Printer Friendly

El demostrativo el/aquel como antecedente de las relativas oblicuas: evolucion y condiciones de uso/THE DEMONSTRATIVE EL/AQUEL AS ANTECEDENT OF THE OBLIQUE RELATIVE CLAUSES: EVOLUTION AND FACTORS OF USE.

1. INTRODUCCION (1)

En su obra narrativa, Cervantes utiliza tres variantes de la estructura gramatical que sera objeto de estudio en este articulo, formada por una clausula de relativo oblicua con un demostrativo de tercera persona como antecedente:

(1) [...] que te pusieran en mayor admiracion que no en la en que a mi me ha puesto el suceso de Rosaura (La Galatea, 1585)

(2) [...] si en otra parte no habia determinado de pasar el sol de la calurosa siesta, pues aquella en que estaban era tan aparejada para ello (La Galatea, 1585)

(3) [...] yo para caer en desgracia de mi amo, y de todos aquellos con quien yo comunicare (El amante liberal, 1613)

En los ejemplos 1 y 2 aparece la alternancia del demostrativo en sus formas simple (1) y reforzada (2), en ambos casos con la misma funcion y en un contexto similar: antecedente de un relativo precedido de preposicion. Por su parte, el ejemplo 3 muestra la variante actual del demostrativo con un antecedente animado, aunque la estructura gramatical evidencia todavia un estado primigenio, pues aun no se ha consolidado la concordancia entre el antecedente y el relativo de referencia personal, lo que no ocurrira hasta el siglo XVIII (cf. Lope Blanch (1998: 575-576), Giron Alconchel (2006a: 1503).

El objetivo de la presente investigacion es analizar la diacronia de la forma del demostrativo como antecedente de las clausulas relativas oblicuas entre los siglos XVI y XIX. Es el periodo en el que se asiste, en primer lugar, a la consolidacion y difusion del espanol clasico (siglos XVI y XVII) "reflejo de la exaltacion nacionalista que acompana a la creacion de los Estados modernos" (Lapesa 1980: 299), y a continuacion, como senala Sanchez Lacis (2012), en referencia al siglo XVIII, a la transicion entre al espanol moderno, puesto que comienzan los principales fenomenos gramaticales que se generalizaran durante las centurias posteriores. Algunos de nuestros trabajos relacionados con otros fenomenos de cambio gramatical confirman esta condicion de la centuria ilustrada (Blas Arroyo, Porcar y Vellon 2013:36; Blas Arroyo y Vellon 2015: 93; Vellon 2019).

Con el fin de analizar con mas nitidez las tendencias evolutivas del fenomeno descrito, se ha optado por las estructuras de las relativas oblicuas regidas por las preposiciones en y con, dada su alta frecuencia de uso entre las de caracter monosilabico, lo que las ha convertido en privilegiadas en los trabajos de tematica similar (Guzman Riveron 2012; Giron Alconchel 2006a; Blas Arroyo y Vellon 2017).

En este analisis diacronico se ven implicados algunos de los cambios gramaticales mas relevantes del espanol moderno:

a) la alternancia del demostrativo de 3 (a) persona derivado de ILLE (el/aquel). Esta se produce, sobre todo, en la variedad culta del espanol clasico, mientras que en la lengua hablada ya estaba generalizado el uso actual de las formas del demostrativo (Lamiquiz 1967: 175-176; Giron Alconchel 1998: 501);

b) este fenomeno, muy vinculado con la evolucion de las relativas oblicuas, coincide con el desarrollo gradual, en el siglo XVIII, de la estructura con articulo en el que/con el que, frente a la variante tradicional y todavia mayoritaria hasta ese momento, en que/con que (Giron Alconchel 2006a: 1530 y ss.; Blas Arroyo y Vellon 2017);

c) en el caso de las formas con antecedente y relativo personales, se observa, a lo largo de los cuatro siglos citados, como se va asentando la estructura gramatical cuya muestra mas sintomatica es la relacion de concordancia entre el demostrativo y el relativo (de los en quien a aquellos en quienes), a medida que se consolida la variacion de numero del pronombre quien. La razon es que, como indica Penny (1993: 174): "a pesar de que quienes surge en el Siglo de Oro, la mayoria de los escritores prefieren quien como plural hasta por lo menos el siglo XVIII" (2).

Como se vera mas tarde (vid. infra [seccion]3 y [seccion]5), los fenomenos analizados se localizan en textos con un notable nivel de elaboracion. Ello ocurre incluso en las muestras encontradas en un corpus formado por textos pertenecientes al polo de la inmediatez comunicativa (Oesterreicher 2004), fundamentalmente documentos epistolares (vid. infra [seccion]3). En estos, los escasos restos de la estructura primitiva pertenecen, justamente, a autores con una formacion intelectual alta y con una finalidad publica alejada de la comunicacion personal o familiar.

No en vano, la estructura objeto de estudio presenta una composicion gramatical compleja, que exige un esfuerzo cognitivo en la linealidad de la produccion textual: dos referencias anaforicas, la primera de las cuales, el demostrativo, esta anclada en un antecedente mas o menos inmediato y la segunda, el relativo, es introducida por una preposicion. En palabras de Lopez Garcia (1994: 440), esto produce una "paralelismo de anclajes": el del relativo con la frase nominal que actua como antecedente y el de la frase nominal con el sujeto de la "oracion relativizante". Ademas, en el caso de los antecedentes personales y el relativo quien, se precisa una concordancia de numero que intensifica la dificultad de la citada estructura.

En los niveles mas formales y elevados de la lengua, las formas con el antecedente simple (el en que) perviven hasta el siglo XIX (3), aunque es en los siglos XVI y XVII cuando dan muestras de mayor vigor, hasta el punto de que, en algunos contextos, son las preferidas frente a las variantes con demostrativos reforzados (aquel en que). La excepcion es la representada por las construcciones de antecedente personal, puesto que incluso en los Siglos de Oro la opcion por la forma aquel en quien es la preferida y algo similar sucede con el relativo el cual.

Durante los siglos XVIII y XIX, se asiste a un cambio gradual en la estructura de las clausulas relativas oblicuas que va a tener una incidencia decisiva en la orientacion definitiva de la estructura objeto de estudio: la aparicion de la variante con articulo ante el relativo (en el que) y la estabilidad gramatical en las relativas personales en plural (aquellos en quienes). Apartir del siglo XVIII, la presencia de la forma etimologica (el en que) sera cada vez mas limitada y obedecera a criterios que seran analizados mas tarde ([seccion]5).

Antes de ofrecer los principales resultados e implicaciones teoricas derivadas ([seccion]5), en la seccion siguiente ([seccion]2) se presenta un breve estado de la cuestion sobre la variable linguistica. A este seguira una descripcion mas detallada de los textos que componen el corpus ([seccion] 3), asi como de la metodologia utilizada ([seccion] 4).

2. EL DEMOSTRATIVO COMO ANTECEDENTE EN LAS RELATIVAS OBLICUAS

La aparicion del relativo con articulo tiene su origen, segun senala Lapesa (2000: 388 y ss.), en la construccion formada por el pronombre anaforico latino IS + relativo, y la posterior conversion a la categoria de pronombre demostrativo ILLE QUI. La transformacion del paradigma de los demostrativos, que da origen al sistema del articulo en el latin vulgar, plantea una de las cuestiones capitales en la descripcion de la estructura objeto de estudio: ?en que categoria se incluye y cual es la funcion del elemento que antecede al relativo?

Como recuerdan Gili Gaya(1970: 304, [seccion]231) y Giron Alconchel (2006a: 1495), para algunos autores prevalece la postura de la gramatica de la RAE (en su edicion de 1931), segun la cual, en la mencionada distribucion, el articulo mantiene el valor pronominal etimologico. Es el caso de Bosque y Moreno (1990: 44), quienes, en su estudio sobre el neutro lo, definen los articulos como "variantes pronominales". En terminos similares se manifiestan Briz y Prunyonosa (1987: 104-105) al considerar que, en este tipo de construcciones, el articulo actua como "nucli i antecedent alhora de la proposicion relativa", lo que prueba su adscripcion a la categoria de los demostrativos.

Frente a esta posicion, la mayoria de los estudiosos considera que, en el tema que nos ocupa, tiene lugar una gramaticalizacion, por la que "el pronombre originario se ha convertido en un nuevo articulo" (Hernandez 1986: 479), o, en palabras de Marcos Marin (1980: 237), "un proceso de fosilizacion" de la construccion articulo + relativo que confluye en la aparicion de un relativo compuesto el que (similar al caso de el cual, vid. Elvira 1985: 308-309), en el que "el articulo obligatorio se ha ido propagando en el espanol moderno a la forma que" (Lope Blanch 1998: 575).

Desde una perspectiva diacronica, el testimonio de formas con otros relativos--el cuyo, elpor quien--y de secuencias del tipo el en que revelan "la funcion sustantiva de el" (Lapesa 2000: 396) que ha dado lugar a dos estructuras:

1.- Cuando no se ha podido anteponer una preposicion, por restricciones sintacticas, se ha sustituido por aquel, forma que se atestigua ya desde las glosas silenses (elos qui naiseren/akellos qui tornaren), y que fueron mayoritarias en la Edad Media (Lamiquiz 1967: 169 y ss.), en lugar de el con que, aquel con que. En este contexto, "al debilitarse su contenido deictico [...] el demostrativo aquel funciona como marca de definitud y, por tanto, como un articulo definido" (Leonetti 1999: 818).

2.- En el caso, sobre todo, de las relativas con antecedente externo, se ha optado por la forma en el que, con el que.

En este ultimo caso, para los partidarios de la gramaticalizacion, las construcciones con preposicion intercalada (el con que) reflejan la existencia de una etapa intermedia "en la que el pronombre demostrativo ha iniciado su viaje hacia el articulo, pero que sigue siendo pronombre" (Giron Alconchel 2006b: 767), o, como senala Elvira (1986: 193) "como una etapa previa en el proceso de gramaticalizacion de el que en el que los dos elementos del grupo constituyen ya una unidad referencial pero todavia no una unidad sintactica". En etapas posteriores, el articulo se incorpora al nexo "como una simple marca de genero y numero" (Eberenz 2000:368), un mero "afijo de concordancia" (Giron Alconchel 2006b: 768), lo que la. Nueva Gramatica de la RAE-ASALE (2009) acepta, aunque con el matiz de que dicho relativo precedido de articulo no forma un paradigma morfologico, sino que se incluye entre "los grupos pronominales construidos sintacticamente" (2009: 3294, [seccion]44.1 i).

En todo caso, conviene matizar aqui que algunos estudios recientes, de indole variacionista (Blas Arroyo y Vellon 2017; Vellon y Moya 2017), han cuestionado este proceso de gramaticalizacion al plantear que la forma del relativo compuesto el que esta lejos de haberse consolidado como tal (a diferencia de la gramaticalizacion completa de el cual), dado que en algunos contextos--especialmente en las relativas especificativas y el contenido de esta (los significados modales y temporales en el caso de en)--la variante sin articulo se mantiene todavia con gran vigor en las relativas oblicuas, de manera que la existencia de las dos formas podria interpretarse como un ejemplo canonico de variacion sintactica, en el que el relativo que aparece de manera alternativa con y sin articulo, a partir de la influencia compleja de diversos factores linguisticos y extralinguisticos que, ademas, han evolucionado con el tiempo.

3. CORPUS

La investigacion desarrollada en este trabajo se ha llevado a cabo a partir de tres corpus historicos con los que se ha pretendido reunir una muestra suficientemente extensa y representativa, y en la que, adicionalmente, se presenta una diversidad amplia de registros, de estilos y de sociolectos diferentes en las epocas objeto de estudio:

1.- textos, mayoritariamente procedentes de tradiciones discursivas cultas, tanto literarios como de ambitos no creativos (historiograficos, juridicos, filosoficos, teologicos, tratados de diversas materias, etc.) y recogidos en el CORDE y el Corpus del Espanol de Mark Davies (http://www.corpusdelespanol.org/);

2.- documentos pertenecientes a un registro cercano al polo de la inmediatez comunicativa (vid. supra [seccion]1) procedentes de un corpus reunido para un proyecto de sociolinguistica historica (vid. supra, nota 2), formado por textos epistolares y otros generos discursivos de caracteristicas similares, como autobiografias, diarios, memorias, etc., escritos a lo largo de cinco siglos (del siglo XVI a la primera mitad del XX) por cerca de cuatro mil espanoles de diferente extraccion social y dialectal, y que suponen un volumen de cinco millones y medio de palabras.

Como es logico, se han cotejado las ocurrencias obtenidas en cada uno de los corpus para evitar un solapamiento de los ejemplos, sobre todo en los casos del CORDE y del Corpus del espanol.

4. METODOLOGIA

Para el analisis de los datos, se ha seguido una metodologia descriptivista, tanto desde un punto de vista cuantitativo--comparacion de las frecuencias absolutas y relativas de aparicion de las formas con articulo y con demostrativo ante la clausula relativa oblicua--, como cualitativo. En este ultimo caso, en el estudio se realiza un revision de los contextos que favorecen la presencia de la forma innovadora (aquel en que o aquel en el que), asi como de aquellos que lo hacen con la estructura etimologica (el en que) en los siglos XVIII y XIX. Asimismo se ha prestado atencion a la presencia de estos fenomenos en diversos idiolectos, sobre todo en el espanol moderno, para comprobar hasta que punto la presencia de la variante con el demostrativo sin refuerzo puede obedece a motivaciones estilisticas. Finalmente, se analiza tambien la evolucion y fijacion gramaticales de estructuras mas complejas, como las de los plurales del relativo personal quien (los en quien/los en quienes; aquel en quienes/aquellos en quienes), una vez se extiende la forma variable de este.

Como ya se indico (vid. supra [seccion]l), se han seleccionado las ocurrencias de las relativas oblicuas introducidas por las preposiciones en y con. El analisis se ha desarrollado a partir de cuatro tipos de estructuras gramaticales variables: a) antecedente el/aquel (masculino/femenino, singular/plural) y relativo que (ejemplos 4 y 5); b) antecedente el/aquel (masculino/femenino, singular/plural) y relativo quien (ejemplos 6 y 7); c) antecedente el/aquel neutro y relativo que (ejemplos 8 y 9); d) antecedente el/aquel (masculino/femenino/neutro, singular/plural) y relativo el cual (ejemplos 10 y 11). En el caso de los relativos quien y cual con antecedente plural, tambien se ha tenido en cuenta la frecuencia de las formas con una concordancia gramatical correcta (quienes/cuales) (ejemplo 12)ono (ejemplo 13):

(4) Y este dia nos representa el en que nuestro Senor Jesuchristo resuscito (1554 Anonimo, Repertorio de los tiempos)

(5) Comenzo pues a silbar su favorita marcha guerrera, aquella con que en otro tiempo entretuvo en Valladolid cierto planton (Don Felipe el Prudente, Jose Ma de Andueza, primer tercio siglo XIX)

(6) De manera, que a aquel en quien comienzan las vidas [...] (Juan de Solorzano, Politica indiana, 1648)

(7) [...] cuando no por lo poco bueno que promete de si el con quien la naturaleza se mostro escasa (Suarez de Figueroa, El Pasajero, 1617)

(8) [...] porque assi cada uno paga a correspondencia de lo en que se utiliza (Francisco Moya, Manifiesto Universal, 1730)

(9) [...] su color es el que indica la ausencia completa de aquello con que se piensa (Mariano Jose de Larra, Nochebuena de 1836, 1836)

(10) [...] si siguen y aconsejan aquello en lo cual no hay peligro alguno (Fr. Bartolome de las Casas, Tratado sobre los indios, 1552)

(11) [...]sino de aquel con el cual nombran los electores a los miembros (Alcala Galiano, Lecciones de Derecho Politico, 1843-44)

(12) el mayor numero ha de ser por ventura el de aquellos con los cuales pueda vivir uno en compania (Pedro Simon Abril, Traduccion de la Eticade Aristoteles, 1577)

(13) [...] y conociendo de V. S. ser uno de los en quien el mesmo mar con mas notable cerenidad (Tome Cano, Arte para fabricar naos, 1611)

La seleccion de las ocurrencias, en el caso de los dos macrocorpus senalados--CORDE y Davies--, se realizo a partir de las herramientas ofrecidas por las propias aplicaciones de busqueda en sus respectivas paginas web. En lo que afecta al corpus de textos mas proximos al polo de la oralidad, se utilizo un programa de concordancias (Wordsmith v. 6.0).

Posteriormente, las muestras obtenidas se analizaron para dilucidar, en cada epoca, el porcentaje de aparicion de las formas mas innovadoras (aquel en que/aquel con que), asi como su distribucion por registros (mas cercanos al nivel culto o al coloquial) y en los generos discursivos (literarios/no literarios).

5. RESULTADOS Y ANALISIS

A continuacion se ofrecen los resultados obtenidos tras el analisis de los cuatro siglos comprendidos entre el XVI y el XIX. Como se podra comprobar, se asiste a la paulatina desaparicion de las formas antiguas el en que/el con que en favor de la estructura innovadora regida por el demostrativo reforzado aquel en que/aquel con que.

No obstante, en la diacronia del fenomeno aparecen tambien otros aspectos relacionados con la propia evolucion de las clausulas de relativo, especialmente las de caracter oblicuo. Entre estos cabe destacar los siguientes:

1.- la aparicion como antecedente del antiguo demostrativo (ILLE> el), en epocas ya tan lejanas del modelo original como el siglo XIX;

2.- la fijacion de la estructura gramatical en la concordancia entre antecedentes personales en plural y relativos con variacion de numero a medida que el pronombre quien--la estructura con el cual presenta una fijacion muy temprana--deja de interpretarse como invariable;

3.- la importancia que, a partir del siglo XVIII, va adquiriendo la variable con articulo en las relativas oblicuas (en el que frente a en que);

4.- la singularidad, en este recorrido historico, de las formas mas marcadas, como es el caso de las formas con antecedentes neutros (lo en que/aquello en que) y aquellas en las que interviene el relativo el cual.

A continuacion realizamos un recorrido pormenorizado por cada una de las centurias consideradas en el analisis.

5.1. SIGLO XVI

La tabla 1 muestra los resultados del analisis de la frecuencia de aparicion de los diferentes esquemas gramaticales en torno al demostrativo el/aquel en las relativas oblicuas introducidas por las preposiciones en/con, con los diversos pronombres relativos, en los corpus citados.

El primer dato que llama la atencion es la escasez de muestras en el corpus de inmediatez comunicativa. En el solo aparecen 15 ocurrencias, y de estas, la variante con el antecedente etimologico es mayoritaria (11 de 15): el en que (8), el con que (3), el en quien (1), lo en que (1), frente a aquel en que (1), aquello con que (1).

Como ya se apunto (vid. supra [seccion]1), la complejidad de la estructura comentada, con el esfuerzo cognitivo que supone al hablante establecer las relaciones referenciales que comporta, explicaria su magra presencia en los generos mas cercanos al polo de la inmediatez comunicativa, como el epistolar. De hecho, la casi totalidad de las ocurrencias mencionadas (de las que son muestras representativas los ejemplos 14 y 15) procede de documentos publicos, con un registro mas proximo al de los textos juridicos y administrativos, y no tanto a la correspondencia personal y privada. Ello explica, a su vez, la presencia dominante de la forma etimologica en el antecedente, como veremos mas tarde a proposito de las formas el/aquel en que y el/aquel con que:

(14) tambien me dio una docena de cerbatanas de las con que el tiraba (Carta del Capitan General de Nueva Espana al Rey, 1520)

(15) [...] muchos de los dichos yndios no tienen ni alcancan mas tierra firme de la en que tienen puestos los buhios (Transcripcion judicial de la declaracion de Antonio de Balmaseda, 1549)

Si pasamos ahora a los datos obtenidos en los dos macrocorpus (CORDE y Davis), la tabla revela que, aunque la variante innovadora, con el antecedente aquel, tiene ya una presencia notable en los textos, la tradicional, con antecedente el, aun conserva un gran vigor en ellos. Esto se aprecia, sobre todo, en el grupo de estructuras del tipo el en que/el con que (antecedente masculino/femenino y relativo que), donde es en conjunto mayoritaria (49% para el caso de el en que y 64% para el con que).

Se observa, sin embargo, una diferencia relevante en el uso de estas formas en funcion del genero discursivo: en los textos literarios el porcentaje de las variantes innovadoras es superior al de las formas tradicionales en todos los paradigmas analizados, como puede comprobarse en la tabla 1. La situacion es menos clara en los textos no literarios, ya que si bien las formas reforzadas superan claramente a las tradicionales cuando el antecedente es neutro (lo/aquello) o cuando interviene el relativo quien, no sucede lo mismo con el relativo que y el antecedente masculino (el/este) o femenino (la/esta). En estos casos, se aprecia todavia una considerable inclinacion hacia las normas tradicionales, con proporciones que superan claramente a las mas novedosas, tanto con la preposicion en (el en que (54%)/aquel en que (46%), como, mas aun, cuando interviene con (el con que (6%)laquel con que (32%)).

En definitiva, los datos del siglo XVI muestran que la forma con el demostrativo reforzado muestra una mayor presencia en los generos literarios que en el resto de discursos.

Lamiquiz encuentra numerosos ejemplos de las variantes innovadoras, precisamente en los textos literarios del siglo XVI (1967: 176), y cita los casos de Santa Teresa y de Cervantes, este ultimo para caracterizar estilisticamente el habla de algunos de sus personajes. A este respecto, conviene no olvidar, tal como senalaba Lapesa (1980: 302), que en la literatura renacentista "domina el criterio de naturalidad y seleccion", una apuesta por la espontaneidad y la novedad, por "la liberacion ideologica de raiz erasmista" (Bustos Tovar 2006: 34), que llevara a que numerosas obras apunten hacia lo que sera "la textualidad de la oralidad dialogica" (Bustos Tovar 2006: 35).

Lo expuesto demuestra que--de nuevo siguiendo a Lamiquiz (1967:175-177)--, el sistema del demostrativo estaba ya casi consolidado en la lengua hablada en el siglo XVI ("la seleccion de las formas demostrativas empezo en el lenguaje coloquial", Lamiquiz, 1967:177), con las formas simples en lugar de las reforzadas en 1a 1 y 2a persona (este/aqueste; ese/aquese), y la forma aquel en la 3a (forma reforzada procedente de accu ille, para distinguirla de las formas del articulo y del pronombre personal).

Por el contrario, y como sucedera tambien en epocas posteriores (vid. infra), la persistencia de las formas tradicionales en generos como los juridicos, tecnico-cientificos, historiograficos, teologicos o filosoficos obedece, probablemente, a una deliberada voluntad de estilo, de indole conservadora, vinculada con un caracter discursivo para el que la sumision a lo tradicional aporta prestigio al contenido del mensaje y relaciona lo expuesto con un legitimidad acronica.

Ahora bien, frente a lo advertido hasta ahora, en el dominio de los antecedentes neutros, las formas con el antecedente lo (lo en que/lo con que, ejemplos 16 y 17) presentan un indice de aparicion mucho mas bajo (25% y 22%, respectivamente) que las correspondientes con el demostrativo reforzado (aquello en que/aquello con que) (75% y 78%, respectivamente). Ello confirmaria que, tal como senala Giron Alconchel (2006a: 1568), "1a gramaticalizacion de lo como afijo flexivo de concordancia sintactica se cumplio muy tempranamente". Por ello el hablante tiende a interpretarlo como articulo y lo distingue mas claramente del pronombre demostrativo (aquello en que/aquello con que) que en el caso de las formas en masculino/femenino:

(16) Quisiera entonces decir a mi amo lo en que por el me habia puesto (Mateo Aleman, Guzman de Alfarache, 1599)

(17) [...] las mocas no curan de lo que havran menester, sino de lo con que podran mejor parescer (Feliciano de Silva, Segunda Celestina, 1534)

Esta misma distribucion se observa en el caso de las estructuras con los relativos quien y el compuesto el cual. Incluso, en este ultimo caso (el en el cual/el con el cual), no aparece ninguna ocurrencia con la forma del antecedente tradicional, puesto que aqui se observa la concomitancia de formas entre el articulo, como afijo morfologico del relativo, y el pronombre en su variante etimologica, por lo que se opta por la clara distincion formal.

No ocurre lo mismo con las estructuras en las que interviene quien, si bien el indice de aparicion de estas (el en quien/el con quien, ejemplos 18 y 19) es aun mas bajo que el observado entre los antecedentes neutros a los que nos referiamos mas arriba (9% y 17% respectivamente). Ello se podria explicar por las singularidades lexicas y gramaticales de este relativo, senaladas por Brucart (1999: 502), que no admite la presencia del articulo, precisa de un antecedente categorialmente mas marcado que sustente la referencia personal que senale cataforicamente la presencia del pronombre. Ademas en este caso se confirmaria la idea de Lazaro Carreter en torno al articulo--"constituye una misma categoria funcional con el pronombre de 3a persona" (1975: 349)-, en contextos en los que puede haber ambiguedad, sobre todo en las relativas oblicuas (El, en quien confiamos, nos ayudara), por lo que el demostrativo aquel contribuye decisivamente a la clarificacion de funciones:

(18) [...] puedese convenir por virtud de la tal carta el en quien se traspasso la dicha cosa (Hugo de Celso, Repertorio universal de todas las leyes, 1541-1553)

(19) [...] porque no es un mismo termino el que se compara y el con quien se compara (Pedro Simon Abril, Traduccion de 'La Etica' de Aristoteles, 1577)

Finalmente, merecen un comentario aparte los datos mostrados en la tabla 2 acerca de la concordancia en plural entre el antecedente demostrativo y el pronombre relativo, en los casos en los que este ultimo posee variacion de numero (quienes/cuales).

Como puede observarse, esta aun muy lejos la plena normalizacion en lo que se refiere a la concordancia entre el relativo quienes (ejemplos 20 y 21) y el antecedente, sea este los/las (ejemplo 22) o la forma plena del demostrativo aquellos/aquellas (ejemplo 23), de manera que los porcentajes de estructuras sin concordancia (entre el 86 y el 100%) apuntan a la nula conciencia por parte del hablante ni de la variacion de numero del pronombre, ni, en consecuencia, de la relacion anaforica entre relativo y antecedente demostrativo (vid. supra, nota 2). La escasa consistencia gramatical de la estructura seria el resultado de un modelo en el que, como senala Alvarez Martinez (1986: 120), "la preposicion no afectaba a la oracion, sino solo al relativo y por ello, el articulo quedaba fuera sustantivandolo todo". Como veremos, a medida que se afiance la forma del demostrativo reforzado como antecedente, y se consoliden asi los vinculos gramaticales entre los componentes de la mencionada estructura, se normalizara el sistema de concordancia:

(20) [...] puedan passar sin ser cargosos a aquellos con quienes viven (Pedro de Ribadeneira, Vida de San Ignacio de Loyola, 1583)

(21) [...] le parece haber en aquellos en quienes la grandeza de la maldad (Fray Luis de Leon, De los nombres de Cristo, 1583)

(22) [...] pero muy pocos los en quien esta sciencia y habilidad falta (Fray Bartolome de las Casas, Historia de las Indias, 1527-1561)

(23) [...] non puede ser que non aprenda orne mucho de aquellos con quien biue cotidianamente (Sebastian de Horozco, Libro de los proverbios glosados, 1570)

La situacion contraria de las estructuras con el relativo el cual (ejemplo 24) demuestra lo expuesto anteriormente: la gramaticalizacion del relativo compuesto--como evidencia el hecho, testimoniado en la tabla 1, de que no se detecte la interposicion de la preposicion *el en el cual--favorece la plena gramaticalidad de la estructura en su uso a lo largo del siglo XVI, de manera que, como indica la tabla 2, no hay muestras de falta de concordancia:

(24) [...] el mayor numero ha de ser por ventura el de aquellos con los cuales pueda vivir uno en compania (Pedro Simon Abril, Traduccion de 'La Etica'de Aristoteles, 1577)

5.2. SIGLO XVII

Salvo en algunos aspectos concretos que se comentaran a continuacion, la tabla 3 ofrece un panorama del siglo XVII en el que hay pocos cambios respecto a lo observado en la centuria precedente.

Se confirman, por tanto, algunas de las consideraciones tradicionales de la bibliografia cientifica en torno a la ubicacion de este siglo en la periodizacion de la historia de la lengua.

En primer lugar, la consideracion de los siglos XVI y XVII "como una especie de subiase, en la que emergen los rasgos que definiran la fisonomia del espanol moderno que terminaran de fijarse en el siglo posterior" (Flores y Melis 2015: 12-13, n. 2). Junto a esta idea de continuidad entre las dos centurias, destaca la caracterizacion del Barroco, en palabras de Maravall (1975: 274 y ss.), como un modelo sociocultural conservador y dirigido desde una centralidad autoritaria, que da lugar a una sociedad jerarquica y estamentaria, "lo cual habria producido cierta retraccion en las dinamicas usuales del cambio linguistico" (Company 2016: 156). De hecho, si bien puede observarse que se mantiene la direccion de los cambios observados en el siglo XVI, la tendencia a mantener la vigencia de la forma tradicional es muy firme; incluso en algunas distribuciones es superior a la de la centuria humanistica.

Esta tendencia misoneista que se observa en unos textos escritos que reproducen, a grandes rasgos, los fenomenos identificados en la centuria anterior, tambien se refleja en las manifestaciones literarias, puesto que, pese a la preferencia barroca por la novedad y la inventio frente a la imitatio renacentista, como ha demostrado Egido (1990: 28 y ss.), la opcion por la variedad, el artificio, la amplificacion, afecta al diseno externo y no a la actitud conservadora de las producciones literarias.

Como puede observarse en la tabla 3, los datos confirman que durante esta centuria persiste la presencia de la forma tradicional (el en que/el con que) con tendencias distribucionales similares a las que ofrecia el analisis del siglo XVI, aunque con unas distancias porcentuales entre los respectivos grupos ligeramente menores. Incluso, en algunos casos, como en el del bloque correspondiente al antecedente masculino/femenino y el relativo quien, se aprecia un incremento de las formas tradicionales, con indices de frecuencia de la variante etimologica superiores a los que aparecian en la centuria anterior: el en quien 25.4% (9% en el XVI): el con quien 25% (17%enelXVI).

Esta situacion se reproduce tambien en las muestras obtenidas del corpus de inmediatez. Aunque, como en el siglo XVI, hay pocas ocurrencias (18), en todas ellas el antecedente es la variante tradicional. Por otro lado, y al igual que sucedia entonces, los textos en que aparecen tales estructuras son o bien de caracter publico (memorias publicadas, como el ejemplo 25), o bien correspondencia entre gente notable (ejemplo 26), dirigida a remitentes de su misma condicion social, cuando no al Rey (es el caso de las cartas de Luisa de Carvajal o de la infanta Isabel Clara Eugenia de Austria). En definitiva, son documentos procedentes de discursos muy vinculados con un talante conservador y tradicionalista que opta por las soluciones de antano como reflejo de un estilo de prestigio, alejado de la naturalidad de registros de habla mas vivos:

(25) las cuerdas con que sacaban agua de los pozos o cisternas y las con que tenian los catres (Discurso de mi vida, Alonso de Castro)

(26) otros extranjeros rastrean las cosas que se escriben o las en que hablan los espanoles (Carta de Luisa de Carvajal a su hermano, 1613)

Algunas pruebas, sin embargo, revelan la consolidacion de ciertas tendencias que ya se apreciaban en la epoca anterior, y que apuntan en una direccion en la que se adivina el germen de normalizacion del paradigma gramatical que se producira durante el siglo XVIII.

En primer lugar, cabe destacar lo sucedido en el ambito de las estructuras con antecedentes neutros (lo en que/lo con que), donde ya, en la centuria anterior, se observaba una clara diferencia con respecto a los esquemas con antecedentes de genero animado (el en que/el con que). Pues bien, esa tendencia contraria a la variante tradicional se intensifica ahora, como demuestra el contraste entre los porcentajes de aparicion en ambos periodos: XVII: lo en que 14% (XVI: 25%); XVII: lo con que 16% (XVI: 22%). Como ya se indico en aquella ocasion (vid. supra [seccion]5.1), en la conciencia del hablante, la forma lo se distingue categorialmente de la forma plena del demostrativo aquello, antes que las variantes de genero animado, como se observa en los indices de difusion de las estructuras aquello en que (XVII: 86%; XVI: 76%) y aquello con que (XVII: 84%; XVI: 78%).

En segundo lugar, como refleja la tabla 4, se atisba un inicio de cambio en la concordancia entre el antecedente y el relativo con variacion de numero, en el caso de quien (como se recordara, en el de el cual no existia tal irregularidad):

Si bien en el caso de las oblicuas introducidas por la preposicion en no se aprecia evolucion alguna en este tema, en el de las regidas por la preposicion con, a pesar de la escasez de la muestra obtenida, se observa un timido cambio de tendencia, tanto en las de antecedente etimologico (ejemplo 27), como en las de antecedente innovador (ejemplo 28):

(27) [...] como cierto del valor de los con quienes las auia de auer (Francisco Comes, Historia de Mindanao y Jolo, 1667)

(28) [...] les asolaron y sugetaron a todos aquellos con quienes tubieron guerras (Cristobal del Acuna, Nuevo descubrimiento del gran rio de las Amazonas, 1641)

5.3. SIGLO XVIII

El panorama en torno al antecedente demostrativo en las relativas oblicuas cambia radicalmente en el siglo XVIII, tal como puede comprobarse en la tabla 5 (4):

El porcentaje de aparicion del antecedente innovador (aquel) confirma las tendencias detectadas en las centurias precedentes, y consolida el modelo del espanol contemporaneo. En el caso de las relativas introducidas por que y relativo masculino/femenino, el resultado no ofrece lugar a dudas: aquel en que con un 71% (frente a un 44% en el XVII) y aquel con que con un 76%. (41% en el XVII) superan ampliamente a las correspondientes expresiones con el demostrativo etimologico. Las diferencias son aun mayores entre las clausulas introducidas por quien (aquel en quien, 92% frente al 75% en el XVII; aquel con quien 94% frente al 75% en el XVII) y para las que poseen un antecedente de genero neutro (aquello en que, 84%; aquello con que 90%), llevando hasta limites cercanos a lo categorico cifras que ya eran muy abultadas en las centurias previas.

Se confirma, a su vez, que, entre los textos formales (5), son los de naturaleza literaria los mas dinamicos a la hora de incorporar las novedades. Solo aparece una ocurrencia con la estructura tradicional (ejemplo 29), en un texto literario de procedencia americana:

(29) y pagan ocho reales mas por la remuda de tres caballos que es el en que va montado el correo (Alonso Carrio, El Lazarillo de ciegos caminantes, 1749)

Mas interesante resulta el estudio de los idiolectos de algunos autores de esta centuria, en cuanto que revelan los pormenores del cambio que se esta produciendo y su vinculacion con criterios ideologicos y estilisticos. Asi, entre los escritores que aparecen en los diferentes corpus, en la practica totalidad de los que se adscriben a las tendencias reformistas e ilustradas apenas encontramos ocurrencias de las variante tradicional: una en Juan Pablo Forner y Rodriguez de Campomanes; ninguna en Mayans, Felix Maria de Samaniego, Ignacio de Luzan, Leandro Fernandez de Moratin y Jose Cadalso.

Como ejemplo de la transformacion que se esta llevando a cabo, puede observarse el caso de dos de los principales intelectuales del siglo, cada uno representativo de dos etapas diferentes de la centuria: Benito Jeronimo Feijoo y Gaspar Melchor de Jovellanos.

En el primer caso, encontramos muestras de las dos variantes, incluso dentro de una misma obra (ejemplos 30 y 31):

(30) Mayor empeno que el de censor es el en que me hallo (Teatro critico universal, VII, 1736)

(31) la que comunmente da mas horror es aquella en que es executor el fuego (Teatro critico universal, VII, 1736)

No obstante, los datos del autor reflejan el claro dominio de la variante innovadora: el en que N=7 (15%)/aquel en que N=40 (85%); el con que N=0/aquel con que N=18 (100%).

Los datos en torno a los textos de Jovellanos resultan tambien ilustrativos. Encontramos ocurrencias de las dos formas, aunque solo en dos obras, el Diario y la Correspondencia (ejemplos 32 y 33):

(32) Entre ellos son peculiares los en que entra la preposicion por (Correspondencia)

(33) [...] eligiremos de buena fe en cada clase aquellos en que se te deben consignar (Correspondencia)

Asi, de la forma tradicional hay 5 muestras de el en que (20%), frente a 19 de aquel en que (80%), mientras que en las oblicuas con la preposicion con, los 4 casos encontrados son todos con la forma innovadora. Resulta evidente, por tanto, no solo el dominio de esta ultima, sino tambien que en los textos de caracter mas publico, los dirigidos por Jovellanos a la Administracion (los diferentes informes relacionados con las diversiones publicas, la reforma agraria, etc.), la presencia de la estructura con el demostrativo aquel es ya absoluta.

El corpus analizado demuestra, por tanto, que, tal como se ha visto en relacion con otros fenomenos gramaticales, el siglo XVIII marca la transicion al espanol contemporaneo. En el dominio de las relativas oblicuas, y como revelan los estudios sobre el tema (Giron Alconchel 2006a y b; Guzman Riveron 2012: Blas Arroyo y Vellon 2017), en esta centuria surge ademas un cambio linguistico que tendra un amplio desarrollo en el futuro hasta asentarse como estructura dominante en el siglo XX: la aparicion del articulo ante el relativo (en el que frente a en que). Aunque se trata de un cambio todavia incipiente (6), refleja una tendencia que se consolidara en los siglos posteriores, y que posee incidencia en la estructura objeto de estudio, puesto que la aparicion del articulo precediendo al relativo potenciara la forma del antecedente innovador aquel frente al etimologico el para distinguir formas y funciones en el ambito de las clausulas relativas. De hecho, en el corpus encontramos ya algunas muestras de esta estructura de correferencialidad entre el demostrativo y el articulo, como ilustra el siguiente ejemplo:

(34) [...] no pueden admitir una dosis de azufre mayor que aquella con la que las ha combinado la naturaleza (Luis Proust, Anales del Real Laboratorio de Quimica, 1791)

Por otro lado, los datos referidos a la concordancia entre el antecedente y el relativo personal (vid. tabla 6 (7)) confirman lo expuesto en torno a la fijacion del modelo de esta estructura a lo largo del siglo XVIII (vid. supra [seccion]5.1):

Las cifras son muy elocuentes en lo que respecta a la consolidacion de la relacion gramatical entre antecedente y relativo. Este fenomeno se observa, sobre todo, en el caso de las formas innovadoras. Asi, el 95% de concordancias en la estructura aquellos en quienes (N= 39 de 41), contrasta con el 6% del siglo XVII; en el caso de aquellos con quienes las cifras son similares: 72% de formas concordadas (N=26 de 36) frente al 20% en la centuria previa. Cabe anadir, a su vez, que de los 12 casos de no concordancia con el antecedente aquellos/as, 8 corresponden a ocurrencias de las dos primeras decadas (ejemplo 35), de las cuales 3 son de un mismo autor y de una unica obra. Por el contrario, solo 4 ejemplos aparecen ya en la segunda mitad del siglo (ejemplo 36), de los cuales 3 pertenecen a un mismo autor y aparecen en una misma obra:

(35) Que importa, que cortes la amistad, de aquellos con quien murmuravas de todo (Francisco Garau, El sabio instruido de la Gracia, 1703)

(36) [...] como los suyos nos sirvieron bien e lealmente e ayudaron a sostener aquellos con quien andaban (Francisco Martinez Marina, Teoria de las Cortes, 1794)

5.4. SIGLO XIX

La tabla 7 (8) permite observar como se consolida la tendencia iniciada en el siglo anterior, con datos muy elocuentes en las variantes implicadas en las clausulas oblicuas:

El primer dato que hay que tener presente es que, en la mayoria de textos en los que se aprecia la estructura el en que/el con que, tambien aparecen muestras de la forma innovadora. En el caso de los textos legales (ordenamientos, codigos, leyes, etc.), uno de los refugios privilegiados de la forma tradicional como corresponde a un discurso siempre reacio a la novedad expresiva, el numero de ocurrencias de una y otra estructura es muy similar (en el caso mas numeroso, el de las clausulas con en en los textos juridico-administrativos que aparecen en CORDE, los datos son los siguientes: el en que, N=76/aquel en que, N=71).

Como se senalo, aunque hay algunas obras en las que la presencia de la variante etimologica es total (la mayoria de indole cientifica, como la de Casildo Azcarate, Insectos y criptogamas--1893--o la de Santiago de la Villa, Exterior de los principales animales domesticos--1881--), todos los autores que utilizan esta forma tambien hacen uso de la variante innovadora. Veamos dos de los ejemplos mas representativos.

Jose Maria de Pereda es el autor en cuya obra aparecen mas muestras de la variante etimologica (hasta 27 ocurrencias). Todas ellas aparecen en sus novelas de corte regionalista (Penas arriba, La Montalvez, etc.), un modelo literario de rasgos conservadores, con un caracter nostalgico del antiguo regimen, frente a la sociedad urbana emanada de las revoluciones burguesas. El uso de recursos linguisticos en cierta medida anacronicos responde, en el terreno expresivo, al contenido ideologico de su narrativa y, por tanto, a criterios estilisticos (9). Como contrapartida, las 5 ocurrencias restantes que encontramos de este autor con el antecedente aquel, dos pertenecen a la novela La puchera (1889, un ano despues de La Montalvez) y las restantes a un texto teorico sobre Cervantes.

Las muestras obtenidas de Alcala Galiano muestran ese mismo uso: 19 ocurrencias con antecedente el procedentes de dos de sus obras, Memorias y Lecciones de derecho politico, y 17 de la otra variante en esos mismos textos.

El ejemplo del escritor gaditano puede extenderse a otros autores. Sin animo de ser exhaustivo, pueden citarse casos como los siguientes: de Pedro Antonio de Alarcon se han obtenido 4 ocurrencias con antecedente el en textos literarios, como los Relatos, y en la prosa de viajes como en De Madrid a Napoles o LaAlpujarra, mientras que las innovadoras (13), son de algunas de sus novelas, como El capitan veneno, y de las otras obras citadas anteriormente; de Clarin, las 6 formas con antecedente aquel son de La Regenta, y las dos tradicionales de esa misma novela y de uno de sus cuentos, Pipa; las dos muestras con antecedente el de Galdos corresponden a una de sus novelas, Realidad, y a una de sus cartas, mientras que las 24 ocurrencias innovadoras tienen una procedencia similar, pues una se localiza en una carta y 22 en su obra narrativa.

Lo expuesto confirma que, aunque sin duda existen motivaciones estilisticas y discursivas en la pervivencia escrita de la estructura etimologica en las relativas oblicuas (en textos cientificos, legislativos y juridicos, en generos literarios como la novela historica, o la regionalista), existen otros factores, estos de indole linguistica, como los que se muestran mas abajo, que contribuyen a la permanencia de esta variante. Todo ello desde la evidencia de que se trata ya, como indican los datos de la tabla 7, de la variable en retroceso y que esta ya en desuso, incluso en las variedades cultas, como lo demuestra el amplio listado de autores de los diferentes corpus utilizados en este trabajo que no la utilizan.

Tras una codificacion de las estructuras relativas oblicuas con antecedente el (10), tres entornos aparecen como mas favorecedores de la mencionada estructura: precedidas de preposicion (ejemplo 37), en enunciados atributivos (ejemplo 38) y en estructuras comparativas (ejemplo 39):

(37) [...] hasta que se compusiese el mastil de la en que iba Cortes (Joaquin Garcia, Vida de Hernan Cortes, 1858)

(38) El tiempo de servir a Dios es el en que se goza de salud (Juan Francisco Guerra, Manual de oratoria sagrada, 1855)

(39) [...] estamos muchos grados mas abajo del en que debiamos situarnos (Jose Donato de Austria, Memoria del Instituto Consular de Veracruz, 1804)

Como puede observarse en la tabla 8 (11), los mencionados contextos gramaticales coinciden con los obtenidos tras la codificacion de las ocurrencias del siglo XVIII:

Se trata de estructuras en las que no hay apenas posibilidad de confusion entre la forma del antecedente el con su valor etimologico de demostrativo y su funcion, ya extendida en el sistema linguistico, de articulo. Su pervivencia como exponente de la variedad culta en el discurso escrito queda, pues, limitada a aquellos contextos que no se prestan a la ambiguedad gramatical. Lo demuestra el hecho de que no existen ejemplos en los que el antecedente actua como determinante y, por ello, concuerda con un nombre (ejemplos 40 y 41), en cuyo caso podria haber confusion entre la categorias de articulo y de demostrativo:

(40) !Dichosa edad y tiempos dichosos aquellos en que este dulce manjar [...] (Jose Maria de Pereda, La puchera, 1889)

(41) Eran las horas meridianas aquellas en que preferentemente la atacaba el sueno (Emilia Pardo Bazan, Un viaje de novios, 1881)

Otra prueba de la evolucion de esta estructura en las relativas oblicuas es la presencia cada vez mas destacada, en especial si se compara con lo advertido en la centuria anterior, de construcciones donde se refleja la clara distincion categorial, con la aparicion del articulo ante el pronombre relativo (ejemplos 42 y 43), que anticipa el modelo que se generalizara a lo largo del siglo XX. De ahi que observemos ya 11 ocurrencias con la estructura aquel en el que y 6 con aquel con el que (12):

(42) !Que agilidad aquella con la que el patron, apoyandose sobre la mano izquierda saltaba el mostrador! (Lucio Vicente Lopez, La gran aldea, 1884)

(43) [...] puede ocasionar grandes perjuicios en la mercancia que elaboran en aquel momento, ni aquellas en las que la irregularidad solamente perjudique la fabricacion (Juan A. Molinas, Tratado de maquinaria, 1885)

Finalmente, en lo que se refiere a la concordancia en plural entre antecedente y el relativo quienes, los datos confirman lo observado ya en el siglo XVIII (vid. supra, tabla 6), en los que se consolida la fijacion de la estructura, tanto con los antecedentes tradicionales como con los innovadores. De hecho, todas las ocurrencias (27) con la preposicion con (aquellos/los con quienes) muestran la concordancia y solo 2 de las 37 con la preposicion en (aquellos/los en quienes) presentan la variante contraria.

6. CONCLUSION

La presencia de la forma etimologica del demostrativo como antecedente en las clausulas relativas oblicuas es algo mas que una etapa localizada en el espanol medieval y aureosecular o, como quieren los partidarios de la teoria de la gramaticalizacion del articulo en un supuesto relativo compuesto--el que--, una fase de transicion de dicho proceso. Tal como muestra el grafico 1, su pervivencia, al menos en las variedades cultas de la lengua escrita, en diferentes manifestaciones discursivas, obliga a plantear un analisis mas detallado del fenomeno.

Pese a que su uso, frente a la variante innovadora--aquel en que/con que--, parece reservado a registros alejados de la lengua hablada, las estructuras con el antecedente etimologico, sobre todo en sus variantes mas extendidas--el en que/el con que--aparecen con las mismas frecuencias que las construidas con el demostrativo reforzado durante el Siglo de Oro, cuando no la superan. Mas aun, durante el siglo XVII se afianza como forma preferida en la escritura, en el marco de la expresion barroca, una vez superado el modelo humanistico, siempre mas proclive al dinamismo de una mimesis mas cercana a la esfera de la oralidad.

En las formas con el relativo de referencia personal (el en quien) y con el antecedente neutro (lo en que), aunque sus indices estan alejados de los mostrados por la variante anterior, dado que el demostrativo reforzado contribuye a la distincion categorial en contextos donde es mas factible la ambiguedad, se aprecia que existe continuidad en su uso entre los siglos XVI y XVII.

Otro resultado relevante que se desprende del presente estudio es que, en el seno de las tradiciones discursivas formales, en los textos literarios, dada su tendencia a la diversidad y a la creatividad estilistica es donde se detecta una generalizacion mas clara de la forma innovadora, con cifras muy elocuentes desde el siglo XVI hasta la centuria ilustrada.

Otro aspecto relevante en la diacronia del fenomeno se refiere a la propia consolidacion de la estructura gramatical, como se observa en las formas con los relativos quien y el cual, aquellos que poseen variacion de numero. Mientras que en las segundas, el antecedente fue siempre aquel, para distinguirlo del articulo que forma unidad gramatical con el pronombre relativo, y la concordancia entre ambas categorias nunca tuvo excepciones (aquellos en los cuales), en las primeras la alternancia entre el y aquel como antecedente se traduce en la inconsistencia de las relaciones gramaticales de sus componentes (aquellos con quien/en quien), hasta el punto de que, tanto con el antecedente etimologico como con el innovador, la concordancia en plural no se normalizara hasta el siglo XVIII.

Como en tantos otros fenomenos gramaticales, el siglo XVIII marca un cambio de orientacion que se consolidara durante la centuria posterior. Asi lo indican los datos del grafico 1, donde se comprueba que todas las formas tradicionales analizadas pasan gradualmente a ser minoritarias.

En cualquier caso, si bien la tendencia favorable a las estructuras con el demostrativo reforzado apuntan en la direccion descrita, lo cierto es que sigue habiendo un numero notable de ocurrencias con la variante tradicional, al menos en el caso de las formas el en que/el con que. Mas aun, durante el siglo XIX, la mayoria de los autores analizados, asi como los textos correspondientes a ciertos generos formales, como los documentos juridico-administrativos, permiten comprobar que en todos se da la alternancia de las dos variantes.

Si en algunos casos la persistencia en el uso se explica como correlato estilistico de contenidos que miran hacia el pasado (las nostalgia por la sociedad rural semifeudal de la novela regionalista, o los ambientes medievales de la novela historica), hay tambien explicaciones de orden linguistico que justifican esta pervivencia. En esta linea, ya desde el siglo XVIII se evidencia que en los contextos que pueden favorecer la ambiguedad por la confusion categorial articulo/demostrativo, como es el caso de la funcion de determinante, y la concordancia, por tanto, con el nombre, la presencia del demostrativo reforzado es casi total. Por otra parte, las variantes conservadoras se refugian en las distribuciones en las que la identidad categorial del antecedente no peligra, como es el caso de los esquemas atributivos, los sintagmas preposicionales o las estructuras comparativas.

En definitiva, el estudio diacronico del fenomeno implica un recorrido por alguno de los episodios mas relevantes de la gramatica historica del espanol, como la evolucion de las relativas oblicuas, su relacion con el paradigma del demostrativo y con la posterior aparicion de la categoria del articulo. Ademas, permite realizar un trayecto ilustrativo por capitulos muy senalados de la historia de la lengua, desde el modelo expresivo imperante en los siglos de oro, hasta la transformacion del espanol moderno en los siglos XVIII y XIX.

REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS

ALVAREZ MARTINEZ, Ma ANGELES. 1986. Dos aspectos del funcionamiento del relativo. Revista EspanoladeLinguistica 16-1: 113-132.

BLAS ARROYO, JOSE LUIS, MARGARITA PORCAR y JAVIER VELLON. 2013. Un hito clave en la evolucion de las perifrasis modales de infinitivo: analisis sociolinguistico de la alternancia haber de/tener que + infinitivo en textos de inmediatez comunicativa del siglo XIX. Revista de Historia de la Lengua Espanola 8: 29-62.

BLAS ARROYO, JOSE LUIS y JAVIER VELLON. 2015. The refuge of a dying variant within the grammar: Patterns of change and continuity in the Spanish verbal periphrasis haber de + infinitive over the past two centuries. Language Variation and Change 27: 89-116.

--2017. En los albores de un cambio linguistico: factores condicionantes y fases en la insercion del articulo en las relativas oblicuas del siglo XVIII. Zeitschrift fur romanische Philologie 133 (2): 492-529.

--2018. On the trail of grammaticalisation in progress: is el que a compound relative pronoun in Spanish prepositional relative clauses? Probus 1(30): 1-45.

BOSQUE, IGNACIO y JUAN CARLOS MORENO. 1990. Las construcciones con lo y la denotacion del neutro. Linguistica 2: 6-50.

BRIZ, ANTONIO y MANUEL PRUNYONOSA. 1987. Sintaxi i semantica de l'article. Valencia: Universitat de Valencia.

BRUCART, JOSE Ma. 1999. La estructura del sintagma nominal. Las oraciones de relativo. En Ignacio Bosque y Violeta Demonte (dirs.). Gramatica descriptiva de la lengua espanola, vol. 1, pp.395-522. Madrid: Espasa-Calpe.

BUSTOS TOVAR, JOSE JESUS DE. 2006. Lengua comun y lengua de personajes en la transicion del siglo XV al XVI. En C. Baranda y A. Vian (eds.). El personaje literario y su lengua en el siglo XVI, pp.13-40. Madrid: Universidad Complutense.

COMPANY, CONCEPCION. 2016. Estandarizacion cultural y marginalidad linguistica. El siglo XVI: una gran paradoja en la historia de la lengua espanola. En Leonardo Funes (coord.). Hispanismos del mundo, pp. 131-158. Buenos Aires: Mino y Davila.

EBERENZ, ROLF. 2000. El espanol en el otono de la Edad Media. Sobre el articulo y los pronombres. Madrid: Gredos.

EGIDO, AURORA. 1990. Fronteras de la poesia en el Barroco. Barcelona: Critica.

ELVIRA, JAVIER. 1985. Qual con antecedente en espanol antiguo. Revista de Filologia Espanola LXV: 305-316.

--1986. Observaciones sobre el uso de "el que" y otros grupos relativos en espanol medieval. Dicenda 5: 183-194.

FLORES, MARCELA y CHANTAL MELIS. 2015. Periodizacion del espanol. Evidencia para una tercera etapa evolutiva. Etudes Romanes 36-2: 11-28.

GILI GAYA, SAMUEL. 1970. Curso superior de sintaxis espanola. Barcelona: Vox.

GIRON ALCONCHEL, JOSE LUIS. 1998. Sobre el reajuste morfologico de los demostrativos en el espanol clasico. En Claudia Garcia et al. (eds.). Actas del IV Congreso Internacional de Historia de la lengua espanola, pp. 493-502. Logrono: AEHL-Universidad de la Rioja.

--2006a. Las oraciones de relativo II. Evolucion del relativo compuesto EL QUE, LA QUE, LO QUE. En Concepcion Company (ed.). Sintaxis historica de la lengua espanola. Segundaparte: lafrase nominal, vol. 2, pp. 1477-1590. Mexico: UNAM/FCE.

--2006 b. La historia del articulo como antecedente de relativas oblicuas desde el punto de vista de la gramaticalizacion. En Jose Luis Giron y Jose Jesus Bustos Tovar (coords.). Actas del VI Congreso Internacional de Historia de la Lengua Espanola, vol. 1, pp. 765-776. Madrid: Arco Libros,.

GUZMAN RIVERON, MARTHA. 2012. El articulo en las relativas oblicuas [prep.+ (art. definido)+ que] en textos americanos del siglo XVIII. Cuadernos diecochistas 13: 175-208.

HERNANDEZ, CESAR. 1986. Gramatica funcional del espanol. Madrid: Gredos.

LAMIQUIZ, VIDAL. 1967. El demostrativo en espanol y en frances. Estudio comparativo y estructuras. Revista de Filologia Espanola L (1/4): 163-202.

LAPESA, RAFAEL. 1980. Historia de la lengua espanola, Madrid: Gredos.

--2000. "El", "la", "lo" como antecedente del relativo en espanol. En Rafael Cano y Ma Teresa Echenique (eds.). Estudios de morfosintaxis historica del espanol, pp. 388-401. Madrid: Gredos.

LAZARO CARRETER, FERNANDO. 1975. El problema del articulo en espanol: una lanza por Bello. Homenaje a Antonio Rodriguez Monino, pp. 347-351. Madrid: Gredos,.

LEONETTI, MANUEL. 1999. El articulo. En Ignacio Bosquey Violeta Demonte (dirs.). Gramatica descriptiva de la lengua espanola, vol. 1, pp. 787-890. Madrid: Espasa-Calpe.

LOPE BLANCH, JUAN M. 1998. Los relativos en la segunda carta de Hernan Cortes. En Claudia Garcia et al. (eds.). Actas del IV Congreso Internacional de Historia de la lengua espanola, pp. 573-580. Logrono: AEHL-Universidad de la Rioja,.

LOPEZ GARCIA, ANGEL.1994. Gramatica del espanol. I La oracion compuesta. Madrid: Arco-Libros.

MARAVALL, JOSE ANTONIO. 1975. La cultura del Barroco. Barcelona: Ariel.

MARCOS MARIN, EUGENIO. 1980. Curso de gramatica espanola. Madrid: Cincel.

OESTERREICHER, WULF. 2004. Textos entre inmediatez y distancia comunicativas. El problema de lo hablado escrito en el Siglo de Oro. En Rafael Cano (ed.). Historia de la lengua espanola, pp. 729-769. Barcelona: Ariel.

PENNY, RALPH. 1993. Gramatica historica del espanol, Barcelona: Ariel.

REAL ACADEMIA ESPANOLA/ASOCIACION DE ACADEMIAS DE LA LENGUA ESPANOLA. 2009. Nueva gramatica de la lengua espanola, Madrid: Espasa-Calpe.

SANCHEZ LANCIS, CARLOS. 2012. Periodizacion y cambio gramatical: el siglo XVIII, ?frontera temporal del espanol? En Ma Teresa Garcia-Godoy (ed.). El espanol del siglo XVIII.

Cambios diacronicos en el primer espanol moderno (Fondo hispanico de Linguistica y Filologia, vol. 10), pp. 21-51. Bern: PeterLang

VELANDO, MONICA. 2017. Los criterios de correccion en las gramaticas de la Real Academia Espanola. BRAE, XCVII. CCCXVI: 581-631.

VELLON, JAVIER. 2019. El articulo en las relativas introducidas por con en el siglo XVIII: contextos y evolucion. Revista de Filologia Espanola.

VELLON, JAVIER y ROSANA MOYA. 2017. Pervivencia de las relativas oblicuas sin articulo: factores y contextos condicionantes. Spanish in Context 14 (3): 463-484.

Francisco Javier Vellon Lahoz (*)

Universitat Jaume I, Espana

(*) Para correspondencia, dirigirse a: Francisco Javier Vellon Lahoz (vellon@uji.es), Facultar de Ciencies Humanes i Socials, Avda. Sos Baynat s/n, 12071 Castello (Espana).

Recibido:23/02/18 Aceptado: 11/01/19

(1) El presente trabajo se inscribe en el proyecto de investigacion Dimensiones estructurales, sociales e idiolectales del cambio linguistico: nuevas aportaciones desde la sociolinguistica historica al estudio del espanol (FFI2017-86194-P) financiado por el Ministerio de Economia, Industria y Competitividad de Espana y cuyos detalles pueden encontrarse en la siguiente direccion electronica: http://sociolinguisticawe.wixsite.com/sociolinguisticauji.

(2) El empleo de quien como plural aparece consignado en todas las gramaticas de la RAE, desde la de 1796 a la de 1973, y se explica por su uso muy extendido entre los autores clasicos. En la ultima gramatica academica (2009: 1578) se insiste en recomendar la forma quienes para el plural y se apunta que la abundancia del empleo de la variante sin concordancia de numero en los textos medievales y clasicos se debe a que"comenzo a expandirse a mediados del siglo XVI, pero su uso no se generalizo hasta un siglo despues" (Velando 2017).

(3) Giron Alconchel (2006a y b)) encuentra ejemplos de esta estructura hasta en textos de comienzos del siglo XX. En el corpus de inmediatez comunicativa al que nos referiamos arriba (vease tambien infra [seccion]3), tambien hemos localizado cuatro ocurrencias en esa centuria.

(4) Respecto a las tablas anteriores, se ha eliminado el ultimo bloque, el dedicado a las clausulas introducidas por el relativo el cual, dado que ya desde el siglo XVI se evidencia que en todos los casos el antecedente es la forma aquel y no aparece la forma etimologica (el en el cual/el con el cual).

(5) No se analizan los datos del corpus de inmediatez comunicativa porque apenas aparecen ocurrencias.

(6) En nuestro estudio sobre el siglo XVIII aparece un 17% de ocurrencias con esta forma en un corpus de textos con registros cercanos al polo de la inmediatez comunicativa (Blas Arroyo y Vellon 2017: 503-504).

(7) Como en el caso de la tabla 5, se ha eliminado el bloque de las relativas introducidas por la forma compuesta los cuales (aquellos en los cuales/aquellos con los cuales), puesto que no existe ningun ejemplo de la variante no concordada.

(8) La tabla presenta un formato mas simple que el de los siglos anteriores, puesto que la diferencia discursiva entre textos literarios y no literarios ya no es relevante para valorar la presencia de la estructura innovadora, dado que esta aparece de manera generalizada en todo tipo de textos.

(9) Esta motivacion explicaria algunas ambivalencias que arrojan los resultados del corpus: las tres variantes etimologicas de Becquer corresponden a una literatura de ambientacion en las tradiciones como las Leyendas y las otras dos, innovadoras, a Desde mi celda; los mismo sucede con Zorrilla, con dos formas tradicionales provenientes de las Leyendas y tres innovadoras, en sus poesias; o el de Larra, con siete formas innovadoras en sus articulos, y una tradicional en su novela historica El Doncel de don Enrique el Doliente.

(10) El analisis se ha cenido a las variantes con la preposicion en--el en que--por ser muchos mas numerosas y, por ello, con resultados mas significativos.

(11) Los porcentajes se han obtenido en relacion con el numero total de ocurrencias con la variante el en que en cada siglo.

(12) En nuestro trabajo (Blas Arroyo y Vellon 2018) sobre las relativas oblicuas con antecedente nominal se muestra como, en el siglo XIX, el uso de las variantes con articulo (en el que), en textos de inmediatez comunicativa, alcanza un 24%, frente al 17% de la centuria anterior, diferencias que resultan estadisticamente significativas a la luz de las muestras disponibles.
Tabla 1. Indice de frecuencias de antecedentes pronominales en las
clausulas oblicuas de relativo en el siglo XVI

                 Corpus           Corpus CORDE/DAVIES
Estructuras      inmediatez   N     %       Textos        Textos no
                                            liteiarios    literarios
                                            N     %       N     %

el en que                     130    49     21     33     109    54
aquel en que     1            135    51     42     67      93    46
el con que       3            128    64     20     49     108    68
aquel con que    0             72    36     21     51      51    32
el en quien      1             13     8.7    1      1.4    12    15
aquel en         0            135    91     70     99      65    84
quien
el con quien     0             40    17      7      9      33    21
aquel con        0            191    83     70     91     121    80
quien
lo en que        1             58    25      9     16      49    26
aquello          0            183    75     47     83     136    74
en que
lo con que       0             23    22      5     18      18    23
aquello          1             81    78     22     81      59    77
con que
el en el cual    0              0     0     --    --      --    --
aquel en         0             11   100      3    100       8   100
el cual
el con el cual   0              0   ---     ---   ---     ---   ---
aquel con        0              2   100      0    ---       2   100
el cual
lo en lo cual    0              0   ---     ---   ---     ---   ----
aquello en       0              2   100      0    ---       2   100
lo cual
lo con lo cual   0              0   ---     ---   ---     ---   ---
aquello con      0              0   ---     ---   ---     ---   ---
lo cual

Tabla 2. indice de frecuencia de concordancias de numero correctas e
incorrectas en las clausulas de relativo introducidas por
quienes/cuales en el siglo XVI

Estructuras            N    No Concordancias   Concordancias
                            N    %             N   %

Los/las en quienes      7    6    86           1    14
Los/ las con quienes   31   31   100           0   -----
Aquellos/as en         44   42    95           2     5
quienes
Aquellos/as con        96   91    95           5     5
quienes
Aquellos/as en los      3    0   -----         3   100
cuales
Aquellos/as con los     1    0   ------        1   100
cuales

Tabla 3. Indice de frecuencias de antecedentes pronominales en las
clausulas oblicuas de relativo en el siglo XVII

                Corpus            Corpus CORDE/DAVIES
                inmediatez
Estructuras                  N     %     Textos       Textos no
                                         literarios   literarios
                N                        N    %       N     %

el en que       13           151    55   30    47     121    58
aquel en que     0           121    44   34    53      87    42
el con que       3            82    59   19    54      63    61
aquel con        0            56    41   16    56      40    39
que
el en quien      1            14    25    2     8      12    39
aquel en         0            41    75   22    92      19    62
quien
el con quien     1            20    25   10    33      10    20
aquel con        0            61    75   20    67      41    81
quien
lo en que        0            23    14    7    30      16    12
aquello          0           145    86   30    21     115    88
en que
lo con que       0             5    16    1    20       4    20
aquello          0            27    84    9    33      18    80
con que
el en el cual    0             0
aquel en         0             5   100    3   100       2   100
el cual
el con el        0             0
cual
aquel con        0             0
el cual
lo en lo cual    0             0
aquello en       0             0
lo cual
lo con lo        0             0
cual
aquello con      0             0
lo cual

Tabla 4. Indice de frecuencia de concordancias de numero correctas e
incorrectas en las clausulas de relativo introducidas por
quienes/cuales en el siglo XVII

Estructuras           N    No Concordancias   Concordancias
                           N    %             N   %

Los/las en quienes     5    5   100           0     0
Los/las con quienes   13   11    85           2    15
Aquellos/as           18   17    94           1     6
en quienes
Aquellos/as           68   62    91           6     9
con quienes
Aquellos/as en         3    0                 3   100
los cuales
Aquellos/as con        0
los cuales

Tabla 5. Indice de frecuencias de antecedentes pronominales en las
clausulas oblicuas de relativo en el siglo XVIII

               Corpus              Corpus CORDE/DAVIES
Estructuras    inmediatez   N     %    Textos literarios   Textos no
                                                           literarios
               N                       N    %              N     %

el en que      1             89   29    1     4             89   31
aquel en que   0            216   71   21   100            195   69
el con que     0             14   24    0   --              13   28
aquel con      0             44   76   11    92             33   72
que
el en quien    0              4    8    0   --               4    7
aquel en       1             56   92    5   100             51   93
quien
el con quien   0              3    6    0   --               3    7
aquel con      0             49   94    7   100             42   93
quien
lo en que      0              7   15    0   --               7   17
aquello en     0             38   84    5   100             33   82
que
lo con que     0              1   10    0   --               1   11
aquello con    0              9   90    1   100              8   89
que

Tabla 6. Indice de frecuencia de concordancias de numero correctas e
incorrectas en las clausulas de relativo introducidas por quienes en el
siglo XVIII

Estructuras            N    No Concordancias   Concordancias
                            N    %             N    %

Los/las en quienes      4    0   ----           4    100
Los/ las con quienes    3    2   67             1     33
Aquellos/as en         41    2    5            39     95
quienes
Aquellos/as con        36   10   28            26     72
quienes

Tabla 7. Indice de frecuencias de antecedentes pronominales en las
clausulas oblicuas de relativo en el siglo XIX

Estructuras       Corpus
                  inmediatez   Corpus Corde/Davies
                  N    %       N      %

el en que          6    35     299   26
aquel en que      11    65     855   74
el con que         0            20   31
aquel con que      0            44   69
el en quien        0   --        3    4
aquel en quien     1   100      63   95
el con quien       1    50       4    8
aquel con quien    1    50      48   82
lo en que          0             2    3
aquello en que     0            74   97
lo con que         0             2   13
aquello con que    0            13   87

Tabla 8. Indice de frecuencias de aparicion de la variante el en que en
diversos contextos gramaticales en los siglos XVIII y XIX

Siglo   Termino de    Estructura   Estructura
        preposicion   atributiva   comparativa
        N    %        N    %       N    %

XVIII   25   28       12   13      23   26
XIX     73   24       34   11      30   10
COPYRIGHT 2019 Universidad de Chile, Facultad de Filosofia y Humanidades
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Lahoz, Francisco Javier Vellon
Publication:Boletin de Filologia
Date:Jan 1, 2019
Words:11877
Previous Article:Transferencia y erosion de patrones melodicos en bilingues de espanol e ingles en California/TRANSFER AND EROSION OF MELODIC PATTERNS IN...
Next Article:El reconocimiento de palabras y el acceso lexico: revision de modelos y pruebas experimentales.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters