Printer Friendly

El mexicano de Teotihuacan (primera parte).

1. Noticia General

En estos breves apuntes se examina en particular, comparandolo con el mexicano conocido como clasico, el material linguistico reunido en los pueblos de San Francisco Mazapan y San Martin de las Piramides, en un lapso de dos meses de estudio, e incidentalmente se atiende a las diferencias foneticas mas notables que acusa el mexicano de Atlatongo, Xometla y Acolman, comparado con el de los dos primeros pueblos.

Debido a la facil comunicacion con la capital, cada dia cede mas lugar a la espanola la lengua mexicana en la region de Teotihuacan, y apenas si la habla todavia la poblacion mayor de treinta anos, no sin mezclar un numero nada reducido de vocablos espanoles, aun en las conversaciones mas triviales de la vida diaria. Esta marcada tendencia a desaparecer no obsta para que la mayoria de los que la acostumbran todavia, aunque solo sea en sus relaciones familiares, encuentren en ella cierto caracter de su antigua nacionalidad que los mueve a considerarse como partes integrales de un mismo conjunto constituido por el grupo de habla mexicana. Pero esta circunstancia, que seria de tenerse en cuenta, si se viniese a devolver a nuestras principales razas indigenas su nacionalidad dentro de la unidad politica de nuestro pais, carece de mayor importancia en Teotihuacan, donde pocos son los que no la desdenan y mas contados aun los que se enorgullecen de conocerla, porque juzgandola culturalmente inferior a la espanola, aquellos que continuan expresandose en mexicano en sus relaciones familiares se resisten a menudo a confesarlo para no sufrir el desprecio con que la poblacion de habla espanola (india o mestiza) senala a aquella que continua usando el modo de vestir y hablar indigenas.

No sera extrano que en estas condiciones, en una decena de anos la lengua mas culta haya acabado de aduenarse por entero del terreno que en parte continua disputandole, debilmente, la lengua indigena, pues aunque conserva en general las caracteristicas foneticas y morfologicas del mexicano del siglo XVI, su lexico se modifica radicalmente por la adopcion paulatina, pero constante, de vocablos hispanos, que ha debido aumentar en los dos ultimos siglos, como parece corroborarlo el examen de su estructura fonetica.

En efecto, es muy corto el numero de hispanismos que acusan un origen anterior al siglo XVII, quiza tambien porque la poblacion bilingue los ha rechazado despues para preferirlos en la forma contemporanea, mas en uso en la region. La x del espanol del siglo XVI tenia un valor semejante al de la fricativa lingual x(c) del mexicano (espanol antiguo: xabon>xapo[capo], jabon), y otro tanto sucedia con la /'(o) (espanol antiguo: aguja [aguoa] >acoxa [a'koca], aguja), y, por lo mismo, la adaptacion de los vocablos hispanos al fonetismo mexicano exigia principalmente la mutacion de las explosivas sonoras espanolas b, d, g, en las sordas correspondientes p, t, c(k), v. g.: xabon>xapo, jabon; aguxa>acoxa, aguja, etcetera. Los gramaticos espanoles afirman que en el siglo XVI la b (explosiva sonora) y la v (fricativa sonora) se habian confundido en un solo sonido fricativo: v, que se escribia, ora b, ora v, amoldando la ortografia a la etimologia latina y ya no a la pronunciacion que tenian en el espanol antiguo. Sin embargo, me inclino a creer que el sonido escrito indistintamente v, u, en el siglo XVI, correspondia al de la u en italiano, como en uomo, o al del espanol en hueso (espanol antiguo: vesso), pues distinguiendose de la b, paso al mexicano como u(w o u), mientras que la b>p. Por ejemplo: espanol antiguo: vaca>uaca, vaca; haua>auax (awac), habas; cauallo>cauayo (kawajo), caballo, etcetera; mientras que xabon>xapo, jabon, etcetera. La nasal prepalatal n(n) se muda en la fricativa palatal y(j), lo mismo que la lateral palatal //([lambda])>(j), v. g.: pano>payo (pajo), manto; cauallo>cauayo (kawajo), caballo, etcetera. La vibrante r, rr(r) se muda en la lateral homorganica /(l), v. g.: jarro>xalo, etcetera; mientras que en los hispanismos de adopcion moderna se conserva tambien la r cuando es una semivibrante lingual en espanol (p), v. g.: tepalcatero (tepalkatepo), alfarero (hibridismo: tepalcatl, tarro + -ero). La fricativa labial sorda f>p, por ejemplo: faxa>paxa (paca), faja, etcetera. Otras mutaciones secundarias que se encuentran en los hispanismos antiguos son: la mutacion de s en x (c): azno>axno (acno); castilla>caxtiya (kactija), etcetera. Los vocablos agudos se mudan en graves y los terminados en -n generalmente sufren apocope de este sonido: calzon>calzo (ka[lambda]so); cajon>caxo (kaco), etcetera.

Se puede afirmar de una manera general que los vocablos espanoles adoptados posteriormente en el lexico del mexicano de Teotihuacan no sufren ninguna modificacion para acomodarse al fonetismo de la lengua indigena, sino que, al contrario, se ha hecho sentir su influencia sobre el mismo. Asi, por ejemplo: la africativa lateral tl(L), peculiar al mexicano, suena en boca de la mayoria como el grupo de consonantes tl(tl) o cl(kl) delante de vocal, mudando la dental t en prepalatal; en posicion final la tl es asona. Tampoco ocurre con la misma frecuencia que en el mexicano de otros lugares la explosiva glotal llamada saltillo, y el uso frecuente de vocablos y sufijos espanoles ha introducido el de los sonidos hispanos que antes le eran extranos: b (v), d, f, g, j(x), n, r, rr, ([rho]; r). La cantidad de las vocales tampoco desempena el mismo papel importante que en el mexicano clasico y hoy todavia en el de otras regiones. Estas circunstancias y el numero importante de hispanismos en uso corriente en el vocabulario de las generaciones jovenes prestan al mexicano de Teotihuacan cierto caracter tan heterogeneo y disparatado como el de una lengua mezclada. Sin embargo, el acervo lexico mexicano de la ultima generacion es muy abundante.

Su vocabulario se distingue tambien del clasico por cierto numero de regionalismos y neologismos o, mejor dicho, vocablos faltantes en los diccionarios clasicos o cuya acepcion se ha modificado. De unos y otros sirvan de ejemplo los siguientes:
en Teotihuacan                                   en mexicano clasico
citlalhcuitlatl (sitla:
[lambda]kmitlatl)                    bolido      metzcuitlatl
chiquelli (tci'kelb)                 gallo       castillan uexolotl
chauatatli (tcawatatb)               padrastro   tlacpatatli
macatli (makatb)                     cuna        cocolli
en Teotihuacan                                   en mexicano clasico
mictlancalli (miktla:[eta]kalle)     carcel      teilpiloyan;
                                                 tecaltzaqualoyan
pitzotli (pitsotb)                   bozo        tetenneamiquiliztli
quaquaxolli (kmakma'colta)           charlatan   tlatlatoani
tlacayeualotl (tlakaje'walotl)       engano      tecanecayaualiztli
tzinalacaztli (tsinala'kastls)       chincuete   tzincueitl

Entre aquellos cuya acepcion se ha modificado, citaremos:

acepcion clasica                                 acepcion regional
chachauatl (tca-'tcawatl)            liron       rata
yolhcatl (j[??]:[lambda],katl)       sabandija   animal en general
                                                 (yulqui)
tecochtli ([phrase omitted])         sepultura   nido (tapacolli)
tezcatli ('teskatl)                  espejo      vidrio; espejo
tlatzcan (tlatskan)                  cipres      arbol en general
                                                 (quauitl)
uentli ('w[epsilon]ntl[??])          ofrenda     obvencion bautismal;
                                                 etcetera


En total, hispanismos y regionalismos forman mas de un diez por ciento en el vocabulario de Teotihuacan.

2. NOTICIA FONETICA

Como vimos antes, en el fonetismo del mexicano de Teotihuacan ha influido necesariamente la condicion bilingue de su poblacion, cuya mayoria nada mas conoce el espanol.

Su sistema vocalico se puede apreciar en conjunto por el diagrama siguiente:

La u cerrada ocurre propiamente nada mas en los diptongos au, eu, provocando en el segundo caso cierto redondamiento de la e en la combinacion final -euh, por lo que se produce por asimilacion regresiva una vocal mixta, mas relajada que la que se oye en la primera silaba del vocablo frances peuple, pueblo. Otro tanto ocurre con la i en la combinacion final -iuh: casi se asimilan la i-u. Ambos casos, siendo poco frecuentes, no requieren signos especiales. Los vocablos que en el mexicano clasico se escribian indistintamente con u-o, tienen siempre o en los pueblos de San Francisco Mazapan y San Martin de las Piramides: muchin>mochi (motci), todo; muztla>moztla (mo:stla), manana; capulin>capoli (kapolin), cerezo; chapulin>chapoli ([tcapoli.sup.n]), langosta, saltamonte; etcetera. El fenomeno contrario ocurre en el modo de hablar del vecino pueblo de Atlatongo: uexolotl>uexulutl (wecu:lutl), pavo; coyotl>cuyutl (kuju-tl), coyote; etcetera, mudandose igualmente en u la o-, prefijo verbal de preterito, v. g.: u-ia<o-ia, iba; etcetera.

U, abierta; u, intermedia entre u-o, escrita ou.

Las vocales e, o ocurren abiertas ([epsilon], c) y cerradas (e, o).

La a, en general, es lo mismo que en espanol. La asimilacion regresiva que ocurre a menudo en el grupo vocalico ao permite oir una vocal mixta ([LAMBDA]) que se produce manteniendo los labios en la posicion para a, mientras la lengua hace el movimiento para o abierta: tlaolli>tlolli (tl[LAMBDA]ll[??]), maiz. Esa misma vocal se oye a menudo en tioui (ti[LAMBDA]w[??])<tliaui, vamos; nio (ni[LAMBDA]:)<uiauh, yo voy, etcetera, lo que me induce a creer que la silaba au es propiamente aU. Pero casi siempre que ocurre el grupo ao, hay perfecta asimilacion progresiva, v. g.: tlaocoxtica>tlacoxtica (tlako[??]c'tika), estar triste. La transcripcion de ([lambda]) es innecesaria.

La i cerrada es menos frecuente que la abierta ([tau]). En posicion final -lli, -tli, se relaja el estrechamiento anterior de la lengua elevandose por la parte media dorsal, produciendose en la pronunciacion habitual una vocal oscura ([??]), intermedia entre i-e, que se acerca mas a e (propiamente: ei).

Las vocales a, o, e, con pronunciacion de saltillo, son mas velarias. A cada vocal corresponde una larga. No es rara la rearticulacion formandose una especie de diptongo, que se indica por una vocal pequena al pie de la precedente: [a.sub.a].

Las vocales a, e, o, seguidas de n, que no se pronuncia, tienen ligero matiz nasal, que se representa por una n pequena, arriba y despues de la vocal: [a.sup.n]. En general, los labios guardan una posicion neutral para la emision de las vocales.

Los grupos vocalicos mas frecuentes son:

aa (breves), ao (ac, aU), au, aua, aue, aui (mas a menudo: awa, awe, awi), ai, aia (aja)

ee (breves), eo, eu, eua, eue, eui, euia (n o w), ei, ei

ia, io, iu, ie, iau, iaua, iaue, iaui, iua, iui

oa, oia, oua (Ua); oue (Ue); oui (Ui)

ua (ua, Ua, wa), ue, ui, uai, uei

Aunque en la pronunciacion lenta los grupos vocalicos constituyen a menudo aseuxis, como es muy marcada la tendencia a la diptonguizacion en el lenguaje popular de Mexico, frecuentemente se comete sineresis; v. g., tla-ol-li, maiz, se oye generalmente tlao[lambda]-li o tl[LAMBDA][lambda]-li, por asimilacion regresiva.

La asimilacion progresiva es muy frecuente:
tlanquaitl>tlanquatl (tla:[eta]kwatl), rodilla
tlaocoxtica>tlacoxtica, estar triste
mauhqui>mahqui (mahks o maxks), cobarde
cuix (?kUic?) > cox(k[??]c), si, condicional
cuixamitl > coxamitl(ko'camitl), cantidad que cabe en la falda


En el mexicano clasico hay asimilacion progresiva en los grupos ai>a, oi>o; y regresiva, oi>i. Esta ultima no ocurre en Teotihuacan.

Explosivas. La explosiva laringea llamada saltillo no se presenta constante en las voces que la tenian en el mexicano clasico, desapareciendo unas veces y mudandose otras en una fricativa homorganica h (h) o medio palatal (x). Se produce por una oclusion de las cuerdas vocales. Las vocales finales suelen tener saltillo, aunque este no se advierta facilmente al pronunciar una palabra aislada, sino solo cuando es seguida de otra. Cuando tiene lugar la asimilacion vocalica de una vocal con saltillo, este se conserva en la vocal que no desaparece. Cuando se comete aferesis de una vocal seguida de saltillo, delante de una de las explosivas k, t, el saltillo precede a la consonante inmediata ('k, 't). Contrariamente a lo que ocurre en otros lugares, cuando hay reduplicacion de la silaba inicial de una palabra para la formacion de un diminutivo, se conserva el saltillo en la primera silaba. Con las vocales de la serie anterior se muda siempre en una fricativa palatal [ji] (x), o velar.

Las explosivas c, qu (k), t, p son sordas como en el mexicano clasico. Suelen sufrir una ligera aspiracion, que es mas marcada en la velar k, cuando cierra una silaba delante de consonante, mudandose entonces a menudo en la fricativa homorganica [ji] (x); v. g.: tlacpac>tlaxpac (tla[ji]pak), arriba; neuctli>neu[ji]tli (n[epsilon]uxtt[??]), pulque; micqui>mi[ji]qui (mixk[??]), muerte; tlacoyoctli>tlacoyoxtli (tlakojo[ji]t[??]), olla; etcetera. K en posicion final suele ser silabica, escribiendose [k.sup.1]. La aspiracion de que se hablo anteriormente esta representada por una h pequena en la parte superior despues de la consonante: [p.sup.h], [k.sup.h].

Las sonoras velar g y lingual d aparecen nada mas en los hispanismos e hibridismos.

Nasales. La nasa velar (n) se oye regularmente en la asimilacion de n-k; v. g.: tzincolotl (tsinkol[??]tl), troje para mazorca; chanco (tcaqko), en la casa; etcetera.

La palatal n (n) ocurre unicamente en vocablos espanoles e hibridos, cuando no se muda en la fricativa homorganica y (j).

La lingual n suena como en espanol delante de vocal; pero cuando cierra una silaba aislada o final imprime a la vocal precedente cierto matiz nasal por el abajamiento del velo del paladar; mas la lengua no termina el movimiento para su pronunciacion: [a.sup.n], [e.sup.n], [o.sup.n]. Rara vez se muda en m la n delante de p. Contrariamente a lo que ocurre en el mexicano clasico, subsiste delante de la fricativa c, c, z (s); v. g.: can ce, solo uno.

La nasal bilabial m, delante de vocal, en posicion inicial suele tener una oclusion menor que en espanol.

Vibrantes. La vibrante r, rr (r) solo ocurre en vocablos espanoles y rara vez es reemplazada por la fricativa semejante (j). La semivibrante r (p) ocurre en los mismos casos que en el espanol en general.

Laterales. l, intervocalica es sonora; final y ante nasal, semisonora; delante de explosiva, es sorda y aspirada ([lambda]), que en la ortografia usual representare por Ih, siguiendo el uso establecido por Olmos. En el grupo tl, que reemplaza la africativa lateral clasica (L), es sonora delante de vocal y asona en posicion final, cuando la palabra inmediata comienza con consonante. Si la palabra inmediata comienza tambien con el grupo tl, no se mudan en ll, en la pronunciacion de la generacion joven, como ocurria en el mexicano clasico, sino que subsiste el elemento explosivo. La ll comienza con caracter de sorda y acaba como sonora.

Fricativas. La fricativa laringea h (h) es regular en posicion final en las combinaciones -auh, -euh, -iuh, y despues de c (k), l, n; delante de -ua,-ui, escribiendose -hua (hwa), hui (hwi). Cuando la vocal i es seguida de saltillo (explosiva laringea), lo sustituye regularmente, aunque a menudo con friccion palatal: [ji] (x); v. g.: xi qu-itta (c'kixta), miralo; etcetera.

La fricativa velar o medio-palatal (x) ocurre en vocablos de origen espanol, escribiendose entonces j; y, accidentalmente, en mexicano en la pronunciacion rapida por mutacion de la explosiva k en x, delante de consonante o reemplazando al saltillo, escribiendose entonces [ji] en la ortografia usual y x en la escritura fonetica.

La fricativa palatal y (j) es como en espanol, pero con friccion mas debil; de modo que a menudo tiene mas bien caracter vocalico.

La j fricativa lingual sustituye algunas veces la r, rr (r) en los vocablos espanoles e hibridos.

La fricativa lingual c, escrita x en la ortografia mexicana, es sorda, con articulacion apical-alveolar, algo parecida a la sh inglesa.

La s representa la misma fricativa sorda linguo-dental que en espanol, escribiendose en la ortografia mexicana c, delante de e, i; c, delante de a, o y z, al final.

Las fricativas labiales f, v tienen la misma pronunciacion que en espanol y solo se encuentran en los vocablos de ese origen, reemplazando siempre la ultima a la explosiva labial b.

La fricativa bilabial sonora con articulacion velar vocalica, escrita u en la ortografia mexicana y w en la fonetica, tiene caracter mas gutural en la pronunciacion masculina y mas vocalico en la femenina. La sorda correspondiente ([LAMBDA][LAMBDA]) se oye despues de explosiva, y agrupada con la fricativa laringea (h), despues de e (k), lh ([lambda]), n, x, (c); v. g.: no cac-hua (no 'kakhwa), mis sandalias; no pilhua (no pi[lambda]h[LAMBDA][LAMBDA]a), mis hijos; no tlhanhua (no tlanhma), mis dientes; etcetera. Cuando sigue a la fricativa x (c), tambien es sorda: x-uallauh (c[LAMBDA][LAMBDA]a: llauh), ven.

Africativas. Las africativas (o grupos de dos consonantes, una explosiva y otra continua, que se pronuncian en una sola emision de la voz), que encontramos en el mexicano de Teotihuacan son:

ch (tc), semejante a la espanola; pero en la pronunciacion rapida y descuidada suele perder el elemento explosivo, sobre todo en la vecindad de x (c).

tz (ts) conserva el mismo sonido que en el mexicano clasico; pero en posicion media suele mudarse en la sonora correspondiente (dz); v. g.: tlatskan>tladzkan, arbol, etcetera., y perder el elemento explosivo en posicion inicial; v. g.: tsoma>soma, coser; etcetera. Pero es mas frecuente la reduplicacion del elemento explosivo.

La tl (L), africativa lateral, se oye rara vez en la pronunciacion de Teotihuacan, siendo reemplazada, como indique antes, por t-l, esto es, que el elemento explosivo y el lateral no estan tan intimamente unidos como en la africativa lateral correcta que oimos en otros lugares del Estado de Mexico y que el oido no acostumbrado suele juzgar identica a la combinacion t+l o k+l, y aun h+l o x+l. Entonces, la africativa lateral vecina a otra se muda en ll. Dialectalmente, he comprobado tambien en algunos pueblos del valle de Toluca su mutacion en la lateral sonora l, si se halla precedida de la fricativa sonora z (z); v. g.: tepo: zli, en vez de tepo: sLi, fierro; etcetera. Esto me induce a suponer que sea mas bien una bilateral sorda con oclusion dorsal y apical.

Los grupos de consonantes mas frecuentes son:

ct (kt), ctl (ktl; kL), cc (kk), c[ji] (kx o kh), qu (km), cm (km), cn (kn), cc (ks), cp (kp);

[ji]c (xk), [ji]m (xm), [ji]n (xn), [ji]p (xp), [ji]t (xt), xtl (xL o xtl); chc (tek), chm (tcm), cht (tct), chtl (tcL o tctl); lc ([lambda]k), lch (ltc), lhu ([lambda]hm), ll (ll), lm ([lambda]m), ln ([lambda]n), lt (Xt o lt), lp ([lambda]p); mp;

nch (ntc), nt (nt o [eta]t), nc (ns), nc ([eta]k), nhu (nhm); xc (ck), xm (cm), xn (cn), xp (cp), xt (ct), xtl (cL o ctl), xu (cm)

Grupos de tres consonantes suelen ocurrir en el mexicano de Teotihuacan cuando la tl (L) pierde el caracter africativo y cuando se sincopa una vocal; v. g.: [??]n[ji]makak<onicmacac, le di; etcetera. Para evitar esa agrupacion, extrana al fonetismo del mexicano, hay marcada tendencia a omitir en estos casos el infijo pronominal. En el mismo ejemplo: o:makak, le di, etcetera.

La entonacion musical que caracteriza el mexicano de otros lugares ya no se oye en Teotihuacan; la cantidad desempena un papel secundario, y es mas marcado el acento normal sobre la penultima silaba, variando algunas veces de lugar por la aposicion de prefijos o sufijos con acento propio.

MUTACIONES FONETICAS. En general, el mexicano de Teotihuacan, considerado nada mas dentro de los elementos que le son propios, casi no se ha modificado foneticamente, si equiparamos los cambios sufridos en el espanol actual, comparado con el del siglo XVI. Es tan reducido el numero de estos casos que, cuando no hayan sido apuntados al delinear los elementos foneticos, seran senalados incidentalmente al entrar en la parte morfologica, limitandome aqui a indicar los mas corrientes.
i, final de los sufijos nominales -tli, -lli, -qui, i>[??]
patli>(pat[??]), hierba medicinal
tatli>(tatl[??]), padre
otli>(otl[??]), camino
tecolli>(tek[??]lt[??]), carbon
tlatelli>(tlatell[??]), monticulo
teopixqui>(teopick[??]), sacerdote
micqui>(mixk[??]), muerto


En la ortografia usual escribimos i, aunque a menudo tenga en la pronunciacion de la generacion joven enteramente el caracter de [epsilon], en obvio de cualquiera confusion.
   i, media, delante de silaba tonica, i>e; v. g.:
   miyauatl>(mejawatl), espiga de maiz
   quimilli>(kemilb), fardo
   tlauipuchiu>([tlawepotci.sup.n]), brujo


u>o, como se indico antes, ya sea tonica o atona, en silaba inicial o media; v. g.:
   muchi>(motci), todo
   mulcaxitl>(mo:lkacitl), escudilla
   muztla>(m[??]stla), manana
   puchtecatl>(p[??]:tctekatl), mercader

   ya, inicial, aparece regularmente ye:
   yacacuitlatl>yecacuitlatl, moco
   yacantica>yecantica, estar delante
   yamania>yemania, ablandar
   yaualtic>yeualtic, redondo

   yo, inicial, suele mudarse en ye:
   youalli>yeualli, noche


ADICIONES O PERDIDAS. Suele cometerse prostesis de a, quiza por ser tan frecuente en el espanol regional:
a-coqamalotl<coqamalotl, arco iris
a-cuicuitzcatl<cuicuitzcatl, golondrina


y prostetica es general en todas las voces que comienzan con e, en el mexicano clasico:
   yetl<etl, frijol
   yepatl<epatl, zorrillo
   yelotl<elotl, mazorca
   yeleuia<eleuia, desear


No es dificil que ya se encontrasen ejemplos semejantes en el mexicano del siglo XVI.

n, prostetica en la segunda persona plural de pronombre: nameuauti< amehuantin.

Apocope de n, como se indico antes, es regular.

Metatesis simple, en la voz neuctli (neuxtl[??])<necutli, pulque y miel, respectivamente; teuctli (t[epsilon]uxtl[??])<tecutli, caballero. Ambas se encuentran senaladas en el Arte de Molina.

No descubri ningun ejemplo de epentesis ni aferesis.

Sincopa de t en el grupo tk ocurre esporadicamente.

3. NOTICIA MORFOLOGICA

PRONOMBRE. Los pronombres en uso general en el mexicano de Teotihuacan son:
Singular                               plural

ne (n[epsilon]); neua (n[epsilon]wa)   tenanti (<teuantin), nosotros
te (t[epsilon]); teua (t[epsilon]wa)   namenuanti(<ameuantin), vosotros
ye (j[epsilon]); yeua (j[epsilon]ua)   yeuanti (<yeuantin), ellos.


Las formas en -tl, v. g.: neuatl, etcetera, tienen caracter enfatico, por lo que rara vez se hace uso de ellas. En cambio, es frecuente agregar el afijo -tzi o -tzin, para el singular, y -tzitzi (<tzitzin) para el plural, cuando se da un tratamiento respetuoso.

La segunda persona de los pronombres plurales recibe n- prostetica. Los pronombres prefijos verbales para los verbos intransitivos son:
singular      plural

ni; n-, yo   ti; t-, nosotros
ti; t-, tu   nani; nan (<an), vosotros


Para las terceras personas de singular y plural no hay pronombre especial. Las formas sincopadas n-, t-, t-, nan- se usan con verbos con vocal inicial. Lo mismo ocurre cuando se usan con nombre que comienza con vocal; v. g.: n-axcaua, yo soy rico; etcetera.

Los relativos son los mismos que en el dialecto clasico, excepto el de tercera persona de singular, que suele mudarse en [ji] (x), delante de consonante, y la segunda de plural, que recibe n- prostetica:
Singular              plural

nech, a mi            tech, a nosotros
mitz, a ti            namech (<amech), a vosotros
c(k o x), qui, a el   quin, a ellos


Los pronombres prefijos verbales reflexivos son como en el dialecto clasico, excepto que la segunda persona de plural recibe n- prostetica:
singular          plural

nino, timo, mo    tito, namo (<amo), mo


No es raro que se sincopen en la conversacion rapida; v. g.: nino>no; timo>t'mo, o mo; etcetera.

La particula xi, prefijo verbal de imperativo, tiene caracter pronominal de segundas personas de singular y plural. A menudo se reduce a x (c); v. g.: x-atli (ca: tli), bebe; x-caqui (ckaki), oye; etcetera.

Los pronombres interrogativos son:
singular                  plural

ac, aque, aqui=quien     aquique=quienes
tlen=que


Los pronombres prefijos usados con posposiciones que encontre en los textos por mi reunidos son:
   con icpac, sobre:
   no[ji]xpac, sobre mi
   mo[ji]pac, sobre ti
   con pa (<pan), sobre, encima:
   nopa, sobre mi
   mopa, sobre ti
   con tla(<tlan), con:
   notla, conmigo
   motla, contigo
   itla, con el
   totla, con nosotros
   namotla, con vosotros
   con tech, cerca, junto:
   notech, junto a mi
   itech, cerca de el
   con pampa, por, a causa de:
   nopampa, por mi
   nopampa, por ti
   ipampa, por el
   topampa, por nosotros


Rara vez son usadas dichas posposiciones afijas a sustantivos, por lo que pospuestas al pronombre de tercera persona de singular, i, desempenan el papel de preposiciones y adverbios; v. g.: ica, con; icpac, i[ji]pac, encima; itla, con; itech, junto; itec (<itic), dentro; ipampa, porque; etcetera.

NOMBRE. En el nombre encontramos las mismas desinencias que en el dialecto clasico, excepto que, segun se indico en la noticia fonetica, los terminados en i mudan la pronunciacion de esta en a, y los en n, solo dejan oirla cuando el vocablo inmediato comienza con vocal.

La desinencia nominal -ni generalmente es reemplazada por -qui (ka):
   motlayeuiuiani>motlayeuiqui, limosnero
   motitlani>motitlanqui, recadero
   tlanamacani>tlanamacaqui, mercader
   tepatiani>tepatiqui, curandero
   tlacuiloni>tlacuiloqui, pintor


Cuando subsiste dicha desinencia, la i no se muda en a.

No pude comprobar el uso actual de la desinencia -e, significando posesion. Con la desinencia -ua: axcaua, rico; tlatquiua (tlatkiwa), dueno de alguna cosa.

Es muy corriente la posposicion del sufijo espanol -ero con sustantivos indigenas, para expresar nombres de oficio, por ejemplo:
   tepalcatero (tepalcatl, tarro), alfarero
   tecolero (tecolli, carbon), carbonero
   tlaqualero (tlaqualli, comida), mozo que lleva la comida a los
   campesinos
   patero (patli, hierba medicinal), herbolario
   teciuero (te: si'wepo) (teciuitl, granizo), el "nubeiro" de
      Asturias


Suele usarse tambien la forma femenina, v. g.: tlaqualera, etcetera.

Para la formacion del plural no coincide siempre con el mexicano clasico. Cuando se vale de la reduplicacion de silaba inicial, la vocal de la primera silaba, si tiene saltillo, lo conserva.

Los sustantivos que designan objetos inanimados tienen a menudo formas plurales, sobre todo en boca de la generacion joven, aunque suele ser tachada de incorrecta por los mejor versados en el idioma. Ejemplo de los mismos son:
   xacalti, cabanas
   uacalti, angarillas indigenas
   tlatelti, monticulos
   matlame, redes
   cozcame, collares
   metlame, metates


El sufijo plural -tin se muda en -ti.

Los terminados en -qui (-k[??]), que en el dialecto clasico hacian el plural en -que, pierden la i ([??]) en Teotihuacan y reciben -ame, por epentesis de a eufonica. Por ejemplo:
   Mi[ji]qui, pl. mimixcame, muertos
   tezqui, pl. tezcame, molenderas
   quaquahqui, pl. quaquahcame, lenadores
   teopixqui, pl. teopixcame, sacerdotes
   cocoxqui, pl. cocoxcame, enfermos


Otro tanto ocurre con los sustantivos terminados en -ni, en el dialecto clasico, cuando en el de Teotihuacan tienen -qui (-ks); v. g.:
   temachtiani>temachtiqui, pl. temachticame, maestros
   tlanamacani>tlanamacaqui, pl. tlanamacame, mercaderes


Los hibridos formados con el sufijo espanol -ero hacen su plural indistintamente con el sufijo mexicano -me, o con el espanol -s.

Los hispanismos de data reciente forman su plural como en castellano; pero los de origen arcaico son tratados como vocablos mexicanos, por ejemplo: axno, pl. axnoti, aznos; xalo, pl., xaloti, jarros; uaca, pl. uacame, vacas; etcetera. Algunos mudan la s de plural en x (c), v. g.: aua, pl. auax, habas; acoxa, pl. acoxax, agujas; etcetera. Los hispanismos tomi (<tomin), dinero, y xapo (<xabon), jabon, carecen de plural.

Formas posesivas. La composicion de los sustantivos con los prefijos posesivos esta, en general, sujeta a las mismas reglas que en el mexicano clasico; pero no pierden la o, como sucede en aquel, cuando se hallan delante de sustantivo que comienza con vocal.

Cuando los sustantivos comienzan con a, tanto la vocal del prefijo posesivo como la inicial del sustantivo no sufren alteracion. Por ejemplo:
   atl, mollera; no auh, mi mollera
   acolli, hombro; no acol, mi hombro
   atolli, atole; no atol, mi atole


Los sustantivos que comienzan con e en el dialecto clasico, teniendo, en Teotihuacan, y prostetica, excluyen la asimilacion que tiene lugar en aquel. Ejemplos:
   yetl<etl, frijol; no yeuh, mi frijol
   yexotl<exotl, habichuelas, no yexou, mis habichuelas
   yelotl<elotl, mazorca; no yelo, mi mazorca
   yeztli<eztli, sangre; no yez, mi sangre
   yeuayotl<eauyotl, cutis; no yeuayo, mi cutis


Los sustantivos que comienzan con i sufren asimilacion progresiva de la misma por la vocal del prefijo, aun cuando en el mexicano clasico tuviese lugar la asimilacion regresiva, v. g.:
sustantivo                            mexicano clasico

itetl, vientre; note, mi vientre      nite
iztatl, sal; noztauh, mi sal          niztauh
icxitl, pie; nocxi, mi pie            nocxi
iztetl, una; mozte, tu una            mizte, mozte
icniuhtli, amigo; nocniuh, mi amigo   nicniuh
ixtelolotl, ojo; noxtelolo, mi ojo    nixtelolo
ichpochtli, hija; nochpoch, mi hija   nochpoch


Cuando los sustantivos comienzan con o, no hay contraccion con la del prefijo, oyendose un hiato, provocado sin duda por el saltillo de la vocal del prefijo. Asi, por ejemplo: omitl, hueso; no omiuh, mi hueso; mex. clas., nomiuh.

El prefijo posesivo de tercera persona singular i conserva su caracter vocalico, y es largo.

Reverenciales y diminutivos. En Teotihuacan se usan las desinencias reverenciales -tzin, -tzintli, -tzitzin, con apocope de la n final, tanto para el tratamiento de usted como con los sustantivos que designan el sol, la luna, el fuego, los alimentos, etcetera, que eran tenidos con reverencia entre sus antecesores. Sirvan de ejemplo:
   tonaltzintli, el sol
   metzintli, la luna
   atzintli, el agua
   tlaoltzintli, el maiz
   iztatzintli, la sal


Se usa igualmente con los nombres de padre, madre, etcetera, que merecen respeto:
   no tatzi (notatzin) mi padre
   no nantzi (nonantzin), mi madre


Los diminutivos se forman con el sufijo -tontli, y en composicion con los prefijos posesivos, con -to (<-ton); v. g.:
   piltontli, hijito; no pilto, mi hijito
   tlaxcaltontli, la tortillita; no tlaxcalto, mi tortillita
   azcatontli, la hormiguita


Rara vez se usa del sufijo -colli (viejo) y de los despectivos.

La reduplicacion es empleada a menudo para formar diminutivos, aun con el sufijo -tontli. Ejemplos:
   xo[ji]tli, olla; xoxoctontli, ollitas
   chantli, casa; chachantontli, casita
   tototl, pajaro; tototontli, pajarito
   tetl, piedra; tetetontli, piedrecita


Pero tambien usan nada mas de la reduplicacion; v. g.:
   cocoyotl, coyotito; de coyotl, coyote
   tlatlaqua, tlacuachito; de tlaquatl, tlacuache


Otras desinencias. Segun se indico antes, rara vez se posponen a sustantivos los sufijos -ca, -pa (<-pan), -pan, -icpac, -tech, etcetera, que generalmente se emplean como proposiciones afijandolas al pronombre de tercera persona de singular -i; v. g.: ica ce tetl, con una piedra; icpac ce tepetl, sobre un cerro; itech in chantli, junto a la casa; ipan tepetl, sobre el cerro; itechin xoctli, en la olla; itenco n atlauxtli, a la orilla del barranco; tla[ji]pa corral, sobre el corral; etcetera.

Las desinencias de esta clase, que oi usaran afijas a nombres sustantivos, son: -ca (<-can), -co, -c y -tla (<-tlan); v. g.:
   ixtlauaca, en el llano
   chanco, en la casa
   oztoc, en la cueva
   xaltitla, en el arenal


ADJETIVO. De los llamados primitivos, se encuentran en uso corriente: ney, grande; gel, solo; mochi (muchi), todo; ixquich, tanto; ayac, ninguno; atle (<atlei), nada, ninguno.

Los adjetivos derivados de sustantivos se forman agregando a la radical el sufijo -yo. V. g.:
   Ayo, aguanoso<a-tl, agua
   coquiyo, lodoso<goqui-tl, lodo
   iztayo, salado<izta-tl, sal
   nacayo, carnoso<naca-tl, carne
   yepayo, azorrilado<yepa-tl (<epatl), zorrillo
   yezyo (j[epsilon]:sjo), sangriento<yeztli (mex. clas.: eztli),
      sangre
   xalhyo ('ca[lambda]jo), arenoso<xalli, arena


Los dos ultimos ejemplos, yezyo, sangriento, y xalhyo, arenoso, parece que confirman la constancia de la regla, pues sus equivalentes en el dialecto clasico son respectivamente: eco y xalo, teniendo que tomar o los terminados en -lli.

Con los adjetivos derivados verbales se agrega a la raiz el sufijo -qui (-k[??]), invariablemente, aun cuando en el dialecto clasico se formasen con -ni. V. g.:
   xoxoxqui (cocoxks) (mex. clas.: xoxouhqui), crudo; verde<xoxouia,
      estar verde
   uacqui (mex. clas.: uacqui), seco<uaqui, secarse
   ciauhqui, cansado<ciaui, cansarse
   cocoxqui, enfermo<cocoa, estar enfermo
   ma[ji]qui (mex. clas.: mauhqui), cobarde<maui, temer
   tlatzi[ji]qui (mex. clas.: tlatziuhqui), perezoso<tlatziui, tener
      pereza


Los de verbos cuya radical termina en -n mudan esta en -h, al recibir el sufijo -qui. Por ejemplo: tzotlanqui (tsotlaqks), (mex. clas.: tzotlani), brillante<tzotlauia, brillar.

Los mas numerosos terminan en -tic y -ac, correspondiendo a los del dialecto clasico que tienen iguales terminaciones. Son ejemplos:
   coztic, amarillo<coztia (mex. clas.: cuztia), estar amarillo
   chichic, amargo<chichia, amargar
   chichiltic, rojo<chichiltia, pararse bermejo (Mol.)
   chicauac, fuerte<chicaua, fortalecer
   chipauac, limpio<chipaua, limpiar


Algunos de los adjetivos terminados en -ic, -tic se derivan de sustantivos. Por ejemplo:
   camotic, morado<camotli, camote
   iztac, salado<iztatl, sal
   mextic, nublado<mextli (mex. clas.: unixtli), nube
   nextic, ceniciento<nextli, ceniza
   petztic, pulido<petztli, mex. clas., piedra de espejos
   xaltic, suelto, flojo, arenoso<xalli, arena


Numerales. La mayor parte de la poblacion de habla mexicana en Teotihuacan ha reemplazado los vocablos numerales de su idioma con los espanoles, y muy pocos son los que aun saben contar hasta diez y recuerdan los nombres para quince y veinte. Los nombres para cantidades mas altas los han olvidado, por lo que solo pude comprobar los siguientes, cuyo uso es muy reducido:
   ce, uno
   ome, dos
   yeyi, tres
   uaui, cuatro
   macuilli, cinco
   chicoace (tcikUase), seis
   chicome, siete
   chicueye, ocho
   chi[ji]naui (chiuhnaui), nueve
   matlactli, matla[ji]tli, diez
   caxtolli, quince
   cempoalli (sempUalli), veinte


La ligadura para contar decenas es uan, en lugar de on:
   matla[ji]tli uan ce; mex. clas. matlactli once, once
   matla[ji]tli uan ome; mex. clas. matlactli omome, doce


El numeral tzontli (Mol. centzuntli), cuatro cientos, se conserva como medida para rajas de lena.

Se ha olvidado enteramente la costumbre de formar los numerales con sufijos particulares para contar objetos redondos, planos, etcetera, que usa el mexicano clasico.

VERBO. El tratamiento de los verbos regulares es casi el mismo que en el dialecto clasico, pudiendose explicar las diferencias insignificantes que suelen encontrarse por las peculiaridades foneticas del mexicano actual en Teotihuacan.

Revisaremos conjuntamente las formas de los tiempos presente, preterito, futuro e imperativo de indicativo, tratando los verbos separadamente, segun la terminacion de su raiz.

En general, en el mexicano de Teotihuacan es menos frecuente que en el clasico la elision del prefijo o-, del preterito imperfecto, conservandose casi siempre. La particular xi, de imperativo, se oye frecuentemente x, como se indico anteriormente, sirviendo para las segundas personas de singular y plural. La particula de optativo ma la acompana rara vez, desempenando su papel con las otras personas unida al futuro de indicativo. Para el vetativo no hay formas especiales, usandose del adverbio de negacion amo, con la forma para imperativo.

La incorporacion ocurre con menos frecuencia que en el mexicano clasico.

La contraccion y sincopa de los pronombres obedecen a alguna razon eufonica.

Los verbos cuya raiz termina en a, cuando esta tiene saltillo, lo conservan sin tomar -a.

qua (k[LAMBDA][LAMBDA]a) comer:
   presente: ni-tla-qua, yo como
   preterito perfecto: o-ni-tla-qua, yo comi
   imperativo: xi-tla-qua, come

   ma (ma), agarrar, coger:

   presente: ni-tla-ma, yo agarro
   preterito perfecto: o-ni-tla-ma, yo agarre
   imperfecto: x-tla-ma, agarra


Los verbos que en presente terminan en -a toman -c (-k) en el preterito perfecto:
presente                       preterito perfecto

ni-[ji]-aua, yo le aviso       o-ni-[ji]-aua-c, yo le avise
ni-[ji]-tlaqotla, yo lo amo    o-ni-[ji]-tlacotla-c, yo lo ame
ni-x-paca, yo lo lavo          o-ni-[ji]-paca-c, yo lo lave

presente                       preterito perfecto

ni-choca, yo lloro             o-ni-choca-c, yo llore
ni-toca, yo siembro            o-ni-toca-c, yo sembre
ni-no-tataca, yo me rasco      o-ni-no-tataca-c, yo me rasque

Los verbos cuyo presente acaba en -i toman -c en el preterito
perfecto:

Presente                       preterito perfecto

ni-tzatzi, yo grito            o-ni-tzatzi-c, yo grite
ni-uinti, yo me empacho        o-ni-tuinti-c, yo me empache
ni-c-aci, yo lo agarro         o-ni-c-aci-c, yo lo agarre

Verbos cuya radical acaba en -o y toman -a en el presente:

Verbo                          presente

tzetzelo, cernir               ni-[ji]-tztzelo-a, yo lo cierno
pacho, arrimar                 ni-[ji]-pacho-a, yo lo arrimo
teuixo, arrullar               ni-[ji]-teuixo-a, yo lo arrullo
calo, anadir, pegar            ni-c-calo-a, yo lo anado, pego
otlalo, correr                 n-otlalo-a, corro
quequelo, cosquillear          ni-[ji]-quequeloa-a, yo le cosquilleo
pitzo, besar                   ni-te-pitzo-a, yo beso a alguno
ito, decir                     ni-qu-ito-a, yo le digo
coco, estar enfermo            ni-coco-a, yo estoy enfermo
cholo, huir                    ni-cholo-a, yo huyo
momotzo, rascar                ni-no-momotzo-a, yo me rasco
tetzilo, torcer                ni-[ji]-tetzilo-a, yo lo tuerzo
papalo, lamer                  ni-[ji]-papalo-a, yo lo lamo
tlacuilo, escribir             ni-[ji]-tlacuilo-a, yo lo escribo

Verbos cuya raiz termina en -i y toman -a en el presente:

verbo                      presente

chi, esperar, aguardar     ni-[ji]-chi-a, yo lo espero
pi, tener                  ni-[ji]-pia, yo lo tengo

verbo            presente

tlati, quemar    ni-[ji]-tlati-a, yo lo quemo
iquani, quitar   ni-qu-iquani-a, yo lo quito
temiti, llenar   ni-[ji]-temiti-a, yo lo lleno
ilpi, atar       ni-qu-ilpi-a, yo lo ato
pati, curar      ni-[ji]-pati-a, yo lo curo

Verbos cuya raiz termina en una consonante y toman a o i en el
presente.

verbo            presente         preterito perfecto    imperativo

ilpitz, soplar   ni-qu-ilpitz-a   o-ni-qu-ilpitz        x-qu-ilpitz
notz, llamar     ni-[ji]-notz-a   o-ni-[ji]-notz        x-notz-a
nec, querer      ni-[ji]-nequ-i   o-ni-[ji]-nec
mat, saber       ni-[ji]-mat-i    o-ni-[ji]-mat         x-mat-i
tes, moler       ni-[ji]-tec-i    o-ni-[ji]-tez         x-tec-i
coch, dormir     ni-coch-i        o-ni-coh              x-coch-i


Cuando la consonante terminal es -m, se muda, en los preteritos perfectos, en el mexicano clasico, en -n, que en el de Teotihuacan solo se oye cuando hay un vocablo inmediato que comienza con vocal, siendo reemplazada de otro modo por un tonillo nasal como ocurre en otros vocablos:
ni-qualau-i, yo me enojo          o-ni-quala, yo me enoje
ni-c-acelana, yo lo desliendro    o-ni-c-acela, yo lo desliendre
ni-c-totom-a, yo lo deshilo       o-ni-[ji]-toto, yo lo deshile
ni-c-toma, yo lo desato           o-ni-[ji]-to, yo lo desate
ni-qu-elcim-a, yo lo ahogo        o-ni-qu-elci, yo lo ahogue
ni-c-uilan-a, yo lo arrastro      o-n-[ji]-uila, yo lo arrastre
ni-molon-i, yo apesto, etcetera   o-ni-molo, yo apeste

Si la vocal que precede a la nasal final de la raiz es e-, la n
se conserva en el preterito perfecto:

ni-no-tem-a, yo me bano           o-no-ten, yo me bane
ni-nem-i, yo vivo                 o-ni-nen, yo vivi
ni-nenem-i, yo ando               o-ni-nenen, yo anduve, etcetera


Verbos irregulares. No coinciden siempre las formas de los verbos irregulares con las que tienen en el dialecto clasico, por lo cual creo conducente consig- nar completas las que encontre sobre el campo de estudio:
           Verbo CA, estar

presente   preterito perfecto    futuro       imperativo
ni-ca      o-ni-catca            n-iez        x-ca
ti-ca      o-ni-catca            t-iez
ca         o-catca               iez
ti-cate    o-ti-catca            t-iezque
nan-cate   o-nan-catca           nan-yezque
cate       o-catca               iezque


De optativo comprobe unicamente las siguientes:
   ma n-ie, que yo sea
   ma t-ieca, que seamos
   ma x-ie, que sea


Mas numerosas son las formas que encontre del verbo iauh, ir; entre parentesis aparecen las del dialecto clasico, si difieren de las regionales:
                     Verbo IAUH, ir

presente             preterito imperfecto         preterito perfecto

n-iauh, yo voy       o-n-ia-ya, yo iba            o-nia, yo fui
t-iauh               o-t-ia-ya                    o-t-ia
iauh                 o-ia-ya

                     La forma nihuia, etcetera    o-ia

                     desconocida

tiani (tihui)        o-t-ia-ya                    o-t-ia-que
nanyaui (anhui)      o-nan-ia-ya                  o-nan-ia-que
                                                  (oanyaque)
iaui (hui)           o-ia-ya                      o-ia-que

pluscuamperfecto     futuro                       imperativo
o-n-ia-ca            n-ia-z
otiaca               t-iaz                        x-iauh
oiaca                iaz
otiaca               tiazque                      tiaui
ouanyaque(oanyaca)   iazque                       x-iaca
oaiaca

                        Verbos UALLAUH, UITZ, venir

presente                preterito imperfecto    preterito perfecto
ni-uitz (1)             o-ni-uallaya (2)        o-ni-ualla
ti-uitz                 o-ti-uallaya            o-ti-ualla
uitz                    o-uallaya               o-ualla
ti-uitze                o-ti-uallaya            o-ti-uallaque
nan-uitze               o-nan-uallaya           o-nau-uallaque
uitze                   o-uallaya               o-uallac (ouallaque)

pluscuamperfecto        futuro                  imperativo
o-ti-uallaca            ni-uallaz (3)
o-ni-uallaca            ti-uallaz               xi-uallauh, x-ualla
o-uallaca, etcetera,    uallaz
 o tambien
o-ni-uitza              ti-uallazque
o-ti-uitza              uan-uallazque
o-uitza; etcetera       uallazque

Verbo AI, hacer

Encontre en uso corriente nada mas las formas interrogativas
siguientes:

tlen t-ai?                ?que haces?
tlen o-t-aiya?            ?que hacias?
tlen t-aiyiz?             ?que haras?
tlen o-t-ax-ti-catca?     ?que estabas haciendo?
tlen o-t-ai-yizquia?      ?que hubieras hecho?


La forma de participio pasado es: ax. Su reverencial: ayilia.

El verbo irregular icac solo se encuentra en el presente de primera persona de singular: n-icatica, estoy parado.

No pude comprobar el uso de los demas verbos irregulares.

El verbo iauh, ir, con el sufijo -ti, es de uso muy corriente, por lo cual juzgo oportuno apuntar todas sus formas:
Indicativo

presente                             futuro

n-ia-tiuh, me voy yendo, etcetera.   n-ia-taz, ire yendo, etcetera.
tiatiuh                              t-ia-taz
iatiuh                               iataz
t-ia-tiui                            tiatazque
iatiui                               iatazque
nan-iatiue                           nan-iatazque

preterito perfecto                   preterito imperfecto

oniata, me fui yendo, etcetera.      oniataya, me iba yendo, etcetera.
otiata                               otiataya
oiata                                oiataya
otiataque                            otiataya
oiataque                             oiataya
onan-iataque                         onan-iataya

                      Subjuntivo

onyatazquia, me fuera yendo   onyatani, me hubiese ido, yendo
otiatazquia                   otiatani
otiatazquia                   oiatani
onantiazquin, onatiazquia     onan-iatani, onanyatani

                      Imperativo

x-iatiuh                      ve yendo
x-iataca                      vayan yendo


El optativo indicado por la particula ma lo encontre nada mas en el presente de singular de primera persona: ma n-iatiuh, que vaya yo yendo.

Los verbos de origen espanol, que son bastante numerosos se conjugan posponiendo a su forma en infinitivo los afijos verbales mexicanos. Por ejemplo: Pedro m-empropiaroa de neua, Pedro abusa de mi; amo x-m-empropiaro, no abuses.

Las formas reverenciales se acostumbran para el tratamiento de usted.

ADVERBIO. Ciertos adverbios fueron reemplazados por los correspondientes espanoles y otros tomaron carta de naturaleza desde hace tanto tiempo que hoy los consideran como propios a su lengua, como sucede tambien con otras voces. Es un ejemplo de esto la explicacion popular de la etimologia del nombre Otumba, que lo hace derivar de astompa, hasta alla, supuesta frase con que los indigenas ya establecidos en esa region se dice que senalaron lugar para establecerse a una tribu que llego mas tarde.

Hasta es de uso muy corriente; lo mismo sucede con: cerca, desde, cada, para, enter (entre), etcetera.

A continuacion exponemos las principales formas adverbiales, presentando ejemplos de las usadas en la region:
Adverbio de lugar

acan, en ninguna parte, v. niancani.
can, campa, canin:

  can otitlaqua?, ?donde comiste?
  campa ca?, ?donde esta?
  campa mocha?, ?donde es tu casa?
  canin can Pedro?, ?adonde esta Pedro?
  de canin tiuitz?, ?de donde vienes?
  can otinemia?, ?donde estabas?
  canin tiauh?, ?adonde vas?
  can ic tinitz?, ?por donde vienes (vendras)?
  can ic tiauh?, ?por donde vas?
cecni, en otra parte.
iz>niz, aqui:

ni-zca tlen tic-nequi (mex. clas.: izca tlein tic-nequi), aqui esta lo
  que quieres

  niz-ic tiaz, iras por aqui; etcetera.
nepa, alla, de alla:

  nepa tlaquatica, ahi esta comiendo
  asta nepaca, hasta alla esta
  xiauh nepa champa, ve alla a la casa; etcetera.
nohuian>noyan, noya, en todas partes:
  noyan patio n tlaolli, en todas partes esta caro el maiz
  can noyan tlatlachixtiuh, solo anda viendo a todos lados; etcetera.
  ompa, alla:
ompa ilhuicaque, alla en el cielo
  ompa centlapal, alla adelante.
  onca>onca, ahi:
  onca tlaquatica, ahi esta comiendo
  onca nic niaz, por ahi me ire
  oncac (mex. clas.: oncanic) (h) uitz, por ahi vendra
  oncac xiauh, anda por ahi
  onquano, ahi (cerca) (mex. clas.: oncan)
  onqua nonca, ahi esta
  oncan, con el prefijo y -yoncan, ahi nada mas.
nican>nican, nica, aqui:
  nicanca nocniuh, aqui esta mi hermano
  nica nica, aqui en donde estoy.
hueca>ueca, lejos:
  ompa ueca, alla lejos
  cayi ueca uitze nocniuh, mi hermano viene lejos todavia
  desde ueca oniquixtac, desde lejos lo vi
  uecapa onitlecoc, subi hasta alla lejos.
cecan, occan (oxca), mieccan (miexca), en muchas partes. La acepcion es
  diversa.
cana, en alguna parte:
  cox canato otitlaqua?, ?comiste en alguna parte?
  cox canato onotiaca?, ?fuiste a algun lugar?
cana macuilpa, unas cinco veces
  can oqo (aqo) niaz, quien sabe adonde ire.
tlatzintlan>tlacxitla, abajo:
  ompaca tlacxitla, esta alla abajo
  xcuic (a) ompic tlacxitla, llevalo por alla abajo.
niancani, en ninguna parte:
  ya[ji]mo onca niancani, ya no hay en ninguna parte
  nianicampa mo nech-tlamaca, en ninguna parte me dan de comer.
acco, arriba, sustituido por tlacpac, tlaxpac (tlaticpac):
  x-cuica ompa tlaxpac, llevalo alla arriba.
netech, cerca, sustituido por cerca:
  cerca de neua, cerca de mi
  cerca de n chantli, cerca de la casa; etcetera. Con el
  prefijo pronominal
  de tercera persona: itech in chantli, junto a la casa.
cepan, juntos:
  x-quin cepan tlali, ponlos juntos.
ueueca, separados:
  x-quin-ueueca-tlali, ponlos apartados.
nonqua, aparte:
  x-tlali nonqua, ponlo aparte
  nononquacate, estan apartados.


Desconocidos: acan, anic, necoc, nenecoc, tlatzintlan, acco, netech, nipa, nopan, nechca, ceui, chico, chichico, cecni, es poco usado.
Adverbio de tiempo

Achto, achtopa>cachto, cachtopa, primero:
  neua c achto niuitz naci, sere el primero en llegar.

aic>ayic, nunca:
  ayic nicalaquiz neuxtitla, nunca entrare a la pulqueria
  ayic a[ji]mo cecpa, nunca jamas.
aoquic>auhyic, nunca:
  y-auhyic niquittaz, ya no lo vere nunca.
aocmo>a[ji]mo, nunca: (vease arriba.)
  ya[ji]mo, yacmo, ya no.
axcan>axca, axa, ahora, hoy:
  quinaxca, hasta ahora
  axcan quema, ahora si, vel axanquema
  axa tlaca nimitiztlaxtlauiz, ahora en la tarde te pagare
  axan uatzinco, ahora en la manana.
cemicac, siempre, toda la vida:
  cemicac tinechtlagotlaz, me querras toda la vida.
muchipan>mochipa, siempre:
  para mochipa, para siempre.
moztla, manana:
  moztla tlaca, manana en la tarde
  moztla uatzinco nimistztlaxtlauiz, manana en la manana te pagare
  momoztla, todos los dias.
uatzinco, en la manana (vease arriba).
tlacotonalli (mex. clas.: tlacotonatiuh), medio dia.
teotlac, mex. clas.: en la tarde; mex. teot.: en la noche (vease tlaca).
  ye teotlac, ya anochecio
  axan teotlac, hoy en la noche.
tlaca, en la tarde.
yoac, entrada la noche.

yalhua, ayer:
  yiyalhua tlaca, ayer tarde
  yiyalhua teotlac, ayer noche
  yiyalhua yoae, ayer entrada la noche.
uiptla, pasado manana:
  ye uiptla, antier
  ce uiptla, cada tercer dia.
iman, hora:
  yiman, ya es hora
  yeyalhua iman, ayer a esta hora.
niman, luego, despues:
  xiauhn x c-o-n-i mo necue uan nima (wa: niman) tiuitz, anda, bebe
   tu pulque y luego vendras
   nimaniman, luego, luego
   niman auel, luego no puedo
  niman ayic nimitzixtaz, despues nunca te vere
  ayamo, niman, todavia no, despues.
oc>oc, o[ji]x, otro, todavia:
  o[ji]tipiltontli, todavia eres muchacho
  o[ji]ce tonnalli, a otro dia.
cayic>[ji]ayi, todavia:
  cayi caxilia, todavia alcanza
  cayi necaua, todavia tarda
  cayi ni-c-pia tomi, todavia tengo dinero
  cox-ayi tiquilnamiqui, si te acuerdas todavia(c + s>c).
ayamo, todavia no:
  ayamo uallaci, todavia no llega.
quin, no hace mucho:
  quin axa oniualla, apenas ahora llego
  quin onitlaqua, apenas comi.
catepan, gatepa, despues, luego:
  catepa tiuallaz, despues vendras.
quemania, a veces:
  quemania ni[ji]pia tomi, algunas veces tengo dinero.
cana quema, alguna vez:

  cana quema tiuallaz nicic, alguna vez vendras por aca
  cana quema tiaz ompic, algun dia iras por alla.
iquac, cuando; tambien: quax:
  qua[ji] neua onitlatquiua, cuando yo era rico
iquac achto ouallaca, cuando vino por primera vez.
iquaquino, entonces.
ye, yi, y = ya:
  ye uecauh oualla, ya hace rato que vino
  yi yoac, ya muy noche
  yi de tonnalli, ya es de dia
  yeca, ya esta
  y-oacico, ya llego
  y-onca-uitz, ya viene.

Adverbio de cantidad

Aquen, nada, es desconocido; se usa niantli.
cen, enteramente; quizas en:
  cemilhuitl, todo el dia.
miecpa>miecpa, mie[ji]pa, muchas veces.
ceppa>ce[ji]pa, una vez:
  amo ce[ji]pa, nunca
  oc ce[ji]pa, ox ce[ji]pa, otra vez.
oppa>ocpa, oxpa, dos veces:
yexpa, tres veces.
nacpa, naxpa, cuatro veces.
macuilpa, cinco veces.
matlacpa, matlacpa, diez veces.
quezqui (k[epsilon]ski), cuantos:
miec, miecti (<miectin), mucho, muchos.
achi, poco; solo en diminutivo: achito.
cequito, un poquito.
tepitzin>tepitzi, un poco.
huel>uel, muy:
  uel miec, muy mucho.
cenca, cuanto (ponderativo):
  cenca noyolalia, !cuanto me alegro!
  cenca uel miec noyolalia, !cuantisimo me
  alegro!

           Adverbio de modo

ca, ca, nada mas, solamente.
can ce, nada mas uno.


En composicion con otro adverbio y preposiciones, se usa frecuentemente, modificandose entonces su acepcion:
  can quema, ya cuanto ha
  ca uan axa otonamixque, acabamos de encontramos
  canenca, es en vano
  can uelin quema, muy pocas veces.
   huel, con la acepcion bien, es desconocido.
  can huel qualli, enteramente muy bien.
  uh, asi; en Teotihuacan la forma compuesta: iuhqui>yocqui:
  canoyoxqui, asi tambien.
  quenen, (quien), como.
  Desconocidos: quentel, chico, aquen, auhne.

   Adverbios interrogativos

Cox (<cuix) si.
quemman>quema, cuando.
mach, dubitativo, mach quema, ?que, si?
quen, como:
  quen otimocemilhuititi?, ?como paso Ud. el dia?
Algunos adverbios negativos, afirmativos y dubitativos:

tlati[ji]nequi x-nechmaca tequitl, si quieres, dame trabajo.
cox itla onimitz chiuilli, si algo te hice.
quitoa mach quema?, ?dice que si?
quitoa mach amo uallazque?, ?dice que no vendran?
quema, si.
quemacatzi, reverencial de quema, si.

   Conjunciones

luan>uan, y; tambien.
aco>oco, tal vez; expresa duda:
  tlenoco, ?quien sabe?
aconoco, puede ser que si.
ic, por; usada como posposicion.
icce: pero; se sirven de la voz espanola pero.
intla>intla, tla, si, subjuntivo:
  tla-ti-nech-maca ni-mitz-tlaxtlauiliz, si me das, te pago.
inic=para; se sirven del vocablo espanol, o de la forma sincopada pa
  (para):
  para aqui inon izca, ?para quien es esto?
  nizca para neua, esto es para mi.
ipampa, ?por que?, usado solamente en composicion con tlen. De otro
  modo usan: ?por que?
  tlenimampa?, ?por que motivo?
Con pronombre:
  mopampa, por tu culpa; etcetera.
  manel, aunque; esta sustituido por: masque y aunque:
  masque tinequiz amo nimitz macaz, aunque quieras, no te dare.
ca, porque; prevalece porque.


El examen del material linguistico que precede permite apreciar a la vez la vitalidad y lenta evolucion del mexicano en Teotihuacan, que, a pesar de carecer de hecho de literatura escrita y ser hablado en la actualidad por una minoria bilingue (448), cosa de un cinco y fraccion (5.7) por ciento de la poblacion total (8 330), conserva no obstante un acervo lexico nada escaso, segun lo confirma la extension del vocabulario reunido en tan breve espacio de tiempo, y apenas si se ha modificado foneticamente aceptando cierto numero de vocablos de la lengua imperante. Entre estos, es un hecho curioso que, al lado de los esencialmente culturales (nombres de instrumentos, utensilios y prendas de vestir, monedas y medidas, etcetera), hayan logrado prevalecer sobre los nativos los nombres de parentesco y los numerales, que hasta ahora se ha acostumbrado siempre tomar como base para establecer las afinidades de unos idiomas con otros, cuando se ha intentado agrupar las lenguas indigenas en familias. Contados son los nativos que recuerdan las formas genuinas para designar dichos conceptos en el idioma vernaculo.

Mis principales informantes, Aurelia Martinez, de San Francisco Mazapan, y N. Martinez, de San Martin de las Piramides, contaban mas de cincuenta anos de edad. En el habla de las generaciones jovenes es tan abundante el numero de hispanismos que si no concurriesen a evitarlo, dando la supremacia al espanol, la escuela y el contacto constante con la vecina capital de la Republica, pronto se tendria en Teotihuacan un nuevo ejemplo de lengua mezclada.

El mexicano de Teotihuacan no evidencia huellas de otros idiomas indigenas, de que cuentan cronistas e historiadores se hablaron anteriormente en esa region, ni en el lexico ni foneticamente.

* Publicado originalmente en Manuel Gamio, La poblacion del valle de Teotihuacan, Mexico, Talleres Graficos de la Nacion, 1922, t. 2, p. 595-648. Debido a su extension, este estudio sera publicado en dos partes en los numeros 54 y 55 de Estudios de Cultura Nahuatl.

(1) Es desconocida la forma ni-uallauh.

(2) Excepto el presente ni-uitz y el preterito imperfecto o-ni-uallaya, usan indistintamente de las formas de ambos verbos.

(3) No usan para el futuro de las formas de uitz.

Leyenda: Diagrama vocalico de los indigenas de Teotihuacan
Tabla de consonantes

             laringeas   velarias   palatales   linguales   labiales

explosivas               k (g)                  t (d)       [rho]
nasales                             (n)         n           m
laterales                                       [1ambda] 1
vibrantes                                       (r)
fricativas   h           (x)        x j         c, s        (f, m) M,w

() Semivibrante: ([rho]).

Africativas ts, tc, L (en general t-l).

Las encerradas entre parentesis son extranas al dialecto clasico.
COPYRIGHT 2017 UNAM (Estudios de Cultura Nahuatl)
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Gonzalez Casanova, Pablo
Publication:Estudios de Cultura Nahuatl
Date:Jul 1, 2017
Words:9150
Previous Article:La construccion simbolica de la autoridad en el proceso de formacion de las elites gobernantes. El caso de la Tradicion Trincheras del noroeste de...
Next Article:Paleografia y traduccion del capitulo 23 del libro VI del Codice florentino.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters