Printer Friendly

El viaje mas corto y Sola en esta nube y otros cuentos: Oscar Castro Garcia.

El viaje mas corto y Sola en esta nube y otros cuentos Oscar Castro Garcia

Editorial Eafit, Medellin, 2017, 181 p.

Silaba Editores, Medellin, 2016. 174 p.

A fines de diciembre de 2017, mientras estaba en la Clinica las Americas afrontando una cirugia por fractura de femur, recibi un regalo inesperado: dos libros de cuentos del escritor Oscar Castro Garcia: El viaje mas corto (2017) y Sola en esta nube (2018). Al ver los titulos, mi hermana, que siempre tiene la palabra precisa para todo, dijo: "Oscar tuvo que escribir dos libros para mostrar lo que le paso a Consuelo". Ahora, en la distancia, puedo ver nitidamente como estos titulos sintetizan las realidades de muchas vidas y el accidente que me habia ocurrido en el Cerro las Nubes de Jerico, a 2 300 metros de altura, todo por querer llegar mas rapido. En mi percepcion y con mis conocimientos cartesianos y pitagoricos era mas rapido descender de la montana en linea recta, o transitar la hipotenusa, que tomar desvios; buscaba, sin duda, hacer el viaje mas corto, a sabiendas de las fallas de logica frente a la vida y de que la linea recta en un nivel existencial no siempre es el camino mas corto. Estos dos titulos reflejan experiencias universales tambien. Cuantas veces hemos tenido que retroceder en el camino para transitar una altura o para sortear obstaculos; y cuantas veces nos hemos encontrado con esa permanente compania que es la soledad absoluta. Estos dos volumenes al lado de otro sobre Borges, la revistas The New Yorker y libros de meditacion budista llenaron mis horas detenidas en esta primera etapa de recuperacion. Algunos de los cuentos de estos libros los lei en la clinica, en Medellin, y los termine en Estados Unidos.

El viaje mas corto, con el desplazamiento como soporte y su introduccion metaficcional, lo senti muy cercano. Tal vez por ser mas reciente, con cuentos que fueron escritos durante la epoca en que mi amistad con Oscar se afirmo; toda la seccion subtitulada "ALLA" sucede en Estados Unidos e incluye sus viajes y experiencias que, en alguna medida, hemos compartido (Washington, Nueva York y Denison). Por otra parte, los cuentos de la seccion de "AQUI" estan anclados en espacios entranables como Santa Elena y Medellin. Mientras los leia, no pude dejar de pensar en Doce cuentos peregrinos de Garcia Marquez, tal vez por los temas, por las presencias misteriosas y las convergencias de lo magico disuelto en lo real, especialmente en cuentos como "Un taxista en la montana" y "Engracia de las hortensias". Tambien me recordo a Alvaro Mutis por su manejo del lenguaje y la fluidez de los monologos interiores. De esta seccion, "Vaivenes de un escritor" me parece relevante por calcar con sinceridad y conviccion la incomodidad en la voz de tantos creadores de la palabra que son ninguneados, estafados y hasta explotados. La segunda parte, "ESCALA", muestra un Mexico tal como el personaje lo percibe y de acuerdo con las experiencias que la vida le reservo alli. En el cuento final, "Vuelo a Madagascar," llega hasta a arriesgarse con lo que mal han llamado los criticos "realismo magico," por ponerle una etiqueta. En realidad, quiero decir que en sus cuentos me tope con la vida mas alla del cuerpo fisico y hasta, por que no, con alusiones a las lecturas sobre reencarnacion y transmigracion, entre otras.

La mayoria son historias de lo cotidiano, donde el narrador alterna con un dejarse llevar por una suerte de stream of conciousness para, de modo casi ludico, moverse en el tiempo y sorprender al lector con dimensiones que parecieran de otro plano, pero que en realidad habitan en su imaginacion y en la manera particular de captar y aprehender ese mundo de relaciones y coincidencias.

Sola en esta nube y otros cuentos (2016), anterior a El viaje mas corto (2017), contiene relatos, en su mayoria escritos en una epoca que no comparti, pues el destino me llevo a Caracas, Peru, Puerto Rico y luego a Estados Unidos. Sin embargo, me siguen sorprendiendo, como cuando lei algunos de estos cuentos por primera vez y me motivaron a invitar a Oscar Castro a la American University. Pienso que si hay un cronista de la vida contemporanea en Medellin, ese es Castro Garcia. Cronista que logra capturar en sus paginas desde multiples angulos la cotidianeidad desbordada, plagada de violencia desgarradora y casi surreal. Son conmovedores cuentos como "El encuentro", donde el narrador gay muestra las intimidades de sus relaciones y los encuentros erotico-sexuales con sus parejas. Y aunque no estamos hablando de un tema novedoso, en el tiempo en que este fue publicado (1983), era poco frecuente en la literatura y mas rechazado por la hostilidad de la sociedad que ha conducido el pais. Tal vez esto ilumine o ilustre la necesidad del narrador de probar multiples versiones para penetrar en el tema, como un intento de atrapar la realidad gradualmente, mediante varias perspectivas.

Alli estan Medellin y Bello, el pueblo donde transcurrio su infancia, durante la peor epoca para la generacion de baby boomers. Solo asi se puede entender la erotizacion de los objetos mas cotidianos y, simultaneamente, de excepcion como las motos y los rifles que se confunden con la mujer deseada o poseida y con el hombre-macho poderoso que tiene o esta en busca de dinero facil, tal como se ve en "Desafiando esta ciudad". Tambien se nota la experimentacion con el lenguaje en el intento de hallar la simplicidad, la coherencia y, quizas, una mayor congruencia entre palabra y realidad, como en "Ininterrumpidas olas", o la lucha contra la fragmentacion en "Solo recorde que regresaba", un cuento de apenas un parrafo.

La retorica narrativa tan variada sirve para reconstruir el habla, las costumbres de los sectores sociales mas conflictivos de la ciudad, del espacio donde se amontonan desplazados y migrantes de los pueblos y de la ruralidad en busca de un refugio que la urbe les niega. Es una narrativa que a traves de los ojos de algunos de sus habitantes nos deja ver zonas marginales y los mas iconicos locus urbanos, centrales en los relatos: bares, cafeterias, calles, restaurantes, prostibulos, plazas de mercado, barrios desafiantes, calles peligrosas, estaciones del metro, paradas de buses, tal como se puede leer en "Sola en esta nube". Asi tambien se ven las convenciones que dramatizan la vida diurna y nocturna de un lugar que luce desvencijado, en descomposicion etica, cuyo transito demanda sabiduria, y arte para protegerse de rateros comunes, prostitutas y prostitutos, criminales, ajustadores de cuentas, etc. Algunos cuentos parecen decir que la vida diaria es un caos, y otros parecen revelar verdades eticas, dentro de frecuentes alusiones religiosas y de concepciones catolicas, como se puede ver en varias partes de ambos libros, y especialmente en cuentos como "Sor Brigida de la Santa Cruz," que resulta desgarrador.

El lenguaje narrativo combina la alusion con una sintaxis, caprichosa en ocasiones, y un humor verbal ocurrente para dar la imagen de una ciudad que no podria decirse en decadencia; al contrario, es una ciudad rebosante de vida a punto de explotar, ocupada, trabajadora y navegada por intensas fuerzas fisicas, sensoriales y emotivas. Todo ello sin dejar de mostrar como la cultura de la delincuencia, del narcotrafico y la violencia de esa epoca cambia la manera de entender la vida y contribuye a un nuevo vocabulario y estrategias innovadoras para manejarla. Un ejemplo de ello es "Desafiando esta ciudad".

En ambos libros se acude a una pluralidad de dispositivos para mostrar un mundo desbordado. Espantos, aparecidos misteriosos, espectros, visiones, paralelismos y suposiciones acuden para dar sentido a aquello que la logica no puede resolver, como por ejemplo en "Alma en mi me retratas" y "Al otro lado de la pared", entre otros. La magia se disuelve muchas veces en lo real y lo real en lo misterioso. Muchos de los cuentos, tales como "?Y usted quien es, de donde viene, que hace aqui?", van por carriles paralelos que coinciden con desplazamientos de tiempos o de la realidad real a la realidad imaginada o percibida.

Se trata de un mundo desarticulado y populoso, sometido en ocasiones, con el lenguaje convexo de la agresion en el que el narrador presiona hasta darle forma y sentido; como para lograr exactitud, una metrica de la palabra. La narrativa aqui mejor que la politica nos muestra que la vida en las calles y en la ciudad es una actividad compartida, no obstante, fisurada desde el punto de vista institucional e interpersonal (vease "Constancia").

Sus cuentos tienen abundantes capas, matices y personajes; basta recordar al sometido a torturas abominables, al que regresa al pais con su pavor intacto despues de haber vivido un exilio obligado, o a esas personas limite que estan at the end of the rope, como la exmonja y el taxista. Todos estos personajes comunican fragmentos de su vida y, al mismo tiempo, algo universal que le pasa a una colectividad que ha perdido la verdad y su significado en el caos de la violencia y el azar. Vidas que muestran aspectos incomodos, traumas complejos sobre los que parecieran no tener control.

Consuelo Hernandez

chdez@american.edu

American University, Estados Unidos

Recibido (29.01.2019)--Aprobado (06.05.2019)

doi.org/10.17533/udea.elc.n45a12
COPYRIGHT 2019 Universidad de Antioquia
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Hernandez, Consuelo
Publication:Estudios de Literatura Colombiana
Date:Jul 1, 2019
Words:1664
Previous Article:Tomas Gonzalez: el camino hacia la levedad.
Next Article:Memoria, escritura y culturas de Antioquia. Antologia: Maria Stella Giron Lopez (Comp.).

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters