Printer Friendly

El fertilizante organico incrementa la produccion de raices en pejibaye (Bactris gasipaes K.).

RESUMEN

Se evaluo la densidad de raices finas (diametro <1 mm) y gruesas (diametro [major que o igual a] 1,1 mm), en plantas de pejibaye cultivadas para la produccion de palmito, fertilizadas con abono quimico, enmienda organica, y la combinacion, en partes iguales de N, de ambos fertilizantes. Se aplico 42,4 y 21,2 t [ha.sup.-1] [ano.sup.-1] de enmienda organica en el tratamiento organico y quimico-organico, respectivamente. Las plantas con el fertilizante organico mostraron 3,97 y 1,46 veces la densidad de raices finas, y 2,83 y 1,60 veces la densidad de raices gruesas, de aquellas plantas con fertilizante quimico y quimico-organico, respectivamente. Estos resultados son promisorios para la eventual produccion comercial del palmito en forma organica.

Palabras clave: Pejibaye, Bactris gasipaes, fertilizacion organica, desarrollo de raices

ABSTRACT

Organic fertilizer increases root production in peach palm (Bactris gasipaes K.). Peach palm fine (diameter <1 mm) and gross (diameter [greater than or equal]1.1 mm) root densities, were evaluated in response to three types of fertilizer: inorganic; organic; and a mixture of both forms with equivalent N parts. A total of 42.4 and 21.2 t [ha.sup.-1] [year.sup.-1] of organic amendment were applied in the organic and organic-chemical fertilizer treatments, respectively. Palms with organic fertilizer showed 3.97 and 1.46 times the fine root density and 2.83 and 1.60 times the gross root density production, shown by plants with the chemical and the chemical-organic fertilizer, respectively. These results are promising for an eventual implementation of organic peach palm commercial production.

Keywords: Peach palm, Bactris gasipaes, organic fertilizer, root development

INTRODUCCION

El pejibaye (Bactris gasipaes), como todas las palmas, posee un sistema radical fibroso conformado por raices primarias gruesas y fibrosas, asi como raices secundarias, terciarias y cuaternarias progresivamente mas delgadas, y no posee pelos radicales. Las raices terciarias y cuaternarias son consideradas los organos principales de absorcion de las palmas y pueden alcanzar un desarrollo optimo si la fertilidad y la materia organica (MO) del suelo son altas (Tomlinson 1990).

Las raices del pejibaye son superficiales y, bajo condiciones fisicas del suelo favorables, 70-80% se encuentran en los primeros 40 cm de profundidad y se extienden en un radio aproximado de 40 cm alrededor de la planta (Ferreira et al. 1995, Bassoi et al. 1999, Ramos 2002, Salas et al. 2002).

La adicion de MO puede favorecer el desarrollo radical tanto en forma directa como indirecta. La aplicacion de enmiendas organicas estimula la produccion de raices finas (Vance y Nadkarni 1992, Tufekcioglu et al. 1999, He et al. 2000, Vega et al. 2005), lo que favorece la absorcion de nutrimentos. Indirectamente, los abonos organicos pueden mejorar las propiedades fisicas del suelo, como la estructura y la densidad aparente, mediante un efecto floculante propio de la MO. Esto mejora el movimiento del aire, el agua, y los nutrimentos; lo que permite incrementar el crecimiento y la penetracion radical. Las enmiendas organicas tambien pueden aumentar la capacidad de intercambio cationico de los suelos y favorecer la proliferacion de microorganismos beneficos (Bovi et al. 1999, Molina 2000, Vega et al. 2005).

Este trabajo tuvo como objetivo documentar la densidad de raices finas y gruesas del pejibaye, cultivado para palmito, en funcion de la fertilizacion organica.

MATERIALES Y METODOS

Sitio del estudio

Los datos correspondientes a esta investigacion se derivan de un estudio mas amplio, donde se evaluo la densidad y el arreglo espacial de las plantas bajo 3 tipos de fertilizacion, que se ejecuto de octubre de 2003 a octubre de 2004 en la Estacion Experimental Los Diamantes, Guapiles, Costa Rica, ubicada a 10[grados]22' N y 83[grados]76' O (Chaimsohn 2006a). El suelo de la parcela experimental posee una textura franco arenosa y se clasifica como un Andic Oxyaquic Dystrudepts. Anos antes la parcela experimental estuvo dedicada al pastoreo de novillos de engorde.

El analisis quimico del suelo, realizado antes del inicio de la investigacion y 18 meses despues de la siembra (mds), de las subparcelas que recibieron los 3 tipos de fertilizante, se realizo en el Laboratorio de Suelos del Ministerio de Agricultura y Ganaderia (Cuadro 1). La temperatura promedio durante el periodo experimental fue de 24, 4[grados]C y la precipitacion anual fue de 4373,3 mm (Figura 1).

Manejo del area experimental

El terreno se preparo con 1 doble arada y 2 pases de rastra en enero del 2003. El manejo de malezas, fundamentalmente Paspalum fasciculatum, se hizo con glifosato. La siembra en el campo se realizo los dias 2 y 3 de octubre de 2003, con almacigos de la variedad -sin espinas-'Diamantes 10' con 3 meses y 2 pares de hojas formadas. Las plantas perdidas se repusieron de forma sistematica durante los primeros 5 meses, usando plantas que se mantuvieron alrededor de la parcela experimental para ese fin.

Las malezas se controlaron con chapeas y con aplicaciones de glifosato mezclado con 2,4 D, en funcion del tipo e intensidad de infestacion de las mismas. A los 40 dias despues de la siembra (dds) y en el periodo de los 132 a los 201 dds se aplico mensualmente fosfato diamonico (30 g [planta.sup.-1]) para promover el desarrollo de las raices de las plantas y homogeneizar la plantacion experimental.

[FIGURA 1 OMITIR]

A partir del octavo mes, se aplico, trimestralmente, abono quimico y enmienda organica, de acuerdo con los tratamientos de fertilizacion descritos en el cuadro 2. En la primera aplicacion de enmienda organica se utilizo estiercol vacuno, el cual posteriormente fue cambiado por compost, cuyas caracteristicas se presentan en el cuadro 3. Se aplico un total de 8,48 kg [planta.sup.-1] [ano.sup.-1] de enmienda organica en las parcelas con fertilizacion exclusivamente organica y 4,24 kg [planta.sup.-1] [ano.sup.-1] en las parcelas con fertilizacion quimico-organica, lo que corresponde a 42,4 y 21,2 t [ha.sup.-1] ano, respectivamente, para una densidad de siembra de 5000 plantas [ha.sup.-1] con un espaciamiento de 2x1 m.

Muestreo y evaluacion de las raices

La evaluacion de raices se realizo empleando la metodologia descrita por Bohn (1979) y Bovi et al (1999). El muestreo de las raices se hizo a los 21 mds Se utilizo un barreno cilindrico con 15,5 cm de alto x 7 cm de diametro, con un volumen de 596,51 [cm.sup.3]. Se procedio al muestreo de una cepa por parcela procurando, mediante el recuento y evaluacion del crecimiento de los rebrotes, que esta fuera representativa de la poblacion en cada subparcela. Se tomo una muestra a 50 cm de la base y a ambos lados de la cepa, en la misma hilera; a 40 cm de la base y a ambos lados de la cepa, entre hileras ; y a 60 cm de la base y a ambos lados de la cepa, entre hileras. Luego las muestras dobles se mezclaron para dejar solamente 3 muestras que representaron la distribucion de raices finas y gruesas en 3 puntos especificos alrededor de la cepa. Las raices se separaron del suelo con la ayuda de una criba de 5 mm. Posteriormente, se lavaron y se secaron en papel toalla; finalmente las raices finas (<1,1 mm de diametro) y las gruesas ([major que o igual a]1,1 mm de diametro) se separaron para luego secarlas en un horno a 70[grados]C, por 48 h. El peso seco se obtuvo mediante una balanza de precision de 4 decimales.

Analisis estadistico

Las muestras de suelo, representando 3 distancias o puntos alrededor de la cepa, se analizaron como variables independientes conformando un arreglo factorial 3x3 (3 tipos de fertilizacion x 3 puntos de muestreo) en un diseno de bloques completos al azar con 4 repeticiones. La comparacion de promedios se hizo con la aplicacion de la prueba de Duncan y el programa de analisis estadistico SAS[R].

RESULTADOS Y DISCUSION

Se observo una disminucion en la concentracion de minerales en el suelo, con respecto a la concentracion inicial de estos elementos (Cuadro 1), independientemente del tipo de fertilizacion. Esta observacion no debe pasar inadvertida, ya que podria considerarse como un indicador de un agotamiento de nutrimentos en respuesta a una fertilizacion insuficiente. Obviamente, la region tropical humeda de Costa Rica, donde se concentra la mayor parte de las fincas productoras de pejibaye para palmito es en extremo lluviosa. El efecto de la dilucion y lixiviacion de nutrimentos, debido a la fuerte precipitacion (Figura 1), se nota en la concentracion uniforme de elementos minerales y de MO a los 18 mds, independientemente del tipo de fertilizacion empleado; incluso, aquellas parcelas que recibieron 42 t [ha.sup.-1] de enmienda organica no mostraron incremento alguno en el contenido de carbono. Surge entonces la interrogante de cual seria la posible causa de la mayor densidad de raices finas y gruesas en aquellas parcelas que recibieron la enmienda organica.

La densidad de raices finas en las parcelas que recibieron el fertilizante organico fue 3,97 y 1,46 veces mayor que aquella que se observo en las parcelas bajo fertilizacion quimica y quimico-organica, respectivamente. Igualmente, la densidad de raices gruesas en las parcelas con fertilizante organico supero en 2,8 y 1,6 veces aquella de las parcelas con fertilizacion quimica o quimico-organica, respectivamente (Cuadro 4). Puede afirmarse que esta respuesta en la densidad radical no se debe al aporte de minerales en el fertilizante organico, segun se deduce de los resultados que se consignan en el cuadro 1, aunque hay evidencia de que el N y el K estimulan la densidad radical del palmito (Bovi et al. 1999). Estos autores observaron que el N aplicado en forma de material de desecho de alcantarillado tambien ha mostrado efectos positivos en el incremento de la biomasa radical del palmito de 3 a 4 veces, cuando el contenido del elemento en el material alcanzo los 400 kg [ha.sup.-1]. Por su parte, Marschner (1995) senala que el suministro de nutrimentos influye en el crecimiento, morfologia y distribucion de las raices. Este efecto es particularmente marcado con el N y menor con el P y el Mg y ausente con otros elementos.

Es de suponer, con base en otras investigaciones sobre el tema, que otros componentes no minerales de la enmienda organica hayan contribuido a la mayor produccion de raices finas y gruesas del pejibaye en esta investigacion. El acido humico y en general, aquellas sustancias humicas han mostrado efectos, algunas veces, espectaculares en la promocion del sistema radical de muchas especies agricolas como el maiz (Lee y Bartlett 1976, Tan y Nopamornbodi 1979), el pasto Agrostis stolonifer (Cooper et al. 1998) y en Lolium multiflorum (Silva et al.2000). El estiercol vacuno tambien ayudo a una mejor distribucion, en el suelo, de las raices del maracuya dulce (Passiflora alata Dryland). Incluso la mezcla del desecho de alcantarillado (biosolido) y el fertilizante quimico ha mostrado un efecto positivo en el incremento de la densidad radical del maracuya amarillo (Passiflora edulis f. flavicarpa L.) (Almeida 2003).

Es bien conocido que la MO favorece el desarrollo radical de forma directa e indirecta (Bovi et al. 1999, Molina 2000, Vega et al. 2005).

Desde la perspectiva de una eventual produccion organica de palmito, estos resultados son promisorios en tanto que un sistema radical bien desarrollado deberia traducirse, en el mediano o largo plazo en una mayor productividad, aspecto que aun no ha sido posible constatar en el corto plazo (primeros 2 anos) (Chaimsohn 2006a). Claro esta que la produccion sostenible, con el uso racional de fertilizante organico, requiere de un mejor precio para el palmito por su mayor costo de produccion (Chaimsohn 2006b). Sin embargo, la produccion organica de palmito debe ser una meta a corto plazo, para agregar una ventaja comparativa en la comercializacion del palmito al natural.

La respuesta de la densidad radical al fertilizante organico, tambien senala la posibilidad de mejorar el manejo de la fertilizacion dentro de un escenario convencional no organico, mediante la implementacion de nuevas practicas de aplicacion del fertilizante. El efecto contraproducente de la precipitacion pluvial excesiva, el efecto del fertilizante organico en el desarrollo radical e incluso, el efecto positivo de la combinacion del fertilizante organico e inorganico en cantidades equivalentes de N, llevan a proponer la pronta evaluacion agronomica y economica del uso alterno del fertilizante organico inicial, precedido por la aplicacion de fertilizante quimico. El desarrollo radical inducido por el fertilizante organico permitiria un mejor aprovechamiento posterior del fertilizante quimico.

El muestreo de raices, ha puesto en evidencia una variabilidad relativamente alta en la densidad de las mismas alrededor de las plantas, lo que reduce la posibilidad de lograr el respaldo estadistico. Los resultados obtenidos en este trabajo parecen logicos, en tanto que la densidad radical tiende a ser mas alta entre plantas (1 m) en una misma hilera que entre hileras, donde la competencia por nutrimentos con las raices de las plantas vecinas es menor (2 m); al existir una menor competencia las plantas deberian expandir su sistema radical horizontalmente hacia la hilera vecina. Resultados congruentes con los nuestros fueron encontrados Bovi et al. (1999) con 2 genotipos de pejibaye, en donde uno de ellos duplico en densidad radical con respecto al otro. Sin embargo, otra variedad presento una densidad de raices ligeramente mayor entre hileras que entre plantas, senalando la existencia de variabilidad para esta caracteristica en la especie B. gasipaes.

La distribucion de raices finas y gruesas tambien resulta logica en nuestro caso, ya que conforme el sistema radical avanza en la colonizacion del suelo a su alrededor, es logico encontrar mayor densidad de raices finas que gruesas a 60 cm que a 40 cm, independientemente del tipo de fertilizante usado (Cuadro 5). En un sistema de siembra similar al empleado en esta investigacion, para producir palmito para el consumo fresco, donde se prefiere un producto de mayor grosor, seria mas recomendable aplicar el fertilizante en direccion a la hilera vecina que entre plantas, al menos despues del segundo ano, asumiendo que las raices finas absorben mas eficientemente los nutrimentos que aquellas de mayor grosor (Tomlinson 1990).

AGRADECIMIENTOS

Al CNPq-Brasil, por el otorgamiento de la beca de doctorado al primer autor. Al Centro de Investigacion en Granos y Semillas de la Universidad de Costa Rica (UCR) por la indispensable ayuda financiera y logistica. A la Vicerrectoria de Investigacion de la UCR por el apoyo financiero. A Guillermo Solano por su apoyo en el trabajo de campo.

Recibido: 09/05/2007 Aceptado: 05/09/2007

LITERATURA CITADA

ALMEIDA A. 2003. Composto de lixo urbano na composicao quimica do solo e seus efeitos no desenvolvimento de mudas de maracujazeiro amarelo (Passiflora edulis f. flavicarpa L). Revista Biociencias 9(2). Consultado en: 03.02.2006. Disponible en: http://www.unitau.br/prppg/publica/biocienc/downloads/ compostodelixo-N2-2003.pdf.

BASSOI L.H., FLORI J.E., ALENCAR C.M., SILVA J.A.M., RAMOS C.M.C. 1999. Distribuicao espacial do sistema radicular da pupunheira em solos irrigados no Vale do Sao Francisco. Engenharia Agricola 19:163-176.

BOHN W. 1979. Methods of studying root systems. In: Ecological studies analysis and systems. New York, Springer-Verlarg. vol. 33, 188 p

BOVI M.L.A., SPIERING S.H., BARBOSA A.M.M. 1999. Densidade radicular de progenies de pupunheira em funcao de adubacao de NPK. Horticultura Brasileira 17(3): 186-193.

CHAIMSOHN F.P. 2006a. Crecimiento y produccion de palmito para consumo al natural, en funcion de la poblacion, del arreglo de plantas y del tipo de fertilizacion. In: Produccion y calidad del palmito al natural, en funcion de la poblacion, del arreglo de plantas y del tipo de fertilizacion. Tesis de Doctorado Universidad de Costa Rica. San Jose, Costa Rica. p. 12-47.

CHAIMSOHN F.P. 2006b. Analisis economico-financiero de la produccion de palmito para consumo al natural en funcion de la poblacion de plantas y del tipo de fertilizacion. In: Produccion y calidad del palmito al natural, en funcion de la poblacion, del arreglo de plantas y del tipo de fertilizacion. Tesis Doctorado. Universidad de Costa Rica. San Jose, Costa Rica. p. 151-172.

COOPER R.J., LIU C., FISHER D.S. 1998. Influence of humic substances on rooting and nutrient content of creeping bentgrass. Crop Science 38: 1639-1644.

FERREIRA S.A.N., CLEMENT C.R., RANZANI G., COSTA S.S. 1995. Contribuicao para o conhecimento do sistema radicular da pupunheira (Bactris gasipaes Kunth, Palmae) II. Solo Latossolo amarelo, textura argilosa. Acta Amazonica 25(3): 161-170.

HE Z., YANG X, KAHN B.A., STOFFELLA P.J., CALVERT D.V. 2000. Plant nutrition benefits of phosphorus, potassium, calcium, magnesium, and micronutrientes from compost utilization. In: P.J. Stoffella, Kahan B.A. Compost utilization in horticultural cropping systems. Boca Raton, Lewis Publ. p. 307-320.

LEE Y.S., BARTLETT R.J. 1976. Stimulation of plant growth by humic substances. Soil Science Society of America Journal 40(6): 876-879.

MARSHNER H. 1995. Mineral nutrition of higher plants. 2a ed. San Diego, Academic, 889 p.

MOLINA E.A. 2000. Manual de suelos y nutricion de pejibaye para palmito. San Jose, Asociacion Costarricense de la Ciencia del Suelo 42 p.

RAMOS A. 2002. Analise do desenvolvimento vegetativo e produtividade da palmeira pupunha (Bactris gasipaes Kunth) sob niveis de irrigacao e adubacao nitrogenada. Tesis Doctor, Escola Superior de Agricultura "Luiz de Queiroz". Piracicaba, Brasil. 113 p.

SALAS R.E., SMYTH T.J., ALPIZAR D., BONICHE J., ALVARADO A., RIVERA A. 2002. Correccion de la acidez del suelo con Ca y Mg y su efecto en el desarrollo del sistema radical del palmito en la etapa de previvero. Agronomia Costarricense 26(2): 87-94.

SILVA R.M., JABLONSKI A., SIEWERDT L., SILVEIRA Jr. P. 2000. Desenvolvimento das raizes do azevem cultivado em solucao nutritiva completa, adicionada de substancias humicas, sob condicoes de casa de vegetacao. Revista Brasileira de Zootecnia 29(6): 1623-1631.

TAN K. H., NOPAMORNBODI V. 1979. Effect of different levels of humic acids on nutrient content and growth of corn (Zea mays L.). Plant and Soil 51(2): 283-287.

TOMLINSON P.B. 1990. The structural biology of palms. Oxford, Clarendon Press Oxford, 477 p.

TUFEKCIOGLU A., RAICH J.W., ISENHART T.M., SCHULTZ R.C. 1999. Fine root dynamics, coarse root biomass, root distribution, and soil respiration in a multispecies riparian buffer in Central Iowa, USA. Agroforestry Systems 44: 163-174.

VANCE E.D., NADKARNI N.M. 1992. Root biomass distribution in a moist tropical montane forest. Plant and Soil 142: 31-39.

VANDEVIVERE P., RAMIREZ C. 1995. Bioensayo microbiano para determinar los nutrimentos disponibles en abonos organicos. Boltec 28(2): 90-96.

VEGA F.V.A., BOVI M.L.A., GODOY JR. G., BERTON R.S. 2005. Lodo de esgoto e sistema radicular da pupunheira. Revista Brasileira de Ciencia do Solo 29: 59-268.

Francisco Paulo Chaimsohn (2/) *, Enrique Villalobos **, Jorge Mora Urpi ***

(1/) Parte de la tesis de doctorado del primer autor. Sistemas de Produccion Agricola Tropical Sostenible, Facultad de Ciencias Agroalimentarias, Universidad de Costa Rica.

(2/) Autor para correspondencia. Correo electronico: fpchaimsohn@yahoo.com.br

* Instituto Agronomico do Parana (IAPAR). Parana, Brasil.

** Centro de Investigacion en Granos y Semillas, Universidad de Costa Rica.

*** Escuela de Biologia, Universidad de Costa Rica.
Cuadro 1. Caracteristicas quimicas del suelo, al inicio del experimento
y a los 18 meses despues de la siembra, en las subparcelas con los
diferentes tipos de fertilizacion.

Fertilizacion   pH    Al     Ca    Mg       K

                        cmol(+) [l.sup.-1]

Inicial         4,9   0,5   3,9    1,7    0,5
Quimica         5,1   0,8   3,0    1,0    0,3
Organica        5,0   1,0   3,1    1,1    0,4
Quim.-org.      5,0   0,9   3,5    1,2    0,3

Fertilizacion    P    Zn     Mn    Cu      Fe     MO

                         mg [l.sup.-1]            %

Inicial         4,3   3,0   17,3   9,8   333,0   4,3
Quimica         3,5   1,2   10,8   5,8    95,0   4,3
Organica        3,0   1,1    9,3   6,5   104,5   4,3
Quim.-org.      3,5   1,2   10,8   4,5   101,3   4,3

Cuadro 2. Fertilizantes quimicos y enmiendas organicas utilizados
en la investigacion.

                                Fertilizacion (g [planta.sup.-1])

dds   Material ([cruz])         quimico   organico   quim.-org.

68    fosfato diamonico - DAP   40        -          20
      boniga                    -         2000       1000
236   18-5-15-6-0,7             30        -          15
      lombri compost (1)        -         1200       600
335   nitrato de amonio         30        -          15
      lombri compost (2)        -         2000       1000
432   18-5-15-6-0,7             100       -          50
      compost de palma (3)      -         2500       1300
523   nitrato de amonio         45        -          23
      lombri compost (2)        -         3000       1500
622   18-5-15-6-0,7             110       -          55
      lombri compost (2)        -         3000       1500

([cruz]) (1) compost de la Estacion Experimental de Ochomogo--UCR;
(2) compost de Hacienda ganadera Pozo Azul, Rio Frio de Sarapiqui;
(3) compost de desecho de palma de aceite.

Cuadro 3. Caracteristicas nutricionales de las enmiendas organicas
usadas en la investigacion.

Enmienda ([cruz])     N      P      Ca     K

                                 %

Boniga               2,40   0,49   0,63   0,34
Lombri compost (1)   1,92   1,63   1,99   1,59
Lombri compost (2)   2,15   1,34   5,26   2,79
Compost palma (3)    1,79   0,24   1,78   1,38
Lombri compost (2)   1,33   1,07   5,15   2,24

Enmienda ([cruz])     Fe     Cu    Zn    Mn
                                               Humedad
                          mg [kg.sup.-1]          %

Boniga               20200    87   433   623    84,17
Lombri compost (1)     844    69   340   359    63,34
Lombri compost (2)    7265   105   382   745    59,54
Compost palma (3)    30350    82   91    460    60,52
Lombri compost (2)    8397    80   329   800    71,84

                     ([cruz doble]) mg C.mic
Enmienda ([cruz])        100 [mg.sup.-1]

Boniga                          -
Lombri compost (1)            4,48
Lombri compost (2)            2,20
Compost palma (3)             3,10
Lombri compost (2)            2,20

([cruz]) (1) compost de la Estacion Experimental de Ochomogo--UCR;
(2) compost de Hacienda Pozo Azul, Rio Frio; (3) compost de desecho
de palma de aceite.

([cruz doble]) concentracion de la biomasa microbiana (mg de C
microbiano por 100 mg de suelo seco), de acuerdo con la metodologia
de Vandevivere y Ramirez, 1995

Cuadro 4. Densidad de raices finas, gruesas y total (g [dm.sup.-3])
en funcion del tipo de fertilizacion y de la distancia de la base
de la planta.

                           Densidad de raices (g [dm.sup.-3])

Fertilizacion            finas         gruesas         total

Organica                 17,265    A   2,8517     A    4,578    A
Quimico-organica         11,760   AB   1,7848    AB    2,961   AB
Quimica                  0,4347    B   1,0101     B    1,445    B
Distancia de la planta
50 cm entre plantas      11,772    A   3,0087     A    4,186    A
40 cm entre hileras      0,8690    A   1,7432    AB    2,612    A
60 cm entre hileras      12,911    A   0,8947     A    2,186    A
Entre plantas            11,772    A   3,0087     A   41,858    A
Entre hileras            10,800    A   1,3190     B   23,990    A

Valores con diferentes letras en las columnas difieren
estadisticamente; Duncan (p [menor que o igual a] 0,05)

Cuadro 5. Densidad de raices finas, gruesas y total (g [dm.sup.-3]) en
funcion del tipo de fertilizacion y la distancia de la base de la
planta.

                                            Biomasa seca de raices
                                               (g [dm.sup.-3])

Fertilizacion      Distancia de la planta   finas   gruesas   total

Organica           Entre plantas (50 cm)    1,99     5,15     7,14
                   Entre hileras (40 cm)    0,83     2,38     3,21
                   Entre hileras (60 cm)    2,36     1,02     3,38

Quimica            Entre plantas (50 cm)    0,39     1,31     1,70
                   Entre hileras (40 cm)    0,37     0,89     1,26
                   Entre hileras (60 cm)    0,54     0,84     1,38

Quimico-organica   Entre plantas (50 cm)    1,15     2,57     3,71
                   Entre hileras (40 cm)    1,41     1,96     3,37
                   Entre hileras (60 cm)    0,97     0,82     1,79

Fertilizacion      Distancia de la planta   F:G ([cruz])

Organica           Entre plantas (50 cm)    0,39
                   Entre hileras (40 cm)    0,35
                   Entre hileras (60 cm)    2,31

Quimica            Entre plantas (50 cm)    0,30
                   Entre hileras (40 cm)    0,64
                   Entre hileras (60 cm)    0,64

Quimico-organica   Entre plantas (50 cm)    0,45
                   Entre hileras (40 cm)    0,72
                   Entre hileras (60 cm)    1,18

([cruz]) F:G = relacion entre la biomasa de raices finas y gruesas
Ninguno de los parametros se diferenciaron estadisticamente
(Duncan; p [menor que o igual a] 0,05)
COPYRIGHT 2007 Universidad de Costa Rica
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2007 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Nota Tecnica
Author:Chaimsohn, Francisco Paulo; Villalobos, Enrique; Mora Urpi, Jorge
Publication:Agronomia Costarricense
Date:Jul 1, 2007
Words:4385
Previous Article:Fase no parasitica de Boophilus microplus (acari: ixodidae) en condiciones ambientales y de laboratorio en Costa Rica.
Next Article:Sistemas de produccion bufalinos en Costa Rica. I. Cuantificacion de la poblacion y caracterizacion de los sistemas.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters