Printer Friendly

El trickster en el Manuscrito de Huarochiri: los casos de Cuniraya Huiracocha, Huatiacuri y Pariacaca.

En este articulo, sostenemos que Cuniraya Huiracocha, Huatiacuri y Pariacaca, personajes del Manuscrito de Huarochiri, en su calidad de sujetos carentes, actuan como tricksters al tomar la figura de huacchas con el fin de obtener un objeto de deseo especifico a traves del cual se satisfaga su carencia. Dicho comportamiento tiene alcances importantes para la organizacion del universo andino presentado en el texto: bajo la apariencia de pobres y la utilizacion de la astucia como mecanismo de engano, Cuniraya Huiracocha desea quedarse con Cahuillaca, lo cual conduce a la reorganizacion de la fauna andina; el semidios Huatiacuri, mediante su incorporacion a un nucleo familiar, prepara la llegada de Pariacaca; y este ultimo, mediante la demostracion de su poder, su reconocimiento y confirmacion como deidad, busca instaurar y consolidar un orden nuevo regido por el mismo. Sobre la base de esta discusion, exploramos la existencia de un plan de salvacion cristiano-andino en el Manuscrito debido a los paralelos existentes entre la tradicion andina y la tradicion judeo-cristiana, especificamente, entre Cuniraya y Dios Creador, Huatiacuri y Juan el Bautista, y Pariacaca y Jesus. En este plan de salvacion, comportarse como trickster ocupa un lugar central: el engano posibilita la salvacion y redencion.

Dividimos este estudio en cinco secciones. En la primera, introducimos la nocion de carencia, y las categorias de trickster y huaccha. En la segunda, abordamos el capitulo 2 del Manuscrito, en el cual se trata el caso de Cuniraya Huiracocha. En la tercera, discutimos el capitulo 5 del Manuscrito, en el que se aborda el caso de Huatiacuri. En la cuarta, nos aproximamos a los capitulos 6, 25 y 26 del Manuscrito, en los que se trata el caso del huaca Pariacaca. En la quinta, esbozamos los puntos centrales del plan de salvacion cristiano-andino. Para concluir, recapitulamos los puntos clave de la presencia del trickster en el Manuscrito, asi como su vinculacion con el plan de salvacion presentado.

1. Nociones basicas

1.1. La carencia y el esquema actancial

Esta seccion se concentra en la presentacion y breve discusion de la nocion de carencia, la cual esta basada en el esquema de actantes, propuesta de la semiotica para analizar las funciones dentro de un relato o mito tratada por Algirdas Greimas (1976) y por Greimas y Joseph Courtes (1979). Usamos la nocion de actante del autor, quien plantea (sobre la base de las funciones tradicionales de la sintaxis) las funciones de sujeto y objeto. Asi, el primero es "alguien que realiza la accion" y el objeto es aquel "que sufre la accion" (1976: 265). Sobre esta base, Greimas, junto a Joseph Courtes, desarrolla una definicion mas precisa y tecnica: lo autores lo definen "como el que realiza o el que sufre el acto, independientemente de cualquier otra determinacion" (1979: 23). Mas adelante, continuan los autores citando a Lucien Tesniere, para quien los actantes "son los seres o las cosas que, por cualquier razon y de una manera u otra--incluso a titulo de simples figurantes y del modo mas pasivo--, participan en el proceso" (1979: 23). Asi, un actante es definido como una funcion dentro de la sintaxis, pero mas importante para este estudio es considerar a los actantes como seres o cosas con una funcion dentro de un proceso.

El esquema actancial se organiza en tres ejes o categorias: el eje sujeto vs. objeto, el eje destinador vs. destinatario y el eje ayudante (o adyuvante) vs. oponente. De estos ejes, el que nos interesa fundamentalmente es el primero, aunque caracterizamos los otros dos por ser utilizados en nuestra argumentacion. Este eje (sujeto vs. objeto), el central dentro del esquema, llamado tambien eje de la accion, esta articulado "segun el deseo", como menciona Greimas (1976: 271). En efecto, el sujeto, presentado anteriormente como el/ lo que hace la accion, puede ser redefinido como alguien/algo que desea y el objeto, identificado como el/lo que sufre la accion, puede ser conceptualizado como alguien/algo que el sujeto desea. Por este motivo, Greimas concibe esta relacion, basandose en Propp y Souriau, como una "relacion teleologica" (1976: 270).

La nocion de carencia que adoptamos se basa en el eje antes referido. La carencia consiste en la disyuncion entre el sujeto y el objeto (de valor), es decir, es aquello que le falta al sujeto. Asi, la nocion de carencia es de caracter relacional: es la categoria dentro de la cual se recoge la falta del sujeto, la cual se refleja en el deseo de un objeto, y su orientacion hacia la liquidacion, eliminacion o satisfaccion de dicha carencia. Debido a que el sujeto desea satisfacer su carencia, tiene lugar un proceso de transformacion, en el cual el sujeto pasa (o intenta pasar) de la disyuncion a la conjuncion en relacion con el objeto. En dicho proceso, el sujeto atraviesa distintos momentos o estadios: se trata de un sujeto operador, es decir, es aquel que pone en marcha el proceso por el cual el mismo pasa de un estado inicial de disyuncion con respecto al objeto a un estado final de conjuncion con respecto al objeto. Sobre esta base, nos referimos al sujeto que desea liquidar su carencia como el sujeto carente, la cual se satisface (o no) mediante la adquisicion u obtencion del objeto de valor. Resulta, entonces, evidente que los personajes que estudiamos son, en algun momento de sus respectivos recorridos narrativos, sujetos carentes.

El segundo de los ejes (destinador vs. destinatario) es llamado eje del poder o del saber, porque en este se regulan los valores del relato. El destinador es el que envia, manda o juzga al sujeto y el destinatario es el que resulta favorecido o beneficiado por la accion del sujeto al conseguir el objeto. El tercero de estos ejes (adyuvante vs. oponente) se define con respecto a las circunstancias o espacios que ayudan o dificultan al sujeto en la accion. Para Greimas, el adyuvante representa las funciones "que consisten en apoyar operando en el sentido del deseo, o facilitando la comunicacion" y el oponente representa las funciones "que consisten en crear obstaculos, oponiendose ya sea a la realizacion del deseo, ya sea a la comunicacion del objeto" (1976: 273). Por consiguiente, los tres ejes y los actantes que los componen cumplen roles definidos en las relaciones de un relato. Los ejes antes presentados se sintetizan en el siguiente cuadro (Greimas 1976: 276):

[ILUSTRACION OMITIR]

1.2. Trickster

En relacion con el trickster, este aparece en muchos textos literarios, entre los que resaltan los relatos propios de la mitologia griega o de la tradicion biblica. Sobre la base de esta tradicion literario-textual, Alison Williams propone una definicion de trickster que nos parece ilustra de manera apropiada dicho concepto: asi, el trickster "may be understood to refer to a character whose deliberate aim is to achieve material gain or psychological victory using wit and deception. For him satisfaction comes from securing the desired prize, and any pleasure in the actual execution of the trick is of secondary importance" (2000: 1). Notamos que el trickster se refiere a un personaje cuyo objetivo es obtener algun tipo de beneficio material y/o psicologico, el cual no es conseguido a traves de la fortaleza fisica, sino a traves de su astucia e inteligencia, mediante el engano. Sin embargo, el uso de estos recursos para conseguir lo deseado es de segunda importancia, ya que lo mas importante es, en si mismo, el beneficio que se procura. Ademas de lo mencionado, es pertinente anadir lo siguiente: el uso por parte del trickster de la astucia e inteligencia puede involucrar la transgresion de reglas sociales. Al respecto, Dean A. Nicholas menciona que el trickster "lives for his wits, breaking social boundaries and using deception and trickery to survive. While usually cunning, he is also made to look the fool, overcome by his voracious appetite--both gastronomical and sexual" (2009: 9). Asi, se hace uso de la astucia para alcanzar el beneficio personal (concebido, en este caso, como el deseo de supervivencia o la satisfaccion de un apetito voraz), lo cual puede implicar la transgresion de las reglas sociales. De este modo, el lugar del beneficio personal constituye no solo el eje que articula el uso de enganos por parte del trickster, sino que la mayor parte de las veces se situa por encima de las normas de convivencia social. Por ultimo, el trickster puede adoptar la forma de un animal o la de un humano al enganar a alguien. Asi, Cristiano Grottanelli aclara que, incluso como animal, el trickster "is a crafty, rather than a powerful beast" (1983: 120), aspecto que destaca la astucia mas que la fuerza como eje de su comportamiento; en cambio, como humano, este nunca ocupa un alto lugar de la escala social, y, mas bien, busca pasar desapercibido e, incluso, generar rechazo. Por otra parte, debido a su bajo rango social, en algun caso, podria sufrir rechazo. Como afirma Maria Gabriela Morgante, si bien el trickster "es un personaje que actua burlando y humillando a otros", tambien puede ser burlado o rechazado por otros (1983: 121), en particular, por aquel al que el trickster trato de enganar. Por ello, a pesar de la astucia y la inteligencia del trickster, este no se encuentra libre de ser enganado o de ser rechazado por otros.

En sintesis, caracterizamos al trickster como un personaje que busca algun tipo de beneficio material o psicologico mediante el uso de la astucia y el engano, para lo cual no teme transgredir las normas sociales. Para usar estos mecanismos toma una forma animal o humana que tiene la caracteristica de ser poco prestigiosa en el medio social. Finalmente, el que sea un agente de engano no lo exime del hecho de poder ser enganado tambien.

1.3. Huaccha

Huaccha es un termino quechua que se refiere a alguien pobre o menesteroso. (1) Esta pobreza, antes que entenderse en sentido material (lo cual tambien forma parte de ella normalmente), debe comprenderse como una pobreza en el orden social, es decir, el huaccha es un sujeto pobre por no tener familia, por lo que, de manera mas precisa, es una pobreza ligada a la orfandad. Es mas, como senalan Rafael Sevilla Panos y Teresa Valiente-Catter, es importante resaltar que "en la sociedad andina prehispanica no habia temor mayor que el de convertirse en huaccha, la persona sin parientes, sin hijos" (2005: 140). Asi, nos queda claro que el nucleo central del huaccha consiste en la ocupacion, por parte de una persona, de un lugar social poco prestigioso y no deseado por nadie.

La caracterizacion como falto de familia y huerfano implica, en el peor de los casos, no tener pareja conocida ni hogar donde establecerse, pero, ademas, implica ser alguien que camina de un lado a otro, sin rumbo fijo y que duerme en cualquier lugar o momento. Si su condicion no es tan critica, el huaccha tendra un nucleo familiar reducido, y su residencia sera pobre, marginal e, incluso, estara marcada por un ambiente de inseguridad. Ademas de estar sujeto a la benevolencia de la gente, en las situaciones sociales, se sienta a un costado, sin formar parte de la reunion o de un grupo. Asimismo, aunque no sea el aspecto mas saliente de su caracterizacion, la pobreza social del huaccha se asocia a la pobreza material y, en general, a un estado de miseria generalizado: este se distingue por vivir y comer pobremente. Su apariencia fisica lo delata, porque se viste con harapos, de tal modo que la primera reaccion que provoca cuando se lo ve es la de rechazo. En sintesis, un huaccha es alguien pobre, menesteroso y carente que se caracteriza por ocupar un lugar marginal en la sociedad por carecer de familia. En este punto, se puede explicitar la relacion entre las dos nociones antes tratadas. Dado que el trickster asumira un lugar social bajo al tomar forma humana, en el mundo andino, la astucia y practica de enganos estara ligada a la presentacion de los individuos como huerfanos y menesterosos.

En las secciones siguientes, hacemos un analisis detallado de Cuniraya Huiracocha, Huatiacuri y Pariacaca. Las nociones de sujeto, objeto y carencia ocupan un lugar central en el modo en el que nos acercamos a los textos miticos del Manuscrito en los que aparecen dichos personajes, dado que estas nos dan un marco general para la comprension de estos como actantes que entran en relacion con otros actantes: los tres personajes son sujetos que procuran satisfacer la carencia que tienen a traves del objeto de valor que desean. A este marco general le sumamos aquello que constituye el aporte de nuestro estudio: la relacion entre sujeto y objeto se concreta en el hecho de que los tres personajes se comportan como tricksters y toman la apariencia de huacchas para satisfacer su carencia. Si bien analizamos por separado a cada personaje en los pasajes en que aparecen, nuestro estudio no se limita a ello, ya que nos interesa establecer paralelos entre ellos mediante su comparacion, como explicitamos en diversos puntos. A traves de ello, es posible encontrar similitudes en el comportamiento como tricksters de los tres, asi como aspectos especificos en cada uno, y, en este sentido, caracterizar de manera detallada la presencia del trickster en el Manuscrito.

2. Cuniraya Huiracocha

En este apartado, tratamos el capitulo 2 del Manuscrito, "Una tradicion sobre Cuniraya Huiracocha", en el que se narra el encuentro entre Cuniraya Huiracocha y Cahuillaca. Sustentamos como Cuniraya es un huaca que, a traves de su apariencia de pajaro y de huaccha, se comporta como trickster para quedarse con la doncella Cahuillaca. Por el rechazo que sufre el huaca, tendra lugar una reorganizacion de la fauna andina.

2.1. Generalidades

El capitulo 2 se organiza alrededor de la carencia del huaca-sujeto carente Cuniraya Huiracocha y el objeto de deseo es la huaca-doncella (2) Cahuillaca. El sujeto carente tiene dos caracteristicas fundamentales, presentes desde el inicio del relato. En primer lugar, es un huaca muy poderoso, como se hace claro por ser una deidad que "transmitia la fuerza vital a todas las comunidades" (2, 25). (3) En palabras de Ballon, Cuniraya tiene el rol de animador, de caracter hazanoso, el cual se hace notar en su capacidad para preparar el terreno de las chacras y consolidar los andenes con su palabra, ademas de que abre acequias con el solo arrojar una flor canaveral; sin embargo, ademas de dar vida, "andaba humillando a los demas huacas locales con su saber" (2, 25), quienes lo respetaban. A pesar de su poder, se paseaba "con su capa y con su cusma hechas harapos, tomando la figura de un mendigo" (2, 25), por lo que "algunos hombres lo trataban como mendigo piojoso" (2, 25). Asi, Cuniraya es un huaca ambivalente: se reconoce su poder sobre comunidades y demas huacas locales, pero su apariencia muestra lo opuesto, ya que oculta su poder y se presenta como huaccha.

Por otro lado, el objeto de deseo, Cahuillaca, es una huacadoncella hermosa con la que todos los huacas y huillcas se querian acostar. Pese a sus deseos, Cahuillaca no accedia a sus requerimientos y los rechazaba. Cuniraya formaba parte del grupo que buscaba establecer un vinculo sexual con ella, por lo que, como senala Diana Maceda, "Cahuillaca podria ser definida, al igual que Cuniraya, como una mujer presuntuosa porque humilla a los otros huacas en terminos semejantes a como Cuniraya demostraba su poder sobre los demas" (2011: 56). Dicho poder, centrado en la sexualidad, se hace patente, porque la huaca hace uso de su belleza para controlar a quienes la desean. Lo mencionado, sin embargo, caracteriza tambien su egoismo, ya que "Al no unirse con un varon no crea un vinculo de reciprocidad entre familias por lo que las riquezas no fluyen y su participacion en el sistema comunitario queda limitado" (Maceda 2011: 56). Asi, esta huaca-doncella ejerce poder sobre lo masculino, lo cual implica el aislamiento e imposibilidad de seguir sustentando el estilo de vida familiar vigente en la sociedad andina.

2.2. Comportamiento como trickster

El comportamiento como trickster de Cuniraya Huiracocha sucede en dos momentos. El primero ocurre cuando la doncella Cahuillaca se encontraba tejiendo debajo de un arbol de lucuma. El sujeto carente fue mas astuto que los demas huacas al aprovechar esta situacion: "se convirtio en pajaro y subio al arbol. Como habia alli una lucuma madura, introdujo su semen en ella y la hizo caer cerca de la mujer. Ella, sin vacilar, muy contenta, se la comio. Asi quedo prenada sin que ningun hombre hubiera llegado hasta ella" (2, 25). Si bien Cahuillaca habia logrado mantener a sus pretendientes lejos de ella, con lo cual ejercia un poder sobre ellos al ser el objeto que todos ellos deseaban, pero sin que pueda ser satisfecho su deseo (Maceda 2011: 56), Cuniraya resulto ser mas astuto: como senala Ballon al tratar el motivo de la doncella fecundada, se hace de un fruto un elemento que adopta la fecundatividad a traves de la mencion de la semilla de la lucuma, la cual contiene el semen del huaca (2006: 67-68). Asi, por un engano, consiguio burlar sus rechazos continuos y acercarse a la satisfaccion de su carencia.

El comportamiento de Cuniraya como trickster se evidencia en los siguientes aspectos: en primer lugar, el huaca hace uso de su astucia, una de sus caracteristicas centrales, lo cual es relevante no solo por ser propio de los personajes que actuan como tales, sino porque mediante esta se demuestra mas astuto que sus competidores. Asi, se enfatiza la dimension de que ejerce poder sobre los demas huacas y huillcas, y se coloca por encima de ellos. En segundo lugar, su astucia se refleja en que toma una figura animal, pero no la de uno que se caracterice por su fuerza bruta o por su presencia atemorizadora, sino que se transforma en un pajaro, animal que puede considerarse absolutamente fragil e infimo, para introducir su semen en la lucuma, lo cual permite asegurar su descendencia sin que la desdenosa Cahuillaca se de cuenta de lo que pasa. Por medio de esta estrategia, el relato parece indicar que la satisfaccion de la carencia y el posterior establecimiento de una alianza con la huaca de hecho ocurrira: Cuniraya Huiracocha cree haber conseguido aquello que todos los pretendientes desean (es mas, todo pareceria apuntar a la victoria del huaca), dado que, por el hecho de que Cahuillaca pase de huaca-doncella a huaca-madre (Rubina 1989: 87), seria en principio mucho mas sencillo para el establecer una alianza con la hermosa huaca, lo cual, como veremos, nunca ocurrira.

El segundo momento en el que Cuniraya actua como trickster tiene lugar un ano despues aproximadamente. El huaca se presenta como huaccha en una reunion convocada por Cahuillaca, quien, durante el embarazo y despues de aproximadamente un ano de criar sola a su hijo, se preguntaba quien seria el padre de su hijo (ya que no percato del engano). Para comprender la profundidad del comportamiento de Cuniraya, hay que precisar la relevancia de la reunion que se convocara: el primer ano de vida es uno de los mas importantes en la vida de un nino, porque se realiza la ceremonia del corte de pelo (o rutichico), para lo cual es importante la presencia del padre, quien esta a cargo del trasquile (Molina 2010: 87). Cumplir un ano implicaba, ademas, la incorporacion de la criatura a un ayllu, por lo que era importante que Cahuillaca supiera cual era la filiacion de su hijo, es decir, Cahuillaca se acoge a la etica andina pese a que el embarazo haya sido contra su voluntad. Esta filiacion implica varios beneficios, entre los que resaltan el acceso a los bienes comunales, la identificacion sexual del individuo, la proteccion de la comunidad, la obtencion de un nombre (Orrego 2011) y, fundamentalmente, el ingreso a una serie de relaciones de reciprocidad (asi, todo pareceria transcurrir segun el plan de Cuniraya antes discutido). Por todo ello, Cahuillaca decidio convocar a todos los huacas y huillcas para descubrir quien era el padre de la criatura. Al enterarse, "todos los huacas se regocijaron mucho y acudieron vestidos con su mas fina ropa, cada uno convencido de ser quien Cahuillaca amaria" (2, 25). Cuando todos estaban reunidos donde residia Cahuillaca, la mujer les pidio a los presentes que reconocieran al nino para saber quien de ellos era el padre. Sin embargo, ninguno de los presentes afirmo serlo. De manera contraria a lo esperado, Cuniraya asiste bajo la apariencia de huaccha: "se habia sentado a un lado, como suelen hacer los muy pobres. Como lo despreciaba, Cahuillaca no le pregunto a el, pues le parecia imposible que su hijo hubiera podido ser engendrado por aquel hombre pobre, habiendo tantos varones hermosos presentes" (2, 27).

En este punto, se hace notorio el contraste que existe entre todos los asistentes y Cuniraya Huiracocha: mientras que todas las deidades decidieron acudir al evento vestidos elegantemente, Cuniraya fue vestido pobremente, hasta el punto de ser ignorado y despreciado por Cahuillaca. Asimismo, mientras que los huacas y huillcas se mostraban seguros y confiados de si mismos con respecto a que ellos serian los merecedores del amor de Cahuillaca, Cuniraya, mas bien, opta por quedarse a un costado, mantenerse apartado y pasar desapercibido, en una posicion marginal, es decir, este contraste recalca el hecho de que el huaca se presenta como huaccha no solo en el plano material, al estar vestido pobremente, sino tambien en su comportamiento, al hacerse a un lado y aislarse. Al desear pasar desapercibido, actua como trickster. Al igual que como se reflejaba al inicio del capitulo 2, Cuniraya aparece como huaccha, con lo que, en la linea de lo que afirma Grottanelli, se comprende su actuar como trickster: cuando este ultimo toma forma humana, no ocupa un lugar elevado en la escala social, sino que se ubica en un lugar social bajo o desprestigiado. Bajo esta apariencia, la actitud de Cuniraya constituye tambien una transgresion, por quedarse en el ambito del parecer (propio del trickster), en sentido doble: opta por presentarse de un modo que no solo no es propio de su rango social alto de huaca, sino que es todo lo opuesto a su verdadero rango, y su actitud transgresora se evidencia tambien en que acude al evento convocado por Cahuillaca vestido de una manera irrespetuosa e inapropiada, como si no le diera importancia o despreciara la relevancia de lo que iba a ocurrir. Si bien no es expulsado de la reunion por su aspecto de bajo rango social, Cahuillaca lo ignora; es mas, se rehusa a preguntarle si el es el padre, porque no concibe que ello fuera posible. Asi, Cuniraya se comporta como trickster por presentarse como huaccha y, ademas, hacerlo implica ser un transgresor por acudir a un evento vestido de forma inapropiada y, en este sentido, irreverente, lo cual provoca el rechazo de Cahuillaca.

Junto a los dos momentos en los que Cuniraya se presenta como trickster, hay un giro inesperado que tratamos por implicar el constante alejamiento del sujeto carente de la satisfaccion de la carencia. Al no recibir una respuesta clara de ninguno de los asistentes con respecto a quien era el padre de su hijo, adopta otro mecanismo: les dice a los huacas que su hijo reconoceria a su padre. Cuando lo hiciera, se le subiria encima: "El nino anduvo a gatas empezando su busqueda por un extremo de la asamblea, pero no se subio encima de ninguno hasta llegar al lugar donde estaba sentado Cuniraya, su padre. Enseguida, muy alegre, se trepo por sus piernas" (2, 27). Al ver lo ocurrido, Cahuillaca se puso furiosa, por lo que exclamo gritando: "!Ay de mi! ?Es posible que yo haya dado a luz el hijo de un hombre tan miserable? Con estas palabras, cargo a su hijito y se dirigio hacia el mar" (2, 27). En este punto, los enganos de Cuniraya finalmente tienen como resultado el descubrimiento de Cahuillaca de que el es el padre de su hijo. Esto, para Cahuillaca, es algo terrible: por creer que el padre de su hijo es un huaccha, la pertenencia a un ayllu por parte de su hijo queda puesta en entredicho, por carecer los pobres en el mundo andino de redes sociales y de un ayllu. Por tanto, el hijo de Cahuillaca careceria de un ayllu al cual poder afiliarse, lo cual genera frustracion en la mujer.

Ante el descubrimiento de aquella verdad inesperada, Cahuillaca cargo a su hijo y se fue del lugar. Inmediatamente, Cuniraya Huiracocha "se vistio con un traje de oro y empezo a seguirla" (2, 27) con la idea de que cuando Cahuillaca lo viera vestido de esa manera lo amaria. Aunque los demas huacas y huillcas quedaron atonitos ante la apariencia de Cuniraya en todo su esplendor, este cambio fue inutil en relacion con Cahuillaca. Si bien Cuniraya la persiguio y le decia que voltee para que lo viera en su verdadero ser, ello no ocurrio a pesar de los ruegos de la deidad. En este caso, se vuelve a presenciar un contraste: anteriormente, Cuniraya Huiracocha resaltaba, a los ojos del lector, en medio del grupo que se encontraba en casa de Cahuillaca precisamente por el lugar marginal que ocupaba; en este momento, en cambio, el huaca resalta por sus trajes, que superan a los de todos los presentes, lo cual los deja estupefactos. Bailon sintetiza este cambio de la siguiente forma: de mendigo, se convierte en dios; de harapiento, pasa a estar orificado; ya no se encoge, sino que esta erguido; ya no esta rezagado, sino que es resplandeciente; y deja de ser horrible para presentarse hermosamente (2006: 70-71). Asi, Cuniraya hace notar su rango social y su poder, con lo que deja de actuar como trickster al dejar de lado el parecer y mostrarse como realmente es. Sin embargo, su nuevo aspecto, aunque sorprendente para los presentes, es inutil, ya que la unica persona que debia prestarle atencion, Cahuillaca, no lo hace. Esta interaccion tiene como consecuencia aquello que parecia imposible: el huaca, que parecia tener todo bajo control al usar su astucia para embarazar a Cahuillaca y, eventualmente, quedarse con ella, logra lo opuesto, pues se aleja de la obtencion del beneficio que pretendia procurarse.

En su estado de conmocion, Cahuillaca se dirige al mar: "Con la intencion de desaparecer para siempre por haber dado a luz el hijo de un hombre tan horrible y sarnoso, se dirigio hacia el mar. Al momento mismo en que llego al sitio donde, en efecto, todavia se encuentran dos piedras semejantes a seres humanos, en Pachacamac, mar adentro, se transformo en piedra" (2, 27). En este caso, se evidencia el motivo de la petrificacion, el cual tiene alcances en relacion con el beneficio que desea obtener Cuniraya Huiracocha. Celia Rubina trata este motivo con respecto a Cahuillaca a partir de la nocion de sancion negativa reflexiva: "La sancion negativa de tipo reflexivo aparece tambien como una posibilidad narrativa de la petrificacion, se trata del autocastigo... La union sexual entre huacas esta sancionada positivamente mientras que la union sexual entre un huaca y un hombre pobre wakcha esta sancionada negativamente" (1992: 76). (4) En este punto, encontramos las consecuencias de la interpretacion de los eventos realizada por Cahuillaca, que implica un acto moral, como senala Carmen Garcia Escudero (2010: 60). Se comprende mejor ahora el estado de Cachuillaca: la conmocion de la mujer tiene unas hondas raices dentro la cosmovision andina, dado que ella, una huaca, habia tenido un hijo no con otro huaca, situacion esperable y sin mayores consecuencias, sino con un huaccha, lo cual era inaceptable e intolerable. Notese que es irrelevante considerar la (falta de) agencia de Cahuillaca, ya que, pese a que no fue, en sentido estricto, responsable de lo sucedido, no esta libre del castigo ni cree no merecerlo. Lo que le sucedio lleva consigo una sancion negativa, es decir, un castigo que la hara desaparecer. Este ultimo, no obstante, no es externo a ella, sino que es reflexivo, puesto que ella misma se lo impone. Es mas, esta sancion reflexiva tiene claros alcances sociales, por que Cahuillaca no se sanciona sola, sino que lleva consigo a su hijo, es decir, la sancion negativa afecta a su ambito social inmediato mediante la petrificacion de su familia directa.

Desde la perspectiva que consideramos, Cuniraya resulta directamente afectado por lo ocurrido: el autocastigo que se infringe Cahuillaca hace que el beneficio que pretendia Cuniraya se encuentre, ahora asi, absolutamente frustrado. De este modo, el huaca se convierte en un burlador burlado, por lo que culminara en fracaso su intento a pesar de que su burladora, Cahuillaca, no haya actuado intencionalmente. Asi, toda su planificacion inicial, y su comportamiento y actuacion como trickster, sufrio un reves, por lo que ser un burlador burlado consiste, en el relato que consideramos, en la decepcion del sujeto carente en la satisfaccion de dicha carencia debido al escape fuera del alcance del objeto del deseo.

Sin embargo, al considerar el relato en su conjunto, el comportamiento como trickster del huaca tiene resultados de gran alcance. Tras enterarnos de la petrificacion de la huaca, tiene lugar la persecucion de Cahuillaca por parte de Cuniraya Huiracocha, es decir, los intentos del sujeto carente por no perder el objeto de deseo. Por la rapida huida de Cahuillaca, el huaca la pierde de vista. En el camino, se encuentra con distintos animales propios de la tradicion oral andina, a los cuales pide orientacion sobre el paradero de la mujer. Los animales con los que se encontro son, en este orden, un condor, una zorrina, un puma, un zorro, un halcon y unos loros. Estos animales pueden ser divididos en dos grupos: por un lado, estan el condor, el puma y el halcon, los cuales le dieron buenas noticias, ya que le dijeron que alcanzaria a Cahuillaca, motivo por el cual les vaticino un porvenir positivo; por otro lado, estan la zorrina, el zorro y los loros, los cuales le dieron malas noticias al decirle a Cuniraya que no alcanzaria a la mujer, motivo por el cual el los maldijo (2, 29). Estos dos grupos representan la polaridad del comportamiento del huaca con respecto a la bendicion a unos y la maldicion a otros. En estos encuentros, se hace evidente el poder de Cuniraya Huiracocha, ya que, en su caminar, como menciona Gonzalo Espino, hace un reordenamiento del cosmos andinos (en particular, de la fauna) a traves de los buenos presagios o maldiciones a los animales en torno a los cuales se articula la tradicion oral andina (2010: 91). Para Rubina, "Los juicios-sentencias emitidos por el huaca Cuniraya instauran una axiologia andina acerca de animales como: [sic] el condor, el halcon, el puma, el zorro, la zorrina y los loros; en funcion de dones fundamentales como 'alimentacion y veneracion' " (1989: 133). Asi, por un lado, se hace del condor el animal carronero por excelencia y se vaticina la muerte a quien lo mate, el halcon comera picaflores y su muerte sera motivo de llanto y fiesta, y el puma es el cazador por excelencia de llamas y su muerte implica un baile cubierto con la piel del animal; por otro lado, el zorro sera tratado con odio, y su piel y cuerpo se desechara como objeto sin valor, la zorrina sera odiada por los seres humanas, caminara de noche y emitira un olor hediondo, y los loros emitiran un grito fuerte que permitira que los seres humanos los ahuyenten de sus cultivos, ademas de que los odiaran por querer destruirlos (2, 27, 29).

Consideramos ahora, con mas detalle, el caso de los animales bendecidos (el puma, el condor y el halcon) en relacion con su trascendencia en calidad de animales rituales o sagrados. Al puma se le asocia una fiesta cuando se lo sacrifica. Millones y Mayer tratan, en particular, como el puma era muy estimado por los incas: en el rito de iniciacion (de la pubertad) o warachikuy, se bailaba el taqui coyo, "caracterizada por el sonido de tambores y por el hecho de que los danzantes eran dos representantes de las mitades simbolicas de la ciudad sagrada... quienes bailaban estaban cubiertos por las pieles de pumas desollados" (2012: 91). Con ello, se representaba que los jovenes iniciaban su "transformacion hacia la identidad del animal sagrado" (2012: 91). El condor y el halcon son marcas de origen distintivo: en el capitulo 14 del Manuscrito, Cuniraya habla con Huayna Capac y le pide que convoque a sus especialistas religiosos: "Quienes acudieron al llamado del Inca, por reclamo de la divinidad, enunciaron con orgullo su origen: unos dijeron ser criaturas de condor, otros del halcon y otros de la golondrina" (Millones y Mayer 2012: 93). Ademas, esta reorganizacion incluye el mundo marino. Hacia el final del capitulo que tratamos, Cuniraya se encuentra donde Urpayhuachac. Cuando la mujer esta ausente visitando dentro del mar a Cahuillaca, se relata lo siguiente: "En aquella epoca no habia ni un solo pez en el mar. Solo Urpaychuachac los criaba en un pequeno estanque dentro de su casa. Cuniraya, encolerizado, se pregunto: '?Por que se ha ido a visitar a la mujer llamada Cahuillaca mar adentro?' y arrojo todos los peces al mar. Por esto ahora el mar tambien esta lleno de peces (2, 29)". En este episodio, nos encontramos nuevamente ante una situacion vinculada con la condicion de burlador burlado del huaca: el movil de su accion esta investido del enojo que le causo el no haberse podido quedar con Cahuillaca. En este escenario, tiene lugar otro gesto que marca un nuevo origen, en este caso, la vida marina a gran escala, en el mar. Asi, la accion creadora de Cuniraya se reafirma por el fracaso de un engano, con lo que el comportamiento como trickster constituye el punto de partida de una (re)creacion de la fauna andina.

En definitiva, el comportamiento como trickster de Cuniraya Huiracocha lo conduce al fracaso, porque Cahuillaca no pudo reconocerlo. De este modo, Cuniraya se convierte en un burlador burlado. Su comportamiento fallido como trickster tiene alcances que son fundamentales (y fundacionales) dentro del Manuscrito: en su persecucion de la huaca, tiene lugar la manifestacion de la condicion de deidad creadora de Cuniraya, dado que reorganiza y recrea el cosmos en relacion con la fauna.

3. Huatiacuri

En este apartado, tratamos el capitulo 5 del Manuscrito, titulado "Aqui empieza el relato del origen de Pariacaca". Si bien el nombre del capitulo hace alusion al origen de Pariacaca, en esta seccion, nos centramos en el caso de su hijo, Huatiacuri, quien es descrito como pobre y pasa a ser un hombre rico por su incorporacion a un nucleo familiar. En este transito, su comportamiento como trickster ocupa un lugar central en la preparacion del camino para la instauracion del nuevo orden, representado por Pariacaca.

3.1. Generalidades

Para aproximarnos al escenario en el que Huatiacuri actua como trickster, conviene mencionar dos puntos de manera preliminar. En primer lugar, en el capitulo que consideramos, el sujeto carente es Huatiacuri, quien es presentado como pobre y huerfano, y carece de una familia (33-34). En palabras de Laura Leon-Llerena, el deseo de Huatiacuri consiste en dejar su presentacion como huaccha, caracteristica que comparte con Cuniraya Huiracocha, debido a que "promete curar a Tamtanamca si este le entrega a su hija como esposa y lo acoge como un hijo dentro de su ayllu" (2011: 9). Asi, mediante la incorporacion a un ayllu podra satisfacer su carencia.

En segundo lugar, se menciona al inicio de este capitulo que hay un hombre pobre, Huatiacuri, que fue el primero que vio el nacimiento del huaca Pariacaca. Que este hombre se llame de esta manera no es gratuito, sino se lo llama asi, porque "siendo muy pobre, se sustentaba solo con papas huatiadas" (5, 33), es decir, una especie de pachamanca, pero pobre (sin la presencia de carnes, con solo legumbres y tuberculos, especialmente, las papas). En palabras de Juan Javier Rivera Andia, "Huatyacuri es montaraz cuando permanece alejado de los pueblos" (2006: 140), es decir, es un hombre que se situa en un lugar marginal. Este lugar social nos situa en una perspectiva concreta: como menciona el mismo autor, quienes viven en el margen son "los jovenes que suelen consumir alimentos cocidos sin la accion directa del fuego" (2006: 138).

Asi, Huatiacuri es una suerte de vagabundo capaz de sobrevivir solo gracias a los recursos que encuentra en el entorno en el que el esta. A diferencia de lo mencionado sobre Cuniraya, aparentemente al menos, al inicio de capitulo 5, Huatiacuri no es un hombre poderoso, sino que es un huaccha.

3.2. Comportamiento como trickster

Nos acercamos al modo en que Huatiacuri procura satisfacer su carencia., para lo cual actuara como trickster. La oportunidad de incorporarse a un nucleo familiar se le presento cuando, mientras descansaba en el cerro Latauzaco, llegan dos zorros (sus destinadores) a conversar sobre que ocurria en las partes alta y baja, con lo que estos animales introducen una distincion entre el plano arriba y el de abajo. (5) Mas que ahondar en esta distincion, nos interesa hacer una puntualizacion: poder escuchar a los zorros constituye la primera muestra de las capacidades, en algun sentido, extraordinarias de este personaje, ya que otros no son capaces de escucharlos y aprovechar el valioso conocimiento que traen. Si bien estos zorros no tienen una relacion directa con Huatiacuri, son ellos los que le dan los elementos necesarios al joven para que pueda emprender su camino hacia la incorporacion a un ayllu. Ellos se encuentran hablando de un hombre, Tamtanamca, que vivia ostentosamente: "la gente llegaba de todas las comunidades para honrarlo y venerarlo. Y el, no obstante sus conocimientos limitados, fingio ser un gran sabio y vivio enganando a muchisima gente" (5, 33). Asi, este Tamtanamca era un falso dios que enganaba a muchas personas y dejaba que lo sigan adorando, pero sus dias como hombre enganador y poderoso parecian llegar a su fin, pues cayo muy enfermo durante muchos anos, y los sabios de su entorno no sabian las causas, aunque estan enunciadas en el capitulo que tratamos. Como senala Bailon, las causas de la enfermedad de Tamtanamca son "un acto ajeno (la <deslealtad de su mujer> frente a el mismo) y un acto personal (su <propia deslealtad> frente a la comunidad social)" (2006: 105). Ante este escenario, Huatiacuri cree haber encontrado la salida a su estado de sujeto carente. Con apariencia de huaccha, Huatiacuri decidio buscar al enfermo, a quien, a cambio de la curacion, le pidio quedarse con su hija menor, con lo que alcanzaria su proposito. La curacion de Tamtanamca implica la destruccion de los seres malignos que Huatiacuri encuentra en casa de Tamtanamca en relacion con la deslealtad de su mujer y el reconocimiento de que no es ningun dios, adivino o sabio, sino que Pariacaca presenta estas virtudes (Ballon 2006: 105). A causa del deseo de Tamtanamca por curarse, hace todo lo indicado por Huatiacuri. Es necesario destruir la casa para encontrar los seres malignos, dos serpientes y un sapo de dos cabezas, como anticipa Huatiacuri. Como senala Alejandro Ortiz Rescaniere, estos dos animales provienen del mundo subterraneo y, en este capitulo, son seres diabolicos que forman parte de las fuerzas contrarias al orden dominante. En particular, ambos mudan de piel, con lo cual se rejuvenecen: son animales longevos que, incluso, no mueren de por si, sino que "Contradicen entonces una ley del mundo presente: la vida breve" (1991: 63). Como continua el mismo autor, la serpiente, en el caso de Tamtanamca, representa los excesos y los placeres desordenados; el sapo, cuando esta dentro de una casa, provoca que los adultos se vuelvan perezosos e infieles (1991: 65). Por tanto, ambos animales evidencian el adulterio de la mujer del falso dios, por lo que deben ser destruidos. Al ser destruidos, Tamtanamca es curado y puede reconocer que solo es un hombre sin poderes especiales, con lo que queda destituido como falso dios y se prepara el camino para la llegada de Pariacaca.

Asi, Huatiacuri, de manera contraria a lo que se indica al inicio del capitulo, no es, en sentido pleno, un huaccha, ya que tiene el poder de identificar y acabar con los seres malignos que estan en casa del falso dios y, a diferencia de las personas que rodean Tamtanamca, no cae ante sus enganos de presentarse como deidad, sino que, con la certeza de que ello es falso, le dice que salir de la mentira es necesario para sanar. Asi, aunque este personaje se presenta como huaccha, no lo es en sentido estricto. Tiene muy claro lo que hara: saldra de su condicion mediante la incorporacion al ayllu, porque, ademas de pedir en matrimonio a la hija menor de Tamtanamca (5, 35), le exige que reconozca a su padre Pariacaca como verdadero huaca y animador de hombres (5, 37). Lo realizado por Huatiacuri constituye un primer paso en el advenimiento del nuevo orden, y del proceso de enjuiciamiento y castigo que Pariacaca realizara con esta comunidad, que habia vivido bajo el regimen de Tamtanamca y, enganada por este, lo habia reconocido como deidad (5, 41).

Si bien hemos tratado Huatiacuri como huaccha (caracterizacion que lo acompana a lo largo del relato) y su poder curativo bajo esta apariencia, no hemos tratado directamente como manifiesta su poder con el uso de su astucia como trickster. Lo mencionado es relevante para comprender esto ultimo, porque Huatiacuri no podria comportarse como trickster, mas adelante en el capitulo 5, si fuera, simplemente, un huaccha, dado que parece poco verosimil que un ser marginal tenga la facultad de curar a Tamtanamca, ni de reflejar astucia y/o poder en las pruebas a las que sera sometido.

De manera introductoria, es necesario comprender la relacion entre su apariencia como la razon por la cual se hace necesario que haga uso de su astucia. Para ello, conviene retroceder en los hechos brevemente: ante la posibilidad de la curacion de Tamtanamca a manos de un hombre con una apariencia tan humilde, las personas que estaban alrededor del falso dios se escandalizaron. Por un lado, los sabios reaccionan negativamente diciendo lo siguiente: "?Estariamos acaso nosotros aqui curandolo, si hasta un pobre como ese fuera capaz de hacerlo?" y, por otro lado, el cunado de la hija menor de Tamtanamca, apenas se entero de que Huatiacuri se casaria con ella, y con ello, pasaria a formar parte de la familia, enfurecio: "?Como podria aceptar que la cunada de un hombre tan poderoso como yo se una a semejante pobre?" (5, 35). Asi, notamos como Huatiacuri es rechazado por su apariencia tanto por los sabios como por un miembro de su futura familia, el cunado rico.

En este punto, tratamos directamente su comportamiento como trickster. Como adelantamos, para evitar su incorporacion a la familia, el cunado le propuso a Huatiacuri competir en cinco dificiles desafios. Como indica Ballon, el cunado de Huatiacuri se convierte en un destinador -manipulador del desafio (6) y, en particular, un desafiador (2006: 120). Huatiacuri acepto los desafios tras haberlos comentado a su padre:
   Asi, un dia, ese hombre le dijo a Huatiacuri: "Hermano, vamos a
   competir en distintas pruebas. ?Como te atreviste tu, un miserable,
   a casarte con la cunada de un hombre tan poderoso como yo?". El
   pobre acepto el desafio y fue a contarle a su padre [Pariacaca] lo
   que el otro le habia dicho. "Muy bien", le dijo su padre, "sea lo
   que sea que se proponga, ven enseguida a verme" (5, 37). (7)


Para ilustrar su comportamiento como trickster, nos centramos en la primera prueba, que esbozamos a continuacion: cada uno iba a mostrar sus fuerzas "bebiendo y bailando" (5, 37). Huatiacuri no perdio tiempo y decidio hablar con su padre Pariacaca para pedirle algun consejo. Este le dijo que se vaya a un cerro y que cuando llegue alla realice lo siguiente:
   te convertiras en huanaco y te echaras por el camino como si
   estuvieras muerto. Entonces, por la manana temprano, un zorro y su
   mujer, una zorrina, vendran a verme. La zorrina traera chicha en un
   poronguito y tambien su tambor. Al verte, creera que eres un
   huanaco muerto y pondra estas cosas en el suelo. El zorro hara lo
   mismo con su antara y empezara a comerte. Alli, te convertiras de
   nuevo en hombre y, al gritar con todas tus fuerzas, saltaras. Ellos
   huiran, olvidandose de sus cosas, y asi iras a la prueba (5,
   37-39).


Huatiacuri siguio los pasos que su padre le indico y empezo la prueba, en la cual vencio, porque, junto a su esposa, hizo temblar la tierra al bailar al son de los instrumentos musicales del zorro. Para analizar el pasaje, tratamos dos aspectos. Por un lado, esta su comportamiento como trickster para obtener los elementos que luego utilizara Huatiacuri para vencer a su cunado en la prueba. Siguiendo el consejo de su padre, se transforma en el camelido huanaco, animal andino por excelencia. No solo por la transformacion, sino tambien por el comportamiento que adopta al tener la apariencia de huanaco, se evidencia que Huatiacuri actua como trickster. Este comportamiento (y el evidenciado en el resto de las pruebas) lleva consigo un beneficio particular. Para Ballon, a traves de los elementos que obtiene en el relato y por estar bajo la proteccion de Pariacaca, Huatiacuri adquiere una soberania divina: "Pues bien, si se considera a las significaciones fortuitas de cada uno de los sememas, notamos que los objetos (Objetos de valor, 'porongo', 'tambor'...) en relacion de conjuncion con el protagonista 'Huatiacuri' (Destinatario) por donacion de su padre 'Pariacaca' (Destinador), contiene el sema categorial fortuito /sobrenatural/" (2006: 122). Es mas, continua el mismo autor, "En cambio, segun la logica del relato, todos los Adyuvantes del antagonista carecen de esta calificacion", a traves de lo cual se explica "muy exactamente la adquisicion de la soberania divina por 'Huatiacuri' durante las pruebas a que se somete para cumplir el contrato de desafio" (2006: 123).

Desde nuestra perspectiva, no hace falta asumir una postura tan fuerte, sino que se puede matizar esta propuesta: los elementos que obtiene Huatiacuri tienen, sin duda, poderes magicos (recuerdese, por ejemplo, el poronguito que emborrachaba a los presentes), pero ello no significa que Huatiacuri adquiera una soberania divina; al contrario, por su comportamiento como trickster, al estar bajo la egida de Pariacaca, se hace posible que Huatiacuri, asi como diversos personajes clasicos, tales como Hercules o Dedalo, pruebe su poder, lo cual no ocurre en el caso de los dioses. Asi, si bien el desafiador de Huatiacuri tenia como intencion humillar a un hombre pobre, esta situacion se convierte en la condicion de posibilidad de que, siguiendo el consejo de su padre, se comporte como trickster, con lo cual se demuestra su astucia y su condicion de heroe o semidios, como los casos de Hercules o Dedalo antes mencionados, pues, al igual que estos, Huatiacuri necesita demostrar su poder frente a los demas.

La demostracion de su poder se transparenta al considerar la consecuencia de haberse comportado como trickster, lo cual se refleja en el vencimiento de la prueba a traves de la danza. Para tratar esta cuestion, distinguimos entre baile y danza, ya que, aunque estan vinculados por implicar movimiento corporal, ambos no significan exactamente lo mismo. La diferencia fundamental radica en que el baile no incluye necesariamente un mensaje intencionado por parte de quienes bailan, dado que este, muchas veces, implica solamente dejarse llevar por el ritmo, solo por diversion, con lo que quien baila muestra simplemente su alegria a traves del movimiento corporal. Ello no significa, sin embargo, que no haya un mensaje asociado al baile, sino, mas bien, que este ultimo no proviene solo de quien baila, sino que nace de la relacion entre este y su entorno. Asi, "el significado se logra en la interrelacion [de quien baila] con los otros elementos" (Vilcapoma 2008: 434). La danza, en cambio, esta vinculada con la nocion de rito. En este sentido, dentro de la danza, es importante comunicarse con las deidades, ya sea para agradecer, pedir o alabar (Vilcapoma 2008: 357). Ello implica, por tanto, ir mas alla de la mera diversion o expresion corporal espontanea. De este modo, a traves de las caracteristicas esbozadas del baile y la danza, podemos decir que el primero puede calificarse como profano, mientras que el segundo puede ser catalogado como sagrado (o como una puerta de acceso a lo sagrado).

Al considerar la primera prueba desde este lente, vemos que baile y danza son distinguibles. Mas aun, notamos como la danza supera en significacion y trascendencia al baile: una sola danza de Huatiacuri tiene mayores efectos que los doscientos cantos y bailes del hombre rico. La supremacia de la primera sobre el segundo incluye tambien el contacto con las deidades: Huatiacuri logra superar el reto con la danza, porque es a traves de esta que entra en comunicacion con los poderosos cerros (recuerdese, ademas, que esta bajo la inspiracion y proteccion de su padre, Pariacaca, durante los distintos desafios que el cunado rico le propone). Sobre la base de su comportamiento como trickster, eslabon inicial en el proceso de derrotar al cunado, queda claro que este ultimo se situa en el ambito profano del baile, mientras que el hijo de Pariacaca realiza una danza y se encuentra en el ambito de acceso a lo sagrado. De esta manera, muestra su condicion de heroe o semidios.

Para finalizar este apartado, tratamos brevemente el desenlace de los constantes desafios, en cuyo inicio el personaje se comporto como trickster, y la plena satisfaccion de la carencia de Huatiacuri esbozada al inicio de este capitulo. En lo que resta del relato, Huatiacuri se enfrenta varias veces mas contra su cunado, debido a que este ultimo no quedo satisfecho con la derrota que sufrio en la primera prueba, por lo que decidio desafiarlo sucesivamente. Asi, el deseo del cunado de vencerlo se convierte en la forma en que Huatiacuri muestra, al igual que los semidioses antes mencionados, su poder frente a los demas, no en una ni dos, sino en cinco ocasiones. El segundo desafio consistia en vestirse ostentosamente usando "plumas de casa y cancho" (5, 39). Al igual que en el caso anterior, Huatiacuri acudio a su padre para pedirle algun consejo, el cual simplemente le dio un traje de nieve, es decir, se trata nuevamente de un elemento entregado por el destinador divino que tiene poderes magicos. Esta cuestion fue suficiente para vencer a su rival, ya que basto que llevara puesto este traje para dejar deslumbrados a todos.

El tercer desafio consistia en traer pieles de pumas, prueba especialmente dificil, al menos en principio, ya que el cunado de Huatiacuri era muy rico. Como senala Garcia Escudero, "Por ser un hombre muy 'rico' y propietario de una gran cantidad de llamas, el cunado de Huatiacuri debia poseer pieles de puma en abundancia, ya que estas eran el simbolo de su prosperidad" (2010: 161). No obstante, gracias a los consejos de su padre, consiguio una piel de puma rojo. Como se senala en el texto, "Cuando se puso a bailar con la piel del puma rojo, aparecio un arco iris alrededor de la cabeza del puma semejante a los que aun en nuestros dias se ven en el cielo" (5, 39). En este desafio, nuevamente, Huatiacuri demuestra su poder en relacion con dos aspectos: la piel de puma rojo constituye otra de esas entidades (un animal, en este caso) que, por ser regalo de Pariacaca, presenta ciertos poderes magicos, (8) y se hace evidente nuevamente que su baile constituye una danza, puesto que el arco iris (el arco del cielo), miembro del panteon andino, lo rodeo, es decir, un hijo del sol da cuenta de que Huatiacuri esta en contacto con las deidades. Al ver el hombre rico que quedaba derrotado una vez mas, lo desafio una ultima vez. En esta ocasion, debian competir en la construccion de una casa. El hombre rico tenia muchos sirvientes y todos lo ayudaron a terminar de construir la casa en un solo dia. En cambio, el pobre hombre Huatiacuri solo coloco los cimientos y paso el resto del dia "paseando con su mujer" (5, 39). Sin embargo, durante la noche recibio ayuda de todos los pajaros y serpientes que hay en la tierra (es decir, se trata de animales que reciben la orden de un huaca y deben obedecer) para poder terminar de construir su casa, y, de este modo, lo vencio.

Finalmente, Huatiacuri, tras haber aceptado en silencio todos los retos de su cunado, lo reta a bailar con una cusma y una huara de algodon. El cunado empezo a bailar; no obstante, luego de ser asustado por Huatiacuri, quien entro gritando adonde estaba el primero, sufrio el castigo de ser convertido en venado, el cual "subio a las alturas y desaparecio (o bien se convirtio en devorador de hombres)" (Millones y Mayer 2012: 77) (5, 41). En el relato, se cuenta como un venado, durante un rito, hizo una invocacion equivocada, porque, en lugar de preguntar como se comeria a los hombres, dice lo siguiente: "?Como van a hacer los hombres para comernos?" (5, 41). Por ello, desde ese momento, son los humanos quienes comen venado y no al reves, como antes sucedia. Si bien esta creencia se remonta, como senalan Millones y Mayer, a los mochicas (2012: 78), lo que nos interesa resaltar es que este episodio es una muestra de como el Manuscrito es una ventana abierta al sistema de creencias de una comunidad periferica respecto del centralismo cuzqueno de los incas o al mundo colonial regido desde Lima. La esposa del hombre tambien fue victima del castigo: fue convertida en piedra, con lo cual nos situamos en el ambito de la sancion negativa tratada por Rubina. Dado que la cunada de Huatiacuri esta en contra de este ultimo por apoyar a su esposo, desafiador del semidios, se situa en contra del advenimiento de Pariacaca; por ello, Huatiacuri la petrifica (1992: 76-77). A traves de estos hechos, se adelanta el castigo al que el propio Pariacaca sometera a la comunidad de Huayquihusa por adorar al falso dios Tamtanamca. Por lo tanto, de hombre con apariencia de huaccha, Huatiacuri pasa a demostrar, en cinco ocasiones, su enorme poder.

En suma, el capitulo 5 se centra en como Huatiacuri procura ser incorporado al ayllu del dios falso Tamtanamca. En el, Huatiacuri pasa de ser un hombre montaraz, como senala Rivera Andia, a ser otro que, como los semidioses clasicos, demuestra su poder. En medio de este paso, Huatiacuri se comporta como trickster: luego de curar de su dolencia a Tamtanamca, provocada por el engano de su esposa y por fingir ser dios, adivino o sabio, el cunado del recientemente incorporado al nucleo familiar se rehusa a formar parte del mismo ayllu de este hombre pobre y lo reta a sucesivas pruebas, en las cuales Huatiacuri sera oportunamente guiado por Pariacaca. Ahora bien, lo mas importante con respecto a las acciones de Huatiacuri, al considerar el Manuscrito en su conjunto, es que, por la manifestacion de su poder y su astucia, como preambulo de lo que se narra en los siguientes capitulos, Huatiacuri prepara la llegada del huaca Pariacaca, lo cual constituye un advenimiento mesianico, como senala Rivera Andia: "Huatyacuri es montaraz cuando permanece alejado de los pueblos, pero sera el quien se encargue de hacer prevalecer el mundo humano sobre el mundo silvestre. Por consiguiente, se casa y prepara el advenimiento de un nuevo Dios" (2006: 140). A continuacion, tratamos el caso del huaca tutelar Pariacaca.

4. Pariacaca

En esta seccion, nos centramos en el comportamiento como trickster de Pariacaca. Este se hace evidente en tres relatos del Manuscrito, presentes en los capitulos 6, 25 y 26. Sustentamos como Pariacaca es un huaca que, a traves de su apariencia de huaccha, se comporta como trickster para recibir el reconocimiento y/o confirmacion por parte de las comunidades como huaca principal dentro del ciclo iniciado por el mismo, aun cuando se presente bajo la apariencia de un ser pobre y huerfano, y no como un ser poderoso.

4.1. Generalidades

Nos situamos, por un lado, en el eje articulador del relato, es decir, en explicitar la carencia del huaca, a partir de la cual se comprende su comportamiento como trickster. (9) En el capitulo 6, Pariacaca se acerca a la comunidad de yuncas Huayquihusa, situada en una quebrada cercana a Huarochiri; en el capitulo 25, el huaca se aproxima a la comunidad de los colli, localizada en Yarutine; y, en el capitulo 26, (10) la deidad se dirige a la comunidad de Macacalla, situada en el cerro de Macacalla. La carencia que el sujeto desea satisfacer radica en procurar que se confirme su condicion de huaca principal o tutelar a traves del reconocimiento por parte de los comuneros de esta condicion. Podria decirse que las caminatas de Pariacaca y su busqueda de reconocimiento mediante las pruebas a las que somete a las comunidades se deben a pugnas de poder entre huacas y su relacion con los seres humanos. Asi, Pariacaca desea que los comuneros lo identifiquen como deidad por encima de los falsos dioses (como Tamtanamca) y por encima de otros huacas (como Huallallo Carhuincho). En relacion con Huallallo, queda claro que el culto a Pariacaca representa una creencia superior respecto de este dios selvatico que propiciaba los sacrificios humanos, lo cual se refleja a traves de la batalla entre ambos huacas, como se senala desde el capitulo 6, y, en verdad, adelantada incluso desde el primer capitulo (1, 23).

Por otro lado, el accionar del huaca Pariacaca constituye el hilo conductor del Manuscrito, como plantea Carmela Zanelli (1989, 1992, 2006, 2012) al tratar del ciclo mitico protagonizado por Pariacaca. Su venida habia sido anticipada por su hijo Huatiacuri, como tratamos, quien recibe la ayuda del propio Pariacaca en el proceso de desenmascaramiento del falso dios Tamtanamca y el reconocimiento de la primacia del huaca. Detenerse en la condicion de Pariacaca es centrarse en el poder de una deidad que lo ejerce sin necesidad de presentarse fisicamente, como senala Garcia Escudero:
   Notese que la trama [del capitulo 5] se presenta confusa, pues el
   hijo de Pariacaca interviene en la trama antes del nacimiento de su
   padre y, como vemos, es favorecido por este en muchas ocasiones. En
   cierta medida, el nacimiento de Pariacaca no antepone el poder de
   la deidad, que puede existir sin un acto fisico de creacion o
   transformacion. Es decir, vive y engendra sin un cuerpo fisico
   (2010: 59).


Si bien discrepamos de la calificacion de confusa del autor, es claro que, por ser la logica del relato la propia del universo mitico, hay una tension en la accion (como senala Ballon) por estar Pariacaca en estado latente bajo la forma figurativa de cinco huevos. Con todo, se hace bastante claro tambien que Pariacaca es un huaca cuyo poder se refleja antes de su nacimiento al ayudar a Huatiacuri. No obstante, su consolidacion como huaca local solo puede producirse tras derrotar a su antagonista (el temible y salvaje Huallallo Carhuincho, quien se comia uno de los hijos de los comuneros y es asociado con el fuego) y que sera, tras ser derrotado, expulsado a la zona indomita de los antis (Zanelli 2012).

Para concluir esta subseccion, tratamos las manifestaciones del poder del huaca, que puede tener consecuencias positivas, pero tambien negativas. Maria Rostworowsky explica los atributos de Pariacaca: es "una divinidad de las lluvias torrenciales, las que producen los temibles huaycos. Las conquistas posteriores de Pariacaca sobre los yungas, por entonces habitantes de las tierras altas, se lograron por medio de los lloclla o torrenteras, tan frecuentes y amenazadoras en las quebradas y valles andinos" (2007: 48). Asi, el poder de Pariacaca es, fundamentalmente, el uso del agua, que se evidencia en como afecta a las comunidades. A este poder se asocian tambien, como segundo atributo, los demas elementos de las tormentas, a saber, illapa (el rayo, trueno y relampago). (11) Ademas, como se extrae de lo mencionado y senala Maceda, "se presenta el empleo del poder acuatico de una forma violenta" (2011: 25), con lo cual se evidencia el uso de "esta fuerza natural para castigar" a los yungas en este caso (2011: 25). Sin embargo, Pariacaca es tambien una deidad que trae beneficios, ya que el agua es simbolo de vida para los campos y, en general, simboliza la fertilidad. Por ello, Rostworowski senala, respecto de los yungas, que "si no adoraban a Pariacaca en castigo dejarian de multiplicarse" (2007: 48). Asi, es sensato concluir con Maceda "que no estaria fuera de lugar afirmar que Pariacaca aparece ligado a la reproduccion y sustento de estos pueblos" (2011: 26). En sintesis, Pariacaca es un huaca cuyo poder radica en el uso del agua y de los elementos asociados a esta tanto para causar bien, por traer fertilidad, como para hacer dano, mediante el castigo a las comunidades.

4.2. Comportamiento como trickster

Tratamos ahora el comportamiento como trickster de Pariacaca. De manera preliminar, referimos el contexto de la llegada de Pariacaca en los tres casos. En el capitulo 6, Pariacaca iba de camino hacia Pariacaca de Arriba en busca de su enemigo Huallallo Carhuincho y se detuvo, "convertido en hombre, ya adulto" (6, 43), en la comunidad de Huayquihusa, donde los yuncas se encontraban celebrando una fiesta con gran borrachera (6, 43). En el capitulo 25, por su parte, Pariacaca llega un dia, al estar de camino, a la borrachera que celebraban los colli de Yarutine (25, 117). En el capitulo 26, al igual que en el 25, Pariacaca se acerca, al ir de camino, a la comunidad de los Pichcamarca (26, 119). Asi, en los tres casos, el nucleo de la historia es el mismo.

En los tres casos, el huaca principal se presenta bajo la apariencia de huaccha. En el capitulo 6, se menciona que, "Mientras bebia, llego Pariacaca. Se sento a un lado como suelen hacer los pobres" (6, 43). En el capitulo 25, se refiere que "Un dia llego Pariacaca... sentandose aparte, como hacen los hombres muy pobres" (25, 117). En el capitulo 26, se relata que "Un dia. llego Pariacaca a su pueblo. Se quedo sentado aparte" (26, 119). En los tres casos, Pariacaca se presenta como huaccha. Asi, existe un paralelo entre Pariacaca y Cuniraya Huiracocha. En primer lugar, en ambos casos, se da un contraste entre la fiesta a la que asisten y el modo en que se presentan. En el caso de Cuniraya, se hacia una mencion explicita a sus ropas; en el caso de Pariacaca, aunque no se lo diga, podemos inferirlo, ya que el huaccha se viste de manera pobre. (12) En segundo lugar, ambos personajes se situan al margen de lo que ocurre, con lo que adoptan el rasgo mas caracteristico del huaccha: la carencia de redes sociales o de pertenencia a un ayllu. En los casos que tratamos, el situarse en un lugar apartado implica marginarse de las relaciones sociales. En tercer lugar, ambos eligen ocultar el poder que poseen. En este punto, tratamos de lleno la condicion de trickster de Pariacaca. Al igual que Cuniraya Huiracocha, Pariacaca oculta su condicion verdadera. La diferencia fundamental entre ambos radica en el objeto de deseo que persiguen: mientras que Cuniraya desea quedarse con una mujer, Cahuillaca, Pariacaca oculta su poder con el fin de ser reconocido y confirmado como huaca principal, para, de este modo, poner a prueba a las comunidades en las que se encuentra, dado que hay que agudizar los sentidos para no caer en el engano y fijarse en lo normalmente despreciado. Por tanto, Pariacaca actua como trickster al presentarse como ser pobre que espera que quienes estan alrededor de el se percaten de que una deidad ha entrado en las fiestas.

En la medida en que Pariacaca ha decidido ocupar un lugar marginal, mediante su apariencia de huaccha, en las borracheras referidas, se da inicio a la puesta a prueba de las comunidades. Al respecto, consideramos conveniente subrayar el contraste entre dos actitudes que se evidencian en dos de los tres capitulos. En el capitulo 6, por un lado, ademas de que la comunidad estaba en falta por haber sido el lugar en el que se reconocia a Tamtanamca como deidad, en la borrachera, el grueso de los asistentes no le brindo nada: "Ninguno de los huayquihusa le sirvio de beber. Paso el dia entero asi" (6, 43), mientras que, por otro lado, hubo una mujer que se percato de su presencia: "Finalmente, una mujer que tambien pertenecia a esa comunidad exclamo: '!Anani! ?Como es posible que no le hayan convidado nada a este pobrecito?' Le llevo un gran poto blanco de chicha y se lo ofrecio" (6, 43). En el capitulo 25, del mismo modo, "Nadie quiso ofrecerle de beber [a Pariacaca]" (25, 117), excepto un hombre: "Un solo hombre le convido. A este, [sic] Pariacaca le pidio que le sirviera otra vez. Le sirvio de nuevo. Entonces, le pidio que le diera coca para mascar. Esta vez tambien cumplio con su pedido" (25, 117). En el capitulo 26, en cambio, solo se encuentra el primer grupo de asistentes, que ignoro la presencia del huaccha: "Mientras [Pariacaca] estuvo asi [sentado aparte], no hubo nadie que le invito a beber" (26, 119). Asi, hay dos grupos de personas: el grueso de comuneros que, quizas, ni siquiera se percato de la presencia del pobre, y, en los dos primeros episodios, hay solo una persona en cada uno que se da cuenta del huaccha y le invita alguna cosa. De este modo, se enfatiza, ademas, el hecho de que el huaccha no se procura nada, sino que esta a merced de la benevolencia los demas para satisfacer sus necesidades (inmediatas).

Desde la perspectiva que tratamos, no solo se trata de dos grupos de comuneros, sino de grupos de personas que estan envueltas en el juego del huaca que se comporta como trickster bajo la apariencia de huaccha. Solo dos personas hacen lo que Pariacaca esperaba. En este punto, se hace relevante mencionar que el reconocimiento o confirmacion de la condicion de huaca de Pariacaca es indirecto: el huaca no exige que los comuneros noten que el, huaca principal, ha asistido a sus borracheras (reconocimiento directo), sino que, a traves de su comportamiento como trickster, solo es necesario fijarse en un individuo de apariencia menesterosa (reconocimiento indirecto). Asi, el reconocimiento de la deidad radica en fijarse en algo contraintuitivo, en aquello en lo que nadie pone la mirada, es decir, en el que se encuentra marginado socialmente (en este caso, un huaccha). En lo mencionado, precisamente, radica el engano del huaca principal.

Las reacciones de Pariacaca variaran segun en que grupo se situan los comuneros: luego del engano del trickster, al igual que en los casos examinados previamente, se hacen tangibles las consecuencias. Mientras que los que notaron su presencia y lo atendieron seran salvados, los que no se fijaron en el huaccha seran castigados. Nos centramos, primero, en quienes ayudaron a Pariacaca. En el capitulo 6, el huaca le dice a la mujer lo siguiente para que se ponga a salvo: "'Hermana, te alegraras de haberme brindado esta chicha. Dentro de cinco dias veras como algo muy grave va a suceder en esta comunidad. Por eso, no debes estar aqui ese dia..Y enseguida anadio: 'No hagas saber ni una palabra de lo que te he dicho a esta gente, si no te voy a matar a ti tambien'" (6, 43). En el capitulo 25, Pariacaca le dice lo siguiente al hombre que le dio alimento: "'Hermano, cuando yo venga aqui de nuevo, te vas a agarrar a este arbol. Pero no digas nada a esta gente'" (25, 117). Tras la tempestad, el hombre es favorecido por Pariacaca:
   Entonces, este hombre que habia ofrecido bebida a Pariacaca en
   Yarutine obedecio las instrucciones que este le habia dado y,
   agarrandose al arbol, se salvo. Cuando se los hubo llevado a todos,
   Pariacaca le dijo: "Hermano, ahora estas completamente solo. Aqui
   te quedaras para siempre. Ahora cuando mis hijos vengan a adorarme,
   los huacsas de los Chusco (quiere decir 'cuatro') Corpaya siempre
   te ofrendaran coca para mascar". Y lo convirtio en piedra
   diciendole: "Y tu nombre sera Capac Huanca" (25, 117).


Al respecto, nos interesa mencionar dos puntos. Por un lado, quienes ayudaron a Pariacaca son los unicos en recibir noticia del castigo que acaecera, ya que los comuneros no se comportaron como el huaca esperaba. Asi, quien no sabe descifrar el engano no quedara impune, por lo que no hay medias tintas ante las acciones de Pariacaca: es una cuestion de vida o muerte. Notese que, por la exigencia de silencio de Pariacaca a quienes lo alimentaron, la salvacion adquiere matices cristianos o, en otras palabras, se trata de una salvacion sincretica: la salvacion no es estrictamente individual, como se concebia en la lectura medieval y renacentista del tema, porque puede incluir al ayllu del salvado, como ocurre con la mujer (por lo que tiene un componente social); no obstante, no es social en sentido amplio, dado que si un salvado revela como permanecer con vida a uno que no descifro el engano y que esta fuera de su circulo familiar inmediato sera castigado tambien. Por ello, se comprende la exigencia de silencio de Pariacaca a quienes le dieron alimento: solo ellos (y su ayllu, en el caso de la mujer) pueden ser salvados. Asi, descifrar el engano del que se comporto como trickster lleva consigo el derecho a seguir con vida, es decir, el acceso a la salvacion. Por otro lado, en el caso del hombre que dio bebida al huaccha, estamos nuevamente ante el motivo de la petrificacion, tratado en relacion con Cahuillaca, aunque ahora como sancion positiva de tipo transitivo, (13) como senala Rubina:
   Este caso aparece en uno de nuestros relatos cuando Pariacaca
   (destinador de la petrificacion) recompensa el buen comportamiento
   de un hombre de la comunidad de Colli (destinatario)... En el caso
   que estudiamos el programa de buen comportamiento es sancionado
   positivamente; Pariacaca muestra al hombre como salvarse de la
   muerte, le da el nombre de Capac Huanca y lo convierte en piedra
   (1992: 75).


Con lo mencionado, por tanto, descubrir el engano de Pariacaca no conlleva solamente la salvacion, sino que puede llevar consigo un premio, como le ocurre al hombre. Asi, haber descifrado lo que ocultaba Pariacaca con su comportamiento como trickster constituye una forma de salvacion y tambien de premiacion (como en el caso del hombre).

En segundo lugar, tratamos lo relativo al castigo de la muerte. En el capitulo 6, tras la salida del lugar de la mujer y su ayllu, cinco dias despues de ocurrido el suceso, "En ese [el] cerro de Mataocoto, Pariacaca se transformo en tempestad de lluvia y, bajo la forma de granizo amarillo y rojo, arrastro a toda aquella gente hacia el mar sin perdonar a nadie" (6, 43). En el capitulo 25, hubo tambien una tormenta: cinco dias despues de lo sucedido, "se levanto un viento muy fuerte. A todos los colli, sin excepcion, el viento los arremolino dos o tres veces y los llevo muy lejos. Unos perdieron los sentidos y murieron. A otros, los unicos que sobrevivieron, el viento los transporto a un cerro... Se dice que esta gente que llego al cerro se extinguio" (25, 117). En el capitulo 26, cinco dias despues de lo ocurrido, Pariacaca "aniquilo a aquella comunidad, alzandose bajo la forma de un temporal de lluvia roja y amarilla" (26, 119). Asi, hay dos tipos de castigos, vinculados con la dimension terrible del poder acuatico de Pariacaca. Por un lado, en los capitulos 6 y 26, se alude a una lluvia roja y amarilla, en la que el huaca se transforma, esta vez, para demostrar su poder y llevar la muerte. Con respecto a los colores, como senalan Herman Camacho Romano y Claudia Guzman Revollo (2010), el amarillo hace referencia a un principio activo masculino, mientras que el rojo hace alusion a un sacrificio sangriento. De este modo, la lluvia, que viene del mundo de arriba, es masculina y trae la muerte. Por otro lado, en el capitulo 25, se hace referencia al viento, el cual esta asociado a la tempestad. En todos los casos, los que no descifran el engano de Pariacaca, bajo su apariencia de huaccha, mueren. Por ende, el comportamiento como trickster deja su huella en los relatos examinados: los que reconocen el engano de Pariacaca reciben salvacion, mientras que los que no lo hacen mueren. Asi, la satisfaccion o no de la carencia del huaca tiene consecuencias de gran alcance. Con ello, se enfatiza el lugar de Pariacaca como huaca principal en el nuevo orden iniciado por el mismo en su condicion ambivalente, ya que puede asegurar la vida o la salvacion, pero tambien lo contrario, pues un comportamiento contrario acarrea la muerte.

En suma, los relatos examinados en esta seccion se caracterizan por el hecho de que el huaca principal Pariacaca procura obtener un beneficio especifico a traves de su actuar como trickster, debe ser reconocido como deidad. La condicion de trickster de Pariacaca se hace notoria, fundamentalmente, en el hecho de que se dirige a las comunidades cuando estas se encuentran celebrando fiestas. Pariacaca llega y, como los huacchas, se coloca en un lugar marginal, a un costado. Por su apariencia pobre, solo en dos de los tres relatos una persona se le acerca y le brinda algun alimento, lo cual implica la salvacion de quienes lo reconocen y la muerte de aquellos que no lo hacen.

El comportamiento como trickster se convierte, asi, en un mecanismo recurrente por medio del cual el huaca procura satisfacer su carencia. Las consecuencias de este comportamiento son interesantes: se exige el reconocimiento de la condicion divina de Pariacaca en lo marginal; este comportamiento es el inicio de la demostracion de la condicion real del huaca, es decir, solo cuando se ha consumado el engano se hace manifiesto el verdadero alcance del poder de la deidad. Asi, hay un claro paralelo en los tres personajes examinados, actuar como trickster bajo la apariencia de huaccha constituye el paso inicial que desencadena la revelacion de su verdadera condicion e identidad.

5. Salvacion cristiano-andina

En este apartado, nos interesa sugerir una reflexion que se posibilita a partir de nuestro estudio mediante un acercamiento que vaya mas alla de la consideracion en paralelo de los personajes examinados, se podria establecer una suerte de continuidad entre los tres considerando su comportamiento como tricksters, examinado en las secciones anteriores, y explicitando la relacion entre ellos y la tradicion judeo-cristiana. Para ello, en primer lugar, tratamos los paralelos que existen entre Cuniraya Huiraocha y Dios Creador, Huatiacuri y Juan el Bautista, y Pariacaca y Jesus; en segundo lugar, construimos un paralelo entre una suerte de plan de salvacion cristiano-andina presente en el Manuscrito y el plan de salvacion judeo-cristiano.

En relacion con Cuniraya Huiracocha, como mencionamos en la subseccion 2.2., al final del capitulo 2 del Manuscrito, este huaca se comporta como reorganizador de la fauna y, en ultima instancia, como creador. Al respecto, conviene retomar la caracterizacion del huaca como aquel que transmite la fuerza vital, porque Cesar Itier considera que se establece, en el Manuscrito, un paralelo entre este huaca y Dios: "El Manuscrito de Huarochiri, redactado por un indigena a principios del siglo XVII, atestigua una temprana asimilacion andina entre Viracocha y Dios. En el capitulo 15, el mas aculturado de la obra, se cuenta que antes de 'Cuniraya viracocha', 'no habia nada en este mundo' y que el creo los cerros, los arboles, los rios, etc. (Taylor 1999: 206-209)" (2012: 20). Asi, se alude a Cuniraya como deidad creadora, en la linea del libro del Genesis. Como continua Itier, el paralelo entre Cuniraya y Dios se hace mas notorio, porque el primero es evocado, en el capitulo 15, "en terminos muy cercanos a los que encontramos en la Platica reproducida por Domingo de Santo Tomas al final de su Grammatica de 1560 (1994: 89-90)" (2012: 20). El paralelo, para Itier, se evidencia tambien en la filiacion que se establece entre Pariacaca y Cuniraya: "el autor [del Manuscrito] senala que los habitantes de la region, o algunos de ellos, piensan que Pariacaca era el hijo de Cuniraya Viracocha". Concluye el investigador frances que "el paralelismo que construye entre Cuniraya y Dios--tambien padre de un gran heroe--es, pues, muy fuerte" (2012: 20-21). Cabe enfatizar, sin embargo, que el capitulo 15 es uno de los que evidencian mayor aculturacion, por lo que creemos que habria que examinar, en la filiacion senalada, en que medida responde a una creencia huarochirana o si es solo producto de la accion evangelizadora. En todo caso, es clara la accion creadora de Cuniraya, la cual, como examinamos anteriormente, se hace tangible por el fracaso de su engano al no conquistar a Cahuillaca, con lo que comportarse como trickster constituye el punto de partida de una (re)creacion de la fauna andina. Asi, se explicita el paralelo con Dios Creador.

En el caso del semidios Huatiacuri, senalamos que este prepara el camino para la venida de su padre, porque anticipa su llegada al destronar a Tamtanamca y ponerle como condicion el reconocimiento de Pariacaca como deidad principal. En este punto, resulta interesante hacer referencia al pasaje del bautismo de Jesus, en el que Juan el Bautista lo reconoce en su calidad de Hijo de Dios, lo cual constituye un modo de preparacion de la venida del Mesias. Recuerdese, asimismo, que la preparacion de la venida de Jesucrito por parte de Juan ocurre tambien mediante la denuncia del mal cometido por otros, y de la oportunidad de conversion y perdon mediante un bautismo con agua, que sera sustituido por el bautismo con el Espiritu Santo que llevara a cabo Jesus. Asi, dado que Huatiacuri prepara la venida de Pariacaca mediante una serie de acciones, tal como Rivera Andia reconocia en relacion con Huatiacuri y Pariacaca (2006: 140), en alguna medida, semejantes a las de Juan, el semidios desempenaria el rol que Juan el Bautista tuvo con Jesus. Al explorar una idea como la sugerida, sin embargo, hay que tener en cuenta tambien que el paralelo antes referido no es absolutamente estricto, porque, por ejemplo, Juan el Bautista no es hijo de Jesus. Con todo, no debe olvidarse que, en el evangelio de Juan, se ponen en boca de Juan el Bautista las siguientes palabras: "Detras de mi viene un hombre, que se ha puesto delante de mi, porque existia antes que yo" (Jn 1, 30). Asi, incluso podria pensarse en un paralelo en relacion con la preexistencia de Jesus y el hecho de que Huatiacuri, hijo de Pariacaca, vea el nacimiento de este ultimo. A partir de lo mencionado, nos parece que, en un sentido que necesita examinarse con mayor detalle, el semidios Huatiacuri ocuparia el papel del mas grande de los profetas: Juan el Bautista.

En el caso de Pariacaca, ademas de su filiacion con Cuniraya, como mencionamos anteriormente, se hace notorio el salto intertextual con Jesucristo en el Nuevo Testamento, mas aun si se considera el contexto de extirpacion de idolatrias en el que se situa el Manuscrito. En el caso de Jesus, es relevante la consideracion del Evangelio de Juan con respecto a que se reconozca a Jesus como (Hijo de) Dios. Al inicio de la vida publica de Jesus, hay un primer reconocimiento de parte de Juan el Bautista. Al ver llegar a Jesus, lo reconoce: "He ahi el Cordero de Dios que quita el pecado del mundo" (Jn 1, 29). Nos centramos ahora al final del ministerio de Jesus en dos momentos clave. En la ultima cena, Jesus les anticipa a sus discipulos que uno de ellos lo traicionara y los invita a que esten atentos para no dudar de quien es el: "Os lo digo ahora, antes de que suceda, para que, cuando suceda, creais que Yo Soy" (Jn 13, 19). Sin embargo, las autoridades judias no lo reconocen como (Hijo de) Dios, sino que lo consideran blasfemo, por lo que lo llevan donde Pilatos. Asi, se establece un contraste entre Pilatos y los judios que lo llevaron. El primero no encuentra en el culpa, mientras que los segundos, ante la pregunta por el crimen de Jesus, mencionan lo siguiente: "Nosotros tenemos una Ley y segun esa Ley debe morir, porque se tiene por Hijo de Dios" (Jn 19, 7). Como tratamos con detalle en la seccion anterior, en la medida en que Pariacaca pone a prueba a las comunidades con el fin de que lo reconozcan como huaca principal, se evidencia un paralelo entre ambas deidades en relacion con la dimension del reconocimiento de su condicion divina.

El paralelo entre ambas figuras continua: como tratamos, en las tres comunidades, solo dos personas hicieron lo que Pariacaca esperaba, a saber, fijarse en el huaccha, es decir, el huaca buscaba el reconocimiento o confirmacion de su condicion de manera indirecta. Por medio de este comportamiento, se hace notorio el paralelo entre Pariacaca y el dios judeocristiano: ambos se situan en un plano en el que lo importante no radica en el culto explicito de la deidad, sino en como se comportan los individuos con los demas. Asi, se plantea el principio fundamental del cristianismo de "amar al projimo como a si mismo". En el Antiguo Testamento, este principio se evidencia en la atencion que se debe prestar al pobre, la viuda y el huerfano, como se evidencia en el Pentateuco (Deuteronomio 10,18-19; Exodo 20, 12-17; etc.) y en los textos profeticos (Zacarias 7, 10; Malaquias 3, 5; etc.). Sin embargo, el reconocimiento de lo sagrado en el menesteroso se enfatiza mas aun en el Nuevo Testamento, en particular, en el comportamiento cercano de Jesus con los pobres (Lucas 15, 11-32; 19, 1-10) y enfermos (Marcos 3, 3-5), asi como en el clasico relato del juicio final (Mateo 25, 31-46), en el que la salvacion depende unicamente de la cercania del creyente hacia los pobres como acercamiento al rostro de dios en el projimo menesteroso. Asi, el reconocimiento de la deidad radica en fijarse en algo contraintuitivo: en el que se encuentra marginado socialmente. De este modo, el paralelo entre Pariacaca y Jesus radica en que se los debe reconocer como deidades en el servicio del pobre.

A continuacion, representamos en un esquema el paralelo entre los personajes Cuniraya Huiracocha, Huatiacuri y Pariacaca, y el grupo biblico formado por Dios Creador, Juan el Bautista y Jesus:

[ILUSTRACION OMITIR]

Asumiendo el paralelo entre ambos grupos, se podria explorar, en el Manuscrito de Huarochiri, la presencia de una historia de la salvacion cristiana entendida en terminos andinos (o centro-andinos, de modo mas especifico). En este sentido, no solo se estableceria un paralelo entre los tres personajes del Manuscrito que hemos examinado, sino que existiria una suerte de continuidad entre ellos articulada en una especie de historia de salvacion cristiano-andina. Esta se articularia en torno a dos momentos salvificos: la creacion y la redencion. En relacion con la cracion, la deidad del Manuscrito seria Cuniraya Huiraocha, quien ocuparia el lugar de Dios Creador como agente de creacion; en relacion con la redencion, la deidad del Manuscrito seria Pariacaca, quien ocuparia el lugar de Jesucristo como agente de redencion. Huatiacuri, por su parte, constituiria el agente, al igual que Juan el Bautista, que se encarga de anunciar la llegada de la redencion. Habria que tener en cuenta, en una reflexion del tipo que estamos sugiriendo, la necesidad de distinguir con detalle el grado de sincretismo que se encuentra en el texto, lo cual implicaria reconocer cuanto de creencia tradicional huarochirana y cuanto de promocion de la evangelizacion subyace a esta historia de la salvacion cristiano-andina. (14)

Cabria preguntarse, en este punto, cual es el lugar del comportamiento como trickster en el escenario sugerido. Nos parece que este constituiria el medio a traves del cual los tres personajes examinados pondrian en marcha esta suerte de historia de salvacion cristiano-andina. Notese que los momentos salvificos de dicha historia se articulan en torno a un comportamiento que presenta patrones repetidos: el poder de un personaje se oculta bajo la apariencia de un animal insignificante en el caso de Cuniraya y, fundamentalmente, se oculta, en los tres casos, bajo la apariencia de huaccha, lo cual implica consecuencias de importancia: Cuniraya reordena el cosmos, Huatiacuri prepara la llegada de su padre y Pariacaca instaura un nuevo orden. Asi, en el universo mitico del Manuscrito, a diferencia de lo que ocurre en el universo biblico, donde la revelacion de la divinidad se manifiesta abiertamente y, en especial, se encuentra en lo pequeno, la astucia y el engano (es decir, comportarse como trickster) ocuparian un lugar central como antecedentes de la manifestacion del poder de un huaca o de un semidios. En definitiva, en el Manuscrito de Huarochiri, se podria examinar una suerte de historia de salvacion cristiano-andina que se articularia alrededor del paralelo que existiria, respectivamente, entre el Dios Creador, Juan el Bautista y Jesus, por un lado, y Cuniraya Huiracocha, Huatiacuri y Pariacaca, por el otro. Esta se entenderia en relacion con dos momentos, la creacion y la redencion, y se manifiestaria solo cuando se ha llevado a cabo un engano, en particular, un comportamiento como trickster mediante la apariencia de huaccha, lo que redundaria en destacar la mascara o el disfraz de lo insignificante como estrategia andina para ser tomado en cuenta.

6. Conclusion

Los tres personajes examinados se comportan como tricksters. Al revisarlos en paralelo, se pueden sintetizar su comportamiento en dos aspectos recurrentes. Por un lado, esta la carencia inmediata que busca satisfacer cada uno al enganar a otros mediante su comportamiento como trickster y su apariencia de huaccha. Asi, Cuniraya Huiracocha intenta quedarse con la doncella Cahuillaca, Huatiacuri pretende ser incorporado a un ayllu y Pariacaca quiere ser reconocido como deidad principal. Por otro lado, comportarse como trickster tiene alcances muy importantes en el universo textual del Manuscrito, porque constituye el paso inicial para que se lleven a cabo cambios cruciales. Asi, Cuniraya, al ser un burlador burlado, reorganiza el cosmos, lo cual evidencia su condicion de ser un poderoso huaca que asegura la transmision de la fuerza vital; Huatiacuri consigue incorporarse a un ayllu, pero ello implica tambien destronar al falso dios Tamtanamca y preparar el ciclo de Pariacaca; y este ultimo, al pretender ser reconocido como la deidad principal, procura fortalecer su condicion ante las comunidades, lo cual implica una reorganizacion de la jerarquia entre deidades y el inicio de un nuevo orden de cosas. Sintetizamos a continuacion lo tratado:

[ILUSTRACION OMITIR]

Sobre esta base, exploramos en el Manuscrito de Huarochiriuna suerte de historia de salvacion cristiano-andina que trascenderia la consideracion en paralelo de Cuniraya, Huatiacuri y Pariacaca para pasarlos a considerar como sucediendose en el tiempo. Esta historia de salvacion estaria basado, fundamentalmente, en dos aspectos. Por un lado, se articularia alrededor del paralelo que existiria entre el grupo judeo-cristiano formado por Dios Creador, Juan el Bautista y Jesus, y el grupo cristiano-andino formado por Cuniraya Huiracocha, Huatiacuri y Pariacaca. Por otro lado, la historia de salvacion se entenderia en relacion con dos momentos, a saber, la creacion (asociada con Cuniraya) y la redencion (asociada con Pariacaca y quien lo anuncia, Huatiacuri), y se manifiestaria solo cuando se ha llevado a cabo un engano, en particular, un comportamiento como trickster mediante la apariencia de huaccha, lo que implica destacar la mascara de lo insignificante como estrategia andina fundamental, hasta el punto de articular la salvacion humana.

Fecha de recepcion: 30 de junio, 2014

Fecha de aceptacion: 6 de mayo, 2015

Tania Torres Oyarce

University of Illinois

Referencias bibliograficas

Fuentes primarias

Ritos y tradiciones de Huarochiri 2008 Ed., y trad., Gerald Taylor. Lima: Instituto Frances de Estudios Andinos, Instituto de Estudios Peruanos y Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

Dioses y hombres de Huarochiri 2009 Trad., Jose Maria Arguedas. Lima: Universidad Antonio Ruiz de Montoya.

Fuentes secundarias

BALLON AGUIRRE, Enrique 2006 Tradicion oral peruana: literaturas ancestrales y populares. Vol. 2. Lima: Pontificia Universidad Catolica del Peru.

Biblia de Jerusalen latinoamericana en letra grande 2007 Nueva ed. Revisada y aumentada. Bilbao: Desclee de Brouwer.

CAMACHO ROMANO, Herman y Claudia GUZMAN REVOLLO 2010 Los colores: simbolos rituales. Loja: Universidad de Loja.

DOMINGO DE SANTO TOMAS, Fray 1994 [1560] Grammatica o Arte de la lengua general de los Indios de los Reynos del Peru. Ed., Rodolfo Cerron-Palomino. Madrid: Agencia Espanola de Cooperacion Internacional, Ministerio de Relaciones Exteriores de Espana y UNESCO ediciones.

ESPINO, Gonzalo 2010 La literatura oral o la literatura de tradicion oral. Lima: Pakarina Ediciones.

GARCIA ESCUDERO, Carmen 2010 Cosmovision Inca: nuevos enfoques y viejos problemas. Sala manca: Ediciones de la Universidad de Salamanca.

GREIMAS, Algirdas 1976 Semantica estructural. Investigacion metodologica. Trad., Alfredo de la Fuente. Madrid: Gredos.

GREIMAS, Algirdas y Joseph Courtes 1979 Semiotica. Diccionario razonado de la teoria del lenguaje. Trad., Enrique Ballon Aguirre y Hermis Campodonico. Madrid: Gredos.

GROTANELLI, Cristiano 1983 "Trickters, Scape-Goats, Champions, Saviors". History of Religions 23, 2, 117-139.

ITIER, Cesar 2012 Viracocha o el Oceano. Lima: Instituto de Estudios Peruanos.

LEON-LLERENA, Laura 2011 Historia, lenguaje y narracion en el manuscrito de Huarochiri. Tesis para optar por el grado de Doctor en Filosofia. Universidad de Princeton.

MACEDA SOTOMAYOR, Diana Teresa 2011 Las mujeres en el Manuscrito de Huarochiri: la sexualidad como ordenadora del cosmos. Tesis para optar el titulo de Licenciado en Linguistica y Literatura con mencion en literatura hispanica. Lima: Pontificia Universidad Catolica del Peru.

MILLONES, Luis y Renata MAYER 2012 La fauna sagrada. Lima: Instituto de Estudios Peruanos e Instituto Frances de Estudios Andinos.

MOLINA, Cristobal de 2010 [1573] Relacion de las fabulas y ritos de los incas. Ed. Paloma Jimenez del Campo. Madrid: Iberoamericana.

MORGANTE, Maria Gabriela 2001 "La narrativa animalistica y la mitologia del trickster en la Puna jujena: la figura del zorro". Anthropologica. 19, 121-146.

NICHOLAS, Dean A. 2009 The Trickster Revisited. Deception as a Motif in the Pentateuch. Nueva York: Peter Lang Publishing Inc.

ORREGO, Rita 2011 "Rito del corte de los primeros cabellos en los Andes". Ilustrados. Consultado: 20 de mayo de 2012. <http://www. ilustrados.com/tema/6556/Rito-corte-primeros-cabellos andes.html>

ORTIZ RESCANIERE, Alejandro 1991 "Matrimonio y cambio cosmico: Huatyacuri". Anthropologica. 4, 53-72.

PROPP, Vladimir 2000 Morfologia del cuento. Trad., Lourdes Ortiz. 10a ed. Madrid: Fundamentos.

RIVERA ANDIA, Juan Javier 2006 "Mitologia en los Andes". En Mitologias amerindias. Ed. Alejandro Ortiz Rescaniere. Madrid: Trotta, 129-176.

ROSTWOROWSKI, Maria 2007 Estructuras andinas del poder. Ideologia religiosa y politica. Obras completas VII. Lima: Instituto de Estudios Peruanos.

RUBINA, Celia 1992 "La petrificacion en el Manuscrito de Huarochiri". Mester. 21, 2, 71-82.

SEVILLA PANOS, Rafael y Teresa VALIENTE-CATTER 2005 "Pueblos indigenas y desarrollo en America Latina. Hacia la construccion de un futuro propio. Resultados de un debate intercultural". Pueblos indigenas y educacion. 56, 135-147.

VILCAPOMA, Jose Carlos 2008 La danza a traves del tiempo en el mundo y en los Andes. Lima: Asamblea Nacional de Rectores y Universidad Nacional Agraria La Molina.

WILLIAMS, Alison 2000 Tricksters and Pranksters. Roguery in French and German Literature of the Middle Ages and the Reinassance. Amsterdam: Editions Rodopi.

ZANELLI, Carmela 1989 El ciclo mitico de Pariacaca: analisis en linguistica del discurso. Tesis de Bachillerato. Lima: Pontificia Universidad Catolica del Peru.

1992 "Tiempo y utopia en las primeras representaciones del mundo andino". Mester. 21, 2, 97-108.

2006 "De Cajamarca a Huarina: imagenes conflictivas de la escritura en tres textos coloniales". Boletin del Instituto Riva-Aguero. 33, 89-107.

2012 "Los antis: la Amazonia como frontera y mundo desconocido en dos fuentes coloniales". Summa humanitatis: revista electronica interdisciplinaria del Departamento de Humanidades. 5, 2, 26-39.

(1) En la traduccion de Arguedas del Manuscrito, el escritor andahuaylino decidio traducir un pasaje utilizando la palabra huaccha (que glosa junto al uso del termino), debido a que le parecio que era apropiada para capturar el sentido del pasaje en el que Tutayquiri les senala a sus hijos lo siguiente: "toda la gente los mirara con menosprecio; huaccha [wakcha, miserable, hombre que no tiene bienes] los llamaran" (2009: 69).

(2) Adoptamos la terminologia propuesta por Celia Rubina (1989: 84).

(3) Todas las citas del Manuscrito han sido tomadas de la edicion de Gerard Taylor (2008). El primer numero entre parentesis indica el capitulo de la obra y el segundo, la pagina.

(4) Segun Rubina, la sancion se entiende como una retribucion que puede ser positiva o negativa. En este caso, la negativa es un autocastigo. En la medida en que el castigo es ejercido por el mismo sujeto que lo padece, se dice que este es de caracter reflexivo.

(5) Para Millones y Mayer, "el zorro tiene un prestigio variado, mas bien de trickster, despojado de la solemnidad o de juicios inapelables de otras deidades" (2012: 72). Podria atribuirse a este caracter un indicio del comportamiento que tendra el propio Huatiacuri como trickster. Por el contrario, en la tradicion europea, el zorro casi siempre esta asociado a la astucia y a comportamientos ingeniosos.

(6) El cunado de Huatiacuri es tambien el oponente de este ultimo; no obstante, dejamos de lado esta consideracion por no ser relevante directamente para nuestros propositos.

(7) Huatiacuri acepta el sometimiento a las pruebas sin poner mayores reparos, lo cual, al interior del relato, es relevante para comprender que la ultima prueba la propone Huatiacuri y conlleva el castigo del cunado (y con ello, la demostracion del poder de Huatiacuri, lo cual es, al mismo tiempo, una muestra del gran poder de su padre Pariacaca).

(8) Recuerdese el estatus especial de este animal que mencionamos en el apartado 2.2. de la seccion anterior al tratar la reorganizacion del cosmos llevada a cabo por Cuniraya Huiracocha.

(9) Haremos un analisis paralelo de los relatos en los tres capitulos, ya que la estructura de los tres es la misma.

(10) Nos centramos solamente en la primera version de la aniquilacion de la comunidad, porque, en esta, se evidencia el comportamiento de Pariacaca como trickster.

(11) Maceda senala que la caracterizacion como illapa es de uno de los hermanos de Pariacaca. Esto, sin embargo, continua Maceda, no significa que este poder no sea adscribible a Pariacaca, debido a que, como este huaca nacio de cinco huevos, se trataria, mas bien, de que Pariacaca esta formado por cinco hermanos. Asi, Pariacaca es una suerte de deidad colectiva (2011: 25-26). Ballon sigue esta misma linea de razonamiento (2006: 41).

(12) Esta cuestion se hace mas evidente cuando tratamos el modo en que los asistentes a las borracheras lo tratan, debido a que lo ignoran, lo cual no seria posible si estuviera vestido de una manera llamativa o apropiada para la situacion festiva.

(13) Se trata de una sancion positiva, porque el hombre transformado en piedra se convierte en un vehiculo de culto a Pariacaca y es transitiva, porque es este ultimo quien transfiere la condicion que se adquiere.

(14) En este punto, conviene mencionar un caso a manera de ejemplo de la evidencia textual que consideramos util para sostener este tipo de salvacion cristiano-andina. En el capitulo 6 del Manuscrito, que tratamos en relacion con el caso de Pariacaca, se evidencia el elemento judeocristiano en el castigo de Pariacaca, porque se utiliza, en el texto quechua, el prestamo castellano perdona (en mana hukllatapas'perdonas'pa 'sin perdonar a nadie') (6, 42) para expresar el hecho de que el huaca no haya dejado a nadie con vida en la comunidad. Nos parece que este uso es sintomatico del grado de relacion (?asimilacion, sincretismo?) entre la salvacion judeo-cristiana y la cristiano-andina por lo que significa introducir este elemento en el texto: no hay que olvidar que, cuando el pueblo judio, en el Antiguo testamento, interpretaba que le iba mal, ello se debia a que habia miembros de la comunidad que habian pecado (por ejemplo, la caida de los reinos de Israel y Juda por los pecados de sus reyes y de los pobladores). Asi, en el Manuscrito, se expresaria el circuito pecado (o mal cometido)-perdon asumido por el pueblo huarochirano.
COPYRIGHT 2015 Pontificia Universidad Catolica del Peru
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Torres Oyarce, Tania
Publication:Lexis
Date:Jul 1, 2015
Words:17208
Previous Article:Emilia Pardo Bazan ante el fin de siglo. Edicion de "Eduardo Rod. El Pensador".
Next Article:Lealtad en el exilio: afiliaciones concentricas y enunciacion hispanista en la Historia antigua de Mexico (1780) de Francisco Javier Clavijero...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters