Printer Friendly

El proceso politico Colombiano durante el gobierno de Julio Cesar Turbay Ayala (1978-1982).

THE POLITICAL PROCESS IN COLOMBIA DURING JULIO CESAR TURBAY AYALA'S GOVERNMENT (1978-1982)

Introduccion

En la mitad de la decada de los anos setenta se termino el regimen politico del Frente Nacional, porque se reabrio en 1974 el libre juego de los partidos tradicionales al cerrarse la alternacion. Aunque se mantuvo el espiritu bipartidista, esta decada mostro otras caracteristicas que inciden en el proceso politico de la siguiente decada: 1) de cierto modo la declinacion de los partidos tradicionales, por lo menos en su protagonismo frente a otras colectividades y grupos diferentes, como tambien en ciertos procesos politicos--conflicto y narcotrafico[--.sub.;] 2) se encuba la violencia multiple que cobrara relevancia en los anos ochenta; 3) la movilizacion social que tuvo su mejor expresion con el paro civico de 1977; 4) algunos cambios sociales, que se operaron durante el periodo del Frente Nacional, producen sus efectos en esta decada: expansion educativa y participacion femenina. En suma, la decada de los anos setenta, constituye una forma de transicion a las siguientes dos decadas, lo cual tambien es valido en otros aspectos de la vida social colombiana. En el campo particular de la politica, se entiende la segunda mitad de la decada del setenta, como el desmonte del Frente Nacional.

Este trabajo describe, en primer lugar, la realidad gubernamental del periodo, en tanto se considera hace parte del proceso politico y, al mismo tiempo, se toma como un contexto para, en segundo lugar, estudiar tanto los partidos politicos dominantes, como tambien los partidos de la izquierda u opositores al Estado, incluyendo a los movimientos guerrilleros. Se pretende ofrecer las lineas generales del proceso politico sin establecer relaciones causales o de orden teorico. Se acude en lo posible a fuentes primarias, sin excluir los analisis que sobre el periodo hacen aportes a su esclarecimiento.

La tecnica de exposicion es la cronica que se utiliza tambien en las ciencias sociales, pero que no exime de las exigencias de un trabajo de tipo academico, o sea su soporte empirico; es tambien, un intento de darle un determinado estilo a las paginas que siguen.

1. Gobierno y contexto

La decada del ochenta (1), en lo que respecta al proceso politico colombiano, parece dividirse en dos partes. En los primeros anos, aun se nota la herencia del Frente Nacional por la forma como los partidos tradicionales definen la controversia por el control del Estado: orientacion hegemonica de los llamados jefes naturales, imponiendo sus propias aspiraciones; lealtades de los lideres regionales frente a aquellos; control de clientelas; disidencias marcadas, especialmente en el Partido Liberal y la division historica del Partido Conservador. Un segundo gran periodo de ruptura, que coincide con el gobierno de Belisario Betancur y las acciones del gobierno en el campo de la pacificacion. En adelante, se desatan los fenomenos del narcotrafico, con su accion terrorista frente al Estado. La expansion del conflicto guerrillero y el paramilitarismo inicial. Fenomenos que, en si mismos, podrian caracterizar la vida politica de la decada de los ochenta.

El gobierno de Julio Cesar Turbay Ayala, se inicio en 1978, en una eleccion que dejo como resultado una victoria muy estrecha sobre su contrincante del Partido Conservador, Belisario Betancur, lo indujo a poner en practica el articulo 120 (2) de la Constitucion vigente, de participacion adecuada y equitativa al partido que le siguiera en votos al del presidente elegido; le permitio a este gobierno, mantener la continuidad--obligada--con el principio de la paridad del Frente Nacional.

Esta administracion, al empezar la decada de los anos ochenta, debio asumir un evento que simboliza su proceder politico: la toma de la embajada de la Republica Dominicana por el movimiento guerrillero M-19, que duro cerca de dos meses y se finiquito con el pago de un rescate y su refugio en Cuba. El manejo del gobierno Turbay a la toma de la embajada dominicana, que culmino en una negociacion que no contemplo la salida de los presos politicos, como lo pretendia el M-19, indica la capacidad de maniobra de un gobierno, cuyo presidente se habia distinguido precisamente por esa habilidad en el tema politico. Muchos analistas destacan como positivo tal manejo, que contrasta con el contexto sociopolitico en que se desenvolvio la toma, y por su talante autoritario que habia implementado en los dos anos precedentes. En ese sentido, es importante intentar caracterizar el contexto de la administracion Turbay Ayala para abordar el desarrollo del proceso politico en este primer sub-periodo:

Su acento en el uso de la fuerza, es el elemento que le proporciona el tono de gobierno autoritario, y que aca lo planteamos como hecho social, producto de unas circunstancias historicas y, eso si, de una concepcion de gobierno, pero no como efecto de la simple perversidad de un determinado personaje. En efecto, la administracion Turbay que como dijimos se impuso de forma precaria sobre los conservadores, en la contienda presidencial en mayo de 1978 y con poca legitimidad electoral, pues la abstencion fue del orden del 60% (Pecaut, 1987a, p. 338), promulgo, en las primeras semanas de iniciado su mandato, como lo habia declarado en su discurso de posesion, el denominado "Estatuto de Seguridad" que so pretexto de combatir el secuestro y la extorsion, le daba un manejo autonomo a las fuerzas militares sobre el orden publico junto a otras prerrogativas como imponer penas en determinadas jurisdicciones; aumento de penas para esos delitos. Tambien contemplaba dicho Estatuto, que era aplicacion del articulo 121 o "Estado de Sitio" de la Constitucion de 1886, medida que mantuvo durante casi todo su periodo de gobierno y que se suponia se justificaba para situaciones de excepcion politica, aunque casi todos los gobiernos del Frente Nacional lo utilizaron por largos periodos con cierta asiduidad.

Era pues, el instrumento para poner en cintura la subversion armada que para esos anos incrementaba su beligerancia, pero que igual se hizo extensivo a la protesta social que tambien se reactivaba, como lo dejo claro el primer paro civico nacional de septiembre de 1977 y que las autoridades temian se repitiera por la agitacion social presente en 1980 y 1981 (3), estimulada por las dificiles condiciones sociales en que se debatian las clases trabajadoras, cuyo factor mas algido era la carestia. En el mismo ano 1977, pocos meses despues de promulgado el estatuto de seguridad, con ocasion del asesinato de un exministro de Estado por un comando guerrillero del Movimiento de Autodefensa Obrero (MAO), grupo poco conocido, se hizo uso del articulo 28 de la Constitucion Nacional (CN) que permitia retener por 10 dias a cualquier sospechoso de alterar el orden publico o de "amenazas a la paz". Las denuncias de tortura, consejos verbales de guerra, desapariciones y encarcelamientos de opositores se hicieron constantes durante este periodo por parte de sindicalistas, activistas de derechos humanos, dirigentes de movimientos sociales y de organismos internacionales como Amnistia Internacional (4). Las caballerizas como centro de torturas, que se popularizaron como imaginario popular y de ciertos caricaturistas en los medios, dan idea del talante represivo que se mantenia al comenzar el decenio ochenta del siglo XX en el pais.

En sintesis, la administracion Turbay empleo la coaccion y la restriccion de las libertades publicas, para enfrentar la crisis politica y economica con la que se cerraba el regimen del Frente Nacional y se inauguraba una nueva etapa en la vida politica colombiana, lo cual no fue obice para combinar la fuerza con la "zanahoria" de la pacificacion, pues posterior a la toma de la embajada dominicana se ofertaron dos amnistias, una del gobierno y otra del Congreso, para los presos politicos--ambas rechazadas por la guerrilla--y se creo la primera Comision de Paz en septiembre de 1981 presidida por el expresidente Lleras Restrepo (5), estrategia que seria capitalizada por el gobierno de Belisario Betancur en 1982.

La debilidad politica con la que se entronizo este gobierno, tambien se reflejo en el campo economico y social. En los dos primeros anos del gobierno Turbay el crecimiento economico fue bastante satisfactorio (8,5% y 5,9%, respectivamente), lo cual explica la euforia de los gremios economicos. Dos anos despues, con una recesion economica grave y crecientes niveles de inflacion (de 1978 a 1981 paso de 18% a 27,5%), ni los gremios empresariales ni la opinion congraciaron con el gobierno Turbay, cuya politica economica no se mostraba eficaz para enfrentar ni la recesion que se notaba en el decrecimiento del sector manufacturero (-1,0% en 1981) y en la caida de los precios del cafe, ni porque tampoco le puso coto al deficit fiscal que para 1982 equivalia a un poco mas del 4% del PIB (6). En el conjunto de la economia, en este periodo, se consolida el poder del capital financiero en detrimento del sector productivo (7), cuestion que ya se venia desarrollando desde antes (8). En 1982 se hace publico el escandalo de las maniobras especulativas de dos conglomerados financieros: el Grupo Grancolombiano de Jaime Michelsen Uribe acusado de utilizar los ahorros de pequenos ahorradores con fondos de inversion y el Grupo Colombia de Felix Correa senalado de conexiones con la mafia. Esta situacion chocaba con los empresarios de actividades distintas a las finanzas que en un frente organizado en 1981 reclamaron al gobierno su proceder, incluso calificandolo como doloso; la Asociacion Nacional de Industriales (ANDI) es todavia mas radical en condenar la "economia clandestina" y la inmoralidad que la ve por encima de la "autoridad publica" (9).

El contexto del periodo Turbay fue de completa crisis politica. Por las dificultades de la economia, como se esbozo antes, pero principalmente en el orden politico porque:

a) El Partido Liberal atraveso por una division que le acarrearia la perdida del poder en 1982, o eso por lo menos incidio fuertemente.

b) Por la escalada del conflicto guerrillero. En esos anos los grupos armados eran de perfil multiple, por lo diversos en su origen ideologico y en su accionar estrategico y cuyas practicas militares tipo guerrilla ortodoxa comienzan a degradarse, pues su accion, al decir de diversos criticos (10), resultaba poco apropiada para movimientos de este tipo. En los dos ultimos anos del gobierno Turba, la ofensiva guerrillera se hizo fuerte por parte del M-19, que extendio su accion a los departamentos del Choco, Caqueta, Cauca y Narino. Las FARC, que era de todos modos el grupo mas organizado, operaban en el sur del pais y en ese momento en el Magdalena Medio; para el gobierno Turbay lo peor era la coordinacion de estas dos guerrillas.

c) Hay un deterioro moral en esta administracion por la corrupcion en el Estado: en 1978 el presidente de la Camara de Representantes fue condenado por comportamiento indebido (11) en su cargo, lo que no le impidio convertirse en uno de los jefes politicos con mayor poder electoral en su region y, por ende, presentarse como una carta fuerte en el Partido Liberal para el debate presidencial de 1982. El clientelismo era un ejercicio eficaz en estos anos: el presidente Turbay como politico durante casi cuatro decadas, fue considerado como uno de los grandes exponentes de esta practica politica. Y que en su gobierno manejo con supuesto exito no solo en el interior del liberalismo sino tambien con el Partido Conservador, especialmente con el sector ospino-pastranista. Por eso, aun en los muchos momentos de crisis, siempre conto con apoyo politico. Cuestion, que no ocurrio con los empresarios y paradojicamente con el estamento militar, incluso en un momento determinado--finales de 1981--se llego a rumorar un golpe de Estado. El Partido Liberal dentro del bipartidismo fue el que acuso con mayor rigor el estigma del clientelismo, a pesar de que aquel fuera consecuencia del Frente Nacional.

d) En el pais ya se percibia el narcotrafico, con todas sus secuelas, como un problema, en terminos de la presencia de grupos mafiosos con bastante poder local, y representacion politica (12): uno de sus jefes ocupaba una curul en el Congreso de la Republica y otro ganaba espacio politico con la creacion de un movimiento de corte nacionalista. Poseian, ademas, inmenso poder en la actividad deportiva, quiza como medio de blanqueo de sus fortunas y de insercion social, como se vera mas adelante (13).

2. Partidos y movimientos politicos

Partidos tradicionales. Ubicados en el marco del desmonte del Frente Nacional o el transito a un nuevo modelo del bipartidismo colombiano, la dinamica de los partidos tradicionales colombianos, en estos anos, se comprende: primero, por su organizacion centralizada en unos jefes nacionales, que eran los llamados a trazar las pautas partidarias, al estilo del rasgo weberiano de los lideres "que viven para la politica", en la cual los liderazgos regionales operaban como un juego de lealtades frente a cada uno de esos "caudillos" nacionales.

Segundo, las disidencias que amenazaban la organizacion de los jefes nacionales constituyeron una ruptura para el bipartidismo, caso Movimiento Revolucionario Liberal (MRL) o Alianza Nacional Popular (ANAPO). Aplicado lo anterior a este periodo, se entiende el papel jugado por los precandidatos del Partido Liberal, en 1978 (14) y 1982; de forma analoga, lo veriamos para el Partido Conservador. En el segundo caso, es evidente que la division del Partido Liberal se manifiesta con la eclosion, desde 1979, del Nuevo Liberalismo encabezado por Luis Carlos Galan.

A) Partido Liberal: disidencia y division

Que los partidos politicos persiguen el poder es casi una ley, asi lo plantea Max Weber, (15) pero el poder como finalidad de la politica se desdobla en la lucha por el poder y el ejercicio del poder; ambos aspectos generan consecuencias. El Partido Liberal entre 1978 y 1982 ejercio el poder con poca "legitimidad", comparado con su predecesor que obtuvo un respaldo electoral de tres millones de votos, y enfrento unas circunstancias politicas, economicas y de orden publico criticas, quizas por eso apelo a la fuerza con lo cual aumento su desgaste y el de su partido. Utilizo el articulo 120 de la CN para minimizar la baja legitimidad electoral y el articulo 121 para sortear la crisis, y a la postre ninguna de estas armas le surtio efecto al liberalismo para mantenerse en el poder, no obstante las maniobras del Ejecutivo (16) para favorecer al candidato de sus afectos, Lopez Michelsen, en la justa electoral por la presidencia en 1982.

La erosion del Partido Liberal en su ejercicio del poder, se sintetiza por la forma como asumio la crisis que le forjo el transito de un regimen politico a otro y de una decada a otra; es un proceso bisagra, que no resulto afortunado por las tensiones que se generaron con: 1) los empresarios por el manejo de la recesion y de la economia en la cual se favorecio al sector financiero y especulativo, y por su incapacidad para contrarrestar el poder mafioso; 2) con el sector social por la represion generalizada, el quebrantamiento del orden juridico dadas las medidas de excepcion y la politica social: ni la inflacion que hizo caer los salarios reales, aun mas que en el gobierno anterior, ni el empleo se mejoraron, pese a la restriccion en el gasto publico; 3) con los mismos militares por no ampliar su autonomia en el control del orden publico; 4) con la Iglesia por los niveles de corrupcion y de inmoralidad que presenciaban. Pero si le va mal con las "fuerzas vivas" a las que convoco en su posesion, con el sector politico fue exitoso por la practica del clientelismo, pues la distribucion de la burocracia fue milimetrica; por eso, conto siempre con su apoyo. La unica discrepancia fue con el sector de Lleras Restrepo que no consentia con su metodo; su repudio es tal, que en buena medida de alli surge la division del partido que se concreta con la aparicion del movimiento: Nuevo Liberalismo.

En este contexto, para los liberales se planteo de cara al debate de 1982 una situacion que se definia en torno a dos problemas:

1) La rotacion de liderazgo a su interior, como alternativa frente al desgaste: en tal plano se movio la confrontacion entre el llerismo y el sector de Lopez y Turbay. El sector del expresidente Lleras Restrepo, que representaba para algunos a la burguesia industrial, se oponia radicalmente a la conduccion del liberalismo por el turbo-lopizmo, al gobierno turbayista y a Lopez, quizas por razones personales (17); en todo caso, lo que era explicito era su condena al clientelismo practicado por aquel sector--que para otros representa a la fraccion del capital financiero--y, por tanto, se reclamaba como el vocero del liberalismo, que debia tomar la bandera de su partido en las elecciones presidenciales de 1982, una vez mas, pues ya en 1978 se habia presentado a la disputa por la candidatura liberal con Turbay y perdio en un evento en el que no conto con el respaldo del presidente Lopez, como si su competidor segun su misma critica, en el marco del llamado Pacto de San Carlos. En la coyuntura de 1982 al parecer se presento la mano vuelta de Turbay a Lopez Michelsen, quien buscaba su reeleccion, hecho que desperto la suspicacia de la opinion publica.

2) El desenlace de esta disputa es la division del Partido Liberal, pues el candidato del Nuevo Liberalismo decidio ir hasta el final--el sindrome de los precandidatos--, dado que no compartia los mecanismos y los procedimientos con los que se ungio al candidato Lopez Michelsen; Galan no se acogio a la Convencion de Medellin pues no le brindaba garantias, ya que la decision estaba tomada en contubernio con la Casa de Narino. A Galan lo proclamo una Convencion del Nuevo Liberalismo en Rionegro, que para los lopistas era espuria.

Como en una competencia deportiva, en la competencia liberal por la candidatura entre el llerismo y Lopez Michelsen, se presento una serie de precandidatos, que o bien luchaban por ganar espacio propio en su colectividad o para abrir el camino a un determinado jefe. Asi se puede entender el papel de precandidatos liberales en 1982: Augusto Espinosa Valderrama, dirigente liberal de Santander; Otto Morales Benitez de Caldas; Alberto Santofimio Botero, dirigente tolimense y controvertida figura dentro del Partido Liberal, quien era una de las opciones fuertes, empero para ese momento fungia en disidencia frente a la Direccion Nacional del Partido Liberal (DNL); y Virgilio Barco Vargas--al parecer llego tarde--, quien fuera presidente en el siguiente periodo, de perfil diplomatico y neutral aparentemente, contaba con el respaldo, en principio, del expresidente Lleras Restrepo. Lopez M. surgio como candidato, siendo director del Partido Liberal; segun su propia version: la Convencion Liberal reunida en Medellin en septiembre de 1981 lo escogio entre la candidatura disidente de Santofimio y la candidatura de "estilo un tanto academica" (Lopez M.) (18) de Barco Vargas; sus contradictores senalaban que su candidatura fue producto de una componenda en la que intervinieron los candidatos Santofimio y Espinosa en el llamado Acuerdo de Sincelejo, donde se preparo la Convencion de Medellin, que en efecto lo proclamo como candidato oficial del liberalismo (19), con la intervencion tras bambalinas del presidente Turbay.

La Convencion de Medellin acogio como orientacion para la campana electoral una plataforma, que el candidato Lopez Michelsen agito en los meses siguientes como de su propia cosecha, y que planteaba como puntos esenciales:

1) La afiliacion del Partido Liberal a la Internacional Socialista (IS), punto que sustentaba con el argumento de que era la organizacion socialdemocrata que respetaba la libre empresa y la propiedad privada; muy distinta de la concepcion marxista o de un socialismo que, para el candidato liberal, si estaba apropiada por el candidato de la izquierda, Gerardo Molina; por otro lado, era una realidad que debia ser aceptada por las cuatro grandes democracias existentes en ese momento en America Latina: Venezuela, Ecuador, Costa Rica y Peru, por tanto faltaba Colombia; ademas, era del acervo ideologico del liberalismo colombiano: abrevar en las fuentes del socialismo, como lo proclamaron Uribe Uribe, Murillo Toro, Gaitan y Lopez Pumarejo, decia Lopez Michelsen; era una "oportunidad de tener a los partidos politicos europeos mejor enterados sobre las realidades latinoamericanas, para que no procedan mal informados" (Lopez M.) (20). Para la periodista Maria Jimena Duzan, esta afiliacion podia ser una tactica para captar opinion en la izquierda, lo cual refleja perfectamente un intelectual catalogado como tal y sobre lo cual afirmaba:
   la propuesta en si es sumamente importante, y no debe quedarse
   simplemente en un problema de Lopez y la IS, sino en una propuesta
   para estudiar a fondo por parte del partido liberal y de otros
   sectores de izquierda organizada y no organizada. (21)


2) La paz fue punto central defendido por el candidato liberal, dado que era tema de primer orden en el pais de Turbay y cuando el conflicto con los grupos armados estaba al "rojo vivo"; Lopez M. senalaba ese fin como prioritario, pues el Partido Liberal no podia ir en contravia de la iniciativa "que con tan buena voluntad un grupo de ciudadanos esta, con el beneplacito del gobierno, realizando gestiones de cuyo buen exito depende el futuro del pais en estos anos" (22); adicionalmente, el programa liberal estimaba la paz como un principio doctrinario: "secundar soluciones de paz basadas en el respeto a las opiniones de todos los sectores" y la busqueda de normalizar las instituciones no era privilegio de ningun grupo, pensando quizas que era bandera de todos los candidatos en 1982 (23).

3) La federalizacion del pais, para el candidato Lopez Michelsen tambien era clave, pues de acuerdo a su experiencia de gobierno, los departamentos y los municipios debian manejar recursos propios que estaban en "manos de los institutos descentralizados, que en realidad deberian llamarse centralizadores, como son el INDERENA, Coldeportes, caminos vecinales, ICBF", pues "el pais no resiste mas centralismo" y esa politica de federalizar era mejor, en consideracion a que "le corresponde al liberalismo plantear la liberalizacion del Estado, federandolo", pues "solamente a traves de la regionalizacion de la administracion publica se podran combinar los objetivos liberales de mantener y fortalecer la intervencion estatal" (24).

4) En el plano economico, Lopez M. creia que el control de los precios, el aumento de la produccion agricola, estimulando 13 productos alimentarios e incorporando 800 mil hectareas en la agricultura, eran factores necesarios para minimizar la inflacion y crear empleo, junto con el incremento de la capacidad de compra y el fortalecimiento de la demanda interna; la vivienda la consideraba primordial para la reactivacion economica y el empleo. Preocupaba al liberalismo el deficit fiscal, cuya solucion vislumbraba encausando los gastos de funcionamiento del Estado en sus niveles historicos, sin necesidad de recurrir a una reforma tributaria (25). En el programa de 1982, no se nota en Lopez M. mucho aprecio por el "sector de exportaciones", como si lo tuvo en su gobierno; en realidad, examinaba la nueva situacion internacional como determinante de la politica economica nacional por las altas tasas de interes, la inflacion mundial y el petroleo costoso. Se observa en ultimas, que en su plan economico hay una mezcla de neoliberalismo con un sentido de ortodoxia liberal, que se expresa en la intervencion del Estado y la proteccion a la demanda interna. La estrategia liberal se completaba, apelando al sectarismo frente al eventual triunfo del conservatismo, con un Congreso de mayoria liberal, lo cual para Lopez seria de bastante "animosidad" en la zona rural, recurso conocido como la agitacion del "trapo rojo" que le dio buenos resultados en 1974.

No obstante que el Partido Liberal en su conjunto gano las elecciones parlamentarias el 14 de marzo, su victoria resulto pirrica porque quedo definida la division entre el sector oficial y el Nuevo Liberalismo. El sector de Lopez M. alcanzo 2 millones de votos, el Nuevo Liberalismo 600.000 votos y el Partido Conservador muy cerca del oficialismo liberal con 1'800.000 votos (26). La tension en el seno del Partido Liberal se rompio, en sintesis, por la compleja y cronica pugna del llerismo y el lopizmo, por la impronta del clientelismo que monopolizaba el ultimo sector y por el procedimiento empleado para escoger el candidato liberal. De ese modo se cerraba el circulo de las diferencias entre dos sectores del Partido Liberal, que representaban concepciones distintas sobre el manejo del Estado y el estilo de hacer politica; ademas la division no era coyuntural, era una disidencia del tipo MRL, que se prolongo hasta cuando su jefe, Luis Carlos Galan, decidio reingresar al Partido Liberal en 1988, tras su aspiracion de alcanzar la presidencia de la Republica. Como lo sostiene el sociologo frances, Daniel Pecaut (1987b), esta ruptura se explica como hipotesis, por la declinacion de los jefes nacionales en los partidos colombianos, es decir es una ruptura en la estructura bipartidista de Colombia, que se evidenciara en los anos noventa, luego de la promulgacion de una nueva Constitucion.

El Nuevo Liberalismo: renovacion y catastrofe

El Nuevo Liberalismo (NL), surge de las entranas del llerismo puesto que su lider y otros cuadros directivos importantes, se formaron al lado del expresidente Carlos Lleras Restrepo, en la redaccion de la revista Nueva Frontera (27) y, sobre todo, coincidian ideologica y practicamente en la lucha contra el clientelismo y la corrupcion politica de los partidos tradicionales; esto no significa, que como organizacion politica disidente del Partido Liberal no hubiera alcanzado un desarrollo propio, desligado de aquel y con el cual pueda caracterizarse en el espectro del proceso politico del pais. En la medida en que se consolidaba organizativamente al NL, ingresaron otros directivos y sectores procedentes de otras tendencias ideologicas, que le completan el perfil; lo que no es obice para establecer, en su formacion inicial, el caracter familiar (28) en su orientacion.

Como disidencia se funda en noviembre de 1979, y con listas propias para el Concejo de Bogota se lanza para los comicios de 1980, con exito sorprendente al obtener dos curules. El NL en ese sentido, poseia un perfil distinto de la etapa, por la cual sobresalio a finales de la decada: su lucha contra las mafias del narcotrafico; que fue mas un enfasis por las circunstancias, que no desvirtuaron su objetivo de renovar las costumbres de la politica colombiana, o sea su sentido, por asi decirlo moral, de renovacion politica (29). Que no pretendio, ni mucho menos superar el sistema politico de la nacion, tan solo transformar la herencia que al bipartidismo le habia dejado el Frente Nacional. Incluso se podria establecer una etapa de gobierno con Cesar Gaviria Trujillo, en virtud de que fue su continuador, aun cuando ya dentro del Partido Liberal recogio las banderas de Galan--como dijo su hijo mayor en el funeral--y se ejecutaron parte o muchas de sus propuestas. Para nuestro proposito, solo tomaremos en cuenta la etapa de surgimiento.

Es un partido que con mas de medio millon de votos--en el debate de 1982--encontraba audiencia en la clase media, media alta y en los jovenes (30), pero su discurso no se dirigia, en realidad, a la clase popular; considerando la transformacion de pais rural a pais urbano "se afianzo [el NL] en sectores urbanos medios, pero retraso su llegada a la otra Colombia, la de las regiones alejadas" (Salazar, 2003, p. 64).

En la coyuntura electoral de 1982, cuando su lider Galan se confrontaba con la dirigencia tradicional por la presidencia de la Republica, sus ataques se focalizaron contra Lopez M. y la direccion oficial del Partido Liberal, en virtud de que representaban el clientelismo y la maniobra politica por excelencia, y ahi poco se diferencia de Lleras Restrepo, como ya se senalo; su deslinde definitivo con este, ocurrira en el periodo siguiente, en torno a las circunstancias electorales de 1986 y por razones que ya se veran.

Programaticamente el NL defendia como plan de gobierno 10 puntos esenciales (31), que iban desde lograr la paz, que en ese momento suponia levantar el Estado de Sitio, hasta la defensa de la soberania nacional mediante una politica exterior adecuada: en la que Colombia se destacara en el conjunto de paises de America Latina. Definia la soberania nacional, basicamente como el control que el Estado colombiano deberia tener sobre la inversion extranjera y, por ende, a las empresas multinacionales con respecto de los recursos naturales, como el carbon; Galan empezo a ganar adeptos, denunciando, precisamente, la explotacion de este recurso en El Cerrejon de La Guajira. Para entender el papel de la nacion se necesitaba una identidad cultural y de valores "que le dieran sentido a nuestra sociedad" (32). Sobre esa base habia que construir una "democracia organica" que recuperara la forma representativa de la democracia en el pais, desvirtuada por la herencia del Frente Nacional. Con la democracia economica y la democracia social se revela el talante claramente liberal de Galan, pues en la primera se aboga por una forma economica liberal, en "contra de los monopolios, los oligopolios y la concentracion de la riqueza, los abusos de los grandes grupos financieros y por la eliminacion de la miseria" (Corporacion Prodemocracia, 1981, p. 9), con proteccion del empleo en el campo y la ciudad y todo bajo la intervencion del Estado, pero sin que este se convierta en propietario. La segunda, tenia dos componentes: a) se proponia garantizar los ingresos reales, que clasificaba en los salarios como tal y los ingresos de la clase media; aclaraba que no se apoyarian peticiones "disparatadas" de los trabajadores y reconocia a los sindicatos como interlocutores validos, pero dentro de un marco economico dado, por ser un buen vehiculo en la redistribucion del ingreso; y b) asegurar "nueve anos de educacion basica, gratuita y obligatoria", articulacion de la educacion general con la tecnica--estilo INEM--y propendia porque la universidad publica redisenaria sus programas academicos en funcion del ciclo minero que para el NL "se avecinaba".

La concepcion del Estado partia, por la coyuntura de Colombia en ese momento, de reivindicar los derechos humanos en el pais--derogatoria del Estatuto de Seguridad--; redefinicion del Estado como tal en funcion de los nuevos factores de poder que vislumbraban: o sea proteccion no solo del individuo y el trabajo, sino tambien de la empresa local frente al poderio de las empresa transnacionales y en el mismo sentido, manejo y control de la informacion por el Estado, dado el contexto del avance de la tecnologia y la ciencia; en la perspectiva de la coyuntura proponian se creara la nueva rama electoral y reiteraban la recuperacion de la independencia del Congreso. En los ambitos administrativos proponian la modernizacion de la Contraloria, el servicio civil, la justicia y el control estatal de la television. La "estrategia para el crecimiento economico y la igualdad social" abundaba en numerosos elementos que incluian desde la filosofia de la politica economica hasta el analisis de la ecologia y las ventajas comparativas de la economia nacional.

El NL defendia el aumento de la produccion para garantizar el empleo y la moneda sana para contrarrestar la inflacion: para ese fin los medios idoneos se daban en la proteccion, transformacion de la industria y el sector terciario de la economia--con una industria basica en la que sobresalia la siderurgica y la textil, con o sin recursos externos--. La modernizacion agropecuaria, a traves de redistribucion de la tierra por factores como la tecnificacion, politica eficiente de aguas, infraestructura y "conversion de tierras de produccion extensiva en emporios de productividad"; sobre esto implementaron la consigna de revolucion tricolor: verde, por aumento de la produccion agraria, azul, aprovechamiento del agua y roja, por un regimen de tenencia de tierra. Coincidia con Lopez M., en la descentralizacion y en un aspecto de la "cuestion fiscal"; en lo primero, Galan, acentuaba la participacion de las comunidades y la coordinacion de las provincias, extendida a las areas metropolitanas, que es lo que hoy serian las juntas administradoras locales (JAL), algunas de esas propuestas se plasmaron en leyes--Ley 14 de 1986 y modificacion de las transferencias del IVA a los municipios--(Quiroga, 1989, p. 30-34); en lo fiscal, por el desbordamiento de los gastos de funcionamiento, pero se diferenciaba en la oposicion al incremento de los impuestos indirectos, al retroceso en la inversion y a los crecientes emprestitos externos, dado que "el fisco ha sido el gran competidor del sector privado y por tanto no ha podido atender los requerimientos de la liquidez que le hace el sector privado" (Corporacion Prodemocracia, 1981, p. 23). Finalmente, el programa de Galan destacaba la unidad fisica de la nacion, en terminos de su comunicacion con todas las regiones y el papel que le asignaba a la ecologia y el medio ambiente, especialmente la idea de recuperar el rio Magdalena y su cuenca.

En definitiva, el Nuevo liberalismo propendia por una gestion del Estado diferente, a la impresa por los dirigentes oficiales de los partidos tradicionales, hasta entonces; la economia, para ellos, constituia un medio productivo, cuyo fin era el empleo y la explotacion independiente por el Estado de los recursos naturales. En estos primeros anos de la decada del ochenta, su tension con el regimen politico prevaleciente era total, pero sin superar la reforma politica, como era factible en un dirigente esencialmente liberal.

B) Partido Conservador: unidad relativa por el exito

En estas condiciones al Partido Conservador no le quedaba sino aprovechar la situacion electoral, que le brindaba la division del Partido Liberal, apoyando, no sin dificultades, un candidato que les aseguraba la union de los dos sectores en los que el conservatismo sempiternamente se habia dividido: la casa Gomez y la casa Pastrana.

A diferencia del liberalismo colombiano, que se distinguio--historicamente--por el factor de la disidencia, el conservatismo colombiano lo habia hecho, en la segunda mitad del siglo XX, por la division entre dos grandes sectores: el laureanismo y el unionismo que tuvo dos versiones, primero, la representada por Mariano Ospina Perez--presidente entre 1946 y 1950--, y luego por Misael Pastrana Borrero, quien tambien fue presidente entre 1970-1974. Estos sectores parecian dos casas dinasticas, pues actuaban como circulos cerrados que heredaban las jefaturas. El origen de la division se remonta a los sucesos de "el bogotazo" (33), cuando Laureano Gomez fue excluido del gobierno Ospina, luego de su recomposicion con la participacion del Partido Liberal, hecho que nunca fue olvidado por el primero. En el gobierno de Turbay Ayala, ambos sectores estaban incluidos en la burocracia gubernamental, pero eso no borraba sus diferencias. Alvaro Gomez Hurtado, hijo de Laureano, siempre tuvo ambicion de poder, por eso se postulo como candidato a la presidencia de la Republica en varias oportunidades, sin lograr esa meta; quizas fue el unico de los jefes naturales de los partidos tradicionales que no pudo alcanzarla. Era un dirigente nacional por su acervo doctrinario, con poca receptividad popular por el papel que le atribuian en el periodo conocido como la violencia politica de los anos cincuenta. El otro sector, tenia como vocero a Misael Pastrana Borrero, quien fuera el ultimo presidente del Frente Nacional, habia heredado la jefatura del expresidente Ospina Perez, fallecido en 1976 y, a su vez, "delegaria" el poder en su hijo Andres Pastrana Arango, en los anos posteriores, siendo tambien presidente finisecular; no era menos ambicioso que Gomez, pero si mas pragmatico, de hecho participo en la burocracia de distintos gobiernos.

En 1980, Alvaro Gomez Hurtado planteaba que la concepcion de la politica debia ser la transformacion social, a traves de la opinion que debian ganar los partidos politicos para respaldar sus programas a corto plazo y con una idea amplia del desarrollo concertado entre estos. De alguna manera, me parece esbozaba la tesis del acuerdo sobre lo fundamental que se hizo famosa al final de la decada. Es decir, planteaba la tesis de un Frente Nacional mas radical que el de 1958 pero, segun el, con un contenido programatico y distinto en sus fines, de "eliminar la violencia" partidaria; por eso sostenia que este acuerdo:

tendria que destruir mayor cantidad de intereses creados. Deberia vincular a zonas mucho mas amplias de opinion que las que se vincularon al anterior frente nacional. Por eso creo que los liberales solos, que pueden ganar la direccion del Estado a traves de las elecciones, no pueden sin embargo hacer una transformacion social. Hoy el partido conservador no se presenta como alternativa en virtud de su division. (Gomez Hurtado). (34)

Lo anterior, podria interpretarse como la preparacion del terreno para el debate de 1982, dado que en el conservatismo justamente se ventilaba la conveniencia de aprovechar la division liberal, con un candidato que favoreciera la union conservadora; Gomez Hurtado mismo no se consideraba la clave que jugara ese papel, aunque no lo descartaba, decia: "un buen candidato sera quien pueda simbolizar ante la opinion publica lo que el conservatismo quiere y sea al mismo tiempo una solucion [...] parece que yo simbolizo bastante el conservatismo, pero probablemente no soy solucion" (35); por eso tal vez, lanzaba tacticamente a su amigo Rodrigo Marin Bernal como precandidato y competidor de Belisario Betancur Cuartas, el otro candidato, quien sin alinderarse con ninguna fraccion podria conseguir la cohesion, ademas de contar con experiencia en esas lides, pues habia sido candidato en 1970 y 1978, en esta ultima contienda bajo el marco de un movimiento nacional; recurso al que acudio historicamente el conservatismo (36) y que repitio en las elecciones de 1982, el mismo candidato Betancur y que le surtio efecto. Paradojicamente, en este periodo electoral, el Partido Conservador dividido historicamente pretendia ganar el poder al Partido Liberal dividido coyunturalmente, bajo un emblema "nacional".

Finalizando 1981, estaban definidos los candidatos conservadores, cuya suerte se iba a dirimir en la Convencion Conservadora: Gomez Hurtado y Belisario Betancur. El primero fuerte doctrinariamente, el segundo haciendo equilibrio, entre su supuesto amplio respaldo externo al Partido Conservador, su experiencia electoral de 1978 y el aval interno del sector de Pastrana.

En esas circunstancias, Gomez Hurtado defendia la propuesta politica que consistia en los siguientes puntos: 1) defensa del sistema bipartidista, que no excluia la participacion del Partido Liberal o de miembros de este; 2) afirmacion y renovacion de la institucionalidad: "la constitucion, por ejemplo, he pretendido modernizarla, incrustando en ella creaciones del derecho publico originales, colombianisimas" (Gomez Hurtado) (37); 3) la concertacion como un principio, en la implementacion de un nuevo modelo de desarrollo, la planeacion y todos los asuntos de orden nacional o de la cuestion publica (38); 4) moralizacion de la administracion publica: "Desde el gobierno se puede implantar un regimen de pulcritud con el castigo severo y ejemplarizante de los actos delictuosos" (Gomez Hurtado) (39); 5) eficacia del gasto publico: "hay que restaurarle al Estado dos nociones basicas: la del costo-beneficio para que no se gaste sino lo que se reproduce y la del lucro cesante para que no se queden las cosas a medio hacer"; 6) recuperar el comercio exterior: "es necesario que los productos colombianos sean competitivos y puedan exportarse"; 7) necesidad de gran y nueva inversion; Gomez H., veia que en Colombia la inversion era debil, pero para que se produjera habia que reformar la tributacion: evitando la evasion, eliminando la doble tributacion y sin "castigar a los que producen y trabajan". El entonces candidato conservador, reclamaba que su programa era innovador porque este "era un verdadero cambio no solo del Estado sino del pais" y, por tanto, imposible que lo planteara el Partido Liberal dada su responsabilidad en el estado de cosas existente. Pecaut le atribuye participacion en el gobierno de Turbay.

Por su parte, el candidato Belisario Betancur Cuartas era un politico avezado, de origen humilde, imagen que difundia con cierta frecuencia; habia perdido las elecciones, en el periodo anterior por escaso margen, como ya se menciono; asi como tenia fama de progresista y socializante dentro de un sector de los conservadores, otros lo catalogaban de ambiguo (40). En el gobierno frentenacionalista de Guillermo LeonValencia se desempeno como Ministro deTrabajo, siendo acusado por sectores de izquierda y de los sindicatos de propiciar la represion a una huelga de cementeros, en Santa Barbara (Antioquia). En 1970 se habia lanzado como candidato disidente en contra del candidato oficial del Frente Nacional, Pastrana Borrero, al lado de otro candidato conservador, Evaristo Sourdis, consiguiendo una votacion de algun peso. Parece que siempre jugo dentro de su partido como fuerza independiente sobre la base de recoger cierta cauda, que no necesariamente era de marca conservadora. Por eso, para la contienda que interesa, se presento a la candidatura conservadora cobijado por un "movimiento nacional", que se ajustaba muy bien a la estrategia conservadora de consolidar su probabilidad de obtener la victoria en mayo de 1982.

Remontar la pugna de tantos anos dentro del Partido Conservador, no fue un proceso facil.Tanto Gomez Hurtado como Belisario Betancur, se reclamaban como legitimos candidatos, merced a sus virtudes, tradicion y argumentos ideologicos, en un caso; servicios prestados al colectivo azul durante 40 anos y el apoyo de vastos sectores, en el otro caso (41). Era un choque de trayectorias. Que se soluciono una vez desaparecio la oculta pretension hasta ese momento de Pastrana de ser candidato; quizas porque este sector no confiaba en la viabilidad de la candidatura Betancur, frente al candidato de la casa opuesta (42). El 27 de noviembre, en un arrebato de realismo politico, la Convencion Conservadora opto por designar al candidato de mayor posibilidad de imponerse a los liberales divididos y que menos resquemor producia en el electorado.

En resumen, la contradiccion entre los candidatos Gomez y Betancur era doble. Para el primero, porque rechazaba la propuesta de "movimiento nacional" de Betancur, merced a que esta desvirtuaba el sistema bipartidista, ademas, lo encontraba ambiguo y populista. Se enfrentaba con Pastrana, como jefe del partido y por el sectarismo cronico; Gomez, en verdad, no contaba con la fuerza suficiente en el Partido Conservador para haber impuesto su candidatura. El candidato Betancur, no cedia frente a su competidor basado en su supuesto mayor apoyo electoral e identica legitimidad; tenia una posicion mas comoda en la organizacion partidaria (43).

La propuesta politica de Belisario Betancur contemplaba una consideracion respecto de la paz, mas encaminada a intervenir los "agentes impersonales", que en su gobierno se publicito como los factores objetivos, los cuales determinaban la subversion; es decir, la pacificacion no era tan explicita en su plataforma, como si lo fue en su accion gubernamental, que adquirio notable importancia. En la campana no se descalifico la Comision de Paz conformada por el gobierno. En el manejo politico, planteo cumplir el articulo 120 (44) de la CN matizandolo con el nombramiento de un Ministro del Interior liberal, como del Contralor y de enviar una terna a la Camara de Representantes para que designaran un Procurador, tambien liberal. Semejante a la propuesta de Galan, proponia Betancur la creacion de un poder electoral para que tecnificara la funcion de esta rama del Estado. Buscaba la modernizacion de la carrera administrativa, dandole caracter tecnico a los cargos; en buena medida era un punto que recogia del proyecto de Gomez H. (45)., aunque en mi perspectiva esta ultima tenia mayor profundidad; Betancur entendia la administracion y asi se aplico en su gobierno, como simple congelamiento de la nomina oficial, ademas de frenar los gastos de funcionamiento. En el aspecto de la descentralizacion, la mayoria de los candidatos coinciden: Betancur a tono con su partido, se oponia al federalismo--bandera liberal--siendo partidario de la centralizacion politica y la descentralizacion administrativa, lo que suponia ampliar las funciones de los departamentos y los municipios, pero con su pertinente base financiera (46).

Su perspectiva economica se centraba en un modelo de desarrollo, planteado como la alternativa a la "idea del desarrollismo" de Gomez H., entendido como "el prestigio del trabajo honrado y la produccion", lo cual implicaba incrementar las tasas de crecimiento economico con resultados positivos en la industria, la agricultura y la construccion y por tanto en el empleo; medidas adicionales eran: lucha contra la inflacion, eliminacion de la doble tributacion, estimulos de CAT y otros incentivos para la creacion masiva de empleo (47), lo mismo que para la inversion; el desarrollo para el candidato azul debia ser un esfuerzo no solo del Estado, sino tambien de la empresa privada, pero con reglas claras en la politica economica: "El sector privado debe conocer las alternativas existentes y como el Estado se propone manejar sus mecanismos de incentivos o de controles monetarios y economicos" (48).

La politica social se inspiraba en la justicia social catolica--"ultima enciclica de Juan Pablo II"--y se definia por la contratacion del desarrollo cuyo eje era el empleo, pero se completaba con el aumento del valor agregado nacional tanto en el sector productivo como en el sector externo (49).

Sin embargo, el ariete de su plataforma de gobierno fueron las propuestas de la vivienda sin cuota inicial para los sectores medios y bajos y la universidad abierta y a distancia, las cuales cobraron importancia en el transcurso del debate electoral con el candidato liberal, y que se cobijaron bajo la consigna del "si se puede". Esta formula bien pudo coadyuvar al triunfo de Belisario Betancur en el ascenso al poder del Partido Conservador en mayo de 1982, luego de casi una decada de privacion del poder.

C) Izquierda Democratica: perdida de peso o cediendo el paso

Desde la perspectiva actual se entiende, en este trabajo, por partidos de izquierda democratica aquellas agrupaciones politicas que no detentaban el poder, se oponian al orden de cosas establecido y buscaban su transformacion. Pero realizaban su actividad en forma abierta y legal. Especificamente, se examinan en esta categoria el Partido Comunista Colombiano (PCC), el MOIR, el movimiento FIRMES y las coaliciones conformadas por estos en este periodo: la Union Nacional de Oposicion (UNO) y el Frente por la Unidad del Pueblo (FUP).

Para la izquierda democratica la decada del ochenta implico--a manera de hipotesis--: 1) El desplazamiento en el liderazgo del proceso opositor y de cambio, por las organizaciones insurgentes armadas, o sea por la guerrilla en general, bien como al comienzo del decenio, por el M-19, bien por las FARC posteriormente. 2) Enfrentar los embates del paramilitarismo y de la represion estatal hasta practicamente su extincion, especialmente de forma drastica en el sector orientado por el PCC, la Union Patriotica (UP), que fue una coalicion surgida de los acuerdos de paz con el gobierno de Belisario Betancur en 1984.

En este primer periodo, se registraran los hechos relativos al proceso politico como tal y lo relativo al debate electoral de 1982. En primer lugar, permitase una breve descripcion de la situacion de estos partidos ad portas de los anos ochenta: la decada del setenta deparo el fortalecimiento de las organizaciones de izquierda de diversos matices ideologicos--ortodoxos y heterodoxos--, que se hizo notable en la influencia de estos en los sectores sindical, de estudiantes e intelectuales, empleados y sectores del campesinado; dos organizaciones, especialmente, mostraban alcance nacional: el PCC de orientacion pro sovietica y el MOIR de orientacion maoista; su capacidad electoral, aunque baja, les habia permitido elegir representantes en el Congreso de la Republica y en corporaciones regionales y locales, en el marco de la alianza de la UNO que en su momento resulto sorprendente dadas las disputas de estos dos partidos. La UNO (50) en 1974 obtuvo cerca del 3% de la votacion en la contienda presidencial de dicho ano. Al finalizar la decada del setenta y cuando arreciaba la protesta social, motivados principalmente en diferencias ideologicas atinentes a la situacion internacional del movimiento comunista, la UNO se dividio, quedando bajo el control del PCC. El MOIR conformo por su parte el FUP con grupos de izquierda mas pequenos y sectores de la ANAPO. Ambos partidos pretendian ser artifices de la creacion de un frente de masas que liderara el proceso politico de alcanzar la independencia nacional y configurar un Estado democratico radical. En 1978 cada uno de estas coaliciones presento candidatos presidenciales que provenian de la antigua ANAPO: Julio Cesar Pernia por la UNO y Jaime Piedrahita Cardona por el FUP (51). Ni la UNO ni el FUP se pueden catalogar en si mismos como organizaciones marxistas; eran aparatos de los dos partidos descritos, que admitian miembros con distintas valoraciones, los cuales si se identificaban con la plataforma politica de este y no con la de los partidos.

Si bien es cierto que los anos setenta marcaron una "performance" para la izquierda democratica en la medida en que estructuraron un proyecto politico (52), que en un momento dado--cateris paribus--se podia considerar, potencialmente, una alternativa a la hegemonia de los partidos tradicionales, tambien lo fue que sus diferencias ideologicas que consultaban, al parecer, mas los factores externos que la realidad nacional, los mostraron al finalizar los setenta incapaces de abocar la crisis politica y economica que vendria en los anos 80 y en la cual los nuevos factores que aparecieron, los dejaron dramaticamente "fuera del juego": el militarismo, la violencia, el paramilitarismo, el conflicto armado y el narcotrafico.

En la perspectiva de corto plazo--del periodo--en los albores de los ochenta la izquierda democratica estaba dividida, en forma que parecia irreconciliable. Si en la otra orilla del espectro politico colombiano eran normales la division y las disidencias, en la izquierda nacional tambien lo eran, pero por causas diferentes: origenes ideologicos derivados de procesos internacionales; de diversas concepciones sobre la realidad historica de Colombia, que determinaban la accion politica en cada uno y que excluia radicalmente a los otros, hasta convertirlos en enemigos.

No obstante, dos anos antes habia surgido el movimiento FIRMES que se presentaba como alternativa a las limitaciones de la izquierda democratica "tradicional". FIRMES aglutinaba a sectores intelectuales urbanos, a grupos pequenos de la izquierda que se disolvieron en este movimiento e individuos con la misma procedencia; no se matriculaba propiamente en ningun campo internacional, pero en principio guardaba simpatia por la socialdemocracia; el nucleo dirigente provenia, en gran medida, al menos sus promotores, de la academia y de los editores de la revista Alternativa. En las elecciones de mitaca de 1980 tuvo un relativo buen resultado electoral, al elegir concejal en Bogota y diputados en varias asambleas departamentales; en los acontecimientos relacionados con la restriccion de libertades y de los derechos humanos en este periodo, realizo un papel de cierto protagonismo en la iniciativa que se llamo como la apertura democratica, al lado del sector de la UNO; de igual manera, participo en las gestiones de paz para conseguir una amnistia amplia para los alzados en armas y, de hecho, algunos de sus miembros fueron nombrados en la Comision de Paz, que en 1982 conformo el gobierno de Belisario Betancur. Para el debate electoral de 1982 constituyo con la UNO y el PCC un frente electoral cuyo candidato fue el intelectual Gerardo Molina, justamente miembro de este movimiento y sugerido al campo de la UNO, por FIRMES en julio de 1981. Luego del debate electoral el movimiento languidecio completamente.

El PCC, fundado en 1930, era el mas fuerte de los partidos de izquierda por su mayor influencia en el sindicalismo, de hecho controlaba la central sindical CSTC; tenia mayor organizacion: difundia semanalmente el periodico Voz Proletaria con tiraje nacional, su militancia era mas numerosa que la del MOIR y su trabajo politico cubria diversos frentes sociales. Sin embargo, era muy criticado por grupos radicales por su adscripcion al entonces Estado sovietico y por determinadas conductas politicas en su trayectoria que, segun aquellos, comprometian su "entereza clasista". Tenia vinculos con las FARC (53) y en no pocas ocasiones alentaba su accionar; para algunos era un frente de masas, al que orientaba.

Para la epoca el PCC focalizaba su accion en configurar un frente politico con amplia cobertura social, para enfrentar la "ola reaccionaria", que se alzaba sobre el pais y que se traducia en detenciones de personas destacadas en el arte o la politica, que se expresaban en contra del autoritarismo del gobierno Turbay, incluidos militantes del PCC y de la UNO como el poeta Luis Vidales, por ejemplo. En estos anos fue conocida la actividad de la "apertura democratica" que se proponia contrarrestar el militarismo prevaleciente con la reivindicacion de los derechos humanos, era una estrategia que animaban los comunistas amparados en una serie de actividades como foros de los derechos humanos en los cuales participaban diversas fuerzas y personalidades de la politica nacional. Se buscaba, al mismo tiempo, articular esta accion con: 1) la presion sobre el gobierno con el fin de exigir un "acuerdo nacional para una verdadera amnistia, el levantamiento del estado de sitio, la desmilitarizacion de las regiones agrarias, las mas amplias libertades y derechos sindicales" (54); y 2) la conformacion de un frente electoral unitario, para el debate de 1982, que planteara plataforma unica y candidato unico, para lo cual sugerian seis nominaciones de candidatos a la presidencia de la Republica e incluian el nombre de Gerardo Molina, propuesto a la sazon por FIRMES.

En el ambito puramente reivindicativo de lo social, se realizo el segundo paro civico nacional el 21 de octubre de 1981, impulsado por la CSTC principalmente, con discutibles resultados, pues no movilizo al sector sindical ni repercutio en la opinion publica como si ocurrio con el paro civico de 1977. En buena medida, el mediocre impacto obedecio al desgano de las centrales sindicales UTC y CTC y a la resistencia abierta de la CGT. Las condiciones politicas de 1981 no eran las mismas de 1977, las cuales permitieron la confluencia de todas las centrales obreras. No obstante, tuvo mucha significacion para el PCC por la perspectiva de afincar en el movimiento obrero la unidad democratica bajo su egida.

En suma, la dinamica del Partido Comunista al decir de su direccion, en estos anos, se cifro en la lucha social, que tuvo su auge con la realizacion del segundo paro civico nacional; en la accion politica, por "la amnistia y la paz", y en la campana electoral de 1982 con la misma intencion, en la cual confluyeron los mismos sectores de su influencia y FIRMES.

En el proceso politico electoral el PCC criticaba la candidatura liberal de Lopez, que alcanzada en "juego amanado" y recogiendo las clientelas del turbayismo, se presentara demagogicamente como el candidato de la paz; veian en Galan, aspectos positivos por la defensa de los recursos naturales, y su actitud favorable a la paz y las libertades, pero al mismo tiempo le achacaban limitaciones, en tanto reducia su politica al antilopismo, y su timidez frente al cambio democratico (55). En los conservadores estimaban la controversia por la candidatura de esa agrupacion, como un reacomodamiento de la derecha, merced a los esfuerzos de Gomez H. por desvirtuar la aspiracion de Betancur, soportada en un movimiento nacional y quien tenia--segun ellos--"mas simpatias en la base conservadora"; decian que aquel pretendia ganar el poder, con el fin de distribuir la burocracia segun su criterio y consolidar "los elementos mas reaccionarios del poder y el militarismo" (56). Entonces, se debia plantear como alternativa electoral de la izquierda un candidato, una campana y un programa unico. De esa forma, en efecto, se conformo el Frente Democratico, cuyo candidato fue el intelectual y democrata Gerardo Molina con un programa que incluia puntos de aspiraciones sociales y democraticas de sectores de trabajadores, campesinos, indigenas, empleados y de defensa de las riquezas naturales y de la universidad publica, alza general de salarios, levantamiento del Estado de Sitio, amnistia general y la solidaridad internacional en la "lucha contra el imperialismo norteamericano".

En contraste con el Partido Comunista el MOIR era un partido con menor antiguedad, pues se habia fundado en 1965 con el nombre de MOEC (57), pues de esa tendencia provenia. De los muchos grupos existentes en la Colombia de los anos setenta, pertenecientes a la corriente maoista--llamados ML--el MOIR era el que tenia mayor influencia en capas de estudiantes, de empleados, de maestros, de algunos sectores de clase media y de campesinos; influia relativamente en el sector de sindicatos independientes. Se convirtio en una organizacion de ambito nacional a partir de su influencia en el movimiento estudiantil de 1971. Ideologicamente reflejaba en Colombia la division que se produjo en los anos sesenta en el movimiento comunista internacional, o sea la pugna entre China y la Union Sovietica; mucho de su acervo ideologico encontraba su fuente en los postulados maoistas, los cuales aplicaban de forma estricta a la realidad nacional, empezando por la tesis de la "Nueva democracia", que le suministraba la pauta en su accionar politico. Se oponia virulentamente al PCC (58), como la mayoria de grupos de izquierda marxista, por razones ya mencionadas. En 1972, participo por primera vez en la lucha electoral, definida como una estrategia para difundir sus tesis, ganar adeptos y construir un frente antiimperialista, el cual acogeria, incluso a sectores nacionalistas de las clases dominantes. En 1973 hicieron alianza con el PCC en una organizacion comun, que se denomino Union Nacional de Oposicion (UNO), en la cual tambien participo un grupo disidente de la declinante ANAPO, el Movimiento Amplio Colombiano (MAC). A raiz de las diferencias sobre el apoyo a Cuba y por "posiciones politicas del PCC frente al gobierno de Lopez Michelsen" se rompio la coalicion de la UNO. Desde 1977, el MOIR se consagro a conformar un frente amplio de masas en la perspectiva del frente antiimperialista ideado; en primera instancia, para los anos del periodo estudiado se creo, en un plan electoral, mas bien, el Frente por la Unidad del Pueblo (FUP), el cual se integro por una parte del MAC, de sectores independientes del liberalismo como el Movimiento Independiente Liberal (MIL), liderado por la periodista bogotana Consuelo de Montejo, y otros grupos pequenos de la corriente ML. Para la contienda electoral de 1978 su candidato fue el dirigente del MAC y senador antioqueno, Jaime Piedrahita Cardona, quien obtuvo sesenta mil votos; el FUP eligio un representante al Congreso, un concejal en la capital y cerca de 3 diputados en asambleas departamentales.

Tanto el PCC como el MOIR en los tempranos anos ochenta estuvieron determinados por la dinamica de estos frentes y por sus objetivos partidarios; en lo primero parecian semejantes, pero la diferencia era abismal: la UNO con la pauta del PCC enfatiza, como vimos, la cuestion de la paz y la amnistia; el FUP se orienta por el tema nacional y de lucha de clases. En lo segundo, el MOIR atraveso por dificultades internas al sufrir dos disidencias en sus filas, en 1978 y 1981. De otra parte, su horizonte politico cambio en los anos ochenta al colocar como blanco de la independencia nacional a la Union Sovietica, luego de la invasion de esa potencia a Afganistan. La explicacion de este "viraje" estriba en dos aspectos: uno, la inmersion de Colombia en el conflicto Este-Oeste por la cercania de un foco clave del mismo: Centroamerica con la presencia de dos actores principales, Cuba y Nicaragua; y dos, la presencia de un grupo armado influenciado ideologica y politicamente por ese poder, en Colombia: las FARC, que en ese momento se adscribia, precisamente, al PCC.

Este factor se manifiesta en su discurrir politico de estos anos de dos formas: aislarse de los eventos de masas promovidos desde el PCC, centrando su actividad con otras fuerzas, y no abandonar su base social y el FUP. En ese sentido, su accion en los sindicatos no varia esencialmente, como tambien en otros frentes de trabajo de masas; electoralmente bajo el marco del FUP buscaban ganar posiciones con sus aliados y en la concientizacion en su zona de prestigio de la lucha por los derechos humanos y la "apertura democratica" como de simple caracter reformista--liberal--y no revolucionario. De ahi la negativa a participar en la Comision de Paz, por ejemplo, convocada por el gobierno de Belisario Betancur en 1982.

Para las elecciones de 1982 se presentaron con dos candidatos: en principio con Consuelo de Montejo--directora del periodico El Bogotano--y de forma definitiva con un candidato simbolico, extraido de sus propios cuadros de direccion, Marcelo Torres Benavides, quien habia sido lider del movimiento estudiantil de 1971. El sentido de la atipica campana, se puede interpretar, como la manera de sentar un precedente y no pasar en blanco en una coyuntura dificil para el MOIR--dentro del llamado desierto liberal--por la renuncia de su candidata y por la desercion de un grupo que salio a unirse, supuestamente, a la "ofensiva final" lanzada por el M-19 en 1981 o a plegarse a la "corriente liberal". Entonces el objetivo de esta, perseguia resaltar: la denuncia contra la represion y la violencia, advertir sobre la amenaza socialimperialista en el pais y clarificar en sus propias filas el tema del liberalismo en la izquierda.

Como sintesis de este primer periodo se encuentra que la izquierda democratica colombiana, mas alla de senalar que se dibujaron dos tendencias, una radical y otra moderada, lo que se destaca es la defensa de su prevalencia en la vida politica nacional en torno de los frentes sociopoliticos construidos: UNO y FUP. En estos se consumieron su mayor energia, pues de estos dependian la proyeccion tanto interna como externa del PCC y el MOIR. En lo atinente al debate electoral de 1982 con dos eventos complementarios: de Parlamento y de presidentes, el balance fue de sombras, en terminos de los votos logrados, dado que hubo cierto retroceso para los dos partidos referenciados (59). De luces por la calidad de las propuestas, si lo comparamos con el debate de los partidos tradicionales y lo emblematico que resultaron los candidatos presidenciales para cada uno de los bandos (60).

D) La Guerrilla: insurgencia tras el liderato o del M-19 a las FARC

En el decenio de los ochenta el movimiento guerrillero fue el principal protagonista del proceso politico colombiano, opacando a los partidos y grupos de la izquierda democratica. Porque se presento una ruptura en su estrategia: abandono su trasegar defensivo en las montanas y se convirtio en interlocutor politico con el Estado, a la vez que la accion militar asumio caracter ofensivo. El M-19 fue quien promovio con mayor diligencia que las FARC esta "innovacion" entre 1980 y 1983, expresada en propuestas como el gran "dialogo nacional" y la negociacion de paz que adelanto con el gobierno Betancur, en medio de la ofensiva guerrera, iniciada desde 1981. Paulatinamente, en los siguientes anos se sumaran a aquella el resto del variopinto movimiento guerrillero colombiano: EPL, ELN, Movimiento Quintin Lame y el ADO. Pero fueron las FARC, a la postre, las que capitalizaron este viraje, en la medida en que les reporto una importante expansion territorial, aunque tambien le trajo la fallida creacion de la Union Patriotica (UP) (61).

El M-19 se creo como respuesta al fraude a Gustavo Rojas Pinilla en las elecciones del 19 de abril de 1970 y aparecio publicamente en 1974, con la sustraccion de la espada de Bolivar de la Quinta de Bolivar en Bogota. Lo integraron dirigentes que procedian de varios grupos guerrilleros: ELN, EPL, FARC y del mismo partido, de la ANAPO. "Personas que venian cansadas de luchas esteriles dentro de la izquierda" (62). Fue un grupo guerrillero que primero operaba en las ciudades, un poco al estilo de la guerrilla urbana de "los tupamaros" en Uruguay, pero no era una fuerza tipicamente urbana; tambien fue una guerrilla rural como sus emulos castristas.

La impronta urbana proviene de su origen sociopolitico: las masas anapistas, que por la frustracion del "robo electoral" dan pabulo a su eclosion (63), constituyendose como base social; aspecto intrinseco que, de por si, le marco una diferencia con los demas grupos guerrilleros. No tenia un perfil ideologico definido, se consideraban socialdemocratas y seguidores de las ideas de Bolivar. Su objetivo no era "organizar una revolucion socialista", sino democratizar el pais en todos los campos (64). Se reclamaban democratas nacionalistas; al respecto su comandante Bateman afirmaba:
   Pensamos en un gran pais donde la democracia no sean la oligarquia
   liberal y conservadora, sino un pais donde esa democracia sea la de
   un pueblo liberal, conservador, comunista, socialista. Un
   nacionalismo sano, un nacionalismo popular, revolucionario, porque
   nosotros pensamos que hay que revolucionar este pais. (65)


A pesar de su afirmacion nacionalista, en su formacion habian sido permeados por la experiencia de dos organizaciones continentales, de los Tupamaros y de los Montoneros en dos hechos: la concepcion politico-militar fue tomada de los segundos--luego desarrollada por el M-19--y, de los Tupamaros--sostuvo Bateman--: "tomamos la audacia en la propaganda armada" (Villamizar, 1995, p. 69 y 70).

Se distinguieron por las acciones espectaculares, desde su aparicion, como los asaltos a bancos y a camiones repartidores de alimentos, para distribuirlos entre pobladores de barrios pobres; el secuestro a empresarios, para favorecer demandas laborales. Sus operaciones mas publicitadas fueron el asesinato del lider sindical de la CTC, Jose Raquel Mercado, el robo de las armas al Canton Norte y la toma de la embajada dominicana. Precisamente, en torno de ese hecho fue que presentaron, en 1980, la propuesta del "dialogo nacional", con la cual se contribuyo a la ruptura con las guerrillas de los anos sesenta (66).

El robo de las armas al Canton Norte del Ejercito, en Bogota, habia desatado una feroz persecucion sobre el M-19, que acarreo la detencion de un vasto sector de militantes y de sus dirigentes, asi como confesiones sacadas con torturas a estos. No seria exagerado decir que para el M-19 la reaccion de los militares represento un serio reves, pues en pocas semanas aquellos no solo recuperaron la mayor parte del arsenal sustraido (67), sino que desvertebraron parcialmente la organizacion y colocaron en prision a buena parte de su comando central. Tambien es verdad, que el M-19 se reorganizo rapidamente y contraataco al gobierno con golpes publicitarios, asaltos a algunas poblaciones y toma a sedes de medios de comunicacion. La accion mas audaz la constituyo, precisamente, la toma el 27 de febrero de 1980 de la embajada de la Republica Dominicana, en la cual quedaron como rehenes doce embajadores y cerca de cuarenta diplomaticos, entre los cuales descollaban el Nuncio Apostolico y el Embajador de Estados Unidos.

La liberacion de los diplomaticos implico una negociacion con el gobierno de Turbay, que duro cerca de sesenta dias, pero mas alla de esta, le permitio al M-19 dar a conocer sus fines politicos y abrir la discusion sobre la paz y la democracia; topico que era del mayor interes para un sector de la izquierda y de la opinion nacional. Jaime Bateman reconocio que el I Foro de los Derechos Humanos realizado en 1979 (68) por dicho sector, les confirmo en la posibilidad de hacer una negociacion amplia con el gobierno, que contemplara un cambio democratico e incluso el fin del conflicto armado. Para el efecto, propusieron realizar un gran dialogo con una comision de personalidades--sugeridas por ellos--en Panama (69). Durante dos anos el M-19 mantuvo el trasegar por este objetivo, que en el corto plazo suponia una amnistia completa que Turbay nunca concedio; por la presion de la opinion publica el gobierno creo, como se menciono antes, una Comision de Paz que presidio Lleras Restrepo la cual se desmorono por la carencia de la amnistia. En este lapso la puja por la negociacion con el gobierno de Turbay, el M-19 la combino con una seguidilla de acciones militares de peso en 1980, ejecutadas presumiblemente para presionar la negociacion y minimizar el consejo de guerra aplicado a sus cuadros, en la carcel La Picota.

Ante la imposibilidad de la negociacion y el "gran dialogo nacional" el M-19--con ese gobierno-- emprendio el camino de la guerra.Y en 1981 lanzaron una ofensiva de gran envergadura, cuyos hitos fueron: la toma de Mocoa, capital de la entonces intendencia del Putumayo; el desembarco de un comando guerrillero por el rio Mira comandado por Carlos Toledo Plata, que se asilo en Ecuador; el disparo de tres cargas de mortero sobre el Palacio Presidencial; el secuestro de un avion de Aeropesca para recoger cientos de armas y luego llevadas al Caqueta, "donde es forzado a acuatizar en el rio Orteguaza"; la aventura del barco El Karina que traia un cargamento de armas de Panama (70). Simultaneamente lanzan la candidatura de Jaime Bateman a la presidencia de la Republica e intervienen permanentemente las transmisiones de television, creando un clima de perturbacion, que se aumentaba con el anuncio de la union de las guerrillas.

El M-19 y la guerrilla de las FARC coincidieron en articular la fuerza militar con la accion politica; no obstante, es el M-19 el precursor de este cambio--como se dijo--. La mayoria de los miembros de la direccion del M-19 fueron integrantes de las FARC y abandonaron esa militancia justamente porque no compartian su orientacion: no creian en el inmovilismo de la guerrilla, ni en la dispersion de sus efectivos; ni pensaban como adecuado el caracter de exclusiva guerrilla campesina, ajustada a esos objetivos; eran escepticos con aquello de acumular fuerzas para en un determinado plazo tomarse las ciudades; para estos las FARC no aspiraban a la toma del poder en el corto plazo.

Por el contario, concebian un movimiento guerrillero con la calidad de un ejercito, que enfrentara continuamente al enemigo; que articulara su accion militar con las acciones de masas y que conjugara--como decia uno de sus jefes--"la fuerza militar con la fuerza politica".

Bateman repudiaba el caracter de "guerrilla rural" porque no actuaba en las ciudades golpeando centros de poder y bajo la pauta de un proyecto politico. Explicitamente el jefe guerrillero planteaba:
   nosotros creemos que la experiencia guerrillera en Colombia no esta
   terminada. Al contrario, se encuentra en un nivel mas alto de
   retomar la iniciativa. En Colombia hay mas de tres mil guerrilleros
   en armas con una concepcion que ha imperado: la del "golpe y huya"
   que creemos que no ha planteado el problema central que es la
   necesidad de destruir una maquina burocraticamilitar.Y que esa
   maquina solo se puede destruir con otro ejercito del pueblo, pero
   que necesita un proyecto politico que sea acorde con el proyecto
   militar. (71)


Realmente las FARC vivian un proceso similar. Entre 1975 y 1982 ya habian incrementado sus frentes de 5 a 24. Pero la verdadera ruptura se produjo en 1982, cuando pasaron a la ofensiva, por decision de su Septima Conferencia Nacional. Basados en la lectura de la coyuntura, que su direccion encontro favorable, porque se daban "indicios de situacion revolucionaria", resolvieron duplicar sus frentes y, lo mas notable, transformarse en EP: un ejercito revolucionario y popular que debia contar con comandos moviles y unidades, lo suficientemente importantes para enfrentarse al enemigo en una guerra regular y no tipo emboscadas. Dice Pecaut (2008) que el "objetivo fue formulado con toda claridad: lograr en 8 anos un gobierno provisional derrocando al regimen" (p. 50). De ahi la sigla FARC-EP. Este cambio, no necesariamente se explica como consecuencia de la politica de pacificacion con el gobierno de Belisario Betancur, aunque jugo su papel, pues la negociacion con este no supuso la entrega de armas, aunque si comprometio a Marulanda a poner fin al secuestro.

La coincidencia de ambos grupos guerrilleros, en que se presentaba una "fase insurreccional", probablemente, se explicaba segun su logica, por las siguientes razones: 1) internamente la situacion de represion y de militarizacion, obligarian a las masas a plegarse a la lucha democratica --El M-19 despertaba simpatia popular y de muchos jovenes--; y 2) la onda revolucionaria imperante en Centroamerica, especialmente los sucesos de Nicaragua y El Salvador, por esa epoca, constituia un buen catalizador a sus expectativas (Lara, 1987, p. 208 y 209) (72).

Los hechos registrados durante el gobierno de Turbay, determinaron que el M-19 pasara al primer plano como actor politico, a raiz de la toma de la embajada y la actividad de otros sectores, le conformaron una agenda inmediata: lucha por la amnistia, la propuesta de "apertura democratica" y dialogo con el gobierno para una eventual pacificacion. Merced a la negativa de estos objetivos y en consideracion de factores favorables a la "guerra", el M-19 arremetio militarmente en su accion contra el gobierno, dentro de un nivel distinto a su etapa anterior, para volver a la accion politica, de forma afortunada, para ellos, en el siguiente gobierno.

La guerrilla de las FARC reemplazo al M-19 en el primer plano de la politica, precisamente en el gobierno de Belisario Betancur. En este periodo descrito su participacion fue secundaria, excepto la decision de su Septima Conferencia Nacional, cuyos efectos seran muy importantes posteriormente.

3. Conclusion

En el gobierno de Julio Cesar Turbay Ayala que entro en conflicto con diversos actores sociales, excepto con el sector politico, se mantuvo la mano dura con la insurgencia armada, especialmente con el M-19; no se traza una via de solucion al conflicto generado y, por el contrario, al finalizar el periodo parecio ampliarse por la conjugacion de otros factores. El conflicto es diferido para el gobierno siguiente, que evidentemente lo asumio en forma abierta y en el primer ano de administracion parece haberse logrado una solucion.

Los partidos tradicionales no aprovechan adecuadamente el periodo de desmonte del Frente Nacional pues, por un lado, las reglas del juego del sistema politico no quedan claras hacia el futuro; lo que se evidencio, por otro lado, fue la division del Partido Liberal con la perdida del poder y la desorganizacion de los partidos, en terminos del liderazgo, que se vislumbra quedara en manos de jefes regionales. Las consecuencias en ese plano se veran con el discurrir de la decada.

En realidad, este periodo inicial de los anos ochenta deja planteados los elementos que se desarrollan, crudamente, en anos posteriores. Es decir, el conflicto se expandiria y son esos multiples actores los que ocuparan el primer plano del proceso politico colombiano.

Recibido: mayo 23 de 2011; Aprobado: agosto 8 de 2011

Bibliografia

Castro Caycedo, German. (1980, mayo). Serie de entregas de entrevista a Jaime Bateman Cayon. El Siglo. Bogota.

Corporacion Prodemocracia. (1981). Nuevo Liberalismo para una Colombia nueva. Documento No. 1. Bogota.

Lara, Patricia. (1987). Siembra vientos y recogeras tempestades. La historia del M-19, sus protagonistas y sus destinos. Bogota: Editorial Planeta.

Pecaut, Daniel. (1987a). Cronica de dos decadas de politica colombiana 1968-1988. Bogota: Editorial Siglo XXI.

--. (1987b). OrdenyViolencia en Colombia. Tomo II. Bogota: Siglo XXI Editores.

--. (2008). Las FARC: ?Una guerrilla sin fin o sinfines? Bogota: Grupo Editorial Norma.

Pizarro, Eduardo. (1991). Las FARC. De las autodefensas a la combinacion de todas las formas de lucha (1949-1966). Bogota: Tercer Mundo Editores--IEPRI.

Quiroga, Gloria V. (comp.). (1989). El pensamiento y obra de Galan sobre la descentralizacion. Procomun, 2(3). Separata especial. Bogota.

Salazar, Alonso. (2003). Profeta en el desierto, vida y obra de Luis Carlos Galan. Bogota: Editorial Planeta.

Silva Colmenares, Julio. (1979). Los verdaderos duenos del pais. Simposio sobre Administracion. ICFES-EAFIT, Medellin, noviembre 15 de 1979.

Villamizar, Dario. (1995). Aquel 19 sera. 2 edicion. Bogota: Editorial Planeta. Weber, Max. (1964). Economiay Sociedad. Tomo II. 2 edicion. Mexico: FCE.

Revistas y periodicos consultados

Diario El Espectador. Magazin Dominical, mayo 23 de 1982.

Diario El Tiempo. Abril 21 de 1980, agosto 10 de 1980, noviembre 13 de 1981, noviembre 15 de 1981, noviembre 22 de 1981, noviembre 26 de 1981, diciembre 4 de 1981, diciembre 13 de 1981, diciembre 15 de 1981, diciembre 20 de 1981, marzo 14 de 1982. Lecturas Dominicales, enero 17 de 1982, marzo 17 de 1982, abril 25 de 1982, mayo 12 de 1982.

Periodico Tribuna Roja. No. 37 febrero de 1981, No. 38 abril de 1981, No. 42 febrero de 1982.

Periodico Voz Proletaria. Julio 30 de 1981, noviembre 19 de 1981.

Revista Estrategia, abril de 1982.

Revista Flash. No. 4, segunda epoca, febrero de 1978.

Revista Guion. No. 34, julio 4-7 de 1984.

Revista Semana. Mayo 16-23 de 1989.

(1) La decada de los anos ochenta es un transito en la politica colombiana, pero a nivel mundial es el comienzo del neoliberalismo, basta recordar que marca el inicio de los gobiernos de Ronald Reagan y Margaret Thatcher en Estados Unidos e Inglaterra respectivamente, con sus politicas en las cuales sobresalen las teorias economicas de la Escuela de Chicago opuestas a la teoria de Keynes, que orientaba el "Estado de bienestar".

(2) El excanciller Alfredo Vazquez Carrizosa comentaba en su columna de El Espectador que "los partidos tradicionales en Colombia son arcaicos y para resguardarse y evitar su disgregacion se han acogido al peculiar articulo 120, paragrafo 1 de la Constitucion Nacional" [de 1886] [...] han bastado seis meses de vigencia para demostrar las enrevesadas situaciones que esta norma ha creado. Los dos grupos conservadores, pastranistas y alvaristas, han emulado en las zalemas al presidente Julio Cesar Turbay; han puesto en remojo sus escrupulos programaticos y aceptado lo que parecia inconveniente: que el procurador general de la nacion y el contralor de igual manera general de la nacion no sean escogidos entre los miembros del 'segundo partido'" ("El ocaso de los partidos", El Espectador, s.f, s.p.).

(3) En octubre de 1981 se efectuo el segundo paro civico nacional que no tuvo los alcances del primero en 1977, pero que sin embargo inquieto durante buena parte del ano 81 al gobierno y a la opinion publica. Ver informe del CEC del Partido Comunista al pleno del Comite Central en el periodico Voz Proletaria, noviembre 19 de 1981, p. 5.

(4) Ver respuesta del gobierno al informe de Amnistia Internacional que cuestionaba duramente al gobierno Turbay en el manejo de los derechos humanos, en El Tiempo, abril 21 de 1980, p. 10D.

(5) La primera amnistia, ofrecida por el gobierno Turbay poco despues de la toma de la embajada de la Republica Dominicana, era muy restringida y una segunda fue presentada por dos congresistas, aunque era mejor que la anterior, igual fue rechazada por el M-19, el ELN y por el propio presidente, puso sobre el tapete la discusion de esta medida para obtener la paz. Lleras Restrepo presidio la Comision de Paz entre septiembre de 1981 y mayo de 1982.

(6) Todos los datos economicos de este parrafo son tomados del texto de Pecaut (1987), Cronica de dos decadas de politica colombiana 1968-1988, capitulo "Una democracia en la encrucijada", p. 327 y ss.

(7) En ese momento en Colombia existian 7 grandes grupos financieros: Santodomingo, Suramericana (hoy Grupo Antioqueno), Ardila Lulle (Postobon-Lux), Bogota, Fedecafe, Grancolombiano y Vallecaucano; notese como los conglomerados financieros son menos numerosos hoy, porque en buena parte muchos activos se han privatizado, favoreciendo principalmente a inversionistas extranjeros, como en el caso de la Banca a capital espanol o a capital mexicano como en el caso de la telefonia celular que se desconocia en esos anos. Al respecto para esa tematica y sobre esa epoca, veanse, entre otros, los estudios de Jesus Bejarano: El capital monopolista y la inversion extranjera, y Julio Silva Colmenares: Los verdaderos duenos del pais y su ponencia--citada aqui-: Los grupos financieros en Colombia (Silva, 1979).

(8) Estimulado por el predominio del "capital financiero" como parte del plan de "Las Cuatro Estrategias" del gobierno Pastrana Borrero al crearse las UPAC y luego en el gobierno de Lopez M. con el papel que jugo la llamada "ventanilla siniestra" que le abrio entrada a capitales de la "economia clandestina", entre otros factores.

(9) Declaracion del presidente de la ANDI ante la asamblea de los industriales en 1981 (citada por Pecaut, 1987, p. 336).

(10) Vease las denuncias de Francisco Mosquera, Secretario General del MOIR en los anos ochenta y de Enrique Santos Calderon, subdirector de El Tiempo en esos anos (Santos,1985, "La Guerra por la Paz", Editorial CEREC, Bogota).SG.

(11) Ver: Jorge Velez, "El caso Santofimio" en Revista Flash No. 4, febrero 15 de 1978, p. 10-14.

(12) Ver: reportaje de Bernard Cassen, "Colombie, des lezardes dans le facade democratique" en revista Flash No. 4, febrero 15 de 1978, informe especial, pp. 22-37. Es importante aclarar que para Anales de los setenta el poder mafioso era principalmente de grupos que traficaban con marihuana, los carteles en los ochenta si comercializaban cocaina.

(13) En abril de 1983 la revista Semana presento al jefe del llamado cartel de Medellin como un potentado benefactor bajo el eufemistico titulo de Un Robin Hood Paisa, (suplemento de Semana mayo 16-23 de 1989).a URi(, m-23)

(14) En las elecciones de 1978 los candidatos liberales fueron: Carlos Holmes Trujillo, dirigente del Valle; Carlos Lleras Restrepo y Julio Cesar Turbay Ayala, dirigentes nacionales. Para el debate presidencial de 1982 se presentaron como candidatos liberales: Alberto Santofimio Botero, dirigente regional del Tolima con visos de dirigente nacional; Otto Morales Benitez, dirigente regional de Caldas; Augusto Espinosa V., dirigente regional de Santander, Virgilio Barco Vargas, dirigente nacional y Alfonso Lopez Michelsen, dirigente nacional, quien en ese momento fungia como director del Partido Liberal. En el Partido Conservador los candidatos fueron: Alvaro Gomez Hurtado y Belisario Betancur en 1978. Para 1982 solo se presento Belisario Betancur, designado candidato por el mecanismo de la convencion.

(15) Weber define la politica como Lenin, como la simple lucha por el poder pero en el ambito del Estado moderno o de cualquier asociacion que se rija por reglas democraticas. Ver su sociologia del Estado en su texto Economia y Sociedad (1964).

(16) Cuando Turbay fue candidato en 1978 se criticaba que el presidente Lopez M. lo habia favorecido frente al otro candidato liberal, Lleras Restrepo, a traves del mecanismo del llamado Consenso de San Carlos y viceversa en 1982 mediante procedimientos poco claros, segun sus criticos en la Convencion de Medellin en 1981 y el Acuerdo de Sincelejo. Vease por ejemplo: El Tiempo, diciembre 4 de 1981, p. 5A y 6A.

(17) Asi lo percibia el mismo Lopez M., cuando en entrevista decia que: "Las razones que lo asisten [a Lleras R.] para profesarme una antipatia, un rencor, una animadversion como aquella que hace gala, yo la ignoro por completo [...] no creo que los propositos que le inspiren sean enteramente ajenos a consideraciones de caracter personal, mas que a consideraciones de interes general" (Lecturas Dominicales de El Tiempo, enero 17 de 1982). Marx en carta a Bloch considera que en la relacion entre economia y politica en el devenir .[a Lleras R.] [] (Lecturas Dominicales de El Tiempo, enero 17 de 1982)historico en un momento determinado tambien juegan los intereses personales; en ultima instancia lo economico si es determinante de la politica.

(18) "Porque acepte la candidatura", entrevista a Lopez M. en El Tiempo, noviembre 15 de 1981, p. 5B y ultima B.

(19) "No retirare mi candidatura", entrevista a Luis Carlos Galan en El Tiempo, noviembre 13 de 1981, p. 4B y 6C); discurso de Luis Carlos Galan el 2 de diciembre de 1981 en el Hotel Tequendama: "El nuevo liberalismo, una nueva actitud" en El Tiempo, diciembre 4 de 1981, p. 5A y 6A.

(20) "Porque soy candidato" en El Tiempo, noviembre 15 de 1981, p. ultima B.

(21) Maria Jimena Duzan, "Como ve la izquierda a Lopez, reportaje politico con Alvaro Tirado Mejia", en El Espectador, diciembre de 1981, s.f., s.p.

(22) "Porque soy candidato" (Ibid.). Recuerdese que funcionaba la Comision de Paz presidida por Lleras R., quien renuncio la vispera de la eleccion presidencial y Lopez "apoyo la decision adoptada por el presidente Turbay Ayala".

(23) Veanse los programas de los cuatro candidatos en Magazin Dominical de El Espectador, mayo 23 de 1982.

(24) Ibid.

(25) El Tiempo, mayo 12 de 1982, p. 8A.

(26) Por esa razon el editorial del diario El Tiempo, reconocido como orientador del liberalismo, hace un llamado a la unidad tres dias despues de las elecciones parlamentarias: "Hoy mas que nunca tememos que de no unirnos en torno de un solo candidato, el poder pasaria al conservatismo" (El Tiempo, marzo 17 de 1982, p. 5).

(27) De esa cantera salieron Maria Mercedes Carranza, Rafael Amador (senador) y Rodrigo Lara Bonilla, Ministro de Justicia inmolado en 1984 por la mafia cuando ocupaba ese cargo.

(28) La actividad electoral la inicio Galan con sus hermanos, su esposa Gloria Pachon y su cunada Maruja y su esposo Alberto Villamizar y su primo Alfonso Valdivieso; ver Alonso Salazar (2003, p. 65): Profeta en el desierto, vida y muerte de Luis Carlos Galan.

(29) En el famoso discurso de homenaje, el 2 de diciembre de 1981, el lider del NL, Luis Carlos Galan decia: "El nuevo liberalismo es una empresa de renovacion nacional que implica coraje, estoicismo y un empeno perseverante; que no promete gajes ni prebendas sino que pide a todos los colombianos que quieran acompanarnos en este proposito de salvacion nacional un esfuerzo solidario [...] nuestro ideal es que los colombianos lleguemos a ser una nacion socialmente equilibrada, donde predomine una clase media fuerte y prospera y las clases proletarias tengan posibilidades reales de ascenso; una nacion donde se progrese solo por medio del trabajo honesto y productivo" (El Tiempo, diciembre 4 de 1981, p. 5A). El subrayado es mio.

(30) Jaime Vidal Perdomo uno de sus directivos, asi lo afirmaba : "hay gran entusiasmo entre los jovenes por el doctor Galan, se aprecia en todas las manifestaciones, inclusive la comparacion de edad con el doctor Lopez favorece considerablemente al senador santandereano[.. ]quiere decir que su mensaje de cambio ha sido recibido en sectores como el de los jovenes y los abstencionistas." Lecturas Dominicales. El Tiempo, marzo 14 de 1982, p 11.,, " [.](m14 .)

(31) "No retirare mi candidatura", entrevista a Galan en El Tiempo, diciembre 13 de 1981, p. 6C.

(32) Vease el documento No. 1, Nuevo Liberalismo para una Colombia nueva, Corporacion Prodemocracia, Bogota, 1981, p. 6 y ss.

(33) Miguel Uribe Londono, documento "9 de Abril de 1948, asi lo vivio el presidente Ospina" en revista Guion No. 34, julio 4 al 7 de 1984, p. 2-13. No obstante el lider conservador Alvaro Gomez Hurtado indica que la division surge desde el 13 de junio de 1953, cuando se tomo el poder Rojas Pinilla por presion del Partido Liberal y el sector ospinista del Partido Conservador excluyendo a Laureano Gomez que estaba en el poder a traves del interpuesto designado de la epoca R. Urdaneta Arbelaez. Vease entrevista a Gomez Hurtado ("Quiero ser alcalde de Bogota: Gomez Hurtado", en El Tiempo, agosto 10 de 1980, p. 8A): "no creo que sea tan personal, porque la division viene desde antes que el doctor Pastrana y yo pudieramos estar vinculados a las actuales fracciones. Han sido circunstancias historicas desde el 13 de Junio hacia aca, las que han provocado la actual polarizacion".

(34) "Quiero ser alcalde de Bogota: Gomez Hurtado" (Ibid.).

(35) Ibid.

(36) En 1946 Ospina Perez se impuso al Partido Liberal, merced a la division de este entre Gabriel Turbay y Jorge Eliecer Gaitan, con la propuesta de un gobierno de "union nacional", el cual paso por dos etapas: antes y despues del 9 de Abril.

(37) "Si yo fuera el candidato derrotaria a Lopez" en El Tiempo, noviembre 22 de 1981, p. 6A y ultima C.

(38) La concertacion es un punto reiterado en Gomez Hurtado que, como se menciono antes, es una idea preliminar del famoso acuerdo sobre lo fundamental, antes del secuestro por el M-19 en 1988, segun mi punto de vista; en esta coyuntura descrita, Gomez piensa la concertacion como acuerdo no burocratico, entre los partidos tradicionales, pero con mayor respaldo de opinion a programas de ambos, ver por ejemplo lo expuesto en El tiempo ("Quiero ser alcalde de Bogota: Gomez Hurtado", agosto 10 de 1980, p. 8A).

(39) "Si yo fuera el candidato derrotaria a Lopez" (Ibid.). Las siguientes citas corresponden a la misma referencia.

(40) Observese la 4 pregunta del periodista al candidato Belisario Betancur en la entrevista que se titula "Manana terminan 50 anos de division conservadora" (El Tiempo, noviembre 26 de 1981, p. 1B).

(41) Ibid. Pero especialmente, en la parte de sus datos biograficos en que invoca la candidatura de 1970 y la de 1978. En otro aparte dice algo que revela lo acentuado de la pugna entre el y Gomez H.: "el hecho de que reconozca la alta jerarquia politica del doctor Alvaro Gomez Hurtado no significa que deba retirar mi candidatura acogida por vastos sectores de mi partido, de liberales independientes, de otros partidos y aun de gentes sin partido que ven, en una gran concentracion nacional de electores, la unica salida real de la encrucijada a la que ha sido llevado el pais".

(42) Esto parece deducirse de la misma entrevista a Betancur citada, cuando responde: "Si estoy seguro. Y para afirmarlo no tengo que invocar mis conversaciones privadas con el doctor Pastrana, sino testimonios publicos que corresponden a alguien que tiene un ejemplar sentido del acontecer politico, de su liderazgo como figura mayor del conservatismo, y figura estelar del pais" (Ibid.).

(43) "Manana terminan 50 anos de division conservadora" (El Tiempo, noviembre 26 de 1981, p. 1B).

(44) Magazin Dominical de El Espectador, mayo 23 de 1982, p. 7.

(45) En Gomez Hurtado, se aprecia la connotacion de Weber sobre el sentido profesional de los cargos y que se deben a este, cuando planteaba que: "cuando ellos [los empleados] no sean agentes de los politicos sino verdaderos servidores de los organismos estatales" (El Tiempo, noviembre 22 de 1981, p. ultima C).

(46) "La gran propuesta nacional", documento del partido conservador elaborado por Rodrigo Lloreda et al., citado por Maria Luisa Mejia en el articulo "Mas alla de la sonrisa del candidato" (Lecturas Dominicales de El Tiempo, mayo 12 de 1982, p. 8-12).

(47) Vease El Tiempo, noviembre 26 de 1981, p. 1B.

(48) Magazin Dominical de El Espectador, mayo 23 de 1982, p. 5.

(49) El Tiempo, noviembre 26 de 1981 (Ibid.). En el punto en que se expone el otorgamiento de divisas a los importadores que abastecieran de materias primas a la industria o, elementos para reexportacion de productos terminados, ya se esboza la idea de lo que posteriormente se llamarian las maquilas industriales.

(50) La Union Nacional de Oposicion (UNO) se creo en septiembre de 1973 y la conformaron: el Partido Comunista, el MAC-Movimiento Amplio Colombiano (disidencia de ANAPO) y el MOIR; su candidato fue el senador antioqueno Hernando Echeverri Mejia que obtuvo 140 mil votos en 1974, enfrentado a Lopez M., Alvaro Gomez H. y Maria Eugenia Rojas.

(51) En estas elecciones presidenciales de 1978, el candidato Pernia de la UNO mantuvo su votacion de 1974 y Piedrahita del FUP logro cerca de 70 mil votos y eligio un senador y un representante a la Camara Baja.

(52) Esta afirmacion podria ser una hipotesis para otra investigacion; se refiere a que los diversos grupos de izquierda en estos anos han logrado cuajar organizaciones con bases sociales que, aunque no solidas en cuanto clase, implican que el proyecto de partido obrero esta en marcha, ademas son partidos de alcance nacional y que planteaban estrategias y salidas que estaban por verificarse.

(53) Eduardo Pizarro (1991) en su libro: Las FARC. De las autodefensas a la combinacion de todas las formas de lucha (1949-1966), indica el que el llama el estrecho vinculo del PCC con las FARC, citando una entrevista de Martha Harnecker a Gilberto Vieira en la cual este dice: "'Frente a la violencia del gobierno, de las fuerzas reaccionarias, era necesario organizar la violencia de las masas mediante la autodefensa. Se comenzaron a organizar destacamentos de autodefensa, especialmente en las regiones campesinas que dirigia el Partido Comunista. Este contaba en ese momento con un importante trabajo en el campo, pues, desde los primeros anos de su existencia, habia desarrollado una intensa actividad entre los campesinos' (Gilberto Vieira, "Combinacion de todas las formas de lucha: entrevista por Martha Harnecker, Ediciones Sudamerica, Bogota, 1988, p. 10-11)". Y el propio Pizarro (1991) agrega: "A partir de la experiencia militar que adquirira el Partido Comunista en los anos de la violencia, ya nunca mas se desmovilizaran del todo las guerrillas que inspira; el cambio en la situacion politica podria llevarlo a una flexibilizacion de la tactica militar en el terreno (mediante su transformacion en autodefensa), pero ya la lucha armada quedara inscrita en su sino historico. Circunscrita inicialmente en el ambito estrecho de una tactica de resistencia, ira transformandose a medida que el conflicto se prolonga, ante la actitud intolerante de las elites para ampliar los espacios democraticos, en un componente estrategico para acceder al poder" (p. 37-38).

(54) Carta de los comunistas al movimiento popular, en Voz Proletaria, julio 30 de 1981, p. 5.

(55) Informe del Comite Ejecutivo Central del Partido Comunista al pleno del Comite Central reunido en Bogota el 6 y 7 de noviembre de 1981 (Voz Proletaria, noviembre 19 de 1981, p. 5 y 6).

(56) Ibid.

(57) El Movimiento Obrero Estudiantil Colombiano (MOEC), fue uno de los primeros grupos que surgieron en America Latina, luego de la revolucion cubana, compuesto por jovenes de origen social medio y urbano; su dirigente principal fue el estudiante Antonio Larrota, quien murio en esa "empresa"; el dirigente del MOIR, Francisco Mosquera, salio de esta agrupacion.

(58) Vease declaracion de Francisco Mosquera a El Espectador (julio 13 de 1980), citada por Tribuna Roja, organo del MOIR, No. 37, febrero de 1981, que entre otras se dice: "En la actualidad actuan de agentes de la expansion sovietica [...] su internacionalismo no pasa pues de ser vulgar chovinismo pro-sovietico. Y en la politica domestica son ahora los principales instigadores de la contracorriente reformista que pretende el apuntalamiento de la democracia burguesa, o sea de la dictadura oligarquica reinante, por medios democraticos, y cuya maxima ambicion estriba en llegar a un gran 'pacto social', una especie de contrato rousseauniano entre explotadores y explotados, en un pais como Colombia, sometido por el imperialismo norteamericano y en las postrimerias del siglo XX".

(59) Ver: "El despelote de la izquierda, como ven los afectados su fracaso electoral", mesa redonda en El Tiempo, en la que participaron Marcelo Torres del MOIR, Carlos Bula del movimiento FIRMES, Socorro Ramirez de FIRMES, Hernando Hurtado del PCC, Luis Carlos Valencia del Partido Socialista de los Trabajadores (PST). En Lecturas Dominicales de El Tiempo, abril 25 de 1982, p. 4-7.

(60) Para una comparacion de las propuestas de los candidatos Gerardo Molina y Marcelo Torres, consultese la entrevista al candidato del Frente Democratico, G. Molina: "Por que acepte sin tener posibilidades" (El Tiempo, diciembre 20 de 1981, p. 3B), y la participacion del candidato Marcelo Torres del FUP en entrevista exclusiva: "Los candidatos al Concejo de Bogota" (Revista Estrategia, abril de 1982).

(61) El sociologo Eduardo Pizarro critica al PCC por no entender que el exito electoral de la UP fue el momento propicio para la desmovilizacion de las FARC, pues la formula combinatoria recaeria sobre los dirigentes y militantes que hacian el trabajo legal como respuesta a las acciones de las FARC (Pizarro, 1991, p. 207).

(62) German Castro Caycedo (1980), "Obligado a preguntar, yo soy el comandante general", Serie de entrevistas a Jaime Bateman Cayon, lider del M-19 (El Siglo, mayo 4 de 1980, p. 7). (Las ideas que siguen toman esta referencia, a menos que se indique lo contrario).

(63) Ibid., El Siglo, 5 mayo 5 de 1980, p. 6.

(64) "Nosotros estamos planteando la democratizacion de la economia. Y cuando hablamos de democratizacion, sencillamente le estamos diciendo a los capitalistas colombianos ... en primer lugar que sean nacionales. En segundo lugar, que luchen para que no sean asfixiados" (El Siglo, mayo 6 de 1980, p. 7).

(65) Entrevista a Jaime Bateman Cayon (El Siglo, mayo 11 de 1980, p. 7).

(66) En Colombia han existido guerrillas desde los anos cincuenta; sin embargo, estas son distintas de las guerrillas de los anos sesenta que fueron: 1) influenciadas por la revolucion cubana realizada por el movimiento de la "Sierra Maestra" liderado por Fidel Castro y el "Che" Guevara, cuyo ejemplo se extendio rapidamente por todo el continente: en Colombia se crea el MOEC como el primer grupo organizado en America Latina; y 2) a diferencia de las guerrillas liberales de los cincuenta, estas tienen una inspiracion ideologica definida, el marxismo, aunque aclarando que su metodologia fue la denominada "teoria del foco", cuyo apologista fue el intelectual frances Regis Debray. En esa corriente, el grupo mas significativo fue el ELN que se creo en 1965; las FARC surgen en 1964 relacionado con causas agrarias, que aunque tienen entronque con las guerrillas liberales, su evolucion las pone al lado de los grupos filomarxistas por los nexos con el Partido Comunista.

(67) El Siglo, mayo 5 de 1980; ademas, Patricia Lara (1987, p. 43 y 44): Siembra vientos y recogeras tempestades. La historia del M-19, sus protagonistas y sus destinos.

(68) German Castro Caycedo (1980), Serie de entrevistas al comandante del M-19 Jaime Bateman (El Siglo, mayo 4 de 1980): "El foro de los derechos humanos nos hizo dar cuenta que la democracia no estaba perdida en este pais. Que si habia posibilidades de salvarla. Y entonces desde ese momento empezamos a pensar no solo en nuestros presos".

(69) Para enviar ese mensaje al presidente Turbay el periodista German Castro fue retenido por tres dias por el M-19 y en la carta se proponia que la comision estuviera compuesta por: Lleras Restrepo, Luis Carlos Galan, Dario Echandia, Lopez Michelsen, Alfredo Vasquez Carrizosa, Gilberto Vieira, Belisario Betancur, J. Emilio Valderrama, Hernando Agudelo Villa, Gerardo Molina, el Consejo Nacional Sindical, el padre Manuel Perez del ELN, los generales Landazabal, Matallana, Valencia Tovar y el escritor Garcia Marquez. Esa reunion convocada para el 1 de mayo de 1980, fue aplazada para julio y en verdad no se realizo porque los citados no asistieron, menos los jefes del M-19.

(70) Vease Patricia Lara (1987, p. 314-318).

(71) German Castro Caycedo (El Siglo, mayo 9 de 1980, p. 6). Bateman en el reportaje de Patricia Lara (1987)--citado aqui--abunda en esta concepcion de la guerrilla. Para mayor ilustracion de este viraje del movimiento guerrillero en los 80 vale la pena destacar algunos pasajes de esta concepcion (criticando su experiencia en las FARC y excluyendo a Marulanda y a Jacobo Arenas), decia:

"Pero vi, tambien, que se cometian errores, que no se llevaba la guerra a donde mas les dolia, que no se atacaba en los centros neuralgicos de la produccion, que no se transformaban las acciones militares en acciones politicas, que no habia la unidad fundamental del mando politico y militar, que no dejaba de ser la guerrilla un proyecto campesino para volverse un proyecto militar, que no era la lucha armada la forma fundamental de la lucha, que jamas se pensaba en llevar la guerra hasta sus ultimas consecuencias: la toma del poder [...] las guerras se hacen con mucha gente. Y la revolucion es una guerra entre dos poderes, el de los pobres y el de los ricos. Por eso, para que triunfe, hay que agrupar gente por montones [...] la guerra se hace con ejercitos [...] tener un ejercito es una de las leyes mas elementales de la guerra. Hay que concentrar fuerzas; no descentralizarlas, no crear grupitos y grupitos como ha hecho la guerrilla colombiana, el M-19 incluido" (Lara, 1987, p. 110 y 111).

(72) Bateman sostenia: "El futuro de nuestra lucha depende, en gran medida de la lucha en Centro America".

POMPEYO JOSE PARADA SANABRIA, Sociologo. Profesor Departamento de Antropologia y Sociologia, Universidad de Caldas.
COPYRIGHT 2012 Universidad de Caldas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2012 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Parada Sanabria, Pompeyo Jose
Publication:Eleuthera
Date:Jul 1, 2012
Words:18059
Previous Article:La familia como escenario de socializacion para la convivencia ciudadana.
Next Article:PRESENTACION.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters