Printer Friendly

El Amazonas en la mira: Este territorio, que origina el veinte por ciento del oxigeno en nuestro planeta, esta crecientemente amenazado por las politicas del actual gobierno brasileno y la falta de atencion internacional.

Hay un decir chino que reza: <<El aleteo de una mariposa se puede sentir al otro lado del mundo>>. Es poco probable, pero ilustra como todo esta conectado. Lo que si es un hecho es que una ventolera en el Sahara gana fuerza a medida que cruza el Atlantico para culminar en un desolador huracan sobre el Caribe. La complejidad de la vida planetaria, en todas sus expresiones, escapa a la capacidad de modelacion. Cada cambio interactua. Cada hectarea talada en el Amazonas y otras selvas tropicales repercute en la atmosfera.

Cada semana ocurre un nuevo desastre climatico. Algunos reciben cobertura: el mas reciente son las inundaciones causadas por las lluvias monzonicas en partes de Asia. Desde Nepal, pasando por el noreste de India, hasta Bangladesh mas de cuatro millones de personas resultaron damnificadas. Otros eventos pasan desapercibidos. Pero lo que no escapa a quienes siguen la evolucion climatica es el costo ascendente de los desastres. Segun un estudio de la Organizacion de Naciones Unidas (ONU), el impacto devastador del cambio climatico alcanza ya a los 520 mil millones de dolares anuales.

La proyeccion de las perdidas economicas, realizadas por 215 de las mayores corporaciones internacionales, alcanza a un trillon de dolares. Algunas empresas ya han sucumbido a los efectos del calentamiento global, como la Pacific Gas and Electric, la mayor compania electrica de California, que se declaro en quiebra tras enfrentar demandas por 30 mil millones de dolares a causa de una ola de devastadores incendios forestales. Sus lineas de transmision habrian desencadenado algunos de los siniestros que ganaron fuerza gracias a la sequia. El costo de los ultimos huracanes se acerca tambien al trillon de dolares. Aun dejando de lado las muertes y el sufrimiento, esta cercana la hora en que el inmovilismo resultara mas caro que enfrentar el cambio climatico.

Desastres de diversa indole suceden en todo el mundo y no son una novedad. En 2015 la ONU consigno 346 eventos catastroficos, que dejaron veintidos mil muertos y cien millones de personas afectadas. La oficina de la ONU para la Coordinacion de Asuntos Humanitarios informo que cada ano, <<una media de 221 millones de personas se ven directamente afectadas por los desastres naturales, lo que representa cinco veces el numero de victimas de conflictos armados>>.

Los fenomenos climaticos extremos provocan cada vez mas victimas y danos, debidos principalmente a las lluvias torrenciales, las crecidas, los vientos huracanados y las interminables sequias. Los desastres climaticos son cada vez mas frecuentes. En la actualidad, aproximadamente el 70 por ciento de los desastres naturales estan relacionados con el clima, el doble que hace veinte anos.

Una de las causas principales de semejante desbarajuste son las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que acentuan el calentamiento global. El metodo para medir las concentraciones de GEI, de los cuales el principal es el CO2, es determinar las particulas por millon (PPM). Hace una decada comenzo una campana para que las PPM no superaran las 350. En mayo de este ano alcanzaron a las 414,8. A este ritmo el planeta camina a las 450 PPM en una decada. Alrededor de esa cota los cientificos vaticinan un punto de inflexion; se precipitara una serie de reacciones en cadena con aumentos de temperatura que provocaran eventos catastroficos: derretimiento de los polos y glaciares; en los Andes los glaciares ya han perdido 70 por ciento de su masa. Subida del nivel de los mares y alteracion de los padrones de lluvias, que redundara en sequias, las lluvias en Mexico y Centro America han disminuido a la mitad. El impacto, que ya esta a la vista, golpea profundo a las sociedades mas pobres en Africa, el Medio Oriente y America Latina. En Asia los grandes rios que fluyen de los Himalayas, que surten a mas de mil millones de personas, han perdido un tercio de su flujo.

LA ESTRATEGICA AMAZONIA

Los recores caen uno tras otro. Este ano, el mes de junio fue el mas caluroso jamas registrado en Europa. Al otro lado del Atlantico, en el Amazonas brasileno, no es el batir de alas de mariposas, sino el rugido de las maquinas topadoras el que inquieta a muchos. La mayor selva tropical del planeta desaparece a velocidad galopante. Eliane Brum, una reconocida periodista brasilena, senala que la deforestacion esta desatada: <<En 2019, el mes de mayo mostro un aumento del 34 por ciento con relacion al de 2018: en solo un mes desaparecieron 739 kilometros cuadrados de selva, el equivalente a dos canchas de futbol por minuto>>. La tala amazonica crecio 57 por ciento en junio, en comparacion con ese mes del ano anterior, segun datos del estatal Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (I NPE) que asegura que su rastreo satelital tiene una precision de 95 por ciento En la primera quincena de julio, la deforestacion alcanzo a los mil kilometros cuadrados, un aumento de 68 por ciento en relacion con todo el mes de julio del 2018. El presidente Jair Bolsonaro refuto al INPE, al que acuso de danar la reputacion de Brasil con la publicacion de estadisticas dramaticas sobre la deforestacion.

Es un tema que preocupa a todos, pues la region, calificada como el pulmon del mundo, genera un 20 por ciento del oxigeno del planeta. Brasil, dispone del 65 por ciento del Amazonas, el mayor bosque tropical del planeta, que cubre casi el 40 por ciento de la superficie de Sudamerica, y es compartido por nueve paises: las Guayanas, Venezuela, Colombia, Ecuador, Bolivia y Peru. Tiene una extension de 6,6 millones de kilometros cuadrados. Desde 1970, mas 700 mil kilometros cuadrados del Amazonas brasileno han sido desforestados. Es un proceso que tambien ocurre en otras latitudes. Indonesia, que tiene el diez por ciento del total mundial de los bosques tropicales, ya ha perdido las tres cuartas partes del bosque original.

Como lo muestran las cifras, en Brasil la situacion empeora dia a dia desde que Bolsonaro asumio la presidencia hace siete meses. A lo largo de su campana electoral, proclamo que favorecia la apertura de la region a empresas ganaderas, madereras y mineras. Ello, en territorios que, en muchos casos, corresponden a tierras protegidas de pueblos indigenas.

En la reunion del G-20, en Japon, en junio, Bolsonaro apoyo con el resto de los participantes el Acuerdo de Paris, de 2015, para combatir el cambio climatico. Fue un giro en 180 grados frente a sus promesas electorales en que adelantaba el retiro del Acuerdo porque lo consideraba una amenaza a la soberania nacional. Abandono asi al presidente Donald Trump, con quien tiene gran afinidad politica. Comparten ademas el escepticismo sobre el calentamiento global. Pese a ello dejo a Estados Unidos aislado en la declaracion final de la cumbre. Era la condicion que le fijo la Union Europea (UE) para la firma de un tratado de libre comercio con el Mercosur en que participan junto a Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay. Como estaba previsto el 28 de junio, la UE y el Mercosur rubricaron el acuerdo que ha sido negociado a lo largo de dos decadas. El mayor obstaculo fueron los divergentes intereses agricolas de ambos bloques. Chile se desgajo del Mercosur y firmo su propio tratado en 2003.

Los ecologistas europeos, representados por la ascendente corriente de partidos verdes, advirtieron que impediran la ratificacion del tratado, a menos que Brasil garantice la preservacion de la Amazonia y el respeto a las poblaciones indigenas. Por su parte, Francois de Rugy, el recien renunciado ministro frances de Transicion Ecologica y Solidaria, apunto que el tratado comercial <<no ha sido ratificado aun, y no lo sera a menos que Brasil respete sus compromisos ... No habra ratificacion si Brasil continua con la deforestacion>> en el Amazonas, advirtio Rugy. El tratado requiere del visto bueno de los parlamentos de los 28 paises miembros de la UE, ademas de los cuatro del Mercosur. Se abren asi muchas interrogantes, pues el curso normal del proceso de ratificacion tomara entre dos y cinco anos. Si alguno de los numerosos paises participantes tiene objeciones, ambientales o comerciales, cabe pensar en plazos incluso mayores.

Al respecto, Bolsonaro puntualizo: <<Entendemos la importancia de la Amazonia para el mundo, pero la Amazonia es nuestra ... Ustedes quieren que los indigenas continuen como en la prehistoria, sin acceso a la tecnologia, informacion y las maravillas de la modernidad. Los indigenas quieren trabajar, quieren producir, pero no pueden>>. Por su parte, el general (r) Augusto Heleno, ministro del Gabinete de Seguridad Institucional que se desempeno como jefe del Comando Militar de la Amazonia, respondio desafiante: <<?Quien tiene moral para hablar de la conservacion del medio ambiente de Brasil?>>.

EL BOSQUE ES VIDA

Las actividades humanas causan emisiones anuales del orden de 40 giga toneladas de C[O.sub.2]. La mitad de esos gases se estaciona en la atmosfera mientras que el restante es absorbido y almacenado por oceanos y bosques. Hay dos vias principales para mitigar y combatir el calentamiento global: la primera, utilizar menos carbon, petroleo y gas (en ese orden), y la segunda, detener la deforestacion.

Segun Nicholas Stern, autor del informe comisionado por el gobierno britanico en el 2006 sobre las proyecciones del costo del cambio climatico, frenar y aminorar la deforestacion es un medio rentable para reducir las emisiones de GEI. Las emisiones resultantes del raleo forestal son altas y se calcula que representan mas del 18 por ciento de las emisiones globales. Es un porcentaje superior al producido por el transporte a nivel mundial. En el informe se preciso que <<el coste de oportunidad de la proteccion forestal, en ocho paises responsables por el 70 por ciento de las emisiones, podria ascender a unos cinco mil millones de dolares anuales>>: se trata de una caja chica, comparada con la devastacion de los desastres causados por el cambio climatico.

NACIONALISMOS MEZQUINOS

El calentamiento global es un fenomeno natural cuyas causas son politicas. Brasil es una prueba al canto. El presidente Luiz Inacio Lula da Silva aprobo una ley, en 2009, que regularizaba la posesion de tierras en un area superior a la superficie de Francia. La disposicion, que en los hechos constituyo un blanqueo, favorecio a pequenos agricultores, pero excluyo a propietarios ausentes y grandes empresas. A la par, el gobierno asumio medidas para frenar la deforestacion, que tuvieron cierto exito. Hoy, Bolsonaro abre de par en par las compuertas de la Amazonia que equivale a la mitad de Europa. La cuenca amazonica posee mas del 20 por ciento del agua dulce del planeta y contiene su mayor reserva biogenetica.

En una epoca de auge del nacional populismo, en el que sobresalen Trump y Bolsonaro, prosperan nacionalismos mezquinos. Cada cual busca ventajas sin importar su impacto sobre el conjunto. Esta mentalidad, expresion de una filosofia de crecimiento a cualquier costo, fue expresada hace algun tiempo por un alto mando brasileno: <<En Brasil llevamos cien anos de atraso en relacion con los Estados Unidos. El desarrollo del Amazonas es simplemente parte de nuestro proceso, de la misma manera que los gobiernos estadounidenses poblaron el Oeste americano en el siglo XIX>>.

La ausencia de una voluntad internacional para enfrentar el reto es patente. En la primera linea estan los escepticos climaticos, como el gobierno de Estados Unidos, Brasil y Australia. Atras estan los que reconocen el problema, pero hacen poco al respecto, como Chile. El tema climatico deja al descubierto la ausencia de una gobernanza mundial. Todos pierden, pero las poblaciones mas carenciadas, las que no tienen los medios para enfrentar los cambios y adaptarse a las nuevas condiciones, son las mas perjudicadas.

Hace algunas decadas en Estados Unidos se postulo convertir a la Amazonia en patrimonio de la humanidad. Es una idea que puede volver al tapete. Cabe recordar las palabras de Nicholas Stern: <<El cambio climatico representa un reto unico para la economia, pudiendo afirmarse que es el mayor y mas generalizado fracaso del mercado jamas visto en el mundo>>. No basta con argumentar que otros hicieron lo mismo en el pasado. A fin de cuentas, dos males no hacen un bien. Para Brasil, la forma mas efectiva de preservar su soberania amazonica es proteger la mayor reserva verde planeta.

Raul Sohr | Analista internacional
COPYRIGHT 2019 Residencia San Roberto Bellarmino
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:COMENTARIO INTERNACIONAL
Author:Sohr, Raul
Publication:Mensaje
Date:Aug 1, 2019
Words:2227
Previous Article:Tomarse la <> en serio.
Next Article:Quince valientes propuestas para el Sinodo de la Amazonia: De la ordenacion de ancianos casados a la traduccion de la Biblia a lenguas indigenas: el...

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters