Printer Friendly

El estatuto epistemologico de la soteriologia.

Resumen: En este articulo se pretende mostrar que la soteriologia tiene un espacio propio y singular en el ambito de la teologia. El tema de la salvacion se aborda en diferentes tratados de la reflexion teologica, pero puede constituir un tratado propio y especifico. La salvacion es lo que acontece en la relacion entre Dios y el hombre. Ese encuentro personal es el lugar de la salvacion y el tema propio de la soteriologia. Se trata de un tema que atrae la reflexion de otras materias de la teologia y puede mostrar la unidad de toda la teologia gracias a la condicion de sintesis que es propia de la soteriologia.

Palabras clave: Salvacion, Soteriologia, Teologia.

Abstract: This article seeks to show that soteriology has its own space in the field of theology. The theme of salvation is dealt with in different theological treatises, but it may constitute a specific treatise. Salvation occurs in the relationship between Cod and human being. That personal encounter is the place for salvation and the subject matter proper to soteriology. It is a theme that evokes reflection on other theological issues and shows the unity of theology, thanks to the synthesis proper to soteriology.

Keywords: Salvation, Soteriology, Theology.

The Epistemological Statute of Soteriology

La teologia tiene una unidad fundamental centrada en el misterio de Dios, que ha creado al hombre y ha establecido una relacion personal con el en una historia de salvacion. La reflexion sobre la salvacion es el contenido propio de la parte de la teologia que llamamos soteriologia. Sobre ella se trata en distintas areas de la ciencia teologica porque el tema de la salvacion afecta a varios ordenes de la realidad que tienen para su conocimiento un tratado cientifico determinado. En este articulo se pretende preguntar por el estatuto de la soteriologia como materia teologica con una identidad propia; es decir, el objetivo consiste en reflexionar sobre el lugar, el contenido y las tareas propias de la soteriologia, con la intencion de descubrir su especificidad y proponer un tratamiento singular del tema de la salvacion.

1. EL LUGAR DE LA SOTERIOLOGIA

Desde un punto de vista epistemologico, el lugar propio de la soteriologia esta en la cristologia. Tradicionalmente se ha distinguido entre la reflexion sobre la persona de Cristo y la consideracion de su obra. La persona de Cristo es el objeto de la cristologia; la reflexion sobre su accion es lo que se llama soteriologia, puesto que la accion de Cristo consiste en la revelacion de Dios que significa la realizacion de la salvacion de los hombres. Desde la filosofia moderna y desde el desarrollo de la teologia actual, esa distincion entre una persona y su accion se ha enriquecido, superando una cierta metafisica dualista y el riesgo de separacion entre cristologia y soteriologia. La accion no es solo una consecuencia de lo que uno es y no solo muestra quien es el sujeto que actua, sino que en la propia accion se realiza la persona a si misma, se esta determinando. La libertad personal va haciendo una historia que es constitutiva del ser personal, que se expresa, se manifiesta y se hace a si mismo actuando. La propia biografia pertenece a la identidad de la persona, que no se crea en ella pero si se da una forma que es constitutiva de su identidad. Por eso, Cristo es en su identidad mas profunda salvador, en el sentido de que ha configurado su existencia como entrega generosa en obediencia al Padre y en donacion para los hombres y por ellos. Su obra expresa y configura existencialmente su condicion personal. Su accion revela y determina su identidad personal. Por tanto, la cristologia siempre tiene una esencial dimension soteriologica y la soteriologia se entiende como cristologia, pues en la accion salvadora de Cristo se manifiesta su identidad personal, siendo verdadero Dios y autentico hombre. En este sentido, la tendencia actual sigue siendo considerar la soteriologia como una parte fundamental de la cristologia (1). No obstante, algunos autores matizan este planteamiento epistemologico e intentan que toda la reflexion cristologica tenga una dimension soteriologica, por lo que no se establece la distincion tan clara dentro del tratado de cristologia; la soteriologia no seria una parte sino la perspectiva fundamental del pensamiento cristologico (2).

El tema de la salvacion tambien aparece en otros tratados de la teologia. Se abordan temas soteriologicos principalmente al tratar sobre la gracia de Dios, que justifica al hombre, lo libera del pecado y lo hace participe de la naturaleza divina (3). Esto incluye la referencia a la salvacion en el tratado de escatologia, puesto que en la vida eterna se da la plenitud de la salvacion del hombre y en referencia a ella se va viviendo en la historia (4). Asimismo, la eclesiologia incluye el tema de la salvacion porque se entiende a la Iglesia como <<sacramento universal de salvacion>>. La Iglesia hace presente y transmite la salvacion de Jesucristo (5). Esta perspectiva eclesiologica remite tambien al tratado de sacramentos, en los que acontece la salvacion (6), y a la cuestion de la relacion con los no cristianos y de las religiones como posibles caminos de salvacion. El dialogo con las religiones, la llamada eologia pluralista de las religiones y el pensamiento teologico del pluralismo religioso tienen de fondo la cuestion de la salvacion y de los medios para participar en ella.

Aunque no se ha dado un gran desarrollo de la soteriologia, es significativo que el gran manual de teologia posterior al concilio Vaticano II esta orientado desde la perspectiva de la historia de la salvacion (7) y en algunas historias del dogma aparecen volumenes sobre soteriologia (8). En las ultimas decadas han aparecido algunos textos que tienen un contenido especificamente soteriologico. Sobre todo, se presentan los temas fundamentales relativos a la salvacion y se analizan criticamente los modelos soteriologicos que se han utilizado en la historia de la teologia (9). En algunas obras parece intuirse una sistematicidad que va dando a la soteriologia una identidad propia (10). Justamente en esta linea de una especificidad de la soteriologia se pretende aqui hacer una propuesta de profundizacion.

2. LA REFLEXION SOBRE LA SALVACION

La salvacion es lo que le acontece al hombre cuando Dios le sale al encuentro y entra en una relacion personal con El. Se trata, por tanto, de un acontecimiento teologico, puesto que es fruto de la comunicacion personal de Dios y de su accion en el hombre y con el, que a su vez afecta a Dios mismo en la logica de una relacion de alianza; y constituye una realidad antropologica, porque significa la transformacion del hombre participando de la misma vida de Dios. Siendo una novedad personal para el hombre, sin embargo no es algo ajeno o extrano a el, ya que lo anhela y lo necesita. El hombre se experimenta proyectado hacia una plenitud que no tiene ni puede darse a si mismo, y vive la experiencia del mal y del pecado que lo apartan de esa vida lograda que desea y espera. La salvacion tiene las notas de la integralidad y de la globalidad, pues incluye todo lo humano en la relacion con Dios y tiene repercusion en todos los ordenes de la vida (11). Supone el ofrecimiento de la relacion de amistad y de comunion con Dios (alianza y amor), la liberacion de lo que oprime al hombre (sufrimiento, muerte, mal y pecado) y el logro de aquello que es su vocacion y su destino (felicidad y vida eterna). La vida que Dios comunica provoca la vida nueva del creyente. Siguiendo esta perspectiva de globalidad, se puede concluir que <<redencion es la vida divina que, movido por un amor insondable para la mente humana, Dios comunica a los hombres para que puedan retornar de la lejania en que el pecado los habia instalado y reciban la libertad propia de Dios, ejerciendola como hijos respecto del Padre y como hermanos respecto de todos los projimos>> (12).

El hecho salvifico supone la relacion de amor entre Dios y el hombre y tiene distintas dimensiones. En primer lugar, se trata de un acontecimiento de comunion. Dios abre su misterio de amor y se comunica al hombre como amigo, constituyendolo su companero de alianza y su interlocutor libre. La respuesta del hombre implica el encuentro personal y la participacion en la vida misma de Dios, que es amor entre el Padre, el Hijo y el Espiritu Santo (13). La filiacion divina del hombre es la realizacion de esa comunion con el Dios trinitario, que tiene lugar mediante el Hijo y muestra asi la esencial dimension cristologica del acontecimiento salvifico. La forma comunional de la salvacion remite a la realizacion comunitaria de la misma, incluyendo una dimension eclesial y un destino universal con todos los hombres. La eclesialidad y la universalidad son aspectos del hecho de la salvacion como comunion. Esta comunion ha de realizarse de forma concreta en la historia. La salvacion tiene, en segundo lugar, una dimension historica. El encuentro personal y el amor tienen que acontecer. No estan dados previamente ni estan ya hechos, sino que son fruto del ejercicio de la libertad de quienes se relacionan y se aman. Asi la salvacion acontece en la historia y genera una historia de comunicacion de Dios y respuesta del hombre. Esta dinamica historica apunta hacia una plenitud transcendente que culmine y lleve a su definitividad el acontecimiento de un amor que es eterno. Asi, la salvacion entrana, en tercer lugar, una dimension escatologica. Se trata de una plenitud que acontece en el ambito propio de quien se abre a la relacion. Ese ambito es la eternidad, que constituye la forma de ser de Dios y que incluye el camino de la historia como su destino y su plenitud.

El hecho de la salvacion y sus diversas dimensiones requiere una reflexion sobre tal acontecimiento. La teologia tiene la mision de pensar a la altura de cada tiempo el misterio de Dios, que se ha comunicado actuando en el mundo. Lo que significa la accion de Dios para el hombre reclama un tratamiento teologico. Esa accion en la que Dios y el hombre entran en contacto es lo propio de la soteriologia, que significa <<palabra sobre la salvacion>>. En ella convergen y entran en relacion la teologia, la cristologia y la antropologia, pues en el acontecimiento de salvacion se unen Dios y el hombre, la eternidad y la historia, lo divino y lo mundano, el don agraciante de Dios y la respuesta libre del hombre.

3. UNA CIENCIA SOTERIOLOGICA

La soteriologia se ha realizado como una perspectiva dentro de todas las materias de la teologia y sus temas propios aparecen en los tratados que se indicaron en el primer apartado. Si la salvacion es una cuestion tan decisiva y tiene una concrecion suficiente, ?se podria pensar la soteriologia como una materia especifica de la teologia que, estando en relacion con los diferentes tratados teologicos, tenga una singularidad que la convierta en un tratado independiente? Ya hace varias decadas Karl Rahner apuntaba la idea de la soteriologia como un tratado especifico dentro de la teologia (14).

Es evidente que tanto el tratado sobre Dios como la antropologia tienen consecuencias soteriologicas. Sin embargo, la salvacion se da en la relacion entre Dios y el hombre. El tema de pensamiento seria lo que Dios significa para el hombre y lo que le pasa al hombre cuando deja que Dios haga algo en el. Asimismo significa algo para la comprension de Dios, que entra en una relacion de comunicacion con el hombre y asi muestra su identidad y hace una historia personal. Es tan significativo lo que acontece entre Dios y el hombre que, aun cuando haya que entenderlo desde el ser de Dios y desde lo que es el hombre, tiene una especificidad. Lo singular de la soteriologia esta en ese punto de contacto y de encuentro entre Dios y el hombre. Por eso, se situa en el marco de la cristologia pero la desborda hacia el misterio de Dios, la antropologia, la eclesiologia, la sacramentologia, la escatologia y la teologia moral. Si no se reduce el tema de la salvacion a la cuestion fundamental de la liberacion del pecado por la muerte de Cristo y se adopta una comprension global del acontecimiento de la salvacion, la soteriologia seria la materia teologica que plantea el tema de la salvacion vinculando desde este polo de atraccion las otras materias de la dogmatica (15).

a) Contenido

Una materia especifica se justifica si hay un contenido de realidad singular que le es propio. La realidad que aborda la soteriologia es la salvacion como aquello que el hombre busca y necesita y recibe de Dios como un don. Este punto de relacion e interaccion entre Dios y el hombre es el contenido especifico de la reflexion soteriologica. Desde ahi se piensa el misterio de Dios como aquel que puede darse al hombre y de hecho se ha comunicado personalmente. El don de la salvacion es Dios mismo, por lo que su identidad trinitaria es el origen del acontecimiento de la salvacion (16). El amor divino, las relaciones personales, la accion libre de las personas, la comunion en la que viven el Padre, el Hijo y el Espiritu Santo significan salvacion para el hombre, que puede participar en ese misterio personal de vida. Asimismo, la salvacion dice algo tambien sobre el hombre, que esta llamado a esa vida compartida con Dios y capacitado para responderle. En la salvacion acontece algo en el hombre, que es llevado a su plenitud, liberado del pecado en el que cayo y abierto a una comunion solidaria con Dios, que es su origen, y con todos los hombres, que son sus companeros de destino.

Al ser un acontecimiento, la salvacion ha de realizarse. Dios y el hombre estan implicados como agentes y sujetos de una historia en la que se determinan a si mismos y que es configuradora de su existencia personal. La historia de la salvacion tiene su centro en el Hijo encarnado. Cristo es el salvador y la salvacion misma, porque en El se unen personalmente Dios y el hombre y en El se abre el espacio para que todos los hombres puedan participar en el encuentro con Dios. En esto ha insistido recientemente la Congregacion para la Doctrina de la Fe como un criterio cristologico frente a las tendencias culturales del individualismo y de un tipo de neo-gnosticismo: <<No se ha limitado a mostrarnos el camino para encontrar a Dios, un camino que podriamos seguir por nuestra cuenta, obedeciendo a sus palabras e imitando su ejemplo. Cristo, mas bien, para abrirnos la puerta de la liberacion, se ha convertido El mismo en el camino ... El es, al mismo tiempo, el Salvador y la Salvacion>> (17). Cristo es la salvacion misma y la ha realizado dramaticamente. El hombre esta en una historia de salvacion por la creacion de Dios y en una historia de pecado por su libre decision. El pecado conlleva alejamiento de Dios, enfrentamiento entre los hombres, division y soledad. Cristo ha roto la dinamica mortal del pecado mediante su vida de entrega personal, muriendo y resucitando. La dinamica eucaristica de Cristo significa la comunion con Dios revelada en su donacion personal muriendo en la cruz y en su donacion espiritual por su resurreccion. El Espiritu Santo universaliza y actualiza su accion para todos los hombres. Asi pues, como la cristologia incluye a la soteriologia, una soteriologia como tratado propio de la teologia tiene como momento fundamental una dimension cristologica. Cristo ha realizado la salvacion del hombre como el don que Dios hace de si mismo y es, entonces, la salvacion en persona.

Esta dimension cristologica de la soteriologia entrana un contenido eclesiologico. Cristo se ha vinculado a la Iglesia como su cuerpo y en ella se transmite su misterio y su evangelio de salvacion. La comunion entre Dios y el hombre acontece por mediacion, como es propio de la condicion creatural del mundo. Cristo es el mediador (1 Tm 2,5), que incluye su realizacion historica en la relacion con los miembros de su comunidad. Esto es coherente con la forma de la salvacion. Si es comunion personal, se da en la forma de la comunidad entre personas. La eclesialidad pertenece a la realidad de la comunion del hombre con Dios. Esto incluye la sacramentalidad como la forma de relacion entre Dios y el hombre. Como la Iglesia es presencia sacramental de Cristo, que es el sacramento del misterio divino, la salvacion se realiza en la historia a traves de los sacramentos, que son actualizacion del misterio salvador de Dios en la historia. Hacen presente a Cristo resucitado y con El su accion redentora y divinizadora para la comunidad que los celebra y para quien los recibe. Esta vivencia eclesial y esta realizacion sacramental de la salvacion conllevan la configuracion existencial del cristiano desde la experiencia de la salvacion. La espiritualidad cristiana y la teologia moral concretan la forma historica de la realizacion de la salvacion. El hombre que ha experimentado la salvacion vive de una manera coherente con ella y comprometida con su proclamacion testimonial y misionera, generando una forma de vida redimida y trabajando por unas condiciones historicas que hagan posible para todos la acogida de la salvacion en el mundo. En su vivencia historica el acontecimiento salvifico se esta proyectando hacia el futuro y hacia la plenitud. La salvacion se refiere a la escatologia como la dimension de consumacion del ser humano en su relacion con Dios, participando de la vida trinitaria de Dios como vida eterna.

Esta reflexion sobre la salvacion supone el dialogo permanente con el pensamiento contemporaneo. El anhelo de salvacion esta en la realidad del hombre y en sus experiencias. En cada momento cultural se pueden percibir signos del deseo y de la necesidad de la salvacion. Por eso, la teologia ha de estar atenta a esos signos para dialogar con el hombre de hoy, percibiendo desde donde se puede hablar de la salvacion en la cultura de cada momento y dispuesta a proponer razonadamente el contenido de la salvacion cristiana.

Asi pues, la soteriologia tiene como contenido la salvacion. Piensa lo que es, recoge lo que se refiere a ella desde otros tratados y saca consecuencias para los mismos. Incluye las distintas dimensiones del acontecimiento salvador desde la perspectiva de globalidad que ofrece su punto especifico: la relacion de amor entre Dios y el hombre, lo que Dios significa para el hombre cuando se le comunica y lo que le acontece al hombre cuando se encuentra con el Dios vivo.

b) Metodo

El contenido propio de una materia requiere tambien un metodo singular. ?Como aborda la soteriologia el tema de la salvacion? Logicamente se utiliza el metodo teologico, que consiste en pensar de forma razonada la revelacion de Dios desde la fe. Los datos biblicos, el magisterio eclesial, la experiencia liturgica y personal (sobre todo, el testimonio de los santos) y la reflexion de los teologos son las referencias principales. El reconocimiento de lo acontecido, la argumentacion racional, el dialogo con distintas ciencias son las formas de la reflexion.

En concreto, la soteriologia tiene algunos retos metodologicos. En primer lugar, ha de asumir criticamente los conceptos y categorias utilizados en la historia de la teologia para hablar de la salvacion. Esto significa que ha de presentar el contenido esencial de lo que se ha querido transmitir con tales conceptos, purificandolos cuando sea necesario. En algunas ocasiones habra que relegar algunas formulaciones y buscar otras mas adecuadas para hablar hoy de la salvacion. En segundo lugar, el metodo ha de ser sistematico. Al incluir distintas dimensiones y estar en relacion con todos los tratados de la dogmatica, la soteriologia ha de aportar sistematicidad. No se trata de abordar los distintos tratados de la teologia desde la perspectiva de la salvacion, sino de mostrar que el hecho de la salvacion tiene una organicidad que incluye todos esos aspectos y se despliega en relacion con otras materias de la teologia. La globalidad del concepto de la salvacion y la integralidad del acontecimiento salvifico suponen la sistematicidad de la soteriologia.

c) Especificidad

Esta sistematicidad desde la realidad de la salvacion muestra la especificidad de la soteriologia, pues solo sistematicamente puede elaborarse una idea completa de salvacion que incluya todos los aspectos necesarios. Por eso, la pertenencia de la soteriologia a algunos tratados teologicos como la cristologia, la antropologia o la escatologia no niega su identidad como tratado teologico especifico y epistemologicamente independiente. Su especificidad estaria, respecto al contenido, en el tema de la salvacion y, con relacion al metodo, en la vinculacion sistematica con el del resto de la teologia.

Desde un punto de vista practico, no seria muy complicado mostrar lo especifico de un tratado soteriologico, pues <<debido a que su tradicion esta poco fijada, la soteriologia podria facilmente ser descubierta como un ambito fronterizo en el que se unan muchos tratados>> (18). Asi esta materia tendria la caracteristica de ser un <<tratado-sintesis>> que podria mostrar la unidad de la teologia y su organicidad. La vinculacion entre las distintas materias teologicas es interna, pues unas incluyen a otras y remiten unas a otras de forma esencial. Frente a la tendencia actual a la dispersion de temas y a la disgregacion por la proliferacion de materias teologicas, la soteriologia podria ayudar a percibir la profunda unidad de la teologia y contribuir a la realizacion de un pensamiento teologico organico, sistematico y unitario.

4. LAS TAREAS DE LA SOTERIOLOGIA

En relacion con el contenido y con el metodo la soteriologia tiene algunos desafios que afrontar. Se ve claramente que la argumentacion que se esta haciendo en estas paginas lleva a proponer la introduccion de una materia de soteriologia en los estudios teologicos y seguir elaborando manuales y tratados de soteriologia. La condicion sintetica de este tratado ayudaria a hacer una teologia que se entiende desde la unidad de la dogmatica y tendria valor pedagogico para una comprension sistematica. Ademas, ha de seguir abordandose de forma monografica los distintos temas biblicos, historicos, filosoficos y sistematicos que afectan a la cuestion de la salvacion (relacion creacion y salvacion, justificacion, reconciliacion, vida eterna, divinizacion y humanizacion, sacrificio de Cristo, mediaciones, universalidad, necesidad de la Iglesia, relacion con las religiones, posibilidad de fracaso ...). En este camino de la soteriologia, ?que tareas se podria considerar que tiene y que han de mover la reflexion teologica?

En primer lugar, la soteriologia ha de auscultar cuales son los anhelos profundos del hombre, sus experiencias constitutivas, sus deseos mas hondos. Desde las preguntas fundamentales del hombre se puede pensar su apertura a Dios y la posibilidad de su relacion con El. Si la salvacion es lo que acontece en el hombre cuando Dios se le da, la antropologia es uno de los quicios de la soteriologia (19). En el espacio donde convergen el ser de Dios y la experiencia del hombre es posible realizar el encuentro del cristianismo con el mundo actual.

En segundo lugar, la tarea propia de la soteriologia consiste en presentar de forma sistematica el contenido del acontecimiento salvifico. Se trata de decir que es la salvacion y de explicitar sus diversos elementos y dimensiones. El acontecimiento salvifico afecta a distintos ordenes de la realidad y a varios aspectos de la teologia. La soteriologia se encuentra ante el reto de pensar sistematicamente esos diferentes elementos desde la logica interna de lo que es la salvacion como don de Dios para el hombre.

Si se tiene la tarea de mostrar la coherencia de los distintos aspectos de la salvacion--por asi decir--al interior de la teologia, la soteriologia ha de afrontar, en tercer lugar, la tarea de mostrar la significatividad del cristianismo para nuestro mundo (20). La propuesta cristiana es un mensaje de salvacion que transforma la vida de las personas y las introduce en un espacio nuevo de experiencias y de relacion con Dios y con la comunidad eclesial. La salvacion es lo que Dios ofrece al hombre, por lo que se ha de presentar el mensaje cristiano como realmente significativo para los hombres. En efecto, en la soteriologia <<esta siempre en juego no solo un contenido especial sino el todo de la fe en su "significacion para nosotros">> (21). En esta busqueda de significatividad, la propuesta cristiana de salvacion es asumida como anuncio kerigmatico pero solo es humanamente asumible tambien de forma intelectiva, es decir, razonando y percibiendo su verdad. El dialogo con el hombre contemporaneo es uno de los desafios de la reflexion sobre la salvacion. Mientras que la primera tarea presentada pretende conocer al hombre y poder enraizar la reflexion soteriologica en su realidad porque se trata de su salvacion, en esta tarea el objetivo es mostrar que el mensaje cristiano es significativo para el hombre de hoy por su verdad, por su coherencia interna y por su repercusion cultural y espiritual para el hombre. Evidentemente esto solo es posible a partir de la realidad de la salvacion, que ha acontecido en el misterio de Cristo y en El tiene su contenido fundamental. La reflexion sobre lo acontecido y sus diversas dimensiones es lo propio de la segunda tarea senalada. Las tres tareas de la soteriologia van juntas y se realizan mediante la integracion de sus diversas perspectivas.

CONCLUSION

Despues de todas estas consideraciones a proposito de la soteriologia, se puede concluir que la salvacion es una realidad suficientemente amplia y compleja para justificar que haya una parte de la teologia dedicada a ella con identidad propia y con la independencia de una materia singular. La soteriologia puede entenderse como tratado teologico, con un contenido determinado y con tareas especificas. Tiene como objeto el encuentro personal entre Dios, que se da a si mismo como salvacion, y el hombre, que busca la salvacion y la acoge como un don de Dios.

Este encuentro y la comunion que genera tienen presupuestos antropologicos y experiencias historicas, implican una historia y una forma de realizacion comunitaria, remiten a quien es salvador, significan una transformacion del hombre desde su destino originario y repercuten en la realidad social del mundo. Todos estos aspectos han de integrarse en la reflexion de la soteriologia. Teniendo en cuenta su contenido, su metodo y sus tareas especificas, se puede percibir su estatuto epistemologico, situado en el contexto global de la teologia y con la virtud de mostrar la unidad del pensamiento teologico.

Bibliografia

AMATO, A., Jesus el Senor, 2a ed., Madrid: BAC, 2016.

BALTHASAR, H. U. VON, Teodramatica. 4. La accion, Madrid: Encuentro, 1995.

BLAZQUEZ, R., La Iglesia. Misterio, comunion, mision, Salamanca: Sigueme, 2017.

CAPDEVILA I MONTANER, J.-M., Liberacion y divinizacion del hombre. Teologia de la gracia, I-II, Salamanca: Secretariado Trinitario, 1984-1994.

CONGAR, Y., Un pueblo mesianico, Madrid: Cristiandad, 1976.

CORDOVILLA PEREZ, A., <<El camino de la salvacion>>, en MARTINEZ-GAYOL FERNANDEZ, N. (dir.), Retorno de amor. Teologia, historia y espiritualidad de la reparacion, Salamanca: Sigueme, 2008, 17-64.

DURAND, E., L'Offre universelle du salut en Christ, Paris: Cerf, 2012.

FEINER, J. y LOHRER, M. (dirs.), Mysterium salutis. Manual de teologia como historia de la salvacion, I-V 4a ed., Madrid: Cristiandad, 1992.

FRANKE, Th., <<Salus ex amore. Erwagungen zu einer trinitarischen Soteriologie>>, en FRANKE, Th. y KNAPP, M. (Hgg.), Creatio ex amore. Beitrage zu einer Theologie der Liebe, Wurzburg: Echter, 1988, 48-59.

GALOT, J., La redemption, mystere d'alliance, Paris: Desclee de Brouwer, 1965.

GESCHE, A., El destino. Dios para pensar, III, Salamanca: Sigueme, 2001.

GONZALEZ DE CARDEDAL, O., <<Jesucristo redentor del hombre. Esbozo de una soteriologia critica>>, Estudios Trinitarios 20 (1987) 313-394.

GONZALEZ DE CARDEDAL, O., Cristologia, Madrid: BAC, 2001.

GONZALEZ MONTES, A., Imagen de Iglesia. Eclesiologia en perspectiva ecumenica, Madrid: BAC, 2008.

GRANADOS GARCIA, J., Teologia de los misterios de la vida de Jesus. Ensayo de cristologia soteriologica, Salamanca: Sigueme, 2009.

GRESHAKE, G., Gottes Heil--Gluck des Menschen. Theologische Perspektiven, Freiburg-Basel-Wen: Herder, 1983.

GRESHAKE, G., Erlost in einer unerlosten Welt?, Mainz: Matthias-Grunewald, 1987.

HEMMERLE, K., <<Der Begriff des Heils. Fundamentaltheologische Erwagungen>>, Internationale Katholische Zeitschrift Communio 1 (1972) 210-230.

IZQUIERDO, C., <<El Mediador, una clave para la teologia>>, Scripta Theologica 49 (2017) 351-370.

IZQUIERDO, C., El Mediador, Cristo Jesus, Madrid: BAC, 2017.

JUSTO, E. J., La salvacion. Esbozo de soteriologia, Salamanca: Sigueme, 2017.

KASPER, W., Jesus el Cristo, 9a ed., Salamanca: Sigueme, 1994.

KASPER, W., Iglesia catolica. Esencia, realidad, mision, Salamanca: Sigueme, 2013.

KEHL, M., Eschatologie, Wurzburg: Echter, 1986.

KNOP, J., <<Soteriologie>>, en Beinert W. y Stubenrauch, B. (Hgg.), Neues Lexikon der Katholischen Dogmatik, Freiburg-Basel-Wien: Herder, 2012, 590-595.

KRAUS, G., Jesus Christus--Der Heilsmittler. Lehrbuch zur Christologie, Frankfurt am Main: Knecht, 2005.

LADARIA, L. F., Teologia del pecado original y de la gracia. Antropologia teologica especial, Madrid: BAC, 1993.

LADARIA, L. F., Jesucristo, salvacion de todos, Madrid: San Pablo-Comillas, 2007.

LARRABE, J. L., El sacramento como encuentro de salvacion, Madrid: Fax, 1971.

LEHMANN, K, <<"Er wurde fur uns gekreuzigt". Eine Skizze zur Neubesinnung in der Soteriologie>>, Theologische Quartalschrift 162 (1982) 298-317.

LEUBA, J. L. (dir.), Le salut chretien. Unite et diversite des conceptions a travers l'histoire, Paris: Desclee de Brouwer, 1995.

MARSH, Th., <<Soteriology Today>>, Irish Theological Quarterly 46 (1979) 145-157.

MCINTYRE, J., The Shape of Soteriology. Studies in the Doctrine of the Death of Christ, Edinburgh: T&T Clark, 1992.

MOELLER, Ch., El hombre moderno ante la salvacion, Barcelona: Herder, 1969.

OCARLZ, F., Naturaleza, gracia y gloria, Pamplona: Universidad de Navarra, 2000.

PEPERZAK, A., Der heutige Mensch und die Heilsfrage. Eine philosophische Hinfiihrung, Freiburg-Basel-Wien: Herder, 1972.

PROPPER, Th., Erlosungsglaube und Freiheitsgeschichte. Eine Skizze zur Soteriologie, 3a ed., Munchen: Kosel, 1991.

RAHNER, K., <<Soteriologia>>, en Sacramentam. Mundi 6 (1973) 461-468.

RATZINGER, J., <<Vorfragen zu einer Theologie der Erlosung>>, en scheffczyk, L. (Hg.), Erlosung und Emanzipation, Freiburg-Basel-Wien: Herder, 1973, 141-155.

RICO PAVES, J., Cristologia y soteriologia. Introduccion teologica al Misterio de Tesucristo, Madrid: BAC, 2016.

ROHNER, M., Gluck und Erlosung. Konstellationen einer modernen Selbstverstandigung, Munster: Lit, 2003.

ROYO MARIN, A., Teologia de la salvacion, 2a ed., Madrid: BAC, 1965.

RUIZ DE LA PENA, J. L., El don de Dios. Antropologia teologica especial, 2a ed., Santander: Sal Terrae, 1991.

RUIZ DE LA PENA, J. L., Creacion, gracia, salvacion, Santander: Sal Terrae, 1993.

SATTLER, D., Erlosung? Lehrbuch der Soteriologie, Freiburg-Basel-Wien: Herder, 2011.

SCKLLEBEECKX, E., Cristo y los cristianos. Gracia y liberacion, Madrid: Cristiandad, 1983.

SCHILLEBEECKX, E., UEconomie sacramentelle du salut, Fribourg: Academie Press, 2004.

SCHMAUS, M., GRILLMEIER, A. y SCHEFFCZYK, L., Historia de los dogmas, III, 2a-c, Madrid: BAC, 1975.

SCHONBORN, Ch., Cristologia. Dios ha enviado a su Hijo, Valencia: EDICEP, 2006.

SCHWAGER, p., Jesus im Heilsdrama. Entwurf einer biblischen Erlosungslehre, 2a ed., Innsbruck-Wien: Tyrolia, 1996.

SESBOUE, B., Jesucristo el tinico mediador. Ensayo sobre la redencion y la salvacion, 1-E, Salamanca: Secretariado Trinitario, 1990.

SESBOUE, B. (dir.), Historia de los dogmas. I: El Dios de la salvacion, Salamanca: Secretariado Trinitario, 1995.

SPLETT, J., <<Erlosung wovon? Aus der Sicht philosophischer Anthropologie>>, Munchener theologische Zeitschrift 43 (1992) 3-16.

TETENS, H., Pensar a Dios. Un ensayo de teologia racional, Salamanca: Sigueme, 2017.

TILLARD, J. M. R., Le sacrament, evenement du salut, Bruxelles: La Pensee catholique, 1964.

TORRELL, J.-P, Pour nous les hommes et pour notre salut. Jesus notre Redemption, Paris: Cerf, 2014.

TORRES QUEIRUGA, A., Recuperar la salvacion. Para una interpretacion liberadora de la experiencia cristiana, 2a ed., Santander: Sal Terrae, 1995.

WELTE, B., Heilsverstandnis. Philosophische Untersuchung einiger Voraussetzungen zum Verstandnis des Christentums, Freiburg-Basel-Wien: Herder, 1966.

WELTE, P. H., Die Heilsbedibftigkeit des Menschen. Anthropologische Vorfragen zur Soteriologie, Freiburg-Basel-Wen: Herder, 1976.

WELTE, P. H., Erlosung--wie und wovon? Was Christen unter Heil verstehen, Kevelaer: Topos plus, 2015.

WERBICK, J., Soteriologia, Barcelona: Herder, 1992.

WERBICK, J., Den Glauben veranrivonen. Eine Fundamentaltheologie, Freiburg-Basel-Wien: Herder, 2000.

WIEDERKEHR, D., Fe, redencion, liberacion. De la soteriologia antigua a la moderna, Madrid: Ediciones Paulinas, 1979.

WIEDERKEHR, D., <<Die ganze Erlosung. Dimensionen des Heils>>, Theologische Quartalschrift 162 (1982) 329-341.

WINLING, R., La Bonne Nouvelle du salut en Jesus-Christ. Soteriologie du Nouveau Testament. Essai de theologie biblique, Paris: Cerf, 2007.

ZUBIRI, X., El problema teologal del hombre: Cristianismo, Madrid: Alianza, 1997.

RECIBIDO: 8 DE OCTUBRE DE 2017 / ACEPTADO 20 DE ENERO DE 2018

Emilio J. Justo

Universidad Pontificia de Salamanca. Facultad de Teologia

Salamanca. Espana

ID ORCID 0000-0002-1009-5854

emiliojj@hotmail.com

DOI 10.15581/006.50.2.303-319

(1) Como ejemplos (igualmente en los temas siguientes se citara solo a modo de ejemplo, sin pretension de exhaustividad), cfr. KASPER, W., Jesus el Cristo, 9a ed., Salamanca: Sigueme, 1994. GONZALEZ DE CARDEDAL, O., Cristologia, Madrid: BAC, 2001. KRAUS, G., Jesus Christus--Der Heilsmittler. Lehrbuch zur Christologie, Frankfurt am Main: Knecht, 2005. SCHONBORN, Ch., Cristologia. Dios ha enviado a su Hijo, Valencia: EDICEP, 2006. AMATO, A., Jesus el Senor, 2a ed., Madrid: BAC, 2016. RICO PAVES, J., Cristologia y soteriologia. Introduccion teologica al Misterio de Jesucristo, Madrid: BAC, 2016.

(2) Cfr. WINLING, R., La Bonne Nouvelle du salut en Jesus-Christ. Soteriologie du Nouveau Testament. Essai de theologie biblique, Paris: Cerf, 2007. GRANADOS GARCIA, J., Teologia de los misterios de la vida de Jesus. Ensayo de cristologia soteriologica, Salamanca: Sigueme, 2009. DURAND, E., L'Ojfre universelle du salut en Christ, Paris: Cerf, 2012. IZQUIERDO, C., El Mediador, Cristo Jesus, Madrid: BAC, 2017.

(3) Cfr. SCHILLEBEECKX, E., Cristo y los cristianos. Gracia y liberacion, Madrid: Cristiandad, 1983. CAPDEVILA I MONTANER, J.-M., Liberacion y divinizacion del hombre. Teologia de la gracia, I-II, Salamanca: Secretariado Trinitario, 1984-1994. RUIZ DE LA PENA, J. L., El don de Dios. Antropologia teologica especial, 2a ed., Santander: Sal Terrae, 1991. IDEM, Creacion, gracia, salvacion, Santander: Sal Terrae, 1993. LADARIA, L. F., Teologia del pecado original y de la gracia. Antropologia teologica especial, Madrid: BAC, 1993. OCARIZ, F., Naturaleza, gracia y gloria, Pamplona: Universidad de Navarra, 2000.

(4) CFR. ROYO MARIN, A., Teologia de la salvacion, 2a ed., Madrid: BAC, 1965. KEHL, M., Eschatologie, Wurzburg: Echter, 1986.

(5) Cfr. CONGAR, Y., Un pueblo mesianico, Madrid: Cristiandad, 1976. GONZALEZ MONTES, A., Imagen de Iglesia. Eclesiologia en perspectiva ecumenica, Madrid: BAC, 2008. KASPER, W., Iglesia catolica. Esencia, realidad, mision, Salamanca: Sigueme, 2013. BLAZQUEZ, R., La Iglesia. Misterio, comunion, mision, Salamanca: Sigueme, 2017.

(6) Cfr. TILLARD, J. M. R., Le sacrament, evenement du salut, Bruxelles: La Pensee catholique, 1964. LARRABE, J. L., El sacramento como encuentro de salvacion, Madrid: Fax, 1971. SCHILLEBEECKX, E., L'Economie sacramentelle du salut, Fribourg: Academie Press, 2004.

(7) FEINER, J. Y LOHRER, M. (dirs.), Mysterium salutis. Manual de teologia como historia de la salvacion, I-V, 4a ed., Madrid: Cristiandad, 1992.

(8) Cfr. SCHMAUS, M., GRILLMEIER, A. y SCHEFFCZYK, L., Historia de los dogmas, III, 2a-c, Madrid: BAC, 1975. SESBOUE, B. (dir.), Historia de los dogmas. I: El Dios de la salvacion, Salamanca: Secretariado Trinitario, 1995.

(9) Cfr. GALOT, J., La redemption, mystere d'alliance, Paris: Desclee de Brouwer, 1965. MARSH, Th., <<Soteriology Today>>, Irish Theological Quarterly 46 (1979) 145-157. WIEDERKEHR, D., Fe, redencion, liberacion. De la soteriologia antigua a la moderna, Madrid: Ediciones Paulinas, 1979. GRESHAKE, G., Gottes Heil--Gluck des Menschen. Theologische Perspektiven, Freiburg-Basel-Wien: Herder, 1983. MCINTYRE, J., The Shape of Soteriology. Studies in the Doctrine of the Death of Christ, Edinburgh: T&T Clark, 1992. LEUBA, J. L. (dir.), Le salut chretien. Unite et diversite des conceptions a travers l'histoire, Paris: Desclee de Brouwer, 1995. TORRES QUEIRUGA, a., Recuperar la salvacion. Para una interpretacion liberadora de la experiencia cristiana, 2a ed., Santander: Sal Terrae, 1995. SCHWAGER, P., Jesus im Heilsdrama. Entwurf einer biblischen Erlosungslehre, 2a ed., Innsbruck-Wien: Tyrolia, 1996. CORDOVILLA PEREZ, A., <<El camino de la salvacion>>, en MARTINEZ-GAYOL FERNANDEZ, N. (dir.), Retorno de amor. Teologia, historia y espiritualidad de la reparacion, Salamanca: Sigueme, 2008, 17-64. TORRELL, J.-P., Pour nous les hotnmes et pour notre salut. Jesus notre Redemption, Paris: Cerf, 2014. WELTE, P. H., Erlosung---wie und wovon? Was Christen unter Heil verstehen, Kevelaer: Topos plus, 2015.

(10) Cfr. LEHMANN, K, <<"Er wurde fur uns gekreuzigt". Eine Skizze zur Neubesinnung in der Soteriologie>>, Theologische Quartalschrift 162 (1982) 298-317. GONZALEZ DE CARDEDAL, O., <<Jesucristo redentor del hombre. Esbozo de una soteriologia critica>>, Estudios Trinitarios 20 (1987) 313-394. GRESHAKE, G., Erlostin einer unerlosten Welt?, Mainz: Matthias-Grunewald, 1987. SESBOUE, B., Jesucristo el tinico mediador. Ensayo sobre la redencion y la salvacion, I-II, Salamanca: Secretariado Trinitario, 1990. PROPPER, Th., Erlosungsglaube und Freiheitsgeschichte. Eine Skizze zur Soteriologie, 3a ed., Munchen: Kosel, 1991. WERBICK, J., Soteriologia, Barcelona: Herder, 1992. BALTHASAR, H. U. VON, Teodramatica. 4. La accion, Madrid: Encuentro, 1995. GESCHE, A., El destino. Dios para pensar, III, Salamanca: Sigueme, 2001. SATTLER, D., Erlosung? Lehrbuch der Soteriologie, Freiburg-Basel-Wien: Herder, 2011. JUSTO, E.J., La salvacion. Esbozo de soteriologia, Salamanca: Sigueme, 2017.

(11) Cfr. RUIZ DE LA PENA, J. L., Creacion, gracia, salvacion, 105-137. GRESHAKE, G., Gottes Heil-Gluck des Menschen, 15-49. HEMMERLE, K., <<Der Begriff des Heils. Fundamentaltheologische Erwagungen>>, Internationale Katholische Zeitschrift Communio 1 (1972) 210-230. RATZINGER, J., <<Vorfragen zu einer Theologie der Erlosung>>, en SCHEFFCZYK, L. (Hg.), Erlosung und Emanzipation, Freiburg-Basel-Wien: Herder, 1973, 141-155. WIEDERKEHR, D., <<Die ganze Erlosung. Dimensionen des Heils>>, Theologische Quartalschrift 162 (1982) 329-341.

(12) GONZALEZ DE CARDEDAL, O., <<Jesucristo redentor del hombre>>, 337.

(13) <<La salvacion consiste en nuestra union con Cristo, quien, con su Encarnacion, vida, muerte y resurreccion, ha generado un nuevo orden de relaciones con el Padre y entre los hombres, y nos ha introducido en este orden gracias al don de su Espiritu, para que podamos unirnos al Padre como hijos en el Hijo, y convertirnos en un solo cuerpo en el "primogenito entre muchos hermanos" (Rom 8,29)>>: CONGREGACION PARA LA DOCTRINA DE LA FE, Carta Placuit Deo sobre algunos aspectos de la salvacion cristiana, 22 de febrero de 2018, n. 4.

(14) Cfr. RAHNER, K., <<Soteriologia>>, en Sacramentum Mundi 6 (1973) 461-468.

(15) Cfr. SATTLER, D., Erlosung?, 42-82. KNOP, J., <<Soteriologie>>, en BEINERT W. y STUBENRAUCH, B. (Hgg.), Neues Lexikon der Katholischen Dogmatik, Freiburg-Basel-Wien: Herder, 2012, 590-595.

(16) Cfr. FRANKE, Th., <<Salus ex amore. Erwagungen zu einer trinitarischen Soteriologie>>, en FRANKE, Th. y KNAPP, M. (Hgg.), Creatio ex amore. Beitrage zu einer Theologie der Liebe, Wurzburg: Echter, 1988, 48-59.

(17) CONGREGACION PARA LA DOCTRINA DE LA FE, Carta Placuit Deo, n. 11. Cfr. LADARIA, L. F., Jesucristo, salvacion de todos, Madrid: San Pablo-Comillas, 2007. IZQUIERDO, C., <<El Mediador, una clave para la teologia>>, Scripta Theologica 49 (2017) 351-370.

(18) SATTLER, d., Erlosung?, 45.

(19) Cfr. MOELLER, Ch., El hombre moderno ante la salvacion, Barcelona: Herder, 1969. PEPERZAK, A., Der heutige Mensch und die Heilsfrage. Eine philosophische Hinfiihrung, Freiburg-Basel-Wien: Herder, 1972. WELTE, P. H., Die Heilsbedurftigkeit des Menschen. Anthropologische Vorfragen zur Soteriologie, Freiburg-Basel-Wien: Herder, 1976. SPLETT, J., <<Erlosung wovon? Aus der Sicht philosophischer Anthropologie>>, Munchener theologische Zeitschrift 43 (1992) 3-16. ROHNER, M., Gluck und Erlosung. Konstellationen einer modernen Selbstverstandigung, Munster: Lit, 2003. TETENS, H., Pensar a Dios. Un ensayo de teologia racional, Salamanca: Sigueme, 2017.

(20) Cfr. WELTE, B., Heilsverstandnis. Philosophische Untersuchung einiger Voraussetzungen zum Verstandnis des Christentums, Freiburg-Basel-Wien: Herder, 1966. WERBICK, J., Den Glauben verant-worten. Eine Fundammtaltheologie, Freiburg-Basel-Wien: Herder, 2000, 427-471. zubiri, X., El problema teologal del hombre: Cristianismo, Madrid: Alianza, 1997, 16-19.

(21) PROPPER, Th., Erlosungsglaube und Freiheitsgeschichte, 11.
COPYRIGHT 2018 Servicio de Publicaciones de la Universidad de Navarra
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Justo, Emilio J.
Publication:Scripta Theologica
Article Type:Ensayo
Date:Aug 1, 2018
Words:7267
Previous Article:Variaciones hegelianas de la critica biblica ilustrada: el espiritu frente a la letra.
Next Article:La idea de reforma de los reformadores protestantes del siglo XVI.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |