Printer Friendly

El problema de la donacion en la fenomenologia de J.-L. Marion.

La fenomenologia marioniana ha recibido diversas criticas por su lectura de la Gegebenheit husserliana y heideggeriana. Podemos clasificar estas criticas en dos tipos de objeciones. En primer lugar, encontramos la objecion que senala el error en la traduccion del termino Gegebenheit por donation y, consecuentemente, el error conceptual en su utilizacion. Este tipo de observacion ha sido senalada por Dominique Janicaud (1), Jocelyn Benoist (2), Jean Grondin (3), Marie-Andree Ricard (4), y tambien por Jean-Francois Lavigne (5). En segundo lugar, encontramos la objecion que senala que la traduccion es correcta, pero que el planteo de Marion no agrega nada al husserliano. Tal es el caso de las lecturas criticas de Eduardo Gonzalez di Pierro y Hernan Inverso.

En este articulo intentare demostrar no solo que la traduccion del termino Gegebenheit por donation es correcta conceptualmente y que el planteo de Marion reviste una originalidad indiscutible, sino que esa originalidad era necesaria para el desarrollo de una posibilidad fundamental de la fenomenologia. Apoyandose en Husserl, pero principalmente en el joven Heidegger, Marion radicaliza y, en el mismo gesto, cumple acabadamente con la maxima fenomenologica del regreso a las cosas mismas, permitiendo que ellas se den a partir de su propio horizonte: la donacion. Para dar cuenta de la influencia decisiva del joven Heidegger discutire la lectura de Francisco de Lara. A tales fines, en un primer apartado analizare las objeciones respecto de la traduccion. En un segundo apartado, me detendre en las objeciones respecto de la supuesta falta de originalidad de la propuesta marioniana. En un tercer apartado, dare cuenta de la respuesta ofrecidas por el propio Marion. Finalmente, examinare la importancia de la cuestion de la Gegebenheit en el marco del nacimiento de la fenomenologia y el modo en que Marion advierte la necesidad de continuar estos desarrollos de Husserl, y principalmente del joven Heidegger, desplegando una fenomenologia de la donacion.

1. Las objeciones respecto de la traduccion

El primer tipo de objeciones se caracteriza por una impugnacion del termino donation. En "La phenomenologie eclatee", Janicaud sostiene que las traducciones de Husserl propuestas por Marion son, por un lado, reveladoras y, por otro, discutibles. Son reveladoras pues buscan demostrar que la definicion husserliana de fenomeno se basa en la nocion de donacion. En este sentido, pretenden revelar un aspecto poco advertido de la propuesta husserliana. Sin embargo, son discutibles pues "lejos de ser literales, ellas frecuentemente le hacen decir a palabras y a contextos mas de lo que estos expresan" (6).

Respecto del termino donation, Janicaud destaca en primer lugar que, teniendo en cuenta el uso habitual de la palabra como termino juridico, Marion deberia aclarar el desplazamiento semantico propuesto. En segundo lugar, impugna la equiparacion de la Gegebenheit husserliana con el Geben heideggeriano a partir de la traduccion de ambos por el termino donation. La Gegebenheit designa el hecho de ser dado, pero con la ambiguedad de senalar lo dado y el hecho de ser dado. Esta ambiguedad es bien advertida por los traductores (Lowit, Ricoeur, Kelkel) y por eso eligen distintos terminos segun el contexto (le donne, la donnee o, incluso, la presence). Janicaud sostiene que la unificacion en el termino donation parece no justificarse. Por otra parte, donation en aleman se dice Schenkung (7). Janicaud sostiene que "impuesta de modo bizarro como un hecho 'sin el mas minimo juego'", la traduccion por donation es "demasiado uniformadora con su propia polisemia, su 'presion' y su 'autoridad' sobre el aparecer" (8).

Analizando la traduccion por donation en Die Idee der Phanomenologie, Janicaud destaca que esta se aparta "de la letra (o el espiritu)" del texto husserliano en dos cuestiones: 1) la donacion es provista de una ipseidad y 2) la idea de que la donacion seria el objetivo de la reduccion y no el estatuto de dado (9). Analizando uno de los pasajes de Husserl citados por Marion en Etant donne ("... la donacion [Gegebenheit] de un fenomeno reducido en general es una donacion absoluta e indubitable" (10)), Janicaud destaca que el contexto es complejo y que no se busca establecer a la donacion como el factor comun que une al fenomeno reducido con la indubitabilidad (11).

Respecto del Geben heideggeriano, Janicaud afirma que refiere a un donner, pero no al sustantivo donation (12). Por otro lado, Janicaud tambien senala que la traduccion de Ereignis por avenement tambien es problematica pues se pierde el juego entre Ereignis y eignen: "Una lectura ontica del Ereignis violenta a la intencion mas expresa del pensador: pensar, a partir del Ereignis, el ser del ente" (13). Janicaud denuncia que las traducciones de Heidegger propuestas por Marion pretenden ocultar su pensamiento (14).

Por su parte, Jocelyn Benoist, en "Le 'tournant theologique'", le pregunta a Marion como es posible sostener un discurso de la donation sans donne, de la "donacion sin lo dado", y como lograr mantener el discurso de la originariedad y no verse obligado a abandonar la nocion de la donation al advertir que lo esencial es que lo dado ya siempre sea dado. Asimismo, Benoist tambien le pregunta como dar cuenta de la nocion de donation cuando esta idea es poco utilizada por Husserl y Heidegger (15).

Marie-Andree Ricard afirma que Marion interpreta erroneamente a la Gegebenheit husserliana, pues contrariamente a la amplitud que la nocion adquiere en la obra marioniana, la nocion husserliana se limita a referir al hecho del ser dado a la conciencia. En este sentido, no sin ironia, Ricard sostiene que la traduccion marioniana cae "en un universo vecino a la magia y por medio de ella produce su propia piedra de tropiezo" (16), pues la nocion de donacion y sus operaciones de inversion lo llevan finalmente a recaer en la metafisica que pretende superar (17).

Por ultimo, Jean Grondin sostiene que no cuestiona la exegesis marioniana de Husserl, pero que-sin embargo- "es evidente que Marion sobredetermina un concepto que no tiene un peso tan particular en Husserl. Y ademas, no es un termino especifico, pues Kant, como tantos otros, se servia ya de esta nocion (como bien lo sabe Marion, ya que frecuentemente cita los pasajes pertinentes de la Critica de la razon pura)" (18).

Grondin afirma que esta concepcion general de Gegebenheit corresponde a los datos de las ciencias (la data positivista), pero que lo que caracteriza a la fenomenologia y a la hermeneutica a la que ella da nacimiento es mas bien "la problematizacion de la nocion de donacion en nombre justamente de su mas grande descubrimiento, la intencionalidad" (19). Por este motivo, destaca lo siguiente: "Si lo que esta dado no es absoluto es porque lo dado se encuentra siempre colmado de menciones, de estratos o de capas de intencionalidad, que surgen de todas partes: de la conciencia, si se la tiene, pero tambien de la historia, del discurso, de las valorizaciones canonicas, cientificas, perceptivas, activas o pasivas, etc." (20).

Grondin considera que este es el principal problema de la nocion marioniana de donacion. Marion no atiende debidamente a las criticas analiticas (la critica de Searle al "mito de lo dado") ni a las criticas hermeneuticas respecto de la imposibilidad de una donacion pura, libre de toda dimension linguistica o historica (21). Esto se debe a que Marion extrae consecuencias equivocadas respecto del pensamiento heideggeriano y levinasiano de la donacion. El pensamiento de una donacion que nos precede y a la que debemos responder no busca restituir una fundacion ultima, como -segun Grondin- parece interpretar Marion (22).

Asimismo, cuestiona la equiparacion en el analisis marioniano de la Gegebenheit husserliana con el motivo del es gibt y del Ereignis en el segundo Heidegger. Mientras que Husserl busca indicar algo dado en un sentido positivo, Heidegger procura dar cuenta de un "misterio" anterior al ser mismo (23). Finalmente, el articulo tambien senala cierta ambiguedad en la utilizacion del termino donation y su relacion con los terminos donne y don por parte de Marion (24).

2. Las objeciones respecto de la falta de originalidad

En "Gegebenheit y donation: dos modos de la dacion fenomenologica. La critica de Marion a Husserl. Coincidencias y divergencias", Eduardo Gonzalez di Pierro se detiene en una cuestion de vital importancia para quienes abordamos la obra de Marion desde el idioma espanol. El verbo frances donner tiene dos significados y, por lo tanto, admite dos traducciones al espanol: "donar" y "dar" (25). Conviene al respecto citar in extenso las lucidas notas aclaratorias de Javier Bassas Vila, incluidas en el "Glosario" de su traduccion de Etant donne, cuyos motivos compartimos enteramente. Sirva tambien para aclarar nuestro propio criterio de traduccion respecto de estos terminos en Marion:

"Donacion (y su campo semantico): notese que, para traducir los terminos relacionados con la donation, alternamos entre la raiz de 'dar' y la de 'donar'. En cada caso, optamos por una u otra segun convenga al significado y al uso del termino en cuestion.

Adonado: traducimos asi el termino frances l'adonne. Notese tambien que traducimos su verbo correspondiente s'adonner por 'donarse'. Dos razones justifican esta decision: por una parte, la forma reflexiva 'donarse' contiene perfectamente la semantica del verbo frances s'adonner -darse, unirse, atribuirse a otro-, como es el caso del verbo en desuso 'adonar'... por otra parte, 'donarse' permite traducir algunas de las construcciones sintacticas contenidas en las argumentaciones de este libro (por ejemplo, "el adonado [que esta] en esa situacion en la que se trata de donarse o no", [seccion]29), construcciones en las que no puede usarse 'adonar', pues se necesitaria la forma 'adonarse', la cual significa, muy diferentemente, 'acomodarse, engalanarse'...

Dato: la donnee.

Datum: termino en latin que aparece tal cual en frances.

Don (lo dado): don.

Don donante: don donant.

Donabilidad/donable: preferimos estos terminos para traducir donabilite/donable antes bien que recurrir a 'dabilidad/dable', los cuales significan 'algo hacedero, posible' (DRAE) y no tanto la aptitud para ser dado.

Donacion: traducimos asi el frances donation -reservamos 'dacion' para traducir el frances dation, como termino propio del registro juridico.

Donador (el que da): donateur.

Donatario (el que recibe): donataire.

Lo dado (alternando, cuando la sintaxis lo requiere, con dos expresiones: 'lo que se da/algo dado): traducimos asi el sintagma frances le donne; optamos por 'algo dado' solo cuando el hecho de que sea 'algo' no constituye una contradiccion o un problema conceptual para la argumentacion en cuestion.

Lo dado intuitivamente: le donne intuitif" (26).

Gonzalez di Pierro insiste en que Marion busca destacar que Husserl solo capta los fenomenos como "dados" cuando deberia entenderlos tambien como "donados". Sin embargo, segun este, hay mas coincidencias que divergencias entre el planteo de Husserl y el de Marion (27): "Segun Marion, el fenomeno aparece realmente en toda su dacion porque precisamente aparece como tal en su donacion, que no puede separarse de la operacion de reduccion. Ahora bien, por nuestra parte, sostenemos que esto ya esta presente en Husserl y que, efectivamente, en el 'principio de todos los principios' del celebre [seccion]24 del primer volumen de Ideas se cumple el mantenimiento de la donacion de los fenomenos y lo unico que Marion hace, eso si, de una manera muy clara y muy meritoria, es explicitar este cumplimiento a traves del enfasis, no suficientemente mostrado en Husserl, en el hecho de que tanto la intencion como la intuicion constituyen dos dimensiones de la propia donacion, es decir ambas expresiones de la Gegebenheit" (28).

Gonzalez di Pierro acierta en la expresion: la fenomenologia marioniana es una explicitacion, una Auslegung de cierta posibilidad ya presente en la fenomenologia husserliana, pero no desarrollada. El motivo de la falta de desarrollo -y en este punto no comparto la lectura de Gonzalez di Pierro- seria precisamente la deriva idealista-trascendental que constituye la "ultima palabra" o, al menos, una afirmacion que no puede soslayarse si se intenta una lectura coherente de la totalidad de la obra husserliana (29). No es cierto, como sostiene, que no hay "una pretension de dominacion por parte de la subjetividad respecto del fenomeno mismo" (30), como tampoco es cierto que "el reconocimiento del caracter de dacion de los fenomenos esta claramente en el pensamiento de Husserl y, por tanto, su condicion de 'donados' como su rasgo preeminente" (31). No, al menos, en el sentido en que Marion entiende la donacion. Si bien efectivamente puede leerse cierta atenuacion del caracter dominante del sujeto en diversos pasajes de la obra husserliana, si se intenta una lectura de su conjunto se advierte que los analisis de la temporalidad y de las operaciones de sintesis pasiva y los analisis de la genesis del ego y de la intencionalidad se supeditan y conducen -como a su instancia final- a la afirmacion de las operaciones constitutivas del ego trascendental.

Ciertamente, la lectura de Husserl hecha por Marion esta profundamente influenciada por la lectura heideggeriana y sus primeros textos fueron escritos antes de la publicacion de algunos tomos decisivos de Husserliana que dan cuenta del que podriamos llamar -tomando la terminologia propuesta por Javier San Martin- el "nuevo" Husserl (32). Las escasas obras publicadas en vida por Husserl no permitian explicar algunos desplazamientos en su pensamiento. La publicacion de los manuscritos y la obra inedita ofrecio una vision mas acabada de su fenomenologia. San Martin destaca que existen tres duplicidades que operan en la comprension de la obra de Husserl: 1) la que contrapone el Husserl realista de las Logische Untersuchungen al Husserl trascendental de Ideen I, 2) la que contrapone el Husserl de Ideen I al Husserl de Krisis (que da una dimension historica a la fenomenologia trascendental), y 3) la duplicidad entre el Husserl "convencional" y el "nuevo" Husserl que emprende, en los manuscritos y en textos ineditos, la revision de algunas de las tesis de sus obras publicadas (33). El paradigma del Husserl "convencional" se forja a partir de la publicacion de Ideen I y, principalmente, a partir de las criticas de Heidegger.

Sin embargo, cabe destacar que aun en sus primeros textos la posicion de Marion fue siempre la de hacer jugar las posibilidades latentes en la obra de Husserl contra el Husserl "convencional". Marion toma algunas de las criticas de Heidegger a Husserl para dejar en claro cierta concepcion errada de la fenomenologia, que debe ser superada. Pero, para lograr esa "superacion", Marion siempre indaga nuevamente en Husserl. En este sentido, podriamos decir que Marion critica el Husserl "convencional" desde un "nuevo" Husserl o desde ciertas posibilidades inscriptas en la obra husserliana, pero poco desarrolladas.

Por su parte, Hernan Inverso tambien destaca cierta "falta de originalidad"

en el planteo de Marion al senalar que la dimension de la excedencia y la inapariencia ya estaba prevista por Husserl. Teniendo en cuenta los desarrollos mas recientes de la investigacion especializada en la obra de Husserl, Inverso senala que -segun ha sido establecido por Anthony Steinbock- es necesario agregar el enfoque generativo al enfoque estatico y al enfoque genetico (34). El campo de fenomenos abierto por este nuevo enfoque, aclara Inverso, no debe ser entendido como "una adicion, sino una instanciacion del programa previsto en el material husserliano" (35). En consonancia con la caracterizacion de Roberto Walton respecto a los fenomenos de excedencia incluidos por Husserl en una esfera "meta-historica" (36)(mas alla de la esfera historica analizada por la fenomenologia generativa), Inverso propone una nueva distincion -que tambien constituye una instanciacion del programa previsto por Husserl-: la dimension de la inapariencia. Afirma: "El tema principal de la fenomenologia de lo inaparente esta constituido por aquello que no se muestra o se sustrae al horizonte, pero sin embargo se da. Requiere por tanto de una disposicion subjetiva especial y presenta rasgos de excedencia que se asocian con el fundamento de todo mostrarse. Su metodo requiere mecanismos especificos que enfaticen la radicalidad y apunten al hecho mismo de darse en sus aspectos de latencia. Implica ademas la revision de la intencionalidad y la redefinicion de sus elementos en un plexo donde sujeto, fenomeno y su correlacion se ven afectados en su funcionamiento" (37).

En este sentido, las caracteristicas del idealismo trascendental no deberian aplicarse a la dimension de la fenomenologia de lo inaparente, pues en ese estrato la subjetividad, la intencionalidad y el metodo operan de otro modo. La propuesta de Inverso es ciertamente sugerente y, al distinguir diversos niveles de analisis, abre una via para intentar sortear los problemas de una interpretacion integral de la fenomenologia husserliana a partir de su definicion como "idealismo trascendental". Sin embargo, cabe destacar que su aplicacion de esta matriz a la fenomenologia marioniana no es del todo justa. Hacia el final del articulo, Inverso afirma que la lectura marioniana de la fenomenologia historica, al enfatizar la novedad de los fenomenos inaparentes, tiende a "atacar el derecho del resto de los fenomenos", sin advertir que la novedad no es tal, sino que ya se encontraba prevista en el "sistema de filosofia fenomenologica" esbozado por Husserl en la decada de los '20 y retomado -con la colaboracion de Eugen Fink- en la decada de los '30 (aunque nunca concluido) (38). Considero, en primer lugar, que en ningun momento la fenomenologia de la donacion invalida la legitimidad de los objetos o de los fenomenos pobres o de derecho comun. Simplemente se limita a destacar la importancia de los fenomenos saturados que, ciertamente, no constituyen uno de los aspectos mas desarrollados por la fenomenologia husserliana. Asimismo, en segundo lugar, la explicitacion de posibilidades ya inscriptas en el texto husserliano, llevada a cabo por Marion, no deja de tener originalidad al desplegar acabadamente diversos aspectos de la logica de un campo que no encuentra un desarrollo suficiente en la obra del fundador.

3. Respuesta de Marion a las objeciones

En el [seccion]6 de Etant donne, Marion responde a las objeciones respecto de la traduccion y conceptualizacion del termino Gegebenheit. En lineas generales, el reclamo de las objeciones puede resumirse del siguiente modo: "?no estariamos limitandonos a jugar con la ambiguedad de un significante que no habriamos, de hecho, ni construido, ni justificado?" (39). Marion da dos respuestas: 1) en primer lugar, no se trata de explotar ninguna ambiguedad, sino de constatarla, de advertirla, de no ignorar lo que no puede ser ignorado; 2) en segundo lugar, este es precisamente el interes de la donacion: su polisemia. Segun Marion, el termino donation refiere tanto al acto de dar (donner) como al don (don), e incluso tambien a su actor (donateur) y al modo de lo dado ya cumplido (caractere du donne) (40). Se trata, pues, para Marion, de indagar en las ambiguedades ya presentes -como bien reconoce Janicaud- en el termino husserliano Gegebenheit.

Marion se detiene en algunas traducciones existentes. Alexandre Lowit, traductor al frances de Die Idee der Phanomenologie, propone dos terminos para traducir Gegebenheit: "Gegebenheit. Termino que designa tanto lo que es dado como el caracter de ser dado. En el primer caso, traducimos por donnee [dato], en el segundo por presence [presencia]; cuando el texto juega sobre los dos sentidos al mismo tiempo, yuxtaponemos -como aqui- las dos traducciones" (41). Marion senala que, de este modo, Lowit impone una decision arbitraria al texto, resolviendo cuando debe entenderse en uno u otro sentido. Por otra parte, la traduccion por presence es cuestionable, pues -segun Marion- no puede darse en Husserl una presencia sin donacion, aunque si una donacion sin presencia (42).

En una nota al pie, Marion constata las diversas traducciones propuestas por otros traductores que siguen a Lowit (Denise Souche-Dagues en su traduccion de Erfahrung und Urteil, Eliane Escoubas en su traduccion de Ideen II, Jacques English en su traduccion de Grundprobleme der Phanomenologie, entre otros) (43). Si los traductores de Husserl ya encuentran esa polisemia y la resuelven, en muchos casos, utilizando distintos terminos segun el contexto, ?por que no reparar en las posibilidades que el gesto mismo de Husserl, al elegir ese termino, ofrece? Si la Gegebenheit no solo refiere al hecho de que algo este dado, sino tambien a su caracter de dado, ?como no examinar lo que implica ese caracter? Es precisamente ese analisis el objeto de la fenomenologia marioniana: ?que significa que algo este dado? ?Como es esto posible? ?Que consecuencias tiene?

Marion entiende que estas respuestas pueden obtenerse accediendo a la donacion. Ahora bien, ?como se accede a la donacion? En lo dado (44). Pueden leerse los rasgos de la donacion en lo dado o, si se prefiere, lo dado es dado porque adviene a partir de si mismo, sin poder ser previsto, constituido o determinado. La huella de la donacion es la huella de un si mismo que -para-dojicamente- no remite a ninguna ipseidad subjetiva. Se trata, para Marion, de comprender el sentido de un fenomeno que se define heideggerianamente como "lo-que-se-muestra, das Sichzeigende". ?Como hay que interpretar a ese si mismo presente en esta auto-mostracion del fenomeno? ?En que consiste? Marion dice que "un tal 'si mismo' consiste en la separacion que distingue y une el surgimiento (donacion) de y con lo dado" (45). La tarea es, pues, esclarecer este "si mismo" que contiene toda la posibilidad que la "ambiguedad" de la Gegebenheit permite. Por ello, "mostrarse equivale pues a darse: el pliegue de la donacion, desplegandose, muestra lo dado que la donacion concede. Para el fenomeno, mostrarse equivale a desplegar el pliegue de la donacion en el que surge como un don. Mostrarse y darse juegan en el mismo campo: el pliegue de la donacion que se despliega como dado" (46). Solo la donacion, que se lee en lo dado, puede explicar la auto-mostracion del fenomeno que "surge como un don". El si mismo del fenomeno da cuenta de un si mismo de la fenomenicidad que solo se explica a partir de un si mismo de la donacion. Segun Marion, esta indagacion no fue hecha con la debida radicalidad por el Heidegger de Sein und Zeit y de Zeit und Sein.

4. La disputa por la Gegebenheit en el nacimiento de la fenomenologia

Sin embargo, no ocurre lo mismo con las categorias de es gibt y Ereignis en el primer Heidegger. Mas alla de que no considero que puedan equipararse estas nociones en los diversos periodos de la obra heideggeriana (47), es significativo que Marion encuentre en el modo en que operan estas ideas en la fenomenologia del joven Heidegger una propuesta adecuada para interpretar la Gegebenheit.

En 2012, Marion publica una serie de estudios fenomenologicos compilados en el libro Figures de Phenomenologie. Husserl, Heidegger, Levinas, Henry, Derrida. El segundo estudio ("Remarques sur l'emergence de la donation (Gegebenheit) dans la pense de Husserl" (48)), se pregunta por la nocion de Gegebenheit en el marco del nacimiento de la fenomenologia. El texto comienza aclarando ciertos equivocos respecto de la propuesta marioniana. Marion destaca que su objetivo no es reintroducir el debate respecto de si puede darse la posibilidad de algo dado no constituido. No hay que confundir su planteo con el debate respecto al "mito de lo dado" (49). La cuestion marioniana tiene que ver con la indagacion respecto de la posibilidad de ciertos fenomenos: "Pues el principio -suponiendo que este sea uno- que todo lo que se manifiesta debe primero darse (aun cuando todo lo que se da, sin embargo, no se manifiesta sin resto), implica que se interrogue sobre la donacion como modo de fenomenicidad, como un como (Wie) del fenomeno. De modo que no se trataria ya de algo dado inmediato, del contenido perceptivo o de la vivencia de conciencia, es decir, de alguna cosa dada (das Gegebene), sino del estilo de su fenomenalizacion en tanto que algo dado, es decir, de su doneidad [doneite] (Gegebenheit) (50). La ambiguedad a veces sospechada del frances donation se limita, de hecho, a reflejar la del aleman Gegebenheit, que indica tanto lo que se encuentra dado (das da[sz]) como su modo de manifestacion (wie)" (51).

La pregunta marioniana por la donacion es una pregunta por el modo de fenomenalizacion de lo dado: ?en que consiste el caracter "dado" de algo dado? Ahora bien, si la donacion refiere a un proceso de fenomenalizacion, ?puede ser asociada a un proceso ontico? Marion sostiene que este es el error que lleva a suponer que su propuesta pretende encontrar en la donacion algo asi como un don, en el sentido estudiado por la sociologia del don (no en el sentido fenomenologico que tiene este termino como paradigma del fenomeno en general), o una modalidad de la produccion, en el sentido economico o tecnico, o, incluso, un sustituto de la creacion, en el sentido teologico. Marion aclara al respecto: "Nuestra intencion solo consiste aqui en verificar el estatuto estrictamente filosofico, y tambien fenomenologico, incluso pre-fenomenologico de la donacion, consiste, por tanto, en comprenderla como una modalidad de la fenomenicidad y no como algo dado ontico, como una doneidad (Gegebenheit) y no como una fundacion metafisica u ontoteologica" (52).

Para alcanzar esa "doneidad" es necesario seguir la pregunta conductora heideggeriana respecto de la "palabra magica" de la fenomenologia, comprendiendo que en ella se juega la encrucijada metodologica de la filosofia (53). Dice el joven Heidegger: "El problema de la donacion no es un problema particular y especifico. En el se separan los caminos de la moderna teoria del conocimiento tanto entre si como de la fenomenologia; esta debe ante todo desligar el problema de un planteamiento epistemologico que lo estrecha" (54). Esta problematica estrecha de la teoria del conocimiento es identificada por Heidegger como la problematica presente en Rickert y en Natorp (55). Marion sostiene que es necesario seguir a Heidegger en este punto: "Asi, segun Heidegger, la donacion intervendria no solamente desde el origen de la fenomenologia, sino como un concepto problematico, que se pone a si mismo en crisis, porque retoma, en primer lugar, una crisis anterior, patente en la filosofia alemana de Marburgo y de otras partes" (56).

Marion busca verificar esta hipotesis heideggeriana en este estudio y en el siguiente. Contra la sugerencia de Grondin respecto de la falta de un caracter tecnico del termino Gegebenheit en Husserl, Marion -siguiendo a Heideggerdestaca la importancia de la apropiacion fenomenologica de esta nocion en un debate con el neokantismo.

Siguiendo cierta propuesta de Courtine respecto del uso anticipativo del es gibt en Sein und Zeit (57), Marion se detiene en la nocion de Gegebenheit en Emil Lask, Paul Natorp y Heinrich Rickert, destacando como estos autores influyeron a Heidegger en el desarrollo de la idea de es gibt. En primer lugar, Marion refiere a Lask. Para Lask, lo dado no se relaciona con un contenido material, sino con el mundo. Lo dado propiamente es el mundo. Marion destaca que el pasaje del [seccion]16 de Sein und Zeit, en el que se afirma que no puede manifestarse ningun ente sin un es gibt del mundo (58), se basa en las ideas de Lask (59). Ciertamente, la nocion laskiana de mundo influyo mucho en la idea heideggeriana de mundo, como puede apreciarse en el ejemplo de la vivencia de la catedra. Marion cita un pasaje de Zum System der Philosophie: "Lo dado [das Gegebende] no es meramente lo sensible, sino el mundo originario en su totalidad en general, sobre el cual el mundo contemplativo de las formas se edifica... Originariamente no se dan [es gibt] 'objetos', sino solamente algo que, una vez aprehendido categorialmente, deviene objeto" (60). La vivencia de la catedra revela precisamente que la catedra se da "de golpe" en su completitud y junto a ella se da el mundo en el que esta inscripta, el plexo de sentidos en el que deviene comprensible. La operacion de objetivacion es posterior, si es que corresponde. En este sentido, Heidegger puede afirmar con Lask que lo dado originariamente es el mundo y no los objetos.

En segundo lugar, Marion refiere a Rickert. Este autor sostiene que la donacion, como modalidad de lo dado, requiere tambien una categoria: la categoria de donacion o factualidad (Gegebenheit oder Tatsachlichkeit) (61). La donacion es una forma universal para Rickert. Marion sostiene que el pasaje del [seccion]2 de Sein und Zeit, en el que Heidegger afirma que todos los significados del ente se encuentran determinados por el es gibt (62), responde a las ideas de Rickert (63).

En tercer lugar, Marion refiere a Natorp y su concepcion del Yo exceptuado de la donacion. Dice en Allgemeine Psychologie: "Lo dado [Datum] significa un problema: pero el Yo puro no es un problema. Es un principio: pero un principio no es nunca 'algo dado' [gegeben], sino que es tanto mas radical que se aleja de todo lo dado. Es mas, 'lo dado' quiere decir 'dado a alguien' y esto quiere decir, a su vez, 'consciente para alguien'. El ser-consciente se encuentra, por tanto, presupuesto en el concepto de lo dado" (64).

Marion sostiene que asi como Natorp afirma la exclusion y prioridad del Yo respecto de lo dado, tambien Heidegger, en los [seccion][seccion]43-44 de Sein und Zeit (65), afirma que el Dasein no depende del es gibt (66). De este modo, Marion considera que no puede dudarse que el uso tecnico del termino es gibt en Sein und Zeit responde al debate existente en torno a la cuestion de la Gegebenheit: "Todos comparten una cuestion obvia: ?hay que definir objetos o entes? ?Hay que empezar por una ontologia o por una teoria del objeto? Pero esta cuestion obvia se formula, en todos ellos, sobre el fondo de una presuposicion que permanece implicita aunque se infiltra en todos los debates: ?podemos distinguir entre objetos o entes sin relacionarlos primero con la donacion en ellos?" (67).

Marion sostiene que Husserl era consciente de esta pregunta y por eso habla de Gegebenheit en Die Idee der Phanomenologie. Para el, Husserl, como Lask, Rickert y Natorp, recurre a la donacion pero, a diferencia de estos, la somete a la reduccion (68). Marion destaca que la acepcion comun de lo dado (empirista o incluso intuitiva en el sentido kantiano) es problematica, pues se trata de algo que no esta dado de modo incondicional, sino que es el resultado de algun tipo de operacion de (re)constitucion. Al someter la donacion a la reduccion, Husserl transforma la "piedra de tropiezo" en una "palabra magica". Esto es lo que advierte Heidegger.

En un pasaje de Die Idee der Phanomenologie, Husserl universaliza la Gegebenheit en una extensa enumeracion: son algo dado la donacion de la cogitatio, de la cogitatio revivida en un recuerdo fresco, la unidad de la aparicion que dura en la corriente de fenomenos y su modificacion, la cosa en la percepcion "externa", las diferentes formas de fantasia y la rememoracion y sus nexos correspondientes, las multiples percepciones y demas formas de representacion que se unifican sinteticamente. Tambien son algo dado las donaciones logicas, la donacion de la universalidad, del predicado, del estado de cosas, etcetera. Asimismo, la donacion del contrasentido, de la contradiccion y del no-ser, etcetera (69). Marion se pregunta por que Husserl incluye la contradiccion y la nada. ?Acaso la Gegebenheit va mas alla del ente?

La explicacion tambien debe buscarse en el contexto del debate en torno a la Gegebenheit y el objeto. Marion destaca que en el [seccion]67 de la Wissenschaftlehre, Bernard Bolzano postula que toda representacion tiene un objeto, un algo que representa, incluso la representacion de la nada (70). Los ejemplos que da Bolzano coinciden con los tres ultimos ejemplos de Husserl: el sin-sentido (Bolzano propone una "virtud verde" (grune Tugend)), la contradiccion (Bolzano propone un "cuadrado redondo" (rundes Viereck)) y, finalmente, cierta nada, al menos como imposibilidad de hecho propuesta por Bolzano con el ejemplo de la "montana de oro" (goldener Berg) (71). Sin embargo -segun Marion-, es Alexius Meinong quien mas claramente ha establecido la conexion entre donacion y representaciones sin objeto. Meinong establece que lo que se contradice o no tiene sentido no deja de ser un objeto, aunque no sea para ser recusado como tal: "No se da [es gibt] ningun objeto que, al menos como posibilidad, no sea un objeto de conocimiento... todo lo conocible [Erkennbare] es dado [ist gegeben], precisamente, al conocimiento. Y, en tanto que todos los objetos puedan conocerse, sean o no sean, podemos reconocer sin excepcion a la donacion como el modo de propiedad mas universal" (72).

Lo que "no es" tambien depende de la teoria del objeto, pero entonces, concluye Marion, que "tal objeto no se define mas por su ser, ni por su consistencia (Bestand, bestehen), sino por la donacion" (73).

Este recorrido le permite afirmar a Marion que no puede ponerse en cuestion la categoria de Gegebenheit y la disputa en torno a su sentido como termino clave en el nacimiento de la fenomenologia (74). A continuacion, Marion demuestra como Heidegger desplaza la asimilacion de la Gegebenheit a la objetividad. Si bien Husserl somete la donacion a la reduccion, la universalizacion de esta nocion es llevada a cabo como universalizacion de la objetidad (Gegenstandlichkeit). La fenomenologia del joven Heidegger, en particular su expresion en Sein und Zeit, va a procurar una "destruccion" de la ontologia del objeto. Marion destaca que sera el Dasein quien se oponga a los objetos y a los entes intramundanos al diferir radicalmente respecto de ellos en su modo de ser: "Para Sein und Zeit, efectivamente, el es gibt no solamente no califica mas al objeto (imposible o en general), sino, por el contrario, califica a todo lo que no es mas en el sentido de la ontologia o de la ontologia formal, porque su modo de ser difiere ontologicamente de todos los otros entes: el Dasein, o mas bien todo lo que pone en practica su privilegio ontico-ontologico: la verdad, el mundo, el tiempo y el ser. Heidegger vuelve al es gibt contra el objeto, cuando sus predecesores lo invocaban para separar el objeto del ente (posible)" (75).

En el tercer estudio se profundiza en la importancia de la lectura heideggeriana del concepto de donacion (Gegenbenheit) a partir de un analisis de esta nocion en el pensamiento temprano de Heidegger. Alli, Marion se detiene en el curso dictado por Heidegger en el Kriegsnotsemester de 1919. En el [seccion]13, Heidegger presenta la "encrucijada metodologica" en la que se encuentra la filosofia: "Nos hallamos ante una encrucijada metodologica que decide sobre la vida o la muerte de la filosofia en general. Nos hallamos ante un abismo en el que, o bien nos precipitamos en la nada -es decir, en la nada de la objetividad [Sachlichkeit] absoluta- o bien logramos el salto a otro mundo o, mas precisamente, en realidad tan solo al mundo [Welt]" (76).

La objetividad o el mundo: la filosofia puede orientarse hacia el conocimiento objetivante de las cosas o puede constituir un acceso a la experiencia del mundo. ?A que se refiere Heidegger? ?Que dos modos de hacer filosofia esta contraponiendo? Marion sugiere leer este pasaje a la luz del pasaje del curso del semestre de invierno de 1919-1920 -mencionado anteriormente en este mismo apartado- en el que se sostiene que el "problema de la donacion" divide los caminos de la teoria del conocimiento y marca tambien el camino de la fenomenologia (77).

El destino de la filosofia se juega en la comprension de la donacion, en la comprension del es gibt: 1) o se entiende la Gegebenheit al modo de la teoria del conocimiento neokantiana, que la circunscribe al ambito de la actitud teorica y la reduce a categoria, y entonces nos precipitamos en la nada de la objetividad absoluta; o 2) se la comprende en toda su dimension, en su caracter preteoretico. Este es el camino de la fenomenologia que postula el problema de la donacion aceptando que "el ambito originario no nos esta dado. Desde la 'vida practica' no sabemos nada de el. Nos es lejano, debemos acercarlo metodologicamente a nosotros" (78).

No basta con utilizar acriticamente el es gibt, sino que, para acceder al ambito originario y preteoretico de la donacion, es necesario proceder metodologicamente. Se trata de indagar en el es gibt a partir de una metodologia fenomenologica estricta que se entregue al fenomeno sin imponerle -como hacen las propuestas neokantianas- terminos a priori. Ahora bien, esta entrega (Hingabe) a los propios terminos del fenomeno, esta entrega a "lo que se muestra", permite advertir el caracter de significatividad de "lo que se muestra". Marion comenta el ya celebre ejemplo heideggeriano de la vivencia de la catedra. Heidegger intenta establecer que el es gibt excede la relacion sujeto-objeto: "El fenomeno que, no obstante, implica en si al orador y su audiencia, a saber, el fenomeno de la catedra, no remite sin embargo al mas minimo yo como a la condicion necesaria de su aparicion ni de su sentido" (79).

Marion sostiene que una primera caracteristica del es gibt que se desprende del texto heideggeriano, es que el "yo" que se encuentra involucrado es solo su destinatario, pero no su autor. El "yo" depende del es gibt y de lo que este de a experimentar. Ya no hay sujeto: el "yo" es puesto entre parentesis. Esto es posible, pues tampoco hay ya objeto. "Lo que se muestra" no es un objeto, ni una cosa, sino una significacion que se articula en un plexo de significados, en un mundo circundante (Umwelt) (80). Ahora bien, estamos en una encrucijada metodologica porque este mundo circundante se encuentra ya alcanzado por la modalidad teorica. La reflexion sobre el es gibt puede permitir el acceso a una autentica experiencia del mundo, pero tambien puede precipitarnos a la objetidad. Por eso Heidegger sostiene que hay que entender el es gibt a partir del es weltet. De esta manera, es posible advertir que el darse originario del fenomeno no constituye nunca un Vor-gang, un proceso de objetivacion, sino un Ereignis, un acontecimiento (81). En este caso, el Ereignis adquiere un sentido fenomenologico decisivo. Por este motivo, Marion concluye su estudio afirmando: "El Ereignis se constituira entonces, asi como la correccion fenomenologica que, de un extremo al otro, asegura a los ojos de Heidegger, el acceso fenomenologico (y no teorico) al es gibt. Sera entonces esta correccion la que debera discutirse en el momento en que se trate de medir hasta donde llego la fenomenologia de la donacion y a partir de que punto ella esta precluida" (82). El Ereignis ya no debe ser considerado un modo de traicionar el "caracter indeterminado" del es gibt, sino el corrector fenomenologico que permite no tergiversar su darse preteoretico.

En un texto recientemente publicado, Francisco de Lara pone en cuestion la exactitud de la lectura marioniana de estas fruhe Freiburger Vorlesungen. De Lara sostiene que Marion acierta al senalar la relacion entre es gibt y donacion, pero es un error asociar sin mas el pasaje del curso del Kriegsnotsemester (GA 56/57), en el que se habla de la "encrucijada metodologica", con el pasaje del curso de invierno de 1919/1920 (GA 58), en el que se hace referencia al problema de la donacion (83). En primer lugar, De Lara destaca que es incorrecto sugerir que para el joven Heidegger el problema fundamental de la fenomenologia es el "problema de la donacion". En la "encrucijada metodologica" (GA 56/57) se trata de elegir entre la via neokantiana -que conduce a la objetivacion y a la version epistemologica de la donacion- o el salto que lleva a una consideracion no teorica de las cosas, pues se apega al mundo de la vida. En rigor, senala De Lara, la eleccion por la vida implica en este curso el abandono del problema de la donacion, pues si se considera lo circundante bajo la perspectiva de la donacion (neokantiana), se cae necesariamente en una elaboracion teorica y objetivante del mundo (84). En segundo lugar, se presenta un analisis del curso de 1919/1920 (GA 58). Si bien es cierto -admite De Lara- que "Heidegger se plantea en estos primeros cursos algunas de las preguntas que Marion retomara anos despues" (85), es preciso indagar si se trata de las mismas preguntas y de las mismas respuestas. De Lara destaca que en GA 58, Heidegger tiene un doble objetivo: por un lado, procura demostrar que a la donacion neokantiana de objetos la precede la pre-dacion del mundo, en tanto es su condicion de posibilidad; por otro, su objetivo final es mostrar que, a su vez, ese mundo de la vida en si esta precedido -segun la genesis de sentido- por el mundo del si mismo (86).

En este sentido, De Lara senala que el problema de la donacion no esta planteado en estos primeros cursos del mismo modo que propone Marion. El tema de la ciencia originaria preteoretica es "el origen de la vida en y para si". La indagacion en el ambito del mundo de la vida tiene por finalidad constatar si en ese dominio se da el origen de la vida en y para si, y la respuesta de Heidegger sera negativa. De Lara enfatiza que, en este sentido, "lo pre-dado, lo que parece darse sin mas en el sentido de Marion, para Heidegger es ello mismo dependiente de una instancia particular, mundana y pre-mundana a un tiempo, el mundo del si-mismo" (87). Ciertamente, el tema de la fenomenologia del joven Heidegger es la "vida en y para si", que en los cursos posteriores sera designada como "vida factica", "facticidad" y, finalmente, Dasein. La vida es el fenomeno eminente, el Grundphanomen (88), en estos cursos tempranos.

A continuacion, De Lara destaca que Marion busca dar cuenta de la autoaparicion de los fenomenos, "sin remitirla ni referirla a una conciencia", y por ello dice que "Marion... pretende dilucidar el aparecer del fenomeno sin remitirlo ni a una conciencia ni a un ente particular del mundo. Se trata de considerar la aparicion incondicionada de los fenomenos, tomarlos en cuanto dados puramente" (89). Esta afirmacion no es exacta. Si bien Marion indaga en la "aparicion incondicionada" del fenomeno, no abandona la correlacion fenomenologica. El adonado cumple una funcion necesaria en la aparicion del fenomeno, pues actua como la "pantalla" (ecran) que permite que se muestre lo que se da. Como se aclara en el epilogo de Etant donne: "Para acabar con el 'sujeto', no hay que destruirlo, sino invertirlo, darle la vuelta. El 'sujeto' se pone como un centro: esto no se le refutara, pero si que se le refutara el modo de ocupacion y la practica de ese centro que reivindica, a titulo de un 'yo' (pensante, constituyente, que se decide); se le refutara la ocupacion de ese centro como un origen, como un ego en primera persona, en una 'mieidad' [miennete] trascendental; se le objetara que no domina ese centro, sino que se mantiene en el solamente como beneficiario y situado donde se muestra lo que se da; se le objetara que el mismo esta dado a y en tanto que polo de donacion en el que no cesa de advenir todo lo dado" (90).

El adonado no constituye al fenomeno, el fenomeno no "depende" de una subjetividad como la instancia ultima que le da su sentido, pero la correlacion no desaparece. El adonado conserva la funcion "central" de dar lugar al pasaje de la donacion a la mostracion. De Lara concluye su critica con las siguientes afirmaciones: "En conclusion, este primer Heidegger puede resultar un interlocutor valido para Marion por cuanto ensancha el problema de la donacion, lo saca de su version epistemologica y muestra que se trata de un problema fundamental tambien para la fenomenologia. Ademas, Marion puede apoyarse en Heidegger para remitir al mundo como ambito pre-dado y de que toda donacion teorica depende en ultimo termino. Pero el modo de plantear el problema y, mas aun, la solucion heideggeriana esta lejos de las pretensiones de Marion de una fenomenologia del don y del darse de los fenomenos. Heidegger sigue considerando que hay condiciones de posibilidad que prefiguran el aparecer, y ademas les otorga a dichas condiciones un caracter existencial-decisionista" (91).

Frente a estas objeciones, corresponde responder lo siguiente. En primer lugar, cabe destacar que De Lara concuerda con las ideas de este articulo al admitir que el primer Heidegger resulta un interlocutor valido para Marion en tanto ensancha el problema de la donacion, lo saca de su version epistemologica y muestra que se trata de un problema fundamental para la fenomenologia. Si el problema de la donacion no es sin mas el problema de la fenomenologia heideggeriana temprana, su obra ciertamente contribuye de modo decisivo a mostrar la importancia radical de la cuestion. En segundo lugar, es absolutamente cierto que el proyecto de Marion no es el del joven Heidegger. En este sentido, cabe senalar que no es mi intencion afirmar lo contrario. Mi hipotesis es que la fenomenologia del joven Heidegger tiene ciertos rasgos que ayudan a elucidar las caracteristicas principales de la fenomenologia de la donacion. La obra heideggeriana temprana puede actuar como clave heuristica, como modelo, para comprender algunos planteos decisivos de la obra de Marion. Empero, esto no implica sostener que los proyectos de ambos autores son iguales. Huelga decir que el propio Marion entiende que esto es asi, pues presenta su fenomenologia de la donacion como una superacion de la fenomenologia husserliana (y su ego constituyente) y de la fenomenologia heideggeriana (y su Dasein, que tambien actua como instancia trascendental) (92). No obstante, Marion claramente considera que la obra de Heidegger da un paso fundamental hacia la fenomenologia de la donacion. Refiriendose a los primeros cursos heideggerianos, Marion se expresa de modo elocuente en sus entrevistas con Dan Arbib: "Sobre el monte Nebo de su punto de vista aun trascendental, el [Husserl] ve una tierra prometida en la que no entra. Solo Heidegger, no sin violencia, comenzo a hacer temblar las murallas" (93).

Husserl senala el camino, pero Heidegger comienza a recorrerlo. Principalmente, lo hace a partir de su definicion de fenomeno como "aquello que se muestra a partir de si mismo". Asi, es posible sostener que la fenomenologia marioniana retoma el problema de la donacion presente en los debates que dan origen a la fenomenologia y, continuando los pasos de Heidegger, le da la centralidad que esta nocion reclamaba.

Recibido: 05/09/2018

Aceptado: 07/10/2018

Bibliografia

Bassas, J., "Glosario", en: Marion, J.-L., Siendo dado. Ensayo para una fenomenologia de la donacion, Madrid: Sintesis, 2008.

Benoist, J., L'idee de phenomenologie, Paris: Beauchesne, 2001.

Bolzano, B., Wissenschaftslehre versuch einer ausfuhrlichen und grosstentheils neuen Darstellung der Logik mit steter rucksicht auf deren bisherige Barbeiter, Erster Band, Sulzbach: J.E. v. Seidel, 1837.

Courtine, J.-F., "Presentation", en: Meinong, A., Theorie de l'objet et presentation personnelle, Paris: Vrin, 1999.

Gadamer, H.-G., "Heidegger's One Path", en: Kisiel, Th. y J. Van Buren (eds.), Reading Heidegger from the Start. Essays in his Earliest Thought, Albania: State University of New York Press, 1994.

Gonzalez di Pierro, E., "Gegebenheit y Donation: dos modos de dacion fenomenologica. La critica de Marion a Husserl. Coincidencias y divergencias", en: Devenires, v. XII, 23 (2011), pp. 153-165.

Grondin, J., "La tension de la donation ultime et de la pensee hermeneutique de l'application chez Jean-Luc Marion", en: Dialogue. Revue canadienne de philosophie, v. XXXVIII, 3, pp. 547-560. https://doi.org/10.1017/S0012217300046898

Heidegger, M., Gesamtausgabe. I. Abteilung: Veroffentlichte Schriften 1914-1970. Band 2. Sein und Zeit, Francfort d.M.: Vittorio Klostermann, 1977 (GA 2).

Heidegger, M., "Die Idee der Philosophie und das Weltanschauungsproblem", en: Heidegger, M., Gesamtausgabe. II. Abteilung: Vorlesungen. Band 56/57. Zur Bestimmung der Philosophie, Francfort d.M.: Vittorio Klostermann, 1987 (GA 56/57).

Heidegger, M., Gesamtausgabe. II. Abteilung: Vorlesungen. Band 58. Grundprobleme der Phanomenologie, Francfort d.M.: Vittorio Klostermann, 1993 (GA 58).

Heidegger, M., Gesamtausgabe. II. Abteilung: Vorlesungen. Band 61. Phanomenologische Interpretationen zu Aristoteles. Einfuhrung in die phanomenologische Forschung, Francfort d.M.: Vittorio Klostermann, 1985 (GA 61).

Husserl, E., Husserliana. Gesammelte Werke. Band I. Cartesianische Meditationen und Pariser Vortrage, Den Haag: Martinus Nijhoff, 1973 (Hua I).

Husserl, E., Husserliana. Gesammelte Werke. Band II. Die Idee der Phanomenologie, Den Haag: Martinus Nijhoff, 1973 (Hua II). https://doi.org/10.1007/978-94-010-2480-8

Inverso, H., "La filosofia marioniana desde la fenomenologia de lo inaparente: una respuesta a las criticas de desvio teologico y ontoteologico", en: Roggero, J. L. (ed.), Jean-Luc Marion: limites y posibilidades de la Filosofia y de la Teologia, Buenos Aires: SB Editorial, 2017, pp. 181-196.

Janicaud, D., La phenomenologie dans tous ses etats, Paris: Gallimard, 2009.

De Lara, F., "El primer Heidegger de Marion. Sobre el problema de la donacion en las fruhe Freiburger Vorlesungen", en: Pommier, E. (comp.), La fenomenologia de la donacion de Jean-Luc Marion, Buenos Aires: Prometeo, 2017.

Lask, E., "Zum System der Philosophie", en: Lask, E., Gesammelte Schriften. Band III, Tubinga: Mohr, 1924.

Lavigne, J.-F., Husserl et la naissance de la phenomenologie, 1909-1913, Paris: PUF, 2003.

Lowit, A., "nota 1", en: Husserl, E., L'idee de la phenomenologie, Paris: PUF, 2000, p. 54.

Marion, J.-L., Etant donne. Essai d'une phenomenologie de la donation, Paris: PUF, 1998.

Marion, J.-L., Figures de phenomenologie: Husserl, Heidegger, Levinas, Henry, Derrida, Paris: Vrin, 2012.

Marion, J.-L., La rigueur des choses. Entretiens avec Dan Arbib, Paris: Flammarion, 2012.

Marion, J.-L., Reprise du donne, Paris: PUF, 2016.

Meinong, A., "Uber Gegenstandstheorie", en: Meinong, A., Gesamtausgabe, Band II. Abhandlungen zur Erkenntnistheorie und Gegenstandstheorie, Graz: Akademische Druck y Verlagsanstal, 1971.

Natorp, P., Allgemeine Psychologie nach kritischer Methode, Tubinga: Mohr, 1912.

Pradelle, D., Par-dela de la revolution copernicienne. Sujet transcendantal et facultes chez Kant et Husserl, Paris: PUF, 2012. https://doi.org/10.3917/puf.prade.2012.01

Ricard, M.-A., "La question de la donation chez Jean-Luc Marion", en: Revue Laval theologique et philosophique, v. LVII, 1 (2001), pp. 83-94. https://doi. org/10.7202/401330ar

Rickert, H., Der Gegenstand der Erkenntnis. Einfuhrung in die Transzendental-Philosophie, Tubinga: Mohr, 1915.

San Martin, J., La nueva imagen de Husserl. Lecciones de Guanajuato, Madrid: Trotta, 2015.

Steinbock, A.J., "Generativity and the Scope of Generative Phenomenology", en: Welton, D. (ed.), The New Husserl: A Critical Reader, Bloomington: Indiana University Press, 2003, pp. 289-325.

Van Buren, J., The Young Heidegger. Rumor of the Hidden King, Bloomington: Indiana University Press, 1994.

Walton, R., "Teleologia y teologia en Edmund Husserl", en: Estudios de Filosofia, 45 (2012), pp. 81-103.

Jorge Roggero

Universidad de Buenos Aires/Consejo Nacional de Investigaciones Cientificas y Tecnicas (CONICET)

(1) Cf. Janicaud, D., "La phenomenologie eclatee", en: Janicaud, D., La phenomenologie dans tous ses etats, Paris: Gallimard, 2009, pp. 204-213.

(2) Cf. Benoist, J., "Le 'tournant theologique'", en: Benoist, J., L'idee de phenomenologie, Paris: Beauchesne, 2001, pp. 98-99.

(3) Cf. Grondin, J., "La tension de la donation ultime et de la pensee hermeneutique de l'application chez Jean-Luc Marion", en: Dialogue. Revue canadienne de philosophie, v. XXXVIII, 3 (1999), pp. 551-554.

(4) Cf. Ricard, M.-A., "La question de la donation chez Jean-Luc Marion", en: Revue Laval theologique et philosophique, v. LVII, 1 (2001), p. 89.

(5) Lavigne aclara que propone el neologismo doneite para traducir Gegebenheit, no porque cuestione los aportes decisivos de Marion respecto de la problematica del fenomeno, sino porque busca de este modo destacar que "la Gegebenheit husserliana designa el estatuto de lo que ya se encuentra dado, que no se confunde con el proceso de la (Sinn-) Gebung. La objetivacion reflexiva que efectua la mirada fenomenologica en Husserl siempre re-aprehende lo dado, ya sea primario (por ejemplo, el datum hyletico en curso de constitucion), ya sea originario (la impresion originaria del presente viviente), antes de su donacion: en su estar-(ya)-dado, o en su "doneidad" (Gegebenheit)" (Lavigne, J.-F., Husserl et la naissance de la phenomenologie, 1909-1913, Paris: PUF, 2003, p. 25, n. 1).

(6) Janicaud, D., "La phenomenologie eclatee", p. 204.

(7) Cf. ibid., p. 205.

(8) Ibid., p. 206.

(9) Cf. ibid., p. 208.

(10) Hua II, p. 50. La sigla Hua, con indicacion de tomo en numerales romanos y pagina, en arabigos corresponde a Husserl, E., Gesammelte Werke-Husserliana, 42 vv., Biemel, W. y otros (eds.), Dordrecht: Springer (anteriormente, Kluwer Academic Publishers y Martinus Nijhoff), 1950-2014.

(11) Janicaud, D., "La phenomenologie eclatee", p. 208.

(12) Ibid., p. 209.

(13) Ibid.

(14) Ibid., p. 211.

(15) Cf. Benoist, J., "Le 'tournant theologique'", pp. 98-99.

(16) Ricard, M.-A., "La question de la donation chez Jean-Luc Marion", p. 89.

(17) Cf. ibid., pp. 89-94.

(18) Grondin, J., "La tension de la donation ultime et de la pensee hermeneutique de l'application chez Jean-Luc Marion", p. 551.

(19) Ibid., p. 552.

(20) Ibid.

(21) Cf. ibid.

(22) Cf. ibid., p. 551.

(23) Cf. ibid., pp. 552-553.

(24) Cf. ibid., pp. 553-554.

(25) Cf. Gonzalez di Pierro, E., "Gegebenheit y Donation: dos modos de dacion fenomenologica. La critica de Marion a Husserl. Coincidencias y divergencias", en: Devenires, v. XII, 23 (2011), p. 123.

(26) Bassas Vila, J., "Glosario", en: Marion, J.-L., Siendo dado. Ensayo para una fenomenologia de la donacion, Madrid: Sintesis, 2008, pp. 504-505.

(27) Cf. Gonzalez di Pierro, E., "Gegebenheit y donation...", pp. 123-124.

(28) Ibid., p. 126.

(29) Me refiero, por supuesto, a afirmaciones del tipo de las que se encuentran en Cartesianische Meditationen: "Llevada a cabo en esta concrecion sistematica, la fenomenologia es eo ipso 'idealismo trascendental', bien que en un sentido radicalmente nuevo. No es en el de un idealismo psicologico, en el de un idealismo que se empena de datos sensoriales sin ningun sentido un mundo con un sentido. Tampoco es un idealismo kantiano, que cree poder dejar abierta, al menos como concepto limite, la posibilidad de un mundo de cosas en si; sino un idealismo que, exactamente, no es nada mas que una auto-exposicion de mi ego en cuanto sujeto de todo conocimiento posible..." (Hua I, p. 118). En este sentido, comparto la opinion de Jean-Francois Lavigne y de Dominique Pradelle. Dice Lavigne: "la fenomenologia husserliana no es idealista y trascendental de un modo distinto al que lo era el criticismo, ella solamente lo es de modo mas radical" (Lavigne, J.-F., Husserl et la naissance de la phenomenologie, p. 21). Dice Pradelle: "... la fundacion de una ciencia de la dimension trascendental no podria significar una refutacion de la revolucion copernicana de Kant, sino que por el contrario constituye su radicalizacion" (Pradelle, D., Par-dela de la revolution copernicienne. Sujet transcendantal et facultes chez Kant et Husserl, Paris: PUF, 2012, p. 352).

(30) Ibid., p. 127.

(31) Ibid., pp. 127-128.

(32) Cf. San Martin, J., La nueva imagen de Husserl. Lecciones de Guanajuato, Madrid: Trotta, 2015. En rigor, la expresion "nuevo Husserl" proviene del titulo del libro compilado por Don Welton, The New Husserl, publicado en 2003, en el que algunos de los mas destacados especialistas en la obra husserliana aclaran algunos "malentendidos" propios de una lectura "convencional" de Husserl. Cf. Welton, D. (ed.), The New Husserl: A Critical Reader, Bloomington: Indiana University Press, 2003. De mas esta decir que el "nuevo" Husserl no tiene nada de "nuevo": es simplemente el Husserl de los manuscritos y textos ineditos -ya conocidos por algunos comentaristas que visitaban los Archivos Husserl- que comienzan a publicarse en Husserliana, particularmente, a partir de 1973 (Hua XIII).

(33) Cf. ibid., pp. 37-38.

(34) Cf. Steinbock, A.J., "Generativity and the Scope of Generative Phenomenology", en: Welton, D. (ed.), The New Husserl, pp. 289-325.

(35) Inverso, H., "La filosofia marioniana desde la fenomenologia de lo inaparente: una respuesta a la criticas de desvio teologico y ontoteologico", en: Roggero, J.L. (ed.), Jean-Luc Marion: limites y posibilidades de la Filosofia y de la Teologia, Buenos Aires: SB Editorial, 2017, p. 192.

(36) Los fenomenos principales de la esfera "meta-historica" son la teleologia y Dios. Cf. Walton, R., "Teleologia y teologia en Edmund Husserl", en: Estudios de Filosofia, 45 (2012), pp. 81-103.

(37) Inverso, H., "La filosofia marioniana desde la fenomenologia de lo inaparente: una respuesta a la criticas de desvio teologico y ontoteologico", p. 193.

(38) Cf. ibid., p. 195.

(39) Marion, J.-L., Etant donne. Essai d'une phenomenologie de la donation, Paris: PUF, 1998, pp. 90-91.

(40) Ibid., p. 91.

(41) Lowit, A., en Husserl, E., L'idee de la phenomenologie, Paris: PUF, 2000, p. 54, n. 1.

(42) Marion, J.-L., Etant donne..., pp. 98-99.

(43) Cf. ibid, p. 98 n. 2. Cabe destacar que, en esa misma nota, Marion tambien destaca algunas traducciones en las que se opta por donation (Suzanne Bachelard en su traduccion de Formale und transzendentale Logik, Arion L. Kelkel en su traduccion de Erste Philosophie).

(44) Marion, J.-L., Etant donne..., pp. 95-97.

(45) Ibid., p. 102.

(46) Ibid.

(47) John van Buren, en la linea de la propuesta de Gadamer de una Kehre antes de la Kehre (cf. Gadamer, H.-G., "Heidegger's One Path", en: Kisiel, Th. y J. Van Buren (eds.), Reading Heidegger From the Start. Essays in his Earliest Thought, Albania: State University of New York Press, 1994, pp. 25-26), sostiene que existe una conexion entre estos primeros cursos y la obra del segundo Heidegger: "Ciertamente, ahora sabemos que muchos de los conceptos claves y terminos de su filosofia tardia -por ejemplo, el final de la filosofia, el otro comienzo, el giro, el acontecimiento/apropiacion (Ereignis), hay/es dado (es gibt), misterio, tecnologia moderna- fueron tambien usados en sus cursos en 1919 y en los primeros anos de la decada del '20" (Van Buren, J., The Young Heidegger. Rumor of the Hidden King, Bloomington: Indiana University Press, 1994, p. 6). No obstante, esta claro que es posible establecer ciertas diferencias entre el empleo del es gibt y del Ereignis en los primeros cursos y en la obra tardia. En relacion a la propuesta marioniana, quizas sea posible entender sus diferentes lecturas precisamente en relacion al contexto estrictamente fenomenologico en el que son utilizados estos terminos en los cursos del joven Heidegger.

(48) Este texto fue publicado por primera vez como capitulo del libro, con el titulo "Quel che si dona e quel che non si dona. Heidegger e le origini della Gegebenheit secondo Husserl, Meinong e Natorp", en: Ghisalberti, A., Mondo, Uomo, Dio. Le ragioni della metafisica nel debatitto filosofico contemporaneo, Milan: Vita e Pensiero, 2010.

(49) Marion ofrece un analisis critico del "mito de lo dado" en Reprise du donne, Paris: PUF, 2016, pp. 68-78.

(50) Marion acepta en este pasaje la sugerencia de traduccion de Jean-Francois Lavigne.

(51) Marion, J.-L., Figures de phenomenologie: Husserl, Heidegger, Levinas, Henry, Derrida, Paris: Vrin, 2012, pp. 27-28.

(52) Ibid., p. 28.

(53) Cf. Heidegger, M., Zur Bestimmung der Philosophie, GA 56/57, Francfort d.M.: Vittorio Klostermann, 1987, p. 63.

(54) Heidegger, M., Grundprobleme der Phanomenologie, GA 58, Francfort d.M.: Vittorio Klostermann, 1993, p. 131.

(55) Cf. ibid., p. 224.

(56) Marion, J.-L., Figures de phenomenologie, p. 29.

(57) "El es gibt heideggeriano... aparece antes de las ultimas variaciones de Zeit und Sein en Sein und Zeit, para indicar... que el Ser no es, sino que se da el Ser" (Courtine, J.-F., "Presentation", en: Meinong, A., Theorie de l'objet et presentation personnelle, Paris: Vrin, 1999, p. 34).

(58) ".... el ente descubierto solo puede mostrarse en su ser en la medida en que 'se da' mundo. Pero, ?como 'se da' mundo?" (Heidegger, M., Sein und Zeit, GA 2, Francfort d.M.: Vittorio Klostermann, 1977, p. 97).

(59) Cf. Marion, J.-L., Figures de phenomenologie, pp. 34-35.

(60) Lask, E., Zum System der Philosophie, en: Lask, E., Gesammelte Schriften. Band III, Tubinga: Mohr, 1924, pp. 179-180.

(61) Cf. Rickert, H., Der Gegenstand der Erkenntnis. Einfuhrung in die Transzendental-Philosophie, Tubinga: Mohr, 1915, pp. 376ss.

(62) "El ser se encuentra en el hecho y en la manera de ser, en la realidad, la subsistencia, el fondo, la validez, el Dasein, en el 'se da' (es gibt)" (Heidegger, M., Sein und Zeit, GA 2, p. 9).

(63) Cf. Marion, J.-L., Figures de phenomenologie, p. 35.

(64) Natorp, P., Allgemeine Psychologie nach kritischer Methode, Tubinga: Mohr, 1912, p. 40.

(65) "En todos los casos 'se da' el ser mientras el Dasein, es decir, la posibilidad ontica de la comprension del ser, es" (Heidegger, M., Sein und Zeit, GA 2, p. 281) y "solo mientras la verdad es, 'se da' el ser, no el ente. Y la verdad solo es hasta que y mientras el Dasein es" (ibid., p. 304).

(66) Cf. Marion, J.-L., Figures de phenomenologie, p. 36.

(67) Ibid.

(68) Ibid., p. 37.

(69) Hua II, p. 74.

(70) Cf. Bolzano, B., Wissenschaftslehre versuch einer ausfuhrlichen und grosstentheils neuen Darstellung der Logik mit steter rucksicht auf deren bisherige Bearbeiter, Erster Band, Sulzbach: Seidel, 1837, p. 304.

(71) Ibid., pp. 304-305. Marion, J.-L., Figures de phenomenologie, p. 39.

(72) Meinong, A., "Uber Gegenstandstheorie", en: Meinong, A., Gesamtausgabe, Band II. Abhand-lungen zur Erkenntnistheorie und Gegenstandstheorie, Graz: Akademische Druck y Verlagsanstal, 1971, p. 500.

(73) Marion, J.-L., Figures de phenomenologie, p. 40.

(74) Cf. ibid., p. 42.

(75) Ibid., p. 43.

(76) Heidegger, M., Zur Bestimmung der Philosophie, GA 56/57, p. 63.

(77) Cf. Heidegger, M., Grundprobleme der Phanomenologie, GA 58, p. 131.

(78) Ibid., p. 203.

(79) Marion, J.-L., Figures de phenomenologie, pp. 53-54.

(80) Cf. ibid, pp. 54-55.

(81) "Al acontecer objetivado, al acontecer como algo objetivo y conocido, lo designamos como proceso [Vor-gang]; este acontecer pasa simplemente delante de mi yo cognoscente y establece con ese yo solo una relacion cognoscitiva, de manera que esta depauperada referencia al yo queda reducida a un minimo de vivencia... En el comportamiento teoretico me dirijo hacia algo, pero yo no vivo (en cuanto yo historico) en contacto con este o con aquel elemento mundano" (Heidegger, M., Zur Bestimmung der Philosophie, GA 56/57, p. 74).

(82) Marion, J.-L., Figures de phenomenologie, p. 58.

(83) Cf. De Lara, F., "El primer Heidegger de Marion. Sobre el problema de la donacion en las fruhe Freiburger Vorlesungen ", en: Pommier, E. (comp.), La fenomenologia de la donacion de Jean-Luc Marion, Buenos Aires: Prometeo, 2017, p. 118.

(84) Cf. ibid., pp. 118-120.

(85) Ibid., p. 120.

(86) Cf. ibid., pp. 121-125.

(87) Ibid., p. 125.

(88) Heidegger, M., Phanomenologische Interpretationen zu Aristoteles. Einfuhrung in die phanomenologische Forschung, GA 61, Francfort d.M.: Vittorio Klostermann, 1985, p. 80.

(89) De Lara, F., "El primer Heidegger de Marion. Sobre el problema de la donacion en las fruhe Freiburger Vorlesungen", p. 126.

(90) Marion, J.-L., Etant donne..., pp. 441-442.

(91) De Lara, F., "El primer Heidegger de Marion. Sobre el problema de la donacion en las Fruhe Freiburger Vorlesungen", p. 128.

(92) Cf. Marion, J.-L., Etant donne..., pp. 50-53.

(93) Marion, J.-L., La rigueur des choses. Entretiens avec Dan Arbib, Paris: Flammarion, 2012, p. 129.

https://doi.org/10.18800/arete.201901.007
COPYRIGHT 2019 Pontificia Universidad Catolica del Peru
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Roggero, Jorge
Publication:Arete
Date:Jan 1, 2019
Words:11414
Previous Article:Ser, esencia y atributos divinos: el conocimiento de Dios en la metafisica tomasiana segun la interpretacion de Jean-Luc Marion.
Next Article:Reformulacion del rol politico de la diosa Venus en el De rerum natura de Tito Lucrecio Caro (siglo I a.C.).

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters