Printer Friendly

El bracero, ?heroe o paria? Su representacion mediatica, 1942-1964.

The bracero, hero or pariah? His media representation, 1942-1964

El bracero, trabajador agricola migratorio, procedente de regiones y de estados conservadores de la Republica mexicana, (1) con regularidad ha sido considerado por algunos autores como un actor transnacional de la modernidad. (2) Entre las decadas de 1940 a 1960, existio un discurso que hacia del bracero un agente de desarrollo, aunque no necesariamente un experto de cualquier tipo. (3) Para la comunidad nacional, el migrante se convertia en un simbolo de la modernidad que se buscaba entonces: un hombre emprendedor, proveedor, productivo, valiente, respetable, que regresaba a su pueblo con el valor anadido de su conocimiento de Estados Unidos y las tecnicas agricolas modernas. La transmision de fondos y de nuevos conocimientos se volvia central en la relacion entre desarrollo, modernizacion y migracion; por otra parte, la emigracion ha sido tambien vista como un signo de fracaso del proyecto de desarrollo, (4) de la modernizacion de Mexico. Al lado del bracero "emprendedor", coexistio la idea del de tipo vendepatria, el recriminable, el ignorante y explotado.

La imagen del bracero--pero tambien de otro tipos de migrantes--no es homogenea ni tampoco unica en el imaginario popular. (5) Como bien lo ha senalado Jorge Durand, mientras a finales del siglo xix la salida de trabajadores no era bien vista por las autoridades mexicanas, por ser Mexico un pais despoblado y que necesitaba gente para explotar sus recursos, la contratacion de los braceros durante los anos de la Segunda Guerra Mundial fue considerada como un gesto patriotico y noble. (6) Su concepcion a lo largo de los 22 anos de existencia del programa tampoco se muestra estatica. Durante todos estos anos, el bracero no es un heroe nacional. Ademas, en ciertos momentos, en la prensa nacional y local, no se hace distincion alguna entre braceros y migrantes clandestinos, lo que dificulta el trabajo del historiador para retratar a este sujeto migratorio.

Desde que se dio por terminado el Programa Bracero, pocos estudiosos de esta migracion se han interesado en esta figura, asi como en la percepcion y al lugar que ocupo este tipo de migrante en la sociedad mexicana. Algunos contemporaneos estadounidenses del programa produjeron distintos analisis de la repercusion que tenian los braceros en la sociedad y en los campos californianos. (7) Ciertos autores senalan la instrumentalizacion del bracero como sujeto laboral despojado de su capacidad de agencia. Alicia Smith Camacho considera que el nombre dado a este trabajador agricola temporal--el cual, cabe senalar, aparece antes de la creacion del Programa Bracero--es una senal de su concepcion como un "hombre-cuerpo", como un soldado laboral. (8) Algunos autores han privilegiado la categoria analitica del genero para observar esta figura: su masculinidad, sus relaciones familiares y su integracion al cuerpo nacional mexicano, por lo cual han senalado la trascendencia de estas nuevas relaciones laborales en un marco "homo-social" en la cotidianidad de los participantes al Programa. Otros se interesan en la problematizacion de los rasgos culturales de la identidad de este sujeto excluido del cuerpo ciudadano estadounidense, exponiendo las fricciones y tensiones que existieron entre la comunidad mexicano-americana y los braceros; este trabajador mexicano no fue percibido por los mexicano-americanos como uno de ellos, mas bien fue tratado en terminos de competencia laboral y social. (9)

Del lado mexicano, existen reportes de esta epoca que hacen una observacion sistematica del perfil de los participantes del programa o de su contribucion para la sociedad emisora, a los cuales me referire mas adelante. (10) Sin embargo, los resultados de estos estudios no son necesariamente los que circularon en la prensa nacional y que moldearon las percepciones en torno a los braceros. Para acercarse a la identidad del bracero en Mexico, la prensa nacional y local permite entrever como se hablaba de su imagen--real o proyectada--; los editoriales, opiniones de lectores y otras notas periodisticas nos cuentan una historia en la cual el bracero muy a menudo es visto como un problema. En su reciente tesis doctoral, Cordoba Ramirez rastreo algunos de los estereotipos presentes en la prensa y senala una paradoja entre los testimonios de los braceros, los cuales tienden a describir positivamente sus experiencias, y "una postura recurrente en la prensa [...] que, de manera primordial, los victimiza". (11) La autora concluye que las representaciones elaboradas acerca de los trabajadores agricolas temporales oscilan entre el reconocimiento, la critica y la desconfianza. (12)

Esta conclusion es acertada, pero resulta insuficiente para entender como esta figura emblematica de la migracion participo en un debate mas amplio sobre el proyecto posrevolucionario. ?Como y por que se modifica la representacion del bracero? El discurso consolidado a partir de los documentos periodisticos es subjetivo y responde a criterios politicos que resultan obvios en distintas ocasiones. Mediante esta documentacion, se puede seguir la evolucion de la figura del bracero y su aceptacion o marginalizacion como sujeto del proyecto posrevolucionario mexicano. En este articulo, sigo la evolucion de la imagen del bracero en un periodo durante el cual su contratacion contaba con el aval de los gobiernos mexicano y estadounidense, con el fin de entender como esta percepcion se va modificando de acuerdo con las prioridades desarrollistas o de politica exterior de Mexico.

En este sentido, son utiles ciertas claves propuestas por Alicia Smith Camacho para entender los conflictos que surgen en torno a la identidad y aceptacion del bracero en Estados Unidos. Ademas de analizar los conflictos identitarios entre braceros y mexicano-americanos, la autora senala tambien el problema de representacion del bracero entre los sectores nacionalistas mexicanos. (13) Vale la pena explorar mas a fondo esta paradoja y buscar las causas de un razonamiento identitario que contrapone el potencial de modernizacion del bracero con los aspectos mas negativos de este sujeto, como la cobardia o la falta de patriotismo.

El presente texto se centra en explorar la ambiguedad de la figura del bracero mediante un analisis de la prensa nacional (El Popular, (14) Excelsior (15)) y de algunos periodicos locales de dos regiones muy afectadas por esta migracion (El Informador, Guadalajara, Jalisco; (16) El Sol de Leon, Leon, Guanajuato; (17) El Siglo de Torreon, Torreon, Coahuila). (18) Estos periodicos fueron seleccionados debido a la accesibilidad de sus archivos, asi como por el periodo estudiado, por la diversidad de sus lineas editoriales (19) y porque permiten rastrear la representacion en el ambito nacional, pero tambien desde las regiones exportadoras de migrantes. Se presentan las distintas formas en las que se ha definido y representado al bracero en el transcurso de estas dos decadas de migracion reglamentada. (20)

Es necesario mencionar que el termino bracero es utilizado en la prensa de la epoca para denominar a los trabajadores legalmente contratados; sin embargo, en varias ocasiones, la palabra es utilizada para designar a la migracion no documentada, sin distincion alguna. (21) Este problema en la terminologia repercute necesariamente en el presente analisis, pero tambien permite concluir que la imagen negativa del bracero estuvo interconectada con la salida no controlada de los demas connacionales. Respecto a este analisis de la imagen del bracero, sobresale una dicotomia importante, un dilema nacional acerca de la utilidad de este sujeto: mientras que en algunos momentos esta figura sirve para senalar las fallas del modelo economico posrevolucionario, en otras ocasiones, es presentado como el culpable del atraso de las regiones de donde este proviene. Como se expondra en las paginas del articulo, el retrato del bracero, tal como lo representan varios periodicos, esta estrechamente relacionado con el contexto politico y economico posrevolucionario e internacional de la Guerra Fria.

EL BRACERO, DEL HEROE PATRIOTICO AL JORNALERO REPRENSIBLE

Mexico no permanecio neutral frente al conflicto que azotaba a Europa: despues del hundimiento de dos barcos mexicanos por submarinos alemanes en la primavera de 1942, el gobierno mexicano decidio demostrar su apoyo a los aliados. Sin embargo, la opcion de una participacion militar no resultaba popular, por lo que la propuesta de una colaboracion laboral con Estados Unidos--ocupado en mantener el frente pacifico--fue considerada favorablemente por el gobierno de Manuel Avila Camacho. Asi, en agosto de 1942, se firmo el convenio bilateral que daba vida al Programa Bracero. Ademas de presentar a los braceros como el sacrificio en carne y sangre de la patria, y asi asegurarse una buena relacion con el vecino del norte, esta cooperacion permitio a Mexico limar asperezas y terminar con pleitos que habian marcado la decada de 1930 (expropiacion petrolera, compras de plata, etcetera), para obtener una cooperacion economica solida que ayudaria al pais en su industrializacion y modernizacion. (22)

El esfuerzo belico mexicano durante la Segunda Guerra Mundial se dio mediante el envio masivo de trabajadores a los campos estadounidenses, principalmente a California. Antes de que se firmara el convenio, en los periodicos mexicanos se publico una nota del Secretario de Agricultura de Estados Unidos, en la cual enfatiza "el desarrollo de la cooperacion entre las Americas" y la importancia de coordinar los esfuerzos durante y despues del periodo de guerra. Sobre todo, el Secretario parece preparar a la opinion publica mexicana en la idea de la colaboracion agricola y laboral con Mexico, senalando el caracter patriotico y valioso del labrador norteamericano que ayuda a ganar la guerra:
   En vista de que el acceso a los mercados europeos se ha hecho
   imposible [...] tenemos ahora la obligacion de ayudar a nuestros
   vecinos a eliminar sus excedentes de produccion, y ellos a la vez
   nos ayudaran a hacer frente a la escasez de articulos que antes
   venian de otras partes del mundo [...]. La tarea de producir los
   articulos alimenticios requeridos [...] es la mayor que han
   confrontado. [...] Hay que vencer mil dificultades [...]: cada dia
   escasea mas el numero de braceros del campo expertos en sus
   labores. [...] El objetivo inmediato del labrador norteamericano es
   ayudar a ganar la guerra. Su siguiente proposito es ayudar al logro
   de la paz. (23)


De esta manera, el momento en el que se crea el Programa Bracero esta tintado por un panamericanismo del cual el trabajador agricola mexicano es una figura central. El entusiasmo demostrado en esta ocasion es inmortalizado en la portada de la revista Life de 1942, con una fotografia de un grupo de braceros exhibiendo honradamente las banderas mexicana y estadounidense. (24) Al momento de las primeras contrataciones, se reporta en El Informador--periodico conservador del estado de Jalisco (uno de los principales lugares de productores de migrantes)--que los braceros "agitaban banderas americanas y mexicanas al momento de su llegada, y prorrumpieron en 'vivas' para Estados Unidos y Mexico". (25) En lugar de ver este fenomeno como un exodo--como sera el caso anos mas tarde--, los periodicos nacionales y locales proyectan una imagen patriotica y optimista del trabajador agricola migrante.

El origen de los braceros es humilde: trabajadores agricolas no calificados, gente mayoritariamente originaria de zonas rurales, peones que no han sido beneficiarios del reparto agrario y no gozan del acceso a la propiedad. (26) Son una poblacion que, de otra manera, quedaria fuera de los logros del proyecto posrevolucionario y de la modernizacion deseada. Sin embargo, este momento patriotico lo convierte momentaneamente en un campeon del nacionalismo mexicano, luchando del lado de las democracias en este conflicto. Asi es como se lo presenta en El Informador, durante los primeros meses de esta cooperacion:
   Mexico, de hecho y derecho, se encuentra en pie de guerra, los
   braceros son soldados del frente de produccion, que con su trabajo
   ayudan en forma inconmensurable la causa de los aliados y de las
   democracias. Como soldados de un ejercito que marchan fuera de su
   Patria, merecen no solo el respeto y veneracion de todos, sino que
   ademas debe darseles una justa recompensa por su labor. (27)


Ademas, como lo menciona Cohen, el proceso de seleccion, con sus evaluaciones medicas y de buena conducta, significaba, de cierta manera, la integracion de estos campesinos como agentes activos del proyecto nacional posrevolucionario:
   [...] el proceso que se efectuaba dentro del estadio [el unico
   centro de contratacion durante la epoca de la Segunda Guerra
   Mundial] se convirtio en un momento altamente ritualizado en el que
   el hombre anteriormente excluido de la nacion mexicana se volvia
   visible--aunque fuera solamente de forma momentanea--como nuevos
   miembros y simbolicamente incluidos y con acceso a los privilegios
   de este estatus. (28)


A partir de la presidencia de Miguel Aleman, Mexico intenta colocarse en la escena mundial como lider de los paises en desarrollo e intenta influir en el orden de posguerra, asi como durante la Guerra Fria. Los braceros revisten entonces una importancia simbolica significativa en la conformacion de la identidad internacional mexicana. En la epoca de posguerra, Mexico sigue utilizando el argumento de su participacion en la Segunda Guerra Mundial, y, por lo tanto, recurre al sacrificio de los braceros para hacer valer su lugar en conferencias internacionales importantes: "Mexico argumento que no existia justificacion alguna para su omision de la conferencia de paz en Italia [...]. El esfuerzo de Guerra de Mexico era descrito como el mas grande entre las naciones latinoamericanas [...]. Tambien mando a Estados Unidos alrededor de 300 000 'braceros' o trabajadores". (29) En pocas ocasiones, en la siguiente decada, el bracero sera objeto de orgullo nacional.

Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, el retrato del bracero tiende a degradarse, entre otras cosas, por el "bracerismo paralelo" que se consolida al margen de la contratacion oficial y bilateral de los trabajadores mexicanos. El acuerdo bilateral se renueva en gran parte por la presion de los granjeros estadounidenses, quienes argumentan que la prosperidad economica en su pais, asi como el empleo en la industria y en los servicios provocan una falta de mano de obra en el sector agricola. En respuesta a esta demanda de trabajadores agricolas mexicanos, crecen los flujos migratorios legales e indocumentados.

La percepcion del bracero como actor "clandestino" toma mayor forma a finales de la decada de 1940; se consolida en la primera mitad de 1950, cuando el numero de trabajadores mexicanos que cruzan de forma indocumentada la frontera alcanza cifras desmesuradas, y culmina en los primeros anos de 1960. (30) El lenguaje utilizado para denominarlo presenta insinuaciones obvias de su caracter "clandestino", que lo lleva a coquetear con la criminalidad. En ese sentido, la interpretacion de Irina Cordoba respecto a las causas del temor al bracero son relevantes; de acuerdo con esta autora, el caracter ilegal de varios de los trabajadores agricolas mexicanos que laboraron en los campos estadounidenses hizo que la prensa confiriera a los migrantes sin papeles y a los braceros contratados una imagen de delincuentes potenciales, "representacion injuriosa que asigno a los emigrantes un lugar marginal en las sociedades con las que interactuaban". (31)

El caracter "reprensible" del bracero se consolida de manera paulatina en las dos decadas de existencia del Programa. Paradojicamente, mientras que en la prensa de Estados Unidos se diferencia al bracero (contratado de forma legal) de los wetbacks (por retomar la expresion utilizada en los medios estadounidenses de la epoca), en Mexico, el termino bracero sufre una imprecision simbolica significativa a partir de la decada de 1950. A partir de 1949, cuando se incremente el flujo migratorio clandestino, la prensa nacional y local mexicana empieza a aglutinar a todos los sujetos migrantes bajo el termino bracero. En algunas ocasiones, se agregan adjetivos que permiten distinguir el bracero legal del ilegal, pero en numerosos casos resulta dificil diferenciar entre migracion documentada e indocumentada. La carga simbolica de esta terminologia no es banal. (32)

Las notas periodisticas que reportan redadas y deportaciones de trabajadores agricolas clandestinos (entonces denominados mojados) son comunes, pero algunos articulos pintan un retrato muy peculiar del bracero: enfatizan la inestabilidad del temperamento de este sujeto y su propension a abusar de sustancias embriagantes o ilicitas. Estas caracteristicas, asociadas muy a menudo con las enfermedades mentales o con perfiles de delincuentes, fueron documentadas en 1956 por el doctor Buentello, en algunos sujetos devueltos a Mexico. (33) Se identifico como la psicosis de los repatriados, y se debia a experiencias traumaticas relacionadas con la experiencia migratoria y las condiciones adversas sufridas en Estados Unidos. Asi, no es sorprendente que la prensa regional, principalmente el periodico El Informador, haya tambien reportado y difundido una imagen del bracero en terminos como los de enfermos, inestables y peligrosos. Por medio de sus paginas, se puede apreciar como la repatriacion y el transito de los braceros y de los indocumentados era percibida en la ciudad de Guadalajara.

Ciertas noticias, aparecidas de forma regular aunque no preponderantemente, reportan episodios tragicos que terminan con la muerte de un bracero intoxicado o alienado. En varias notas se documentan casos de braceros que se tiran del tren que los lleva de vuelta a su pueblo, presuntamente despues de haber tomado "unas copas". (34) En otros casos, el intento de suicidio es atribuido a la enajenacion mental. Los titulos de estas noticias contribuyen a la creacion de un estereotipo en torno a la salud mental del bracero, en el cual se enfatiza el caracter comun de estos actos. Tal es el caso de unas notas, aparecidas en El Informador, que senalan la frecuencia de los casos de inestabilidad mental: "Otro bracero atacado de enajenacion mental". (35) Vale la pena mencionar que este tipo de noticias son comunes en periodicos regionales, pero no en los nacionales. Ademas, no es fortuito que estas notas aparezcan en el periodico de Guadalajara, pues esta ciudad recibio a muchos trabajadores mexicanos que regresaron de Estados Unidos.

La imagen del bracero presentada en este periodico indica un empeoramiento gradual de la percepcion de este trabajador, debido, probablemente, al cambio del contexto migratorio. Con el tiempo y el incremento de las deportaciones, asi como debido a las campanas desfavorables a la migracion indocumentada, se puede apreciar que el bracero paso de loco, ignorante, mojado y traidor, al estatuto de delincuente. Por ejemplo, en 1954, se reporta el caso de "un grupo de braceros [que] se arrojo sobre las fondas que algunas pobres mujeres tienen establecidas [en la estacion del Ferrocarril]". (36) En 1960, otro articulo retrata a Daniel Diaz Luna como un "vivales" que abuso de la generosidad de los padres de su prometida y utilizo el dinero para irse de bracero sin haberse casado, lo que le valio su ingreso a la Penitenciaria del Estado de Jalisco. (37) Algunas notas presentan tambien casos mas graves:
   [quien, en plena consciencia de sus actos y] sin ningun motivo,
   [disparo a sus connacionales.] Por supuesto que [...] emprendio
   luego la fuga y posiblemente ahora vaya en camino a la frontera
   norte de donde hace un mes llego a su pueblo solo para hacer la
   criminal fechoria de que ahora se le acusa. (38)


Este tipo de acontecimientos aparecen regularmente en la seccion "Notas de policia" de El Informador: disparos a la gente, robos, asaltos, embriaguez y zafarranchos cometidos por braceros son senalados con relativa frecuencia. (39)

En los casos de enajenacion mental de los migrantes que han regresado, la estancia en Estados Unidos es senalada como posible causa del problema. En cuanto a los braceros delincuentes, el viaje a Estados Unidos es presentado como una escapatoria para estos criminales, (40) en cuyas mentes los campos estadounidenses representan una zona de refugio. Aunque esta imagen no es la que predomina en los periodicos, es interesante ver como se transforma la apreciacion del caracter de este tipo de migrante: mientras que durante la guerra era percibido como un compatriota valiente que aguanto abusos y discriminacion en tierras ajenas, con los anos se volvio un personaje que termino padeciendo trastornos del comportamiento graves, o como un actor que aprovechaba la posibilidad de migrar para cometer crimenes y huir del otro lado de la frontera.

El bracero llega a representar tambien un problema de imagen publica por ser considerado un vago. Los aspirantes que llegan a las ciudades del estado de Chihuahua, Nuevo Leon y Sonora provocan ciertos problemas de salud publica. (41) Por ello, los periodicos de estas regiones publican en sus paginas distintos avisos para desincentivar la migracion; mas que prevenir respecto a la insuficiencia de contratos, estos diarios mencionan el problema de la vagancia que acompana este movimiento:
   [...] la ciudad presenta un triste espectaculo, pues los numerosos
   braceros que vienen con el fin de contratarse no cuentan con fondos
   suficientes para pagar aunque fuera un mal hospedaje, sino procuran
   colocarse muchas de las veces en la Estacion de los Ferrocarriles,
   otras en parques publicos y demas sitios a la vista de todo el
   mundo, principalmente de los turistas que en gran numero llegan a
   esta ciudad. (42)


En este caso, los problemas de salubridad y de imagen que acompanan a los migrantes explican la apreciacion negativa de aquel personaje.

Mientras que durante la guerra el trabajo del bracero en los campos estadounidenses fue visto como un sacrificio patriotico, en la decada de 1950 esta imagen parece revertirse. Para 1950, las autoridades empiezan a considerar la reorientacion de los braceros hacia los campos algodoneros (que experimentan su auge especialmente durante esta decada y la siguiente) de los estados fronterizos mexicanos. En 1954, El Popular reporta las peticiones de los dirigentes campesinos para un programa sistematico de abastecimiento de mano de obra agricola; estas se vuelven recurrentes y proponen al bracero como la solucion: (43) "dirigentes campesinos [...] estan concentrando los informes de sus delegados en el interior del pais, para solicitar del Gobierno que se asegure la administracion de mano de obra para las labores agricolas, prohibiendo la salida de braceros". (44) En 1956, el gobierno mexicano parece dar su visto bueno a este tipo de programas. (45)

Para poder obtener un contrato como bracero, el campesino mexicano debe "prestar el servicio" que demanda la agricultura nacional; asi, el trabajo agricola en Estados Unidos se vuelve una recompensa que debe merecerse con un sacrificio previo: "Antes de ser contratados para los campos norteamericanos, nuestros braceros trabajaran en campos nacionales, para prestar el servicio que estan demandando nuestros agricultores y particularmente los que cultivan algodon en Matamoros, Tamps., Sonora y Baja California". (46) Esta noticia, que aparece en El Popular, permite entrever el discurso oficial: el bracero ya no es un heroe; mas bien, amenaza con danar la vida productiva de la Republica y, por lo tanto, debe prestar un servicio a la patria antes de irse al norte. Tal vez lo mas sorprendente es la poca o nula reaccion en la prensa nacional en cuanto a esta contratacion semiforzada. Los demas periodicos analizados no informan del establecimiento de este programa bracero nacional, que se presenta de manera informal.

EL BRACERO, ?AGENTE DE DESARROLLO O FIGURA DEL FRACASO POSREVOLUCIONARIO?

Al momento de crear el programa de trabajo temporal agricola bilateral, Mexico encuentra una gran ventaja: modernizar las practicas y tecnicas agricolas. Del bracero se espera que se familiarice con las herramientas y los conocimientos modernos de la agroindustria californiana, para comunicar su conocimiento al regresar a su pueblo o comunidad. Esta idea de inversion agricola que aparece durante la decada de 1940 seguira vigente hasta el final del Programa Bracero y se ve reflejada regularmente en las paginas de periodicos nacionales y regionales que apoyan la postura del gobierno de Mexico. (47)

El Popular, que demuestra simpatia por la politica de la reforma agraria y por la inversion en el campo, ve en el bracero un vehiculo para la innovacion tecnologica en este sector. Basandose en esta concepcion de inversion agricola, el bracero se vuelve un agente del desarrollo, gracias a las tecnicas modernas que aplicara en los campos mexicanos a su regreso. (48) Su figura como agente de la modernidad y desarrollo no se limita al terreno agricola, pero incluye tambien ciertos aspectos culturales, economicos y politicos como los siguientes:
   Modificacion de los habitos y del patron de vida de los braceros,
   quienes adquieran ademas experiencias, conocimientos y habilidad en
   determinadas labores, asi como conciencia de sus derechos como
   trabajadores agricolas. A su regreso de los Estados Unidos, muchos
   no solo traen mejores zapatos, pantalones, chamarras y sombreros,
   sino tambien nuevas ideas y conciencia de sus derechos como
   trabajadores. (49)


Incluso, en los ultimos anos de vida del programa bilateral, algunos congresistas siguen comparando esta migracion legal con la Alianza para el Progreso; los capitales, asi como las tecnicas aprendidas en California pueden servir para la modernizacion de las regiones mas remotas y mas descuidadas de Mexico. Para 1946, un reporte de la Secretaria del Trabajo y Prevision Social senala mejorias en los hogares de los braceros que han regresado; quizas esto se deba parcialmente a que no fueron solo obreros agricolas participantes en la braceada, sino tambien "carpinteros, albaniles, mecanicos, cargadores, choferes", (50) y "varios individuos que [formaron] parte del excedente laboral de nuestro pais". (51)

Sin embargo, este concepto de inversion agricola no se concreta de la manera esperada. Aunque ha sido ampliamente demostrado que el sector agropecuario en Mexico crecio de manera significativa durante la decada de 1950, hasta constituir uno de los pilares economicos del modelo de industrializacion por sustitucion de importaciones, no fue el resultado de la migracion braceril, sino de la introduccion de paquetes tecnologicos promovidos por el gobierno mexicano en colaboracion con organizaciones como la Fundacion Rockefeller para transformar el campo mexicano, lo cual no significo una mejoria en la situacion de las comunidades campesinas de donde procedian los braceros. (52)

Si bien el proyecto modernizador es utilizado y presentado en las paginas de periodicos como El Popular para justificar el envio de trabajadores temporales agricolas a Estados Unidos, esta migracion es igualmente recuperada en otras ocasiones para alimentar un discurso critico del proyecto posrevolucionario mexicano. En los estados principalmente afectados por la emigracion, como lo son Guanajuato, Jalisco y Michoacan, ciertos periodicos de tendencia conservadora y opuestos al reparto agrario, como El Informador, atribuyen el exodo de sus conciudadanos al proyecto agrario del estado posrevolucionario, principalmente el del gobierno cardenista (1934-1940). Los comentarios editoriales presentan a la opinion publica una interpretacion de los motivos de los braceros que contribuye a la critica de la reforma agraria y la orientacion politica posrevolucionaria:
   ?Por que abandonan los trabajadores del campo [...] todo lo que se
   relaciona con su trabajo agricola? [...] debemos buscarlo en la
   organizacion social de la agricultura, en la orientacion politica
   que se le ha dado al agrarismo, [...] que son y han sido las
   tendencias de la revolucion Mexicana. [...] nadie de los
   agricultores, ni agraristas ni pequenos propietarios, se sienten
   seguros en la posesion de la tierra y nadie la cultiva con carino
   ni con perseverancia. (53)


Esta critica al proyecto posrevolucionario mediante la figura del bracero se mantiene en el transcurso de los 22 anos de existencia del Programa, principalmente en la prensa conservadora y regional. Mientras que la justificacion patriotica por mantener este programa bilateral de trabajo agricola era facil durante la Segunda Guerra Mundial, la necesidad de enviar a los braceros mexicanos a los campos estadounidenses se desvanece en la decada siguiente. Entonces, el bracero se vuelve un sujeto ideal para que los sectores mas renuentes al reparto agrario puedan criticar estas politicas relacionadas con la epoca cardenista, lo cual se hace presente en ciertos editoriales jaliscienses. (54)

A principios de la decada de 1950, cuando el numero de trabajadores indocumentados aumenta, Excelsior participa tambien en el debate acerca del bracerismo al afirmar que la falta de oportunidades es lo que explica el exodo. No critica directamente el reparto agrario, pero senala algunos de los puntos mas problematicos de aquella politica que no llevaban la prosperidad al campo mexicano:
   De donde resulta posible la determinacion de poner fin a este exodo
   extenuante. Lo que ahora importa es que el Gobierno aplique sus
   mejores energias a proteger el trabajo de nuestros campesinos que
   son los mas predispuestos a emigrar. Y esa proteccion debe
   consistir en buscarles acomodo en nuestras desoladas zonas
   agricolas; impedir que sean explotados por los nuevos
   terratenientes, por los caciques y por las usuarias instituciones
   de credito; en rodearlos de estimulos confortantes y en hacerles
   palpar que Mexico es una tierra prodiga, fecunda como pocas y una
   patria generosa en la que es posible vivir dignamente. (55)


Esta denuncia se reactiva durante la presidencia de Adolfo Lopez Mateos; frente al descontento de ciertos sectores de la poblacion mexicana, este presidente busca reactivar el nacionalismo mediante un discurso que retoma los principios reformistas que dieron sustancia al proyecto posrevolucionario. (56) En un comentario publicado por El Informador, en abril de 1961, Jose W. Torres, de la Camara Agricola Nacional Jaliscience, manifiesta que el exodo rural y la emigracion de braceros a Estados Unidos se debe a la falta de garantias legales de la tenencia de la tierra; culpa tambien al "erroneo sistema actual" que no fomenta el "espiritu de ahorro", obligando al campesino a emigrar a las granjas de Estados Unidos, donde recibe "orientacion tecnica gratuita". (57)

Se mezclan la concepcion del bracero como testimonio del fracaso del proyecto agrarista y la nocion de modernizacion del campesino mexicano: para salir del atraso en el cual el gobierno lo ha dejado, debe irse al norte para encontrar subsistencia y capacitacion. En esta interpretacion de la figura del bracero, se observa el contraste entre el fracaso del modelo de desarrollo de Mexico y el ideal estadounidense de modernidad y eficiencia tecnica.

EL BRACERO, ?VICTIMA DEL DESARROLLO MODERNIZADOR O VENDEPATRIA?

La estrategia implementada por las autoridades mexicanas, federales y locales, lleva a cuestionar la manera con la cual Mexico trata a sus braceros en la epoca de posguerra. Esta estrategia refleja un discurso ambivalente que las autoridades y varios periodicos presentan acerca de la emigracion de estos trabajadores. Durante la Segunda Guerra Mundial, subsisten pocas dudas en cuanto al patriotismo de los braceros. Se exiliaban temporalmente para prestar su fuerza laboral a la nacion vecina, en solidaridad con las democracias. Este discurso desvanece y toma otros matices.

Como se senalo anteriormente, la postura conservadora de diarios como El Informador--critica del proyecto modernizador priista--usa al bracero para senalar las fallas del desarrollo posrevolucionario. Sin embargo, este retrato no es perceptible en todas las lineas editoriales. En vez de representar al bracero como victima de los males del desarrollo desigual mexicano, ciertos periodicos mas bien se centran en reportar la opinion de varias asociaciones y representantes gubernamentales que prefieren enfatizar la insensatez de la emigracion de los conciudadanos.

En este sentido, los articulos publicados por Pedro de Alba, de 1953 a 1954, en El Nacional y Novedades--dos periodicos "oficialistas"--son reveladores. (58) Si bien en sus textos Alba habla en terminos halagadores de los braceros que merecian la gratitud de los mexicanos y de los extranjeros por las penas sufridas durante la guerra, el tono que usa para referirse al exodo continuo de los trabajadores mexicanos despues de 1945 es mas despectivo. (59) Senala que la necesidad de mano de obra ha crecido en Mexico desde finales de 1940 y hace hincapie en el dano que este exodo causa al desarrollo de la economia. Aunque Pedro de Alba es consciente de los factores de expulsion que empujan a millares de mexicanos a emprender el viaje--legalmente o no--hacia Estados Unidos, el uso de ciertas expresiones desdenosas para caracterizar al fenomeno migratorio revela una idea ampliamente compartida respecto a la naturaleza de esta emigracion. Algunos ejemplos del lexico utilizado bastan para captar el tono, en ocasiones contradictorio, de Pedro de Alba: "escapatoria y afan de aventura", "alejarse de su tierra sin causa aparente", "se han incorporado a la gran marcha de los emigrantes sin causa ni necesidad manifiesta", "el problema de los braceros es uno de decoro nacional". (60)

Para Alba, el "prestigio de Mexico" depende de la implementacion de un plan para retener a los migrantes en su pais y en su parcela. (61) Segun este autor, disciplinar a los braceros que provocan problemas a los gobiernos nacionales y que manchan la imagen de su pais constituye una prioridad. (62) De acuerdo con la vision priista de la epoca, y para que no hubiera culpa del exodo braceril, la emigracion laboral no se debia a la situacion socioeconomica del pais, sino a la naturaleza aventurera de los mexicanos migrantes. En este caso, el bracero no es victima del proyecto posrevolucionario, pues migra sin razon y deja al campo mexicano improductivo.

Este discurso es ampliamente difundido durante esta epoca por los principales periodicos nacionales y de los estados de donde provienen los migrantes. (63) Para evitar esta fuga de brazos, imprimen portadas con titulos sensacionalistas, con el objetivo de desalentar a los candidatos a braceros. (64) Es necesario precisar que, regularmente, el gobierno federal gira instrucciones a los estados "productores" de migrantes para que hagan todo lo posible para frenar la salida de sus ciudadanos.

A partir de 1947, las notas periodisticas que denuncian el exodo braceril como un freno al desarrollo economico de Mexico abundan y, de acuerdo con la postura gubernamental, constituyen una verdadera campana para disuadir a los eventuales candidatos a braceros. Esto se vuelve mas visible en la prensa local, como El Sol de Leon (Guanajuato), el cual reporta que grupos como la Confederacion Nacional de la Pequena Propiedad (CNPP) o la Confederacion Nacional Campesina (CNC) (65) insisten en que la emigracion de los braceros constituye un obstaculo serio a la concrecion de los esfuerzos para lograr la recuperacion economica del pais y les reprochan el hecho de no trabajar los campos de Coahuila y Sonora. (66) Estos periodicos locales no dudan en reproducir el discurso oficial. Asi es como que las palabras del secretario de Relaciones Exteriores, Manuel Tello Barraud, son publicadas por El Sol de Leon. En 1952, al momento de las negociaciones con Estados Unidos, para retener a los migrantes en Mexico, el periodico informa que la emigracion legal y clandestina priva al pais de una fuerza de trabajo agricola irremplazable, ademas de que la asistencia a los braceros agrupados en las ciudades fronterizas cuesta caro a los gobiernos de la Federacion y de los estados. (67)

Estas conclusiones son discutibles, pues el tipo de anuncios que aparecen de vez en cuando en estos periodicos apuntan mas bien a una alarmante situacion en el campo que nada tiene que ver con la falta de mano de obra, al contrario: sequias graves, inundaciones, sobrepoblacion de las tierras y parcelas, asi como varios otros problemas que debilitan la agricultura de las regiones de donde provienen los batallones de braceros. En este contexto, algunos titulos de portada anuncian el comienzo de las contrataciones de estos trabajadores como una tabla de salvacion. (68) Si bien los periodicos de las regiones expulsoras de migrantes participan en las campanas para desincentivar la emigracion y tienden a culpar al bracero del abandono de sus tierras, en otras ocasiones (mucho menos frecuentes), surge entre las paginas de los diarios locales una critica acerca de la actitud de los priistas que pretenden ignorar los problemas del campo. La escena representada en la caricatura de El Sol de Leon, en 1953, cuando el costo de la vida sube y la economia se decelera, va en este sentido (vease imagen 1). El autor del carton muestra a un personaje gordo, "Don Gobe" (representando al gobierno mexicano), en un acto de prestidigitacion destinado a convencer al humilde personaje de que no hay razon para irse de bracero.

La cuestion del decoro nacional parece tambien justificar las criticas hacia los braceros y los mojados: estos migrantes amenazan la dignidad de Mexico. (69) El bracero ya no es el campeon patriota que participaba del esfuerzo belico; al contrario, abandona su region para perseguir suenos infantiles de dolares. (70) No solo empanan la imagen del pais: al ser seleccionados por las autoridades mexicanas y estadounidenses, son considerados los mas aptos fisicamente de la nacion, pero abandonan la patria para ir a ayudar a los granjeros americanos. (71)

Asi, la prensa guanajuatense reproduce fielmente algunas de las peores acusaciones que ciertas organizaciones lanzan a los braceros. Ademas de resultar un estorbo para la economia de su pais, la CNPP los declara culpables de "de-mexicanizacion" y del contagio de las costumbres "gringas". (72) Con el discurso nacionalista que ha hecho del antiimperialismo uno de sus pilares, falta poco para que se lo declare traidor de la patria. La declaracion provocativa del presidente del sindicato mas importante del pais, la Confederacion de los Trabajadores de Mexico (CTM), expone claramente esta percepcion tan negativa del bracero:
   [Fidel] Velazquez aseguro hoy que "los braceros se han olvidado de
   la patria que los vio nacer y los crio" para negarles su concurso y
   dar su brazo a tierras extranas. [...] Afirmo que aqui hay trabajo
   y oportunidades para los campesinos y obreros sin necesidad de
   recurrir a "la pesca del dorado dolar". (73)


El bracero y el mojado--todavia mas el segundo--son presentados como gente carente de pragmatismo, alucinados con el anzuelo del dolar.

Las declaraciones de la Asociacion Nacional de Cosecheros, reproducidas en El Sol de Leon, van en el mismo sentido que las de Velazquez, al afirmar que no es el hambre, sino el afan de aventura lo que motiva a los braceros; el argumento de esta asociacion se basa en el hecho de que los solicitantes han rechazado otros empleos--por cierto, mal pagados--en los campos algodoneros mexicanos. (74) En cuanto al Centro Patronal del Estado de Guanajuato, su vocero declara que el deseo de los trabajadores de irse a Estados Unidos "resulta realmente inexplicable". (75)

El discurso negativo en torno al bracero y el mojado se basa, sobre todo, en argumentos relacionados con el problema de la imagen que Mexico proyecta en una nacion desarrollada como Estados Unidos: se trata de salvaguardar la dignidad y el decoro mexicano. Cuando uno se interesa en la situacion socioeconomica de las regiones de procedencia de los migrantes laborales durante esta epoca, comprueba que las alarmantes escaseces de mano de obra son mas bien inventadas y que solo existen en ciertas zonas donde la agroindustria mexicana ofrece condiciones laborales pesimas. La idea de migrar para ganarse unos dolares no resulta poco logica, pues este exodo de trabajadores tiene sus raices en los problemas estructurales y conjeturales de los estados que no se benefician del proyecto modernizador de posguerra. (76)

EL BRACERO, ?SUMISO A LA EXPLOTACION YANQUI O CAMPEON ANTIIMPERIALISTA?

La identidad nacional mexicana se ha modificado sustancialmente con la Revolucion; el discurso se centro en la "democratizacion" del pais en contraposicion con la epoca de la dictadura burguesa de Porfirio Diaz, pero tambien en su autonomia y en el aprovechamiento economico y soberano de sus recursos naturales mas importantes. Este nacionalismo, tan central en la identidad mexicana, incentivo el florecimiento de movimientos politicos y culturales diversos; ademas, este enfasis en la identidad nacional proporciono argumentos solidos para el combate contra la expoliacion extranjera (cultural, economica, militar). (77)

La imagen del bracero ha sido recuperada en algunos momentos en el discurso nacionalista por su relacion con el poderoso vecino del norte. En ciertas ocasiones, el bracero es representado como agente del imperialismo estadounidense, mientras que en otras se senala su resistencia frente al vecino agresor. Esta relacion con la dominacion yanqui es ambigua, como lo demuestran ciertos episodios del Programa Bracero que despertaron la indignacion de la opinion publica mexicana.

El caso de las negociaciones que se llevan a cabo en el otono de 1953 y principios de 1954 es de particular interes. Para ese momento, las deportaciones se han acelerado a tal punto que en su primer informe de gobierno el presidente Ruiz Cortines habla abiertamente del "angustioso problema nacional que constituye la salida [...] de nuestros compatriotas con destino a los Estados Unidos". (78) Ademas, el acuerdo vigente para la contratacion bilateral de los braceros esta por terminarse y los dos gobiernos no logran ponerse de acuerdo para una extension que permitiria renovar el programa mas alla del 31 de diciembre de 1953. A partir de entonces, la publicacion de noticias acerca de las deportaciones y el trato discriminatorio se intensifica. A finales de noviembre de 1953, cuando las discusiones estan en un punto muerto entre el gobierno mexicano y estadounidense, Vicente Lombardo Toledano presenta al programa bracero como una amenaza para la soberania mexicana:
   Con los centenares de miles de braceros no solo se va una parte
   importante de la mayor riqueza de nuestro pais, la riqueza humana,
   sino tambien la autonomia de Mexico. Este es el objetivo
   fundamental del imperialismo: el de que la nacion mexicana no sea
   plenamente soberana; el de que no alcance su independencia
   economica y el de que sea una colonia y no un pais prospero y
   libre. (79)


En esta cita, se puede notar que la emigracion a Estados Unidos es atribuida conceptualmente al imperialismo estadounidense que busca mantener a Mexico en una situacion de dependencia. Esta interpretacion de Lombardo Toledano del bracerismo, reportada por El Popular, es, de cierta forma, un ejemplo de apoyo a la postura firme de Mexico en las negociaciones con Estados Unidos en este momento.

A finales de 1953, cuando las dos naciones no llegan a ponerse de acuerdo respecto a las modificaciones al acuerdo bilateral, el gobierno estadounidense empieza a esgrimir la opcion de la contratacion unilateral de mano de obra mexicana, sin autorizacion ni consulta del gobierno mexicano. Esta situacion refuerza el discurso periodistico que tiende a retratar a los granjeros estadounidenses como personas abusivas y desata una campana antiimperialista en los periodicos capitalinos. (80) A principios de 1954 la imagen del bracero difundida en los periodicos mexicanos estudiados en este articulo sirve para denunciar la actitud intimidadora de Estados Unidos, pero tambien para recordar a todo candidato a la migracion que no debe participar en el exodo braceril. (81) En esta ocasion, el discurso nacionalista y antiyanqui propuesto por El Popular ofrece una imagen ambivalente del bracero: simultaneamente, retrata como victimas del imperialismo yanqui a los que ya estan en Estados Unidos, como campeones patrioticos a quienes se niegan a migrar y como culpables de traicion a los que deciden abandonar la patria en este momento decisivo. Excelsior propone igualmente esta figura dual, pero con mas moderacion.

La caricatura presentada en las paginas de El Popular cuando se rompen las negociaciones refiere una imagen que victimiza a los braceros: estos, representados por un rebano de ovejas, entran en el territorio del lobo, los granjeros, dando asi su consentimiento ciego para ser explotados (vease imagen 2). Por medio de este carton, el diario denuncia la voracidad de los granjeros estadounidenses y la ingenuidad de los mexicanos, quienes siguen cruzando la frontera a pesar de las condiciones de explotacion sufridas en los campos del norte.

En este contexto, los distintos partidos politicos de Mexico recuperan la cuestion del envio de braceros para fines patrioticos y antiimperialistas. En una nota firmada por el editor, J. M. Berlanga, El Popular reporta que el Partido Popular, la Union Nacional Sinarquista (UNS), y el Partido Accion Nacional (PAN) hacen frente comun con el pri y se pronuncian unanimemente contra las intenciones del gobierno de Estados Unidos en el sentido de iniciar la contratacion de braceros mexicanos en gran escala sin el consentimiento del gobierno mexicano. (82) En esta ocasion, el Partido Popular habla de "un acto de agresion". El senador guerrerense Alfonso L. Nava llama a "acabar con el malinchismo que nos hace considerar a nuestros compatriotas en condicion inferior a los extranjeros". El lider de la uns, Juan Ignacio Padilla, recuerda el papel patriotico que debe desempenar el gobierno mexicano y negarse a enviar a braceros a Estados Unidos: "equivaldria a entregar a los trabajadores mexicanos, necesitados e indefensos, a la voracidad y crueldad de los granjeros yanquis". (83) Esta vez, Excelsior, asi como el periodico conservador El Informador, coinciden con El Popular y senalan tambien que todos los partidos consideran como una decision patriotica prohibir el paso de los braceros hacia Estados Unidos mientras no cuenten con las garantias que se deben. (84)

Mas que nunca, los editoriales de El Popular pintan un retrato victimizante del bracero. En palabras del editor, a los granjeros yanquis les conviene abusar de los mas pobres y mas ignorantes de Mexico, es decir, de los indefensos: "quieren mano de obra mas barata que la norteamericana y nada mejor para ello que atraer campesinos prietos, huarachudos, ignorantes y sufridos, desconocedores de las exquisiteces de la Coca-Cola y de las delicadezas de los hot cakes y los hot dogs". (85) La imagen de victima proyectada en las paginas de El Popular en aquel momento es utilizada para enfatizar el caracter antiimperialista del gobierno mexicano y de lider latinoamericano contra la politica intervencionista estadounidense. Partidarios de una politica extranjera no intervencionista, los periodicos de la capital senalan que la cuestion braceril esta ahora poniendo a prueba la politica de la buena vecindad entre Estados Unidos y America Latina:
   Los politicos yanquis que amenazan a Mexico pretenden sentar un
   escarmiento en carne nuestra, a todos los paises y pueblos de
   America Latina, para lograr su completa sumision en visperas de la
   Conferencia de Caracas. [...] Y la amenaza insolente, que recuerda
   los tiempos del "garrote", del "big stick", pretende que el
   gobierno cesa; pero han olvidado los politicos yanquis, en su
   soberbia inconsulta, que ya termino para siempre en America la
   politica del "garrote". (86)


En este contexto, incumbe al gobierno mexicano una postura firme en contra de la contratacion de los candidatos a braceros por granjeros estadounidenses. Asi es como la prensa nacional y regional participan en la campana para evitar la salida de los trabajadores mexicanos. Para tal efecto, varias notas publicadas por la prensa nacional presentan una faceta alternativa del bracero: ahora es representado como eventual campeon del nacionalismo mexicano. En esta ocasion, la opinion del general de Division Jose Mijares Palencia respecto a la decision de prohibir la salida de los braceros es senalada en las paginas de Excelsior: "es la correcta por parte del gobierno de Ruiz Cortines y queda ahora a la discrecion del bracero contravenir o no dicha orden". (87) Su valor dependera entonces de la respuesta a la oferta estadounidense de contratarlos sin el respaldo del gobierno mexicano.

Al rechazar prestar servicio en los campos estadounidenses, el bracero demostraria su apoyo a la lucha antiimperialista y denunciaria la contratacion unilateral propuesta por Estados Unidos. Esta recuperacion identitaria del bracero como oponente al agresor yanqui al momento de la ruptura de las negociaciones a principios de 1954, coincide con el momento en el que Guatemala experimenta tambien actos invasores por parte de Estados Unidos y se produce unos meses antes de la conferencia de Caracas. En este contexto, en la escena internacional la imagen del bracero frente a un vecino belicoso se convierte en una faceta de la lucha por la soberania de Mexico (?y de America Latina?). En enero de 1954, las portadas de los periodicos caracterizan este chantaje como agresion yanqui. Esto se relaciona con lo mencionado anteriormente, respecto a que una campana de disuasion se arma desde los periodicos y es destinada a desincentivar la migracion de los aspirantes a migrar. En esta logica, el bracero que se rehusa a cruzar la frontera y desdena la oferta de los dolares se vuelve un agente patriotico mexicano y del antiimperialismo yanqui (vease imagen 3).

Simultaneamente, los valores asociados al bracero soldado reaparecen en la prensa. Ademas de ser un simbolo del patriotismo, este que se niega a marchar hacia el norte es visto como portador de los valores mexicanos de hombria y valentia, tipicamente asociados con el migrante productivo:
   Dos problemas han surgido en el horizonte nacional con perfiles de
   maxima urgencia, expresa la Confederacion de Sociedades de Credito
   Agricola y Ganadero de la Republica Mexicana, que son el de la
   produccion agricola necesaria para satisfacer las necesidades de
   nuestro pueblo y el de la absorcion rapida e inmediata del
   contingente de braceros que estuvieron a punto de salir a tierras
   extranas y que en un gallardo gesto de patriotismo y de hombria se
   han detenido en el umbral de las fronteras nacionales. (88)


Estas referencias de la virilidad como actitud positiva y fuerte no se limitan al bracero, tambien son utilizadas para caracterizar la postura del gobierno mexicano en la cuestion de las negociaciones bilaterales sobre el tema de los braceros: "La sociedad de Padres de Familia de la Escuela M-134 [demuestra] su apoyo al Gobierno por la actitud asumida en favor de los braceros mexicanos, 'ya que ello significa defender virilmente la soberania de Mexico ante la agresiva y absurda actitud de los Estados Unidos"'. (89)

Durante este episodio de 1954, El Popular presenta las opiniones de varias asociaciones y cuerpos organizados que recuperan el tema para hacer valer su patriotismo. Para los estudiantes del Instituto Politecnico Nacional (IPN), en esta ocasion, oponerse a la salida de los braceros es sinonimo de ser "buenos mexicanos que verdaderamente aman el progreso y la independencia nacional". (90) El acuerdo bilateral es visto como un simbolo de la soberania mexicana y de progreso; por su parte, la imagen del bracero no es tan envidiable. Mientras el caracter bilateral del programa es visto como un asunto de honor nacional y de modernidad, en donde Mexico espera un trato igualitario por parte de Estados Unidos, la migracion y el migrante no son exactamente el reflejo de esta modernidad a la cual aspira el pais.

Por ejemplo, la Liga Campesina "Ursulo Galvan" reitera su apoyo al Presidente, pero precisa tambien:
   Esta central por su parte, jamas ha gestionado la salida de un solo
   campesino. Siempre ha tratado de persuadirlos de que las
   superficies cultivables de que dispone la nacion son suficiente
   para asegurar el trabajo y la vida de nuestra poblacion rural y se
   ha venido esforzando porque desaparezcan los obstaculos y actos que
   originan su dispersion y el estancamiento de nuestra produccion
   agricola. (91)


En este contexto de tension entre Mexico y Estados Unidos, en enero de 1954, los braceros son representados en la prensa simultaneamente como victimas de la agroindustria estadounidense, como patriotas y como traidores. Por su parte, el Ejercito y sus representantes exponen un discurso que tiende a culpabilizar a cualquier mexicano tan audaz como para cruzar la frontera durante este momento de tensiones diplomaticas: "El teniente coronel Fernando Hernandez Vega, que fue [sic] piloto del glorioso Escuadron 201, nos dijo: 'Ningun mexicano debe salir como bracero. Hacerlo significaria un acto de traicion a la Patria y ningun mexicano puede asumir tal indignidad ahora". (92) Lo notorio de esta cita son los antecedentes del coronel; se podria pensar que su participacion en la Segunda Guerra Mundial le daria ciertas afinidades con los braceros. Sin embargo, el teniente coronel califica de traidor a toda persona que cruce la frontera para ir a trabajar a Estados Unidos. Otros representantes de alto rango del Ejercito hacen declaraciones en las cuales denuncian la traicion de los braceros y senalan tambien la verguenza duradera que representan para el pais:
   El coronel Luis Aldana, al ser entrevistado nos dijo: [...] "No
   podemos concebir como un solo mexicano abandone el suelo patrio que
   tanto necesita de sus esfuerzos para servir a un pais extranjero a
   cambio de los treinta dineros". [...] El general Alberto Violante
   Perez, Director de la Escuela Superior de Guerra, nos dijo: "Es muy
   digna la actitud del Presidente [...]. Ya era tiempo de que se
   parara la emigracion de mexicanos en beneficio de Mexico". (93)


Menos radical en su tono, Excelsior publica tambien notas que informan respecto a la voluntad de Mexico de impedir el paso de los braceros a Estados Unidos y que llaman a solidarizarse con esta propuesta. (94) Para tal proposito, el periodico recurre a las declaraciones de personajes influyentes del Ejercito y del universo politico. Asi es como el general Juan Barragan caracteriza esta decision de patriotica y felicita al presidente Ruiz Cortines por seguir una "politica internacional con criterio revolucionario". (95) El Informador no es la excepcion en este momento, pues publica varias notas y editoriales para denunciar la situacion, en las cuales se intenta convencer a los mexicanos de reconocer el esfuerzo del gobierno mexicano y no dar "mayor credito a un extranjero" para desobedecer a su propio gobierno. (96)

Suele mencionarse que la politica de buen vecino seguida por Roosevelt en la decada de 1930 da paso a intervenciones mas decididas en la region latinoamericana con el inicio de la Guerra Fria. Guatemala es uno de los paises latinoamericanos que experimenta con mas fuerza esta injerencia estadounidense en la politica domestica; estos asuntos de politica exterior se entremezclan con el discurso sobre el bracero prevaleciente en esos momentos. La campana antiyanqui desatada por la toma de posicion de Estados Unidos respecto a Guatemala afecta el tono de las proclamaciones en contra del Programa Bracero. (97) En pocas ocasiones como en esta la imagen proyectada del bracero rebasa las lineas editoriales o de los partidos politicos representados. La falta de consideracion del gobierno del pais vecino hacia los mas "pobres e ignorantes" es recuperada por la prensa y los partidos politicos para ilustrar claramente su lealtad al principio de no intervencion. Sin embargo, la campana destinada a desincentivar la emigracion en este momento clave resulta en una depreciacion del migrante que acepta la sumision ante el vecino del norte.

CONCLUSION

En los recientes estudios acerca de las representaciones del Programa Bracero, los investigadores han propuesto una reflexion en torno a la insercion productiva y politica del bracero al proyecto mexicano de desarrollo. En ese sentido, este articulo pretende insertarse en este espacio de interpretacion de esta figura. En vez de recurrir a los testimonios de los braceros para reconstruir la narrativa identitaria que provoco esta experiencia migratoria, se hizo un analisis de las representaciones que se promovieron en la prensa nacional mexicana. No es solamente un trabajador migrante, sino que puede ser considerado un reflejo de la manera en la que la sociedad mexicana de la posguerra se representaba y lo que queria proyectar afuera de las fronteras nacionales. Es una imagen ambigua. La figura del bracero se mueve entre la modernidad y el atraso, entre la sumision y la resistencia, entre la explotacion y la devocion.

Su imagen mediatica difiere sustancialmente de la identidad narrada en los distintos estudios de historia oral. Esta discrepancia entre lo vivido por el bracero y lo observado por los contemporaneos del Programa Bracero nos muestra que la percepcion de esta migracion temporal se adapto al contexto, a los intereses y a los problemas puntuales experimentados por distintos actores afectados por este fenomeno. La percepcion y la presentacion que se ha hecho de este sujeto transnacional ha variado mucho en los 22 anos regidos por el Programa (1942-1964). Despues de la Segunda Guerra Mundial, esta percepcion del bracero cambia: de heroe patriotico que fue en su momento, pasa a ser un trabajador que abandona su pueblo con el afan de ganar unos dolares. En este sentido, existe una dualidad en las representaciones: puede ser visto como un agente aliado del desarrollo y antiimperialista o ser retratado como victima o vendepatria.

A pesar de cierta preocupacion de las autoridades mexicanas de la epoca por consolidar una imagen de democracia, modernidad y respeto de los derechos de sus ciudadanos, el proyecto politico del pri estaba mas enfocado en afianzar su legitimidad nacional, asi como en convencer a los mexicanos de los beneficios del proyecto posrevolucionario. Presentar al bracero--y, sobre todo, al mojado--como un sujeto marginal de esta historia de desarrollo, traidor a la patria, criminal, enfermo mental o como una victima del imperialismo yanqui, genera cierto distanciamiento que le permite al gobierno deshacerse de la responsabilidad del exodo.

Este discurso se confirma en los informes presidenciales de la epoca. Estos documentos son buenos indicadores de la percepcion de los braceros (y mojados) por parte de las elites mexicanas, asi como del nivel de interes de estas ultimas por aquellos. Manuel Avila Camacho (1940-1946), durante la Segunda Guerra Mundial, presenta al bracero como un simbolo de la colaboracion con Estados Unidos y las democracias en este combate. (98) El presidente siguiente, Miguel Aleman (1946-1952), confirma la estrategia de la prensa de hacer caso omiso a los problemas nacionales que orillan a varios mexicanos a los campos estadounidenses: cada informe en el cual se menciona a los braceros felicita al gobierno por la proteccion de sus conciudadanos en tierra ajena y agradece la inyeccion de los dolares a la economia mexicana.

En algunos de los informes presidenciales de Adolfo Ruiz Cortines (1952-1958) y Adolfo Lopez Mateos (1958-1964), producidos durante la epoca estable y de declive del Programa Bracero, asi como de la consolidacion de la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos, aparecen referencias al Programa Bracero. (99) De los dos presidentes, Adolfo Ruiz Cortines parece haber sido el mas preocupado al respecto, pues le dedica al tema mas espacio que su sucesor e intenta determinar las causas y proponer soluciones al exodo. De hecho, Ruiz Cortines habla de esta migracion en los siguientes terminos: "arduo problema (tres veces)", "honda preocupacion del Gobierno", "ingente fenomeno migratorio", "doloroso problema", "honda preocupacion de la colectividad", "salida de compatriotas", "inveterado problema", "arduo y polifacetico problema".

El tratamiento que la prensa nacional dio al bracero esta relacionado con este discurso posrevolucionario. En todos los periodicos, como se ha visto, la concepcion del bracero se transforma: de heroe nacional a vendepatria, de campeon patriotico a victima del imperialismo estadounidense, de promotor de la modernidad a testimonio del fracaso del desarrollo posrevolucionario. Su representacion, sin embargo, no es homogenea y se pueden observar matices que reflejan las simpatias politicas de los rotativos y su origen geografico. En el caso de los periodicos mas conservadores, como El Informador, no pierden muchas ocasiones para presentar al bracero--y al bracerismo--como un sintoma del fracaso del proyecto posrevolucionario. El Popular, por su parte, presenta una imagen cambiante que refleja la transformacion de su linea editorial y de sus lealtades politicas en ese momento. La representacion heterogenea del bracero no es exclusiva de los periodicos que siguen una linea editorial mas marcada; la figura que se observa en Excelsior sufre tambien cambios importantes entre el inicio del convenio, en 1942, y el final del programa, en 1964. Aunque el retrato se muestra mas objetivo, se nota claramente que el bracero pierde su brillo patriotico y termina siendo asociado con el fenomeno migratorio descontrolado. En cuanto a El Sol de Leon, el periodico participa activamente en las campanas para desincentivar la emigracion de los guanajuatenses hacia Estados Unidos, pero varias notas locales dejan entrever una realidad mas compleja, que permite explicar de mejor manera las razones por las cuales migran.

En el imaginario nacional, el bracero se encuentra en el cruce de los caminos: preso entre la modernidad y el atraso que caracterizan a este actor transnacional. Deborah Cohen senala la complejidad que implica la definicion o el rastreo de la identidad de este sujeto, como se percibe a si mismo, asi como la manera en la que su experiencia migratoria y laboral lo definen de manera duradera y cambian su mundo. La diversidad de las experiencias, de las regiones de procedencia y de los resultados de esta migracion impide una definicion homogenea. Si no todos los braceros coinciden en la apreciacion de su experiencia migratoria durante la epoca del Programa Bracero, significa que no todos los actores mexicanos coincidian tampoco en su percepcion del trabajador migrante, legal o ilegal.

Como se pudo observar mediante las representaciones expuestas en este articulo, la figura del bracero es plural, con variadas connotaciones sociales que corresponden a los contextos locales y nacionales y que atiende a la logica internacional. El rostro de este migrante se transforma, de manera paralela, con la evolucion de la relacion entre ambos paises, la cual pasa alternativamente del recelo a la solidaridad, y que se rige de acuerdo con las necesidades apremiantes de modernizacion -o de disfraz del atraso- de Mexico.

ARCHIVO

California State Archives, Sacramento, California Earl Warren Papers

HEMEROGRAFIA

El Informador, Guadalajara, 1942, 1944-1945, 1952-1954, 1956, 1960-1961.

El Popular, Mexico, 1953-1954, 1956.

El Siglo de Torreon, Torreon, 1954-1956, 2007.

El Sol de Leon, Leon, 1947-1949, 1951-1953.

Excelsior, Mexico, 1945, 1950-1951, 1954.

New York Times, Nueva York, 1946, 1952.

BIBLIOGRAFIA

Alba, Pedro de, "Siete articulos", en Jorge Durand, Braceros. Las miradas mexicana y estadounidense: antologia (1945-1964), Mexico, Miguel Angel Porrua/Universidad Autonoma de Zacatecas/Senado de la Republica, 2007, pp. 251-283.

Besserer, Federico, "Los movimientos migratorios y su papel en el desarrollo de America Latina: los emigrantes como agentes del desarrollo transnacional", en Ines M. Gomez-Chacon, Julia M. Gonzalez, Wolfgang Bosswick y Federico Besserer (eds.), Educacion Superior y retos de la Cooperacion Internacional: Migraciones y Derechos Humanos, Intercultural y Paz. Propuestas para Europa y Latinoamerica, Bilbao, Universidad de Deusto, 2005, pp. 33-55.

Burkholder de la Rosa, Arno, La red de los espejos. Una historia del diario "Excelsior", 19161976, Mexico, Fondo de Cultura Economica, 2016.

Chavez, Sergio, "The Sonoran Desert's Domestic Bracero Programme: institutional actors and the creation of labour migration stream", en International Migration, vol. 1, num. 2, 2009, pp. 20-40.

Cohen, Deborah, Braceros. Migrant Citizens and Transnational Subjects in the Postwar United States and Mexico, Chapel Hill, The University of North Carolina Press, 2011.

Cordoba Ramirez, Diana Irina, Los centros de contratacion del Programa Bracero. Desarrollo agricola y acuerdo politico en el norte de Mexico, 1947-1964, tesis de doctorado en Historia, Mexico, Centro de Estudios Historicos-El Colegio de Mexico, 2017.

Durand, Jorge, Braceros. Las miradas mexicana y estadounidense: antologia (1945-1964), Mexico, Universidad Autonoma de Zacatecas/Senado de la Republica/Miguel Angel Porrua, 2007.

Durand, Jorge, "De traidores a heroes. Politicas emigratorias en un contexto de asimetria de poder", en Raul Delgado Wise y Beatrice Knerr (coords.), Contribuciones al analisis de la migracion internacional y el desarrollo regional en Mexico, Mexico, Universidad Autonoma de Zacatecas/Miguel Angel Porrua, 2005, pp. 15-38.

Galarza, Ernesto, Strangers in Our Fields, Joint United States-Mexico Trade Union Committee, 1956.

Garcia, Matt, A World of Its Own. Race, Labor, and Citrus in the Making of Greater Los Angeles, 1900-1970, Chapel Hill/Londres, The University of North Carolina Press, 2001.

Gonzalez Navarro, Moises, Los extranjeros en Mexico y los mexicanos en el extranjero, 18211970, vol. iii, Mexico, Centro de Estudios Historicos-El Colegio de Mexico, 1993.

Grijalva, Aide, Tras los pasos de los braceros. Entre la teoria y la realidad, Mexico, Universidad Autonoma de Baja California/Juan Pablos Editores, 2015.

Hancock, Richard, The Role of the Bracero in the Economic and Cultural Dynamics of Mexico: A Case Study of Chihuahua, Stanford, Hispanic American Society, 1959.

Hansen, Roger D., Politics of Mexican Development, Baltimore, Johns Hopkins University Press, 1986.

Informes presidenciales: Manuel Avila Camacho, Mexico, Servicio de Investigacion y Analisis-Camara de Diputados, 2006.

Loaeza, Soledad, "La fractura mexicana y el golpe de 1954 en Guatemala", en Historia Mexicana, vol. lxvi, num. 2 [262], octubre-diciembre, 2016, pp. 725-791.

Marchand, Marianne H., "Migrants as 'Experts' or 'Agents' of development? A postcolonial feminist critique", en Ton van Naerssen, Lothar Smith y Marianne H. Marchand (eds.), Women, Gender, Remittances and Development in the Global South, Londres, Routledge, 2016, pp. 189-206.

Martinez D., Guillermo, "Los braceros. Experiencias que deben aprovecharse", en Revista Mexicana de Sociologia, vol. x, num. 2, 1948, pp. 177-195.

Migratory Labor in American Agriculture: Report of the President's Commission on Migratory Labor, Washington, U.S. Government Printing Office, 1951.

Ngai, Mai M., Impossible Subjects. Illegal Aliens and the Making of Modern America, Princeton/Oxford, Princeton University Press, 2014.

Ortiz, Renato, "Cultura, modernidad e identidad", en Nueva Sociedad, num. 137, 1995, pp. 17-23.

Rios Molina, Andres, "La psicosis del repatriado. De los campos agricolas en Estados Unidos al Manicomio Castaneda en la Ciudad de Mexico, 1920-1944", en Mexican Studies/Estudios Mexicanos, vol. xxvii, num. 2, 2011, pp. 361-384.

Robles B., Rosario, "Migraciones rurales y jornaleros agricolas, 1950-1970", en Julio Moguel (coord.), Historia de la cuestion agraria mexicana, Mexico, Centro de Estudios Historicos sobre el Agrarismo en Mexico/Siglo XXI Editores, 1988a, tomo 7, pp. 113-145.

Robles B., Rosario, "Estructura de la produccion y cultivos, 1950-1960", en Julio Moguel (coord.), Historia de la cuestion agraria mexicana, Mexico, Centro de Estudios Historicos sobre el Agrarismo en Mexico/Siglo XXI Editores, 1988b, tomo 7, pp. 13-83.

Serna Rodriguez, Ana Maria, "Prensa y sociedad en las decadas revolucionarias (19101940)", en Secuencia, num. 86, 2014, pp. 11-149.

Smith Camacho, Alicia, Migrant Imaginaries. Latino Cultural Politics in the U.S.-Mexico Borderlands, Nueva York/Londres, New York University Press, 2008.

Vezina, Catherine, Diplomacia migratoria: una historia transnacional del Programa Bracero, 1947-1952, Mexico, Secretaria de Relaciones Exteriores/Centro de Investigacion y Docencia Economicas, 2017.

Vezina, Catherine, "De la diversite des acteurs et des interets impliques dans la gestion bilaterale de la migration: observations sur le maintien du programme bracero, 1947-1948", en Histoire Sociale/Social History, vol. xlvii, num. 93, 2014, pp. 159-184.

FUENTES ELECTRONICAS

"Con Antonio Juambelz se adelanto al futuro", en El Siglo de Torreon, 6 de diciembre de 2007, disponible en [https://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/316095. antonio-de-juambelz-se-adelanto-al-futuro.html], consultado: 20 de septiembre de 2018.

Eyerman, J. R., "Mexican farm workers waving American & Mexican flags", 1 de enero de 1942, disponible en Getty Images [https://www.gettyimages.com/detail/news-photo/ mexican-farm-workers-waving-american-mexican-flags-news-photo/50620938], consultado: 15 de enero de 2018.

Primer Informe de Gobierno del Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos Adolfo Ruiz Cortines, 1953, disponible en [https://www.diputados.gob.mx/sedia/ sia/RE-ISS-09-06-11.pdf], consultado: 16 de febrero de 2018.

Reception: 31/01/2018

Acceptance: 15/10/2018

Recepcion: 31/01/2018

Aceptacion: 15/10/2018

CATHERINE VEZINA

ORCID.ORG/0000-0001-6492-4817

Centro de Investigacion y Docencia Economicas Division de Historia

catherine.vezina@cide.edu

(1) Aunque las estadisticas sobre la procedencia de los braceros no son parejas en todos los estudios de la epoca, los estados de Michoacan, Jalisco, Guanajuato y Zacatecas son los principales productores de braceros y mojados. Cabe mencionar que estas entidades federativas han producido tambien el mayor numero de cristeros en la decada de 1930 y que los sinarquistas, asi como los panistas gozan de un apoyo sostenido en esta region. Es solamente a partir de 1952 que el norte de Mexico, principalmente Chihuahua, participa con mayor intensidad en el flujo braceril. Para algunas estadisticas al respecto: "Los braceros", Secretaria del Trabajo y Prevision Social, Mexico, 1946, en Jorge Durand, Braceros. Las miradas mexicana y estadounidense: antologia (19451964), Mexico, Universidad Autonoma de Zacatecas/Senado de la Republica/Miguel Angel Porrua, 2007, pp. 191-192; Guillermo Martinez D., "Los braceros. Experiencias que deben aprovecharse", en Revista Mexicana de Sociologia, vol. x, num. 2, 1948, p. 183; Richard Hancock, The Role of the Bracero in the Economic and Cultural Dynamics of Mexico: A Case Study of Chihuahua, Stanford, Hispanic American Society, 1959, p. 65; Diana Irina Cordoba Ramirez, Los centros de contratacion del Programa Bracero. Desarrollo agricola yacuerdo politico en el norte de Mexico, 1947-1964, tesis de doctorado en Historia, Centro de Estudios Historicos-El Colegio de Mexico, 2017, p. 177; Moises Gonzalez Navarro, Los extranjeros en Mexico y los mexicanos en el extranjero, 1821-1970, Mexico, Centro de Estudios Historicos-El Colegio de Mexico, 1993, vol. iii, pp. 215-216; Rosario Robles B., "Migraciones rurales y jornaleros agricolas, 1950-1970", en Julio Moguel (coord.), Historia de la cuestion agraria mexicana, Mexico, Centro de Estudios Historicos sobre el Agrarismo en Mexico/Siglo XXI Editores, 1988a, tomo 7, p. 132.

(2) Sobre esta relacion entre modernidad y bracero, vease Deborah Cohen, Braceros. Migrant Citizens and Transnational Subjects in the Postwar United States and Mexico, Chapel Hill, The University of North Carolina Press, 2011.

(3) Por las remesas que envia a su familia, por el capital que inyecta a la economia local, asi como por la aportacion a la comunidad despues de su retorno. El bracero puede ser visto como "socio" del desarrollo, de la modernizacion de su region. Mas recientemente, con programas como el 3 X 1, en el cual participan los gobiernos municipales, federal y el migrante, esta nocion de codevelopper ha sido mas marcada, aunque fue tambien sujeto de varias criticas. Marianne H. Marchand, "Migrants as 'Experts' or 'Agents' of development? A postcolonial feminist critique", en Ton van Naerssen, Lothar Smith y Marianne H. Marchand (eds.), Woman, Gender, Remittances and Development in the Global South, Londres, Routledge, 2016, pp. 189-206.

(4) Frederico Besserer, "Los movimientos migratorios y su papel en el desarrollo de America Latina: los emigrantes como agentes del desarrollo transnacional", en Ines M. Gomez-Chacon, Julia M. Gonzalez, Wolfgang Bosswick y Federico Besserer (eds.), Educacion Superior yRetos de la Cooperacion Internacional: Migracionesy-Derechos Humanos, Intercultural y Paz. Propuestas para Europa y Latinoamerica, Bilbao, Universidad de Deusto, 2005, pp. 33-55.

(5) El termino bracero antecede la creacion del Programa de Trabajadores Agricolas Migratorios (1942-1964) y designaba a los jornaleros agricolas. Sin embargo, esta palabra llego a caracterizar este programa y a los trabajadores reclutados mediante este. En este articulo, se emplea esta denominacion en referencia a los participantes de dicha experiencia laboral migratoria.

(6) Jorge Durand, "De traidores a heroes. Politicas emigratorias en un contexto de asimetria de poder", en Raul Delgado Wise y Beatrice Knerr (coords.), Contribuciones al analisis de la migracion internacional y el desarrollo regional en Mexico, Mexico, Universidad Autonoma de Zacatecas/Miguel Angel Porrua, 2005, pp. 15-38.

(7) Vease Migratory Labor in American Agriculture: Report of the President's Commission on Migratory Labor, Washington, U.S. Government Printing Office, 1951; "Governor's Committee to Survey the Agricultural Labor Resources of the San Joaquin Valley. Recommendations and Preliminary Report to Governor Earl Warren", en California State Archives, Fondo: Earl Warren Papers, exp. F3640-1280; Ernesto Galarza, Strangers in Our Fields, Joint United States-Mexico Trade Union Committee, 1956.

(8) "The term 'bracero' derived from the Spanish word brazos, a designation that captured the limited terms of the men's recruitment. Carted to and from the border, they were valued as laboring bodies, mere arms detached from intellect or political will. Braceros were designed not by name but by a serial number on their contracts". Alicia Smith Camacho, Migrant Imaginaries. Latino Cultural Politics in the U.S.-Mexico Borderlands, Nueva York/Londres, New York University Press, 2008, p. 63.

(9) Matt Garcia, A World of Its Own. Race, Labor, and Citrus in the Making of Greater Los Angeles, 1900-1970, Chapel Hill/London, The University of North Carolina Press, 2001, p. 2185; Alicia Smith Camacho, op. cit., 2008, p. 67.

(10) "Los braceros", Secretaria del Trabajo y Prevision Social, en Jorge Durand, op. cit., 2007, pp. 155-230; Guillermo Martinez D., op. cit., 1948, pp. 177-195.

(11) Diana Irina Cordoba Ramirez, op. cit., 2017, pp. 193-194.

(12) Ibid., pp. 194-195.

(13) Alicia Smith Camacho, op. cit., 2008, pp. 65-70.

(14) Creado en 1938, funcionaba como organo de la Confederacion de Trabajadores de Mexico antes de representar al Partido Popular de Vicente Lombardo Toledano, en 1947, luego de la escision de la central sindical y este lider. Despues de la derrota electoral de Lombardo Toledano, en 1952, este periodico simpatizo con el Partido Revolucionario Institucional (pri), pero mantuvo una postura anti-imperialista e izquierdista marcada. Ana Maria Serna Rodriguez, "Prensa y sociedad en las decadas revolucionarias (1910-1940)", en Secuencia, num. 86, 2014, p. 141.

(15) Este periodico presenta una linea editorial moderada, "pero de apoyo al Estado" a lo largo de la epoca que nos interesa. Vease Arno Burkholder de la Rosa, La red de los espejos. Una historia del diario "Excelsior", 1916-1976, Mexico, Fondo de Cultura Economica, 2016, p. 1268.

(16) Este periodico fue escogido porque Guadalajara es la capital de uno de los tres estados con mayor participacion en el Programa Bracero. Vale la pena mencionar que pertenece a una larga tradicion conservadora, lo que pudo haber tenido un impacto en la manera en la que representaba a los braceros y el proyecto industrializador y agricola de los gobiernos posrevolucionarios. Para mas informacion, vease Ana Maria Serna Rodriguez, op. cit., 2014, p. 140.

(17) El Sol de Leon formaba parte de la cadena periodistica Garcia Valseca, un diario conservador y con simpatias sinarquistas en el estado de Guanajuato. Es actualmente parte de la Organizacion Editorial Mexicana.

(18) Fundado en 1922 por Antonio de Juambelz, este periodico se presenta como "el defensor de la Comunidad Lagunera". Desde su periodico, la postura de Juambelz se mostro en favor del futuro algodonero de La Laguna y de su modernizacion. Vease "Con Antonio de Juambelz se adelanto al futuro", El Siglo de Torreon, 6 de diciembre de 2007.

(19) Como se ha mencionado en las notas anteriores, El Informador y El Sol de Leon presentan una linea editorial mas conservadora, mientras que El Popular simpatiza con la izquierda internacionalista de Lombardo Toledano, y Excelsiory el Siglo de Torreon presentan un tono que se quiere mas neutral.

(20)Para tal proposito, los periodicos accesibles en formato electronico han sido consultados por el periodo completo con base en palabras clave (principalmente: bracero). En el caso de El Popular, Excelsior y El Sol de Leon, se consultaron varios meses de cada ano del periodo estudiado.

(21) En varias ocasiones, las notas periodisticas se refieren--por dar solamente unos ejemplos--a "los braceros que han entrado ilegalmente", a su deportacion o repatriacion, etcetera. Vease "La repatriacion de los braceros", en El Siglo de Torreon, 15 de enero de 1956, p. 15.

(22) Aqui, me refiero, por ejemplo, a los prestamos que el gobierno estadounidense y algunos organismos multilaterales dieron a Mexico para el desarrollo de su industria pesada.

(23) Claude R. Wickard, "El papel de la agricultura americana en el esfuerzo belico", en El Informador, 27 de abril de 1942, p. 12.

(24) J. R. Eyerman, "Mexican farm workers waving American & Mexican flags", 1 de enero de 1942, disponible en Getty Images.

(25) "Arribaron 300 braceros", en El Informador, 30 de septiembre de 1942.

(26) Desde los primeros dias de vigencia del convenio bilateral, el gobierno mexicano estipulaba claramente, mediante la prensa, que la contratacion de braceros iba destinada a gente que no tenia otras opciones: "Las inscripciones que se han venido haciendo, tienden principalmente a un estudio y solucion del problema de desocupacion de los trabajadores no calificados, pero de ninguna manera a facilitar la salida de ejidatarios, en perjuicios de las labores en sus parcelas, ni de los operarios especializados y con ingresos para atender sus necesidades". "8,526 braceros inscritos para irse a los EE.UU.", en El Informador, 19 de agosto de 1942, p. 1.

(27) Lic. Carlos A. Cabanillas, "Escandalo", en El Informador, 24 de enero de 1945, p. 3.

(28) Deborah Cohen, op. cit., 2009, p. 94 (traduccion propia).

(29) "Mexico protests parley exclusion", en The New York Times, 31 de julio de 1946, p. 14.

(30) Sobre la consolidacion de la representacion de los trabajadores agricolas mexicanos en Estados Unidos en terminos de ilegales o criminales, vease Mai M. Ngai, Impossible Subjects. Illegal Aliens and the Making of Modern America, Princeton/Oxford, Princeton University Press, 2014, pp. 148-158.

(31) Diana Irina Cordoba Ramirez, op. cit., 2017, p. 185.

(32) Un claro ejemplo de esta confusion semantica aparece en un periodico del estado de Coahuila, que ve pasar a muchos candidatos para braceros y a numerosos deportados: "El vapor mexicano 'Emancipacion', saldra hoy del vecino puerto de Brownsville con destino a Veracruz conduciendo un gran numero de braceros mexicanos que estaban ilegalmente en los campos del valle de Texas". "Deportacion de braceros ilegales", en El Siglo de Torreon, 10 de septiembre de 1954, p. 11. Otros ejemplos de ello: "el cruce ilegal de braceros mexicanos a Estados Unidos"; "los transportes maritimos han repatriado mas de treinta y cinco mil braceros que han entrado ilegalmente a Estados Unidos", respectivamente citados en "Las aprobo el Senado de E.U.", en El Siglo de Torreon, 6 de agosto de 1954, p. 1, y "La repatriacion de los braceros", en El Siglo de Torreon, 15 de enero de 1956, p. 15.

(33) Andres Rios Molina, "La psicosis del repatriado. De los campos agricolas en Estados Unidos al Manicomio Castaneda en la Ciudad de Mexico, 1920-1944", en Mexican Studies/Estudios Mexicanos, vol. xxvii, num. 2, 2011, p. 369.

(34) "Se tiro del tren", en El Informador, 20 de octubre de 1944, p. 12.

(35) "Un bracero sufrio un ataque de locura, arrojandose del tren, causandose muy graves lesiones", en El Informador, 10 de mayo de 1945; "Bracero loco que se suicida bajo las ruedas de un tren", en El Informador, 7 de septiembre de 1945; "Otro bracero atacado de enajenacion mental", en El Informador, 1 de octubre de 1945.

(36) "Zafarrancho de braceros en la estacion del F.C.", en El Informador, 27 de junio de 1954, p. 5.

(37) "Un vivales resulto ser el yerno", en El Informador, 30 de enero de 1960, p. 6.

(38) "Campesino balaceado por un bracero belicoso", en El Informador, 12 de diciembre de 1961, p. 8.

(39) "Que lo hirio un desconocido", en El Informador, 27 de julio de 1956, p. 8; "Acuso injustamente a su amigo", en El Informador, 17 de junio de 1956, p. 8; "Un bracero fue muerto a tiro por un policia", en El Informador, 26 de octubre de 1952, p. 10.

(40) "Uxoricida detenido en la ciudad de Mexicali", en El Informador, 30 de octubre de 1960, p. 5.

(41) De acuerdo con Excelsior, entre los candidatos a braceros parados en Chihuahua se han refugiado profugos de la justicia. "17 000 campesinos sin abrigo ni comida luchan por emigrar", en Excelsior, 1 de junio de 1951, pp. 1 y 11.

(42) "Aspirantes a braceros son advertidos de que no hay contratos", en El Siglo de Torreon, 26 de marzo de 1955, p. 2.

(43) Para esta epoca, El Popular clama publicamente su apoyo al presidente Adolfo Ruiz Cortines. El candidato del Partido Popular a la presidencia, Vicente Lombardo Toledano, es derrotado en las elecciones presidenciales de 1952; a partir de este momento, el pp se vuelve un partido "satelite" del pri. Esta nueva lealtad se refleja en la linea editorial del periodico: El Popular mantiene su postura izquierdista, pero dentro de los parametros aceptables de la politica oficial.

(44) "Alarmante escasez de peones en los campos", en El Popular, 13 de enero de 1954.

(45) Sergio Chavez, "The Sonoran Desert's Domestic Bracero Programme: institutional actors and the creation of labour migration stream", en International Migration, vol. 1, num. 2, 2009, pp. 20-40.

(46) "Los aspirantes a braceros tendran que trabajar antes en los campos de Mexico", en El Popular, 12 de junio de 1956.

(47) Un ejemplo comun de esta percepcion se encuentra en esta nota: "El senador Denis Chavez (Nuevo Mexico) afirma a la prensa capitalina mexicana que los braceros representan un aporte para el desarrollo de Mexico: 'Yo conozco a muchos' recalco 'que con lo que ganaron en mi pais se han venido a establecer a Mexico y son actualmente prosperos granjeros o agricultores'". "Relaciones entre E.U. y Mexico. Consideraciones del senador Denis Chavez", en El Popular, 19 de marzo de 1956, pp. 1 y 10.

(48) Sin embargo, de acuerdo con Cohen, son pocos los braceros que se han desempenado como jornaleros agricolas a su regreso a Mexico, y, con los anos, el Estado mexicano se ha vuelto mas dependiente de las remesas de los braceros que de sus conocimientos. Deborah Cohen, op. cit., 2011, p. 181.

(49) "Niega el ingeniero Mesa que haya hecho declaraciones contra la Reforma Agraria", en El Popular, 16 de enero de 1954, pp. 1 y 4.

(50) Moises Gonzalez Navarro, op. cit., 1993, p. 197.

(51) Diana Irina Cordoba Ramirez, op. cit., 2017, p. 196.

(52) Rosario Robles B., "Estructura de la produccion y cultivos, 1950-1960", en Julio Moguel (coord.), op. cit., 1988, pp. 23 y 35.

(53) "Los braceros", en El Informador, 24 de mayo de 1944, p. 3.

(54) Algo que da cuenta de esta postura es la contribucion especial de Jesus Guiza y Azevedo en la pagina editorial de El Informador: "Sin hacienda y sin ejido, ?que va a ser del labriego? Este labriego es en el momento presente bracero o aspirante a tal. A tener esta condicion, a arriesgarse a entrar subrepticiamente en los Estados Unidos, a sufrir todo lo indecible y a enfrentarse algun dia a la bala de los soldados norteamericanos, lo empuja el ejido". "El bracerismo es la disolucion de Mexico", en El Informador, 4 de septiembre de 1953, p. 4.

(55) "No mas braceros", en Excelsior, 18 de junio de 1951, p. 6. Esta denuncia del caciquismo, de las practicas usureras de las instituciones bancarias y del espejismo de la pequena propiedad se repiten regularmente en Excelsior como causas del bracerismo. No es una denuncia de la reforma agraria, pero si de su aplicacion y legado.

(56) En este contexto, Lopez Mateos anuncia que terminara el reparto agrario y dedicara fondos al campo mexicano.

(57) Jose W. Torres, "Base tecnica para el desarrollo de la iniciativa privada es el respeto absoluto y las garantias legales y fisicas para la propiedad privada", en El Informador, 23 de abril de 1961, p. 4.

(58) Originario de Jalisco, vivio en Aguascalientes y empezo su carrera politica como diputado para este estado en 1920. Ocupo varios cargos politicos y diplomaticos importantes y fue nombrado representante mexicano ante la Organizacion de los Estados Americanos. Sus articulos acerca de los braceros fueron publicados en dos periodicos oficialistas, priistas.

(59) Pedro de Alba, "Siete articulos", en Jorge Durand, op. cit., 2007, pp. 256-257.

(60) Ibid., pp. 262 y 266.

(61) Ibid., p. 267.

(62) Ibid., pp. 261-262.

(63) "80 000 campesinos reconcentrados en la frontera norte", en Excelsior, 28 de junio de 1949, p. 1; "Pagina editorial. No mas braceros", en Excelsior, 24 de junio de 1950, p. 6; "Se inicio ya la repatriacion de los braceros", Excelsior, 3 de junio de 1951, pp. 1 y 7.

(64) "No saldran mas braceros a E. Unidos. Hacen falta mas brazos en Mexico", en El Sol de Leon, 27 de enero de 1947, p. 1; "Causa graves danos el exodo de braceros", en El Sol de Leon, 17 de diciembre de 1948, pp. 1 y 6; "Faltan brazos para impulsar los cultivos", en El Sol de Leon, 7 de abril de 1952, p. 1.

(65) Este sindicato cooptado por el Estado mexicano comparte y presenta generalmente la postura oficial del gobierno de Migual Aleman (1946-1952) y los siguientes. Su voz en los periodicos es consecuentemente representativa de la percepcion y del discurso del gobierno mexicano sobre la cuestion de la emigracion de los trabajadores agricolas.

(66) "Los braceros ganan poco y son vejados", en El Sol de Leon, 5 de diciembre de 1947, pp. 1 y 6; "Causa graves danos el exodo de braceros", en El Sol de Leon, 17 de diciembre de 1948, pp. 1 y 6; "Que no vayan al norte, y menos a Texas", en El Sol de Leon, 26 de abril de 1949, pp. 1 y 4; "Graves danos causa al pais el exodo de espaldas mojadas", en El Sol de Leon, 25 de julio de 1952, pp. 1 y 5.

(67) "Graves danos causa al pais el exodo de espaldas mojadas", en El Sol de Leon, 25 de julio de 1952, pp. 1 y 5.

(68) "Habra contratacion de braceros aqui. Es angustiosa la situacion en el campo", en El Sol de Leon, 8 de abril de 1952, p. 1.

(69) "Por decoro de Mexico no debe autorizarse la salida de braceros", en El Sol de Leon, 18 de enero de 1949, p. 1.

(70) "Causan graves problemas los aspirantes a braceros", en El Sol de Leon, 28 de marzo de 1949, pp. 1 y 6.

(71) "Mexicans protest outflow of labor", en The New York Times, 24 de julio de 1952.

(72) "Los braceros ganan poco y son vejados", en El Sol de Leon, 5 de diciembre de 1947, pp. 1 y 6.

(73) "Acusa la ctm a los braceros de anti-patriotas", en El Sol de Leon, 14 de noviembre de 1952, p. 1, citado en Catherine Vezina, Diplomacia migratoria: una historia transnacional del Programa Bracero, 1947-1952, Mexico, Secretaria de Relaciones Exteriores/Centro de Investigacion y Docencia Economicas, 2017, p. 348.

(74) "Los braceros se van por aventura y no por hambre", en El Sol de Leon, 25 de mayo de 1951, pp. 1 y 6.

(75) "Resulta deprimente la emigracion de braceros", en El Sol de Leon, 14 de marzo de 1952, p. 1.

(76) Vease Catherine Vezina, "De la diversite des acteurs et des interets impliques dans la gestion bilaterale de la migration: observations sur le maintien du programme bracero, 1947-1948", en Histoire Sociale/Social History, vol. XLVII, num. 93, 2014, pp. 159-184.

(77) Renato Ortiz, "Cultura, modernidad e identidad", en Nueva Sociedad, num. 137, 1995, pp. 17-23.

(78) Primer Informe de Gobierno del Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos Adolfo Ruiz Cortines, 1953.

(79) Vicente Lombardo Toledano, "La minoria nacional mexicana en los Estados Unidos", en El Popular, 27 de noviembre de 1953, pp. 1 y 2.

(80) Esta campana antiimperialista se debe a la amenaza por parte del gobierno estadounidense respecto a la contratacion unilateral de braceros, pero se combina tambien con la delicada situacion guatemalteca que empieza a ser vista como un ejemplo del intervencionismo estadounidense. Para mas detalles sobre el contexto guatemalteco y la postura mexicana frente a ello, vease Soledad Loaeza, "La fractura mexicana y el golpe de 1954 en Guatemala", en Historia Mexicana, vol. lxvi, num. [262], octubre-diciembre, 2016, pp. 737-738. Para darse una idea de la campana periodistica antiimperialista: "Mexico mantiene su posicion en defensa de los braceros", en El Popular, 15 de enero de 1954, pp. 1 y 3; "Les ofrecen tierras para que se queden en el pais", en El Popular, 22 de enero de 1954, pp. 1 y 2; "Mexico rechazo la proposicion yanqui. No saldra ya ni un solo trabajador", en El Popular, 16 de enero de 1954; "Todos los partidos aceptan el acuerdo sobre los braceros", en Excelsior, 17 de enero de 1954, pp. 1 y 10; "Los sindicatos califican de digna la actitud de Mexico", en Excelsior, 17 de enero de 1954, pp. 1 y 12; "Expresidentes y exfuncionarios apoyan la actitud del gobierno en el caso de los braceros", en Excelsior, 17 de enero de 1954, pp. 1 y 16.

(81) A pesar del tono de neutralidad que Excelsior intenta mantener, en reiteradas ocasiones utilizan palabras cargadas de juicio para informar a sus lectores del acto "indecoroso" de Estados Unidos. A manera de ejemplo, se reproduce un extracto de una de las dos notas publicadas sobre este tema en la portada del 14 de enero de 1954: "un alto funcionario de la Secretaria de Gobernacion se encargo de aclarar [que] el cierre de la frontera es un asunto de plena legalidad para el Poder Ejecutivo Mexicano [...], puesto que en primer lugar no impide que los nacionales de Mexico viajen al extranjero por otras fronteras y en segundo que es realmente el mas importante, se trata de un acto defensivo de los intereses nacionales y populares y aun de nuestro mismo decoro patrio". "Vigilancia a lo largo de la frontera con Estados Unidos", en Excelsior, 14 de enero de 1954, p. 1.

(82) J. M. Berlanga, "Condenacion unanime al intento yanqui sobre la contratacion", en El Popular, 14 de enero de 1954, pp. 1 y 4.

(83) Ibid.

(84) "Todos los partidos aceptan el acuerdo sobre los braceros", en Excelsior, 17 de enero de 1954, pp. 1 y 10; "Una ola de protestas", en El Informador, 14 de enero de 1954, p. 1.

(85) "El fracaso de la amenaza yanqui", en El Popular, 14 de enero de 1954, Editorial.

(86) Ibid.

(87) "Mexico empleara a todos los braceros", en Excelsior, 19 de enero de 1954, p. 4.

(88) "Les ofrecen tierras para que se queden en el pais", en El Popular, 22 de enero de 1954, p. 1.

(89) "Norteamerica tiene que rectificar su actitud", en El Popular, 18 de enero de 1954, p. 2.

(90) J. M. Berlanga, "Ni un solo hombre ha cruzado la linea divisoria para contratarse", en El Popular, 17 de enero de 1954, pp. 1 y 5.

(91) Ibid.

(92) "Pueblo y Ejercito dan apoyo a la patriotica actitud del Gobierno", en El Popular, 19 de enero de 1954.

(93) Ibid.

(94) "Mexico empleara a todos los braceros", en Excelsior, 19 de enero de 1954, pp. 1, 3 y 4.

(95) Ibid.

(96) Vicente Lascurain, "Braceros y cancilleres", en El Informador, 22 de enero de 1954, p. 4.

(97) En su columna de opinion, Lascurain menciona que esta decision unilateral de Estados Unidos se inscribe en la misma logica imperialista que el caso de la United Fruit en Guatemala. Vicente Lascurain, op. cit., 22 de enero de 1954, p. 4.

(98) En su ultimo informe de gobierno, el Presidente refiere a la necesidad de regular de manera preventiva la salida clandestina de braceros. "VI Informe de Gobierno", 1 de septiembre de 1946, en Informes presidenciales: Manuel Avila Camacho, Mexico, Servicio de Investigacion y Analisis-Camara de Diputados, 2006, p. 342.

(99) El termino bracero no es utilizado por ninguno de estos presidentes.

Leyenda: Imagen 1: Don Gobe

Leyenda: Imagen 2: !Banquete!

Leyenda: Imagen 3: Respuesta
COPYRIGHT 2019 Universidad Autonoma Metropolitana Iztapalapa
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Vezina, Catherine
Publication:Signos Historicos
Date:Jul 1, 2019
Words:16174
Previous Article:El cambio cultural como programa indigenista: Gamio y el Instituto Indigenista Interamericano (1942-1948).
Next Article:Francisco Quijano Velasco, Las republicas de la Monarquia. Pensamiento constitucionalista y republicano en Nueva Espana 1550-1610.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters