Printer Friendly

El servicio de indagacion prejudicial: aspectos juridico-pastorales.

Resumen: La indagacion prejudicial es un servicio cualificado y facultativo, creado en el ambito de la pastoral matrimonial unitaria por el Obispo diocesano. De este modo, el Obispo muestrasu solicitud hacia todos los que se hallan separados o divorciados y se cuestionan la existencia de su vinculo matrimonial. En primer lugar, este servicio ofrece los medios adecuados para tratar de superar la crisis conyugal y restablecer la convivencia, llevando a cabo una convalidacion del matrimonio si fuera necesario. En segundo lugar, comprobada la imposibilidad de la reconciliacion, la finalidad de la indagacion prejudicial se orienta hacia la viabilidad de un proceso de nulidad matrimonial, recogiendo los elementos utiles para la introduccion de la demanda ante el tribunal competente. Indudablemente, la elaboracion de un vademecum para unificar criterios de actuacion en la fase prejudicial seria un instrumento de gran ayuda. Tambien serviria para crecer en la actitud misionera de una Iglesia <<en salida>> (EG 46).

Palabras clave: Prejudicial, Indagacion, Servido pastoral.

Abstract: Pre-judlcial inquiry is an authorized, optional service, established by the diocesan bishop as part of marriage pastoral work as whole. In this way, the Bishop shows his concern for separated or divorced persons who question the existence of their marriage bond. Firstly, this service offers the resources required to attempt to overcome the crisis in the marriage and restore it, by reaffirming the marriage if necessary. Secondly, should reconciliation prove impossible, the purpose of the prejudicial inquiry turns to the viability of the marriage nullity process, collecting the elements necessary for the presentation of the case before a competent tribunal. Clearly, a vademecum consolidating standards of practice in the pre-judicial stage would be a very useful resource; it would be also a way to grow in the missionary outlook of a Church which <<goes forth>> (EG 46).

Keywords: Pre-Judicial, Inquiry, Pastoral Service.

Preliminary Pre-Judicial Inquiry Service: Juridical-Pastoral Aspects

1. UNA MAYOR SOLICITUD PASTORAL

La relevancia otorgada al servicio de indagacion prejudicial (1) en la reforma del papa Francisco, llevada a cabo mediante los motu proprio Mitis et Misericors Iesus y Mitis Iudex Dominus Iesus (2), obedece a esa solicitud pastoral--que corresponde en primer lugar al Obispo diocesano (can. 383 [seccion] 1) y que comparte con los parrocos (cfr. can. 529 [seccion] 1)--en la que se pone de manifiesto el rostro cercano y materno de la Iglesia para salir al encuentro de los fieles que se hallan en dificultad. Asi queda reflejado en el primer articulo de las <<Reglas de Procedimiento>> (en adelante: RP) que aparecen al final del mencionado motu proprio:

<<Art. 1. El Obispo, en virtud del can. 383 [seccion] 1, esta obligado a acompanar con animo apostolico a los conyuges separados o divorciados, que por su condicion de vida hayan eventualmente abandonado la practica religiosa. Por lo tanto, comparte con los parrocos (cfr. can. 529 [seccion] 1) la solicitud pastoral hacia estos fieles en dificultad>>.

Este es el punto de partida de la reforma procesal del papa Francisco: una mayor solicitud pastoral frente a aquellos que--tras haber sufrido el doloroso trance de un fracaso matrimonial--necesitan la cercania y el auxilio de la Iglesia para clarificar su estado de vida, sanar sus heridas abiertas y acompanarles hacia una fe cada vez mas madura. Dicho con otras palabras, se trata de crecer en ese <<arte del acompanamiento>> del que nos habla el papa Francisco en su Exh. Ap. Evangelii Gaudium para que los fieles separados o divorciados puedan experimentar la cercania de la Iglesia que sale a su encuentro para que puedan hallar la ayuda que necesitan (3).

Para avanzar en esa tarea, el Sinodo Extraordinario de la Familia--celebrado en octubre de 2014--<<subrayo la necesidad de hacer mas accesibles y agiles, posiblemente totalmente gratuitos, los procedimientos para el reconocimiento de los casos de nulidad>> (4). En esa linea se ubica el servicio de indagacion prejudicial: como fruto de la solicitud pastoral de la Iglesia que trata de facilitar la <<accesibilidad>> (5) a un justo proceso de nulidad matrimonial, salvaguardando todas las garantias de la via judicial frente a la via administrativa (6) en una materia tan ligada a la salvacion de las almas, pues no se trata de favorecer la nulidad del matrimonio sino la celeridad en su correcta tramitacion (1).

2. INDAGACION <<PREJUDICIAL>> EN LUGAR DE <<PASTORAL>>

Antes de seguir avanzando en la introduccion de este argumento, cabria senalar una puntualizacion terminologica. En el art. 2 RP, este servicio viene denominado con la expresion <<investigatio praeiudicialis seupastoralis>>. Segun el Lexicon totius latinitatis de Forcellini, la conjuncion <<seu>> viene utilizada para senalar dos terminos equivalentes, con el mismo significado (8) (<<prejudicial>> o <<pastoral>>). No obstante, para una mayor claridad en nuestra exposicion, preferimos emplear el adjetivo <<prejudicial>> en lugar de <<pastoral>> por dos razones:

1) En primer lugar, para evitar una aparente contraposicion entre pastoral y derecho (9). Si decimos que la investigacion <<pastoral>> es la que se realiza antes del proceso, podriamos pensar que la instruccion llevada a cabo durante el proceso ya no es <<pastoral>>. Entendemos por <<pastoral>> aquella actividad que tiene que ver con la mision salvifica de Cristo Buen Pastor, que da la vida por sus ovejas. Por tanto, toda la actividad juridica en la Iglesia es <<pastoral>> porque esta orientada a ese fin ultimo o ley suprema de todo el ordenamiento canonico: la salus animarum (can. 1752). Una afirmacion que encontramos ampliamente comentada en varios discursos del Santo Padre a la Rota Romana. Cabe destacar -por su particular relevancia en este tema--la emblematica alocucion de S. Juan Pablo II, pronunciada el 18-I-1990 (10), que posteriormente fue citada por Benedicto XVT en otros tres discursos rotales (2006, 2010 y 2011) (11).

2) En segundo lugar, porque la expresion <<prejudicial>> indica con mayor precision la indole de esa investigacion: es <<previa al juicio>> y, por tanto, recaba los elementos que permiten discernir si existe o no el legitimo fundamento para incoar un proceso de nulidad matrimonial (cans. 1505 [seccion] 2, n. 4 y 1675).

Llegados a este punto, conviene recordar que la investigacion prejudicial regulada en los arts. 1-5 RP no supone una novedad absoluta en el ordenamiento canonico. La Dignitas Connubii (en adelante: DC) ya establecia que en cada tribunal existiera un servicio de consulta previa: <<En cada tribunal debe haber un servicio o una persona a los que pueda dirigirse cualquiera, con libertad y facilmente, para aconsejarse sobre la posibilidad de introducir la causa de nulidad de su matrimonio y sobre el modo de proceder, en la medida en que pudiera haber fundamento>> (DC 113 [seccion] 1) (12).

Tras una sencilla comparativa, consideramos que el Mitis Iudex no pretende anular dicho servicio sino ampliarlo, involucrando un mayor numero de agentes pastorales a diversos niveles, tal y como veremos en los siguientes apartados.

3. ?EN QUE CONSISTE ESTE SERVICIO: CUAL ES SU FINALIDAD?

A tenor del art. 3 RP, se trata de un <<servicio de consulta>> (munus consulendi) y se orienta <<a recoger elementos titiles para la eventual celebracion del proceso judicial, ordinario o mas breve>> (RP 2). Para ello, <<se debe indagar si las partes estan de acuerdo en pedir la nulidad>> (RP 4), ya que el litisconsorcio activo--inicial o sobrevenido--es el primero de los requisitos establecidos por el can. 1683 para la incoacion del proceso mas breve ante el Obispo. Obviamente, el acuerdo no solo debe versar sobre el hecho de que el matrimonio sea declarado nulo, sino tambien sobre el motivo o capitulo de nulidad (designados con el mismo nomen iuris), de lo contrario no existiria un verdadero litisconsorcio (13). Esta investigacion <<se concluye con la demanda que se debera presentar, si fuera el caso, al tribunal competente>> (RP 5).

No obstante, el SA otorga unas competencias mas amplias a este munus, incluyendo tambien una adecuada mediacion para aquellas parejas que necesitan esa ayuda orientada a superar las crisis de convivencia conyugal. En linea con el n. 117 del Instrumentum Laboris para el Sinodo Ordinario de la Familia (23-VI-2015) (14) y con el n. 82 de su Relatio finalis (24-X-2015) (15), el SA establece tres lineas de actuacion, siguiendo un orden logico de sucesion en el tiempo (16):

a) ayudar a superar las crisis conyugales;

b) recoger los elementos utiles para las causas de nulidad matrimonial;

c) elaborar el libelo de demanda a presentar ante el tribunal competente.

En primer lugar, antes de aceptar una causa--tal y como viene exigido por el nuevo can. 1675 (equivalente al anterior can. 1676)--el juez debe tener la certeza de que el matrimonio haya fracasado irreparablemente, de manera que sea imposible restablecer la convivencia conyugal. No se debe confundir este requisito legal exigido al juez para la admision de la demanda con la indagacion del servicio prejudicial (facultativo, a instancia de parte, con caracter orientativo). Sin embargo, resulta obvio que en ambos casos se persigue la misma finalidad. No olvidemos que, en el Derecho Canonico, los juicios revisten caracter de ultimo recurso, cuando resulta inviable otra alternativa para resolver el litigio (17). Incluso cuando se ha verificado la imposibilidad de la reconciliacion, el juez debe animar a los conyuges a dejar al margen toda hostilidad y todo interes personal, para colaborar sinceramente en la busqueda de la verdad objetiva, tal y como lo exige la naturaleza misma de la causa matrimonial (18). Ademas, teniendo en cuenta el deber de proteger la institucion matrimonial y los grandes bienes que entran en juego con ella, resulta absolutamente necesario que el primer objetivo de la fase preliminar, ya sea por parte del juez--de oficio--como a traves del servicio de indagacion prejudicial--a instancia de parte--sea tratar de restablecer la convivencia y, en su caso, procurar la convalidacion del matrimonio (19).

En segundo lugar, no basta constatar la imposibilidad de la reconciliacion para admitir a tramite la demanda. Es necesario que la peticion goce del requerido fumus boni iuris (can. 1505 [seccion] 2, n. 4; DC 121 [seccion] 1, n. 4) o minimo fundamento (can. 1676 [seccion] 1; DC 122). Cuando el libelo parece carecer de base alguna, el art. 120 [seccion] 2 DC permite que el presidente del tribunal disponga de una investigacion previa sobre la sustancia de la causa. La demanda debera ser rechazada si se verifica su falta de consistencia y no se preve que aparezca algun fundamento a lo largo del proceso. Tampoco en este caso se debe confundir la investigacion preliminar del juez con la realizada por el servicio prejudicial (20), pero--una vez mas--la finalidad que se persigue es la misma: evitar la tramitacion de un proceso inutil por falta de fundamento en su peticion.

Por ultimo, cabe senalar que se trata de un servicio que el Obispo pone a disposicion de los fieles separados o divorciados con caracter facultativo. No se trata de un organismo por el que los fieles deben pasar necesariamente para la introduccion de la demanda de nulidad. En ese mismo sentido, las conclusiones de ese organismo prejudicial sobre la viabilidad del proceso tienen un caracter orientativo, no son vinculantes para los fieles a la hora de presentar o no la demanda de nulidad, ni tampoco son vinculantes para los jueces en orden a su admision o rechazo.

4. ?QUIENES DEBEN LLEVAR A CABO ESTE SERVICIO?

Tal y como afirma el art. 3 RP, el Ordinario del lugar debe confiar este servicio de investigacion prejudicial a personas consideradas idoneas. Existen razones de peso para que el Obispo diocesano no realice esa funcion por si mismo. En efecto, si ejerciera personalmente esa labor de acompanamiento (21), ayudando a sus fieles a considerar la viabilidad de una demanda de nulidad matrimonial y a recabar elementos utiles para ello, podria quedar comprometida su independencia en sede judicial y--en ese caso--deberia inhibirse (22) (o podria ser recusado) (23) si fuese requerida su intervencion como juez, tras ser admitido el libelo incoando el nuevo proceso mas breve (24).

Por ese motivo, para evitar conflictos de este calibre en el ejercicio del ministerio episcopal, la DC senala la conveniencia de que el Obispo diocesano no ejerza por si mismo la potestad judicial, a menos que lo exijan causas especiales (DC 22 [seccion] 2). Al mismo tiempo, en esta misma Instruccion, para salvaguardar la independencia del juez y del defensor del vinculo en el ejercicio de su funcion, se indica expresamente su inhabilitacion en caso de haber desempenado en esa misma causa el servicio de consulta previa (DC 113 [seccion] 2). Si se reconoce la idoneidad de los patronos estables para realizar dicho servicio (DC 113 [seccion] 3).

Sin duda que esos patronos estables estan incluidos en el grupo de las personas idoneas indicadas en el art. 3 RP: <<La misma investigacion sera confiada por el Ordinario de lugar a personas consideradas idoneas, dotadas de competencias no solo exclusivamente juridico-canonicas>>. En este contexto, entendemos por <<competencia>> no solo la capacidad juridica para intervenir en este ambito prejudicial, otorgada por el mandato o la aprobacion del Obispo diocesano, sino tambien la idoneidad o habilidad necesaria para llevar a cabo esa funcion especifica, en base a la propia ciencia y experiencia (25). La necesidad de personal cualificado supone un notable esfuerzo en el trabajo formativo, para que todos los agentes que intervienen en la fase prejudicial gocen de la idoneidad necesaria para ello.

Este enfoque sobre los agentes que deben prestar dicho servicio nos lleva a pensar en un equipo multidisciplinar donde la realidad matrimonial sea contemplada globalmente, en toda su riqueza. Dicha propuesta encuentra un perfecto eco en la labor de los Centros de Orientacion Familiar (en adelante: COF), tal y como vienen presentados en el n. 209 del Directorio de Pastoral Familiar (en adelante: DPF), elaborado por la Conferencia Episcopal Espanola (21-XI-2003): <<Es en el COF donde se afrontan los problemas desde una vision global e integrador a de la persona, el matrimonio y la familia, entendidos como un todo interrelacionado y en chistante proceso de crecimiento. Personas catolicas con experiencia seria de fe, actuando en equipo y especializadas en las distintas facetas del matrimonio y la familia--espiritualidad, moral, psiquiatria, psicologia, ginecologia, sexualidad, pedagogia, derecho, orientacion familiar, trabajo social, etc.--podran atender, en estos centros, los problemas para encontrar cauces de solucion. Es necesario, pues, cuidar la formacion permanente doctrinal, cientifica, moral y espiritual de los profesionales y colaboradores de los COF en orden a su plena comunion con el Magisterio de la Iglesia y a la eficacia de su intervencion>>.

Son numerosas las ventajas que ofrece esa labor interdisciplinar de los COF, donde la orientacion familiar no solo se ejerce de forma terapeutica (para la superacion de la crisis conyugal o para estudiar la viabilidad de un proceso de nulidad) sino que tambien se aplica de forma preventiva (favoreciendo un adecuado desarrollo de la comunicacion en la pareja o en otras relaciones familiares). Ademas, una buena coordinacion entre los COF y los tribunales eclesiasticos (26) ofrece multiples aplicaciones interesantes no solo en la fase prejudicial (27), sino tambien en la correcta instruccion del proceso (funcion pericial) (28) e incluso en los procedimientos para el levantamiento de veto (29).

En definitiva, podemos deducir que la pretension del Mitis Iudex consiste en otorgar mas ampliamente dicho servicio de orientacion o indagacion prejudicial--ya previsto en DC--, involucrando en esa tarea a mas personas u organismos, no solo a nivel diocesano sino tambien a nivel parroquial. No olvidemos que la investigacion prejudicial viene encomendada, en primer lugar, <<al parroco propio o al que ha preparado a los conyuges para la celebracion de las nupcias>> (RP 3). Tambien puede ser confiada esa tarea a otros clerigos, consagrados o laicos. En cualquiera de los casos, siempre necesitaran la aprobacion del Ordinario del lugar (cfr. RP 2).

Por ultimo, puesto que se trata de indagar en cuestiones delicadas, conviene que la persona responsable de la investigacion prejudicial sea una sola, actuando bajo juramento de preservar el secreto profesional que concierne a su tarea. Obviamente, esa persona responsable podra--con el consentimiento del solicitante--pedir la colaboracion de las personas que considere oportunas para llevar a cabo esa labor.

5. ?A QUIENES VA DIRIGIDO?

La investigacion prejudicial se ofrece como servicio de consulta (munus consulendi, RP 3) a <<los fieles [christifideles] separados o divorciados que dudan sobre la validez del propio matrimonio o estan convencidos de su nulidad>> (RP 2). No obstante, tratandose de un servicio de indagacion <<prejudicial>>, consideramos que debe ir inseparablemente ligado a la capacidad de incoar el proceso de nulidad matrimonial, disponible para todos aquellos que se planteen la legitima impugnacion de su matrimonio (ius impugnandi).

Por eso, teniendo en cuenta la naturaleza del matrimonio en cuanto res sacra (30), la competencia de la Iglesia sobre las <<causas espirituales>> (can. 1401, 1) (31) y el principio de habilidad legal de cualquier conyuge para impugnar su propio matrimonio en la normativa vigente (32) (cans. 1476 y 1674 [seccion] 1, 1) (33), pensamos que este servicio debe estar tambien a disposicion de aquellos esposos que no ostenten la condicion de <<christifidelis>> (34) y necesiten un asesoramiento cualificado para plantear la viabilidad de su demanda de nulidad matrimonial.

En esa misma linea, la disponibilidad de dicho servicio no solo se plantea cuando quien lo solicita es un no bautizado casado con un bautizado (can. 1671) (35), sino tambien cuando se trata de un matrimonio entre dos acatolicos o no bautizados, cuando por un motivo justo su causa entre en relacion con la Iglesia (36). Asi sucede cuando uno de esos esposos desea contraer nuevo matrimonio con parte catolica. En el caso de dos no bautizados, aunque sea posible solicitar la disolucion del vinculo <<en favor de la fe>> (cans. 1143-1149), cabe tambien el proceso de nulidad matrimonial ante uno de los tribunales competentes senalados en el can. 167211.

6. AMBITO DE ACTUACION: PARROQUIAL, DIOCESANO, INTERDIOCESANO, CONFERENCIA EPISCOPAL

El Instrumentum Laboris para el Sinodo Ordinario de la Familia (23-VI-2015) sugeria que este servicio fuese <<cualificado>>, impartido a nivel diocesano en el ambito de la pastoral familiar, dotado de personal capacitado para informar, asesorar y mediar adecuadamente en situaciones delicadas para ayudar a las parejas a superar las crisis en la convivencia. En el caso de las personas ya separadas, ante la imposibilidad de una reconciliacion, este servicio supondria una ayuda para emprender la via judicial, en cuanto medio mas idoneo para verificar la nulidad del matrimonio.

No obstante, sin olvidar que el ambito propio de este servicio <<cualificado>> se situa a nivel diocesano, el Mitis Iudex preve que pueda ser tambien prestado a nivel parroquial y a nivel interdiocesano. A tenor de los arts. 2-3 RP, se trata de un servicio impartido a traves de una <<estructura estable>> (RP 3), que debe ser puesta en marcha <<en las estructuras parroquiales o diocesanas>> (RP 2), <<en el ambito de la pastoral matrimonial diocesana unitaria>> (idem). Sin embargo, tambien esta contemplado que dicho servicio pueda ser desempenado a nivel interdiocesano: <<diversas diocesis juntas conforme a las actuales agrupaciones>> (RP 3).

No se especifica si por <<actuales agrupaciones de diversas diocesis>> debe entenderse los tribunales interdiocesanos, las provincias eclesiasticas o las Conferencias episcopales. Tan solo se indica la posibilidad de crear una estructura estable para proveer al servicio de indagacion prejudicial y, si fuera el caso, redactar un vademecum para facilitar el adecuado desarrollo de la investigacion (38). Sin embargo, el SA elaborado por el Tribunal de la Rota Romana (enero 2016) para facilitar la puesta en marcha de esta reforma procesal, viene a colmar dicha laguna encomendando a las Conferencias episcopales la tarea de elaborar dicho vademecum (39). A lo largo de todo el Mitis Iudex, tan solo se nombra a las Conferencias en el criterio fundamental n. 6 para definir su funcion propia a traves de las siguientes obligaciones:

a) respetar absolutamente el derecho de los Obispos de organizar la potestad judicial en la propia Iglesia particular;

b) restablecer la cercania entre el juez y los fieles;

c) dar a cada Obispo el estimulo y la ayuda para poner en practica la reforma del proceso matrimonial;

d) garantizar, en cuanto sea posible, la gratuidad de los procesos, salvada la justa y digna retribucion de los operadores de los tribunales.

Las dos primeras obligaciones obedecen a un principio descentralizador, que corresponde a uno de los criterios mas importantes de esta reforma: la centralidad del Obispo en el servicio a la justicia (40). Las otras dos obligaciones parecen encuadrar el principio anterior en el cauce de una adecuada centralizacion, para unificar criterios de actuacion y evitar agravios comparativos entre diocesis de una misma Conferencia episcopal. La redaccion de un vademecum seria, sin duda, un instrumento muy util para ello.

Por analogia con el caracter provisional de los tribunales interdiocesanos (41) y a la luz de las aclaraciones aportadas por el SA (42), entendemos que la investigacion prejudicial a este nivel tan solo puede existir con caracter subsidiario, mientras no exista en la diocesis el personal debidamente preparado para ello. Por tanto, el ambito propio de actuacion para este minus consulendi preiudicialis es el nivel diocesano. Ello no es obice para que cada comunidad parroquial--empezando por el propio parroco (RP 3)--, en la medida en que disponga de personal cualificado, trabaje en coordinacion con el organismo diocesano competente para facilitar la realizacion de la indagacion prejudicial.

7. PROPUESTAS SOBRE UN POSIBLE <<VADEMECUM>>

En primer lugar, cabria distinguir tres etapas dentro de la fase prejudicial: consulta, recopilacion de pruebas y, en su caso, presentacion de la demanda.

A) En fase de consulta:

I. Consiste en la entrevista personal (una o varias) con la persona designada para esa funcion en el servicio de indagacion prejudicial.

En esa primera entrevista sera vital la capacidad de escucha y empatia para permitir que quien acude a este servicio pueda explayarse con toda franqueza y dar a conocer ampliamente su iter biografico.

II. Agotar las vias de reconciliacion y, en su caso, comprobar la viabilidad de una posible convalidacion o sanacion del matrimonio.

En ese ambito de agotar las vias de reconciliacion, pueden desempenar un papel muy eficaz los COF.

III. Averiguar las motivaciones de quien solicita la nulidad matrimonial para asegurar la existencia de un interes legitimo.

Dado que el vinculo matrimonial pertenece al bien publico de la Iglesia--que debe ser tutelado por el juez, el defensor del vinculo y el promotor de justicia--, su impugnacion no puede quedar a merced de un interes meramente particular, contrario al bien comun eclesial. La presentacion de la demanda de nulidad matrimonial exige--como afirma Roberti--un interes legitimo, directo y actual. (43) En consecuencia, no es admisible una demanda que venga presentada por deseos de venganza, chantaje o motivos fraudulentos no solo ajenos sino contrarios a la ley suprema de la salus animaram. Seria una demanda rechazable por falta acfumus <<boni>> inris ya que supondria una contradictio in terminis permitir un uso indiscriminado del derecho al proceso. Equivaldria a afirmar la existencia de un <<derecho a una accion procesal injusta>> (44). En esa linea se pronuncia DC 65 [seccion][seccion] 2-3, exhortando a los conyuges a adoptar una actitud adecuada frente al proceso, donde --en un clima de respeto y cortesia--la primacia corresponda a la busqueda de la verdad objetiva, dejando a un lado cualquier hostilidad (45).

IV. Analizar el relato de los hechos y discernir si existe o no fundamento para solicitar la nulidad matrimonial y por que motivo.

El n. 213 del DPF sugiere que en los COF haya expertos en el ambito juridico-canonico, que podrian asumir la funcion de asesoramiento prejudicial prevista en DC 113 (46).

B) En fase de recopilacion de pruebas:

V. Elaborar un memorandum donde se relaten los hechos mas relevantes para la nulidad matrimonial (47).

En dicho memorandum no podran faltar las siguientes etapas: 1) anterior al noviazgo. Ambiente familiar / educacional (infancia y adolescencia), otras relaciones precedentes, posibles traumas, caracter, sensibilidad, creencias ... 2) noviazgo. La iniciativa de empezar, elementos de atraccion, estilo de relacion, frecuencia, frialdad / cercania, rupturas / reconciliaciones, proyecto matrimonial, propuesta de casarse, <<causa contrahendi>> ... 3) convivencia matrimonial. Inicio de la convivencia, primeras desavenencias, calidad de comunicacion, relaciones intimas, adaptacion y respeto a las normas, responsabilidad (en el hogar, en la educacion de los hijos, en el trabajo), causa de la separacion ... 4) posterior a la ruptura. Tramites legales de separacion y divorcio, convenio regulador (obligaciones de derecho natural), trato hacia la otra parte y hacia los hijos, estilo de vida ...

Todas estas etapas son muy importantes, evidentemente, sin perder de vista que al tratarse de un proceso de nulidad matrimonial, dicha nulidad se da en el momento preciso de manifestar el consentimiento, no despues; por eso sera mucho mas importante prestar especial atencion a todas las fases previas a la convivencia matrimonial, pues es ahi donde nace y se consuma la nulidad. No olvidemos que una grave inmadurez afectiva, una mentalidad divorcista o un trastorno de la personalidad (por citar algunos de los ejemplos mas recurrentes) no se fraguan de la noche a la manana. Por eso resulta vital conocer bien la biografia del sujeto desde su infancia y adolescencia, teniendo en cuenta el ambiente familiarsocial, el contexto educativo y las posibles experiencias negativas que hayan podido hacer mella en la personalidad del sujeto. Como contrapartida, a posteriori, el desarrollo de la convivencia debe ser el reflejo probatorio de las carencias que provocaron la nulidad matrimonial.

VI. Sobre la base del memorandum, recopilacion documental que sea pertinente para el proceso de nulidad (certificados medicos, cartas, mensajes, correos electronicos, fotos, videos, etc.).

VII. Elaboracion del elenco de testigos que puedan dar fe de los hechos mas relevantes sobre la nulidad matrimonial.

C) En fase de presentacion de la demanda:

VIII. En caso de no haberlo hecho todavia: designacion del abogado que debera presentar la demanda y realizar los demas tramites procesales. En linea con lo propuesto por DC 113 [seccion] 3, por razones de economia procesal y para preservar mejor la intimidad de la parte actora, reiteramos la conveniencia de que el mismo abogado o patrono estable que vaya a presentar la demanda sea la persona responsable de guiar la indagacion prejudicial.

IX. Elaboracion de la demanda, colmando las posibles lagunas del memorandum y eliminando los datos irrelevantes que no guarden relacion con el motivo por el que se solicita la nulidad matrimonial. Ademas, una vez comprobado el fundamento o fumus boni inris del caso concreto, a la vista de los hechos y las pruebas recabadas en la fase prejudicial, se debera evaluar tambien la modalidad del procedimiento a solicitar, teniendo en cuenta los requisitos para los procesos de nulidad (ordinario, documental y el mas breve ante el Obispo) o, en su caso, para la disolucion del vinculo (in favorem fidei o por dispensa de matrimonio rato y no consumado).

X. Presentacion de la demanda ante el tribunal competente, tratando de salvar en la medida de lo posible el principio de la mayor proximidad entre el juez y las partes (can. 1672; RP 7 [seccion] 1), tanto para evitar gastos innecesarios (RP 7 [seccion] 2) como para facilitar la inmediacion procesal a la hora de recoger y valorar las pruebas.

Obviamente, un vademecum de este tipo debera ser algo <<vivo>>, enriquecido paulatinamente con la experiencia y el transcurso del tiempo; algo que todavia no tenemos, pues nos hallamos en los albores de la aplicacion de esta reforma procesal, en vigor desde el pasado 8 de diciembre.

8. A MODO DE CONCLUSION: HACIA UNA DEFINICION DE ESTE SERVICIO

Teniendo en cuenta lo afirmado hasta aqui, podemos ya tratar de ofrecer una definicion de este servicio de indagacion prejudicial. Regordan formula la siguiente definicion, con la que estamos sustancialmente de acuerdo: <<la investigacion prejudicial o pastoral, es una labor facultativa desplegada a instancia de parte por un organo competente, mediante un acto administrativo, a personas u organos competentes para recopilar los elementos de juicio que permitan efectuar o desestimar una intimacion clara, precisa y circunstanciada. Es decir, para determinar si existe merito suficiente para incoar un procedimiento matrimonial util>> (48).

A la vista de las ulteriores aportaciones del Tribunal de la Rota Romana mediante el SA, nos atrevemos a aportar unos rasgos definitorios que puedan servir de complemento a la formulacion anterior: la indagacion prejudicial es un servicio cualificado y facultativo, creado en el ambito de la pastoral matrimonial unitaria por el Obispo diocesano, quien muestra su solicitud hacia todos los que se hallan separados o divorciados y se cuestionan la existencia de su vinculo matrimonial, ofreciendoles los medios adecuados para tratar--en primer lugar--de superar la crisis conyugal y restablecer la convivencia, llevando a cabo--si fuera necesario--una convalidacion del matrimonio; comprobada la imposibilidad de la reconciliacion, la labor de este servicio se orienta a estudiar la viabilidad de un proceso de nulidad matrimonial, recogiendo los elementos utiles para ello y--tras verificar la existencia del requerido fumus boni inris--culmina con la redaccion del libelo de demanda para ser presentado ante el tribunal competente (49).

En definitiva, se trata de acortar la distancia entre la justicia que la Iglesia imparte y la persona que la necesita. Dicho con palabras del papa Francisco, se trata de favorecer el crecimiento de una <<Iglesia en salida>>, que salga al encuentro de los fieles que se hallan necesitados de una especial orientacion o ayuda en este ambito de la pastoral matrimonial: <<el buen Pastor esta obligado a ir al encuentro de sus fieles que tienen necesidad de un especial cuidado pastoral>> (50).

DOI 10.15581/016.111.65-85

RECIBIDO: 1 DE ABRIL DE 2016 / ACEPTADO: 11 DE ABRIL DE 2016

Pedro A. MORENO GARCIA

Juez

Tribunal de la Rota de la Nunciatura Apostolica en Espana, Madrid

pamogaOO@yahoo.es

Bibliografia

FUENTES

Ae. Forcellini, Lexicon totius latinitatis, vol. 5, Prati 1871.

BENEDICTO XVI, Discurso a la Rota Romana, 28-1-2006.

--, Discurso a la Rota Romana, 29-1-2010.

--, Discurso a la Rota Romana, 22-1-2011.

Conferencia Episcopal Espanola, Directorio de la Pastoral Familiar de la Iglesia en Espana, 21-XI-2003.

Diccionario de la Real Academia de la Lengua Espanola, v. Competencia (2), en www.rae.es (14-IV-2016).

FRANCISCO, M. P. Mitis Iudex Dominas lesas, 15-VIII-2015.

JUAN Pablo II, Discurso a la Rota Romana, 18-1-1990.

--, Codex laris Canonici, 25-1-1983.

Leon XIII, Ene. Arcanum Divinae Sapientiae, 10-11-1880.

Pontificio Consejo de Textos Legislativos, Instruccion <<Dignitas connubii>>, 25-1-2005.

Sinodo Extraordinario de la Familia, Relatio Synodi, 18-X-2014.

Sinodo Ordinario de la Familia, Instrumentum Laboris, 23-VI-2015.

--, Relatio finalis, 24-X-2015.

Tribunal Apostolico de la Rota Romana, Sussidio applicativo del M. P Mitis Index Dominus lesus, Citta del Vaticano, enero 2016.

AUTORES

DE LEON, E., La tramitacion de los procesos de nulidad: consulta previa e inmediacion, ponencia pronunciada con motivo del <<IX Simposio de Derecho Matrimonial y Procesal Canonico>>, organizado por el Tribunal Metropolitano de Granada, del 24 al 26 de septiembre de 2015 (en curso de publicacion).

DIAZ MORENO, J. M., Anotaciones personales sobre el <<servicio de orientacion juridica>>, en Nuevas situaciones, nuevas leyes, nuevas respuestas (Actas de las XXLX Jornadas de Actualidad Canonica organizadas por la Asociacion Espanola de Canonistas en Madrid, 15-17 de abril de 2009), Dykinson, Madrid 2010, 191-207.

ERRAZURIZ M., C. J., Licitud moral de la presentacion de la demanda de nulidad matrimonial por los esposos, lus Canonicum 41 (2001) 169-189.

GARCIA MONTAGUD, J., El nuevo servicio de orientacion juridica de los Tribunales Eclesiasticos, en Nuevas situaciones, nuevas leyes, nuevas respuestas (Actas de las XXIX Jomadas de Actualidad Canonica organizadas por la Asociacion Espanola de Canonistas en Madrid, 15-11 de abril de 2009), Dykinson, Madrid 2010, 161-189.

HERVADA, El Derecho del Pueblo de Dios, vol. 3: Hacia un sistema de Derecho matrimonial, Eunsa, Pamplona 1973, 269-274.

LLOBELL, J., Questioni comuni ai tre processi per la dichiarazione di nullita del matrimonio previsti dal m. p. <<Mitis ludex>>, ponencia pronunciada con motivo del Seminario de estudio <<La riforma operata dal m. p. "Mitis ludex">>, organizado por LUMSA Universita. Scuola di Alta Formazione in Diritto Canonico, Ecclesiastico e Vaticano & Consociatio Internationalis Studio Iuris Canonici Promovendo, en la <<Sala Giubileo>> de la LUMSA. Roma, 30 noviembre 2015 (en curso de publicacion a traves de la revista lus Ecclesiae 28 [2016]).

--, sub can. 1671, en Comentario Exegetico al Codigo de Derecho Canonico, IV/2, Eunsa, Pamplona 32002, 1829-1833.

MORAN, C. M., El derecho de impugnar el matrimonio, Salamanca 1998.

--, <<Impugnacion del matrimonio>>, en J. Otaduy--A. VIANA--J. SEDANO (eds.), Diccionario general de Derecho Canonico, IV, Thomson Reuters Aranzadi, Cizur Menor (Navarra) 2012, 456-462.

REGORDAN, F. J., La investigacion preliminar en las nuevas normas procesales del M. P. Mitis ludex Dominus Iesus, ponencia pronunciada con motivo de las <<XIII Conversaciones Canonicas Valentinas>>, organizadas por la Universidad Catolica S. Vicente Martir de Valencia, del 8 al 10 de febrero de 2016 (en curso de publicacion).

ROBERTI, E, De processibles, apud custodiam librariam Pontifici Instituti Utriusque Iuris, vol. 1, Romae 1941.

(1) Este servicio viene regulado en los primeros cinco articulos de las <<Reglas de Procedimiento>> (en adelante: RP) que aparecen al final del motu proprio Mitis Iudex Dominus Iesus y del motu proprio Mitis et Misericors Iesus. Ademas, en el <<Sussidio applicativo>> (en adelante: SA) elaborado por el Tribunal de la Rota Romana (enero 2016) para facilitar la puesta en marcha de esta reforma, el servicio de indagacion prejudicial ocupa el primer lugar dentro del capitulo dedicado a Immediati Provvedimenti del Vescovo Diocesano (cff. SA, 13-16).

(2) La fecha de estos motu propio es del 15 de agosto de 2015, publicado mediante rueda de prensa el 8 de septiembre de ese mismo ano y con entrada en vigor desde el pasado 8 de diciembre. Nuestro analisis se centrara en el texto del Mitis Iudex, promulgado para la Iglesia latina.

(3) <<La Iglesia tendra que iniciar a sus hermanos -sacerdotes, religiosos y laicos- en este "arte del acompanamiento", para que todos aprendan siempre a quitarse las sandalias ante la tierra sagrada del otro (cfr. Ex 3,1). Tenemos que darle a nuestro caminar el ritmo sanador de projimidad, con una mirada respetuosa y llena de compasion pero que al mismo tiempo sane, libere y aliente a madurar en la vida cristiana>> (EG 169).

(4) Relatio Synodi, n. 48 (http://www.vatican.va/roman_curia/synod/documents/rc_synod_doc_20141018_relatio-synodi- familia_sp.html).

(5) <<Alimenta el estimulo reformador el enorme numero de fieles que, aunque deseando proveer a la propia conciencia, con mucha frecuencia se desaniman ante las estructuras juridicas de la Iglesia, a causa de la distancia fisica o moral; por tanto, la caridad y la misericordia exigen que la misma Iglesia como madre se haga accesible a los hijos que se consideran separados>> (Mitis Iudex, proemio).

(6) <<... siguiendo las huellas de mis Predecesores, los cuales han querido que las causas de nulidad sean tratadas por via judicial, y no administrativa, no porque lo imponga la naturaleza de la cosa, sino mas bien porque lo exige la necesidad de tutelar en el maximo grado la verdad del vinculo sagrado: y eso se asegura precisamente con las garantias del orden judicial>> (Mitis Iudex, proemio).

(7) <<... he decidido establecer con este Motu proprio disposiciones con las cuales se favorezca no la nulidad de los matrimonios, sino la celeridad de los procesos y, no en menor medida, una adecuada simplificacion, de modo que, a causa de un retraso en la definicion del juicio, el corazon de los fieles que esperan la clarificacion del propio estado no quede largamente oprimido por las tinieblas de la duda>> (Mitis Iudex, proemio).

(8) <<Seu. Coniunctio disiunctiva, per contractionem a sive, ut neu a neve, factam, et eiusdem prorsus significationis>> (Ae. FORCELLINI, Lexicon totius latinitatis, vol. 5, Prati 1871, 482).

(9) En este mismo sentido se pronuncia Regordan: <<Tomada esta identificacion en sentido absoluto [prejudicial y pastoral], equivaldria a excluir el sentido profundamente pastoral de tma estructura judicial, tal es el proceso matrimonial, como mas adecuado instrumento para constatar la existencia de algun motivo de nulidad en un matrimonio determinado. Conclusion esta, que no la tenemos por legitima>> (F. J. Regordan, La investigacion preliminar en las nuevas normas procesales del motu proprio Mitis Iudex Dominus Iesus, [seccion] 1, ponencia pronunciada con motivo de las <<XIII Conversaciones Canonicas Valentinas>>, organizadas por la Universidad Catolica S. Vicente Martir de Valencia, del 8 al 10 de febrero de 2016. En curso de publicacion).

(10) <<Las dimensiones juridica y pastoral se unen inseparablemente en la Iglesia peregrina en esta tierra. Sobre todo, existe una armonia debida a su comun finalidad: la salvacion de almas. Pero hay mas. En efecto, la actividad juridico-canonica es pastoral por su misma naturaleza. Constituye una participacion especial en la mision de Cristo Pastor, y consiste en actualizar el orden de justicia intraeclesial querida por Cristo mismo. La actividad pastoral, a su vez, aunque se extienda mas alla de los exclusivos aspectos juridicos, incluye siempre una dimension de justicia. Seria imposible, de hecho, llevar almas hacia el reino del cielo si se prescindiese de ese minimo de caridad y de prudencia que consiste en el compromiso de hacer observar la ley y los derechos de todos en la Iglesia. Se sigue de ahi que cualquier contraposicion entre las dimensiones pastorales y juridicas es enganosa. No es verdad que, para ser mas pastoral, la ley debe hacerse menos juridica>> (San JUAN PABLO II, Discurso a la Rota Rumana, 18-1-1990, n. 4).

(11) <<Detras de este planteamiento se oculta una supuesta contraposicion entre derecho y pastoral en general. No pretendo afrontar ahora afondo esta cuestion, ya tratada por Juan Pablo II en repetidas ocasiones, sobre todo en el discurso de 1990 a la Rota romana (cfr. AAS 82 [1990] 872-877). En este primer encuentro con vosotros prefiero centrarme, mas bien, en lo que representa el punto de encuentro fundamental entre derecho y pastoral: el amor ala verdad>> (28-1-2006). <<...en la Iglesia la actividad juridica tiene como fin la salvacion de las almas y "constituye una peculiar participacion en la mision de Cristo Pastor ... al realizar el orden querido por el mismo Cristo" (Juan Pablo II, Alocucion a la Rota Romana, 18 de enero de 1990, AAS 82 [1990] 874, n. 4)>> (29-1-2010). <<La relacion entre el derecho y la pastoral estuvo en el centro del debate postconciliar sobre el derecho canonico. La bien conocida afirmacion del Venerable Siervo de Dios Juan Pablo II, segun la cual "no es cierto que para ser mas pastoral, el derecho deba hacerse menos juridico" (Alocucion a la Rota Romana, 18 de enero de 1990, n. 4: AAS 82 [1990] 874) expresa la superacion radical de una aparente contraposicion. "La dimension juridica y la pastoral--decia--estan inseparablemente unidas en la Iglesia peregrina sobre esta tiara. Ante todo, hay en ellas una armonia que deriva de su finalidad comun: la salvacion de las almas" (ibid.)>> (22-1-2011).

(12) Cfr. J. GARCIA MONTAGUD, El nuevo servicio de orientacion juridica de los Tribunales Eclesiasticos, en Nuevas situaciones, nuevas leyes, nuevas respuestas (Actas de las XXIX Jornadas de Actualidad Canonica organizadas por la Asociacion Espanola de Canonistas en Madrid, 15-17 de abril de 2009), Dykinson, Madrid 2010, 161-189; J. M. DIAZ MORENO, Anotaciones personales sobre el <<servicio de orientacion juridica>>, ibid., 191-207.

(13) Este requisito hace inviable la aplicacion de la conformidad equivalente (cfr. DC 291 [seccion] 2) a una demanda en la que se solicite la via del proceso mas breve ante el Obispo. Tal seria el caso en el que cada conyuge quisiera invocar la nulidad matrimonial por el mismo motivo o hecho juridico principal (causa petendi) aunque enfocado desde distintas perspectivas juridicas (nomina iuris) o invocando canones diversos (capita nullitatis). En este mismo sentido, sobre la inviabilidad de aplicar la conformidad equivalente a estos casos, se pronuncia Llobell: <<Detta procedura richiede un vero litisconsorzio attivo, iniziale o successive, di entrambi i coniugi e per il "medesimo capo di nullita", non essendopossibile nel processus brevior una "conformita equivalente" fra due libelli di domanda con nomina iuris diversi (cfr. Mitis Iudex can. 1683, n. 1; DC arts. 289 $ 3, 291 [seccion] 2). Difatti, il "consenso" al libello di domanda dell'attore da parte del coniuge inizialmente convenuto e una vera adesione litisconsortile, fatta di propria iniziativa o aderendo all'invito del Vicario giudiziale (cfr. RP art. 15)>> (f. LLOBELL, Question i comuni ai tre processi perla dichiarazione di nullita del matrimonio previsti dal motil proprio <<Mitis Iudex>>, [seccion] 5.2, ponencia pronunciada con motivo del Seminario de estudio La riforma operata dal motu proprio <<Mitis Iudex>>, organizado por LUMSA Universita. Scuola di Alta Formazione in Diritto Canonico, Ecclesiastico e Vaticano & Consociatio Internationalis Studio Iuris Canonici Promovendo, en la <<Sala Giubileo>> de la LUMSA. Roma, 30 noviembre 2015. En curso de publicacion a traves de la revista lus Ecclesiae 28 [2016]).

(14) <<Se propone que en cada diocesis se garanticen, de manera gratuita, los servicios de informacion, asesoramiento y mediacion relacionados con la pastoral familiar, especialmente a disposicion de personas separadas o de parejas en crisis. Un servicio asi cualificado ayudaria a las personas a emprender el recorrido judicial, que en la historia de la Iglesia resulta ser el camino de discernimiento mas acreditado para verificar la validez real del matrimonio>> (Instrumentum Laboris, n. 117). El subrayado es nuestro.

(15) <<L'attuazione di questi documenti [los dos motu proprio del 15-VIII-2015] costituisce dunque una grande responsabilite per gli Ordinari diocesani, chiamati a giudicare loro stessi alome cause e, in ogni modo, ad assicurare un accesso piu facile dei fedeli alla giustizia. Cio implica la preparazione di un personate suficiente, composto di chierici e laid, che si consacri in modo prioritario a questo servizio ecclesiale. Sard perianto necessario metiere a disposizione delle persone separate o dette coppie in crisi, un servizio d'informazione, di consiglio e di mediazione, legato alia pastorale familiare, che potra pure accogliere le persone in vista dell'indagine preliminare al processo matrimoniale (cfr. Ml, arts. 2-3)>> (Relatio finalis, n. 82). El subrayado es nuestro.

(16) Cfr. SA, 16.

(17) Los cans. 1713-1716 vienen agrupados bajo el titulo: <<De los modos de evitar los juicios>>. En el primero de esos canones queda claramente formulado el caracter de ultimo recurso atribuido al juicio: <<Para evitar los litigios judiciales, es util emplear la transaccion o reconciliacion, o someter la controversia al juicio de uno o varios arbitros>> (can. 1713).

(18) Cfr. DC 65 [seccion][seccion] 2-3 (cfr. nt. 45).

(19) Asi venia recogido en el antiguo can. 1676, exhortando al juez a adoptar un papel activo en la reconciliacion de los conyuges: <<el juez empleara medios pastorales para inducir a los conyuges, si es posible, a convalidar su matrimonio y a restablecer la convivencia conyugal>> (DC 65 [seccion] 1).

(20) <<Tal investigacion previa [DC 120 [seccion] 2], empero, no puede ser confundida con la prejudicial o pastoral del MP: aquella primera es ordenada de oficio por un organo revestido de potestad judicial y da por supuesta la introduccion de la demanda; esta segunda, sera ordenada por un organo revestido de potestad administrativa a instancia de parte y tiene por finalidad, concluir o no, cm un hipotetico escrito de demanda>> (E J. REGORDAN, La investigacion preliminar ... [cfr. nt. 9], [seccion] 2. En curso de publicacion).

(21) Asi podria deducirse del dictado del can. 383 [seccion] 1. Al ejercer su funcion pastoral, el Obispo diocesano debe mostrarse solicito con todos los fieles que se le confian, cualquiera que sea su edad, condicion o nacionalidad, tanto si habitan en el territorio como si se encuentran en el temporalmente, manifestando su afan apostolico tambien a aquellos que, por sus circunstancias, no pueden obtener suficientemente los frutos de la cura pastoral ordinaria, asi como a quienes se hayan apartado de la practica de la religion.

(22) Can. 1448 [seccion] 1. No acepte el juez conocer una causa en que tenga interes por razon de consanguinidad o afinidad en cualquier grado de linea recta y hasta el cuarto grado de linea colateral, o por razon de tutela o curatela, amistad intima, aversion grande, obtencion de un lucro o prevencion de un dano (DC 67 [seccion] 1).

(23) Can. 1449 [seccion] 1. En los casos indicados en el can. 1448, si el propio juez no se inhibe, la parte puede recusarlo (cfr. DC 68 [seccion] 1). [seccion] 3. Si actua como juez el mismo Obispo y es recusado, debe abstenerse de juzgar (DC 68 [seccion] 3).

(24) Cfr. cans. 1676 [seccion] 2 y 1683-1687.

(25) Ambas acepciones de la palabra <<competencia>> vienen recogidas en el Diccionario de la Real Academia de la lengua espanola en los siguientes terminos: <<2. f. Pericia, aptitud o idoneidad para hacer algo o intervenir en un asunto determinado. 3. f. Ambito legal de atribuciones que corresponden a una entidad publica o a una autoridad judicial o administrativa>> (http://dle.rae.es/?w=competencia).

(26) << ... aun cuando existan razones legitimas en orden a iniciar un proceso de separacion, nulidad matrimonial, disolucion del matrimonio en favor de la fe o dispensa del matrimonio rato y no consumado, antes de aceptar la cansa, el juez, o por delegacion el Centro de Orientacion Familiar, empleara medios pastorales (Orientacion Familiar) tendentes a la reconciliacion de las partes. De ahi la importante necesidad de la coordinacion de los Tribunales Eclesiasticos con los Centros de Orientacion Familiar>> (DPF 210). <<Es necesario tener presente que no solo se debe promover la union conyugal cuando hay un matrimonio valido; tambien atando consta la posibilidad de nulidad matrimonial, tanto los COF como los jueces eclesiasticos, emplearan los medios pastorales necesarios para inducir a los conyuges, si es posible, a convalidar su matrimonio y a restablecer la convivencia conyugal>> (DPF 213).

(27) <<Conviene que el asesoramiento juridico sea ejercido por profesionales verdaderamente catolicos que puedan explicar no solo los procedimientos sino el sentido de los mismos, y hacer presente a la Iglesia en esa situacion conflictiva. De ahi la importante necesidad, tambien en esta ocasion, de la coordinacion de los Tribunales Eclesiasticos con los COF>> (DPF 213).

(28) <<Debe constar de un equipo de profesionales de los distintos ambitos que afectan al matrimonio y la familia: orientadores familiares, psicologos, pedagogos, trabajadores sociales, sexologos, medicos, juristas, moralistas y sacerdotes, etc., dotados de competencia cientifica actualizada, de disponibilidad para el trabajo en equipo, y para el metodo de orientacion y consulta especifico del COF. Los profesionales realizaran un trabajo de asesoramiento, consulta, terapia y prevencion a nivel personal, matrimonial y familiar en situaciones de dificultad o en crisis relacional. Los ambitos de intervencion seran los problemas matrimoniales, con particular atencion a la vida relacional en los aspectos de comunicacion y dialogo, a la vida sexual, a la regulacion de la fertilidad y a la acogida de la vida; las relaciones familiares, con una atencion a todas las fases del ciclo familiar, a las situaciones irregulares, a los ancianos; la educacion de los adolescentes y jovenes para la vida y el amor; las actividades de formacion y prevencion en el ambito comunitario y territorial para favorecer una nueva cultura familiar. Tambien podra ejercer una funcion pericial en relacion a los Tribunales Eclesiasticos>> (DPF 277).

(29) <<En los procedimientos de levantamiento de veto para contraer nuevas nupcias tras una declaracion de nulidad, los Tribunales Eclesiasticos podran recurrir tambien a los COF para solicitar de ellos los pertinentes informes periciales (psicologicos, espirituales, etc.)>> (DPF 213).

(30) Todo matrimonio, por su propia naturaleza (suapte natura), es sagrado (cfr. LEON XIII, Arcanum, 10-11-1880, AAS 12 [1879-1880] 385-402).

(31) Can. 1401. La Iglesia juzga con derecho propio y exclusivo: Io) las causas que se refieren a cosas espirituales o anejas a ellas.

(32) <<La prohibicion de impugnar el matrimonio que el CIC 17y el Santo Oficio--27 de enero de 1928--impusieron a los conyuges culpables, acatolicos y excomulgados, influyo en la posible actuacion conjunta de los conyuges (...). En el CIC 83 han desaparecido estas limitaciones del ejercicio del "ius impugnandi matrimonium">> (C. M. MORAN, El derecho de impugnar el matrimonio, Salamanca 1998, 356). <<Resulta evidente que la prohibicion de acusar de los acatolicos contravenia el derecho natural de los conyuges a saber la verdad de su estado personal, asi como el derecho tambien natural a contraer valido matrimonio, ademas no tenia en cuenta el caracter declarativo del proceso de nulidad matrimonial; en los casos de matrimonio de un catolico con un acatolico, aquel podia acusarlo directamente, mientras que este no podia hacer lo mismo sin licencia previa de la Santa Sede, y dependia del parecer del promotor de justicia, lo cual no dejaba de ser una discriminacion inaceptable. La justicia canonica no podia quedar reservada a quien el ordenamiento canonico considerara 'persona in Ecclesia Christi", sino que, por ser la justicia un bien comun a todo hombre o mujer, debia ser servido por los tribunales a todo ser humano por el hecho de serlo>> (IDEM, <<Impugnacion del matrimonio>>, en J. OTADUY-A. VIANA-J. SEDANO [eds.], Diccionario general de Derecho Canonico, IV, Thomson Reuters Aranzadi, Cizur Menor [Navarra] 2012, 459).

(33) Can. 1476. Cualquier persona, este o no bautizada, puede demandar en juicio; y la parte legitimamente demandada tiene obligacion de responder. Can. 1674 [seccion] 1. Son habiles para impugnar el matrimonio: 1) los conyuges.

(34) Can. 204 [seccion] 1. Son fieles cristianos quienes, incorporados a Cristo por el bautismo, se integran en el pueblo de Dios, y hechos participes a su modo por esta razon de la funcion sacerdotal, profetica y real de Cristo, cada uno segun su propia condicion, son llamados a desempenar la mision que Dios encomendo cumplir a la Iglesia en el mundo.

(35) Can. 1671: Las causas matrimoniales de los bautizados corresponden al juez eclesiastico por derecho propio.

(36) Cfr. J. HERVADA, El Derecho del Pueblo de Dios, vol. 3: Hacia un sistema de Derecho matrimonial, Eunsa, Pamplona 1973, 269-274.

(37) Cfr. J. LLOBELL, sub can. 1671, en Comentario Exegetico al Codigo de Derecho Canonico, IV/2, Eunsa, Pamplona 2002, 1832.

(38) <<Dioecesis, vel plures dioeceses simul, iuxta praesentes adunationes, stabilem structuram constituere possunt per quant servitium hoc praebeatur et componere, si casus ferat, quoddam Vademecum elementa essentialia ad aptiorem indaginis evolutionem referens>> (RP 3).

(39) <<Secondo la nueva legge le Conferenze episcopali organizzeranno un Vademecum per garantire organizzazione e uniformita nelle procedure, con particolare riguardo alio svolgimento dell'indagine pastorale, di cui infra [nota al pie 11 : cfr. Mitis Iudex, Regole procedurali, art. S]>> (SA, 10).

(40) Asi viene tambien recogido en el primero de los criterios fundamentales senalados por el SA: bajo el titulo <<Capisaldi della reforma>> aparece en el apartado n. 1: <<La centralita del Vescovo nel servicio della giustizia>> (9). Fruto de esa centralidad y para favorecer una mayor cercania hacia los propios fieles, se anima a los Obispos que todavia no dispongan de un tribunal en la propia diocesis, a constituirlo, con la facultad de desistir del tribunal interdiocesano en virtud del art. 8 [seccion] 2 RP, emitiendo el Decreto y llevando a cabo la notificacion pertinente segun el modelo sugerido por el SA (59-61).

(41) Cfr. RP8.

(42) <<I Vescovi all'interno della provincia ecclesiastica possono liberamente decidere, nel caso non ravvedano la possibilita nell'imminente futuro di costituire il proprio tribunale, di creare un tribunale interdiocesano; rimanendo, a norma di diritto e cioe con licenza della Santa Sede, la capacita che metropoliti di due o piu province ecclesiastiche possano convenire nel creare il tribunale interdiocesano sia di prima che di seconda istanza>> (SA, 42). El subrayado corresponde al original.

(43) Cfr. F. ROBERTI, De processible, apud custodiam librariam Pontifici Instituti Utriusque Iuris, vol. 1, Romae 1941, 639-640.

(44) Cfr. C. J. Errazuriz M., Licitud moral de la presentacion de la demanda de nulidad matrimonial por los esposos, lus Canonicum 41 (2001) 169-189.

(45) <<... el juez exhortara a los conyuges para que, posponiendo todo deseo personal, actuando verazmente con caridad, colaboren sinceramente en la busqueda de la verdad objetiva, como lo exige la naturaleza misma de la causa matrimonial>> (DC 65 [seccion] 2). <<Si el juez percibe una actitud de aversion reciproca entre los conyuges, debe exhortarlos con firmeza a que durante el proceso, dejando a un lado cualquier hostilidad, se traten mutuamente con benevolencia, cortesia y caridad>> (DC 65 [seccion] 3).

(46) Cfr. nt. 27.

(47) Para la elaboracion de dicho memorandum, siguiendo la opinion de Diaz Moreno basada en su amplia experiencia sobre el tema, conviene seguir <<un cuestionario bien elaborado y concreto>>: <<Esta experiencia me lleva a defender la utilidad, conveniencia, hasta la necesidad de entregar al interesado algun cuestionario bien elaborado y concreto. De otra forma, en la mayoria de los casos es dificil salir del terreno de las ambiguedades y generalidades de las que apenas se puede deducir una opinion fundamentada sobre la posible nulidad>> (J. M. DIAZ Moreno, Anotaciones personales ... [cfr. nt. 12], 197, nota 7). No obstante, de Leon explica las ventajas que puede ofrecer en determinados casos dejar que el propio sujeto elabore su memorandum sin las restricciones de tener que cenirse a un interrogatorio. Dicho relato podra ser despues completado en una posterior entrevista con el abogado. En cualquier caso, hay que tener en cuenta el estado animico de quien plantea la nulidad de su matrimonio y el clima de sosiego que pueda necesitar para recordar con mayor precision todo lo ocurrido: <<Es importante tener en cuenta el estado animico del cliente; hay personas que necesitan un tiempo de duelo despues de la ruptura y durante meses e incluso anos, no son capaces de recordar con detalle lo sucedido. Esto hay que tenerlo en cuenta, cualquiera que sea el metodo empleado>> (E. DE Leon, La tramitacion de los procesos de nulidad: consulta previa e inmediacion, 6, ponencia pronunciada con motivo del <<Di Simposio de Derecho Matrimonial y Procesal Canonico>>, organizado por el Tribunal Metropolitano de Granada, del 24 al 26 de septiembre de 2015. En curso de publicacion).

(48) F. J. REGORDAN, La investigacion preliminar ... (cfr. nt. 9).

(49) Cfr. SA, 13-16.

(50) RP, proemio.
COPYRIGHT 2016 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:ESTUDIOS: ESTUDIOS SOBRE EL MOTU PROPRIO MITIS IUDEX
Author:Moreno Garcia, Pedro A.
Publication:Ius Canonicum
Date:Jun 1, 2016
Words:9642
Previous Article:Agilizacion de los procesos canonicos de nulidad matrimonial: de las propuestas presinodales al motu proprio Mitis Iudex Dominus Iesus y retos...
Next Article:El vicario judicial y el instructor en los procesos de nulidad matrimonial tras el motu proprio Mitis Iudex.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters