Printer Friendly

El llamado de la selva: El escandalo sacude el proyectado gasoducto Bolivia-Brasil, y los politicos tratan de salvar el pellejo. (Al Corriente).

Existe una gran distancia entre Houston, Texas, y las selvas de la zona este de Bolivia. Pero el calor politico de las investigaciones de dos gobiernos sobre Enron, la fracasada empresa norteamericana de comercio de energia, ilega a la jungla boliviana, como el gasoducto de 628 kilometros que Enron construyo en este pais con dinero de los contribuyentes norteamericanos.

Los criticos acusan a Enron de danar el medio ambiente y atropellar los derechos de los indigenas cuando construyo tm gasoducto desde la ciudad boliviana de Santa Cruz hasta la termoelectrica de Cuiaba, en el estado brasileno de Matto Grosso. Los indigenas estan esperando que Enron les entregue la tierra que les prometio.

La situacion se agrava con las elecciones en Bolivia a fines de junio y los politicos culpandose mutuamente por un negocio que salio mal.

Se cuestiona el papel de la Corporacion de Inversion Privada en el Exterior (OPIC), una entidad gubernarnental norteamericana, que dio US$3,000 millones para apoyar los proyectos internacionales de Enron en la decada de 1990. En su investigation, la Comision de Finanzas del Senado de Estados Unidos trata de determinar si la entidad aprobo el financiamiento para la obra en Cuiaba, violandosus propias normas. Bajo una directiva del gobierno de Clinton en 1997, la OPIC no puede financiar "obras de infraestructura en selvas tropicales primarias".

Pero eso es exactamente lo que hace el gasoducto de Enron, donde Shell Oil tiene una participacion. Para entregar 2.1 millones de metros cubicos diarios de gas natural a la electrogeneradora de Cuiaba, el gasoducto de Santa Cruz, en el este de Bolivia, atraviesa el bosque chiquitano, el ultimo gran bosque seco y relativamente intacto del mundo y una de las 200 regiones de ecologia mas delicada del planeta, segun el World Wildlife Fund. El gasoducto tambien atraviesa uno de los habitats con mas especies animales del mundo, el Pantanal, en la frontera de Bolivia y Brasil, y cruza zonas boscosas reclamadas por los indigenas chiquitanos y ayoreos.

En 1999, para conseguir US$200 millones en garantias de prestamo de la OPIC para el gasoducto de US$600 millones, Enron acordo mitigar el efecto de Ia obra en esos ecosistemas y en las comunidades indigenas. No obstante, tres anos despues, la OPIC ha retirado su prestamo debido a disputas contractuales con las autoridades brasilenas y al debate politico sobre el desastre de Enron.

Entretanto, los indigenas dicen que Enron todavia tiene que entregar titulos de tierras que la compania prometio como compensacion. En septiembre de 2000, cientos de hombres, mujeres y ninos chiquitanos bloquearon pacificamente durante 16 dias la entrada a tres campamentos de constructores del gasoducto de Enron. El conflicto se resolvio finalmente mediante negociaciones, pero los indigenas dicen que Ia empresa ha incumplido el acuerdo.

Cuestion de palabra. "Hicieron su gasoducto y no cumplieron con su palabra", dice Carlos Cuasace, presidente de la Organizacion Indigena Chiquitana, que representa a 450 comunidades chiquitanas de la region. Unos 58,000 indigenas reclaman el 37% del bosque chiquitano, de 2.4 millones de hectareas.

Los ecologistas denuncian que aumentan las actividades ilegales de tala de arboles, pastoreo y caza cerca de los caminos de acceso al gasoducto construidos por Enron, caminos que segun los ambientalistas infringen el plan ambiental de la compaflia, aprobado por la OPIC. "La OPIC y Enron tienen una deuda ecologica y no pueden irse sin pagarla". dice Jon Sohn, director de normas internacionales de Amigos de la Tierra, un grupo ambientalista de alcance internacional.

El Congreso norteamericano tambien ha revelado pruebas de la aplicacion en Cuiaba de los trucos de contabilidad de Enron. Segun una investigacion independiente pagada por la junta de directores de Enron, la empresa vendio un interes del 13% en la planta electrica de Cuiaba por US$11 millones a LJM1, una de las asociaciones de inversion ficticias pertenecientes a Andrew Fastow, ex director de finanzas de Enron. Aparentemente, eso permitio a la compania anotarse una ganancia de US$65 millones por un contrato de suministro de gas a 20 anos con su planta electrica, aun cuando el gasoducto todavia no habia suministrado ningun gas. En agosto de 2001, Enron recupero la participacion de LJM1 por US$14 millones, dando a los ejecutivos de Enron que controlaban la asociacion de LJM1 una ganancia de US$3 millones.

Laine Powell, director del Proyecto Integrado de Energia de Cuiaba, dice que la compania ha cumplido con sus obligaciones ambientales y sociales y que lo seguira haciendo. Enron, senala, no incluyo a Cuiaba en su declaracion de bancarrota de diciembre y menciono el proyecto como un aspecto dave del plan de reorganizacion de la compania. "Hemos hecho compromisos, hemos cumplido con los compromisas y seguiremos cumpliendo con esos compromisos, tanto en el gasoducto coma en la planta electrica", afirma.

Irregularidades. En La Paz, el gobierno inicio una investigacion sobre la aprobacion ambiental del proyecto.

El Congreso de Bolivia tambien investiga denuncias de corrupcion sabre la adquisicion par Enron del 40% del lado baliviano del lucrativo gasoducto Bolivia-Brasil y el 50% de la unidad de transporte de la empresa estatal de petroleo y gas durante el gobierno de Gonzalo Sanchez de Lozada, de 1993 a 1997.

El congresista boliviano Armando de la Parra dirige la investigacion. Entre los detalles "irregulares" del convenio del gasoducto Bolivia-Brasil hay clausulas que permiten a Enron organizar la empresa como una compania registrada en paraiso fiscal, exenta de impuestos bolivianos, denuncia De la Parra. Tambien dice que el contrato original del gasoducto entre Enron y Sanchez de Lozada fue ilegal porque se creo bajo la ley del estado de Nueva York, no bajo la ley boliviana.

Parra alega que Enron tambien tenia una saspechosa ventaja en la licitacion del gasoducto. "Las otras companias invitadas a participar en la subasta recibieron avisos solo con 13 dias de antelacion, mientras que Enron estaba en contacto can la oficina de Sanchez de Lazada sabre el prayecto desde hacia cinco meses", dijo Parra. "Y luego, un minuciaso memoranda de entendimiento de 20 paginas se firmo solo dos dias despues que Enron gano la licitacion".

Keith Micelli, portavoz de Enron, dice que la investigacion boliviana es una maniobra para influir en Ia eleccion presidencial del 30 de junia. "Hasta los periodicos balivianos han senalado que coma Sanchez es un candidato, han poll tizado el asunto", dice Micelli.

Entretanto, la controversia es mas interesante cada minuto que pasa. En mayo, Carlos Sanchez, jefe nacional de la compana presidencial de Sanchez de Lozada, denuncio que la aprobacion de la ruta del gasoducto de Cuiaba por el saliente gobierna de Banzer-Quiroga era "el mayor desastre ambiental de la ultima decada".

Aunque los ecologistas suelen coincidir con las declaraciones de Sanchez, tambien denuncian los acuerdos originales de Sanchez de Lozada que abrieron la puerta. "Goni [Sanchez de Lozada] es el unioc responsable de traer Enron a Bolivia", dijo Derrick Hindery, del grupo ambiental Amazon Watch, de California.

Ademas los ambientalistas dicen que las declaraciones de campafia de Sanchez de Lozada no son creibles, ya que es el presidente de la junta de la compania minera Orvana Minerals Corp., de Toronto. Orvana planea construir un ramal de 5 Kilometros de gasoducto de Cuiaba para suministrar gas a una planta de extraccion y procesamiento de oro, con una capacidad de 600 toneladas diarias, en el corazon del basque chiquitano.

Coma ha sucedido con muchos negodos de Enron, el origen del contratiempo boliviano podria quedar en el misteria. Los funcionarios de gobierno interrogados par el Congreso ahora expresan que han perdido los documentos del cantrato original. Los politicos probablemente desean que lo mismo suceda con el lio del gasoducto.
COPYRIGHT 2002 Freedom Magazines, Inc.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2002, Gale Group. All rights reserved. Gale Group is a Thomson Corporation Company.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Langman, Jimmy
Publication:Latin Trade
Date:Aug 1, 2002
Words:1267
Previous Article:Steel Hector & Davis LLP: expansion de comercio exterior, proteccion de los derechos de propiedad intelectual y solucion de disputas comerciales. (En...
Next Article:El hombre de Rio: un polifacetico brasileno en Boston se prepara para la conmocion de volver a casa. (Al Corriente).


Related Articles
Un cafezinho para el nino.
A todo gas companias extranjeras de energia apuestan por el gas natural en Bolivia.
Resquido en et umbral. (Esodicen).
?El diablo en persona? No Lo creo: Wall Street se equivoco. La presidencia de Luda podria ser buena para Brasil. (Esodicen).
Una parte de cachaca, dos de mercadeo: Los destiladores brasilenos quieren saciar la sed del mercado.
?Le puedo pagar manana? Los argentinos echan mano a recursos inesperados en su actividad cotidiana. (Los 100 Bancos).
Sobre ruedas automotrices: combinan el mercado brasileno y mexicano, allanando el camino para el area de libre comercio de las Americas. (Logistica).
La tribu ha hablado. (Punto De Vista).
Latin Trade.
Mamma RAI. El nino televidente tiene 50 anos.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters