Printer Friendly

El villancico de negro y su pertinente abordaje sociologico y literario.

DENTRO de la enorme cantidad de villancicos existentes, uno de los generos poetico-musicales iberoamericanos por excelencia, los llamados villancicos de personajes (1) de los siglos xvii y xviii sobresalen no solo por su curiosidad, sino tambien, por la mezcla de devocion y diversion que los caracteriza. Dentro de este subgenero de villancicos, los villancicos de negro guineos, negritos o negrillos fueron el subtipo mas numeroso (Swiadon, "Los villancicos" 287). (2) Se trata pues, de un fenomeno artistico de notable interes desde varios puntos de vista y que infelizmente aun no esta lo suficientemente estudiado.

Al tratarse de un genero que nacio literario y posteriormente paso a ser musical, el objetivo del presente trabajo es hacer un breve abordaje de sus aspectos literarios (en el ambito teatral y poetico) y exponer algunos de los complejos aspectos sociologicos reflejados en este subgenero. Se pretende tambien, evidenciar sus caracteristicas polifaceticas, proponiendo una lectura mas global sobre el asunto, facilitando asi un acercamiento y una interpretacion con una finalidad musicologica. El lector encontrara poco expuestos los aspectos formales y musicales del asunto en cuestion, dado que de momento no es esta la finalidad.

ANTECEDENTES

Despues del descubrimiento y la anexion del continente americano por parte de potencias europeas (Espana, Portugal, Francia e Inglaterra, principalmente) surge la necesidad de conseguir mano de obra barata para trabajar y explotar estas tierras en beneficio de estas naciones colonialistas. Por lo que se refiere al caso espanol y portugues, inicialmente sera utilizada la poblacion indigena para tales fines, realidad que mudara debido a la influencia ejercida por la llamada Escuela de Salamanca (3) y a los escritos de Fray Bartolome de las Casas (1482-1566). A partir de este momento, la mano de obra indigena sera suprimida y nacera el llamado "comercio negrero," o sea, la importacion a gran escala de esclavos provenientes del continente africano. Estas personas, ademas de poseer notable fuerza fisica y bastante resistencia a las enfermedades, fueron el material humano conveniente para no contrariar las nuevas legislaciones, que "protegian" a los naturales americanos.

Los primeros vestigios de este trafico humano masificado se dan a partir de 1492, existiendo indicios anteriores a menor escala. Este comercio se prolongara hasta mas o menos 1870-80, siendo los destinos principales Sudamerica, el sur de los actuales Estados Unidos, las islas del Caribe y en menor grado el Virreinato de la Nueva Espana y la propia peninsula iberica, en este ultimo caso mas concentrado en la zona sur. Portugal fue durante siglos la mayor potencia negrera (4) y sera a raiz de este comercio que la composicion etnica y cultural fue radicalmente modificada en la America espanola y portuguesa, y en menor escala, en la peninsula iberica.

El negro tuvo que iniciar un abrupto y duro proceso de adaptacion a su nuevo entorno, dando como resultado un largo y complejo proceso de mestizaje cultural y racial. A este respecto tendremos por ejemplo la cuestion linguistica: al verse obligados a adoptar un nuevo idioma, fuese espanol o portugues, se originaron ciertas variantes linguisticas, una afro-espanola llamada espanol bozal (Swiadon "Los villancicos" 161) (5) y otra afro-portuguesa, llamada lingua de preto (Hatherley 11, 25). (6)

Si al parecer fueron los portugueses los primeros y los mayores tratantes de esclavos, no es de admirar que como Frida Weber y Ana Hatherley anotan, las primeras referencias literarias hasta el momento conocidas que abordan la figura del negro y su hablar caracteristico sean portuguesas. (7)

SOBRE LA RELACION ENTREMES/VILLANCICO Y MOJIGANGA/VILLANCICO DE NEGRO

Es a partir de lo anotado por Frida Weber y Glenn Swiadon que se puede llegar a este punto. Dentro de la practica teatral habitual durante el llamado Siglo de Oro, era uso intercalar pequenas piezas dramaticas llamadas entremeses, entre cada uno de los actos de una comedia. Estos entremeses no tenian relacion tematica con la pieza principal y, esencialmente, tenian la funcion de distraer y variar el "tono." Para rematar la comedia era presentada una mojiganga, o sea, una pieza breve en donde la musica, la danza y el disparate deliberado tenian participacion activa. Dado que por lo general dichas comedias tienen tres jornadas, esto nos indica que serian representados por lo menos dos entremeses y la mojiganga final. A partir de esto, se equipara la funcion del villancico dentro de la liturgia, con la funcion del entremes dentro de las comedias, y la de la mojiganga, con la de los villancicos de personajes y las llamadas ensaladas. (8)

A este respecto es menester mencionar lo siguiente: el termino villancico pasara a ser exclusivo para obras poetico-musicales en lengua vernacula y de tematica religiosa (generalmente navidena) a partir del siglo xvii. Ademas, tal y como Rui Vieira Nery ilustra (94-95), independientemente de la presencia episodica de villancicos dentro del acto liturgico de la misa, fue dentro de la liturgia de las horas, especialmente dentro de los maitines, que el villancico se establecio cabalmente. Partiendo del principio estructural de estos maitines, formados por tres nocturnos con tres responsorios cada uno, y considerando que despues de cada responsorio era inserido un villancico, resulta que en una hora completa de maitines seria posible escuchar nueve villancicos.

Swiadon refiere que si los entremeses y la mojiganga generalmente no presentan relacion tematica con la comedia en la cual estan inseridos, esto no sucedera con los villancicos: todos tendran relacion tematica con lo celebrado por la liturgia, siendo los mas serios interpretados al inicio y los mas jocosos o picarescos al final. De ahi se deduce que los villancicos de personajes, entre ellos nuestros guineos, tengan la funcion de "mojiganga liturgica" (Swiadon, "Los villancicos" 161-62). Esta hipotesis puede ser reforzada por la pertinente observacion hecha por Viera Nery sobre esta funcion casi que teatral y dramatica del villancico dentro de la liturgia (96), sustentada en las anotaciones y referencias existentes al margen de muchos de los villancicos enumerados en el ya referido catalogo musical de Don Joao IV de Portugal, anotaciones tales como "jogo," el equivalente portugues de juego, es decir, pieza o representacion.

SOBRE LA EVOLUCION DE LA FIGURA DEL NEGRO

No carece de interes seguir la evolucion que tuvo la figura del negro, dentro del contexto sociocultural dominado por una vision racista y estereotipada, ya que de aqui se desprenderan los dos topicos que posteriormente seran expuestos. Esta evolucion esta lo suficientemente ilustrada dentro de la literatura dramatica iberica, y en una segunda instancia, a traves de la lirica, sea esta culta o popular. A este respecto se menciona lo dicho por Baltasar Fra Molinero (3-4), quien establece una diferencia fundamental en el tratamiento de la figura del negro en las literaturas ibericas y las demas literaturas europeas: allende de los pirineos apareceran como figuras exoticas, fuera de la sociedad y ajenos al entorno, mientras que aquende de los Pirineos, seran asimilados e incorporados al colectivo social, colectivo en contacto directo con los negros "de verdad." Esto sera un ejemplo de la estrecha relacion entre el iberico y las etnias que subyugaba.

Sera entonces, como Weber de Kurlat y Swiadon observan, que habra una trasformacion de la figura del negro desde el siglo xvi hasta el xviii. Podremos asi presenciar un movimiento de cierta "dignificacion literaria" del negro y el mulato, que a traves de un complejo proceso evolutivo, culminara con una cierta vision humanitaria en el siglo xviii. Si por un lado el negro sera en el siglo xvi un personaje secundario, de baja condicion social en relacion de dependencia (esclavo, sirviente) que habla un castellano o un portugues deformado, con un sentido no muy estricto de sus obligaciones, erotizado, a veces procaz y burlesco; poco a poco, aunque en muchos casos sin perder del todo el papel ligado al estereotipo, ganara un estatus mas elevado que aquel que generalmente tenia en la vida social de la epoca. Sera a partir del siglo xvii que encontraremos obras en donde el negro ya tiene un papel importante o inclusive principal: son las llamadas "comedias de santos negros," (9) en donde el negro sera inclusive divinizado. Tendremos personajes protagonicos negros, que hablan un castellano correcto con todas las convenciones estilisticas del momento, que son reyes o principes y que como tales, embonan dentro de los codigos concernientes a tal condicion.

Respecto a la lirica, veremos que tal y como anotan Hatherley, Labrador Herraiz y Di Franco, asistiremos a una paulatina mudanza que culminara en el siglo XVIII con ejemplos de poesia en espanol bozal y en lingua de preto. Aqui claramente la figura del negro estara mas dignificada y ya no tendra tantas connotaciones peyorativas o burlescas, inclusive, veremos que algunos de estos negros y sobre todo mulatos, seran los autores o posibles autores, de esta poesia casi que de "reivindicacion." Hombres libres que quiza sin ser poetas y villanciqueros profesionales, haran escuchar su voz, siempre conscientes de su situacion y papel en una sociedad densamente estratificada. (10) Todo parece indicar que durante una buena parte del siglo xviii esta poesia de negros fue lo suficientemente apreciada como para llegar a ser considerada una "moda," por lo menos en lo que al caso portugues se refiere, circulando dentro de ciertos grupos literarios aristocraticos, tal y como senala Hatherley.

SOBRE CASOS DE NEGROS Y MULATOS NO MARGINALES

De alguna forma y como ya fue dicho, existe la constante imagen estereotipada de los negros y mulatos que impregna el imaginario colectivo de los blancos. Asi, muchas veces se aborda la figura del negro y el mulato como un individuo marginal, totalmente desposeido y victima de un determinismo sociocultural. No siendo la finalidad de este escrito profundizar en esta cuestion, simplemente se hace referencia a este hecho con la finalidad de citar algunos casos existentes que quiebran la imagen prefabricada, siendo este topico una consecuencia del anterior y una introduccion del que le seguira.

Se tiene noticia de algunos individuos que contrario a lo que seria de esperar, despuntaron como artistas e intelectuales gozando de reconocimiento y estima por parte de sus contemporaneos: Juan de Pareja (ca. 1610-1670) ayudante y esclavo del pintor espanol Diego Velazquez, siendo tambien pintor reconocido y del cual sobrevive un retrato hecho por el propio Velazquez. Al parecer no se trata de un caso aislado, ya que los tambien pintores sevillanos Francisco Pacheco del Rio (1564-1644) y Francisco Lopez Caro (c. 16001661) tuvieron como aprendices esclavos negros y

mulatos. No resulta casualidad que Sevilla se destaco junto con Lisboa como una de las ciudades ibericas con mayor numero de poblacion negra. En la Historia Eclesiastica de Granada (1639) del historiador espanol Francisco Bermudez de Pedraza (1576-1655), encontramos las referencias del negro Juan Latino (1518-ca. 1596) poeta, humanista y catedratico de latin en la Universidad de Granada, de Fray Cristobal de Meneses (11) del mulato Licenciado Ortiz, abogado en la corte real espanola o de la llamativa Catalina de Soto. (12) Y siguiendo con esta linea de negras que despuntaron, citamos tambien a "Maria do Rosario, mulher preta, natural de Tavira, versada em latim, espanhol, frances e italiano, que vivia ainda pelos anos de 1730 na mesma cidade, com elogias de Poetiza, e estimacdes de douta" (Froes Perim 276). Tenemos tambien al portugues Vicente Lusitano (segunda mitad de siglo xvi) respetado teorico y compositor activo y radicado en Italia; o a los tambien compositores y mulatos brasilenos, Jose Joaquim Emerico Lobo de Mesquita (??-1805) y el Padre Jose Mauricio Nunes Garcia (1767-1830). Casos aislados o no, no deja de ser conveniente citar estos ejemplos que de alguna manera expanden las expectativas y disipan la imagen estereotipada y fija, relacionada con la figura del negro y el mulato.

TRES TEORIAS SOBRE LA AUTORIA DE ESTOS VILLANCICOS DE NEGROS

Despues de enumerar algunas hipotesis y exponerlas, veremos pues que los autores aqui abordados, defenderan basicamente tres teorias relacionadas con la autoria de estos villancicos en espanol bozal, que eventualmente podran aplicarse a los casos en lingua de preto.

1. Seran obras practicamente ficticias, vagamente basadas en una realidad adulterada, desprendidas de la fantasia y el imaginario poetico, abundantes en estereotipos y cliches que poblaban el imaginario blanco. Fuese por gusto o moda, villanciqueros profesionales, poetas y literatos reconocidos, compondran estos versos con una finalidad meramente comercial en respuesta a una cierta demanda. Algunos de los argumentos dados a favor de esta hipotesis son por ejemplo las "formulas" dadas por autores como Francisco de Quevedo, Luis de Gongora y Sor Juana Ines de la Cruz sobre como escribir en lengua de negro. (13) Estas formulas y convenciones hacen pensar que al final este idioma de negros es meramente un dialecto literario artificial, sin relacion directa con la realidad.

Cuando nos confrontamos con un guineo cuyas caracteristicas estilisticas y estructurales denotan que se trata de un escrito de "culta y academica pluma," es evidente que se trata de la obra de un villanciquero profesional. De alguna forma el resultado poetico de estos villanciqueros sera "a priori," contrario al resultado de los poetas blancos enunciados en el punto tres, que se podria considerar mas "a posteriori." Asi lo atestiguan los negritos de Sor Juana o aquellas obras en las cuales podemos establecer concordancias, por ejemplo.

2. Dentro de la linea de la lirica popular, muchos de estos villancicos podran ser obra de los propios negros o mulatos con cierto grado de formacion academica, o que poseyeran habilitaciones minimas para tal efecto. Esto se basa en las observaciones y semejanzas identificadas entre algunos de estos villancicos y la lirica popular de la misma epoca: versificacion simple, formas estroficas sencillas, metrica irregular y fluctuante. (14) A este respecto, Labrador Herraiz y Di Franco, los principales defensores de esta teoria, mencionan el hecho de que muchos de estos negros y mulatos servian en las casas, palacios, monasterios y conventos, al lado de comerciantes, letrados, clerigos, militares, nobles, pintores y poetas, donde estarian en contacto con actividades mas cultas que las puramente laborales o callejeras.

3. Poeta blanco, conocedor de las modas y convenciones, beberia de las fuentes populares y trascribiria lo escuchado y observado en las fiestas callejeras, las procesiones religiosas y la intensa actividad de las cofradias de negros y mulatos. De esta forma, quedaria plasmado, con algun grado de estilizacion, lo que seria "vox populi." A colacion de esta teoria, resulta elocuente citar el siguiente ejemplo: "Con motivo de la llegada de dos grandes naves portuguesas procedentes de la India Oriental a Bayona, en el ano 1603, que traian cargas de gran valor, el Duque de Lerma envia al Conde de Gondomar a vigilar las tareas de descarga y a cobrar las comisiones correspondientes, y sobre todo, a defender la carga de piratas y malhechores (Labrador y Di Franco 168-69). (15) Aunque esta era la tarea fundamental, no era la unica ya que, sabedores de su encomienda, varios amigos suyos de Valladolid le encargaron la compra de esclavos. El cumplimiento de esta tarea obligaba al Conde de Gondomar a andar por los muelles, y en cierta ocasion reparo en un grupo de negros que al tiempo que trabajaban, cantaban con ritmo lento y monotono con reiterada melopeya. Fue tal el impacto que la melodia le causo que recogio la letra de esta cancion:
   Tudo e canseira, canseira.
   Tudo e canseira.
   Fidalgo en Gora, canseira.
   Escudeiro en Gora, canseira.
   Escribao en Gora, canseira.
   Virrei en India, canseira.
   Rei en Espana, canseira.
   Papa en Roma, canseira.
   Tudo e canseira, canseira,
   tudo e canseira.


Este hecho lo conto en varias ocasiones don Diego, el cual llego a decir que "el oir las cosas que cantaban y el tono es cosa bien graciosa." (16)

Es mucho lo que aun hay que decir al respecto de estos villancicos de negros, esperando futuramente prestar mas aclaraciones e ir documentando un asunto que esta lejos de estar lo suficientemente bien estudiado.

OBRAS CITADAS

Bermudez de Pedraza, Francisco. Historia eclesiastica, principios y progressos de la ciudad, y religion catolica de Granada. Granada, 1637.

Fra Molinero, Baltasar. La imagen de los negros en el teatro del Siglo de Oro. Madrid: Siglo XXI, 1995.

Froes Perim, Damiao. Theatro Heroino, ABCedario Historico, e Catalogo das Mulheres Ilustres em Armas, Letras Acgoens e Artes Liberaes. Vol. 2. Lisboa: Na Regia Officina Sylviana, 1740.

Hatherley, Ana. Poemas em lingua de Preto dos seculos xvii e xvii. Lisboa: Quimera, 1990.

Labrador Herraiz, Jose y Ralph Di Franco. "Villancicos de negros y otros testimonios al caso en manuscritos del Siglo de Oro." De la cancion de amor medieval a las soleares, Manuel Alvar in memoriam. Ed. P. M. Pinero Ramirez. Sevilla: Fundacion Machado y Universidad de Sevilla, 2004: 163-87.

Nery, Rui Vieira. "O vilancico portugues do seculo xvii um fenomeno cultural." Portugal e o Mundo: o encontro de culturas na musica. Ed. Salwa El-Shawn Castelo Branco. Lisboa: Publicafoes Dom Quixote, 1997.

Swiadon Martinez, Glenn. "Los villancicos de negro y el teatro breve un primer acercamiento." Lyra Minima (2006): 161-68.

--. "Fiesta y parodia en los villancicos de negro del siglo xvii." Anuario de Letras 42 (2004): 285-304.

Thomas, Hugh. La trata de esclavos. Barcelona: Planeta, 1998.

Weber de Kurlat, Frida. "El tipo del negro en el teatro de Lope de Vega: tradicion y creacion." Actas del Segundo Congreso Internacional de Hispanistas. Ed. N. Poulusson y A. Sanchez Romeralo. Nimega: Asociacion Internacional de Hispanistas-Instituto Espanol de la Universidad de Nimega, 1967. 695-704.

OCTAVIO PAEZ GRANADOS

UNIVERSIDAD DE COIMBRA, PORTUGAL

(1) Composiciones que representan y caracterizan determinados grupos etnicos: gallegos, vizcainos, portugueses, gitanos, negros, moros, catalanes, entre otros; ademas poseen la particularidad de retratar aspectos costumbristas como la musica, los bailes y el habla particular de estos grupos (Swiadon, "Los villancicos" 286). Sobre la designacion villancicos de personajes se aclara que se trata de una nomenclatura actual, aunque en el indice del catalogo de la libreria musical de Joao IV de Portugal (el llamado "Index da Livraria de Musica de El-Rei D. Jono IV") ya aparece sugerida esta designacion en las pequenas anotaciones al margen del listado de los villancicos enumerados.

(2) Basta consultar el mencionado Index de D. Jono IV, en donde se puede observar que dentro de la variante de villancicos de personajes, la de negros es la mas numerosa. De 171 villancicos de personajes, encontraremos 58 de negro (Nery, "O vilancico." 99).

(3) Grosso modo este termino se refiere a un conjunto de intelectuales, humanistas y profesores universitarios ibericos del siglo xvi, cuya influencia se hizo sentir en varios paises ya que muchos de ellos, ejercieron actividad intelectual y docente en diversas universidades fuera de Espana.

(4) Vease Hugh Thomas. La trata de esclavos.

(5) Segun la Real Academia de la Lengua Espanola, "bozal" se refiere a una persona de raza negra, recien sacada de su lugar de origen y/o a una persona que pronuncia mal la lengua espanola.

(6) Respecto a la denominacion "Lingua de Preto," todo parece indicar que se trata de un termino historico.

(7) Los poemas de Anrique de Mota y de Fernam de Silveyra existentes en el Cancioneiro Geral de Garcia de Resende (1516) y una obra intitulada "Coudel morr por breve de hua mourisca rratorta que mandou fazer a senhora princesa quando esposou" datada de 1455. Asimismo existen cinco obras dramaticas de Gil Vicente (ca. 1465--ca. 1536?) con ejemplos en lingua de preto.

(8) Tipo de villancicos de personajes, en donde se llevan las particularidades de este subgenero hasta sus ultimas consecuencias. Asi encontraremos una variedad de personajes de proveniencias sociales y raciales diferentes que hacen de sus particularidades linguisticas, culturales e ideologicas, el foco central de la obra. Tendremos aglomerados en un mismo villancico, por ejemplo, un negro, un portugues, un gallego, una gitana, un frances y un castellano.

(9) El prodigio de Etiopia, Lope de Vega, 1650. El Santo negro Rosambuco de la ciudad de Palermo, Lope de Vega, 1612. El negro del mejor amo, Antonio Mira de Amescua, 1631. El valiente negro en Flandes, Andres de Claramonte, 1638. Juan Latino, Ximenez de Enciso, 1652. El negro sensible, Francisco Comella, 1798.

(10) Labrador Herraiz y Di Franco transcribieron una elocuente "cancion de negro," a proposito de esta hipotesis, que publicaron en el articulo de su autoria citado en el presente trabajo.

(11) "Tambien fue negro de este tiempo el padre Fray Cristobal de Meneses de la orden de Santo Domingo, fue buen sacerdote y predicador y de graciosa y agradable conversacion" (Bermudez de Pedraza 260).

(12) "Y porque no se queje el sexo femenino de que no cito sus negros prodigiosos sea el cuarto la negra Catalina de Soto, que merecio por sus ilustres partes ser la Reina de negras" ... y aun "Yo la conoci en mi puerta y me iba tras ella pareciendome gran novedad ver negra muy aseada y compuesta, con dos criadas blancas detras de ella" (Bermudez de Pedraza 260).

(13) "Si escribes comedias y eres poeta sabras guineo en volviendo las RR LL y al contrario: como Francisco, Flancisco: Primo, plimo," Francisco de Quevedo.

(14) Frenk, Margit. "Sobre los cantares populares del Cancionero Musical de Palacio," Anuario de Letras, 25, 1997, 227. Idem. Estudios sobre lirica antigua. Madrid: Castalia, 1978. Maria Cruz Garcia de Enterria, "Bailes, romances, villancicos: modos de reutilizacion de composiciones poetico musicales," en Maria Antonio Virgili Blanquet et al., eds., Musica y literatura en la Peninsula Iberica: 1650-1750 (Actas del Congreso Internacional, Valladolid, 20, 21 y 22 de febrero), Valladolid, 1995. 169-84.

(15) Don Diego Sarmiento de Acuna (1567-1626) noble y diplomatico espanol. Erudito y bibliofilo, reunio una de las mas importantes bibliotecas privadas del siglo xvii.

(16) Solino Troncoso, Manuel. Historia de Gondomar, Arte e Territorio. Vigo: Ir Indo, 1995.
COPYRIGHT 2014 University of North Carolina at Chapel Hill, Department of Romance Languages
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Granados, Octavio Paez
Publication:Romance Notes
Article Type:Critical essay
Geographic Code:4EUSP
Date:May 1, 2014
Words:3573
Previous Article:La nieve negra de Sor Juana: de Anaxagoras a Enrique Lihn, pasando por San Agustin y Ramirez de Prado.
Next Article:Gongora's sonnet on el greco's tomb: a reconsideration.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2022 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |