Printer Friendly

Efecto del empoderamiento femenino sobre la nutricion infantil en Colombia.

Effect of Women's Empowerment on Child Nutrition in Colombia (1)

1. Introduccion

La nutricion es fundamental en los procesos de salud y desarrollo del nino durante los primeros anos. En Colombia, los estudios relacionados con los factores determinantes en este tema se han concentrado en la educacion materna, la pobreza y la falta de acceso a servicios de salud, excluyendo el rol femenino en la toma de decisiones dentro del hogar. El presente trabajo tiene como objetivo, determinar el efecto causal entre el empoderamiento femenino y el estado nutricional de ninos menores a 5 anos de edad en Colombia. La estimacion se realiza usando variables instrumentales, como metodo para avanzar en el problema de variable omitida ocasionado por la variable de empoderamiento e ignorado en gran parte de la literatura.

A lo largo del trabajo se entendera empoderamiento como "la capacidad de influir y tomar decisiones con respecto a asuntos personales y domesticos" (Dyson y Moore, 1983, p. 46). Partiendo de esta definicion, se construye un indice de empoderamiento femenino con base en el analisis de correspondencias multiples que mide el poder decisivo que tiene la mujer independientemente de la autoridad que otros puedan imponer. Los datos se obtienen de la Encuesta Nacional de Demografia y Salud (ENDS) para los anos 2000, 2005 y 2010.

Empoderamiento femenino es un concepto multidimensional, dificil de medir y fuertemente influenciado por el contexto y la capacidad del individuo de eleccion, que dificulta aislar su efecto. En vista de la posible existencia de variables omitidas que causen simultaneamente el empoderamiento femenino y la nutricion infantil, se usan dos variaciones exogenas al modelo como variables instrumentales: el porcentaje de mujeres elegidas en la Asamblea Departamental y en la Camara de Representantes en su circunscripcion departamental, ambas rezagadas en el tiempo.

Los resultados de este ejercicio econometrico muestran que el empoderamiento femenino tiene un efecto causal positivo sobre el estado de nutricion infantil. En particular, el empoderamiento femenino reduce la desnutricion aguda y global en 3,52 puntos porcentuales (pp) y 5,95 puntos porcentuales, respectivamente. A raiz de este hallazgo, se evalua el impacto del empoderamiento sobre posibles mecanismos de accion, encontrando un efecto significativo en practicas de higiene, cuidado y atencion tales como, si la mujer recibe capacitacion sobre el tema de lactancia, si lava sus manos despues de limpiar al nino y si tiene la capacidad de llevar al medico al menor en caso de estar muy enfermo.

El documento se compone de seis secciones siendo esta la inicial. La segunda seccion presenta la revision de literatura y profundiza en el problema de endogeneidad. La tercera expone la metodologia usada para realizar la estimacion del modelo econometrico y la cuarta describe los datos utilizados. En la seccion 5, se muestran los resultados, y en la sexta, se concluye.

2. Endogeneidad, empoderamiento femenino y nutricion infantil

El empoderamiento, al darle mayor autonomia a las mujeres para tomar decisiones relacionadas con temas de atencion de la salud, condicional en sus restricciones de tiempo e ingreso y conocimientos sobre alimentacion, cuidados e higiene infantil, es un beneficio que se extiende a los ninos, ya que mejora su salud y estado nutricional. Smith, Ramakrishnan, Haddad, Martorell y Ndiaye (2003) confirman que la toma de decisiones de las mujeres respecto a la de sus companeros en el sur de Africa, Africa Subsahariana y America Latina impacta la nutricion infantil porque estan mejor cuidados, y proporcionan una atencion de mayor calidad a sus hijos. Estos resultados son similares a los obtenidos por Schmidt (2012) (3), quien encuentra que existe una correlacion po) sitiva entre las madres que tienen mayor autoridad y la salud de sus ninos.

Babu, Gajanan y Sanyal (2014) consideran que la autonomia de las mujeres es menor a la del hombre, afectando el control que tienen sobre el tiempo, el ingreso de los hogares, los conocimientos, las creencias y la confianza en si mismas. A partir de estos aspectos considerados como medios necesarios para que la mujer tenga la capacidad de tomar decisiones y actuar de manera autonoma, vincula la relacion directa e indirecta, que tiene el empoderamiento femenino con el estado nutricional infantil. En la primera categoria incluye el ingreso, las condiciones laborales, las restricciones de tiempo y la autoestima (4); junta en la segunda las practicas de cuidado y el estado nutricional.

Para la mayoria de los canales mencionados se ha encontrado que el empoderamiento femenino impacta positivamente el estado de nutricion infantil por varias razones empiricamente demostradas. En primer lugar, una mujer podra tomar decisiones mas apropiadas sobre el bienestar, la salud y nutricion de sus hijos dependiendo del control que tenga sobre su remuneracion salarial y/o los recursos del hogar, lo que le permitira invertir en el cuidado del nino. Estudios como el de Khasnobis y Hazarika (2006) y Smith et al. (2003) encuentran que cuando la mujer tiene mayor control de los recursos economicos del hogar, brinda mayor atencion a sus hijos. Desde esta perspectiva, el empoderamiento femenino contribuye a un mejor estado nutricional infantil a traves del gasto en alimentos y necesidades del hogar por su compromiso con la alimentacion y cuidado de los ninos (Rogers y Youssef, 1988) (5).

Desai y Johnson (2005), citando a Dwyer y Bruce (1988), afirman que los hogares donde las mujeres hacen parte de la fuerza laboral, el poder de decision para trasladar al nino a que reciba atencion y cuidados preventivos medicos crece, destinando una amplia proporcion de su salario a los gastos del menor. En esta linea, Kumar (1979) afirma que la probabilidad de que los ingresos obtenidos por las mujeres sean invertidos en alimentos y necesidades basicas del hogar es mayor que los obtenidos por los hombres; luego, el efecto en el estado nutricional infantil sera mayor y positivo.

Cuanta mas autonomia tenga una mujer y menos dependa de su conyuge porque tiene una estabilidad laboral y retribucion salarial, su confianza y autoestima se incrementan. Stromquist (1995) demuestra que el trabajo remunerado le otorga mayor independencia economica en relacion con la pareja, y le permite actuar libremente sobre sus recursos. No obstante, para autores como Engle., Menon y Haddad (1999), la relacion entre autoestima y nutricion infantil es debil por dos limitaciones: medicion de la variable y limitaciones culturales para definirla.

En segundo lugar, los cuidados nutricionales de la mujer durante y despues del parto afectan el estado nutricional infantil. De acuerdo con Ramakrishnan (2001), durante el embarazo, la mujer debe proporcionarle al organismo micronutrientes y requisitos de hierro como suplemento adicional a la dieta, debido a que los niveles de hemoglobina disminuyen en esta etapa. Esto evitara retrasos de crecimiento en el nino. Bloom, Wypij y Gupta (2001) encuentran que mujeres con mayor autonomia tienen una correlacion positiva con los cuidados maternos durante el embarazo puesto que son mas atentas con los controles prenatales y los cuidados sugeridos que mujeres con bajos niveles de autonomia.

La alimentacion despues del embarazo, los cuidados de higiene y preparacion de alimentos que debe tener la mujer consigo misma y con el menor influyen en su capacidad de lactar (Engle, Menon y Haddad, 1999). La relacion entre lactancia y autonomia depende de un efecto comunitario. Es decir, mujeres que viven junto a otras tienen mayor autonomia de dirigir las actividades del hogar y son mas proclives a amamantar a sus hijos, a diferencia de aquellas que viven en ambientes mas coaccionados (Desai y Johnson, 2005; Vaz, Pratley y Alkire, 2015).

El poder de elegir que es lo adecuado en temas de nutricion infantil es condicional a las capacidades intelectuales y el apoyo economico para poder sostener los gastos en los que se debe incurrir. Incluso, en aspectos psicologicos como autoestima y autoconfianza, puesto que cuando una mujer decide tener un hijo, "tiene que renunciar a su autonomia, libertad personal, identidad ocupacional, capacidad para generar ingresos, y actividades sociales y de ocio en favor de cuidar al nino" (World Health Organization, 2009, p 15). Este nuevo rol implica un proceso de adaptacion que, en caso de no contar con recursos psicologicos fuertes, desencadena en alteraciones animicas posparto que afectan la lactancia materna y la capacidad para proveer atencion y cuidados al menor (Scantlan y Previdelli, 2013).

Asi mismo, las variables como el gasto del ingreso femenino en productos alimenticios y otros gastos no relacionados con alimentacion, las habilidades de cuidado que tiene la mujer consigo misma y con otros, y el gasto de energia que realiza son consideradas por Spring (2014) como canales de empoderamiento que contribuyen a mejorar el nivel de nutricion de ella, sus hijos y otros miembros de la familia.

La discusion sobre los canales de influencia del empoderamiento femenino en la nutricion infantil pone de manifiesto que aspectos como: el cuidado, la atencion, dedicacion, higiene, habitos saludables y alimenticios, derivan en mejor estado nutricional en los ninos y estan al tiempo correlacionadas con el empoderamiento femenino, lo que ocasiona la presencia de un potencial sesgo de endogeneidad. Una de las razones que pueden causar este problema es la omision de variables. Por ejemplo, es posible que una mujer muy empoderada tenga aptitudes y capacidades, o un conjunto de rasgos, cualidades o circunstancias que inciden en la influencia que ejerce a la hora de tomar decisiones en el hogar y que se correlacionan con la atencion y cuidados que le brinda al nino. Intentar medir estos aspectos o tenerlos en cuenta es dificil. Por tanto, es evidente que mujeres mas empoderadas pueden ser distintas de mujeres con menos autonomia en cuanto a caracteristicas no observadas que resultan en mejor nutricion.

Oxaal y Baden (1997) consideran que rasgos como el poder sobre la confianza que se tiene la mujer, la autoconciencia y la asertividad se relacionan con el empoderamiento. Estas caracteristicas, desarrolladas por unas mujeres mas que otras, les dan mayor confianza para tomar decisiones en sus vidas al identificar su fuerza y/o su poder interior. En este sentido, medidas como la imagen que tiene la mujer de si misma y su fuerza psicologica son variables no observadas que se omiten debido a la dificultad para obtener una medicion. Por definicion, si una mujer reconoce las aptitudes que le dan mayor poder interior, conduciria a una mayor capacidad para cumplir objetivos y por tanto a mayor autonomia femenina para tomar decisiones adecuadas a la salud del infante.

Asi mismo, no es facil contar con datos exactos sobre la confianza y capacidad que tiene la mujer para hacer caso omiso a los efectos de la opresion interiorizada (Rowlands, 1995); y la omision de estas variables puede sesgar la medicion. En palabras de Rowlands (1995), "una mujer que es sometida a abusos violentos cuando expresa sus propias opiniones puede empezar a retenerlas, y eventualmente llegar a creer que ella no tiene opiniones propias" (p. 102). Arraigar esta conducta reduciria el empoderamiento femenino puesto que la mujer se aparta de elegir que es lo mejor para su hijo porque esta condicionada a lo que otros suponen que es y no lo que puede llegar a ser si aumentara su confianza en sus capacidades.

Para corregir el problema de endogeneidad se debe encontrar una variable instrumental. Aunque la mayoria de los estudios realizados en torno al tema incluyen el empoderamiento femenino como una variable exogena, unos pocos han usado variables instrumentales como aproximacion a la inferencia causal. En estos casos, Ahmed (2006) contemplo para estudios aplicados en Nigeria la prevalencia de la poligamia y la religion como instrumentos de empoderamiento, mientras que, en Senegal, uno de los instrumentos usados por Lepine y Strobl (2013) es el origen etnico de la madre en relacion con el de la comunidad y un cambio en el clima.

Pese a que los resultados obtenidos indican una relacion positiva entre empoderamiento femenino y nutricion infantil, los instrumentos utilizados por los autores mencionados pueden tener limitaciones asociadas al cumplimiento del supuesto de la restriccion de exclusion. Por ejemplo, la poligamia es una politica reconocida por algunas religiones como una practica u organizacion social donde se le permite al hombre convivir con varias mujeres, cada una con su espacio, aunque la primera esposa conserva el privilegio. Afirmar que este instrumento no esta relacionado directamente con la nutricion infantil puede controvertirse al decir que en un hogar monogamico la mujer sera mas activa y tendra mayor influencia en la toma de decisiones sobre practicas nutricionales favorables para los infantes.

Los hogares poligamicos en Africa son, segun Wagner y Rieger (2011), dos veces mas grandes que uno monogamico y por lo general viven en condiciones precarias. Un hogar con mayor numero de personas y escaso de recursos afecta la posibilidad de que un menor reciba una dieta adecuada, afectando su estado nutricional. Asimismo, la religion y la etnia tambien pueden estar correlacionadas con la nutricion infantil puesto que en algunos cultos se tiende a indicar la forma en la que se deben preparar los alimentos, que dar de comer a los infantes e, incluso, prohibir ciertos alimentos que garantizan los nutrientes necesarios, modificando preferencias alimenticias. Tambien puede estar asociado con ciertas practicas de crianza o roles de genero que afecten la nutricion.

3. Metodologia

3.1. Indice de empoderamiento femenino

El termino empoderamiento representa un amplio rango de conceptos. Partiendo de la definicion expuesta al inicio de este documento, se construye un indice de empoderamiento femenino (IEF), como herramienta para medir el grado de participacion de la mujer en asuntos personales y domesticos, a partir de las preguntas disponible en la Encuesta de Demografia y Salud (ENDS) de los anos 2000, 2005 y 2010, que evaluan quien toma la decision final (6) en cinco temas: cuidados propios en salud, gastos diarios, grandes gastos en el hogar, los alimentos a cocinar y las visitas a familiares.

Debido a que se cuenta con mas de dos variables cualitativas, se utiliza el metodo de analisis de correspondencias multiples (ACM) propuesto por Greenacre (2008). Esta es una tecnica que generaliza el analisis de correspondencias simples para un conjunto de dos o mas variables categoricas relacionadas en una matriz de Burt. El objetivo de usar este metodo es comparar si existe asociatividad entre las respuestas de las mujeres de la muestra o si, por el contrario, son distintas entre si.

Se obtendra "una matriz compuesta por todas las tablas resultantes de cruzar todas las variables de interes dos a dos" (Greenacre, 2008, p. 189). Luego, se predice un vector de indices normal estandar que es la variable de empoderamiento que entra en la regresion; cada individuo de la muestra tiene un puntaje de empoderamiento, el cual indica, por el patron del signo, si la mujer se situa en los niveles mas altos de empoderamiento (positivo) o en los mas bajos (negativo).

3.2. Variables instrumentales, descripcion y construccion

Para corregir la posible endogeneidad del empoderamiento femenino, se consideran dos instrumentos retardados: el porcentaje de mujeres elegidas para componer la Camara de Representantes en su circunscripcion departamental y la Asamblea Departamental. Estos dos instrumentos, condicionales en las variables de control, se consideran sustitutos del empoderamiento femenino y son extraidos de la base de datos construida por Pachon y Sanchez (2016).

Dado que la base usada agrupa los datos de la ENDS en 2000, 2005 y 2010, se anaden las variables instrumentales para cada uno de estos anos retardadas en el tiempo, 35 anos para la base del 2005 y en 36 para las otras dos, es decir:

* Los datos del 2000 se unen con el porcentaje de mujeres elegidas en Asamblea y Camara en 1964.

* A los datos del 2005 se les agrega el porcentaje de mujeres elegidas en Asamblea y Camara en 1970.

* Y, a la base del 2010 se les adhiere el porcentaje de mujeres elegidas en Asamblea y Camara en 1974.

Segun Wills (2004), para el periodo entre 1958 y 1970, a pesar del aumento en el porcentaje de curules ocupadas por mujeres en Camara y Asamblea, la participacion no estaba articulada con la representatividad de los intereses y necesidades en torno al tema de equidad de genero. Al usar las variables instrumentales retardadas en el tiempo, se encuentra que el promedio de mujeres elegidas es entre 5% y 11% para Asamblea y entre 3,2% y 4,6% en Camara (Tabla 1), lo que da muestra de una baja representatividad femenina.

De esta manera, el instrumento es clave al estar relacionado con la idea de una baja influencia politica de la mujer en el pasado y en el proceso de toma de decisiones afines a temas de desarrollo social, lo que disminuye la probabilidad de que el numero de mujeres elegidas en estas corporaciones tenga efecto contemporaneo sobre la oferta departamental del estado de los servicios para los ninos.

Por tanto, el porcentaje de mujeres elegidas en Camara y Asamblea rezagado esta correlacionado con el empoderamiento femenino, pero no esta correlacionado con el nivel de nutricion infantil, condicional en las variables independientes. Asi, el estimador resultante de la variable instrumental determinara la variacion en la nutricion de los ninos que se atribuyen a cambios exogenos de la autonomia de la mujer.

Es importante acotar que el numero de departamentos con observaciones oscila entre 16 y 24 porque durante las decadas de 1960 y 1970, no hacian parte de la division politico-administrativa de Colombia, los departamentos de Amazonas, Arauca, Guainia, Guaviare, Putumayo, San Andres y Providencia, Vaupes, y Vichada, creados en virtud del articulo 309 de la Constitucion de 1991 (Constitucion Politica de Colombia, 1991).

3.3. Estrategia de estimacion empirica

Para determinar el efecto del empoderamiento femenino sobre la nutricion infantil se emplea la metodologia de variables instrumentales, metodo que ayudara a corregir el problema de endogeneidad y obtener una estimacion mas puntual de la relacion causal. La estimacion se hace de manera separada para cada uno de los tipos de desnutricion moderada: aguda, cronica y global, terminos que se entenderan solamente como desnutricion aguda, cronica o global.

El modelo busca predecir como cambia la probabilidad de que un nino menor de cinco anos se encuentre en un estado de desnutricion aguda, cronica o global cuando varia el indice de empoderamiento femenino en una desviacion estandar. Se espera que el coeficiente que acompana la variable de interes sea negativo, es decir, que mayor empoderamiento estaria asociado con niveles mas bajos de desnutricion. El modelo formulado es el siguiente:

[expresion matematica irreproducible](1)

Donde:

[Y.sup.*.sub.idt] es una variable definida por desnutricion cronica, desnutricion aguda o desnutricion global, las cuales indican un resultado binario que asume el valor de 1, si un menor sufre de retraso en el crecimiento, si tiene un peso menor al que deberia segun su altura o si tiene un peso menor para su edad; asume el valor de cero en casos contrarios. Luego

y = 1 si y* [menor que o igual a] -2 y=0 si y*no

[Emp.sub.idt], corresponde al indice de empoderamiento femenino estandarizado

[[beta].sub.1] es el coeficiente de interes que acompana la variable

[X'.sub.it], es el vector de caracteristicas observadas es pecificas a cada individuo

[f.sub.d], son los efectos fijos de departamento

[f.sub.t], referencia los efectos fijos de ano

[e.sub.idt], es el termino de error de la ecuacion

En la primera etapa se estima la variable endogena, que en este caso corresponde al indice de empoderamiento femenino en funcion del conjunto de variables instrumentales: el porcentaje de mujeres elegidas en la Asamblea Departamental ([Asam.sub.dt]) y en la Camara de Representantes en su circunscripcion departamental ([C.sub.amd]t); las variables independientes ([X'.sub.it])que buscan controlar por caracteristicas de la mujer, su pareja y del infante y que pueden estar correlacionadas con el estado nutricional; efectos fijos [f.sub.d],[f.sub.t], de departamentos y temporales, respectivamente , y se derivan valores ajustados del termino del error, [u.sub.i] que se incorporaran en la etapa 2. La ecuacion correspondiente es

[expresion matematica irreproducible] (2)

4. Datosyestadisticas descriptivas

Para construir la base de datos, se utilizan el modulo de ninos que contiene informacion relacionada con la talla y el peso del nino, yel modulo de los miembros de la familia de la Encuesta de Demografia y Salud (ENDS) realizada en 2000, 2005 y 2010 por Profamilia. Esta se caracteriza por recoger informacion sobre aspectos demograficos y de salud sexual y reproductiva en mujeres entre los 13 y 49anos de edad.

La Tabla 2 muestra las estadisticas descriptivas para una muestra de 48.586 observaciones. Reporta la media y la desviacion estandar de los datos. En la Tabla 2 se puede observar que el 14% delos infantes sufre de desnutricion cronica, 1,2% de desnutricion aguda y 4,2% de desnutricion global. Respecto a las variables instrumentales, en promedio 9% de las mujeres fueron elegidas para la Asamblea Departamental y 4,4% para la Camara de Representantes entre los anos rezagados. El 51% de los infantes de la muestra son ninos, la edad promedio es de 32 meses y 12% sufrio de enfermedad diarreica aguda durante los ultimos 15 dias. La edad promedio de las mujeres es de 29 anos, 4 anos menos que su pareja; y sus niveles de educacion secundaria y educacion superior, son mas altos que los de su pareja. Por ultimo, los hogares de la muestra estan conformados en promedio por seis miembros y mas de la mitad estan ubicados en zona urbana.

5. Resultados y discusion

En esta seccion, se presentan los resultados de la estimacion del modelo de minimos cuadrados en dos etapas expuesto en la seccion 3. Para ello, primero se estima el efecto de la variable instrumental sobre el empoderamiento femenino, y luego se usan las predicciones de dicho modelo en una segunda estimacion que relaciona el efecto del empoderamiento femenino sobre la nutricion infantil.

5.1. Variables instrumentales

Para controlar el posible sesgo de endogeneidad, como se menciono previamente, se instrumenta la variable empoderamiento femenino con el numero de mujeres elegidas en la Asamblea Departamental y en la Camara de Representantes en su circunscripcion departamental. Se asume que, al controlar por efectos fijos temporales y departamentales, caracteristicas del nino, el hogar, la mujer y su pareja, el estado de salud de los infantes no esta correlacionado con el numero de mujeres elegidas en ninguna de las dos corporaciones publicas. Por consiguiente, se espera que, el numero de mujeres elegidas en la Asamblea Departamental y en la Camara de Representantes tenga efecto sobre la desnutricion solo a traves del empoderamiento femenino.

La Tabla 3 presenta el R2 parcial de Shea, el R2 no centrado de la primera etapa y el R2 centrado y el estadistico F junto con su valor p , para una muestra de 48.586 observaciones. El R2 parcial de Shea es de 0,0054; la diferencia entre el R2 no centrado y el centrado es de 0,0004. Al ser el estadistico F superior a 10 se afirma que los instrumentos son conjuntamente relevantes (7) para predecir el empoderamiento femenino, lo que implica que ambos instrumentos estan relacionados con la variable empoderamiento.

Los resultados que se obtienen de la primera etapa (Tabla 4) indican que el porcentaje de mujeres elegidas a la Asamblea Departamental y la Camara de Representantes favorecen el empoderamiento femenino; a mayor numero de mujeres elegidas, la representacion, poder e influencia de las mujeres crece, lo que resulta en aumento del empoderamiento femenino. Lo anterior sugiere que la representacion de mujeres en organizaciones de representacion departamental tiene influencia positiva.

5.2. Efecto del empoderamiento femenino sobre nutricion infantil

La Tabla 5 presenta los resultados del efecto causal del empoderamiento femenino sobre el estado nutricional infantil en Colombia, medido a traves de la desnutricion aguda, la desnutricion cronica y la desnutricion global. Se comparan las regresiones de minimos cuadrados ordinarios (MCO) y las de minimos cuadrados en dos etapas (MC2E), para indicar la direccion del sesgo.

Los resultados muestran un efecto a favor del empoderamiento femenino. Basados en la estimacion de MCO se encuentra que el coeficiente que acompana a la variable de interes se relaciona negativamente con los tres tipos de desnutricion (ver Tabla 5). Debido a que es posible que existan problemas de endogeneidad cuando se estima por MCO, se realiza el ejercicio con variables instrumentales (MC2E). El efecto estimado es en la misma direccion, pero mayor y significativo para la desnutricion aguda y la desnutricion global (ver Tabla 5).

Lo anterior significa que el efecto del empoderamiento estimado por MCO esta sesgado hacia arriba, subestimando el poder de la influencia de la mujer en el hogar. Estos resultados ponen en evidencia el hecho de que mujeres mas empoderadas son distintas de mujeres menos empoderadas en aspectos no observados y/o que no se pueden medir y que son relevantes para el estudio del estado nutricional infantil.

En particular, los resultados al estimar MC2E indican que el aumento en una desviacion estandar en terminos de empoderamiento femenino disminuye en 3,52 puntos porcentuales la probabilidad de que un nino este en estado de desnutricion aguda, y en 5,95 pp la probabilidad de que un nino este en estado de desnutricion global (ver Tabla 5). Es decir, existe una probabilidad menor de que los ninos padezcan desnutricion con mujeres empoderadas. El hallazgo es consistente con la hipotesis inicial: mayor empoderamiento femenino presupone menores niveles de desnutricion en infantes (ceteris paribus); luego, el empoderamiento es una variable determinante del estado de nutricion infantil.

Para facilitar el entendimiento de los resultados en terminos mas sencillos, se separa la muestra en percentiles para determinar cual es el cambio en el indice de empoderamiento entre mujeres. La Tabla 6 recoge en la columna 2 la variacion entre los percentiles 10 y 90, 25 y 50 y 50 y 75 en la distribucion del indice de empoderamiento. Las tres columnas siguientes calculan el efecto del cambio entre estos percentiles en la distribucion de empoderamiento sobre los tipos de desnutricion.

La diferencia en el indice de empoderamiento entre una mujer en el percentil 10 y una en el percentil 90 (ver Tabla 6) es de 2,19. El paso de una mujer del percentil 10 (menor poder) al percentil 90 (mayor poder) genera una disminucion sobre la desnutricion aguda en 7,7 pp, en la desnutricion cronica en 7,6 pp y en la desnutricion global en 13 pp. Asi mismo, una mujer que se mueva en la distribucion del indice del percentil 25 al 50, la desnutricion cae entre 0,08 pp y 1,3 pp.

5.3. Canales de influencia del empoderamiento en la nutricion infantil

Partiendo de la hipotesis de que es posible que mujeres mas empoderadas que otras sean sistematicamente diferentes debido a practicas de cuidado, higiene y alimentacion que al tiempo pueden estar correlacionadas con la variable de nutricion infantil, se estima si el empoderamiento femenino tiene efecto sobre algunas de las practicas de cuidado asociadas a disminuir los niveles de desnutricion, con base en variables instrumentales. La ENDS realizada en Colombia en 2000, 2005 y 2010 incluye informacion sobre los habitos saludables y de higiene que tiene la mujer, y la atencion y los cuidados alimenticios que le brinda al nino. Basados en la revision de literatura, se eligen las siguientes preguntas para el analisis:

* Si la mujer recibio capacitacion sobre la practica de la lactancia materna (practicas de cuidado infantil).

* Si la mujer acostumbra a lavarse las manos inmediatamente despues de que limpia a su nino (practicas de cuidado infantil).

* Si uno de los ninos llegara a estar seriamente enfermo, podria la mujer decidir por si misma si el nino debe ser llevado a tratamiento medico (control sobre los recursos del hogar).

* Si el hijo de la mujer recibio alguna vacuna para protegerlo contra las enfermedades, incluyendo vacunas recibidas en dias de campana de vacunacion (practicas de cuidado infantil).

Los resultados (Tabla 7) sugieren que las cuatro variables nombradas anteriormente, estan asociadas al empoderamiento femenino, independientemente de las caracteristicas del nino, del hogar, la mujer y su pareja. La existencia de estos efectos muestra una diferencia marcada entre mujeres mas empoderadas y mujeres con menor influencia en el hogar respecto a los cuidados que se deben tener con el menor para garantizarle un estado de nutricion adecuado.

Para que un nino tenga un crecimiento y desarrollo sano necesita tener una dieta balanceada que le otorgue los nutrientes necesarios durante los primeros anos de vida. Una de las practicas alimenticias esenciales para evitar problemas nutricionales es la lactancia. Los resultados obtenidos muestran que el empoderamiento femenino aumenta la probabilidad de recibir capacitacion sobre la lactancia materna en 11,3 pp. Sugiere que las mujeres son conscientes de la necesidad de conocer por medio de distintas fuentes las practicas correctas para amamantar a un bebe. Lo que resalta la importancia de intervenciones sociales que brinden informacion y aseguren las condiciones requeridas para que durante el embarazo la mujer adquiera una dieta variada, los suplementos nutricionales necesarios y se informe sobre el tema, conozca cuando se debe iniciar, de que forma y por cuanto tiempo. Esto contribuira no solo en el peso del nino al nacer, sino que tambien puede ayudar a garantizar la produccion de la cantidad adecuada de leche materna.

Otro canal afectado positivamente por el empoderamiento femenino es, si la mujer lava sus manos despues de limpiar al nino, practica relacionada con la preparacion de alimentos y lactancia. El empoderamiento femenino aumenta la probabilidad en 12,1 pp y respalda el cuidado que tienen las mujeres con la higiene para evitar situaciones de riesgo nutricional que pueden terminar en episodios de diarreas en los infantes.

En situaciones extremas es decisivo el poder de accion de la mujer para preservar la vida del nino. El efecto del empoderamiento femenino aumenta la probabilidad en 2,06 pp, si decide llevarlo al medico en caso de estar gravemente enfermo. Este resultado es importante y cobra relevancia al momento de pensar en recomendaciones de politica pues implica evaluar quien es el encargado del cuidado del menor, si esta persona tiene control sobre recursos economicos y donde se cuida, en vista que la participacion de la mujer (madre) socialmente va mas alla del hogar.

Al medir el efecto del empoderamiento sobre la vacunacion, se obtiene que hay una relacion negativa. Se esperaria que la vacunacion, como una estrategia para hacer frente al contagio de enfermedades y estimular el sistema inmune de los infantes, estuviera influenciada directamente con la capacidad de la mujer para tomar decisiones dentro del hogar. No es facil explicar a que puede obedecer este resultado. Si bien, investigaciones recientes realizadas por MacDonald y Sage (2015) consideran que existen factores contextuales, personales y relacionados directamente con la vacunacion que causan inseguridad a la hora de tomar la decision de vacunarse o vacunar a sus hijos, tambien es posible pensar que las mujeres mas empoderadas en comunidades pobres, dependiendo del nivel maximo de educacion y sus ingresos, podrian estar en mejor capacidad de controlar los aspectos culturales que podrian impedir la vacunacion en su nino.

Ahora, si se tiene en cuenta que existe un plan de vacunacion obligatorio para los menores durante sus primeros anos de vida, es posible que las personas duden de la vacunacion porque no confien en la eficacia y seguridad de las vacunas y/o el sistema de salud. No obstante, debido a que no se cuenta con datos para controlar estos aspectos, se recomienda en investigaciones futuras estudiar mas a fondo la relacion entre el empoderamiento femenino y la vacunacion, controlando por variables que tengan influencia sobre la vacilacion de la vacunacion en infantes.

Aunque el resultado del analisis de canales es mixto, estos resultados reportan diferencias entre mujeres empoderadas y mujeres con menor autonomia, que marcan una diferencia significativa en el estado nutricional infantil, lo que permite considerar al empoderamiento femenino como una variable determinante de la nutricion infantil. Los resultados indican que el empoderamiento femenino tiene efecto sobre practicas de higiene y cuidado, sin embargo, seria arriesgado decir que existe un efecto total a favor de esta variable debido a la inexistencia de efectos positivos sobre la vacunacion.

6. Conclusiones y recomendaciones

Este articulo analizo si el empoderamiento femenino medido a traves de la influencia de la mujer en la toma de decisiones relacionadas con temas domesticos y personales en el hogar tiene efecto causal sobre el estado nutricional de los ninos menores de 5 anos en Colombia. Los resultados permiten afirmar que, a mayor empoderamiento, la desnutricion aguda y la desnutricion global disminuyen en 3,52 y 5,95 puntos porcentuales. En particular se encontro que el empoderamiento tiene efecto negativo sobre la desnutricion cronica pero no es significativo. Este resultado es sorprendente porque no coincide con la literatura que indica relacion significativa entre estas dos variables.

Entender los canales por medio de los cuales el empoderamiento femenino tiene efecto en la nutricion infantil ayuda a disenar politicas publicas efectivas de prevencion y atencion a los ninos que se encuentran en riesgo de desnutricion. Los resultados en materia de los mecanismos muestran efectos positivos del empoderamiento sobre si la mujer recibio capacitacion sobre lactancia materna y si acostumbra a lavarse las manos despues de limpiar al nino. Esto sugiere seguir potenciando estos factores a traves de la promocion y defensa de la practica de la lactancia y la promocion de campanas que den a conocer el beneficio que tiene el lavado de manos en las mujeres para la preparacion de alimentos y al alimentar al infante. Esto como medidas que conducen a mejores resultados de salud y provienen de comportamientos cotidianos que las mujeres deben tener en cuenta para el cuidado del nino.

Resultados adicionales indican tambien un efecto positivo del empoderamiento sobre si la mujer toma decisiones para llevar al nino al medico en caso de estar enfermo. Este es un resultado esperado debido a que el canal es una situacion donde la mujer puede tener autonomia o no para decidir. En terminos de politica implica pensar en la capacidad de respuesta del cuidador principal del infante, a quienes se les delega la responsabilidad de cuidado cuando los padres se encuentra por fuera del hogar. De manera que el cuidador principal debe conocer circunstancias especiales que le ayuden a identificar cuando debe trasladar a los ninos a organismos de salud ante una emergencia.

En este sentido, teniendo en cuenta que existe una serie de factores relevantes que potencializan el efecto del empoderamiento femenino sobre la nutricion infantil es recomendable revisar los lineamientos de los programas relacionados con la politica de equidad de genero del pais y nutricion infantil. Esto con el fin de disenar politicas complementarias que mientras fortalecen la autonomia femenina redundan en beneficio para el nino.

Una forma de fortalecer el empoderamiento femenino es por medio del aumento de la participacion laboral y disminucion de la discriminacion salarial en el mercado laboral. Esto contribuira a fortalecer la autonomia economica en las mujeres, lo cual beneficia el nivel de calidad de vida de ella y su familia. Asi como tambien incentivando a las mujeres representantes en esferas politicas a participar en la creacion de iniciativas y proyectos que promuevan la medicion del impacto del trabajo domestico y reproductivo y contribuyan al aumento del capital social mejorando el bienestar general de la sociedad.

Otro aspecto importante y que se debe incluir como parte de los ejes de la politica de equidad de genero, pues puede tener repercusiones en la nutricion infantil, es evaluar los roles de los miembros de la familia en la provision del cuidado y atencion. Si bien este es un punto susceptible de trabajar, se recomienda realizar un estudio que permita diagnosticar cuales son las narrativas que se cuentan hombres y mujeres sobre su rol en el hogar. Para que, a partir de este, se pueda:

1. Identificar diferencias dialecticas generalizadas en las familias para obtener explicaciones culturales de los comportamientos y poder conservar perspectivas tradicionales positivas y adaptar las practicas que puedan requerir renegociacion de estructuras mentales.

2. Evaluar la importancia del control de los recursos familiares para el cuidado y la nutricion infantil junto a las practicas y los roles de los miembros de la familia.

3. Realizar pequenas intervenciones de ensayo y error que permitan conocer cuales son los puntos de contacto que el gobierno -e incluso empresas privadas- puede intervenir para transformar los roles de genero e influir en las practicas cuidado y atencion nutricional.

4. Identificar medios de influencia publicos y privados para incentivar las discusiones de roles dentro y fuera del hogar. Esto con el fin de llegar a que las futuras generaciones tomen decisiones y repartan equitativamente entre el hombre y la mujer las tareas en el hogar.

El gobierno ha enfocado sus esfuerzos en reducir las cifras de desnutricion. Sin embargo, el tema de empoderamiento femenino, el cual ha orientado a las mujeres a participar activamente en la vida economica y laboral, ha generado una brecha importante entre el tiempo dedicado al cuidado infantil desde los primeros anos de vida y el tiempo dedicado a su interaccion en distintos niveles de la sociedad civil. Lograr disminuir la desnutricion en Colombia implica no solo evaluar las practicas de cuidado y distribucion de los recursos del hogar desde una perspectiva integrada, monitoreo, atencion y tiempos de respuesta oportunos para dirigir las intervenciones a areas y personal que lo requiera, tambien garantizar igualdad de condiciones a hombres y mujeres en temas que conciernen a la responsabilidad de las labores del hogar y cuidado infantil.

https://doi.org/10.25100/sye.v0i36.6037

Referencias

Ahmed, M. (2006). Intra-household Bargaining and Investment in Child Health. Recuperado de http:// uaps2007.princeton.edu/papers/70158

Babu, S., Gajanan, S. N. & Sanyal, P. (2014). Predicting child nutritional status using related socioeconomic variables--application of discriminant function analysis. En S. Babu, S. N. Gajanan & P. Sanyal (Eds), Food security, poverty and nutrition policy analysis: Statistical methods and applications (pp. 201-228). San Diego, US: Academic Press.

Bloom, S., Wypij, D. & Gupta, M. (2001). Dimensions of Women's Autonomy and the Influence on Maternal Health Care Utilization in a North Indian City. Demography, 38(1), 67- 78.

Constitucion Politica de Colombia. (1991). Articulo 309. [Titulo 11]. Recuperado de http://www. constitucioncolombia.com/titulo-11/capitulo-2/articulo-309

Desai, S. & Johnson, K. (2005). Women's decision making and child health: familial and social hierarchies. En S. Kishor (Ed.), A Focus on Gender Collected Papers on Gender Using DHS Data (pp. 55-68). Calverton, Maryland, USA: ORC Macro.

Dwyer, D. & Bruce, J. (1988). A home divided: Women and income in the third world. Stanford, California, US: Stanford University Press.

Dyson, T. & Moore, M. (1983). On Kinship Structure, Female Autonomy, and Demographic Behavior in India. Population and Development Review, 9(1), 35-60.

Engle, P., Menon, P. & Haddad, L. (1999). Care and Nutrition: Concepts and Measurement. World Development, 27(8), 1309-1337.

Greenacre, M. (2008). La practica del Analisis de Correspondencias. Recuperado de http://www.fbbva. es/TLFU/dat/greenacre_apD.pdf

Khasnobis, B. & Hazarika, G. (2006). Women's Status andChildren's Food Security in Pakistan. Recuperado de https://www.wider.unu.edu/publication/womens-status-and-childrens-food- security-pakistan

Kumar, S. (1979). Impact of Subsidized Rice on Food Consumption and Nutrition in Kerala. Recuperado de http://www.ifpri.org/publication/impact-subsidized-rice-food-consumption-and- nutrition-kerala

Lepine, A. & Strobl, E. (2013). The effect of women's bargaining power on child nutrition in rural Senegal. World Development, 45(2), 17-30.

MacDonald, N. & SAGE. (2015). Vaccine hesitancy: Definition, scope and determinants. Vaccine, 33(34), 4161-4164.

Oxaal, Z. & Baden, S. (1997). Gender and empowerment: definitions, approaches and implications for policy. Report No. 40. London, UK: Bridge Deveploment Gender.

Pachon, M. & Sanchez, F. (2016). Effect of Institutional Reforms in Women's Representation in Colombia, 1960- 2014. En prensa.

Ramakrishnan, U. (2001). Functional consequences of nutritional anemia during pregnancy and early childhood. En U. Ramakrishnan (Ed.), Nutritional Anemias (pp. 43-68). Boca Raton, CA, USA: CRC Press.

Rogers, B. & Youssef, N. (1988). The importance of women's involvement in economic activities in the improvement of child nutrition and health. Food and Nutrition Bulletin, 10(3), 33-41.

Rowlands, J. (1995). Empowerment examined. Development in Practice, 5(2),101- 107.

Scantlan, J. & Previdelli, A. (2013). Women's Empowerment and Childhood Malnutrition in Timor-Leste: A Mixed-methods Study. Portland, Oregon, US: Mercy Corps.

Schmidt, E. (2012). The Effect of Women's Intrahousehold Bargaining Power on Child Health Outcomes in Bangladesh. Undergraduate Economic Review, 9(1), Articulo 4. Recuperado de http:// digitalcommons.iwu.edu/uer/vol9/iss1/4

Smith, L., Ramakrishnan, U., Haddad, L., Martorell, R. & Ndiaye, A. (2003). The importance of women's status for child nutrition in developing countries. Recuperado de https://ageconsearch.umn.edu/ bitstream/16526/1/rr030131.pdf

SPRING. (2014). Entendiendo la ruta del empoderamiento de las mujeres. Informe tecnico N.[degrees] 4. Serie de informes sobre mejora de la nutricion a traves de la agricultura. Arlington, VA, US: USAID/ Fortalecimiento de alianzas, resultados e innovaciones en la nutricion a nivel global (SPRING).

Stromquist, N. (1995). The theoretical and practical bases for empowerment. En C. Medel (Ed.), Women, Education and Empowerment: Pathways towards Autonomy (pp. 13-23). Hamburg, Alemania: UNESCO.

Vaz, A., Pratley, P. & Alkire, S. (2015). Measuring Women's Autonomy in Chad and its Associations with Breastfeeding Practices Using the Relative Autonomy Index. Recuperado de https://ophi.org.uk/ measuring-womens-autonomy-in-chad-and-its-associations-with-breastfeeding- practices-usingthe-relative-autonomy-index/

Wagner, N. & Rieger, M. (2011). Polygamy and Child Health. Do babies get sick if daddy has many wives? Recuperado de http://www.natascha- wagner.com/uploads/9/0/1/5/9015445/polygamy_ and_child_health.pdf

Wills, M. (2004). Las trayectorias femeninas y feministas hacia lo publico en Colombia (1970-2000) ?Inclusion sin representacion? (tesis doctoral). The University of Texas, Austin, Texas, Estados Unidos.

World Health Organization. (2009). Mental health aspects of women's reproductive health: a global review of the literature. Recuperado de http://www.who.int/reproductivehealth/publications/ general/9789241563567/en/

Saluma Castillo-Guerra (2)

Analista de Internacionalizacion

Universidad del Rosario, Bogota, Colombia

salumacg@gmail.com

https://orcid.org/0000-0002-2333-7429

Recibido: 24-01-2018

Aprobado: 26-10-2018

(1) Este articulo es parte del resultado del trabajo de grado presentado a la Facultad de Economia y la Escuela de Gobierno de la Universidad de los Andes como requisito de grado de master.

(2) Magister en Economia y Magister en Politicas Publicas

(3) Schmidt (2012) muestra que en Bangladesh existe una relacion positiva y fuerte entre ninos de familias donde la mujer es quien toma decisiones como necesidades diarias y compras a largo plazo y la desnutricion cronica.

(4) Para esta variable, la literatura no reconoce exactamente la relacion entre empoderamiento y nutricion debido a que es un mecanismo dificil de medir.

(5) Rogers y Youssef (1988) describen ejemplos de programas exitosos que vinculan la participacion de mujeres en actividades economicas con la importancia de los cuidados y salud infantil para senalar que las actividades economicas de generacion de ingresos enfocadas hacia las mujeres estan vinculadas con la salud y educacion nutricional de los ninos.

(6) Cada uno de los cinco temas se desagrega por categorias, de las cuales se tuvieron en cuenta: solo mujer, mujer y su pareja, solo la pareja y otro. De manera que se utilizan cinco preguntas categorizadas de 1-4.

(7) Los valores criticos para la prueba de instrumentos debiles de Stock y Yogo son de 19,93, 11,59 y 8,75 para 10%, 15% y 20% del tamano maximo del instrumento, respectivamente. Esta prueba se rechaza al 10% del tamano maximo del instrumento.
Tabla 1. Estadisticas descriptivas de las variables instrumentales

Variable       Ano   No. de dptos   Media   Desviacion  Min    Max
                       con obs.              Estandar

% Mujeres     1964        16        0,050     0,044      0    0,125
electas       1970        22        0,070     0,061      0     0,2
en asamblea   1974        22        0,107     0,080      0    0,267

% Mujeres     1964        17        0,032     0,067      0    0,25
electas       1970        24        0,036     0,076      0    0,25
en camara     1974        24       0,0463     0,0970     0     0,4

Fuente: elaboracion propia.

Tabla 2. Estadisticas descriptivas agrupadas

Tipo de variable       Variable                Media    No. OBS.

Estado Nutricional     Desnutricion Cronica   0,142      48.586
Infantil                                      (0,349)

                       Desnutricion Aguda     0,012      48.586
                                              (0,1083)

                       Desnutricion global    0,042      48.586
                                              (0,202)

Variables              Porcentaje de          0,090      48.586
instrumentales         mujeres electas en     (0,074)
                       asamblea

                       Porcentaje de           0,044     48.586
                       mujeres electas en     (0,084)
                       camara

Caracteristicas del    Edad (meses)             32       48.586
nino                                          (17,08)

                       Sexo (1=nino; 0=       0,511      48.586
                       nina)                  (0,50)

                       Enfermedad Diarreica   0,123      48.586
                       Aguda (1=si sufre;     (0,328)
                       0=no)

Caracteristicas de     Indice de               0,0       48.586
la mujer               Empoderamiento          (1,0)

                       Nivel de Educacion     0,340      48.586
                       maxima: Basica         (0,473)
                       Primaria

                       Nivel de Educacion     0,493      48.586
                       maxima: Basica         (0,50)
                       Secundaria

                       Nivel de Educacion     0,128      48.586
                       maxima: Educacion      (0,334)
                       Superior

                       Edad (anos)              29       48.586
                                              (6,88)

Caracteristicas de     Nivel de Educacion     0,384      48.586
la pareja              maxima: Basica         (0,486)
                       Primaria

                       Nivel de Educacion     0,446      48.586
                       maxima: Basica         (0,497)
                       Secundaria

                       Nivel de Educacion     0,108      48.586
                       maxima: Educacion      (0,310)
                       Superior

                       Edad (anos)             00 00     48.586

Caracteristicas del    Zona (1=urbano;        0,628      48.586
hogar                  0=rural)               (0,483)

                       Numero de miembros        6       48.586
                        en el hogar           -2,454

                       Indice de riqueza       0,00      48.586
                                              (1,00)
Desviacion estandar entre parentesis

Fuente: calculos de la autora con base en la ENDS Colombia
(2000, 2005 y 2010).

Tabla 3. Poder de prediccion de los instrumentos en su conjunto

Variable         Muestra    R2 Parcial    R2 no         R2
                             de Shea     centrado    centrado

Indice de         48.586      0,0054      0,1980      0,1984
Empoderamiento
Femenino

Fuente: calculos de la autora con base en la ENDS Colombia
(2000, 2005 y 2010).

Variable         Estadistico F    Valor P

Indice de          132,39         0.000
Empoderamiento
Femenino

Fuente: calculos de la autora con base en la ENDS Colombia
(2000, 2005 y 2010).

Tabla 4. Resultados obtenidos en la primera etapa

Variables Instrumentales         Empoderamiento
                                    Femenino

Porcentaje de mujeres electas       0,153 ***
a la Asamblea Departamental          (0,073)

Porcentaje de mujeres electas       0,129 **
a la Camara de Representantes        (0,065)

Observaciones                        48.586

Errores estandares en parentesis a nivel de cluster
departamental.
*** p<0,01, ** p<0,05, * p<0,1

Fuente: calculos de la autora con base en la ENDS
Colombia (2000, 2005 y 2010).

Tabla 5. Efecto del empoderamiento femenino sobre la
desnutricion aguda, desnutricion cronica y desnutricion
global

           Variables                       MCO

                            Desnutricion   Desnutricion   Desnutricion
                               aguda         cronica         global

Var de     Empoderamiento    -0,0033 *     -0,0109 ***     -0,00125 *
interes    Femenino           (0,0061)       (0,0019)      (0,00114)
           Constante           0,042         0,295**       0,0816 ***
                              (0,0080)       (0,0179)       (0,010)

Efectos    Controles             Si             Si             Si
fijos      Ano                   Si             Si             Si
           Departamental         Si             Si             Si
           Observaciones       48.586         48.586         48.586

                             MC2E

           Desnutricion   Desnutricion   Desnutricion
              aguda         cronica         global

Var de     -0,0352 ***      -0,0347      -0,0595 ***
interes     (0,00763)       (0,0237)       (0,0138)
            0,046 4***     0,298 ***      0,0886 ***
            (0,00464)       (0,0144)      (0,00841)

Efectos         Si             Si             Si
fijos           Si             Si             Si
                Si             Si             Si
              48.586         48.586         48.586

Errores estandares robustos entre parentesis a nivel de cluster
departamental. Se incluyen como controles caracteristicas de nino,
del hogar, la mujer y su pareja efectos fijos temporales y
departamentales.

*** p<0,01, ** p<0,05, * p<0,1

Fuente: Calculos de la autora con base en la ENDS Colombia
(2000, 2005 y 2010).

Tabla 6. Variacion entre percentiles y efecto del empoderamiento
sobre los tipos de desnutricion

                 Percentiles   [DELTA] Percentil   Desnutr.
                 (1)           (2)                 Aguda (3)

Empoderamiento   10-90         2,19                -0,077
Femenino         25-50         0,22                -0,008
                 50-75         0,28                -0,010

                 Desnutr.      Desnutr.
                 Cronica (4)   Global (5)

Empoderamiento   -0,076        -0,130
Femenino         -0,008        -0,013
                 -0,010        -0,017

Fuente: calculos de la autora con base en la ENDS Colombia
(2000, 2005 y 2010).

Tabla 7. Efecto del empoderamiento femenino sobre practicas
de cuidado infantil

Variables              Podria solo la      Si la mujer
                        mujer decidir    lava sus manos
                        si llevar al     inmediatamente
                       medico al nino    despues de que
                                           limpia a su
                                              nino

Indice de                0,0206 **         0,121 ***
Empoderamiento            (0,00997)         (0,0315)
Femenino

Constante                0,848 ***         0,863 ***
                          (0,00609)         (0,0116)

Controles                    Si                Si
Efecto fijo ano              Si                Si
Efecto fijo dptal            Si                Si
Observaciones              48.586            43.046

Errores estandares robustos entre parentesis a nivel de cluster
departamental. Se incluyen efectos fijos temporales y
departamentales. Y como controles caracteristicas de nino, del
hogar, la mujer y su pareja. *** p<0,01, ** p<0,05, * p<0,1

Fuente: calculos de la autora con base en la ENDS Colombia (2000,
2005 y 2010).
COPYRIGHT 2019 Universidad del Valle
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Castillo-Guerra, Saluma
Publication:Sociedad y Economia
Date:Jan 1, 2019
Words:8758
Previous Article:Modelo extractivo en Argentina (1990-2016): ?del extractivismo clasico neoliberal al neoextractivismo progresista? Tres estudios de caso.
Next Article:Sociedad en movimiento, tejiendo paz territorial en Narino.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters