Printer Friendly

El repertorio del amor romantico y las condiciones de posibilidad para la violencia machista.

Romantic love's repertoire and the conditions of possibility of violence against women

Introduccion

1. Esta investigacion analiza los discursos sobre el amor romantico, atendiendo a la identificacion y analisis de los efectos de los repertorios interpretativos (Potter & Wetherell, 1987; Wetherell & Potter, 1988). Los resultados que se presentan en este articulo forman parte de una investigacion mayor, titulada "Amor romantico y violencia machista" financiada por el Institut Catala de les Dones (ICD)1, que tiene por objetivo general analizar la relacion entre el uso del repertorio interpretativo del amor romantico y las practicas erotico-afectivas.

2. En este articulo, la aproximacion a las emociones se basa en la perspectiva socioconstruccionista, la concepcion foucaultiana del poder (Foucault, 1976, 1979) y las aportaciones feministas de Judith Butler (1988, 2001), Sandra Harding (2004), Pierre Bourdieu (2000), Margot Pujal (2005) y concretamente sobre el amor romantico y/o su relacion con la violencia desde una perspectiva feminista de Eva Patricia Gil e Imma Lloret (2007), Eva Illouz (2010) y Mari Luz Esteban y Ana Tavora (2008).

3. La mirada socioconstruccionista de las emociones de Tomas Ibanez y Bernardo Jimenez (2001) y de Lupicinio Iniguez, Rom Harre y Simone Belli (2010) plantea un acercamiento critico a las teorias mas tradicionales y hegemonicas de las emociones. Desde esta perspectiva, el discurso no describe la realidad, sino que la constituye--es lo que se llama epistemologia no-representacionista--(Harre, 1986; Harre & Parrott, 1996). Dicho de otro modo, cuando conversamos sobre las emociones, no las describimos sino que las construimos.

4. La concepcion foucaultiana sobre el poder estrategico (Foucault, 1976, 1979) nos muestra como el poder es inmanente a las relaciones sociales, no proviene de una autoridad jerarquica y es productivo de saberes. Los analisis feministas introducen la idea de un orden, asi como la estructuracion del mundo androcentrico y patriarcal, donde se mantiene una relacion entre hombres y mujeres marcada por el dominio masculino (Bourdieu, 2000; Pujal, 2005). Este orden androcentrico y patriarcal impregna y llega hasta lo mas intimo del individuo: su subjetividad y/o transformacion, configurando sus propios deseos, sus necesidades; lo que Foucault ha denominado practicas de subjetivacion (Burr, 1997; Foucault, 1988). Devenir sujeto significa estar sujeto a un conjunto de normas (Butler, 2001; Foucault, 1988). Judith Butler (2001) expone la relacion entre poder y sujeto en los Mecanismos psiquicos del poder. La autora entiende el poder como un elemento externo de subordinacion sobre el sujeto, y el poder como forma psiquica que constituye la identidad del sujeto.

5. En este articulo, se tiene como objetivo: identificar el repertorio del amor romantico, analizarlo como una practica social constructora de subjetividades y explorar su uso como condicion de posibilidad para la emergencia y mantenimiento de la violencia machista (2). Se entiende por violencia machista aquella que se produce en el contexto de las relaciones erotico-afectivas entre personas socializadas como hombres y mujeres que representa la expresion en el espacio intimo de las relaciones desiguales, legitimadas socialmente, segun Eva Patricia Gil e Imma Lloret (2007).

6. El analisis de los repertorios interpretativos se focalizan en las estrategias utilizadas al construir una narracion. Potter y Whetherell (1987) propusieron el concepto de repertorio interpretativo para explicar los mecanismos linguisticos a los que recurrimos con el fin de construir nuestras versiones sobre el mundo. De esta forma, los repertorios interpretativos se dibujan como estrategias encaminadas a construir, con una finalidad concreta, una representacion determinada de la realidad.

7. Si nos centramos en nuestro contexto occidental, capitalista y patriarcal, algunas de las caracteristicas de nuestros vinculos eroticoafectivos tienen que ver, segun Carlos Yela (2000), con la vigencia del amor pasional como forma normativa y legitima de relacionarnos (Goode, 1959; Hendrick & Hendrick, 1992; Liebowitz, 1983; Simpson, Campbell, & Berscheid, 1986; Stenner, 1993, 2005), con la paradoja que implica basar una estructura estable --pareja, familia--en un sentimiento--el enamoramiento--con tendencia a ser efimero (Bauman, 2005; Beck & Beck-Gernsheim, 2001), la libertad en la eleccion de la pareja, a pesar de las presiones sociales al respecto; la heterosexualidad normativa y la dificultad de establecer un vinculo de amistad entre hombres y mujeres, la sutilidad en la seduccion (Cook & McHenry, 1978), la irrupcion del mercado en las relaciones (Illouz, 2010) y la creencia en los mitos del amor romantico--media naranja, exclusividad, matrimonio o convivencia, omnipotencia, perdurabilidad, fidelidad, libre albedrio, celos, equivalencia y apareamiento--.

En Espana, se han llevado a cabo diferentes estudios para conocer la vigencia de los mitos del amor romantico (3), defendiendo que existe una amplia aceptacion de los mismos (Cubells, Calsamiglia & Albertin (2010), sobre todo entre las personas mayores creyentes y las personas mas jovenes, independientemente de su sexo (Barron, Martinez, de Paul, & Yela, 1999). Segun el estudio de Barron et al. (1999), las mujeres son ligeramente mas 3 romanticas y dan mas importancia a la fidelidad que los hombres.

La relacion entre el amor romantico y la violencia machista ha sido objeto de estudio anteriormente (Cubells, Albertin, & Calsamiglia, 2010; Cubells & Calsamiglia, 2013; Ferrer & Bosch, 2013; Sarasua, Zubizarreta, Echeburua, & Corral, 2007). En estos trabajos, se consideran los mitos y/o el repertorio interpretativo del amor romantico como uno de los factores que contribuye a la aparicion y/o mantenimiento de la violencia en la pareja (Beck & Beck-Gernsheim, 2001; Garrido & Casas, 2009). Mari Luz Esteban y Ana Tavora (2008) sostienen que el amor romantico es parte intrinseca de la subordinacion de las mujeres y que para realizar un analisis situado y/o dar lugar a practicas transformadoras es necesario incluir la perspectiva de genero. De esta manera, ponen de manifiesto la construccion de la desigualdad entre hombres y mujeres en el proceso de socializacion en el amor en el que se atribuyen roles y expectativas distintas en funcion del genero (Esteban & Tavora, 2008; Gil & Lloret, 2007; Pujal, 2007).

Metodologia

Desde la perspectiva socioconstruccionista se parte de que la realidad social esta construida por la accion de las personas, y que se debe conocer a partir de la comprension (Burr, 1997; Gergen, 1985; Ibanez & Jimenez, 2001). Asi, se efectuo un acercamiento a la realidad que se queria describir haciendo un ejercicio epistemologico critico y riguroso, con base en tecnicas de recogida de informacion que aproximaran al lenguaje y a las relaciones de los diferentes agentes involucrados. A nivel metodologico, se realizo un analisis del discurso, concretamente un analisis de los repertorios interpretativos (Potter & Whetherell, 1989), como se explico en el apartado anterior.

Para llevar a cabo el estudio, se recogieron relatos de vida de personas jovenes, producido en una entrevista que buscaba conocer lo social a traves de lo individual. Se sustenta en la experiencia, teniendo en cuenta que es parte de la comunidad a la cual se estudia, segun Daniel Bertaux (1984) y Franco Ferrarotti (2007). La seleccion de informantes clave en este estudio es fruto de una muestra de conveniencia--seleccion en funcion de los objetivos planteados en el estudio y la posibilidad de acceso a los informantes--. Se contacto a los participantes a traves de la tecnica bola de nieve, a partir de contactos personales y profesionales del equipo de investigacion y acudiendo a servicios de informacion y atencion a las mujeres (SIAD) de la provincia de Barcelona. No se pretendio que fuera una muestra representativa en el sentido positivista del termino, sino una muestra de personas que ocupan una posicion propia de un discurso social, y que son entrevistadas precisamente por esta.

El trabajo de campo se efectuo durante el ano 2011, en Cataluna, con un total de 8 entrevistas a personas entre 25 y 35 anos con diferentes situaciones erotico-afectivas, segun se detalla en la Tabla 1. Para referenciar las citas textuales se usaron pseudonimos que garantizaran el anonimato. Se recurrio al criterio de saturacion para establecer el numero de relatos de vida que configuran el corpus del estudio. Segun Barney Glaser y Anselm Strauss (1967), este hace referencia al hecho de considerar que se tienen datos suficientes cuando deja de aparecer informacion nueva en las entrevistas. El trabajo de campo se llevo a cabo en Barcelona, en la Cataluna --una de las Comunidades Autonomas del Estado espanol--, en la que existen dos idiomas oficiales (catalan y castellano). Cada persona entrevistada eligio el idioma con el que se sentia mas comoda para la entrevista, son frecuentes los cambios de idioma a lo largo de la misma.

Se empleo software para la transcripcion (Soundscriber) y analisis (ATLAS.ti), siguiendo los criterios de transcripcion de Jefferson, que permiten registrar aspectos del lenguaje no verbal como pausas, enfasis, sonidos e interrupciones (1984, 2004). Este tipo de transcripcion requiere una literalidad e impide corregir las formas habituales de la expresion oral. Para este articulo, se tradujeron al castellano los fragmentos en catalan, para agilizar la lectura y optimizar el espacio.

Resultados

El analisis de los relatos de vida permite identificar las principales caracteristicas que conforman el repertorio interpretativo del amor romantico, es decir, las estrategias retoricas que las personas utilizamos para dar cuenta del mundo que nos rodea y de nuestras experiencias. En estos aparecen las creencias y valores aprendidos de forma acritica en el proceso de socializacion, y su relacion con las decisiones, emociones y experiencias. Analizando las metaforas y las estrategias retoricas utilizadas, se puede acceder al sistema de normas que--asumidas acriticamente--nos sujetan, orientando las maneras de sentir, pensar y actuar (Butler, 1988, 2001; Foucault, 1976, 1979; Pujal, 2005).

Caracteristicas del repertorio interpretativo del amor romantico

Las principales caracteristicas del repertorio del amor romantico identificadas son el uso de metaforas, mecanismos para la exteriorizacion (Potter, 1998) para hablar del amor, el uso de estrategias linguisticas encaminadas a amplificar (Perelman & Olbrechts-Tyteca, 1989) y maximizar (Potter, 1998) el sentimiento.

El uso de metaforas

Las metaforas han sido abordadas desde diferentes ambitos, como la linguistica cognitiva con la teoria de la metafora conceptual (Lakoff & Johnson, 1980, 2003) o la nueva retorica (Perelman & OlbrechtsTyteca, 1989). Sin embargo, para este articulo se parte del analisis sociometaforico de Lizcano (1999), porque interesa realizar un analisis social a la vez que linguistico del uso de las metaforas. En este apartado, se desarrollaran los supuestos teoricos de este autor para entender cual fue la base para analizar el uso de metaforas.

Segun Lizcano, "las metaforas son un potente analizador social, porque habitan en el discurso, pasando desapercibidas, estructurando la logica interna y los contenidos del mismo" (Lizcano, 1999, p. 29). El autor entiende las metaforas no solo como una actividad linguistica, sino tambien como:

"una actividad en la que se trasluce el contexto y la experiencia del sujeto de la enunciacion (...) un sujeto social, concreto--historica y socialmente situado--(...) que selecciona unas metaforas y desecha otras en funcion de factores sociales" (Lizcano, 1999, p. 31).

En este sentido, "el analisis sistematico de los conceptos en tanto que metaforas son una via privilegiada de acceso al sustrato social que vertebra el discurso", afirma Lizcano (1999, p. 31), basandose y citando a otros autores como Nietzsche (1994), Foucault (1968, 1978), Derrida (1968) y Lakoff y Johnson (1991, 1998).

La metafora se basa en una analogia, partiendo del sujeto como origen y el termino como destino del desplazamiento metaforico. Las metaforas vivas son aquellas metaforas en las que tenemos conciencia de la analogia subyacente. Responden al proceso instituyente y conectan con la sensibilidad cultural de un contexto concreto, social e historicamente situado. Cuando esto ocurre, la metafora se generaliza y pasa a ser usada por una comunidad linguistica. Con la generalizacion del uso de una metafora, esta pasa a ser una expresion habitual, propia y deja de considerarse metaforica. Actua como una institucion social, siendo asumida como un hecho, naturalizado. Lo que en un inicio era una analogia, puede disolverse para entenderse como pura igualdad entre los terminos de la misma. Muchos conceptos que usamos de forma cotidiana son metaforas que nos hemos olvidado de que lo son. Lizcano las denomina metaforas zombies, puesto que estaban vivas cuando habia conciencia de su caracter metaforico, pero al pasar a la lengua comun dejan de ser identificadas como metaforas, aunque mantienen las connotaciones e implicitos de la relacion entre sujeto y termino. Las metaforas zombies dan cuenta de lo instituido. A continuacion, las metaforas zombies que tienen que ver con el amor romantico que es el caso que nos ocupa.

En el trabajo de campo realizado, se encontraron distintas metaforas para hablar del amor, a las que tambien se refieren otros autores (Barcelona, 1992; Glucksberg & McGlone, 1999; Lakoff & Johnson, 2003), a saber: el amor como trabajo, el amor como camino, el ser amado como ideal, el amor como contenedor, el amor como construccion, el amor como propiedad y el amor como caza. Asi mismo, se hallaron muchas metaforas para hablar sobre la forma de sentir el amor en el cuerpo. El analisis se centrara en el amor como caza, porque el foco de este articulo son las vinculaciones entre el amor romantico y la violencia machista. En la metafora del amor como caza se identificaron expresiones como ligar, atrapar, trampa, tirar la cana, atacar o lanzarse, las cuales se analizan mas adelante.

La caza implica una accion (cazar), desempenada por un sujeto (el cazador) y dirigida a una presa (comunmente animal que es cazado). La accion es por iniciativa del sujeto y en su beneficio. La presa es tratada como objeto, denegandose su voluntad. Si, siguiendo a Lizcano, se considera la metafora como acceso a lo instituido, a la vez que es instituyente porque se da como hecho social asumido; hablar del amor en terminos de caza implica asumir el uso de ciertas formas de violencia en la relacion. Las caracteristicas de la accion <<caza>> requieren que el sujeto ejerza algun tipo de violencia sobre la presa, incluyendo acciones como vigilar o controlar, perseguir, atrapar, poner una trampa, herir, atacar y/o matar.

Al usar la metafora del amor como caza, se esta relacionando el amor con la desigualdad de poder y el uso de algun tipo de violencia. En un contexto patriarcal, la figura del cazador se asimila con las caracteristicas de la masculinidad y la figura de la presa con la feminidad, atendiendo a los roles de genero heteropatriarcales en los que nos hemos socializado, respectivamente (Bourdieu, 2000; Gil & Lloret, 2007; Pujal, 2007). Entender el amor como caza implica una desigualdad entre las partes involucradas, una diferencia importante entre la capacidad de agencia, que conecta con la subordinacion de las mujeres en el amor y con el ejercicio de la violencia (Esteban & Tavora, 2008), creando las condiciones de posibilidad para la normalizacion de la violencia en el seno de la pareja.

Baste con la definicion del Diccionario de la Lengua Espanola: "presa (Del lat. prensa, part. de prendare, 'coger, agarrar'.) 1. Accion de prender o tomar algo. 2. Cosa apresada o robada. 3. Animal que es o puede ser cazado o pescado (...)". Ligar las palabras ligar o ligue aparecen frecuentemente en los relatos de vida para dar cuenta de la accion y efecto de entablar relaciones amorosas o sexuales pasajeras o persona con quien se entablan estas relaciones. Aun asi, la definicion de ligar, que proviene del latin ligare, remite primeramente a 'atar'. Se pueden ver referencias a la primera acepcion de ligar, entendido como metafora zombie, en las siguientes citas, haciendo referencia a relaciones sin compromiso explicito. En la primera cita ligues, en plural, implica que quien habla tiene relacion con diferentes personas, sin connotar un compromiso con ninguna de ellas. En la segunda cita, dos de las chicas entrevistadas establecen una disyuntiva entre tener novio o pareja (que implica una relacion de compromiso) o haber ligado (que no lo implica).
   Aprovechaba el despacho para llevar a mis ligues,
   era con vistas a todo Sabadell. (Miquel, 26 anos)
   Y de que no todo se reduce a si tienes un novio o
   no tienes un novio o ?has ligado o no has ligado?
   (Caro, 29 anos)

   Pero si que en la adolescencia cuando yo me imaginaba
   a una pareja y luego me podia acercar a ella por
   un ligue o por algo distinto (Bego, 32 anos)
   (Las negrillas son de los investigadores)


Existe una paradoja en el uso del lexema lig-, que significa 'atadura' y evoca union, y la connotacion de no compromiso cuando hablamos de ligar (en catalan, lligar). En catalan, la palabra lligam se traduce literalmente como ligadura y se usa coloquialmente como sinonimo de vinculo, refiriendose a la union, pasion y compromiso en la relacion. En las ocasiones en que se hace referencia a ello en las entrevistas que se realizaron, se usa esta metafora para evidenciar la dificultad de dejar la relacion, como ocurre en la siguiente cita:

Lo deje me costo muchisimo (0,5) porque habia mucha, mucha ((ts)) mucha union, ?no, tambien? Mucha pasion con mucho compromiso y mucha (2) no se, es como de vinculo, ?no? Estamos el uno por el otro y nos apoyamos ?no? Mucho este punto y lo que pasa es que al final no hablabamos el mismo lenguaje para nada (1) y lo deje (1) si. Fijate que tuve que aprovechar que se fue de vacaciones como para ... (Paula, 29 anos)

(Las negrillas son de los investigadores)

La sensacion de ligadura que aparece como deseable o como norma cuando se usa como metafora zombie. En el momento en que el sentido metaforico, ya olvidado, deviene ligadura literal, deshaciendo el desplazamiento metaforico, es cuando el amor se vive como una ligadura de la que una no puede desligarse cuando quiere, sino cuando la dejan:

?Violentas?

De alguna forma, violentas o no, pero que te hiciesen sentir mal, que te generasen algun malestar. No, es que claro, era esto. En la relacion era esto, en general malestar (1) No, si, los celos y lo que:: que me intentas como atar, no? De no, ven conmigo:: pero es que era muy extrano porque el no prescindia de su vida. (Caro, 29 anos)

(Las negrillas son de los investigadores)

En este fragmento, se expresa el malestar en la relacion por los celos de la pareja. En efecto, los celos--a menudo minimizados y naturalizados--se utilizan para justificar comportamientos violentos como el control y los intentos de amarrar a la otra persona.

En las entrevistas realizadas se encontraron diferentes formas de presentarse como objeto o sujeto de la accion de ligar, en concordancia con los mandatos de genero. En los siguientes fragmentos se puede observar como la figura de las mujeres se presenta como objeto. En este fragmento una mujer describe el cuidado con el objetivo de estar guapa, como forma de atraer a los hombres.

(...) y luego, cuando estaba sola (...) pues me dedicaba mucho a mi (1) ?sabes? Estaba (3) bueno, pues me mimaba, hacia ejercicio para estar guapa, [.] y pero (...) siempre notaba a faltar (...) alguien (1) del terreno amoroso, con quien compartir mi vida, siempre le notaba a faltar. (Marisela, 29 anos) (Las negrillas son de los investigadores) Por otra parte, vemos como un hombre se muestra orgulloso por los atributos fisicos de la mujer con quien ha ligado, a quien presenta como trofeo. Si, yo estaba contento porque tenia una chica que estaba guapa, que tenia las tetas grandes, que andaba conmigo con la que la gente me veia, y entonces era muy bonito. (Jesus, 26 anos)

(Las negrillas son de los investigadores)

Trampa

Una trampa esta preparada deliberadamente para cazar; quien caza tiene claramente un objetivo con la instalacion de la misma, y la presa no puede escapar de ella. Siguiendo con el amor como caza, se encuentran metaforas que especifican la sensacion de estar atrapada o de que le hayan tendido una trampa.

Esto, entonces volviamos a estar juntos, entonces volvia a ir super guay y entonces al cabo de un tiempo volvia a, igual me sentia atrapada otra vez. (Ana, 28 anos)

(Las negrillas son de los investigadores)

Las expresiones que se usan para trampa suelen ser: tender una trampa, caer en la trampa, salir de la trampa. En las siguientes citas no se hace referencia a trampa, pero de forma implicita se menciona.

Digo ostras, no caigas otra vez [en la trampa], no estaras otra vez tu enamorada, digo no no no, hombre no, es que me entra esta proteccion de hacia el y digo ostia y no pero bueno, esto y ya esta, y poco a poco lo fui superando. (Marisela, 29 anos)

Pero, pero claro, el me sabia seducir, [...] y yo tal y cual y caia, es muy facil caer [...] Caia otra vez, pero yo ya todos estos ultimos meses yo ya lo veia muy claro, [...] pero aun no conseguia salir (Ana, 28 anos)

(Las negrillas son de los investigadores)

Ataque y formas de ataque

En el corpus se hallaron varias formas metaforicas referentes al ataque o a las formas de ataque. Una de las metaforas mas usadas es la de tirar la cana, expresion que remite a la accion que se requiere para pescar.

(...) con el le conoci pues a traves de una amiga en comun, fue su cumpleanos y (1) y fue su cumpleanos y el cumpleanos del amigo este en comun, y comiendo estabamos en la mesa de pie, y estaba en una esquina, con un chico al lao que me estaba intentando tirar la cana, y el estaba en una esquina. (Marisela, 29 anos)

(Las negrillas son de los investigadores)

Por otra parte, en las entrevistas tambien se ha hecho referencia al ataque como forma de expresar la iniciativa para el acercamiento entre ambas personas. Esta iniciativa, atribuida al hombre en el proceso de socializacion, esta en consonancia con los resultados que se analizaron.

(...) bue--exacto, me lo encontre por la calle, decir hemos quedao y entonces pues nos vimos viendo, no mucho yo seguia viviendo en mi casa, el en la suya:: nos fuimos viendo, nos fuimos viendo, nos acabamos ligando, ataco el, y entonces pues al final yo estaba bien con el, me hacia ilusion estar con el y (1). (Marisela, 29 anos)

(Las negrillas son de los investigadores)

Enganche

Enganchar tiene distintas acepciones que se iran abordando a lo largo de este apartado. El origen etimologico de la palabra enganche es gancho. Las palabras enganchar y colgar se usan para hacer referencia a la atraccion erotico-afectiva.

Y me pregunto que por que queria darle un beso, ?no? Y yo bueno, pues porque me gustas y tal ya, pero te gusto en plan ?como te gusto? Quiero decir, que es como que me queria sacar informacion y yo quizas es muy temprano para decirte que, y le dije, hombre, si que me guste--pienso que bueno, muy raro, ?no? Y entonces me senti como si le hubiera de pedir permiso por cada cosa antes de hacerla, no lo se, muy raro. Pero fue muy bien, y sexualmente fue muy bien. Esto es un punto de enganche, el se lo curra mucho, y entonces es guai, porque esta no se (...) esto es un punto de enganche total, y esto, y entonces e ... fue guay porque al dia siguiente, tambien fue bonito, me dijo, va quedate a comer que no que no era algo frio de venga, que me tengo que ir. (Ana, 28 anos)

(Las negrillas son de los investigadores)

El enganche se significa como una dificultad para poner distancia en la relacion y una cierta falta de control sobre el posicionamiento en la misma. Asi, remite tambien a la dificultad para tomar distancia y/o des-en-ganch-arse de la relacion. Asi lo expresan varias de las personas entrevistadas.

Entonces yo estuve enamorada de el dos anos o asi, y entonces empezo a salir con mi mejor amiga, y yo me lo tuve que tragar. Yo les dije a mis amigas que estaba enamorada de el, y mis amigas (...) de clase (...) se lo unes se lo dijeron no se que y a mi esto me rallo tanto. Que dije que ya no me gusta. Pero a mi me seguia gustando. Pero yo habia dicho ya no me gusta. Pero seguia estando colgadisima. (Ana, 28 anos)

(Las negrillas son de los investigadores)

En la cita siguiente el enganche hace referencia a la adiccion. La mujer expresa su dependencia a la relacion con el uso de las metaforas enganche y droga dura. Al mismo tiempo, esta adiccion se relaciona con la dificultad para dejar una relacion de maltrato.

Esta relacion que es la que explicas como menos feliz, con un maltrato, ?es la que mas te ha costado dejar?

Claro, es que el maltrato es lo que hace que no puedas dejarlo, quiero decir es que estas enganchada, yo lo reconozco, directamente, yo estaba enganchada en plan droga dura, y lo sabia, y era consciente, y no podia salir. (Ana, 28 anos)

(Las negrillas son de los investigadores)

Este analisis se refiere al amor como caza, donde el sujeto es la caza y el termino es el amor. Cuando se emplea una metafora, se otorgan perfiles y contenidos del sujeto al termino. De esta manera, se puede conocer mas un ambito hasta ahora desconocido. Este conocimiento de mas emerge de las connotaciones y saberes implicitos que se tienen sobre el sujeto a partir del termino. El amor como caza se basa en varias analogias: el cazador es a la caza como el amante es al amor, o la presa es a la caza como la amada es al amor.

En el curso del analisis realizado de las metaforas del corpus, se evidencio la relacion existente entre las metaforas sobre el amor romantico y la violencia machista. Esta relacion se concreta en la existencia de un sujeto (cazador) y un objeto (presa), y la diferencia de poder entre ambas posiciones. En efecto, las metaforas utilizadas muestran como el cazador/a (amante) utiliza estrategias para cazar o pescar a su presa (amada). Una vez esta ultima se siente atrapada tiene dificultades para escapar aun cuando la relacion en la que se encuentra sea violenta o insana. En esta analogia del amor como caza, el amor puede ser leido como violento en tanto que podriamos sustituir el amante por el agresor y la amada como victima, sin que afectara al significado. De esta manera, el uso de la metafora amor como caza genera las condiciones de posibilidad para que las practicas de la violencia machista se circunscriban de forma legitima en la pareja, entendidas como practicas amorosas.

Mecanismos para la exteriorizacion

Steve Woolgar (Latour & Woolgar, 1995) aporta el concepto de mecanismos exteriorizadores refiriendose a las estrategias que permiten interpretar que el fenomeno descrito--en nuestro caso el amor--existe con independencia del agente que realiza la descripcion del mismo (Potter, 1998).

En el siguiente fragmento una mujer describe el enamoramiento recurriendo a mecanismos exteriorizadores:

El enamoramiento seria el momento en que tu te das cuenta de que empiezas a querer a aquella persona (...) y te crea como, como, como un entrecomillas transtorno (...) emocional, ?no? Porque supongo que van pasando cosas que te sorprenden, o que haces cosas que quizas no pensabas que harias, o sientes emocionalmente o fisicamente cosas, que entonces quizas (...) si, claro, es el topico, eh, de enamoramiento y amor, pero supongo que es como tambien lo entiendo yo. Me siento si, es el momento en que empiezas a darte cuenta que (...) quieres algo mas con esa persona y que (...) te hace sentir (...) ?mas especial? ?Quizas? (Caro, 29 anos)

(Las negrillas son de los investigadores)

En primer lugar, muestra el enamoramiento como una entidad independiente de la persona que lo siente, presentandose como observadora externa: "te das cuenta de que empiezas a querer a aquella persona". En segundo lugar, le otorga al sentimiento la capacidad de provocar un trastorno emocional a la persona que lo siente, de esta forma, nuevamente refuerza la idea del amor como externo a la persona.

Otra estrategia para presentar el amor como un sentimiento externo a la persona es describir su aparicion como inevitable o que irrumpe en su vida en forma irracional.

Estaba (...) perdidamente enamorada, platonicamente, de un tio de la universidad, de un de uno que estaba haciendo un doctorado. Y tenia mis amigas que me decian, es que cuando os cruzais, el te mira, y tu le miras, y hay una chispa que salta, y estoy convencida de que (...) de que era mutuo, lo que pasa es que el tenia novia. (Marisela, 29 anos) Y fue muy bonita esta historia, un tio super majo. Y yo, fui yo ademas, la que lo dejo, bueno, aqui fui yo la que un dia conoci a otro chico y tuve un rollo en plan nos hemos encontrado en otra vida, nos hemos reencontrado y como una cosa muy heavy, y me enrolle con este tio, y cuando hable con el y se lo dije, no lo dejamos, pero no volvio a ir bien, ?no? (Mujer, 32 anos)

En el siguiente fragmento, uno de los hombres entrevistados describe el enamoramiento haciendo uso de la metafora del flechazo. Nuevamente, el flechazo se nos presenta como externo--es Cupido quien dispara--e irruptivo con la capacidad de provocar un fuerte sentimiento hacia la persona objeto del amor: "Si, el flechazo es de: !aaahhhh! es la mujer de mi vida (Carlos, 35 anos)".

En la cita siguiente, el mismo joven explica el enamoramiento como un sentimiento que irrumpe como reaccion quimica en el propio cuerpo, corporizando asi la emocion sentida. Asi mismo, este sentimiento corporizado "te hace estar nervioso todo el dia y perder el oremus", lo que construye a la persona enamorada como alguien que ha perdido su agencia:

En el momento que iba hacia alli donde habiamos quedado volvi a notar como aquel cosquilleo aqui en la barriga como como las primeras veces cuando estas enamorado. (Miquel, 26 anos)

Es una punetera reaccion quimica del cuerpo que te hace no comer y te hace estar nervioso todo el dia que pierdes el oremus. (Carlos, 35 anos) (Las negrillas son de los investigadores)

El uso del repertorio interpretativo del amor romantico no esta exento de efectos que revertiran en la forma de vivir las relaciones romanticas: el hecho de presentar el amor como un fenomeno que se da con independencia de los deseos de las personas que lo sienten lo construye como irracional, magico y fuera de todo control consciente.

Pues si, encontrar (...) una persona con la que supongo que lo que busco (...) es el (...) el sentir algunas cosas que he sentido algunas parejas de (...) abrazar a alguien y sentir que estas en conexion con aquella persona (...). Si: (...) como, como (...) muy espiritual, ?no? De sentirte como en paz por estar (...) con aquella persona (...) y perderla nocion de lo fisico, ?no? Con esta conexion. (Paula, 29 anos)

La construccion del amor como irracional, magico y fuera de control favorece las condiciones de posibilidad para el mantenimiento de la relacion romantica aun cuando esta no es satisfactoria y/o violenta. La irracionalidad con la que se construye el amor da cabida a las contradicciones, como saber que la relacion le hace dano y al mismo tiempo no poder dejarla; o bien emociones encontradas al seguir enamorada de la persona que ejerce la agresion. En el siguiente fragmento una mujer relata su relacion en este sentido.

Claro, es que el maltrato es lo que hace que no puedas dejarlo, quiero decir es que estas enganchada, yo lo reconozco, directamente, yo estaba enganchada en plan droga dura, y lo sabia, y era consciente, y no podia salir, y sabes--?sabes que condiciones se habian de dar para que saliera? Un apoyo total de: de gente de mi alrededor, sino no podia de hecho yo muchas veces pensaba::porque claro, tenia momentos de lucidez que veia muy claro, he de marchar, esto no puede ser, y no estoy bien aqui, y este tio no me hace ningun bien y vale (3) y me acuerdo algunas noches, que estaba pensando esto y al dia siguiente, ademas, al vivir en la misma casa, porque de los tres anos hemos vivido un ano y medio en la misma casa, entonces al dia siguiente el te venia alla super guai super, super sonriente, super seductor, muy majo: super buena persona, ademas ha mejorado algunas cosas que yo le he dicho, que las ha mejorado (...) superficialmente, entonces esto aun lo hace mas dificil (...) porque creo que el maltrato sigue igual por debajo, pero superficialmente parece que si que te trata bien y te tiene en cuenta, y en los ultimos meses si que me tenia mas en cuenta, y me escuchaba mas, y estaba a mi lado como que era como peticiones que yo le habia hecho, el hizo estos esfuerzos. (Ana, 28 anos)

Asi mismo, la vivencia del amor como algo que irrumpe y trastoca nuestra vida favorece la tendencia a abandonar actividades y amistades para dar cabida al amor. Se trata del concepto de renuncia que destacan varios estudios sobre los mitos del amor romantico (Barron et. al., 1999).

Consciente (...) no. O sea, que sea consciente ahora, yo a mi misma me he abandonado, eso si, o sea, he dejao de ser yo, ahora a nivel fis--a nivel material, por ejemplo, cosas a ver (...) amigos (...) amigos, tampoco es que los he dejado de lado (...) ?no? por amor (...) bueno, lo unico que sea asi consciente que me haya dejado es a mi misma (...) que es mucho. (Bego, 32 anos)

Estrategias retoricas que amplifican el sentimiento

Anita Pomerantz (1986) expone que las personas recurrimos a los casos extremos para describir las situaciones de manera interesada, esto es maximizando o minimizando los hechos o argumentos que se quieren resaltar. En el siguiente fragmento la mujer entrevistada maximiza el sentimiento del amor al tiempo que lo presenta como exterior a ella a traves del uso de una metafora.

Los primeros enamoramientos fueron (...) como en septimo, octavo de educacion primaria, que me enamore mucho de un nino de clase, un nino, ?no? Es que en aquel momento (1) Y bueno, me gustaba mucho (1) y entonces al final e un dia me dijo de bueno eramos como muy amigos y al final un dia me dijo si queria salir con el y aquello fue como la explosion maxima ?no? Era como una felicidad (...) brutal (...), ?no? Y ahora que lo pienso, ?no? Despues, con el tiempo. Estuvimos como (...) ((ts)) entre comillas juntos porque no hicimos nada asi no hicimos nada pero estuvimos como simbolicamente juntos y despues el ya: le (...) volvio a gustar la de siempre y me dijo como no se que. (Ana, 28 anos)

La metafora explosion seguida del adjetivo maxima presenta el sentimiento del amor como algo que aparece de repente (explota) y que es muy intenso. En efecto, es tan fuerte el sentimiento que no puede serlo mas, alcanza la maxima intensidad. De esta forma, la mujer establece una relacion de correspondencia entre este sentimiento y la felicidad que nuevamente es maximizada con el adjetivo brutal. En este fragmento, se aprecia la figura de presencia --al reiterar la misma idea en la misma frase--amplificando el sentimiento descrito. En definitiva, la maxima felicidad parece venir de encontrar el amor como tambien muestran otros estudios (Fraser, 2003; Parv, 1997).

En el fragmento siguiente, la mujer presenta el amor como un sentimiento muy intenso: maximiza la intensidad con el uso del adverbio de cantidad muy y el adjetivo superlativo super delante de intenso. Asi mismo, se consigue el efecto de presencia con la repeticion de la palabra intenso e intensidad. Por otro lado, en la frase "he llorao con el haciendo el amor", el uso del verbo llorar denota la expresion de un sentimiento muy fuerte. En esta frase, el hecho de resaltar que ha llorado haciendo el amor con el implica que no ha llorado en la misma situacion con otras personas, de manera que por comparacion implicita construye la idea de que el sentimiento vivido con esta pareja es mas intenso y especial.

(...) y la primera vez que lo hicimos, yo he llorao con el haciendo el amor, sabes, que no

Si, si, muy intenso. Fue muy intenso, entonces, y ahora con el tiempo, no me acuerdo de esto, o sea, me acuerdo, pero me da rabia, ojala tuviera una cajita aqui para guardar todos los sentimientos, sabes, ya pasados, y vivirlos otra vez con la misma intensidad que los vivia, porque te juro que una de las cosas que tengo un recuerdo como si fuera (...) super intenso. (Bego, 32 anos)

(Las negrillas son de los investigadores)

En el siguiente fragmento el hombre entrevistado enfatiza el efecto del enamoramiento sobre si mismo, al utilizar el adjetivo superlativo super delante de los adjetivos que describen su estado cuando esta enamorado--contento y euforico--. Asi mismo, con la expresion "en los momentos en que estas centrado emocionalmente", de manera implicita construye la idea de que cuando esta enamorado no esta centrado emocionalmente. De esta forma, redunda en la idea--efecto de presencia--de que el enamoramiento produce un trastorno en la persona que lo vive. Nuevamente, se presenta el enamoramiento como externo e incontrolable.

Es bonito y terrible a la vez, eh, m porque realmente es bonito y estas supercontento y super euforico y por otro lado es terrible porque cuando tienes momentos de que estas centrado emocionalmente dices me cago en la puta, no he hecho tal o no he hecho cual, total por que. (Carlos, 35 anos)

El repertorio interpretativo del amor romantico y la sujecion

En las entrevistas realizadas hemos se encontro el repertorio del amor romantico a partir del cual las personas entrevistadas construyen y re-significan sus relaciones erotico-afectivas. Esta construccion y re-significacion de las relaciones genera ciertas expectativas y deseos sobre como estas deberian ser. Estas expectativas e ideas sobre como se ha de sentir el amor actuan como normas que nos sujetan, marcando que practicas son aceptadas y aceptables (Butler, 1988, 2001; Foucault, 1976, 1979; Pujal, 2005). Cuando por alguna razon estas normas se transgreden, las personas entrevistadas explicitan haber sentido algun tipo de presion, ya sea de forma explicita, o bien un malestar que seria el resultado de una presion implicita.

En definitiva, en el proceso de socializacion, el repertorio del amor romantico produce subjetividades en tanto que se asumen como propias las normas y expectativas sobre el amor de manera que la autoridad se situa en el interior del propio sujeto a traves de las formas de sentir. Las normas sociales se acaban imponiendo como una obligacion que se ha de cumplir, su interiorizacion implica una normalizacion de las mismas y que por tanto sean aceptadas sin demasiados cuestionamientos, como se muestra en la cita siguiente: "Se tenia que ligar, ?no? (...). Era lo que tocaba. Pero yo no lo sentia como una obligacion, !eh?" (Paula, 29 anos).

En el siguiente fragmento, la joven manifiesta recibir una presion explicita en forma de coacciones por parte de su madre por no seguir los mandatos considerados adecuados en sus relaciones erotico-afectivas:

Lo dejamos porque porque mi madre (...) me coacciona muchisimo. (...) y me impide hacer muchisimas cosas y me marca mucho y yo todavia no estoy como totalmente dejada ir, y el tema de relaciones intimas, yo estoy muy de bueno bueno, si, nos acostamos, pero (Marisela, 29 anos)

(Las negrillas son de los investigadores)

En ocasiones, el hecho de no tener pareja es una fuente de presion implicita, como se muestra en el parrafo siguiente:

Y estoy hasta las narices, una chica guapa, joven y inteligente, ?que hace sin novio? Es que

?que les pasa a los chicos de hoy en dia?, hasta que un dia me lo volvieron a decir y yo dije <pues que no encuentro ninguno a la altura>. (Caro, 29 anos)

(Las negrillas son de los investigadores)

En este fragmento, de forma implicita se asume que la pareja ha de ser del sexo contrario cumpliendo con la heteronormatividad. Asi mismo, no es cualquier chica sino una "guapa, joven e inteligente", normativizando que atributos hacen deseable a una mujer. En este sentido, si la joven es guapa e inteligente y no tiene novio se vive con extraneza. Siguiendo con el modelo de hombre que va a la caza de la mujer--que aparece como presa-objeto--, la explicacion ha de encontrarse en los hombres que no saben valorarla "que les pasa a los chicos de hoy en dia". La mujer entrevistada se resiste a esta presion, abandonando la posicion de objeto en la que la colocan, situandose como sujeto al explicitar que es ella la que "no encuentra un hombre a la altura". En este fragmento se visibiliza la construccion diferencial del genero, las mujeres han de ser guapas, jovenes e inteligentes para atraer al hombre--ya que no se espera que ellas tomen la iniciativa en la relacion, al haberseles atribuido un rol sumiso en la relacion con el otro sexo--. A los hombres, al contrario, se les atribuye un papel activo en la busqueda de la relacion erotico-afectiva y se espera que tomen la iniciativa.

La construccion diferencial entre ambos generos se observa tambien en como se establecen los limites. En las entrevistas realizadas, las mujeres se muestran mas sumisas cuando ven coartada su libertad, poniendo menos limites en las situaciones en que sienten malestar. Por el contrario, los hombres se muestran menos tolerantes. En el siguiente fragmento, un joven explica que rompio la relacion al no tolerar el control al que le sometia su pareja y la prohibicion de mantener contacto con amigas y exparejas.

(...) era argentina, que eso fue (1) eso se puede decir rapido, y facil, y feo, eso todo eso fue un error, hahhaha si hahhaha (2) me prohibio hablarle a mis amigas, a mis exnovias, me hackeo contrato un hacker pa' mis cuentas de Facebook y para el mail, pa' que hackearan mis contrasenas y ella me checara esas cosas, entonces un tiempo me mantuvo hackeado y me hacia preguntas en plan y que sabes de tu exfulana, y yo, no no no, yo si sabia que nos escribiamos, pero que le vas a decir a la novia, ?no? Si, me escribio ayer, me conto que esta de puta madre (...) !no! Entonces, XX, no se, una exnovia, a ok ok, asi me mantuvo unos meses y un buen dia me dijo bue y, ya se que te escribes con tal con tal y con tal y con tal y que no me dices nada, yo te he preguntado y tu me has dicho que nada, ya asi, ya me conto que ya sabia porque me tenia hackeado, y tal, pero bueno (...) un desastre, me hackeo las cuentas, hubo. (Jesus, 26 anos)

En el fragmento siguiente una joven se muestra tolerante dandole otra oportunidad a la relacion una y otra vez.

De enfadarse si yo me habia ido con no se quien, sino que se sentia y se quedaba hecho polvo. (...) e yo lo deje varias veces [pero despues volvia], el lo paso fatal y a si, yo lo deje porque me sentia atrapada (...) me acuerdo. Me acuerdo que yo queria expandirme, no lo se, conocer mundo y que con el no podia porque a la que yo hacia algo con alguien otro el se cabreaba, con el otro, pero, pero se quedaba hecho una mierda y quizas me decia tal y yo, y yo siempre tenia que ir alli, no era muy inseguro, siempre tenia que ir a decirle no pero si si que me gustas, siempre tenia que irle detras y decirle. (Ana, 28 anos)

Conclusiones

En el repertorio interpretativo del amor romantico, segun el analisis realizado, se observa como el uso de metaforas, los mecanismos para la exteriorizacion y las estrategias retoricas que amplifican el sentimiento hacen referencia a lo instituido y lo instituyente en relacion con el amor romantico. Del analisis de las caracteristicas del repertorio se pueden establecer algunas relaciones entre este y la violencia en las relaciones erotico-afectivas.

La metafora del amor como caza nos remite a la desigualdad de poder entre las personas implicadas en la relacion romantica, basandose en sujeto-objeto y en la desigualdad entre la construccion de masculinidad-feminidad, en la misma direccion que apuntan otras autoras (Esteban & Tavora, 2008; Gil & Lloret, 2007; Pujal, 2007). Al mismo tiempo, la propia accion de cazar implica el uso de alguna forma de violencia. El uso de esta metafora puede minimizar, invisibilizar y/o normalizar la violencia en las relaciones erotico-afectivas, porque la propia metafora que se usa para hablar del amor es coherente con el uso de la violencia.

Las estrategias de exteriorizacion y amplificacion del amor lo construyen como un sentimiento intenso, irracional, magico y fuera de control. Estas caracteristicas legitiman y/o justifican que el amor se relacione con otras emociones intensas, irracionales o fuera de control, como los celos, la posesion o el enfado. Estas emociones se pueden concretar en practicas violentas, como expresiones de los celos, chantaje emocional, control de las relaciones, acceso no autorizado a mensajes virtuales o redes sociales, etc.

De esta manera, el repertorio del amor romantico orienta las formas adecuadas de sentir, pensar y actuar, favoreciendo las relaciones heterosexuales, romanticas, monogamas y duraderas, y generando las condiciones de posibilidad para la violencia machista en el seno de la pareja. Asi, genera subjetividades convenientes para la reproduccion y mantenimiento del heteropatriarcado, mediante normas asimiladas acriticamente en el proceso de socializacion. La sujecion a las normas se hace evidente mediante la propia reproduccion del repertorio interpretativo del amor romantico, asi como el malestar o la presion que se vive en el momento en que se trasgreden las normas.

Recibido: 20 de agosto de 2015 | Aceptado: 28 de agosto de 2015

Referencias

Autoras (2010).

Autoras. (2010).

Autoras. (2011).

Barcelona, A. (1992). El lenguaje del amor romantico en ingles y en espanol. Atlantis XIV, 1(2), 5-27.

Barron, A., Martinez, D., de Paul, P., & Yela, C. (1999). Romantic beliefs and myths in Spain. The Spanish Journal of Psychology, 2(1), 64-73.

Bauman, Z. (2005). Amor liquido: acerca de la fragilidad de los vinculos humanos. Madrid: Fondo de Cultura Economica.

Beck, U., & Beck-Gernsheim, E. (2001). El normal caos del amor: las nuevas formas de la relacion amorosa. Barcelona: Paidos.

Bourdieu, P. (2000). La dominacion masculina. Barcelona: Anagrama.

Burr, V. (1997). Introduccio al construccionisme social. Barcelona: UOC.

Butler, J. (1988). Performative acts and gender constitution: An essay in phenomenology and feminist theory. Theatre Journal, 40(4), 519-531.

Butler, J. (2001). Mecanismos psiquicos del poder: teorias sobre la sujecion. Madrid: Catedra.

Cook, M., & McHenry, R. (1978). Sexual attraction. Oxford: Pergamon Press.

Cubells, J.; Albertin, P.; Calsamiglia, A. (2010) Transitando por los espacios juridico-penales: discursos sociales e implicaciones para la intervencion en casos de violencia hacia la mujer. Acciones e Investigaciones Sociales. No. 28. pp: 79-108

Cubells, J; Calsamiglia, A.; Albertin, P. (2010) El ejercicio profesional en el abordaje de la violencia de genero en el ambito juridico-penal. Anales de Psicologia. Vol. 26. No. 2. pp. 369-377

Esteban, M. L., & Tavora, A. (2008). El amor romantico y la subordinacion social de las mujeres: revisiones y propuestas. Anuario de Psicologia, 39(1), 59-73.

Ferrer, V., & Bosch, E. (2013). Del amor romantico a la violencia de genero. Para una coeducacion emocional en la agenda educativa. Profesorado, 17(1), 105-122.

Foucault, M. (1976). Vigilar y castigar. El nacimiento de la prision. Mexico: Siglo XXI.

Foucault, M. (1979). Microfisica del poder. Madrid: Ediciones de la Piqueta.

Foucault, M. (1988). Tecnologias del yo. Bellaterra: ICEUAB.

Fraser, H. (2003). Narrating love and abuse in intimate relationships. British Journal of Social Work, 33(3), 273-290.

Garrido, V., & Casas, M. (2009). La prevencion de la violencia en la relacion amorosa entre adolescentes a traves del taller <<La Mascara del Amor>>. Revista de Educacion, 349, 335-360.

Gergen, K. (1985). The social constructionist movement in modern psychology. American Psychologist, 40(3), 266-275.

Gil, E. & LLoret, I. (2007) La violencia de genero. Barcelona: Editorial UOC.

Glaser, B., & Strauss, A. (1967). The discovery of grounded theory: Strategies for qualitative research. Nueva York: Aldine Publishing Company.

Glucksberg, S., & McGlone, M. S. (1999). When love is not a journey: What metaphors mean. Journal of Pragmatics, 31(12), 1541-1558.

Goode, W. (1959). Theoretical importance of love. American Sociological Review, 24(1), 38-47.

Harding, S. (Ed.). (2004). The feminist standpoint. Theory reader. Nueva York: Routledge.

Harre, R. (1986). The social construction of emotions. Oxford: Blackwell.

Harre, R., & Parrott, W. (1996). The emotions: Social, cultural and biological dimensions. Londres: Sage.

Hendrick, S., & Hendrick, C. (1992). Romantic love. Thousand Oaks, CA: Sage.

Ibanez, T., & Jimenez, B. (2001). Psicologia social construccionista. Guadalajara: Universidad de Guadalajara.

Illouz, E. (2010). El consumo de la utopia romantica: el amor y las contradicciones culturales del capitalismo. Buenos Aires: Katz.

Iniguez, L., Harre, R., & Belli, S. (2010). What is love? Discourse about emotions in social sciences. Human Affairs, 20(3), 249-270. doi:10.2478/v10023010-0026-8

Jefferson, G. (1984). On the organization of laughter in talk about troubles. En J. M. Atkinson & J. C. Heritage (Eds.),Structures of social action: Studies in conversation analysis (pp. 346-369). Cambridge, UK: Cambridge University Press.

Jefferson, G. (2004). Glossary of transcript symbols with an introduction. En G. H. Lerner (Ed.), Conversa tion analysis: Studies from the first generation (pp. 13-23). Philadelphia: John Benjamins.

Lakoff, G., & Johnson, M. (1980). The metaphorical structure of the human conceptual system. Cognitive Science, 4, 195-208.

Lakoff, G., & Johnson, M. (2003). Metaphors we live by. Londres: The University of Chicago Press.

Latour, B., & Woolgar, S. (1995). La Vida en el laboratorio: la construccion de los hechos cientificos. Madrid: Alianza Editorial.

Liebowitz, M. (1983). The chemistry of love. Boston: Litlle Brown.

Lizcano, E. (1999). La metafora como analizador social. Revista de Metodologia de Ciencias Sociales, 2, 29-60.

Parv, V. (1997). I'll have what she's having. How to hook your hero and keep him yours forever. Victoria: Mandarin Books.

Perelman, C., & Olbrechts-Tyteca, L. (1989). Tratado de la argumentacion: la nueva retorica. Madrid: Gredos.

Pomerantz, A. (1986). Extreme case formulations: A way of legitimizing claims. Human Studies, 9, 219-229.

Potter, J. (1998). La representacion de la realidad: discurso, retorica y construccion social. Barcelona: Paidos.

Potter, J., & Wetherell, M. (1987). Discourse and social psychology: Beyond attitudes and behaviour. Londres: Sage.

Pujal, M. (2005). El feminisme. Barcelona: UOC.

Sarasua, B., Zubizarreta, I., Echeburua, E., & Corral, P. De. (2007). Perfil psicopatologico diferencial de las victimas de violencia de pareja en funcion de la edad. Psicothema, 19(3), 459-466.

Simpson, J. A. J., Campbell, B., & Berscheid, E. (1986). The Association between romantic love and marriage: Kephart (1967) twice revisited. Personality and Social Psychology Bulletin, 12(3), 363-372.

Stenner, P. (1993). Discoursing jealousy. En E. Burman & I. Parker (Eds.), Discourse analytic research: Repertoires and readings of texts in action (pp. 114-134). Londres: Routledge.

Stenner, P. (2005). Rights and emotions, or: On the importance of having the right emotions. History & Philosophy of Psychology, 7(1), 11-21.

Wetherell, M., & Potter, J. (1988). Discourse analysis and the identification of interpretative repertoires. En C. Antaki (Ed.), Analysing everyday explanation: A casebook of methods (pp. 168-183). Newbury Park, CA: Sage.

Yela, C. (2000). El amor desde la psicologia social. Ni tan libres ni tan racionales. Madrid: Piramide.

* Articulo de investigacion. Proyecto Amor romantico y violencia machista, U-10/10, financiado por el Institut Catala de les Dones (Instituto Catalan de las Mujeres) de la Generalitat de Catalunya.

(1) Institut Catala de les Dones/Instituto Catalan de las Mujeres: organismo que disena, impulsa, coordina y evalua las politicas para la equidad de genero desarrolladas por la administracion de la Genralitat de Catalunya, gobierno autonomico catalan.

(2) Este articulo se centra unicamente en la violencia machista en el sentido propuesto en el texto y segun las leyes que regulan la violencia de genero en el Estado espanol (LO1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Proteccion Integral contra la Violencia de Genero) y la violencia machista en la Comunidad Autonoma de Cataluna (5/2008, de 24 de abril, del Derecho de las Mujeres a erradicar la Violencia Machista) y no se analizan otras formas de violencia en la pareja.

(3) Se utiliza el termino mitos del amor romantico para hacer referencia a estudios que utilizan esta denominacion. Hablar de mitos implica asumir una dicotomia entre la verdad y la narracion (mito). Situandonos en la perspectiva socioconstruccionista, cuestionamos esta dicotomia y optamos por hablar de repertorios interpretativos sobre el amor romantico.

JENNY CUBELLS SERRA **

ANDREA CALSAMIGLIA MADURGA ***

Universidad Autonoma de Barcelona, Espana

** Profesora Agregada en el Departamento de Psicologia Social de la Facultad de Psicologia. Correo electronico: jenny.cubells@uab.cat

*** Profesora Asociada en el Departamento de Psicologia Social de la Facultad de Psicologia. andrea.calsamiglia@uab.cat

doi: 10.11144/Javeriana.upsy14-5.rarc
COPYRIGHT 2015 Pontificia Universidad Javeriana
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Cubells Serra, Jenny; Calsamiglia Madurga, Andrea
Publication:Universitas Psychologica
Date:Oct 1, 2015
Words:9468
Previous Article:Gubernamentalidad y relaciones de inclusion/ exclusion: los dispositivos de intervencion social dirigidos a mujeres inmigradas en Espana.
Next Article:Cartografias de lo cotidiano: aproximaciones entre academia y comunidad.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters