Printer Friendly

El Crimen Organizado Transnacional (COT) en America del Sur. Respuestas regionales/Transnational Organized Crime (TOC) in South America. Regional responses.

I.- INTRODUCCION

El escenario internacional esta marcado por la interdependencia, lo que se ha plasmado de manera critica en las diversas amenazas que actualmente azotan a los paises. Si bien es cierto que la guerra en su sentido clasico west-faliano esta en retirada, ello no ha sido obice, como resulta particularmente evidente tras los atentados terroristas perpetrados sobre Nueva York y Wa shington D.C. el II de septiembre de 2001, para una creciente desterritorializacion de la violencia y una acentuada securitizacion de la agenda internacional. Ello ha cobrado una renovada trascendencia con la ingente actividad terrorista que pone en practica el Estado Islamico en Medio Oriente y, sobre todo, en Europa.

Lo anterior, sin olvidar que todavia en el mundo persisten conflictos de caracter tradicional e interestatal, como lo demuestra el delicado entre-cruzamiento de diversos dilemas de seguridad en Asia y Medio Oriente, como es el caso del inestable y complejo escenario de las dos Coreas, Japon y China; China y Rusia; Pakistan e India; India y China, asi como entre diversos paises de Medio Oriente, por mencionar algunos de ellos (Tokatlian, 2012: 98).

Este contexto de interdependencia en los planos regionales ha dado cuenta de las dificultades de los actores estatales y no estatales, para actuar individualmente frente al amplio espectro de demandas y desafios que lleva aparejado el proceso de globalizacion, particularmente en las tematicas relacionadas con la seguridad, donde destacan aquellas nuevas amenazas relacionadas con el subdesarrollo y la marginalidad, los ilicitos transnacionales, la degradacion del medio ambiente y los desastres naturales, entre muchos otros.

En el caso de America Latina, aunque la guerra este practicamente erradicada, la seguridad sigue siendo un tema prioritario para las sociedades y los gobiernos. En esta materia, el dinamico desarrollo que exhibe el Crimen Organizado Transnacional (COT), lo pone en el centro de las preocupaciones.

Para los efectos de este trabajo, considerando que no existe una definicion univoca sobre el COT (1), este se entendera como aquel relacionado con las ofensas cometidas en mas de un Estado, asi como aquellas ofensas que tienen lugar en un Estado, pero que son llevadas a cabo por grupos que operan en mas de un Estado. Sobre esta base, el presente articulo se propone analizar el desarrollo del COT en la region y las respuestas que han elaborado los paises en el marco de los procesos de integracion regional, poniendo un especial enfasis en las iniciativas que se han llevado a cabo en la Union de Naciones Suramericanas (UNASUR), donde ultimamente destaca la propuesta ecuatoriana de establecer una Corte Penal Sudamericana.

Consecuentemente con lo anterior, la primera seccion se referira a la integracion regional en America del Sur, bajo el prisma de la seguridad; luego se analizara el desarrollo del COT en la region y las respuestas que se han abordado en UNASUR, y finalmente se abordara la senalada propuesta de establecer una Corte Penal Sudamericana. Las conclusiones a que se arribe se entregaran al final de este articulo.

2. LA INTEGRACION SUDAMERICANA HOY. UN ENFOQUE DESDE LA SEGURIDAD REGIONAL

El contexto internacional contemporaneo ha implicado notables dificultades para los actores estatales y no estatales para actuar individualmente frente al amplio espectro de demandas y desafios que lleva aparejado el proceso de globalizacion (vease Young, 1997: 273). Asimismo, el escenario global, determinado por la interdependencia, exige por parte de los Estados una vision estrategica distinta a la tradicional forma de concebir el poder, en virtud de los tradicionales atributos como el territorio, la poblacion o el poderio militar, siendo la cooperacion internacional y la participacion en organismos regionales e internacionales una manera de aumentar las propiedades soberanas, el prestigio y la legitimidad. A este respecto, Joseph Tulchin y Ralph Espach sostienen que:

"La interdependencia aumenta los costes de la violencia interestatal y los comportamientos no cooperativos, y genera incentivos para la resolucion de conflictos por medios pacificos que no perturben los flujos economicos ni los principios sociales... Los paises continuan persiguiendo sus propios intereses y la extension de su poder, pero sin la mentalidad de suma cero que dominaba con anterioridad el sistema internacional" (Tulchin y Espach, 2004: 28).

De este modo, la integracion regional se ha manifestado vigorosamente como una respuesta a la globalizacion, en la medida que los Estados buscan estrategias de adaptacion a un mundo complejo e interdependiente, de modo de satisfacer de mejor manera sus propios intereses. El profesor argentino Roberto Russell senala, en tal sentido:

"La globalizacion economica, por las oportunidades y los riesgos que ofrece, influye cada vez mas y de manera distinta en la importancia relativa de la region para sus paises y, mas especificamente, para actores de peso politico y economico significativo dentro de cada pais. Aparece aqui un evidente aunque ambiguo vinculo entre globalizacion e integracion que es preciso explorar" (Russell, 2011:135).

Todo lo antes senalado ha tenido efectos palpables en los mecanismos de integracion regional vigentes en America Latina. En la decada de los noventa, bajo el fuerte influjo de la Comision Economica para America Latina (CEPAL), la integracion regional se concibio como una manera pragmatica y liberal de promover la insercion internacional de los paises de la region, en contraposicion con los presupuestos de la integracion cerrada, impulsada hacia mediados del siglo xx. De este modo, el Regionalismo Abierto vigente en los noventa se entendia como aquel "proceso de creciente interdependencia economica a nivel regional, impulsado tanto por acuerdos preferenciales de integracion como por otras politicas en un contexto de apertura y desreglamentacion, con el objeto de aumentar la competitividad de los paises de la region y de constituir, en lo posible, un cimiento para una economia internacional mas abierta y transparente" (CEPAL, 1994: 8).

No obstante, junto con la entrada del nuevo milenio, se aprecia el desarrollo de un nuevo proceso del regionalismo latinoamericano, con un tinte marcadamente politico antes que comercial, derivado del relativo agotamiento que evidenciaba el Regionalismo Abierto, que se centraba de manera acentuada en los aspectos relacionados con la liberalizacion comercial intra y extrarregional.

Asi las cosas, este tipo de regionalismo sufrio el fuerte embate de las fracturas ideologicas que vivio la region con el ascenso de gobiernos asociados al Socialismo del Siglo XXI y al surgimiento de instancias como UNASUR y la Alianza Bolivariana de los Pueblos de Nuestra America (ALBA-TCP), con un fuerte contenido postliberal, que apunta a la busqueda de una mayor autonomia politica y comercial de la region.

Sanahuja y Verdes-Montenegro plantean al respecto que "la politica exterior parece ser uno de los rasgos distintivos del regionalismo post-liberal que, asimismo, frente al regionalismo abierto, adopta un enfoque multidimensional que va mas alla de la dimension economica" (Sanahuja y Verdes-Montenegro, 2014: 489).

En los hechos, respecto del Regionalismo Abierto, la nueva agenda de integracion regional ha seguido el camino ciertamente inverso, por cuanto "los temas economicos quedaron en la trastienda para no obstaculizar la nueva agenda de integracion de America Latina, mucho mas ambiciosa y extensa que la vieja. Ella incluye, entre otros temas, la interconectividad, la cultura, la ciencia y la tecnologia, el vinculo entre los pueblos, la cooperacion en temas de seguridad y de defensa, la busqueda de acuerdos y la coordinacion de politicas para resolver problemas o crisis regionales... Los problemas y conflictos estan a la orden del dia, pero tambien pesan numerosas fuerzas de moderacion, historicas y nuevas" (Russell, 2011:127-128).

Este nuevo enfoque sobre la integracion, eminentemente politico, ha tenido una atencion gravitante sobre los temas vinculados con la seguridad y defensa, como lo expresa la constitucion del Consejo Suramericano en Materia de Seguridad Ciudadana, Justicia y Coordinacion de Acciones contra la Delincuencia Organizada Transnacional, en noviembre de 2012, asi como del Consejo de Defensa Suramericano, establecido en diciembre de 2008. Ambos al amparo de UNASUR.

Estas iniciativas intentan responder al dinamico desarrollo que expresan aquellos nuevos actores transnacionales, susceptibles de identificar con los efectos perversos de la globalizacion y la regionalizacion, relacionados con las extensas redes del COT. En este orden de ideas, segun sostiene Lucia Dammert, en aquellos temas que tienen que ver con la seguridad publica, es decir, la percepcion de la criminalidad, la ocurrencia de crimenes violentos, el facil acceso a armas, las manifestaciones violentas y la evaluacion de la policia, la region esta marcada por la inseguridad (Dammert, 2012: 42).

Si bien las hipotesis de conflictos tradicionales han disminuido ostensiblemente, la violencia criminal se ha instalado como una de las mas importantes prioridades de los gobiernos de la region, representando un relevante desafio para la relacion existente entre democracia, integracion y seguridad regional.

Actualmente la region se encuentra entre las zonas mas violentas del mundo, desde la perspectiva de la seguridad publica, lo que representa una de las mayores preocupaciones para la poblacion y uno de los mas apremiantes desafios que deben enfrentar las democracias latinoamericanas. Ello se contextualiza en una region con extensas zonas de porosidad de las fronteras, cuestion que ha servido como un aliciente al crimen organizado, en especial el vinculado al narcotrafico, al trafico de armas y a la trata de personas y al trafico ilegal de inmigrantes, lo que tambien se encuentra en la base de ciertas tensiones bilaterales.

Sobre la base de lo antes senalado es posible sostener que los temas de seguridad estan en un lugar prioritario para los tomadores de decision, en el plano de las politicas publicas domesticas y exteriores. Esta situacion ha sido particularmente notable en America Latina, una de las zonas mas pacificas del mundo desde el punto de vista de los conflictos belicos, pero tambien una de las mas violentas desde el prisma de la criminalidad y el crimen organizado.

Con dispares resultados, las instancias de integracion regional han pretendido enfrentar esta compleja situacion, lo que ha sido patente particularmente desde fines de la decada de los noventa.

Teniendo presente que en el plano hemisferico existen distintas instancias destinadas al enfrentamiento de amenazas a la seguridad, como es el caso de la Comision de Seguridad Hemisferica de la Organizacion de Estados Americanos (OEA), la Comision Interamericana para el Control del Abuso de Drogas (CICAD), el Comite Interamericano Contra el Terrorismo (CICTE) y la Convencion Interamericana contra la Fabricacion y Trafico Ilicito de Armas de Fuego, Municiones, Explosivos y otros Materiales Relacionados (CIFTA) (2), tambien se han realizado relevantes avances subregionales, en el marco de America del Sur.

Por ejemplo, en el Mercado Comun del Sur (MERCOSUR) los temas relacionados con la seguridad interior entraron con fuerza a raiz del atentado contra la AMIA, perpetrado en Buenos Aires en 1994. En razon de lo anterior, a partir de las reuniones de ministros del Interior y Justicia del bloque, se firmo el Acuerdo de Fortaleza, Brasil, con el objetivo principal de cooperar en proyectos de seguridad interior, estableciendose la celebracion de reuniones de los ministros del Interior, a partir del 17 de diciembre de 1996. La primera reunion de ministros del Interior del MERCOSUR se realizo el 30 de mayo de 1997 en Asuncion, Paraguay, donde se trataron temas vinculados con el terrorismo, el transito de bienes y personas, y el trafico de armas. Una especial preocupacion recayo en el foco de inseguridad que implicaba la Triple Frontera. El tema del terrorismo cobraria particular relevancia tras los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos.

La estabilidad de la Triple Frontera ha estado en el centro de las preocupaciones. Las medidas adoptadas al respecto en el bloque, contemplan la creacion de un mecanismo de vigilancia especial para ese territorio, el funcionamiento de una Comision Regional de Estrategia Conjunta que agruparia a las policias del bloque, el establecimiento de dispositivos de intercambio de informacion policial y una declaracion conjunta sobre el combate del trafico ilicito de armas, el 28 de abril de 1998.

Conjuntamente con lo anterior, cabe destacar que el MERCOSUR fue la primera subregion latinoamericana en crear su propio mecanismo para el control de armas de fuego, despues de la Declaracion Presidencial sobre como Combatir la Fabricacion y el Trafico Ilicito de Armas, Municiones y Materiales Relacionados en el Cono Sur, firmada en abril de 1998. Dicha Declaracion establece el Plan de Cooperacion y Asistencia Reciproca para la Seguridad Regional, en el cual se abordan diversos aspectos del crimen organizado, incluyendo el trafico ilegal de armas.

Sobre la base de todo lo antes senalado, durante la cuarta Reunion de Ministros del Interior, celebrada en Brasilia el 20 de noviembre de 1998, se establecio el Sistema de Informacion de Seguridad del MERCOSUR (SISME). Este permite el intercambio de datos de las policias del bloque y plantea los consensos basicos para el grupo de trabajo de informatica y comunicaciones. Tales mecanismos contaron con el impulso senero de la Declaracion Politica del MERCOSUR, Bolivia y Chile como Zona de Paz (Ushuaia, 24 julio 1998). Tambien, entre otros instrumentos relacionados, cabe destacar la Declaracion Presidencial sobre el Compromiso del MERCOSUR con el Estatuto de la Corte Penal Internacional (Asuncion, 20 junio 2005).

Por otra parte, en el marco de la Comunidad Andina (CAN), cabe destacar la Decision 587 del ano 2004, que establece los lineamientos generales de la Politica de Seguridad Externa Comun, que busca enfrentar de manera coordinada las amenazas a la seguridad en el bloque y desarrollar y consolidar una Zona de Paz Andina, libre de armas nucleares, quimicas y biologicas. Este instrumento se ha operacionalizado primordialmente en el ambito de la seguridad publica o ciudadana. Como sostiene Alfredo Fuentes (2008:179-180), ex Secretario General de la CAN, los principales instrumentos operativos de la Politica de Seguridad Externa Comun son los siguientes:

* El Plan Andino de Cooperacion para la lucha contra las drogas ilicitas y delitos conexos (Decision 505, del ano 2001).

* El Plan Andino para la prevencion, combate y erradicacion del trafico ilicito de armas pequenas y ligeras en todos sus aspectos (Decision 552, del ano 2003).

* Las Normas Andinas para el control de sustancias quimicas que se utilizan en la fabricacion ilicita de estupefacientes y sustancias psicotropicas (Decision 602, del ano 2004).

* La cooperacion legal, policial y judicial, donde destaca la incorporacion al Sistema de Integracion Andino de los Fiscales Generales de los paises miembros (Decision 589) y de los Defensores del Pueblo, que apuntan a estrechar la cooperacion en la lucha contra el crimen organizado, realizar intercambios en areas tecnicas y de capacitacion y colaborar en la puesta en marcha de los sistemas penales en toda la Comunidad.

El ambito de la UNASUR--donde destaca el establecimiento del senalado Consejo Suramericano en Materia de Seguridad Ciudadana, Justicia y Coordinacion de Acciones contra la Delincuencia Organizada Transnacional--sera analizado de manera mas pormenorizada en el siguiente acapite.

3. EL DESARROLLO DEL COT Y LA RESPUESTA DE UNASUR

Stier y Peter, en su libro "Strategic Decision Making in Organized Crime Control: The Need for a Broadened Perspective", clasifican en tres las etapas en que se desarrolla el COT: predatorio, parasitario y simbiotico. En la fase "predatoria", la inicial, el territorio y su control son fundamentales. El COT debe manejar uno o varios bienes ilicitos en un espacio fisico seguro; debe afianzar las rutas para el transporte de dichos bienes; tener acceso a mercados para realizar sus productos y proveerse de ambitos de proteccion personal. En esta etapa, el territorio dominado es esencial para defender el negocio ilegal, eliminar competidores, obtener influencia sociopolitica y garantizar la supervivencia fisica (Tokatlian, 2014).

La segunda fase es la "parasitaria". A esa altura, la influencia politica y economica de la criminalidad aumenta notoriamente. Esta etapa no solo muestra la mayor insercion del crimen organizado, sino tambien tres dinamicas preocupantes: su legitimacion, proliferacion y democratizacion. En esta etapa, el crimen organizado posee una relevante capacidad corruptora de sectores publicos y privados.

El estadio final es el "simbiotico". En esta fase se manifiesta el afianzamiento de la criminalidad y el sistema politico y economico se vuelve tan dependiente del "parasito"--esto es, del crimen organizado--como este de la estructura establecida. La frontera entre lo licito y lo ilicito, entre lo legitimo y lo ilegitimo, se torna opaca y el Estado de Derecho mismo se diluye. En esta etapa tiende a ocurrir lo que se denomina como "pax mafiosa" (Tokatlian, 2014). Asimismo, en dicho ciclo el crimen organizado se apodera del Estado y este se pone al servicio de la delincuencia. En esta ultima etapa, el crimen organizado y el Estado son practicamente lo mismo.

Durante los setenta, el COT en Latinoamerica se podia identificar claramente en tres paises: Colombia, Peru y Bolivia. Todas las organizaciones iban de la mano con el cultivo, procesamiento y/o venta de cocaina y cannabis. Entre esta decada y la siguiente se pudo apreciar en estos paises el paso desde el estadio "parasitario" al "simbiotico".

El caso de Colombia resulta particularmente relevante en tal sentido. El desarrollo en este pais se acelero en la decada de los setenta, cuando los grupos criminales centraron en Estados Unidos un mercado abonado para el consumo de cocaina. El procesamiento se hacia en Peru y Bolivia y luego se importaba hacia Colombia, donde las organizaciones criminales la hacian llegar a Norteamerica. En los anos ochenta nacen, de este modo, los primeros grandes carteles de la cocaina: el Cartel de Medellin y el Cartel de Cali.

Al competir en el proceso de produccion de cocaina y su mercado, los lideres del Cartel de Medellin comenzaron robando carros y sobornado a policias, empleando a matones y pandillas locales para llevar a cabo su trabajo sucio. Cuando las clases altas rechazaron su intento de entrar en la politica, se rebelaron y usaron la violencia para coartar al Estado. Por su parte, el Cartel de Cali era mas sofisticado para operar, ya que surgio de un contingente de clases altas y mediante el uso de la persuasion politica mas que militar para operar. Ambos establecieron imperios de cocaina que iban desde los cultivos cocaleros de Bolivia hasta las calles de Nueva York (Dudley, 2014).

Por esta epoca, el procesamiento de coca se trasladaba a Colombia. Mientras tanto, los laboratorios de cocaina eran un buen negocio, tanto para los grupos criminales y empresarios, como para el gobierno. Pero tambien trajo consecuencias catastroficas para Colombia. Pocos tenian un incentivo real para reducir el comercio de droga hasta que el gobierno de Estados Unidos empezo a presionar, levantando procesos judiciales en contra de algunos de los grandes lideres de los carteles. Como senala Gallegos:

"Inicialmente los centros de produccion se ubicaron en el sur del pais, en los llanos orientales y en particular en los departamentos de Meta y Caqueta. Alli funciono uno de los principales centros de produccion, conocido como Tranquilandia. Con el desarrollo de la guerra contra las drogas, los cultivos se expandieron a la region del Magdalena Medio y luego por todo el pais. El cultivo se hizo itinerante" (Medina, 2012).

Incluso luego de la muerte de Escobar, el narcotrafico continuo su ascenso. Los que se habian aliado para destruirlo tomaron las riendas de su cadena de produccion y de sus redes de distribucion. Los nuevos grupos criminales eran mas sofisticados que los anteriores, camuflando sus intenciones en alianzas militares, uniformes de policia y retorica politica. Con el arresto de los lideres del Cartel de Cali, un grupo de ex policias junto con algunos oficiales activos, se convirtieron en el centro de uno de los carteles mas poderosos de la historia, el Cartel del Norte del Valle (Dudley, 2014). Segun Medina:

"Es la existencia y el desarrollo del Cartel de Cali lo que posibilita el surgimiento del Cartel del Norte del Valle, que es una organizacion conformada por pequenos grupos independientes, lo que genero grandes disputas y agudos conflictos internos. En el Norte del Valle se concentro, desde comienzos de los setenta, la produccion cocalera... No obstante, el cartel comienza a tomar forma en los conflictos inter macro-cartel y se consolida a partir de 1995, cuando el Cartel de Cali se derrumba. Los narcotraficantes emergentes se apropian de las rutas y de las experiencias acumuladas por el Cartel de Cali, de los que heredan tambien sus odios" (Medina, 2012).

En efecto, el final de los Carteles de Cali y Medellin significo el fin de la compra directa de pasta base de coca en Peru y Bolivia, e implico el incremento de produccion de coca en Colombia. Sin embargo, mientras que los grupos colombianos eran militar y territorialmente poderosos, su poder en el comercio transnacional de drogas era debil. Durante este tiempo, las organizaciones mexicanas como los Carteles del Golfo, Tijuana, Juarez y Sinaloa, se movieron en la cadena de suministro y aumentaron su participacion directa en el trafico de drogas, negociando directamente con los proveedores del clorhidrato de cocaina (HCI), lo que produjo el traslado del equilibrio de poder de Colombia a Mexico.

En 2003, la cadena de suministro paso por otra transformacion. El Cartel del Norte del Valle comenzo una sangrienta guerra interna despues de que una faccion asesinara a uno de los principales lideres de la otra faccion. La guerra coincidio con el inicio de un proceso de paz en el que los lideres de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) desmovilizaron sus ejercitos y se entregaron a las autoridades. El gobierno de Colombia tambien comenzo una ofensiva militar contra la guerrilla, desalojandolos de muchas de las zonas fuertes productoras de coca.

La desintegracion del Cartel del Norte del Valle y la desmovilizacion de las AUC marco el comienzo de una nueva era en el crimen de Colombia, dominada por los hibridos criminales y paramilitares que el gobierno apodo Bacrim (bandas criminales). Estos grupos se componen, en gran parte, por los paramilitares que se rearmaron o no se desmovilizaron, y son dirigidos por ex comandantes de las AUC que ocuparon el vacio dejado por los principales lideres paramilitares. Originalmente habia mas de 30 Bacrim, pero el numero se ha reducido a grupos mas pequenos que han sido absorbidos por las redes mas potentes o han sido desmantelados por las fuerzas de seguridad (Insight Crime, 2016).

En la actualidad, los Urabenos son la banda criminal mas poderosa, controlando una amplia gama de actividades delictivas en gran parte del pais.

Desde finales de la decada del setenta, el Peru se ha consolidado como uno de los primeros eslabones del trafico internacional de cocaina, a traves de la produccion de hoja de coca y pasta basica de cocaina. El desarrollo de la criminalidad en el Peru ha estado asociado a los cambios ocurridos en las estructuras criminales del exterior, desde la aparicion de las organizaciones colombianas, su instalacion en los valles productores y la aparicion de Sendero Luminoso. Esta conformacion empresarial ha dejado por fuera a los eslabones mas debiles de la cadena: los productores campesinos de la hoja de coca, a pesar de sus esfuerzos por intervenir cada vez mas activamente en el proceso de transformacion de la hoja en pasta basica. Estas confrontaciones y diferencias tambien tuvieron como actor al Estado, en sus esfuerzos por separar al narcotrafico de los productores y a estos de la subversion (Soberon, 2009).

Al igual que en Peru, el desarrollo del COT en Bolivia estuvo sujeto al control y empoderamiento del trafico por parte de los carteles colombianos. Pero en este caso, el paso desde el estadio "parasitario" al "simbiotico" fue mucho mas rapido. En Bolivia se establecio una mafia muy poderosa. El grupo mas importante fue el dirigido por Roberto Suarez, conocido como "El rey de la cocaina", quien tenia fuertes lazos con el Cartel de Cali y de Medellin, lo que dio un impulso y expiacion de los negocios ligados al crimen organizado (McDermott, 2014).

Con la caida de los carteles colombianos y la irrupcion de los mexicanos, el COT se ha atomizado. Hoy las organizaciones estan conformadas principalmente por clanes, los cuales participan en una amplia variedad de actividades delictivas, principalmente el contrabando. Como sostiene McDermott:

"En ocasiones, estos clanes involucrados en el trafico de drogas tambien participan en la produccion de base de coca. Segun una fuente de alto nivel en la policia boliviana, el mas sofisticado de estos clanes puede reunir hasta mil kilos de base de coca y enviarlos a los grupos del crimen organizado brasileno. Esta base de coca, o pasta de cocaina, posteriormente abastece el mercado del basuco" (McDermott, 2014).

Como es posible apreciar, el crimen organizado crece, muta y fruto de la transformacion continua, se perfecciona, consolidando en la region y el orbe una modalidad empresarial delictiva que proyecta su dominacion sobre el Estado y la sociedad con un poder predador, lo que socava los regimenes democraticos desde su base. Por ello, el alcance del crimen organizado es integral: ha adquirido dimensiones globales (en lo geografico), trasnacionales (en lo etnico y cultural), multiformes (en su estructura y en los acuerdos que forja con sectores politicos y sociales) y pluriproductivas (en cuanto a la abundancia de bienes y servicios licitos e ilicitos que transacciona) (Flores, 2009).

En los ultimos anos se han dado dos situaciones que han reconfigurado la extension y expansion territorial del COT: el exito relativo de la lucha contra las COT en Mexico y Colombia y la demanda estable del consumo de drogas (UNODC 2013; 2014 y 2015). En este contexto, para entender como ha cambiado y evolucionado este fenomeno, utilizaremos tres situaciones definidas por Cabieses que, aunque parecen similares, ofrecen matices suficientes para comprender cabalmente el tema analizado:

1. El efecto globo o traslado de los cultivos, produccion o trafico de coca de una region y/o pais a otro, tal como sucedio en el Peru hacia Colombia en 1993-97 y, por ello, el cultivo de coca a nivel andino se estanco en 210-220 mil hectareas entre 1992 y 2001, pese a haberse erradicado y fumigado 455 mil hectareas en ese lapso.

2. El efecto mercurio o dispersion de cultivos, produccion o trafico en una misma zona o en multiples zonas, que se evidencio en el Peru entre 1996 y 2000 al reiniciarse la politica de erradicacion forzosa de cultivos; asi como en Bolivia entre 1997 y 2001 con la aplicacion del Plan Dignidad.

3. El efecto membrana o fronterizacion de cultivos, produccion o trafico con fines ilicitos, como sucedio en el Putumayo fronterizo con Colombia, Yavari con Brasil y en los rios Inambari y Tambopata con Bolivia, asi como con la amapola en el sudeste asiatico, entre Laos y Tailandia, en los ochenta, o en Colombia con Venezuela y Ecuador entre 1992 y 1999 (Cabieses, 2007).

Estas dinamicas han dado lugar a una situacion de marana criminal, cuyos limites geograficos se desvanecen segun la actividad, dando el surgimiento de nuevos grupos vinculados al COT. En Bolivia operan dos grupos colombianos, los Urabenos y los Rastrojos. Los grupos brasilenos tienen una fuerte presencia en Bolivia--en particular el Primer Comando Capital y Comando Vermelho--y tambien se han detectado estructuras mexicanas (McDermott, 2014). A pesar de toda esta actividad, Bolivia parece haber evitado la aparicion de mafias locales como las que estan profundamente arraigadas en Colombia y Mexico. Aun asi, hay clanes locales de estructura familiar, que tienden a supervisar la produccion de cocaina, habitando grupos organizados enfocados en el crimen callejero en los centros urbanos (McDermott, 2014).

En Argentina la situacion es ilustrada a traves de la detencion de Zoran Jaksic, en julio de 2016, en el departamento de Tumbes, Peru, cuando intentaba cruzar la frontera hacia Ecuador. El ciudadano serbio es presuntamente uno de los principales miembros del Grupo America, una organizacion criminal de Europa Oriental que trafica drogas desde Suramerica a traves del Atlantico. Tras la captura de Jaksic, de 57 anos de edad, Juan Pablo Salas, fiscal federal de Moron, Argentina, solicito su extradicion. El fiscal tambien habia solicitado la captura de Jaksic en septiembre de 2008, acusandolo de ser el jefe de una organizacion que traficaba cocaina liquida a Europa. Las evidencias de las actividades criminales de Jaksic en Argentina comenzaron a surgir el ano anterior, cuando una mula brasilena fue detenida en el aeropuerto de Ezeiza. Mas adelante, los detectives descubrieron que Jaksic habia creado una estructura criminal que obtenia cocaina en Peru y Ecuador, la licuaba y la exportaba a Europa por mar, en botellas de vino. Se sospecha que Jaksic ingreso ilegalmente cientos de toneladas de cocaina a los Paises Bajos y Belgica (Yagoub, 2016).

En Paraguay, el grupo liderado por Carlos Antonio Caballero ("Capilo") es el ejemplo del rol que ocupan los paraguayos en la nueva dinamica de trafico de drogas que ha tomado lugar en Latinoamerica. La cocaina de Peru y Bolivia es transportada a Paraguay y Brasil, mientras que la marihuana de Paraguay--el principal productor de la planta en Sudamerica--alimenta los mercados de Argentina, Chile y Brasil (Cawley, 2014).

Por su parte, las organizaciones criminales de Brasil han estado aumentando su presencia en Paraguay desde hace un tiempo, especialmente en zonas fronterizas como Pedro Juan Caballero. En general, los paraguayos tradicionalmente han ocupado pequenos roles en estas estructuras extranjeras de trafico de drogas.

En Brasil existen cuatro importantes grupos donde los mas antiguos son los Comando Vermelho, que nacieron a fines de los setentas. El Primer Comando Capital (PCC) surgio luego de la masacre de octubre de 1992 en la prision de Carandiru, en Sao Paulo; Amigos dos Amigos y Tercer Comando Puro. Todos ellos se han fortalecido por el cambio de rutas del narcotrafico hacia Europa por Africa.

3.1. La respuesta desde UNASUR

Como la misma Convencion de Naciones Unidas para el Crimen Organizado Transnacional (UNTOC, por su sigla en ingles) reconoce, no existe una definicion univoca sobre el COT (3). La UNTOC cubre unicamente delitos que son transnacionales, un termino bastante amplio. Dicho concepto se refiere no solo a ofensas cometidas en mas de un Estado, sino tambien a aquellas ofensas que tienen lugar en un Estado, pero que son llevadas a cabo por grupos que operan en mas de un Estado; asi como delitos cometidos en un Estado pero que tienen un impacto sustancial en otro Estado.

Sin embargo, entrega la siguiente definicion para el Crimen Organizado: "un grupo de tres o mas personas que no fue formado de manera aleatoria; que ha existido por un periodo de tiempo y con el fin de obtener, directa o indirectamente, un beneficio financiero o material". Entonces, por extension, un grupo vinculado al COT es una organizacion criminal, que actua de forma transnacional, o sea, en varias naciones al mismo tiempo.

En este contexto y por efecto de la expansion de las organizaciones criminales nacionales al plano transnacional regional, los Estados sudamericanos han optado por buscar soluciones cooperativas al respecto. Bajo este enfoque, cabe senalar que UNASUR se ha propuesto fortalecer y profundizar la colaboracion entre los Estados Miembros en temas relacionados con el desarrollo acelerado que expresa el COT. Con el nacimiento de UNASUR, el tema era abordado en reuniones integradas por altos representantes del Ministerio de Justicia, Interior, Defensa o Relaciones Internaciones de los paises miembros. En este marco, en la III Reunion de Ministros del Consejo de Defensa Suramericano (12 y 13 de mayo de 2011), con la aprobacion de su plan de accion anual, se decidio llevar a cabo una "reunion de Ministros de Defensa, Justicia e Interior a celebrarse en Colombia, a efectos de analizar las amenazas del crimen organizado transnacional y otras nuevas amenazas a la seguridad regional". Paralelamente, se encomendo al Centro de Estudios Estrategicos de Defensa (CEED) del Consejo de Defensa Suramericano iniciar estudios sobre esta materia, para apoyar los trabajos de la futura reunion (CEED, 2012). En su informe, el CEED senala que:

"A partir de un concepto amplio de Seguridad, que aborda aspectos de defensa y seguridad publica, la practica y el desarrollo institucional de los paises ha ido diferenciando progresivamente sus ambitos en distintas formas, propias de cada proceso nacional. En la actualidad, la seguridad publica y la defensa cuentan con marcos legales especificos en gran parte de los paises de la region, donde sus respectivos ambitos estan legalmente establecidos, jerarquizados y regulados" (CEED, 2012).

Ademas, se entregan las siguientes recomendaciones:

a. Sistematizar las coincidencias y diferencias entre los paises de la region respecto de la seguridad publica en su relacion con la Defensa, fundamentalmente las referidas a las condiciones de participacion subsidiaria de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad publica o interior, a fin de coadyuvar a una definicion mas rigurosa de este campo de la seguridad, en su dimension politica e institucional, para efectos de la cooperacion regional y la eventual homologacion de modelos de organizacion y gestion. Por lo general, los Ministerios de Defensa no tienen competencia en asuntos de seguridad publica, por lo cual no disponen de informacion directa. De ser necesario, habra que remitir consultas a los Ministerios de Seguridad Publica y otros organismos responsables de esa area, segun las particularidades de cada uno de los paises.

b. Consecuentemente, al no corresponder al Consejo de Defensa Suramericano el tratamiento de asuntos de seguridad publica, que ademas son objeto de definicion y gestion de instancias diferentes a los Ministerios de Defensa en la mayor parte de paises, es necesario avanzar en el estudio de un posible mecanismo de cooperacion regional en materia de Seguridad Publica, diferenciado del de Defensa, que podria ser un Consejo de Seguridad Publica o Interior" (CEED, 2012).

Como se evidencia, crecientemente se expresa un consenso regional respecto de tratar el COT como un problema de "seguridad interior", con herramientas de integracion y cooperacion adecuadas entre los Estados.

Para la operatividad de la iniciativa se barajaron dos posibilidades: la creacion de un Consejo Suramericano de Seguridad Publica o la transformacion del Consejo Suramericano de Lucha Contra el Problema Mundial de las Drogas. Imponiendose la primera alternativa.

En la VI Reunion Ordinaria del Consejo de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno (30 de noviembre de 2012, Lima), se creo el Consejo Suramericano en Materia de Seguridad Ciudadana, Justicia y Coordinacion de Acciones contra la Delincuencia Organizada Transnacional, como una instancia permanente de consulta, coordinacion y cooperacion entre los Estados Miembros de UNASUR. Sus objetivos primarios son:

* Fortalecer la seguridad ciudadana, la justicia y la coordinacion de acciones para enfrentar la Delincuencia Organizada Transnacional.

* Proponer estrategias, planes de accion y mecanismos de coordinacion, cooperacion y asistencia tecnica entre los Estados Miembros para incidir en los citados ambitos.

* Promover la articulacion de posiciones de consenso en temas de la agenda internacional relacionados con la seguridad ciudadana, justicia y accionar de la Delincuencia Organizada Transnacional, promoviendo la participacion ciudadana y de los actores sociales y la ciudadania en la elaboracion de los planes y politicas en dichos rubros.

* Promover el intercambio de experiencias y buenas practicas, impulsar la cooperacion judicial, policial y de agencias de inteligencia y formular lineamientos en materia de prevencion, rehabilitacion y reinsercion social.

Dicho consejo se basa en los principios del Tratado Constitutivo de UNASUR, tales como el respeto irrestricto a la soberania, la autodeterminacion, la integridad e inviolabilidad territorial, la igualdad entre los Estados, la solucion pacifica de controversias y la no intervencion en sus asuntos internos; respeto irrestricto a los derechos humanos, las libertades y garantias fundamentales de los ciudadanos, en un marco de plena vigencia de las instituciones democraticas; fomento de la inclusion social, la participacion ciudadana y la equidad de genero, teniendo en cuenta el derecho de los ciudadanos a la seguridad y la obligacion de los Estados de proveerla, y el respeto al derecho soberano de cada Estado miembro para identificar sus prioridades en materia de seguridad ciudadana, justicia y acciones contra la Delincuencia Organizada Transnacional, asi como para definir las politicas y medidas adecuadas para hacer frente a estos desafios, conforme a su ordenamiento juridico y respetando el derecho internacional. Con tales argumentos basales se planteaba un compromiso regional con una lucha contra el COT, que contempla los derechos fundamentales y el fortalecimiento de la sociedad civil, como elementos claves en el accionar cooperativo y conjunto entre los paises.

4. HACIA UNA CORTE PENAL SUDAMERICANA

Es en el escenario recien descrito que el 15 de septiembre de 2016, en Quito, la Fiscalia General de Ecuador entrego el "Proyecto de creacion de la Corte Penal Suramericana para el juzgamiento de la delincuencia organizada transnacional en el marco de UNASUR (4). El documento fue elaborado con la finalidad de ponerlo a consideracion del Presidente de la Republica del Ecuador, Rafael Correa Delgado.

La Corte Penal Suramericana es una propuesta de la Fiscalia General del Estado, pensada como una via judicial internacional con la finalidad de integrar las normas juridicas de los paises miembros de UNASUR y combatir con mas eficacia los siguientes delitos y las infracciones conexas: trata de personas; soborno transnacional; lavado de activos; trafico ilegal de migrantes; trafico de armas de fuego, sus piezas y componentes y municiones; trafico ilicito de estupefacientes y sustancias sicotropicas; trafico ilicito de bienes culturales; delitos ciberneticos o por medios electronicos, y falsificacion de medicamentos (Fiscalia General del Estado de Ecuador, 2016, 3).

El proyecto de creacion de la Corte Penal Suramericana tiene su origen en una iniciativa del ano 2011 en Ecuador, a traves del Fiscal General de la Nacion, Galo Chiriboga. En mayo del ano siguiente, el fiscal inicio un recorrido por algunos paises exponiendo la idea de la Corte, acompanado de un equipo profesional ecuatoriano.

En esta agenda internacional, la delegacion del Ecuador visito Espana y se reunio con su homologo, Eduardo Torres Dulce, y con el Presidente de la Audiencia Nacional Espanola, Angel Juanes y el Ex Presidente del Colegio de Abogados de Madrid, Luis Marti Mingarro, quienes se comprometieron a hacer aportaciones al proyecto. Se ha presentado un cronograma de trabajo, es asi que junto a cuatro expertos espanoles se realizara la elaboracion del primer borrador que sera presentado, y con su aprobacion se habra concluido con la primera parte del trabajo (Valenzuela y Calero, 2014,102-103).

La propuesta senala que presenta una vision panoramica internacional con competencia expresamente en delitos relacionados con la delincuencia organizada transnacional:

"Lo que evidencia que no se contrapondra con el ejercicio de Organismos Judiciales a nivel regional y mundial, tales como, la Corte Internacional de Justicia de la Haya, la Corte Penal Internacional, la Corte Interamericana de Derechos Humanos o el Tribunal Andino de Justicia, puesto que su materia esta relacionada con crimenes de lesa humanidad o derechos humanos, y el ultimo que se encarga de temas comerciales de la subregion" (Fiscalia General del Estado de Ecuador, 2016: 3).

Esta propuesta se enmarca en el explicito apoyo que el gobierno de Ecuador ha dado a UNASUR, lo que queda de manifiesto con la instalacion de la Secretaria General de este organismo en el Edificio Nestor Kirchner, inaugurado en diciembre de 2014 (5).

Y es que de las recientes propuestas de integracion que han emergido, denominadas de segunda generacion --sostiene Carrion Mena--"el mas representativo y avanzado exponente de este nuevo regionalismo latinoamericano es, sin duda alguna, UNASUR, a pesar de que su nacimiento es reciente, no fue sencillo y de que su consolidacion no ha terminado. El proceso continua" (Carrion, 2013: 3).

Sin embargo, el texto y la concepcion del estatuto de UNASUR son en si una debilidad:

"En lo que hace relacion a la institucionalidad de la organizacion, pensada como un instrumento moderno, de avanzada, con organos que reflejen la nueva realidad regional y sus reales necesidades, cayo en un formato tradicional que no se ajusta a las ambiciones de los paises o lideres de los paises que lo promovieron en un inicio" (Carrion, 2013: 9).

Sin embargo, la coyuntura regional y revitalizacion del espiritu de integracion, "bien puede aprovecharse para aunar las voluntades soberanas y concretizar, a mediano plazo, la propuesta que el Estado ecuatoriano, por medio del Fiscal General de la Nacion, ha dado en relacion a la creacion de la Corte Penal de UNASUR" (Chico, 2014, 57).

La creacion de una Corte Penal de UNASUR emerge de la necesidad de que el procesamiento de los delitos transnacionales se realice a traves de un autentico tribunal de justicia, en el cual, eso si, conste plenamente el reconocimiento de las distintas garantias procesales, derecho a la defensa, la igualdad ante la ley, entre otras. Como senala Chico:

"Toda propuesta juridica que aspire a la justicia debe observar insoslayablemente los mas rigidos canones generados por la civilizacion. Caso contrario, se tergiversaria la lucha en contra de la impunidad, al imitar los modos de actuar de las organizaciones criminales, que el Estado tanto critica y combate" (Chico, 2014, 57).

En la propuesta se considero necesario que los delitos de competencia de la Corte sean los establecidos en la Convencion de Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional, en vista de que la mayoria de paises que integran UNASUR son signatarios y suscriptores de los Instrumentos Internacionales adicionales en materia de lucha contra la Delincuencia Organizada Transnacional, asi como de la Convencion de Naciones Unidas contra la Corrupcion.

La Convencion de Palermo no es limitativa. Al contrario, permite a los Estados avanzar en la generacion de mecanismos y herramientas de cooperacion y punicion de las actividades ilicitas de la delincuencia organizada transnacional. En ese sentido, esta Convencion hace referencia expresa a la posibilidad de que las partes que la conforman celebren acuerdos o arreglos bilaterales o multilaterales que desarrollen e impulsen los compromisos internacionales previstos en el referido instrumento, lo que justificaria la creacion de este mecanismo regional (Fiscalia General del Estado de Ecuador, 2016, 4).

El documento sugiere, ademas, que la jurisdiccion regional no reemplace en modo alguno la jurisdiccion nacional, sino que la complemente y la torne eficaz, "para la aplicacion del principio de complementariedad de jurisdiccion entre la Corte Penal Suramericana y los tribunales nacionales" (Fiscalia General del Estado de Ecuador, 2016, 4).

La idea es que sea el Fiscal o Procurador General de cada Estado "quien considere, luego del analisis pertinente, llevar un caso de delincuencia organizada transnacional a la CPS, en un procedimiento acusatorio, oral y contradictorio, mediante el cual se investigue la infraccion y se establezca la responsabilidad penal tipificada en el Estatuto" (Fiscalia General del Estado de Ecuador, 2016, 4).

En el articulo 3 se senala que la Corte estara conformada por doce magistradas y magistrados de los Estados Parte del presente Estatuto, en igualdad de condiciones y respetando criterios de genero, idioma y nacionalidad. Seran elegidos en la forma prevista por el presente Estatuto, a titulo personal y no representaran al Estado del cual son nacionales. Desempenaran su funcion por un periodo de nueve anos y se renovaran por cuartos cada tres anos a traves de sorteo. No podran reelegirse, salvo para las o los magistrados que cesarian en sus cargos durante la primera renovacion de la Corte (Fiscalia General del Estado de Ecuador, 2016a, 6).

El Fiscal General de Ecuador, Galo Chiriboga, al presentar la propuesta, senalo que los principios rectores sobre los que se construye el sistema penal de la Corte Penal Suramericana son: 1. Complementariedad positiva; 2. Cooperacion Penal Internacional, y 3. Autonomia Judicial.

Se destaca la figura de la responsabilidad del superior en la estructura de la delincuencia organizada transnacional y el no reconocimiento de inmunidades de aquellas personas que ostentan o han ostentado una posicion relevante en el ambito politico, estatal o militar, financiero industrial o economico en los Estados; como mecanismo de persecucion penal eficaz de los delitos de competencia de la Corte. Los Estados conceden capacidad de investigacion y procesamiento de los delitos contemplados en el Proyecto de Estatuto (Chiriboga, 2016, 3).

El procedimiento para la creacion de la Corte sera de acuerdo con la doctrina del Derecho de los Tratados, es decir, la instancia debe crearse a traves de un Estatuto aprobado por los paises miembros de UNASUR. Segun Chiriboga, "el proyecto viene siendo construido a nivel tecnico-juridico en el ambito nacional como regional. El texto definitivo se presentara a las instancias politico-diplomaticas para iniciar un proceso de negociacion entre los paises miembros de la region" (Chiriboga, 2016, 5). Aprobado el texto, se pondra a disposicion de los paises para su adhesion y posterior ratificacion por parte de los organos legislativos de cada Estado. Su Estatuto entrara en vigor al momento de la entrega del sexto instrumento de ratificacion. La Secretaria General de UNASUR sera la depositaria de los necesarios instrumentos de ratificacion".

Sin perjuicio de todo lo antes senalado, cabe subrayar que la iniciativa ecuatoriana enfrenta diversas dificultades en el plano regional. Por ejemplo, aun la iniciativa no cuenta con el pleno respaldo de los miembros de UNASUR. Incluso Brasil, que en un momento se mostro favorable, ha tendido a tomar distancia. En ello pueden tener influencia los cambios que han acontecido en la politica domestica del gigante sudamericano.

Tambien, entre las diversas criticas planteadas desde la region, esta el que la propuesta mantiene problemas de diseno, relacionados con la conceptualizacion de un fenomeno que no cuenta con el acuerdo regional, como es el COT. En una entrevista realizada a un funcionario diplomatico encargado del seguimiento de esta materia en la Cancilleria chilena, senalo que aun resulta necesario, en tal sentido, trabajar en la armonizacion de criterios y protocolos en la materia, asi como en la generacion de confianzas, particularmente en lo relacionado con el necesario intercambio de informacion de inteligencia que conllevaria la instalacion de un instrumento multilateral como la Corte Penal Sudamericana. A ello se une la compleja situacion que plantea el que los Estados deberian someter sus jurisdicciones nacionales a esta nueva instancia (6).

Asimismo, en un contexto en que la integracion regional plantea dificultades, que se han expresado en acentuados problemas financieros de UNASUR, no esta claro el mecanismo mediante el cual se financiara la Corte, sobre todo al considerar que ella corre el riesgo de sobreponerse con otras instancias regionales y subregionales, como son el Consejo Suramericano en materia de Seguridad Ciudadana, Justicia y Coordinacion de Acciones contra la Delincuencia Organizada Transnacional; el Consejo Suramericano sobre el Problema Mundial de las Drogas; o la Reunion de Ministros del Interior del MERCOSUR. En suma, la Corte vendria a formar parte de la denominada sobreoferta de mecanismos regionales, en un contexto de serias turbulencias y contracciones economicas. Incluso, en el plano global y hemisferico, tampoco esta clara la manera en que la Corte articularia su trabajo con el seguimiento de la Convencion de Palermo, que se lleva a cabo en la oficina de Naciones Unidas en Viena, o con el Departamento de Delincuencia Organizada Transnacional de la OEA.

5. CONCLUSIONES

El contexto global esta marcado por la interdependencia, entre cuyas diversas aristas, el plano de la seguridad se encuentra en un lugar destacado. La region no ha estado ajena a este proceso, como lo demuestran las distintas iniciativas que se han llevado a cabo en el marco del MERCOSUR y la CAN y, ultimamente, en el ambito de UNASUR. En tal sentido, cabe destacar las dificultades que han encontrado los actores estatales y no estatales para actuar individualmente frente al amplio espectro de demandas y desafios que lleva aparejado el proceso de globalizacion, particularmente en las tematicas relacionadas con la seguridad, donde destacan aquellas nuevas amenazas relacionadas con el subdesarrollo y la marginalidad; los ilicitos transnacionales; la degradacion del medio ambiente y los desastres naturales, entre muchos otros. Estas dificultades han resultado particularmente evidentes al observar las medidas adoptadas por los Estados, de manera individual o multilateral, frente a una amenaza esencialmente mutable y dinamica, como es el caso del COT (8).

Como se explico en el trabajo, si bien las hipotesis de conflicto tradicionales, relacionadas con los conflictos belicos y territoriales, han disminuido ostensiblemente, la violencia criminal se ha instalado como uno de los mas preocupantes asuntos que deben enfrentar los gobiernos de la region, representando un relevante desafio para la relacion existente entre democracia, integracion y seguridad regional. Lo anterior esta contextualizado por una region con extensas zonas de porosidad de las fronteras, lo que ha favorecido el desarrollo del COT, en especial el vinculado al narcotrafico, al trafico de armas y a la trata de personas y al trafico ilegal de inmigrantes.

Ocupando la taxonomia de Stier y Peter sobre el desarrollo del COT, relacionada con los estadios "predador", "parasitario" y "simbiotico", es posible senalar que en America del Sur se puede encontrar cada una de tales etapas. Lo anterior plantea que los paises en que el Estado esta en su nivel "simbiotico", el COT logra exportar sus estructuras logisticas a Estados que se encuentran en etapas iniciales, pero en los que no se cuenta con una institucionalizacion politica y social fuerte. De este modo, la region paulatinamente se va transformando en una zona sin fronteras para el dinamico accionar del COT.

Junto con lo anterior, es posible senalar que las redes e intercambios desarrollados por el COT regional, se proyectan al plano global. Asi, la inestabilidad generada por el fortalecimiento de este fenomeno en America del Sur, es una consecuencia directa de la expansion de carteles en Mexico o el aumento de rutas de trafico por Africa hacia Europa. Mientras la demanda mundial de los productos ofertados por el COT aumenta, las organizaciones criminales buscaran territorios y espacios donde los Estados no puedan ejercer control para desarrollar sus negocios.

Esta realidad ha buscado ser enfrentada de manera cooperativa por los paises, como lo demuestran ultimamente las iniciativas que se llevan a cabo en el marco de UNASUR, donde destaca la creacion del Consejo Suramericano en Materia de Seguridad Ciudadana, Justicia y Coordinacion de Acciones contra la Delincuencia Organizada Transnacional, durante la VI Reunion Ordinaria del Consejo de Jefas y Jefes de Estado y de Gobierno, el 30 de noviembre de 2012, en Lima; asi como la propuesta ecuatoriana de establecer una Corte Penal Suramericana, destinada al juzgamiento de la delincuencia organizada transnacional, en el marco de la misma instancia regional.

Dicha Corte tendria la finalidad de integrar las normas juridicas de los paises miembros de UNASUR, combatiendo con mayor eficacia los siguientes delitos y las infracciones conexas: trata de personas; soborno transnacional; lavado de activos; trafico ilegal de migrantes; trafico de armas de fuego, sus piezas y componentes y municiones; trafico ilicito de estupefacientes y sustancias sicotropicas; trafico ilicito de bienes culturales; delitos ciberneticos o por medios electronicos, y falsificacion de medicamentos.

Al momento en que se escribe este articulo, la Corte es solo un proyecto que no cuenta con el consenso de la region. Aun es necesario avanzar en la negociacion politica y los acuerdos diplomaticos, con miras a alcanzar, por el camino de soluciones eficaces, tales temas urgentes, sin caer en la sobreoferta, tan recurrente en el largo camino de la integracion regional latinoamericana.

BIBLIOGRAFIA

Cawley, M. (2014) "Career of Paraguay Crime Boss Highlights LatAm's Changing Drug Trade". Disponible en http://www.insightcrime.org/news-analysis/paraguay-drug-trafficking-carlos-caballero-capilo

Cabieses, H. (2007). "Coca compleja, drogas y cocaleros en Los Andes". En Cabieses, H.; Caceres, B.; Rumrill, R., y Soberon, R., Hablan los diablos: Amazonia, coca y narcotrafico en el Peru; escritos urgentes. Quito: Ediciones Abya-Ya-la, 15-24.

Carrion, F. (2013). Unasur: ?simple retorica o regionalismo efectivo? Fortalezas y debilidades. Quito: Friedrich-Ebert-Stiftung (FES-ILDIS). Disponible en http://library.fes.de/pdf-files/bueros/quito/10286.pdf

CEED (Centro de Estudios Estrategicos de Defensa) (2012). UNASUR y la cooperacion en la lucha contra el crimen organizado transnacional y los delitos trasfronterizos. Informe del Centro de Estudios Estrategicos de Defensa del Consejo de Defensa Suramericano, Acerca del Crimen Organizado Transnacional y Otras Nuevas Amenazas a la Seguridad Regional. Disponible en http://www.ceedcds.org.ar/Espanol/09-Downloads/CRIMEN_ORGANIZADO.pdf

CEPAL. (1994). El regionalismo abierto en America Latina y el Caribe: la integracion economica al servicio de la transformacion productiva con equidad. Santiago de Chile: CEPAL.

Chico, S. (2014). Necesidad de crear una Corte Penal Internacional para la UNASUR. Tesis previa a la obtencion del Titulo de Abogado. Facultad de Jurisprudencia, Ciencias Politicas y Sociales. Quito: Universidad Central del Ecuador.

Chiriboga, G. (2016). Presentacion de propuesta de estatuto de creacion de la Corte Penal Suramericana -CPS. Quito: Fiscalia General del Estado Ecuador.

Dammert, L. (2012). "?Mas pacificos pero mas violentos?: breve analisis del Indice de Paz Mundial". Escenarios Actuales. Ano 17, No 3, 41-43.

Dinatale, M. (2016). Admiten que no se puede frenar el crimen organizado. La Nacion, 16 de noviembre. Disponible en http://www.lanacion.com.ar/1956573-admiten-que-no-se-puede-frenar-el-crimen-organizado.

Dudley, L. (2014). "Evolucion criminal y violencia en Latinoamerica y el Caribe". Disponible en http://es.insightcrime.org/analisis/evolucion-criminal-violencia-latinoamerica-caribe

Fiscalia General del Estado de Ecuador (2016). Proyecto de creacion de la Corte Penal Suramericana para el juzgamiento de la delincuencia organizada transnacional en el marco de la Union de Naciones Suramericanas (UNASUR), 15 de septiembre. Quito: Direccion de Asuntos Internacionales Fiscalia General del Estado.

Fiscalia General del Estado de Ecuador. (2016a). Propuesta de estatuto de creacion de la Corte Penal Suramericana, 15 de septiembre. Quito: Direccion de Asuntos Internacionales Fiscalia General del Estado.

Flores, C. (2009). Espana y la Europa Oriental: tan lejos, tan cerca. Valencia: Universidad de Valencia.

Fuentes, A. (2008). "Comunidad Andina: un proyecto de integracion, desarrollo e insercion externa". En Altmann, J. y Rojas, F. (eds.). America Latina y el Caribe: ?fragmentacion o convergencia? Experiencias recientes de la integracion. Quito: FLACSO Ecuador; Ministerio de Cultura del Ecuador, y Fundacion Carolina, 155-206.

Insight Crime (2016). Nota de prensa disponible en http://es.insightcrime.org/noticias-sobre-crimen-organizado-en-colombia/colombia

La Susa, M. (2014). "Grupos criminales de Colombia exportan modelo de usura a Peru". Disponible en http://es.insight-crime.org/noticias-del-dia/grupos-cri-minales-colombia-exportan-agiota-je-peru

McDermott, J. (2014). "Bolivia: el nuevo epicentro del narcotrafico en Suramerica". Disponible en http://es.insight-crime.org/investigaciones/bolivia-nue-vo-epicentro-narcotrafico-suramerica

Medina, C. (2012). "Mafia y narcotrafico en Colombia: elementos para un estudio comparado". Buenos Aires: CLACSO. Disponible en http://bibliotecavirtual.clacso.org.ar/clacso/gt/20120412011532/prisma-6.pdf

Russell, R. (2011). "America Latina: ?entre la integracion y la polarizacion? Un falso dilema". En Wollrad, D.; Maihold, G. y Mols, M. (eds.). La agenda internacional de America Latina: entre nuevas y viejas alianzas. Buenos Aires: Friedrich-Ebert-Stiftung, Fundacion Foro Nueva Sociedad, 123-138.

Salinas, L. (2014). "Inauguran en Ecuador el edificio "Nestor Kirchner", con estatua y al costo de 43 millones de dolares". El Clarin, 5 de diciembre. Disponible en http://www.clarin.com/politica/Inau-guran-Ecuador-edificio-Nestor-Kirch-ner_0_1261074096.html

Sanahuja, J. y Verdes-Montenegro, F. (2014). "Seguridad y defensa en Suramerica: regionalismo, cooperacion y autonomia en el marco de UNASUR". En Anuario de Integracion CRIES 2013-2014, 487-530.

Soberon, R. (2007). "El 'control' de drogas en el Peru en epoca de democracia". EnbCabieses, H.; Caceres, B.; Rumrill, R.; y Soberon, R., Hablan los diablos: Amazonia, coca y narcotrafico en el Peru; escritos urgentes. Quito: Ediciones Abya-Yala.

Tokatlian, J. (2014). "La Argentina y las etapas del narcotrafico". La Nacion, 11 de febrero. Disponible en http://www.lanacion.com.ar/1663038-la-argentina-y-las-etapas-del-narcotrafico

Tokatlian, J. (2012). "El entorno global". En DerGhougassian, K. (comp.). La defensa en el siglo XXI. Argentina y la seguridad regional. Buenos Aires: Capital Intelectual, 95-118.

-Tulchin, J. y Espach, R. (2004). "America Latina en el nuevo sistema internacional: la necesidad del pensamiento estrategico". En Tulchin, J. y Espach, R (eds.). America Latina en el nuevo sistema internacional. Barcelona: Bellaterra, 21-66.

Valenzuela, M. y Calero, P. (2014). ?Hacia una Corte Penal Suramericana?: Algunos Elementos para el Debate. Tesis para la obtencion del Titulo de Internacionalista. Escuela de Diplomacia y Relaciones Internacionales, Facultad de Ciencias Sociales y Comunicacion. Quito: Universidad Internacional del Ecuador.

Yagoub, M. (2016). "Arresto de ciudadano serbio senala conexiones entre Suramerica y los Balcanes". Disponible en http://es.insightcrime.org/analisis/arresto-ciudadano-serbio-senala-cone-xiones-suramerica-balcanes

Young, O. (1997). "Global governance: Toward a theory of descentralized world order". En Young, O. (ed.), Global governance. Drawing insights from the environmental experience. London: The MIT Press, 273-300.

Jorge Riquelme Rivera (**)

Sergio Salinas Canas (**)

Pablo Franco Severino (****)

(*) Este trabajo forma parte de una investigacion mas amplia, que actualmente realiza Jorge Riquelme Rivera en el marco del programa de doctorado en Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional de La Plata, que lleva por titulo "Comunidades de seguridad: la perspectiva de America del Sur"

(**) Doctor (C) en Relaciones Internacionales (Universidad Nacional de La Plata). Magister en Estudios Internacionales (Universidad de Chile) y en Ciencias Militares (Academia de Guerra del Ejercito de Chile). Investigador Asociado del Instituto de Estudios Internacionales (INTE) de la Universidad Arturo Prat.

(***) Doctor en Estudios Latinoamericanos y Magister en Ciencia Politica (Universidad de Chile).

(****) Doctor (C) en Conflicto y Negociacion Internacional (Universidad Complutense de Madrid). Actualmente ejerce docencia en la Universidad Cardenal Silva Henriquez y Universidad Metropolitana de Ciencias de la Educacion (UMCE).

(1) Al respecto, vease la Convencion de Naciones Unidas para el Crimen Organizado Transnacional, disponible en http://www.unodc.org/unodc/en/treaties/CTOC/index.html. Consultado en octubre de 2016.

(2) En el plano defensivo-estrategico, habria que nombrar a la Junta Interamericana de Defensa (JID) y su Colegio Interamericano de Defensa (CID), ademas del Tratado Interamericano de Asistencia Reciproca (TIAR).

(3) La Convencion se encuentra disponible en http://www.unodc.org/unodc/en/treaties/CTOC/index.html. Consultado en octubre de 2016.

(4) La base legal de la tipificacion seria: Convencion de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional; Convencion de las Naciones Unidas contra la Corrupcion; Convencion Interamericana contra la Corrupcion; Convencion contra el Trafico Ilicito de Estupefacientes y Sustancias Sicotropicas; Convencion de la UNESCO sobre las medidas que deben adoptarse para prohibir e impedir la importacion, exportacion y la transferencia de propiedad ilicita de bienes culturales; Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de personas, especialmente de mujeres y ninos; Protocolo contra el Trafico de Migrantes por tierra, mar y aire; Protocolo contra la fabricacion y el trafico ilicitos de armas de fuego, sus piezas y componentes y municiones; Legislaciones internas de los paises miembros (Chiriboga, 2016, 12).

(5) El costo del edificio, ubicado en el barrio La Miad del Mundo, fue de 43 millones de dolares. El moderno edificio se erige en el noroccidente de la ciudad de Quito, con una superficie total de 20 mil metros cuadrados (Salinas, 2014).

(6) Entrevista realizada a Eduardo Pool, funcionario del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, el 7 de diciembre de 2016 en Santiago de Chile.

(7) Ibid.

(8) En una reunion del Cono Sur sobre seguridad en fronteras, en que participaron los ministerios del area de Brasil, Paraguay, Uruguay, Argentina, Bolivia y Chile, algunas delegaciones hablaron de que "nuestras naciones estan perdiendo la batalla contra la criminalidad organizada transnacional". Vease Dinatale, Martin. (2016). Admiten que no se puede frenar el crimen organizado, La Nacion, 16 de noviembre. Disponible en http://www.lanacion.com.ar/1956573-admi-ten-que-no-se-puede-frenar-el-crimen-orga-nizado. Consultado en noviembre de 2016.

Recibido el 28 de diciembre de 2016. Aceptado el 10 de diciembre de 2018.
COPYRIGHT 2019 Universidad de Chile, Instituto de Estudios Internacionales
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Rivera, Jorge Riquelme; Canas, Sergio Salinas; Severino, Pablo Franco
Publication:Estudios Internacionales
Date:Jan 1, 2019
Words:10670
Previous Article:Diplomacia Publica Digital: el contexto iberoamericano.
Next Article:Dos decadas de cooperacion europea en Chile: una asociacion para el desarrollo/"Two decades of European Foreign Aid in Chile: an association for the...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2022 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |