Printer Friendly

El (des)conocido impresor de Sermon en lengua de Chile (1621).

El trabajo con un texto no contemporaneo exige la comprension global de dicha unidad de comunicacion, lo que implica la contextualizacion adecuada de sus condiciones de produccion y de su tradicion de texto y discurso. Pretendemos seguir esta premisa en la descripcion de Sermon en lengua de Chile (en adelante, SLCh) de Luis de Valdivia, el primer sermonario bilingue conocido en mapudungun (la lengua de los mapuches) y espanol, que constituye, por tanto, una valiosa fuente de documentacion de la conquista espiritual mapuche. Esta obra se inserta en la ejecucion de la "guerra defensiva," metodo politico-belico que propuso su autor.

Sin embargo, no contabamos con el dato del impresor, debido a una mutilacion que perjudica el pie de imprenta en la portada del unico ejemplar con que contamos, ubicado en la Biblioteca Nacional de Chile. Si conociamos el ano de impresion (1621) y la ciudad (Valladolid, Espana), gracias a la informacion de su "licencia eclesiastica." En este trabajo informamos sobre una investigacion que nos condujo a determinar al impresor de la obra (Cancino cabello, El Tercero), a partir de un cruce de datos entre las imprentas vallisoletanas del siglo XVII y las condiciones personales del autor durante la produccion del sermonario. Ademas, comparamos la tipografia de las letras capitulares usadas en uno de los trabajos del impresor, con las de SLCh y concluimos que coinciden.

Quienes nos ocupamos por los libros del pasado usualmente percibimos ciertas "ausencias" dificiles de reconstruir, que diferencian nuestra labor de aquella centrada en la sincronia actual. Por este motivo, ofrecemos la metodologia empleada para completar ese "vacio" en el impreso. Para tener un panorama mas amplio sobre aquel, senalamos sus antecedentes de produccion y describimos su posicion en la tradicion de la oratoria sagrada americana. Con lo anterior, presentamos una interpretacion de la obra que la considera como producto de una situacion de enunciacion con la cual, al mismo tiempo, interactua.

ALGUNOS ANTECEDENTES

Cuando los primeros jesuitas llegaron a Santiago de Chile en 1593 (entre quienes iba Luis de Valdivia) se encontraron con un sistema social desequilibrado, producto de la esclavitud indigena y las pretensiones economicas de los conquistadores (Techo). En este escenario, los religiosos se repartieron las tareas segun la pertenencia etnica de feligreses y evangelizados. Valdivia se hizo cargo de la conversion de los mapuches y aprendio su idioma (Foerster, Jesuitas 49-50); posteriormente misiono en el sur de Chile, donde comprendio la dificultad de evangelizar en medio del enfrentamiento belico entre hispanos y mapuches (Valdivia, Arte). Por ello, promovio la guerra defensiva: los espanoles no atacarian a los indigenas, salvo en caso de que estos lo hicieran primero. Ademas, se buscaria la "conquista espiritual" mapuche mediante un sistema de "parlamentos" en los cuales se estableceria un dialogo entre autoridades coloniales y nativas. Asimismo, el jesuita se opuso al "servicio personal" que los mapuches debian tributar a los encomenderos (Valdivia, Memorial 90-98), pues, a su juicio, los naturales reaccionaban ante los agravios a los que eran sometidos (Valdivia, Carta 145).

Valdivia elaboro sus ideas cuando regreso a Peru, en 1601 o 1602. Alli contacto con los virreyes, quienes mostraron interes por sus teorias y lo enviaron a Chile en 1605 para exponer la propuesta a los indigenas y ofrecerles la paz. Sin embargo, por aquella epoca, el gobernador, Alonso Garcia Ramon, recibia el refuerzo de las huestes para enfrentarse a los mapuches (Foerster, Jesuitas 105). Este tipo de "ordenes cruzadas" era frecuente, debido a las dificultades en las comunicaciones y porque La Araucania era un area marginal para el imperio espanol: sin etnias con una estructura sociopolitica familiar para los espanoles (como mayas, incas y aztecas) (Beauchesne 17), esta ultima frontera del sur, habitada por "barbaros," usualmente fue desatendida. La corona si la considero cuando vio en peligro sus intereses: en primer lugar, porque, en su logica de subordinacion, no podia aceptar el belicismo mapuche (salinas 115); en segundo lugar, porque esta zona ofrecia una entrada al continente a adversarios extranjeros, quienes podian aliarse con los mapuches (Diaz 321).

En medio de las tensiones entre Valdivia y Garcia ramon, los indigenas de Tucapel asesinaron a un grupo de soldados espanoles, por lo que se decidio reforzar el ejercito. Ante ello, el jesuita acudio al Marques de Montesclaros, virrey desde 1607, quien lo apoyo pero solicito la opinion del rey. Por ello, Valdivia y un representante de Garcia ramon viajaron a defender sus planteamientos a Madrid. Finalmente, el monarca acepto la propuesta del sacerdote y nombro a un nuevo gobernador, Alonso de Ribera. Valdivia tambien consiguio el apoyo del Papa, Pablo V, y del preposito General jesuita, Claudio Aquaviva (Diaz 144).

En 1611, Valdivia, ya en Chile, logro acuerdos de paz con varios grupos mapuches, pero, a finales de 1612, su tarea se desestabilizo debido al asesinato, en Elicura, de tres jesuitas por las tropas del cacique Angananmon, cuyas esposas se habian convertido al cristianismo y habian huido. Aunque otros misioneros fueron asesinados antes por mapuches, estas muertes desataron una serie de cuestionamientos sobre la guerra defensiva (Foerster, Jesuitas 112).

En 1617 fallecio Alonso de Ribera y lo reemplazo Lope de Ulloa, quien continuo la guerra defensiva. Sin embargo, la compania comenzo a negar su apoyo a Valdivia, principalmente, debido a los sucesos de Elicura. Aquaviva, el general que lo apoyaba, habia muerto y en su lugar estaba Muzio Vitelleschi, con quien no establecio las mismas relaciones (Diaz 300).

Tras la crisis y en medio de cuestionamientos, Valdivia viajo en 1619 a Espana para solicitar la mantencion de la guerra defensiva, pero la compania decidio, en 1621, enviarlo a Valladolid (Astrain, Historia ... V 322). sobre la causa de esta resolucion, existen opiniones diversas: Astrain indica que Valdivia no habria sido discreto al tratar algunos temas de la compania, y su lejania ponia fin a las maledicencias de los enemigos (Historia ... V 451); segun garcia ahumada, su salida se produjo para evitar la persecucion de los encomenderos (14); para Diaz, su presencia en Chile ya no se justificaba, pues Lope de Ulloa apoyaba la guerra defensiva y la actuacion politica de Valdivia sobrepasaba lo eclesial (302).

El religioso llego a Valladolid entre marzo y abril de 1621, donde, pocos meses despues, imprimio SLCh. Alli cumplio la funcion de prefecto de estudios del Colegio de San Ambrosio, entre 1621 y 1627. Posteriormente, desde 1628, fue director de la congregacion de sacerdotes en el Colegio de San Ignacio (Arranz 156), cargo que ocupo hasta su muerte, en 1642.

En tanto, en Chile, Ulloa pronto protesto ante la corona a favor de los encomenderos. En 1620 lo sucedio Cristobal de la Cerda, que se alejo del metodo valdiviano, debido a los levantamientos mapuches y a la ausencia de promotores de dicha estrategia (el grupo que apoyaba a Valdivia desaparecio tras su permanencia en Espana). En 1622 asumio cargo en lima el virrey diego Fernandez de cordoba y Bobadilla, quien no recibio indicaciones sobre la guerra defensiva, por lo que la indecision marco sus primeros meses de mandato. en el contexto internacional, se reanudo el conflicto de Espana con Holanda, se iniciaba otro con Inglaterra y comenzaron los primeros choques con Francia previos a la guerra de 1635. Sin embargo, lo que finalmente motivo el termino de la guerra defensiva fue la presencia holandesa en aguas del Pacifico, ante cuya amenaza el abandonado puerto de Valdivia adquiria una importancia geopolitica, pues era una via de acceso al continente. Para llegar hasta alli habia que traspasar el territorio mapuche. Por tanto, en 1625, Felipe IV abolio la guerra defensiva y autorizo la esclavitud de los indigenas capturados en guerra (Diaz 321).

SLCH EN LA ORATORIA SAGRADA AMERICANA

En America, los religiosos pronto se percataron de las ventajas de catequizar a los indigenas en lenguas vernaculas, e iniciaron su estudio y divulgacion. para ello elaboraron tratados linguisticos y obras catequeticas para facilitar la conversion y la administracion sacramental, entre las que se encontraba el sermon. Particularmente, los jesuitas vieron en los sermones un vehiculo privilegiado para el provecho religioso y para traspasar su legado cultural; manejaron diestramente la preceptiva retorica, en su deseo por educar, catequizar y modificar costumbres (Perez 30-39).

Ademas de contar con la tradicion sermonaria de la Iglesia y de su orden, Valdivia tenia los modelos que ofrecian los complementos pastorales del III concilio de Lima (1582-1583): Doctrina cristiana y catecismo para instruccion de los indios (1584), Confesionario para los curas de indios (1585) y Tercero Catecismo (en adelante, TC) (1585). Con ellos se habia pretendido unificar y divulgar la doctrina entre la feligresia indigena del arzobispado limense (Tineo 18), del cual dependia la iglesia chilena. Se publicaron en espanol, quechua y aymara, y se ordeno su traduccion a los demas idiomas nativos de la archidiocesis.

Valdivia imprimio en 1606, en Lima, Arte y gramatica de la lengua general que corre por todo el Reino de Chile. Contiene un tratado gramatical y otro lexicografico sobre el mapudungun. Ademas, ejecuta, en su zona, las disposiciones conciliares, pues presenta una traduccion de complementos pastorales (confesionario, doctrina y catecismo).

Como hemos mencionado, una vez en Valladolid, el jesuita imprime SLCh, en 1621, para facilitar la predicacion en tierras mapuches. La obra corresponde a una adaptacion para la cultura mapuche y a una traduccion a su idioma de los primeros 9 sermones de los 31 que conforman el TC (cancino Cabello, Recursos). Pese a que cumplia con las directrices del III concilio y aseguraba, de ese modo, la difusion del sermonario, Valdivia no menciona que se trata de una adaptacion, hecho que resulta--al menos--curioso.

La dependencia del modelo es evidente, empezando por el tipo textual escogido. En efecto, el "proemio" del TC informa que la obra esta dirigida a indigenas que tuvieran conocimientos sobre la doctrina y que su objetivo es persuadirlos a creer sus contenidos (Concilio Provincial de Lima 5v). Se escoge el sermon, entonces, porque tiene una finalidad argumentativa, relacionada con la conversion: convencer sobre el cristianismo y promover comportamientos afines a esta fe. En este sentido, el discurso sermonario intercultural de la colonia continua la propuesta de san Agustin sobre la relacion entre retorica y contenidos cristianos, la misma que habia adoptado la institucionalidad catolica ya en el siglo IV (Murphy).

La unica referencia que hallamos sobre un posible envio de SLCh a Chile lo entrega Ramirez (86), que asegura que la edicion llego integra a concepcion, la diocesis mas importante del sur de Chile. Esto, sin embargo, no nos consta. Ahora bien, en caso de haber llegado y aunque el estar traducida al mapudungun promoveria su uso, no estaba concebida para ser "base" en el proceso de cristianizacion.

Ademas, en concepcion circulaban dos textos doctrinales. Uno era el catecismo del mismo Valdivia (Arte), que "unifico y divulgo la doctrina," por lo que se convirtio en el texto preferido para la evangelizacion (Ramirez 87). por otra parte, en 1623, llego a la diocesis el obispo Luis Jeronimo de ore, con su propio catecismo, Symbolo Catholico indiano, de 1598, escrito en quechua y aymara. Aunque no parece haberse traducido al mapudungun, su uso habria influido en la disminucion del impacto del sermonario valdiviano (Garcia ahumada 13).

A finales del siglo XIX, Jose Toribio medina encontro un ejemplar de SLCh, mediante el filipinologo Wenceslao Emilio Retana y que era propiedad del bibliografo Jose sancho rayon. Segun Lenz, antes de que apareciera este impreso se presuponia su existencia, pues otros autores (como los misioneros Andres Febres o Bernardi Havestadt) conocian este trabajo, aunque no se sabia el titulo exacto de la obra (XXXIV-XXXV). (1)

Medina lo reimprimio en 1897 en la Imprenta Elseviriana de Santiago de Chile, con el titulo Nueve sermones en lengua de Chile por el P. Luis de Valdivia de la compania de Jesus. Reimpresos a plana y renglon del unico ejemplar conocido y precedidos de una bibliografia de la misma lengua. En sus 150 paginas contiene una advertencia, un prologo, una bibliografia de la lengua araucana, y la copia a plana y renglon. Con esta clase de edicion se busca fidelidad al original, de modo que se usan caracteres tipograficos similares y se mantienen los errores en espanol y mapudungun (medina v-vi).

LA PORTADA MUTILADA

En la epoca de SLCh, era usual que los libros tuvieran un amplio aparato paratextual, pues era obligatorio que los documentos que avalaban la edicion se incluyeran en el volumen (Reyes 208); tambien se incorporaban dedicatorias y proemios. En particular, los sermonarios solian presentar, ademas, indices de autores y materias, lugares de escritura, sentencias de filosofos, esquemas para sermones (Herrero 341-46). Al final del impreso se podia incorporar un colofon con datos de la publicacion (Arevalo 70). Por lo anterior, llama la atencion la ausencia de varios componentes paratextuales en SLCh.

En primer lugar hallamos la portada principal, que debiera contener la informacion completa sobre la obra: titulo, mencion de la responsabilidad, mencion de la publicacion (pie de imprenta) (Garcia Ejarque 34), de acuerdo con una practica legalmente establecida desde el siglo XVI (Marsa, La imprenta 29). Sin embargo, no podemos comprobar que esta se cumpla, debido a que la portada esta mutilada en su parte inferior (Imagen 1). Ademas del titulo, aparecen los datos del autor, perjudicados por el dano en la pagina.

La edicion de Medina (de 1897) intenta reconstruir la portada. Para ello se introduce un supuesto escudete jesuita y los datos de la licencia (Imagen 2): "Impreso en Valladolid, ano de 1621." sin embargo, tampoco hay informacion sobre el impresor. De hecho, ni los estudiosos de las obras de Luis de Valdivia (Mitre y Medina) o de su biografia (Zapater; Foerster, Historia y Jesuitas; Diaz) han localizado al impresor de SLCh, ni los catalogos sobre bibliografia espanola e hispanoamericana (cejador y Frauca; Palau y Dulcet; Alcocer y Martinez; Marsa, Materiales) registran esta informacion, pese a que han utilizado las fuentes mas amplias sobre la imprenta vallisoletana de la epoca.

Por otra parte, contamos con la "licencia," de caracter eclesiastico, en la vuelta de la portada (Imagen 3). La otorgo Enrique, obispo de Valladolid, el 8 de octubre de 1621, y cuenta con: titulo, cuerpo en forma binaria (licencia para imprimir y los motivos, expuestos brevemente) y firma del autorizante. Habitualmente, si el autor pertenecia a alguna orden, se requeria tambien la autorizacion del superior jerarquico (Martinez 67), pero esta no existe en el sermonario, posiblemente debido a la compleja situacion de Valdivia con la compania.

Gracias a unas lineas ubicadas despues de la licencia, creemos que en el resto de la pagina hubo una tabla con los titulos de los sermones, ya que el texto que se alcanza a leer coincide con los nombres de los dos primeros: "Sermon primero, de la inmortalidad del alma, y como ay otra vida defpues de esta, y en ella premio a los buenos, y caftigo eterno a los malos para fiempre" y "Sermon segvndo de la gravedad del pecado, por lo mucho que a Dios ofende y al hombre dana, y por los caftigos que Dios ha hecho en efte mundo por los pecados."

EN BUSQUEDA DEL IMPRESOR

En nuestra investigacion sobre SLCh, consideramos necesario completar la informacion sobre el impresor de la obra, pues este ejercicio permite reconstruir las condiciones de elaboracion del texto, ya que, recordemos, el autor estaba alejado de las decisiones sobre Chile y sus relaciones con la orden eran criticas. Por otra parte, conocer al impresor es un aporte para develar los mecanismos de produccion del saber, los cuales, en este caso, se orientan a controlar el contacto intercultural hispano-mapuche desde la posicion de los conquistadores, a traves de la evangelizacion. Sostenemos lo anterior porque las obras catequeticas en idiomas vernaculos fueron fundamentales para el ejercicio del poder eclesial sobre la que se consideraba como nueva feligresia, pero tambien sobre los propios misioneros, ya que mediante los textos se les informaba acerca de los contenidos a tratar y se ejemplificaban los mecanismos discursivos que debian emplear ante el auditorio indigena.

En pos del objetivo, nuestra primera tarea consistio en determinar que impresores podrian haber coincidido con el autor en la epoca y en la ciudad de publicacion. Segun la compilacion de Alcocer y Martinez (341 y ss.), en 1621, en Valladolid existian los siguientes impresores: Juan de Molina, Jeronimo de Murillo, Juan de Rueda y la familia cordoba, que podia figurar como Francisco de cordoba o como Francisca de los Rios, su viuda.

Nos detuvimos en la produccion de cada uno y descubrimos que, de ellos, Jeronimo de Murillo imprimio en 1621 dos sermonarios, de Fernando de la Bastida y de Fernando de olea. Segun Astrain, ambos eran jesuitas (Historia ... II 456-59). Aunque este dato no es decisivo (en el siglo XVII era abundante la produccion religiosa, especialmente, la jesuitica), nos lleva a pensar que este impresor tuvo alguna relacion con la orden y con este tipo textual (o, al menos, con las obras eclesiasticas). Por lo anterior, iniciamos una investigacion sobre su persona.

Esta nos llevo a determinar que Jeronimo de Murillo fue uno de los impresores importantes del siglo XVII castellano, ya que monto una imprenta grande, en la cual llego a tener a varios trabajadores; asimismo, establecio lazos con grupos de poder de la epoca (Rojo 38). Aunque ejercio en varias ciudades espanolas--como Astorga (1624), Toro (1630), Segovia (1630-1632) y Arevalo (1644-1645) -, su sede central funciono en Valladolid, en la calle de la Libreria, desde 1610 hasta 1652, y, en efecto, produjo principalmente obras religiosas. Presto servicios para varias instituciones, como el Monasterio de Nuestra senora del prado, la Real chancilleria y la universidad. para nuestro interes, descubrimos que tambien trabajo para el colegio de san ambrosio de la compania de Jesus (Delgado 207), donde Valdivia era prefecto de Estudios en 1621, al momento de publicarse SLCh. De este modo, autor e impresor habrian coincidido en el mismo colegio.

Por este motivo, decidimos conocer el trabajo de Murillo a traves de sus impresos. Entre aquellos que pudimos consultar, se encuentra Remissiones doctorvm qvi varia loca concilii tridentini incidenter tractarvnt de augustino Barbosa, del mismo ano de 1621, ubicado en el Fondo antiguo de la universidad de sevilla. Tanto en esta obra como en SLCh hallamos dos letras capitulares, "c" y "s" (Imagenes 4 y 5, respectivamente), las cuales son identicas en ambos impresos, segun se puede constatar:

Estos tipos capitulares de letras mayusculas, de mayor tamano que el resto, ubicadas al inicio de un parrafo, se eligen por criterios esteticos (Martin Montesinos y mas Hurtuna 423) y pueden considerarse "marcas diferenciales" de cada impresor. Esta coincidencia indica que ambas obras se imprimieron con los mismos tipos y, posiblemente, en la misma imprenta.

Con esta informacion, los datos sobre el impresor y la posicion de Valdivia en el colegio de san Ambrosio en 1621, proponemos que SLCh fue impreso por Jeronimo de murillo. Este hecho es importante para la historia del libro hispanoamericano, pues aporta al conocimiento de la produccion escrita del jesuita y al estudio del texto como objeto material.

CONCLUSIONES

La impresion de SLCh es una de las tantas consecuencias del uso de la palabra en la evangelizacion americana, porque recoge la tradicion de la oratoria sagrada en lenguas indigenas y porque sigue los lineamientos del III Concilio de Lima. Pese a que no se menciona su vinculacion con el TC de los complementos pastorales, cumple las directrices conciliares.

En este trabajo, nos centramos en la busqueda del impresor de la obra. Indagaciones al respecto nos condujeron a determinar que, con toda probabilidad, Jeronimo de Motillo fue el encargado de imprimir el sermonario, pues prestaba servicios para el Colegio de San ambrosio, el mismo en el que Valdivia ejercia como prefecto de Estudios en 1621. En una comparacion tipografica de dos letras capitulares de SLCh con las que aparecen en una obra impresa por Murillo, concluimos que son coincidentes, por lo que reafirmamos la idea de que este ultimo fue el responsable del sermonario valdiviano. Este hecho es indicativo de los mecanismos de produccion bibliografica al interior de la Compania, pues fue en su seno donde Valdivia encontro el medio de edicion, pese al dificil momento que atravesaba su relacion con la orden.

Con esta investigacion buscabamos colaborar en los estudios de la historia del libro antiguo, por su importancia para el rescate de la memoria y la comprension de los mecanismos de conformacion de las relaciones sociales (y, por tanto, culturales). En nuestro caso, nos referimos a aquellas que configuraron el contacto interetnico asimetrico entre hispanos (desde una posicion de conquista) y mapuches. El estudio bibliografico se extiende, entonces, a la historia de las relaciones de conquista en la America colonial.

Por otra parte, quisimos ofrecer un metodo de busqueda a otros investigadores que se enfrenten a "ausencias" bibliograficas, tan comunes en el trabajo con este tipo de materiales. Vemos en este vinculo una muestra de la interdisciplinariedad entre las ciencias preocupadas por la produccion humana y social, ya que esta no es fruto de la homogeneidad de las acciones, sino de la interaccion de las mismas, siempre en contextos historicamente situados y en constante cambio. Creemos que en este punto radica el aporte de esta investigacion: desde lo externo (el contexto) al texto y desde el texto a la historia del libro.

UNIVERSIDAD DE PLAYA ANCHA

OBRAS CITADAS

Agustin, san. "sobre la Doctrina Cristiana" (396-97, 426-27). Obras de San Agustin, XV. Ed. Balbino Martin. Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos, 1969, 43-285.

Alcocer y Martinez, Mariano. Catalogo razonado de obras impresas en Valladolid: 1481-1800. Valladolid: Casa social Catolica, 1926.

Arevalo, Victor. Diccionario de terminos archivisticos. Buenos Aires: sur, 1998.

Arranz, Inigo. "Las Casas profesas de la Compania de Jesus: centros de actividad apostolica y social. La Casa profesa de Valladolid y Colegio de san Ignacio (1545-1767)." cuadernos de Historia Moderna 28 (2008): 125-63.

Astrain, Antonio. Historia de la Compania de Jesus en la asistencia a Espana, III. Madrid: Razon y Fe, 1909.

--. Historia de la compania de Jesus en la asistencia a Espana, V. Madrid: Razon y Fe, 1916.

Barbosa, Augustino. Remissiones doctorvm qvi varia loca concilii tridentini incidenter tractarvnt. Valladolid: Jeronimo de Murillo, 1621.

Beauchesne, Kim. Vision periferifa. Marginalidad y colonialidad en las cronicas de America Latina (siglos XVI-XVII y XX-XXI). Madrid / Frankfurt am Main: Iberoamericana / Vervuert, 2013.

Cancino Cabello, Nataly. "Recursos pragmalinguisticos y textuales de la argumentacion: sermon en lengua de Chile de Luis de Valdivia (1621)." Tesis doctoral. Universidad de Sevilla, 2013.

--. "El Tercero catecismo del III Concilio de Lima: un modelo textual para la evangelizacion americana." actas del ix congreso Internacional de historia de la lengua espanola, II. Ed. Jose Maria Garcia Martin. Madrid / Frankfurt am Main: Iberoamericana / Vervuet, 2015, 1947-60.

Cejador y Frauca, Julio. Historia de la lengua y la literatura castellana. Madrid: Archivos, Bibliotecas y Museos, 1916.

Concilio Provincial de Lima. Tercero cathecismo y exposicion de la Doetrina Christiana, por Sermones. Para qve los cvras y otros miniftros prediquen y enfenen a los Yndios y a las demas perfonas. Conforme a los qve en el sancto concilio Prouincial de Lima fe proueyo. Lima: Antonio Ricardo, 1585.

Delgado, Juan. Diccionario de impresores espanoles (siglos XV-XVII). Madrid: Arco/Libros, 1996.

Diaz, Jose Manuel. Razon de Estado y buen gobierno. La Guerra Defensiva y el imperialismo espanol en tiempos de Felipe III. Sevilla: Universidad de Sevilla, 2010.

Foerster, Rolf. Historia de la evangelizacion del pueblo mapuche. Santiago: Centro Ecumenico Diego Medellin, 1994.

--. Jesuitas y mapuches: 1593-1767. Santiago: Universitaria, 1996.

Garcia Ahumada, Enrique. "Luis de Valdivia, nuestro primer catequista." Anuario de Historia de la Iglesia en Chile 13 (1995): 9-16.

Garcia Ejarque, Luis. Diccionario del Archivero Bibliotecario. Gijon: Trea, 2000.

Herrero, Felix. La oratoria sagrada espanola. Siglos XVI y XVII. Madrid: Fundacion universitaria espanola, 1996.

Lenz, Rodolfo. Estudios araucanos. Santiago de Chile: Cervantes, 1895-1897.

Marsa, Maria. La imprenta en los siglos de Oro (1520-1700). Madrid: Iberica, 2001.

--. Materiales para una historia de la imprenta en Valladolid (siglos XVI y XVII). Leon: Universidad de Leon, 2007.

Martin Montesinos, Jose Luis y Montse Mas Hurtuna. Manual de tipografia: del plomo a la era digital. Valencia: Campgrafic Editors, 2001.

Martinez, Jose. Diccionario de Bibliologia y ciencias afines. Madrid: Fundacion German Sanchez Ruiperez, 1989.

Medina, Jose Toribio. "Advertencia." Nueve sermones en lengua de Chile por el P. Luis de Valdivia de la compania de Jesus. Reimpresos a plana y renglon del unico ejemplar conocido y precedidos de una bibliografia de la misma lengua. Ed. Jose Toribio Medina. Santiago: Elseviriana, 1897, vi-vi.

Mitre, Bartolome. Lenguas americanas. Estudio bibliografico-linguistico de las obras del P. Luis de Valdivia sobre el araucano y el allentiak, con un vocabulario razonado del allentiak. La Plata: Talleres de Publicaciones del Museo, 1894.

Murphy, James. "El fin del mundo antiguo: la segunda sofistica y San Agustin." sinopsis historica de la retorica clasica. Ed. James Murphy. Madrid: Gredos, 1989, 246-57.

Palau y Dulcet, Antonio. Manual del librero hispanoamericano. Bibliografia general espanola e hispanoamericana desde la invencion de la primera imprenta hasta nuestros tiempos con el valor comercial de los impresos, XXV. 1923. Barcelona/Oxford: Antonio Palau Dulcet /The Dolphin Book, 1973.

Perez, Manuel. Los cuentos del predicador, historias y ficciones para la reforma de costumbres en la Nueva Espana. Madrid / Frankfurt /Mexico: Universidad de Navarra / Iberoamericana / Vervuet / Bonilla Artigas, 2011.

Ramirez, Carmen Luz. "Algunos aspectos de la catequesis parroquial del siglo XIX en Chile." Anuario de Historia de la Iglesia en Chile 15 (1997): 79-100.

Reyes, Fermin. El libro en Espana y America: legislacion y censura. Siglos XV-XVIII, 1. Madrid: Arco/Libros, 2000.

Rojo, Anastasio. Impresores, libreros y papeleros en Medina del Campo y Valladolid. Siglo XVII. Salamanca: Junta de Castilla y Leon, 1994.

Salinas, Maximiliano. "El evangelio, el imperio espanol y la opresion contra los mapuches: el padre Luis de Valdivia en Chile, 1593-1619." Misticismo y violencia en la Temprana Evangelizacion de Chile. Jorge Pinto, Maximiliano Salinas y Rolf Foerster. Temuco: Universidad de La Frontera, 1991, 71-167.

Techo, Nicolas del. Historia de la Provincia del Paraguay de la Compania de Jesus. 1673. Asuncion: Centro de Estudios Paraguayos, 2005.

Tineo, Primitivo. Los concilios limenses en la evangelizacion latinoamericana. Labor organizativa y pastoral del Tercer Concilio Limense. Pamplona: Universidad de Navarra, 1990.

Torres Saldamando, Enrique. Los antiguos jesuitas del Peru. Biografias. Apuntes para su historia. Lima: Liberal, 1882.

Valdivia, Luis de. Arte, y gramatica general de la lengva que corre en todo el Reyno de Chile, con vn Vocabulario, y Confeffionario. Compueftos por el Padre Luys de Valdivia, de la Compania de Jefus, en la Prouincia del Piru. Ivntamente con la Doctrina Chrisftiana y Cathecifmo del Concilio de Lima en Efpanol, y dos traducciones del en la lengua de Chile, que examinaron y aprobaron los dos Reverendifsimos fenores de Chile, cada qual la de fu Obifpado. Lima, Francisco del Canto, 1606.

--. "Carta a Felipe III, 20 de septiembre de 1612." 1612. El alma en la palabra. Escritos ineditos del P. Luis de Valdivia. Ed. Jose Diaz. Santiago: Universidad Alberto Hurtado/PUCCh, 2011, 142-51.

Valdivia, Luis de. "Memorial a Luis de Velasco y el Conde de Monterrey." 1604. El alma en la palabra. Escritos ineditos del P. Luis de Valdivia. Ed. Jose Diaz. Santiago: universidad Alberto Hurtado/PUCCh, 2011, 85-99.

--. Nueve sermones en lengua de Chile por el P. Luis de Valdivia de la Compania de Jesus. Reimpresos a plana y renglon del unico ejemplar conocido y precedidos de una bibliografia de la misma lengua. 1621. Ed. Jose Toribio Medina. Santiago de Chile: Elseviriana, 1897.

--. Sermon en lengva de Chile, de los mysterios de nvestra santa fe catholica, para dedicarla a los indios infieles del reyno de Chile, dividido en nveve partes pequenas, acomodadas a fu capacidad. Valladolid: [Jeronimo de Murillo], 1621.

Zapater, Horacio. La busqueda de la paz en la guerra de Arauco: padre Luis de Valdivia. Santiago de Chile: Andres Bello, 1992.

(1) Torres saldamando habia informado sobre un volumen de Valdivia, Misterium fidei, en mapudungun, pero no queda claro si se refiere al catecismo de 1606 o al sermonario (203).

Leyenda: Imagen 1: Portada de SLCh

Leyenda: Imagen 2: portada de la edicion de Medina (1897) de SLCh

Leyenda: Imagen 3: Licencia de SLCh

Leyenda: Imagen 4a: letra capitular "c," barbosa (s/p)

Leyenda: Imagen 4b: letra capitular "c," Valdivia (Sermon 30)

Leyenda: Imagen 5a: letra capitular "s," barbosa (5r)

Leyenda: Imagen 5b: letra capitular "s," Valdivia (Sermon 69)
COPYRIGHT 2016 University of North Carolina at Chapel Hill, Department of Romance Languages
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2021 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Cancino Cabello, Nataly
Publication:Romance Notes
Date:Nov 1, 2016
Words:4699
Previous Article:The cornelian ethics of flight and the case of Horace.
Next Article:I want you to want me: Amazonian love and conquest.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2022 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |