Printer Friendly

El acoso en lugares publicos. Experiencias y percepciones de adolescentes mexicanos.

Introduccion

El acoso en los espacios publicos tiene una alta incidencia, en especial para las mujeres en quienes toma un cariz sexual. Las investigaciones de Kearl (1) revelan que alrededor del mundo 80% de las mujeres padecen al menos acoso ocasional en la calle; el 80% constantemente tienen que mantenerse alertas cuando caminan por las calles; el 50% tienen que cruzar la calle y buscar rutas alternas hasta sus destinos; el 45% sienten que no pueden ir solas a lugares publicos. El 26% mienten sobre tener pareja para que los acosadores las dejen en paz; el 19% ha tenido que cambiar de trabajo solo para evitar la zona donde han sido acosadas. Existe una amplia gama de acosos que van desde silbidos, comentarios cargados sexualmente, contactos sexuales, sonar el claxon, comentarios evaluativos, exhibicionismo, masturbacion y de ahi hasta la violacion y todavia ocasional, pero cada vez mas frecuentemente, la muerte.

El acoso en las calles generalmente se vive en silencio; no se denuncia. De acuerdo con la Encuesta Nacional sobre la Dinamica de las Relaciones en los Hogares (2), en los espacios comunitarios (calle, mercado, transporte, cine, iglesia, tienda, hospital, etcetera) 40% de las mujeres se ha enfrentado con algun tipo de violencia: 42% ha padecido violencia sexual y 92% intimidacion. No obstante, existe una tendencia por senalar y culpar a la victima, lo que explica que estas acciones rara vez se denuncien o reporten.

Lau (3) ha encontrado que los adolescentes, a la edad en que asisten a secundaria, estan en un periodo critico porque son muy susceptibles y vulnerables a la perturbacion del self (si mismo), donde el auto-concepto es fundamental. Lau encuentra una alta correlacion entre el desarrollo del auto-concepto y la apariencia fisica, en especial para las mujeres adolescentes. Por tanto, dadas estas evidencias, nos interesa explorar si en dicha etapa de vida, en la que se es tan vulnerable, se vive el acoso, y de ser asi; que reacciones les produce. En especial bajo las evidencias que indican que el acoso en espacios publicos se caracterizan por un alto contenido en torno a la apariencia fisica de las mujeres. (4) La presente investigacion tiene el proposito de explorar: la incidencia en adolescentes del acoso en lugares publicos; como es experimentado y a que edad se comienza a vivir. Parte de la experiencia de jovenes de secundaria en espacios publicos, para responder a las preguntas de investigacion: 1) ?cual es la incidencia del acoso?, 2) ?que sentimientos asocian con el acoso?, y 3) ?a que edad comienzan a experimentar el acoso?

Hipotesis

Partiendo de los estudios previos, antes senalados, se establecen las siguientes hipotesis:

1. La incidencia del acoso sera alta entre las mujeres.

2. Los sentimientos asociados al acoso seran vinculados con una experiencia negativa.

Metodo

Se siguio un enfoque mixto (5) consistente de preguntas abiertas y cerradas integradas en una encuesta que estudia la experiencia y percepcion del acoso entre los 13 y los 15 anos. Este comunicado se enfoca en parte de los resultados de una investigacion mas amplia.

Participantes

El criterio de inclusion para participar en el estudio consistio en ser residente de la zona urbana de Queretaro y tener entre 13 y 15 anos. Se ha acudido a una institucion educativa del estado, por la factibilidad de encontrar jovenes que cumplian con la poblacion objetivo requerida. Presentamos los resultados preliminares, comprendiendo a 125 adolescentes; de los cuales 50.8% son hombres y 49.2% mujeres. El rango de edad entre 13 y 15 anos (M= 14.28). La mayoria vive con la madre (97.5%), el 74.6% vive con el padre, y el 26.4% comparte la vivienda con otras personas (i.e., abuelo/a). El grupo de adolescentes tenia una homogeneidad en cuanto a la clase social y variables socio-economicas.

Procedimiento

La encuesta forma parte de un programa de prevencion "Respetemonos", desarrollado en el grupo de civiles !Atrevete-Ya, Hollaback!, que tiene como objetivo facilitar cambios culturales que posibiliten ciudades seguras para todas las personas. La sesion "Respetemonos" tiene una duracion de 2 horas, e inicia con una encuesta. Previo a la aplicacion de dicha encuesta, se obtuvo el consentimiento informado de los padres para que el alumnado participara, mandando un formato por escrito a traves de la propia institucion.

Instrumento

La encuesta utilizada adapto elementos de estudios previos, (6) adecuandolos a la poblacion a la que estaba dirigida, e incorporo algunos reactivos necesarios para satisfacer los objetivos de investigacion. Entre otras, el cuestionario contenia preguntas abiertas sobre: lo que se entiende por acoso, la percepcion de los sentimientos que se experimentan en el, en caso de haberlo experimentado se exploro la edad aproximada en la que sucedio y que acoso fue. Ademas, las preguntas cerradas indagaban la frecuencia con que han padecido discriminacion o acoso por aspectos especificos (nacionalidad, por su sexo, edad, etcetera), las estrategias que llegan a utilizar las personas por miedo al acoso (evadir salir solas, cruzar la calle, etcetera) y el grado de acoso que perciben existe en diferentes contextos (restaurante, plaza, autobus, calle, etcetera). Se utilizaron escalas tipo Likert a 5 puntos (siempre, frecuentemente, a veces, rara vez, o nunca), excepto para la evaluacion del acoso en contextos especificos, donde se establecio una escala del 0 al 10; estableciendose: 0 = Ningun acoso y 10 = Maximo nivel de acoso. La encuesta fue avalada por personal educativo de la institucion. Los datos cuantitativos se analizaron PC SPSS 12.0 para la estadistica descriptiva, y los cualitativos con Atlas-ti.

Resultados

Se ha encontrado que casi la mitad (47.1%) de los jovenes participantes han experimentado algun acoso en espacios publicos. El rango de edad del primer incidente aparece entre 6 y 14 anos (M = 12.02). Sin embargo, el 69.5% del grupo de mujeres ha experimentado el acoso, mientras que un 25.4% de los hombres lo han padecido. La edad del primer incidente es similar para ambos sexos.

El analisis cualitativo ha mostrado que los jovenes perciben el acoso como una interaccion que principalmente produce molestia en quien lo recibe y que tiene un patron de ocurrencia constante, generando consecuencias fisicas y psicologicas. Se materializa en una falta de respeto al espacio personal de las personas: con intimidaciones (i.e., miradas insistentes), persecuciones, amenazas (verbales, o fisicas; incluyendo con arma), humillaciones, manoseos (i.e., pellizcar partes intimas, dar nalgadas) y robo.

Los sentimientos que se perciben como consecuencia del acoso, de acuerdo al porcentaje de las menciones en cada genero, aparecen en orden de importancia en la tabla 1.

Discusion

Conforme a lo esperado se ha encontrado una alta incidencia del acoso en las mujeres. Incluso el porcentaje de mujeres que experimentan acoso es casi el triple que el de los hombres (2.74 veces mas). Los resultados dejan ver la existencia alarmante del acoso, iniciando desde una edad muy temprana (12 anos en promedio). Ademas, al tomar en cuenta los indicadores de otros estudios, (7) pone al descubierto una victimizacion que aparece reiteradamente; pudiendose extender impunemente por decadas en las personas.

La victimizacion tiene un alto impacto sobre el auto-concepto que da cabida a la construccion del self. Se ha encontrado que la victimizacion sexual incide negativamente en la auto-estima, (8) componente fundante del auto-concepto. Esto enviste relevancia dado que el acoso a las mujeres es principalmente sexual. (9) Mas concretamente, la victimizacion sexual a menores ha sido ampliamente documentada. El abuso sexual altera los componentes cognitivos del self, dando lugar a la proliferacion negativa sobre la auto-evaluacion y sobre las creencias, conlleva un sentido de inferioridad, baja auto-eficacia, (10) y baja autoestima en menores. (11) Por otra parte, se ha demostrado que ninos y adultos con un historial de abuso sexual tienden a culparse por los acontecimientos negativos. (12) Lo que pone en la mesa de discusion los posibles efectos del acoso, dada su alta incidencia. Ademas, el auto-concepto tambien esta relacionado con el control personal (13) y la auto-eficacia. Bandura, (14) enfatiza que la incapacidad para influir en los acontecimientos y las condiciones sociales que afectan significativamente la vida de uno; puede dar lugar a sentimientos de inutilidad y desanimo, asi como a la ansiedad. Lo cual remite a la impotencia, uno de los sentimientos prevalentes con los que los jovenes asocian al acoso. El auto-concepto se va desarrollando desde la infancia fundamentalmente con la interaccion. Cuando estas son adecuadas (e.g., amorosas, respetuosas) los y las menores desarrollan una apreciacion del mundo como un lugar seguro y confiable que les permite desplegar un sentido del self (si mismo) competente y digno de amor. (15) Por el contrario, se ha encontrado que quienes han tenido un ambiente hostil; como el que provocan padres irresponsables, que son agresivos y actuan con negligencia; estan en desventaja para lograr este desarrollo adecuado del self, son mas propensos a percibirse a si mismos como inefectivos y sin valor. (16) Los hallazgos de nuestra investigacion confirman que el acoso justamente crea un ambiente hostil, ya que se le asocia al miedo, inseguridad, molestia, enojo, impotencia, tristeza, e intimidacion, entre otros. Aun mas, el acoso es una forma de maltrato. El maltrato en menores produce un auto-concepto menos elevado que quienes no lo padecen. (17) Lo que se refleja en una baja de la auto-eficacia y auto-estima. (18) Todo ello hace suponer que el acoso en esta etapa critica puede influir negativamente en la construccion del auto-concepto. Futuras investigaciones haran una gran contribucion al verificar esta correlacion.

Los resultados presentados nos permiten avanzar en el entendimiento de una de las formas de violencia de genero que permanece insidiosamente ocultada; dado que para las mujeres la prevalencia del acoso en espacios publicos es contundentemente mayor que para los hombres, y sin embargo tiende a verse como normal. La dinamica del acoso en espacios publicos que se ha evidenciado aqui, apunta a la prevalencia de un contrato social (19) donde prima la desigualdad entre los generos y da origen a ciudadanias distintas; por un lado se encuentran quienes pueden acosar impunemente y por el otro quienes han de soportarlo. Asi, para las mujeres dicho acoso establece una forma de estado de excepcion (20) donde la aplicacion de las leyes para protegerlas estan ausentes, al tiempo que hace operativa la dominacion masculina (21) desde las practicas cotidianas.

En conjunto, los resultados apuntan a hacer visible el fenomeno como un producto del sistema patriarcal que incide en "los modos de vida de las mujeres y de los hombres y a sus situaciones vitales, asi como al contenido politico de dominacion-opresion de las relaciones entre ambos generos". (22) Hecho que se hace patente desde edades tempranas, donde la conformacion de la identidad esta en proceso de construccion, y donde se va conformando en una educacion ideologica en la violencia, (23) donde hombres y mujeres aprendemos roles que exaltan, promueven y perpetuan una virilidad violenta.

Conclusion

El acoso en lugares publicos tiene una alta incidencia desde temprana edad, especialmente entre las mujeres. Es un acto hostil y reiterado que produce sentimientos negativos. Bajo los estudios previos se puede inferir que el acoso, como acto reiterado a lo largo de decadas y dando inicio en edades de la construccion del self, tiene un alto impacto psicologico que afecta el sano desarrollo de los adolescentes, siendo un periodo muy susceptible y vulnerable a las perturbaciones. Sin embargo, esta correlacion habra de comprobarse con futuras investigaciones.

Los resultados convocan a unir esfuerzos para atender un fenomeno que lacera a la sociedad, hacen un llamado a revertir la poca atencion que recibe el acoso en espacios publicos, y a crear los canales para poder denunciarlo, juzgarlo y sancionarlo, para no dejarlo mas en la impunidad.

Fecha de recepcion: 03/05/2012

Fecha de aceptacion:18/02/2013

Maria Elena Meza de Luna, Estudiante de posdoctorado en la Universidad de Queretaro, Mexico, <mezamariel@ yahoo.com>.

(1) H. Kearl, Stop street harassment: Making public places safe and welcoming for women. Praeger, 2010.

(2) Instituto Nacional de Estadistica, Geografia e Informatica, Encuesta Nacional sobre la Dinamica de las Relaciones en los Hogares. Mexico, 2006.

(3) S. Lau, "Crisis and vulnerability in adolescent development", en Journal of Youth Adolescence, vol. 19, num. 2, pp. 111-139.

(4) H. Kearl, op. cit.; H. Sullivan, T Maureen y M. McHugs, "Creeps and casanovas: experiences, explanations, and effects on street harassment", en M. Paludi y F. Denmark, Victims of sexual assault and abuse: resources and responses for individuals and families. Praeger, 2010.

(5) R. Hernandez, C. Fernandez y P. Baptista, Metodologia de la investigacion. Mexico, Mc Graw-Hill, 2010.

(6) H. Kearl, op. cit.

(7) Idem.; H. Sullivan, T Maureen y M. McHugh, "Creeps and casanovas ...", en M. Paludi y F. Denmark, op. cit.

(8) H. A. Turner, D. Finkelhor y R. Ormrod, "The effects of adolescent "victimization on self-concept and depressive symptoms", en Child Maltreatment, vol. 15, num. 2, 2010, pp. 76-90.

(9) H. Sullivan, T Maureen y M. McHugh, "Creeps and casanovas.", en M. Paludi y F. Denmark, op. cit.

(10) S. Harter, The construction of the self. Nueva York, Guilford Press, 1999; F. W. Putnam, "Disturbances of 'self' in victims of childhood sexual abuse", en R. Kluft, ed., Incestrelated syndromes of adult psychopathology. Washington, D. C. American Psychiatric Press, 1990.

(11) C. Feiring, L. Taska y M. Lewis, "The role of shame and attributional style in children's and adolescent's adaptation to sexual abuse", en Child Maltreatment, num. 3, 1998, pp. 129-142.

(12) Idem.

(13) A. King, "Agency, achievement, and self-concept of young adolescent art students", en Studies in Art Education, 1983, pp. 187-194.

(14) A. Bardura, "Self-efficacy mechanism in human agency", en American Psychological Association, vol. 37, num. 2, pp. 122-147.

(15) M. S. Ainsworth y J. Bowlby, "An ethological approach to personality development", en American Psychologist, vol. 46, num. 4, 1991, pp. 333-341.

(16) J. Kim y D. Cicchetti, "Longitudinal trajectories of self-system process and depressive symptoms among maltreated and nonmaltreated children", en Child Development, vol. 77, num. 3, 2006, pp. 624-639.

(17) Idem.

(18) D. Cicchetti y F. A. Rogosch, "The role of self-organization in the promotion of resilience in maltreated children", en Development & Psychopatology, num. 9, 1997, pp. 797, 815; J. Kim y D. Cicchetti, "Longitudinal Trajectories ...", en op. cit.

(19) Vease M. Witting, El pensamiento heterosexual y otros ensayos. Madrid, Egales, 1992.

(20) G. Agamben, Homo Sacer I. El poder soberano y lanuda vida. Valencia, Pre-Textos, 1998.

(21) P. Bourdieu, La dominacion masculina. Barcelona, Anagrama, 2005.

(22) M. Lagarde, "Identidad de genero y derechos humanos. La construccion de las humanas", en Laura Guzman Stein y Sylvia Pacheco, comps., Estudios basicos de derechos humanos, IV. Instituto Interamericano de Derechos Humanos, San Jose, Costa Rica, 1996.

(23) M. Lagarde, "Las leyes de violencia de genero en Mexico: medidas de prevencion y sensibilizacion", en Revista Electronica de la Universidad de la Rioja, num. 10, 2012, pp. 253-275.
Tabla 1. Percepcion de Sentimientos frente al Acoso.

     Mujeres                        Hombres

Sentimiento       Menciones (%)   Sentimiento       Menciones (%)

Miedo             59.32           Miedo             46.03
Inseguridad       33.90           Enojo             26.98
Enojo             25.42           Impotencia        20.63
Molestia          22.03           Tristeza          14.29
T risteza         22.03           Molestia          11.11
Impotencia        16.95           Depresion          7.94
Intimidacion      10.16           Angustia           6.35
Desesperacion      6.78           Nervios            6.35
Nervios            6.78           Inseguridad        4.76
Otras menciones   50.85           Otras menciones   57.14
COPYRIGHT 2013 Instituto Tecnologico y de Estudios Superiores de Monterrey
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2013 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Meza de Luna, Maria Elena
Publication:Revista En-Claves del Pensamiento
Date:Jul 1, 2013
Words:2733
Previous Article:Amor, cuerpo y filosofia de la experiencia: hacia la lectura Deleuziana de Bergson.
Next Article:Comisarenco Mirkin, Dina, coord., Codo a codo: parejas de artistas en Mexico.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters