues, Lang convirtio la Polyantea, opus suavissimis floribus exornatum de Dominicus Nanus Mirabellius (ed. princeps Savona, F. de Silva, 1503) en Polyanthea nova, hoc est, opus suavissimis floribus celebriorum sententiarum tam graecarum quam latinarum refertum [...] Nunc vero, sublata omni titulorum et materiarum confusione, ordine bono digestum, et innumeris prope cum sacris tum profanis sententiis, apophthegmatis, similitudinibus, adagiis, exemplis, emblematis, hieroglyphicis, et fabulis auctum, locupletatum, exornatum (Lyon, L. Zetner, 1604, publicada con adiciones y revisiones hasta finales del siglo XVII); en el titulo, amen de conservar los emblemas y los jeroglificos, deja patente su afan de sistematizar la abundante e indigesta materia. En las compilaciones de Lang, los emblemas (desprovistos de su componente visual y de sus textos explicativos, en verso o en prosa) fueron asimilados totalmente al universo verbal y retorico de los libros de loci communes y reducidos a un puro motto o simbolo (28). Tomo los jeroglificos de los Hieroglyphica de Pierio Valeriano (29), y los emblemas del Liber de Alciato y de los Symbola et Emblemata (Nuremberg, J. Hofmann--H. Camox, 1590 [1593]--1604) del medico Joachim Camerarius. Cuando Lang se convirtio al catolicismo (ca. 1603), los emblemas del luterano Camerarius desaparecieron de la Polyanthea nova (30), quedando casi como unica fuente los de Alciato.

La asociacion de los libros de emblemas con colecciones de este tipo no representaban una novedad. Pues, aunque los libros de loci commnes nunca llegaron a llevar ilustraciones ni estaban directamente conectados con las artes visuales, sin embargo entre las concomitancias que presentaban estaba la expresion aforistica: los primeros por el privilegio concedido a las sententiae y los segundos por la inscriptio o lema que acompanaba la pictura (31); es mas, los libros de emblemas que ofrecian un comentario o explicit solian estar confeccionados con excerpta de diferentes autores, sobre todo clasicos greco-latinos, con frecuencia extracontextualizados (y manipulados), que el emblematista casi siempre recababa de florilegios y libros de lugares comunes, y pocas veces de las fuentes primigenias (32).

4. La amicitia, un topos habitual en la literatura clasica, paso a los florilegios medievales, a los libros de loci communes y a los libros de emblemas, por lo que era de esperar su presencia en el Emblematum Liber de Boissard, si bien aqui ocupa mayor extension que en sus anteriores libros de emblemas (33), ya que abarca tres emblemas, cuya respectiva paraphrasis ha sido elaborada a la manera de un florilegio tematico, amalgamando sentencias que--todo hay que decirlo--no siempre guardan relacion directa con el titulo o el argumento del emblema. Igualmente, somete las citas originales a manipulaciones formales (suprime o cambia palabras, altera el orden, modifica los tiempos verbales, etc.), todo lo cual altera el texto "fuente" o incluso puede llegar a desvirtuar el significado originario. Por otro lado, la tendencia clasica y neoestoica es tan fuerte en el Emblematum Liber que minimiza, e incluso anula, la interpretacion cristiana de la amistad; o quiza sea un indicio del nicodemismo de Boissard (34).

4.1. El emblema XXX lleva el lema Dulce vitae condimentum amicitia ("La amistad es el dulce condimento de la vida"); esta dedicado a Jacques Paschaire / Iacobus Pascharius (35), medico de Enrique IV. La pictura muestra una imagen alegorica de la amistad como una mujer, que porta en la mano derecha un cetro rematado en una cruz (el sceptro benigno del epigrama, que traduce P. Joly con significado religioso como <<le sceptre pieus"); en el brazo esta posada una avecilla (en la version de P Joly, <<la simple colombelle" (36)); en la mano izquierda sostiene una gran copa (<<la couppe liberale", traduce P. Joly); la firmeza y constancia de la amistad estan simbolizadas por el pedestal sobre el que se apoya, en el que esta es crito Constanter. El epigrama o subscriptio de Boissard es mucho menos explicito que el de su traductor P. Joly (37):

   Cincta est virtutis cestu: candoris amictu:
   Muneribus dives, religione potens.
   Cor patet, & firma est, & sceptro nixa benigno
   Simpliciterprudens regnat Amicitia.


"Esta cenida con el cinturon de la virtud y el manto de la franqueza; es rica en dones y poderosa por su sentimiento religioso. Deja ver su corazon, es constante y, apoyandose en su benevolo cetro, con candida prudencia reina la Amistad"

En la pilastra de la derecha se lee: Amicitia colenda est quod sine ea tuto ac sine metu vivi non possit, ne iucunde quidem, sentencia ciceroniana (38) habitual en los florilegios y libros de lugares comunes (39), que se repite en el explicit, un apretado zurcido de filamentos que merece la pena desplegar:

   Amicitiam rebus omnibus humanis anteponamus. Nihil enim est tam
   naturae aptum, tam conveniens ad res vel secundas vel adversas*0.
   In amicitia enim omnia insunt, quae putant homines expetenda,
   honestas gloria, tranquillitas animi, atque iucunditas: ut cum haec
   adsint, vita beata sit, & sine iis esse non possit*1. Amicitiae
   firmissimum est praesidium (42). Non aqua, non igni, non aere
   pluribus locis utimur, quam amicitia (43). Solem e mundo tollere
   videntur, qui amicitiam e vita tollunt (44). Tantum boni est in
   amicitia, ut ad eam rem perficiendam, deorum atque hominum munera
   videantur concurrere (45). Coniunctio animorum maxima est cognatio
   (46). Idem velle, atque idem nolle, ea firma est amicitia (47).
   Amicus est desiderabile nomen, infelicitatis refugium (48),
   secretorum receptor, amanda felicitas (49). Optimam vitae
   supellectilem sibi comparavit, qui amicosparavit (50). Sine
   amicorum benevolentia, neque in adversa, neque in secunda fortuna
   quisquam viverepotest (51). Acpropterea colendam amicitiam
   sapientes affirmant, quod sine ea tuto, & sine metu vivi non
   possit, ne iucunde quidem (52). Nullo enim modo sine amicitia
   firmam & perpetuam iucunditatem vitae tenere possumus (53). Vita
   sine amicitia caeca est (54), insidiarum & metusplena (55). Amicus
   quasi animae aequus, ab animorum aequalitate dictus est (56). Est
   enim amicitia una anima in duobus corporibus (57).


"Antepongamos la amistad a todas las cosas humanas. Pues no hay nada tan conforme a la naturaleza y tan conveniente a las situaciones favorables o adversas. En la amistad se encuentra todo lo que los hombres juzgan apetecible: la honestidad, la gloria, la tranquilidad de animo y la alegria; de tal manera que, cuando se tienen estas, la vida es dichosa y, sin ellas, no puede serlo. La amistad es el baluarte mas seguro. Ni del agua ni del fuego ni del aire nos servimos mas a menudo que de la amistad. Parecen quitarle el sol al mundo quienes quitan la amistad a la vida. 'Tan gran bien encierra la amistad que para llevarla a cabo parecen concurrir los medios divinos y los humanos. La union de los animos es la mejor afinidad. Querer lo mismo y no querer lo mismo, eso es firme amistad. Amigo es un nombre deseable, refugio de la desdicha, confidente de secretos, amable felicidad. Dispuso para si el mejor bagaje quien se procuro amigos. Sin el afecto de los amigos nadie puede vivir ni en la desgracia ni la prosperidad. Los sabios afirman que hay que cultivar la amistad porque sin ella no se puede vivir seguro y sin miedo, ni tampoco gozosamente. Sin amistad en modo alguno podemos disfrutar de una alegria de vivir firme y duradera. Ciega es la vida sin amigos, llena de asechanzas y temores. El amigo, como si fuera semejante de animo, es llamado asi por la semejanza de animo. En suma, la amistad es una sola alma en dos cuerpos"

En este emblema-florilegio, Boissard se basa primero en la auctoritas, es decir los excerpta, de un autor, Ciceron (en el texto se senalan en cursiva), para seguidamente corroborar el argumento con citas de otros autores, procurando que todos los loci seleccionados coadyuven a demostrar la idea anunciada en el titulo (caput). Igualmente, al cotejar la paraphrasis con sus fuentes, puede comprobarse que el compilator Boissard a veces altera, manipula, en mayor o menor medida, las citas originales, alteraciones que podrian proceder de la fuente secundaria utilizada (florilegio o polyanthea). Por ello, algunos de esos excerpta (que resalto mediante subrayado) se localizan en el compendio de loci ciceronianos confeccionado por el jurista Petrus Lagnerius / Pierre Lagnier (ed. princeps Paris, R. Estienne, 1546) (58). El exito del libro hizo que fuera incrementandose con citas de poetas y de otros prosistas, clasificadas bajo titulos (59). Asi, en el explicit de Boissard, las sentencias Amicus est desiderabile nomen, infelicitatis refugium, secretorum receptor, amanda felicitas, se encuentran bajo el titulo Amicitia en la Sylloge de Lagnier, quien--como otros muchos compiladores--las atribuye a Jenofonte (60) (entonces tambien circulaban, y hoy circulan, bajo la autoria de Secundus Philosophus (61)).

4.2. El emblema XXXI, lleva como titulo Amicorum omnia communia ("Todo lo de los amigos es comun") (62). Pese a tratarse de un proverbium vulgatissimum, que Boissard conoceria de memoria, Adams (63) sugiere como fuente de tal titulo al jurisconsulto calvinista Lambert Daneau / Lambertus Danaeus (ca 1535-1590), que la cita en el primero de sus Tractatus duo (Ginebra, 1579) (64). El dedicatario es el jurisconsulto Louis Malarmey, de Besancon / Ludovicus Malarmaeus Vesuntinus (55).

La pictura muestra varias parejas masculinas; en la izquierda hay una pilastra que hace de altar; sobre ella hay un pequeno cofre, dos manos entrelazadas, simbolo de lealtad, y un corazon ardiendo en un fuego de sacrificio. Adams (66), a proposito de la inscriptio latina del altar (Amicitiam tueri non possumus nisi aeque amicos ac nosmet ipsos diligamus), nota que el verbo usado para amar es diligere, como en Matt. 22.39 (Secundum autem simile est huic: diliges proximum tuum, sicut teipsum), y eso lo lleva a establecer una conexion con Daneau (67), sugiriendo una interpretacion cristiana del emblema, sin percatarse de que tal inscriptio reproduce pedisecuamente un locus de Ciceron (finib. 1, 20, 67), que se repite--como en seguida veremos--en la parafrasis. El epigrama insinua un contexto cristiano, aunque disimulado bajo motivos clasicos (deispietas sacrari ... & aris; laeso numine):

   Coelo animam, patriae vitam debemus: amicis
   Omnia: sed certa conditione tamen.
   Sancta deis pietas sacrari poscit, & aris:
   Caetera non laeso numine, amicus habet.


"Debemos al cielo el alma, a la patria la vida, y todo a los amigos, pero si son de segura condicion. La sagrada piedad pide ser consagrada a los dioses y en los altares, el amigo posee lo restante, sin menoscabo de la divinidad."

En cuanto a la paraphrasis, Menandro es el clasico que presta a Boissard su autorizada voz para empezar:

   Cui sunt amici, esse sibi thesauros putet (68). Veros amicos ducito
   fratrum loco (69). Honora amicos, tanquam honorares deos (70).
   Nummis potior amicus in periculis (71).


"Quien tiene amigos cree tener tesoros. Considerad a los verdaderos amigos como hermanos. Honra a los amigos como honrarias a los dioses. En los peligros es mejor un amigo que el dinero."

Estas cuatro sentencias de Menandro no parecen haber gozado de mucha fortuna entre los auctores griegos. El emblematista debio de tomarlas de las colecciones de sententiae del comico griego publicadas a partir de 1553 (72) o bien de los florilegios y polianteas. Sin embargo, salvo raras excepciones (v. gr. Menandro, Plutarco), Ciceron es de nuevo el clasico elegido para avalar el argumento de este emblema, que abunda en ideas de larga vigencia en la literatura griega (v. gr. Etica nicomaquea VIII) y en la latina, como que la verdadera amistad es desinteresada y que solo puede darse verdadera amistad entre los hombres honrados:

   Et cum amicorum communia esse debeant omnia (73), sibi laborant
   ipsi, amico qui suo (74). Ut ignis aurum, tempus ita amicum probat
   (75). Amicitiam tueri non possumus, nisi amicos aeque ac nosmet
   ipsos diligamus (76). Quibus cum nostra omnia dicata sint, si quae
   honesta non sunt postulantur, religio & fides amicitiae anteponenda
   erit (77). Neque amici vocandi sunt, qui amicitiae scopum in
   utilitate constituunt (78). Meipsum ames oportet, non mea, si vere
   amici futuri sumus (79). Barbari sunt & inhumani, qui nihil
   aestimant, nisi quod sit fructuosum, neque sibi exemplo sunt. Ipse
   enim se quisque diligit, non ut aliquam a seipso mercedem exigat
   charitatis suae, sed quod per se sibi quisque charus est. Quod nisi
   idem in amicitia transferatur, verus amicus nunquam reperietur
   (80). Una ista sit cautio in amicitia, ut ne nimis cito diligere
   incipiamus, neve non dignos. Digni autem sunt [up arrow]amicitia
   quibus in ipsis inest causa cur diligantur (81): ut virtus, pietas,
   eruditio, comitas, & cetera eiusmodi bona animi. Amandum est, sed
   usque ad ara$2 83. Inter bonos tantum constat amicitiaS3 Quae inter
   malos concordia contrahitur, & associatio licet firma ad tempus,
   conspiratio non amicitia vocanda est (84).


"Y dado que todo debe ser comun entre los amigos, quienes trabajan para un amigo trabajan para si mismos. Al igual que el fuego prueba el oro, el tiempo prueba al amigo. No podemos velar por la amistad a menos que amemos a los amigos como a nosotros mismos. Aunque todas nuestras cosas estan consagradas a ellos, si se nos pidiera algo deshonroso, deberiamos anteponer la religion y la fe a la amistad. No merecen ser llamados amigos los que ponen en la utilidad el objeto de su amistad. Conviene que me ames a mi, no a mis bienes, si vamos a ser realmente amigos. Son barbaros e inhumanos quienes solo aprecian lo que les es provechoso y no sirven de ejemplo para si. Cada uno se ama a si mismo no para exigirse algun premio del amor que se tiene, sino porque cada cual, por naturaleza, se ama a si mismo. Si esto no se aplica a la amistad, nunca se encontrara un amigo verdadero. Esta debe ser la maxima precaucion en la amistad: que no trabemos amistad demasiado pronto ni con hombres indignos. Dignos de nuestra amistad son solamente quienes tienen en si mismos algo que merezca ser amado, como por ejemplo el valor, la piedad, la erudicion, la afabilidad y los restantes bienes del espiritu de esta indole. Hay que amar hasta el sacrificio. Unicamente entre los hombres de bien se da la amistad. Ese acuerdo que se produce entre personas malvadas, esa asociacion, aunque firme temporalmente, debe llamarse conspiracion, no amistad"

Las palabras con que concluye este comentario Quae inter malos concordia contrahitur, & associatio licet firma ad tempus, conspiratio non amicitia vocanda est, nos llevan al comentario que Ognibene da Lonigo / Omnibonus Leonicenus (ca. 1410-1474) hizo al De amicitia de Ciceron, donde dice: Hcc enim amicitia quc est inter tales [sc. inter malos], non amicitia vocanda est, sed conspiratio vel coniuratio (85). Un humanista como Boissard tendria a mano ediciones comentadas de Ciceron que no dudaria en aprovechar para la composicion de la parafrasis de sus emblemas.

4.3. El emblema XXXIII, Ingratitudine languet amicitia ("Con la ingratitud languidece la amistad"), esta dedicado al poeta Etienne Sauget, de Besancon / Stephanus Saugetus Vesuntinus (86). En la pictura aparecen cuatro mujeres: una, sola en la parte derecha, sostiene un cedazo, en el que vierte agua la primera mujer de las tres situadas en la parte izquierda. Es una representacion habitual en los poetas, que describe el mitografo G. Gyraldi en el De deis gentium (ed. princeps Basilea, Oporinus, 1548) (87).

El epigrama hace referencia directa a esta escena y desvela que las tres mujeres de la izquierda son las Gracias, diosas menores a las que se rendia culto en la ciudad beocia de Orcomeno y que para los romanos simbolizaban la gratitud:

   Officium ingratus nullo qui foenore pensat,
   Orchomeni faciles non habet ille Deas.
   Sed cribro similis: per aperta foramina cuius
   Integra si fundas flumina, tota fluent.


"Quien, ingrato, paga un favor sin ningun interes, no tiene favorables a las diosas de Orcomeno, sino que es similar a un cedazo por cuyos agujeros se filtra toda el agua que eches."

En la paraphrasis exhibe Boissard un colorido tapiz entretejido sobre todo con loci de Ciceron, Ovidio, Plauto y Seneca. Pondera, en primer lugar, la distincion entre amistad verdadera (desinteresada) frente a la amistad falsa (interesada):

   Si amare nihil aliud est, nisi perpetuo consentiens voluntas &
   desiderium procurandi quae necessaria sunt, aut utilia nostris
   amicis, nullo nobis emolumento proposito, quod ad nos redeatss, eos
   qui sordida ingratitudine sua commoda tantum quaerunt in amicitia,
   captantes quavis occasione, tempore, & loco sua lucra, neque
   reciprocam in commune conferunt voluntatem & studium, dicemus falso
   usurpare tam sanctum & laudabile nomen amicitiae (89).


"Si amar no es otra cosa sino la voluntad siempre unanime y el deseo de procurar lo que es necesario o util para nuestros amigos sin que se nos ofrezca la contrapartida de que eso vuelva a nosotros, de los que con sordida ingratitud buscan en la amistad solo su conveniencia, recogiendo en cualquier ocasion, tiempo y lugar sus ganancias, y no actuan con reciproca intencion ni dedicacion, diremos que emplean en falso el tan sagrado y laudable nombre de amistad."

Luego, de la mano de Ciceron, Seneca y Plauto, pone el acento en la necesidad de devolver los favores recibidos:

   Nihil est tam inhumanum, tam immane, tam tetrum, quam committere ut
   beneficio non dicam indignus, sed victus esse videare (90). Neque
   solum gratus debet esse, qui accepit beneficium, verum etiam is cui
   potestas accipiendi fuit (91). Eodem animo debetur beneficium, quo
   datur (92). Improbus est homo, qui beneficium scit sumere, &
   reddere nescit (93).


"Nada hay tan inhumano, tan horrendo, tan terrible como permitir que se de ocasion a que yo diga que tu no pareces indigno de un favor sino de ser superado en el pago. Y no solo debe ser agradecido el que recibe un beneficio sino tambien el que tuvo la posibilidad de recibirlo. Un favor se paga con el mismo animo con que se hace. Infame es el hombre que sabe aceptar un favor y no sabe devolverlo"

Por ultimo, con ideas de cuno aristotelico (94), repetidas por Daneau (95), arguye que, si no se puede devolver un favor, la intencion de devolverlo es de por si un acto valido:

   Nihil enim magis alienum ab humanitate, & ea morum comitate, quae
   inter bonos esse debet, quam benefactis alienis rem suam cumulare,
   nec quicquam cuiquam reddere, si reddendi facultas adsit. At cui
   gratia referri non potest quanta debetur, habenda tamen est,
   quantam maximam animi nostri capere possun (96). Cum amici, de quo
   beme [bene] meritus esse videris, facultates ita tenues sunt &
   exiguae (97), ut par pari referre non possit, voluntatem sinceram
   pro facto (98) accipere viri boni est.


"Nada hay mas ajeno al ser humano y a esa misma cortesia que debe existir entre los hombres de bien que incrementar su patrimonio con beneficios ajenos y no devolver nada a nadie si se le ofreciera la posibilidad de devolverlo. Pero a quien no podemos devolver el gran favor que le debemos, sin embargo hemos de sentir hacia el cuanta gratitud sea capaz de albergar nuestro animo. Cuando las posibilidades del amigo, del que pareces ser merecedor, son tan debiles y es casas que no pueda corresponderte como igual, es propio del hombre honesto aceptar la voluntad sincera como un hecho"

5. Los tres emblemas analizados estan elaborados con extractos de obras clasicas, en su inmensa mayoria de paternidad ciceroniana (sobre todo de los tratados De amicitia y Definibus). El elevado numero de loci de ese autor apoya la idea de que J. J. Boissard, buen conocedor de los clasicos greco-latinos, acudiese directamente a las ediciones y comentarios que circulaban del Arpinate. Pero tampoco se puede descartar que se sirviese de alguna (o algunas) de las recopilaciones de loci communes y antologias que circulaban entonces (v. gr. la Sylloge de P. Lagnerius o las sucesivas polianteas de Nanus Mirabellius). Ahora bien, pretender identificar las colecciones que manejo, amen de revelarse una tarea tan ardua como buscar una aguja en un pajar, en el mejor de los casos--como sostiene Peter Daly (99) constituye una arriesgada empresa.

El emblematista/compilador Boissard ha seleccionado, e incluso a veces manipulado, excerpta de larga tradicion sobre la amistad, distribuyendolos--a veces de manera un tanto forzada o arbitraria--en tres emblemata al estilo de autenticos florilegios tematicos, en los que clasicismo y cristianismo (en particular en los emblemas XXXI y XXXII) se dan sutilmente la mano.

BEATRIZ ANTON

Universidad de Valladolid

beatriz@fyl.uva.es

* Recebido em 27-12-2013; aceite para publicacao em 24-03-2014.

** He tomado la cita del ms. 246 de la Biblioteca Historica de Santa Cruz (Valladolid), que contiene un florilegium (elaborado a partir del Manipulus florum) del profesor de artes Cristobal Guillen de Paz (s. XVII); en esta obra la profesora Ana Ma. Aldama Roy ([dagger] 2009) trabajo hasta el ultimo momento de su vida con la entrega y el entusiasmo que siempre la caracterizaron. A su memoria va dedicado este articulo.

(1) Para la biografia y obra de Boissard, vid. E. HAAG, E. HAAG, La France Protestante, ou Vies des protestants francais qui se sontfait un nom dans l' histoire, Paris / Ginebra, J. Cherbuliez, 18461859, 9 vols.; vol. 2 (1847), cols. 335-353 (2.a ed. Paris, Sandoz--Fischbacher, 1877-1888, 6 vols.); A. Castan, Jean-Jacques Boissard poete latin, dessinateur et antiquaire, enfant de Besancon et citoyen de Metz. Etude sursa vie, ses ouvrages et ses portraits, Besancon, 1875; A. CALMET, Bibliotheque Lorraine, ou Histoire des Hommes Illustres, Nancy, A. Leseure, 1751, cols. 130-131; H. TRIBOUT DE MOREMBERT, "Quarante-six annees en voyage a travers l' Europe: Jean-Jacques Boissard, archeologue et faussaire", Connaissance de Monde, 76, 1965, 54-60; ID., "Les annees messines de Jean-Jacques Boissard, archeologue et humaniste, 1559-1602", Memoires de l'Academie nationale de Metz, 10, 1967, 127-142; P. CHONE, Emblemes et pensees symboliques en Lorraine (1525-1633), Paris, Klincksieck, 1991, pp. 660-709; P. Hoch, "Emblematique et art du livre. Lexemple de Jean-Jacques Boissard", Cahiers Elie Fleur, 7, 1993, 23-40; A. CULLIERE, Les ecrivains et le pouvoir en Lorraine au XVIe siecle, Paris, 1999, pp. 647-649; 749-753; A. ADAMS, Webs of Allusion. French protestant Emblem Books of the Sixteenth Century, Ginebra, Droz, 2003, pp. 155-291; EAD., Jean Jacques Boissard's Emblematum liber: Emblemes latins: Metz: A. Faber, 1588: a facsimile edition using Glasgow University Library SM Add 415, Turnhout, Brepols, 2005, pp. IX-XII.

(2) H. TRIBOUT De MOREMBERT, La reforme a Metz, II. Le Calvinisme (1553-1685), Nancy, P. U. de Nancy, 1971, pp. 144 ss.

(3) CHONE, Emblemes etpensees symboliques, op. cit., pp. 665 ss.; A. COLIN, "Les cas singulier des emblemes en Lorraine aux XVIe et XVIIe siecles", Litterature, 145/1, 79-90 (86-87).

(4) Entre sus integrantes se contaban, entre otros, el magistrado Denis Lebey de Batilly, el magistrado Pierre Joly, el tipografo Abraham Faber y el orfebre Jean Aubry.

(5) TRIBOUT DE MOREMBERT, "Les annees messines de Jean-Jacques Boissard", op. cit.; CHONE, Emblemes et pensees symboliques, op. cit., pp. 665-705.

(6) A lo largo de su vida, Boissard publico diversos libros con el titulo de Icones, aunque no son la misma obra. El primero aparecio en 1584; versiones ampliadas de sus Icones quinquaginta virorum illustrium continuaron saliendo postumamente, culminando en la Bibliotheca chalcographica (1650-1669). Destacan tambien las Vitae et Icones sultanarum turcicorum (1596), el Theatrum Vitae Humanae (1596), que no es exactamente un libro de emblemas, sino una forma emblematica de pensamiento (cf. ADAMS, Webs of Allusion, op. cit., p. xv) y sus Romanae urbis topographia et antiquitates (1597-1602).

(7) Fue traducido al aleman (Frankfurt, Th. Bry, 1593) por T. Annaeus Privatus (Johann Adam Lonicer) y al frances (Metz, A. Faber, 1595) por P. Joly.

(8) ADAMS (Webs of Allusion, op. cit., pp. 268 ss.) ha tratado de estos emblemas, en concreto el 31 y el 32, desde un punto de vista eminentemente grafico y religioso, sin adentrarse en la identificacion de sus fuentes.

(9) CHONE, op. cit., pp. 665 ss.; Adams, Webs of Allusion, op. cit., pp. 233 ss.

(10) Vid. A. S. Q. VISSER, Johannes Sambucus and the Learned Image: The Use of the Emblem in Late-Renaissance Humanism, Leiden, Brill, 2005.

(11) Vid. B. ANTON, Estudio introductorio a Adriano Junio, Emblemas, Zaragoza, Portico, 2013, pp. 25-108.

(12) CHONE, op. cit., p. 666.

(13) De la officina de T. de Bry saldran en 1596 los Emblemata de Denis Lebey de Batilly, cuyas picturae fueron tambien dibujadas por Boissard y grabadas por T. de Bry; vid. B. ANTON, "Los Emblemata (Frankfurt, 1596) de Dionysius Lebeus Batillius: Clasicismo, Neoestoicismo, Calvinismo", Janus. Estudios sobre el Siglo de Oro, 3, 2014, 115-176 (128, 131, 134, 169).

(14) Otras excepciones son B. Arias Montano, autor del primer libro de emblemas espanol (en latin) (vid. B. ANTON, "Benito Arias Montano, emblematista", en C. Chaparro et alii (eds.), Nulla dies sine linea. Humanistas extremenos: de la fama al olvido, Caceres, Universidad de Extremadura, 2009, pp. 13-36) y O. Vaenius / O. van Veen (vid. I. BUSCHHOFF, Die Liebesemblematik des Otto van

Veen die Amorum Emblemata (1608) und die Amoris Divini Emblemata (1615), Bremen, H. M. Hauschild, 2004).

(15) Sobre la obra emblematica de Lebey y su deuda para con Boissard, vid. ANTON, "Los Emblemata (Frankfurt, 1596) de Dionysius Lebeus Batillius", op. cit., passim.

(16) Webs of Allusion, op. cit., p. 237.

(17) Vid. Recueil de sentences morales, latines etgrecques, dont chacune est illustree d'un dessin a la plume et au lavis, et accompagnee de quatre vers latins et d'une instruction morale, par J. J. Boissard, Bibliotheque de l'Institut de France (Paris), MS 623.

(18) La analizo en detalle en "Los Emblemata (Frankfurt, 1596) de Dionysius Lebeus Batillius", op. cit., en especial 134-136.

(19) En este punto me han sido de utilidad los siguientes trabajos: Ma. J. MUNOZ, A. Ma. ALDAMA, "Los florilegios", en J. Signes, B. Anton et alii (eds.), Antiquae lectiones. La tradicion grecolatina desde la Antiguedad hasta la Revolucion francesa, Madrid, Catedra, 2005, pp. 217-223; A. Ma ALDAMA, Ma J. MUNOZ, "Seleccion y manipulacion de los autores clasicos en los florilegios latinos", en Ma. D. Garcia de Paso, G. Rodriguez (eds.), Manipulacion, seleccion y uso metaliterario de los autores clasicos, Zaragoza, Portico, pp. 61-98; Ma. J. MUNOZ, "Las fuentes de las fuentes de los libros de emblemas: los florilegios medievales", en R. Zafra, J. J. Azanza (eds.), Emblematica trascendente, Pamplona, Universidad de Navarra--SEE, 2011, pp. 585-594; EAD., "Nove saepe dixisse non nova: analogias entre florilegios y emblemas", en B. Anton, Ma J. Munoz (eds.), Estudios sobre Florilegios y Emblemas. Manet semper virtus odosque rosae. Homenaje a la memoria de la profesora Ana Maria Aldama Roy, Valladolid, Universidad de Valladolid, 2011, pp. 19-26.

(20) ALDAMA, MUNOZ, "Seleccion y manipulacion de los autores clasicos", op. cit., p. 63.

(21) Vid. The Electronic Manipulus Florum: http://www.manipulusflorum.com/ (fecha de consulta: diciembre de 2013).

(22) Vid. A. MOSS, Printed Commonplace-Books and the Structuring of Renaissance Thought, Oxford, Clarendon Press, 1996; Ead., "Emblems into Commonplaces: the Antologies of Josephus Longius", en K. A. E. Enenkel, A. S. Q. Visser (eds.), Mundus Emblematicus. Studies in Neo-Latin Emblem Books, Turnhout, Brepols, 2003, pp. 1-16.

(23) Los Emblemata centum regio politica (Madrid, 1653) de Juan de Solorzano son un excelente ejemplo de este metodo; vid. B. ANTON, "Tacitismo, emblematica y libros de loci comunes", en P. Badillo O'Farrell, M. A. Pastor Perez (eds.), Tacito y Tacitismo en Espana, Barcelona, Anthropos, 2014, pp. 219-268.

(24) La iniciativa taxonomica pudo haber partido del editor Rouille, partidario de multiplicar los indices y las tablas. Tal vez Aneau no fue el responsable ultimo de la digestio in locos communes de los emblemas alciateos, pero es posible que desempenara un papel esencial en la aplicacion del proyecto clasificatorio de Rouille; vid. C. BALAVOINE, "Le classement thematique des Emblemes d'Alciat: recherche en paternite", en A. Adams, A. J. Harper, The Emblem in Renaissance and Baroque Europe: tradition and Variety, Leiden / Nueva York / Colonia, Brill, 1992, pp. 1-21.

(25) La misma distribucion en loci communes (declarada en el titulo mismo) mantuvo B. Aneau en la version francesa que hizo de los Emblemata de Alciato: Emblemes d' Alciat de nouveau translatez en francois vers pour vers jouxte les latins. Ordonnez en lieux commus, avec briefves expositions, Lyon, M. Bonhomme--G. Rouille, 1549.

(26) Moss, Printed Commonplace-Books, op. cit., p. 205.

(27) B. L. ULLMAN, "Joseph Lang and his Anthologies", en Studies in the Italian Renaissance, Roma, Edizioni di Storia e Letteratura, 19 73 (2), pp. 383-399.

(28) Moss, Printed Commonplace-Books, op. cit., p. 206; Ead., "Emblems into Commonplaces", op. cit., p. 7.

(29) ULLMAN, "Joseph Lang and his Anthologies", op. cit., pp. 394 ss. Los Hieroglyphica de P. Valeriano (ed. princeps Basilea, 1556), esporadicamente ilustrados, son una enciclopedia universal de simbolos, pero no es en realidad un libro de emblemas; consultese el documentado estudio de F. J. TALAVERA ESTESO: P. Valeriano, Jeroglificos. Estudio preliminar, edicion critica y traduccion del Prologo General y de los libros 1-5, notas e indices a cargo de F. J. Talavera Esteso, Alcaniz / Madrid, Instituto de Estudios Humanisticos / CSIC, 2013, pp. XVII-CLXXXV.

(30) Camerarius fue rehabilitado por Janus Gruterus / Jan Gruter en su Florilegii magni seu Polyantheae (Estrasburgo, Zetzner, 1624, 2 vols.), quien tambien utilizo los Emblemata (Amberes, 1565) de H. Junius y los Emblemata (Frankfurt, 1596) de D. Lebey.

(31) Moss, "Emblems into Commonplaces: the Antologies of Josephus Langius", op. cit., p. 7.

(32) Un caso singular es D. Lebey, pues la identificacion de las ediciones de los autores griegos (en version latina) y autores latinos que utiliza me ha permitido demostrar que bebia directamente de las fuentes originales (vid. ANTON, "Los Emblemata (Frankfurt, 1596) de Dionysius Lebeus Batillius", op. cit.).

(33) En las eds. de 1584/1588 el locus de la Amicitia ocupa dos emblemas: Amicitia inmortali (no. 28), dedicado a su amigo Domitius Fainus Veronensis (muerto en Padua en 1576 a causa de la peste), y Amicus certus in re incerta cernitur (no. 31), dedicado al jurisconsulto Ludovicus Malarmaeus, amigo y paisano suyo. En los Emblemata (1596) de D. Lebey se reserva el ultimo emblema (no. 63), el mas extenso del libro, a la Vera amicitia (vid. B. ANTON, "Imagen de la Vera Amicitia en los Emblemata (Frankfurt, 1596) de D. Lebeus Batillius", Homenaje al profesor F. J. Talavera Esteso, e. p.).

(34) Sobre el posible nicodemismo de su amigo Lebey en los Emblemata (1596), vid. ANTON, "Los Emblemata (Frankfurt, 1596) de Dionysius Lebeus Batillius", op. cit., 142, 169.

(35) El mismo a quien dedica los emblemas nos. 24 y 34 de la edicion de 1588.

(36) Vid. Matt. 10, 16: estote ergo prudentes sicut serpentes, et simplices sicut columbae.

(37) La traduccion de P. Joly (Metz, 1595) aclara la pictura: "La serpent advise, la simple colombelle, / La couppe liberale, & le regard humain, / Et le sceptre pieus autorisant sa main, / Sur un constant support la rendent immortelle".

(38) Cic. leg. 1, 18: quod si amicitia per se colenda est [...]; finib. 2, 26, 82: sine ea tuto ac sine metu vivi non posset, nec iucunde quidem posset.

(39) Por evidentes motivos cronologicos, Boissard no pudo utilizar para el Emblematum Liber la primera compilacion de Lang, Loci communes (1598), pero sin duda tendria a mano alguna de las numerosas ediciones de la Polyanthea de Mirabellius. Asi, por ejemplo, en la ed. de 1574 (Colonia, M. Cholin), la Amicitia ocupa las paginas 49-64; y en la Polyanthea Nova (Lyon, L. Zetner, 1604), las paginas 62-75.

(40) Cic. Lael. 5, 17: ego vos hortari tantum possum, ut amicitiam omnibus rebus humanis anteponatis; nihil est enim tam naturae aptum, tam conveniens ad res vel secundas vel adversas.

(41) Cic. Lael. 22, 84: haec est, inquam, societas, in qua omnia insunt, quae putant homines expetenda, honestas, gloria, tranquillitas animi atque iucunditas, ut et, cum haec adsint, beata vita sit et sine his esse non possit.

(42) Cic. finib. 1, 20, 68: praeclare enim Epicurus his paene verbis: 'Eadem', inquit, 'scientia confirmavit animum, ne quod aut sempiternum aut diuturnum timeret malum, quae perspexit in hoc ipso vitae spatio amicitiae praesidium esse firmissimum.

(43) Cic. Lael. 6, 22: itaque non aqua, non igni, ut aiunt, locis pluribus utimur quam amicitia.

(44) Cic. Lael. 18, 47: Solem enim e mundo tollere videntur, qui amicitiam e vita tollunt.

(45) Xenophon, Hiero 18, 3, 5.

(46) Publil. 59 (ed. E. Woelfflin, Publii Syri Sententiae, Leipzig, Teubner, 1869, p. 69): Benivoli coniunctio animi maxima est cognatio.

(47) Sall. BC 20, 4: Idem velle atque idem nolle, ea demumfirma amicitia est. La frase fue citada por Min. Fel. 1, 3; Hier. epist. 130, 2; epist. advers. Rufinum 3, 9; Sid. epist. 5, 3, 2; 5, 9, 4; Donat. Hecyr 170; Sen. epist. 20, 5; 109, 16. Vid. R. Tosi, Dizionario delle sentenze latine egreche, Milan, Bur, 1997, no. 1310.

(48) Arist. EN 8, 1 (1155a).

(49) En algunas compilaciones (v. gr. la Sylloge de P. Lagnier, vid. infra) este dictum es atribuido a Jenofonte; en otras, se atribuye a Secundus (Philosophus): Altercatio Hadriani Aug. et Epicteti Philosophi, sive potius Secundi Philosophi (vid. L. W Daly et alii, Altercatio Hadriani Augusti Et Epicteti Philosophi, Urbana, Illinois U.P., 1939); utilizo la ed. de B. E. PERRY, Secondus, the Silent Philosopher: The Greek Life of Secundus, Critically Edited and Restored So Far as Possible, Together with Translations of the Greek and Oriental Versions, the Latin and Oriental Texts, and a Study of the Tradition, Cornell U. P., Ithaca, N. Y., 1964; cita en p. 103.

(50) Cic. Lael. 15, 55: optumam etpulcherrimam vitae, ut ita dicam, supellectilem?

(51) Cic. fam. 4, 11: ut sine talium virorum et amicorum benevolentia neque in adversa neque in secunda fortuna quisquam vivere possit.

(52) Vid. supra n. 38.

(53) Cic. finib. 1, 20, 67: quod quia nullo modo sine amicitia firmam et perpetuam iucunditatem uitae tenere possumus.

(54) La maxima recuerda a J. L. Vives, Satellitium animi vel symbola (Lovaina, Martens, 1524, no. 13), quien no habla de la amistad, sino de la sabiduria: Oculus vitae, sapientia. Sapientia est rerum humanarum et divinarum notitia; qua sublata, caeca est vita nostra, et in densissimis tenebris destituta. El Satellitium de Vives tambien fue utilizado como fuente por Camerarius en el emblema no. 96 de la Centuria I; vid. B. ANTON, "Diarii omnes. La huella de Juan Luis Vives en los Symbola et Emblemata de Joaquin Carnerario", en F. Grau et alii (eds.), Estudis de Filologia Classica i Humanisme en Homenatge al professor Jordi Perez i Dura, Studia Philologica Valentina 14/11, 2012, 157-170.

(55) Cic. finib. 1, 20, 66: nam, cum solitudo et vita sine amicis insidiarum et metus plena sit.

(56) Cassiod. in psalm. 1, 37: amicus enim dictus est quasi animi aequus, quia aequali nobis uoluntate coniungitur. Vid. Mirabellius, Polyanthea, ed. 1574, p. 53: Quid est amicitia? cqualitas animorum, dicebat Secundus Philosophus.

(57) Aug. conf. 4, 6, 11: nam ego sensi animam meam et animam illius unam fuisse animam in duobus corporibus.

(58) Para las ediciones de esta obra, vid. L. D. GREEN, J. J. MURPHY, Renaissance Rhetoric Short Title Catalogue, 1460-1700, Burlington, Vermont, Ashgate Publishing, [2006.sup.2], p. 259.

(59) Sobre Lagnier, vid. Moss, Printed Commonplace-Books, op. cit., pp. 167-169.

(60) Utilizo la ed. M. T. Cic. Sententiarum, apophthegmatum, similium, piarumque sententiarum, [...] Sylloge a Petro Lagnerio compendiensi edita, Frankfurt, I. Wechel, 1593, pp. 316 y 318.

(61) Vid. supra n. 49.

(62) Dicton pitagorico, transmitido entre otros autores por Arist. EN 8, 9 (1159b); Ter. adelph. 5, 1, 18: amicis communia inter se omnia (vid. W. BINDER, Novus Thesaurus Adagiorum Latinorum, Stuttgart, E. Fischhaber, 1992 [1861], p. 154); andr. 803: amicorum communia inter se omnia; Cic. off. 1, 16: ut in Graecorum proverbio est, 'Amicorum esse omnia communia'. Erasmo lo escogio como titulo del adag. 1.I.1.1. Vease, ademas, H. Walther, Proverbia sententiaeque latinitatis medii aevi: Lateinische Sprichworter und Sentenzen des Mittelalters in alphabetischer Anordnung, Gotinga, Vandenhoeck & Ruprecht, 1963, p. 951.

(63) Webs of Allusion, op. cit., p. 268.

(64) Tractatus duo: primus de amicitia christiana: Secundus de ludo alea, Ginebra, E. Vignon, 1579; cap. VI, De effectis verae amicitia, p. 19.

(65) Uno de los mas viejos amigos de Boissard, paisano suyo. Tambien le dedico el emblema no. 29 de la ed. de 1588.

(66) Webs of allusion, op. cit., pp. 268 ss.

(67) Tractatus duo, op. cit., cap. VI, p. 16.

(68) Sententiae e codicibus Byzantinis, ed. S. Jaekel, Menandri sententiae, Leipzig: Teubner, 1964, sent. no. 810; Sententiae, ed. A. MEINEKE, Fragmenta Comicorum Graecorum IV, Berlin, Reiner, 1841, mon. 1, 526; y Sententiae e papyris, ed. S. JAEKEL, sent. 2, 21. Y Ecclo. 6, 14: Amicus fidelis, protectio fortis: qui autem invenit illum, invenit thesaurum. Vid. TOSI, Dizionario, op. cit., no. 1318.

(69) Sententiae e codicibus Byzantinis, op. cit., sent. 523; Sententiae, ed. A. MEINEKE, op. cit., mon. 1, 377.

(70) Sententiae e codicibus Byzantinis, op. cit., sent. 357; Sententiae, ed. A. Meineke, op. cit., mon.1, 269:

(71) Sententiae e codicibus Byzantinis, op. cit., sent. 214; Sententiae, ed. A. MEINEKE, op. cit., mon. 1, 143 (vid. WALTHER, Proverbia, op. cit., col. 3911 3a1a). Pero Menandro no dice "en los

peligros" sino "en las necesidades" (tal variante no se constata en ningun autor griego). Agradezco al Prof. Angel C. Urban Fernandez su valiosa ayuda y sus atinadas observaciones sobre Menandro.

(72) A la editio princeps (Paris, F. Morel, 1553), siguieron las ediciones de Basilea (J. Hertel, 1560) y Paris (H. Estienne, 1569). Vid. A. G. KATSOURIS, Menander Bibliography, Tesalonica, University Studio Press, 1995.

(73) Vid. supra n. 62.

(74) Arist. EN 8, 5 (1157b).

(75) TOSI, Dizionario, op. cit., no. 1325. Otro parecido en CIC. Lael. 6, 22: itaque non aqua, non igni, ut aiunt, locis pluribus utimur quam amicitia; ad fam. 9, 16, 9-10: ut quasi aurum igni sic benevolentia fidelis periculo aliquo perspici possit (vid. WALTHER, Sententiae, col. 960b; Tosi, Dizionario, op. cit., no. 1321).

(76) Cic. finib. 1, 20, 67: [...] neque vero ipsam amicitiam tueri, nisi aeque amicos et nosmet ipsos diligamus.

(77) Cic. offic. 3, 46: quae honesta non suntpostulabantur, religio et fides, anteponatur amicitiae.

(78) Arist. EN 8, 4 (1157a).

(79) Cic. de orat. 1, 6, 20: me ipsum ames oportet, non mea; finib. 2, 85: me igitur ipsum ames oportet, non mea, si veri amici futuri sumus.

(80) Cic. Lael. 21, 79-80: sedplerique neque in rebus humanis quicquam bonum norunt, nisi quod fructuosum sit, et amicos tamquam pecudes eos potissimum diligunt, ex quibus sperant se maxumum fructum esse capturos. Ita pulcherrima illa et maxume naturali carent amicitia per se et propter se expetita nec ipsi sibi exemplo sunt, haec vis amicitiae et qualis et quanta sit. Ipse enim se quisque diligit, non ut aliquam a se ipse mercedem exigat caritatis suae, sed quod per se sibi quisque carus est. Quod nisi idem in amicitiam transferetur, verus amicus numquam reperietur El subrayado (mio) evidencia in ictu occuli la seleccion y la manipulacion que hace Boissard del pasaje ciceroniano.

(81) Cic. Lael. 21, 78-79: [...] una cautio est atque una provisio, ut ne nimis cito diligere incipiant neve non dignos. Digni autem sunt amicitia, quibus in ipsis inest causa, cur diligantur, Plu. Moralia 94, D-E.

(82) Refran: Plu. Moralia 186 C; Gell. 1, 3, 20. Erasmo, adag. IV, Quomodo paroemia differat ab iis, quae videntur illi confinia, donde cita el proverbio: [TEXT NOT REPRODUCIBLE IN ASCII]; dpi, id est Usque ad aras sum amicus; adag. III.II.10, Usque ad aras amicus. No olvidemos el emblema de Alciato Amicitia etiam post mortem durans, inspirado como tantos otros en los adagia erasmianos.

(83) Cic. Lael. 18, 65: ita fit verum illud, quod initio dixi, amicitiam nisi inter bonos esse non posse.

(84) Vid. infra n. 85.

(85) Cito por la ed.: M. Tul. Ciceronis Laelius sive de Amicitia Dialogus [...] cum doctissimi viri Xysti Betuleij commentaris, adiectis Des. Erasmi, P Victorij, Petri Balduini, & Omniboni adnotationibus, Lyon, L. Cloquemin, 1579, p. 26v (s. u. Caius Carbo).

(86) Amigo de la infancia de Boissard, a quien dedica el emblema 22 de la ed. de 1588.

(87) Utilizo la 2a. edicion (ampliada) De deis gentium varia & multiplex historia, Basilea, I. Oporinus,[down arrow] 1560, synt. XIII (Charites. Gratiae), pp. 402-406 (la imagen de las Gracias ex dolio effundentes en p. 404 [section] 30; las representa del mismo modo en su Liber adversus ingratos, Florencia, L. Torrentius, 1548, p. 128).

(88) Idea inspirada en Cic. Lael. 27, 100: amare autem nihil est aliud nisi eum ipsum diligere, quem ames, nulla indigentia, nulla utilitate quaesita.

(89) Ovid. trist. 1, 8, 15: illud amicitiae sanctum et venerabile nomen.

(90) Cic. Planc. 33, 81: nihil porro tam inhumanum, tam immane, tam ferum quam committere ut beneficio non dicam indignus sed victus esse videare.

(91) Cic. prov. 17, 41: sed non is solum gratus debet esse, qui accepit beneficium, verum etiam is, cui potestas accipiendi fuit.

(92) Sen. benef. 2, 1: eodem animo beneficium debetur, quo datur.

(93) Plaut. Persa 5, 1, 10: nam improbus est homo qui beneficium scit sumere et reddere nescit.

(94) EN 8, 13 (1163a) y 9, 1 (1164b).

(95) Tractatus duo, cap. VI, pp. 20-21.

(96) Cic. Phil. 3, (2), 4: cui quamquam gratia referri tanta non potest, quanta debetur, habenda tamen est tanta, quantam maximam animi nostri caperepossunt.

(97) Cic. Quinct. 1: P Quinctius, cui tenues opes, nullae facultates, exiguae amicorum copiae sunt

(98) Maxima juridica: voluntas reputatur pro facto.

(99) Vid. Literature in the Light of the Emblem: Structural Parallels between the Emblem and Literature in the Sixteenth and Seventeenth Centuries, Toronto, Toronto U. P., 1998, p. 17.
COPYRIGHT 2014 Universidade de Lisboa. Centro de Estudos Classicos da Faculdade de Letras
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:I COMMENTATIONES
Author:Anton, Beatriz
Publication:Euphrosyne. Revista de Filologia Classica
Date:Jan 1, 2014
Words:8545
Previous Article:Una aproximacion a los studia epigraphica de Conrad Peutinger: el testimonio de las inscripciones hispanas.
Next Article:Unamuno, La Esfinge y el Mito de Edipo.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters