Printer Friendly

Editorial.

El bien mas preciado por la comunidad humana es el conocimiento.

La ciencia como disciplina ha hecho grandes aportes para satisfacer nuestros deseos de descubrir, conocer y entender. Como fuerza importante, con la metodologia que conocemos hoy y que comienza a partir de Galileo, es por lo que puede decirse que existe pleno conocimiento desde hace trescientos anos.

Los ultimos ciento cincuenta anos de ciencia han resultado mas explosivos que cinco mil de cultura pre-cientifica. Algunas disciplinas han sido desarrolladas en forma impresionante: La informatica, la microelectronica, el descubrimiento y la manipulacion del ADN (incorporados a la ingenieria genetica y a la biologia molecular) son temas de discusion actual.

Sin embargo, al considerar la influencia de la ciencia sobre la vida humana deben estimarse por lo menos tres aspectos: la naturaleza y el objeto del conocimiento cientifico, el mayor poder derivado del dominio de las tecnicas cientificas y, los cambios que deberian surgir de los conocimientos propios en la vida del individuo como ser social.

Es paradojico que la mayoria de los seres humanos no hayan podido satisfacer sus esperanzas en esta era de avances cientificos increibles debido a la ignorancia. A medida que esta desaparezca, se podra ser mas capaz para lograr conocer y moldear su ambiente, su propio ser y, su medio social para el progreso real del colectivo.

Para que una civilizacion se desarrolle eficientemente, es necesario que el aumento de conocimientos cientificos vaya acompanado de la sabiduria del hombre comun.

Entendemos por sabiduria, como la concepcion honesta y equitativa de los fines de la vida. Esto es algo que la ciencia por si misma no puede proporcionar. El crecimiento de la ciencia no es garante del progreso genuino aunque suministre uno de los ingredientes. Demostracion de lo anterior es el hecho de que en la era espacial, microelectronica y biomolecular, las dificultades de dos tercios de la poblacion mundial siguen siendo: hambre, miseria, guerras, falta de vestido y vivienda, derivadas de la casi desaparicion de uno de los principales fundamentos de las relaciones humanas -la solidaridad- y, por un reparto injusto de los recursos que provoca la exclusion de la mayoria de los seres humanos.

El reto de los cientificos venezolanos debe ser lograr o reanudar el dialogo con el hombre de la calle. Construir los conocimientos con ellos, para ellos y segun sus necesidades no solo en beneficio de sus propios curricula. Es imprescindible intercambiar sabidurias para derrotar el atraso, dirigir las ciencias basicas y aplicadas con preferencia en la resolucion de los problemas sociales mas urgentes de la mayoria de los venezolanos, sacar de los anaqueles de las bibliotecas, de los journals y de los "cerebros privilegiados" lo conocido y, enriquecerlo con la sabiduria popular para lograr un saber cientifico que determine un progreso colectivo real y no solamente el enriquecimiento de la individualidad.

Hector Soto Castellano, M.V., M.Sc.

Secretario Universidad Nacional Experimental

"Simon Rodriguez"

COPYRIGHT 2001 Universidad del Zulia, Facultad de Ciencias Veterinarias
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2001 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Soto Castellano, Hector
Publication:Revista Cientifica de la Facultad de Ciencias Veterinarias
Article Type:Editorial
Date:Jul 1, 2001
Words:531
Previous Article:Scientific international events.
Next Article:Efecto de la somatotropina bovina (bST) sobre la tasa de crecimiento peripuberal de novillas holstein alimentadas con diferente nivel nutricional.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2021 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters |