Printer Friendly

El punto Concordia y el inicio de la frontera maritima entre el Peru y Chile.

El 27 de enero de 2014, como es ya de amplio conocimiento publico, la Corte Internacional de Justicia dicto sentencia y delimito en su integridad la frontera entre los espacios maritimos del Peru y Chile, lo que puso asi fin, de manera definitiva e inapelable, al diferendo sobre delimitacion maritima iniciado por el Peru el 16 de enero de 2008 (1).

En su sentencia, la Corte determino que ambos paises habian acordado tacitamente que su frontera maritima estaba delimitada, al menos parcialmente, por el paralelo geografico que pasaba por el Hito 1 de la frontera terrestre. Asi lo infirio de manera concluyente de su lectura del Convenio sobre Zona Especial Fronteriza Maritima de 1954 y de los acuerdos de 1968 y 1969 sobre faros de enfilacion.

Y es sobre la base de dicha conclusion que la Corte decidio, con el voto favorable de quince magistrados--incluyendo aquel del juez ad hoc Orrego Vicuna de Chile--y solo uno en contra, fijar el punto de inicio de la frontera maritima entre el Peru y Chile en la interseccion del paralelo geografico que pasa por el Hito 1 con la linea de baja marea.

En Chile, sin embargo, esta decision de la Corte fue interpretada de manera muy distinta y el propio presidente de Chile senalo, a pocas horas de la lectura de la sentencia, que <<la Corte establece que el limite maritimo comienza en el Hito 1>> y que, <<en consecuencia, la confirmacion por parte de la Corte de que la frontera maritima comienza en el paralelo del Hito 1 ratifica el dominio chileno del triangulo terrestre respectivo>> (2).

Esta lectura, que no concuerda con el texto mismo de la sentencia, tiene como consecuencia sugerir que la frontera maritima empalmaria con la frontera terrestre en el Hito 1, de manera que las jurisdicciones de ambos paises--maritima y terrestre--habrian quedado delimitadas por una sola linea continua. Esta idea, sin embargo, ha quedado totalmente descartada al fijar la Corte el punto de inicio de la frontera maritima en la interseccion del paralelo que pasa por el Hito 1 con la linea de baja marea--y no en el Hito 1--y senalar que la ubicacion del punto Concordia puede no coincidir con el punto de inicio de la frontera maritima.

Como se vera mas adelante, esta polemica sobre el punto de inicio de la frontera maritima y el denominado <<triangulo terrestre>>, cuya soberania Chile ha creido ver confirmada en la presente sentencia, se asienta en una premisa fundamental: la negacion del punto Concordia como punto de inicio en la costa de la frontera terrestre, de conformidad con el articulo 2 del Tratado de 1929 y ubicado a cierta distancia al suroeste del Hito 1, y la consiguiente insistencia chilena de sostener que tanto la frontera maritima como la terrestre tienen su punto de inicio en el Hito 1.

Mas alla de la importancia intrinseca en materia de delimitacion maritima de la presente sentencia, resulta imprescindible distinguir claramente los regimenes juridicos de ambas fronteras en lo que a sus respectivos puntos de inicio se refiere, a fin de entender tanto la utilizacion de ambos puntos en la argumentacion chilena como el efecto de su diferenciacion en la supuesta existencia de un <<triangulo terrestre>>. Para ello se procedera primero a examinar el razonamiento seguido por la Corte para determinar el punto de inicio de la frontera maritima, para luego reconstruir la parte del proceso de demarcacion de la frontera terrestre en 1929-1930 que atane a la ubicacion del punto Concordia.

Con tal finalidad, la primera parte de este trabajo estara subdividida en tres. Primero se hara un recuento de los argumentos presentados por el Peru y Chile, para luego examinar y comentar el razonamiento empleado por la Corte. Los argumentos de ambos litigantes son presentados--en traduccion libre del autor--tal como los recoge la propia Corte y respetando la secuencia y numeracion de la sentencia para facilitar su eventual consulta.

La segunda parte, en cambio, se subdividira en dos. Primero se examinara el desacuerdo que se produjo en 1929 sobre la ubicacion en el terreno del punto Concordia y los argumentos intercambiados al respecto por los dos miembros de la Comision de Limites, y luego se analizara el acuerdo alcanzado por los dos gobiernos en 1930 para resolver dicha diferencia de interpretacion (3).

1. El punto de inicio de la frontera maritima

Una vez que hubo llegado a la conclusion, a partir de su examen del Convenio sobre Zona Especial Fronteriza Maritima de 1954, que el Peru y Chile habian acordado tacitamente que sus espacios maritimos respectivos estaban delimitados por un paralelo geografico, tal como lo infirio de su lectura del preambulo y del articulo primero de dicho Convenio, la Corte considero necesario examinar los argumentos de ambos paises a efectos de determinar cual seria el punto de inicio de la referida frontera maritima.

El articulo primero del Convenio de 1954 estipula expresamente que se establece una <<Zona Especial, a partir de las 12 millas marinas de la costa, de 10 millas marinas de ancho, a cada lado del paralelo que constituye el limite maritimo entre los dos paises>>. Nada en dicho instrumento, sin embargo, le permitia a la Corte determinar con precision de que paralelo se trataba ni tampoco, por consiguiente, cual seria el punto de inicio de dicha frontera (enfasis agregado).

Por tales motivos, la Corte procedio a examinar los argumentos presentados por el Peru y Chile en relacion con el punto en que la frontera terrestre entre ambos paises llega al mar, con miras a determinar si el inicio de la frontera maritima coincidia en efecto con dicho punto, o si la frontera maritima tenia un punto de inicio distinto.

Al inicio de su examen, la Corte senala que ambos paises estan de acuerdo en que su frontera terrestre fue definida y delimitada hace mas de ochenta anos de conformidad con el articulo 2 del Tratado de 1929, segun el cual <<la frontera entre los territorios de Chile y el Peru [...] partira de un punto en la costa que se denominara 'Concordia', distante diez kilometros al norte del puente sobre el rio Lluta>>. Y segun el articulo 3 del mismo tratado, que <<la frontera debera ser demarcada por una Comision Mixta conformada por un miembro de cada Estado>> (parrafo 153).

Sin embargo, como se vera a continuacion, los argumentos esgrimidos por los representantes de ambos paises pusieron rapidamente en evidencia que, si bien parecia haber un acuerdo sobre la delimitacion de la frontera terrestre, ambos litigantes tenian una interpretacion distinta sobre la demarcacion y, en particular, sobre la ubicacion del punto inicial en la costa de dicha linea fronteriza (4).

1.1. Los argumentos de las Partes (segun la Corte)

Segun el Peru, los miembros de la Comision Mixta no pudieron ponerse de acuerdo sobre la ubicacion precisa del punto Concordia y la discrepancia fue resuelta mediante las instrucciones identicas que las Cancillerias de ambos paises impartieron a sus delegados en abril de 1930. En virtud de ellas, el punto Concordia seria la interseccion con el oceano Pacifico de un arco de diez kilometros de radio y con centro en el puente sobre el rio Lluta, y la linea fronteriza llegaria al mar siguiendo un arco de circulo orientado hacia el sur. Dichas instrucciones dispusieron tambien que <<se colocara un hito en cualquier punto del arco, lo mas proximo al mar posible, donde quede a cubierto de ser destruido por las aguas del oceano>> (parrafo 154).

El Peru recuerda que el Acta Final de la Comision de Limites con la descripcion de los hitos colocados, suscrita el 21 de julio de 1930 por ambos delegados, senala que <<la linea de frontera demarcada parte del oceano Pacifico en un punto de la orilla del mar situado a diez kilometros hacia el noroeste del primer puente sobre el rio Lluta de la via ferrea de Arica a La Paz>>, y argumenta que dicha Acta indica que el primer hito de la frontera es el Hito 1, ubicado en las coordenadas 18[grados]21'03"S y 70[grados]22'56"O y a cierta distancia de la linea de baja marea a fin de evitar su destruccion por las aguas del oceano (5) (parrafo 155).

Asimismo--senala el Peru--el Acta Final hace una distincion entre <<punto>> como concepto abstracto que representa la ubicacion geografica del punto inicial de la frontera terrestre, es decir el punto Concordia, e <<hitos>>, que constituyen estructuras fisicas a lo largo de la linea fronteriza. Y desde el momento que el Acta Final hace referencia tanto al punto senalado en el articulo 2 del Tratado de 1929 como al Hito 1, queda en evidencia que se trata de dos ubicaciones distintas (parrafo 155).

Asi, sobre la base de las instrucciones identicas y del Acta Final, el Peru sostiene que el Hito 1 no tuvo por funcion marcar el punto inicial de la frontera terrestre, sino tan solo marcar, de manera practica, uno de los puntos del arco de la citada linea fronteriza. Adicionalmente, el Peru argumenta que la referencia a la <<orilla del mar>> como lugar de situacion del Hito 1 en el Acta Final debe ser entendida como una descripcion general de su ubicacion, tal como ocurre en el caso de los lugares de situacion de los otros hitos que figuran en dicha Acta Final (parrafo 155).

En opinion de Chile, el resultado del Tratado de 1929 y el proceso demarcatorio de 1930 fue que las Partes acordaron colocar el Hito 1 en la orilla del mar con las coordenadas astronomicas 18[grados]21'03"S y 70[grados]22'56"O y que la frontera terrestre partiria desde este hito. Para Chile, el objeto de las instrucciones identicas fue poner de manifiesto que la frontera terrestre tendria un punto de inicio en la costa e instruir a los delegados a asegurar la colocacion de un hito para marcar dicho punto de inicio (parrafo 156).

Chile se basa en el Acta de Plenipotenciarios, suscrita en Lima el 5 de agosto de 1930 por el embajador chileno en el Peru y el ministro de Relaciones Exteriores peruano, en que se hace constar la <<ubicacion y caracteristicas definitivas>> de cada hito fronterizo y se reconoce que los hitos colocados, partiendo ordenadamente del oceano Pacifico, demarcan la frontera terrestre peruano-chilena (6) (parrafo 156).

El Peru considera que reivindicar, como lo hace Chile, que el Hito 1 es el punto inicial de la frontera terrestre implica dos problemas insuperables: el primero es que significa que un tramo de unos doscientos metros de dicha frontera habria quedado sin delimitar, lo que es contrario al Tratado de 1929. Y el segundo, que la frontera maritima no podria partir de un punto seco, a unos doscientos metros de la costa, en referencia al <<principio cardinal>> que sustenta el derecho del Estado costero a sus aguas adyacentes: la tierra domina el mar (parrafo 157).

El Peru considera tambien que esta interpretacion chilena implica que la frontera maritima tenga su inicio en el punto de contacto del paralelo que pasa por el Hito 1 con el mar, lo que no es consistente ni con el Tratado de 1929 ni con las instrucciones identicas que establecen claramente que la frontera terrestre pasa por el Hito 1 siguiendo un arco de circulo hacia el sur. Hasta la decada de 1990, por lo menos, la propia cartografia chilena reconocia con claridad que la frontera terrestre se iniciaba en el punto Concordia y no en el Hito 1 (parrafo 157).

Por su parte, Chile argumenta que los acuerdos de 1968 y 1969, en relacion con la construccion de faros de enfilacion, tienen relevancia en tanto implicaron la verificacion conjunta de la posicion exacta del Hito 1. Segun Chile, la Declaracion de Santiago de 1952 no identifico el paralelo que pasa por el punto en que la frontera terrestre llega al mar, lo que genero dificultades practicas entre navegantes. Esta situacion fue resuelta por las Partes mediante el acuerdo de senalar dicho paralelo con dos faros alineados con el Hito 17 (parrafo 158).

Chile sostiene que el documento firmado el 26 de abril de 1968 por representantes de ambos paises constituye un acuerdo segun el cual el paralelo de la frontera maritima seria senalado mediante dichos faros. En tal sentido, argumenta que <<los acuerdos de 1968-1969 y el proceso mismo de senalizacion confirman al Hito 1 como punto de referencia del paralelo de latitud que constituye la frontera maritima entre las Partes>> y sostiene ademas que dicho paralelo fue usado por ambas Partes como frontera maritima para efectos de las capturas de naves extranjeras. La practica peruana entre 1982 y 2001, agrega Chile, fue de tratar al paralelo que pasa por el Hito 1 como el punto mas austral del territorio peruano (parrafo 158).

El Peru recuerda que, cuando le propuso a Chile negociar la colocacion de los faros de enfilacion en 1968, sugirio que <<es conveniente que se proceda a construir por ambos paises, postes o senales de apreciables proporciones y visibles a gran distancia, en el punto en que la frontera comun llega al mar, cerca del hito numero uno>>. La referencia a la cercania al Hito 1 indica claramente, argumenta el Peru, que dicho hito y el terminus de la frontera terrestre en el punto Concordia eran dos puntos distintos. Mas aun, el Peru precisa que la construccion del faro peruano cerca del Hito 1 obedecio a motivos de orden practico, puesto que el proposito del acuerdo no fue delimitar una frontera maritima sino brindar una orientacion general a los pescadores artesanales que realizan sus faenas cerca de la costa, para lo cual era suficiente alinear los faros a lo largo del paralelo del Hito 1 (parrafo 159).

El Peru senala asimismo que las coordenadas del punto Concordia, medidas en Datum WGS84 (8), son 18[grados]21'08"S y 70[grados]22'39"O tal como fueran consignadas en su ley 28621--Ley de Lineas de Base del Dominio Maritimo, de fecha 3 de noviembre de 2005. Dicha ley identifica 266 coordenadas geograficas que determinan las lineas de base del Peru y el punto mas austral, el punto 266, coincide con el punto Concordia (parrafo 160).

El Peru sostiene ademas que Chile ha intentado desconocer, en anos recientes, que ambos paises acordaron originalmente que el punto de inicio de la frontera terrestre seria el punto Concordia, haciendo referencia especificamente al hecho que Chile coloco a inicios de 2001 una caseta de vigilancia entre la orilla del mar y el Hito 1. El Peru protesto de inmediato y la caseta fue retirada. Chile argumenta, en cambio, que su decision de retirar la caseta se debio al acuerdo entre las Fuerzas Armadas de ambos paises de no efectuar tareas de patrullaje a menos de cien metros de la frontera y senala que dejo sentada su posicion de reserva sobre el curso de la frontera terrestre (parrafo 161).

El Peru senala tambien, a este mismo respecto, que Chile intento aprobar en 20062007 legislacion interna que hacia referencia al punto de inicio de la frontera terrestre como la interseccion del paralelo que pasa por el Hito 1 con la orilla del mar, en lugar del punto Concordia. Chile considera que la razon por la que no pudo aprobar la legislacion aludida en su redaccion original no tuvo conexion alguna con la referencia senalada por el Peru (parrafo 161).

1.2. El razonamiento de la Corte

La Corte inicia la exposicion de su razonamiento con dos observaciones de caracter formal. En primer lugar, observa que los intercambios de notas diplomaticas sobre delimitacion maritima entre octubre 2000 y julio 2004 ponen en evidencia la existencia de una disputa juridica entre el Peru y Chile. Por tal motivo, senala que no tomara en cuenta los argumentos esgrimidos por las Partes en torno al incidente de la caseta de inicios de 2001, a la Ley de Lineas de Base del Dominio Maritimo del Peru de noviembre 2005, asi como a las iniciativas legislativas chilenas de 2006-2007, toda vez que tales acciones pueden ser percibidas como motivadas por la posicion de las Partes en relacion con dicha disputa (parrafo 162).

Y en segundo lugar, la Corte observa tambien que las Partes han presentado un numero considerable de argumentos que conciernen un asunto que, segun sostiene, manifiestamente no tiene ante si, es decir la ubicacion del punto inicial de la frontera terrestre que es identificado como <<Concordia>> en el articulo 2 del Tratado de 1929. La tarea de la Corte es determinar la existencia de un acuerdo entre las Partes sobre el punto de inicio de su frontera maritima. La jurisdiccion de la Corte para tratar el asunto de la frontera maritima no esta en disputa (parrafo 163).

Pasando al fondo del asunto sobre el punto de inicio de la frontera maritima entre el Peru y Chile, la Corte nota que, desde el inicio de las negociaciones en abril de 1968 con miras a la construccion de los faros de enfilacion, los delegados de ambas Partes entendian que estaban preparando la materializacion del paralelo que pasa por el Hito 1 y que dicho paralelo constituia la frontera maritima. Y ese fue el entendimiento que dichos delegados elevaron a sus gobiernos respectivos (parrafo 164).

Mas aun, este entendimiento fue ulteriormente confirmado por los gobiernos de ambos paises, tal como se desprende de la lectura de las notas diplomaticas que los gobiernos del Peru y Chile intercambiaron con tal fin.

En efecto, la nota peruana, de fecha 5 de agosto de 1968, senala que <<el Gobierno del Peru aprueba en su totalidad los terminos del documento suscrito en la frontera peruano-chilena el 26 de abril de 1968 por representantes de ambos paises en relacion con la instalacion de marcas de enfilacion para materializar el paralelo de la frontera maritima>> y propone que una Comision Mixta se reuna con tal fin. Mas aun, la Corte nota que la aprobacion peruana del documento del 26 de abril de 1968 fue completa (parrafo 165).

La nota de la Embajada de Chile, cursada el 29 de agosto del mismo ano, senala que, <<en relacion con el estudio de la instalacion de marcas de enfilacion visibles desde el mar para materializar el paralelo de la frontera maritima que se origina en el Hito 1, [...] se complace en aceptar en nombre del Gobierno de Chile las propuestas que los representantes tecnicos de ambos paises consignaron en el Acta que firmaron el 26 de abril de 1968 con miras a tomar las medidas necesarias para dar efecto a dicha senalizacion que servira como medio de aviso a embarcaciones pesqueras que normalmente navegan en la zona de la frontera maritima>> y manifiesta su conformidad para que una Comision Mixta ad hoc sea constituida lo antes posible para tal efecto (9) (parrafo 166).

Una vez que hubo constatado, a partir de la lectura de las notas aludidas, que ambos gobiernos confirmaron que compartian el entendimiento plasmado en el documento del 26 de abril de 1968 en relacion con la idea de materializar el paralelo de la frontera maritima que pasa por el Hito 1, la Corte pasa a considerar el lenguaje utilizado en el <<Acta de la Comision Mixta Peruano-Chilena encargada de verificar la posicion del Hito 1 y de senalar el limite maritimo>>, suscrita el 22 de agosto de 1969.

En sus dos parrafos siguientes, la Corte pone en relieve las referencias inequivocas al limite maritimo que figuran de manera expresa en la citada Acta del 22 de agosto. En efecto, el primer parrafo registra que los representantes del Peru y Chile han sido nombrados por sus gobiernos respectivos <<con la finalidad de verificar la posicion geografica original del hito de concreto numero uno (Hito 1) de la frontera comun y de determinar los puntos de ubicacion de las Marcas de Enfilacion que ambos paises han acordado instalar a fin de senalar el limite maritimo y materializar el paralelo que pasa por el referido Hito 1[...]>> (parrafo 167).

Y el segundo parrafo registra que los representantes de ambos paises <<elevan a sus gobiernos respectivos el presente informe sobre el estado de conservacion de los hitos que han tenido la oportunidad de inspeccionar en ocasion de los trabajos que les han sido encomendados a fin de verificar la posicion del Hito numero uno y para senalar el limite maritimo>> (parrafo 168).

Y es sobre la base de estas formulaciones que la Corte observa que ambas Partes se refieren inequivocamente al hecho que entendian que la tarea que estaban llevando a cabo conjuntamente implicaba la materializacion del paralelo de la frontera maritima existente y que entendian que dicho paralelo era aquel que pasaba por el Hito 1 (parrafo 169).

Concluido su examen de la documentacion de 1968 y 1969 en relacion con la instalacion de los faros de enfilacion para materializar el paralelo de la frontera maritima que pasa por el Hito 1, la Corte pasa a considerar la evidencia cartografica que las Partes han presentado en sustento de sus posiciones respectivas.

En tal sentido, la Corte examina ciertos mapas oficiales de Arica de fecha 1965 y 1966, y de Chile de fecha 1955, 1961 y 1963, asi como un extracto de la Carta Nautica chilena numero 101 de 1989, todos presentados por el Peru. Concluye, sin embargo, que todo este material esta centrado en la ubicacion del punto Concordia en la costa y no tiene por funcion graficar ninguna frontera maritima. A una conclusion semejante llega al examinar instancias de practica peruana presentadas por Chile (parrafos 170 y 171).

El unico mapa presentado por el Peru que parece graficar la frontera maritima a lo largo del paralelo que pasa por el Hito 1 es un extracto de la Carta Nautica chilena numero 1111 de 1998. Y este mapa, senala la Corte, confirma el acuerdo entre las Partes de 1968 y 1969 (parrafo 172).

El ultimo punto que la Corte examina antes de concluir su razonamiento es la evidencia presentada por las Partes en relacion con la practica maritima y pesquera en la zona. Dicha evidencia, empero, no contiene suficiente detalle como para serle util en las circunstancias actuales, en que los puntos de inicio de la frontera maritima reivindicados por las Partes estan separados por apenas ocho segundos de latitud, ni tiene relevancia juridica alguna (10) (parrafo 173).

Luego de haber examinado los argumentos presentados por las Partes en relacion con el punto en que la frontera terrestre llega al mar, asi como aquellos referidos a los acuerdos de 1968 y 1969 sobre los faros de enfilacion, la Corte llega a la conclusion que el limite maritimo que las Partes tenian la intencion de senalar mediante los acuerdos de 1968 y 1969 consistia en el paralelo que pasa por el Hito 1 y constata que las recomendaciones contenidas en el Acta de 1969 fueron ulteriormente puestas en practica mediante la construccion misma de los faros de enfilamiento aludidos, senalando asi el paralelo que pasa por el Hito 1 (parrafo 174).

En tal sentido, la Corte senala que, en su opinion, los acuerdos de 1968 y 1969 sobre los faros de enfilacion constituyen evidencia concluyente (compelling evidence) de que la frontera maritima acordada entre las Partes sigue el paralelo que pasa por el Hito 1 (parrafo 174).

Y si la frontera maritima entre el Peru y Chile es el paralelo que pasa por el Hito 1, la Corte concluye que el punto de inicio de dicha frontera es la interseccion del paralelo aludido con la linea de baja marea. Esta conclusion, conviene reiterar, fue aprobada por los magistrados de la Corte por quince votos, incluyendo aquel del juez ad hoc Orrego Vicuna de Chile, contra uno (parrafos 176 y 198).

1.3. Comentarios

No obstante la insoslayable claridad con la que la Corte definio el punto de inicio de la frontera maritima entre el Peru y Chile, pocas horas despues de su lectura se sostuvo en Chile--y se ha seguido reiterando en diversos medios de gobierno y de prensa chilenos--que el punto de inicio de la frontera maritima es el propio Hito 1 y no la interseccion del paralelo que pasa por dicho hito con la linea de baja marea, tal como consta textualmente en la sentencia (11).

Al respecto, conviene hacer notar que Chile ha argumentado de manera sistematica y consistente a lo largo de todo el proceso que el Hito 1 era el <<punto de referencia>> para determinar el paralelo que constituia la frontera maritima (12). Tambien ha argumentado con igual teson que el Hito 1 constituye el punto de inicio de la frontera terrestre en la costa (13).

Pero lo que nunca habria argumentado, de manera expresa y sistematica ante la Corte, es que el punto de inicio de la frontera maritima sea el Hito 1, a pesar de haber glosado en varias instancias la frase <<paralelo de la frontera maritima que se origina en el hito numero uno (No. 1)>>, que figura en el preambulo del documento suscrito el 26 de abril de 1968, y que podria ser interpretado en tal sentido. Dicho documento, tal como se ha senalado, fue aprobado por los Gobiernos del Peru y Chile mediante notas de fechas 5 y 29 de agosto de 1968, respectivamente (14).

Muy por el contrario, Chile ha argumentado en dos oportunidades, anticipandose en cierto modo a la decision de la Corte, que el punto de inicio de la frontera maritima es la interseccion del paralelo que pasa por el Hito 1 con la linea de baja marea (15).

Por otro lado, se debe tener presente que la Corte recurrio a los acuerdos de 1968 y 1969 con la finalidad de determinar cual era el punto de inicio de la frontera maritima tacitamente acordada por las Partes, ya que el articulo primero del Convenio de 1954 no indicaba con precision de que paralelo se trataba, lo que no le permitia identificar el punto de inicio en comentario.

Y esto es importante en la medida que la Corte hubiera podido concluir que el punto de inicio de la frontera maritima era el Hito 1, basandose en el hecho que las Partes entendian claramente que el objeto de los acuerdos de 1968 y 1969 era materializar <<el paralelo de la frontera maritima que se origina en el hito numero uno>>. Es decir, la Corte hubiera podido concluir que lo que se originaba en el Hito 1 era la frontera maritima y no el paralelo correspondiente. Pero no lo hizo.

La Corte retuvo de su examen de los acuerdos de 1968 y 1969 unicamente la determinacion de que el <<paralelo que constituye el limite maritimo entre los dos paises>> era, en efecto, el paralelo que pasa por el Hito 1, y opto por no guiarse de la frase <<el paralelo de la frontera maritima que se origina en el Hito numero uno>> para fijar el punto de inicio de la frontera maritima entre el Peru y Chile.

En tal sentido, la Corte decidio fijar el punto de inicio de la frontera maritima en la interseccion del paralelo aludido con la linea de baja marea y aseguro asi que la linea fronteriza maritima delimitada por su sentencia no tuviese su inicio en un punto seco y a cierta distancia tierra adentro.

Al mismo tiempo, la Corte tomo conciencia de que el punto de inicio de la frontera maritima podria no coincidir con el punto en que la frontera terrestre llega al mar o, dicho de otro modo, que la frontera maritima podria no tener su inicio en el punto Concordia, lo que inevitablemente tendria por efecto que una pequena porcion del territorio peruano careciera de mar, es decir, que tendria una costa seca (16). Pero no podia dejar de tener presente, al mismo tiempo, que su competencia para pronunciarse sobre asuntos vinculados a la delimitacion terrestre habia sido sistematicamente impugnada por Chile a lo largo de todo el proceso (17).

Es por ello que la Corte opta por limitarse a senalar que no habia sido instada a tomar posicion sobre la ubicacion del punto Concordia, donde se inicia la frontera terrestre entre las Partes, pero que observaba que podia ser posible que dicho punto no coincida con el punto de inicio de la frontera maritima, tal como lo acababa de definir. Dicha situacion, precisa la Corte, seria consecuencia de los acuerdos alcanzados por las Partes (parrafo 175).

Este ultimo punto reviste una importancia especial en tanto la Corte deja en claro que su sentencia produce efectos juridicos solo en el ambito de la delimitacion maritima, y no en aquel de la delimitacion y demarcacion de la frontera terrestre entre el Peru y Chile. Lo unico que la Corte ha definido mediante la presente sentencia --y en su integridad--es la frontera maritima entre ambos paises, desde su punto de inicio--en la interseccion del paralelo que pasa por el Hito 1 con la linea de baja marea--hasta su punto final en la milla 200.

Por consiguiente, la sentencia en comentario no podria ser interpretada, bajo ningun aspecto, como un pronunciamiento susceptible de incidir en el regimen juridico de la frontera terrestre entre el Peru y Chile, que se sustenta unica y exclusivamente en el Tratado de 1929 y los documentos relativos a los trabajos demarcatorios que tuvieron lugar entre octubre de 1929 y concluyeron con la suscripcion del Acta Final de la Comision de Limites con la descripcion de los hitos colocados, el 21 de julio de 1930.

Al parecer, esta posicion en relacion con el Hito 1 seria un residuo de la argumentacion elaborada por Chile para sustentar ante el Peru su tesis sobre la existencia de una frontera maritima entre ambos paises. Esta argumentacion fue esgrimida tanto con anterioridad a la presentacion de la demanda ante la Corte Internacional de Justicia como ante esta ultima, una vez iniciado el proceso judicial. Una pieza clave de dicha argumentacion habrian sido los acuerdos de 1968 y 1969, por tratarse de los unicos documentos bilaterales firmados por el Peru que sugerian, tal como concluye la Corte, la existencia de una frontera maritima a lo largo del paralelo del Hito 1.

En efecto, al haber acordado ambos paises construir los faros de enfilacion con el objeto de <<materializar el paralelo de la frontera maritima que se origina en el Hito 1>>, Chile parece haber entendido que tanto el mar como el territorio al sur del referido paralelo quedaban bajo su soberania, y de alli la insistencia chilena de sostener que dicha frontera tiene su inicio en el Hito 1 y no en el punto Concordia.

Y asi lo sugirio formalmente Chile en abril de 2001, al contestar una nota de protesta peruana en relacion con el incidente de la caseta de vigilancia. En dicha comunicacion, Chile sostuvo que la caseta <<fue situada en territorio chileno al Sur del limite demarcado por ambos paises, entre otros instrumentos, por Actas validamente celebradas y plenamente vigentes, de fechas 26 de abril de 1968 y 19 de agosto de 1969. Dichos acuerdos fueron seguidos por la materializacion del paralelo de la frontera que se origina en el Hito numero Uno, llamado Orilla del Mar>>18.

Mas aun, Chile intento hacer concordar, cinco anos mas tarde, una ley de demarcacion interna con su tesis sobre la existencia de una frontera maritima con el Peru. A fines de 2006, en efecto, el Poder Ejecutivo presento una enmienda al proyecto de ley de creacion de la XV Region de Arica y Parinacota que senalaba que el limite por el norte de la nueva region seria la frontera con el Peru <<desde el paralelo del Hito 1 en el Mar Chileno hasta el Hito 80 tripartito de la frontera con Bolivia>>. Dicha enmienda--que fue objeto de una nota de protesta de parte del Peru-fue declarada inconstitucional por el Tribunal Constitucional de Chile el 26 de enero de 2007 (19).

El problema de esta tesis es que inevitablemente implicaba una modificacion--tacita tambien, por cierto--de la frontera terrestre y la sustitucion del punto Concordia por el Hito 1, ubicado a cierta distancia al noreste de aquel, como punto de inicio en la costa de la frontera terrestre.

El Tratado de 1929, huelga senalar, no ha sido modificado hasta la fecha en ninguno de sus articulos por los Gobiernos del Peru y Chile. Tampoco lo ha sido tacitamente, ni por efecto de la sentencia en comentario, puesto que la propia Corte senalo que solo se pronunciaba sobre la delimitacion maritima, ni por los acuerdos de 1968 y 1969, puesto que estos no tuvieron por objeto y fin incidir en la frontera terrestre sino, mas bien, senalar la frontera maritima, tal como lo puso en evidencia la Corte.

Al respecto, no esta de mas recordar las palabras del distinguido jurista chileno Ignacio Llanos Mardones, quien senala que <<ni el documento de 1968 ni el Acta de 1969 aluden a la frontera terrestre>>, y se pregunta acto seguido <<?significa esto que la frontera terrestre fue modificada implicitamente en su sector mas occidental y que, desde ese momento, el ultimo segmento de la frontera terrestre es el paralelo del Hito No 1? La respuesta deberia ser negativa, ya que el terminus de la frontera terrestre corresponde al punto terminal del arco, 'Concordia'>> (20).

Por consiguiente, el entramado de elementos fronterizos terrestres y maritimos que caracterizo la posicion que sostuvo Chile ante la Corte ha quedado definitivamente disuelto y superado por la decision del maximo organo judicial internacional de fijar expresamente el punto de inicio de la frontera maritima en la interseccion del paralelo que pasa por el Hito 1 con la linea de baja marea, y no en el Hito 1, quedando asi eliminada toda posibilidad de contacto entre las dos lineas fronterizas, que estan separadas precisamente por la distancia entre el Hito 1 y la interseccion senalada.

En efecto, mientras que la frontera maritima entre el Peru y Chile esta regida unica y exclusivamente por la Sentencia de la Corte Internacional de Justicia de fecha 27 de enero de 2014 y tiene su punto de inicio en la interseccion del paralelo que pasa por el Hito 1 con la linea de baja marea, la frontera terrestre entre ambos paises, en cambio, esta regida unica y exclusivamente por el Tratado de 1929 y los documentos relativos a los trabajos demarcatorios que fueron realizados entre octubre de 1929 y julio de 1930, y tiene su punto de inicio en el punto Concordia.

Y esto significa que el segmento del paralelo que pasa por el Hito 1, entre dicho hito y el mar, que Chile ha venido considerando como linea fronteriza a partir de su interpretacion de los acuerdos de 1968 y 1969, no es mas que eso, un mero segmento de paralelo geografico carente de todo efecto juridico, lease limitrofe, entre el Peru y Chile.

Pero significa tambien que la frontera terrestre no se detiene en el Hito 1 sino que sigue su curso por un arco de circulo en direccion suroeste hasta hacer contacto con el oceano Pacifico en el punto Concordia, tal como fuera expresamente acordado por los Gobiernos del Peru y Chile durante la demarcacion de la frontera terrestre en 1930. Esto sera examinado con mayor detalle en la seccion que sigue a continuacion.

[GRAFICO 1 OMITIR]

2. El punto Concordia: inicio de la frontera terrestre

El Tratado de 1929 dispone en su articulo segundo que:
   [...] la frontera entre los territorios de Chile y el Peru, partira
   de un punto de la costa que se denominara <<Concordia>>, distante
   diez kilometros al norte del puente del rio Lluta, para seguir
   hacia el oriente paralela a la via de la seccion chilena del
   ferrocarril de Arica a La Paz y distante diez kilometros de ella,
   con las inflexiones necesarias para utilizar, en la demarcacion,
   los accidentes geograficos cercanos que permitan dejar en
   territorio chileno las azufreras del Tacora y sus dependencias,
   pasando luego por el centro de la Laguna Blanca, en forma que una
   de sus partes quede en Chile y la otra en el Peru.


Dispuso tambien el tratado, en su articulo tercero, que la linea fronteriza habria de ser <<fijada y senalada en el territorio con hitos, por una comision mixta compuesta por un miembro designado por cada uno de los Gobiernos signatarios>>, y agregaba que <<si se produjera algun desacuerdo en la comision, sera resuelto con el voto dirimente de un tercer miembro designado por el Presidente de los Estados Unidos de America, cuyo fallo sera inapelable>>.

Una vez que entro en vigor el tratado, mediante el intercambio de instrumentos de ratificacion el dia 28 de julio de 1929, ambos gobiernos procedieron a designar a su delegado para conformar la citada Comision Mixta. El Peru designo al ingeniero Federico Basadre Grohmann, hermano mayor del historiador Jorge Basadre, y Chile al ingeniero Enrique Brieba.

Los trabajos demarcatorios fueron ejecutados en dos etapas: la primera, desde inicios de octubre de 1929 hasta fines de febrero de 1930; y la segunda, desde el 22 de mayo de 1930 hasta el 21 de julio de dicho ano. La suspension de los trabajos se debio tanto a la inclemencia del clima como a la necesidad de dar tiempo a las Cancillerias para que lleguen a un acuerdo sobre las diferencias de interpretacion de la delimitacion que surgieron, como se vera a continuacion, entre los dos delegados de la Comision Mixta.

Al termino de la demarcacion, ambos delegados elevaron a sus Gobiernos una memoria dando cuenta detallada de los trabajos realizados y de la correspondencia intercambiada durante dicho proceso. La Memoria del ingeniero Basadre fue publicada en 193321 y la del ingeniero Brieba en 1931 (22).

No obstante la armonia que reino entre los delegados de la Comision Mixta y sus equipos respectivos durante toda la ejecucion de los trabajos demarcatorios, hubo cuatro desacuerdos importantes sobre la interpretacion de la delimitacion que figura en el tratado y que no pudieron ser resueltos por ambos delegados (23).

El primero en surgir, a fines de octubre de 1929, tuvo que ver precisamente con la ubicacion del punto Concordia, ya que resultaba evidente que el inicio de la nueva frontera no podia ser un punto a diez kilometros al norte del puente sobre el rio Lluta, tal como dispone textualmente el articulo segundo del Tratado de 1929, puesto que dicho punto, como se vera mas adelante, no estaba ubicado en la costa misma sino a unos diez kilometros tierra adentro.

Los cuatro desacuerdos aludidos, sin embargo, pudieron ser resueltos por los propios Gobiernos y sin tener que apelar al presidente de los Estados Unidos de America, es decir, sin tener que recurrir al procedimiento previsto en el articulo tercero del Tratado de 1929. Y a fines de abril de 1930, las Cancillerias enviaron a sus delegados ante la Comision Mixta instrucciones identicas con la interpretacion sobre la delimitacion que acordaron en los cuatro casos. Los trabajos demarcatorios fueron retomados el 22 de mayo de 1930 y concluyeron el 21 de julio del mismo ano, fecha en que se firmo el Acta Final.

2.1. El desacuerdo sobre la ubicacion del punto Concordia en 1929

El articulo segundo del Tratado de 1929 estipula que, como se ha adelantado ya, la linea de frontera entre el Peru y Chile <<partira de un punto de la costa que se denominara Concordia distante diez kilometros al norte del puente del rio Lluta>>. Y siguiendo dicha indicacion, la flamante Comision Mixta dio inicio a sus trabajos fijando en el terreno un punto--el punto N--precisamente a diez kilometros al norte del citado puente (24).

Sin embargo, debido a que la costa en dicha area sigue una inclinacion de noroeste a sudeste, el punto N no se ubicaba en la costa misma sino a unos diez kilometros tierra adentro hacia el este, motivo por el cual resultaba evidente que no podia constituir el punto inicial de la frontera, de conformidad con el articulo segundo del Tratado de 1929.

Asi lo hizo notar el propio delegado chileno al senalar con acierto que <<este punto no es la ubicacion del hito Concordia porque conforme al tratado debe ser el punto de partida de la linea divisoria y debe estar en la costa, condiciones ambas que le faltan>> (25).

Y si bien ambos delegados estaban de acuerdo en que el punto N, ubicado precisamente a diez kilometros al norte del puente sobre el rio Lluta no podia ser el punto Concordia, es decir el punto inicial de la frontera, diferian considerablemente en como debia ser trazada la linea que uniria el punto N con el oceano Pacifico.

[GRAFICO 2 OMITIR]

Segun el delegado chileno:
   [...] la distancia de diez kilometros del ferrocarril es aplicable
   solamente a partir de Lluta hacia el interior, puesto que antes de
   ese puente el ferrocarril va mas o menos de sur a norte. Entre el
   puente y el mar es logico conservar esta distancia, relacionada, ya
   no al ferrocarril, que no existe, a un punto lejano que puede estar
   a la altura de Arica. En esta forma quedan concordadas la linea
   curva del plano, con la distancia que el Tratado ha dado a la
   frontera de un punto poblado importante (26).


Para Basadre, en cambio, la voluntad de las Partes al suscribir el Tratado de 1929 era claramente que el punto inicial de la frontera estuviese ubicado a diez kilometros del puente sobre el rio Lluta. En tal sentido, sostuvo <<que la linea de frontera en la pampa de Escritos desde el mar debe trazarse, segun el tratado, de modo que resulte cualquier punto de ella a diez kilometros de distancia de la via ferrea del F.C. de Arica a La Paz>>. Y sugirio que, para tal fin, <<se midan los diez kilometros desde el primer puente sobre el rio Lluta de dicho ferrocarril, en direccion general hacia el norte, tal como lo especifica el tratado, y que para obtener la divisoria en la costa desde el mar y en la pampa de Escritos, se trazara un arco de circulo de diez kilometros de radio, cuyo centro fuera en indicado puente>>27.

<<No es posible aceptar>>, le preciso Basadre al delegado chileno:
   [...] que la linea divisoria en la costa tenga puntos distantes mas
   de diez kilometros desde el puente o de la via ferrea aludidas en
   el Tratado, como ocurriria al adoptarse su idea de trazar la
   divisoria en la pampa de Escritos, sea tomando como centro de un
   arco un punto imaginario en el puerto de Arica, que absolutamente
   no menciona el Tratado, o siguiendo una linea de este a oeste desde
   un punto en la pampa a diez kilometros del puente del Lluta, y
   medido en direccion rigurosa al norte segun un meridiano
   geografico, lo cual tampoco establece el Tratado (28).


Y esta linea de este a oeste no es otra, por cierto, que el paralelo geografico que pasa por el punto N.

Basadre agrego que en el plano citado por el delegado chileno <<claramente se indica que la linea de frontera desde el mar y sobre la pampa de Escritos, tendria la forma de un arco de circulo de diez kilometros de radio y con centro en el puente del Lluta>> (29). En dicho plano, que habia sido aceptado por ambos delegados como <<documento valioso para explicar el Tratado en las partes en que el texto no fuera suficientemente preciso>>30, la linea fronteriza que le habia sido propuesta a Leguia--y que este acepto--llegaba al mar claramente en forma de arco de circulo. 26 27 28 29 30

[GRAFICO 3 OMITIR]

Durante la negociacion del Tratado de 1929, conviene hacer notar, Leguia objeto tanto el termino <<Escritos>> como la idea que el punto inicial de la frontera estuviese determinada por dicho accidente geografico, lo que hubiera significado un punto inicial ubicado a una distancia mayor de diez kilometros hacia el norte. Para Leguia, el punto inicial de la nueva frontera, ademas de estar en la costa, debia estar a no mas de diez kilometros del puente sobre el rio Lluta y ser denominado Concordia.

En conclusion, Basadre puntualizo que:
   [...] el trazado de la linea de frontera desde la orilla del mar y
   sobre la pampa de Escritos, debe efectuarse mediante una linea
   curva que tenga todos sus puntos a diez kilometros de distancia del
   primer puente sobre el Lluta del F.C. de Arica a La Paz, resultando
   por tanto asi un arco de circulo de diez kilometros de radio con
   centro en aquel puente, no siendo en consecuencia admisible que se
   trace la divisoria en cualquier otra forma que de por resultado
   puntos o hitos en ella a mayor distancia de diez kilometros desde
   el punto mas cercano de la via ferrea de Arica a La Paz. (31)


Asi las cosas, ambos delegados se reunieron el 3 de diciembre de 1929 y acordaron <<declarar suspendidas las operaciones de demarcacion de la linea de frontera en los sectores donde se han presentado desacuerdos para la interpretacion del tratado, los que constan en las comunicaciones cambiadas con fecha 26 de octubre>> y <<someter a sus respectivos Gobiernos los antecedentes de esos desacuerdos para que resuelvan lo que estimen conveniente>> (32).

2.2. El acuerdo de los Gobiernos sobre el punto Concordia en 1930

Las Cancillerias examinaron detenidamente los antecedentes enviados por cada delegado y llegaron a un acuerdo sobre la manera de resolver las cuatro diferencias de interpretacion de la delimitacion elevadas, incluyendo por cierto aquella sobre el punto inicial de la linea fronteriza. Este acuerdo entre los gobiernos fue materializado en las instrucciones identicas que cada Cancilleria transmitio a su delegado ante la Comision Mixta. La comunicacion peruana tuvo como fecha el 24 de abril de 1930, mientras que la chilena el 28 del mismo mes (33).

En vista de la importancia de dichas instrucciones identicas para entender como fue resuelta la diferencia de opinion entre los dos delegados sobre la ubicacion del punto inicial de la nueva frontera entre el Peru y Chile, se consigna a continuacion el texto integro de la instruccion correspondiente a dicho desacuerdo:

HITO CONCORDIA.--Punto inicial, en la costa, de la linea fronteriza.

Para fijar este punto:

Se mediran 10 kms. desde el primer puente del Ferrocarril de Arica a La Paz sobre el rio Lluta, en direccion hacia el Norte, en la Pampa de Escritos, y se trazara, hacia el Poniente, un arco de diez kilometros de radio, cuyo centro estara en el indicado puente y que vaya a interceptar la orilla del mar, de modo que, cualquier punto del arco, diste 10 kilometros del referido puente del ferrocarril de Arica a La Paz sobre el rio Lluta.

Este punto de interseccion del arco trazado, con la orilla del mar, sera el inicial de la linea divisoria entre el Peru y Chile.

Se colocara un hito en cualquier punto del arco, lo mas proximo al mar posible, donde quede a cubierto de ser destruido por las aguas del oceano (34).

Lo primero que se debe tener en cuenta es que los dos criterios que el delegado peruano enuncio en su argumentacion fueron integramente aceptados por el Gobierno chileno: en primer lugar, que el punto inicial de la frontera debia estar situado a una distancia de diez kilometros desde el puente sobre el rio Lluta; y, en segundo lugar, que todos los puntos sucesivos de la linea en direccion tierra adentro desde el mar hasta unirse con el punto N, fijado al inicio de los trabajos demarcatorios, debian estar a igual distancia del referido puente. Esto solo podia ser logrado mediante el trazado de un arco de circulo, como argumento con acierto Basadre.

Un segundo elemento a tener presente es que la linea fronteriza hace contacto con la costa siguiendo el arco de circulo mencionado y no, como lo sugirio el delegado chileno, siguiendo un paralelo u otra linea distinta al citado arco de circulo, ya que esto hubiera significado alejarse del criterio de los diez kilometros del puente sobre el rio Lluta, establecido en el Tratado, para fijar el punto inicial de la frontera terrestre.

Un tercer elemento, que reviste una importancia singular en la actualidad, es que ambos gobiernos acordaron entonces, expresa y deliberadamente, que el hito mas cercano a la costa debia estar situado a cierta distancia tierra adentro para que quede a salvo de ser <<destruido por las aguas del oceano,>> lo que indica claramente tanto la imposibilidad de colocar un hito en la interseccion misma del arco con la orilla del mar como la voluntad expresa de los dos gobiernos de no colocar un hito en dicho punto.

Al mismo tiempo, conviene detenerse un instante sobre la utilizacion del termino <<hito Concordia>> en lugar de <<punto Concordia>> en el titulo de dichas instrucciones, lo que podria ser inadvertidamente interpretado como si la voluntad de los dos gobiernos hubiera sido que el punto inicial de la linea de frontera fuese un hito, tal como argumento Chile ante la Corte Internacional de Justicia, al sostener que las instrucciones en comentario dispusieron expresamente que un hito seria el punto inicial en la costa de la linea fronteriza (35).

No obstante la utilizacion del termino <<hito Concordia>> en el titulo de esta instruccion, la voluntad de los dos gobiernos se desprende con toda claridad de una lectura integrada de la instruccion, que senala las indicaciones <<para fijar este punto>>--y no este hito--tal como figura de manera expresa inmediatamente despues del titulo.

Es igualmente importante notar que la instruccion dispone textualmente que <<este punto de interseccion del arco trazado, con la orilla del mar, sera el inicial de la linea divisoria entre el Peru y Chile>>. No dispone que el punto inicial sea el hito mas cercano, lease el Hito 1. Y dispone, tambien textualmente, que <<se colocara un hito en cualquier punto del arco, lo mas proximo al mar posible, donde quede a cubierto de ser destruido por las aguas del oceano>> (enfasis agregado).

Ambas disposiciones textuales ponen en evidencia, mas alla de toda duda, que los gobiernos habian acordado inequivocamente que el punto de inicio de la frontera habria de ser la citada interseccion y no el hito mas cercano a ella, es decir el Hito 1. Por ello, no se puede sostener que el punto inicial de la frontera sea el Hito 1, tal como Chile ha argumentado reiteradamente ante la Corte Internacional de Justicia. (36) El Hito 1 no es sino el primero de una sucesion de ochenta hitos que la demarcan, pero no su punto inicial.

Premunidos de dichas instrucciones, tal como lo refiere Basadre en su Memoria:
   [...] se trazo el arco de circulo de diez kilometros de radio,
   siguiendo una poligonal sobre la pampa de Escritos, desde el hito
   colocado a diez kilometros y en direccion norte, del primer puente
   sobre el rio Lluta (punto N). Para el trazado sobre el terreno se
   siguio una poligonal compuesta de cuerdas de arco de circulo (37),
   con una longitud de 1047 metros cada una, correspondientes a
   angulos en el centro de 6 grados. [...] La poligonal hasta el mar
   segun las cuerdas resulto con diez cuerdas completas de 1047
   metros, en cuyos vertices se colocaron hitos (38).


En otras palabras, entre el punto N--ubicado a diez kilometros al norte del puente sobre el Lluta y sobre el cual se erigio el Hito 13--y la costa, habia espacio para colocar hasta diez hitos, cada 1047 metros y siempre teniendo presente que se habia acordado expresamente no colocar un hito en el extremo mas occidental del arco --lease en el borde mismo del mar--debido al riesgo de <<ser destruido por las aguas del oceano>>.

Sin embargo, entre el Hito 13 y la costa no se coloco diez hitos sino doce. Esto se debe a que la Comision Mixta opto por intercalar dos hitos adicionales. El primero fue colocado entre los dos hitos mas occidentales y se le denomino Hito 2. Desde este hito intermedio se puede visualizar con relativa facilidad no solo el Hito 1 sino tambien en que direccion debe continuar la linea de frontera, siguiendo por el arco de circulo acordado, hasta hacer contacto con el mar.

El segundo hito intermedio fue intercalado entre los hitos tercero y cuarto contados desde el citado Hito 13 hacia el oeste y se le denomino Hito 9. Este ultimo, que ha sido denominado Hito Concordia, es un monumento sencillo de unos siete metros de altura mediante el cual los demarcadores, por iniciativa propia y sin que hubiera mencion alguna al respecto en el Tratado de 1929, quisieron conmemorar la renovada amistad entre el Peru y Chile (39). Este hito conmemorativo--que no debe ser confundido con el punto Concordia--esta ubicado muy cerca de la linea del ferrocarril de Arica a Tacna y resulta perfectamente visible para los pasajeros que transitan por dicha via ferrea.

Al respecto, Chile ha argumentado ante la Corte que los gobiernos habrian tenido la intencion de denominar <<Concordia>> al Hito 1 pero que cambiaron de opinion y, por razones de simbolismo, acordaron mas bien denominar <<Concordia>> al Hito 9 (40).

Esta tesis, sin embargo, resulta dificilmente sustentable ya que los gobiernos eran plenamente conscientes en 1930 que el punto inicial de la frontera terrestre era la interseccion del arco de circulo propuesto por Basadre con la orilla del mar--y no en el Hito 1--y que ningun hito habria de ser colocado en dicho punto debido al peligro de <<ser destruido por las aguas del oceano>>. Por otro lado, nada hubiese impedido a las Cancillerias consignar en sus instrucciones identicas que se denominaria Concordia al primer hito de la flamante frontera, pero no lo hicieron.

Al termino de los trabajos demarcatorios, los dos miembros de la Comision de Limites suscribieron, el 21 de julio de 1930, el Acta Final de la Comision de Limites con la descripcion de los hitos colocados, mediante la cual quedo sancionada de manera integra, formal y definitiva la demarcacion de la frontera entre el Peru y Chile.

Tres puntos deben ser retenidos de esta Acta. En primer lugar, consigna que todos los hitos han sido colocados <<en conformidad con las instrucciones recibidas por ambos delegados>>, en insoslayable alusion no solo a las instrucciones generales sino tambien a las instrucciones identicas que plasmaron el acuerdo entre los dos Gobiernos para resolver los cuatro desacuerdos suscitados durante la ejecucion de los trabajos demarcatorios y entre los que destaca aquel sobre la ubicacion del punto Concordia, punto inicial en la costa de la linea fronteriza.

En segundo lugar, el Acta Final registra expresamente que <<la linea de frontera demarcada parte del Oceano Pacifico en un punto en la orilla del mar>>--y no de un hito--<<situado a diez kilometros hacia el noroeste del primer puente sobre el rio Lluta de la via ferrea de Arica a La Paz, y termina en la cordillera andina en el hito quinto de la antigua linea divisoria entre Chile y Bolivia>> (enfasis agregado).

Y en tercer lugar, figura en el Acta Final que el <<lugar de situacion>> del Hito 1 es la <<orilla del mar>>, lo que podria ser inadvertidamente interpretado como si dicho hito fuese, en efecto, el punto inicial de la frontera terrestre y hubiese sido expresamente denominado <<orilla del mar>>. Sin embargo, la frase <<lugar de situacion>> no debe ser entendida en dicha Acta como la descripcion de un punto preciso--como es el caso de la interseccion de un arco de circulo con una linea--sino, mas bien, como un area de dimensiones variables y caracter esencialmente referencial.

Este criterio se verifica en el caso de casi todos los demas hitos, ubicados en <<lugares de situacion>> que son denominados con terminos genericos y referenciales tales como <<pampa>>, <<quebrada>>, <<serrania>>, <<meseta>>, entre otros (41). Queda tambien en evidencia por que la frase <<orilla del mar>> tampoco podria ser entendida como el nombre asignado especificamente al Hito 1.

Un ultimo asunto merece ser puesto de relieve. La linea fronteriza delimitada en 1929 y demarcada entre octubre de dicho ano y julio de 1930 fue una linea exclusivamente terrestre y no hay nada en el Tratado de 1929 ni en los documentos demarcatorios que permita suponer que los Gobiernos del Peru y Chile hubieran tenido presente en aquel entonces algun criterio de delimitacion maritima, por minimo que sea.

Y esto explica por que no se hizo ningun esfuerzo por determinar las coordenadas del punto Concordia, lo que hubiera sido indispensable si ambos gobiernos hubieran pensado en la eventualidad de una delimitacion de sus espacios maritimos respectivos. En tal caso, nada le hubiera impedido a la Comision de Limites medir las coordenadas de la interseccion del arco limitrofe con la orilla del mar y consignarlas en el Acta Final, a pesar del acuerdo expreso entre los gobiernos de no colocar un hito en el punto Concordia debido al oleaje.

Pero el hecho de no tener coordenadas geograficas no implica, bajo ningun punto de vista, la inexistencia del punto Concordia. Los dos gobiernos--conviene no olvidar--acordaron definir el punto Concordia como <<punto de interseccion del arco trazado, con la orilla del mar>>, tal como lo hicieron constar expresamente en sus instrucciones identicas a la Comision de Limites en abril de 1930 y ha sido expuesto en el presente trabajo.

Consideraciones finales

La Corte Internacional de Justicia, fijo expresa y textualmente el punto de inicio de la frontera maritima entre el Peru y Chile en la interseccion del paralelo que pasa por el Hito 1 y la linea de baja marea, y no en el Hito 1 de la frontera terrestre entre ambos paises, contrariamente a lo que se ha sostenido--y se sigue sosteniendo--en Chile.

Esta decision es fundamental no solo para la frontera maritima, cuyo curso ha quedado delimitado en su integridad--desde la interseccion senalada hasta la milla 200--a partir de la fecha de la sentencia, sino tambien--aunque de manera indirecta--para la frontera terrestre, cuyo curso continua por un arco de circulo en direccion suroeste desde el Hito 1 hasta llegar al mar en el punto Concordia, pero sin hacer contacto alguno con la frontera maritima.

Y esto es importante porque incide en la tesis que Chile sostuvo con anterioridad a la sentencia en comentario y segun la cual la frontera terrestre terminaba en el Hito 1 --y no en el punto Concordia--y que lo que seguia a partir de dicho punto hacia el oeste por el paralelo del Hito 1 era la frontera maritima, de conformidad con su interpretacion de los acuerdos de 1968 y 1969.

En efecto, al determinar la Corte que la frontera maritima tiene su inicio en la interseccion del paralelo que pasa por el Hito 1 con la linea de baja marea y no en el Hito 1, Chile se ve en la imposibilidad de seguir sosteniendo que el segmento de paralelo de igual latitud que el Hito 1, entre dicho hito y su interseccion con la linea de baja marea, constituye un <<tramo>> de la frontera maritima entre ambos paises, a pesar de tratarse de un segmento de paralelo que no pasa por el mar sino por tierra firme.

En la actualidad, los acuerdos de 1968 y 1969 deben ser interpretados, necesariamente, de conformidad con la sentencia en comentario, de manera que la frase <<paralelo de la frontera maritima que se origina en el Hito 1>>, que figura en el documento suscrito el 26 de abril de 1968 y que fuera aprobado por ambos gobiernos mediante notas de fechas 5 y 29 de agosto de 1968, ya no podria ser entendida como sustento juridico para pretender que la frontera maritima se inicia en el Hito 1.

En buena cuenta, se debe tener presente que la frontera maritima entre el Peru y Chile esta regida unica y exclusivamente por la sentencia de la Corte Internacional de Justicia de fecha 27 de enero de 2014, que fijo su punto de inicio en la interseccion del paralelo que pasa por el Hito 1 con la linea de baja marea. La frontera terrestre entre ambos paises, en cambio, esta regida unica y exclusivamente por el Tratado de 1929 y los documentos relativos a los trabajos demarcatorios que fueron realizados entre octubre de 1929 y julio de 1930, y tiene su punto de inicio en el punto Concordia.

Pero Chile se ve igualmente en la imposibilidad de sostener que el segmento de paralelo en comentario constituya un tramo <<adicional>> de la frontera terrestre por efecto de los acuerdos de 1968 y 1969, tal como lo sugirio formalmente con ocasion del incidente de la caseta a inicios de 2001, puesto que dichos acuerdos no aluden a la frontera terrestre, como bien lo senalo el jurista chileno Llanos Mardones, y que el Tratado de 1929 no ha sufrido modificacion alguna hasta la fecha.

Y si la frontera terrestre no termina en el Hito 1, puesto que el segmento de paralelo que pasa por dicho hito y la orilla del mar no es sino una simple linea imaginaria carente de todo efecto juridico, lease limitrofe, para ambos paises, a Chile no le queda sino reconocer que la linea fronteriza terrestre sigue su curso en direccion suroeste desde el Hito 1 hasta llegar al mar en el punto Concordia, de conformidad con el Tratado de 1929 y la demarcacion acordada en 1930.

La prevalencia del punto Concordia como punto de inicio en la costa de la frontera terrestre entre el Peru y Chile, de conformidad con el articulo 2 del Tratado de 1929 y la demarcacion acordada en 1930, implica la disolucion del problema del denominado <<triangulo terrestre>>, cuya existencia tiene sus origenes en la tesis chilena sobre el inicio de la frontera maritima con anterioridad a la sentencia de la Corte Internacional de Justicia, pero que ha sido superada a raiz de esta ultima, por los motivos que se acaba de exponer.

Al mismo tiempo, no se puede dejar de mencionar que, si bien Chile ha negado sistematicamente la existencia del punto Concordia, resulta evidente que sin dicho punto no se puede hablar de un <<triangulo>> terrestre, ya que un triangulo es, por definicion, una forma geometrica generada por tres puntos. La sola referencia a un <<triangulo terrestre>> por Chile implica, despues de todo, un insoslayable reconocimiento de la existencia del punto Concordia.

En buena cuenta, los tres puntos persisten siempre--el Hito 1, el punto Concordia y el punto de inicio de la frontera maritima, ubicado en la interseccion del paralelo del Hito 1 con la linea de baja marea--pero no llegan a formar un <<triangulo>> en si puesto que el lado superior--entre el Hito 1 y el punto de inicio de la frontera maritima--es una linea que carece de valor juridico.

Desde otra perspectiva, resulta indispensable que, al momento de hacer concordar la Ley de Lineas de Base del Dominio Maritimo del Peru con la presente sentencia, se haga constar que dicha modificacion legislativa no prejuzga en absoluto las normas internas de demarcacion terrestre, puesto que el ultimo punto contribuyente de dicha norma legal debera ser el punto de interseccion del paralelo del hito con la linea de baja marea y no el punto Concordia, a cierta distancia hacia el sur.

Finalmente, no se puede concluir el presente trabajo sin poner de relieve la conveniencia de modernizar la linea fronteriza terrestre mediante la generacion de cartografia bilateral digital de manera que todos y cada uno de los puntos que la conforman, desde el punto Concordia hasta el Hito 80 en la interseccion de la frontera con Bolivia, puedan ser identificados permanentemente mediante coordenadas geograficas de latitud y longitud en Datum WGS84.

(1) Tanto la sentencia como los textos de los alegatos presentados por ambas partes pueden ser consultados en el portal de la Corte Internacional de Justicia: http://www.icj-cij.org.

(2) Vease http://www.emol.com/videos/actualidad/indexSub.asp?id_emol=17719, consultado el 19 de febrero de 2014.

(3) En relacion con la demarcacion de la frontera terrestre entre 1929 y 1930, las denominaciones <<comision de limites>>, <<comision mixta de limites>> y <<comision mixta>> seran utilizadas indistintamente.

(4) La delimitacion es el acto juridico mediante el cual dos gobiernos acuerdan de manera formal y abstracta por donde ha de pasar la linea que divida los territorios que quedaran bajo sus jurisdicciones respectivas y puede estar expresada, en el tratado correspondiente, con diversos grados de detalle y precision. La demarcacion de una frontera, en cambio, es el acto mediante el cual delegados tecnicos de dos Estados interpretan el trazado de la linea fronteriza que ha sido definido de manera abstracta y general en el tratado de limites respectivo y colocan conjuntamente marcas fisicas en el terreno--hitos fronterizos o hitos a secas--con el proposito de hacer visible dicha linea en su integridad. Sobre ambos conceptos, vease: Jones, Stephen B. Boundary-Making, a Handbook for Statesmen. Washington: Carnegie Endowment for International Peace, 1945; y Prescott, J.R.V. Boundaries and Frontiers. Londres: Croom Helm Ltd., 1978.

(5) El Acta Final de la Comision de Limites con la descripcion de los hitos colocados es el acta suscrita por los dos miembros que integraban dicha Comision Mixta, el 21 de julio de 1930, al termino de los trabajos demarcatorios realizados de conformidad con lo dispuesto por los articulos 2 y 3 del Tratado de 1929.

(6) El Acta suscrita en Lima el 5 de agosto de 1930 tuvo por objeto subsanar el hecho que no se pudo incluir, en el Acta de Entrega de Tacna firmada al retornar dicha provincia al Peru el 28 de agosto de 1929, la relacion detallada de la ubicacion y caracteristica definitivas de los hitos fronterizos de conformidad con el articulo 4 del Tratado de 1929, puesto que los trabajos demarcatorios no habian empezado aun en aquel entonces. Esta Acta consiste en una reproduccion parcial del Acta Final de la Comision de Limites y todos sus elementos provienen de esta ultima. El Acta del 5 de agosto de 1930 no tuvo por objeto aprobar ni el Acta Final de la Comision de Limites ni, por cierto, la demarcacion misma.

(7) Los acuerdos de 1968 y 1969 son aquellos documentos suscritos por representantes del Peru y Chile con miras a la construccion de faros de enfilacion sobre el paralelo que pasa por el Hito 1. El primero fue suscrito el 26 de abril de 1968 y el segundo el 22 de agosto de 1969. Sus textos pueden ser consultados tanto en el portal electronico del Congreso de la Republica del Peru como en aquel del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile.

(8) WGS84 corresponde a World Geodetic System 1984 y es la denominacion en ingles del sistema de coordenadas geograficas que sirve actualmente de base del Sistema de Posicionamiento Global (GPS, por sus siglas en ingles).

(9) La frase <<paralelo de la frontera maritima que se origina en el Hito 1>> que Chile consigna en su nota de respuesta figura tambien en el preambulo del documento de fecha 26 de abril de 1968.

(10) La coordenada de latitud del Hito 1 en Datum WGS84 es 18[grados]21'00"S mientras que aquella correspondiente al punto Concordia en el mismo Datum es 18[grados]21'08"S, lo que explica la diferencia de ocho segundos.

(11) Ver parrafos 176, 177, 196 y 198 de la sentencia.

(12) Contramemoria de Chile: capitulo I, seccion 5, acapite B; y capitulo III, seccion 2, acapite D. Duplica de Chile: capitulo II, seccion 5. Presentaciones de Jan Paulsson en nombre de Chile ante la Corte el dia 7 de diciembre de 2012, pp. 20-34; y el dia 14 de diciembre de 2012, pp. 53-57.

(13) Duplica de Chile: capitulo II, seccion 5, acapites C y F.

(14) Parrafos 165 y 166 de la sentencia.

(15) Duplica de Chile: capitulo II, seccion 5, parrafos 2.177 y 2.191.

(16) Sobre el concepto de costa seca en la jurisprudencia internacional, vease: Novak, Fabian y Luis Garcia-Corrochano. <<El derecho en la tierra, o la importancia del inicio de la frontera terrestre para definir fronteras maritimas. El caso entre el Peru y Chile>>. Derecho PUCP, 61 (2008), pp. 193-206. .

(17) Contramemoria de Chile: capitulo I, seccion 5, acapite B. Duplica de Chile: capitulo II, seccion 5, acapite F. Presentaciones de Jan Paulsson en nombre de Chile ante la Corte el dia 7 de diciembre de 2012, p. 39; y el dia 14 de diciembre de 2012, pp. 48-54.

(18) Rodriguez Cuadros, Manuel. Delimitacion maritima con equidad: El caso de Peru y Chile. Lima: Peisa Editores, 2007, pp. 207-208. La fecha correcta de la segunda acta es el 22 de agosto y no el 19.

(19) Vease Wieland Conroy, Hubert. <<La inconstitucionalidad de la ley que crea la Region de Arica y Parinacota en Chile>>. En Gaceta Constitucional. Tomo 68. Lima: Gaceta Juridica, 2013, pp. 280-289. Replica del Peru: capitulo I, seccion III, acapite B, parrafo 1.31, p. 30.

(20) Llanos Mardones, Ignacio. El Derecho de la Delimitacion Maritima en el Pacifico Sudeste. Santiago de Chile: RIL Editores, 1999, p. 154.

(21) Basadre Grohmann, Federico. Memoria sobre los trabajos efectuados para la demarcacion de la frontera entre Peru y Chile. Lima, 1933, p. 86.

(22) Brieba, Enrique. Memoria sobre los limites entre Chile y Peru de acuerdo con el tratado del 3 de junio de 1929. Tomo I: Estudio Tecnico y Documentos. Santiago de Chile: Instituto Geografico Militar, 1931, p. 191.

(23) Vease: Calderon Urtecho, Felix. El Tratado de 1929: la otra historia. Lima: Fondo Editorial del Congreso de la Republica, 2000, pp. 279-280; Novak, Fabian y Luis Garcia-Corrochano. Ob. cit., p. 195; y Rodriguez Cuadros, Manuel. Ob. cit., p. 210.

(24) El termino <<norte>> fue interpretado por la Comision de Limites como el norte verdadero, lo que significo medir los diez kilometros desde el puente hacia el norte, siguiendo el meridiano o linea de longitud que pasa por dicho puente.

(25) Memorandum de Brieba a Basadre de fecha 26 de octubre de 1929. En Brieba, Enrique. Ob. cit., p. 51; Basadre, Federico. Ob. cit., p. 66.

(26) Memorandum de Brieba a Basadre de fecha 26 de octubre de 1929. En Brieba, Enrique. Ob. cit., p. 51; Basadre, Federico. Ob. cit., p. 67.

(27) Memorandum de Basadre a Brieba de fecha 26 de octubre de 1929. En Basadre, Federico. Ob. cit., p. 65; Brieba, Enrique. Ob. cit., p. 48.

(28) Idem.

(29) Idem.

(30) Brieba, Enrique. Ob. cit., p. 3.

(31) Memorandum de Basadre a Brieba de fecha 26 de octubre de 1929. En Basadre, Federico. Ob. cit., p. 66; Brieba, Enrique. Ob. cit., p. 49.

(32) Acta de fecha 3 de diciembre de 1929. En Basadre, Federico. Ob. cit., p. 52; Brieba, Enrique. Ob. cit., p. 70.

(33) Las instrucciones peruanas estan firmadas por Pedro M. Oliveira, Ministro de Relaciones Exteriores del Peru; y las chilenas por Manuel Barros Castanon, Ministro de Relaciones Exteriores y Comercio de Chile.

(34) Basadre, Federico. Ob. cit., p. 85; Brieba, Enrique. Ob. cit., p. 39.

(35) Contramemoria de Chile: capitulo II, seccion 2, parrafo 2.11, p. 45.

(36) Duplica de Chile: capitulo II, seccion 5, acapites C y F.

(37) Una cuerda de arco de circulo es una recta que une dos puntos cualesquiera de una circunferencia. El diametro, por ejemplo, es la cuerda de mayor tamano de un circulo.

(38) Basadre, Federico. Ob. cit., p. 28. El arco de circulo fue trazado desde el punto N--actual emplazamiento del hito 13--en direccion oeste, hacia el mar.

(39) Brieba, Enrique. Ob. cit., p. 3.

(40) Contramemoria de Chile: capitulo II, seccion 2, parrafos 2.11 y 2.15, pp. 45-48. La Corte recoge al final del parrafo 155 de su sentencia que ambos paises coinciden en que se le dio al Hito 9 el nombre Concordia por <<razones simbolicas.>>

(41) El <<lugar de situacion>> del Hito 80, el ultimo hito en el extremo oriental de la frontera, escapa a este criterio debido a que coincide con el Hito Quinto de la antigua divisoria entre Chile y Bolivia.
COPYRIGHT 2014 Pontificia Universidad Catolica del Peru
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Wieland Conroy, Hubert
Publication:Agenda Internacional
Date:Jan 1, 2014
Words:13054
Previous Article:Presentacion y analisis general del fallo de la Corte Internacional de Justicia de La Haya sobre el diferendo maritimo entre el Peru y Chile.
Next Article:Analisis sobre la referencia a los acuerdos tacitos en algunos casos sobre delimitacion maritima, con especial atencion al asunto de la delimitacion...

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters