Printer Friendly

El privilegio de presentacion de obispos en Espana concedido por tres papas al emperador Carlos V (1523-1536).

Concession of the privilege of presentation of Bishops in Spain by three popes to Emperor Charles V (1523-1536)

INTRODUCCION

El instituto canonico de la provision de obispos ha sido en la iglesia catolica a lo largo de los siglos un elemento basico de gobierno, de administracion y de regimen pastoral. Ha soportado los vaivenes del tiempo y los intereses senoriales de las personas. La provision de obispos aparece en todos los grandes movimientos sociales como signo irrenunciable de poder y de senorio.

En el ocaso de la Edad Media europea fueron los principes, forjadores del estado moderno, quienes pretendieron apoderarse de semejante instrumento de poder religioso y social, que incluia y detentaba jurisdiccion, incluso civil, rentas y prestigio.

Isabel de Castilla y Fernando de Aragon no prestaron atencion al tema en su contrato matrimonial (18 octubre 1469) pero le concedieron prioridad manifiesta pocos dias despues de ser coronados. Aconsejados por los arzobispos de Toledo y Sevilla firmaron en Segovia el 15 de enero de 1475 el Acuerdo para la gobernacion del reino, en el que hacian constar sin lugar a dudas sus criterios en materia de provisiones episcopales: <<suplicaremos conjuntamente a voluntad suya della segun mejor pareciere al servicio de dios e bien de las iglesias e salut de las mismas e honor de los dichos reynos, e los que seran postulados para ello seran letrados>> (1).

Los Reyes emplearon un implacable ejercicio de suplica de obispos conforme se iban dando las vacantes. Sostuvieron formidables tensiones con los Papas renacentistas no solo para que fueran aceptadas sus suplicas, sino para convertir la suplica en presentacion juridica de pleno derecho. Esta batalla se libro en primer lugar en las aulas de la universidad de Salamanca, donde sentaron y urdieron las razones y mallas juridicas para defender las pretensiones de los soberanos (2).

Los Reyes consiguieron de los Papas algunas gracias y privilegios y mercedes en ese grave problema de la provision de obispos. He aqui los principales:

- Consiguieron en la practica la aceptacion pontificia de la suplica real para las iglesias vacantes en los reinos de Castilla y de Aragon. Cada pontificado conocio una grave tension inicial y los letrados regios siempre defendieron que se trataba de un verdadero derecho, no solo de una suplica. No asi los letrados romanos.

- No consiguieron la aceptacion pacifica de la suplica para los obispados hispanicos vacantes in Curia (romana), disfrutados por cardenales o altos cargos curiales.

- Consiguieron estructurar el mapa eclesiastico del recien conquistado reino de Granada, comenzando por sus iglesias catedrales, sometidas al patronato regio y a la presentacion del prelado. Igual privilegio alcanzaron para las iglesias de Canarias y de Puerto Real. Todas serian iglesias de Patronato Regio.

- Consiguieron el privilegio de patronato y presentacion para todas las iglesias catedrales de America, con todos los privilegios contenidos en el Vicariato Regio.

Tal era el estado de la cuestion cuando Fernando el Catolico cerraba sus ojos en Madrigalejo el 23 de enero de 1516.

LAS BULAS DEL PAPA ADRIANO VI (1523)

En los anos siguientes a la muerte del rey Fernando empeoro el problema de las provisiones de obispos; aumentaron las vacantes por falta de suplica de los gobernadores, se turbo Castilla con la concesion de la iglesia de Toledo a un nino flamenco, Guillermo de Croy, y se dividio el episcopado en bandos politicos en favor o en contra de los comuneros.

En la corte tomaba el timon de gobernador el flamenco Adriano de Utrecht, maestro del rey emperador Carlos. Desde este puesto de mando conocio a fondo la realidad eclesiastica de los reinos hispanicos, lo que le sirvio no poco al ser elegido Papa el 9 de enero de 1522. Recibio la noticia de este nombramiento en Vitoria a principio de febrero de 1522.

La estancia de Adriano VI en Espana y su itinerario desde Vitoria hasta Tortosa para embarcarse hacia Roma conocio episodios excepcionales en la historia del pontificado. Se detuvo en Zaragoza, convertida en curia pontificia durante varios meses, del 29 de marzo al 6 de junio de 1522 (3). Fue el palacio de la Aljaferia, el que deslumbro a todas las embajadas y personas que llegaron a prestarle obediencia (4).

Bajo medidas de gran discrecion politica la corte imperial preparaba sus cartas para gestionar en la curia pontificia los graves negocios de politica religiosa y eclesiastica que afectaban al Imperio y a Espana. La razon principal en su favor era que Adriano debia la eleccion al emperador y al embajador del mismo en Roma. A su vez, el Papa y su curia necesitaban el apoyo del emperador, sin que fuese oprimida la libertad pontificia. Baltasar del Rio, nuncio del colegio cardenalicio al nuevo Papa, no tuvo empacho en dedicar al emperador y al Papa el pasaje evangelico <<Pater in me et ego in Patre>>, <<de modo que Vuestra alteza dentro deste santo padre y nuestro santo padre dentro de vuestra cesarea magestad, es>> (5).

En la Aljaferia se habia tratado la provision de varias iglesias hispanicas, por ejemplo la de Pamplona, pero fue la solemne embajada enviada a Roma para dar la obediencia al nuevo Papa la que desvelo el alcance de cada problema. Estaba compuesta por Carlos de Lannoy, noble flamenco, Juan Manuel embajador en Roma y Bartolome de Gatinara, canciller del imperio. El memorial y las instrucciones estaban firmadas en Bruselas el 26 de abril de 1522. Contenian 40 temas, de los que media docena se referian a las provisiones de iglesias Las instrucciones proponian concesiones muy exigentes. Eran las siguientes (6):

3. Las iglesias y monasterios de Castilla y Aragon eran de Patronato real y en las provisiones se debia mencionar dicho Patronato

4. La provision de abadias y priorazgos debia hacerse con presentacion regia, como en tiempo de los reyes Isabel y Fernando

20. Se debia conseguir la gracia del patronato y la presentacion de obispos para la iglesia de Pamplona

24. El rey Fernando habia tenido dificultades con Julio IIpor elpatronadgo de los obispados de Napoles y Sicilia. Se debia buscar un buen asiento para su provision.

25. Se debia conseguir del Papa un Indulto general para proveer las primeras dignidades y beneficios y gratificar a los clerigos de la capilla real.

Tras este gran telon tuvo lugar en el escenario de la curia romana entre el otono de 1522 y el de 1523 la renida negociacion diplomatica en torno a las tres bulas adrianeas sobre el patronato y la presentacion; la primera, referida a la iglesia de Pamplona; la segunda, al derecho sobre la misma iglesia, incluso si ocurriese quedar vacante en la curia romana, y la tercera, a la ampliacion del derecho y privilegio de patronato y presentacion a todas las iglesias de Espana.

Desde este momento y en nuestro estudio interesan tres planos de las bulas: La tramitacion y gestacion de las mismas en la curia romana, el alcance de los privilegios pontificios y el texto critico de los documentos.

La bula <<Dum Inter>>, Roma 1523 mayo 4

Hace anos dedicamos a este tema de Pamplona un estudio extenso, ofrecido a don Jose Goni Gaztambide con motivo de su jubilacion docente, lo que aconseja insistir aqui solo sobre algunos datos mas esenciales (7).

El emperador mostro interes muy subido y singular en conseguir el patronato y la presentacion a esta iglesia a fin de reforzar la retencion del reino de Navarra, cuya conquista habia realizado su abuelo Fernando el Catolico en 1512: Lo escribio sin ambages en las citadas instrucciones
   El Rey Catolico, mi Senor y abuelo, de gloriosa memoria, conquisto
   el Reyno de nauarra, tomando en si la deffension y amparo de
   aquella silla [papal] contra los franceses y otros que ponian en
   ella cisma y asi dignamente se le deuio conceder el dicho
   patronadgo en la iglesia de pamplona, que es en aquel Reyno
   Suplicareys a su St. de mi parte que le placa [sic] declararlo por
   manera que dicho patronadgo quede a nos y a nuestros sucesores
   Reyes de castilla, como lo tenemos en las otras iglesias de
   aquellos Reynos. Que si por dicho respetto es justo que se haga,
   mucho mas se acr[eci]enta la honestidad dello por estar aquella
   iglesia en los confines del Reyno e importar grandemente que no se
   pongan en ella sino personas muy confidentes. En lo qual tendres
   muy reziamente la mano, porque no se ha de dar lugar a otra cosa
   (8).


Ante tales razones, no todas exactas, la curia romana no tenia gran margen para la negociacion. El embajador Juan Manuel se encargo de obtener la bula, en su fondo y forma, solventar los costos economicos y disponer la expedicion de la misma.

Durante el mes de junio de 1523 trato Adriano VI el negocio con el colegio cardenalicio. En el consistorio de 13 de abril propuso el mismo Papa conceder el derecho de patronato (juspatronatus) de Pamplona al emperador, <<quod Cesar sibi concedi instantissime petebat, quia est in loco limitrofo>>.

En el consistorio del 4 de mayo propuso de nuevo dicha concesion, que fue votada unanimemente, pero prometiendo el Papa a los cardenales que no tendria efecto cuando la iglesia quedase vacante in curia romana (9). Esta circunstancia era previsible, ya que estaba encomendada dicha iglesia al cardenal Cesarini.

Esta bula sobre la iglesia de Pamplona tiene su pequena historia (10). No fue redactada, datada, plumbada o sellada por la oficina curial correspondiente, el consistorio y la cancilleria pontificia, sino que fue gestionada a traves de la Camara apostolica, y no por la secretaria ordinaria, sino por un secretario domestico. Los puntos de vista de Martino Giusti merecen todo credito.

La bula original en pergamino de 420 x 687 m/m se halla en el Archivo General de Simancas. A pesar de nuestro especial interes, no tuvimos el gusto de localizarla en los registros del ASV. Lo intentamos en diversas ocasiones y bajo la guia y ayuda superior de los mayores expertos de dicho archivo, Angelo Mercati y Martino Giusti. Su texto no ha sido localizado en los registros vaticanos, como ocurre con otras bulas de privilegio concedidas por el Papa a algunos principes.

El original en pergamino tardo en salir de las dependencias vaticanas, seguramente porque no se garantizaban y ajustaban los pagos. El nuevo embajador duque de Sessa comunicaba a Carlos V el 12 de junio de 1523 que enviaba al tesorero Vargas los resguardos de los costos de dicha bula. Adelantaba el dinero para la expedicion de la misma el banco de los Centurioni, sin que de momento haya sido cuantificado (11).

El breve <<Nuper nos>>, Roma 1523 mayo 28

Continuo la negociacion diplomatica en torno a un aspecto que afectaba muy mucho a los cardenales. Se trataba de la provision de las iglesias poseidas por ellos y que a su muerte quedaban vacantes en la curia romana. El emperador siguio reclamando que la provision de las mismas estuviese sometida al regimen de la presentacion regia. No fue tan dificil conseguirlo para Pamplona, mitra que habia sido concedida al cardenal imperial Cesarini; pero el colegio cardenalicio no se mostro dispuesto a renunciar a todas las iglesias de Espana poseidas y vacantes por muerte de cardenales. Se impuso la intervencion personal del Papa. En efecto, Adriano VI concedio esta gracia a Carlos V con el breve Nuper nos dado en Roma el 28 de mayo de 1523. Se conserva original en el AGS (12). He aqui su contenido. Se hacia constar en la parte narrativa como el Papa con el consentimiento de los cardenales habia concedido al rey emperador la gracia de patronato y presentacion a la mitra de Pamplona, excepto el caso de quedar vacante en la curia romana, como era verosimil que sucediese a la muerte del cardenal Cesarini. Este supuesto hacia peligrar el privilegio concedido, al que el emperador no estaba dispuesto a renunciar. El Papa le concedio una gracia plena para que pudiese presentar a Pamplona, aunque quedase vacante in curia. El problema afectaria mas adelante a otras iglesias vacantes en Roma. De hecho, el desencuentro de 1536 con Paulo III se inicio por la provision de Jaen, a la muerte del cardenal Gabriel Merino, fallecido en la curia romana.

La bula <<Eximiae devotionis affectus>>, Roma 6 de octubre de 1523

Esta es la primera bula, y basica, en la linea del patronato universal de la corona en orden a la presentacion de obispos en Espana. Esta es la bula que reclamaron los Reyes Catolicos y que nunca consiguieron de cinco Papas del renacimiento.

Su concesion es segura, aunque no resulte demasiado clara su tramitacion diplomatica entre ambas cancillerias.

Se deben acentuar dos notas respecto al texto y a la historia del mismo. La primera que fue concedida escasos dias antes del fallecimiento de Adriano VI, dato parecido al que ocurrio con la bula de Julio II en razon de la conquista del reino de Navarra en 1512-1513 (13), y la segunda que no se encuentra este texto en los registros oficiales vaticanos. Esta realidad intrigante recibe cierta iluminacion con el pasaje del embajador micer Miguel Mai, que escribia el 4 de agosto de 1529 al emperador:
   Su alteza me mando que le imbiasse un duplicado de la dispensacion
   para el casamiento de V.mad. que se dio en tiempo del duque de
   sessa y por mal pecado aqui no se halla el registro dello, porque
   este y otros muchos se han perdido. Con la copia que su mad. me
   inbio he hecho hacerle de nuevo y sacar dos copias: una despachada
   por breve y otra, por plomo, para que quede memoria dello aca en
   los registros, y alla, y podra ser que iran con estos (14)


Este pasaje acentua la impresion no de negligencia administrativa de los oficiales, sino de resoluciones pontificias para que no constasen registrados algunos privilegios especiales concedidos a los principes y que podian manchar la memoria del dante.

Es verdad que se hallan copias en otros fondos de dicho archivo (15). La ausencia de registro vaticano se cubre y respalda con la existencia del pergamino original conservado en el Archivo General de Simancas (16). Son diversas las copias que aparecen en otros archivos y fondos (17):

- No es dificil encontrar tambien copias impresas (18).

- No es posible reunir las referencias a la bula en la historiografia, incluso no siendo tan abundantes como podia esperarse. He aqui algunas citas significativas: la conocio y cita Juan de Mariana; percibio su valor y lamento no conocer el texto Hofler, el biografo mejor documentado del Papa Adriano VI. Siguio a este maestro Guido Pasolini que analizo la concesion adrianea (19).

TEXTOS DE LAS DOS BULAS Y DEL BREVE DE ADRIANO VI

01

Adriano VI: Carlos V, rey y emperador Roma 1523 mayo 4

Concesion del privilegio de patronato y presentacion a la iglesia de Pamplona, por estar en lugar limitrofe y convenir que fuese gobernada por una persona de confianza. Con el consentimiento de los cardenales, concede esta gracia para siempre y en todo caso, excepto el de quedar vacante en la curia romana.

[1] ADRIANUS episcopus seruus seruorum dei, carissimo in xristo Carolo Romanorum ac Castelle et Legionis Regi Catholico, in imperatorem electo, salutem et apostolicam benedictionem.

[2] Dum inter nostre mentis arcana debita cosideratione pensamus clare memorie Ferdinandi Castelle et Legionis Regnorum Regis Catholici gesta, que in diuini nominis amorem et ortodoxe fidei defensionem ac barbarorum infidelium persecutionem fecit, ac Maistatis tue constantiam et integritatem eximeque deuotionis affectum, quibus in nostro conspectu semper etiam dum in minoribus constituti eramus claruisti et continue clares dignum quin potius debitum reputamus ut omnia precipue que ad Regnorum tuorum pacem et quietem ac Ciuitatum et terrarum tue ditioni subiectarum conseruationem tendere conspicimus tibi favorabiliter concedamus, et in hiis per que tibi posterisque tuis eiusdem Castelle et Legionis Regibus honor cum augmento diuini cultus accedere possit fauorabiles nos exhibeamus.

[3] Sane cum plurimum tue Maiestatis intersit ut ecclesie Pampilonensi, que unica est in Regno Nauarre, quod ut idem Ferdinandus Rex, auus tuus maternus, tempore quo felicis recordationis Julio Papa II predecessore nostro et santa Romana Eclesia in non paruo tunc rerum discrimine constitutis, cum exercitu quem contra Infideles parauerat opem tulit, licite capere et pro se et successoribus suis perpetuo retinere posset ex ipsius Julii predecessoris decreto licentiam et facultatem habuit, et loco limitropho consistit, persone eidem Maiestati tue et successoribus suis Castelle et Legionis Regibus eorumque statui fideles et que de aliquid contra statum tuum pro tempore attemptando suspecti non sint.

[4] Nos attendentes sedem apostolicam personas ad ecclesiarum Cathedralium et Metropolitanarum regimen asumptas, regimini Ciuitatum presidentibus suspectas, ad obiandum scandalis, etiam inuitas, ad alias ecclesias transferre consueuisse, predecessoresque nostros Romanos Pontifices ex premissis et aliis causis de iure patronatus et presentandi ad eiusmodi ecclesias Cathedrales et Metropolitanas Regibus et Principibus gratiam facere consueuisse, habita super hiis cum venerabilibus fratribus nostris sancte Romane ecclesie Cardinalibus deliberatione matura et de eorum consilio et assensu, teque etiam hoc summo pere cupiente et nobis desuper supplicante, tibi tuisque in dictis Castelle et Legionis Regnis successoribus ius patronatus et presentandi personam ydoneam ad dictam ecclesiam Pampilonensem, dum illam deinceps per cessum vel decessum moderni et pro tempore existentis Episcopi Pampilonensis seu illius Administratoris aut alias quovis modo, preterquam apud sedem apostolicam vacare seu illius Administrattionem cessare contigerit, nobis et successoirbus nostris per nos et sucesores nostros prefatos in Episcopum preficiendam auctoritate apostolica tenore presentium perptuo concedimus et asignamus, decernentes ex nunc elecciones, prefectiones, commendas, uniones, anexiones et aliasquascumque dispositiones de dicta eccesia Pamplilonensi pro tempore preterquam apun sedem predictam, ut prefertur, vacante aliter quam de persona per te et successores tuos presentata, etiam per nos vel pro tempore existetem Romanum Pontificem quomodolibet factas nullius aliter interpretandi et iudicandi facultate et auctoritate, sententiari et deffiniri debere, Irritum quoque et inane quicquid secus super hiis a quoquam quauis auctoritate scienter vel ignoranter contigerit attemptari.

[5] Non obstantibus quibusuis de ecclesiis predictis per nos et sedem predictam pro tempore factis reseruationibus seu affectionibus, specialibus vel generalibus necnon Cancellarie apostolice regulis pro tempore editis et quibusuis aliis Constitutionibus et ordnationibus apostolicis, presertim iuripatronatus, quod non ex fundatione vel dotatione existit derogantibus aut in posterum derogaturis, necnon dicte ecclesie Pampilonensis iuramento confirmatione apostolica vel quavis firmitate roboratis statutis et consuetudinibus, priuilegiis quoque ac indultis et litteris apostolicis eidem ecclesie Pampilonensi sub quibuscumque tenoribus et formis forsan concessis et confirmatis, quibus illorum tenores ac si de verbo ad verbum presentibus insererentur pro sufficienter expressis et insertis habentes illis alias in suo robore permansuris hac vice duntaxat specialiter et expresse derogamus, ceterisque contrariis quibucumque.

[6] Sic igiur in nostra et dicte sedis deuotione persistas ut ad alia tibi fauorabiliter concedenda per que Maistati tue bonorum accrescat merito induci valeamus.

[7] Nulli ergo omnino hominum liceat hanc paginam nostre concessionis, assignationis, decreti et derogationis infringere vel ei aussu temerario contraire.

[8] Si quis autem attemptare presumpserir, indignaionem omnipotentis dei et beatorum Petri et Pauli Apostolorum eius se nouerit incursurum.

[9] Datum Rome apud sanctum petrum Anno Incarnationis dominice Millessimo quingentessimo uicessimo tertio, Quarto Nonas Maii, Pontificatus nostri Anno Primo. T. Hezius [En el pliegue: A. Del Castillo].

[Verso: R(egistra)ta apud me T Hezium.]

[De otra mano: 1523 Adriano. Ius patronatus en la iglesia de Pamplona per papam adrianum concessum carolo imperatori Regi castelle et sucessoribus anno MDXXIII

Esta dentro un breue sobre lo mismo para que aunque vaque en Roma. Ano 1523a

AGs PR 38-34

02

Adriano VI: Carlos V, rey de Espana y emperador

Roma 1523 mayo 28

Breve que contiene un resumen de la bula anterior <<Dum inter>>, con la que el Papa concedia al rey y emperador el derecho de patronato y presentacion a la iglesia de Pamplona. El Papa concede en este breve que la bula tenga validez incluso cuando, como era verosimil, dicha iglesia quedase vacante en la curia romana, donde residia el cardenal.

[01] ADRIANUS PAPA VI

[02] Charissime in christo fili noster, salutem et apostolicam benedictionem.

[03] Nuper nos, nonnullis rationabilibus de causis animum nostrum mouentibus, habita tamen prius super hoc cum venerabilibus fratribus nostris S.R.E. Cardinalibus matura deliberatione et de eorum consilio et assensu, Maiestati tue tuisque in Castelle et Legionis Regnis successoribus ius patronatus ad ecclesiam Pampilonensem, dum illam deinceps per cessum vel recessum moderni et pro tempore existentis episcopi Pampilonensis seu illius administratoris aut alias quouismodo, preterquam apud sedem apostolicam vacare seu illius administrationem cessare contigerit, nobis et successoribus nostris presentandi personam idoneam per nos et successores nostros prefatos in episcopum preficendam auctoritate apostolica perpetuo concessimus et asignamus, decernens electiones et prefectiones de dicta ecclesia pro tempore, preterquam apud sedem predictam vacante aliter quam de persona per te et successores tuos prefatos presentata, etiam per nos et pro tempore existentem Romanum Pontificem quomodolibet factas nullius roboris vel momenti existere, prout in nostris litteris sub bulla aurea at alias confectis, quarum tenores ac si de verbo ad verbum inserirentur presentibus haberi volumus pro expresis, plenius contineur.

[04] Cum autem dilectus filius noster Alexander, sanctorum sergii et bachi diaconus Cardinalis de cesarinis, cui ecclesia impresentiarum commendata existit, ex hac alma urbe nostra in qua Romana curia ordnarie residet oriundus et in ea natus sit proptereaque verisimile sit ecclesie vacationem seu administrationis cessationem in Romana curia futurum esse, que ibi interueniente, si dictam ecclesiam rursus per nos vel successorem nostrum iuxta formam dictarum litterarum et absque tua seu successoris tui presentatione alii vel aliis personis etiam forte in dicta curia residenti commendari seu de ea prouideri contingeret, Maiestas tua et successores tui dictae gratiae per nos tibi factae usu in tempus longissimum frustrari facile posset, Nos tibi et successoribus tuis ut etiam si dictam ecclesiam apud hanc sedem per cessum vel decessum dicti Alexandri Cardinalis seu quaui alia causa ex persona eius primo vacare seu eius commendam cessare contigerit, tu et successores tui prefati huiusmodi vacatione apud dictam sedem non obstante pro hac prima uice dumtaxat personam ydoneam per nos seu successores nostros in episopum Pampilonensem praeficiendam nobis et successoribus nostris prefatis presentare valeatis, dictis litteris alias in suo robore permansuris concedimus per presentes, ac irritum et inane quicquid secus attemptari contigerit decernimus et declaramus.

[05] Non obstantibus constitutionibus et ordinationibus apostolicis ac omnibus illiis quae in dictis litteris voluimus non obstare. Caeterisque contrariis quibucumque.

[06] Datum Rome, apud sanctum petrum sub annulo piscatoris die XXVIIIa Maii MDXXIIIo, Pontificatus nostri Anno Primo. T. Hezius

[Verso:] Charissimo in christo filio nostro Carolo Romanorum et Hispaniaum Regi Catolico in Imperatorem electo.

[De otras manos: Aunque vaque en Roma, Pamplona la presentan los Reyes de Espana]. Ecclesia pampilonensis, para que, aunque vaque en Roma, la prouean los Reyes de Espana. Ano 1523. Sacada.

AGS PR 38-35

[03]

Adriano VI: Carlos V, rey y Juana, reina de Castilla, Leon y Aragon

Roma 6 septiembre 1523

Primera bula esencial por la que el Papa confirmaba a Carlos rey y a la reina Juana, las gracias obtenidas de su predecesores y les concedia el derecho perpetuo de patronato y presentacion a todas las iglesias catedrales y a todos los monasterios consistoriales de Castilla, Leon, Aragon, Valencia y Cataluna y otros reinos de Espana. La concesion gozaba de plena validez, como si hubiera sido dada en el consistorio de los cardenales y poseia la misma naturaleza y vigor que el patronato nacido por fundacion y dotacion regia, no obstante cualquier ley en contrario.

[1] ADRIANUS Episcopus, Seruus seruorum dei, Carissimo in xristo filio Carolo Regi et Carissime in xristo filie Johanne Regine Castelle et Legionis ac Aragonum Catholicis, salutem et apostolicam benedictionem.

[2] Eximie deuotionis affectus, quem ad nos et Romanam ecclesiam geritis ac vestri predecessores geserunt indefessique labores et quasi intollerabiles expense quos pro expugnatione infidelium et propagatione xristi fidei indessinenter sustinetis vestrique predecessores sustinuerunt promerentur ut vestro successorumque vestrorum honori consulamus.

[3] Hinc est quod nos quascumque concessiones iuris patronatus et presentandi personas ydoneas ad ecclesias Metropolitanas et alias cathedrales ac Monasteria quecumque consistentia vobis vestrisque successoribus quomodolibet factas et quarumcumque litterarum apostolicarum desuper quomodolibet confectarum tenores necnon alia quecunque ad validitatem et efficatiam presentium quomodolibet necessaria et oportuna presentibus pro sufficienter expressis ac de verbo ad verbum insertis habentes, Motu proprio et ex certa nostra scientia ac de apostolice potestatis plenitudine aucthoritate apostolica tenore presentium concessiones ac litteras predictass et in eis contenta quecumque approbamus et confirmamus ac de nouo facimus supplemusque omnes et singulos tam iuris quam facto defectus, si qui forsan interuenerint in eisdem, illaque perpetue firmitatis robur obtinere et inuiolabiliter obseruari debere decernimus,

[4] Ac vobis vestrisque sucessoribus Castelle et Legionis ac Aragonum Regibus pro tempore existentibus, etiam ubi vobis ius presentandi vel nominandi non competit, in perpetuum ius patronatus et presentandi personas ydoneas ad omnes et singulas Metropolitanas et alias Cathedrales ecclesias necnon Monasteria quecumque Consistorialia in Castelle et Legionis ac Aragonum et Valenie nec non Cathalonie ceterisque Hispaniarum Regnis et dominiis consistentes et consistentia, dum illa et illas deinceps perpetuis futuris temporibus per cessum vel decessum modernorum et pro tempore existentium illorum vel illorum archiepiscoporum, episcoporum et abbatum, etiam si sancte Romane ecclesie Cardinales fuerint, seu ecclesiarum vel Monasteriorum huiusmodi administrationibus aut comendis cessantibus siue translationem aut aliis quibusuis modis et ex quorumcunque personis preter quam apud sedem apostolicam vacaturas et vacatura, eisdem scientia et potestatis plenitudine reseruamus et concedimus, decernentes ius patronatus et presentandi huiusmodi illius omnino nature et vigoris existere cuius ius patronatus Regum ex fundatione et dotatione existit, uniones et dispositiones tam de vacantibus quam de vacaturis, etiam per viam accessus et regressus vel alias quomodolibet etiam de consensu illas vel illa pro tempore obtinentium de ecclesiis et Monasteriis predictis absque presentatione aut expresso consensu vestris aut dictorum successorum vestrorum per nos aut Romanos Pontifices successores nostros et sedem predictam quomodolibet de cetero faciendas aut pro tempore factas.

[5] Et quascunque litteras apostolicas, desuper quomodolibet pro tempore confectas etiam quascumque derogationes quorumuis iurium presentandi seu nominandi, etiam cum quibusuis efficacissimis et plenissimis clausulis in se continentes nullius roboris vel momenti existere, vosque ac dictos successores vestros seu vestrum aliquem illis nullatenus parere debere et ob non paritionem huiusmodi aliquas etiam in eisdem litteris contentas censuras et penas nullatenus incurrere posse, ac presentes litteras et in eis contentas quecunque valere plenamque roboris firmitatem obtinere ac perpetuo inuiolabiliter obserueri debere in omnibus et per omnia, perinde ac si de unanimi omnium cardinalium consilio et consensu Consistorialiter, ut moris est, seruatis quibuscunque seruandis, prestitis emanassent et quecunque ad illorum validitatem, eficatiam et perpetuitatem quomodolibet requisita formaliter et indiuidue nichil omnino interuenissent ac obseruata et facta fuissent.

[6] Et sic per quoscunque tam ordinaria quam delegata et mixta auctoritates fungentes iudices et personas, ubique iudicari, cogosci atque decidi debere, sublata eis et eorum cuilibet quauis aliter iudicandi, cognoscendi et decidendi facultate, necnon irritum et inane quicquid secus super hiis a quoquam, quauis auctoritate, scienter vel ignoranter contigerit attemptari, perpetuo decernimus.

[7] Non obstantibus ultimi lateranensis et aliorum quorumcumque conciliorum necnon quibusuis ecclesiis et Monasteriis predictis per nos et sedem predictam pro tempore factis reseruationibus seu affectionibus, specialibus vel generalibus, necnon Cancellarie apostolice Regulis, pro tempore editis et edendis et quibusuis aliis apostolicis ac prouincialibus et synodalibus Constitutionibus et ordinationibus ac ecclesiarum et Monasteriorum huiusmodi, etiam iuramento, confirmatione apostolica vel quavis firmitate alia roboratis, statutis et consuetudinibus, preuilegiis quoque indultis et litteris apostolicis, etiam motu proprio et ex certa sientia ac de apostolice potestatis plenitudine et Consistorialiter et cum quibusuis irritatiuis, anullatiuis, declaratiuis. mentis attestatiuis ac derogatoriarum derogatoriis aliisque efficatioribus, efficacissimis et insolitis clasulis per quoscumque Romanos Pontifices predeccessores et succesores nostros ac nos et sedem predictam quomodolibet, etiam pluries concessis et confirmatis, ac concedendis et confirmandis, quibus etiam si pro illorum sufficienti derogatione de illis eorumque totis tenoribus specialis et indiuidua ac de verbo ad verbum, non autem per clausulas generales idem importantes mentio seu queuis alia expressio habenda aut exquisita forma seruanda foret, et in eis caueatur expresse quod illis nullatenus derogare possit, illorum omnium tenores presentibus pro sufficienter expressis ac de verbo ad verbum insertis, necnon modos et formas ad id seruandos pro indiuiduo seruati habentes hac vice duntaxat illis alias in suo robore permansuris harum serie specialiter et expresse derogamus, ceterisque contrariis quibucumque.

[8] Sic igitur in nostra et dicte sedis deuotione persistatis ut ad vobis fauorabiliter concedenda perque vobis et eisdem successoribus vestris honor accrescat merito induci valeamus.

[9] Nulli ergo omnino hominum liceat hanc paginam nostre approbationis, confirmationis, reseruationis, concessionis voluntatis et decreti infringere vel etiam ausu temerario contraire.

Si quis autem hoc attemptare presumpserirt, indignationem omnipotentis dei ac beatorum Petri et Pauli apostolorum eius se noverit incursurum.

[10] Datum Rome apud sanctum Petrum anno incarnationis dominice millessimo quingentessimo vigessimo tertio, Octauo Idus Septembris, pontificatus nostri Anno Secundo. Evangelista. Visa W. de Enckenvoirt. [En el pliegue: A. de Castillo.] [De otra mano: 6 7bris.]

[Verso:] Rta. apud me Evangelistam [De otras manos: Bulla para su Mad de poder presentar yglesias y otras (borro beneficios) abadias y dignidades de Espana concedida por el papa adriano ano de MDXXIII.

Bulla del papa adriano dada el ano I u DXXIII en que concede al emperador don Carlos de Espana y a sus succesores la presentacion de iglesias metropolitanas e catedrales e monesterios y abadias consistoriales de los Reinos de Castilla y Leon, Aragon, Catalunya y Valencia y de los demas Reynos e senorios suyos. / XXXVI Sacada

Sello de plomo con hilos de seda, rojos y amarillos. Anverso: Imagenes de san Pedro y san Pablo. Reverso: ADRI /ANUS / .PP.VI. AGs PR 38-36.

Las bulas del papa Clemente VII (1523-1534)

Durante el decenio largo del pontificado del Papa Medici adquirio intensidad la historia de la cristiandad y de Europa, hecho que se refleja en la documentacion guardada en los archivos. Las diversas estancias y secciones del Archivo Vaticano, de Viena, Bruselas, Paris y Simancas crecieron con fuerza abrumadora, aun miradas desde una vision particular y concreta, como la provision y reforma del episcopado (20). Es obvio que en este estudio no podremos mas que aludir a esa rica documentacion.

Etapas en las relaciones entre el Papa y el rey emperador

El 18 de noviembre de 1523 comunicaba al emperador el duque de Sessa, su embajador en Roma, que habia sido elegido Papa el cardenal Medici <<con el calor y nombre de Vuestra Majestad, que puede tanto que de las piedras convierte hijos de obediencia>> ... <<de manera que VMt. se puede contar senor de lo espiritual y temporal>> ... aunque convenia escribir a los cardenales <<y a los mas senalados se les ponga mejor tinta>>. Asi se expresaba el fino diplomatico con halago y diplomacia (21).

Sobre el recien elegido recayo con prisa la organizacion de su casa y de la curia pontificia porque se abalanzaban sobre ella los problemas de la Iglesia y de la cristiandad. Unos de profunda historia interna, como la reforma luterana y la reforma catolica, otros de calado politico y social como la invasion turca y la permanente guerra intestina entre los principes cristianos de Espana y de Francia y sus adheridos, con la implicacion de los senores italianos y de los estados pontificios. Resulta dificil pensar en una situacion mas tensa y penosa para la Iglesia y la sociedad europea occidental que los anos iniciales del pontificado del Papa Medici (1524-1529) con la guerra de Milan y la batalla de Pavia, el sacco di Roma y la cautividad del Papa, y los fenomenos de la rebelion luterana y del persistente peligro otomano. Parece que algunos tratadistas sobreponen dos historias, la externa, oficial y diplomatica, y la interna, personal e institucional, priorizando la primera y orillando la segunda (22).

Volviendo a lo concreto, se podran numerar y citar con otros muchos matices, pero el cuadro de relaciones entre Clemente VII y el rey emperador paso por tres momentos o fases bien documentadas.

Fase de empatia inicial (fin de 1523-1524)

Se demuestra en la abundante correspondencia, sobre todo la privada y personal, siempre autografa. Fue notorio el envio de nuncios experimentados y de legados de alto rango como el cardenal Salviati y el noble Baltasar Castiglione.

En materia de provisiones episcopales sobresalen estos aspectos:

- confirmacion global de todos los privilegios concedidos a la corona;

- aprobacion respetuosa y de hecho por Clemente VII de la bula de Adriano VI sobre patronato universal para todas las iglesias de Espana;

- nombramiento de obispos conforme se iban presentando las vacantes;

- aumento del fiscalismo pontificio en forma de pensiones sobre los obispados para recompensar a los cardenales y personas curiales;

- el ejercicio del fiscalismo pontificio sobre el clero hispanico.

Entraba en la diplomacia del tiempo que los principes en cada nuevo pontificado pudiesen elevar una peticion para que el Papa les confirmase todos los privilegios concedidos a su corona. Asi lo hacia Margarita de Austria desde Bruselas, aconsejando a su sobrino Carlos que hiciese lo mismo para sus reinos de Espana. Le escribia el 21 de febrero de 1524:
   El duque de Sessa y el preboste de Kassel le escribian desde Roma
   que era mas facil dirigirse al Papa actual que al finado, y lo
   mismo escribia el virrey de Napoles. Le aconsejaba, por tanto, que
   requiriese la confirmacion de todos los privilegios gracias e
   indultos y que mirase si podia cobrar algun obispado de aqui, para
   lo que ella reuniria las memorias posibles para que hiciesen
   fuerza, <<car de plus en plus vous en votre jurisdiction et vos
   subjetz en leur droits et coustumes estez travailliez des
   Diocessains et des Abbez et gens d'eglise, qui se joindrent avec
   Eulx plus que jamais>> (23).


El despacho del embajador Sessa de 14 de abril de 1524 ilumina no poco el estado de la cuestion:

La copia de la bulla que saque en tiempo del papa adriano sobre el Iuspatronadgo de las iglesias e otros beneficios de sus Reynos e enviado duplicada a V.Mt. y dicho lo que despues sobre ella ha subcedido, sera necesario que V.Mt. haya la prouision que tengo pedida y que quiera que se lleue adelante y lo muestre al papa sugund conviene, porque en el proveer del obispado de Mondonedo se han ydo detiniendo hasta ver lo que V.Mt. responde, que estos cardenales dificultan quanto pueden y Su St. con esta color temporiza. Pero en lo desta iglesia ya se acabara como se hizo en la de Toledo. La bulla no es de perder, segun los mas en ello saben (24).

Fase de distanciamiento y ruptura (1525-29)

Es imprescindible seguir cada paso de la Liga y de sus resultados en el Milanesado, con la batalla de Pavia y el Sacco di Roma. Deslizandose hacia la Liga, Clemente vil se embarco en una gran aventura que afecto a las relaciones personales y politicas con el emperador.

En materia de provisiones episcopales deben analizarse tres aspectos:

- el estancamiento en las provisiones de las iglesias vacantes;

- la resistencia teorica y practica a la bula de Adriano VI;

- la revocacion de la bula de Adriano VI.

El cambio de orientacion en la Liga, a la que se adhirio el Papa Medici, produjo el distanciamiento entre el Papa y el emperador y afecto a la bula concedida por Adriano VI. El obispo de Alguer agradecia al emperador la iglesia de Mondonedo y le comunicaba desde Roma el 8 de mayo de 1524:
   Ya por otras cartas tengo escrito a V.Mg. avisando como el Papa
   propuso en consistorio la provision desta iglesia a presentacion de
   V.Mg para mi; el Colegio, diciendo que Papa Adriano, de felice
   recordacion, no debio dar a V.Mg. este patronazgo de las iglesias
   de Espana e monesterios consistoriales sin consentimiento del
   Colegio e que nunca supieron nada e asi contradixeron la provision
   e presentacion de esta iglesia de Mondonedo, de que me ha fecho
   merced V.Mg, e que no consentiran que ninguna iglesia sea promovida
   e proveyda a presentacion de V.Mg., bien que son contentos, segun
   dizen, que solo la iglesia de Toledo sea de patronazgo e no otra, e
   estan arrepentidos porque se despacho Toledo e las otras iglesias.
   E despues desto, el duque de Sessa torno a suplicar al Papa a
   presentacion deV.Mg me proveyese de esta igleisia de Mondonedo.
   Respondio que fasta ver la respuesta de V.Mg. que mandava, que no
   se podria fazer nada, que el Colegio no consentira e estava presto
   de no consentir en esta concesion de patronazgo que a V.Mg. se avia
   fecho (25).


En un extenso despacho del embajador duque de Sessa, resumiendo el estado de la cuestion en 27 de noviembre de 1524 escribia:
   Muchas vezes tengo scripto a V.M. sobre lo de la bula que concedio
   Papa Adriano de Juspatronadgo para que se tomase asiento en ella y
   aquello torno a decir de presente, que no adrecandose agora,
   adelante seria dificultoso por estar los cadenales tan altos como
   V.M. me ha dicho y los despachos que se hazen de los obispados van
   por camara y no por cancilleria por no prestar ellos su
   consentimiento, de manera que asy en esto como en lo de las Abadias
   y benificios consystoriales podria aver inconveniente, y la dicha
   bulla es tan sustancial que no convenia ponerla en aventura.
   Largamente tengo avisado a V.M. en este articulo mandar proveer
   segund mejor vera que conviene a su imperial servicio (26).


La revocacion de la bula del Papa Adriano VI

La tension entre la curia pontificia y la cancilleria del emperador crecio en 1527 con la marcha del ejercito imperial sobre Roma y mas aun con el Sacco di Roma en 6 de mayo de 1527. El Papa y el Colegio de cardenales fueron tomando las medidas posibles para su defensa. Entre otras se despojo al emperador de las gracias y privilegios en materias religiosas y eclesiasticas. Asi se produjo la revocacion de la bula de Adriano sobre el patronato y presentacion de todas las iglesias de sus reinos hispanicos. He aqui el texto muy poco difundido y conocido:
   Rome die mercurii 3 aprilis 1527fuit Consistorium. Sanctissimus
   Dominus Noster de consensu reuerendissimorum Dominorum et consilio
   decrevit quod de cetero non dentur Pensiones super Ecclesiis etc et
   etiam cum declaratione quod Ecclesie ispaniarum ad presentationem
   Regis neque Cesaris, sed ad supplicationem expediantur, quando Rex
   supplicaverit, et si aliter hucusque expedite fuerint, per errorem
   non autem ex commissione Summi Pontificis, neque de consensu
   Reuerendissimorum Dominorum. Et mandavit cessare bullam felicis
   recordationis Adriani Pape Viper quam fuit concessum Iuspatronatus
   Regi quoad omnes Ecclesias et Monasteria Regnorum Hispaniarum, cum
   declaratione quod si reperiuntur Bulle alique expedite super
   prouissionibus Eclesiarum ad presentationem et nominationem ipsius
   Cesaris, quod propterea nullum ius censeatur ei adquisitum quoad
   hoc, ut dicatur conseruatus in possessionem seu quasi
   iurispatronatus [et] presentandi sed et declarentur ille
   presentationes et nominationes nulliter facte et de facto, et ex
   eis nullum ius quesitum fuisse Cesari, et latissime fiat (27).


El problema no fue olvidado, sino agrandado durante la tragedia del Sacco. Poco mas tarde aparece con fuerza en la documentacion. He aqui las pruebas:
   El embajador micer Mai comuniaba a Carlos V, Roma 1529 marzo 6: El
   emperador habia suplicado para Burgos y Coria, mas los cardenales
   no consentian que dijese a presentacion porque estos Reverendisimos
   no quieren tener paciencia con la bulla de Adriano y remitieronlo
   al Papa, el qual me hizo llamar ante Monte y Sancti Quatro y Santa
   Cruz y habian de ser en la Congregacion Rodolphi y Medices (sic) y
   dixome Sancti Quatro de parte de su Santidat que por ser la primera
   cosa que yo havia procurado que era contento que se pasase como la
   Toledo y Camora y otras y que dixese a presentacion, pero que me
   mostrasse un decreto que dias hara hizieron, el qual me mostraron y
   dezia que no se hiciesse mas y cassaban la bulla de Adriano y que
   ninguna cosa hecha fuesse traida en consequencia desto ... y le dise
   que les queria decir solo dos cossas, la una en hecho y la otra en
   derecho La primera era que me maravillaba de tanta prudencia como
   la dellos que diciendo que dessean tanto asentar el mundo, vayan
   buscando agora estas novedades y diferencias, como les seria mejor
   allanar las que ya son entabladas, y que quando el papa staria
   conforme con V.mag. cesarea los dos lo compondrian, y que era
   affrenta dezir que reuoquan la bulla de Adriano, quedando en pie la
   que tienen concordada con Francia. La segunda, les dixe que me
   marvillava de sus Senorias, siendo letrados y personas de
   experiencia, que hiciesen un tal decreto y declaracion sin llamar
   la parte y que de drecho bien saben que se debe hazer, y que pies
   se ha de usar con cada capatero que se ha de usar con V.Mg., que es
   ayre todo lo que dicen, que la bulla es verdadera y despachada en
   forma de Cancelleria, y que V.Mg. esta en posession della, y hasta
   que juridicamente lo declaren que no se ha de hazer otra cosa, y
   que a no hazerlo juridicamente no se les sufrira, y que yo tenia
   otras cosas que despachar que tambien batiria en esto, que les
   pidia por merced le despachasen porque no se puede sufrir otra cosa
   y que la bulla no nos dava tanto como ellos pensaban, y muchas
   cosas a este proposito, hasta que el cardenal de santa Cruz me dixo
   que abastava lo dicho, y assi les agradeci la de Burgos y Coria que
   van a presentacion y nominacion y ahun dixe que en eso a perjuzio
   de V.Mg., pero que lo sufrimos por haberse hallado ya este medio.
   El cardenal de Monte luego parece que adhirio conmigo. El Sancti
   Quatro dixo que lo hablaria al Papa y assi lo hare yo en stando
   sano (28).


En mensaje de 15 de agosto de 1529 comunicaba el embajador que el Papa estaba <<harto bien dispuesto y facil>> en lo de la bula de Adriano (29). El secretario de la embajada Juan Perez enviaba con frecuencia en 1529 noticias sobre el tema, diciendo en resumen que Clemente VII no queria expedir las bulas de nombramiento de obispos ad presentationem, sino ad supplicationem, por la presion del colegio cardenalicio. Lo que no convenia, <<porque una vez se hiziese a voluntad del Colegio, que es el que eso procura, siempre querrian lo mismo>> (30):
   El 27 de noviembre 1529 los embajadores Praet-Mai comunicaban al
   emperador <<que haviendo concertado con el Papa lo de la
   confirmacion de la bulla de Adriano y prevenidos los cardenales, ha
   parecido al cardenal de Osma y a don Pedro sobreseer en ello por lo
   del Concilio, que todavia se porna la diligencia que convinyere>>.


El 2 de diciembre le comunicaban <<que todavia se pone dificultad en la ampliacion de la bula de Adriano para Sicilia, aunque su St le da grandes esperanzas (31). Pero si no se le concede pronto esta determinado sacar la confirmacion como se concerto en Bologna y porfiar despues por lo demas>> <<Lo que nos importa es la confirmacion de la bulla de Adriano y lo del indulto y lo del memorial de las cosas de Espana y en esas se entiende siempre a la sazon y tiempo conveniente, porque asi se han de hazer la cosas que no las dan de buena gana>> (32).

Bula <<Etsi ea>>, Bolonia 1530 marzo 13

Se le dio esa data, que conservo despues de su prolongada gestacion. Consta que en los meses siguientes se fue redactando y matizando el texto definitivo, cada concepto y cada palabra.

El 4 de diciembre de 1531 estaban dispuestos a conceder la bula pero sin la ampliacion a Sicilia y Cerdena. Finalmente el 20 de diciembre de 1531 el embajador Mai anunciaba al secretario imperial Cobos <<el despacho de la confirmacion de la bulla de Adriano, que envia>> ... <<Pensaba enviarla con Gambaro y no se si sera posible que me hazen perder la paciencia con las nuevas difficultades que ponen cada hora, porque les toca al vivo y salleles del alma, pero ya esta en seguro e ira muy pronto>> (33).

He aqui los soportes documentales de la bula de Clemente vil:

1. En el Asv:

a) signatura interna: Ex libro 4[grados] secretorum fol. 151

b) signatura externa: Reg. Vat. 1440 fol. antiguo 181v-183r y nuevo fol. 137v-139r

c) Nunz. di Spagna 8 p. 231r-232v

d) Nunz. di Spagna 8 p. 246v-249r

2. En el AGs:

e) AGs PR 38-37 Bula original perg, sello plomo ...

f) Copia con data 11 enero 1530

g) AGs PR 38-38 copia simple

h) Copia enviada a Navarra en 1604

04

Clemente VII: Carlos V, rey y emperador

Bologna 1530 enero 11

Aunque fuesen firmes, le renueva las gracias concedidas por sus antecesores. Anade el privilegio de patronato y presentacion a todas las iglesias catedrales y abadias consistoriales, que le habia concedido Adriano VI. Afirma que concede la gracia con el consentimiento unanime de los cardenales. Explica la naturaleza y vigor de este patronato y su alcance. No obstante las posibles reservas interpuestas por el Papa.

[1] CLEMENS EPISCOPUS SERUUS SERUORUM DEI AD PERPETUAM REI MEMORIAM.

[2] Et si ea que per Romanos Pontifices, presertim catholicis Regibus ob eorum erga catholicam fidem preclara facinora pro eorum et successorum suorum decore et honoris incremento concessa fuisse dicuntur, plenam obtineant roboris firmitatem, illis tamen quandoque robur nostre approbationis et innouationis adicimus ut eo firmius illibata persistant quo sepius fuerint apostolico presidio communita, eaque etiam de nouo eisdem Regibus concedimus ut ipsi in eorum solita deuotione erga sedem apostolicam et sanctam ecclesiam eorum matrem feruentius perseuerent, prout in domino conspicimus salubriter expedire.

[3] Sane enim diuersi Romani Pontifices predecessores nostri antiquis et modernis temporirus tam clare memorie ferdinando Regi et Helisabethe Regine ac aliis Castelle et Legionis ac Aragonum regnorum Regibus eorum preccessoribus nec non Charissimo in xristo filio nostro Carolo quinto imperatori semper augusto, dictorum Regnorum Regi Caholico eiusque in dictis Regnis successoribus jus patronatus et presentandi personas idoneas ad Cathedrales et Metropolitanas ecclesias ac quecumque Monasteria Consistorialia pro tempore quouis modo vacantes et vacantia tam motu proprio quam certa scientia ac potestatis plenitudine retinere illarum fundationis ac recuperationis earumdem de manibus Infidelium ac ex diuersis aliis causis per diuersa eorum litteras concesserint, prout in illis plenius continetur.

[4] Nos animo reuoluentes que hiis calamitosis temporibus et quam preclara et salubria Carolus ipse Imperator gesserit, qui hiis procellis quibus omnia erant inuoluta novus quasi sydus affulsit, nec enim in Italiam se contulit ea quidem mente ut Corona Infulisque Imperialibus a nos insigneretur, sed ut Italie languenti et afflicte ac per tot annos bello, fame, peste laboranti opem ferret, toti denique xristiane Reipublice ob inmensum Turcarum apparatum maximo in discrimine versanti, suis omnibus et viribus et copiis consuleret.

Quapropter ipsum dignissimum iudicamus quecumque per predeccessores nostros eidem Carolo eiusque maioribus eorumque successoribus concessa et largita fuerunt, ea approbare, innouare ac apostolice sedis robore stabilire.

[5] Habita igitur super hiis cum venerabilibus fratribus nostris Sancte Romane ecclesie Cardinalibus matura deliberatione et de eorum consilio ac unanimi consensu singulas litteras predictas, quarum tenores haberi volumus pro expressis, cum concessione iuris patronatus et presentandi personas idoneas ad Cathedrales et Metropolitanas ecclesias necnon quecumque Monasteria consistorialia in predictis Regnis consistentia ac omnibus et singulis aliis in eis contentis clausulis auctoritate apostolica tenore presentium approbamuss, innovamus et confirmamus ac presentis scripti patrocinio conmunimus, illaque perpetue firmitatis robur obtinere ac inuiolabiliter obseruari debere decernimus.

[6] Necnon potiori pro cautela ius patronatus et presentandi personas idoneas ad Cathedrales et Metropolitanas ecclesias ac quecumque Monasteria consistorialia in Castelle et Legionis ac Aragonum et Valentie necnon Cathalonie ceterisque Hispaniarum Regnis et dominiis respetiue consistentes et consistentia, quotiens ille et illa quouis modo et ex quacumque etiam eorumdem Cardinalium personis, cum per obitum in Romana Curia pro tempore vacare contigerit, preterquam quoad illa monasteria in quibus de nouo eodem Carolo Imperatori suisque successoribus ius patronatus conceditur, videlicet eo in casu in quo in dicta Curia vacare contigerit, de simili consilio et assensu de nouo concedimus, decernentes ius patronatus et presentandi huiusmodi iuris censeri debere cuius iuspatronatus ex fundatione et dotatione Regum existit, ac reseruationes, affectiones, uniones et mandata de ecclesiis et Monasteriis huiusmodi per Romanos Pontifices pro tempore existentes ac nos quoad impediendum Carolum Imperatorem ac sucesores suos prefatos quominus ipsi iure patronatus et presentandi huismodi uti et personas idoneas ad ecclesias et Monasteria ipsa pro tempore vacantia presentare possint nullatenus se extendere, sed illa inualida penitus existere ac irritum et inane si secus super hiis a quoquam quavis auctoritate, etiam apostolica, etiam per nos, scienter vel ignoranter, contigerit attemptari.

[7] Non obstantibus quibusuis de ecclesiis Cathedralibus et Metropolitanis ac Monasteriis Consistorialibus huiusmodi per nos et sedem predictam pro tempore factis reseruationibus seu affectionibus, specialibus vel generalibus, necnon Cancellarie apostolice regulis et pro tempore edendis ac quibusuis aliis constitutionibus et ordinationibus apostolicis ac ecclesirum et Monasteriorum huiusmodi statutis et consuetudinibus iuramento confirmatione apostolica vel quavis firmitate alia roboratis priuilegiis queque indultis et litteris apostolicis per eosdem predeccessores concessis et decretis per illos et nos super reuocatione iuris patronatus et presentandi ad ecclesias et Consistorialia Monasteria et alia quecumque beneficia hactenus etiam de eorumdem fratrum consilio et unanimi consensu factis et emanatis, quasuis clausulas in se continentes, quibus etiam si pro illorum sufficienti derogatione de illis eorumque totis tenoribus specialis, specifica, individua ac de verbo ad verbum, non autem per generales clausulas id importantes mentio seu queuis alia expressio habenda aut aliqua alia exquisita forma seruanda essent illorum tenores presentibus pro expressis et insertis habentes illis alias in suo robore permansuris hac vice dumtaxat specialiter et expresse derogamus, ceterisqe contrariis quibuscumque.

[8] Nulli ergo omnino hominum liceat hanc paginam nostre approbationis, innouationis, confirmationis, communionis, decreti, concessionis et derogationis infringere vel ei ausu temerario contraire.

[9] Si quis autem hoc attemptare presumpserit, indignationem Omnipotentis dei et beatorum Petri et Pauli Apostolorum ejus se nouerit incursurum.

[10] Datum Bononie, Anno Incarnationis dominice millessimo quingentessimo vigessimo nono, tertio Idus januarii, Pontificatus nostri Anno Septimo. B. Motta.

[Verso]: R[gistra]ta de Cesis.

[De otras manos:] Bula del papa Clemente ano MD vicesimo nono, en que confirma al emperador y sucesores las concesiones dadas por otros pontifices el ius presentandi personas ydoneas ad ecclesias metropolitanas y catedrales y abadias cosistoriales de castilla, aragon, y cataluna y valencia y en todos los Regnos y senorios de su Mt. Clemente 8[grados] (sic) 1529, 3.XXXVHI, sacada

ASV. Reg Vat. 1440 ff 137v-139r [Original en: AGS PR 38-37]

LA BULA DEL PAPA PAULO III (1536)

La basilica de san Pedro y el palacio pontificio podian mostrar sus esplendidos rostros renacentistas. No asi la jerarquia y sus instituciones, como el mismo pontificado, el estado pontificio, la reforma y el reclamado concilio que enderezase la situacion. El poderoso y mundano cardenal Farnese habia sido elegido Papa con rapidez el 1 de noviembre de 1534. Desde su logia, podia divisar un panorama religioso y social europeo dificultoso. Proseguia la rabiosa rivalidad de las dos grandes potencias, Espana y Francia, lanzadas sobre los estados italianos, amenazaban el cisma de Inglaterra y la reforma violenta de Lutero y arreciaba por el Mediterraneo el peligro turco, pesadilla de Europa y de la cristiandad. No cesaba dentro de la Iglesia el clamor de reforma <<in capite et in membris>>.

Bajo ese preocupante panorama subsistian los problemas religiosos y eclesiasticos, sobre todo cuando se interferian los aspectos economicos, provenientes del insaciable beneficialismo curial y de los intereses de los reyes soberanos para participar en aquellas rentas. Sobresalia por su principalidad el problema del Patronato de la corona sobre las iglesias y la presentacion de obispos a las mismas. Parecia que el camino habia quedado expedito desde el pontificado anterior, pero se impusieron algunas razones extrinsecas impensadas. Por exceso de nepotismo del Papa surgio un grave problema en las relaciones de Paulo III con el emperador por las iglesias de Espana. El problema conocio tres momentos: uno, de desencuentro institucional, el segundo de reconciliacion y el tercero de confirmacion del privilegio de la bula de Clemente VII.

Desencuentro por la provision de la mitra de Jaen para un nepote del Papa

El nepotismo del Papa Farnese esta muy documentado y descrito en la historia general (34). Para el caso de Jaen, a falta de documentacion pontificia explicita, recurrimos al memorial juridico de Francisco de Castillo, que introduce con este apunte el motivo de su disertacion.

Habia quedado vacante en la curia romana la mitra de Jaen por la muerte del cardenal Esteban Gabriel Merino, Roma 26 de julio de 1535. Este servidor imperial era llamado vulgarmente el cardenal de Jaen. La mitra de la capital del Santo Reino tuvo sin duda muchos aspirantes, sobre todo cardenales, debido a sus rentas. Pero Paulo III sin contar con los cardenales y sin ningun aviso previo a la corte imperial proveyo dicha iglesia en un nepote, italo de nacion y menor de 18 anos. Lo proveyo sin ninguna presentacion ni consentimiento del rey emperador, que se hallaba en Tunez, en una expedicion personal contra los turcos. Tal provision haba sido nula y danosa para el rey y el reino, defendia el letrado, por lo que el Papa debia revocarla. Podia y debia no ser obedecida y luego debia ser provista a presentacion del monarca (35).

Es de notar que no hemos podido localizar en ningun fondo vaticano esta provision de Jaen en favor del nepote pontificio. Aunque es seguro que se dio porque asi se presupone en todas las gestiones oficiales de ambas partes interesadas.

Ni se puede olvidar que Paulo III atizo el desencuentro con su aproximacion al bando galico de Francisco I, por temor a la excesiva potencia del emperador sobre Italia.

Viaje del emperador a Roma y reconciliacion con Paulo III

La empresa personal de Tunez fue una llave maestra con la que Carlos V abrio muchas puertas en la peninsula italiana y en los gravisimos negocios religiosos y eclesiasticos de sus estados.

El regreso imperial desde Tunez a Sicilia, de alli a Napoles y de alli a Civitavechia y Roma queda muy presente y matizado en la documentacion (36).

Paulo III acepto y preparo este regreso con perspicacia y experiencia. Se desvivio para ponderar el merito del emperador hacia la cristiandad, no irritar al rey de Francia por la presencia del emperador en Roma y en Italia, mantener su neutralidad con los estados italianos y posibilitar la celebracion del concilio universal. Desde el mes de septiembre de 1535, <<todo gira en torno a la venida del emperador a Roma>>, escribia el embajador Cifuentes (37).

Esta vez la estancia en Roma fue meteorica, para bienestar de todas las partes. No faltaba quien temia que ocurriese otro Sacco di Roma.

Llego el emperador a Roma el dia 5 y partio el 18 de abril de 1536. Participo en los oficios de la semana santa, comenzando por el Domingo de las palmas, y visito los lugares mas emblematicos de Roma. No participo en ninguna congregacion o reunion oficial en el Vaticano, pero si celebro diversas y largas conversaciones con el Papa (38).

Se mostro muy dadivoso con la familia Farnese, comenzando por el mismo Papa, a quien el dia 18 de abril regalo un diamante, un rubi y una perla grande, comprados al joyero aleman Cristobal Pissinger (39).

El emperador recibio en el Vaticano muchas felicitaciones y provoco intervenciones memorables no previstas, citando y retando por su nombre al rey de Francia. Impartio ordenes y dejo sus instrucciones. La embajada se encargaria de gestionarlas y de darles cumplimiento.

Gestacion de la bula de patronato y presentacion de obispos de 1536.

Quedo en la curia romana el secretario Cobos, que coordino junto con el embajador conde de Cifuentes la gestion de los negocios ya apalabrados entre el Papa y el emperador (40).

El 3 de enero comunicaba Cifuentes al emperador que habia comenzado a buscar las escrituras de la iglesia de Jaen sobre presentaciones pasadas. El Papa estaba interesado en tenerlas. Lo que quiere decir que se preparaba la revision de la provision en su nepote (41).

Fruto de las conversaciones privadas con el Papa, consiguio el emperador gracias importantes. Desde el Vaticano, donde se hospedaba, escribia a la emperatriz su mujer:
   Allende de lo dicho habemos obtenido de su Santidad que declare de
   nuevo el derecho de nuestro patronadgo en las iglesias de Espana
   que podran vacar en esta Corte de Roma, lo qual tenemos por buena
   negociacion para Nos y para nuestros Reynos, por euitar otra
   semejante dubda, contencion y prouisiones, como ha sido la del
   obispado de Jaen, que el Colegio [de cardenales] y otros del
   Consejo de Su Santidad querian defender y sostener, y con grandes y
   aparentes razones que habia sido juridicamente proveido por Su
   Santidad (42).


La noticia del emperador era concisa, pero reveladora: habia conseguido del Papa una nueva declaracion del Patronato sobre las iglesias hispanicas que quedasen vacantes en la curia romana. Era a disgusto de los cardenales, y la tenia por buena negociacion para el y para sus reinos. Zanjaba asi toda duda sobre ese derecho de la corona, cualquier contencion o lucha con los cardenales y cualquier provision romana contraria, como la de Jaen.

Fue el embajador Cifuentes quien prosiguio el asunto ante la curia, como escribia al emperador poco tiempo despues que partiese de Roma:
   Inste a Su Santidad sobre lo de la despidicion de la bulla del
   patronadgo, no solamente en lo de las iglesias, pero en lo de los
   monasterios, como Vra. Mad. manda (43).



El Papa resistia incluir los monasterios, por eso, el embajador optaba por ganar tiempo, consiguiendo la bula de las iglesias y seguir negociando la inclusion de los monasterios. En la curia aceptaron esta propuesta y comenzaron a redactar la minuta de la bula.

La gestion se realizaba con premura, ya que el dia 28 de abril escribia Cifuentes a Cobos y Granvela:
   En la bulla del patronadgo se ha entendido en hazer la minuta con
   todo cuydado y la han revisado Lamberto y los letrados de su Mad.
   Paresceles a todos que esta bien, no obstante he querido enviar una
   copia a vuestras senorias porque vean si falta ninguna cosa antes
   de despachalla ... y dadme auiso si esta bien (44).


El 1 de mayo de 1536 volvia el embajador Cifuentes a comunicar al emperador el estado de la gestion y que la expedicion de la bula no fuese por consistorio y cancilleria, por las previsibles dificultades de los cardenales, sino por camara, y aquella mas tarde seria posible pasarla por consistorio (45).

El 3 de julio de 1536 escribia Cifuentes al emperador: <<La bulla del patronadgo es despachada y la tengo en mi poder cuya copia enbio a Va.Mad. Todos los letrados dizen que esta como conuiene y que no se sabria mejor pedir, que todo esta sacado para que de aqui adelante no haya ningun inconveniente>> (46). La historia de la bula continuo exigiendo atencion al siguiente embajador, marques de Aguilar, en el curso de las provisiones ordinarias originadas por las vacantes. Las provisiones imperiales eran conocidas y tratadas en el consistorio, seguramente por las implicaciones beneficiales. En esta fase, la curia no podria exigir los obispados, pero los cardenales elevaron y urgieron altas pensiones en los mismos. Aguilar protestaba escribiendo a Cobos el 24 de abril de 1539: <<Todo es justificaciones y palabras porque en toda cosa o negocio donde no va a bueltas su interesse, no toman buen gusto>> (47).

Apoyo documental de la bula <<Cesaree dignitatis>> de 1536julio 7

La bula de Paulo III no ha sido localizada en los registros vaticanos, practica aceptada para no dejar huella de la concesion de un privilegio, que afectaba al buen nombre del pontifice.

Existen copias de dicha bulla en otros fondos vaticanos, como la Nunziaura di Spagna 461.

Existe en el AGS el pergamino original de la bula con sus cintas y sello.

Existen copias autorizadas y copias simples en el mismo archivo de Simancas PR 38-4 (copia en papel, autorizada por notario).

05

PAULO III: CARLOS V, REY Y EMPERADOR

Roma, 7 julio 1536

Paulo III renueva al rey y emperador las concesiones hechas por Adriano Vi y Clemente Vii. Sintetiza los puntos esenciales de las bulas de ambos pontifices y le otorga el patronato y la presentacion a todas las iglesias catedrales, monasterios y abadias consistoriales, incluidas las vacantes en la curia romana, excepto aquellas concedidas en tiempo del mismo emperador. Este patronato seria de igual naturaleza y vigor que si proviniese de una fundacion y dotacion regias. No obstante cualquier derogacion pontificia posterior.

[1] PAULUS EPISCOPUS SERUUS SERUORUM DEI AD PERPETUAM REI MEMORIAM

[2] Cesaree dignitatis celsitudinem et precelse deuotionis feruorem ac ingentem in sactam sedem apostolicam obseruantiam, quibus carissimus in xristo filius noster Carolus Romanorum Imperator semper Augustus et Ispaniarum rex Catholicus clarere dignoscitur necnon operose solicitudinis studia que idem Carolus Imperator pro diuini nominis gloria et unitate sancte Romane Ecclesie conseruanda adhibuit hactenus et adhibet indefesse, intra mentis nostre armarium digne reuoluentes, ad ea nostri partes officii libenter extendimus per que nedum eius maiestati honor et decus acrescant et se benemeritis munificum reddere possint, verum etiam sibi ab eadem sede gratiose concessa, omni sublata ambiguitate, nostri ope ministerii in sui roboris integritate seruentur.

[3] Dudum siquidem postquam felicis recordationis Adrianus Papa Sextus predecessor noster quascumque concessiones iuris patronatus et presentandi personas idoneas ad ecclesias Metropolitanas et alias Cathedrales ac monasteria quecumque consistorialia prefato Carolo Imperatori etiam tunc Regi et Carissime in xristo filie Johanne Regine Caholice Castelle et Legionis ac Aragonum, eorumque successoribus quomodolibet factas et quarumcumque litterarum apostolicarum desuper quomodolibet confectarum tenores pro sufficienter expressis habens, motu proprio concessiones et litteras predictas ac in eis contenta quecumque approbauerat et confirmauerat ac de nouo concesserat, suplens omnes et singulos tam iuris quam facti defectus, si qui forsan interuenerant in eisdem, illaque perpetue firmitatis robur obtinere ac inuiolabiliter obseruari debere decreuerat, ac Carolo Imperatori et Johanne Regine prefatis eorumque successoribus Castelle et Legionis ac Aragonum Regibus pro tempore existentibus, etiam ubi ius presentandi vel nominandi non competeret, in perpetuum ius patronatus et presentandi personas idoneas ad omnes et singulas Metropolitanas et alias Cathedrales ecclesias necnon Monasteria quecumque Consistorialia in Castelle et Legionis ac Aragonum et Valentie necnon Cathalonie ceterisque Ispaniarum Regnis ac dominiis consistentes et consistentia, dum illas et illa ex tunc deinceps perpetuis futuris temporibus per cessum vel decessum tunc et pro tempore existentium illarum vel illorum Archiepiscoporum vel episcoporum et abbatum, etiam si dicte romane Ecclessie Cardinales forent, seu ecclesiarum vel Monaseriorum huiusmodi administrationibus aut commendis cesantibus seu per translationem aut aliis quibuscumque modis vel quorumcumque personis, preterquam apud sedem apostolicam vacare contingeret, decernens ius patronatus et presentandi huiusmodi illius omnino nature et vigoris existere, cuius ius patronatus Regum ex fundatione et dotatione existebat, ac quascumque prouisiones, commendas, administrationes, uniones et dispositiones tam de vaccantibus quam de uacaturis per viam accessus et regressuss et alias quomodolibet etiam de consensu illas vel illa pro tempore obtinentium de ecclesiis et Monasteriis predictis absque presentatione aut expresso consensu Caroli Imperatoris et Johanne Regine ac successorum predictorum per ipsum Adrianum predeccessorem aut Romanos Pontifices successores suos et sedem predictam quomodolibet ex tunc de cetero faciendas aut pro tempore quomodolibet confectas, etiam quascumque derogationes quorumuis iurium presentandi seu nominandi, etiam in quibusuis iurium presentandi seu nominandi, etiam cum quibusuis eficacssimis et insolitis clausulis in se continentes, nullius roboris vel momenti existere inter alia decreuerat.

[4] Pie memorie Clemens Papa VII etiam predecessor noster, animo reuoluens que et quam preclara et salubria prefatus Carolus Imperator illis calamitosis temporibus gesserat, qui procellis illis quibus omnia tunc erant inuoluta, nouum quasi sidus effulserat, et non ea quidem mente solum ut corona infulisque Imperialibus ab ipso Clemente predecessore insigneretur, sed ut Italie languenti assisteret, ac illi per tot annos bello, peste, fame laboranti opem ferret, toti [borro: que] denique Reipublice xristiane ob inmensum Turcarum apparatum maximo in discrimine versanti, suis omnibus viribus et copiis consulere in Italiam se contulerat.

Habita desuper cum venerabilibus fratribus nostris tunc suis sancte Romane Ecclesie Cardinalibus, de quorum numero tunc eramus, consilio, matura deliberatione, de eorum consilio et unanimi consensu, singulas litteras predictas cum concessione iuris patronatus et presentandi personas idoneas ad cathedrales et Metropolitanas ecclesias necnon quecumque Monasteria Consistorialia ac omnibus et singulis aliis in eis contentis clausulis per suas litteras approbauit, innouauit et confirmauit, illaque perpetue firmitatis robur obtinere ac inuiolabiliter obseruari debere decreuit.

Necnon pro potiori cautela ius patronatus et presentandi personas idoneas ad Cathedrales et Metropolitanas ecclesias ac quecumque Monasteria consistorialia in Castelle et Legionis ac Aragonum et Valentie necnon Cathalonie, etiam ubi alias ius presentandi non competebat, ceterisque Ispaniarum Regnis et dominiis respectiue consistentes et consistentia, quotiens ille et illa quouis modo et ex quorumcumque etiam eorumdem Cardinalium personis preterquam quoad illa Monasteria in quibuss de nouo eidem Carolo Imperatori suisque successoribuss ius patronatus concedebatur, videlicet, eo in casu quo in dicta Curia vacare contingeret, de simili consilio et assensu de nouo concessit, decernens ius patronatus et presentandi huiusmodi illius nature et efficatie existere ac quoad omnes censeri debere, cuius ius patronatus ex fundatione et dotatione Regm existit, ac reseruationes, affectiones, uniones et mandata de ecclesiis et Monasteriis huiusmodi per eumdem Clementem predecessorem ac sucesores suos Romanos Pontifices pro tempore existentes pro tempore factas quoad impediendum Carolum Imperatorem et successores suos prefatos, quominus ipsi ad pro tempore vaccantia presentare possent nullatenus sese extendere, sed illa inualida penitus existere, prout insingulis litteris predictis plenius continetur.

[5] Cum autem, sicut accepimus, a nonnullis hesitetur an vigore dictarum litterarum Clementis predecessoris Corolus Imperator et Ispaniarum Rex ac successores prefati ad Cathedrales et Metropolitanas ecclesias et Monasteria Consistorialia in dictis Regnis et dominiis consistentia, etiam in dicta Curia pro tempore vacantia, presentare possint, Nos decens et congruum ut que de mente predeccessorum nostrorum emanarunt, etiam si alias non omnino clara videantur, plenum sortiantur effectum et iuri consonum esse reputantes, ut beneficiis latissima fiat interpretatio, presertim quando ea in fauorem personarum non solum de hac sancta sede, sed etiam tota xristiana religione benemeritarum emanarunt, qualis est prefataus Carolus imperator et Rex, qui superiori anno, cum immanissimus Turcarum Tyranus duce cognomento Barbarussa, Regnum Tuneti in Africa existens, in potestatem suam redigisset, uxor et filiis dimissis, potentissima classe, expensis suis comparata, tanquam verus xristi Athleta, personaliter illuc se contulit atque VI et armis prefatum ducem ex Regno predicto expulit, ciuitateque Tuneti expugnata, ultra viginti xristianorum millia in ergastulis ibidem reperta a misera seruitute liberauit ac navigiis commeatibusque illis submnistratis, ad propios lares remissit Italiamque et alias xristianorum regiones a periculo inde imminenti liberauit, hesitationes huiusmodi, quas preter et contra mentem ipsius Clementis predeccessoris nostri censemus, tollendas omnino duximus et amputandas.

[6] Motu igitur proprio et ex certa scientia ac de apostolica potestatis plenitudine, prefatum Carolum Imperatorem et Regem eiusque successores prefatos ad Catedrales et Metropolitanas ecclesias ac Monasteria cosistorialia in dictis Regnis et dominiis existentia, etiam in prefata Romana Curia quibusuis modis et ex quarumcumque etiam prefatorum Cardinalium personis, in quibus de nouo per ipsum Clementem predeccessoren ipsi Carolo Imperatori et Regi atque successoribus prefatis, ut prefertur, concesso per dictas litteras Clementis vigore quas pro potiori cauela, motu, scientia et potestate similibus confirmamus et approbamus ac perpetue firmitatis robur obtinere ac firmiter obseruari debere decernimus potuisse et posse personas idoneas Romano Pontifici pro tempore existenti presentare aucthoritate apostolica per presentes decernimus et declaramus. Volentes sic per quoscumque iudices et commissarios, etiam sancte Romane ecclesie Cardinales, quauis authoritate fungentes, sublata eis et eorum cuilibet, quauis aliter iudicandi, interpretandi et deffiniendi facultate et aucthoritate iudicari, interpretari ac deffiniri debere. Necnon quicquid super iis a quoquam quauis aucthoritate, scienter vel ignornanter contigerit attemptari, irritum esse et inane.

[7] Non obstantibus Constitutionibus et ordinationibus apostolicis necnon omnibus illis, qui dicti predecessores in dictis eorum litteris voluerunt non obstare, ceterisque contrariis quibuscumque.

[8] Nulli ergo omnino hominum liceat hanc paginam nostre confirmationis, approbationis, declarationis decretorum et voluntatis infringere, vel ei ausu temerario contraire.

[9] Si quis autem hoc attemptare presumpserit, indignationem omnipotentis dei ac beatorum Petri et Pauli Apostolorum eius se nouerit incursurum.

[10] Datum Rome apud Sanctum marcum anno Incarnationis dominice millessimo quingentessimo trigessimo sexto, nonas julii, Pontificatus nostri anno secundo. Blosius. [En el pliegue:] B. Motta

[verso:] Rta. apud Blosium secretarium.

[De otra mano:] 1536. Bula del papa paulo 3o ano I u DXXXVI, en que confirma las bulas de Clemente VII y Adriano VI, en que se concede al emperador y a sus sucessores la presentacion de las yglesias metropolitanas y catedrales y colegiales y abadias consistoriales, ansi las vacantes in partibus como en curia romana, de todas las iglesias y monesterios del Reyno de Castilla, Valencia y Cataluna y de todos los demas Reynos a sus altezas pertenecientes, 1536. xLIIII.sacada.

Sello de plomo, con hilos de canamo rojos y amarillos. ANVERSO: + S.P.A. + S.P.A. cabezas de los dos apostoles. REVERSO: +Paulus + Papa + III + AGS PR 38-46.

CONCLUSION

Hasta aqui un tema que requiere un espacio mucho mas amplio que el de un articulo de recuerdo conmemorativo.

He aqui la gestacion y forja de unas bulas pontificias, magistrales en su forma y vitales en su fondo y contenido para el episcopado y la iglesia de Espana durante varios siglos.

Falta por escribir la historia de la presentacion de los obispos a cada iglesia de Espana desde 1523 hasta 1976, desde la concesion hasta la renuncia al privilegio.

DOI 10.15581/007.26.185-215

Tarsicio DE AZCONA

Academico correspondiente de la Real Academia de la Historia. Madrid

(1) Vease, La eleccion y reforma del episcopado espanol en tiempo de los Reyes Catolicos, CSIC, Madrid, 1960 pp.95-103.

(2) Dedicamos un amplio estudio a uno de ellos: Juan de Castilla, rector de Salamanca; su doctrina sobre el derecho de los reyes de Espana a la presentacion de obispos, UPS, Salamanca 1975. El maestro de todos fue el coetaneo Juan Lopez de Vivero (Palacios Rubios) y en este mismo estudio citaremos a Francisco de Castillo.

(3) Vease, Zaragoza, curia pontificia de Adriano VI en 1522, en X Congreso de la Corona de Aragon ..., Zaragoza, 1984 pp. 33-47.

(4) Se dato en la Aljaferia el primer registro del pontificado de Adriano VI, que merece mucho mayor respeto y aprecio que el que se le ha prestado, aunque el Papa no hubiera concedido documentacion sobresaliente y de primer orden durante estos primeros meses.

(5) Zaragoza 7 de marzo 1522, en RAH Salazar, A-24, f. 36.

(6) BVat Vat. Lat. 3924, fols. 184-185. Prestan singular atencion a esta embajada la historiografia belga y germanica imperial, no siendo muchos los investigadores hispanicos que hayan pasado por Bruselas o por Viena por este tema. En ambos archivos encontramos documentacion excepcional que no cabe en este breve estudio.

(7) Tarsicio DE AZCONA, Derecho de patronato y de presentacion a la iglesia de Pamplona. Privilegio de Adriano VI a Carlos V en 1523, en Scripta Theologica, 16/1-2 (1984), pp. 499-542.

(8) BVatMs. Vat Lat 3924, ff. 184-185. Notese que igual atencion presto el emperador al monasterio de Roncesvalles, exigiendo un abad confidente por tratarse de un lugar limitrofe (sic).

(9) Esta rica documentacion se halla en ASVActa Vicecancelarii 2, ff. 232r y 236r. Tambien se encuentra este texto en Acta Miscellanea (fondo consistorial) 20, fol. 11v. Vease el magistral estudio del antiguo director de Asv Angelo MERCATI, Diarii di concistori.

(10) Vease el estudio especializado de Martino GIUSTI, Studi sui registri di bollepapali, Roma, 1968, en concreto las de Adriano VI, con alusion a los registros de los secretarios domesticos.

(11) RAH Salazar A-28, fol. 221.

(12) AGS PR 38-35.

(13) Las bulas del Papa Julio II ..., pp. 72-73.

(14) AGS Estado-Roma, leg. 848, f. 59.

(15) ASV Arm. 36, vil. 8, ff. 434v-436r. Una copia en Carpegna 228, fols. 76-77.

(16) AGS PR 38-36.

(17) La copia mas fehaciente es la enviada en 1604 por el rey Felipe III al virrey y al consejo real de Navarra y depositada en su archivo, en AGN As PR 38-35 textos notariales completos y AGN Comptos caja 129, n. 24 y Consejo de Navarra, tit. 8, fajo 1, n. 29. Copia apreciable en BNMadrid, ms 1778, fols. 153-154.

(18) RAH Salazar A-1, fols. 85-87, 89-90 dos ejemplares, sin pie de imprenta.

(19) Juan de Mariana, Historia ..., ed. BAE t. 31, p. 384; Constantin VON HOFLER, Papst Hadrian Vi ... Wien 1880, p. 533; y Guido PASOLINI, Adriano VI ... Roma, 1913, p. 120.

(20) La investigacion hispanica tendra que dar cara a esta tarea de heuristica de forma sistematica para que se entienda la presencia de Espana en Europa en tiempo de los Austrias. Los arribos europeos no han dicho todavia su palabra.

(21) RAH Salazar A-29, fols. 279-283r, 413 rv y 428 529 rf.

(22) Ludovico PASTOR, Historia de los Papas ..., vol. IX y X, Barcelona, 1911.

(23) Bruxelles, AGR Papiers d'etat et de l'audience, vol.35, pp. 179-193.

(24) RAH Salazar A-31, fol. 79-85v.

(25) Carta original en AGS Estado-Roma 847-165.

(26) RAH SalazarA-32, fols. 148r-149v.

(27) ASVat Acta Vicecancellarii vol.3 fol. 144 rv. Al margen: De abrogatione facta super presentation Ecclesiarum et Monasteriorum in regno Hispaniarum. Copias de este decreto en ASVat Nunz. Spagna 464 sin num. Vease tambien Acta Miscell. (Fondo Consistorial) 20 fol. 15v-16r y vol. 7, fol. 132v-133r. No hemos visto desarrollada esta minuta consistorial en otro documento amplio como una bula.

(28) AGS Etado-Roma, 848-30. Se repite este texto en 646-37. Existe gran documentacion del embajador y del secretario de la embajada Juan Perez.

(29) AGS Estado Roma, 848-63.

(30) RAH Salazar A-44, fol. 60-61.

(31) La gestion del patronato y presentacion para el reino de Napoles y Sicilia es harina de orto costal, y en la documentacion ocupa muchos folios. Algunos cardenales estaban conformes, otros <<tibios>>. Le fue concedida esta ampliacion el 16 de septiembre de 1531 por el breve <<Dum ad illam>>, ASVat AA I- XVIII, 4388.

(32) AGs Estado-Roma 649, fol. 35rv.

(33) RAH Salazar 853, 128 y 129.

(34) Nunca pueden olvidarse las poderosas paginas de L. vON Pastor, Historia de los Papas ..., vol. XI, pp. 55 y 57. Aunque el historiador de los Papas no dedico atencion especial al tema del patronato.

(35) Este memorial de F. del Castillo es basico y desconocido. Se halla original en AGs PR, 38-25.

(36) Abunda esta documentacion en AGs Estado-Roma y Guerra antigua.

(37) AGS, Estado-Roma, 864-119.

(38) Vease copia del Raconamiento de su majestad al papa en Roma en 17 de abril de 1536, en Bibl. El Escorial V.II.4, ff. 107a-107b. Existe tambien en el mismo archivo una relacion impresa de esta visita del emperador.

(39) AGS, Estado-Roma, 865-18-20. Estas joyas se compraron con dinero de la Cruzada por Bozmediano y Juan de Eraso.

(40) Ya el 30 de noviembre d 1535 Cifuentes animaba a Cobos a venir cuanto antes a Roma, para entender en los negocios <<porque su Sd. me ha dicho que queria y deseba que aqui se tratasen>>, AGS, Estado-Roma, 48-68.

(41) AGS, Guerra y Marina, leg. 9, f. 36. Notese este detalle: enviaba las bulas del subsidio <<para que las vea y apruebe>>, antes de proceder a su expedicion.

(42) Corpus documental de Carlos V ..., vol. I, 489.

(43) Corpus documental de Carlos V ..., vol. I, 509.

(44) AGS, Guerra y Marina, leg. 9, f. 149.

(45) AGS, Estado-Roma, 865, fol. 68.

(46) AGS, Estado-Roma, 865, f. 56. Notese que Cifuentes sigue dando noticias sobre el despacho de la Bula, asi en 1536 junio 26, AGS, Guerra y Marina 419, f. 85. Vease comunicado a la emperatriz el 1 de setiembre de 1536, Estado-Roma, 865, f. 65.

(47) AGS, Guerra antigua, leg. 11, f. 70. En varios momentos se alude a una Comision de protectores para la provision de iglesias, ligada a la reforma.
COPYRIGHT 2017 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:De Azcona, Tarsicio
Publication:Anuario de Historia de la Iglesia
Date:Jan 1, 2017
Words:13145
Previous Article:Fernando el Catolico y la reforma de los benedictinos y benedictinas espanoles (1474-1516).
Next Article:Espiritualidade(s) na corte (Portugal, c. 1450-c. 1520): que leituras, que sentidos?
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2022 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |