Printer Friendly

El mito del paraiso perdido en la definicion del destino turistico. .

The Myth of Paradise Lost in the Definition of the Tourist Destination

INTRODUCCION

Al pensar en los destinos turisticos vacacionales mas prestigiosos y admirados del mundo, surgen diversas preguntas: ?Por que la gran mayoria de ellos son pequenas islas? ?Por que en la mayoria de los casos son destinos situados entre el tropico de Cancer y el Tropico de Capricornio? ?Por que se habla de "playas de arena blanca" con tanta frecuencia, cuando normalmente la arena es amarilla? ?Por que la moda Adlib de Ibiza, las casas de las islas griegas o los lienzos de las camas balinesas son de color blanco? ?Por que cuando se piensa en las islas del Pacifico se piensa en islas de Polinesia y no de Melanesia? ?Por que Bali es la mas turistica de las 11.000 islas de Indonesia? Al reflexionar sobre estas cuestiones se encuentran en la promocion turistica y en la oferta creada referencias a elementos contenidos en un conjunto de mitos presentes en multiples culturas desde hace miles de anos y que perviven en la actualidad. Se observa que el viaje turistico constituye un intento, humano e imperfecto, de regreso al paraiso del que el hombre fue expulsado (Korstanje, 2011b) y en la modernidad es un elemento que hace especial al viajero dentro de la sociedad (Korstanje, 2010b).

La mitologia es una historia sagrada fabulada situada en un contexto atemporal (Pritchard-Evans, 1977) que narra los origenes del mundo (cosmologias), el fin de los tiempos (escatologias) y las practicas de los primeros hombres, condicionando la sociedad hasta la actualidad (Eliade, 2006), y los pueblos pueden ser estudiados y sus comportamientos explicados a traves del correcto analisis de sus mitologias (Sola, 2004). Los mitos son guias que ayudan a entender el mundo y las incongruencias de un entorno muchas veces poco amigable. Todo mito encierra un terror arcaico (Campbell, 1997) y le da respuesta. Proveniente de la palabra mythos que significa fantasia, el mito fue originalmente asociado a grupos tribales no europeos pero los pueblos industrializados tambien poseen sus propios mitos (Korstanje, 2011b).

La mitologia comparada es un campo de estudio con tradicion dentro de la antropologia. El trabajo enciclopedico de James G. Frazer comparando religiones (Frazer, 2011) en base a la idea de que percepciones y temores parecidos crean mitos parecidos se engloba dentro del denominado Evolucionismo Social y considera una evolucion desde las sociedades "primitivas", con creencias eminentemente animistas, hacia sociedades "civilizadas", basadas en la religion y la ciencia. El estructuralismo antropologico (Levi-Strauss, 2011) busca encontrar estructuras simbolicas universales y ha dedicado bastante trabajo al analisis de los mitos (Haidar, 1990). El estructuralismo pone al mismo nivel las sociedades "primitivas" y "civilizadas" al realizar comparativas porque considera que la magia no es una primera fase evolutiva sino que se encuentra al mismo nivel que la ciencia y es una expresion metaforica con similar validez (son dos elementos paralelos y simultaneos). Mary Douglas posee un enfoque mas funcionalista y explicativo de la realidad social (Douglas, 1978), busca los desarrollos concretos y no tanto las superestructuras simbolicas subyacentes en los mitos, los cuales estan alejados de la vida social (Douglas, 1975). Para Douglas (1991) hay una evolucion de las sociedades que las diferencia y la universalidad de las conclusiones es problematica.

En el campo del marketing se diferencian las necesidades (abstractas y comunes a todas las personas), los deseos (mas concretos, variables y sujetos a las diferencias culturales) y la demanda (concrecion de los deseos en ventas). Seria posible plantear que los mitos son expresiones metaforicas, equivalentes a deseos, que en sus elementos comunes a las diversas culturas mostrarian un esbozo de una necesidad subyacente y permitirian, junto con informacion cultural del individuo, crear un deseo del individuo hacia una oferta concreta con elevadas posibilidades de convertirse en demanda efectiva para las empresas. Ello convierte la mitologia comparada en una herramienta de apoyo a la gestion empresarial.

Los diversos mitos analizados en este trabajo poseen elementos comunes y que inducen a plantear que en el fondo se trata de una creencia o anhelo ancestral comun a toda la humanidad, lo que en marketing se denominaria necesidad:

--Estos mitos hablan de lugares de vida placentera y tranquila, origen del mundo y, a veces, destino de las almas puras tras la muerte. Estos lugares son denominados en occidente Paraiso o Jardin primigenio (Nieto, 2004).

--Estos lugares estan habitados por seres puros y sin maldad, ejemplo de conducta para el comun de los mortales. En los ultimos siglos, son Nobles Salvajes, personas de vida sencilla pero moralmente admirable.

--Frecuentemente estos lugares paradisiacos son islas en mitad del Oceano. El concepto de Isla tambien vaga por la mente humana desde tiempos remotos debido a la peculiaridad de estar, a la vez, conectado al resto del mundo por el mar y perfectamente delimitada, separada y purificada por este mismo mar. La Isla es un mundo perdido, un paraiso perdido, apto para albergar la utopia.

La Isla Paradisiaca aparece frecuentemente y desde la antiguedad mas remota en las narraciones de viajes reales o imaginarios (Homero, Hesiodo, Pindaro, Platon, Plutarco, Tomas Moro, etc.) y es un anhelo de busqueda para exploradores, primero, y turistas, despues. La busqueda de la Isla Paradisiaca puede verse en la predileccion por los destinos turisticos insulares.

Pocos son los trabajos en el campo del turismo que han tomado como principal paradigma la mitologia, y la exegesis como instrumento metodologico de analisis y comprension de los fenomenos sociales (Korstanje, 2011b). Un ejemplo de este tipo de analisis se encuentra en el estudio de Korstanje (2011c; 2012) relacionando la mitologia nordica con el origen del "Grand Tour'. Segun este autor, en la mitologia nordica su maxima deidad, el dios Odin o Wodan, gozaba de gran sabiduria por sus viajes por las regiones humanas y el "Grand Tour' seria una recreacion de este mito por parte de los jovenes aristocratas ingleses. Cabe plantear que la mitologia nordica, junto con otras, puede tener mucha importancia en las costumbres de viajar para reunirse las familias entorno a banquetes celebrados para Navidad o Ano Nuevo, fechas cercanas al solsticio de invierno.

El objetivo de este trabajo es mostrar que hay un anhelo de vida mas placentera, el cual se plasma en la mitologia y la literatura universal como el deseo de regresar a un paraiso perdido del que las personas han sido expulsadas. Primeramente se plantea una revision de los elementos de este mito y sus referencias y simbologia para definir a continuacion como se concreta el mito en su conjunto, determinando la imagen turistica ideal de un destino vacacional. La definicion de ese paraiso se convierte en modelo absoluto con el que se comparan muchos destinos turisticos, influyendo en el grado de deleite de los turistas y generando la imagen del destino. Por tanto la definicion del Paraiso Perdido da las pautas del exito turistico.

REVISION DE LA LITERATURA: ELEMENTOS DEL MITO

La narracion mitica no es una estructura estable sino que toma diferentes formas dependiendo de la epoca (Korstanje, 2011b) y la sociedad en que es interpretada y narrada. No es posible determinar si las similitudes entre mitos se deben a que evolucionaron de una version primigenia universal o que en situaciones parecidas se crearian mitos parecidos. Para decantarse por una de las dos opciones de su origen seria necesario su analisis en epocas en las que aun no existia la escritura.

[FIGURA 1 OMITIR]

La mayoria de culturas y mitologias indo-europeas mencionan la perdida del paraiso o mundo idilico (cielo), donde todos los sufrimientos del hombre son erradicados, contraponiendolo a un lugar de castigo (infierno) para los que se desvian de las normas establecidas (Korstanje, 2010b). La perdida del paraiso a causa de un pecado de la humanidad, alejando a los dioses del ser humano (Campbell, 1997) y obligandole a sobrevivir por medio del trabajo, genera en las personas la busqueda del paraiso perdido y de la vida eterna (Korstanje, 2009). La perdida del paraiso por decisiones propias (ambicion desmedida o excesiva curiosidad) pone al ser humano en una carrera contra si mismo para recuperarlo. Hoy la vida se presenta dura, injusta y caotica, pero en tiempos ancestrales los hombres vivian en comunion con los dioses. Hasta que el pecado de los hombres enojo a los dioses y causo el destierro del paraiso (Vernant, 2005). Este mito esta compuesto por diversos elementos (Figura 1). En este primer apartado se revisan las definiciones, referencias literarias antiguas y similitudes entre las distintas culturas de estos elementos como paso previo para entender y configurar un mito mas universal y general en el siguiente apartado que permita entender las aspiraciones ancestrales que guian a exploradores y viajeros desde hace siglos.

Al analizar estos elementos miticos y sus representaciones en culturas muy distantes entre si, se observan similitudes entre las distintas representaciones miticas y como algunos de estos conceptos son sinonimos o complementarios. Estos elementos son:

--El Paraiso. Tambien conocido como Jardin primigenio o Jardin del Eden, Campos o Llanura Elisea, como isla o islas de los Bienaventurados o de los Afortunados y como Isla Blanca. Es el Cielo del cristianismo y el islam.

--La Isla. Como lugar preferido para la localizacion del Paraiso por su condicion de aislamiento del mundo.

--El Buen Salvaje. Concrecion de los humanos de moral intachable en contraposicion con los hombres civilizados, caracterizados por un conjunto de defectos morales.

PARAISO-JARDIN

La palabra Eden significa placer o lugar de placer y la palabra Paraiso viene del persa, Pairi (alrededor) y Daeza (recinto cerrado), quedando lo exclusivo y simbolo de placer prohibido por su propia naturaleza (Campbell, 1997). Paraiso en la lengua griega es sinonimo de jardin. En el Antiguo Testamento es la patria del linaje humano antes del pecado original. He aqui la descripcion del Paraiso, segun el Genesis (Reina & Valera, 1960: 3):

Y Jehova Dios planto un huerto en Eden, al oriente; y puso alli al hombre que habia formado. Y Jehova Dios hizo nacer de la tierra todo arbol delicioso a la vista, y bueno para comer; tambien el arbol de vida en medio del huerto, y el arbol de la ciencia del bien y del mal. Y salia de Eden un rio para regar el huerto, y de alli se repartia en cuatro brazos. El nombre del uno era Pison; este es el que rodea toda la tierra de Havila, donde hay oro; y el oro de aquella tierra es bueno; hay alli tambien bedelio y onice. El nombre del segundo rio es Gihon; este es el que rodea toda la tierra de Cus. Y el nombre del tercer rio es Hidekel; este es el que va al oriente de Asiria. Y el cuarto rio es el Eufrates. Tomo, pues, Jehova Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Eden, para que lo labrara y lo guardase. Y mando Jehova Dios al hombre, diciendo: De todo arbol del huerto podras comer; mas del arbol de la ciencia del bien y del mal no comeras; porque el dia que de el comieres, ciertamente moriras (Genesis 2: 8-17).

El paraiso es el Paradesha sanscrito, la "region suprema" el Pardes caldeo. Se vuelve a encontrar la misma nocion en China donde las islas de los Inmortales, o el paraiso del K'uen-luen, estan poblados de animales pacificos. El jardin circular P'i-yong, que rodea al Ming-t'ang, esta poblado de animales; los paraisos budistas estan poblados de aves, simbolos angelicos. La tradicion islamica multiplica y amplifica los detalles concretos. Normalmente, se representa el paraiso en una claridad y una primavera perpetuas (Chevalier, 1999; Corbin, 1995; Eliade, 1977, 2008; Griaule, 1956; Grousset, 1951; Guenon, 1925, 1927, 1969, 1976a, 1976b; Lao Tse, 2005; Schuon, 1950). Los primeros asharies insisten sobre el caracter incomparable e inefable de los gozos paradisiacos, sin ninguna medida comun con los placeres terrenos (Djanna) (Bearman, 2005). Los monjes irlandeses de la alta edad media asimilaron globalmente el paraiso cristiano al sid de la antigua tradicion celtica. Pero en virtud de la correspondencia establecida por ellos mismos entre los elementos de la tradicion celtica y la cronologia biblica, asimilaron Irlanda a una tierra prometida y a una imagen terrenal del paraiso: tierra fertil, de clima dulce, que no habitan serpientes ni bestias daninas (passim) (Lebor Gabala Erenn, 1956).

El paraiso terrenal del Genesis era un jardin, y los jardines de la Roma antigua eran recuerdos de un paraiso perdido y tambien imagenes y resumenes del mundo, como los jardines japoneses y persas. El jardin del Extremo Oriente es el mundo en pequeno, pero es tambien la naturaleza restaurada en su estado original. El Asia oriental conocia tambien jardines paradisiacos: el K'uenluen, centro del mundo y puerta del cielo, esta ornado con jardines colgantes -que evocan los de Babilonia- donde mana una fuente de inmortalidad. Y el jardin circular, como el Eden, que rodea el Ming-t'ang tambien es de naturaleza paradisiaca: repite, en el centro del imperio, el de K'uen-luen (Chevalier, 1999).

El claustro de los monasterios, el jardin cerrado de las casas musulmanas con su fuente central son imagenes del paraiso. Ademas, advierte Abu Ya'qu'u Sejestani, jannat [el Paraiso] incluye el termino persa que significa "un jardin engalanada de arboles frutales, plantas odoriferas y corrientes de agua viva" y Allah es el Jardinero (Burckhardt, 1947; Chevalier, 1999; Corbin, 1995; Guenon, 1969, 1976b; Maspero, 1950; Stein, 1942). En las civilizaciones amerindias, el jardin se concebia igualmente como un resumen del universo. Pero entre los aztecas reunia, no solamente lo que hay de bello y exultante en el mundo: flores, manantiales, montanas, rios y caminos, sino tambien los seres temibles y hasta las monstruosidades de la naturaleza (Chevalier, 1999).

Si el paraiso terrenal se torna inaccesible es porque las relaciones entre cielo y tierra se han roto por la caida o expulsion. La aspiracion al paraiso perdido es universal, poniendo de relieve la intuicion universal de un centro primordial unico pues esta convergencia se dirige menos a un lugar que a un estado (Chevalier, 1999). El "descanso semanal" es una imagen temporal del paraiso, y en lo geografico, las Islas Bienaventuradas, los El Dorado, entre otros, tambien (Cirlot, 2006).

Las obras de arte y los suenos tanto en el estado onirico como en el de vigilia, ya sean espontaneos o provocados por drogas se llenan de representaciones inspiradas en lo que se ha llamado la Nostalgia del Paraiso o la Busqueda del Paraiso Perdido (Chevalier, 1999). El paraiso perdido segun Cirlot (2006) es el simbolo del "centro mistico", o mas bien de su manifestacion espacial. Infinidad de mitos en las tradiciones occidentales y orientales hablan de los origenes de la humanidad, del paraiso en el que vivian los hombres y de como lo perdieron. Aunque los detalles de esta perdida varian entre las distintas culturas, coinciden en que un desenlace fatal expulso a los hombres de una supuesta felicidad primigenia. Si hay algo de cierto en esas historias es de dificil demostracion aunque una exegesis podria vincularlo al abandono de la selva africana por parte de los ancestros de los humanos actuales. Lo unico claro es que la humanidad, sobre todo las diversas civilizaciones que ha conocido el mundo, no han parado nunca de buscar el hipotetico Paraiso Perdido o algo lo mas parecido posible a el.

Sea cual sea la forma de vida que se haya tenido en cualquier epoca de la Historia, siempre se ha intentado mejorarla buscando una felicidad que resulta esquiva. El desarrollo de la civilizacion se debe a esta busqueda del Paraiso Perdido, de un mundo mejor: se ha explorado el mundo buscando el Paraiso, se ha innovado e investigado para mejorar la vida material, se han creado nuevas formas de sociedad y de espiritualidad con el fin de conseguir un paraiso mas mental que material, etc. Es la esencia de la nostalgia del pasado y de los anhelos de futuro la busqueda del Paraiso Perdido, aunque esta busqueda quiza solo sea una explicacion mitica de un impulso humano complejo.

Ya sea porque realmente se ha perdido algun Paraiso, o movidos por el instinto, el caso es que nunca ha cesado la busqueda. Desde la antiguedad hasta tiempos recientes, la busqueda se dirigia principalmente hacia aquellos lugares desconocidos del planeta, descubrir nuevas tierras. Se creia que el paraiso se encontraba en tierras lejanas y virgenes (Colon, 1971), pero termino la busqueda por todo el mundo sin encontrarlo. Una vez explorada toda la Tierra, se acabo la esperanza de encontrar un paraiso geografico. Tras este fracaso, la humanidad se centro en la Ciencia como medio para crear el paraiso a su alrededor, pero tampoco asi se logro de forma satisfactoria. Algunos individuos indagan en los aspectos espirituales para encontrar el Paraiso, surgiendo religiones, sectas, grupos espiritualistas o misticos, etc.

ISLA

La isla es un elemento recurrente en el arte y las creencias religiosas. Su simbolismo es complejo y ambiguo (Albert, 2003: 283-284; Stanilewicz, 2008): por una parte se asocia a las ideas negativas de aislamiento, confinamiento y muerte, de hecho, algunas islas han sido usadas como prisiones; por otra parte, es el lugar propicio para situar un tesoro, una sociedad perfecta (Atlantida, Utopia) o el Paraiso (morada del Noble Salvaje o de las almas de los bienaventurados: Islas de los Bienaventurados, Tir na nOg, Avalon). Hasta el descubrimiento de America, el imaginario europeo caracterizaba el oceano Atlantico por dos elementos: islas reales (Islandia o Canarias) o fantasticas (islas del Brasil o San Brandan) que ofrecian cierta proteccion a los exploradores, y monstruos que amenazaban a los que se aventuraban en la inmensidad del oceano (Lois, 2007). Una isla o un bote flotante en el mar se emplea como simbolo del paraiso en suenos (Dudley, 1958) y en poesia (PerezRioja, 1994). En general, tiene el sentido simbolico de aislamiento, soledad y muerte. A menudo se asocia a la figura femenina, como sucede en la Odisea, donde Circe y Calipso son senoras de sendas islas, Eea y Ogigia (Cirlot, 2006). La isla es simbolo de un centro espiritual, y mas precisamente del centro espiritual primordial (Chevalier, 1999), asemejando isla a Paraiso.

La isla de Syros se identifica con la Thule griega, la Isla Blanca, cuyo nombre (Svetadvipa) se encuentra en los mitos vinculados a Vishnu de la India y se atribuye al templo de Prasat Kok Po en Camboya. La Isla Blanca es una morada de los bienaventurados, al igual que la isla verde celtica (que encierra la montana blanca polar), cuyo nombre se encuentra en el de Irlanda. Las primordiales japonesas son Awa, isla de la espuma y sobre todo Onogoro-Jima. Estan formadas por cristalizacion de la sal que gotea de la lanza de Izanagi, y son tambien islas blancas. Segun la tradicion musulmana, el paraiso terrenal esta situado tambien en una isla: la de Ceilan. Zeus es originario de la isla sagrada de Minos, patria de los misterios. Son tambien islas paradisiacas las que los mitos chinos situan sobre el Mar oriental y que solo pueden alcanzarlas quienes saben volar, es decir, los inmortales (Chevalier, 1999).

Los celtas siempre representaron el otro mundo y el mas alla maravilloso de los navegantes irlandeses en forma de islas localizadas hacia el oeste (o al norte) del mundo. Los dioses irlandeses o los Tuatha De Danann, tribus de la diosa Dana, vienen con sus talismanes maravillosos de las cuatro islas al norte del mundo. La propia Irlanda es una isla divina, pero parece que la isla por excelencia haya sido Gran Bretana, porque es alli donde los druidas iban a perfeccionar su instruccion. La isla es un mundo reducido, una imagen del cosmos completa y perfecta. La isla es simbolicamente un lugar de eleccion, de ciencia y de paz, en medio de la ignorancia y la agitacion del mundo profano. Representa un centro primordial, sagrado por definicion, y su color fundamental es el blanco. El antiguo nombre de Gran Bretana es Albion, La Blanca (Le Roux, 1962).

Las Islas de los Bienaventurados es una denominacion muy habitual en occidente para las Islas Paraiso. La expresion griega makaron nesoi, que en un momento dado los latinos tradujeron por fortunatorum insulae, de donde posteriormente derivaria la designacion geografica Fortunatae Insulae ("Islas Afortunadas"), ha dado nombre a uno de los mas celebres mitos de la cultura occidental que cuenta con casi treinta siglos de historia. Nos encontramos ante una nocion que empieza formando parte de un mito, el de las Edades, a la par que se integra en unas ideas religiosas sobre la vida en el Otro Mundo, para terminar designando, fundamentalmente, a un grupo de Archipielagos del Atlantico (Azores, Madeira, Canarias y Cabo Verde) denominados en algun momento de su historia "Islas Afortunadas". Es mas, el geologo y botanico ingles Philip Barker Webb (1793-1854) acuno el termino "Macaronesla" para designar la region bio-geografica constituida por estos Archipielagos (Martinez, 1999).

La primera mencion de unas Islas de los Bienaventurados en la literatura occidental tiene lugar hacia el 700 a.C. en la obra de Hesiodo Los Trabajos y Dias; un poema didactico en uno de cuyos pasajes se introduce uno de los mitos mas famosos en relacion con el genero humano: el mito de las Edades o de las Razas, mas conocido como mito de la Edad de Oro (Martinez, 1999).

Herodoto (490-425 a.C.), en su Historia, es el primero que alude a un lugar geografico realmente existente (Schrader, 1979: 65-67). Herodoto habla de la ciudad egipcia llamada Auasis, Oasis o Hiaisis, situada en el oasis de Kharga (denominado Iu-hesyu en lengua egipcia y makaron nesos en griego) y habitada por los samios. Otras ciudades egipcias, Canobos y Cefirio, fueron denominadas Campos Eliseos por algunos autores antiguos, y las islas de Lesbos, Creta y Rodas fueron denominadas en algun momento macaron. En los tiempos de Platon y Aristoteles las Islas de los Bienaventurados es una creencia popular, no un recurso poetico o literario (Martinez, 1999), y Platon las describe como lugares:

Donde cosechas generosas hacen crecer en abundancia toda clase de frutos, donde fluyen fuentes de aguas puras, donde variados prados ofrecen un aspecto de primavera por sus flores multicolores, donde hay conversaciones para los filosofos, teatros para los poetas, coros de danza, donde se oye musica, donde se celebran banquetes bien cuidados, festines ofrecidos espontaneamente, como las contribuciones de coregos: una total ausencia de afliccion y una dulce existencia. No hay ni crudo invierno ni caluroso verano, sino que sopla un aire bien suave, atemperado por los dulces rayos del sol (Gomez, 1992: 422-423).

Proximo al concepto de Islas de los Bienaventurados esta el de Llanura Elisea (Elysion pedion) que aparece en la Odisea, obra mas o menos contemporanea de Hesiodo. La expresion griega la tradujeron los latinos, entre otras versiones, por Elysii Campi, Campos Eliseos. Los Campos Eliseos poseen historia propia e independiente de la de las Islas de los Bienaventurados, pero ambas denominaciones se refieren a un lugar de residencia de determinados heroes y en muchos casos se confunden o usan de forma indistinta los terminos Campos Eliseos e Islas de los Bienaventurados (Martinez, 1999).

El mito de las Islas de los Bienaventurados como una tierra de felicidad, otras veces llamada Eliseo o Paraiso, forma parte de una amplia concepcion, extendida por todo el mundo, segun la cual la humanidad ha vivido o vivira en una situacion mas dichosa de lo que vive en la actualidad. Es problematico decidir donde pudo originarse la idea de unas Islas de los Bienaventurados (Martinez, 1999) y existen diversas teorias al respecto. Este mito juega un papel muy importante en la literatura y religion celtas, como han puesto de manifiesto, entre otros, los trabajos de Beauvois (1883), MacCulloch (1911) y Patch (1956), asi como en la de las Islas Britanicas (Bennett, 1956). En la cultura hindu, en especial en los grandes poemas epicos del Mahabharata y Ramayana, se describen igualmente unas tierras de felicidad, entre las que sobresale una "isla esencial", dorada y embellecida, que a veces recibe el nombre de "isla de las joyas", adornada con los elementos propios de este mito. Algo parecido podria decirse tambien de la cultura japonesa, en la que encontramos el concepto de Horaisan, la tierra de la vida eterna (Perry, 1921). Igualmente, la cultura tradicional china conoce unas Islas de los Bienaventurados, situadas en el Pacifico, en la costa oriental del pais, que serian cinco y se llamarian Tai Yu, Yuan Chiao, Frang Hu, Ying Chou y P'eng Lai (Yetts, 1919). Por ultimo, cabria citar las tribus indias del sudoeste americano en las que se puede encontrar la idea de unas islas de felicidad en terminos muy parecidos a este mito (Biedermann, 1993). Esto da una idea de lo extendida que esta por todo el mundo la concepcion de unas islas relacionadas con la vida feliz e inmortal. En vista de ello, no es exagerado plantear la hipotesis de una concepcion perteneciente al imaginario colectivo de la humanidad (Martinez, 1999).

La complejidad de este simbolismo de la isla se presta a situar en ellas historias con valor iniciatico, en las que el heroe debe afrontar un gran riesgo, enfrentandose a dificultades de todo tipo (monstruos, trampas, tentaciones, enemigos) para alcanzar el conocimiento de si mismo, la madurez o un tesoro material (Albert, 2003: 283-284). Este tipo de narraciones tiene claros ejemplos en novelas como Robinson Crusoe de Daniel Defoe o La isla misteriosa de Jules Verne.

El analisis de las peliculas y series de television, incluso de las mas comerciales, permite profundizar en los simbolos, valores, temores y aspiraciones, mas o menos ocultos, de la sociedad y que se reflejan en el arte, y en el cine en concreto (Korstanje, 2010b). Peliculas como The Island (de Michael Bay) o la serie de television Lost (creada por J.J. Abrams, Jeffrey Lieber y Damon Lindelof) son un buen ejemplo para el caso del simbolismo de la isla. The Island plantea la funcion del viaje como mecanismo de refuerzo social y control de los clones. Las aspiraciones de visitar la Isla, un lugar de ensueno y paradisiaco (aguas azules limpias, comodidades, libre de contaminantes y un cielo azul radiante), y volver a empezar en un lugar mejor condensa las expectativas de porvenir de los clones. La presencia de un incentivo, como es viajar a la isla, devuelve al individuo las esperanzas para poder continuar. Tan hermosa como dificil de ganar, la isla se transforma en un "Paraiso Perdido" (cielo) el cual gracias a la loteria es devuelto (Korstanje, 2010b). La isla de Lost es el entorno en el que se plantean diversos temas filosoficos (Kaye, 2010), como el relativismo necesario en un momento donde la "utilidad" y el "instrumentalismo" dominan el dia a dia, y la busqueda del calculo racional es la norma (Korstanje, 2011a). En Lost las relaciones sociales y la construccion del otro estan sujetas a los intereses de cada persona (Arp & Brace, 2010; Austin, 2010). Unas personas que no pueden escapar fisica o psicologicamente de la isla o de su pasado tienden a objetivar al otro y de la convergencia de personas con esta actitud surge el conflicto, dandose situaciones de masoquismo, sadismo o indiferencia, y el chivo expiatorio es el temor a la condicion humana de la propia consciencia (Bonetto, 2010).

EL BUEN SALVAJE

Durante la antiguedad y la edad media el salvaje o barbaro era el simbolo del otro no civilizado. Durante el Renacimiento aparece una dicotomia en la valoracion de la barbarie, para unos continua siendo sinonimo de inferioridad y depravacion, mientras que para otros paso a designar una expresion de inocencia natural (Barabas, 2000). El modelo del buen salvaje queda testimoniado en el siglo XVI en el poema de Hans Sachs ofrecido a los hombres de las ciudades por los hombres salvajes, donde el modo de vida de estos ultimos adquiere caracteristicas utopicas al ser equiparado con el Paraiso y la Edad de Oro (Renard, 1984).

En Los Trabajos y Dias, Hesiodo representa las distintas edades de la raza humana, concebidas como cinco momentos sucesivos de una involucion que revela la decadencia del hombre. En la edad de oro los hombres constituyeron una "raza de oro" y vivieron como dioses, sin tristeza, libres de sufrimientos y dolores. Cuando morian parecian entregarse a un sueno feliz y profundo. La tierra entregaba frutos en abundancia, sin que fuese necesario trabajarla. Mas la raza siguiente, la que Hesiodo llama de plata, no era tan noble como la de oro. Estos hombres eran infelices a causa de su propia estulticia, ademas de ser grandes pecadores y ultrajadores de los otros hombres. Al no ofrecer los sacrificios debidos a los dioses, Zeus los borro de la faz de la tierra. La tercera raza, que Hesiodo llama de bronce, "terrible y muy fuerte'', era inferior a la de plata. Estos eran muy crueles y violentos y se aniquilaron mutuamente hasta que no quedo ni uno. Entonces Zeus creo una cuarta generacion de hombres, que Hesiodo llama de los semidioses, mas nobles y justos. Las guerras los exterminaron en parte, mas a los demas Zeus dio como morada estable una isla lejana de los hombres, en los confines de la tierra. De manera que estos viven sin sufrimientos en las islas felices, en medio de mares profundos, como heroes a quienes la tierra da trigo y frutos tres veces por ano. Despues de estos semidioses felices que habitan las islas en los confines de la tierra, Zeus creo una quinta raza, la de hierro, y los hombres de esta raza jamas cesan de sufrir los trabajos y los dolores diarios, ni de perecer durante la noche: y los dioses los condenaran a sufrir continuamente (Evelyn-White, 1959: 10).

Ovidio, en Las Metamorfosis, habla de un estado inicial de inocencia donde el hombre vivio feliz sin ciudades, ni propiedad, ni armas, ni leyes, ni trabajos:

La misma tierra, sin que nadie la obligara, ni la tocara con un arado o con la azada, daba de si todo lo que fuese necesario al hombre. Y los hombres, contentos por el alimento recibido sin esfuerzo, cogieron los frutos de los arboles, fresas de las lomas de las montanas, cerezas de cornejo, membrillos nacientes en abundancia de las ramas espinosas de las matas y bellotas caidas de las amplias ramas del arbol de Zeus. La primavera duraba entonces para siempre y los cefiros agradables con sus soplos tibios se deleitaban con las flores que nacian sin que nadie los plantara. Entonces la tierra, sin ser cultivada, daba sus cosechas de trigo y los campos, sin arar, se volvian blancos de espigas llenas de trigo (Miller, 1971: 8-10).

En Los Trabajos y Dias, en la que trata de las cinco edades del hombre, Hesiodo concibe tres ideas que seran constantes en el pensamiento occidental: 1) la idea de la edad de oro; 2) la idea de una existencia feliz en las islas de los confines del mundo, y 3) la idea de la edad de hierro como la de la corrupcion y del mal (Cro, 1977: 42). Hesiodo y otros autores como Ovidio pusieron las bases en occidente para el mito del Buen Salvaje o Noble Salvaje.

La imagen de un hombre salvaje con una vestimenta de hojas o de pieles es frecuente en casi todos los folklores. Tambien tiene relacion este ser con paises fabulosos como la isla de San Brandan, o las tierras del Preste Juan. Pero el salvaje no solo es el hombre primitivo, sino el caballero decaido de su condicion o el que ha enloquecido. El mito del Buen Salvaje, o del Noble Salvaje es un topico muy frecuente en la literatura y el pensamiento europeo de la Edad Moderna, cuyo origen se encuentra vinculado a la exploracion de America y al contacto con su poblacion indigena, y aun en la actualidad forma parte del imaginario de muchas personas sobre la relacion entre los pueblos civilizados y los primitivos. Durante el renacimiento se unificaron definitivamente el mito del Buen Salvaje con el de las Islas Felices, auspiciado por la busqueda de una "renovatio" moral de la sociedad europea:

Los textos de los primeros cronistas del descubrimiento de America nos revelan la idea central de dos motivos relacionados con la elaboracion de la utopia moderna: la interpretacion del encuentro entre los europeos corruptos y decadentes con los habitantes inocentes y felices de las islas halladas por Colon; de este encuentro surge la comparacion entre el indio y el europeo, favorable al primero [...] dos mitos seculares de origen clasico se funden en uno solo como consecuencia de la experiencia que la cultura del renacimiento tuvo del Nuevo Mundo (Cro, 1977: 39).

Este discurso de "renovatio" y contraposicion moral entre Nuevo y Viejo Mundo posee reminiscencias de la edad de oro y la edad de hierro descritas por Hesiodo (Cro, 1977) y ya era el motivo perseguido por La Germania de Tacito (Perret, 1967). Cristobal Colon describe los habitantes del nuevo mundo como gentes dociles, temerosas y maravilladas de los espanoles que habian acompanado al Almirante. Las islas y la tierra firme descritas en su Diario aparecen como tierras benditas por su clima templado y la abundancia de frutos. Colon identifica estas islas con el Paraiso Terrenal: "En conclusion, dice el Almirante que los Santos Padres y los sabios filosofos dijeron que el Paraiso Terrenal esta en el Extremo Oriente porque es un lugar muy templado" (Colon, 1971: 147). En Colon se verifica una novedad importante: el mito clasico de la edad de oro y del buen salvaje es asimilado a la tradicion biblica de la expulsion del Paraiso Terrenal y del redescubrimiento del mismo en el Nuevo Mundo (Cro, 1977: 48).

Textos como los de Cristobal Colon o de Bartolome de las Casas fueron un elemento basico en el fomento de este mito y la Leyenda Negra sobre la colonizacion espanola no podria entenderse sin el. En este mito, los indigenas americanos son descritos como seres virtuosos, amables, generosos, sanos ingenuos, sinceros, confiados, pacificos, tranquilos y sabios que vivian en armonia con la naturaleza en contrapunto con los conquistadores (simbolo del hombre civilizado) abyectos, sanguinarios, torturadores, entregados a la codicia y al fanatismo. Los indigenas siempre han sido una reserva inagotable de imagenes manipulables y el imaginario que trata sobre ellos es tan rico como contradictorio, ya que puede concebirlos como hijos del Paraiso o como salvajes culpables del subdesarrollo nacional (Barabas, 2000; Ramos, 1998).

El principal problema del mito del Buen Salvaje es que muchas culturas "primitivas" padecen los mismos defectos que la civilizacion occidental. Estudios antropologicos superficiales y parciales han servido de sustento para la pervivencia de este mito. En el cine de los ultimos anos se pueden ver referencias criticas con este mito (Apocalypto de Mel Gibson) o referencias elogiosas a el y a la hipotesis Gaia de James Lovelock (Avatar de James Cameron).

METODOLOGIA DE ANALISIS

El analisis realizado en este trabajo consiste en una exegesis que busca una interpretacion critica y completa del mito del Paraiso Perdido. La exegesis es un instrumento metodologico poco usual en el campo del turismo (Korstanje, 2011b), posiblemente porque no suele relacionarse el turismo con textos religiosos, mitos arcaicos o fabulas. La exegesis se fundamenta en el analisis de palabras y expresiones y del contexto historico y cultural en que se generan los textos. En la revision se observa que el mito, con variaciones, aparece en diversas epocas y culturas haciendo plausible suponer que hay elementos subyacentes comunes en diversas partes del planeta expresados en las distintas formas del mito. El interes de este mito para el sector turistico se encuentra en que el mito inspira el diseno del producto turistico, como muestran las referencias al mito en muchas promociones turisticas habituales. En este caso se han buscado los elementos fundamentales del mito y convertido en pautas generales de gestion utiles para un mejor diseno de los productos turisticos. En la practica, se esta definiendo una necesidad humana a partir de sus expresiones mas arcaicas, el mito, para una mejor gestion de un sector relativamente reciente en la historia de la humanidad, el turismo vacacional.

EL DESTINO TURISTICO COMO CONCRECION DEL MITO

De la revision realizada de los elementos miticos se llega a la idea de que los conceptos de Isla y Paraiso se encuentran interrelacionados formando la Isla Paradisiaca, como una tierra de abundancia y felicidad bajo un sol radiante, que se divide en dos tipos: la Isla Paradisiaca Deshabitada y la Isla Paradisiaca habitada por el "Buen Salvaje". La Isla Paradisiaca aparece frecuentemente y desde la antiguedad en las narraciones de viajes reales o imaginarios, y es un anhelo de busqueda para exploradores, primero, y turistas, despues. En la actualidad, la busqueda de la Isla Paradisiaca puede verse en hechos como la compra de islas por parte de artistas, deportistas o empresarios millonarios (Isla Paradisiaca Desierta) o en la predileccion por los destinos turisticos insulares (islas del Mediterraneo, islas del Caribe, Bali, islas Maldivas, islas Seychelles, Polinesia Francesa, islas Fidji, islas Hawai, islas Galapago, entre otras) o con un acceso terrestre tan dificultoso como si se tratara de una isla (Isla Paradisiaca habitada por el "Buen Salvaje"), siendo sustituidas las tribus hospitalarias con los extranos por los profesionales del sector turistico.

Si el exito de un destino turistico vacacional depende de su semejanza con el mito expuesto, es necesario determinar de forma clara que elementos componen este mito universal de la Isla Paradisiaca Habitada por el Buen Salvaje y como concretarlos en la oferta de un destino. Los principales elementos del mito y como llevarlos a la realidad de un destino vacacional son:

--Isla. El espacio turistico, la isla, es el lugar donde se huye de las privaciones de la vida diaria (Korstanje, 2010b). Se trata de un espacio geografico aislado, preferentemente una isla de dimensiones no muy extensas, aunque puede tratarse de un oasis u otra zona geografica de dificil acceso. Normalmente se trata de islas de dimensiones relativamente faciles de recorrer, ya que las islas muy extensas pierden la percepcion de isla a ojos de los visitantes. El regreso al paraiso implica abandonar el mundo cotidiano y sin el aislamiento que aporta una pequena isla no se consigue la percepcion de desconexion de los sufrimientos diarios. Por ellos, las pequenas islas del Caribe, el Mediterraneo, el Indico, el Pacifico o el Atlantico poseen una imagen mas paradisiaca que las grandes islas (Cuba, Sicilia, Australia, Java, Borneo, etc.). En algunos mitos se habla de islas flotantes o islas moviles. Estas islas son asimilables a barcos y la descripcion de una isla paradisiaca movil o flotante puede considerarse una metafora de los cruceros turisticos modernos.

--Tierra de abundancia. La abundancia de frutas, cereales, agua, dulces (leche y miel), etc. es un elemento tipico de este mito. Ademas se consigue esta abundancia sin esfuerzo por parte de los hombres. Desde el inicio de la agricultura se ha buscado replicar esta situacion con el desarrollo del regadio y la creacion de frondosos jardines poblados por frutales, aunque ello implique esfuerzo. En un destino turistico esta abundancia se consigue con un esmerado cuidado del paisaje y los jardines de los complejos turisticos por un parte. Y, por otra parte, con centros de frutas y flores, abundancia de comida e innovaciones tecnicas que permitan minimizar el esfuerzo del huesped durante su estancia. Debe buscarse que el huesped pueda disfrutar del maximo reposo y la maxima abundancia simultaneamente. La actividad fisica debe ser una opcion, no una obligacion.

--Clima. "No hay ni crudo invierno ni caluroso verano, sino que sopla un aire bien suave, atemperado por los dulces rayos del so!' (Gomez, 1992: 423). Todos los mitos describen un clima primaveral durante todo el ano, con muchas flores, soleado y refrescado por una suave brisa. Esto se concreta en temperaturas lo mas estables posible (Coll & Segui, 2014) entre los 16 (Gomez, 2003) y 33 (Besancenot, 1991) grados centigrados, tiempo soleado, brisa suave y sin perturbaciones climaticas (tormentas, fuertes vientos, neblinas o brumas, etc.). El periodo del ano que un destino vacacional cumpla con estas caracteristicas sera temporada alta. Por ejemplo, en el Mediterraneo y Europa los meses de verano, y en el Caribe y sudeste asiatico todo el ano salvo los meses de huracanes, tifones y monzones. A mayor ajuste a esta condicion, mayor temporada turistica y mayor rentabilidad de las inversiones. Si se trata de una isla, el efecto del mar permitira reducir las oscilaciones termicas y facilitar el cumplimiento de esta condicion. Si ademas se trata de una isla tropical, la temporada turistica sera de casi la totalidad del ano. Por ese motivo, la gran mayoria de destinos vacacionales mas admirados se encuentran entre las latitudes de los dos Tropicos.

--Blanco. Como representacion de sacralidad, pureza y virtud, y como metafora de los rayos de sol. La importancia del color blanco es tal que en muchos casos las islas paradisiacas son denominadas Isla Blanca. En la practica se fuerza la presencia del color blanco en la promocion turistica de dos formas. La primera, dandole ese color a todo lo que sea posible (ropa, cortinas, casas, postes, embarcaciones, etc.). Esto implica pintar, tenir o decolorar todas las cosas obra de humanos que lo permitan (ropa y telas blancas, construcciones encaladas, etc.), implicando una fabricacion de la imagen turistica que luego se promocionara. En segundo lugar, describiendo como blancas cosas de la naturaleza que en realidad son de colores palidos, ocre i beige principalmente, o como colores claros cuando no es asimilable al blanco (aguas turquesa en vez de azules). El ejemplo mas claro de esta costumbre esta en las "playas de arena blanca", cuando en realidad suelen ser ocres claros o amarillos, y solo las playas formadas por la descomposicion de esqueletos de corales blandos son realmente blancas.

--Entretenimiento: conversaciones, fiestas, teatro, musica, banquetes. Aunque la actividad principal que atrae a los turistas a estos destinos turisticos es el descanso y el relax, es necesario ofrecerles algo para los momentos en que deseen romper ese descanso. Esto implica, en el momento presente, ofrecer excursiones, actividades acuaticas y otros pasatiempos, pero sobre todo fiestas, banquetes, musica y espectaculos. Estas fiestas y espectaculos deben ser sorprendentes y grandiosos en comparacion con lo que viven habitualmente los turistas en sus lugares de residencia. Cabe indicar que las mayores discotecas del mundo se encuentran en destinos turisticos de este tipo, las fiestas y ritos tradicionales de estas regiones han sido exageradas para que resulten mas atractivas, y las fiestas nocturnas al aire libre (legales o ilegales) son muy comunes en estos destinos turisticos.

--Ausencia de afliccion y enfermedades. El viaje a un destino turistico vacacional busca regresar por un tiempo al estado de bienestar primigenio que representa el Paraiso Terrenal. Esto es, un clima suave y abundancia de comida, como huida del frio, la escasez y el trabajo, pero tambien se busca escapar de la violencia y de la enfermedad. Este hecho conlleva que las regiones con presencia de enfermedades graves (malaria, tifus, etc.) o casos de violencia frecuentes (guerras, violencia social o ritual, etc.) tienen muchas menos posibilidades de desarrollarse turisticamente. En la practica, esto implica que la erradicacion de enfermedades graves y comportamientos violentos es un elemento necesario y previo al desarrollo turistico, ya que de lo contrario los esfuerzos realizados resultaran inutiles. Las caracteristicas ecologicas y sociales de las pequenas islas facilitan el cumplimiento de esta condicion, respecto a las grandes islas o las tierras continentales, pero no siempre es garantia de ello. Por ejemplo, muchas islas de Melanesia (Figura 2) aun tienen presencia de enfermedades como la malaria y hasta hace poco mas de cincuenta anos existian tribus muy violentas y con rituales canibales, mientras que en las islas de Polinesia estos elementos eran desconocidos (Huffman, 1996).

--Noble Salvaje. En la practica se traduce en un trato hospitalario por parte de los trabajadores del sector y los residentes en general, tanto poblacion autoctona como nuevos residentes. Los seres humanos definen sus identidades sociales en base al "tabu hacia el extranjero" (Korstanje, 2010a), lo cual implica la aparicion del miedo al extrano o xenofobia. A la vez, las personas viven la angustia o miedo de ser extranjero cuando es necesario salir del territorio propio, siendo necesario el concepto de la hospitalidad en las relaciones residente-extranjero. La angustia de la extranjeria es contrarrestada por medio de rituales de expiacion en los cuales se asienta la hospitalidad, como es el ofrecimiento del pan y la sal al recien llegado. Ambos miedos llevan a la aparicion del binomio hospitalidad/hostilidad, cuyo resultado depende del tipo de reciprocidad entre huesped y anfitrion. La hospitalidad es un concepto juridico, ya presente en la antiguedad entre los celtas y romanos, surgido para determinar las relaciones entre comunidades vecinas y, en algunos casos, para permitir peregrinaciones o la celebracion de fiestas sagradas (Korstanje, 2010a). La relacion de hospitalidad convierte al extranjero, a priori enemigo, en amigo e implicaria por sus origenes etimologicos una proteccion del huesped o extrano a cambio de una sumision a las normas y deseos del anfitrion. Es decir se establece la libre circulacion y la asistencia al extrano pero con obligacion de respeto al anfitrion y su sociedad.

Hay dos tipos de hospitalidad: la hospitalidad absoluta en donde la proteccion del huesped es un mandato divino, ya que los anfitriones pueden convertirse ellos mismos en huespedes en un futuro (Korstanje, 2010a), y una de las caracteristicas del Noble Salvaje, y la hospitalidad condicional en donde se presta una atencion a cambio de una retribucion dineraria. La hospitalidad condicional es la base de los servicios turisticos actuales y del campo de estudio denominado hospitality. Vinculado al grado de hospitalidad encontramos las actitudes de los residentes hacia el turismo y la sociedad tradicional de la region. En las regiones con fuerte presencia de una hospitalidad tradicional de tipo absoluta, que no busca una contraprestacion inmediata, y con actitudes positivas hacia el turismo, el desarrollo turistico es mas rapido y exitoso.

[FIGURA 2 OMITIR]

Las islas mundialmente mas famosas se caracterizan por una sociedad tradicional con mayor tolerancia y hospitalidad hacia las personas llegadas desde fuera, y muchas veces es una sociedad con fuerte tradicion de hospitalidad absoluta. Las diferencias culturales explican el mayor peso internacional de Bali como destino turistico en comparacion con el resto de islas de Indonesia. Bali es una isla pequena, tropical, como muchas en la zona, pero su poblacion es mayoritariamente hinduista a diferencia del resto de Indonesia (Badan Pusat Statistik, 2010). Al comparar Melanesia y Polinesia (Figura 2), en ambos casos las poblaciones son hospitalarias pero, mientras en Melanesia esperan una contraprestacion inmediata a su hospitalidad (hospitalidad condicional), en Polinesia esperan que su hospitalidad presente sea compensada con una hipotetica hospitalidad futura hacia ellos (Huffman, 1996), es decir, predomina una hospitalidad absoluta.

En el sector turistico, el Noble Salvaje se traduce en trabajadores y residentes serviciales hacia los turistas y un cierto neocolonialismo de los paises emisores sobre los paises receptores. El motivo de que los residentes acepten esta situacion es debido a que con ello buscan el desarrollo economico del destino turistico (Gursoy, Jurowski & Uysal, 2002; Haralambopoulos & Pizam, 1996; Lawson, Williams, Young & Cossens, 1998) y la gravedad del posible colonialismo depende de quien posee la iniciativa y control del desarrollo turistico, personas del pais emisor o del pais receptor (Rubio, 2003: 274).

La busqueda de una explicacion en la mitologia universal es una idea bastante novedosa y, aunque Korstanje (2009) analiza el origen mitico de las vacaciones anuales como un ritual establecido por pasajes del Genesis y el Exodo del Antiguo Testamento, parece logico considerar que deben ser mitos muy antiguos y universales los que inspiren los viajes vacacionales, ya que son mas universales que el conocimiento del Antiguo Testamento y la tradicion judio-cristiana.

CONCLUSIONES

La isla, un punto rodeado por la inmensidad de la nada, aparece a lo largo del tiempo desde que existe la escritura y en todos los confines colonizados por los seres humanos. Es el origen del universo y la posicion del ser humano en el, se encuentra en el interior de las personas y es un fin a alcanzar en su forma paradisiaca, una vuelta a un supuesto origen anhelado. Aparece una isla en el origen del mundo, Odiseo intenta regresar por todos los medios a su paraiso personal y Temujin gobierna la inmensa isla que es el mundo con el titulo de Genghis Khan, senor de los oceanos. En todas las mitologias del mundo aparece el concepto de isla en su acepcion mas amplia.

La Isla Paradisiaca es el origen de la humanidad y el lugar donde se desea regresar, es el bien que las personas quieren alcanzar en su interior, y guarda todo lo bueno conocido y por conocer. A veces, es una metafora del cielo y otras el cielo en si mismo. La Isla Maldita guarda los males, lo desconocido o incomprensible para las personas, la magia y los poderes de seres suprahumanos, y es la fuente de los miedos humanos. La Isla Maldita suele acompanar a la Isla Paradisiaca, como representacion del equilibrio entre las fuerzas opuestas y recordatorio de lo que tienen y pueden perder los habitantes del Paraiso. En cierto modo es una prueba para la humanidad. La Isla Paradisiaca es la luz, es luminosa y de colores claros. El color que la simboliza es el blanco, blanco perfilado de azul en muchos casos. Mientras que la Isla Maligna es oscura, misteriosa y habitada por lo desconocido.

Las islas pueden estar situadas en lugares inalcanzables o de dificil acceso. A veces es un lugar lejano y con un camino peligroso para llegar, pero en otros casos la dificultad es mas grande por el hecho de que la isla se mueve. Siendo una metafora de estas islas moviles los barcos que surcan los mares. Estos barcos pueden ser, como las islas, paraisos o misteriosos y malignos.

La humanidad ha buscado desde tiempos remotos el paraiso, regresar al lugar perfecto del que cree fue expulsada. Asi el ser humano ha buscado, explorado y migrado por la tierra hasta conquistarla integramente, y en algunos lugares las conquistas han sido muchas y sucesivas. De esta forma las naciones occidentales han conquistado America, Africa, el Sudeste Asiatico o las islas del Pacifico.

Cuando se ofrece un producto turistico la necesidad humana que se pretende cubrir es el ansia de regreso al Paraiso, a la Isla Paradisiaca, sea en un paraje natural (islas o costas tropicales, montanas o parajes naturales, etc.) o humano (ciudades, palacios, monumentos, etc.). Cuando se crea una oferta turistica se ofrece regresar al Paraiso Perdido por un tiempo y un precio, y el exito de esta oferta viene determinado por su grado de ajuste al mito aqui expuesto.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

Albert, J. M. (2003) "Diccionario de simbolos". Optima, Barcelona

Arp, R. & Brace, P. (2010) "Tregua moral: objetivacion en Lost". En: Kaye, S. M. (ed.) La Filosofia de Lost: la isla tiene sus razones. El Zorzal, Buenos Aires, pp. 27-40

Austin, M. (2010) "?Que les deben Jack y Locke a sus padres?" En: Kaye, S. M. (ed.) La Filosofia de Lost: la isla tiene sus razones. El Zorzal, Buenos Aires, pp. 17-26

Badan Pusat Statistik (2010) "Censo de 2010". Badan Pusat Statistik, Yakarta. Disponible en: www.bps.go.id. Acceso el 10/08/2013

Barabas, A. M. (2000) "La construccion del indio como barbaro: de la etnografia al indigenismo". Alteridades 10(19): 9-20

Bearman, P. J. (2005) "Encyclopaedia of Islam". E. J. Brill, Leiden

Beauvois, E. (1883) "L'Elysee transatlantique et L'Eden occidental". Revue de l'Histoire des Religions VII: 273-318

Bennett, J. W. (1956) "Britain among the Fortunate Isles". Studies on Philology 53: 114-140

Besancenot, J.P. (1991) "Clima y turismo". Ed. Masson, Barcelona

Biedermann, H. (1993) "Diccionario de simbolos". Paidos Iberica, Barcelona

Bonetto, S. (2010) "Sin salida ... de la isla: un analisis sartreano de Lost". En: Kaye, S. M. (ed.) La Filosofia de Lost: la isla tiene sus razones. El Zorzal, Buenos Aires, pp. 111-122

Burckhardt, T. (1947) "Art and thought". Luzac & Co., London

Campbell, J. (1997) "Los mitos. Su Impacto en el mundo social". Editorial Kairos, Barcelona

Chevalier, J. (1999) "Diccionario de los simbolos". Herder, Barcelona

Cirlot, J. E. (2006) "Diccionario de simbolos". Ediciones Siruela, Madrid

Coll, M. A. & Segui, M. (2014) "El papel del clima en la estacionalidad turistica y la configuracion de productos turisticos emergentes. El caso de Mallorca". Cuadernos de Turismo 33: 15-30

Colon, C. (1971) "Los cuatro viajes del Almirante y su testamento". Espasa-Calpe, Madrid

Corbin, H. (1995) "Trilogie ismaelienne". Editions Verdier, Paris

Cro, S. (1977) "Las fuentes clasicas de la utopia moderna: el 'Buen Salvaje' y las 'Islas Felices' en la historiografia indiana". Anales de Literatura Hispanoamericana 6: 39-52

Douglas, M. (1975) "Sobre la naturaleza de las cosas". Anagrama, Barcelona

Douglas, M. (1978) "Simbolos naturales: Exploraciones en cosmologia". Alianza Editorial, Madrid

Douglas, M. (1991) "Pureza y peligro: Un analisis de los conceptos de contaminacion y tabu". Siglo XXI de Espana Editores, Madrid

Dudley, G. A. (1958) "Sentido y significado de los suenos". Maucci, Barcelona

Eliade, M. (1977) "Yoga, inmortalidad y libertad". La Pleyade, Buenos Aires

Eliade, M. (2006) "El mito del eterno retorno". Emece Editores, Buenos Aires

Eliade, M. (2008) "Mefistofeles y el androgino". Editorial Kairos, Barcelona

Evelyn-White, H. G. (1959) "The Homeric Hymns and Homerica". Harvard University Press, Cambridge

Frazer, J. G. (2011) "La rama dorada: magia y religion". Fondo de Cultura Economica de Espana, Madrid

Gomez, M. B. (2003) "Duracion y caracteristicas de la estacion climatico-turistica estival en

Cataluna". Estudios Geograficos 64(253): 623-653

Gomez, P. (1992) "Platon. Dialogos". Editorial Gredos, Madrid

Griaule, M. (1956) "Note sur un couteau de circoncision bozo". Journal de la Societe des Africanistes 26: 7-8

Grousset, R. (1951) "La Chine et son art". Editions d'Art et d'Histoire, Paris

Guenon, R. (1925) "L'homme et son devenir selon le Vedanta". Bossard, Paris

Guenon, R. (1927) "Le roi du Monde". Ch. Bosse, Paris

Guenon, R. (1969) "Simbolos fundamentales de la ciencia sagrada". Eudeba, Buenos Aires

Guenon, R. (1976a) "El esoterismo de Dante". Dedalo, Buenos Aires

Guenon, R. (1976b) "El reino de la cantidad y los signos de los tiempos". Ayuso, Madrid

Gursoy, D.; Jurowski, C. & Uysal, M. (2002) "Resident attitudes: a structural Modeling Approach". Annals of Tourism Research 29(1): 79-105

Haidar, J. (1990) "El estructuralismo". Juan Pablos, Mexico D.F.

Haralambopoulos, N. & Pizam, A. (1996) "Perceived impacts of tourism: the case of Samos". Annals of Tourism Research 23(3): 503-526

Huffman, K. W. (1996) Honorary Curator of the Vanuatu Cultural Centre. Comunicacion personal

Kaye, S. M. (2010) "En La Filosofia de Lost: la isla tiene sus razones". El Zorzal, Buenos Aires

Korstanje, M. (2009) "Interpretando el genesis del descanso: una aproximacion a los mitos y rituales del turismo". Pasos: Revista de Turismo y Patrimonio Cultural 7(1): 99-103

Korstanje, M. E. (2010a) "Las Formas Elementales de la Hospitalidad". Revista Brasileira de Pesquisa em Turismo 4(2): 86-111

Korstanje, M. E. (2010b) "La isla y el viaje turistico-una interpretacion del filme de Michael Bay, desde el psicoanalisis y el pensamiento filosofico moderno y contemporaneo". Anuario Turismo y Sociedad (11): 155-174

Korstanje, M. E. (2011a) "Deconstruyendo el sentido de Lost: tragedia, viaje y turismo". International Journal of Safety and Security in Tourism/Hospitality 1(1): 16-23

Korstanje, M. E. (2011b) "Mitologia y turismo: La exegesis como interpretacion hermeneutica". Estudios y Perspectivas en Turismo 20(6): 1258-1280

Korstanje, M. E. (2011c) "Odin, el dios viajero: La influencia de la Mitologia Nordica en la creacion del Turismo". Turismo & Sociedade 4(2): 398-424

Korstanje, M. E. (2012) "Examining the Norse mythology and the archetype of Odin: The inception of Grand Tour". Tourism: An International Interdisciplinary Journal 60(4): 369-384

Lao Tse (2005) "Tao Te King". Ediciones Obelisco, Barcelona

Lawson, R. W.; Williams, J.; Young, T. & Cossens, J. (1998) "A comparison of residents attitudes towards tourism in 10 New Zealand destinations". Tourism Management 19(3): 247-256

Le Roux, F. (1962) "Les iles au Nord du Monde". En: Renard, M. Hommages a Albert Grenier. Berchen, Bruselas, pp. 1051-1062

Lebor Gabala Erenn (1956) "Lebor Gabala Erenn. The Book of the Taking of Ireland". 5 vol. R. A. Stewart Macalister, London

Levi-Strauss, C. (2011) "Antropologia estructural". Ediciones Paidos Iberica, Barcelona

Lois, C. (2007) "Mare Occidentale: el territorio atlantico en los mapamundis del siglo XVI". En: Zusman, P.; Lois, C. & Castro, H. (ed.) Viajes y geografias. Editorial Prometeo, Buenos Aires, pp. 3350

MacCulloch, J. A. (1911) "The religion of the ancient celts". T. and T. Clark, Edinburg

Martinez, M. (1999) "Las islas de los bienaventurados: Historia de un mito en la literatura griega arcaica y clasica". Cuadernos de Filologia Clasica: Estudios griegos e indoeuropeos 9: 243-279

Maspero, H. (1950) "Le Taoisme". Pub. Du Musee Guimet, Paris

Miller, J. (1971) "Ovidio. Metamorphoses". Harvard University Press, Cambridge

Nieto, S. (2004) "Del jardin mitico al jardin del disfrute: Mesopotamia una aproximacion al origen y concepto de los jardines". Aparejadores 66: 64-71

Patch, H. R. (1956) "El otro mundo en la literatura medieval". Fondo de Cultura Economica, Ciudad de Mexico

Perez-Rioja, J. A. (1994) "Diccionario de simbolos y mitos". Editorial Tecnos, Madrid

Perret, J. (1967) "Tacito. La Germanie". Les Belles Lettres, Paris

Perry, W. J. (1921) "The Isles of the Blest". Folklore 32: 150-170

Pritchard-Evans, E. E. (1977) "Los Nuer". Editorial Anagrama, Barcelona

Ramos, A. (1998) "Convivencia interetnica en Brasil: los indios y la nacion brasilena". En: Bartolome, M. & Barabas, A. (coor.) Autonomias etnicas y estados nacionales. Consejo Nacional para la Cultura y las Artes / Instituto Nacional de Antropologia e Historia, Ciudad de Mexico, pp. 195-214

Reina, C. & Valera, C. (1960) "La Santa Biblia: Antiguo y Nuevo Testamento". Bibles.org.uk, London

Renard, J. B. (1984) "El hombre salvaje y el extraterrestre: dos figuras del imaginario evolucionista". Diogenes 127(otono): 65-78

Rubio, A. (2003) "Sociologia del turismo". Editorial Ariel, Barcelona

Schrader, C. (1979) "Herodoto. Historia. Libros III-IV". Editorial Gredos, Madrid

Schuon, F. (1950) "L'Oeil du Coeur". Gallimard, Paris

Sola, M. D. (2004) "Mitologia romana". Editorial Gradifico, Buenos Aires

Stanilewicz, G. (2008) "L'ile-enfant, sur le symbolisme litteraire de l'insularite". Verbum Analecta Neolatina 10(2): 389-398

Stein, R. (1942) "Jardins en miniature d'Extreme-Orient". Bulletin de l'Ecole Frangaise d'ExtremeOrient 43: 1-104

Vernant, J. P. (2005) "Erase una vez ... el universo, los dioses, los hombres". Fondo de Cultura Economica, Buenos Aires

Yetts, W. P. (1919) "The Chinese Isles of the Blest". Folklore 30: 35-62

Recibido el 08 de agosto de 2014

Reenviado el 06 de enero de 2015

Aceptado el 16 de enero de 2015

Arbitrado anonimamente

Jose Ramon Cardona *

Maria del Carmen Azpelicueta Criado **

Antoni Serra Cantallops ***

Universidad de las Islas Baleares

Palma de Mallorca--Espana

* Licenciado en Administracion y Direccion de Empresas, y Licenciado en Economia y Doctorado en Economia de la Empresa por la Universitat de les Illes Balears, Espana. Se desempena como Investigador Colaborador del Grupo de Investigacion Direccion y Gestion de Empresas y Destinos Turisticos de la Universitat de les Illes Balears. E-mail: jramon.cardona@terra.com

** Licenciada en Ciencias del Trabajo por la Universitat Oberta de Catalunya, Espana. Graduada Social Diplomada por la Universitat de les Illes Balears, Espana. Se desempena como Investigadora predoctoral, con Beca FPU del Ministerio de Educaccion, Cultura y Deportes, en el Departamento de Economia de la Empresa en la Universitat de les Illes Balears. Miembro del Grupo de Investigacion Direccion y Gestion de Empresas y Destinos Turisticos de la Universitat de les Illes Balears. E-mail: m.azpelicueta@uib.eu

*** Licenciado en Ciencias Economicas por la Universidad Nacional de Educacion a Distancia, Espana. Master of Business Administration por la Middlesex University, Reino Unido; y Doctor en Economia por la Universitat de les Illes Balears, Espana. Se desempena como Profesor Titular de Comercializacion e Investigacion de Mercados en la Universitat de les Illes Balears. Investigador Principal del Grupo de Investigacion Direccion y Gestion de Empresas y Destinos Turisticos de la misma institucion. E-mail: antoni.serra@uib.es
COPYRIGHT 2015 Centro de Investigaciones y Estudios Turisticos
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2015 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Ramon Cardona, Jose; Azpelicueta Criado, Maria del Carmen; Serra Cantallops, Antoni
Publication:Estudios y Perspectivas en Turismo
Article Type:Ensayo
Date:Jul 1, 2015
Words:10886
Previous Article:Evolucion conceptual de la literatura turistica sobre el terrorismo: una exploracion inicial.
Next Article:Comida local y memoria gustativa: el Tirolerfest de Treze Tilias (Brasil).
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters