Printer Friendly

El conflicto de Chechenia.

Carlos Taibo, Madrid: Los Libros de la Catarata, 2005, 3a edicion, 199 pags.

El conflicto de Chechenia es una invitacion a conocer en profundidad las claves del conflicto en este pais, que en el ultimo decenio ha dejado un saldo de destruccion sin comparacion en el planeta. A ello debe sumarse el lamentable hecho de que cuanto mas al sur se produzca un conflicto, menor atencion genera en los medios de comunicacion y, por ende, en las sociedades del norte. Ademas, entre la sociedad calo la propaganda del gobierno ruso, que describe a los chechenos como atrasados meridionales impregnados de fundamentalismo y biologicamente entregados al ejercicio del terror y de las practicas mafiosas.

Tres observaciones preliminares plantea el autor en el prologo del texto: 1a. No hay ningun factor que, por encima de los otros, ofrezca una explicacion suficiente de lo que ocurre en Chechenia. 2a. La informacion estadistica de la que se dispone no es muy fiable. 3a. El comportamiento de los agentes que operan sobre el terreno no es sencillo de explicar.

En concordancia con lo anterior, Taibo resalta que el conflicto de Chechenia refleja tres hechos importantes: el rechazo ontologico de los nacionalismos como tarea delicada. No se puede encontrar un argumento serio que permita respaldar las impresentables politicas avaladas en Chechenia por las autoridades rusas, bajo Boris Yeltsin y Vladimir Putin; el conflicto checheno revela las incongruencias de los paises del norte que asumen actitudes concesivas ante los amigos, mientras aplican fatales medidas a los enemigos. Un ejemplo de ello es la actitud de la Union Europea pues, desde el 11 de septiembre de 2001, sus responsables ya no miran hacia otro lado cuando se habla de Chechenia, por el contrario, le dan palmaditas en el hombro al presidente Putin; esta doble moral de acatamiento del todo y de silencio ostentoso ante los efectos del terror de Estado producen un miedo real, que deja mas que en entredicho la credibilidad de la Union Europea y otros organizaciones internacionales.

En el primer capitulo, titulado "El Entorno", se plantea como la injerencia de Moscu en los asuntos internos de los Estados que formalmente se declaran soberanos, obedece a su logica neoimperial, demostrada en los tres ultimos lustros con sus actitudes intervensionistas.

Chechenia, uno de los mas pequenos paises situados al norte de la cordillera del Caucaso, ha sido una tierra de friccion entre culturas y religiones, donde no se ha producido nunca ni una plena rustificacion ni una cabal musulmanizacion; de hecho, la imagen de los chechenos a traves de la literatura local y rusa es de gentes hospitalarias y orgullosas. A diferencia de otros pueblos del Caucaso septentrional, no conocieron ni el feudalismo, ni la sumision a soberanos, y desde hace mucho tiempo su organizacion social se asienta en unos doscientos teipi o clanes.

Chechenia era uno de los territorios menos urbanizado de la Federacion Rusa, y la presencia de rusos en su territorio es significativa en centros urbanos como Grozni. La mayoria de los chechenos son musulmanes sunnies, pero hace muy poco se han externalizado signos importantes de identidad religiosa.

Secuela del proceso de fragmentacion del Caucaso septentrional en 1936, aparece una nueva constitucion que dio nacimiento a la Republica Socialista Sovietica Autonoma (RSSA) de Chechenia-Ingushetia, que en 1944 fue abolida, decretandose a la vez la deportacion del grueso de su poblacion. Finalmente, tras muchos avatares, la RSSA de Chechenia fue restablecida en 1957. Durante 1964-1982 se consolidaron instituciones propias que despues sirvieron para reforzar el discurso nacionalista checheno: en este lapso, la corrupcion se extendio y, gracias a la industria del petroleo, Chechenia se convirtio en un gigante industrial en la zona. En el otono de 1990, Chechenia fue una de las republicas autonomas del Caucaso septentrional que se declararon soberanas y reivindicaron una condicion semejante a la que disfrutaban Armenia, Azerbaiyan y Georgia.

En cuanto a la economia, Chechenia fue victima, como otras tantas republicas de la vieja URSS, de una especializacion en el trabajo que genero una muy alta dependencia, y en parte por ello presenta un escaso desarrollo de las prestaciones sociales, asi como altas tasas de mortalidad infantil, desempleo, contaminacion, cancer y tuberculosis.

El capitulo 2, "la Chechenia de Dudayev (1991-1994)", presenta la reaccion de las autoridades rusas ante la independencia de Chechenia, que fue, en el inicio, bastante pasiva. El visible apoyo popular recibido por el presidente Dudayev (85%) le permitio consolidar una direccion autoritaria y personal, en cuyo trasfondo estaba un pacto con muchos dirigentes de los clanes locales, una activa militarizacion de todas las relaciones y un visible crecimiento del poder de redes mafiosas que operaban tanto dentro como fuera de territorio. La Chechenia de Dudayev logro proveerse de un arsenal que, aunque poco sofisticado e insuficiente, era significativo para sus planes.

Taibo explica como se dio una clara y abierta confrontacion entre el Presidente y el Parlamento, que fue disuelto por este. Entretanto, Moscu instrumentalizo la oposicion generada en Chechenia, donde la situacion era dramatica en lo social, lo politico y lo economico, punto ultimo que se agravo con el embargo declarado por la Federacion Rusa, pero que se sobrellevo gracias a las actividades de las redes mafiosas. Asi, Dudayev se nego a firmar el tratado de la Federacion propuesto por Yeltsin en marzo de 1992, y logro boicotear el referendo constitucional y las elecciones de rusas de diciembre de 1993.

La politica nacional de la Federacion Rusa apuntaba cada vez de forma mas directa a una centralizacion sin concesiones, que sin embargo no producia en la realidad los efectos deseados.

El tercer capitulo, "La primera guerra ruso-chechena postsovietica (1994-1996)", describe como a pesar se que se percibia un eventual reconocimiento de facto por parte de la Federacion Rusa ante Chechenia, en diciembre de 1994 se produjo una inesperada intervencion del ejercito ruso con el fin de culminar con el proceso independentista originado en 1991. Para el autor, esta intervencion obedecio entre otras razones a: el hecho de que la independencia chechena contradecia el discurso imperial ruso; el truco de buscar enemigos externos para distraer la mirada de la poblacion que sufre problemas economicos y sociales; el caracter geoestrategico de Chechenia y sus reservas de petroleo, y la presencia de oleoductos y gasoductos; poner freno a la extension del ejemplo chechenio: "cerrar la puerta con energia para que vibren los cristales de los vecinos".

La intensidad de la intervencion rusa fue brutal, pero la resistencia logro soportar el ataque. Sin embargo, el autor esboza la tesis de que en realidad no fueron los leales a Dudayev quienes dieron forma a la guerrilla, sino un genuino fenomeno de revuelta popular, donde la participacion de muchos no se sustentaba en ideales o convicciones, sino en la defensa de sus hogares y familias. Entretanto, la crisis politica en Rusia fue aguda y la figura e imagen de Yeltsin empeoraron: la poblacion se volco contra el, pues deseaban deshacerse de los chechenos, por un innegable desprecio y xenofobia, que asociaba al checheno con mafia y terrorismo.

En mayo de 1996, tras la muerte de Dudayev, su sucesor Yandarbiev y Yeltsin firmaron un documento que implicaba la orden de alto el fuego y la organizacion de un referendum sobre el estatus de Chechenia. Esto favorecia la imagen de Yeltsin de cara a las proximas elecciones. Sin embargo, 14 dias despues de celebradas las elecciones y ratificado Yeltsin como presidente, el ejercito ruso asesto un nuevo ataque en julio, pero el espectacular fracaso hizo que en cuestion de horas la resistencia chechena se hiciera con el pleno control de Grozni.

Un nuevo acuerdo llegaria en agosto, bajo el nombre de Jasaviurt, y, en cumplimiento a lo acordado en el, Yeltsin ordeno la retirada de los contingentes rusos presentes en Chechenia; asi, las relaciones entre Rusia y Chechenia pasaron a ser de derecho internacional. En adelante, Chechenia vivio como un Estado independiente, y Masjadov logro el 65% de los votos en las elecciones de enero de 1997. Sin embargo, los problemas estuvieron al orden del dia y las tensiones con el Parlamento hicieron que este fuera disuelto, con los clanes y con sectores sometidos al islamismo mas radicalizado. Esta es la tematica del capitulo cuarto, "El acuerdo de Jasaviurt y el interregno de paz y caos (1996-1999)".

El caos se extendio a una economia que padecia los efectos de la destruccion de muchas infraestructuras, y que sobrevivia de las remisas, los secuestros, el narcotrafico y demas actividades mafiosas. La destruccion generada durante la guerra en Chechenia cancelo toda posibilidad de recuperacion industrial, agricola y ganadera.

En agosto de 1999, el panorama se ensombrecio aun mas pues una guerrilla wahabi que se desplego a Daguestan, bajo la direccion de Basayev, pretendia acelerar la configuracion de una republica islamica. Sus acciones incluyeron colocacion de bombas y atentados que se saldaron con mas de tres centenares de muertos; la respuesta fue un cambio en la opinion publica y de los partidos politicos rusos que ahora aprobaban y respaldaban mayoritariamente la permanencia y las acciones del ejercito ruso en Chechenia.

"La segunda guerra ruso-chechena postsovietica (1999-2004)", iniciada el 10 de octubre de 1999, con Putin como primer ministro y con la invasion de mas de 140.000 soldados rusos a una Chechenia de poco mas de 500.000 habitantes, demostro el objetivo de cancelar el acuerdo de 1996 y dar por terminado el proceso de secesion iniciado en 1991. La novedad que el autor plantea en esta segunda guerra es el exhaustivo y eficiente control del Kremlin sobre los medios de comunicacion; por ello, la informacion que se transmitia era la que el Gobierno deseaba, y desea, en general sobre la heroica vida de combate de las unidades federales, cronicas sobre la maldad de los chechenos y sobre quien debe dirigirlos.

Para Taibo, la principal diferencia entre Yeltsin y Putin es que mientras el primero tenia una baja popularidad, poseia una gran autoridad, y el segundo disfruta de gran popularidad, pero carecia de autoridad. Asi mismo, para el, la apuesta recentralizadora propuesta por Putin no plantea la solucion para un pais inmenso que muestra diferencias significativas entre quienes lo integran, mientras, ademas, crecen la burocratizacion, la ineficacia y la corrupcion del Estado federal ruso.

Para finalizar, en el quinto capitulo se concluye que gran parte de la financiacion y el armamento de la guerrilla procedia de Rusia, y no de redes como Al Qaeda, lo cual debilita el argumento del islamismo radical internacionalmente organizado como clave del conflicto checheno.

Son muchas las organizaciones y los analistas internacionales de derechos humanos que han denunciado la tetrica situacion que las acciones del ejercito y la policia rusa han generado en Chechenia, convirtiendolo en un conflicto enquistado: torturas, ejecuciones sumarias, muertes, incomunicacion durante periodos prolongados y negativa a aceptar la asistencia de abogados son entre otras las formas que ha tomado el terrorismo de Estado que ahora rivaliza y hasta supera en crueldad a la resistencia. Sin embargo, la resistencia no ha sido menos cruel en violacion a los derechos humanos; los acontecimientos del metro de Moscu en febrero y la escuela de Beslan en septiembre de 2004 son prueba de ello, a pesar de que en el segundo caso se rehuso a utilizar el adjetivo de checheno para los miembros del comando, a quienes se califico como terrositas internacionales, tal vez debido a que parte de la opinion publica rusa empezaba a dudar de los proyectos de Putin y de la eficacia de los servicios de inteligencia y seguridad.

Con Putin en la presidencia se ha adelantado un programa de normalizacion para Chechenia, sin respeto por la democracia y con el designio de forjar unas instituciones supeditadas a las instrucciones de Moscu. Sin embargo, este programa ha fracasado, como lo muestra la realidad, en lo politico, lo economico y lo social. Por ello y ante la evidencia de que ninguna de las partes puede imponerse militarmente a la otra, el autor explica que es innegable que antes o despues tiene que abrirse un proceso de negociacion politico, en el cual no debe olvidarse que Chechenia es una republica, donde mas del 90% son chechenos autoctonos, hecho que para muchos es razon suficiente para su independencia.

En el capitulo 7, "La trama internacional", se expone la politica exterior rusa de la segunda mitad de la decada de los noventa, marcada por la contradiccion de que, por un lado, mostraba sus presunciones de independencia de las potencias occidentales, pero, por el otro, cedia notablemente a cambio de las ayudas que llegaban del FMI o del BM. La situacion cambio tenazmente en 1999 gracias a la subida de los precios internacionales del petroleo, que reavivaron la decadente economia rusa.

Tras los atentados del 11S, Rusia se mostro colaboradora y solidaria con los EE.UU., con el fin de promover su integracion en la Organizacion Mundial del Comercio y ademas aprovechar los beneficios de la integracion en las redes del mundo occidental. Por su parte, EE.UU. recibia de buen grado los coqueteos rusos pues con ello conseguia su proposito de mantenerla alejada de la Union Europea, y garantizar sus intereses economicos y geoestrategicos en la cuenca del Caspio. Entretanto, Rusia, a pesar del discurso oficial, no lograba alejarse de la dependencia y la tercermundizacion.

Como parte de este juego de intereses, EE.UU. respaldo durante toda la decada de los noventa las acciones rusas sobre Chechenia, mas si se tiene presente que se trata de un Estado independiente con infulas islamistas, y que, segun declaraciones rusas, mas de 2.600 chechenos habian sido entrenados por Al Qaeda. A lo anterior debe agregarse que hoy la perdida de notoriedad del conflicto obedece tambien a que su importancia economica ha disminuido, y su territorio ha sido esquivado en la construccion de oleoductos.

Para Taibo, el discurso de la Union Europea ha sido mas severo que el estadounidense, pero las consecuencias han sido muy debiles, en especial cuando se trata de debatir sobre la politica de tierra quemada y de violacion de derechos humanos que Putin ha postulado y aplicado para Chechenia. Por su parte, la ONU ha preferido lavarse las manos, declarando que la cuestion de Chechenia era un asunto interno de Rusia, pero conviene resaltar que Kofi Annan debia contar con el apoyo ruso para lograr la renovacion de su mandato.

En el octavo y ultimo capitulo, el autor plasma cuatro conclusiones, que mas bien son cuestiones que, como el mismo senala, existen en el nucleo del conflicto checheno. Como primera medida, esta el hecho de que son muchos los chechenos que estan hartos de la situacion, y las secuelas emocionales del conflicto se trasforman en un rechazo mayor al invasor ruso, que se traduciria, en caso de formalizarse un referendo de autodeterminacion, en un amplio respaldo a favor de la secesion. Los chechenos, ademas, y pese a la informacion transmitida a la opinion publica mundial, han recibido con poco eco el discurso wahabi, en gran medida porque, en ausencia de los varones, las mujeres han asumido un papel protagonico que dificulta sustancialmente el asentamiento del riguroso regimen wahabi. Sin embargo, no puede despreciarse el papel que pueden desempenar por su incuestionable habilidad militar.

Como segundo punto esta el debate sobre la autodeterminacion, pues lo que queda claro es que Rusia ha apostado por el uso de la fuerza para lograr sus intereses, nada edificantes, en contra de la demanda del pueblo checheno, y todo ello con la funesta complacencia del mundo occidental tras un supuesto caracter interno del conflicto.

El tercer asunto es la gravedad que ha generado, tras el 11S, la atribucion radical adjudicada ahora al terror islamista internacional pues, por un lado, se genera un desinteres por las claves reales y singulares de los conflictos, y, por otro, otorga carta blanca a los gobiernos impresentables e inescrupulosos; ademas, refuerza la doble moral del todo vale, al tratar diferenciadamente a amigos y a enemigos; igualmente se abandona la busqueda de solucion a los problemas de fondo que generan comportamientos desmesurados y desbocados a causa de la injusticia y las desigualdades; por ultimo, la situacion esta llevando a argumentos xenofobos para justificar acciones y responsabilizar a los otros de las miserias del planeta.

En la ultima conclusion, titulada ?El zar listo?, se presentan los argumentos que a juicio del autor demuestran el fracaso de la politica democratica e imperial de Putin, quien ha utilizado el conflicto checheno para catapultarse a la presidencia y distraer las miradas de la crisis economica y social que atraviesa Rusia, y que la sume hoy en una incapacidad competitiva internacional en medio de una profunda y severa desigualdad interna, en virtud de la cual la mayoria de la poblacion vive en situacion de penuria, mientras una minoria disfruta a caudales del consumo y la opulencia. En palabras del autor, a Moscu le va razonablemente bien en Chechenia, gracias al poder autoritario que Putin impone a costa del sufrimiento checheno y ruso.

A traves de estas 199 paginas de rapida e interesante lectura, incluso para quienes nos acercamos por primera vez a la tematica, se logra entender las claves fundamentales que explican el conflicto checheno, de una manera real y secularizada, alejada de los medios de comunicacion estatalmente manejados, y cercana a la rigurosidad y meticulosidad propias del mundo academico. Es con esta optica que ahora es imprescindible prestar atencion al rumbo que tomaran los acontecimientos tras el asesinato del ex presidente de Chechenia y lider de los separatistas Aslan Masjadov, el pasado mes de marzo, pues todo parece indicar que la guerrilla chechena puede ampliar sus ataques contra Rusia.

XIMENA ALVAREZ BERMUDEZ

Administradora de empresas,

Universidad Nacional de Colombia,

estudiante de la Universidad

Complutense de Madrid.
COPYRIGHT 2005 Universidad Nacional de Colombia, Facultad de Ciencias Economicas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2005 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Alvarez Bermudez, Ximena
Publication:Revista Innovar
Article Type:Resena de libro
Date:Jul 1, 2005
Words:3208
Previous Article:Decisiones de inversion y financiacion en empresas de ocio, turismo y hosteleria. Casos practicos.
Next Article:Editorial.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters