Printer Friendly

El abandono del interes publico.

Son cada vez mas los ambitos en los que se evidencia que el Estado abandona su mision de velar por el interes publico con la finalidad de favorecer el interes privado. Esto se ve claramente en el apoyo a las industrias extractivas, aun cuando estas pasen por encima de los derechos de las poblaciones locales y afecten el medio ambiente. Lo mismo se observa en la prestacion de servicios publicos como la salud y la educacion, cada vez mas motivados por la logica de la ganancia, al ampliarse los espacios de su privatizacion, donde las corporaciones financieras son duenas, al mismo tiempo, de las empresas de seguros y de las clinicas. Igual sucede en el caso del acceso a la tierra, no solo al permitir, sino tambien al estimular la concentracion de su propiedad, marginando a campesinos productores de alimentos. Se podrian dar mas ejemplos ilustrativos de estas tendencias, aparentemente indetenibles.

Un ambito en donde tambien se esta evidenciando esta subordinacion del interes publico al privado es el de los alimentos. Es cierto que en los ultimos anos se han dado varias normas orientadas, en principio, a fortalecer la seguridad alimentaria y a informar y mejorar el acceso de la poblacion a alimentos saludables. Asi, desde 2012, el Ministerio de Salud (Minsa) ha hecho recomendaciones acerca de alimentos que deben ser consumidos en los quioscos escolares; se expidieron normas que obligaban al etiquetado de los alimentos procesados, para informar al consumidor si contenian insumos transgenicos y grasas saturadas. Luego, en 2013, se aprobo la Ley 30021, de Promocion de la Alimentacion Saludable para Ninos, Ninas y Adolescentes. Pero ninguna de estas normas se esta ejecutando en la actualidad. ?Por que razon?

En su momento, cada una de ellas fue criticada por la industria alimentaria, con el argumento de que estas regulaciones inhiben las inversiones y limitan la libertad de opcion del consumidor. Esta oposicion de los industriales es explicable, pues toda regulacion resulta una amenaza a sus intereses privados.

Pero lo que no es explicable es que el propio Estado ponga por delante del bien publico los intereses privados de una minoria de inversionistas al transformar la inversion en un fin en si, cuando esta debe ser, por el contrario, un medio--entre otros--orientado a lograr el bienestar general. Y lo que se supone que es el fin del Estado, el bienestar general, uno de cuyos principales componentes es la buena salud de la poblacion, queda, asi, en un lugar subordinado. El Estado ha asumido este enroque de prioridades y responsabilidades, pero ha ido desplazando el objetivo de su propia existencia, que es el logro del bien comun y del bienestar de todos los ciudadanos, y lo ha reemplazado por lo que es el objetivo principal del capital: rentabilizar la inversion privada.

Mal estamos.

Fernando Eguren

Director

COPYRIGHT 2014 Centro Peruano de Estudios Sociales
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:editorial
Author:Eguren, Fernando
Publication:La Revista Agraria
Date:Mar 1, 2014
Words:505
Previous Article:?Envejecimiento o rejuvenecimiento del campo?
Next Article:Salud publica versus intereses privados: ?por que no se aprueba el reglamento de la Ley 30021 sobre alimentacion saludable?

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters