Printer Friendly

Effect of collection season and plant organ on the metal content of Amaranthus dubius Mart. ex Thell./Efecto de la epoca de recolecta y organo de la planta sobre el contenido de metales de Amaranthus dubius Mart. ex Thell./Efeito da epoca de colheita e orgao da planta sobre o conteudo de metais de Amaranthus dubius Mart. ex Thell.

SUMMARY

Amaranth (Amaranthus dubius Mart. ex Thell.) is used as forage in the diet of sheep, goats, pigs and cattle, and is also reported as weed in various commercial crops. Its metal content was evaluated in leaves, stems and panicles of plants collected in the rainy and dry seasons. The plants were grown in the town of Merecure, Acevedo Municipality, Miranda state, Venezuela. The concentration of Ca, Mg, Zn, Fe, Cu, Al, Cd, Pb and Hg were evaluated by atomic absorption spectroscopy, and Na and K by flame photometry. The values found were higher than those reported in other studies in the same as well as other species of amaranth. The major metals were Ca, K, Al, Mg and Fe. Traces of Hg were detected, while the presence of Cd and Pb was not detected. Metal accumulation differed among plant organs, and was influenced by the collection season when.

RESUMO

O amaranto (Amaranthus dubius Mart. ex Thell.) e utilizado como planta forrageira na alimentacao de ovinos, caprinos, porcinos e bovinos, alem, de ser relatada como arvense em diversos cultivos comerciais. Avaliou-se o conteudo metais em folhas, caules e paniculas de amaranto colhido na epoca de chuva e seca. As plantas foram cultivadas na populacao de Merecure, municipio Acevedo, estado Miranda, Venezuela. Determinou-se a concentracao de Ca, Mg, Zn, Fe, Cu, Al, Cd, Pb e Hg por espectroscopia de absorcao atomica e Na e K por fotometria da chama. Os valores encontrados foram superiores aos relatados por outros investigadores na mesma e em outras especies de amaranto. Os metais maioritarios foram Ca, K, Al, Mg e Fe. Detectou-se tracos de Hg e nao se evidenciou a presenca de Cd e Pb. A acumulacao de metais foi heterogenea entre os orgaos da planta e esteve influenciada pela epoca de colheita.

RESUMEN

El amaranto (Amaranthus dubius Mart. ex Thell.) es utilizado como planta forrajera en la alimentacion de ovinos, caprinos, porcinos y bovinos, ademas, de ser reportada como arvense en diversos cultivos comerciales. Se evaluo el contenido de metales en hojas, tallos y paniculas de amaranto recolectado en epoca lluviosa y seca. Las plantas fueron cultivadas en la poblacion de Merecure, municipio Acevedo, estado Miranda, Venezuela. Se determino la concentracion de Ca, Mg, Zn, Fe, Cu, Al, Cd, Pb y Hg por espectroscopia de absorcion atomica y Na y K por fotometria de llama. Los valores encontrados fueron superiores a los reportados por otros investigadores en la misma y en otras especies de amaranto. Los metales mayoritarios fueron Ca, K, Al, Mg y Fe. Se detecto trazas de Hg y no se evidencio la presencia de Cd y Pb. La acumulacion de metales fue heterogenea entre los organos de la planta y estuvo influenciada por la epoca de recolecta.

PALABRAS CLAVE / Amaranthus dubius / Epoca de Recolecta / Metales / Organo Vegetal /

Recibido: 02/05/2010. Modificado: 06/04/2011. Aceptado: 14/04/2011.

Introduccion

El amaranto, bledo o pira, es una planta perteneciente al genero Amaranthus (familia Amarantaceae), el cual comprende mas de 60 especies distribuidas en zonas tropicales y subtropicales (Marcone et al., 2003; Olivares y Pena, 2009). Es una planta con metabolismo fotosintetico tipo [C.sub.4], con amplia diversidad genetica, alta productividad, y se adapta a diferentes condiciones edafoclimaticas, especialmente a suelos secos y altas temperaturas (Omami et al., 2006). Las especies mas importantes a nivel mundial son A. cruentus, A. caudatus y A. hypochondriacus, las cuales son cultivadas en gran escala en China, EEUU, India, Mexico, Peru y algunos paises europeos, donde son muy apreciadas por la excelente calidad de sus semillas (Tejeda et al., 2004; Repo-Carrasco-Valencia et al., 2009).

En Venezuela se encuentran alrededor de 12 especies, siendo las principales A. dubius, A. spinosus y A. hybridus (Acevedo et al., 2007; Carmona, 2007; Olivares y Pena, 2009). Estas son plantas que crecen en forma silvestre y comunmente se consideran arvenses de varios cultivos de subsistencia, como maiz, sorgo y algunas leguminosas (Matteucci et al., 1999).

Las cualidades nutricionales y caracteristicas agronomicas de las distintas especies permiten reconocerlas como plantas de potencial interes para ser utilizadas en la industria agroalimentaria. En la alimentacion humana se consumen sus semillas como cereal, sus hojas y tallos como verdura; ademas, se suelen preparar bebidas, tortas, infusiones medicinales, entre otros productos (Ortega, 1992; Acevedo et al., 2007; Barba de la Rosa et al., 2009). Tambien se le emplea como planta forrajera en alimentacion de cerdos, ovinos, caprinos, vacunos y conejos, entre otros (Masoni y Ercali, 1994; Matteucci et al., 1999; Troiani y Ferramola, 2005).

En los ultimos anos el amaranto ha sido ampliamente estudiado, siendo una de las razones del renovado interes por esta planta su composicion y proporcion de proteinas; comparable con los cereales. Estudios recientes muestran que las semillas del amaranto tienen un valor nutricional alto, asociado con la cantidad y calidad de sus proteinas, grasas, fibras, minerales y vitaminas; ademas, posee compuestos bioactivos tales como saponinas, fitoesteroles, escualeno y polifenoles (Pasko et al., 2007; Barba de la Rosa et al., 2009; Alvarez-Jubete et al., 2010).

La composicion mineral de los alimentos ayuda a predecir su efecto en los consumidores, por el aporte de minerales esenciales y por los efectos toxicos que puedan generar (Iscander y Davis, 1992). La composicion mineral de diversas especies de amaranto (Odhav et al., 2007; Olivares y Pena, 2009) revela la presencia de macrominerales (Na, Ca, K, Mg y P), microminerales (Fe, Cu, Co, Zn, Mn, Cr y Ni) y metales toxicos (Pb, Cd, Hg y A1). Las concentraciones de estos minerales varian con la especie, madurez y organo de la planta; asi como las caracteristicas dei suelo y clima de desarrollo (Alfaro et al., 1987; Olivares y Pena, 2009).

Por otro lado, los consumidores reconocen la necesidad de adquirir alimentos con mayor cantidad y calidad de nutrientes, debido a la frecuencia de enfermedades carenciales, especialmente entre los ninos (Obiajunwa et al., 2002), por lo cual buscan fuentes alimentarias de facil acceso y calidad alta (Ozcan y Akbulut, 2009). Por su contenido de minerales y otros nutrientes, el amaranto podria convertirse en alimento alternativo; por ejemplo, su contenido alto de Fe puede disminuir la incidencia de anemias en ninos (Hurrell, 1997) o los problemas de crecimiento causados por la deficiencia de Zn (Gibson y Ferguson, 1998). Ademas, aporta Ca, Mg, Na y K, elementos esenciales en la nutricion (Mahan y Escott-Stump, 2001).

Amaranthus dubius, presenta un rendimiento alto de biomasa (Arellano et al., 2004; Acevedo et al., 2007), y debido a sus caracteristicas nutricionales y agronomicas fue incluido desde 2005 en el programa de rescate de alimentos ancestrales y considerado especie potencialmente cultivable (Acevedo et al., 2007).

En el presente estudio se evaluo el efecto de la epoca de recolecta (lluvia y sequia) y organo de la planta (hojas, tallos y paniculas) en el contenido de metales en A. dubius, los resultados evidencian su potencial para la alimentacion humana y animal en Venezuela.

Materiales y Metodos

Seleccion y procesamiento de las muestras

Las muestras de Amaranthus dubius Mart. ex Thell. fueron obtenidas en una siembra experimental ubicada en la Hacienda El Nectar, en la poblacion de Merecure, municipio Acevedo, estado Miranda, Venezuela (10[grados]31'38"N, 66[grados]33'16"O). El suelo fue preparado con rastra y fertilizado con abono organico (capa vegetal y gallinaza), las semillas se sembraron en surcos, sin riego. Se recolectaron muestras en la epoca lluviosa (septiembre-noviembre 2007) y en la epoca seca (enero-abril 2008), ~80 dias despues de la siembra. Se separaron hojas, tallos y paniculas. Los organos de la planta se deshidrataron en estufa (50-60[grados]C durante 40h) con rotacion y aireacion constante; luego fueron molidos, tamizados con particula [menor que o igual a] 0,5mm (Resh Muhle Dietz, LB1-27) y almacenados en envases de polietileno con tapa hermetica, se cubrieron con un saco de tela y se guardaron en estantes de madera a temperaturas de [menor que o igual a] 20[grados]C para su analisis posterior.

Metodos analiticos

La humedad fue determinada por el metodo de AOAC (1995). La concentracion de metales en la harina se obtuvo por espectrofotometria de absorcion atomica; con excepcion de Na y K que se determinaron por fotometria de llama (AOAC, 1995). Las muestras fueron previamente digeridas mediante el uso de sistemas cerrados de alta presion tipo bombas Parr de 20ml de capacidad. A la muestra humeda (0,3g) sele adicionaron 5ml de HN[O.sub.3] concentrado y se mantuvo en digestion por 5h a 105[grados]C. El residuo fue recolectado y aforado en un matraz de 25ml (solucion madre), a partir del cual se obtuvieron diluciones especificas para cada mineral (Okamoto y Fuwa, 1984). Se utilizo un espectrofotometro Perkin Ermer 3110, con condiciones especificas de preparacion y analisis para cada metal.

Analisis estadistico

Se utilizo un diseno experimental completamente al azar con arreglo factorial de tratamientos 2 x 3, con cuatro repeticiones y tres submuestreos. Los factores estudiados fueron la epoca de recolecta (lluviosa y seca) y partes de la planta (hojas, tallos y paniculas). Los datos obtenidos fueron sometidos a un analisis de varianza y subsecuente comparacion multiple de medias con la prueba de Tukey para los efectos simples y LS-Means para las interacciones; para ello se utilizo el paquete estadistico SAS (Statistical Analysis System; 2002-2003, version 9.1).

Resultados y Discusion

Contenido de metales en los organos de la planta

Ca, K, Al, Mg y Fe fueron los metales mayoritarios en todos los organos de la planta evaluados (hojas, tallos y paniculas) en ambas epocas de recolecta, seguidos por Na, Zn y Cu; mientras que el Hg se encontro en muy bajas concentraciones (trazas) y no se detecto la presencia de Cd y Pb.

Las concentraciones mayores de Ca y Mg se encontraron en las hojas en epoca seca y las menores en los tallos para la misma epoca. En el caso de Zn y Cu los mayores valores se encontraron en las hojas en epoca lluviosa y los menores en los tallos en epoca seca. En cuanto al contenido de Na y Al, este fue mayor en los tallos en epoca lluviosa y menor en las paniculas en la misma epoca, al igual que en las hojas en epoca seca, respectivamente. El K fue mayor en los tallos y menor en las hojas en epoca seca, mientras que el Fe fue mayor en las hojas y menor en los tallos en epoca lluviosa y el Hg fue mayor en las hojas en epoca lluviosa y menor en el mismo organo en epoca seca (Tabla I).

Los contenidos de Ca, Mg y Na en las hojas fueron similares en ambas epocas de recolecta, con disminuciones >50% de la epoca lluviosa a la seca en Zn y Hg (62,29 y 59,26%, respectivamente) y disminuciones entre ~20 y 50% para Cu, K, Al y Fe (23,72; 25,80; 33,83 y 47,98%, respectivamente). En los tallos se mantuvieron contenidos similares de Fe, Zn y Hg en ambas epocas de recolecta, con disminuciones en las concentraciones de Mg, Na, Ca, Al y Cu entre 60 y 12% de la epoca lluviosa a la seca (59,30; 52,92; 35,17; 25,50 y 12,67%, respectivamente). En el caso de las paniculas, fueron similares los contenidos de Cu y Hg tanto en la epoca lluviosa como en la seca; los contenidos de Na, Ca, Mg, Fe y K incrementaron de la recolecta en epoca lluviosa a la de epoca seca (141,91; 91,39; 62,90; 6,98 y 6,97%, respectivamente), mientras que los contenidos de Zn y Al disminuyeron en las paniculas recolectadas durante la epoca seca (28,35 y 6,91%, respectivamente).

El contenido de Ca en la recolecta de la epoca lluviosa fue 1,92 y 2,82 veces mayor en las bojas con respecto a los tallos y paniculas, respectivamente, y 1,47 veces mayor en las paniculas que en los tallos. En la epoca seca fue 3,10 y 1,54 veces mayor en las hojas con respecto a los tallos y paniculas, respectivamente, y 2,01 veces mayor en las paniculas que en los tallos. El contenido de Mg en la epoca lluviosa fue similar para hojas y tallos, pero fue 1,68 y 1,64 veces mayor en las hojas y tallos respecto a las paniculas; en la epoca seca fue 2,61 veces mayor en las hojas que en los tallos, similar entre las hojas y paniculas, pero 2,44 veces mayor en las paniculas con respecto a los tallos. Con respecto al contenido de Na, fue similar para hojas y tallos en epoca lluviosa y en las hojas fue 3,22 veces mayor que en las paniculas; en la epoca seca fue 2,05 veces mayor en las bojas que en los tallos y 1,31 veces mayor en las hojas que en las paniculas y 1,57 veces mayor en las paniculas con respecto a los tallos. El contenido de K fue 1,24 y 1,56 veces mayor en los tallos que en las hojas y paniculas, respectivamente, para le epoca lluviosa y 1,25 veces mayor en las hojas al compararlas con las paniculas; en la epoca seca fue 1,72 y 1,49 veces mayor en los tallos que en las hojas y paniculas, respectivamente, pero fue similar entre las hojas y las paniculas. El contenido de Fe fue 2,32 y 1,61 veces mayor en las hojas con respecto a los tallos y paniculas en el epoca lluviosa, mientras que en la epoca seca fue 1,19 mayor en las hojas; 1,28 y 1,52 veces mayor en las paniculas con respecto a las hojas y tallos, respectivamente. El contenido de Zn fue mayor en las hojas tanto en la epoca lluviosa como seca siendo 4,78; 1,53; 3,29 y 1,39 veces mayor en las hojas con respecto a los tallos y paniculas en epoca lluviosa y seca, respectivamente; las paniculas tuvieron 1,45 veces mas Zn que los tallos en la epoca lluviosa, con valores similares en epoca seca. Para las hojas, tallos y paniculas los contenidos de Cu, Al y Hg fueron similares en epoca lluviosa y seca, con excepcion del contenido de Cu y Hg que fueron superiores en las hojas en epoca lluviosa (Tabla I).

Esto demostro que los metales se acumularon en los organos de la planta en ambas epocas de recolecta, sin mostrar una tendencia definida, lo cual podria estar influenciado por la naturaleza del metal, los elementos contenidos y su movilidad en el suelo, los mecanismos fisiologicos propios de la planta y las condiciones climaticas (Srikumar, 1993, Martin de Troiani et al., 2005).

Los contenido de metales de A. dubius (Tabla I) obtenidos fueron superiores a la mayoria de los reportados por otros autores (Tabla II), inclusive de muestras de la misma especie recolectadas en Venezuela (Acevedo et al., 2007; Olivares y Pena, 2009). Por el contrario, fueron inferiores a los reportados para la misma especie recolectada en Sudafrica y en las especies A. spinosus y A. hipocondriacus (Tabla II).

El contenido de Fe se encontro en mayor proporcion que el Na en la mayoria de las muestras analizadas. Este hallazgo es relevante por la importancia del Fe en la dieta diaria, cuyos requerimientos en un adulto han sido establecidos en 1mg/ dia (Bothwell et al., 1989). Debido a su alta concentracion, puede considerarse al A. dubius una buena fuente de Fe en la alimentacion.

El bajo contenido de Hg y la ausencia de Cd y Pb podria ser un indicador importante de la baja toxicidad del vegetal, lo cual difirio de lo reportado por Olivares y Pena (2009) al demostrar la presencia de Cd y Pb en A. dubius y A. hybridus recolectadas en varias zonas de Venezuela; en ese caso las altas concentraciones fueron atribuidas al contenido de estos minerales en el suelo y a la absorcion desde el aire; debido a que la recoleccion de las muestras se realizo en zonas agricolas pobladas. Se ba reportado que las Amarantheceae actuan como fitoremediadores de suelos contaminados con metales pesados, debido a su capacidad de adaptarse y sobrevivir en estas condiciones (Del Rio et al., 2002; Chunilall et al., 2005). Esta caracteristica de la planta ha sido considerada beneficiosa desde el punto de vista ambiental, pero representa un peligro potencial para los consumidores. Chan y Corke (2002) y Nabulo et al. (2006) reportaron la presencia de Pb, Cd y Zn en A. dubius silvestre de varias localidades de Uganda; igualmente Del Rio et al. (2002) reportaron la presencia de estos metales pesados en muestras de A. blitoides. En ambos casos los valores fueron superiores a los encontrados en el presente estudio. Este hallazgo es de interes debido a que demuestra la necesidad de cultivar el amaranto en suelos adecuados para evitar la presencia de altos niveles metales pesados en sus tejidos, lo cual es perjudicial para los consumidores.

El contenido relativamente alto de A1 en las muestras analizadas fue consistente con lo reportado por Olivares et al. (2002), quienes indicaron que los arvenses tendieron a acumular una mayor proporcion de Zn, Fe y Al con respecto a las demas plantas y siguieron un patron similar a las plantas hiperacumuladoras. Reeves y Baker (2000) y PeraltaVidea (2002) reportaron que el Al se encontro en vegetales en una mayor o menor proporcion de acuerdo a las condiciones generales dei suelo. El contenido de Al en alimentos es un dato de interes toxicologico, debido a su posible participacion en la etiologia de ciertas enfermedades neurodegenerativas (Pennington y Shoen, 1995).

Efecto de interaccion epoca de recolectaorgano de la planta en el contenido de metales

El analisis estadistico evidencio diferencias significativas (P<0,01; P<0,0001; P<0,003 y P<0,002, respectivamente) por efecto de la interaccion entre la epoca de recolecta y los organos de la planta sobre el contenido de Mg, Na, Fe y Zn (Figura 1).

El Mg se presento en mayor concentracion en las hojas en epoca seca sin diferencias estadisticas (P>0,05) con los tallos para la misma epoca de recolecta y con las hojas y las paniculas en la epoca lluviosa, pero disminuyo significativamente en los tallos de la epoca lluviosa respecto a la epoca seca y aumento en las paniculas en proporcion comparable a las hojas en la epoca seca (Figura la).

El Na (Figuras 1b), se presento en mayor cantidad en los tallos en la epoca lluviosa sin diferencias estadisticas (P>0,05) al compararlo con las hojas en ambas epocas de recolecta. El contenido de Na en las paniculas aumento significativamente de la epoca lluviosa a la seca y en los tallos disminuyo en una proporcion similar (Figura 1b).

El Na y el Mg son minerales altamente solubles, al igual que otros minerales se concentran principalmente en las hojas durante la fase de crecimiento, y generalmente su acumulacion es independiente de la disponibilidad de agua (Nilsen y Orcutt, 1996). Las diferencias que se observaron en la concentracion de Na y Mg entre tallos y paniculas podrian explicarse por la redistribucion de estos minerales en estos organos debido a su alta movilidad, lo que favorecio a las paniculas por ser un organo en crecimiento y maduracion (Guardiola y Garcia, 1990).

El Fe se presento en mayor concentracion en las hojas en la epoca lluviosa, seguidas por las paniculas y los tallos, mientras que en la epoca seca los mayores valores correspondieron a las particulas, seguidas por las hojas y los tallos. El contenido de Fe en las hojas disminuyo significativamente (P<0,05) de la epoca lluviosa a la seca; mientras que los tallos y las paniculas no presentaron diferencias estadisticas (P>0,05) en ambas epocas de recolecta (Figura

(Figura 1c). El Fe es un mineral que se acumulo en las hojas durante la epoca de crecimiento y su concentracion tendio a incrementar a mayor disponibilidad de humedad; por lo tanto, se encontro en mayor proporcion durante la epoca lluviosa. Esto a su vez pudo verse potenciado por su poca movilidad hacia otros organos de la planta (Guardiola y Garcia, 1990; Salibury et al., 1994).

El Zn se presento en mayor concentracion en las hojas en epoca lluviosa, y disminuyo significativamente en la epoca seca. Las paniculas y los tallos tuvieron contenido similar de Zn (P>0,05) en ambas epocas de recolecta (Figura 1d), lo cual estuvo determinado por su movilidad intermedia entre organos de la planta (Salibury et al., 1994; Nilsen y Orcutt, 1996).

Erecto de la epoca de recolecta y organo de la planta sobre el contenido de metales

El analisis estadistico evidencio diferencias (P<0,0002) por efecto de la epoca de recolecta en el contenido de Al (Figura 2) y diferencias (P<0,0001) por efecto organo de la planta sobre el contenido de Ca y K (Figuras 3a y 3b). El resto de los metales analizados no presentaron diferencias estadisticas (P>0,05).

El contenido de Al fue 1,30 veces mayor en la epoca lluviosa que en la seca, lo que implico una disminucion de 22,77% (Figura 2). La disponibilidad de agua favorecio la absorcion dei mineral debido a que incremento su solubilidad en el suelo (Filho et al., 1992; Nilsen y Orcutt, 1996).

La concentracion del Ca fue 1,98 y 2,39 veces mayor en las hojas con respecto a los paniculas y a los tallos, respectivamente, en los que no se observaron diferencias estadisticas (P >0,05; Figura 3a). Esto podria deberse a que el Ca, por formar parte de la pared celular, presento una translocacion muy baja desde las hojas maduras hacia otros organos de la planta; por tanto los frutos, bojas jovenes o partes terminales de las plantas suelen ser bajos en Ca (Underwood y Suttle, 1999).

[FIGURA 2 OMITTED]

La concentracion del K fue 1,44 y 1,52 veces mayor en los tallos con respecto a hojas y paniculas, respectivamente, en las que no se observaron diferencias estadisticas (P>0,05)

(Figura 3b). Se ha reportado que debido a su alta solubilidad el K se transfiere facilmente hacia los distintos organos de la planta despues que se alcanza la madurez fisiologica, por lo cual no suele acumularse en las bojas (Guardiola y Garcia, 1990).

[FIGURA 3 OMITTED]

Conclusiones

Los resultados obtenidos confirman que el Amaranthus dubius cultivado representa una fuente de macro- y microminerales que pudieran ser aprovechados para la alimentaeion humana y animal; lo cual esta potenciado por su ausencia o baja concentracion de metales pesados.

Los metales se acumularon en distintas concentraciones en los diversos organos de la planta estudiados, en ambas epocas de recolecta. Esto podria deberse a la propia naturaleza del metal, los elementos minerales y su movilidad en el suelo, los mecanismos fisiologicos propios de la planta y las condiciones edafoclimaticas en las cuales se realizo el cultivo.

La concentracion de Ca y K fue afectado unicamente por el organo de la planta estudiada (hojas, tallos y paniculas); ademas, el con tenido de Al fue influenciado por la epoca de recolecta.

El contenido de microminerales (Mg, Fe, Na y Zn) en A. dubius difirio segun el organo de la planta y la apoca de recolecta. En general, las hojas y paniculas recolectadas durante el periodo lluvioso presentaron los mayores contenidos, lo cual sugiere que estas partes de la planta constituyen una fuente importante de minerales y su consumo podria contribuir a prevenir y mejorar enfermedades como la osteoporosis, osteomalacia y anemias ferropenicas.

AGRADECIMIENTOS

Los autores agradecen ai Consejo de Desarrollo Cientifico y Humanistico de la Universidad del Zulia, Venezuela (CONDES) por el financiamiento de este estudio (proyectos 0800-08 y 0800-01) y a la Fundacion para el Desarrollo Endogeno de Caracas, Venezuela (FUNDECA) por permitir la toma de muestras.

REFERENCIAS

Acevedo I, Garcia O, Acevedo I, Perdomo C (2007) Valor nutritivo de bledo (Amaranthus spp.) identifieado en el municipio Moran, estado Lara. Agrollania 4: 77-93.

Aletor O, Oshodi AA, lpinmoroti K (2002) Chemical composition of common leafy vegetables and functional properties of their leaf protein concentrates. Food Chem. 78: 63-68.

Alfaro MA, Martinez A, Ramirez R, Bressani R (1987) Yield and chemical composition of the vegetal parts of the amaranth (Amaranthus hypochondriacus L.) at different physiology stages. Arch. Latinoam. Nutr. 37: 108-121.

Alvarez-Jubete L, Wijngaard H, Arendt EK, Gallagher E (2010) Polyphenol composition and in vitro antioxidant activity of amaranth, quinoa buckwheat and wheat as affected by sprouting and baking. Food Chem. 119: 770-778.

AOAC (1995) Official Methods of Analysis. Methods 925.09, 923.03. Association of Official Analytical Chemists. Arlington, VA, EEUU.

Arellano M, Albarracin G, Aree S, Mueciarelli S (2004) Estudio comparativo de hojas de Beta vulgaris con Amaranthus dubius Mart ex Thell. Phyton 1: 193-197.

Barba de la Rosa A, Fomsgaard I, Laursen B, Mortensen A, Olvera-Martinez L, Silva-Sanchez C, Mendoza-Herrera C, GonzalezCastaneda J, De Leon-Rodriguez A (2009) Amaranth (Amaranthus hypochondriacus) as an alternative crop for sustainable food production: Phenolic acids and flavonoids with potential impact on its nutraceutical quality. J. Cereal Sci. 49: 117-121.

Bothwell TH, Baynes RD, MacFarland BJ, Macphail AP (1989) Nutritional requirement and food iron adsorption. J. Int. Med. 226: 357-365.

Carmona W (2007) Las especies del genero Amaranthus (Amaranthaceae) en Venezuela. Rev. Fac. Agron. (LUZ) 24: 190-195.

Chan ASM, Corke H (2002) Characterization of starch in 10 genotypes of three Amaranthus species. En 2002 Annual Meeting and Food Expo. Anaheim, CA, EEUU.

Chunilall V, Kindness A, Jonnala SB (2005) Heavy metal uptake by two edible Amaranthus herbs grown on soils contaminated with lead, mercury, cadmium, and nickel. J. Env. Sci. Health 40: 375-384.

Del Rio M, Fonta R, Almela C, Velez D, Montoro R, De Haro A (2002) A heavy metals and arsenic uptake by wild vegetation in the Guadiamar river arca after the toxic spill of the Aznalcollar mine. J. Biotechnol. 98: 125-137.

Fasuyi AO (2007) Bio-nutritional evaluations of three tropical leaf vegetables (Telfairia occidentalis, Amaranthus eruentus and Talinum triangulare) as sole dietary protein sources in rat assay. Food Chem. 103: 757-765.

Filho AP, Dutra S, Serrao EA (1992) Productividade estacional e composicao quimica de Brachiaria humidicola e pastagem nativa de Campo Cerrado do Estado do Amapa, Brasil. Past. Trop. 14: 11-16.

Gibson RS, Ferguson EL (1998) Nutrition intervention strategies to combat zinc deficiency in developing countries. Nutr. Res. Rev. 11: 115-131.

Guardiola JL, Garcia A (1990) Fisiologia Vegetal I: Nutricion y Transporte. Sintesis. Madrid, Espana. 440 pp.

Guil JL, Gimenez J J, Torija ME (1998) Mineral Nutrient Composition of Edible Wild Plants. J. Food Comp. and Anal. 11: 322-328.

Gupta SH, Lakshmi A, Manjunathb M, Prakash J (2005) Analysis of nutrient and antinutrient content of underutilized green leafy vegetables. Food Sci. Technol. 38: 339-345.

Hurrell RF (1997) Bioavailability of iron. Eur. J. Clin. Nutr. 51: 4-8.

Iskander DR, Davis BA (1992) Mineral and trace element content in bread. Food Chem. 45: 269-277.

Mahan LK, Escott-Stump S (2001) Nutricion y Dietoterapia de Krauser. 10a ed. interamericana McGraw-Hill. Madrid, Espana. 1274 pp.

Marcone MF, Jahaniaval F, Aliee H, Kakuda Y (2003) Chemical characterization of Achyranthes bidentata seed. Food Chem. 81: 7-12.

Martin de Troiani R, Sanchez T, Anton de Ferramola L (2005) Incidencia de la fertilizacion en amaranto zona semiarida pampeana (Argentina). Rev. Fac. Cs. Agr. Univ. Nac. Cuyo 37: 65-71.

Masoni A, Ercali L (1994) Influencia de la epoca de cosecha sobre el rendimiento de concentrado de proteina foliar de amaranto. El amaranto y su potencial 1: 17-23.

Matteucci SD, Pla L, Colina A (1999) Recoleccion sistematica de germoplasmas de Amaranthus spp. en ecosistemas secos del estado Falcon, Venezuela. Rev. Fac. Agron. (LUZ) 16: 356-370.

Nabulo G, Oryem-Origab H, Diamondc M (2006) Assessment of lead, cadmium, and zinc contamination of roadside soils, surface films, and vegetables in Kampala City, Uganda. Env. Res. 10: 42-52.

Nilsen T, Orcutt DM (1996) Physiology of Plants under Stress. Abiotic Factors. Wiley. Nueva York, EEUU. 689 pp.

Obiajunwa EI, Adebajo AC, Omobuwajo OR (2002) Essential and trace element contents of some Nigerian medicinal plants. J. Radioanal. Nucl. Chem. 252: 473 -476.

Odhav B, Beekrum S, Akula U, Baijnath H (2007) Preliminary assessment of nutritional value traditional leafy vegetables in KwaZulu-Natal, South Africa. J. Food Comp. Anal, 20: 430-435.

Okamoto K, Fuwa K (1984) Low contamination digestion bomb method using teflon double vessel for biological materials. Anal. Chem. 56: 1750-1760.

Olivares E, Pena E (2009) Bioconcentracion de elementos minerales en Amaranthus dubius (bledo, pira), creciendo silvestre en cultivos del estado Miranda, Venezuela, y utilizado en alimentacion. Interciencia 24: 604-611.

Olivares E, Pena E, Aguiar G (2002) Nutricion mineral y estres oxidativo por metales en espinaca y lechuga, en comparacion con dos realezas asociadas, en cultivos semi-urbanos. Interciencia 27: 454-464.

Omami EN, Hammes PS, Robbertse PJ (2006) Differences in salinity tolerance for growth and water-use efficiency in some amaranth (Amaranthus spp.) genotypes. New Zeal. J. Crop Hort. Sci. 34: 11-22.

Ortega L (1992) Usos y valor nutritivo de los cultivos andinos. Programa de Investigacion de Cultivos Andinos. Peru. pp. 250-265.

Ozcan MM, Akbulut M (2007) Estimation of minerais, nitrate and nitrite contents of medicinal and aromatic plants used as spices, condiments and herbal tea. Food Chem. 106: 852-858.

Pasko P, Barton H, Folta M, Gwizdz J (2007) Evaluation of antioxidant activity of amaranth (Amaranthus cruentus) grain and by products (flour, popping, cereal). Rocz. Pahstw. Zakl. Hig. 58: 35-40.

Pennigton JAT, Shoen SA (1995) Estimates of dietary expositure to aluminium in foodstuffs. Food Addit. Contam. 12: 119-128.

Peralta-Videa JR, Gardea-Torresday JL, Gomez E, Tiemann K J, Parsons JG, Carrillo G (2002) Effect of mixed cadmium, copper, nickel and zinc at different pHs upon alfalfagrowth and heavy metal uptake. Env. Pollut. 119: 291-301.

Reeves RA, Baker JM (2000) Metal accumulating plants. En Raskin I, Ensley BD (Eds.) Phytoremediation of Toxic Metals: Using Plants to Clean up the Environment. Wiley. Nueva York, EEUU. pp. 193-229.

Repo-Carrasco-Valencia R, Pena J, Kallio H, Salminen S (2009) Dietary fiber and other functional components in two varieties of crude and extrude kiwicha (Amaranthus caudatus). J. Cereal Sci. 49: 219-224.

Rezaei J, Rouzbehan Y, Fazaeli H (2009) Nutritive value of fresh and ensiled amaranth (Amaranthus hypochondriacus) treated with different levels of molasses. Anim. Feed Sci. Technol. 151: 153-160.

Salisbury FB, Ross CW (1994) Fisiologia Vegetal. Grupo Editorial lberoamericano. Mexico, DF. 759 pp.

Srikumar TS (1993) The mineral and trace element composition of vegetables, pulses and cereals of southern India. Food Chem. 46: 163-167.

SAS (2002-2003) Statistical Analysis System. Version 9.1. institute Inc, Carym NC, EEUU.

Tejada SO, Escalante EA, Soto GM, Rodriguez H, Vibrans GM, Ramirez HM (2004) Inhibidores de la germinacion en el residuo seco de tallo de amaranto (Amaranthus hypoehondriacus). Rev. Soc. Quim. Mex. 48: 118-123.

Troiani RM, Ferramola L (2005) Elaboracion y calidad de cubos compactados realizados con biomasa de amaranto. Rev. Des. Rural Coop. Agr. 9: 103-112.

Underwood J, Suttle F (1999) The Detection and Correction of Mineral Imbalances. The Mineral Nutrition of Livestock. 3a ed. CABI. Wallingford, RU. 600 pp.

Edgar Molina. Licenciado en Educacion -Quimica- y M.Sc. en Ciencia y Tecnologia de los Alimentos, Universidad dei Zulia (LUZ), Venezuela. Docente Investigador, LUZ, Venezuela. Direccion: Departamento de Quimica, LUZ. Apartado 526, Maracaibo 4001-A, Zulia, Venezuela. e-mail: molinaed01@gmail.com

Pedro Gonzalez-Redondo. Doctor. Ingeniero Agronomo e Ingeniero de Montes, Universidad de Cordoba, Espana. Profesor, Universidad de Sevilla, Espana. e-mail: pedro@us.es

Keyla Montero. Licenciada en Bioanalisis y M.Sc. en Ciencia y Tecnologia de los Alimentos, LUZ, Venezuela. Docente Investigadora, LUZ, Venezuela. e-mail: keylamq@gmail.com

Rosa Ferrer. Licenciada en Educacion -Quimica-, LUZ, Venezuela. Doctora en Quimica Medicinal, Universidad Central de Venezuela. Docente Investigadora, LUZ, Venezuela. e-mail: rosaferrer28@yahoo.com.mx

Rafael Moreno-Rojas. Doctor en Veterinaria, Universidad de Cordoba, Espana. Catedratico, Universidad de Cordoba, Espana. e-mail: rafael.moreno@uco.es

Adriana Sanchez-Urdaneta. Ingeniera Agronoma, LUZ, Venezuela. Doctora. en Ciencias Botanica-, Colegio de Postgraduados, Mexico. Docente Investigadora, LUZ, Venezuela. email: usanchez@fa,luz.edu.
TABLA I
CONTENIDO DE METALES (mg/100g DE BIOMASA SECA) EN HOJAS, TALLOS
Y PANICULAS DE Amaranthus dubius EN MERECURE, MUNICIPIO ACEVEDO,
ESTADO MIRANDA, VENEZUELA, RECOLECTADAS EN EPOCA LLUVIOSA Y SECA

                                Hoja

               Lluviosa                     Seca

Ca     3014,65 [+ o -] 1534,28   3161,75 [+ o -] 880,12
Mg      661,45 [+ o -] 295,80     686,22 [+ o -] 196,19
Na       72,77 [+ o -] 15,80       71,41 [+ o -] 20,67
K      3327,27 [+ o -] 864,54    2468,89 [+ o -] 565,70
Fe       96,15 [+ o -] 26,89       50,02 [+ o -] 26,55
Zn       21,37 [+ o -] 14,37        6,47 [+ o -] 1,48
Cu        2,15 [+ o -] 0,82         1,64 [+ o -] 0,54
Al      234,92 [+ o -] 47,25      155,44 [+ o -] 54,90
Hg        0,54 [+ o -] 0,44         0,22 [+ o -] 0,33
Cd                Nd                         Nd
Pb                Nd                         Nd

                              Tallo

               Lluviosa                     Seca

Ca     1570,75 [+ o -] 371,31    1018,31 [+ o -] 234,95
Mg      646,83 [+ o -] 407,73     263,24 [+ o -] 56,66
Na       74,00 [+ o -] 12,30       34,84 [+ o -] 13,48
K      4131,97 [+ o -] 603,77    4237,07 [+ o -] 727,48
Fe       41,36 [+ o -] 14,16       42,13 [+ o -] 16,54
Zn        4,47 [+ o -] 1,23         4,22 [+ o -] 1,97
Cu        1,50 [+ o -] 0,24         1,31 [+ o -] 0,18
Al      247,40 [+ o -] 16,88      184,32 [+ o -] 53,47
Hg        0,35 [+ o -] 0,15         0,30 [+ o -] 0,29
Cd                Nd                         Nd
Pb                Nd                         Nd

                             Panicula

               Lluviosa                     Seca

Ca     1070,39 [+ o -] 204,96    2048,63 [+ o -] 1676,17
Mg      394,24 [+ o -] 78,07      642,21 [+ o -] 444,29
Na       22,57 [+ o -] 14,83       54,60 [+ o -] 22,22
K      2651,89 [+ o -] 509,61    2836,82 [+ o -] 657,78
Fe       59,87 [+ o -] 20,92       64,05 [+ o -] 21,76
Zn        6,49 [+ o -] 0,86         4,65 [+ o -] 0,81
Cu        1,67 [+ o -] 0,73         1,63 [+ o -] 0,75
Al      206,43 [+ o -] 15,27      192,16 [+ o -] 56,35
Hg        0,22 [+ o -] 0,34         0,25 [+ o -] 0,44
Cd                Nd                         Nd
Pb                Nd                         Nd

Valores promedios de cuatro repeticiones [+ o -] desviacion
estandar. Nd: no se detecto la presencia de Pb y Cd.

TABLA II
CONTENIDO DE METALES (mg/100g DE BIOMASA SECA)
EN HOJAS DE DIVERSAS ESPECIES DE AMARANTO

Especies                    Ca       Mg      Na     K       Fe

                                 nmg/100g biomasa seca

Amaranthuss p. (1)          50      17      5,70   190      2,1
Amaranthus viridis (2)     150      32     56      670      5,4
Amaranthus hybridus (3)     69,9    69,4   84,8     68,9   24,50
Amaranthus tricolor (4)    239     253     84      433     15,01
Amaranthus cruentus (5)    200     250    380      370     40
Amaranthus dubius (6)     1686     806    347        -     25
Amaranthus spinosus (7)   3931    1166    393        -     32
Amaranthus                1900     590     90     5690      -
 hipocondriacus (8)

Especies                     Zn      Cu

                           nmg/100g
                         biomasa seca

Amaranthuss p. (1)         0,075     nd
Amaranthus viridis (2)     1,2      0,22
Amaranthus hybridus (3)   25,1        nd
Amaranthus tricolor (4)    0,6      0,09
Amaranthus cruentus (5)   90          -
Amaranthus dubius (6)     56          3
Amaranthus spinosus (7)   15          3
Amaranthus                 -          -
 hipocondriacus (8)

(1): Srikumar (1993), (2): Guil et al, (1998), (3): Aletor et al,
(2002), (4): Gupta et al, (2005), (5): Fasuyi (2007), 6 y (7):
Odhav et al, (2007), (8): Rezaei et al, (2009),

Los datos originales en 1, 2, 3, 5 y 8 fueron transformados para
expresarlos en mg/100g de biomasa seca, nd: no detectado,
COPYRIGHT 2011 Interciencia Association
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2011 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Molina, Edgar; Gonzalez-Redondo, Pedro; Montero, Keyla; Ferrer, Rosa; Moreno- Rojas, Rafael; Sanchez
Publication:Interciencia
Date:May 1, 2011
Words:5877
Previous Article:Pollen viability and germination in mango (Mangifera indica L.) cv. ataulfo/ Viabilidad y germinacion del polen en mango (Mangifera indica L.) cv....
Next Article:Cell dynamics growth in Beta vulgaris L. culture in vitro using digital image analysis and fractal dimension/Dinamica de crecimiento celular de Beta...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters