Printer Friendly

El problema de Gettier y "La muerte y la brujula".

Hay dos opiniones bastante difundidas sobre el cuento de Borges "La muerte y la brujula". La primera dice que Lonnrot es un detective defectuoso a menor o mayor grado. La segunda es que el cuento es una parodia del genero detectivesco, o una subversion del mismo. Hay un argumento que une estas dos opiniones. Su manifestacion mas sencilla es mantener que en el genero detectivesco el que gana es el detective porque es mas inteligente que el criminal, pero, ya que en el cuento de Borges el que gana es el criminal, se concluye que Lonnrot es un detective defectuoso o, alternativamente, que el genero ha sido subvertido. Por ejemplo, Arturo Echevarria dice lo siguiente sobre la subversion: "Borges, como se sabe, invierte y transgrede a su vez las convenciones [...] del relato policial: la victima termina por ser el detective y su victimario el asesino" (610), y la razon de la subversion es que Lonnrot, como detective, deja que desear porque "se niega a ver detras del caos que constituye [...] el azar" (626); B. J. McGuirk usa la subversion para interpretar el rol de los personajes en el cuento: "this story subverts the syntagmatic binaries [... ] Lonnrot pursuer turns victim pursued, Scharlach pursued turns detective pursuer" (56-57), Y esa subversion de los personajes se ve acompanada por una critica a las habilidades de Lonnrot: "Erik Lonnrot [...] is nota pure reasoner but an imitative (or impure) reasoner" (54); Jeanne F. Bedell tiene interes en explicar el cuento como critica literaria, y lo hace resaltando los aspectos subversivos del mismo: "the reader familiar with A Study in Scarlet is able to see Lonnrot as the bungler he is" (112). Unas paginas mas tarde Bedell continua diciendo: "by stripping the detective story of all extraneous elements and by inverting of parodying most of those retained, Borges has exposed the basic form of the genre and at the same time explained its fascination" (120).

Es muy comun evaluar de forma negativa las habilidades detectivescas de Lonnrot dentro de un contexto subversivo. Aparte de su poder de persuasion, la popularidad de esta interpretacion quizas se explique cuando tenemos en cuenta su gran flexibilidad, ya que permite que cada critico anada algo original a la subversion. Por ejemplo, volviendo a los tres criticos citados, Arturo Echevarria esta interesado en la figura del arlequin, y la estudia dentro de una lectura subversiva; B.J. McGuirk explora los roles de los personajes dentro del cuento usando la subversion; y por ultimo, Jeanne F. Bedell utiliza la subversion como vehiculo para explorar la critica literaria. (1)

El proposito de este ensayo es ofrecer una explicacion no-subversiva del problema "rigurosamente extrano" (499) de Lonnrot. Dicha explicacion es a la vez una nueva interpretacion del cuento, porque demuestra que Lonnrot es un detective literario perfecto. En pocas palabras, segun mi interpretacion, Lonnrot cae en la trampa tendida por Scharlach sin que haya una subversion del genero, y cae en la trampa precisamente porque es un detective literario perfecto.

LA EPISTEMOLOGIA ANGLO-AMERICANA Y EL PROBLEMA DE GETTIER

El problema "rigumsamente extrano" de Lonnrot no es nuevo: fue descubierto hace unas cuatro decadas por Edmund Gettier. En su honor, el problema se llama desde entonces "el problema de Gettier". Como veremos, el detective ha sido victima de un problema de este tipo.

Edmund Gettier publico en el ano 1963 un articulo de solo tres paginas que cambio radicalmente el clima de la epistemologia anglo-americana. En ese articulo, demuestra que la definicion del conocimiento tradicional es insuficiente: uno puede encontrar la verdad, justificarla, y creerla basado en esa justificacion, pero, a pesar de todo, no obtener conocimiento. Esta situacion epistemica sugiere ya de por si una conexion fuerte con el cuento: de la misma forma que Gettier demuestra que la definicion del conocimiento tradicional se puede cumplir sin que el agente obtenga conocimiento (lo cual es bastante extrano), Lonnrot va a ser capaz de saber donde se cometera el ultimo crimen, pero no va a saber que el asesinado sera el mismo (lo cual tambien es bastante extrano).

El primer paso del argumento de Gettier es introducir la definicion tradicional del conocimiento, la cual, segun el senala, ya habia sido sugerida por Platon (240). Dicha definicion consiste en cumplir tres condiciones: el agente debe de poseer una idea, la idea ha de estar justificada por el agente, y tambien ha de ser verdad. Por ejemplo, Gettier cita la definicion ofrecida por Chisholm: "(i) S accepts P, (ii) S has adequate evidence for P, and (iii) P is true" (237). Con el resto de su ensayo, Gettier describe dos situaciones que ejemplifican la insuficiencia de la definicion tradicional del conocimiento. Me limito a explicar una de las dos situaciones, cambiandola un poco para no extender el ensayo innecesariamente.

Smith y Jones estan en una entrevista de trabajo. Smith no sabe como se llama Jones, pero sabe que Jones tiene monedas en su bolsillo (ha visto a Jones metiendo ahi el cambio). Smith tambien sabe que Jones es el hijo del presidente de la compania. Basandose en su evidencia, Smith concluye la siguiente proposicion: "el hombre con monedas en el bolsillo va a conseguir el trabajo". Es decir, la evidencia de Smith es lo suficientemente fuerte como para justificar su idea. Tras las entrevistas, quien que consigue el trabajo no es el hijo del presidente (Jones), sino Smith, y casualmente, sin saberlo, el (Smith) tambien tiene monedas en el bolsillo. Por lo tanto, en esta situacion la idea de Smith "el hombre con monedas en el bolsillo va a conseguir el trabajo" es verdad (238, mi traduccion).

Aunque a primera vista parezca extrano, lo cierto es que las tres condiciones tradicionales del conocimiento se cumplen en el ejemplo: Smith tiene una idea, la idea de Smith, "el hombre con monedas en el bolsillo va a conseguir el trabajo", es verdad, y Smith esta justificado porque su evidencia es fuerte. Pero, segun Gettier, nadie pensaria que Smith ha obtenido conocimiento: "ir is [...] clear that Smith does not know" (238). Aunque la idea es verdad y esta justificada, el que consigue el trabajo no es el hijo del presidente, sino Smith. Por lo tanto la definicion del conocimiento tradicional es insuficiente: "[The] example [... ] show[s] that [the traditional definition] does not state a sufficient condition for someone's knowing a given proposition" (239).

Las tres paginas escritas por Gettier han dado origen a un debate furioso e interminable en la epistemologia anglo-americana. El resultado de tanta discusion es que ahora no hay un problema de Gettier, sino muchas versiones del mismo formando una familia discursiva. Este conjunto ha sido creado debido a que han habido muchos intentos fallidos de resolver el problema de Gettier. Mas especificamente, un epistemologo lee el ensayo de dicho autor e introduce un cambio en la definicion del conocimiento para solucionar el problema; a continuacion otro epistemologo disena un nuevo problema de Gettier para demostrar que la solucion propuesta no funciona. La nueva version se anade a una lista que ha ido creciendo durante decadas. En nuestros dias, hay un numero asombroso de versiones. Basta decir que Robert K. Shope, ya en el ano 1983, recopila en su libro mas de ochenta variaciones. Resumiendo, el problema de Gettier no es un problema en particular, sino un conjunto de problemas que demuestran de varias formas que la definicion tradicional del conocimiento es insuficiente.

Las versiones del problema de Gettier forman un conjunto discursivo porque todas ellas tienen un rasgo en comun: aunque la idea es verdad y la evidencia/justificacion del agente es muy fuerte, algo pasa, sin que lo sepa el agente, que hace que su evidencia/justificacion sea defectuosa para obtener conocimiento. Por ejemplo, en el caso de Smith y Jones, algo que normalmente no pasa ha pasado: casualmente Smith, sin saberlo, tambien tiene monedas en el bolsillo; por lo tanto, por muy verdad que sea el hecho de que "el hombre con monedas en el bolsillo va a conseguir el trabajo", esa verdad, justificada con la evidencia de Smith, no es adecuada para decir que Smith ha obtenido conocimiento.

En resumen, hay mas de ochenta formas de demostrar que algo puede pasar con el conocimiento y, sin que lo sepamos, la verdad que creemos saber no la sabemos. Es mas, desde la perspectiva del agente parece que hay conocimiento (es decir, a menos que alguien le explique la situacion, el agente nunca sabe que ha sido victima de un problema de Gettier, y por lo tanto cree que sabe), pero ya que el agente ha sido victima de dicho problema, no obtiene conocimiento.

Es posible construir una version del problema de Gettier que explique el problema "figurosamente extrano" de Lonnrot. A continuacion introduzco la nueva version y despues la comparo con el problema de Lonnrot.

Sara ha sido castigada por su padre y no puede salir de casa. Ya que su padre no puede estar presente todo el tiempo, le dice a Sara que, para demostrar que no ha salido de casa, debe de hacer sus deberes. Sara no sale de casa, pero en lugar de hacer sus deberes la pasa todo el dia leyendo. A Sara le entra miedo y piensa: "si le digo a mi padre que no he salido de casa no me va a creer porque no he hecho mis deberes. Tengo que encontrar una excusa creible". Su plan es el siguiente: se pone una toalla en la cabeza y finge tener un dolor de cabeza (es decir, actua). Viene su padre y piensa "mi hija no ha salido de casa". Su evidencia es ver a Sara con toalla en la cabeza y oir su voz mortecina. En esta situacion se cumplen todos los requisitos de la definicion tradicional del conocimiento: es verdad que Sara no ha salido de casa y tambien es cierto que el padre esta justificado porque su evidencia es muy fuerte (Sara actua muy bien). Pero, a pesar de todo esto, el padre no obtiene conocimiento porque ha sido manipulado. Es, por tanto, la victima de un problema de Gettier disenado por Sara.

Esta nueva version del problema es util porque nos deja ver que se puede manipular a otros para que obtengan la verdad, sin que obtengan conocimiento. Toda la evidencia del padre, aunque es muy fuerte, es una fabricacion de Sara y, por lo tanto, por mucho que la proposicion "Sara no ha salido de casa" sea verdad, el padre no obtiene conocimiento (precisamente porque ha sido manipulado). Exactamente lo mismo pasa entre Lonnrot y Scharlach. Lonnrot ha sido manipulado por Scharlach, el cual le ha estado dando pistas pre-fabricadas a lo largo de todo el cuento. Como resultado de esas pistas, Lonnrot llega a justificar la verdad: que el cuarto crimen se cometera en Triste-le-Roy; pero esa verdad, con esa justificacion, no constituye conocimiento porque, al igual que el padre de Sara, Lonnrot ha sido manipulado. De la misma forma que Sara esconde la verdadera razon por la que no ha hecho sus deberes, Scharlach esconde el hecho de que el asesinado va a ser el detective. Es mas, el problema de Gettier creado por Sara es muy especifico: esta disenado para que su padre caiga en la trampa. Lo mismo pasa en el cuento: el problema de Gettier disenado por Scharlach esta hecho para que caiga en la trampa un detective literario perfecto. Por lo tanto, y como veremos a continuacion, ya que solo este tipo de detective puede caer en la trampa senalada, dicho problema solo puede funcionar sin que se subvierta el genero. Para explicar todo esto con mas detalle es necesario tener en cuenta las caracteristicas del detective literario perfecto, dentro del genero y segun el cuento.

EL DETECTIVE LITERARIO PERFECTO

La conversacion entre Treviranus y Lonnrot, tras descubrir el primer crimen, nos revela la primera caracteristica del detective literario perfecto. Treviranus ofrece una hipotesis: "Alguien, para robar [los diamantes del Tetrarca], habra penetrado aqui por error. Yarmolinsky se ha levantado; el ladron ha tenido que matarlo" (500). Lonnrot responde de la siguiente forma:
   Posible, pero no interesante [... ] Usted replicara que la realidad
   no tiene la menor obligacion de ser interesante. Yo le replicare
   que la realidad puede prescindir de esa obligacion, pero no las
   hipotesis. En la que usted ha improvisado, interviene copiosamente
   el azar. He aqui un rabino muerto; yo preferiria una explicacion
   puramente rabinica, no los imaginarios percances de un imaginario
   ladron. (500)


Lonnrot tiene razon en todo lo que dice: un detective literario no puede permitirse el lujo de resolver un crimen con una hipotesis que no es interesante. Es cierto que la realidad puede prescindir de ese requisito, pero dentro del cuento de detectives, si lo dicho por el detective no tiene interes, nadie estaria impresionado y, probablemente, muchos dejarian de leer el cuento. Por ejemplo, en "The Murders in the Rue Morgue", aunque Dupin no lo dice abiertamente en las paginas 30 y 31, esta claro que su hipotesis en esas paginas es que el asesino es un animal; en A Study in Scarlet la hipotesis de Holmes es que el criminal es alguien que viene de Huta, lo cual era bastante exotico cuando el cuento fue escrito (125).

Es cierto que los detectives literarios tambien han de encontrar la verdad, pero eso viene despues, mucho despues, al final del cuento (2). En la cita, Lonnrot solamente esta hablando de hipotesis y no de soluciones. Por lo tanto, aunque es cierto que el detective novelesco tambien debe de encontrar la verdad, ese otro requisito no niega lo que Lonnrot nos dice sobre las hipotesis iniciales de un caso: dentro del genero esas hipotesis han de ser interesantes.

La respuesta de Lonnrot tambien incluye otro requisito del detective literario: la hipotesis debe de ser demostrable con una relacion causal. En otras palabras, el azar no debe de intervenir, y si interviene, ha de ser de forma minima (y no como explicacion total o casi total del crimen). Este requisito esta muy ligado a la imposicion de presentar hipotesis interesantes. ?Que es mas interesante, una hipotesis que no se puede demostrar porque se debe al azar, o una que es demostrable paso por paso con la relacion interna de los hechos? El genero de las novelas policiales nos da la respuesta: la hipotesis que se puede explicar con la causa y los efectos es lo que impresiona al lector, y no el azar. Por ejemplo, Dupin explica de forma muy detallada (con causa y efecto), lo que su amigo estaba pensando. Su explicacion en "The Murders of the Rue Morgue" ocupa cuatro paginas en un cuento que tiene cuarenta y siete (12-16). Lo mismo pasa con Holmes en A Study in Scarlet: se fija en Watson y luego explica con causa y efecto el pasado del medico (20-21). Sin una relacion causal no habria cuento detectivesco porque no habria interes en las hipotesis y en las demostraciones de las mismas.

En resumen, en la cita Lonnrot nos dice como han de ser las hipotesis dentro del genero, y hay que reconocer que su propia hipotesis cumple los requisitos: "preferiria una explicacion rabinica [y no algo que se deba al azar]" (500, el enfasis es mio). Esa hipotesis, o lo que es lo mismo, esa preferencia inicial, es interesante, y ya que la victima es un judio sabio, tambien intenta unir la causa con los efectos.

Otra indicacion de que Lonnrot es un detective literario de primera categoria son las pistas mismas. Dentro del genero, una vez que, por cualquier razon, una pista se resalta de forma obvia, esta no se puede ignorar. Por eso, cuando "Rache", en A Study in Scarlet, se resalta, Holmes no la ignora sino que la explica (31, 34, Y por ultimo 125). Similarmente, cuando en el cuento de Borges se hace evidente la pista "La primera letra del Nombre ha sido articulada" (500), Lonnrot simplemente no la puede ignorar. Una violacion de ese tipo seria impensable dentro del genero. Es por eso que Lonnrot la toma en serio: "Lonnrot [despues de observar la pista evidente] se abstuvo de sonreir" (500). Es mas, antes de que esta se resaltara, Lonnrot observa los escritos sin hacer una conexion con su hipotesis inicial (499-500), pero justo despues de que se hiciera evidente, decide llevarse los escritos a casa para estudiarlos (500). Es decir, se lleva los escritos porque, una vez que la pista se resalta, la hipotesis inicial gana merito y por lo tanto merece ser tomada en serio.

Otra caracteristica del detective literario es no llegar a conclusiones de forma prematura. Seria impensable, por ejemplo, que Holmes declarase una solucion sin tener pruebas. Lonnrot cumple tambien este requisito: no llega a conclusiones prematuras en ningun momento. Antes de que la primera pista se resalte, Lonnrot elabora una hipotesis para poderse acercar al crimen, pero esa hipotesis es una primera aproximacion, una preferencia inicial: "preferiria una explicacion rabinica". A continuacion, despues de senalarse la primera pista, Lonnrot se lleva libros para estudiarlos o, lo que es lo mismo, para comprobar si la hipotesis, en conjuncion con la pista, tiene merito. Lonnrot no esta llegando a conclusiones prematuras; simplemente esta explorando los meritos de una hipotesis inicial. Mas tarde Scharlach se encargara de proveerle mas pistas, y, ya que en el genero las pistas no pueden ser ignoradas por el detective literario perfecto, Lonnrot no tiene mas remedio que seguirlas, lleven adonde lleven.

La opinion de Treviranus sobre Lonnrot confirma que este ultimo es un detective literario perfecto. El policia siempre da a entender que no comprende lo que Lonnrot esta haciendo durante la investigacion: responde con mal humor cuando este ofrece su hipotesis inicial (500), usa la ironia cuando no comprende el porque de lo que dice (503) y piensa que Lonnrot es el "indiscutible merecedor" de locuras tales como el tipo de pistas facilitadas a traves de una carta firmada por Baruj Spinoza y de "un minucioso plano de la ciudad, arrancado de un Baedeker" (503). En suma, Treviranus tiene la actitud tipica del policia que no comprende el metodo usado por el detective literario. Esto tambien es parte del genero: los policias no llegan a entender el metodo del detective y de esta forma se subraya, con el contraste, el genio de este.

Brevemente, Lonnrot formula una hipotesis interesante, trata de probarla con causa y efecto y, por ultimo, tiene en cuenta las pistas destacadas. Un detective real, en cambio, no tiene que cumplir necesariamente ninguno de esos requisitos: solo tiene que encontrar al criminal, como sea. La incomprension de Treviranus es una indicacion mas: si el policia comprendiese los razonamientos del detective literario, entonces este no seria digno del titulo "detective literario perfecto".

LA ABDUCCION Y EL DETECTIVE LITERARIO

Hay una ultima caracteristica del detective literario perfecto que merece discusion aparte. El detective ha de ser un razonador excepcional y, si no lo es, todas las caracteristicas mencionadas en la seccion previa podrian interpretarse como una subversion del genero. Por ejemplo, si el detective literario no es capaz de inferir adecuadamente partiendo de las pistas resaltadas, entonces no seria perfecto, y por lo tanto el genero habria sido subvertido. De hecho, incapacidad de razonar es, precisamente, lo que justifica en gran parte las opiniones subversivas del cuento. Por ejemplo, volviendo a los tres criticos citados, segun Arturo Echevarria los razonamientos de Lonnrot son defectuosos o incompletos porque "se niega aver detras del caos que constituye [... ] el azar" (626); segun B. J. McGuirk, el genero ha sido subvertido porque el detective "is not a pure reasoner" (112); y por ultimo, segun Jeanne F. Bedell, el cuento expone a "Lonnrot as the bungler he is" (112). Por lo tanto, para decidir si hay o no hay subversion en el cuento, es necesario tener en cuenta la forma de razonar de los detectives literarios perfectos.

En un ensayo brillante, Umberto Eco demuestra que el detective literario clasico usa la abduccion para llegar a sus conclusiones ("Horns"). El argumento de Eco consiste, primero, en una explicacion de la abduccion tal y como la entiende Peirce en un contexto aristotelico (198-207), y, segundo, en una aplicacion de la abduccion a dos detectives literarios famosos, Zadig y Holmes (207-20). En otro ensayo, dentro de un contexto que tiene que ver con Borges, Eco concluye que "many of Borges's stories seem perfect examples of that art of inference which Peirce called abduction, and which is nothing else but conjecture" ("Het interessante" 36). Otros criticos tambien han notado la importancia de la abduccion en los cuentos de Borges. Asi, por ejemplo, Bruno Bosteels e Ivan Almeida.

Aunque el tema de la abduccion en Borges es extremadamente complejo, en este ensayo solo hace falta tener en cuenta una caracteristica fundamental: todas las abducciones son conjeturas con las que se intenta explicar un fenomeno teniendo en cuenta, en parte, la evidencia empirica. Esta caracteristica es la unica que hace falta tener en cuenta, porque el tema de este ensayo es el problema de Gettier, y los problemas de Gettier funcionan, precisamente, porque se aprovechan de la capacidad de conjeturar de las victimas. Por ejemplo, la conclusion del padre de Sara --"Sara no ha salido de casa"-- es una abduccion verdadera (es decir, una conjetura cierta) que se justifica con los datos prefabricados por Sara. Como veremos a continuacion, lo mismo pasa en el cuento: la conclusion de Lonnrot es verdadera (el cuarto crimen se cometera en Triste-le-Roy), y es una conjetura que se justifica con las pistas pre-fabricadas por Scharlach. (3)

Cuando un agente es victima de un problema de Gettier basado en la manipulacion, lo problematico no es que el agente sea incapaz de abducir adecuadamente, sino que descubre una verdad prefabricada sin cometer errores abductivos: por ejemplo, si Smith no hubiese abducido correctamente que "el hombre con monedas en el bolsillo va a conseguir el trabajo," entonces no habria sido victima de un problema de Gettier, y si el padre de Sara no hubiera sido capaz de abducir correctamente usando la informacion prefabricada por su hija, entonces no habria descubierto la verdad, que Sara no salio de la casa. Lo mismo pasa en el cuento: si el detective no hubiera sido capaz de abducir correctamente basandose en las pistas resaltadas y prefabricadas por Scharlach, entonces no habria descubierto la verdad: que el ultimo crimen se cometeria en Triste-le-Roy. El hecho de que Smith, el padre de Sara y Lonnrot han sido capaces de obtener las verdades de cada caso demuestra que sus conjeturas son adecuadas, segun la definicion tradicional del conocimiento y segun la evidencia que tienen a su disposicion.

En los problemas de Gettier basados en la manipulacion, el asunto no es que los agentes sean incapaces de descubrir la verdad, sino que las victimas son manipuladas para que encuentren la verdad sin obtener conocimiento. En el cuento, dias despues del primer asesinato, Lonnrot se entrevista con el redactor de la Yidische Zeitung. Lo escrito por el redactor es leido por Scharlach, y este ultimo utiliza la informacion para tender una trampa a Lonnrot. Hay que notar que la explicacion final de Scharlach demuestra que su trampa esta al nivel del detective literario perfecto porque tiene muy en cuenta la capacidad abductiva excepcional del detective; por ejemplo, Scharlach dice lo siguiente sobre el tercer crimen:
   El tercer "crimen" se produjo el tres de febrero [...] Desde el
   estribo del cupe, uno de ellos [los amigos] escribio en un pilar La
   ultima de las letras del Nombre ha sido articulada. Esa escritura
   divulgo que la serie de crimenes era triple. Asi lo entendio el
   publico; yo, sin embargo, intercale repetidos indicios para que
   usted, el razonador Erik Lonnrot, comprendiera que es cuadruple. Un
   prodigio en el Norte, otros en el Este y en el Oeste, reclaman un
   cuarto prodigio en el Sur; el Tetragramaton --el nombre de Dios,
   JHVH-consta de cuatro letras; los arlequines y la muestra del
   pinturero sugieren cuatro terminos. Yo subraye derto pasaje en el
   manual de Leusden: ese pasaje manifiesta que los hebreos computaban
   el dia de ocaso a ocaso; ese pasaje da a entender que las muertes
   ocurrieron el cuatro de cada mes. Yo mande el triangulo equilatero
   a Treviranus. Yo presenti que usted agregaria el punto que falta.
   El punto que determina un rombo perfecto, el punto que prefija el
   lugar donde una exacta muerte lo espera. Todo lo he premeditado,
   Erik Lonnrot, para atraerlo a usted a las soledades de
   Tristele-Roy. (507)


La cita demuestra que la trampa de Scharlach es extremadamente compleja y que esta disenada para que caiga en ella un razonador literario (es decir, un razonador que no puede ignorar las pistas resaltadas, que debe trabajar con una hipotesis interesante y que debe hacer corresponder las causas con los efectos). Asimismo, deja ver que la solucion solo se puede encontrar con una conjetura brillante (en otras palabras, la cita nos dice que "el publico entendio" que la serie de crimenes es triple, pero que un detective literario brillante es capaz de abducir que es "cuadruple"). Por ultimo, el detective cae en la trampa precisamente porque no comete errores abductivos. Si Lonnrot hubiese cometido un error, si, por ejemplo, hubiese pensado, tras el tercer crimen, que no habra otro, entonces se habria salvado de la trampa. Lo que le hace caer es precisamente su inteligencia, su capacidad de abducir bien, el ser "un puro razonador, un Auguste Dupin" (499). Cae en la trampa precisamente porque es un detective literario perfecto.

Por lo tanto, no comparto la opinion de los criticos que piensan que Lonnrot es un detective literario defectuoso. En cambio, segun mi interpretacion, Lonnrot ha sido vIctima de un problema de Gettier disenado especificamente para atrapar a detectives como el; vale decir, a razonadores sin faltas. De la misma forma que Sara manipula a su padre con pistas falsas (la toalla en la cabeza y sus quejas) que indican la verdad (Sara no ha salido de casa), Scharlach manipula a Lonnrot con pistas falsas que tambien indican la verdad (el cuarto crimen se cometera en Triste-le-Roy). De la misma manera que el padre de Sara no puede ser culpado por caer en la trampa de esta ultima (a fin de cuentas la evidencia manufacturada por la hija sI indica que ella no salio de casa), Lonnrot no puede ser culpado por caer en la trampa tendida por Scharlach: el detective literario perfecto ha de tener en cuenta las pistas resaltadas y abducir, basandose en ellas, de forma brillante. Por ultimo, del mismo modo que Sara tiene en cuenta las capacidades abductivas de su padre cuando disena la trampa, Scharlach considera las de Lonnrot. En ambos casos las pistas estan prefabricadas y los que manipulan utilizan a su favor las cualidades abductivas de las victimas, y es por esto que las trampas funcionan.

Todo lo dicho nos lleva a la conclusion de que Lonnrot ha sido victima de un problema de Gettier. Mas especificamente, tanto Lonnrot como el padre de Sara saben sus respectivas proposiciones segun la definicion tradicional del conocimiento, pero cuando combinamos ese "saber" con las manipulaciones de Sarao de Scharlach, respectivamente, el conocimiento inicial se complica, se convierte en un problema "rigurosamente extrano" (499) porque deja de ser conocimiento. Ironicamente, la unica forma en que Lonnrot hubiera podido salvarse es cometiendo un error dentro del cuento, pero ese error si seria una subversion del genero porque entonces Lonnrot no seria un detective literario perfecto.

LA LINEA DE ZENON

La linea de Zenon, al final del cuento, confirma que la trampa de Scharlach es una version del problema de Gettier. Tras oir la explicacion de Scharlach, Lonnrot usa la paradoja de Zenon para responderle. Esta respuesta indica que este ultimo comprende que ha sido manipulado y que, basicamente, dicha manipulacion es un problema de Gettier:
   En su laberinto sobran tres lineas -dijo por fin-. Yo se de un
   laberinto griego que es una linea unica, recta. En esa linea se han
   perdido tantos filosofos que bien puede perderse un mero detective.
   Scharlach, cuando en otro avatar usted me de caza, finja (o cometa)
   un crimen en A, luego un segundo crimen en B, a ocho kilometros de
   A, luego un tercer crimen en C, a cuatro kilometros de A y de B, a
   mitad de camino entre los dos. Aguardeme despues en D, a dos
   kilometros de A y de C, de nuevo a mitad de camino. Mateme en D ...
   (507)


La cita es una explicacion de como se disenan los problemas de Gettier que se basan en la manipulacion de la evidencia. (4) Para construir ese tipo de problema hace falta que la victima obtenga la verdad (el crimen se cometera en D), con pistas resaltadas y prefabricadas A, B y C. No importa si esas pistas son verdaderas o falsas porque su funcion es obscurecer el conocimiento: por un lado la vIctima va a "saber", segun la definicion tradicional del conocimiento, donde se cometera el crimen, pero al mismo tiempo no podra abducir que el asesinado va a ser ella misma ("mateme en D"). Lo demas es superfluo. La linea de Zenon, al ser una linea, resalta la sencillez del proceso. La misma sencillez se encuentra en el caso de Sara: lo unico que ella para enganar al padre de manera que este "sepa" la verdad es ofrecerle dos pistas prefabricadas: se pone una toalla en la cabeza y se queja de un dolor que no existe. El problema de Gettier es muy sencillo, pero tambien es, como Lonnrot comprende al final del cuento, el unico problema que un detective literario perfecto no puede resolver, precisamente porque es perfecto.

Queda algo mas por decir: Borges escribio "La muerte y la brujula" veinte anos antes que Gettier escribiera su ensayo. Por lo tanto, en honor a su verdadero descubridor, el problema de Gettier deberia de llamarse el problema de Borges. Otro nombre posible para aquellos que aman la literatura mas que la realidad seria: "el problema tan rigurosamente extrano de Lonnrot".

OBRAS CITADAS

Almeida, Ivan. "Borges and Peirce, on Abduction and Maps." Semiotica 140.1-4 (2002): 13-32.

Alonso, M. MarIa de las Nieves. "El desplazamiento en 'La muerte y la brujula'." La Palabra y el Hombre 61 (1987): 27-34.

Arrojo, Rosemary. "Writing, Interpreting, and the Power Struggle for the Control of Meaning: Scenes from Kafka, Borges, and Kosztolanyi." Translation and Power. Ed. MarIa Tymoczko y Edwin Gentzler. Amherst, U of Massachusetts P, 2002.63-79.

Bedell, Jeanne F. "Borges' Study in Scarlet: 'Death and the Compass' as Detective Fiction and Literary Criticism." Clues: A Journal of Detection 6.2 (1985): 109-22.

Borges, Jorge Luis. "La muerte y la brujula." Obras completas. Vol. 1. Buenos Aires: Emece, 1996.499-507.

Bosteels, Bruno. "Borges and Pragmatism." Romanic Review 2-3 (2007): 135-52.

Caprarulo, Graciela. "Una lectura de 'La muerte y la brujula' de Jorge Luis Borges, a la luz de la Cabala." Borges: Nuevas Lecturas. Ed. Juana Alcira Arancibia. Buenos Aires: Ediciones Corregidor, 2001. 20l-06.

Carroll, C. Robert. "Borges and Bruno: The Geometry of Infinity in 'La muerte y la brujula'." MLN 94 (1979): 321-42.

Conan Doyle, Arthur. A Study in Scarlet. Owen Dudley Edwards, ed. Oxford: Oxford UP, 1993.

--. "The Reigate Squires." The Memoirs of Sherlock Holmes. New York: A and W Visual Library, 1975.121-44.

Dyson, P. John. "On Naming in Borges's 'La muerte y la brujula'". Comparative Literature 37 (1985): 140-68.

Echavarria, Arturo. "Los arlequines y 'El mundo al reves' en 'La muerte y la brujula' de Jorge Luis Borges". Nueva Revista de la FilologIa Hispanica 34 (1985-6): 610-30.

Eco, Umberto. "Horas, Hooves, Insteps: Some Hypotheses on Three Types o Abduction." The Sign of the Three: Dupin, Holmes, Peirce. Ed. Umberto Eco y Thomas A. Sebeok. Bloomington: Indiana UP. 1983. 198-220.

--. "Het interessante in Borges/The Interesting and Borges." Trans. Bart van den Bossche y Sandy Loghan. Over het interessante/About the Interesting. Antwerp: Eric Antonis, 1993.34-40.

Fama, Antonio. "Analisis de 'La muerte y la brujula' de Jorge Luis Borges." Bulletin Hispanique 85 (1983): 161-73.

Fayen, T. Tanya. "Borges: Literary Sleuth." Borges' Craft of Fiction: Selected Essays on His Writing. Ed. Joseph Tyler. Carronton: International Circle of Borges Scholars, West Georgia College, 1992.43-55.

Frank, M. Roslyn. "Lo profano y lo sagrado en 'La muerte y la brujula'." Nueva Revista Hispanoamericana 5 (1975): 127-35.

Gettier, Edmund. "Is Justified True Belief Knowledge?" Empirical Knowledge: Readings in Contemporary Epistemology. Paul K. Moser, ed. Lanham: Rowman and Littlefield P, 1996, 237-40. Originalmente en Analysis 23 (1963): 121-23.

Gil, M. Lydia. "La problematica de la mIstica judIa en 'La muerte y la brujula' de Jorge Luis Borges." Afterimages: A Festschrift in Honor of Irving Massey. Ed. William Kumbier and Ann Colley. Buffalo: Shuffaloff Press, 1996.175-83.

Hempel, Carl, y Oppenheim, Paul. "Studies in the Logic of Explanation." Scientific Knowledge: Basic Issues in the Philosophy of Science. Ed. Janet A. Kourany. Belmont: Wadsworth PC, 1987.30-43. Partes de "Studies in the Logic of Explanation", originalmente en Philosophy of Science 15 (1948): 135-75. McGuirk, B. J. "Seminar on Jorge Luis Borges' 'Death and the Compass'." Reinassance and Modern Studies 27 (1983): 45-60.

Middleman, Louis I. "Borges, Milton, and the Game of the Name." MLN 87.7 (1972): 967-71. Miller, J. Hillis. "Figure in Borges's 'Death and the Compass': Red Scharlach as Hermeneut." Dieciocho 10.1 (1987): 53-62.

Poe, Edgar Allan. "The Murders in the Rue Morgue." 1999. <http://etext. lib.virginia.edu/>.

Rehder, Ernest. "Borges and the Esoteric: Skepticism, Structure and the Grotesque in His Tales". For Borges: A Collection of Critical Essays and Fiction on the Centennial of His Birth. Carrollton: State U of West Georgia. 1999. 33-39.

Routledge, Christopher. "The Chevalier and the Priest: Deductive Method in Poe, Chesterton and Borges." Clues 22 (2001): 1-11.

Rubman, H. Lewis. "Creatures and Creators in Lolita and 'Death and the Compass'." Modern Fiction Studies 19 (1973-4): 433-52.

Sanz Morales, Manuel. "Hermes, Jano y un error de Borges en 'La muerte y la brujula'." Epos: Revista de Filologia 6 (1990): 561-64.

Sarabia, Rosa. "'La muerte y la brujula' y la parodia borgeana del genero policial." Journal of Hispanic Philology 17 (1992): 7-17.

Shope, K. Robert. The Analysis of Knowing. Princeton: Princeton UP, 1983.

Slusser, George and Chatelain, Daniele. "Spacetime Geometries: Time Travel and the Modern Geometrical Narrative." Science Fiction Studies 22 (1995): 161-86.

Thau, Eric. "Implicaciones de la parodia de 'The Purloined Letter' de Edgar Allan Poe en 'La muerte y la brujula' de Jorge Luis Borges". Mester 24.2 (1995): 1-12.

Williams, Gareth. "Lectura intertextual en 'La muerte y la brujula'". Revista Canadiense de Estudios Hispanicos 15.2 (1991): 295-304.

Zalcman, Lawrence. "La muerte y el calendario." Hispamerica 15 (1986): 17-29.

Daniel Lorca

University of Chicago

(1) Por ejemplo, otros criticos que aceptan una interpretacion subversiva, a mayor o menor grado, son Rosemary Arrojo (70); Lewis H. Rumban (442-43); John P. Dyson (155-56); Christopher Routledge (9); Tanya T. Fayen (44); Ernest Rehder (34); Robert C. Carroll (333-34); Maria de las Nieves Alonso M. (28, 29 y 32); J. Hillis Miller (58); Antonio Fama (173); Roslyn M. Frank (128); Eric Thau (todo el ensayo); Rosa Sarabia (todo el ensayo). Estos criticos, como los mismos titulos de sus ensayos indican, anaden algo nuevo a la idea central de que el cuento es subversivo o de que Lonnrot es un detective defectuoso. Sin embargo, et hecho de que la lectura subversiva este muy difundida no quita que haya tambien estudios que no tienen nada que ver con la subversion (o la falta de subversion), como por ejemplo los de George Slusser y Daniele Chatelain, Graciela Caprarulo, y Lawrence Zalcman.

(2) Dicho sea de paso, hay que notar que el requisito de descubrir la verdad tambien se cumple al final del cuento: Lonnrot obtiene la verdad "el ultimo crimen se cometera en Triste-le-Roy". Dicho requisito se cumple porque en todos los problemas de Gettier la verdad siempre se encuentra (sin que construya conocimiento). El mismo cuento nos dice desde el principio que Lonnrot es capaz de descubrir el sitio donde se cometera el ultimo crimen: "Es verdad que Eric Lonnrot no logro impedir el ultimo crimen, pero es indiscutible que lo precio" (499). Descubrir esa verdad es un requisito necesario porque sin ella Lonnrot no habria ido a Triste-le-Roy.

(3) La complejidad de la abduccion en el contexto de la obra de Borges se hace evidente cuando tenemos en cuenta algunos de los temas discutidos por los criticos. Por ejemplo, Umberto Eco distingue varios tipos de abduccion en relacion con genero de detectives (meta-abduction (206-07); overcoded abduction (210-12); undercoded abduction (213); creative abduction (215)); Segun Ivan Almeida, las abducciones de Borges se fundamentan en una teoria estetica (18-19), y segun Bruno Bosteels, ademas de cambiar las normas abductivas de Peirce (146-47), el uso de la abduccion de Borges celebra la superioridad etica del pragmatismo (149). Todas estas complejidades no forman parte de este ensayo porque, en relacion con el problema de Gettier, lo que interesa resaltar es el hecho de que todas las abducciones son, por su misma naturaleza, conjeturas.

(4) Como ya dije al principio de este ensayo, hay muchas versiones del problema de Gettier. La linea de Zenon explica los problemas de Gettier que se basan en la manipulacion de la evidencia para que alguien caiga en una trampa epistemica, y no otras versiones que se construyen de cualquier otra forma.
COPYRIGHT 2010 University of Pittsburgh, Borges Center
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Lorca, Daniel
Publication:Variaciones Borges
Article Type:Critical essay
Date:Jul 1, 2010
Words:6214
Previous Article:Borges: nominalista o antinominalista?
Next Article:The Imaginative Mathematics of Bloch's Unimaginable Mathematics of Borges's Library of Babel.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters