Printer Friendly

El exilio republicano espanol de 1939 a traves de la prensa parisina: analisis comparativo entre Le Populaire y Le Petit Parisien.

1. Introduccion

Las cifras sobre el numero republicanos exiliados en Francia en 1939 han variado en los ultimos anos gracias al trabajo de diversos historiadores que han arrojado luz sobre la masacre que sufrio el pueblo espanol a manos del bando nacional. Los primeros datos los ofrece Javier Rubio (1977: 105-106), que cuantifica en al menos 470.000 las personas que pasaron al pais galo a lo largo de enero y febrero de 1939, de las cuales quedaron finalmente alli unas 430.000 en abril de ese mismo ano. Los numeros aportados por Rubio coinciden con los de Alicia Alted (2005: 42), que afirma que en poco mas de tres semanas atravesaron la frontera por el Departamento de los Pirineos Orientales unas 465.000 personas, y con los de Juan Bautista Vilar (2006: 331), que reconoce que no menos de 470.000 exiliados cruzaron la frontera, pero distan de los que ofrece Vicente Llorens (1976: 100), que rebaja la cantidad a 400.000 refugiados en 1939 y en 250.000 en octubre del mismo ano. En cualquier caso, la cantidad se aleja de la estipulada por Juan Negrin, Presidente del Consejo de Ministros de la II Republica, cuando le pidio a Francia asilo para no mas de 150.000 espanoles (Abdon Mateos, 2009: 342).

Afrancesados, liberales, realistas, carlistas, progresistas, democratas, republicanos, internacionalistas, cantonalistas, anarquistas, nacionalistas,

monarquicos, derechistas y vencidos de la guerra fratricida de 1936-1939. Todos ellos, en un momento u otro, probaron los sinsabores del destierrro en Francia. Lo hicieron en unas condiciones minimas de acogida, infrahumanas, debido a que el gobierno galo no tomo ninguna medida preventiva ante la llegada masiva de exiliados, a pesar de los avisos de que Espana podia expulsar o forzar a salir del pais a muchos de sus ciudadanos. En opinion de Francesc Vilanova (2006), los refugiados "representaban una realidad inquietante, molesta, insoslayable; era el recordatorio permanente de que no se habia conseguido aniquilar al enemigo principal; simplemente, habia sido arrastrado al exterior".

Sobre su localizacion, los autores que se han adentrado en su estudio insisten en que Toulouse es la capital roja y el centro politico y social de la oposicion al franquismo, aunque coinciden en subrayar que Paris tambien es otro gran centro de acogida para los exiliados republicanos. Asi lo explican Martinez Lopez, Canal y Lemus, que sostienen que, por encima de otros destinos, "Paris se convirtio, a lo largo de los siglos XIX y XX, en la gran ciudad de acogida de los espanoles exiliados" (2010: 9). Londres, igualmente, fue una de las capitales europeas que ejercio desde los inicios del siglo XIX mayor atraccion para los perseguidos politicos.

Las obras que abordan las vicisitudes por las que pasaron los espanoles a su llegada a Francia y posteriormente en los campos de concentracion, asi como la represion politica y social por parte de las autoridades francesas y las relaciones inmediatas al final de la Guerra Civil entre ambos paises, son numerosas, al igual que las referencias sobre los destierros catalanes y vascos, que son abundantes. No obstante, los estudios sobre el tratamiento informativo que le brindo la prensa gala a este fenomeno son aun escasos debido, en gran parte, a que la mayoria de los trabajos presentan un enfoque eminentemente teorico. La historiografia francesa decidio mirar hacia otro lado y justificar las decisiones del gobierno de Edouard Daladier respecto a las politicas migratorias, mientras que la historiografia oficial espanola, controlada por el Estado franquista, se ha centrado mas en el estudio de los aspectos politicos del exilio. Una situacion diametralmente opuesta a la de Mexico, donde este tema si ha tenido una gran repercusion, debido principalmente al protagonismo que cobro el pais en la acogida de los republicanos espanoles. Tan solo algunas investigaciones, como la de Francesc Vilanova (2006), muestran de manera muy generica que la llegada masiva de espanoles no era muy bien vista por la prensa derechista y que la prensa de izquierdas abogaba por mejorar las condiciones de acogida, al mismo tiempo que se mostraba preocupaba por las consecuencias que podria acarrear este fenomeno. Es por ello, precisamente, por lo que se hace necesario indagar acerca de la cobertura informativa sobre la llegada de exiliados a Francia entre enero y febrero de 1939.

2. Antecedentes

Para adentrarnos en el estudio del tratamiento informativo de los refugiados espanoles en los medios de comunicacion franceses tendriamos que remontarnos a la Guerra Civil espanola, a los aspectos negativos del republicanismo y a las condiciones de acogida de los paises, en este caso Francia, de acuerdo con Pierre Laborie y Jean-Pierre Amalric (2003: 19). La contienda espanola estalla durante el mandato del socialista frances Leon Blum, que asume la presidencia de Francia entre 1936 y 1937. Ante la hostilidad del conflicto y la confusion respecto a quien encarnaba la legitimidad de las instituciones republicanas, el 20 de julio de 1936, el presidente del gobierno espanol, Jose Giral, hace una llamada de auxilio al socialista frances para que apoye la causa republicana. La peticion fue atendida de manera positiva en primera instancia, pero fue retractada con posterioridad, debido principalmente a la oposicion del propio presidente de la Republica francesa, Albert Lebrun, a la oposicion parlamentaria y, sobre todo, a la de Gran Bretana. En su lugar, Blum propone un pacto de no intervencion que es ratificado por todas las potencias europeas y que queda sellado en Londres en 1936. Aunque el tratado pretende evitar la internacionalizacion del conflicto en medio de graves tensiones con Alemania, la realidad muestra que solo sirve para que la II Republica espanola sea abandonada por las democracias europeas y los sublevados consigan el apoyo material de Alemania e Italia.

En junio de 1937, Leon Blum presenta su dimision y le sucede en el cargo en febrero de 1938 el radical-socialista Edouard Daladier, que tiene que lidiar con las presiones desde Gran Bretana para aceptar las anexiones de Alemania en Checoslovaquia y con el drama del exilio republicano espanol. Durante su gobierno, Francia sigue sin estar preparada para la llegada masiva de medio millon de refugiados, por lo que las autoridades francesas toman una serie de medidas restrictivas y preventivas con su pais vecino. Entre estas destacan el cierre de las fronteras para el paso de material de guerra, el refuerzo de los controles de la Gendarmerie y el cierre de los pasos fronterizos dificiles de controlar, entre otras. Conforme avanza la guerra y afecta a mas territorios, aproximandose a la zona fronteriza, la Administracion francesa endurece las medidas legales y administrativas. Empieza con normativas que afectan a lugares de residencia y, posteriormente, fija los criterios para la repatriacion de varones en edad militar. Tambien se determinan los requisitos para permanecer en Francia, siempre que un familiar se haga cargo de ellos. El objetivo, desde luego, es establecer una linea de seguridad con los refugiados.

En 1938 la situacion de la II Republica es de extrema gravedad. A finales de ese ano, el bando sublevado lanza un importante ataque sobre Cataluna que acaba con la caida de esta Comunidad y pone fin, de forma oficiosa, a la Guerra Civil. El Frente Nacional ya solo controla la zona sureste, desde Alicante hasta Almeria, debido a que Madrid se escapa del control tras la sublevacion del general Casado, que quiso pactar la rendicion con el general Franco. En diciembre de 1938, se inicia la ofensiva final contra Cataluna. El 15 de enero de 1939 cae Tarragona; el 26, Barcelona; y el 4 de febrero, Gerona. El dia 10 de febrero concluye la campana en el Frente Catalan.

En este contexto, la noche del 27 al 28 de enero, el Gobierno frances decide abrir la frontera a mujeres, ninos, ancianos y personas enfermas (Alted, 2005: 65), mientras que los soldados tendran que esperar hasta el 4 de febrero, previo abandono de las armas (Mateos, 2005: 22). Desde entonces, las carreteras que conducen hasta Francia rebosaban "de gentes hambrientas, aturdidas, que, con las escasas pertenencias que podian arrastrar consigo, trataban de alcanzar la frontera bajo la lluvia, el frio, la nieve, el viento y las bombas" (Alted, 2005: 42). Todos los refugiados se agolparon en los pasos fronterizos de Latour de Carol, Bourg Madame, Prats de Mollo, Le Perthus y Cerbere, en el Departamento de los Pirineos Orientales. A su llegada, fueron clasificados en dos grandes categorias: los que se hallaban en edad de ser movilizados y que sirvieron en el ejercito rojo, y los que, siendo demasiado jovenes o demasiados viejos para haber sido movilizados, no entran en la edad militar. Estos ultimos fueron clasificados en la misma categoria que las mujeres y los ninos (Mateos, 2009: 16).

2.1. Contexto politico, economico y social

Las condiciones con las que se encontraron los exiliados espanoles fueron muy duras, ya que la situacion por la que atraviesa Francia en la decada de 1930 sigue una linea paralela a la de Espana. El historiador Jean-Pierre Amalric (1994: 36) explica que el pais galo vivia sumido en una profunda crisis economica consecuencia del Crack del 29 y las tensiones con la Alemania nazi. Un escenario al que hay que sumar las protestas del mundo obrero de la III Internacional, que repercute en que la convulsion politica sea grave a lo largo de toda la decada. En similares terminos se pronuncia Alicia Alted, que apunta que, inmerso en una crisis economica desde 1930, las actuaciones del Gobierno estaban mediatizadas por la doble presion de una clase obrera fuertemente reivindicativa, y una derecha reaccionaria dominada por grupos fascistas y xenofobos (2005: 43). En cualquier caso, la inestabilidad y la convulsion politica fueron las notas definitorias del gobierno durante toda la decada. Sirva como ejemplo el hecho de que solo durante los anos treinta de la Tercera Republica Francesa, y bajo las presidencias de Paul Doumer y Albert Lebrun, se forman mas de 30 gobiernos.

En 1932 se presentan unidos los radicales, socialistas y comunistas, que asumen el poder, pero la falta de unidad interna y las tensiones de los diferentes partidos politicos, unido a la inestabilidad de los sindicatos, trastorna la estabilidad gubernamental. Por su parte, la derecha es cada vez mas conservadora y en muchos casos de corte fascista, por lo que los ataques graves al Gobierno eran continuos. En 1934, la derecha vuelve al poder, pero ante el peligro de la radicalidad fascista que va tomando el gobierno, la izquierda se agrupa en un frente comun en 1935, el llamado Frente Popular, que gana las elecciones generales el 4 de junio de 1936 con 338 escanos (72 comunistas, 147 socialistas y 119 radicales), frente a los 222 de la derecha. La victoria electoral lleva al socialista Leon Blum al poder, que gobierna con ayuda de los radicales, mientras que los comunistas apoyan, pero no entran en el Gobierno. A la euforia e ilusion de los trabajadores le sigue una oleada de huelgas que se extiende por toda Francia, sin que se sepa muy bien por que estallan.

El programa inmediato se centra en solucionar la crisis economica, el paro y fortalecer la moneda, en un contexto en el que la economia francesa esta seriamente deteriorada por los efectos de la Gran Depresion. Como medidas, el gobierno del Frente Popular introduce una serie de reformas que representan importantes avances sociales, como los aumentos salariales, la semana de 40 horas, los convenios colectivos, la participacion de la mujer en el gobierno y las vacaciones pagadas de 12 dias al ano, entre otras. Ademas, consigue que las huelgas desciendan. Sin embargo, su politica economica no consigue reactivar la economia, por lo que Blum presenta su dimision en junio de 1937. Le sucede el radical Camille Chautemps, que intenta timidamente proseguir con las reformas sociales, pero la agravacion de la situacion economica le obliga a dimitir en marzo de 1938. El presidente de la Republica, Albert Lebrun, llama de nuevo a Leon Blum que forma gobierno con Pierre Mendes France como subsecretario de Hacienda, e intenta conseguir los plenos poderes financieros para atajar la crisis economica. Ante la negativa del senado, Blum dimite al cabo de tres semanas. Le sucede el radical Edouard Daladier con el que acaba definitivamente el periodo conocido como Frente Popular.

Abdon Mateos resume este escenario de la siguiente manera: La Francia de los anos treinta tuvo que lidiar con un intento de golpe fascista en 1934; la victoria electoral del Frente Popular en marzo de 1936, que exaspera a la derecha; los bandazos de su politica internacional y su relacion de amor-odio con Gran Bretana. A la crisis economica se le suma crisis de identidad nacional, el problema de los refugiados europeos, no solo espanoles, y las pulsiones xenofobas y antidemocraticas de las diversas derechas francesas (2009: 14).

2.2. Los campos de concentracion y las medidas represivas

El problema para los exiliados espanoles no terminaba al pasar la frontera. Desde su llegada, el gobierno galo les animaba a regresar a Espana, intuyendo la avalancha de ciudadanos que se le avecinaba. En 1936, al comienzo de la Guerra Civil, habia 2,2 millones de extranjeros en suelo frances, de los cuales 253.599 eran espanoles, la tercera colonia de inmigrados (Mateos, 2009: 14).

Los franceses, completamente desbordados, abrieron una serie de campos de concentracion en las localidades de Argeles-sur-Mer, Saint Cyprien y Barcares, entre otros. Los espanoles se ubicaron principalmente en Agde y Argeles-sur-Mer, que eran los primeros campos; en Saint-Cyprien y Le Barcares, creados para aliviar Argeles; en el campo de Bram, que acogia a personas de mas edad, y en los de Septfonds y Vernet, que estaban destinados a los trabajadores mas cualificados. Por su parte, el campo de Rivesaltes sirvio para acoger a los refugiados de origen catalan, y el campo de Gurs se destino para los aviadores y las Brigadas Internacionales (Alted Vigil, 2005: 61). Se trataba de zonas cerradas, aisladas del resto del pais, protegidas por redes de alambres y vigiladas, donde "los hombres estaban sometidos a una dura disciplina y sujetos a prohibiciones" y "la comunicacion con el exterior era aun mas dificil todavia y dependia de la autorizacion de la direccion del campo. Los recien llegados eran sistematicamente cacheados" ((Dreyfus-Armand, 1999: 62).

La situacion de los refugiados espanoles era extremadamente compleja y se caracterizaba por una importante dispersion a traves del territorio frances y por la separacion de las familias. Para contrarrestar este esparcimiento, el gobierno galo establece en mayo de 1937 una lista de los departamentos de acogida, clasificados en dos categorias: de primera urgencia, que estan situados entre el Loire y el Garona; y de segunda urgencia, ubicados en Normandia, Bretana y Borgona (Alted Vigil, 2005: 30).

Entre mayo y diciembre de 1938, durante el gobierno de Daladier, se instaura una politica represiva de inmigracion, que "invocaba las exigencias del orden publico y de la economia nacional" (Borras Llop, 1981: 262). Se trata de unos decretos que agilizaron los procedimientos de expulsion, obligaron a dar parte de los cambios domiciliarios, reforzaron el aparato policiaco y dificultaron los matrimonios mixtos. Unas politicas que, desde luego, respondian a los objetivos propugnados por amplios sectores moderados y conservadores y que se establecieron a partir de tres criterios claramente diferenciados: seguridad nacional, economia general del pais y mantenimiento del orden publico (Dreyfus-Armand, 1999: 58). En junio de ese mismo ano, se obliga a todo varon de entre 18 y 48 anos a volver a Espana, salvo a los militares, a los que se tiene en Francia bajo estricta vigilancia, una orden que es derogada en abril de 1938, cuando el Estado frances asume incluso los costes de mantener a mujeres y ninos. En opinion de Julian Zugazoitia, Ministro de la Gobernacion de la II Republica durante la guerra, "Francia no podia negarse a conceder derecho de asilo a quienes se lo demandaban con razon de tanto precio. Fue abriendo su carretera a los ninos y a la mujeres, primero, a los ancianos, despues, y, finalmente, a los soldados que se replegaban" (Vilar, 2006: 343).

Por su parte, los parlamentarios franceses avivaban la hoguera y recordaban los costes de manutencion de los refugiados, afirmando que la caridad francesa debia ser limitada porque no eran tiempos de prosperidad sino de crisis y paro, por lo que no podia tolerarse que los refugiados recibieran el doble de la indemnizacion acordada al ciudadano frances sin trabajo (Borras Llop, 1981: 288). Esos gastos, en opinion de senadores y juristas del Senado y el Congreso frances, servian para alimentar un peligro social evidente. Las autoridades locales y departamentales tambien se quejaban del peligro para el orden publico que representaba la llegada e instalacion de "rouges espagnols" en villas y ciudades no acostumbradas a alteraciones demograficas y laborales tan radicales (Mateos, 2009: 19).

En cuanto a las posibilidades de escapar de los campos de concentracion, estas eran escasas. De ahi que el Gobierno frances propusiera tres salidas: dejar los campos si se obtiene un contrato de trabajo, permitir a los extranjeros de entre 20 y 48 anos ser reclutados para las Companias de Trabajo (CTE), y unirse a la Legion Extranjera o a los Regimientos de Marcha Voluntaria Extranjeros (RMVE). No obstante, estas medidas no conllevaban la construccion o reconstruccion del ejercito republicano en tierras francesas, pues Francia no queria enturbiar las relaciones con el regimen franquista.

En cualquier caso, la magnitud de refugiados avivo una xenofobia de raices socio-politicas. Alicia Alted resume esta situacion de la siguiente forma: "El entorno exterior, los espectadores del drama han sido casi insensibles a las realidades complejas del exilio y han ignorado durante mucho tiempo los acontecimientos que los habian precedido" (2003: 18). Y anade: "Lo han percibido cono una masa compacta, ideologicamente calificada de 'roja', con todo lo que ese termino significa para los franceses al final de la decada de los anos 30 y despues bajo el regimen de Vichy" (Ibidem). Solo a partir de 1941, la relacion con la sociedad francesa comienza a mejorar al darse cuenta estos de la utilidad economica como aportacion de una mano de obra barata.

2.3. La prensa en Francia durante la III Republica (1870-1940)

Francia cuenta con una gran tradicion periodistica a traves de los medios escritos. En el siglo XV ya se editaban pequenas publicaciones conocidas como "Ocasionales" o "Canards", una especie de folletines sensacionalistas y populares con contenidos politicos y sucesos (Martos Contreras, 2011: 41). En el siglo XVII, concretamente en 1631, se funda el primer periodico en el pais: La Gazette, que es dirigido por un miembro de la corte y que pronto se convierte en el organo oficial del Ministerio de Asuntos Exteriores. Funcionaba a modo de Boletin Oficial del Estado. Con la llegada del Siglo de las Luces, en el XVIII, surgen revistas de corte literario y filosofico, como el Journal Encyclopedique (1756-1773) o Annales politiques, civiles et litteraires (1772-1791). Tambien nace uno de los grandes periodicos de referencia, Petit Journal, que fue fundado en 1777 por Necker, ministro de Luis XVI (Ibidem: 43). Por su parte, las gacetas aumentan considerablemente su difusion y audiencia gracias a las lecturas colectivas.

La prensa francesa vive una epoca dorada desde la Revolucion Francesa hasta la I Guerra Mundial. Con la llegada de Napoleon al poder, la censura en los medios de comunicacion se agrava y el numero de periodicos en Paris se reduce a cuatro: Le Moniteur, Le Journal de l'Empire, La Gazette de France y Le Journal de Paris. Tras la caida del general corso, comienza un momento algido debido al progreso tecnologico y economico; la lenta liberalizacion y democratizacion del pais y, por supuesto, a la generalizacion de la instruccion publica. Bajo la Monarquia Constitucional (1815-1848), epoca de sufragio censitario, la influencia de los periodicos es considerable, al igual que durante la III Republica (1870-1914), donde los diarios son participes pero a la vez victimas del desconcierto existente.

En este contexto, las publicaciones de la izquierda mas radical son exterminadas y el resto pasan a ser instrumentalizadas por los partidos en su particular lucha por hacerse con el poder gubernamental. Los conservadores se apoyan en L'Union, La Gazette de France y L'Univers; los viejos bonapartistas en L'Ordre, Le Gaulois y Le Petit Caporal; los orleanistas en Le Francais, Le Journal de Paris y Le Soleil; mientras que La Defense sociale et religieuse apoya a Mac-Mahon, Presidente de la Republica. Sin embargo, los medios mas influyentes sobre la opinion publica son los republicanos Journal des debats, Le Petit Journal o Le Temps, o Rappel (Ibidem: 50).

Los republicanos alcanzan el poder en 1879 y empiezan a desarrollar una nueva ley de prensa que ve la luz el 29 de julio de 1881. Representa el esfuerzo legislativo mas grande realizado hasta el momento y elimina la autorizacion previa y las grandes tasas. Por su parte, los monarquicos siguen leyendo Le Soleil o La Gazette de France; los bonapartistas son fieles a Le Petit Caporal y los nacionalistas a L'Intransigeant. Los catolicos abandonan L'Univers y apuestan por La Croix, fundada en 1883 por el padre Picard. En paralelo, los republicanos se dividen entre Le Siecle, La France y Le Temps, que se convierte en uno de los periodicos mas serios de Francia bajo la direccion de Adrien Hebard, uno de los grandes padres de la prensa decimononica francesa. En cuanto a las publicaciones de gran tirada, destaca Le Petit Parisien, fundada en el ano 1876 y cuyo exito reside en su bajo precio y gran diversidad.

Con la I Guerra Mundial (1914-1918), la prensa sufre una profunda crisis. A los problemas economicos se suma la censura impuesta por el gobierno. Los periodicos que mejor sobreviven a la guerra son los llamados por Clyde Thogmartin como los "Big Four" (1998: 92), entre los que destacan Le Petit Parisien, Le Petit Journal, Le Journal y Le Matin. Por su parte, L'Echo de Paris se convierte en el gran diario de la derecha patriotica y L'Intransigeant pasa a ser el vespertino mas leido del momento. Sin embargo, estos medios van perdiendo posiciones frente a las revistas especializadas.

Entre los periodicos de centro de este periodo destacan Le Figaro y Les Debats. La Croix continua siendo el referente, aunque sufre una reorientacion hacia la derecha catolica mas conservadora. La derecha cuenta con un gran numero de titulos: L'Echo de Paris, L'Inransigeant, l Petit Journal, La Liberte y L'Ami du peuple. En la misma linea se encuentra la revista Candide, que desde 1936 se convierte en la preferida de los admiradores de los regimenes fascistas. La prensa de izquierdas, por su parte, cuenta tambien con un amplio numero de publicaciones, como son: L'oeuvre, La Republique o L'Humanite, que desde 1920 se convierte en el organo de expresion del Partido Comunista frances. La subida al poder de la Union de Izquierdas en 1924 y la del Frente Popular en 1936 se debe en gran medida a labor efectuada por los principales periodicos afines. En esta linea destaca, igualmente, Quotidien, que fue decisivo para la escalada al poder de la Union de Izquierdas.

3. Metodologia

Desde el punto de vista metodologico, ofrecemos un estudio del exilio republicano espanol de 1939 a traves de la prensa francesa a partir de una triangulacion de tecnicas, como la revision bibliografica, el analisis descriptivo de textos con caracter comparativo y las entrevistas en profundidad.

La revision bibliografica nos ayudara a establecer un marco teorico pertinente, donde estaran patentes los principales estudios que se han realizado en torno a este tema. Para este analisis de textos, hemos seleccionado dos medios franceses con una amplia trayectoria, Le Populaire y Le Petit Parisien, sobre los que se ha efectuado un seguimiento a lo largo de los meses de enero y febrero de 1939, que son los mas criticos en la recepcion de refugiados para el Estado frances. Concretamente, el analisis se realiza desde el 25 de enero de 1939, dias antes de la caida de Barcelona, hasta el 28 de febrero de ese mismo ano, fecha en la que Inglaterra y Francia reconocen oficialmente al gobierno de Franco. Se trata de dos medios de prensa de referencia, que cuentan con un elevado nivel difusion e influencia en la opinion publica y que representan dos lineas ideologicas diferentes. Le Populaire fue un periodico frances de orientacion socialista fundado como Le Populaire de Paris en 1916 por la minoria socialista anti-guerra. Jean Longuet, nieto de Karl Marx, fue su primer director. El rotativo se convirtio en 1921, despues de la adhesion de L'Humanite al Partido Comunista, en el organo de la Seccion Francesa de la Internacional Obrera, con una tirada de aproximadamente 60.000 ejemplares en 1939. El ex Presidente de la III Republica por el Frente Popular, Leon Blum, fue su director desde 1921 hasta 1950. Por el contrario, Le Petit Parisien fue el periodico conservador de la III Republica en el periodo de entreguerras. De gran tirada y de un coste mas barato que el resto de sus competidores, fue fundado en 1876 por Louis Andrieux. Apostaba por la secularizacion de la sociedad y de la separacion de la Iglesia y el Estado, pero poco a poco fue endureciendo sus tendencias y adquiere un compromiso mas moderado. Tiene un gran exito gracias a la alta calidad y variedad de sus textos. Colaboro con el Gobierno de Vichy durante la ocupacion nazi de Francia, lo que le supuso su fin en 1944, tras la liberacion del pais galo. Ambos medios, a priori, no son partidarios de un bando u otro en la Guerra Civil ni muestran en primera instancia su postura.

Para realizar el analisis de textos, hemos seguido los criterios Sanchez Aranda (2005: 213), que apunta que el analisis de contenido supone aplicar sistematicamente unas reglas fijadas previamente que sirvan para medir la frecuencia con que aparecen unos elementos de interes en el conjunto de una masa de informacion que hemos seleccionado para estudiar algunos de los aspectos que nos parecen utiles conforme a los propositos de nuestra investigacion". Al hilo de este planteamiento, y con el objetivo de estudiar el exilio republicano espanol de 1939 a traves de la prensa francesa, hemos disenado una ficha de analisis divida en cinco grandes categorias: genero, estilo, morfologia, fotografia y contexto. A partir de estos items podemos abordar los textos desde diversos angulos.

En cuanto al genero, trataremos de analizar las caracteristicas que poseen las publicaciones para dilucidar a que genero periodistico pertenecen, entendido este como la forma de expresion del discurso periodistico. Dentro de este apartado, analizaremos la estructura interna, asi como los elementos con los que cuenta, su configuracion y distribucion. Tambien reflexionaremos sobre los niveles de lectura, que nos permitiran mostrar si el texto tiene un caracter mas atemporal. Asimismo, observaremos si los textos presentan conexiones con otros generos, pues "las clasificaciones que agrupan o dividen a los generos periodisticos deben ser una cadena de vasos comunicantes y no un bloque de departamentos estancos en el que los diferentes textos que caben en cada uno de los cubiles no mantienen relacion alguna entre si" (Lopez Hidalgo, 2002: 11).

Cuando estudiemos el estilo, veremos que base discursiva presentan las publicaciones y con que rasgos se plasman los acontecimientos historicos. Reflexionaremos, igualmente, sobre el lenguaje utilizado y analizaremos que recursos y procedimientos narrativos son los mas frecuentes. En la morfologia, examinaremos las distintas formas en las que se presenta el texto impreso y, respecto a la fotografia, observaremos si la publicacion va acompanada de imagen y como se presenta esta y que muestra. La ultima categoria se centra en el contexto. Se trata de establecer las conexiones historiograficas con el periodismo, la situacion politica o cualquier otra referencia que establezca. No se trata de un analisis en relacion a las fechas, soporte, etc., sino que tiene por objetivo interpretar la publicacion historicamente en el contexto. Es importante recordar que cada texto cumple una funcion en el diario, su diseno es distinto, su titulacion, el espacio que ocupa en las paginas del periodico.

El analisis descriptivo de textos se ha completado con entrevistas en profundidad a algunos especialistas en esta area de estudio, como Fernando Martinez Lopez, catedratico de Historia Contemporanea, y Antonio Lopez Hidalgo, catedratico en Periodismo, que han aclarado distintos aspectos que dificilmente pueden desprenderse del analisis, como, por ejemplo, las provincias de procedencia de los exiliados espanoles o el papel que el periodista desempena en la elaboracion de estos textos periodisticos, respectivamente.

4. Resultados

En total se han analizado 16 textos periodisticos, de los que 7 se publicaron en Le Populaire y 9 en Le Petit Parisien desde el 25 de enero de 1939 hasta 28 de febrero de ese mismo ano. Aunque es un numero mas o menos equilibrado en ambos periodicos, podemos explicar la sutil diferencia en el hecho de que Le Petit Parisien muestra desde un primer momento una clara preocupacion por la seguridad nacional y los problemas de higiene y enfermedades que producia el hacinamiento de cientos de miles de personas.

Los textos publicados son eminentemente informativos, un hecho que se justifica porque "la etapa dorada de este modo de hacer periodismo se situa entre 1920 y 1950, en la que se puede constatar la progresiva desaparicion de la prensa de opinion" (Benito: 1973: 71). Dentro de los generos informativos, las publicaciones analizadas son cronicas (14) y noticias (2). Ambos generos se estructuran, desde el punto de vista narrativo, siguiendo un esquema redaccional mas o menos fijo: titulo, lead y cuerpo o desarrollo. Estos tres elementos componen la columna vertebral de estos generos periodisticos, el eje a partir del cual giran los acontecimientos noticiosos y las interpretaciones del periodista. Los resultados obtenidos en las 14 cronicas y 2 noticias analizadas son los siguientes.

Los titulos de las cronicas son descriptivos e interpretativos, que segun Lopez Hidalgo es la forma mas especifica de este genero periodistico (Lopez Hidalgo, 2001: 135). Se extienden a lo largo de varias columnas y en ellos se mezclan opinion e informacion. Funcionan como un relato escueto y directo del hecho noticioso y varian dependiendo de la carga noticiosa del acontecimiento del que se va a informar. Sirva como muestra la cronica publicada en Le Pepoulaire el 27 de enero con el titulo "El avance de los rebeldes en Barcelona", que se extiende a lo largo de tres columnas. (Le Populaire, 27 de enero, p. 3). Otras cronicas cuentan con titulos compuestos por construcciones sintacticas homogeneas, es decir, por sintagmas nominales en los que generalmente aparecen los mismos elementos: un determinante, un sustantivo y un complemento del nombre. Con estas caracteristicas Le Petit Parisien publica el 26 de enero la cronica titulada "La investida de Barcelona" (Le Petit Parisien, 26 de enero, p. 3). Segun Alex Grijelmo, (1998: 447), la exclusion de un verbo motor es un rasgo propio de los titulos interpretativos. Por el contrario, los titulos de las noticias analizadas son informativos, estan escritos a una columna y estan compuestos por sujeto verbo y predicado. Por ejemplo, Le Populaire publica una breve noticia a una columna el 5 de febrero titulada "Mas de 60.000 fascistas de Gerona huyen a Francia" (Le Populaire, 5 de febrero, p.3). Tanto en las cronicas como en las noticias, los titulos se presentan diferenciados tipograficamente del resto del texto.

Los leads, que anticipan el cuerpo de un texto periodistico, se presentan en las cronicas desgajadas del cuerpo, situandose en el encabezamiento, justo debajo del titulo y con una tipografia distinta. Resumen los aspectos noticiosos mas relevantes y representan, junto a los titulos, un elemento fundamental en la estructuracion de las cronicas, tanto por su ubicacion como por la variedad y la funcion que cumplen. El 27 de enero Le Petit Parisien publica en portada una cronica titulada "Franco en Barcelona", que cuenta con una entradilla que dice: "El Ejercito Republicano de Barcelona se ha retirado al norte, las tropas nacionales hicieron su entrada desde el suroeste" (Le Petit Parisien, 27 de enero, p. 1). Por su parte, las dos noticias publicadas no cuentan con este elemento estructural, por lo que son las circunstancias informativas las que marcan la seleccion de las mismas.

Seguidamente comienza el texto, cuya funcion principal es complementar la entradilla periodistica. Las dos noticias estan redactadas segun la tecnica de la piramide invertida, que sigue un orden decreciente en importancia de la informacion. Los datos mas importantes se situan al principio y los menos importantes, al final. El modo de avanzar es expositivo y descriptivo, aunque en general son textos breves, de estilo agil y facil lectura. En cuanto a las cronicas, los rotativos sintetizan los sucesos mas relevantes, los exponen en orden temporal y los interpretan, a la vez que intercalan las descripciones de politicos, republicanos, exiliados y el ambiente. Le Populaire publica el 28 de enero una cronica titulada "El lamentable exodo de las victimas del fascismo", donde adopta una disposicion cronologica y secuencial de los hechos para relatar el exodo masivo de 1939. En cualquier caso, tanto las noticias como las cronicas presentan una disposicion logica a la hora de narrar y describir los acontecimientos noticiosos. En el caso de las cronicas, la descripcion del ambiente constituye uno de los cimientos narrativos. Es posible afirmar, por tanto, que cumplen tres funciones basicas. En primer lugar, transmiten veracidad y plasticidad al relato, al dar a conocer al lector las circunstancias en las que se produce el exilio espanol de 1939. En segundo lugar, sirven para mostrar una realidad, por lo que cumplen una funcion formativa. Y en tercer lugar, son empleadas como un importante recurso discursivo, pues permiten establecer diferentes secuencias espacio-temporales, o lo que es lo mismo, hilvanar el relato con informacion, juicios y contexto. Siguen, por tanto, un esquema informativo-narrativo, tal y como recomendaba Martin Vivaldi (1987: 134).

En cuanto a la autoria, cabe destacar que las publicaciones no aparecen firmadas en ningun caso. En rasgos generales, podemos decir que los textos analizados corresponden a teletipos, ya que estan firmados por la propia redaccion de los periodicos o por algunas de las agencias informativas mas importantes del momento, como Havas o Reuters.

Respecto al estilo, las cronicas presentan unas construcciones discursivas mas trabajadas que las noticias, que son mas impersonales y asepticas. Estan escritas a partir de frases cortas, que no exceden las 20 palabras, y cuentan con numerosos juicios de valor, que le imprimen una elevada carga interpretativa. Valgan como muestra las cronicas publicadas en Le Petit Parisien el 6 y 8 de febrero, donde llama a los exiliados "comunistas analfabetos" y "amenaza para Francia", respectivamente. Por el contrario, Le Populaire se refiere a ellos como "los amigos de Espana" (Le Populaire, 6 de febrero, p. 3) y "victimas de la derrota" (Le Populaire, 7 de febrero, p. 3). Estas valoraciones eliminan por completo la ilusion de objetividad de los acontecimientos y dibujan con palabras los ambientes y personas, al mismo tiempo que las enmarcan en un contexto determinado. Los juicios analiticos son frecuentes, sobre todo en aquellas cronicas que ofrecen la contextualizacion de los hechos. Se expresan, segun Santamaria y Casals Carro (2000: 19), de forma aprioristica, con la intencion de implicar al lector en una problematica o, al menos, de hacerlo conocedor de una situacion que puede acarrear consecuencias publicas. Las cronicas analizadas cuentan con continuas interpretaciones, que marcan el camino al lector para que se forme una idea somera de los acontecimientos. Asi sucede en las publicadas tras la apertura definitiva de la frontera y el paso del ejercito republicano al pais galo, que tiene lugar el 5 de febrero de 1939. Ese mismo dia, Le Petit Parisien escribe que "la caida de Gerona manda una marea de refugiados tras la decision del Gobierno de abrir la frontera" (Le Petit Parisien, 5 de febrero, p. 3), y un dia despues, el 6 de febrero, publica que "el ejercito gubernamental en retirada se presenta esta manana en formacion regular en la frontera francesa". En estos textos se enjuicia el "drama catalan" y "la avalancha de comunistas analfabetos" (Le Petit Parisien, 6 de febrero, p. 1). En la misma linea, aunque desde el otro lado del tablero politico, se pronuncia Le Populaire, que habla de "vecinos suplicantes" (Le Populaire, 5 de febrero, p. 3), "amigos de Espana" (Le Populaire, 6 de febrero, p. 3) y "columna humana de hambrientos" (Le Populaire, 27 de febrero, p. 3). El rotativo se muestra mucho mas critico con la politica gubernamental y reprende energicamente el sistema y la calidad de la acogida por parte de las autoridades francesas. Define como "heroica" a la II Republica, que pese a la "falta de apoyos internacionales, esta resistiendo de manera digna ante la invasion del fascismo" (Le Populaire, 5 de febrero, pag. 3). A su vez, calcula que "se espera la llegada de 80.000 refugiados a las fronteras" y anuncia que "los pasos hacia el territorio frances estan abiertos a las tropas republicanas, que los atravesaran desde esta manana" (Ibidem).

Estas valoraciones ayudan a comprender la opinion que se tenia en el pais galo sobre los refugiados espanoles. Al hilo de este planteamiento, Francesc Vilanova se hace eco de un reportaje publicado por Roger Parant en el diario La Garonne en marzo de 1939, donde escribe sobre los refugiados lo siguiente: "Eran realmente sucios y poco aficionados a lavarse. La falta de instalaciones adecuadas las atribuye a la holgazaneria y al descuido '?Quien tiene la culpa?', se pregunta, de las condiciones de vida en los campos si no son ellos mismos? Los espanoles son indignos de confianza tanto en lo que respecta a sus gustos como en cuanto a su trabajo" (2006: 120).

Como apunte generico al estilo y lenguaje utilizado, estas cronicas se enmarcan dentro de los limites del periodismo interpretativo. Las argumentaciones se distinguen claramente de las opiniones formuladas en otros generos como el editorial o el articulo, donde se ofrecen comentarios concluyentes sobre un acontecimiento o persona. En las cronicas analizadas, por el contrario, se muestran juicios analiticos, sinteticos, hipoteticos y disyuntivos, abiertos a la reflexion posterior del lector.

En cuanto a la morfologica o dinamica de composicion, los textos de portada tienen continuidad en las paginas interiores, lo que da lugar a la portada escaparate, tal como la conocemos hoy, es decir, una primera plana en la que se refleja un resumen del contenido mas importante de las paginas interiores del diario. Sirva como ejemplo la informacion publicada por Le Populaire el 5 de febrero. En la portada, aparece una breve noticia titulada "La ofensiva nacionalista continua en Cataluna", un texto que sigue en la pagina tercera con la noticia "Mas de 60.000 fascistas de Gerona huyen a Francia" (Le Populaire, 5 de febrero). Martin Aguado justifica esta situacion cuando escribe que a partir de los anos treinta surge la figura del confeccionador de diarios debido a la "necesidad de valorar la informacion, de jerarquizarla dentro de la pagina y dotarla de credibilidad... El sera quien hara funcion de puente entre la redaccion y el publico lector. Para ello debera conocer la estetica dominante, encontrar el modo mas eficaz de atraer a los lectores y despertar en ellos el interes hacia la publicacion (Martin Aguado, 1992: 33). Con unas caracteristicas similares se presenta la informacion de Le Petit Parisien del 6 de febrero. Este rotativo informa en portada que "La guerra de Cataluna ha terminado", una informacion que amplia en paginas interiores con la cronica "El drama catalan" (Le Petit Parisien, 6 de febrero, p. 3). Al igual que los titulares, el texto de las cronicas se extiende a lo largo de varias columnas, que a su vez estan separadas por corondeles.

Las ilustraciones o imagenes que acompanan a las informaciones son escasas. Esta carencia se debe a que resulta dificil conseguir imagenes con una calidad digna para ser reproducida. No obstante, cuando aparecen son muy genericas. Le Petit Parisien, por ejemplo, publica en portada el 7 de febrero una cronica titulada "La debacle catalana", que acompana con una imagen en la que aparece una cola de refugiados cruzando la frontera. En un menor numero de ocasiones las publicaciones se ilustran con imagenes de las brigadas internacionales o de los diferentes caminos que unen los Pirineos y Espana. En cualquier caso, ninguno de los rotativos le concede una importancia destacada.

Respecto al contexto, la prensa, en general, fue muy critica con el Gobierno de la II Republica ante su insistencia de mantener la guerra y no pactar la paz. Desde los periodicos de izquierdas se lanzaron ataques durisimos contra contra la elite politica de la II Republica espanola, argumentando sus acusaciones en que estos no se ocupaban correctamente de los refugiados. Le Populaire, organo del Partido Socialista Frances, denunciaba el 14 de febrero que "las fuerzas de la Republica espanola siguen empenados en alargar una guerra que no tiene solucion mientras que los espanoles refugiados pasan hambre y penurias en la frontera" (Le Populaire, 14 de febrero, p. 3). Por su parte, la opinion publica estaba demasiado condicionada por la prensa, que enfocaba el problema de acuerdo a su ideologia. Mientras los periodicos mas conservadores se preocupaban de los problemas de higiene y enfermedades que producia el hacinamiento de miles de personas, la prensa gubernamental aprobaba la decision del Gobierno de internar a los espanoles en los campos como una medida para mantener el orden y no crear ninguna situacion de riesgo sanitario en la poblacion francesa. Por el contrario, la prensa de izquierda clamaba por las deplorables condiciones en las que se encontraban los internados y pedian al Gobierno que buscara soluciones al amparo de los principios humanitarios.

5. Conclusiones

Aunque las condiciones muestrales de esta investigacion nos llevan a ser cautelosos a la hora de generalizar los resultados, los datos demuestran que la prensa francesa ofrecio una imagen negativa del exilio espanol de 1939. Los refugiados espanoles fueron tratados de un modo inhumano a su llegada a Francia y, en muchos casos, explotados por unas autoridades galas que traicionaron a la Republica. Los centros de que dispuso el pais para acoger al mas del medio millon de espanoles que huyeron de la guerra fueron verdaderos campos de concentracion, unos lugares que estaban hechos para encerrar y controlar, mas que para acoger a personas. Esa polemica fue endureciendose cada vez mas en el precario entorno economico en el que estaba sumido el pais galo a finales de los anos treinta, caracterizado por la gran depresion que se produce como consecuencia del Crack del 29, que ha sido la mas devastadora caida del mercado de valores en la historia de la Bolsa en Estados Unidos. Este escenario va acompanado de una campana de propaganda contra los republicanos, azuzando el miedo al comunismo y retratandoles como peligrosos y malhechores.

En enero de 1939, inmediatamente despues del hundimiento del frente catalan, la prensa francesa comienza a hacerse eco de la posibilidad de que un numeroso grupo de republicanos espanoles podia encontrar asilo en el pais. El tono que utilizaron los rotativos para informar de este acontecimiento fue duro, despectivo, de superioridad caritativa. Los medios conservadores publicaron diferentes cronicas periodisticas que bien podrian considerarse panfletos contra los republicanos espanoles, a los que llamaban "residuos y amenazas", tal y como los describio el diario conservador Le Parisien, cuyos ataques alcanzaron niveles inusitados de bellaqueria. Sin embargo, la prensa de izquierdas, como Le Populaire, defendio la llegada de "las victimas de Franco", a quienes definia como "amigos de Espana". Respecto al estilo, la descripcion del ambiente constituye uno de los cimientos narrativos y los juicios analiticos son frecuentes y se expresan de forma aprioristica, con la intencion de implicar al lector en los acontecimientos. Se trata, desde luego, de unas valoraciones que ayudan a comprender la opinion que se tenia en el pais galo sobre los refugiados espanoles, que representaban dos de las imagenes mas explosivas para Francia: "La de la amenaza para el pais", segun Le Petit Parisien, y la de "las victimas de la derrota republicana", como apunta Le Populaire.

Pero no solo la prensa mostro su desacuerdo ante la llegada de los exiliados. Hubo tambien una cierta oposicion social, dadas las nefastas condiciones politicas y economicas en las que estaba sumida Francia en aquel de momento. Oposicion que quedo reflejada en la organizacion de manifestaciones de rechazo, distribucion de panfletos en contra de los refugiados o posicionamientos explicitos de algunas instituciones. A partir de 1941, los exiliados contribuyeron significativamente a cambiar esa imagen despectiva, tanto desde el punto de vista sociologico, al compas del proceso de integracion, como desde una perspectiva cultural, al producir una de las culturas de exilio "mas genuinas y caracteristicas, aunque poco conocida todavia" (Alted, 1997: 48).

6. Referencias bibliograficas

Abellan, Jose Luis (1976): El exilio espanol de 1939. Madrid, Taurus.

Amalric, Jean-Pierre (1994): "El contexto frances e internacional de 1939 a 1945". En Alted, Alicia y Amalric, Jean-Pierre et al: Exilios. Guia de comprension. Madrid, UNED.

Alted Vigil, Alicia (1997): El exilio republicano espanol de 1939 desde la perspectiva de las mujeres. Granada, Arenal.

Aguado Martin, (1992): "La maqueta del diario: evolucion, diseno e informacion", en Estudios sobre Tecnologias de la Informacion, 2, 137-160. Madrid, Universidad Complutense de Madrid.

Alted Vigil, Alicia (2003): El exilio republicano espanol en Toulouse, 1939-1999. Madrid, UNED.

Alted Vigil, Alicia (2005): La voz de los vencidos. El exilio republicano de 1939. Madrid, Aguilar.

Aznar Soler, Manuel (1998): Literatura y cultura del exilio de 1939 en Francia. Salamanca, AEMIC; GEXEL.

Benito, Angel (1973): Teoria de la informacion: I. Introduccion. Madrid, Editorial Guadarrama.

Borras Llop, Jose Maria (1981): Francia ante la guerra civil espanola: burguesia, interes nacional e interes de clase. Madrid, Centro de Investigaciones Sociologicas.

Dreyfus-Armand, Genevieve (1999): L`exil Des Republicains Espagnols En France. De La Guerre Civile a La Mort De Franco. Paris, Albil Michel.

De Orriols, Alvaro (1995): Las hogueras del Pertus. Diario de la evacuacion de Cataluna. Paris, Les Editions La Bruyere.

Grijelmo, Alex (1998): El estilo del periodista. Madrid, Taurus.

Laborie, Pierre y Amalric, Jean-Pierre (2003): "Vaiven de las memorias: la significacion del exilio se construye". En: Alted Vigil, Alicia y Domergue, Lucienne (coords.): El exilio republicano espanol en Tolouse 1939-1999. Madrid, UNED.

Lopez Hidalgo, Antonio (2001): El titular. Manual de titulacion periodistica. Comunicacion Social, Sevilla.

Lopez Hidalgo, Antonio (2002): Generos periodisticos complementarios. Una aproximacion critica a los formatos del periodismo visual. Salamanca, Comunicacion Social.

Llorens, Vicente (1976): El Exilio Espanol De 1939. Volumen 1. La Emigracion Republicana De 1939. Madrid, Taurus.

Martin Casas, Julio y Carvajal Urquijo, Pedro (2002): El exilio espanol (1936-1978). Barcelona, Planeta.

Martin Vivaldi, Gonzalo (1987): Generos periodisticos. Reportaje, cronica, articulo. Analisis diferencial. Madrid, Paraninfo.

Martinez Lopez, Fernando; Lemus, Encarnacion; y Canal, Jordi (2010): Paris, cuidad de acogida. El exilio republicano espanol durante los siglos XIX y XX. Madrid, Ed. Marcial Pons.

Mateos, Abdon (2009): !Ay de los vencidos! El exilio y los paises de acogida. Madrid, Eneida.

Martos Contreras, Emilia (2011): Terrorismo y medios de comunicacion. El 11-M a traves de la prensa francesa. Madrid, Saarbruken, Editorial Academica Espanola.

Rubio, Javier (1977): La emigracion de la Guerra Civil de 1936-1939. Historia del exodo que se produce con el fin de la II Republica espanola. Vol. I, II y III. Madrid, Editorial San Martin.

Sanchez Aranda, Jose Javier (2005): "Analisis de contenido cuantitativo de medios", en Berganzda Conde, Ma Rosa y Ruiz Sanroman, Jose A. (coords.): Investigar en comunicacion. Guia practica de metodos y tecnicas de investigacion social en Comunicacion. Madrid, Mc.Graw Hill.

Santamaria Suarez, Luisa y Casals Carro, Maria Jesus (2000): La opinion periodistica. Argumentos y generos para la persuasion. Madrid, Fragua.

Thogmartin, Clyde (1998): The National Daily Press of France. Birmingham, Alabama, Summa Publications,.

Vilanova, Francesc (2006): Exiliats, proscrtis, deportats. El primer exili dels republcans espanol: del camps francesos al llindar de la deportacio. Barcelona, Empuries, Recuperado el 10 de mayo de 2017 de: http://www.cihde.es/sites/default/files/congresos/pdf/FRANCESC_VILANOVA.pdf.

Vilar, Juan Bautista (2006): La Espana del exilio las emigraciones politicas espanolas en los siglos XIX y XX. Madrid, Sintesis.

Maria Jose Ufarte Ruiz (1); Juan Francisco Colomina Sanchez (2)

Maria Jose Ufarte Ruiz es Doctora en Periodismo por la Universidad de Sevilla. Profesora interina en el departamento de Periodismo II de la Facultad de Comunicacion de la Universidad de Sevilla.

Juan Francisco Colomina Sanchez es Licenciado en Humanidades por la Universidad de Almeria, Master en Comunicacion y doctorando en Historia Contemporanea. Investigador sobre el exilio republicano y los campos de concentracion, la represion franquista y la represion sobre la masoneria. Investigador en el Departamento de Geografia, Historia y Humanidades de la Universidad de Almeria.

(1) Universidad de Sevilla E-mail: mufarte@us.es

(2) Universidad de Almeria E-mail: jfcolomina@gmail.com

Recibido: 5 de junio de 2017 / Aceptado: 29 de noviembre de 2017

http://dx.doi.org/10.5209/ESMP.59988
COPYRIGHT 2018 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:INVESTIGACIONES Y DOCUMENTOS
Author:Ruiz, Maria Jose Ufarte; Sanchez, Juan Francisco Colomina
Publication:Estudios sobre el Mensaje Periodistico
Date:Jan 1, 2018
Words:8965
Previous Article:Avances y retos de la gestion de la comunicacion en el siglo XXI. Procesos, necesidades y carencias en el ambito institucional.
Next Article:La gestion del modelo linguistico en los medios de comunicacion: entre la normativa academica y la practica periodistica.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters