Printer Friendly

El arte rupestre de tejas: analisis contextual de motivos recurrentes en el area de la desembocadura del rio Pecos.

La interpretacion y la explicacion avanzan a partir de esquemas reconocibles en el registro arqueologico. La primera tarea del arqueologo es identificar, describir y contextualizar dichos esquemas. Sin esquemas reconocibles no puede darse la correspondiente explicacion o interpretacion. El estilo del arte rupestre del rio Pecos es intrincado en su composicion, ordenado y sujeto a reglas. Son cualidades de su registro arqueologico que piden explicacion.

En publicaciones anteriores (Boyd 1996, 2003, y Boyd y Dering 1996), adelante sendas interpretaciones para dos motivos del estilo del rio Pecos que se encuentran extendidos por toda la region: 1) un arco serpenteado con una abertura en la cuspide y una figura antropomorfica que emerge de la cuspide o desciende desde ella y 2) un antropomorfo astado con puntos en los pitones de las astas asociado con venados atravesados o puntos atravesados. El primero, referido al viaje al mas alla, comunica datos objetivos sobre la experiencia del trance y proporciona informacion sobre la estructura del cosmos. El segundo, el motivo del peyotismo, anade comprension sobre la antiguedad del peyotismo y la asociacion del venado con el cactus sagrado del peyote, asociacion que ha pervivido en los mitos, ritos y arte de las religiones del peyote en los tiempos modernos.

Los dos motivos aparecen por separado en muchos yacimientos de la region; pero en el yacimiento de White Shaman (41VV124) aparecen juntos. Su aparicion conjunta en este lugar lleva a interpretar el panel de arte rupestre como una secuencia que detalla la caceria ritual del cactus sagrado del peyote--una caceria que todavia hoy siguen haciendo los indios huicholes de Mexico (Boyd 1998, 2003). Los nuevos hallazgos aportados por analisis etnograficos adicionales amplian y refinan mis interpretaciones anteriores tanto del motivo recurrente como del panel. En este trabajo se demostrara que el panel de arte rupestre del yacimiento de "White Shaman" (un toponimo desafortunado) es una secuencia mitologico-historica que, ademas de prescribir la caceria ritual del peyote, presenta una cosmogonia que narra el nacimiento de los dioses, el establecimiento de las estaciones y la creacion del cosmos.

Los canones del area de la desembocadura del Pecos, en el suroeste de Tejas y norte de Coahuila, Mexico, tienen su centro cerca de la confluencia del rio Pecos con el rio Grande (Figura 1). Esta region aporta un registro de 11000 anos de un sistema de vida basado en la rebusca de alimento o forrajeo. Los abrigos rocosos con depositos secos almacenan implementos y contenedores, sandalias, esteras, guijarros pintados, estatuillas e instrumentos de piedra, junto con concheros con restos de plantas ralladas, coprolitos, huesos de animales y piedras resquebrajadas por el fuego. Las paredes de mas de un centenar de refugios rocosos de la region estan pintadas con un despliegue de pictografias que van desde hace 4200 anos a la epoca del contacto con los europeos. La gran mayoria de este arte se plasmo durante la transicion entre el periodo arcaico medio y el tardio y se designa en conjunto como el estilo del rio Pecos (Boyd 2003; Dering 2002; Kirkland and Newcomb 1967; Turpin 1995).

La presencia de un fijador organico en la pintura ha permitido a los investigadores obtener fechas de radiocarbono por medio de la espectrometria de masas con aceleradores (AMS). El arte rupestre del estilo del rio Pecos es el mas representado y el mas antiguo de los estilos reconocidos. Se han obtenido veinticinco fechas por AMS, que van desde 2950 a 4200 AP (Rowe 2009). El estilo del rio Pecos esta compuesto por figuras antropomorfas policromas y monocromas acompanadas de animales, como venados y felinos, asi como por una variedad de dibujos enigmaticos. Muchos de esos paneles tienen mas de treinta metros de largo y algunos de los antropomorfos llegan a medir siete metros de altura.

METODO DE ANALISIS

El arte rupestre es un componente esencial del registro arqueologico y por ello debe estar sujeto a los metodos de analisis apropiados. Los paneles pictograficos dibujados en los muros de los abrigos rocosos y en las caras de los acantilados son artefactos o configuraciones inmoviles. Una "configuracion" o "instalacion" es una concentracion de artefactos relacionados funcional y temporalmente. Se considera que es el reflejo arqueologico de una actividad o un conjunto de ellas (Hester et al. 1997). Un panel rupestre, que refleja claramente una actividad humana del pasado, debe clasificarse como una configuracion arqueologica. La descripcion de la estructura y contexto de la configuracion es un prerrequisito necesario para comprender su funcion. El metodo que se presenta a continuacion esta disenado especificamente para describir, explicar e inferir el comportamiento del arte rupestre como una configuracion en el registro arqueologico.

Analisis de la configuracion. Durante la primera etapa del analisis, que puede durar de varias semanas a varios meses, documento las imagenes en detalle, tratando cada panel de arte rupestre como una unidad o composicion. Lo consigo registrando los atributos o asociaciones para cada elemento pictografico y ejecutando una interpretacion en color del panel completo. Dibujar o pintar cada uno de los elementos pictograficos de un panel de arte rupestre incrementa la conciencia del contenido de las imagenes. Tambien ayuda a identificar la variacion y la regularidad en los estilos artisticos, los esquemas recurrentes y las anomalias artisticas. Defino "elemento" como el componente pictografico individual de un panel de arte rupestre, como pueda ser un antropomorfo, un animal, un atlatl o lanzador de venablos, o una forma geometrica. Los datos acerca de los elementos recogidos durante la produccion de las interpretaciones se usan para identificar "motivos", que defino como temas recurrentes en el arte rupestre que contienen dos o mas de los mismos elementos pictograficos. Se documenta la distribucion de los elementos pictograficos y motivos de un unico panel o de todo el panorama, se anota su presencia o ausencia en toda la region. El analisis consiguiente es de gran valor para identificar esquemas en la distribucion y asociacion de motivos en todo el panorama.

Resena etnografica y formulacion de hipotesis. Para formular hipotesis que expliquen esquemas identificados durante el analisis de la configuracion, se requiere el desarrollo de argumentos puente que vinculen pasado y presente. Ello implica identificar y documentar esquemas o motivos en la bibliografia etnografica que correspondan a esquemas identificados en el registro arqueologico. Defino un motivo etnografico como un tema recurrente que contiene componentes o ideas similares. Los datos etnograficos recogidos durante la resena y los esquemas identificados durante el analisis de la configuracion de los pictografos se usan para formular hipotesis acerca del significado y funcion del arte rupestre.

Comprobacion de hipotesis. Se evaluan entonces las hipotesis en el contexto de otros aspectos de la cultura material regional. Examinar el arte en conjuncion con los objetos recuperados del yacimiento ayuda a explicar ambos conjuntos. Se desarrollan argumentos de tipo cable tejiendo hebras de evidencia separadas y distintas. Estas hebras de evidencia separadas proceden de areas cual el medio social y biofisico, el comportamiento animal y la neurociencia cognoscitiva.

ANALISIS DE DOS MOTIVOS RECURRENTES

El motivo del viaje al mas alla

El motivo del viaje al mas alla esta extendido por toda la region. Los elementos de este motivo incluyen un arco serpenteado o almenado con una abertura en su apice y un antropomorfo situado arriba, debajo o detras del arco. Con frecuencia el antropomorfo se combina con un animal y posee a la vez caracteristicas humanas y animales (Figura 2). La bibliografia etnografica incluye un tema o motivo recurrente en los mitos y folclor de las sociedades indigenas de Mesoamerica y el Suroeste norteamericano que es similar al motivo pictografico recien descrito (Boyd 1996, 2003). Este motivo se asocia con creencias acerca de viajes entre este mundo y el mas alla o reino espiritual. Los elementos individuales del motivo etnografico incluyen: 1) un universo escalonado que consta de varias gradas, con un reino sobrenatural que existe bajo la superficie de la tierra, 2) serpientes que sirven de porton a traves del cual se debe pasar en el viaje al mas alla, 3) portales o pasadizos sagrados--tanto hechos por el hombre como naturales--que se usan para acceder al mas alla y 4) espiritus animales cooperadores y combinaciones de hombre y animal (Beals 1943; Brady and Prufer 2005; Brundage 1979; Freidel et al. 1993; Heyden 1981; Lopez-Austin 2006; Sahagun 1950-1969).

Basada en la informacion extraida de la bibliografia etnografica, propuse y comprobe la siguiente hipotesis para este motivo recurrente: Los motivos que consisten en un arco serpenteado con una abertura en su apice y una figura antropomorfica que asciende o desciende a traves de ese apice representan viajes chamanicos entre regiones cosmicas. El arco serpenteado es analogo a la serpiente como porton al mas alla. Representa la superficie de la tierra que se superpone al submundo acuoso, la tierra de los ancestros. La apertura del arco serpenteado es el portal o axis mundi. En el panorama natural, los refugios rupestres, agujeros profundos y otros "agujeros" en la superficie de la tierra sirven de portales hacia el mas alla. Las figuras antropomorficas situadas sobre, bajo o detras del arco serpenteado representan chamanes que viajan entre las regiones cosmicas. Los animales o atributos animales asociados con esas figuras representan espiritus con forma animal o asistentes del chaman (Boyd 1996, 2003).

La neurociencia cognoscitiva ofrece fenomenos de iluminacion asociados con trances o estados alterados de la consciencia que apoyan la interpretacion del motivo del viaje al mas alla (Lewis Williams 2001; Newberg et al. 2001; Horowitz 1964; Siegel 1975). La imagineria de la serpiente, las sensaciones de verse convertido en animal y los informes acerca de pasar a traves de un tunel o un torbellino demuestran que el motivo contiene, ademas de la informacion "mitica" acerca de la estructura del cosmos, datos objetivos acerca de la experiencia del trance. Ciertas caracteristicas del comportamiento de las serpientes, como la muda de camisa (muerte y re-nacimiento), tragar la presa entera (paso a traves de la serpiente/tunel al mas alla) y el vivir en cuevas y agujeros en la tierra (portales al otro mundo) confirman las experiencias visionarias asociadas con estados de alteracion de la conciencia (Boyd 2003). El registro arqueologico de los canones de la desembocadura del Pecos y regiones adyacentes anade mas apoyo a la interpretacion del motivo como representacion de viajes al mas alla. Un metodo habitual de entierro observado en todo el desierto de Chihuahua y zonas vecinas, incluyendo la desembocadura del Pecos, era enterrar el cuerpo en una cueva vertical o pozo (Aveleyra et al. 1956; Bement 1994; Turpin 1988). Los depositos de Seminole Sink (41VV620) contienen los restos de al menos 22 individuos del periodo Arcaico Temprano. Aunque hay otras muchas cuevas en las que se han encontrado tumbas, "... Seminole Sink proporciono la primera muestra de entierros del tipo cementerio en la region" (Bement 1989:67). Despues de la excavacion de Seminole Sink en 1984 se han identificado otras fosas verticales con restos humanos (Bement 1994).

El uso de fosas verticales como lugares mortuorios en la desembocadura del Pecos era un modo de devolver a los muertos a su lugar de origen y al lugar donde residen ahora sus ancestros. La abertura en la cuspide del arco serpenteado en el motivo del viaje al mas alla representa el portal del viaje a ese otro mundo. En el paisaje real, la boca del pozo sirve como portal al reino sobrenatural. Las lineas almenadas a cada lado del portal representan la serpiente --el porton al mas alla. Los pasos a traves de aberturas en la superficie de la tierra, como los pozos o las fosas verticales, simbolizan entradas al mas alla, al mundo inferior --la tierra de los muertos-- a traves de la boca de la serpiente.

El Motivo del Peyotismo

El motivo del peyotismo se ha identificado en yacimientos de toda la region. Los elementos de este motivo incluyen antropomorfos astados con puntos negros en los pitones de las astas, venados atravesados o puntos atravesados. (Figura 3). Al revisar la bibliografia etnografica sobre las culturas enmarcadas por el norte de Mexico y el suroeste de los Estados Unidos, identifique un motivo similar al motivo pictografico que se describe arriba (Boyd 1998, 2003; Boyd y Dering 1996). En la bibliografia, el motivo correspondiente se asocia con el peyotismo, uso ritual del peyote, Lophophora williamsii. Los elementos individuales del motivo etnografico incluyen: 1) el uso del peyote como un sacramento, medicina y puente al mas alla, 2) la unificacion del peyote con el venado y 3) el sacrificio del venado-peyote durante cacerias rituales para atraer la lluvia (Schaefer y Furst 1996; La Barre 1975; Lumholtz 1900; Myerhoff 1974; Shonle 1925; Underhill 1952, 1969).

Basada en la informacion extraida de la bibliografia etnografica, propuse y comprobe la siguiente hipotesis para este motivo recurrente: Los motivos que consisten en un antropomorfo astado con puntos en los pitones de las astas, que se encuentran en asociacion con venados atravesados o puntos atravesados, representan una relacion metaforica entre el venado y el peyote. Los puntos atravesados y el venado atravesado representan el sacrificio del venado-peyote. Los puntos en los pitones de los antropomorfos astados tambien representan el peyote. El antropomorfo representa al portador del peyote, el venado sagrado antropomorfizado. El motivo permite comprender mejor la antiguedad del peyotismo y la unificacion del venado con el cactus sagrado del peyote, una asociacion que se ha mantenido en los mitos, ritos y arte de las religiones del peyote en tiempos modernos.

El peyote y la ecologia del venado proporcionan pruebas que apoyan la interpretacion del motivo. Existe una relacion ecologica entre el peyote, el venado y la lluvia. La lluvia incrementa la produccion de las plantas efimeras del desierto y dispara la foliacion y floracion de plantas forrajeras importantes y arbustos frutales. Los ecologistas que estudian los venados han demostrado que estos viajan hasta 32 km. para llegar a un area donde haya llovido, para comer la vegetacion emergente. Cuando llega la lluvia, llegan tambien los venados y a veces desde distancias considerables (Rautenstrauch y Krausman 1989). Por lo tanto, la lluvia no solo incrementa la disponibilidad de alimento vegetal, sino tambien la de caza.

La lluvia tambien trae el peyote. El peyote tiene una vasta area de crecimiento desde el centro de Mexico al sur de Tejas, incluyendo los canones de la desembocadura del Pecos (Anderson 1996; Boke y Anderson 1970; Morgan 1983). Durante los periodos secos, el peyote desciende bajo la superficie de la tierra y es dificil de encontrar. Inmediatamente despues de llover, sin embargo, el peyote emerge y se hace visible en la superficie (Benitez 1975; Morgan 1983). Asi pues, hay una relacion entre el venado, el peyote y la lluvia. Cuando llega la lluvia, llega el venado y el peyote aparece en la superficie donde los venados han estado alimentandose de la vegetacion fresca. Como dicen los huicholes, dondequiera que haya pisado el venado, crecera el peyote en sus huellas (Zingg 1977, 2004).

Se acepta que el peyotismo en los Estados Unidos tiene su origen en el norte de Mexico o el sur de Tejas a lo largo del Rio Grande, cerca de los limites nortenos del area de crecimiento natural del peyote (Hultkrantz 1997; La Barre 1975; Stewart 1974, 1987). Durante los tiempos historicos, varios grupos aborigenes viajaron a la desembocadura del pecos para cosechar el peyote, para uso ceremonial, recogiendo el peyote a lo largo de los rios Grande y pecos, segun se informa (Slotkin 1951, 1955; Stewart 1987). El nonagenario "Pete" Billings, que crecio en la desembocadura del pecos, recuerda haber visto de nino a los indios que llegaban para recoger el peyote por las colinas de la region (comunicacion personal 2009).

El registro arqueologico proporciona pruebas adicionales que apoyan la presencia del peyotismo en la desembocadura del Pecos. George Martin (1933) recupero tres muestras de los depositos de Shumla Caves. Segun Martin Terry et al. (2006:1017): "Los tres especimenes de Shumla Caves no son simples copas de peyote cortadas ..., sino conglomerados de peyote machacado mezclado con materiales vegetales con [C.sub.3] para formar medias esferas aplanadas que recuerdan vagamente los botones de peyote". Los tres "botones" contienen similares cantidades de alcaloides y tienen fechas de radiocarbono estadisticamente indistinguibles con una media ponderada de 5195 [+ o -] 20 [sup.14]C anos AP, aproximadamente mil anos anteriores a las fechas mas tempranas de las pinturas de estilo Rio Pecos (Terry et al. 2006).

Algunas muestras de cultura material recuperadas en excavaciones de la region, incluyendo Shumla Caves, son similares a la parafernalia usada por varios grupos aborigenes en las ceremonias del peyote (Bennet and Zingg 1935; La Barre 1975; Lumholtz 1900, 1902; Stewart 1987). Incluyen escofinas de madera o de hueso, un cascabel de omoplatos de venado, una bolsita y tubos de carrizo que contienen incienso de cedro y penachos de plumas (Davenport 1938; Johnson 1964; Martin 1933; Ross 1965).

La etica conservacionista de los forrajeros se refleja en sus creencias espirituales (Kelly 1995). El motivo del peyotismo instruia a los miembros de la sociedad en relaciones ecologicas tales como los efectos de la lluvia en el comportamiento animal o vegetal -- conocimiento que era necesario para la explotacion exitosa del nicho cazador recolector. Como tal, el arte rupestre y los ritos asociados pueden haber influido en la cooperacion social en lo que respecta al control de recursos escasos.

EL PUENTE ETNOGRAFICO

El viaje al mas alla y el motivo del peyotismo que se acaban de discutir se reunen en el yacimiento de White Shaman (Figura 4). A traves del apice de un arco serpenteado esta pasando un antropomorfo astado con puntos en las puntas de los pitones de sus astas. Sobre la figura astada se localizan una serie de puntos rojos atravesados y un venado atravesado. El antropomorfo astado es un elemento pictografico compartido por el motivo del viaje al mas alla y el peyotismo. A continuacion ofrecere una descripcion del panel de White Shaman y situare los motivos en el contexto de la restante imagineria del yacimiento.

Descripcion de la configuracion: Elementos del Panel de White Shaman

El yacimiento rupestre de White Shaman se localiza en un pequeno abrigo orientado al suroeste en lo alto de un acantilado sobre el rio Pecos, cerca de su confluencia con el rio Grande (Figura 5). Las dimensiones del panel pictografico representado en el abrigo son 4 m x 8 m. Las pinturas son predominantemente del estilo del rio Pecos y se encuentran en bastante buen estado. Aunque los depositos arqueologicos dentro del abrigo son minimos, en el talud de abajo abundan los desechos.

Este panel contiene mas de treinta figuras antropomorficas. Cinco antropomorfos negros de cabeza roja ocupan el panel de un lado a otro. Cada una de esas figuras es aproximadamente del mismo tamano y se distribuyen con bastante regularidad en el espacio entre ellas. Con cada uno de esos antropomorfos se asocian unos objetos negros, largos y delgados con puntas rojas. Estos objetos se asocian con las manos izquierda y derecha de cada antropomorfo.

Al menos diez antropomorfos estan atravesados. Seis de esos antropomorfos atravesados se representan invertidos, con los cabellos colgando hacia abajo. Sus cuerpos estan decorados frecuentemente con puntos negros.

Cerca del centro del panel se situan dos antropomorfos blancos sin cabeza, con bandas negras que corren verticalmente a lo largo de sus cuerpos. Una de esas figuras esta contorneada en rojo y decoran su cuerpo lineas rojas en forma de S. Dos objetos de tipo baculo, con forma de S, se asocian con su mano izquierda. El otro antropomorfo blanco es de ejecucion menos elaborada y de un modo semi-transparente.

En el extremo izquierdo mas lejano esta pintado un antropomorfo astado, con puntos en los pitones de las astas. Este antropomorfo es un motivo que comparten tanto el motivo del viaje al mas alla como el del peyotismo. Esta atravesando la cuspide de un arco serpenteado. Exactamente sobre el se situan otros elementos del motivo del peyotismo --puntos atravesados y un venado rojo atravesado, cuyo cuerpo esta decorado con puntos negros.

Se encuentran puntos atravesados en la zona del bajo vientre de una enigmatica figura serpenteada ubicada en el centro del panel. Otras dos figuras policromas enigmaticas --ni humanas, ni animales-- tambien estan decoradas con puntos. Una esta situada en el extremo derecho del panel y la otra debajo y a la izquierda de la figura serpenteada.

Hacia el fondo, en el final derecho del panel, se encuentra un venado rojo con un antropomorfo pintado sobre su parte mas alta. Sobre el venado hay numerosos puntos negros que flotan libremente e imagenes con forma de L.

Una figura astada, atravesada, con brazos como alas, cola de pajaro y doble cornamenta se situa justo encima y a la derecha del arco serpenteado. Una banda blanca ancha conecta la cabeza de esta figura de doble cornamenta con uno de los antropomorfos negros descritos anteriormente.

Todo el panel esta recorrido por una linea sinuosa blanca que cruza sobre la parte alta de los cinco antropomorfos ya descritos. En el extremo izquierdo del panel, en la cuspide del arco serpenteado y dentro del cuerpo del antropomorfo astado, se presenta una linea negra a lo largo de la linea blanca. La linea blanca termina en el ultimo antropomorfo negro y la linea negra continua hasta el final del panel.

Bajo la linea blanca se hallan numerosas imagenes pequenas, rojas y amarillas, de trazo fino. Las imagenes que corren a lo largo de esta parte baja del panel quedaron danadas seriamente por ganado que se froto contra el muro del refugio.

Estos esquemas visuales tienen paralelos demostrables en el sistema de creencias y la iconografia de grupos mesoamericanos, especialmente los huicholes.

Analogia etnografica y arte rupestre del pasado lejano

Los resultados de un analisis etnografico del mito e iconografia huicholes demuestran que hay en ellos esquemas llamativamente similares a los esquemas del arte rupestre del yacimiento de White Shaman. Aunque las etnografias de numerosos grupos hablantes de lenguas yuto-aztecas han sido de ayuda para formular hipotesis que expliquen los motivos recurrentes discutidos anteriormente, las etnografias de los huicholes han sido las mas rentables.

Es indiscutible el peligro grave que implica usar la informacion etnografica actual como fuente para estudiar el arte rupestre del pasado lejano. Empero, los esquemas compartidos, tanto en el arte como en la etnografia, piden una explicacion. En su sintesis del complejo religioso mesoamericano, Lopez-Austin (1997:5) demostro que las religiones nativas actuales, incluida la de los indios huicholes, "claramente no son simples versiones del pensamiento y las practicas pre-hispanicas, sino, mejor, a pesar de una fuerte influencia cristiana, parte de tradiciones mesoamericanas antiguas" y, pese a la presencia de elementos diferentes entre estas religiones, existe un "nucleo duro con componentes que fueron muy resistentes al cambio historico. Fueron casi invariables". Esto se probo claramente en su identificacion de procesos cosmicos compartidos y esquemas de creacion entre los huicholes, los mayas tzotziles y los pueblos de la Sierra Madre Occidental, incluyendo los nahuas, otomies, tepehuanos y totonacos (Lopez-Austin 1997).

Pese a las diferencias entre las cosmovisiones de estos grupos, Lopez-Austin (1997) identifico una base conceptual, un "nucleo duro", que todos ellos comparten. Esto incluye: 1) una division holistica del cosmos que contiene innumerables pares opuestos, cual dia/noche, caliente/frio, seco/humedo, macho/hembra, fuego/agua y estacion seca/estacion de las lluvias. (En el amanecer primordial del mundo de los humanos todas las cosas adquirieron una esencia que los ubica en una de estas divisiones); 2) la replicacion -la habilidad de los dioses para replicarse a si mismos mediante la transmision de su esencia a otros seres u objetos. (Por ejemplo, existen relaciones de replicacion entre un dios y un humano poseido por la esencia del dios, un dios y su imagen correspondiente, un lugar mitico y su doble en la tierra. Esta replicacion dificulta diferenciar entre los dioses y sus derivaciones divinas); 3) el dominio de los seres humedos, frios, y su asociacion con las serpientes y el mas alla; 4) una colina en el este que contiene a los dioses creadores y a los humanos que comparten las esencias de esos dioses. (La colina es el lugar en el cual viene al mundo una coleccion de "corazones" o "semillas" y desde el cual se reproducen); 5) la division entre la estacion de las lluvias y la seca constituye la base de la oposicion de las fuerzas opuestas. (Lo frio, humedo, occidental, del mas alla, opuesto a lo caliente, seco, oriental, del mundo terreno); y 6) la transformacion de los seres humanos de seres "frios" a seres "calientes" gracias al crecimiento espiritual y la responsabilidad creciente.

Hoy dia, esos elementos nucleares se ejemplifican en el mito huichol de la creacion y se desarrollan en la representacion de la primera peregrinacion del peyote. Esos son los elementos nucleares que he identificado en el arte rupestre del yacimiento de White Shaman. Tras una breve introduccion al mito y la cosmologia huicholes, creare un puente etnografico entre el arte rupestre y la narracion huichol de la creacion y la caceria anual del peyote.

Los elementos del mito huichol y la peregrinacion

Los indios huicholes viven en el noroeste de Mexico, en los estados de Jalisco y Nayarit. Segun la tradicion huichol, sus antepasados recolectores emigraron a esta zona desde su patria, Wirikuta, en el desierto de Chihuahua --la tierra donde crece el peyote. Antes de las ceremonias primaverales para atraer la lluvia se hacen las peregrinaciones anuales a Wirikuta, para recolectar el peyote y representar la narracion huichol de la creacion (Benitez 1975; Furst y Anguiano 1976; Lumholtz 1900, 1902; Myerhoff 1974; Negrin 1975; Neurath 2000a, 2005a, 2005b; Schaefer y Furst 1996; Zingg 1977).

Uso la palabra "representar" aunque debe entenderse que para los huicholes no se trata de una copia del acontecimiento original --es el acontecimiento original. Como afirma Johannes Neurath (2005a:74), "el mito de los ancestros no es como una cosa del pasado --es mas como un acontecimiento que siempre ocurriera por primera vez". La peregrinacion se celebra anualmente para asegurar que el cosmos seguira existiendo.

Durante los pasados cien anos los exploradores y estudiosos han documentado muchas versiones de la narracion huichol de la creacion (p. ej. preuss, Lumholtz, Zingg, Benitez, Furst, Myerhoff, Schaefer, Negrin, Neurath). Concuerdan todas en muchos detalles importantes: 1) Las deidades antecesoras hicieron una peregrinacion desde el oeste humedo y frio (el ultramundo o mundo inferior) al este caliente y seco (el mundo superior); 2) Un acto de autoinmolacion condujo al nacimiento del peyote y del sol y al establecimiento de las oposiciones estacion seca/estacion de las lluvias, noche/dia, frio/caliente; 3) Un venado guio a los peregrinos a la colina del amanecer, donde el corazon del venado sacrificado se convirtio en peyote; y 4) El sol salio por el este en la Montana de la Aurora. A continuacion ofrezco una sintesis condensada de esta narracion huichol de la creacion o kawitu, que significa "mito" o "historia" (Neurath 2000a; 2000b; 2005a).

El mito

Cuando los antecesores emergieron de "abajo en el oeste" (el ultramundo), el mundo era humedo y oscuro --solo la luna y las estrellas iluminaban el cielo de la noche eterna. Como el pueblo no podia ver bien, decidio viajar al este en busca de la montana donde el sol habria de nacer. Su destino era el otro lado del cosmos, Wirikuta, el semi-desierto arido "arriba en el este". Estos peregrinos formaron el primer grupo de jicareros --ancestros que no han llegado a ser deidades. Fueron tambien los primeros cazadores de venados. Los venados precedieron a los peregrinos en el viaje al este y esos primeros cazadores los siguieron (Lumholtz 1900; Neurath 2000a, 2000b; Preuss 1996).

Quien marco a los peregrinos el sendero hacia la Montana de la Aurora fue kawi, que se traduce como "oruga." El sendero de kawi empieza en el oeste y sigue el recorrido del sol a lo largo de la ecliptica hacia el este. El sendero termina en el pico de la Montana de la Aurora (Neurath 2000a, 2005a). Los peregrinos llevan fuego para iluminar el sendero y para protegerse durante el peligroso viaje. Lo mas importante, sin embargo, es que necesitaran el fuego cuando lleguen al este, para ayudar al sol a salir (Lumholtz 1900; Zingg 1977).

Cuando el venado llego al final del sendero de kawi, se ofrecio voluntariamente para ser sacrificado por los cazadores. Gracias a este acto de autoinmolacion, su corazon se convirtio en el cactus sagrado del peyote (Figura 6). Al mismo tiempo, el padre Sol amanecio por primera vez. Segun Neurath (2000a:73) "Los dos acontecimientos -- el origen del peyote y el primer amanecer -- no solamente sucedieron en el mismo lugar, sino tambien en el mismo momento, precisamente al final del 'camino de la oruga'."

Cuando los ancestros comieron la carne del venado experimentaron los efectos del peyote por primera vez. En ese momento tambien se transformaron. Se convirtieron en deidades, se convirtieron en peyote, se convirtieron en venados, se convirtieron en estrellas (Neurath 2000a, 2000b, 2005c; Preuss 1996). Con el nacimiento del sol y el sacrificio del venado se puso en marcha una division holistica del cosmos -dia frente a noche, caliente frente a frio, la estacion de las lluvias frente a la estacion seca. Se fijaron las constelaciones en el cielo y nacieron las deidades, Todo lo necesario para la supervivencia se creo por este acto de autoinmolacion. Fue el final de la edad mitica y el inicio del tiempo como hoy lo conocemos. En ese momento los jicareros --los primeros ancestros --se transformaron en el cosmos (Neurath 2000a, 2005a).

UNIR EL MITO Y EL ICONO: INTERPRETAR EL PANEL DE WHITE SHAMAN

Mas adelante volvere a examinar los motivos recurrentes y otra imagineria del yacimiento de White Shaman en el contexto del motivo de la creacion huichol y la peregrinacion del peyote. La conjuncion de los dos motivos en este yacimiento clarifica el significado y la funcion de ambos y facilita la interpretacion de otras imagenes en el panel. Hay elementos pictograficos, no obstante, que siguen inexplicados, como hay otros elementos en la peregrinacion huichol para los cuales no soy capaz de hallar un corolario en el arte rupestre. Sin embargo, las imagenes que se esclarecieron en el analisis iluminan el tema dominante del panel de arte rupestre y, al mismo tiempo, sugieren que el "nucleo duro" de la tradicion religiosa mesoamericana identificado por Lopez-Austin tiene raices arcaicas. A medida que vaya trazando la comparacion entre la iconografia de estilo del rio Pecos y el mito huichol, ire usando terminos y nombres huicholes para que ayuden en la interpretacion de los elementos pictograficos. De ningun modo se quiere sugerir con ello que los artistas del panel se refirieran a los elementos pictograficos con las mismas denominaciones.

Cada ano, precediendo las ceremonias de atraer la lluvia primaverales, pequenas bandas de huicholes parten para un viaje de 300 millas hacia Wirikuta, viajando de oeste a este para recrear este acontecimiento cosmico, para asegurar la pervivencia del cosmos y para ganar conocimiento espiritual. Segun los huicholes, este rito se sigue llevando a cabo de forma invariable desde los tiempos de los ancestros deificados. La eficacia de un rito se basa en su caracter ininterrumpido (Neurath 2000a). Como sucede con el kowitu, las peregrinaciones que se han documentado durante los pasados cien anos comparten muchos elementos comunes (Benitez 1975; Furst y Anguiano 1976; Myerhoff 1974): 1) Durante la estacion seca, los peregrinos viajan del oeste al este en fila india; 2) Los peregrinos confiesan sus pecados y asi adquieren la esencia divina de los ancestros-deidades que emprendieron la primera peregrinacion; 3) Una cuerda blanca une a los peregrinos; 4) El lider de los peregrinos se identifica como el dios del fuego; 5) Hay ceremonias con velas que sirven para ayudar a que salga en sol en la Montana de la Aurora; 6) Se sacrifica el venado-peyote en la tierra de la aurora; y 7) Los peregrinos recolectan venado-peyote para transportarlo al oeste.

En el yacimiento de White Shaman los cinco antropomorfos negros representan peregrinos o jicareros --son los primeros humanos antes de su transformacion en deidades. El color de esos antropomorfos es significativo. En la religion huichol, como en otras muchas creencias mesoamericanas, se cree que los seres humanos nacen humedos y frios --exactamente como estos primeros humanos. Esta etapa temprana del desarrollo humano se asocia con el oeste, la estacion de las lluvias, la feminidad, la oscuridad y la ausencia de color, o sea el negro. A medida que se ganan responsabilidad y conocimiento espiritual, se hacen poco a poco mas secos y calientes. Esto se asocia con el este, la estacion seca, la masculinidad, la luz y el color rojo. Los humanos pueden llegar a ser tan calientes y secos que acaban transformandose en deidades. Las peregrinaciones, con su carga de responsabilidad y autoinmolacion, son esenciales para esa transformacion (Lopez-Austin 1997; Neurath 2000a, 2005b; Zingg 1977).

Antes de emprender el viaje, los peregrinos se preparan para transformarse en deidades mediante un rito de limpieza. Por cada pecado carnal confesado, se hace un nudo en un cordoncito de fibra de chala que luego se quema en una hoguera. Gracias a ello, los pecados han sido absueltos y ya no se considera mortales a los peregrinos; cada uno de ellos esta ahora purificado y deificado. Para expresar un nuevo comienzo y la unidad de los peregrinos, el lider de ellos saca de su bolsita un cordon de fibra blanca que debe agarrar cada peregrino. Este acto los une para formar el grupo ancestral de los jicareros (Benitez 1975; Myerhoff 1974; Schaefer y Furst 1996).

La linea blanca, sinuosa, que se extiende a lo largo de todo el panel, uniendo a cada uno de los antropomorfos negros, representa la ecliptica y el cordon que une a los peregrinos en el espacio y el tiempo. El simbolismo del cordon de la unidad es muy significativo. No solo representa la unificacion de los peregrinos, sino tambien el sendero del viaje de los peregrinos --el sendero de kawi-- y los rayos del sol que se mueve de oeste a este a lo largo de la ecliptica (Neurath 2005a; Schaefer 2002). Segun Stacy Schafer (2002), los telares de cintura de los huicholes son modelos de la peregrinacion huichol en los que la barra inferior del telar representa el oeste y la superior el este. Los hilos de la urdimbre que corren verticales de la barra inferior a la superior representan el sendero de los peregrinos, el sendero del sol y el cordon de la unidad. Los hilos de la trama representan a los peregrinos que se ven "tejiendose metaforicamente a si mismos con los rayos del sol mientras prosiguen su viaje" (Schaefer 2002:194). El tejido de los peregrinos con los rayos del sol se representa durante la peregrinacion cuando, en ciertos lugares sagrados a lo largo del viaje, los peregrinos hacen movimientos de zigzagueo mientras se mueven por el terreno. El movimiento de zigzag realizado por los peregrinos para reproducir el sendero del sol se representa mediante la linea sinuosa en el panel de arte rupestre. Aunque la tierra orbita el sol, cuando se observa desde un punto estacionario, el sol da la impresion de trazar un sendero sinusoidal alrededor de la tierra en sentido contrario a las agujas del reloj, de oeste a este. Este recorrido sinusoidal recibe el nombre de ecliptica (Bakich 2003).

Las velas son un componente clave y un simbolo poderoso en la religion huichol. En la peregrinacion primigenia, se encendio el fuego para reforzar al Padre Sol de modo que pudiera surgir en el primer amanecer. El ayudante del Padre Sol que participo en la primera peregrinacion exigio diez velas como ofrenda (Zingg 1977:316, 638). Los diez objetos negros con puntas rojas asociados con cada uno de los antropomorfos negros son velas o, en este caso, antorchas. Representan el fuego llevado por los jicareros para asegurar la primera aurora. El fuego sigue siendo un elemento esencial en las peregrinaciones del peyote que se celebran hoy. Para ayudar a que el sol salga, los peregrinos forman una linea recta y elevan sus velas hacia el sol naciente en su viaje a Wirikuta (Benitez 1975; Myerhoff 1974).

Se dice que el sendero de kawi termina al este de la Montana de la Aurora, donde el dios del fuego, Tatewari, saco al Padre Sol de la serpiente de cascabel amarilla --una cueva en la cima de la montana (Neurath 2005a; Preuss 2006). En el panel de White Shaman, la linea sinuosa, blanca, pura, que representa el sendero de kawi, termina precisamente en la cuspide del arco serpenteado y dentro del cuerpo del antropomorfo astado que pasa a su traves. Este es el motivo que se interpreto anteriormente como el motivo del viaje al mas alla. Segun los huicholes, la Montana de la Aurora es el porton al mas alla, el lugar de nacimiento del sol, de los dioses y del peyote (Lumholtz 1900). En 1907, el etnologo Konrad Preuss recogio una pequena piramide de madera en uno de los santuarios huicholes (Preuss 1997; Schaefer 2002). Esta piramide, que se parece mucho al arco serpenteado, era una ofrenda al Padre Sol y queria servir como escala o escalera solar durante su ascenso al cielo. El motivo del mas alla, en este contexto, representa la Montana de la Aurora, una escala solar y el nacimiento del peyote y del sol.

Cuando los peregrinos llegan a la Montana de la Aurora empiezan por acechar al venado, en busca de sus huellas, el peyote. Cuando lo encuentran, el lider de los peregrinos atraviesa el venado-peyote con una flecha. En el extremo izquierdo del panel de White Shaman, justamente sobre la Montana de la Aurora, se hallan unos puntos rojos atravesados. Estos puntos atravesados representan el venado-peyote sacrificado. En la religion huichol, el peyote es femenino, lo cual se asocia con el negro, excepto en el contexto de la caceria del peyote. En ese momento se hace masculino, lo cual se asocia con el color rojo (Kindl 2000; Schaefer y Furst 1996). En el panel de arte rupestre, los puntos atravesados del este son rojos y los del oeste negros.

Al final del extremo oriental del panel de White Shaman se encuentra un venado rojo mirando a la izquierda con un antropomorfo superpuesto en lo alto. En el lado opuesto del panel, justo sobre el motivo del viaje al mas alla, se halla un venado atravesado cubierto de puntos negros. El venado situado al final del extremo oriental con el antropomorfo superpuesto representa al venado sagrado al principio de su viaje, en el oeste, para guiar a los peregrinos hacia el este. En el desierto oriental, en la Montana de la Aurora, el venado permitio que lo sacrificaran los cazadores. Gracias a este acto de autoinmolacion, su corazon y todo su cuerpo se convirtieron en peyote. El venado atravesado cuyo cuerpo esta cubierto con puntos negros representa al venado sagrado despues de su llegada a la Montana de la Aurora, donde fue sacrificado y transformado en peyote. Los puntos negros representan el nacimiento del peyote del cuerpo del venado. En el kawitu, el venado que se autoinmola ofreciendose a los cazadores se equipara con la estrella matutina --Venus (Neurath 2005c; Preuss 1996). El venado atravesado, que representa la estrella de la manana, se situa justamente encima del arco serpenteado identificado como la Montana de la Aurora, el lugar donde el sol surgira en la primera aurora.

En las peregrinaciones, cada jicarero se transforma en uno de los ancestros deificados originales que participaron en la primera caceria del peyote. Como se afirmo antes, los antropomorfos negros son los peregrinos antes de su transformacion en una de las deidades. Cada uno de esos antropomorfos negros se encuentra adyacente a otras figuras antropomorficas o zoomorficas. Segun Lopez-Austin (1997:172), "Los huicholes, como otros grupos de la tradicion religiosa mesoamericana, creen que las esencias de los seres se rompen y separan; pero que retienen un lazo que liga la fuente de la esencia con sus multiples proyecciones". Las figuras adyacentes a los antropomorfos negros representan las esencias deificadas de los peregrinos. Al leer el panel de izquierda (este) a derecha (oeste), he encontrado posibles corolarios para el primero, segundo y cuarto de los antropomorfos.

Gracias a la habilidad de los dioses para dividirse, unirse y replicarse, resulta muy dificil distinguir entre un dios y sus multiples derivaciones. Es lo que ocurre aqui, como se vera luego. El primer antropomorfo negro esta al lado de un antropomorfo astado con puntos en los pitones de las astas; se trata de un elemento pictografico compartido por los dos motivos recurrentes (Figuras 4 y 5). Esta figura astada, que blande un atlatl y un venablo, pasa a traves de la cuspide del arco serpenteado, que identifique antes como la Montana de la Aurora. El contexto y las caracteristicas de esta figura antropomorfica astada manifiestan grandes similitudes con el dios del fuego de la estacion seca y el lider de los peregrinos como se describe en el mito huichol y se practica en el rito.

El lider de los peregrinos, el mara'akame (chaman), siempre se convierte en Tatewari, Abuelo Fuego. Se cree que Tatewari fue el primer chaman y se dice que es el unico con poder para abrir y cerrar la puerta que separa el mundo superior del inferior (Lumholtz 1900). Tatewari lleva tanto el arma que se usara para sacrificar el venado en Wirikuta como la cornamenta de venado de Tamatsi Kauyumari, Nuestro Hermano Venado Mayor (Benitez 1975; Myerhoff 1976).

Tamatsi Kauyumari es el intermediario entre el chaman y los dioses y sirve de guia y protector de los peregrinos durante el viaje. Se le imagina con forma de venado y como una persona que lleva una cornamenta de venado (Benitez 1975; Furst 1972; Lumholtz 1900; Myerhoff 1974). Tamatsi es una figura dual en todos los sentidos: es por un lado el depredador (el lider de los cazadores) y por otro la presa (el venado que se autoinmola a los cazadores). Los huicholes lo describen de este modo:

"Lo llamamos Kauyumari. Lo llamamos Maxa Kwaxi. Es todo uno. Kauyumari ayuda al Abuelo Fuego. Ayuda al padre Sol. Guia al mara'akame en lo que se debe hacer para cazar el peyote, para que el mara'akame pueda tomar el peyote de los cuernos del venado, alla en Wirikuta" (Myerhoff 1974:87).

La figura astada asociada con el primer antropomorfo negro representa a la vez el dios del fuego antropomorfizado (Tatewari) y el dios venado (Tamatsi). La cornamenta con los puntos en los pitones representa al venado que guia a los peregrinos a la Montana de la Aurora, los puntos en los pitones de las astas representan el peyote. El arma que sostiene la figura con cornamenta de venado es el arma usada por el lider de los peregrinos para sacrificar el venado-peyote.

Tatewari es tambien el eje vertical que une todo lo que esta arriba con todo lo que esta abajo. El aspecto suyo asociado a lo que esta sobre la superficie se asocia con el sol durante el dia. Lo que esta bajo la superficie se asocia con el sol mientras esta en el mundo inferior. En ambas manifestaciones tiene poder sobre el sol y le da la vida (Lumholtz 1900). Segun Zingg (1977), Tatewari se convierte efectivamente en el sol. La figura astada del arte rupestre se situa con la mitad de su cuerpo sobre la cuspide y la otra mitad bajo ella. Es el sol antropomorfizado, que se representa en su primera salida. Este antropomorfo solitario representa a muchas deidades a la vez --el dios sol, el dios fuego y el dios venado.

El segundo antropomorfo negro se ubica detras o a la izquierda del lider de los peregrinos. Este antropomorfo esta al lado de una figura de doble cornamenta con brazos como alas y cola de ave (Figuras 4 y 5). Se pueden apreciar notables paralelos entre esta figura y otro de los dioses de la estacion seca, el segundo dios del fuego Tatutsi Maxa Kwaxi -- Bisabuelo Cola de Venado. Esta deidad es el ayudante del dios del fuego, Tatewari. Durante todos los ritos, incluido el peregrinaje del peyote, se le puede ver a la izquierda o detras de Tatewari. Tatutsi Maxa Kwaxi se asocia estrechamente con el halcon de cola blanca y se le representa literal o figurativamente por pares de cornamentas de venado. En el arte huichol, aparece frecuentemente representado como un pajaro de dos cabezas o una persona que lleva una doble cornamenta de venado (Benitez-Sanchez 2005; Lumholtz 1900; Myerhoff 1974).

El cuarto antropomorfo negro esta al lado de un antropomorfo blanco sin cabeza, contorneado en rojo, con lineas en forma de S que decoran su cuerpo (Figura 7). Se asocian con la mano izquierda del antropomorfo blanco dos objetos de tipo cayado con forma de S. Esta figura esta entrelazada con una criatura serpenteada grande que esta pintada en rojo, amarillo, negro y blanco. El artista del panel entrelazo el antropomorfo blanco con la figura serpenteada mediante una serie de superposiciones.

Este cuarto antropomorfo y la imagineria asociada se parece a la mas antigua de todas las deidades huicholes, Abuela Crecimiento, diosa de la estacion de las lluvias. Es a la vez la madre tierra y la luna. En todas sus manifestaciones se asocia con los aspectos acuaticos del cosmos, la fertilidad y las serpientes (Lumholtz 1900; Neurath 2005d; preuss 1996). Sus idolos estan cubiertos de puntos negros, rojos y amarillos y se la viste con tunicas blancas y pelo blanco largo. La Abuela Crecimiento, con su cayado serpentino magico, hace que crezcan todas las cosas. Esta deidad huichol comparte muchos rasgos con Coatlicue, la diosa azteca de la tierra, sin cabeza, que pario a la luna. Como Abuela Crecimiento, Coatlicue posee los poderes del crecimiento y se equipara con las serpientes; su nombre se traduce como "camisa de serpiente" (Lopez-Austin 1997). El antropomorfo blanco sin cabeza cuyo cuerpo decoran lineas en forma de S puede ser muy bien una representacion de esa antigua deidad. Las lineas con forma de S se emplean en el arte huichol como simbolos de la lluvia y las serpientes (Lumholtz 1900; Negrin 1975; Neurath 2005a; Schaefer 2002). Las varitas con forma de S asociadas con la mano izquierda de la figura pueden representar el baculo serpenteado asociado con esta deidad de la estacion de las lluvias.

Entre las ofertas que exige Abuela Crecimiento hay imagenes de culebras acuaticas que se asemejan a peces y serpientes a la vez, asi como imagenes de un arca --la canoa en la que ella salvo a solo un hombre del diluvio que inundo la tierra (preuss 1996; Zingg 1977). La figura serpenteada pintada de rojo, amarillo, negro y blanco que esta entrelazada con el antropomorfo blanco se parece mucho a la imagen de la culebra de agua exigida por Abuela Crecimiento como ofrenda.

Bajo la figura blanca sin cabeza esta otra de las imagenes exigidas como ofrenda por Abuela Crecimiento --una canoa que lleva a un hombre solo (Figura 8). Segun Konrad preuss (citado por Neurath 2005 c:97 nota 34), el viaje efectuado por el superviviente del diluvio en canoa equivale al viaje nocturno del sol por el mundo inferior en su camino hacia la aurora en el este.

Sobre la fila de antropomorfos negros hay una serie de antropomorfos atravesados, cabeza abajo, cuyos cuerpos estan cubiertos con puntos negros. Los cuerpos de estas figuras cabeza-abajo estan adornados por puntos negros. Los cuerpos de estas figuras cabeza-abajo estan orientados hacia la derecha --o extremo occidental--del panel. "La salida del sol es un acontecimiento de violencia y belleza" (Neurath 2005c:90). Segun los huicholes, por la manana el sol dispara a las estrellas, que se cree son muchas cosas a la vez: peregrinos, ancestros, peyote y venado. Los "peregrinos se transforman en sacrificadores violentos de si mismos"; su sacrificio asegura que el cosmos continuara (Neurath 2005c:92). Cuando todo se ha completado, el sol, precedido por las estrellas sacrificadas (los peregrinos), regresa al oeste para el primer ocaso (Negrin 1975; Neurath 2000a, 2005c; preuss 1996, Zingg 1977, 2004). El viaje de regreso de los peregrinos a su punto de origen en el oeste simboliza la completitud de este ciclo cosmico --un regreso a la estacion de las lluvias y a los origenes caoticos sombrios al oeste. Este nuevo comienzo significa que las peregrinaciones deben continuar-- "representando los viajes de los dioses (o, mejor, de las estrellas) a traves del mundo inferior 'en busca de la aurora'" (Neurath 2005c: 88).

CONCLUSION

En este estudio he expuesto la complejidad compositiva del arte rupestre del estilo del rio Pecos. Este estilo concreto de arte rupestre esta muy bien esquematizado, ordenado y regulado. Estas cualidades hacen que su interpretacion sea posible mediante la construccion de argumentos de empalme que vinculen esquemas del arte rupestre y esquemas en la bibliografia etnografica.

El panel de White Shaman es un documento pictorico con multiples funciones y niveles de significado que van mucho mas alla de la instruccion de como llevar a cabo un rito --la caceria del peyote. Cuenta una narracion de origenes --el sacrificio del venado que conduce al nacimiento del peyote y el nacimiento del sol. Este acto de auto-inmolacion promovio el nacimiento de las deidades, la colocacion de las estrellas en el cielo y la division holistica del cosmos: el dia y la noche, lo caliente y lo frio, la estacion de las lluvias y la estacion seca se instituyeron por primera vez tal como se representan en el panel rupestre de White Shaman.

Las interpretaciones de los motivos del viaje al mas alla y del peyotismo, cuando se consideran en el contexto de la restante imagineria, se refinan. El motivo del viaje al mas alla en este contexto no solo representa el viaje del chaman individual al mas alla, sino el viaje de cualquier chaman que participe en la representacion de la creacion del cosmos como lider de los peregrinos del peyote. Como tal, el lider posee la esencia de numerosas deidades, el dios sol, el dios fuego y el dios venado. El arco serpenteado no solo representa la serpiente como porton al mas alla, sino tambien la escalera solar, la colina de la aurora y el lugar de nacimiento del peyote, el sol y los dioses.

No solo es el antropomorfo astado del motivo del peyotismo quien toma un significado adicional en el contexto de la otra imagineria, tambien lo hacen los otros elementos del motivo. La significacion de los puntos rojos atravesados va mas alla de la del venado-peyote sacrificado por el lider de los peregrinos. De modo mas especifico constituyen la esencia masculina el peyote asociado con el este, la caceria del peyote y la estacion seca. El venado atravesado con puntos negros en el cuerpo representa el venado-peyote y tambien el venado que se inmola a si mismo por los primeros peregrinos y cuyo cuerpo se transformo en peyote. Tambien representa la estrella de la manana sacrificada por el sol naciente.

Lopez-Austin (1997) identifico los elementos de la religion huichol que son componentes de una antigua tradicion religiosa mesoamericana. Los componentes de esa tradicion religiosa se expresan en el arte rupestre de la desembocadura del Pecos de hace 4000 anos (p. ej. una division holistica del cosmos, la replicacion, una colina en el este que alberga a los dioses y la transformacion de los humanos de seres "frios" a seres "calidos"). La presencia de esos elementos nucleares en el arte rupestre de la desembocadura del Pecos sugiere una tremenda profundidad de la tradicion religiosa mesoamericana.

El arte rupestre de la desembocadura del Pecos era parte del paisaje vivo que proporcionaba comida, abrigo y una conexion con el mundo espiritual. Creaba un contexto visible dentro del cual se podian ver la estructura del cosmos y sus habitantes sobrenaturales como un presente tangible. Prescribia el rito, documentaba el mito y la historia, manifestaba relaciones ecologicas y comunicaba datos objetivos acerca de la experiencia del trance y los viajes al mas alla. El trabajo que llevaba a cabo la imagineria, por tanto, se ampliaba mas alla de una simple representacion grafica de una cosmovision de recolectores; tambien instruia, informaba y establecia la relacion social de la comunidad y los miembros de la sociedad.

[FIGURA 1 OMITIR]

[FIGURA 2 OMITIR]

[FIGURA 3 OMITIR]

[FIGURA 4 OMITIR]

[FIGURA 5 OMITIR]

[FIGURA 6 OMITIR]

[FIGURA 7 OMITIR]

[FIGURA 8 OMITIR]

REFERENCIAS CITADAS

Anderson, E. F. 1996 Peyote: The Divine Cactus. 2a ed. University of Arizona Press, Tucson.

Aveleyra, L., M. Maldonado and P. Martinez 1956 Cueva de la Candelaria. Memorias del Instituto Nacional de Antropologia e Historia V, Mexico, D. F.

Bakich, M. 2003 The Cambridge Encyclopedia of Amateur Astronomy. Cambridge University Press, Cambridge.

Beals, R. L. 1943 The Aboriginal Cultures of the Cahita Indi ans. Ibero-Americana No. 19. University of California, Berkeley.

Bement, L. C. 1989 Lower Pecos Canyonlands. In From the Gulf to the Rio Grande: Human Adaptation in Central, South, and Lower Pecos Texas, edited by T. R. Hester, pags. 63-76. Research Series 33. Arkansas Archaeological Survey, Fayettville.

1994 Hunter-Gatherer Mortuary Practices During the Central Texas Archaic. Texas Archaeology and Ethnohistory Series. University of Texas Press, Austin. Benitez, F.

1975 In the Magic Land of Peyote. University of Texas Press, Austin.

Benitez-Sanchez, J. 2005 Our Elder Brother Neighboring Wind and Our Mother Young Eagle Bring the Rainy Season. In Arte Huichol, Artes de Mexico 75:98-99.

Bennet, W. C. and R. M. Zingg 1935 The Tarahumara: An Indian Tribe of North ern Mexico. University of Chicago Press, Chicago.

Boke, N. H. and E. F. Anderson 1970 Structure, Development, and Taxonomy in the Genus Lophophora. American Journal of Botany 57(5):569-578.

Boyd, C. E. 1996 Shamanic Journeys into the Otherworld of the Archaic Chichimec. Latin American Antiquity 7(2):152 164.

1998 Pictographic Evidence of Peyotism in the Lower Pecos, Texas Archaic. In The Archaeology of Rock Art, edited by C. Chippindale and P. S. C. Tacon, pags. 229-246. Cambridge University Press, Cambridge.

2003 Rock Art of the Lower Pecos. Texas AyM Uni versity Press, College Station.

Boyd, C. E. y J. P. Dering 1996 Medicinal and Hallucinogenic Plants Identified in the Sediments and the Pictographs of the Lower Pecos, Texas Archaic. Antiquity 70(268):256-275.

Brady, James E. y Keith Prufer (editores) 2005 In the Maw of the Earth Monster. University of Texas Press, Austin.

Brundage, B. C. 1979 The Fifth Sun: Aztec Gods, Aztec World. University of Texas Press, Austin.

Davenport, J. W. 1938 Archaeological Exploration of Eagle Cave. Big Bend Basket Maker Papers 4, Witte Museum, San Antonio, Texas.

Dering, J. P. 2002 Amistad National Recreation Area: Archeological Survey and Cultural Resource Inventory. Intermountain Cultural Resources Management Anthropology Projects Professional Paper No. 68. National Park Service. Santa Fe, New Mexico.

Freidel, D., L. Schele y J. Parker 1993 Maya Cosmos: Three Thousand Years on the Shaman's Path. William Morrow and Company, Inc., New York.

Furst, P. T. y M. Anguiano 1976 To Fly as Birds: Myth and Ritual as Agents of Enculturation among the Huichol Indians of Mexico. En Enculturation in Latin America, edited by Johannes Wilbert, pags. 95-181. UCLA Latin American Center Publications, University of California, Los Angeles.

Hester, T. R., H. J. Shafer y K. L. Feder 1997 Field Methods in Archaeology. 7th ed. Mayfield Publishing, Mountain View, California.

Heyden, D. 1981 Caves, Gods, and Myths: World-View and Planning of Teotihuacan. In Mesoamerican Sites and World-Views, edited by E. Benson, pags. 1-37. Dunbarton Oaks, Washington D. C.

Horowitz, M. J. 1964 The Imagery of Visual Hallucinations. Journal of Nervous and Mental Disease 138:513-523.

Hultkrantz, A. 1997 The Attraction of Peyote: An Inquiry into the Basic Conditions for the Diffusion of the Peyote Religion of North America. Almqvist and Wiksell International,

Johnson, Leroy, Jr. 1964 The Devil's Mouth Site: A Stratified Campsite at Amistad Reservoir, Val Verde County, Texas. Archeology Series No. 6. Department of Anthropology, The University of Texas at Austin.

Kelly, R. L. 1995 The Foraging Spectrum: Diversity in Hunter Gatherer Lifeways. Smithsonian Institution, Washington, D. C.

Kindl, O. S. 2000 The Huichol Gourd Bowl as a Microcosm. Journal of the Southwest 42(1):37-60.

Kirkland, F. and W. W. Newcomb 1967 The Rock Art of Texas Indians. University of Texas Press, Austin.

La Barre, W. 1975 The Peyote Cult. 4th ed. Reprinted. Schocken Books, New York.

Lewis-Williams, J. D. 2001 Brainstorming Images: Neuropsychology and Rock Art. En Handbook of Rock Art Research, edited by D. S. Whitley, pags. 332-357. AltaMira Press, Walnut Creek, California.

Lopez-Austin, A. 1997 Tamoanchan and Tlalocan: Places of Mist. Traduccion de B. R. Ortiz de Montellano and T. Ortiz de Montellano. University Press of Colorado, Niwot.

2006 Mitos e iconos de la rupture del Eje Cosmico: Un glifo toponimico de las piedras de Tizoc y del Ex-Arzobispado. Anales del Instituto de Investigaciones Esteticas 89:93-134.

Lumholtz, C. 1900 Symbolism of the Huichol Indians. Memoirs Vol. III. American Museum of Natural History, New York.

1902 Unknown Mexico II. II vols. Scribner, New York.

Martin, G. C. 1933 Archaeological Exploration of the Shumla Caves. Witte Museum Memorial Bulletin 3. Witte Memorial Museum, San Antonio.

Morgan, G. R. 1983 The Biogeography of Peyote in South Texas. En Botanical Museum Leaflets 29:73-86, Harvard University, Cambridge.

Myerhoff, B. G. 1974 Peyote Hunt: The Sacred Journey of the Huichol Indians. Cornell University Press, Ithaca, New York.

Negrin, J. 1975 The Huichol Creation of the World. E. B. Crocker Art Gallery, Sacramento, California.

2005 Heart, Memory and Visions. En Arte Huichol, Artes de Mexico 75:80-89.

Neurath, J. 2000a El don de ver: el proceso de iniciacion y sus implicaciones para la cosmovision huichola. Desacatos, Invierno, numero 005, pags. 57-77.

2000b Tukipa Ceremonial Centers in the Community of Tuapurie (Santa Catarina Cuexcomatitlan): Cargo Systems, Landscape, and Cosmovision. Journal of the Southwest 42(1):81-110.

2005a Ancestors in the Making. En Arte Huichol, Artes de Mexico 75:71-75.

2005b Cosmogonic Myths, Ritual Groups, and Initiation: Toward a New Comparative Ethnology of the Gran Nayar and the Southwest of the U.S. Journal of the Southwest 47(4):571-614.

2005c The Ambivalent Character of Xurawe: Venus-Related Ritual and Mythology Among West Mexican Indians. Archaeoastronomy XIX: 74-102.

2005d Mascaras en mascaradas: indigenas, mestizos, y dioses indigenas. Relaciones, invierno, ano/vol. XXVI, numero 101, pags. 22-50.

Newberg, A., E. D'Aquili y V. Rause 2001 Why God Won't Go Away. Ballantine Books, New York.

Preuss, K. T. 1996 Konrad Theodor Preuss (1869-1938) on the Huichols. Traduccion de Peter T. Furst. En People of the Peyote: Huichol Indian History, Religion, and Survival. Edited by Stacy B. Schaefer and Peter T. Furst, pags. 94-135. University of New Mexico Press, Albuquerque.

Rautenstrauch, R. K. y P. R. Krausman 1989 The Influence of Water Availability and Rain fall on Movements of Desert Mule Deer. Journal of Mammalogy 70(1): 197-201.

Ross, Richard E. 1965 The Archeology of Eagle Cave. Papers of the Texas Archeological Salvage Project No. 7. The University of Texas at Austin.

Rowe, M. W. 2009 Radiocarbon Dating of Ancient Rock Paintings. Analytical Chemistry, 81(5):1728-1735.

Sahagun, Bernadino de 1950-1969 Florentine Codex: General History of the Things of New Spain, 12 vols. Translated by C. E. Dibble and A. O. J. Anderson. The School of American Research and the University of Utah, Santa Fe, New Mexico.

Schaefer, S. B. 2002 To Think with a Good heart: Wixarika Women, Weavers, and Shamans. University of Utah Press, Salt Lake City.

Schaefer, S. B. y P. T. Furst (editores) 1996 People of the Peyote: Huichol Indian History, Religion, and Survival. University of New Mexico Press, Albuquerque.

Shonle, R. 1925 Peyote: The Giver of Visions. American Anthropologist 27:53-75.

Siegel, R. K. 1975 Drug Induced Hallucinations in Animals and Man. En Hallucinations: Behavior, Experience, and Theory, edited by R. K. Siegel and L. J. West, pags. 81-161. John Wiley and Sons, New York.

Slotkin, J. S. 1951 Eighteenth Century Documentation on Peyotism North of the Rio Grande. American Anthropologist 53:420-427.

1955 Peyotism, 1521-1891. American Anthropologist 57:202-230.

Stewart, O. C. 1974 Origins of the Peyote Religion in the United States. Plains Anthropologist 19(65):211-223.

1987 Peyote Religion. University of Oklahoma Press, Norman.

Terry, M. y K. Steelman, T. Guilderson, P. Dering y M. Rowe 2006 Lower Pecos and Coahuila Peyote: New Radiocarbon Dates. Journal of Archaeological Science 33:1017-1021

Turpin, S. A. 1988 Seminole Sink: Excavation of a Vertical Shaft Tomb in Val Verde County, Texas. Plains Anthropologist 33(122, part 2), Memoir 22.

Turpin, S. A. 1995 The Lower Pecos River Region of Texas and Northern Mexico. Bulletin of the Texas Archaeological Society 66:541-560.

Underhill, R. 1952 Peyote. En Prroceedings of the 30th International Congress of Americanists, pags. 143-148, London.

1969 Papago Indian Religion. Reimpresion. AMS Press, New York. Publicado por primera vez en 1946, Columbia University Press, New York.

Zingg, R. M. 1977 The Huichols: Primitive Artists. Publicado por primera vez en 1938, Kraus Reprint Company, Millwood, New York.

2004 Huichol Mythology, editado por Jay C. Fikes, Phil C. Weigand y Acelia Garcia de Weigand. University of Arizona Press, Tucson.

Carolyn E. Boyd

(Version espanola de Francisco A. Marcos Marin)

SHUMLA
COPYRIGHT 2010 Universitas Castellae
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2010 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Boyd, Carolyn E.
Publication:Revista Iberoamericana de Linguistica
Date:Jan 1, 2010
Words:10918
Next Article:Arte rupestre y linguistica amerindia. Estilos y conceptos.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters