Printer Friendly

El crimen, base social y financiera de morena.

Rigoberto Salgado, delegado en Tlahuac, es la biografia de un delincuente especializado en crimen organizado.

Su negro historial lo vincula con el secuestro, extorsion, asesinatos, desapariciones, linchamientos, invasion de terrenos, peleas de gallos, prostitucion y, desde el poder, a la proteccion de narcotraficantes como Jesus Perez Luna, alias el Ojos, abatido el 20 de julio por la Marina.

Su actitud "sobrada" ante los diputados de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de Mexico, su negativa a renunciar, a negar con argumentos frivolos los cuestionamientos que se le hacian y el darse el lujo de dar por terminada la comparecencia habla de una sola cosa: de sentirse protegido por las poderosas organizaciones delictivas que operan en su demarcacion y, tal vez--?por que no?--, en el ambito nacional.

Todos los hermanos Salgado, segun reportes de diferentes medios, se dedican a actividades !licitas y todos son, formal o informalmente, integrantes de Morena.

El periodico El Universal publico la nomina de quienes cobran y fingen trabajar para la delegacion Tlahuac, y en la lista no solo aparece la familia del Ojos sino su jefe de sicarios, ayudantes y amigos, involucrados en la distribucion de droga junto con policias, comerciantes y taxistas.

Despues de Tlahuac, la Fiscalia Especializada para la Atencion de Delitos Electorales (FEPADE) y la misma PGR estan obligadas a investigar si existe una asociacion delictuosa entre Morena y la delincuencia organizada.

Rigoberto Salgado no es el unico funcionario militante de esa organizacion politica acusado de tener practicas que lo ligan con el crimen. El delegado de Xochimilco, Avelino Mendez, tiene antecedentes de dedicarse a extorsionar y es, por cierto, representante de Morena y de Andres Manuel Lopez Obrador en Sinaloa.

Es cada vez mas claro que el partido del tabasqueno y su plataforma para convertirse en presidente de Mexico son financiados con el dinero de las demarcaciones que gobierna y con los recursos ilicitos procedentes de las redes criminales que crecen al amparo de los delegados "morenistas".

El asunto no es baladi, ni meramente local. La remocion de Rigoberto Salgado como delegado de Tlahuac es necesaria, pero no suficiente. Se esta ante un asunto de Estado, de seguridad nacional que debe obligar a investigar que sucede en el resto de las delegaciones. Sobre todo, las gobernadas por Morena, como Xochimilco, Tlalpan, Azcapotzalco y Cuauhtemoc.

La capital del pais lleva veinte anos gobernada por la izquierda y el resultado es el que tenemos: una ciudad donde el poder politico y economico esta en manos del crimen organizado. Crimen que ha sabido ocultarse y mimetizarse detras de multiples rostros, a veces del ambulantaje y de organizaciones que dicen defender los derechos del mas pobre.

Los hechos recientes obligan a hablar de un antes y un despues de Tlahuac. Cuando el jefe de Gobierno Miguel Angel Mancera insiste en que aqui no hay carteles es porque, efectivamente, no los hay en estado puro, pero si con brazos extendidos hacia un partido politico como Morena.

Leyenda: Rigoberto Salgado, delegado en Tlahuac, durante su comparecencia ante los diputados de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de Mexico.

COPYRIGHT 2017 Editorial Cruzada, S.A. DE C.V.
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Pages, Beatriz
Publication:Siempre!
Date:Aug 6, 2017
Words:560
Previous Article:La familia Pulgon.
Next Article:Tlahuac, el iguala de la CDMX: Hector de Mauleon/Periodista.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters