Printer Friendly

El sindrome de China.

El surgimiento de la economia china ha creado una demanda sin precedentes de bienes de America Latina y el Caribe y ha impulsado el crecimiento de la region por casi una decada. Pero a la larga tal crecimiento de las exportaciones puede no ser sostenible. Peor aun, los bienes manufacturados chinos son mas competitivos que los latinoamericanos tanto en la region como en los mercados mundiales. Estas dos tendencias ponen en peligro el crecimiento a largo plazo de la region.

La contribucion china al crecimiento economico de America Latina podria balancearse con politicas para mitigar los impactos mas peligrosos de la ascension de ese pais en la region, como las perdidas de puestos de trabajo, la degradacion del medio ambiente y la desindustrializacion.

CAMINOS DIVERGENTES

China y los paises de America Latina y el Caribe comenzaron a implementar reformas economicas mas o menos al mismo tiempo: China en 1978 y gran parte de America Latina en 1982. En 1980, el producto colectivo de America Latina y el Caribe era siete veces el de China, 14 veces mas alto en terminos per capita. Casi 30 anos despues, China ha tomado la delantera, con un producto interno bruto, PIB, de $2.7 billones en 2008 contra un PIB regional de $2.6 billones en America Latina. Durante estas tres decadas, la economia china crecio a una robusta tasa anual de 8 por ciento. La tasa de crecimiento anual promedio en America Latina ha sido un mas modesto 3.8 por ciento. Entre 1980 y 2008, el PIB per capita crecio 6.6 por ciento anual en China, mientras que en America Latina subio apenas 1.7 por ciento anual, durante anos marcados por crisis y volatilidad.

La expansion economica china ha sido indiscutiblemente buena para America Latina, cuyas exportaciones al gigante asiatico mas que se triplicaron entre 2000 y 2007, un desempeno mucho mejor que el de las exportaciones totales, que crecieron 62.5 por ciento en el mismo periodo. Sin embargo, la bonanza no fue pareja para todos: apenas cinco paises generaron el 85 por ciento de las exportaciones regionales a China. Casi la mitad de esa cantidad fueron metales (incluyendo hierro y cobre), un hecho que subraya que el factor China estuvo limitado a ciertos sectores (ver grafico).

Entre 2000 y 2007, las industrias florecientes de China y la infraestructura absorbieron la mitad del aumento global de las exportaciones de mineral de hierro, mientras que el pais compro casi 58 por ciento de las exportaciones adicionales de granos de soya. Mas alla de crear un nuevo y pujante mercado, el apetito voraz de China provoco subidas de precios de estas materias primas latinoamericanas y de los productos agricolas en los mercados mundiales.

China compra el 75 por ciento de las exportaciones mundiales de granos de soya. Casi la mitad de la produccion brasilena va a China, mientras que Argentina provee las tres cuartas partes del aceite de soya que consume China.

America Latina y el Caribe tienen una ventaja comparativa en materias primas. Pero esta ventaja podria no traducirse en beneficios dinamicos a largo plazo. Y depender de un solo pais comprador puede crear vulnerabilidades.

En Argentina, pais que provee tanto granos de soya como aceite, los productores agricolas se enfadaron muchisimo cuando perdieron acceso al mercado chino. En la primavera, el pais asiatico cancelo las importaciones de aceite de soya como represalia a una decision del gobierno argentino, que bloqueo las importaciones de bienes manufacturados chinos por sospechas de dumping.

CONSECUENCIAS IMPREVISTAS

Otro problema de politica para America Latina proviene de las graves consecuencias sociales y medioambientales de una economia liderada por la exportacion de materias primas. Por ejemplo, entre 1995 y 2009 la produccion de soya brasilena se cuadruplico. Al mismo tiempo, el cultivo se mecanizo y, como consecuencia, el empleo en el sector cayo. Ademas, la creciente demanda de soya ha sido vinculada a la deforestacion de unos 528,000 kilometros cuadrados de la Amazonia brasilena.

En nuestro libro The Dragon in the Room: China and the Future of Latin American Industrialization, de reciente publicacion, Roberto Porzecanski y yo calculamos que casi todas las exportaciones latinoamericanas y caribenas estan siendo amenazadas por China. Llamamos amenazados a aquellos productos para los que la participacion china en los mercados locales o globales crece mientras que la latinoamericana y caribena cae o aumenta a una tasa menor.

Hallamos que el 94 por ciento de las exportaciones manufactureras de America Latina y el Caribe estan en peligro. Estos productos representaron 40 por ciento de todas las exportaciones regionales en 2006, y suman $260 mil millones.

Mexico es el pais mas vulnerable, con 99 por ciento de sus exportaciones de manufacturas (que representan 72 por ciento del total de sus exportaciones) amenazadas por China. Mas de 90 por ciento de las exportaciones de manufacturas de Brasil y Argentina tambien estan amenazadas, aunque estas representan solo un 39 por ciento y un 27 por ciento del total de sus exportaciones, respectivamente.

America Central, una de las subregiones mas pobres de America Latina, esta en una posicion particularmente preocupante. En la decada de 1980 la mayoria de los paises de esta region establecieron zonas industriales para fabricar ropa para exportar a los Estados Unidos. En 2001, esas zonas generaban d 87 por ciento de las exportaciones de El Salvador a los Estados Unidos, el 78 por ciento de las de Honduras y el 63 por ciento de las de Guatemala y Nicaragua.

PERDER HASTA LA CAMISETA

Hasta hace muy poco, en 2001, China y America Central estaban igualados. Cada uno vendia alrededor de $6.5 mil millones en ropa a los Estados Unidos y cada uno tenia alrededor de 12 por ciento del mercado estadounidense de indumentaria. En 2004, las exportaciones de ropa de America Central a los Estados Unidos habian aumentado a $7.5 mil millones mientras que las de China, que estaba tramitando su entrada a la Organizacion Mundial de Comercio, saltaron a $10.7 mil millones.

En 2005, en el toque final a esta relacion, entro en vigencia el Acuerdo Centroamericano de Libre Comercio (CAFTA). Al bajar los aranceles de ingreso y al garantizar el acceso a la economia estadounidense, se esperaba que el acuerdo consolidara a America Central como un centro de provision de indumentaria. Sin embargo, las exportaciones de ropa de America Central cayeron 25 por ciento desde los niveles pre-CAFTA a $5.6 mil millones en 2009. La participacion de mercado de la region en las importaciones estadounidenses de indumentaria bajo a 8.7 por ciento, mientras que la de China subio a 38 por ciento.

Las perspectivas no son mucho mejores a nivel intrarregional. America Latina, por ejemplo, absorbe cerca del 70 por ciento de las exportaciones manufactureras de Argentina. Segun nuestros calculos, en 2006 dos tercios de las exportaciones argentinas estaban amenazadas por China.

Pero China no tiene necesariamente toda la culpa. Estas tendencias son en gran medida el resultado de politicas adoptadas por los paises de la region. Muchas naciones latinoamericanas adoptaron "terapias de shock" y el "Consenso de Washington". Los gobiernos liberalizaron rapidamente el comercio y los marcos regulatorios de inversion, y limitaron el rol del estado en la economia, muchas veces a traves de privatizaciones que no tuvieron buenos resultados. China, por su parte, erigio una estrategia mas gradual para integrar su economia a los mercados mundiales.

Pero no todo esta perdido. Los ingresos adicionales generados por las exportaciones a China pueden servir como fuentes de fondos para programas de estabilizacion, como los implementados por Chile, que podrian ayudar a varios paises. Los fondos de estabilizacion deberian invertir en programas para mitigar los efectos negativos sobre el medio ambiente del crecimiento economico impulsado por la venta de materias primas y, sobre todo, en programas para mejorar la competitividad industrial.

El lugar de China como globalizador principal en d mundo en desarrollo esta vinculado a su regimen politico unipartidario y a su sistema economico. Para los paises de America Latina, disenar e implementar estrategias requerira mirar a largo plazo, algo que podria resultar dificil desde el punto de vista politico dado que la toma de decisiones contemporanea muchas veces esta atada a los ciclos electorales.

Kevin P Gallagher es profesor asociado de relaciones internacionales en la Universidad de Boston, donde dirige el Programa de Politica de Desarrollo Global. Ha escrito el libro "The Dragon in the Room: China and the Future of Latin American Industrialization" junto al economista politico uruguayo Roberto Porzecanski.
PRINCIPALES
PRODUCTOS
EXPORTADOS
DE AMERICA
LATINA
A CHINA
EN 2008
Y SUS
ORIGENES
PRINCIPALES

Soya, otros granos: Brasil Argentina           22%
Metales: Chile, Peru                         14.7%
Hierro: Brasil                               13.8%
Aleacion de cobre: Chile                     12.8%
Petroleo crudo: Brasil, Argentina             7.2%
Soya, otros aceites: Argentina, Brasil        5.8%
Pulpa, papel: Chile, Brasil                   3.6%
Piensos: Peru, Chile                          2.5%
Deshechos metales, chatarra: Mexico, Chile    2.1%
Tabaco: Brasil                                  1%

Fuente: The Dragon in the Room: China and the Future of the Latin
American Industralization

Nota: Tabla derivada de grafico segmentado.
COPYRIGHT 2010 Miami Media, LLC
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Gallagher, Kevin P.
Publication:Revista Latin Trade (Spanish)
Date:Jul 1, 2010
Words:1640
Previous Article:A favor del libre comercio con Panama.
Next Article:Latin 500 grande significa muy grande si hablamos de las companias lideres en Latinoamerica.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters