Printer Friendly

El elegido.

Resumen

La epilepsia es ampliamente descrita en textos y revistas especializadas, pero en cambio, sus manifestaciones han sido poco abordadas. El presente articulo ilustra la riqueza sintomatica de esta enfermedad durante la vida de un hombre de 66 anos de edad, y la incorporacion a su existencia, que lo han llevado a asumir conductas de alguna manera adaptativas.

Palabras clave: epilepsia, epilepsia del lobulo temporal.

Title: The Chosen.

Abstract

Epilepsy is widely described in specialized texts and journals, but its non-convulsive manifestations have not been reviewed as much. The present article shows the symptomatic richness of this disease during the life of a 66-year-old man, and the incorporation of these manifestations to his existence, allowing him to show somehow adaptive behaviors.

Key words: Epilepsy, temporal lobe epilepsy.

**********

En este articulo se resena el caso de un hombre de 66 anos de edad, originario de Bogota y procedente de Cali. Es traido por su companera al Servicio de Urgencias del Hospital Psiquiatrico Universitario del Valle por un intento de suicidio, agresividad y cambios de comportamiento.

La companera informa que tales cambios --insomnio, en principio de conciliacion, que posteriormente aumenta hasta ser continuo; perdida del apetito; aislamiento; llanto frecuente; preocupacion por su situacion economica e irritabilidad, que se torna en violencia y agresion fisica abierta con uno de sus hijos-- se han presentado en los ultimos seis meses.

Luego sufrio un episodio convulsivo tonico-clonico generalizado. Despues de este aumento la hostilidad, amenazo a los familiares y otras personas del entorno, aparecieron soliloquios --en palabras de la informante, <<ve mas espiritus de luz y los oye mas de lo normal>>-- e intento suicidarse ahorcandose con una sabana. Pese a lo anterior, solo buscaron ayuda especializada tres dias despues, cuando se acentuo el aislamiento, el mutismo y el negativismo.

Desde los 16 anos de edad presentaba episodios convulsivos tonico-clonicos generalizados, cada tres o cuatro anos. En los dos ultimos aumentaron a cada dos meses. A pesar de esto, persistia en no tomar medicacion anticonvulsiva y recurria, en cambio, a sustancias homeopaticas autoformuladas.

Se hospitalizo por primera vez en una institucion psiquiatrica con impresion diagnostica de epilepsia de lobulo temporal y trastorno del estado de animo con sintomas depresivos asociado con enfermedad organica, por el alto riesgo suicida, para proteccion de los familiares y para manejo especializado. Durante el mes de hospitalizacion, los hallazgos relevantes fueron afecto triste, delirios misticos y de grandeza, alucinaciones visuales (personajes y situaciones biblicas) y auditivas (voces insultantes lo instaban a no llevar a cabo sus servicios como sanador y exorcista), pensamiento magico, fenomenos paramnesicos de deja vu (ya visto) y despersonalizacion y juicio de realidad afectado.

Fue medicado con haloperidol (5 mg/dia), akineton (4 mg/dia) y carbamacepina (400 mg/dia), con mejoria de los sintomas depresivos y de las alucinaciones, aunque persistia el nucleo delirante. Egreso con igual medicacion y asistio a un unico control, en el cual informo haber suspendido el tratamiento por su situacion economica. Argumento, ademas, que interferia con su trabajo en el consultorio, por no permitirle tener <<la mente y el corazon claros >>, que era la interpretacion que el paciente daba a la mejoria de los sintomas psicoticos y a efectos adversos, como la somnolencia. El abandono de la medicacion llevo a reagudizacion de los sintomas depresivos y al aumento de las alucinaciones y del delirio mistico. Anuncio el abandono del seguimiento aduciendo un inminente desplazamiento a Cumbal (Narino), donde abriria un nuevo consultorio, con el apoyo de su familia politica.

Ente sus antecedentes se destaca el hecho de ser hijo un embarazo no deseado ni aceptado. La madre delego la lactancia en otras mujeres no familiares en <<retaliacion por haberla pateado durante la gestacion >>. Presento desnutricion en la infancia y retardo en el desarrollo psicomotor. Se recuerda como un nino que no interactuaba con otros menores de su edad y que preferia la compania de sacerdotes, quienes lo trataban bien y de quienes aprendia latin.

Asegura haberse percatado a la edad de siete anos de poder mover los objetos inanimados a distancia (telecinesia). Lo atribuyo a un don concedido por Dios, y este fue el motivo de su ingreso a un seminario franciscano, donde la madre practicamente lo abandono. Curso alli la primaria, con aparente buen rendimiento academico, pero mantenia comportamiento aislado, <<dedicado a la oracion y a la vida contemplativa>>.

Al comienzo de la adolescencia (ateniendonos al relato del paciente), sus poderes se incrementaron y aprendio a 'desdoblarse' voluntariamente. Con solo cerrar los ojos y desear fervientemente estar en un sitio remoto, su cuerpo sufria un estremecimiento generalizado y luego su espiritu se encontraba en el sitio deseado. Ademas, adquirio telepatia y premonicion, medios por los cuales podia conocer con anticipacion las preguntas consignadas en las pruebas de conocimientos y obtener asi mejores calificaciones que los companeros de secundaria, de quienes era blanco de burlas por su retraimiento y aislamiento. Este ultimo se acentuo luego de ser castigado con encierro por relatar lo que le sucedia.

Como se menciono, presento el primer episodio convulsivo tonico-clonico generalizado a los 16 anos, precedido por la vision del nino Jesus. Posteriormente, fue llevado a un centro hospitalario donde fue medicado, pero suspendio el tratamiento un mes despues por <<ausencia de nuevos episodios>>.

Terminados sus estudios regulares, en los cuales, ademas de los objetivos educacionales tradicionales, afirma haber aprendido latin, hebreo y aeromancia (el arte de adivinar el futuro en las nubes y el aire). Permanecio hasta los 22 anos de edad en el Seminario realizando oficios varios. En ese momento desistio de su vocacion sacerdotal y viajo a Girardot. De forma muy rapida logro la confianza de una pareja que lo contrato como acompanante, y se desplazaron a la republica de Panama para atender a una hija de la pareja, quien habia sido desahuciada medicamente. Conseguida la mejoria gracias al nuevo don de la sanacion, gano notoriedad e inicio un periodo dedicado a dictar conferencias sobre espiritualidad y a ofrecer sus servicios curativos, sin exigir honorarios, por considerarlos una <<obra de Dios>>; pero subsistia con las contribuciones voluntarias que los eventuales pacientes le regalaban.

Un ano y medio despues emigro a Peru, donde se radico durante un par de anos, dedicado a practicar exorcismos, dictar conferencias y sanar a enfermos graves. Gracias a los resultados favorables obtenidos, comenzo a atender invitaciones para irradiar estos servicios a otros paises de Centro y Suramerica, como Puerto Rico, Venezuela y Ecuador.

A los 25 anos regreso al pais, primero a Cali, por un periodo de tres anos, y luego a Pereira. Estuvo dedicado a actividades semejantes con personas de alto estrato socioeconomico, pero llego un momento en el cual se <<canso de la superficialidad que se observa en este grupo>>. Esto, sumado (segun su relato) a los multiples avances de caracter sexual de los cuales era objeto por mujeres, lo llevo a contactar a su familia en Bogota y a trasladarse a vivir con ellos. Al dia siguiente de su llegada, la familia le pidio que se fuera de la casa, por lo que viajo a Cali, donde logro desempenarse como el <<mejor maestro de obra de la ciudad>>. Aunque continuaba en su mision de servicio al projimo, la situacion economica se torno precaria, pues por mandato divino dejo de atender las personas adineradas y se dedico a los mas pobres, quienes le daban limosnas con las cuales no podia subsistir.

Por esta epoca sufrio un accidente automovilistico. Intento socorrer a las otras victimas con sus poderes, pese a lo cual muchos fallecieron. Esta situacion lo <<marco de por vida>>, pues se sintio confrontado en sus supuestos poderes, ya que siendo <<el sanador>> no pudo salvar a sus companeros de viaje.

A la edad de la crucifixion de Jesus, refiere haber sido 'iluminado', es decir, vivio un episodio en el cual destruyo al dragon de las siete cabezas y asi cumplio la profecia de que un descendiente de David acabaria con el dragon. Esto ayudo a confirmar su certeza de ser El Elegido. Pero buscando la confirmacion de que tenia dones especiales para ayudar a la humanidad, se exponia a situaciones riesgosas como lanzarse al paso de vehiculos.

A los 42 anos de edad establecio una relacion matrimonial que mantuvo durante doce anos, marcada por multiples conflictos, por sus continuas y prolongadas ausencias y por la situacion economica dificil. De esta relacion quedan tres hijos.

Tras la separacion, vivio solo en su <<Consultorio de sanacion y clarividencia >>, y continuo haciendo exorcismos y viajando a diferentes pueblos del suroccidente, donde realizaba <<trabajos>> que describe <<semejantes a los milagros efectuados por Jesus>>, como resucitar a los muertos, sanar a los enfermos, etc.

Poco despues, a los 54 anos de edad, inicia union libre con su actual companera, a quien conoce como su paciente cuando ella estaba en estado de gravidez. Tienen dos hijos que estan desarrollando dones semejantes a los suyos, afirmacion que es corroborada por la pareja.

Durante toda su vida el paciente describe haber vestido igual, con camisa y pantalon blancos, cabello corto y barba larga, con un cayado en la mano, objeto indispensable para su trabajo (asi llego vestido al servicio de urgencias el dia de su hospitalizacion).

Epilepsia del lobulo temporal

La epilepsia se conoce desde tiempos remotos. Inicialmente fue atribuida a maleficios, demonios o castigos divinos. Era una enfermedad sobrenatural que convertia a quien la padeciera en 'intocable', 'esclavo sin valor' o 'poseido'. En la Edad Media, las personas con epilepsia eran perseguidas, martirizadas y exorcizadas. En el siglo XIX se recupero la olvidada idea hipocratica de que la epilepsia era producida por una lesion organica y su tratamiento tambien deberia ser organico. Pese a ello, en el siglo siguiente se continuo estigmatizando a los pacientes epilepticos como demoniacos. Con los adelantos cientificos, se abandono la idea magica de la epilepsia y se acepto que es producida por una lesion organica del sistema nervioso central. Ademas, se diferencio gradualmente entre varias clases de epilepsia, mas alla de los tipos grand mal y petit mal.

A fines del siglo XIX, John Hughling Jackson describio la epilepsia del lobulo temporal, identifico lesiones en el lobulo temporal mesial asociadas con este fenomeno y describio varios casos de epilepsia que tenian como sintomas un estado de ensonacion o aura intelectual que precedia a ataques generalizados o que ocurrian sin un ataque como tal.

En el siglo XX se realizaron innumerables adelantos en el estudio, diagnostico y manejo de estos pacientes. La epilepsia paso a considerarse no una enfermedad, sino un sindrome, y el manejo se enfoco tanto a evitar las crisis como a buscar su etiologia y mejorar la calidad de vida de los pacientes.

En 1938, Gibbs y Lennox describieron los patrones electroencefalograficos de las crisis epilepticas generalizadas, las ausencias y las epilepsias psicomotoras, sin localizarlas en algun sitio especifico. Mas tarde, Jasper y Kershman, utilizando montajes bipolares, localizaron el patron electroencefalografico en el lobulo temporal y destacaron que lo importante era la localizacion y no la morfologia del patron (1-4).

Con el desarrollo del electroencefalografo (1929), para registrar la actividad electrica del cerebro; con la visualizacion mejorada del cerebro y el craneo por rayos X y tomografia axial computarizada (TAC), para buscar variaciones en la estructura anatomica; con la tomografia por emision de positrones (PET), que indica los cambios funcionales en areas precisas, y, mas recientemente, con las imagenes por resonancia magnetica (IRM), se establecio una base firme para el estudio y la deteccion de funciones anormales y defectos estructurales del cerebro y una comprension progresivamente mejor de los varios tipos de epilepsia y otras disfunciones cerebrales.

El tipo mas comun entre las epilepsias de origen focal es la del lobulo temporal. Algunos estudios muestran que un 80% de todas las crisis parciales complejas se originan en las estructuras del lobulo temporal, y de estas un 90% se originan en las estructuras temporales mesiales (5).

Existen numerosas causas de la epilepsia del lobulo temporal: las infecciones (cisticercosis, encefalitis y meningitis), los traumas craneoencefalicos, los sindromes epilepticos familiares, la atrofia lobar temporal y la esclerosis mesial temporal. Esta ultima es causa de inicio precoz de crisis parciales de dificil control (6),(7).

Tipicamente, estos pacientes pueden tener una crisis febril compleja antes de los cuatro anos y permanecer asintomaticos durante cinco, diez o mas anos. Despues se pueden presentar crisis parciales simples, parciales complejas y crisis tonico-clonicas secundariamente generalizadas (1),(3). En estas crisis, el aura puede variar desde una molestia epigastrica que asciende hasta el cuello hasta una sensacion de panico o temor, y pasar por sentimientos de desentendimiento y despersonalizacion o incluir otras manifestaciones automaticas o la alucinacion olfativa (1).

Ounsted, en su estudio de la epilepsia del lobulo temporal en los ninos, llego a la conclusion de que <<las dificultades sociales y escolares estan muy extendidas entre los epilepticos de lobulo temporal, aunque este presente una inteligencia normal>> (8). Daly, por su parte, menciona que:
   Los ataques parciales complejos
   consisten de una alteracion del contenido
   del consciente [....] las alucinaciones
   de los ataques parciales
   complejos se 'forman', en el sentido
   de que constituyen una experiencia
   sensorial reconocible y plenamente
   desarrollada que, en casos raros,
   puede de hecho, ser la memoria de
   una experiencia real. No importa
   cuan vivida, compleja, o 'real' sea la
   experiencia ictal, el paciente la reconoce
   como una experiencia impuesta
   sobre el. Su consciente esta
   'dividido', y el todavia puede continuar
   siendo el observador objetivo,
   el espectador que presencia estos
   curiosos eventos. (9)


Los sintomas de la epilepsia del lobulo temporal son muchos, y pueden dividirse entre los asociados con los ataques mismos (llamados ictales) y los que ocurren entre ataques (interictales) (9). Asi, de los ataques epilepticos en adultos que incluyen <<automatismo de la conducta, trastornos de la personalidad y el pensamiento y disturbios visuales>>, mas del 50% se deben quizas a que el lobulo temporal ha sido afectado (10). El comienzo de un ataque se manifiesta, por lo general, en la interrupcion subita de lo que el paciente habia estado haciendo. Entre 40% y 80% de los pacientes con epilepsia del lobulo temporal presentan un intervalo de automatismos, como chasquear los labios, retorcerse las manos, caminar o llevar a cabo otras actividades que el sujeto no recordara. El paciente puede continuar pasando las paginas de un libro, puede experimentar alucinaciones olfatorias de flores o sustancias malolientes, etc. Esto es seguido por <<experiencias cognitivas complejas del lobulo temporal>> que Wilder Penfield llamaba visiones retrospectivas (flashbacks), reproducciones, alucinaciones psiquicas o ataques experienciales (10),(11).

La alucinacion psicosensorial que se deriva de los lobulos temporales puede involucrar cualquiera de las modalidades sensoriales o una combinacion de ellas, asi como alucinaciones con emociones, pensamientos y experiencias que pueden ser familiares o completamente extranas (11),(12).

Durante el ataque, el paciente puede estar sentado, acostado o hasta caminando y cantando; puede experimentar gozo, jubilo, depresion, y, a menudo, temor. Algunos otros tienen un periodo de grados variables de confusion en el lapso postictal. Es muy comun que recuerden lo que experimentaron o vieron durante el ataque, pero no lo que sucedio a su alrededor (11).

Los pacientes que sufren de epilepsia de lobulo temporal tambien pueden manifestar sintomas especificos entre uno y otro ataque. Estos sintomas se clasifican como interictales, e indican un estado de la actividad conductual que es parte de la epilepsia y se debe a cambios patologicos en el sistema limbico del lobulo temporal. Estos cambios conductuales han sido catalogados por muchos observadores clinicos durante un periodo de varios anos. En 1975, Waxman y Geschwind publicaron un trabajo titulado El sindrome de conducta interictal de la epilepsia de lobulo temporal (tambien llamado sindrome de Geschwind), en el cual describieron alteraciones en la conducta sexual de los pacientes, viscosidad, circunstancialidad, religiosidad y una tendencia compulsiva a escribir extensamente (12-14).

En 1981, Herman y Riel discutieron si estos sintomas eran especificos para la epilepsia de lobulo temporal o si podian encontrarse tambien en otros tipos de epilepsia, y llegaron a la conclusion de que cuatro rasgos (sentido del destino personal, dependencia, paranoia e interes filosofico) aparecen significativamente elevados en la epilepsia de lobulo temporal, lo cual apoyo la idea de cambios en la conducta y en el pensamiento que ocurren en esta.

A lo largo de la historia se han descrito varios casos clinicos. Kraepelin, en 1906, anoto como un paciente daba una descripcion larga y conexa de su condicion. Entre 1974 y 1975, Waxman y Geschwind, en diferentes trabajos, describieron a ocho pacientes epilepticos con foco irritativo, predominantemente temporal no dominante. Todos tenian tendencia a la hipergrafia, hiposexualidad, irritabilidad e hiperreligiosidad, y mostraban preocupacion por cuestiones de caracter mistico, moral etico y filosofico (10).

Roberts y colaboradores publicaron seis casos similares. Sus pacientes, ademas, presentaban delirios persecutorios, elacion, sentimientos de misticidad, de mision en la tierra, deja vu, alucinaciones auditivas. Sacks, por su parte, describio el caso de un artista con crisis parciales complejas, quien durante sus crisis producia bellos cuadros de su ciudad natal, a la cual veia, olia y sentia en este estado (10).

En 1912, William Sadler escribio: <<No es raro que personas en estas crisis se imaginen que estan viajando a otros mundos. De hecho, los relatos maravillosos de sus experiencias, que ellos describen despues de que estos ataques terminan, son tan singulares y maravillosos que sirven de base para fundar nuevas sectas, cultos, y religiones ... >> (15). De ahi que sea un interesante hallazgo de la psicologia el notar que estos pacientes 'en trance' siempre tienen visiones en armonia con sus creencias teologicas:
   Tarde o temprano, casi todas estas
   victimas de trances y catalepsia
   nerviosa llegan a creerse mensajeros
   de Dios y profetas del cielo; y
   sin duda la mayoria de ellos son
   sinceros en esta creencia. No entendiendo
   ni la fisiologia ni la psicologia
   de sus aflicciones, sinceramente
   llegan a considerar sus peculiares
   experiencias mentales como algo
   sobrenatural, mientras que sus
   seguidores creen ciegamente cualquier
   cosa que estas personas ensenan
   a causa del supuesto caracter
   divino de estas asi llamadas
   revelaciones. (16)


Tratamiento

Despues de un diagnostico correcto, basado en una buena historia clinica, un electroencefalograma con grabaciones de sueno y de vigilia y electrodos temporales anteriores y una resonancia magnetica, el tratamiento debe estar enfocado tanto al control de las crisis como de las perturbaciones comorbidas, neuropsicologicas y neuropsiquiatricas. El manejo debe incluir dos o tres pruebas con antiepilepticos. Inicialmente debe intentarse monoterapia, para establecer dosis maximas toleradas, aunque se puede usar la politerapia, basandose en los mecanismos celulares y accion de los farmacos.

Con el manejo farmacologico, de un 11% a un 30% de los pacientes con epilepsia de lobulo temporal causada por esclerosis temporomesial llegan a estar libres de crisis. Entre las demas causas, un 50%. La carbamacepina es un anticonvulsivo de primera linea para la epilepsia de lobulo temporal que presenta crisis parciales complejas, seguido por la fenitoina. El acido valproico es mas eficaz en esta epilepsia con crisis tonico-clonicas generalizadas secundarias. El fenobarbital y la primidona tienen eficacia comparable a los tres anteriores, pero tienen efectos cognoscitivos y psiquiatricos adversos.

Para seleccionar el farmaco antiepileptico indicado se debe tener en cuenta la edad, el perfil cognoscitivo y psiquiatrico, las condiciones medicas, las comorbilidades y el costo, ya que estos pacientes tienen repetidas condiciones comorbidas asociadas, como ansiedad y trastornos afectivos, por lo cual se deben utilizar anticonvulsivos con efectos psicotropicos positivos y moduladores del afecto. Los de primera linea son la carbamacepina y el acido valproico. Se contraindican el fenobarbital y la primidona, puesto que pueden causar depresion, ataques de panico, conducta agresiva, trastornos sexuales e impotencia. Entre los nuevos antiepilepticos, la lamotrigina es el unico con propiedades antidepresivas comprobadas. La gabapentina y la oxcarbacepina tambien han demostrado propiedades psicotropicas positivas, aunque la primera solo debe ser usada en pacientes mayores con crisis epilepticas benignas. Los sintomas depresivos y la ansiedad deben tratarse con antidepresivos del grupo inhibidores de la recaptacion de la serotonina (IRSS). Se recomiendan la sertralina y el citalopram por su baja interaccion con los otros medicamentos. Para ninos y adultos con trastornos de atencion e hiperactividad se deben usar estimulantes del sistema nervioso central. Los sintomas psicoticos no deben considerarse una patologia mental de base, ni ocasionada por otras causas. En la mayor parte de los casos su manejo es sintomatico (1),(7).

En resumen, el lobulo mesial temporal, el hipocampo y todo el sistema limbico estan implicados como sustratos biologicos de experiencias de despersonalizacion; experiencias religiosas asociadas con alucinaciones visuales, auditivas, tactiles, olfatorias; fenomenos de deja vu, jamais vu (nunca visto) y otras alteraciones de memoria; asi como sentimientos de extasis religioso, con una doble conciencia y manejo simultaneo de experiencias de una conciencia ordinaria y la percepcion de otra realidad (17),(18).

Recibido para publicacion: 10 de mayo de 2005

Aceptado para publicacion: 11 de junio de 2005

Bibliografia

(1.) Rivas J, Doval O, Kanner A. Aspectos psiquiatricos de las epilepsias. Epilepsias. Diagnostico y tratamiento. 2004; 56:776-90.

(2.) Medina-Malo C. Historia de las epilepsias. Epilepsias. Diagnostico y tratamiento. 2004;1:37-46.

(3.) Harvey AS, Grattam SJ, Desmond PM, Chow CW, Bercovic SF. Febrile seizures and hippocampal sclerosis: frequent and related findings in intractable temporal lobe epilepsy of childhood. Pediatr Neurol. 1995;12:201-6.

(4.) Jackson JH. On a particular variety of epilepsy. Brain II. 1888:179-207.

(5.) Holmes GL. Temporal lobe epilepsy. Epilepsy.com. 2004. Disponible en http:/ /www. epilepsy.com/epilepsy/ epilepsy_temporallobe.html.

(6.) Trevisol-Bittencourt PC, Troano AR. Sindrome de personalidade interictal na epilepsia do lobo temporal nan dominante: relato de caso. Arq Neuropsiquiatr. 2000 Jun;58(2B): 548-55.

(7.) Kanner AM, Campos M. Epilepsia del lobulo temporal. Epilepsias. Diagnostico y tratamiento. 2004;16:263-7.

(8.) Ounsted C. Social and schooling. In: Ounsted C, Lindsay J, Norman R, editors. Biological Factors in Temporal Lobe Epilepsy. London: Heinemann, 1966. p. 109-23.

(9.) Daly DD. Ictal clinical manifestations of complex partial seizures. In: Advances in neurology. New York: Raven Press; 1975. p. 57-9.

(10.) Gibbs FA. Ictal and non-ictal psychiatric disorders in temporal lobe epilepsy. J Nerv Ment Dis. 1951;113:523-7.

(11.) Neppe VM. Symptomatology of temporal lobe epilepsy. S Afr Med J. 1981; 60(23):902-7.

(12.) Waxman SG, Geschwind N. The interictal behavior syndrome of temporal lobe epilepsy. Arch Gen Psychiatry. 1975;32: 1580-6.

(13.) Propper R. Book examines temporal lobe epilepsy, personality changes. 2001.

(14.) Nowack WJ. Psychiatric Disorders associated with epilepsy. 2004. Disponible en: http://www.emedicine.com/ neuro/topic604.htm.

(15.) Sadler WS. The physiology of faith and fear. Chicago: A. C. McClurgand Company; 1912. p. 461-2.

(16.) Sadler WS. The mind at mischief. New York: Funk and Wagnalls; 1929. p. 382.

(17.) Morse M. The right temporal lobe and associated limbic lobe structures as the biological interface with an interconnected universe. Washington: Renton.

(18.) American Psychiatric Association. Practice guidelines for the treatment of psychiatric disorders. Washington: APA; 2000.

Correspondencia

Ana Sofia Calvache Lopez

Cra. 78 No. 3A-63

Barrio Napoles, Cali, Colombia

anascal@hotmail.com

Ana Sofia Calvache Lopez [1]

[1] Residente de Psiquiatria, tercer ano, Universidad del Valle.
COPYRIGHT 2005 Asociacion Colombiana de Psiquiatria
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2005 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Reporte de caso
Author:Calvache Lopez, Ana Sofia
Publication:Revista Colombiana de Psiquiatria
Date:Sep 1, 2005
Words:4229
Previous Article:Presentacion del numero.
Next Article:Un caso de sindrome de Williams-Beuren o facies de gnomo o duendecillo.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters