Printer Friendly

El proceso de alfabetizacion en Galicia: un intento de explicacion y comprension.

The process of literacy in Galicia: an attempt of explanation and understanding

LA CAPACIDAD DE LEER Y ESCRIBIR, registrada periodicamente en los censos de poblacion, constituyo hasta hace escasas decadas el indicador basico del nivel cultural en los paises de nuestro entorno. Estas radiografias censales no se limitan a constatar una realidad, sino que contribuyen a delimitar un problema, pues convierten a quienes desconocen la lectura y la escritura en analfabetos. Surge asi el analfabetismo como una carencia que afecta a quienes la padecen y al conjunto de la sociedad.

Nuestro proposito es examinar la evolucion de la alfabetizacion--entendida en su acepcion clasica: dominio de la lectura y la escritura--en Galicia desde el primer censo de poblacion que ofrece datos a este respecto (1860) hasta el ultimo (2001), e intentar identificar algunos de los factores y circunstancias que nos ayuden a explicarlo y a comprenderlo (1). Nos referiremos unicamente a la alfabetizacion en lengua castellana.

1. Evolucion de la alfabetizacion

En 1860 sabia leer y escribir el 21,14% de la poblacion gallega de diez y mas anos, aunque esta tasa global es imprescindible desglosarla por sexos, ya que se duplicaba en el caso de los hombres y descendia hasta el 4,54% entre las mujeres (Cuadro I) (2).

Durante el resto del siglo, la tasa de alfabetizacion experimenta un crecimiento moderado, a razon de poco mas de un cuarto de punto porcentual por ano, situandose en el 32,12% en 1900. El incremento es similar para uno y otro sexo, por lo que el diferencial de genero apenas disminuye, e incluso aumenta en 1887, que es cuando se registra el valor mas alto (38,25 puntos).

Sera durante los siguientes cuarenta anos cuando Galicia--y tambien el conjunto de Espana--deje de ser una sociedad basicamente analfabeta para convertirse en una sociedad fundamentalmente alfabetizada. En efecto, en 1940 sabia leer y escribir el 75,59% de la poblacion, y el diferencial entre hombres y mujeres se reducia a poco mas--aunque nada menos--de 18 puntos. Como media, a lo largo de cada uno de estos anos la tasa de alfabetizacion crece un punto porcentual, cuatro veces mas que durante el siglo XIX.

El avance se explica en virtud de la renovacion generacional, pues las nuevas cohortes de poblacion experimentan condiciones mas propicias para su escolarizacion y viven en un contexto que presiona cada vez mas a favor de la alfabetizacion. Pero tambien obedece a que se incorporan a la cultura escrita personas de edades relativamente avanzadas, como he intentado poner de manifiesto en otros trabajos. Asi, la cohorte masculina nacida en 1880-1889 registraba a los 11-20 anos (1900) una tasa de alfabetizacion del 49,14%, que ascendera al 78,45% cuando cumpla los 51-60 (1940); para esa misma cohorte, pero femenina, la tasa asciende, entre esas mismas edades y periodos, desde el 23,57 al 46,80% (3). Identica tendencia se observa, con variaciones en su intensidad, en el conjunto de Espana (4). Asi pues, por estas fechas la alfabetizacion, especialmente la masculina, distaba de estar plenamente escolarizada, pues progresaba notablemente mas alla de las edades tipicamente escolares.

Esta expansion de la alfabetizacion en el primer tercio del siglo XX coincide con importantes cambios demograficos, economicos, politicos y culturales. Entre el primer y cuarto decenio las tasas de mortalidad caen mas de seis puntos y las de natalidad mas de ocho (5), reduccion que suele estar asociada a una mejora del nivel cultural (6). Frente al estancamiento del XIX, la economia experimenta un considerable desarrollo entre 1890 y 1935, cuyos principales pilares son la ganaderia y la pesca e industrias de ella derivadas (7). El porcentaje de poblacion ocupada en los sectores primario, secundario y terciario pasa de 85,89, 5,96 y 8,14 en 1900 a 65,31, 14,66 y 20,02 en 19308. Aunque Galicia continua siendo un espacio basicamente rural, la poblacion urbana, considerando como tal la ubicada en las cuatro capitales, Ferrol, Santiago, Betanzos y Vigo, casi se duplica entre 1900 y 1940, pasando del 6,84 al 11,65% (9). La vida politica tambien se dinamiza, adquiriendo nuevos impulsos movimientos como el agrarismo, el obrerismo o el galleguismo, por mas que el protagonismo siga correspondiendo a los partidos tradicionales, al menos hasta la llegada de la Segunda Republica (10). En definitiva, el transito de una sociedad mayoritariamente analfabeta a otra mayoritariamente alfabetizada, que se produce entre 1900 y 1940, se corresponde con profundos cambios estructurales de la sociedad gallega. Estos cambios crearon un contexto mas favorable para la alfabetizacion, que contribuyo, a su vez, en mayor o menor medida, al proceso de modernizacion.

En la decada de los cuarenta todavia se produce un importante aumento de las tasas, sobre todo entre las mujeres, que crecen un punto porcentual por ano, casi el doble que los hombres. Durante los cincuenta anos que restaban para finalizar el siglo el crecimiento es logicamente menor, pues el margen para la expansion disminuye notablemente. En las decadas de los cincuenta, sesenta, setenta y ochenta el avance es de unos tres puntos porcentuales, que se reducen a uno en los noventa. En 2001 solo restaban 47.912 personas de 16 y mas anos que no supiesen leer y escribir, el 2,05% de la poblacion, por lo que el concepto de alfabetizacion, en su acepcion tradicional, habia perdido buena parte de su relevancia para clasificar el nivel cultural de la poblacion, como ya habia sucedido bastantes anos antes en otros paises.

El concepto de <<transicion de la alfabetizacion>>, introducido por Clara Eugenia Nunez, puede ayudarnos a organizar e interpretar la evolucion de las tasas. Este concepto surge al integrar la nocion de <<diferencial sexual>>--diferencia entre las tasas masculinas y femeninas, que aqui denominaremos diferencial de genero--en la teoria del <<umbral>>, acunada por Bowman y Anderson. Segun estos dos autores, existe un primer umbral, cifrado en el 30-40% de la poblacion adulta, por debajo del cual la alfabetizacion es un fenomeno restringido y constituye un obstaculo para el desarrollo economico, y un segundo umbral, situado en torno al 70%, cuya superacion marca el inicio de la universalizacion de la alfabetizacion, que ejercera a partir de entonces su influencia mas benefica sobre la economia. La teoria del umbral delimita tres fases en la evolucion de la alfabetizacion, y el concepto de transicion analiza el comportamiento del diferencial de genero en cada una de ellas: <<La primera, en la que las tasas de alfabetizacion son aun inferiores al 30 o 40 por 100 de la poblacion adulta total; la segunda, cuando se situan entre el 40 y 70 por 100, y la tercera cuando superan este ultimo valor>> (11).

Clara Eugenia Nunez diferencia dos modelos de transicion, que denomina precoercitivo y postcoercitivo. En el modelo precoercitivo la difusion de la lectura y la escritura esta impulsada sobre todo por la demanda, y su principal caracteristica distintiva radica en la existencia de un fuerte diferencial de genero, que se agudiza durante la segunda fase, esto es, cuando las tasas pasan del 30-40 al 70%. En el modelo postcoercitivo el progreso de la alfabetizacion esta determinado basicamente por la oferta, de ahi que solo se supere el primer umbral cuando se introduce la escolarizacion obligatoria, y que el diferencial entre uno y otro sexo sea mucho mas reducido y con tendencia a disminuir (12).

En la mitad norte de Espana predomina, segun esta autora, el modelo precoercitivo, y en la mitad sur el postcoercitivo, pero el perfil de Galicia resulta un tanto atipico, pues no se ajusta al del ambito geografico en el que se ubica:
   En el noroeste, sin embargo, la transicion siguio unas pautas un
   tanto peculiares. Como en la mitad meridional de la peninsula,
   Galicia no entro en la segunda fase de la transicion hasta 1910, y
   en 1930 aun permanecia en ella. Sin embargo, a diferencia del sur
   peninsular, y pese a la fecha relativamente tardia en que inicio su
   transicion, Galicia llego a exhibir uno de los diferenciales
   sexuales mas pronunciados que se dieron en nuestro pais. Este
   fuerte diferencial, que llego a alcanzar los 47 puntos porcentuales
   en Pontevedra, se observa incluso en la primera etapa de la
   transicion, con tasas de alfabetizacion inferiores al 30 por 100 de
   la poblacion adulta. [...] En 1860, pues, Galicia combinaba tanto
   un marcado diferencial sexual, rasgo caracteristico de la segunda
   etapa de la transicion, como unos niveles de alfabetizacion muy
   bajos, es decir, pretransicionales. Como resultado de todo ello,
   Galicia experimento una transicion de la alfabetizacion
   relativamente tardia, dada su localizacion geografica dentro de la
   peninsula iberica, con algunos rasgos propios de una transicion
   temprana, como es un marcado diferencial sexual (13).


Veamos con mayor detenimiento estas peculiaridades. Galicia no atraviesa de forma clara el primer umbral hasta 1910, aunque en 1900 el porcentaje de poblacion adulta alfabetizada ya superaba el 32% (Cuadro I), pero necesitara solo treinta anos mas para cruzar el segundo, y lo mismo puede decirse de cada una de sus provincias. Asi pues, las tres fases que dibuja la transicion son las siguientes: antes de 1910, 1910-1940 y despues de 1940. En comparacion con el conjunto de Espana (Cuadro I), que supera el primer umbral en 1887 (35,14%) o, si se prefiere, en 1900 (41,24%), y el segundo en 1940 (76,83%), Galicia entra en la segunda fase de la transicion mas tarde, pero accede a la tercera al mismo tiempo, y por lo tanto con mayor rapidez. Necesita unicamente tres decadas para pasar de una alfabetizacion restringida a otra que tiende a universalizarse.

Dado que cruza el primer umbral bastante despues de haberse decretado la obligatoriedad de la escolarizacion--aunque ya sabemos que la obligatoriedad legal se tomara su tiempo para hacerse realidad--, Galicia podria adscribirse a un modelo transicional postcoercitivo, esto es, a una expansion de la alfabetizacion motivada especialmente por la oferta. El problema radica en que el diferencial de genero adquiere una magnitud discrepante con las predicciones de este modelo.

En la primera fase, esto es, antes de 1910, la tasa masculina oscila, redondeando, entre 42 y 53, la femenina entre 5 y 16 y el diferencial tiende a la estabilidad, situandose entre 36 y 38 puntos (Cuadro I). La distancia entre ambos sexos es, por consiguiente, muy superior a los 10 puntos caracteristicos del modelo postcoercitivo, y coincide casi exactamente con los 40 tipicos de precoercitivo (14). El motor de la alfabetizacion, al menos por estas fechas, parece radicar mas en la demanda que en la oferta. El nivel cultural evidenciado por las tasas esta en sintonia con una estrategia familiar sumamente selectiva desde la perspectiva de genero, y discrepa de los efectos que cabria esperar de una oferta escolar estatal cada vez menos discriminatoria con las mujeres, al menos en lo que respecta a la ensenanza primaria. En la segunda fase (1910-1940) las diferencias no se agrandan, contrariamente a lo que establece el modelo precoercitivo, sino que disminuyen, tal como corresponde al postcoercitivo. En estos treinta anos los hombres avanzan 27 puntos y las mujeres 42. La ultima fase no plantea mayores problemas, pues cuando la alfabetizacion tiende a universalizarse las diferencias de todo tipo, incluidas las que tienen su origen en la condicion sexual, se diluyen. Con todo, conviene dejar constancia de que se atraviesa el segundo umbral con 18 puntos de distancia entre hombres y mujeres, frente los 11 registrados en el conjunto del Estado.

La singularidad de Galicia radica, por lo tanto, en la enorme distancia que existe entre uno y otro sexo, de ahi que cuando se trabaja con tasas globales Galicia tenga dificultades para encontrar acomodo en los mapas espanoles de la alfabetizacion, pues sus tasas masculinas son siempre superiores a la media estatal y las femeninas inferiores hasta 1950. Como es sabido, las tasas tienden a descender de norte a sur, tanto en el conjunto de Europa (15) como en el interior de Espana (16), Portugal (17) y otros Estados. Pero Galicia exhibia valores mas propios de un pais sureno que norteno, tal como constata Clara Eugenia Nunez al analizar los mapas resultantes de las tasas globales de 1860, 1900 y 1930, aunque esta discordancia se atenue con el paso del tiempo: <<En 1860, la poblacion mas alfabetizada vivia en la submeseta norte, con la excepcion de Galicia, y la mas analfabeta se concentraba en el sureste mediterraneo>>; en 1900, <<la unica nota discordante en el norte procedia de Galicia, region que pese a estar situada en el extremo noroccidental de la peninsula, seguia teniendo niveles de alfabetizacion mas propios de una region surena>>; por fin, en 1930, despues de experimentar un importante crecimiento, Galicia <<se vincula definitivamente a su area geografica>> (18).

Esta vinculacion es mucho mas temprana y precisa cuando se consideran las tasas de alfabetizacion masculinas. En 1860 Galicia formaria parte, junto con Cataluna y Andalucia Occidental, de una region intermedia entre la maxima y la minima alfabetizacion. En 1900, cuando se percibe con mayor nitidez la division norte/sur, Galicia se adscribe al nivel cultural propio de su posicion geografica. Lo mismo sucede en 1930, por mas que a estas alturas las diferencias espaciales tiendan a difuminarse al generalizarse el dominio de la lectura y la escritura (19).

La alfabetizacion femenina espanola no respondia a un patron geografico tan homogeneo, al menos inicialmente, aunque con el paso del tiempo tambien se regionalizara, adoptando una distribucion norte/sur similar a la masculina. En todo caso, las provincias de Lugo, Ourense y Pontevedra ocupaban en 860 la ultima posicion, con tasas inferiores al cinco por cien, acompanadas unicamente por Lleida y Castellon. A Coruna, con un mayor componente urbano, se ubicaba en la penultima categoria de la escala utilizada por Clara Eugenia Nunez para cartografiar los datos. Estas posiciones relativas se mantienen en 900, aunque la situacion mejora notablemente en 930, debido a que durante los treinta primeros anos del siglo XX las mujeres gallegas avanzan mas que el resto de las espanolas (20).

A mediados del siglo XIX puede afirmarse que las mujeres gallegas estaban practicamente excluidas del mundo de la cultura escrita, por lo que la propia nocion de diferencial de genero no aporta mayor informacion estadistica, al identificarse practicamente sus valores con las tasas masculinas. Este profundo analfabetismo femenino se extiende al noroeste de Portugal, donde si bien la tasa de alfabetizacion masculina disminuye conforme nos desplazamos de norte a sur, sucede lo contrario con la femenina: <<O que de mais peculiar apresenta Portugal e o analfabetismo feminino no noroeste rural, tipico tambem da Galiza--e explicavel talvez pelo papel da mulher na familia e na economia rural>> (21).

2. Escolarizacion y alfabetizacion

El condicionante mas inmediato de la alfabetizacion es la escuela primaria, siempre y cuando se entienda esta en un sentido amplio, de modo que incluya todas las modalidades de escolarizacion, y no solo la oficial. Existian, ciertamente, otros lugares donde aprender a leer y escribir, como es el caso de la familia, las clases de adultos o el Ejercito. Estas destrezas tambien podian adquirirse de forma basicamente autonoma, e incluso practicando el autodidactismo grupal, como sucedia en la parroquia de San Paio de Arauxo (Lobios-Ourense) a mediados del siglo XIX, donde <<los muchachos se ensenan mutuamente y aunque poco, saben los mas leer y firmar>> (22). Pero el grueso de la poblacion aprendia a descifrar y a trazar las letras en el marco escolar, aunque fuese a edades relativamente avanzadas, como solia suceder en Galicia.

En una primera aproximacion, se observa un paralelismo innegable, no exento de ciertos desajustes, entre la evolucion de las tasas de alfabetizacion desde los seis a los diez anos y las de escolarizacion publica, como se puede observar en el Grafico 1 (23). Entre 860 y 900 la alfabetizacion experimenta, en el tramo de edad considerado, avances muy modestos, y lo mismo sucede con la escolarizacion, pudiendo afirmarse que ambas tienden a permanecer basicamente estaticas. El primer decenio del siglo XX supone un crecimiento de cuatro puntos para la alfabetizacion, mientras que el porcentaje de ninos inscritos en las escuelas publicas conserva los valores anteriores, observandose, por lo tanto, un pequeno desajuste entre la evolucion de una y otra variable. Entre 1910 y 1940, cuando se produce la transicion de la alfabetizacion, pasando la tasa neta del 40 al 76% en numeros redondos (Cuadro I)), el porcentaje de poblacion de seis a diez anos que sabe leer y escribir aumenta en una proporcion similar, concretamente 31 puntos. Existe, por consiguiente, una acusada simultaneidad entre la transicion de la alfabetizacion y la de la escolarizacion. En 1950 no podemos determinar si la crisis escolar de la posguerra afecta a las tasas de alfabetizacion en las edades de referencia, aunque en el conjunto de Espana estas continuan progresando (24).

[GRAFICO I OMITIR]

Intentando precisar un poco mas la relacion entre las dos variables en un mismo tramo de edad, hemos calculado las tasas de escolarizacion y alfabetizacion desde los seis a los doce anos en tres momentos, asi como el porcentaje que representa la poblacion alfabetizada sobre la escolarizada (25). Al interpretar los resultados conviene tener presente que la poblacion escolarizada solamente incluye a quienes estan inscritos en las escuelas en un momento dado--en nuestro caso 1885, 1908 y 1960--, excluyendose a quienes pudieran haberlo estado antes del recuento estadistico. La poblacion alfabetizada comprende, por el contrario, a todos los que saben leer y escribir, con independencia de cuando hubiesen aprendido tales destrezas, e incluso de donde las hubiesen adquirido, por mas que el escenario escolar fuese el dominante, especialmente durante las edades consideradas. De modo que los porcentajes resultantes probablemente sobreestimen la eficacia alfabetizadora de la escuela.

[GRAFICO II OMITIR]

En 1885 sabia leer y escribir el 40% de los matriculados en la ensenanza primaria. Asi pues, aun atribuyendole la paternidad de todos los alfabetizados, y dando por supuesto que todos ellos estuviesen matriculados en el momento de elaborar las estadisticas, los resultados alfabetizadores de la escuela primaria eran escasos, dado que, de cada diez alumnos y alumnas, cuatro no sabian leer ni escribir, dos sabian unicamente leer y solo cuatro sabian leer y escribir.

Algunos no sabian escribir porque todavia estaban aprendiendo a leer, y mientras no se dominase la lectura no habia lugar para la escritura, tal como se postulaba desde una tradicion pedagogica que secuenciaba temporalmente--y en ocasiones incluso espacialmente--uno y otro aprendizaje. Esta tradicion tardara en desaparecer, por mas que desde mediados de siglo XIX los inspectores presionasen al magisterio para que hiciese extensiva la ensenanza de las materias basicas al conjunto del alumnado.

Otros estarian iniciandose en la practica de la escritura, cuyo dominio exigia un cierto tiempo, y se veia dificultado por la irregularidad y estacionalidad de la asistencia. Una parte de ellos acabarian escribiendo con mayor o menor soltura antes de los doce anos, otros lo harian mas tarde, posiblemente acuciados por circunstancias diversas, como el servicio militar o la emigracion, y el resto ingresaria definitivamente en la categoria de los semianalfabetos o analfabetos, a pesar de haber frecuentado mas o menos esporadicamente la escuela.

Por ultimo, algunos escolares excluian expresamente de su curriculo el aprendizaje de la escritura. Esta opcion se daba con bastante frecuencia entre las ninas, cuyos responsables podian enviarlas a la escuela con el unico proposito de que aprendiesen la doctrina cristiana y la lectura, y en su caso las labores, prohibiendo a las maestras o maestros que las iniciasen en la escritura, por considerarla irrelevante e incluso perjudicial. El porcentaje de ninas matriculadas que solo dominaba la lectura era del 29%, diez puntos superior al registrado entre los ninos, pero el de quienes dominaban la lectura y la escritura era sin embargo muy similar en uno y otro sexo, contrariamente a lo que sucedia en el resto de Espana, donde los hombres aventajaban claramente a las mujeres (26). La proximidad de ambos valores en Galicia posiblemente se explique en virtud del caracter fuertemente selectivo que tenia aqui la escolarizacion femenina. De hecho, la tasa de asistencia escolar femenina superaba en unos diez puntos a la masculina alrededor de 1880, segun se desprende del analisis de los cuestionarios que el magisterio debia cumplimentar cuando sus escuelas eran visitadas por los inspectores (27).

La eficacia alfabetizadora de la escuela parece haber experimentado un fuerte avance en 1908, pues la relacion entre alfabetizacion y escolarizacion ofrece entonces un porcentaje del 67%. Si le sumamos el de quienes sabian leer pero no escribir, restaria solamente un 11% de alumnos sin dominar al menos una de las dos destrezas escolares basicas. Este avance se produce en un periodo durante el cual las tasas de escolarizacion retroceden cuatro puntos y las de alfabetizacion aumentan ocho. En consecuencia, siempre que los datos manejados se aproximen razonablemente a la realidad, puede afirmarse que la progresiva difusion de la lectura y la escritura no solo obedece a la extension de la ensenanza primaria, sino tambien a la creciente eficacia alfabetizadora de la escuela.

En 1960 sabia leer y escribir el 94% de la poblacion matriculada en las escuelas primarias. Este porcentaje posiblemente fuese algo inferior, pues algunas provincias ofrecen valores superiores al 100% a partir de los ocho anos. En todo caso, el avance resulta indudable. Al desglosar los datos por anos, se comprueba que a los seis estaba alfabetizado el 28%, a los siete ya lo estaba el 65%, a los ocho el 83% y a los doce el 98%. La alfabetizacion, que progresaba en epocas anteriores hasta edades muy avanzadas, se escolariza definitivamente, concentrandose su adquisicion en los primeros anos del ciclo vital.

Esta expansion de la alfabetizacion a edades tempranas es el resultado de la difusion social de la escolarizacion, pero tambien de la progresiva mejora de la escuela primaria--reflejada en la infraestructura material, la formacion del profesorado o la metodologia didactica--, asi como de un aprovechamiento mas intenso del calendario y horario escolares por parte de los ninos y las ninas, consecuencia, a su vez, de un contexto mas propicio para la alfabetizacion, y cuyos prejuicios en relacion con la instruccion femenina tienden a diluirse.

Una vez contrastada la evolucion temporal de las dos variables, veamos cual es su correspondencia espacial. Si nos limitamos a la escuela publica--los datos sobre la privada son escasamente fiables--, entre 1860 y 1952 la tasa de escolarizacion mas alta corresponde siempre a la provincia de Ourense, que sin embargo es la que exhibe las tasas de alfabetizacion mas bajas, al menos hasta 1950. La segunda provincia con un mayor nivel de escolarizacion publica es Pontevedra, que es tambien la que registra un mayor dominio de la lectura y la escritura hasta 1950, en que sera desplaza de la primera posicion por Lugo (Cuadro II) (28).

Las dos provincias del norte, A Coruna y Lugo, son las que tienen una menor escolarizacion publica, pero sus tasas de alfabetizacion son siempre superiores a las alcanzadas por la mas escolarizada, Ourense. Especialmente llamativo resulta el caso de Lugo, donde la presencia de la escuela publica era muy reducida en el siglo XIX y principios del XX--ocupaba las ultimas posiciones en el conjunto del Estado--, a pesar de lo cual su tasa de alfabetizacion global solia superar la media gallega y la masculina la media espanola. Aqui el aprendizaje de la lectura y la escritura se explica sobre todo en virtud de las llamadas escolas de ferrado, que tenian un calendario limitado, por lo general, a los meses de invierno, y que estaban a cargo de maestros sin una formacion profesional especifica, denominados escolantes. Algunos observadores de la epoca hacian notar el contraste entre la escasez de escuelas publicas y el nivel de alfabetizacion que a jpesar de ello se alcanzaba. Sirva como ejemplo lo que escribia en 1924 Xerardo Alvarez Limeses, inspector provincial de primera ensenanza:
   Abandonada [la provincia de Lugo] por los poderes publicos que le
   han negado hasta hace poco mas de un millar de escuelas que por ley
   le correspondian, ha sabido laborar por su mejoramiento cultural
   estableciendo un numero de escuelas privadas muy superior al de la
   casi totalidad de las de Espana.

   Pero no son esas escuelas de las corrientes en las demas regiones y
   aun en el resto de las provincias gallegas: son las escuelas
   ambulantes, las de temporada, las conocidas con el tipico nombre de
   escuelas <<de ferrado>>--tan vilipendiadas por muchos--y merced a
   las cuales la cenicienta del Estado en materia de ensenanza, ha
   podido ofrecer al pais en vez de un 80 por 100 de analfabetismo
   como Jaen algo menos de un 50 (29).


Si trabajamos con unidades administrativas de menor alcance geografico, como los partidos judiciales y los municipios, no resulta facil poner de manifiesto la relacion entre escolarizacion y alfabetizacion, debido tanto a la escasez de datos como a la escasa fiabilidad de buena parte de los existentes. La correlacion mas elevada la hemos obtenido trabajando con los datos del censo de 1887, agrupados por partidos judiciales (30). Considerando el mismo grupo de edad en ambas variables --de seis a doce anos--se obtiene un valor relativamente alto, cifrado en 0,64. La magnitud de la correlacion desciende al considerar las tasas de alfabetizacion a los 26-30, edad en la que esta alcanza sus valores maximos, aunque el descenso no es igual en uno y otro sexo, pues las mujeres conservan en estas edades una correlacion con su tasa de escolarizacion (0,61) superior a la de los hombres (0,48). Asi pues, el dominio de la lectura y la escritura en el sexo femenino esta mas asociado a la escuela primaria que en el masculino, por lo que la distribucion geografica de sus valores experimenta menos cambios con el paso de la edad. De hecho, la correlacion entre la tasa de alfabetizacion a los 6-12 y 26-30 anos es de 0,68 en los hombres y de 0,95 en las mujeres (31).

3. Orografia, ruralidad y emigracion

Explicar la alfabetizacion en funcion de la escolarizacion y de otras formas de instruccion es un tanto circular, dado que uno de los cometidos basicos de la escuela consiste en el aprendizaje de la lectura y la escritura. Habria que intentar ir mas alla, y especificar los factores que condicionan el nivel de escolarizacion y alfabetizacion. Este objetivo no resulta facil de alcanzar, pues el fenomeno que nos ocupa se resiste a explicaciones genericas, por mas que su evolucion y distribucion geografica responda a determinadas pautas (32). Nos limitaremos a considerar, sin afan de exhaustividad, algunos de estos factores, centrandonos en la orografia, la ruralidad y la emigracion.

Existen una serie de factores de caracter estructural que condicionan el nivel de alfabetizacion, pero que no lo determinan necesariamente. Cabe pensar, por ejemplo, que la orografia mediatice la difusion de la lectura y la escritura, dado que en las zonas montanosas--frecuentemente tambien las mas pobres--existe una mayor incomunicacion con el exterior y mayores dificultades, por diversas razones, para escolarizarse. La correlacion de la altitud media de los municipios con sus tasas de alfabetizacion entre 1860 y 1940 es, efectivamente, negativa hasta 1940, aunque sus valores son mas bien modestos, registrandose el mas elevado en 1920 (-0,24). Por sexos, los valores son bastante mas altos en las mujeres que en los hombres; los maximos se registran en 1887 para ellas (-0,38) y en 1910 para ellos (-0,22) (33). Parece, pues, que la montana dificultaba el avance de la alfabetizacion, especialmente en el sexo femenino.

Ahora bien, si clasificamos los municipios en funcion de su caracter montanoso, y calculamos el nivel de alfabetizacion medio, la relacion no es tan sencilla. Siguiendo a Ma. Pilar de Torres Luna, Ruben C. Lois Gonzalez y Augusto Perez Alberti, podemos diferenciar en Galicia 25 municipios de alta montana y 59 de media montana, caracterizados todos ellos, en mayor o menor media, por una elevada altitud y pendiente media, bajas densidades de poblacion, rigor climatico y predominio de las actividades pecuarias (34).

Asi las cosas, resulta que el maximo dominio de la lectura y la escritura por parte de los hombres se produce en las zonas de alta montana, cuyas tasas se situan siempre por encima de la media gallega, superandola en cinco puntos en 1900; los valores mas bajos corresponden a la media montana, y los intermedios al resto de los municipios. En las mujeres, por el contrario, las zonas montanosas estan claramente por debajo del resto, sin que existan diferencias apreciables entre la alta y la media montana, si exceptuamos los tres puntos en que la primera aventaja a la segunda en 1910 (Cuadro III). Podemos concluir entonces que cuando existe voluntad de acceder al dominio de la lectura y la escritura, la montana, por mas que pueda dificultarlo, no constituye un impedimento insalvable. Si no existe esa voluntad, como ocurre en el caso de las mujeres, la montana si favorece claramente el analfabetismo.

La existencia de importantes tasas de alfabetizacion en zonas montanosas se observa en otros territorios, como es el caso de Queyras, situado en los Altos Alpes franceses. Se trata de una tierra con altitudes que oscilan entre los 1.000 y los 2.000 metros y que esta apartada de las grandes vias de comunicacion, a pesar de lo cual casi todos los hombres y una buena parte de las mujeres sabian firmar a finales del siglo XVIII. Segun Anne-Marie Granet-Abisset, este interes por la cultura escrita esta relacionado con la autonomia de que disponian los habitantes de Queyras para gestionar los asuntos locales--lo que implicaba la realizacion de reuniones en las que participaban todos los cabezas de familia--, la importancia de las actividades comerciales y la presencia del protestantismo. En este contexto, el aprendizaje de los saberes elementales se realizaba en el marco familiar y escolar, aprovechando los meses del largo invierno. Debe destacarse sobre todo la proliferacion de maestros, que carecian normalmente de autorizacion para ensenar --como tambien sucedia con los escolantes gallegos--, hasta el punto de que durante la temporada de clases muchos de ellos prestaban sus servicios en otras localidades: <<Tout le monde enseigne dans ce pays>>, decia un representante oficial en 1817 (35).

Para determinar el peso del factor rural/urbano en el dominio de la lectura y la escritura se ha confeccionado el Cuadro IV, que sirve para contrastar el nivel de alfabetizacion de los municipios donde radican las siete principales ciudades--las cuatro capitales, Ferrol, Santiago y Vigo--y el resto de Galicia. En los cuatro primeros censos, las tasas brutas urbanas duplican a las rurales, incrementandose las distancias hasta 1887 y descendiendo a partir de entonces. Las diferencias son particularmente importantes en el sexo femenino, sobre todo durante el siglo XIX: un 19 frente a un 3% en 1860. A esas alturas puede afirmarse que entre las mujeres rurales gallegas la capacidad de leer y escribir constituia una rareza, hasta el punto de que en algunos municipios de las provincias de A Coruna (Cerceda y Trazo) y Ourense (Cualedro, Moreiras, Oimbra, Pinor y Vilardevos) ninguna mujer declaraba estar alfabetizada.

Pero los municipios donde radican las ciudades distan de ser homogeneos desde la perspectiva que nos ocupa. Incluso en el interior del reducido espacio geografico corunes--hasta 1920 no absorbera el municipio de Santa Maria de Oza--se observan importantes diferencias entre unos barrios y otros. Asi, en 1900, la tasa de alfabetizacion del 67% registrada en la calle Real se reduce a mas de la mitad cuando nos dirigimos hacia Atocha Alta (33%) o el Camino Novo (27%), a un tercio en San Roque de Afora (20%) y al II% al traspasar los limites de Santa Maria de Oza (36). Estas diferencias geograficas traducen, obviamente, distancias sociales, pues en esta epoca la alfabetizacion todavia tenia un caracter fuertemente selectivo y se encontraba estrechamente relacionada con la condicion social de las personas.

Por lo demas, las ciudades gallegas no acostumbraban a generar zonas de alfabetizacion en su entorno; las mas extensas surgen, por el contrario, en espacios tipicamente rurales. Estas zonas, tal como se delimitan a partir de los datos que nos suministran los censos de poblacion realizados en el siglo xix, hunden sus raices en el Antiguo Regimen, como tambien sucede en el conjunto de Espana:
   A finales del siglo XIX en Espana la alfabetizacion era mas el
   producto de una larga tradicion historica que de una corriente
   modernizadora. De poder elaborar un mapa de la alfabetizacion en
   Espana, digamos en el siglo XVI, sin duda se pareceria mucho, con
   la excepcion de Cataluna, al de 1887. Las pautas de alfabetizacion
   que vemos serian ya tipicas en epocas muy anteriores debido a que
   los factores que las condicionaban hundian sus raices en unas
   estructuras sociales, economicas y culturales del mundo rural que
   apenas habian variado a lo largo del siglo XIX (37).


El municipio que conoce una transicion de la alfabetizacion mas temprana en Galicia es Ferrol, que en 1860 ya tenia alfabetizada aproximadamente el 41% de la poblacion de diez y mas anos, y en 1910 el 70%. Este temprano desarrollo se explica por su condicion urbana, pero tambien por su reducido tamano, que facilitaba la escolarizacion, y por el importante peso relativo de la artesania y la industria, actividades que suelen estar asociadas a la cultura escrita. Montero Arostegui se hacia eco de esta circunstancia en 1859, refiriendose al conjunto del partido judicial de Ferrol:
   Este interesante ramo [el de la instruccion publica], aunque no le
   vemos a la altura que fuera de desear, no se halla en el partido
   del Ferrol tan abandonado como en otros, especialmente en los
   pueblos que mas se van acercando a la capital del Departamento;
   porque dedicandose gran numero de sus naturales a la navegacion y a
   los trabajos de los arsenales, procuran sus padres darles toda la
   instruccion que pueden en los establecimientos de educacion
   primaria y en algunos colegios particulares (38).


A partir de 1950 los censos clasifican la alfabetizacion en funcion del caracter rural--entidades singulares de poblacion de hasta dos mil habitantes--, intermedio --entre dos y diez mil--o urbano--superiores a diez mil--de la poblacion, observandose una clara correspondencia entre urbanizacion y alfabetizacion, pues esta aumenta conforme lo hace el tamano de las entidades de poblacion, si bien las diferencias disminuyen con el paso del tiempo y son mayores en las mujeres.

La progresiva perdida de relevancia del factor rural/urbano se pone de manifiesto en el Cuadro V, que relaciona las tasas de alfabetizacion con las zonas geograficas por grupos de edad en 1970. Para las nuevas cohortes--las nacidas a partir de 1926--el hecho de residir en el campo o en la ciudad apenas ejerce influencia en el conocimiento de la lectura y la escritura. Persisten, sin embargo, las diferencias para las personas mayores, muy especialmente si son mujeres, alcanzando 29 puntos entre las que superan los 65 anos. Asi pues, a estas alturas el peso del analfabetismo estaba asociado, basicamente, a la cohorte de nacimiento, cuyos efectos interactuaban con el genero y el habitat.

Nos referiremos, por ultimo, a la influencia de la emigracion en el proceso de alfabetizacion. Este fenomeno se intensifico en determinados periodos, espacios, edades y en el sexo masculino, si bien afecto a todo el periodo contemporaneo, areas geograficas y tramos de edad, e incorporo progresivamente a las mujeres. Aunque su volumen resulta dificil de cuantificar, el profesor Eiras Roel estima que entre 1836 y 1960 habrian salido de Galicia algo mas de dos millones de personas, que representarian aproximadamente el 39% de las salidas registradas en el conjunto del Estado. El ritmo migratorio sigue una tendencia claramente ascendente hasta 1920, produciendose una desaceleracion a partir de ese momento, particularmente acusada en la decada de los treinta, y una recuperacion en los anos cuarenta. El principal destino de los emigrantes seran los paises americanos, singularmente Cuba y Argentina (39). En los anos cincuenta y sesenta se reactiva la emigracion, registrandose entonces los saldos migratorios intercensales mas negativos; a partir de 1960, los principales destinatarios del exodo seran los paises europeos mas avanzados (40).

Pues bien, la emigracion tuvo importantes consecuencias escolarizadoras y alfa-betizadoras. Las primeras son las mas visibles y llamativas, ya que los emigrantes crearon una importante red de escuelas en las cuatro provincias gallegas, aunque concentradas en determinadas zonas. Inicialmente lo hicieron a titulo individual, y mas tarde, durante el primer tercio del siglo XX, organizados en las denominadas Sociedades de Instruccion que emergieron en America, fundamentalmente en Argentina y Cuba. Las creaciones individuales ascenderian a unas 90, con un total de 150 aulas, segun estimaciones de Anton Costa Rico (41), y las colectivas a unas 225, con aproximadamente 326 aulas, de las que 280 funcionaron en 177 edificios de nueva construccion o habilitados para la docencia, segun calculos de Vicente Pena Saavedra (42). Asi pues, el total de aulas se acercaria al medio millar, una cifra importante en terminos cuantitativos, y mas todavia cualitativos.

Los emigrantes conocian, por experiencia propia, las insuficiencias y deficiencias de la escolarizacion en la Galicia rural del siglo XIX y buena parte del XX. El numero de escuelas publicas resultaba insuficiente para atender a una poblacion tan diseminada como la gallega, y su calidad era, en la mayor parte de los casos, muy precaria, tanto en lo referente a las infraestructuras (edificio, mobiliario y material didactico) como al curriculo y al profesorado. Las escolas de ferrado, que cubrian las carencias del sector publico, eran todavia mas arcaicas.

Esta constatacion esta en la base de la red de escuelas creada por los americanos. Ahora bien, para que la constatacion de una realidad movilice esfuerzos, es necesario que se perciba como problematica, y esa percepcion se adquirira, o al menos se intensificara, en la emigracion. Los emigrantes aprendieron que la instruccion escolar, relativamente prescindible para vivir en la Galicia rural, resultaba de suma utilidad en los paises de destino, donde se multiplicaba su valor de uso y de cambio. La insercion cultural y laboral en esos nuevos escenarios, fundamentalmente urbanos, se veia notablemente favorecida cuando se poseia un cierto nivel de instruccion.

Convencidos como estaban de que el analfabetismo constituia un obstaculo para el desarrollo individual y colectivo, decidieron crear escuelas de calidad con el proposito de que los gallegos que emigrasen lo hiciesen en las mejores condiciones culturales posibles, y de que quienes no lo hiciesen pudiesen adquirir los conocimientos necesarios para promover su bienestar y el progreso de Galicia.

Pero, ademas de crear escuelas, los emigrantes contribuyeron a transformar la mentalidad escolar de la sociedad gallega, al transmitirle la conviccion de que la instruccion era algo valioso. Lo hicieron a traves de la correspondencia que cruzaba el Atlantico, de la prensa por ellos promovida y de la palabra de quienes retornaban de forma provisional o definitiva a sus lugares de origen. Tambien lo hicieron a traves de los mensajes simbolicos inscritos en sus realizaciones materiales. Con cada edificio que se construyo y con cada local que se acondiciono, los emigrantes hacian llegar un mensaje muy preciso a sus vecinos y beneficiarios: la escuela es una institucion importante; tanto que estamos dispuestos a sacrificar una parte de nuestros ahorros para dotarla de un edificio en sintonia con la funcion que esta llamada a desempenar, y que contribuya a dignificarla. Es importante para los que permanezcan en Galicia, y sobre todo para quienes tengan previsto emigrar. De modo que si en vuestro horizonte vital o en el de vuestros hijos se vislumbra el camino de la emigracion, debeis adquirir la formacion necesaria para emprenderlo con unas ciertas garantias de exito.

Una buena parte de la poblacion gallega se percibia como emigrante potencial, por lo que este mensaje encontro un caldo de cultivo especialmente propicio, y contribuyo, sin ninguna duda, a movilizar el afan de aprender a leer y a escribir. En primer lugar, entre los hombres, que fueron los principales protagonistas de la emigracion en sus primeras fases. Las familias daban prioridad a la escolarizacion de sus hijos frente a la de sus hijas, atendiendo, entre otras razones, a que aquellos estaban llamados a <<trepar honradamente por los asperos senderos de la vida social>>, que conducian con frecuencia a America, mientras que estas <<rara vez salen del hogar domestico donde han sido criadas>>, segun se puede leer en un escrito firmado por varios vecinos del municipio A Estrada (Pontevedra) en 1894 (43). Y los propios interesados, cuando se aproximaba el momento de emigrar, procuraban familiarizarse con la lectura y la escritura si todavia las desconocian, o ampliar los conocimientos que ya tenian, recurriendo para ello a los escolantes o a las clases de adultos de los maestros publicos en el medio rural, y a las academias en el urbano.

El acusado diferencial de genero registrado en el siglo XIX tiene una de sus causas en esta circunstancia, y en su reduccion durante el XX influyo la progresiva incorporacion de las mujeres a la emigracion. Si a mediados del siglo XIX representaban sobre el 10% del flujo emigratorio, en la decada de 1920 alcanzaban el 40% (44). Y a medida que se incorporan a la emigracion, tambien cambia la percepcion de la necesidad de su instruccion. Asi lo hacia notar en 1923 Ramon Castro Lopez, parroco de Vilar de Ortelle (Panton-Lugo):
   A las ninas apenas se las mandaba a la escuela hasta hace pocos
   anos, pues habia el error comun de que las mujeres no necesitan
   saber leer ni escribir; error que se fue desvaneciendo desde que la
   emigracion de la mujer a America puso patentes estas necesidades
   literarias, en el bello sexo (45).


Debemos preguntarnos, por lo tanto, cual fue el nivel de instruccion de los emigrantes. ?Contribuyo la expectativa de la emigracion y su asociacion con la alfabetizacion a que emigrasen los mas alfabetizados? (46).

Consideraremos, en primer lugar, el conjunto de la emigracion espanola, a la que Galicia contribuyo de forma decisiva. Segun datos aportados por Blanca Sanchez Alonso, procedentes de estadisticas espanolas, entre 1925 y 1930 la tasa de analfabetismo de los emigrantes era muy baja, concretamente del 18%. Las estadisticas cubanas ofrecen, para 1903-1927, una tasa de alfabetizacion del 85% de los emigrantes espanoles en el momento de su llegada, <<lo que resulta ciertamente sorprendente si tenemos en cuenta que en esas fechas la inmigracion espanola en Cuba esta compuesta basicamente de jornaleros y campesinos>>. El censo argentino de 1914 apunta en la misma direccion, pues el porcentaje de espanoles alfabetizados ascendia al 78,7% de los hombres y al 55,2% de las mujeres, aunque los datos hacen referencia a la poblacion residente y no a la emigrante (47).

Mas contundentes son todavia los resultados obtenidos por German Rueda sobre la emigracion espanola a Estados Unidos en el primer tercio del siglo XX. El porcentaje de los mayores de quince anos que sabian leer y escribir en el momento de llegar al lugar de destino era del 87% (48). La relevancia de la alfabetizacion para desenvolverse en los paises receptores se refleja claramente en las distintas probabilidades que tenian de aprender ingles analfabetos y alfabetizados: de los primeros lo hablaba el 19 y de los segundos el 87%, segun datos tomados del censo de Estados Unidos de 1930 (49).

Por lo que respecta a Galicia, nos referiremos unicamente a la investigacion realizada por Alejandro Vazquez Gonzalez, que abarca el conjunto del territorio y practicamente todo el periodo contemporaneo, y que confirma los resultados de trabajos previos, de menor alcance espacial y temporal (50).

Basandose en las Estadisticas de Migracion Transoceanica, afirma que en 1918 estaba alfabetizado el 82,76% de los emigrantes gallegos y en 1930 el 84,60%, mientras que las tasas de alfabetizacion neta del conjunto de la poblacion eran del 49,18% en 1920 y del 61,44% en 1930, registrandose por lo tanto una ventaja para los emigrantes de 33 y 23 puntos, respectivamente. En el periodo 1946-1964, cuando las tasas netas de Galicia oscilaban entre el 75,99% (1940) y el 90,54% (1970), las de los emigrantes ascendian hasta el 95,1%. Tanto en un caso como en el otro, los emigrantes gallegos tenian un nivel cultural basico superior a la media espanola (51).

Ademas de trabajar con las estadisticas oficiales, Alejandro Vazquez confecciono una laboriosa base de datos a partir de diversas fuentes, que nos permite seguir la evolucion de la alfabetizacion de los emigrantes entre 1850 y 1969. Las principales conclusiones a las que llega son las siguientes:
   La emigracion pionera de mediados del siglo XIX estuvo nutrida en
   gran medida por gentes con tasas de alfabetizacion muy superiores a
   las de la poblacion gallega. Estos niveles permitian un buen acceso
   inicial a la actividad laboral americana en condiciones de bajo
   nivel de apoyo de familiares o vecinos residentes en America. Las
   tasas de alfabetizacion aumentaron con la reduccion del flujo en la
   primera mitad de los sesenta, para comenzar a disminuir con la
   masificacion que se produjo a partir de los anos setenta, tasas aun
   mantenidas por la presencia de nuevos pioneros de comarcas o
   provincias poco afectadas anteriormente. La paulatina consolidacion
   de cadenas migratorias facilitaria la insercion de gentes con menor
   bagaje instructivo. La oleada masiva de los ochenta y noventa y sus
   pasajes subsidiados contribuyeron a reducir los niveles de
   alfabetizacion del flujo, especialmente en el destino brasileno. A
   finales del siglo XIX con la reduccion del flujo seria de esperar,
   y algunos indicios asi lo manifiestan, un nuevo incremento de las
   tasas. La gran oleada emigratora prebelica de los anos diez
   presentaria tasas de alfabetizacion moderadas por el efecto de
   masificacion del contingente, para dar paso a tasas muy altas y
   crecientes a partir de la contraccion del flujo con la I Guerra
   Mundial, tendencia solo levemente alterada en los momentos de
   expansion emigratoria. Ademas, la creciente proporcion de mujeres
   alfabetizadas incorporada al flujo incidiria en el mismo sentido.
   La alta tasa de alfabetizacion de los emigrados en los anos treinta
   dara paso a la universal presencia de los alfabetos entre los
   emigrantes tras la II Guerra Mundial (52).


Asi pues, los protagonistas del exodo poseian un nivel de alfabetizacion sensiblemente superior al registrado en el conjunto de Galicia. Esto no significa que la mayoria de ellos tuviesen una notable formacion escolar, ni que no emigrasen personas analfabetas o semianalfabetas, como se refleja en el retrato realizado por Luis Seoane de una mujer emigrante, en cuyo pecho se puede leer un cartel que dice asi: ELLE S'APPELLE/MANUELA RODRIGUEZ/ELLE EST ANALPHABETE/AIDEZLA /GENEVE 1963. Significa, simplemente, que tendian a emigrar mas los alfabetizados que los analfabetos. Entre otras razones, porque la gente era consciente, y cada vez lo sera mas, de que el analfabetismo constituia un importante obstaculo para andar por el mundo.

A su vez, donde predominaba la emigracion tambien lo hacia la alfabetizacion, segun puede comprobarse en el Cuadro VI, que clasifica el nivel de alfabetizacion de los municipios en funcion de la intensidad que en ellos tenia la emigracion. Este cuadro se elaboro tomando como base para determinar la intensidad del flujo migratorio un estudio realizado por Antonio Eiras Roel (53). A partir de los valores de diversos indicadores en 1877 (54), el autor clasifica los municipios gallegos en cinco categorias: sin emigracion o muy debil, emigracion debil, emigracion importante, emigracion intensa y emigracion muy intensa, por lo que podemos determinar las tasas de alfabetizacion en cada uno de los casos. Pero como en las provincias de Lugo y Ourense, donde la emigracion tenia inicialmente menos peso, no se observa una correspondencia clara entre ambas variables, nos hemos centrado en las de A Coruna y Pontevedra, donde la emigracion estaba mas presente por esas fechas; para minimizar la influencia del factor urbano, se excluyen de los calculos las dos capitales, Ferrol, Santiago y Vigo. De los resultados obtenidos pueden extraerse las siguientes conclusiones:

1) La alfabetizacion masculina y femenina aumenta de forma casi sistematica con la intensidad de la emigracion. Son los municipios mas alfabetizados los que nutren preferentemente la corriente migratoria. La expectativa de emigrar, y la emigracion en si--algunos emigrantes aprendieron a leer y a escribir en los lugares de destino--, favorece el interes por alfabetizarse, y el dominio de las destrezas literarias basicas facilita la decision de desplazarse.

2) El diferencial de genero aumenta segun lo hace el peso de la emigracion, por lo menos durante los primeros censos de poblacion. A pesar de que la corriente migratoria se asocia positivamente con el nivel de alfabetizacion de ambos sexos, lo hace en mayor medida con el de los hombres, que son los principales protagonistas del exodo en sus primeras fases.

3) Aunque quienes emigran tienen por lo general un nivel de alfabetizacion superior a la media de sus lugares de procedencia--y suponen por lo tanto un drenaje de efectivos alfabetizados, si bien es cierto que muchos de ellos retornan--, el mayor crecimiento de las tasas de alfabetizacion entre 1860 y 1900 corresponde a las zonas de mas emigracion. Esto es asi tanto en el caso de los hombres como, y sobre todo, en el de las mujeres.

No cabe cuestionar, por lo tanto, el impacto positivo de la migracion en la alfabetizacion gallega, ya sea directamente, a traves de la creacion de escuelas, ya indirectamente, promoviendo un interes progresivo en el dominio y uso de la cultura escrita. Y dado que ademas de identificar posibles causas--con todos los problemas que ello conlleva en la investigacion historica, sobre todo en determinados asuntos, que se resisten tenazmente a las generalizaciones, como es el caso del que nos ocupa--el historiador debe establecer prioridades, en mi opinion el fenomeno de la migracion, estacional primero y mas duradera despues, debido a su intensidad, extension y duracion, posiblemente sea uno de los factores que mas favorecieron la difusion de la lectura y la escritura en Galicia.

4. Las razones de la alfabetizacion

El aprendizaje de la lectura y la escritura, una vez que se desencadena, tiende a perpetuarse y ampliarse, siempre y cuando posea una funcionalidad basica.

Centrandonos en el mundo rural, absolutamente mayoritario hasta hace escasas decadas, puede afirmarse que cuando el proyecto vital de un individuo se circunscribia a su entorno mas inmediato la preocupacion por la instruccion seria en muchos casos mas bien reducida, tal como se desprende de diversos testimonios. Esto no significa, sin embargo, que no existiese, incluso en ese supuesto, un cierto interes por aprender a leer y a escribir. Se trataba, eso si, de un interes muy selectivo. Excluia, por de pronto, a las mujeres casi en su totalidad. De hecho, el determinante mas contundente de la alfabetizacion es inicialmente la condicion sexual: sera dificil encontrar otro factor mas discriminativo y discriminatorio.

En lo que respecta a los hombres, todo parece indicar que cada familia procuraba alfabetizar a un cierto numero, en funcion tanto de sus posibilidades--la escolarizacion implicaba un coste, incluso cuando era gratuita--como de las necesidades del conjunto familiar. Por lo demas, cuando las personas maduraban y podian actuar segun su propio criterio, decidian con frecuencia alfabetizarse, de ahi los importantes avances que experimenta la alfabetizacion con el paso de la edad. Porque aun tratandose de sociedades donde predominaba la cultura oral, la escritura estara cada vez mas presente y adquirira mayor importancia: contratos, cartas, papeles administrativos, prensa, literatura de cordel, libros, etc. Saber descifrar, y en su caso redactar, estos y otros escritos proporcionaba a las personas ventajas evidentes, ademas de una sensacion de autonomia y competencia, e incluso un cierto prestigio, que si bien resultan dificiles de evaluar, posiblemente fuesen muy reales y operativos. En sentido contrario, el analfabetismo, que inicialmente se vivia con naturalidad, tiende a percibirse como una deficiencia, siendo esto tanto mas cierto cuanto mas se difunde la alfabetizacion.

Pero el deseo de aprender a leer y a escribir entre las gentes del campo aumenta a medida que las sociedades rurales se abren al mundo urbano, mucho mas impregnado por la cultura escrita que el rural. El servicio militar constituyo una experiencia importante en este sentido, pues los hombres, llegada una cierta edad, debian dejar por algun tiempo su lugar de origen e integrarse en un mundo extrano donde el analfabetismo se vivia como un problema, por lo que algunos aprendian a leer y escribir antes de incorporarse al Ejercito y otros durante su permanencia en el mismo. Lo mismo sucedera con la experiencia migratoria, dado que los emigrantes se instalaban normalmente en las grandes ciudades, donde quienes eran analfabetos o poseian una cultura escolar muy reducida tenian mas dificultades para integrarse en condiciones relativamente ventajosas.

La alfabetizacion empieza a asociarse a una cierta movilidad social, por modesta que fuese, bien sea en los paises de destino de la corriente migratoria, bien en la propia Galicia. Con independencia de cual fuese su nivel de realizacion, la expectativa de que mediante una instruccion elemental relativamente solida--la ensenanza secundaria y superior estara reservada durante largo tiempo a las clases acomodadas--podia mejorar la condicion social de las personas, arraigara profundamente en el imaginario colectivo, y sera uno de los factores que mas favorezcan la expansion de la escolarizacion y la alfabetizacion.

En sus origenes, la difusion social de la alfabetizacion en Galicia debe mas a la voluntad explicita y esforzada de aprender a leer y escribir por parte de la gente del comun que a la presion ejercida por el Estado. Se trata de un proceso que, al menos en sus primeras fases--aproximadamente antes de que se atraviese el primer umbral, cifrado en una tasa del 30-40% de la poblacion adulta--, durante las cuales se configuran las grandes zonas de alfabetizacion y analfabetismo, se explica mejor desde <<abajo>> que desde <<arriba>>.

Ahora bien, si inicialmente son las clases populares quienes aportan la motivacion e incluso los medios para alfabetizarse (escolas de ferrado), andando el tiempo el Estado adquiere un mayor protagonismo. Durante la primera mitad del siglo XIX se dictan diversas leyes reconociendo la necesidad de crear una red de escuelas primarias, pero habra que esperar a mediados del mismo para que esta red adquiera una cierta consistencia, a pesar de sus deficiencias cuantitativas y cualitativas. A lo largo del primer tercio del siglo XX, despues de medio siglo de una cierta atonia, por lo menos en lo que respecta a la creacion de centros, se intensifica la intervencion estatal, alcanzando sus cotas maximas durante la Dictadura de Primo de Rivera y la Segunda Republica. Es tambien entonces cuando los mapas de la alfabetizacion comienzan a depender cada vez mas de la escolarizacion publica, que desempenara un importante papel en la transicion del primer al segundo umbral, y de la que se beneficiaran de forma mas igualitaria ninos y ninas. Esto no significa que desaparezca el proyecto alfabetizador, mas o menos autonomo, de las clases populares, pero su tendencia sera la de ser absorbido por el proyecto escolarizador promovido por el Estado.

Un Estado que no se limita a crear centros de ensenanza, sino que, a traves de diversas practicas administrativas y politicas, confronta a las personas con su condicion de alfabetizados o analfabetos. Los recuentos periodicos de la poblacion, en los que se incluyen preguntas explicitas al respecto, los procesos electorales, tramites administrativos como la expedicion de documentos de identidad y la prestacion del servicio militar son algunos ejemplos de experiencias en las que el desconocimiento de la lectura y la escritura se vive como una carencia. Esta sensacion de minusvalia es alimentada por los intelectuales y los medios de comunicacion, que convierten el analfabetismo en un problema, tanto para quienes lo padecen directamente como para el conjunto de la sociedad. El propio termino <<analfabetismo>> acaba incorporandose al lenguaje popular y problematizando la condicion de analfabeto.

En este contexto de presion creciente de la alfabetizacion sobre el analfabetismo, de progresiva intervencion del Estado en el campo educativo y de expansion de la demanda escolar se consigue, finalmente, la generalizacion de la capacidad de leer y escribir. De modo que unas competencias secularmente reservadas a un reducido sector social acaban por hacerse extensivas, al menos en nuestro entorno cultural, y de forma casi rutinaria, al conjunto de la poblacion.

(1) Una exposicion mas detallada de este proceso puede leerse en mi trabajo Ler e escribir en Galicia. A alfabetizacion dos galegos e das galegas nos seculos XIX e XX, A Coruna, Servizo de Publicacions da Universidade da Coruna, 2006. Para conocer la evolucion de la alfabetizacion en periodos historicos anteriores pueden consultarse, entre otros, los trabajos de Ofelia REY CASTELAO (Libro y lectura en Galicia. Siglos XVI-XIX, Santiago de Compostela, Xunta de Galicia, 2003) y Jacques SOUBEYROUX (<<La alfabetizacion en la Espana del Siglo XVIII>>, Historia de la Educacion. Revista Interuniversitaria, no. 14-15 [1995-96], pp. 199-233).

(2) Los valores de la poblacion alfabetizada de diez y mas anos en 1860 y 1877 se estiman a partir de los indices de crecimiento de la alfabetizacion bruta, tomando como ano de referencia 1887. Los datos de 2001 se refieren a la poblacion de dieciseis y mas anos. Siempre que no se senale otra cosa, debera entenderse que los cuadros estadisticos que presentamos se elaboraron a partir de los censos de poblacion.

(3) GABRIEL, Narciso de: <<La alfabetizacion en Galicia (1900-1940): Incidencia de los factores relacionados con el periodo, la edad y la cohorte>>, en CANDEIAS, Antonio (coord.): Modernidade, Educando e Estatisticas na Ibero-America dos seculos XIX e XX, Lisboa, EDUCA, 2005, pp. 115-156.

(4) GABRIEL, Narciso de: <<Literacy Age, Period and Cohort in Spain (1900-1950)>>, Paedagogica Historica, vol. XXXIV, no. 1 (1998), pp. 29-62.

(5) LOPEZ TABOADA, Jose A.: La poblacion de Galicia, 1860-1991, A Coruna, Fundacion Caixa Galicia, 1996, pp. 137 y 188.

(6) TODD, Emmanuel: L'enfance du monde, Paris, Editions du Seuil, 1984.

(7) <<Si el siglo XIX fue una epoca de permanencias en la agricultura y de perdida del tren de la primera industrializacion espanola, el periodo comprendido entre 1890 y 1935 fue, por contraste, el periodo probablemente de mas impulso de la historia economica contemporanea, un impulso directamente relacionado con una mayor integracion de la economia gallega en el mercado espanol e internacional como productora de mercancias del sector primario y sus transformados. En la agricultura fue esta la epoca de la desaparicion de los foros; en el sector manufacturero, la del nacimiento de la industria fabril; en los servicios, la del desarrollo, no solo de los primeros servicios publicos urbanos, sino tambien de la expansion de un sistema bancario de tipo regional que alcanzo en esta epoca un peso relativo que nunca volveria a tener>> (CARMONA BADIA, Joam: <<La economia del siglo XX: una panoramica>>, en Papeles de Economia Espanola. Economia de las Comunidades Autonomas. Galicia, Madrid, 1994, p. 4).

(8) FERNANDEZ LEICEAGA, Xaquin: <<Poboacion e crescimento economico na Galicia do seculo XX>>, en Juana, Jesus de y CASTRO, Xavier (eds.): Grandes transformacions na Historia contemporanea de Galicia, Ourense, Servicio de Publicacions da Deputacion Provincial de Ourense, 1998, p. 128.

(9) LOPEZ TABOADA, Jose A.: op. cit., p. 39.

(10) DURAN, J. Antonio: Agrarismo y movilizacion campesina en el pais gallego (1875-1912), Madrid, Siglo XXI, 1977; PEREIRA, Dionisio (coord.): Os conquistadores modernos. Movemento obreiro na Galicia de anteguerra, Vigo, Promocions Culturais Galegas, 1992; BERAMENDI, Justo: De provincia a nacion. Historia do galeguismo politico, Vigo, Edicions Xerais de Galicia, 2007.

(11) NUNEZ, Clara Eugenia: La fuente de la riqueza. Educacion y desarrollo economico en la Espana Contemporanea, Madrid, Alianza Editorial, 1992, p. 126.

(12) Ibidem, pp. 128-130.

(13) Ibidem, pp. 150 y 162.

(14) Ibidem, pp. 128 y 130.

(15) TODD, Emmanuel: La invencion de Europa, Barcelona, Tusquets, 1995, pp. 139-153. Este autor explica las diferencias norte/sur basicamente en virtud de factores religiosos (protestantismo/catolicismo) y antropologicos (estructura familiar matriz/nuclear).

(16) <<Como es sabido, el analfabetismo no se reparte uniformemente en Espana. En general, este tiende a aumentar de norte a sur, pudiendo servir de limite medio para ello la provincia de Madrid. Geograficamente, la zona de minima intensidad de analfabetos en Espana esta en la cordillera Cantabrica, y, mas concretamente, en la region que constituye el punto de encuentro entre las provincias de Leon, Palencia, Santander y Burgos. Por el contrario, el area de maxima intensidad se halla en la cordillera Penibetica, especialmente en la zona en que se tocan las provincias de Jaen, Granada, Almeria, Murcia y Albacete>> (LUZURIAGA, Lorenzo: El analfabetismo en Espana, Madrid, J. Cosano, 1926, p. 11).

(17) RAMOS, Rui: <<Culturas da alfabetizarlo e culturas do analfabetismo em Portugal: uma introducao a Historia da Alfabetizacao no Portugal contemporaneo>>, Analise Social, vol. XXIV, no. 4 y 5 (1988), pp. 1067-1145.

(18) NUNEZ, Clara Eugenia: op. cit., pp. 92-93 y 98.

(19) Ibidem, pp. 03-22.

(20) Ibidem.

(21) RAMOS, Rui: <<"O chamado problema do analfabetismo": as politicas de escolarizacao e a persistencia do analfabetismo em Portugal (seculos XIX e XX)>>, Ler Historia, no. 35 (1998), p. 63.

(22) MADOZ, Pascual: Diccionario Geografico-Estadistico-Historico de Espana y sus posesiones de ultramar (edicion facsimilar de Galicia, realizada en siete tomos), Madrid, 1845, t. i, p. 55.

(23) En 860, la poblacion alfabetizada entre los seis y los diez anos se determina suponiendo que su porcentaje con respecto al total de personas que sabian leer y escribir era del 6% (en 887 sabemos que este porcentaje era del 6,22% y en 1900 del 6,49%). Las tasas de escolarizacion corresponden a los seis-doce (1860-1910 y 1960) y seis-catorce anos (1920-1950), y estan calculadas a partir de los datos suministrados por las estadisticas oficiales.

(24) GABRIEL, Narciso de: <<Alfabetizacion y escolarizacion en Espana (1887-1950)>>, Revista de Educacion, no. 314 (1997), p. 220.

(25) El numero de habitantes comprendidos entre esas edades se obtiene directamente de los censos de poblacion de 1887, 1910 y 1960. Lo mismo sucede con el numero de alfabetizados, si exceptuamos 1910, en que los valores correspondientes a los once y doce anos se cifran en las dos quintas partes de los atribuidos al intervalo de once a quince, al no suministrar el censo datos desagregados. La poblacion escolarizada tambien corresponde a los limites de edad contemplados por las estadisticas escolares oficiales, a no ser en 1885, cuyos valores incluyen los matriculados <<de seis a nueve>> y las tres cuartas partes de los <<mayores de nueve>> anos.

(26) GABRIEL, Narciso de: <<Alfabetizacion y escolarizacion en Espana (1887-1950)>>, art. cit., p. 237.

(27) GABRIEL, Narciso de: Leer, escribir y contar. Escolarizacion popular y sociedad en Galicia, Sada (A Coruna), Edicios do Castro, 1990, p. 284.

(28) Las tasas de alfabetizacion corresponden a la poblacion de diez y mas anos, y las de escolarizacion a la comprendida entre los 6-12 anos (1860, 1885 y 1908) y los 6-11 (1923 y 1950). Las tasas de escolarizacion estan calculadas a partir de las siguientes fuentes: Anuario estadistico de Espana, 1860-1861, Madrid, 1862; Estadistica general de primera ensenanza correspondiente al quinquenio que termino en 31 de diciembre de 1885, Madrid, 1888; Estadistica escolar de Espana en 1908, Madrid, 1910, t. III; Anuario estadistico de Espana. Ano X. 1923-1924, Madrid, 1925; Estadistica de la ensenanza en Espana. Curso 1952-53, Madrid, 1956.

(29) ALVAREZ LIMESES, Gerardo: <<El analfabetismo en Espana. En defensa de Galicia>>, El Noticiero Gallego. Revista de Primera Ensenanza, Pontevedra, 11 de julio de 1924.

(30) La matricula escolar ofrecida por este censo parece que incluye tanto el sector publico como el privado, pues sumando menores y mayores de doce anos se obtiene para el conjunto de Galicia una cifra (154.049) muy proxima a la registrada por la estadistica escolar de 1885 para ambos sectores y todas las edades (158.886). Por provincias, las discrepancias son mayores, pues el censo atribuye a Ourense 23.452 alumnos menos y a Pontevedra 14.826 alumnos mas que la estadistica escolar realizada dos anos antes (cfr. Estadistica general de primera ensenanza correspondiente al quinquenio que termino en 31 de diciembre de 1885, op. cit.). Las tasas de escolarizacion con las que trabajamos son el resultado de dividir los matriculados de doce anos y menos por la poblacion comprendida entre seis y doce. En el numerador se incluyen, por lo tanto, los menores de seis anos, que representaban el 11,38% de la poblacion escolarizada en 1885.

(31) GABRIEL, Narciso de: Ler e escribir en Galicia, op. cit., pp. 237-247 y 267-270.

(32) Clara Eugenia Nunez asi lo reconoce al examinar los mapas de la alfabetizacion en Espana: <<Las explicaciones de caracter general [el factor religioso, por ejemplo, que contrapone protestantismo y alfabetizacion con catolicismo y analfabetismo], parcialmente validas al comparar la situacion de la peninsula con la de su entorno, pierden su valor explicativo cuando descendemos a los pormenores regionales. Lo cual no quiere decir, sin embargo, que se haya de caer en el extremo opuesto de intentar explicar cada caso en funcion de una variable explicativa distinta. La existencia de ciertos patrones regionales de comportamiento sugiere que la difusion de la alfabetizacion respondio a circunstancias mas o menos generalizables. Discriminar entre aquellas que fueron cruciales y aquellas cuya contribucion fue insignificante no es sin embargo facil>> (op. cit., pp. 200-201).

(33) GABRIEL, Narciso de: Ler e escribir en Galicia, op. cit., p. 271.

(34) TORRES, Pilar; LOIS, Ruben y PEREZ, Augusto: A Montana galega. O home e o medio, Santiago, Universidade de Santiago de Compostela, 1993.

(35) GRANET-ABISSET, Ann-Marie: <<Entre autodidaxie et scolarisation. Les Alpes brianconnaises>>, Histoire de l'education, no. 70 (1996), pp. 111-141.

(36) J. G. S.: <<La instruccion elemental en la Coruna segun el ultimo censo>>, Revista Gallega, no. 396, 19 de octubre de 1902, pp. 1-2.

(37) REHER, David-Sven; POMBO, Ma. Nieves y NOGUERAS, Beatriz: Espana a la luz del censo de 1887, Madrid, INE, 1993, p. 61.

(38) MONTERO AROSTEGUI, Jose: Historia y descripcion de la ciudad y departamento naval de Ferrol, Madrid, Imprenta de Beltran y Vinas, 1859, p. 641.

(39) EIRAS ROEL, Antonio: <<La emigracion gallega a las Americas en los siglos XIX y XX. Nueva panoramica revisada>>, en EIRAS ROEL, Antonio (ed.): Aportaciones al estudio de la poblacion gallega. Un enfoque comarcal, Santiago, Xunta de Galicia, 1992, pp. 185-215.

(40) CAMPILLO, Ana; MENDEZ, Gonzalo y SOUTO, Xose Manuel: Xeografia de Galicia. A poboacion e a accion xeodemografica, Santiago de Compostela, Gran Enciclopedia Galega Edicions, 1993, p. 102.

(41) COSTA RICO, Anton: <<Emigrantes, escuelas y regeneracion social: Los emigrantes gallegos a America y el impulso de la educacion (1879-1936)>>, Revista Brasileira de Historia da Educagao, no. 16 (2008), p. 33.

(42) PENA SAAVEDRA, Vicente: <<As Sociedades Galegas de Instruccion: Proxecto educativo e realizacions escolares>>, Estudios Migratorios, no. 1 (1995), p. 38; <<Cuatro siglos de intervencion escolar de los gallegos de America en la Galicia escindida>>, Historia de la Educacion. Revista Interuniversitaria, no. 14-15 (1995-96), pp. 301-332. Los registros todavia no estan cerrados, y Vicente Pena me comunica (28/5/2012) que actualmente tiene censadas 225 escuelas, 336 aulas y 186 edificios de nueva construccion.

(43) Archivo Historico Universitario de Santiago, Ensenanza Primaria, caja 112.

(44) VAZQUEZ GONZALEZ, Alexandre: <<Unha vision xeral da emigracion galega contemporanea a America e a Europa>>, en CID FERNANDEZ, Xose Manuel; DOMINGUEZ ALBERTE, Xoan Carlos y SOUTELO VAZQUEZ, Raul (coords.): Migracions na Galicia contemporanea. Desafios para a sociedade actual, Santiago de Compostela, Sotelo Blanco, 2008, p. 39.

(45) CASTRO LOPEZ, Ramon: La emigracion en Galicia, A Coruna, Tipografia El Noroeste, 1923, p. 50.

(46) En un articulo publicado hace varios anos en las paginas de esta revista (GABRIEL, Narciso de: <<Emigracion y alfabetizacion en Galicia>>, Historia de la Educacion. Revista Interuniversitaria, no. 4 [1985], pp. 321-336) nos haciamos esta misma pregunta, a la que ahora podemos dar respuesta gracias a las investigaciones realizadas en las ultimas decadas por diversos autores y autoras.

(47) SANCHEZ ALONSO, Blanca: Las causas de la emigracion espanola, 1880-1930, Madrid, Alianza Editorial, 1995, pp. 167-168.

(48) RUEDA, German: La emigracion contemporanea de espanoles a Estados Unidos, Madrid, Editorial Mafre, 1993, p. 187 y cuadro 25 del apendice (p. 306). Este autor cita un trabajo de Carlos Marti (1955) segun el cual el porcentaje de emigrantes espanoles que sabian leer y escribir en el primer tercio del XX oscilaria entre el 80 y el 94%.

(49) Ibidem, p. 189.

(50) S, Alejandro: <<La alfabetizacion de los emigrantes gallegos a America (1860-1960): Luces y sombras>>, Sarmiento. Anuario Galego de Historia da Educacion, no. 6 (2002), pp. 135-157. La relacion de algunas de las investigaciones realizadas previamente puede consultarse en este mismo articulo.

(51) Ibidem, pp. 137-138. Las tasas de alfabetizacion netas consignadas para el conjunto de la poblacion son las que aparecen en el Cuadro I.

(52) Ibidem, pp. 142-143.

(53) EIRAS ROEL, Antonio: <<Para una comarcalizacion del estudio de la emigracion gallega. La diversificacion intrarregional a traves de los censos de poblacion (1877-1920)>>, en EIRAS ROEL, Antonio (ed.): Aportaciones al estudio de la emigracion gallega. Un enfoque comarcal, Santiago de Compostela, Xunta de Galicia, 1992, pp. 7-32.

(54) Razon intersexual de solteros, mujeres solteras por mil, mujeres casadas por mil, mujeres viudas por mil, casados de uno y otro sexo por mil, ausentes declarados por mil y emigracion de varones casados (Ibidem, pp. 7-10).

Narciso DE GABRIEL

Universidad de A Coruna. Facultad de Ciencias de la Educacion

Correo-e: narciso.de.gabriel@udc.es

Recepcion: 13 de junio de 2012. Envio a informantes: 25 de julio de 2012.

Fecha de aceptacion definitiva: 5 de diciembre de 2012

Biblid. [0212-0267 (2013) 32; 289-313]
CUADRO I

TASA DE ALFABETIZACION NETA MASCULINA (M) FEMENINA (F) Y
TOTAL (T). GALICIA Y ESPANA (1860-2001)

Ano    Galicia

         M       F       T      M-F

1860   42,26   4,54    21,14   37,71
1877   43,85   7,67    23,44   36,18
1887   48,90   10,65   27,37   38,25
1900   52,80   16,34   32,12   36,47
1910   58,32   25,80   39,68   32,53
1920   65,59   36,96   49,18   28,63
1930   75,12   50,51   61,44   24,62
1940   85,50   67,31   75,59   18,18
1950   91,21   78,17   84,16   13,04
1960   93,64   82,25   87,53   11,38
1970   95,32   86,20   90,54   9,12
1981   96,85   90,31   93,45   6,54
1991   98,53   95,48   96,94   3,04
2001   98,97   97,02   97,95   1,95

Ano    Espana

         M       F       T      M-F

1860   39,82   11,28   25,30   28,54
1877   43,28   17,73   30,09   25,56
1887   48,18   22,84   35,14   25,33
1900   52,69   30,54   41,24   22,15
1910   57,55   38,55   47,68   19,00
1920   63,88   48,12   55,69   15,76
1930   74,71   59,43   66,81   15,28
1940   82,72   71,54   76,83   11,19
1950   87,82   78,00   82,66   9,82
1960   90,89   81,99   86,26   8,91
1970   94,91   87,74   91,20   7,17
1981   96,37   91,06   93,64   5,32
1991   98,16   95,41   96,75   2,76
2001   98,45   96,54   97,47   1,91

Ano    Galicia-Espana

        M       F        T      M-F

1860   2,44   -6,74    -4,16   9,17
1877   0,56   -10,06   -6,65   10,62
1887   0,72   -12,19   -7,77   12,91
1900   0,11   -14,20   -9,12   14,32
1910   0,78   -12,75   -8,00   13,53
1920   1,71   -11,16   -6,51   12,88
1930   0,41   -8,92    -5,37   9,33
1940   2,77   -4,22    -1,24   7,00
1950   3,39    0,17    1,50    3,22
1960   2,74    0,27    1,27    2,48
1970   0,41   -1,54    -0,66   1,95
1981   0,48   -0,74    -0,19   1,22
1991   0,36    0,08    0,19    0,29
2001   0,52    0,48    0,48    0,04

CUADRO II

TASAS DE ESCOLARIZACION PUBLICA Y DE ALFABETIZACION POR PROVINCIAS
(1860-1952)

ESCOLARIZACION             1860   1885   1908   1923   1952

A Coruna                    23     31     27     40     50
Lugo                        15     22     21     44     72
Ourense                     38     49     51     74     84
Pontevedra                  35     38     35     54     69
Galicia                     27     35     32     51     65

ALFABETIZACION             1860   1887   1910   1920   1950

A Coruna                    20     28     39     49     84
Lugo                        22     28     39     50     86
Ourense                     19     25     36     45     84
Pontevedra                  23     29     43     53     83
Galicia                     21     27     40     49     84

ALFABETIZACION MASCULINA   1860   1887   1910   1920   1950

A Coruna                    39     47     58     65     91
Lugo                        43     49     61     68     92
Ourense                     37     46     48     60     90
Pontevedra                  50     54     65     69     91
Galicia                     42     49     58     66     91

ALFABETIZACION FEMENINA    1860   1887   1910   1920   1950

A Coruna                    6     613    326    637    777
Lugo                        4      8      21     35     80
Ourense                     3      7      27     33     78
Pontevedra                  4     412    229    941    177
Galicia                     5     511    126    637    778

CUADRO III

TASA DE ALFABETIZACION DE LOS MUNICIPIOS DE ALTA Y
MEDIA MONTANA Y DEL RESTO DE GALICIA (1860-1940)

Masculina

                1860   1877   1887   1900   1910   1920   1930   1940

Alta montana     35     36     40     45     47     53     62     72
Media montana    28     28     33     37     40     48     58     68
Resto            34     35     39     41     45     52     60
Total            33     34     38     40     44     52     60     71

Femenina

                1860   1877   1887   1900   1910   1920   1930   1940

Alta montana     1      3      4      9      18     24     38     55
Media montana    1      3      5      9      15     24     38     55
Resto            5      7      10     15     23     33     44     59
Total            4      7      9      14     21     31     43     58

Total

                1860   1877   1887   1900   1910   1920   1930   1940

Alta montana                   22     26     32     38     50     64

Media montana    14     15     18     22     26     34     47     61
Resto            18     20     23     26     32     41     51     65
Total            17     19     22     26     31     40     51     64

Diferencial de genero

                1860   1877   1887   1900   1910   1920   1930   1940

Alta montana     33     33     36     36     29     29     25
Media montana    27     25     29     28     25     24     20     13
Resto            29     28     28     26     22            16     12
Total            29     28     29     27     23     20     17     12

CUADRO IV

TASA DE ALFABETIZACION MASCULINA (M), FEMENINA (F) Y
TOTAL (T) DE LOS MUNICIPIOS DE LAS SIETE CIUDADES Y
DEL RESTO DE GALICIA (1860-1940)

             Ciudades          Resto             Diferencias

        M     F     T     M     F     T    1-4   2-5   3-6
       (1)   (2)   (3)   (4)   (5)   (6)

1860   48    19    33    32     3    16    16    17    17
1877   52    27    38    33     5    17    19    22    21
1887   56    33    43    36     7    20    20    26    23
1900   56    37    46    39    11    24    17    26    22
1910   59    43    50    42    19    29    16    24    21
1920   63    49    55    50    29    38    13    20    17
1930   70    59    64    58    41    49    11    18    15
1940   80    71    75    69    56    62    11    15    13

CUADRO V TASA DE ALFABETIZACION SEGUN LA UBICACION
GEOGRAFICA POR GRUPOS DE EDAD. GALICIA (1970)

EDAD       MASCULINA

           URBANA (A)   INTERMEDIA   RURAL(B)   A-B

10 a 14        100          100         100      0
15 a 19        100          99          99       1
20 a 24        99           99          99       0
25 a 29        100          99          98       2
30 a 34        99           99          97       2
35 a 44        99           98          97       2
45 a 54        99           97          94       5
55 a 64        97           94          88       9
65 y mas       93           89          79      14
Total          98           97          94       4

EDAD       FEMENINA

           URBANA (A)   INTERMEDIA   RURAL(B)   A-B

10 a 14        100          99          100      0
15 a 19        100          99          99       1
20 a 24        99           99          99       0
25 a 29        99           99          97       2
30 a 34        99           97          95       4
35 a 44        97           95          92       5
45 a 54        94           91          85       9
55 a 64        87           82          70      17
65 y mas       76           69          47      29
Total          94           91          83      11

CUADRO VI TASA DE ALFABETIZACION SEGUN EL NIVEL DE
EMIGRACION EN 1877 DE LOS MUNICIPIOS DE LAS PROVINCIAS
DE A CORUNA Y PONTEVEDRA, CON EXCLUSION DE LAS DOS
CAPITALES, FERROL, SANTIAGO Y VIGO (1860-1940)

MASCULINA

Emigracion          1860   1877   1887   1900   1910

Ausencia o casi      25     27     30     30     34
Debil                31     34     36     37     43
Importante           35     36     38     41     45
Intensa              36     38     39     42     44
Muy intensa          37     39     43     45     49
Total                32     34     36     38     42

FEMENINA

Emigracion          1860   1877   1887   1900   1910

Ausencia o casi      1      3      5      6      11
Debil                3      6      8      12     21
Importante           3      6      8      13     21
Intensa              3      8      10     13     20
Muy intensa          3      5      8      15     22
Total                3      6      8      12     19

TOTAL

Emigracion          1860   1877   1887   1900   1910

Ausencia o casi      12     14     17     17     22
Debil                16     19     20     23     31
Importante           17     19     21     25     31
Intensa              17     20     21     24     29
Muy intensa          16     18     21     26     32
Total                16     18     20     23     29

DIFERENCIAL DE GENERO

Emigracion          1860   1877   1887   1900   1910

Ausencia o casi      23     25     25     24     24
Debil                28     28     28     25     22
Importante           32     30     29     27     24
Intensa              33     30     29     29     24
Muy intensa          34     33     34     31     26
Total                29     29     28     26     23

MASCULINA

Emigracion          1920   1930   1940   1860/1900

Ausencia o casi      42     52     65        5
Debil                51     59     67        6
Importante           52     57     68        6
Intensa              51     57     66        6
Muy intensa          57     62     71        8
Total                50     57     67        6

FEMENINA

Emigracion          1920   1930   1940   1860/1900

Ausencia o casi      21     32     51        5
Debil                31     43     55        9
Importante           32     40     55        10
Intensa              31     40     52        10
Muy intensa          35     45     58        12
Total                30     40     54        9

TOTAL

Emigracion          1920   1930   1940   1860/1900

Ausencia o casi      31     42     58        5
Debil                40     50     60        7
Importante           40     48     60        8
Intensa              39     47     58        7
Muy intensa          44     52     63        10
Total                39     47     60        7

DIFERENCIAL DE GENERO

Emigracion          1920   1930   1940   1860/1900

Ausencia o casi      21     20     14        1
Debil                19     16     12        -3
Importante           20     16     13        -5
Intensa              20     17     14        -4
Muy intensa          22     17     13        -3
Total                20     17     13        -3
COPYRIGHT 2013 Ediciones Universidad de Salamanca
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:de Gabriel, Narciso
Publication:Historia de la Educacion
Date:Jan 1, 2013
Words:14323
Previous Article:La formacion profesional en Guipuzcoa durante el franquismo: centros y agentes promotores.
Next Article:La historia del curriculum en EE. UU. y Gran Bretana. Una revision historiografica y algunas aportaciones teoricas y metodologicas para el contexto...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters