Printer Friendly

El luto humano, una vision mitificada del mexicano y de su historia.

EN 1934 aparece un libro titulado El perfil del hombre y la cultura en Mexico, en el que Samuel Ramos (1897-1959) expresa su desencanto ante la revolucion mexicana y cuyo pensamiento critico inaugurara una corriente que tuvo como finalidad el estudio del caracter mexicano. A su obra siguen los trabajos de varios pensadores entre los cuales destacan Emilio Uranga (1918-1989) quien escribio Ensayo de una ontologia del mexicano (1949), Analisis del ser mexicano (1952) y El pensamiento filosofico (1960); Leopoldo Zea (1912-2004) con Conciencia y posibilidad del mexicano (1952), El Occidente y la conciencia de Mexico (1953), Dos ensayos sobre Mexico y lo mexicano (1952); y finalmente, Octavio Paz (1914-1998) con El laberinto de la soledad (1950), Posdata (1970) y la entrevista "Vuelta al laberinto de la soledad" publicada originalmente en 1975 en El ogro filantropico. El aspecto fundamental que une a estas obras es el esfuerzo por definir las caracteristicas negativas de lo que estos escritores dieron en llamar el "ser" mexicano.

El luto humano, novela del escritor Jose Revueltas (1914-1976), fue publicada en 1943 y antecede a los escritos de Octavio Paz, Emilio Uranga y Leopoldo Zea. Es la segunda novela de Jose Revueltas y la mas famosa. Se le ha catalogado dentro de las obras iniciadoras de la Nueva Novela puesto que su tecnica difiere mucho de la novela que tradicionalmente se escribia en Latinoamerica durante los primeros 40 anos del siglo XX. En esta obra, Revueltas pone en practica novedosos procedimientos literarios para la epoca, como la fragmentacion del tiempo, el fluir de la conciencia, la intertextualidad, el uso de distintas formas discursivas y la utilizacion de elementos miticos derivados de la Biblia (Slick 33-43). Sin embargo, mas que la tecnica utilizada por este autor, que ya ha sido bastante discutida por la critica, lo que interesa en este trabajo es delimitar en que aspectos su vision del mexicano coincide con la de los ensayistas mencionados con anterioridad ayudando con esto a crear el estereotipo del ser nacional.

En Revueltas se observa la misma preocupacion historica y el mismo afan pragmatico que muestran Ramos, Uranga, Zea y Paz. Sin embargo, la vision de Revueltas parte de su postura politica izquierdista, y es debido a esta que se le ha considerado un pensador disidente y marginal dentro de los grupos intelectuales. Sin embargo, hay varios aspectos en los que su obra y su pensamiento coinciden con el de los ensayistas, por ejemplo, en sus ideas sobre la influencia indigena en la formacion del caracter mexicano; en este aspecto su pensamiento coincide con el de Samuel Ramos y Octavio Paz. Lo interesante es que estos dos escritores se declaran contra el socialismo del cual Revueltas es ferviente partidario. Ademas de sus diferencias politicas, Revueltas pretende separarse del grupo que trabaja sobre la identidad del mexicano al expresar: "Cuando los intelectuales y profesores pretenden definir al mexicano por su sentido de la muerte, por su resentimiento, por su propension a la paradoja y por sus inhibiciones y elusiones sexuales, no estan haciendo otra cosa que una literatura barata de salon" (Revueltas, Ensayos 125). Es la intencion de este articulo demostrar que a pesar de diferencias politicas e ideologicas, la intelectualidad nacional compartia la misma imagen del ser mexicano durante la primera mitad del siglo XX, lo que convirtio al mexicano en un mito muy negativo.

En sus ensayos, Revueltas busca explicaciones historicas que le ayuden a definir al mexicano, pero a diferencia de los filosofos e ideologos utiliza el materialismo para explicar la historia. En primer lugar, Revueltas hace enfasis en el hecho de que si bien la Conquista y la Colonia dieron origen a "un nuevo ser al que con todo rigor puede llamarse mexicano" (Revueltas, Ensayos 138-39) esto no significa que Mexico haya nacido desde este momento. Para este escritor el origen de la nacionalidad mexicana se ubica en la Revolucion de 1910 que "transforma a fondo las relaciones feudales de propiedad de la tierra y con esto crea las condiciones economicas para la integracion de la nacionalidad mexicana, despues de cerca de cuatro siglos que comenzo a gestarse con la aparicion del mestizo" (Revueltas, Ensayos 151). Al mismo tiempo, para Revueltas Mexico no es un pais mestizo sino que, por el contrario, es un pais marcado por su diversidad y por lo tanto "una de las caracteristicas, precisamente, del ser nacional del mexicano, es que convive, como tal ser, junto con otras nacionalidades dentro de los limites de un mismo territorio" (Revueltas, Ensayos 125), mediante ideas como la anterior Revueltas deja bien claro que para el el "ser nacional mexicano" es el mestizo. Aunque reconoce la riqueza cultural que los pueblos indigenas aportan, considera importante que estos grupos etnicos se integren activamente a la sociedad mexicana, por ello ve con beneplacito el esfuerzo del gobierno por educar al indigena para incorporarlo a la vida economica y social del pais:
   Las ensenanzas que a muchas de ellas [las minorias idiomaticas del
   Mexico moderno] se les imparte en su propio idioma, convenientemente
   alfabetizado, como un recurso para asimilarlas al idioma
   economicamente imperante, terminara por hacerlas que se incorporen a
   la nacionalidad unica y homogenea que constituira Mexico en el
   futuro. (Revueltas, Ensayos 151)


Revueltas coincide con la tradicion que pretende que el indio se asimile a la cultura dominante. Esa asimilacion, por medio de la educacion, seria un paso mas hacia la universalidad que muchos de los intelectuales mexicanos buscaban. En este sentido, Revueltas comparte con Samuel Ramos el afan de que el mexicano arribe a la universalidad y es por ello que afirma: "[Mexico] sera el mismo que florezca sin limites, como ser nacional, dentro del ser universal del hombre, en el mundo socialista" (Revueltas, Ensayos 155). La unica diferencia en cuanto a la aspiracion de universalidad entre Revueltas y Ramos es el anadido "en el mundo socialista". La postura de Revueltas cae en la tradicion mexicana del pensamiento inaugurada por Justo Sierra, es decir, la tradicion en la que el indio es visto como un lastre para el progreso y la unica manera de amortiguar sus efectos es mediante su asimilacion a la corriente principal de la vida mexicana. La unica diferencia es que, en el caso de Revueltas, este propone que dicha asimilacion se lleve a cabo otorgandole al indigena, y al campesino en general, una conciencia proletaria. Esta exaltacion de la conciencia proletaria en El luto humano esta representada por el personaje Natividad, quien cumple mas una funcion de simbolo que de personaje real, como se vera mas adelante.

La novela se desarrolla durante el periodo presidencial de Lazaro Cardenas, al comienzo de los anos treinta. Esta obra esta dividida en tres planos temporales: el primero es el presente en el cual Chonita, la hija de Ursulo y Cecilia, ha muerto. Ursulo pide ayuda de Adan para traer al cura del pueblo. En el viaje de regreso el cura mata a Adan debido a que durante la persecucion cristera Adan mato a varios feligreses. Posteriormente, Ursulo y el cura llegan a la casa en donde se encuentran Cecilia, Calixto, su esposa La Calixta, Jeronimo y su esposa Marcela. Mientras tanto, una tormenta que amenaza causar inundacion se ha desatado y les obliga a salir de la casa para buscar escapatoria. Despues de caminar por un tiempo se dan cuenta que han estado caminando en circulos alrededor de la casa. Finalmente, deciden subir a la azotea para esperar la muerte. El segundo plano temporal esta formado por las analepsis en las que los personajes recuerdan su pasado. En esta etapa surge la presencia de Natividad como un recuerdo de los otros personajes. Natividad fue un hombre que sirvio a la Revolucion y posteriormente se convirtio en un luchador social que llego al pueblo para organizar una huelga y fue asesinado. El tercer plano temporal se manifiesta a traves de las referencias a la historia de Mexico, especialmente al mundo prehispanico y a la Conquista. La mencion de estas dos etapas historicas no es fortuita ya que tiene como finalidad explicar el origen del caracter del mexicano, representado en cada uno de los personajes de la novela.

El analisis de las caracteristicas que Revueltas atribuye al mexicano se desarrolla a traves del estudio de los personajes. Las caracteristicas que se atribuyen al caracter mexicano en la novela de Revueltas son: la ambiguedad, el hermetismo, el machismo, el complejo de inferioridad, la indiferencia ante la muerte, la desgana, el ocultamiento y el infundio. (1) Dichas caracteristicas coinciden con aquellas encontradas por los ensayistas, como se analizara mas adelante.

Entre los personajes esta la antitesis Adan, simbolizando al mal, contra Natividad, quien representa al bien. Sin embargo, este ultimo es, mas que un personaje, un simbolo, ya que es el unico al que el lector solo conoce por el recuerdo de los demas. De hecho, cuando la novela comienza, hace tiempo que Natividad murio asesinado por Adan. Natividad se encuentra en el mundo civilizado mientras que Adan esta en el mundo de la barbarie. Revisando los conceptos de Uranga se puede decir que Natividad esta mas cerca de lo sustancial mientras que Adan se encuentra mas cerca de lo accidental. Por ello precisamente, no es de sorprender que la figura de Natividad sea mas un simbolo que un personaje real ya que, segun Uranga, el ser como ente sustancial no existe. Solo puede tender a lo sustancial pero nunca ser lo sustancial en si debido a que nuestra constitucion humana nos hace perfectibles, como el accidente, pero nunca perfectos.

En la novela de Revueltas, Natividad es un ser perfecto, un personaje plano, sin mayores complicaciones y quien solo vive en el recuerdo de los demas. De hecho, como ironia, el recuerdo de Natividad lo recibe el lector, en su mayor parte, precisamente por medio de su verdugo, Adan, matizado por la voz del narrador: "Tenia Natividad una sonrisa franca, ancha, magnifica. En su rostro quien sabe que de atractivo prestabase a la cordialidad inmediata, ya fueran los ojos negros vivisimos, o la frente serena y clara" (Revueltas, El luto 313). A diferencia de los otros personajes, Natividad siempre es descrito en terminos muy positivos: es franco, cordial y atractivo mientras que Adan, por ejemplo, es descrito en los siguientes terminos: "Adan sin ojos, el rostro feo, huidiza la frente, el pelo duro y brutal" (Revueltas, El luto 249). La diferencia fundamental entre Natividad y el resto de los personajes, lo cual le otorga su calidad de simbolo, es su educacion. Por ejemplo, cuando Natividad sirve a la Revolucion, en sus filas "se le estimaba y era una de las personas para quienes, sin excepcion, se tenia por parte de todos, ese agradecimiento y confianza espontaneos que nacen frente a la gente util" (Revueltas, El luto 332-33). La utilidad de Natividad viene de una educacion que le permitia curar enfermos, ayudar a las parturientas, redactar oficios en la maquina de escribir, manejar y componer el unico automovil que el regimiento tenia. Sin embargo, a diferencia de otros personajes, no se sabe nada del pasado de Natividad, como si este surgiera con la Revolucion ya que esta implica el recuerdo mas lejano que se tiene de el. Mientras que los demas son indios o mestizos, lo importante en Natividad es su caracter progresista y transformador: "Natividad anhelaba transformar la tierra y su doctrina suponia un Hombre nuevo y libre sobre una tierra nueva y libre" (Revueltas, El luto 367), de ahi el significado de su nombre "nacimiento". De acuerdo con Revueltas, segun lo expresa en sus ensayos y en su novela, ese "Hombre nuevo y libre" solo puede surgir a traves de la educacion en el socialismo. Por eso Natividad es el unico capaz de organizar la huelga que traera a los trabajadores del campo (indios y mestizos incluidos) un modo de vida mejor; pero la huelga fracasa por la ambicion desmedida del gobierno. Un gobierno que se dice revolucionario y se disfraza de socialista, pero al que en realidad no le importan las necesidades del pueblo. (2)

La presencia de Natividad en la novela confirma que Revueltas, al igual que los ensayistas, considera la educacion como la unica via de acceso para lograr la integracion de los diferentes grupos sociales y raciales en Mexico. Natividad no es indio, ni mestizo, ni espanol, ni rico, ni pobre. Es un hombre util y educado, el hombre nuevo que todos los intelectuales deseaban ver surgir de la Revolucion. Tal como lo ve Uranga: "la Revolucion mexicana ha sido una gran gesta humanista, o sea, ha significado la creacion de un tipo de hombre que puede competir con cualquiera que nos propone la historia o nos ofrece el mundo contemporaneo" (149). Para los intelectuales este nuevo tipo de hombre esta a la altura del tipo de hombre que el europeo ha implantado como universal.

Sin embargo, el hecho de que Natividad muera y Adan sobreviva, implica una critica a la Revolucion. Asi, la antinomia Natividad/Adan sirve al escritor para presentar las dos caras de este movimiento; con el primero, la cara progresista y transformadora y, con el segundo, la cara destructora y advenediza. Si Natividad simboliza el ideal del hombre que algunos intelectuales esperaban que surgiera del movimiento revolucionario, Adan es la realidad aplastante que devora todo ideal. Por eso para el "La Revolucion era eso; muerte y sangre. Sangre y muerte esteriles; lujo de no luchar por nada sino a lo mas porque las puertas subterraneas del alma se abrieran de par en par dejando salir, como un alarido infinito, descorazonador, amargo, la tremenda soledad de bestia que el hombre lleva consigo" (Revueltas, El luto 344). Esta doble vision de la Revolucion es comparable a la de Paz para quien si la lucha armada fue un movimiento redimido por el Plan de Ayala, que proponia la distribucion de tierras entre los campesinos, tambien significo: "[...] un exceso y un gasto, un llegar a los extremos, un estallido de alegria y desamparo, un grito de orfandad y de jubilo, de suicidio y de vida, todo mezclado. Nuestra Revolucion es la otra cara de Mexico [...] el rostro resplandeciente de la fiesta y la muerte, del mitote y el balazo [...]" (Paz, Laberinto 134). La Revolucion es para ambos escritores, entre otras cosas, el momento en que el mexicano se busca a si mismo a traves del exceso y la violencia. Esto es precisamente lo que Adan aprende de ella con "cierto general fusilado mas tarde" (Revueltas, El luto 342) quien se divertia jugando tiro al blanco con los cadaveres de los enemigos.

Si Natividad se convierte en un simbolo es porque a traves de su franqueza, su cordialidad, su alegria y sobre todo su educacion, esta mas alla de los defectos del ser mexicano. A diferencia de Natividad, el problema con Adan es que se encuentra todavia muy cerca de su origen arrastrandolo como un lastre: "Tenia esa sangre envenenada, mestiza, en la cual los indigenas veian su propio miedo y encontraban su propia nostalgia imperecedera, su pavor retrospectivo, el naufragio de que aun tenian memoria" (Revueltas, El luto 246). El mestizo ha sido definido por todos los ensayistas en terminos muy negativos, pero especialmente Leopoldo Zea considera que la ambicion personal y la falta de escrupulos son muy propias del caracter mestizo (Zea, Conciencia 30). La sobrevivencia para el mestizo, segun Zea, fue en el comienzo de su historia mas dificil que para el indio o el espanol ya que fue rechazado por ambos grupos. Ante esta situacion desarrollo una actitud oportunista que le permitio, con el tiempo, convertirse en el grupo dominante y dirigente de la nacion. Adan, nombre simbolico que representa el primer mestizo, esta claramente constituido por esas dos mitades a las que los ensayistas se refieren (la raiz espanola y la raiz indigena, como las llama Zea), y como la figura biblica, carga con la culpa del pecado original. Adan, debido a su condicion mestiza, se encuentra muy cerca de su accidentalidad. Dicha accidentalidad se observa en ciertos aspectos de su personalidad que los ensayistas han determinado como parte del ser mexicano.

La primera caracteristica de Adan es su ambiguedad. De acuerdo con Paz, no es que el mexicano se esfuerce por ser ambiguo sino que los otros lo perciben asi (Paz, Laberinto 59). En el caso de Adan, el lector percibe su ambiguedad por medio del cura, quien al verlo reflexiona: "Era imposible conocerlo y hasta de oidas resultaba irreal, mitologico--fuera de cierta cosa vaga y siniestra -- sin embargo era dulce. Tal vez matase con ternura, carinosamente, porque el homicidio parecia serle sensual y calido, y la tibieza de la sangre necesaria como necesario el sobrecogedor poder de arrebatar la vida" (Revueltas, El luto 249). El cura hasta antes de conocer a Adan solo tenia referencia de los asesinatos que habia cometido gracias a sus feligreses; sin embargo, a pesar de que le han hablado de la crueldad con que mata, Adan le ha causado una impresion de dulzura. Dicha impresion es ironicamente producida por la forma en que Adan lo trata: " Arreglese, padre, para que nos vayamos...!--dijo Adan. Y lo curioso que, a pesar de la forma imperativa, la frase habia sido pronunciada tiernamente" (Revueltas, El luto 252). Ese caracter contradictorio tampoco puede escapar a los ojos del lector.

La primera vez que el lector se tropieza con Adan en el relato es cuando Ursulo, en medio de la tormenta y de la noche, se acerca hasta su casa para pedirle que, con su barca, lo lleve a ver al cura. En este primer momento el lector solo sabe que Adan y Ursulo son enemigos. A pesar de esto, cuando Adan acepta llevar a Ursulo, el lector no esta muy sorprendido. Sin embargo, mas adelante en la narracion, el lector descubre poco a poco la violenta personalidad de Adan y el deleite que la muerte ajena le causa. Asi, en una ocasion torturo a un hombre arrastrandolo con su caballo por las piedras y los cactos hasta dejarlo, medio vivo, atado a un cactus para que los zopilotes lo devoraran: "Adan sonrio poderoso, dueno del dolor y de la vida" (Revueltas, El luto 358). En otra ocasion mato a otro hombre a quemarropa solo porque la mujer de Adan lo acuso de querer 'jugar' con ella: "Adan, como en un sueno, apunto su pistola con asombrosa lentitud [...] sonreia o algo por el estilo, pero en todo caso sus ojos brillaban en mitad del rostro" (Revueltas, El luto 324). Cuando el lector percibe que Adan es un asesino sin escrupulos, no puede explicarse que en el presente ayude a Ursulo, su enemigo, aun a riesgo de su propia vida, para traer el cura a una nina que ya esta muerta; incluso en el momento en que Adan sabe de la muerte de Chonita, con la que nunca tuvo contacto, piensa para si: "Se le fue la hija, volo el angelito" (Revueltas, El luto 246). Adan es todo contradiccion y ambiguedad: "la omnipotencia llena de vigor, la indiferencia calida, la apatia activa" (Revueltas, El luto 251). Este es el mexicano que Uranga describe como un ser compuesto de extremos. Para subrayar esta ambiguedad como una caracteristica mexicana, Jose Revueltas la extiende al territorio mexicano donde "la tierra de este pais" se vuelve "tierna, cruel, hostil, calida, fria, acogedora, indiferente, mala, agria, pura" (Revueltas, El luto 247). La presencia ambigua de Adan tiende a causar desconcierto ante la mirada ajena; sin embargo, lo mas sorprendente es que Revueltas no deja duda de que la ambiguedad es una caracteristica propiamente nacional al trasladarla al paisaje mexicano.

La tercera caracteristica que se encuentra en los personajes de El luto humano es el hermetismo. Tanto para Samuel Ramos como para Octavio Paz, el hermetismo es una forma de la desconfianza: el mexicano no se muestra como es porque no confia. Segun Paz, la desconfianza en el mexicano es una actitud atavica que tiene un origen historico, debido a los abusos de la conquista y a las ocasiones en que sus lideres han traicionado al pueblo (Paz, Laberinto 27). En el caso de Adan su hermetismo puede proceder de tres fuentes: por una parte, su atavismo, como lo describe Paz. Un ejemplo de la forma atavica se da cuando se encuentra con Natividad por primera vez y se muestra reservado, a pesar de que este le ha causado una buena impresion: "Durante los veinticinco kilometros que recorrieron juntos Adan y Natividad charlaron con gran animacion. Adan, menos comunicativo, se produjo en terminos reservados, reticentes. Natividad franco y sin embozos, salpicando su charla de anecdotas" (Revueltas, El luto 329). La actitud que cada personaje tiene hacia el lenguaje es diferente ya que mientras Adan se oculta en el, Natividad se descubre. Con este comentario Revueltas afirma lo que Octavio Paz declarara dieciseis anos despues en su Laberinto, esto es, que la mejor prueba del hermetismo y la desconfianza del mexicano es su lenguaje "lleno de reticencias, de figuras y alusiones, de puntos suspensivos" (26). Segun Paz "ante la simpatia y la dulzura, nuestra respuesta es la reserva, pues no sabemos si esos sentimientos son verdaderos o simulados" (Paz, Laberinto 27). La segunda fuente de la cual procede el hermetismo de Adan es su machismo ya que se puede decir que Adan, usando la terminologia de Paz, es un ser cerrado en oposicion a Natividad que es un ser abierto. Para el mexicano, de acuerdo con Paz, el abrirse, el confiarse a otro, es un defecto, casi una caracteristica femenina que denota debilidad (Paz, Laberinto 64). Esta caracteristica esta directamente relacionada con el machismo pues el macho nunca se muestra, por el contrario, se oculta; y nada hay mas valioso para el que su intimidad. La tercera fuente de su hermetismo es la simple desconfianza que nace de saber que 'debe' muchas muertes, asi, cuando Adan y Ursulo cruzan el rio, el hermetismo tambien hace su aparicion. Ambos son enemigos, lo cual es mayor razon para no mostrarse: " Me arrojara al rio? penso Ursulo, y nuevamente tuvo intenciones de penetrar en el sentido de aquella mascara, de aquella espesura enigmatica de Adan" (Revueltas, El luto 245).

Sin embargo, Adan no es el unico ser que se muestra hermetico. Ursulo, quien tambien es un mestizo, su madre fue india y su padre hacendado espanol, a pesar de tener un caracter moral por encima del de Adan, tampoco escapa a las influencias del ser mexicano: "Igualmente enigmatico, Ursulo, con sus hombros lejanos que le caian muy por debajo de la cabeza triangular y vaga [...]" (Revueltas, El luto 251). Quien percibe de esta manera a Ursulo tambien es el cura para quien los dos hombres son un enigma indescifrable, precisamente porque no se muestran. La actitud cerrada o hermetica de Ursulo tambien la podemos ver hacia su esposa Cecilia. Por ejemplo, cuando Chonita muere sabe que Cecilia, como madre, esta sufriendo. El mismo esta sufriendo por la muerte de su hija; sin embargo, a pesar de su tristeza no expresa ninguna emocion. Mas tarde, cuando regresa con el cura, y la tempestad ha cobrado fuerza, quiere acercarse a su esposa. Por medio del narrador, el lector sabe cuanto la ama y, sin embargo, Ursulo no hace el menor intento por hablarle. Ursulo siente resentimiento hacia Cecilia porque alguna vez fue la mujer de Natividad y tiene la certeza de que ella siempre lo amo mas a el, por eso se contiene. A pesar de que juntos tuvieron una hija, a pesar de que estan a punto de morir, no se abre ante ella:
   Ursulo miro con fijeza los ojos de Cecilia por ver si encontraba una
   chispa nueva, de regreso. Si iban a morir. Por ver si ella lograba
   darse cuenta de todo aquello y de que, juntos en espera de la
   muerte, podrian haber futuros ultimos minutos para amarse
   fundamentalmente, como pocas veces se puede sobre el mundo.
   "Perdoname, se mia", penso con fuerza, como haciendo de su
   pensamiento un brazo, una voluntad para mover a la hembra lejana.
   (Revueltas, El luto 265)


A lo largo del relato el lector observa como Ursulo ha pasado por las mas dificiles pruebas: la muerte de su hija, el pedir un favor a su enemigo, el regresar a casa y ver como Calixto se le insinua a Cecilia, su lucha contra la tempestad, el recuerdo de Natividad como amigo pero tambien como el primer amor de su mujer. Y sin embargo, a pesar de toda la dureza con la que la vida se le ha presentado no hay una sola queja. Ni una sola palabra con que traicione su "integridad masculina" (Paz, Laberinto 27).

La defensa extrema de esa "integridad" se convierte en machismo, la cuarta caracteristica del mestizo mexicano encontrada en la obra de Revueltas. Ya se ha visto que el hermetismo puede ser una manifestacion del machismo en su forma pasiva. Ahora se vera como el ansia de poder puede ser una manifestacion activa del machismo. Para Ramos, el machismo es una forma en que el mexicano compensa por su sentimiento de inferioridad (61). De lo anterior se infiere que mientras mas inferior se sienta un hombre mas se comportara como un macho. Esto puede aplicarse claramente a Adan quien, por su falta de educacion y entendimiento, esta muy lejos de Natividad y aun de Ursulo: "era la negacion por la negacion misma; liturgia que habia nacido de un acabamiento general donde la luz se extinguio por completo" (Revueltas, El luto 251). Incluso se puede argumentar que Adan esta mas cerca de la animalidad que de lo humano, en diferentes ocasiones el narrador expresa que Adan "era hijo de los animales; de los animales precortesianos que tenian algo de religioso, barbaro y lleno de misterio y de crueldad" (Revueltas, El luto 248). Lo unico que Adan realmente tiene es su propia imagen a la que precisa exaltar a traves de la violencia.

Cuando Adan recibe el encargo de matar a Natividad hay cierto desanimo por la tarea ya que percibe la superioridad de su contrincante y considera que matarlo sera casi imposible; esta es una manifestacion de su sentimiento de inferioridad, el quinto elemento. Sin embargo, el mismo Natividad le dice que la unica manera en que podra matarlo sera a traicion; al darse cuenta de este hecho Adan se reanima: "su espiritu llenose de una calma alentadora y plena de afirmacion" (Revueltas, El luto 315). Asi, su condicion moral es tan baja que para sentirse bien no duda en matar a Natividad por sorpresa. Posteriormente, cuando le ofrecen dinero por la muerte de Ursulo, nuevamente cae en el desanimo, pero ya no porque la tarea le parezca dificil sino porque, despues de descubrir que puede matar a traicion, se da cuenta que ya no hay rival para el. Adan, como se ha dicho, busca la reafirmacion de su ser a traves del asesinato pero esta es una forma hueca de reafirmarse pues una vez cometido el acto la sensacion de poder desaparece. Por eso el narrador afirma: "aun no llegaba aquel que le daria la victoria, la sensacion firme, cabal, segura del poder, de la superioridad" (Revueltas, El luto 316). Asi, como escribe Paz, el macho es "el poder aislado en su misma potencia" (Paz, El laberinto 74), es decir, el poder por el poder mismo. Un poder esteril que no engendra nada y todo lo destruye a su paso. En ese sentido tambien el narrador lo describe como una negacion, como un ser esteril.

Por otra parte, para Revueltas, este uso del poder tambien tiene una explicacion historica. De su obra se interpreta que este poder, el poder de gobernar la vida ajena a traves de la muerte, proviene en realidad de los aztecas, y resurge con la Revolucion:
   Un poder como abismo se les habia revelado, grandioso e inalienable.
   Era un poder tentador y primitivo que de pronto estaba en la sangre,
   girando con su veneno. Lo habian perdido en los oscuros tiempos de
   la persecucion y la paz porfirianas para ganarlo hoy nuevamente en
   la sangrienta lucha [la Revolucion]. Solo dioses lo poseian pues era
   el divino y demoniaco poder de arrebatar la vida, y si los
   antepasados lo practicaban con tal solemnidad y tal uncion, era,
   justamente, porque aspiraban a compartir los atributos de la
   divinidad. He aqui que aquello mecanico e inteligente, tan parecido
   a un sexo, la pistola, habiaseles incorporado al orginismo, al
   corazon. Despues de esto resultaba imposible que se considerasen
   inferiores, capaces ya, como eran, de matar. Como un sexo que
   eyaculase muerte. (Revueltas, El luto 304-05)


En la cita anterior, tres ideas principales se entrelazan: la primera es el caracter historico que se le atribuye al acto de matar. Este se remite a los tiempos prehispanicos al mencionar que los antepasados lo practicaban con solemnidad. El mexicano mata por semejarse a los dioses, por compartir su poder, convirtiendo esta accion en algo divino. La segunda idea es que, al equiparar la pistola con el miembro masculino, se infiere que el acto de matar es exclusivamente un atributo del hombre. La tercera idea se deriva de las dos anteriores y se refiere al complejo de inferioridad que describe Ramos y al machismo que describe Paz. Es decir, el mexicano busca el poder en el acto de matar porque se siente inferior y solo el cometer un acto tan violento, lo acerca a la divinidad, devolviendole su seguridad. Esa busqueda del poder, por medio del sometimiento del otro, es el machismo, que para Samuel Ramos es una manifestacion del sentimiento de inferioridad.

Lo mas interesante en El luto humano, sin embargo, es como se crea la sensacion de que los atributos negativos del mestizo provienen en realidad de su herencia indigena, y mas especificamente de su herencia azteca, y no de su herencia espanola. Como si el pasado violento de los aztecas con sus guerras floridas, sus conquistas y sus sacrificios fueran la unica herencia de los mexicanos: "Mientras persistiera el simbolo tragico de la serpiente y el aguila, del veneno y la rapacidad, no habria esperanza. Habiase escogido lo mas atroz para representar--y tan cabalmente, tan pateticamente--la patria absurda [...]" (Revueltas, El luto 259). Este comentario no es fortuito, significa que por voluntad propia el mexicano ha elegido ser el heredero de la cultura azteca y, con ello, de la barbarie que sus actos de sangre implicaban. Esta vision del mundo azteca concuerda punto por punto con la vision que Octavio Paz ofrece en Posdata, en donde menciona la "esquizofrenia" del mexicano, que consiste en verse dividido en dos culturas; para Paz hay dos Mexicos, el del presente y el del pasado y este del pasado se encuentra latente en el presente, en palabras de Octavio Paz: "el pasado reaparece porque es un presente oculto" (Paz, Posdata 111). Asi, en El luto humano, todas las referencias a la cultura prehispanica son en realidad una manifestacion de ese pasado que no ha desaparecido. Lo fundamental, sin embargo, en el analisis de Paz es que llega a la misma conclusion que Revueltas: para Paz los aztecas perpetuaron un sistema de dominacion politica a traves de la idea del sacrificio, con lo cual lograron la dominacion de las demas naciones. Al llegar los espanoles y asentar la cabeza de su poder en la ciudad Mexico-Tenochtitlan, no hicieron mas que perpetuar el modelo de dominacion azteca. De lo anterior resulta la ironia de que una nacion indigena represiva termine dandole nombre a todo un pais. Por lo anterior, para Paz, los verdaderos asesinos del mundo prehispanico fueron los aztecas y "los verdaderos herederos de los asesinos del mundo prehispanico no son los espanoles peninsulares sino nosotros, los mexicanos que hablamos castellano, seamos criollos mestizos o indios" (Paz, Posdata 153). Revueltas comparte esta vision del mundo prehispanico y del contemporaneo y es por ello que sentencia que mientras el simbolo del aguila y la serpiente (simbolo azteca por primacia) sea el simbolo de la patria, esta no podra desarrollarse plenamente. En realidad la propuesta es deshacerse del pasado precolombino para que Mexico pueda entrar a la civilizacion sin amarras que lo detengan en el pasado.

En su novela, Revueltas continua, al igual que Ramos y Paz, considerando lo universal como lo occidental. Por ello en la novela el mejor representante de la universalidad es Natividad. El lector no sabe, con seguridad, a que raza pertenece este personaje. Se puede deducir que es un mestizo por el simple hecho de que los metizos han tenido siempre acceso a una mejor educacion que los indigenas. Sin embargo, el narrador insinua su lado espanol (y en realidad yo creo que este es un acto inconsciente de Revueltas) al describir a Natividad como una figura quijotesca: "Dirigiase este aquella primera vez a las casas del Sistema montado en un caballejo delgadisimo, cuyos enrojecidos ojos melancolicos denunciaban gran cansancio. Era como un ser humano lleno de resignacion para el sufrimiento, flacas las piernas y huesuda, cadaverica, la frente" (Revueltas, El luto 326). Esta vaga reminiscencia del Quijote pudiera enfatizar la raiz espanola de Adan. En cambio la herencia indigena de los otros personajes es devaluada mediante dos elementos: la violencia heredada de los aztecas como un ritual de muerte y la idea de la pasividad, comparando al individuo con las piedras de que estaban hechos los idolos o con lo animal, como los ixcuintles y las viboras.

Ciertamente la pasividad y/o la indiferencia es otra de las caracteristicas que se han atribuido al mexicano, siendo la sexta caracteristica que se detecta en los personajes de Revueltas. La indiferencia en la obra de Revueltas esta marcada por el caracter petreo de sus personajes, asi como por el mismo concepto en que tiene a los indigenas: "Son nuestros indios como la piedra, sin duda, y una piedra antigua y prometedora [...]" (Revueltas, Ensayos 19). Por esto es que en los ojos de Adan solo hay "el tezontle, (3) lejano de una raza, antigua como el viento" (Revueltas, El luto 246). O bien Ursulo descubre que "pertenecia al mundo de lo inanimado, antes siquiera, de lo vegetal, y que, como la piedra maternal primera, ignorandolo todo era tambien una extrahumana voluntad hacia el ser [...]" (Revueltas, El luto 277). Esta indiferencia de la piedra es similar al concepto que Samuel Ramos tiene del indigena. Coincidentemente, cuando Ramos comienza el apartado sobre el egepticismo (4) indigena, hace referencia a las piedras prehispanicas para desarrollar su concepto de rigidez e inmutabilidad: "La expresion del arte en la meseta mexicana es la rigidez de la muerte, como si la dureza de la piedra hubiera vencido la fluidez de la vida" (37). Para Ramos, la rigidez del indigena y su indiferencia ante la vida le vienen de su raza, e incluso se atreve a senalar que si los indios prehispanicos se dejaron conquistar fue porque "su espiritu estaba dispuesto a la pasividad" (36). El concepto de la piedra, al que ambos escritores se refieren, implica la indiferencia. Asi, los personajes de Revueltas parecen ser indiferentes, por ejemplo, ante la muerte. (5) Como el hombre que al saber que sera fusilado no intenta defenderse y solo piensa " Que le vamos a hacer? [...] Ya me tocaria!" (Revueltas, El luto 288). O como la brutalidad de Adan al asesinar, que implica la indiferencia ante la muerte del otro. Segun Paz la mayor prueba de la indiferencia del mexicano es su desprecio por la muerte que es, a su vez, una forma de vengarse de la vida.

Es posible que la indiferencia en los personajes de Revueltas se deba al manejo que el autor hace de los diferentes planos temporales, lo que crea un sentido de fatalidad a lo largo de la obra. Por ejemplo, cuando el narrador describe a Adan y habla de su sangre mestiza envenenada, comenta que los indios se veian a si mismos en el y veian: "[...] su pavor retrospectivo, el naufragio de que aun tenian memoria" (Revueltas, El luto 246). La expresion "el naufragio de que aun tenian memoria" cumple un papel simbolico pues dicho naufragio puede bien referirse al fracaso de la huelga que culmino con el asesinato de Natividad, o bien al exterminio de las culturas prehispanicas a manos de los espanoles. Esta doble significacion marca el tiempo circular en la obra de Revueltas que, por otra parte, ha sido senalado como una caracteristica inminentemente indigena. (6) Como se ha mencionado, Revueltas utiliza diferentes planos temporales para resaltar como el pasado de Mexico siempre se hace presente. Asi, por ejemplo, la historia de la madre de Ursulo se ve entremezclada con la historia del mestizaje en la epoca de la Conquista: "Don Vicente la tomo por la cabeza, con dulzura, y luego por los hombros. Lo dijeron ya los antepasados de ella 'que esta tierra habia de ser poseida por los hijos del Sol'. Resignadamente recibio Antonia la semilla con la cual morian sus dioses" (Revueltas, El luto 278). Don Vicente es un hacendado espanol y Antonia es una mujer indigena, huerfana que no habla espanol.

La consecuencia de una vision ciclica del tiempo, al menos para los personajes de Revueltas, es que estos adquieren un sentimiento de fatalidad, de determinismo, que marca su existencia sin que puedan escapar. Por esto en la obra se encuentran constantemente alusiones a un pasado prehispanico de sino tragico. Por ejemplo, una vez que Chonita ha muerto, los vecinos se reunen para velarla mientras la tempestad ha comenzado a desatarse: "[Los congregados] cantaban con toda su alma, recordando, intuyendo un castigo infinito" (Revueltas, El luto 258). La intuicion del castigo que los personajes tienen se puede relacionar con la intuicion del castigo que los aztecas tuvieron; por ello el narrador anade inmediatamente: "De ser posible hubiesen sacrificado a un ser humano sacandole el corazon para ofrecerselo a la Divinidad vengativa" (Revueltas, El luto 258). La intuicion del castigo habla de un sentimiento de culpabilidad que tambien se puede relacionar con los aztecas pues como comenta Octavio Paz: "En el caso de los aztecas la idea del regreso del tiempo hundia sus raices en un sentimiento de culpabilidad. El tiempo del principio, al regresar, asumia la forma de una reparacion" (Paz, Posdata 140). Asi, los personajes de Revueltas se encuentran atormentados, no solo por un presente miserable y sin esperanzas de mejoramiento, sino por un pasado que los sigue determinando en el presente, Hay casi un determinismo a la manera de los griegos, del cual se desprende la fatalidad.

El sentido de fatalidad, como resultado de los empalmes temporales, provoca en los personajes una propension a la inactividad, como en el caso de Ursulo, quien al saber que su hija morira no se inmuta para salvarla:
    Entiendes? Va a morir Chonita, repitio ella.
   Ursulo le dirigio una mirada pobre y humilde.
   Si, dijo con tristeza.

   Iba a perder su gran, su empecinado amor. Decidio, entonces,
   fatalmente, a no hacer nada por salvar a Chonita. Que todo se
   cumpliera y el destino tragico de la soledad llegara. (Revueltas,
   El luto 293)


Esta idea de la inactividad se relaciona con el concepto de Uranga sobre la desgana, la septima caracteristica: "Desgana por no ser otro, por no ser otra la historia, por no ser otras las costumbres [...] Toda accion es entonces valorada en el horizonte de una contribucion a la podredumbre" (31). Este sentimiento no debe confundirse con la indiferencia, Ursulo no es indiferente ante la muerte de su hija pero sabe que el esfuerzo por salvarla no vale la pena, despues de todo, en la pobreza y aislamiento en el que viven quien puede verdaderamente ayudar a su hija? Ningun esfuerzo por salvarla dara fruto y por ello no luchara por cambiar los acontecimientos. Esta desgana misma de vivir, que surge como la unica respuesta ante la fatalidad, se trasmite a todo el pueblo y el narrador la describe en estos terminos: "Fatalidad pura, resignacion triste y antigua, donde una apatia interior, atenta, inevitable y desolada, esperaba, sin oponerse, crimenes nuevos, mas y mas difuntos" (Revueltas, El luto 247). Esta es la forma en que el pueblo reacciona al saber de los asesinatos que gente como Adan comete. Es una desgana de actuar porque se intuye que los resultados no seran favorables.

Es posible que la desgana se convierta poco a poco en indiferencia ante la vida y de ahi, si las condiciones de vida llegan a ser insoportables, esta indiferencia se convierte en un deseo de morir: "Pueblo en trance de abandonar todo, un pueblo suicida y sordo, que no solo estaba amenazado de desaparecer sino que el mismo deseaba perderse, morir [...]" (Revueltas, El luto 260). La busqueda de la muerte responde a la observacion de Uranga para quien el mexicano ve la muerte como una forma de liberacion debido a que, como ser accidental, se siente fragil y la vida es como una carga para el (64).

El octavo elemento que se encuentra en la obra de Revueltas es el afan del mexicano por no darse a notar, su ocultamiento. Segun Uranga, el mexicano tiene la conviccion de su incurable fragilidad y lo que pretende ocultar por lo general es la propia persona. En la novela de Revueltas se observa un ejemplo de esta simulacion: "He aqui un campesino junto a la via del ferrocarril. No hace un movimiento, no saluda, no sonrie, antes bien emboscase entre las altas mantas para que nadie lo advierta" (Revueltas, El luto 305). Este comentario supuestamente pertenece a Calixto quien, por medio de una analepsis, recuerda que al terminar la Revolucion viajaba hacia el norte del pais; sin embargo, es totalmente inverosimil pues Calixto mismo es un campesino, iletrado, que recien ha matado a un companero de lucha para no compartir el botin malhabido. En realidad el comentario pertenece a Revueltas para quien, al igual que para los ensayistas, el mexicano aparece como un ser indescifrable al cual es preciso estudiar para definir.

Para Uranga, la preocupacion del mexicano por pasar inadvertido se relaciona con el infundio, la novena caracteristica, que es la falta de fundamento. La falta de fundamento, segun Uranga, es lo que lleva al mexicano a la melancolia y a la ensonacion, por esto, la falta de fundamento lleva a Ursulo a querer continuar la idea de Natividad una vez que este ha sido asesinado. Ursulo "Habiase creido algo asi como un ejecutor del Destino, al margen de las cosas y dueno de una clara independencia [...]" (Revueltas, El luto 325). Convence a dos familias mas de quedarse a trabajar la tierra, una tierra esteril sin el agua de la presa que ya no existe. Ursulo sin ningun conocimiento se empena en ser como Natividad y lo unico que obtiene a cambio es el fracaso; por eso "de subito comenzo a comprender que su alma era una hoja perdida en la borrasca, sin asidero alguno, zarandeada a capricho y carente de albedrio" (Revueltas, El luto 325). Esta idea del infundio, como algo falso, sin fundamento, se observa tambien en una cancion de la Revolucion que aparece en el texto de Revueltas:
   Haciamos de cuenta
   que fuimos basuras
   y que un remolino nos alevanto,
   y el mismo viento
   alla en las alturas,
   alla en las alturas
   nos aseparo ...
      (Revueltas, El luto 310)


Esta cancion denota la poca valia en que el ser mexicano se tiene y pone de manifiesto su falta de fundamento. El mexicano se siente fragil como una hoja al viento y no hay nada que lo ate, que lo amarre a la realidad. Los personajes de la novela de Revueltas son conscientes de su fragilidad y andan a la busqueda de como superarla, es por ello que el narrador declara: "Y este pais era un pais de muertos caminando, hondo pais en busca del ancla, del sosten secreto" (Revueltas, El luto 251). Calixto y Ursulo tambien quieren tender a la sustancialidad, por eso se unen a Natividad cuando este llega al pueblo y trata de convencer a los campesinos para organizar una huelga: "Calixto y Ursulo eran otra cosa. La transicion amarga, ciega, sorda, compleja, contradictoria, hacia algo que aguardaba en el porvenir. Eran el anhelo informulado, la esperanza confusa que se levantaba para interrogar cual es su camino" (Revueltas, El luto 367). Personajes como Calixto y Ursulo, y aun Jeronimo estan por encima de Adan pues intuyen que puede haber un futuro mejor; sin embargo, aun no alcanzan la vision de Natividad por lograr una sociedad mas justa para el campesino pues para ello les falta la educacion necesaria para lograr un cambio real. De esta manera su lucha es esteril y termina en la muerte de todos los personajes a los que Ursulo habia convencido de quedarse para alimentar el proyecto de Natividad.

La conjugacion de los diferentes planos temporales permite a Jose Revueltas hacer una critica del desarrollo historico de Mexico y la forma en que este afecta al ser considerado como mexicano. De acuerdo con Max Parra: "En un primer nivel, El luto humano, registra el violento, ciego caminar de un pueblo hacia un futuro incierto debido a su incapacidad de superar los traumas del pasado" (91). Los traumas del pasado, especificamente de la Conquista y la Colonia, segun la lectura que he hecho de la obra, dan como resultado ciertas caracteristicas al ser mexicano: ambiguedad, hermetismo, machismo, indiferencia, desgana y ocultamiento. Lo que Revueltas logra con su novela es mostrar las caracteristicas del mexicano que le impiden buscar un desarrollo que de como resultado un mejor modo de vida. Es significativo en su novela que Natividad, la unica figura que no detenta estas caracteristicas negativas, muera antes que los demas y se convierta en leyenda. Como se ha senalado anteriormente, esta es una critica a la Revolucion mexicana que con el tiempo lo unico que pudo lograr fue la perpetuacion de un sistema politico que tiene sus raices, segun Paz y Revueltas, en el mundo prehispanico.

El luto humano es una critica al gobierno, pero sobre todo al pueblo mexicano que no ha sabido romper con el pasado, representado como lo primitivo, lo salvaje. Bajo su perspectiva, Revueltas ofrece una alternativa para romper con ese pasado: el socialismo, representado en la figura de Natividad. El hecho de que Adan sobreviva y no Natividad, es una critica realista de como la Revolucion mexicana se ha desvirtuado ya que Adan no es otro que el representante de ese gobierno 'revolucionario'. En este sentido es que considero a Revueltas, al igual que a los ensayistas, como un escritor nacionalista: preocupado por el futuro del pais y con una propuesta de desarrollo, aunque en su caso esta propuesta esta ligada al socialismo. Al igual que los ensayistas tambien Revueltas esta a la busqueda del Hombre, como lo senala Max Parra: "su mirada literaria propendia a discernir al hombre en el mexicano" (131). Revueltas tambien hace una critica al caracter nacional al contrastar la figura de Natividad con la de Adan y los otros personajes. Sin embargo, por medio de su obra al mismo tiempo que critica los rasgos del caracter mexicano, los perpetua al ligarlos a una vision mitificada de la historia.

BIBLIOGRAFIA

Aguilar Camin, Hector, et al. En torno a la cultura nacional. 2.a ed. Mexico, D.F.: Instituto Nacional Indigenista, 1983.

Anderson, Benedict. Imagined Communities: Reflections on the Origin and Spread of Nationalism. 1.a ed. New York: Verso, 1983.

--. "Subjetividad y lectura: ideologia de la tecnica en El Luto Humano y el cambio narrativo a medio siglo." Perfiles: ensayos sobre literatura mexicana reciente. Boulder: U of Colorado, 1992. 113-25.

Bartra, Roger. La jaula de la melancolia: identidad y metamorfosis del mexicano. Mexico, D.F.: Grijalbo, 1996.

Basurto, Jorge y Aurelio Cuevas. El fin del proyecto nacionalista mexicano. Mexico, D.F.: UNAM, 1992.

Bonfil Batalla, Guillermo. Mexico profundo: una civilizacion negada. 2.a ed. Mexico, D.F.: Grijalbo, 1990.

Brading, David A. Los origenes del nacionalismo mexicano. Trad. Soledad Loaeza Grave. Mexico, D.F.: Secretaria de Educacion Publica, 1973.

Bejar Navarro, Raul. El mito del mexicano. Mexico, D.F.: UNAM, 1968.

Cabrera, Luis. Diccionario de aztequismos. Mexico, D.F.: Colofon, 1992.

Carrion, Jorge. "Ciencia y Magia del mexicano." Cuadernos Americanos 32.2 (1947): 52-65.

Caso, Antonio. El problema de Mexico y la ideologia nacional. Mexico, D.F.: Libro Mexicano, 1956.

Florescano, Enrique. Etnia, estado y nacion. Mexico, D.F.: Taurus, 1996.

--, ed. Mitos mexicanos. 1.a ed. Nuevo Siglo. Mexico, D.F.: Aguilar, 1995.

Garcia Cantu, Gaston. Idea de Mexico. Vol. 3. Mexico, D.F.: Fondo de Cultura Economica, 1991.

Garizurieta, Cesar. Isagoge sobre lo mexicano. Mexico, D.F.: Porrua y Obregon, 1952.

Gonzalez Rojo, Enrique. " Insuficiencia del mexicano o insuficiencia economica del mexicano?" Cuadernos Americanos 69.3 (1953): 21-34.

Guzman, Martin Luis. La querella de Mexico. Mexico, D.F.: Compania General de Ediciones, 1958.

Hayes, Carlton J.H. Nationalism: a Religion. 1.a ed. New York: The MacMillan Company, 1960.

Herzog, J. Silva. Trayectoria ideologica de la Revolucion Mexicana. 2.a ed. rev. Biblioteca Joven. Mexico, D.F.: Fondo de Cultura Economica, 1994.

Llinas Alvarez, Edgar. Revolucion, educacion y mexicanidad. Mexico, D.F.: UNAM, 1979.

Martre, Gonzalo. El valor del mexicano o el sindrome de Huitzilopochtli. Mexico, D.F.: EDAMEX, 1986.

Monsivais, Carlos. "Notas sobre la cultura mexicana en el siglo XX." Historia general de Mexico. Ed. Daniel Cosio Villegas, et al. Vol. 4. Mexico, D.F.: El Colegio de Mexico, 1976. 303-459.

Moreno, Rafael. "Creacion de la nacionalidad mexicana." Cultura, ideas y mentalidades. Ed. Alberto Solange. Mexico, D.F.: El Colegio de Mexico, 1992. 85-104.

Paredes, Americo. "The United States, Mexico, and Machismo." Journal of the Folklore Institute 8.1 (1971): 17-37.

Parra, Max. Jose Revueltas y el nacionalismo. New York: Columbia University, 1992.

Paz, Octavio. El laberinto de la soledad. 2.a ed. rev. Mexico, D.F.: Fondo de Cultura Economica, 1959.

--. El ogro filantropico. 3.a ed. Mexico, D.F.: Joaquin Mortiz, 1979.

--. Posdata. 8.a ed. Mexico, D.F.: Siglo XXI, 1973.

Penalosa, Joaquin Antonio. Vida, pasion y muerte del mexicano. 5.a ed. Mexico, D.F.: Jus, 1974.

Ramirez, Santiago. El mexicano: psicologia de sus motivaciones. 3.a ed. Mexico, D.F.: Pax-Mexico, 1961.

Ramos, Samuel. El perfil del hombre y la cultura en Mexico. 3.a ed. Austral. Mexico, D.F.: Espasa-Calpe, 1965.

Revueltas, Jose. "El luto humano." Narrativa contemporanea I. Mexico, D.F.: Editorial Patria, 1992. 241-367.

--. Ensayos sobre Mexico. Mexico, D.F.: Ediciones Era, 1985.

--. Mexico. Mexico, D.F.: Editorial Posada, 1975.

Rondero, Javier. Nacionalismo mexicano y politica mundial. Mexico, D.F.: UNAM, 1969.

Schmidt, Henry C. The Roots of "Lo Mexicano." College Station: Texas A&M U, 1978.

Sefchovich, Sara. Mexico: pais de ideas, pais de novelas. Enlace. Mexico, D.F.: Grijalbo, 1987.

Serra Rojas, Andres. Mexicanidad: proyeccion de la nacion mexicana hacia el siglo XXI. Mexico, D.F.: Porrua, 1994.

Sierra, Justo. Educacion e historia. Washington: Union Panamericana, 1949.

--. Evolucion politica del pueblo mexicano. 2.a ed. Mexico, D.F.: Fondo de Cultura Economica, 1940.

Slick, Sam. Jose Revueltas. Twayne's World Authors Series. Boston: Twayne Publishers, 1983.

Stabb, Martin S. In Quest of Identity. Chapel Hill: University of North Carolina, 1967.

Tenorio, Mauricio. "El indigenista." Mitos mexicanos. Ed. Enrique Florescano. Mexico, D.F.: Aguilar, 1995. 257-66.

Turner, Frederick C. La dinamica del nacionalismo mexicano. Trad. Guillermo Galla Nicolau. Mexico, D.F.: Grijalbo, 1971.

Uranga, Emilio. Analisis del ser mexicano. Guanajuato: Gob. del Estado de Guanajuato, 1990.

Villegas, Abelardo. La filosofia de lo mexicano. Mexico, D.F.: Fondo de Cultura Economica, 1960.

Villoro, Luis. El proceso ideologico de la Revolucion de Independencia. 3.a ed. Mexico, D.F.: UNAM, 1981.

Yanez, Agustin. "Meditaciones sobre el alma indigena." Ensayos, siglos XIX y XX. Ed. Jose Luis Martinez. Clasicos de la Literatura Mexicana. Mexico, D.F.: Promexa, 1992. 417-26.

--. Mitos Indigenas. Mexico, D.F.: UNAM, 1942.

Zea, Leopoldo. America como conciencia. Mexico, D.F.: UNAM, 1972.

--. America en la historia. 1st ed. Mexico, D.F.: Fondo de Cultura Economica, 1957.

--. Conciencia y Posibilidad del Mexicano. Mexico, D.F.: Porrua, 1974.

--. Dos ensayos sobre Mexico y lo Mexicano. Mexico, D.F.: Porrua, 1974.

--. El Occidente y la conciencia de Mexico. Mexico, D.F.: Porrua, 1974.

Zea, Leopoldo, et al. Caracteristicas de la Cultura Nacional. Mexico, D.F.: UNAM, 1969.

por Claudia Montoya

Michigan State University

NOTAS

(1) La terminologia aplicada a la conducta del mexicano proviene de los escritos de los ensayistas, que serviran como base teorica para el analisis de la novela.

(2) La novela esta basada en una experiencia real de Jose Revueltas. En 1934 Revueltas fue enviado por el Partido Comunista Mexicano al estado de Nuevo Leon, donde estaba situado un importante centro de irrigacion, para organizar una huelga campesina. La huelga fue reprimida bajo la presidencia de Lazaro Cardenas, uno de los gobiernos mas revolucionarios que haya tenido Mexico en el siglo XX (Slick 36-37).

(3) Lava volcanica porosa, de color rojizo, que por su ligereza y consistencia se uso mucho como material de construccion en las casas de la ciudad de Mexico. Etimologia: cabellos de piedra; de tetl, piedra, y tzontli, cabellera (Cabrera 136-7).

(4) Este termino lo retoma de Worringer, quien habla de "la rigidez inhumana, extrahumana" (Ramos 37) de los egipcios.

(5) Revueltas afirma que la poca importancia que el mexicano le da a la vida o a la muerte proviene de su "sentimiento de desposesion" (Ensayos 154).

(6) Al respecto Guillermo Bonfil Batalla ha escrito lo siguiente: "A diferencia de la concepcion occidental, el tiempo en la civilizacion mesoamericana es un tiempo ciclico, no rectilineo. El universo transcurre en una sucesion de ciclos que no son identicos, pero que pasan por las mismas etapas, como en una espiral inacabable" (71).
COPYRIGHT 2008 University of North Carolina at Chapel Hill, Department of Romance Languages
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2008 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Montoya, Claudia
Publication:Hispanofila
Date:Jan 1, 2008
Words:8909
Previous Article:"Como si acaso el alma tuviera sexo". Margarita Hickey: el sexo y la escritura.
Next Article:La Diamela Eltit de Mano de obra: mistica de los trabajadores.


Related Articles
iLas Bandas de Fiesta Latina!
Conversando con Francisco y Nandan: 'Europa es tan rica que no ve que tiene que cambiar'.
El discurso amoroso en la memoria literaria. Permanencia y transformacion en Solitario de amor.
Polvo y ceniza: historia y mito del bandido Naun Briones.
Chang-Rodriguez, Raquel (ed.). Beyond Books and Borders. Garcilaso de la Vega and "La Florida del Inca".
Forster, Merlin H. and David Laraway. Arbol de imagenes: Nueva historia de la poesia hispanoamericana.
Las visitas en Dona Rosita la soltera: ?ambientales o reflejos?
El referente real relegado: fantasia y ficcion en Carlos Monsivais, cuentista.
Taratuta de Jose Donoso: una reflexion sobre el papel del escritor en la sociedad chilena contemporanea.

Terms of use | Copyright © 2017 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters