Printer Friendly

El poder irresposable.

Desde 1968, la monocracia en Mexico se volvio especialmente irresponsable, en el doble sentido de que los presidentes no se midieron cometiendo barbaridades y de que nunca respondieron ante nadie. Desgraciadamente, hoy que la monocracia ha quedado atras, el poder irresponsable no ha quedado atras: se ha "democratizado". Como si la democracia consistiera en que todos tengamos una cuota de poder irresponsable.

Los suenos de abundancia, libertad, igualdad, fraternidad, en una armonia espontanea o conducida por autoridades sabias y justas, son antiguos, legitimos y mas realistas de lo que parece, cuando las definiciones de abundancia, libertad, etcetera, son realistas. Estos fueron los suenos que manipulo la monocracia, y contra los cuales se mide ahora la democracia. Pero lo primero que llega con el cambio es el descontrol de lo mismo que existia: la demagogia, la corrupcion, el crimen, los conflictos, las ambiciones locas, la tonteria. Afloran muchas cosas antes subterraneas, y el espectaculo desanima. Como dijo el poeta T.S. Eliot, no estamos hechos para resistir grandes dosis de realidad.

Sin embargo, contra los criticos de la democracia, hay que decir que hace mas dano la irresponsabilidad concentrada que repartida. Los abusos, la incompetencia, se vuelven mas evidentes cuando el poder se fragmenta y los fragmentos se combaten entre si, con lo cual es mas facil obligar a las autoridades a responder ante los ciudadanos. Naturalmente, la fragmentacion puede llevar a que tambien los ciudadanos ejerzan su poder irresponsablemente.

En la Atenas de Demostenes, practicamente todos los ciudadanos desempenaban alguna funcion publica en el curso de su vida. Dedicarse unicamente a intereses particulares (idio) era considerado despreciable (idiotez). Todos los mayores de 30 anos (unos 20 mil) podian entrar al sorteo de 6 mil plazas legislativas y judiciales, que se ganaban al azar, por un ano. Todos los mayores de 18 (unos 30 mil), despues de dos anos de servicio militar, tenian voz y voto en la asamblea que se reunia 40 veces al ano, para aprobar (o no) decretos y nombramientos militares y administrativos por simple mayoria (a ojo, levantando la mano). Las votaciones para desterrar (por diez anos) a los ciudadanos destacados pero indeseables eran mas formales: se votaba escribiendo su nombre en un ostrakon (cacho de vasija) y el "ganador" sufria el ostracismo. Los cambios a la ley no los votaba la asamblea, sino un millar de los seis mil, seleccionado (para una sola sesion) en un segundo sorteo. La poblacion total andaba por las 300 mil personas, de las cuales el 90 por ciento no podia votar: mujeres, menores, esclavos, extranjeros.

Aun asi, a Platon le parecia muy mal que el poder estuviera en manos de tantos, en vez de concentrarse en los expertos. Para Aristoteles, el asambleismo llevaba de regreso a la tirania, por que nunca faltaba un demagogo que le diera a la multitud por su lado, hasta despojarla del poder y concentrado en sus manos. Menciona expresamente a Pisistrato, que empezo como un democrata radical y acabo como un tirano populista que domino a la sociedad 36 anos. Plutarco ilustra la irresponsabilidad del poder ciudadano con una anecdota sobre Aristides El Justo, que sufrio el ostracismo. El dia de la votacion, un conciudadano que no sabia escribir le pidio que escribiera Aristides en su ostrakon. ?Que tienes contra el? --le pregunto. Nada, ni lo conozco. Pero me fastidia que lo llamen El Justo, no simplemente Aristides. Ante lo cual, elegantemente, el condenado firmo su sentencia, quiza pensando que con esos conciudadanos era mejor el destierro.

Y, sin embargo, digan lo que digan Platon, Aristoteles y Plutarco, para votar irresponsablemente no hace falta ser analfabeto. Tampoco hace falta una multitud para caer en el asambleismo. En grupos pequenos de personas ilustres se discuten tonterias, y se vota irresponsablemente. Personas razonablemente inteligentes toman decisiones colectivas que no son inteligentes, arrastradas por ventoleras, frivolidades, ignorancia, fastidio, intereses particulares, manipulaciones, borreguismo: todo lo que suele atribuirse a la multitud analfabeta. Sucede en doctas corporaciones academicas, en asambleas de empresas y organismos, en las camaras legislativas y hasta en el gabinete presidencial de nuestra democracia "a la italiana" (sin fundamento constitucional, porque aqui el regimen no es parlamentario).

El presidente Truman tenia en su escritorio un letrero que decia: The buck stops here (yo soy el responsable final de fijar prioridades y hacer que se cumplan; la pelota que se echan unos a otros termina aqui). Esto puede sonar a monocracia, pero no lo es, cuando de hecho el poder politico esta dividido. Todo ciudadano, ya no digamos todo lider social, todo encargado de una funcion publica, deberia sentir eso. Todos tenemos algun poder, por minimo que sea, y el espectaculo deprimente del poder irresponsable no debe contagiarnos hasta sentir que el pais no tiene remedio. Cuando el poder irresponsable se "democratiza", la forma de pararlo es responsabilizarnos. Yo soy el unico responsable de que salga bien la democracia, en todo aquello que depende de mi.
COPYRIGHT 2002 Editorial Contenido, S.A. de C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2002 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:comentarios sobre la democracia
Author:Zaid, Gabriel
Publication:Contenido
Date:Sep 1, 2002
Words:895
Previous Article:Sabores chiapanecos.
Next Article:Contra el mal de Parkinson: marcapasos cerebral: hasta hace poco los enfermos, como Juan Pablo II, solo podian orar y resignarse a declinar...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters