Printer Friendly

El sistema de los status de Eugrafio.

RESUMEN: Recogiendo y analizando las glosas retoricas del Commentum Terenti atribuido a Eugrafio, es posible reconstruir con un nivel de precision bastante elevado el sistema de los status utilizado por el comentarista, muy parecido --aunque no igual-- a los sistemas <<de trece status>> que podemos encontrar en los Rhetores Latini Minores. Este analisis nos permite apreciar la naturaleza unitaria del comentario y precisar mejor cual fue la personalidad y la autentica finalidad de Eugrafio, a un tiempo interprete de Terencio y profesor de retorica.

Palabras clave: Eugrafio, retorica, Rhetores Latini Minores, sistema de los status, Terencio.

The status-system of Eugraphius

ABSTRACT: By collecting and analysing the rhetorical glosses of the Commentum Terenti attributed to Eugraphius, it is possible to reconstruct with a good level of accuracy the status-system employed by the commentator. This system is very similar, although not identical, to the system of thirteen issues also found in the Rhetores Latini Minores. This analysis allows us to appreciate the commentary asa whole and sheds light on the figure and the motivations of Eugraphius, both a commentator of Terentius anda professor of rhetoric.

Key words: Eugraphius, rhetoric, Rhetores Latini Minores, status-system, Terentius.

**********

En el conjunto de los comentarios que nos han llegado del periodo tardoantiguo, el Commentum Terenti atribuido a Eugrafio (1) es sin duda el de sabor mas fuertemente retorico, puesto que en el el interes practicamente exclusivo por la lectura retorica del texto poetico se combina con un nivel de competencia y tecnicismo que no encuentra parangon en las obras con las que en cierto modo cabe comparacion. La presencia simultanea de estas dos caracteristicas marca efectivamente una diferencia significativa tanto con respecto al comentario terenciano de Elio Donato, que se caracteriza por una aproximacion sobre todo gramatical (2), cuanto con las Interpretaciones Vergilianae de Tiberio Claudio Donato, donde en cambio el interes por la retorica aparece fundamentado en conocimientos tecnicos menos precisos y, sin duda, mas limitados.

Esta fuerte connotacion resulta evidente desde las primeras lineas de la obra, en las que Eugrafio --dejando de lado cualquier tipo de preambulo-- se recrea programaticamente en elogiar la uirtus oratoria de Terencio, que, como tambien en el caso de Virgilio, ha sabido infundir la potentia del ars rhetorica a sus propias obras. Asi pues, si se admite que el comediografo (como de manera mas general todos los poetas) ha construido sus pieces mediante el recurso sistematico a la preceptiva retorica, esto implica como consecuencia que quien quiera comprender realmente su grandeza poetica debera forzosamente utilizar sus mismos instrumentos y, recorriendo el proceso creativo en sentido inverso, reconstruir con detenimiento como operan dejando su impronta sobre cada una de las partes --sobre cada una de las palabras, diria incluso-- de las comedias terencianas (EVGRAPH. Ter. Andr. praef.):
   Cum omnes poetae uirtutem oratoriam semper uersibus exequantur, tum
   magis duo uiri apud Latinos, Vergilius et Terentius. Ex quibus, ut
   suspicio nostra est, magis Terentii uirtus ad rationem rhetoricae
   artis accedit, cuius potentiam per comoedias singulas ut possumus
   explicabimus.


Creo que no estanamos muy lejos de la verdad si decimos que el comentario de Eugrafio, entre las obras que nos han sido transmitidas, es una de las que mas de cerca nos restituyen la imagen de las escuelas de retorica tardoantiguas, al testimoniarnos con una precision certera el particular modo de leer y analizar las obras poeticas que en ellas se les ensenaba a los jovenes estudiantes. Sin embargo, de manera quizas un poco paradojica, precisamente esta caracteristica parece ser la causa principal del desinteres casi absoluto que la critica moderna ha reservado a la obra eugrafiana, sobre todo en el curso del siglo XX (3). En el origen de esta condena --una verdadera y autentica damnatio memoriae-- se encuentran dos prejuicios diferentes, pero igualmente discutibles: por una parte la desconfianza, de procedencia romantica, con respecto a la retorica, advertida como antitetica a la poesia y por ende inapropiada para juzgarla; por otra parte la tendencia a recurrir a los exegetas antiguos solamente en lo relativo a la interpretacion literal de los diferentes pasajes, desde la conviccion de que no tienen nada que decimos a proposito de la lectura global de las obras comentadas. Asi pues, si se considera el peso dominante que la retorica asume dentro del comentario eugrafiano, monopolizando casi exclusivamente los intereses exegeticos de Eugrafio e induciendolo a privilegiar el aspecto de sintesis mas que el analisis de cada pasaje, resulta facil comprender el desinteres de la critica moderna, mucho mas fascinada por las copiosas informaciones --escenicas, historicas, gramaticales-- ofrecidas por el comentario de Elio Donato. Para darse cuenta de ello es suficiente recordar el juicio de H. Gerstenberg (op. cit. p. 78), que a pesar de haber dedicado a la obra de Eugrafio un estudio admirable y --como podremos ver en la prosecucion de este trabajo- no carente de rigor filologico, ha sentido la necesidad de expresar de manera explicita el propio disgusto hacia la ratio interpretandi propuesta por el comentarista:
   Quod nobis haec ratio poetarum opera tractandi languida et molesta
   est, non Eugraphii culpae adsignandum est, sed aetatis, quae a
   ueris litterarum studiis abalienata adeo quasi obriguerat, ut
   formam magis quam rem ipsam spectaret; aetati tribuendum est, quod
   artes eae, quae praecipue formam tractant, rhetorica et grammatica
   florebant uel potius colebantur et quod poetarum antiquorum opera

   non ipsorum causa legebantur, sed ad studia grammatica rhetoricaque
   expedienda adhibebantur.


En estas palabras no solo se vislumbra la presencia de un prejuicio, sino que se ve bien claro como este prejuicio impide al autor expresar una valoracion objetiva, dado que el comentario de Eugrafio acaba por ser descrito como un autentico manual, destinado unicamente a la ensenanza de preceptos retoricos y gramaticales.

Contra estas palabras se ha expresado con determinacion H. T. Karsten (op. cit., 267), que tras haber puesto en evidencia la naturaleza no sistematica del comentario, irreducible a la clasificacion de <<manual>> propuesta por Gerstenberg, ha subrayado que el unico objetivo de Eugrafio era el de mostrar claramente la uirtus retorica de Terencio: <<Eugraphii scholia non efficiunt tractatum rhetoricum neque ex professo artem legentibus tradere uolunt, non spectant rerum aut scaenarum interpretationem, sed hoc agunt, ut Terentii uirtus in adhibenda arte ostendatur>> (4). Las observaciones de Karsten son indudablemente mucho mas faciles de compartir, aunque deben ser modificadas al menos en parte. Si efectivamente el comentario eugrafiano no puede ser en modo alguno considerado un manual retorico, visto que esta privado de las caracteristicas de sistematicidad y analisis que distinguen la forma scribendi del tratado, en cambio esta fuera de toda duda que entre los objetivos de Eugrafio estaba tambien el de mejorar y ampliar los conocimientos retoricos de los jovenes estudiantes, complementando las aridas exposiciones manualisticas con un instrumento mas concreto y mas apropiado para el aprendizaje. Que luego este objetivo no sea indicado ex professo no significa que el autor no se lo hubiera propuesto; baste recordar los casos paralelos de Macrobio (5) y sobre todo de Tiberio Claudio Donato (6), que partiendo de premisas teoricas totalmente similares a las de Eugrafio indican explicitamente la utilidad de las obras de Virgilio para el aprendizaje de los preceptos retoricos, aconsejando su lectura a los jovenes estudiantes. Se trata de dos aspectos --la lectura retorica de las obras poeticas, en este caso las comedias terencianas, y la ensenanza de los preceptos del ars rhetorica-- que avanzan de forma paralela y no pueden ser separados mas que arbitrariamente y al precio de una excesiva simplificacion.

Con el fin de demostrar cuanto se ha dicho hasta el momento y de precisar mejor cuales fueron la naturaleza y la autentica finalidad del comentario de Eugrafio, me he propuesto recoger y analizar las noticias que pueden en cierta forma ser puestas en relacion con la doctrina de los status, la parcela mas compleja e importante de la inuentio retorica. La razon principal sobre la que se asienta esta eleccion reside en el hecho de que el empleo exegetico de los preceptos de la inuentio representa el verdadero rasgo distintivo de la ratio interpretandi en las escuelas de retorica, mientras que el recurso a las categorias de la elocutio (figuras retoricas, tropos) era funcion tambien de los grammatici, sobre todo en ambito latino (7). Asi pues si queremos comprender realmente cuales eran las peculiaridades de la lectura retorica propuesta por Eugrafio, tratando de identificar lo que el se esforzaba por reconocer en el texto poetico y de indicarselas al lector, debemos forzosamente orientar nuestra atencion hacia las anotaciones remisibles a la inuentio, que ocupan una posicion de particular relevancia dentro de su obra.

A esta motivacion se anade otra, ademas, de caracter practico, dado que en el ambito de la inuentio las normas vinculadas con la doctrina de los status representan un conjunto articulado y bien cohesionado, un autentico <<sistema>>, cuya evolucion conocemos bien en todas sus fases desde, al menos, Hermagoras (II a. C.) hasta el periodo tardoantiguo. Confrontando e integrando entre si las informaciones teoricas presentes en las diferentes anotaciones, podremos, por tanto, tratar de determinar si ese sistema se correspondia con alguno de los que la tradicion manuscrita ha conservado de modo <<directo>>. En consecuencia, esto haria posible insertar con una cierta precision a nuestro autor en un ambito historico y cultural bien definido o, cuanto menos, confirmar las hipotesis que han sido propuestas hasta ahora acerca de su evanescente figura.

Desde el punto de vista teorico general es facil deducir que Eugrafio tenia como referencia un sistema <<de trece status>>, visto que todas las subcategorias de la qualitas son consideradas por el status independientes (qualitas comparatiua, qualitas remotiua, status uenialis), en consonancia con una evolucion que fue introducida en Grecia a partir del siglo II d. C. y que se impuso con autoridad en todo el Imperio. Mas dificil, en cambio, es reconducir o asimilar tal sistema a alguno de los que se encuentran en los manuales retoricos tardoantiguos que obran en nuestro poder: con esa finalidad se debera analizar cuanto escribe Eugrafio acerca de cada uno de los status, teniendo presente naturalmente el hecho de que el exegeta no tenia ninguna necesidad de utilizar todos los status existentes, ni tampoco de informar al lector sobre la relacion <<jerarquica>> que entrelaza los varios status mencionados entre si.

No obstante, me parece posible afirmar que la abundancia de informaciones retoticas proporcionadas por el exegeta, unidas al elevado nivel cualitativo del que ya se ha hablado, nos consiente reconstruir en ocasiones de forma muy detallada las prescripciones presentes en su manual de referencia y uso.

1) El status coniecturalis (8) aparece con mucha frecuencia en el curso del comentario, hasta el punto de que es posible reconstruir en detalle los topicos argumentativos (coniecturalia argumenta (9)) prescritos en el manual utilizado por el autor.

De acuerdo con las indicaciones a nuestra disposicion, parece fundado decir que el sistema seguido por Eugrafio <<contaminaba>> algunos elementos procedentes del tratamiento ciceroniano y quintilianeo con las innovaciones introducidas por Hermogenes, sin que llegue a identificarse con ninguno de los transmitidos. Sinteticamente:

a) junto a los argumentos a persona y a causa (10), que remiten a una fase precedente a los sistemas <<de trece status>>(11), y a los a uoluntate, afacultate, que son propios de todos los manuales, aparecen otros mas <<evolucionados>> (a summo ad imum, a deriuatione causae, a testibus probatio) que muestran un claro cuno hermogeneo. Una mescolanza de este cariz se encuentra tambien en el manual de Julio Victor (12) y, en parte, en la obra de Julio Severiano (13);

b) el argumento a summo ad imum (14) representa el correspondiente latino del hermogeneo [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII]; la traduccion ofrecida por Eugrafio encuentra correspondencia en la obra de Sulpicio Victor, mientras Fortunaciano y Julio Victor hablan de argumentum ab initio ad finem;

c) es interesante subrayar que, de acuerdo con las indicaciones de Eugrafio, el argumento a summo ad imum se articula a su vez en dicta, facta y ocasionalmente--segun las indicaciones de unos no identificados doctiores--puede incluir tambien el pathos (15). En la medida de mi conocimiento, esta triparticion encuentra perfecta correspondencia solo con HERMOG. stat. 49, 7-9 R., donde se menciona este argumentum cuando se habla de la [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII] (que constituye la parte adversaria desde la perspectiva de la defensa): '[TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII]. Con todo, una subdivision mas compleja, pero en cierto modo asimilable a la de Eugrafio, aparece tambien en IVL.VICT. rhet. 21, 12-19 G.-C. (16): Ab initio autem ad finem, in quibus factum ipsum excutimus, uariae sunt usquequaque quaestiones. Nam in illis facta, dicta, affectus, euentus etiam considerari solent, praeiudicia, rumores, tormenta, tabulae, ius iurandum, testes, responsa, <omina>, uox aliqua emissa, et ea quae dicuntur signa, id est uestis cruentata, liuor et talia, et omnia, quae in causa inueniuntur, non ingenio nec arte excogitantur, sed ingenio et arte tractari solent, appellantur ab initio ad finem, quod Graeci dicunt [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII];

d) el argumento a deriuatione causae (17) se corresponde con la hermogenea [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII][TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII] (18): esta traduccion aparece tambien en el manual de Fortunaciano (y de simple deriuatio habla Sulpicio Victor), mientras Julio Victor presenta la variante translatio causarum,

e) Eugrafio recuerda que los argumentos a uoluntate, a facultate y a summo ad imum aparecen siempre en caso de status coniecturalis, en cuanto es el acusador el que se sirve de ellos (19), mientras la deriuatio causae representa un instrumento de la defensa (20). Esta afirmacion encuentra paralelismos bastante precisos en todos los manuales de los que disponemos. Que el argumento a summo ad imum es fundamentalmente un instrumento de la acusacion lo dice explicitamente HERMOG. stat. 47, 8-9 R.: [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII]; que a este argumento el reo debe oponerle la deriuatio causae lo recuerdan por su parte Julio Victor (21) y Mario Victorino (22). De manera mas generica, el propio Julio Victor pone de relieve la ambivalencia de todos los loci recordados por Eugrafio (rhet. 23, 11-17 G.-C.): In coniecturae diuisione uoluntatis et potestatis loci communes sunt et accusatoris et defensoris, perinde etiam ab initio ad finem; quae nunc recto persequimur ordine, nunc uero confundimus pro utilitate causarum. Causarum quoque translatio communis esse debebit. Nam cum consistunt partes ab initio ad finem, quae nobis officiunt, causarum translatione soluenda sunt; utrique autem possunt officere, causarum etiam translatio utrique subueniet (23). Es asimismo interesante la comparacion con FORTVN. rhet. 2, 5 (112, 6-9 C. M.), quien tras haber enumerado los diez loci de la coniectura introduce la observacion de que no deben ser utilizados todos a la vez en la misma causa: Semper omnibus his locis coniecturam diuidemus? Non semper: nam ut non omne nomen omnibus litteris scribitur, ita non omnibus locis omnis materia diuiditur, quod ipsum fieri etiam in ceteris statibus scire debemus;

f) y el recurso a los testimonios (a testibus probatio (24)) pareceria corresponderse con la [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII] de Hermogenes (stat. 45, 1-46, 7 R.) y Fortunaciano (rhet. 2, 5, 112, 2-3 C. M.) asi como con la probationum expetitio de Sulpicio Victor (rhet. 325, 30-33 H.), si no fuera por que Eugrafio define la probatio como algo diferente a los argumenta (25), mostrando que la considera un rasgo distintivo de la coniectura respecto a los otros status (26), que entra en juego cuando faltan las argumentaciones racionales (27).

2) Las apariciones del status definitiuus (o finitiuus (28)) son por el contrario mas bien ocasionales, hasta el punto de que resulta imposible reconstruir nada seguro a proposito de la concepcion propia de Eugrafio. La unica certeza al respecto pareceria el recurso a unos imprecisos argumenta finitiua, si bien las indicaciones proporcionadas sobre este particular (a conuictu, ab habitu, a loco, a tempore (29)) no parecen directamente comparables con las que presenta ninguno de los manuales conservados (30).

3) El status de la qualitas negotialis aparece solamente en tres pasajes del comentario de Eugrafio (31), pero las indicaciones proporcionadas por el exegeta son suficientes para permitimos tener una idea de lo que se prescribia al respecto en su manual de referencia. De hecho, en el ultimo de los tres pasajes el exegeta alude al empleo de al menos dos argumenta, definidos ab utile y ab honesto, que encuentran paralelismos exactos en los tratamientos que ofrecen Hermogenes (32), Sulpicio Victor (33) y Fortunaciano (34) en lo relativo a la qualitas negotialis in scripto. Bien visto se podria quizas identificar un tercer argumentum, definido ab eo quod fieri deceat (35), que, sin embargo, resultaria unico en los manuales de que disponemos; el mismo argumento aparece tambien en el comentario de Elio Donato al mismo pasaje, pero es facil que las dos glosas esten vinculadas por una relacion de derivacion directa, sea este cualquiera que sea (36).

4) La qualitas absoluta (37) aparece con una frecuencia discreta en el comentario de Eugrafio y es bien poco lo que se nos dice a proposito de las prescripciones presentes en su manual de referencia. En lo que concierne a las tipologias de iustum sobre las que este status puede encontrar fundamento, la unica indicacion util aparece en dos pasajes proximos del comentario al prologo del Eunuchus, donde se habla de qualitas absoluta ex (de) iuris ratione (38). Tal denominacion encuentra su correspondencia mas cercana quizas en la iuris ratiocinatio de Fortunaciano (rhet. 87, 3-88, 9 C. M.), pero no se debe olvidar que, mas alla de las analogias terminologicas, la correspondencia con el dictado de la ley es una posibilidad de la qualitas absoluta prevista en casi todos los manuales, desde el De inuentione de Ciceron y la Rhetorica ad Herennium (y por tanto con toda probabilidad desde Hermagoras (39)) hasta los retores tardoantiguos (Grilio, Mario Victorino, Julio Victor (40)).

Por su parte en lo que atane a los topicos argumentativos conectados con este status, las unicas referencias posibles parecerian aludir a un argumentum per exemplum (41), que no obstante no encuentra correspondencia susceptible de comparacion en ninguno de los manuales que se nos han conservado (42).

5) Si se exceptuan el status uenialis, al que se le dedicara un tratamiento independiente, y la relatio criminis, que no se encuentra en el comentario, las otras dos posibilidades de la qualitas adsumptiua (comparatio y remotio criminis) aparecen solo esporadicamente en la obra de Eugrafio, y por ello resulta dificil decir nada preciso acerca de lo que se prescribia en su manual de referencia, mas alla del aspecto puramente terminologico.

El status de la comparatio esta indicado con dos designaciones diferentes, esto es, qualitas comparatiua (43) y compensatio (44). La primera denominacion encuentra un paralelismo bastante proximo en el status comparatiuae qualitatis de CLAVO. DON. ad Aen. 1, 35, mientras que la simple comparatio es recurrente practicamente en todos los manuales conservados (CIC. inu. 1, 15 y 2, 72; Rhet. Her. 1, 25; QVINT. inst. 7, 4, 12; CASSIOD. inst. 2, 2, 5; ISID. etym. 2, 5, 7); por su parte, la variante compensatio es testimoniada por Grilio (rhet. 71, 32-33 J. = 70, 4 M.), mientras Mario Victorino (rhet. 191, 3 H.) y Fortunaciano (rhet. 89, 12 C. M.) hablan respectivamente de qualitas compensatiua y de compensatiuus status.

La remotio criminis aparece indicada con la designacion remotiua qualitas (45), que aun sin encontrar paralelismo preciso en ninguno de los manuales conservados se deja reconducir a la terminologia retorica utilizada en los sistemas <<de trece status>>.

6) Despues de la coniectura, la uenia es quizas el status mas utilizado por Eugrafio, al que recurre en las mas diversas situaciones y dando cobertura practicamente a todas las posibilidades ofrecidas por esta forma de defensa. Desde el punto de vista terminologico, la designacion mas habitual es status uenialis (46), al que se anaden de forma alternativa qualitas uenialis (47) y de modo totalmente ocasional la variante aislada defensio uenialis (48). Los atenuantes de la uenia estan subdivididos sobre la base de la triparticion imprudentia / casus / necessitas, de origen hermagoreo, que se encuentra en todos los manuales latinos tardoantiguos, pero por el contrario fue abandonada muy pronto por los retores griegos y sustituida por criterios clasificatorios mas evolucionados. A pesar de esta alineacion con la tradicion latina, no faltan algunos particulares que aproximan la concepcion de Eugrafio a las innovaciones introducidas por los manuales griegos:

a) en todo el comentario no aparece nunca el sustantivo deprecatio, que segun la casi totalidad de la tradicion latina cumpliria la funcion de indicar una particular forma de status uenialis;

b) la imprudentia (49) definida tambien como ignorantia (50), asume una amplitud superior a la norma, por cuanto comprende en su interior alguna casuistica concreta como la aetas (51), la ebrietas (52) y el amor (53), que solo en ocasiones encuentran correlato en los manuales latinos. Esta anomala extension contrasta bastante claramente con el rigor presente en el De inuentione de Ciceron y en la Rhetorica ad Herennium, pero tiene paralelismos importantes en la tradicion griega y, circunstancialmente, en los manuales latinos tardoantiguos (54).

c) la necessitas se repite con una cierta frecuencia en el transcurso del comentario (55): desde la perspectiva de la teoria retorica me parece particularmente importante el hecho de que al menos en un caso esta aparece designada con el termino uis (56), que pareceria evocar el concepto juridico de uis maior, de acuerdo con una asimilacion recurrente con bastante frecuencia en las Interpretationes Vergilianae de Tiberio Claudio Donato. Es asimismo interesante recordar que, dentro de la variada casuistica concreta de necessitas, Eugrafio incluye explicitamente la inopia (57).

7) Tambien el status de la translatio aparece con una discreta frecuencia a lo largo del comentario eugrafiano: la designacion utilizada normalmente es praescriptio (58) (pero en un caso aparece la variante status praescriptionis (59)), que esta atestiguada previamente en Quintiliano y hace referencia al procedimiento procesal de la cognitio extra ordinem (60). Es menester precisar que el termino translatio es utilizado por Eugrafio solo esporadicamente y nunca con significados asimilables a la doctrina de los status (61): por esta razon no se puede saber con certeza si el exegeta (y por ende su manual de referencia) consideraba la praescriptio una parte de la translatio, en consonancia con la mayor parte de nuestros manuales, o si acaso identificaba tout court la praescriptio con la translatio, como preveia Julio Victor (62).

En lo relativo a los topicos argumentativos previstos a proposito de este status, la unica referencia de interes se halla en la nota de comentario ad Phorm. 348, donde se precisa que <<non licet ex eadem re aliquid bis agere (63)>>, segun una indicacion que encuentra paralelismos en buena parte de la produccion manualistica (64).

8) Por lo que parece en el comentario de Eugrafio no aparece ninguno de los status legales (scriptum et uoluntas, ambiguitas, leges contrariae, ratiocinatio) ni de los llamados asystata: ello no significa naturalmente que estos no estuvieran previstos en su manual de referencia, sino simplemente que el exegeta no ha considerado oportuno utilizarlos como instrumentos de critica literaria o que, en cualquier caso, no ha identificado en las comedias terencianas ninguna escena o situacion a su juicio remisible a los mecanismos previstos para tales categorias retoricas. No es este el lugar apropiado para detenerse a valorar las razones de una omision de tal tipo; sin embargo, es oportuno subrayar que el empleo de los status legales y de los asystata con finalidad interpretativa debia suponer a los exegetas antiguos no poca perplejidad o dificultad, visto que Elio Donato, Servio y Tiberio Claudio Donato recurren a ellas con gran parsimonia y a proposito de situaciones o pasajes muy particulares.

9) Una ultima indicacion relevante concierne a la posibilidad de la presencia simultanea de mas de un status en una misma causa. Segun una costumbre teorizada de manera explicita en epoca mas bien tardia, pero ciertamente conocida por Ciceron y por el autor de la Rhetorica ad Herennium, junto al status principal podian tener cabida uno o mas status de apoyo, definidos por los retores latinos tardoantiguos como incidentes, que servian para desentranar la causa en toda su complejidad. Me parece posible afirmar que Eugrafio alude a esta praxis al menos en dos casos, en los que un segundo status se anade (incidit) al principal, sin por ello modificar el planteamiento general de la controversia (65).

Llegados a este punto tenemos a nuestra disposicion informaciones suficientes como para extraer algunas conclusiones interesantes. La primera observacion es de caracter general: mediante una lectura de todas las glosas en las cuales Eugrafio se refiere a la doctrina de los status, que como hemos visto son muy numerosas en el comentario, es posible reconstruir un sistema retorico articulado y bien cohesionado desde el punto de vista terminologico (66) y conceptual. Esta constatacion nos permite estar seguros con respecto a la naturaleza unitaria de todo el comentado, o por lo menos de las glosas retoricas: no cabe duda de que detras de ellas se situa la actividad interpretativa de un unico autor y que, por lo tanto, es posible excluir la eventualidad de una estratificacion de diferentes materiales, algo muy frecuente en los comentarios (67). Por supuesto, eso no quiere decir que Eugrafio no haya utilizado fuentes anteriores, sino que, simplemente, todo lo que el eventualmente ha derivado de la tradicion ha sido filtrado por medio de sus conocimientos retoricos, esto es, por medio de un unico sistema de los status.

Los detalles que hemos tenido ocasion de discutir, confrontados con las obras que en cierta forma son paralelas a esta, muestran claramente que el manual seguido por Eugrafio se insertaba a la perfeccion en el panorama de los manuales latinos tardoantiguos (los atribuidos a los llamados rhetores Latini minores de Halm), que se caracterizan de manera singular por una especie de <<contaminacion>> de las ensenanzas de Ciceron y Quintiliano con las innovaciones introducidas por Hermogenes. A pesar de todo es evidente que, si procedemos a analizar los particulares, el modelo seguido por nuestro comentarista no puede ser identificado con ninguno de los tratados que se nos han conservado, dado que de vez en cuando y de manera totalmente cambiante se acerca o se aleja del resto de la tradicion. A este resultado ya habia llegado H. Gerstenberg (op. cit., 64), que indicaba en Sulpicio y Julio Victor los modelos mas parecidos al manual de referencia de Eugrafio: <<Intellegimus igitur formarum et terminorum habitum, qui apud Eugraphium exstat ad Sulpicii Victoris et Julii Victoris artes rhetoricas accedere>>. Sin duda esta conclusion es fidedigna, aunque me parezca necesario incluir en la lista tambien los nombres de Fortunaciano y Marciano Capela, como queda claro a partir del resumen siguiente (68):

(1) status coniecturalis: (a) argumenta a persona / a causa: ~ Julio Victor; (b) argumentum a summo ad imum: ~ Sulpicio Victor; (c) inclusion de dicta, facta y pathos en el argumentum a summo ad imum: ~ Hermogenes, Julio Victor; (d) deriuatio causae: ~ Fortunaciano, Sulpicio Victor;

(2) argumenta ab utile y ab honesto en la qualitas negotialis: ~ Hermogenes, Sulpicio Victor, Fortunaciano;

(3) iuris ratiocinatio en la qualitas absoluta: ~ Fortunaciano;

(4) aetas, ebrietas y amor como atenuantes de la imprudentia en el status uenialis: ~ Marciano Capela y tradicion griega en general.

Es dificil anadir algo mas con respecto al sistema de los status de Eugrafio; quizas se podria senalar una cercania notable al modelo hermogeneo (vease por ejemplo lo observado acerca de la [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII]) o a los otros manuales griegos, pero los datos en nuestro poder son excesivametne fragmentarios para consertirnos disfrutar de una vision general.

Lo que hemos dicho hasta ahora nos permite volver a la pregunta que nos hemos planteado en el momento de empezar este trabajo:/,cuales fueron la naturaleza y la autentica finalidad del comentario de Eugrafio? Ya hemos visto como H. Gerstenberg y H. T. Karsten han ofrecido dos respuestas totalmente diferentes e igualmente incompletas: si es indudable que la obra de nuestro retor es in primis un comentario escrito con la finalidad de mostrar la uirtus oratoria de Terencio, en cambio esta fuera de duda que Eugrafio se planteaba tambien el objetivo de mejorar los conocimientos retoricos de los jovenes estudiantes. Para darse cuenta de la importancia de este segundo aspecto, basta echar un vistazo a las glosas retoricas que hemos analizado en este trabajo y ver como en esas Eugrafio, so pretexto de explicar a Terencio, nos ofrece muchisimos detalles teoricos que no sirven para comprender el texto poetico. Considero que esta abundancia de informaciones, junto a la semejanza que ellas tienen con los preceptos de los manuales, solo se puede explicar con el proposito didactico del autor; y por esta razon, leyendo su comentario podemos reconstruir con un nivel de precision bastante elevado, creo yo, el sistema de los status que ha utilizado.

Para concluir sera preciso anadir una ultima observacion. Mas alla de las diferencias que acabamos de senalar hay, con todo, un particular sobre el que Gerstenberg y Karsten se muestran plenamente de acuerdo, esto es, la conviccion de que Eugrafio habria privilegiado el aspecto estilistico de las obras terencianas, descuidando su contenido <<ut formam magis quam rem ipsam spectaret>>; <<non spectant rerum aut scaenarum interpretationem>>). Lejos de representar un detalle sin importancia, esta coincidencia muestra como los dos estudiosos se han aproximado al comentario eugrafiano a partir de un mismo error metodologico. Basta con hojear pocas paginas de la obra para darse cuenta de que en ella las anotaciones estilisticas (es decir, las que son remisibles a la ensenanza de la elocutio) desempenan un papel al fin y al cabo secundario, mientras --como hemos visto en este trabajo-- el verdadero nucleo de las observaciones redactadas por Eugrafio se refiere a la doctrina de los status y en particular a la inuentio, esto es, la seccion de la retorica que tiene como fin facilitar el <<hallazgo>> de los argumentos (res) utiles para la composicion de un discurso (69). Desde la perspectiva de los antiguos, por tanto, no es exacto decir que Eugrafio ha dejado en segundo plano las res para privilegiar la forma; simplemente no se ha ocupado de las res que interesan al lector moderno, procediendo en sentido opuesto al desinteres y a los malentendidos de los que se ha hablado anteriormente. Pero es indudable que, con respecto a las res de la retorica, Eugrafio ha sido y sigue siendo, quince siglos mas tarde, un optimo maestro.

Luigi PIROVANO

Universita degli Studi di Milano

(1) Aeli Donati Commentum Terenti, accedit vol. III.I Eugraphi Commentum, rec. Paulus Wessner, Stuttgardiae 1908. La tradicion manuscrita del comentario eugrafiano esta caracterizada por un problema filologico de mucha importancia, puesto que los manuscritos testimonian dos redacciones diferentes de la obra, tradicionalmente llamadas recensio [alfa] (mas amplia) y [beta] (mas sintetica). Wessner fundamento su edicion partiendo de la consideracion de que la forma original del comentario esta testimoniada por la recensio 13; contra GERSTENBERG, H., De Eugraphio Terentii interprete, Diss. Jenae 1886, 86-103; SCHINDEL, Ulrich, "Influenze reciproche tra commento esegetico e manuale sistematico", en Celentano, Maria Silvana, Ars / Techne. Il manuale tecnico nelle civiltb greca e romana. Atti del Convegno lnternazionale Universitb 'G. d'Annunzio' di Chieti-Pescara, 29-30 ottobre 2001, Alessandria, 2003, p. 148. Es necesario decir desde ahora que este problema no representa un obstaculo para los objetivos de nuestro trabajo, puesto que las glosas que estan solo en la recensio [alfa] muestran interes principalmente por lasfigurae, y no se refieren nunca a la doctrina de los status.

(2) La desproporcion se muestra con toda evidencia en los calculos de KARSTEN, H. T., "'Commentum Aeli Donati ad Terentium (4: Scholia rhetorica inter se comparantur)", Mnemosyne s. II 33, 1905, 229-268, 267, que, aun estando basados en criterios que quizas es dificil compartir por completo, ofrecen con cierta claridad el cuadro general de la situacion: "Eugraphius scholia rhet. habet circiter CCC, Donatus circiter XXIII et praeterea LXIII semirhetorica ".

(3) Reducidisima la bibliografia: aparte de los articulos de Gerstenberg, Karsten y Schindel ya recordados, cf. SCHOPEN, L., "Uber die Pariser Handschriften des Eugraphius", Gymn.-Progr. Bonn 1852; DORN, M., "De ueteribus grammaticis artis Terentianae iudicibus", diss. Halle 1906; WESSNER, E, RE 11, 1907, 990-991 s.u. "Eugraphius"; WESSNER, E, "Der Terenzkommentar des Eugraphius", RhM n.s. 62, 1907, 203-228 y 339-365; HENNEMANN, M., "Eugraphiana", WKPh 28, 1911, 642-646.

(4) Ele. tambien p. 128: "Immo scholia rhetorica commenti (scil. Aelii Donati) sunt disiecta membra, quae numquam ad unum idemque corpus pertinuerunt, neque Eugraphii adnotationes unurn tractatum continent, sed efficiunt tot corpuscula, quot causae per singulas fabularum scaenas ab auctore rhetorice tractatae sunt".

(5) MACR. Sat. 5, 240.5-9 W.: EtAuienus, 'ditas mihi', inquit, 'uolo doctorum optime, si concedimus, sicuti necesse est oratorem fuisse Vergilium, siquis nunc uelit orandi artem consequi, utrum magis ex Vergilio an ex Cicerone proficiat?'.

(6) CLAUD. DON. praef, 1.6.15-17 G.: Quofit ut Vergiliani carminis lector rhetoricis praeceptis instrui possit et omnia uiuendi agendique officia reperire.

(7) Cf. las acertadas observaciones de Jakobi (op. cit, 133), a proposito de las anotaciones retoricas de Elio Donato a las comedias de Terencio: "Wenn man die Hauptunterschiede zwischen einem modernen Terenzkommentar und seinem antiken Gegenstuck bestimmen wollte, wird man die uberragende Bedeutung der rhetorischen Analyse anfuhren durfen. Zwar gelten dem Aufweis des Redeschmucks, der [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII], auch die Bemuhungen der Interpreten heutiger Zeit, und die Disposition einer Rede innerhalb cines Dichtertextes entsprechend den kanonischen Ordnungskriterien der Artigraphen hat man konsequent noch im 19. Jh. gepflegt, aber die Analyse hinsichtlich des ersten und wichtigsten Kapitels der antiken Rhetorik, der inuentio, ist Eigengut der Antiken Erklarer geblieben".

(8) Desde el punto de vista terminologico, Eugrafio prefiere la designacion status coniecturalis (EVGRAPH. Ten Andr. 172, 338, 820; Eun. 615; Heaut. 874); ocasionalmente aparece el simple coniectura, mientras que me parece tambien resenable el empleo tecnico del adverbio coniecturaliter (EVGRAPH. Ter. Andr. 394, 511).

(9) EVGRAPH. Ter. Andr. 28, 49, 51, 134, 276, 468; Eun. 96, 817.

(10) EVGRAPH. Ter. Andr. 834. Cf. tambien Andr 367: Ita coniectura firmata est a factis et dictis uel a persona Sinonis uel persona Chremetis, quae, sicut diximus, in diuisione consistunt.

(11) Cf. e.g. CIC. inu. 2, 16: Omnis igitur ex causa, expersona, ex facto ipso coniectura capienda est.

(12) IVL. VICT. rhet. 21, 2-4 G.-C: Plena coniectura diuiditur locis septem: a persona, a causa, a consiliis, a potestate, ab initio ad finem, a translatione causarum, a ueri simili defensione.

(13) IVL. SEVER. rhet. 13 (73, 5-74, 1 G.): In eoniecturalibus causis hinc argumenta sumuntur: a personis, causis, facultatibus, uerisimilibus, signis.

(14) Cf. e.g. EVGRAPH. Ter. Heaut. 274, 634; Hec. 674.

(15) EVGRAPH. Ter. Andr. 129: Ergo probationes a summo ad imum suscipiuntur, quae continent dicta et facta et quod a doctioribus adiungitur pathos; cf. tambien Andr. 359, 362; Eun. 507, 623; Heaut. 242.

(16) Cf. GERSTENBERG, H. op. cit., 64.

(17) EVGRAPH. Ter. Andr. 449; Eun. 507; Hec. praef.

(18) EVGRAPH. Ter. Andr. 137: Deriuatio causae, quae Graece [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII] dicitur.

(19) EVGRAPH. Ter. Andr. 129: Quoniam autem in coniectura haec argumenta sunt semper: a uoluntate, <a facultate>, a summo ad imum--his enim tribus partibus nititur accusator--hic autem uoluntatis est quaestio; 359: Omnis coniectura a summo ad imum diuisionem habet, quae diuisio dicta et facta continet. Quamquam saepe et ex hoc coniectura colligi possit, quod non dictum nec factum sit; 432: Hic fiunt quasi per coniecturam argumenta, cur tristis sit. Sed haec est pars a proponente, quae dicitur a summo ad imum.

(20) EVGRAPH. Ter. Andr. 137: Verum tamen dicit se equidem credidisse, sed filium accusare non potuisse, propter quod deriuatio causae esse potuit. Namque duae partes sunt, quae reum solitae sunt defendere: deriuatio causae, quae Graece [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII] dicitur, quam rem tractat senex, cum dicit ex persona filii etc.; Hec. praef.: Defenditur autem causae deriuatione per coniecturalem statum.

(21) IVL. VICT. rhet. 22, 11-14 G.-C.: Ab initio ad finem: 'an, cum abdicatos recipiat, signum sit affectatae tyrannidis, an cura multos'. Quod quoniam est pro accusatore, resoluere id reus causarum translatione conabitur, quae sunt sedes coloris.

(22) MAR. VICTORIN. rhet. 326, 33-34 H.: Deriuatio est locus ex rei parte, per quem locura deriuantur criminis signa, quae ab accusatore dicuntur.

(23) Con limitacion al locus de la uoluntas, cf. tambien SVLP. VICT. rhet. 326, 1 H.: Voluntatis locus utrique parti communis est.

(24) Cf. e.g. EVGRAPH. Ter. Andr. 185.

(25) Pero cf. EVGRAPH. Ter. Eun. 657-659, donde el testimonio viene equiparado de hecho a los otros argu menta: Hic iam quaestiones sant, et argumentum a defensore, an ueri simile sit eunuchum adulterium facere potuisse: sumpsit ergo argumentam a persona. Sed contra argumentum <a> persona accusator argumentum sumpsit a factis, ut non a persona factum existimetur, sed a facto persona. [...] Deinde supponit a summo ad imum [...], deinde a testimonio.

(26) EVGRAPH. Tel: Andr. 136: Omnis autem coniectura proprium hoc habet, nam argumenta cum ceteribus statibus uidentur esse communia; haec et praeter argumenta habet a testibus probationem.

(27) EVGRAPH. Hec. 727: Coniecturalis est causa: negat enim factum. Sed quoniam argumenta deficiunt, fides efficitur per genera testimonii ac primum per iusiurandum, deinde per fidem tormentorum. Cf. tambien Andr. 693: Hi, apud quos iam periit fides, cura argumenta deficiunt, per iusiurandum sibi in probatione succurrunt, ut est Sinon apud Troianos, qui, cura sibi ex captiuitate parum credi intelligeret, iusiurandum adhibuit, quod credi posset (VERG. Aen. 2, 154-155) '<<uos, aeterni ignes, et non uiolabile uestrum testor numen>> ait'.

(28) EVGRAPH. Ter. Andr. 893-896: Eun. prol. 27, 374; Adelph. 787, 803.

(29) EVGRAPH. Ter. Hec. 85: An oblectatio sit, argumenta finitiua: a conuictu quod 'miles', ab habitu quod 'inhumanissimum ', a loco quod 'hinc profecta' 'ibi', deinde a tempore <quod> 'biennium'.

(30) Cf. e.g. FORTVN. rhet. 2, 6 (112, 15-18 C. M.): Definitio quot locis diuiditur? Sex: definitione, collectione, quantitate, comparatione, coniectura, qualitate, quae spectatur iusto utili honesto, id est epilogica quaestione.

(31) EVGRAPH. Ter. Andr. 49; Phorm. 894; Hec. 577-590.

(32) HERMOG. stat. 76, 4-5 R.: '[TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII] (= ab utile), [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII] (= ab honesto), [TEXTO IRREPRODUCIBLE EN ASCII].

(33) SVLP. VICT. rhet. 342, 7 H.: Diuiditur negotialis legalis legitimo, iusto, utili, possibili, honesto.

(34) FORTVN. rhet. 2, 7 (113, 16-114, 13 C. M.) enumera hasta trece loci entre los que se encuentran los denominados an honesta sit lex (3) y an utili uel iusta (4).

(35) H. Gerstenberg, op. cit., 58, ha propuesto leer debeat en lugar de deceat (cf. IVL. VICT. rhet. 380, 1213 H.: Iuridicialis est, in qua non sicut in negotiali quid debeat statui, sed quid fieri oportuerit consideratur).

(36) DON. Ter. Hec. 577: In hac scaena uelut qualitas negotialis in disputationem uenit, iustumne sit repudiari coniugem causa matris, et omnino ab eo quod fieri deceat.

(37) EVGRAPH. Ter. Andr. praef.; Heaut. 53; Phorm. 231.

(38) EUGRAPH. Ter. Eun. praef.; prol. 35.

(39) Cf. Calboli Montefusco, L., La dottrina degli 'status' nella retorica greca e romana, Hildesheim 1986, 110.

(40) L. Calboli Montefusco, op. cit., 110-112. El unico autor que no distingue las posibles realizaciones de lo iustum parece ser Hermogenes, que se detiene solo en los topicos de la qualitas absoluta.

(41) EVGRAPH. Ter. Andr. prol. 18; Eun. prol. 42.

(42) Cf. e.g. FORTVN. 2, 6 (112, 19-113, 2 C. M.): Absoluta qualitas quot locis fit? Quinque: definitione, a summo ad imum, a partibus iusti, uoluntate, epilogica quaestione; aliquando et locis scripti et uoluntati, cum scriptum recipit quaestionem.

(43) EVGRAPH. Ter. Eun. 468; Phorm. 153.

(44) EVGRAPH. Ter. Phorm. 732-734.

(45) EVGRAPH. Ter. Hec. 623.

(46) Ademas de los pasajes reproducidos en las notas siguientes, cf. EVGRAPH. Ter. Andr. 625, 893-896; Eun. prol. 33, prol. 42 ; Heaut. 614, 631; Phorm. 231, 990; Hec. 383.

(47) EVGRAPH. Ter. Andr. 607; Eun. prol. 27.

(48) EVGRAPH. Ter. Eun. 877.

(49) EVGRAPH. Ter. Andr. 642.

(50) EVGRAPH. Ten Eun. prol.

(51) EVGRAPH. Ter. Phorm. 279; Hec. 660.

(52) EVGRAPH. Ter. Phorm. 1017.

(53) EVGRAPH. Ter. Eun. 840; Adelph. 467.

(54) Cf. PIROVANO, L., Le Interpretationes Vergilianae di Tiberio Claudio Donato. Problemi di retorica, Roma 2006, 104-121.

(55) EVGRAPH. Ter. Andr. 872; Eun. 81, 97; Phorm. 751.

(56) EVGRAPH. Ter. Eun. prol. 27: Hinc ad qualitatem ipsam descendit uenialem, quam sic proponit PECCATVM IMPRVDENTIA EST POETAE. Venia enim tribus modis fit: ui, casu, ignorantia.

(57) EVGRAPH. Ter. Phorm. 728-732.

(58) EVGRAPH. Ter. Phorm. prol. 14, 399, 418.

(59) EVGRAPH. Ter. Eun. prol. 10.

(60) Cf. L. Calboli Montefusco, op. cit., 142-145.

(61) EVGRAPH. Ter. Andr. prol.: Terentius comoediam Graecam Andriam cum transferret, adiunxit et Perinthiam, quae altera Graeca est comoedia. Fit ergo reus, quia non debuerit alteram comoediam contingere in comoediae alterius translatione; Heaut. 669: ITA HAC RE IN ANGVSTVM OPPIDO MEAE NUNC COGVNTVR COPIAE translatio facta est ab illo, cura periclitatur exercitus in angustum coactum. El termino translatio tambien aparece en tres noticias del comentario (Andr. 943: Eun. 70; Phorm. 346) testimoniadas unicamente por la recensio [alfa], pero sin que alli haya ninguna referencia a la doctrina de los status.

(62) IVL. VICT. rhet. 4, 14, 11-12 G.-C.: Translatio, id est praescriptio, est cura id agimus, ut causara non dicamus, id est excludamus actione aduersarium.

(63) Cf. tambien EVGRAPH. Ter. Phorm. prol. 9, donde parece aludida la misma indicacion: Comoedia ista, quam reprehendit, dicta a Lanuino est et placuit: quare potest esse praescriptio, quod reprehendi non possit, ex eo quod iam populo placuit.

(64) Cf. e.g. FORTVN. rhet. 1, 23 (98, 26-99, 3 C. M.): Translatio quot modis fit? Principalibus duobus: per qualitatem, [...], et per quantitatem, ut si dicamus: 'non potest aduersus tot agi uel de tot rebus uel et nunc et postea et hic et alibi'; IVL. VICT. rhet. 4, 1, 15, 11-13 G-C.: Translatio est legalis, cum aliquod nobis ius patrocinatur ad excludendam actionem diuersae partis, ut in illa controuersia: 'bis de eadem re agere ne liceat. Pauper duorum diuitum inimicus filio in urbe relicto peregre profectus est; filius eius inuentus est occisus et inspoliatus, et accusauerunt se diuites caedis; ambo assoluti sunt. Regressus pauper uult eos accusare: illi ex lege praescribunt'.

(65) EVGRAPH. Ter. Andr. 211: Hic tractata est qualitas utriusque partis, sed incidit coniectura, an falli senex possit; 893-896: Post subiungitur narratio, in qua status est ille uenialis [...]. Quamquam incidit uelut definitiuus status, <si> id peccatum est: quaeritur enim, an amor crimen sit.

(66) La unica excepcion es el caso aislado de la comparatio, a la que Eugrafio (exactamente igual que Elio Donato: cf. R. Jakobi, op. cit., 136) llama con dos nombres diferentes (qualitas comparatiua y compensatio); una alternancia parecida esta presente en MAR. VICTORIN. rhet. 191, 1-5 H.: Primo debet dicere 'feci, sed profui', et probare plus se profuisse quam obfuisse, quae est qualitas compensatiua, quam ideo Cicero comparationem uocat, quod comparetur id, quod in crimen uocatur, et id, quod se reus profuisse dicit: quae comparatio semper in eodem facto est.

(67) Menos segura resulta la naturaleza unitaria del comentario de Elio Donato: cf. H. Gerstenberg, op. cit., 64-78; H. T. Karsten, op. cit., 131-139; R. Jakobi, op. cit., 134-137.

(68) Esta reconstruccion se corresponde bastante bien con la delineada por R. Jakobi (op. cit., 137) para el comentario de Elio Donato, que hemos visto que presenta numerosas notas identicas a las de Eugrafio: "Aus dem Uberblick ergibt sich, dass Donat die Statuslehre entsprechend der seit Ciceros Jugendschrift 'De inventione' und Hermogenes kanonischen Schulsystematik anwendet. Lediglisch zwei terminologische Abweichungen, die qualitas compensatiua und uenialis, lassen sich ausmachen. Beide begriffe begegnen bei Victorinus (die compensatiua zusatzlich bei Sulpicius Victor und Grillius), so dass hier offensichtlich eine spatantike Besonderheit des 4. Jh.s zu constatieren ist".

(69) Cf. e.g. CIC. inu. 1, 9: Inuentio est excogitatio rerum uerarum aut ueri similium, quae causam probabilem reddant.
COPYRIGHT 2004 Ediciones Universidad de Salamanca
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2004 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

 
Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Pirovano, Luigi
Publication:Voces
Article Type:Ensayo critico
Date:Jan 1, 2004
Words:7658
Previous Article:Un esempio di deformatio nelle Interpretationes Vergilianae di Tiberio Claudio Donato: la lotta di Priamo contro Pirro (1).
Next Article:Tradicion e innovacion en los nombres de los casos en gramaticas latinas de la alta Edad Media.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2018 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters