Printer Friendly

Economia y agricultura en Venezuela durante los anos del general Cipriano Castro, 1899-1908.

1. INTRODUCCION

El conocimiento sobre la agricultura venezolana para el periodo conocido en la historiografia del pais como la Restauracion Liberal es fragmentario. Si bien este topico ha sido abordado en diversos ensayos historicos su estudio en propiedad aun es una asignatura pendiente. Las limitaciones de las estadisticas seriadas y de las fuentes disponibles han constituido una importante restriccion, estando la mayoria de los esfuerzos encaminados a la historiografia politica.

A despecho de estas limitaciones existen algunas obras, articulos y ensayos que permiten avanzar en el estudio historico economico de la agricultura venezolana en el periodo: la clasica investigacion de Veloz (1984) sobre estadisticas e informacion economica; la tesis doctoral de Sullivan (1974, vol. 1), que constituye el trabajo de mayor alcance realizado hasta ahora sobre el periodo; la labor de ordenacion de las cifras realizada por Izard (1970); el trabajo de Arcila (1985), centrado en las estadisticas de este tiempo; la obra de Baptista (1991), que marca un hito en la construccion de las estadisticas economicas en el pais; el ensayo de Rodriguez (1991) y las aportaciones del equipo de investigadores del area agroalimentaria de la Fundacion Polar, (2001), que tocan tangencialmente este periodo historico, brindan informacion en el marco de lo economico para analizar en profundidad el decurso de la agricultura.

Esta epoca para la vida politica y economica de Venezuela reviste importancia por su significado en el curso del pais. Los anos del mandato del general Cipriano Castro, que personifica la llamada Restauracion Liberal, constituyen el periodo de transicion en el proceso de conformacion de un Estado nacional de estructura moderna. Con Castro, como ha senalado Pino (1974) se erigio el puente por el cual transitaria el pais para distanciarse de los sobresaltos y vicisitudes del siglo XIX. Y con el --paradojicamente--se abrira la puerta para transitar en el futuro a la estabilidad economica y politica y a la modernidad, con sus efectos indirectos sobre la agricultura.

Este trabajo se propone: i) reconstruir el marco economico y politico en que se inscribio la agricultura venezolana, a fin de facilitar la comprension de su trayectoria; ii) caracterizarla a traves de un analisis de sus principales producciones; y, iii) identificar las medidas de politica publica agricola puestas en practica y su impacto sobre la misma.

2. CONTINUIDADES Y RUPTURAS CON LOS PERIODOS HISTORICOS QUE PRECEDIERON Y SIGUIERON A LA RESTAURACION LIBERAL

2.1. EL CONTEXTO POLITICO Y ECONOMICO EN LOS ANOS PRECEDENTES

Durante los anos que antecedieron la Revolucion Restauradora, la situacion de vacio institucional y de inestabilidad politica advenida con la Independencia no se habia modificado sustancialmente, circunstancia expresada en los (17) presidentes habidos entre 1830 y 1899 (Olavarria, 1996, pp. 97-98). Las diversas constituciones promulgadas desde 1830 hasta 1893 (2) habian servido de ropaje legal al precario andamiaje institucional que pervivia. Liberales en lo declarativo para el mundo exterior, a la manera de las democracias occidentales, eran documentos de letra muerta hacia lo interno. La rivalidad politica entre los partidos y facciones existentes era una constante y las diferencias solian dirimirse mediante la violencia. Las insurrecciones afloraban en el campo venezolano cual maleza, plasmadas en las guerras de merodeo y en la fragmentacion del poder (Rangel, 1999).

De cara a la debilidad institucional y al vacio de poder que concurria la figura del caudillo vino a suplir las dificultades de establecer una gobernanza estable. Se trataba de un equilibrio inestable asegurado por el caudillo hegemonico, que desde la Presidencia de la Republica actuaba como primus interpares de la estela de caudillos regionales (Rangel, 2004). La sujecion de los caciques se daba en un entorno marcado por una alineacion de intereses y comportaba para ellos un conjunto de gabelas y prerrogativas economicas en sus regiones, que en ultima instancia se traslucian en un mejoramiento de su patrimonio economico, por la via del peculado y la corrupcion.

La precaria demografia de esos anos aunada a la vastedad geografica de V enezuela con fuertes barreras fisicas y limitaciones comunicacionales oxigenaban este sistema, con su soporte de alianzas entre el gobierno nacional y los gobiernos regionales y locales para brindar la estabilidad requerida, circunstancias politicas que primaban aun para la ultima decada del siglo XIX (Sullivan, 2013). En este contexto politico y social lo que prevalecia al final eran los intereses de los caudillos, que imponian sus propios codigos de vida y leyes.

Los integrantes de las clases desposeidas, por otra parte, vivian inmersos en una situacion de vulnerabilidad: expropiados de su medio productivo fundamental (3), la tierra; utilizados por los amos de esta mediante formas de parentesco como el compadrazgo o el amancebamiento para establecer nexos de lealtad; sometidos por instrumentos de coaccion economica, como la figura de las deudas heredables (4) o por mecanismos extraeconomicos; y mantenidos en el analfabetismo (5) enajenador de todo discernimiento, se convertian en sujetos de los designios del caudillaje, pasando a integrar sus mesnadas y ejercitos particulares para emprender sus guerras. Es asi como la violencia fue erigida en el instrumento politico fundamental a los fines del poder.

Las situaciones de paz estaban determinadas por la fortaleza del liderazgo del caudillo nacional; la convergencia de los intereses de los prohombres regionales con los del caudillo hegemonico y el grado de favorabilidad de la economia. El alineamiento de estas variables hizo posible disponer en la segunda mitad del siglo XIX de relativas calmas, bajo los mandatos del general Antonio Guzman Blanco: el Septenio (1870-1877), el Quinquenio (1879-1884) y el Bienio (1886-1888). Estas se observaron tambien durante los gobiernos del general Joaquin Crespo (1884-1886 y 1892-1898) y el del Dr. Juan Pablo Rojas Paul (1888-1890).

Como corolario de las vicisitudes politicas entre 1892 y 1900, anos que precedieron la instauracion de la Restauracion Liberal, hubo 6 insurrecciones importantes y 437 confrontaciones militares, con un resultado de 20.000 muertos. Las consecuencias para la economia se cifraron en perdidas de 680 millones de bolivares (Landaeta Rosales, 1963; en Sullivan, 2013, p. 20). Por su parte, la deuda nacional se incremento en 183,6% al pasar de 113.310.043,9 bolivares a 208.083.686,4 bolivares (Sullivan, 2013, p. 20). En el sector agropecuario, la ganaderia--por su naturaleza y caracter estrategico alimentario en el mantenimiento de las mesnadas--fue la actividad afectada mas seriamente por la violencia politica. La cabana fue socavada por efecto de la accion de las guerras y guerrillas intestinas: el ganado vacuno, que en 1894 sumaba 2.351.590 reses, para 1910 (recien comenzado el gobierno gomecista) era de 779.072 cabezas (Izard, 1970, pp. 100-101).

En el mandato del general Cipriano Castro--conocido como la Restauracion Liberal--concurre el inicio de un conjunto de fenomenos, que iria marcando una discontinuidad con la centuria precedente, como: i) el cese de la fragmentacion politica; ii) el sometimiento gradual de los caudillos; iii) los inicios de la constitucion de un ejercito nacional; iv) el redimensionamiento del gasto publico con fines militares; y, v) la dedicacion de parte importante del mismo hacia la construccion de infraestructura economica y social. El resultado fue un avance no desdenable hacia la conformacion del pais como una unidad politica de identidad nacional bajo la dupla Castro-Gomez de los primeros anos, rescatando lo que pudo ser el proyecto guzmancista. Empero el manejo personalizado y caprichoso de las cosas de Estado, aunado a las dificultades de conformar un piso politico, convirtio en retorica su proclama de transformacion: <<nuevos hombres, nuevos ideales, nuevos procedimientos>>, que pretendia connotar una ruptura con el pasado en la manera de manejar el pais y justificar su llegada al poder.

Los planteamientos de cambio de la Restauracion Liberal vaciados de contenido ideologico politico, en el fondo--como acotaria Olavarria (1996)--no condujeron a la alteracion de la continuidad del sistema politico liberal de alternancia autocratica disenado por Guzman. Del mismo modo la posibilidad de una integracion no mediatizada de las regiones al concierto nacional como la tachirense, que voceaba la marcha del noventa y nueve hacia el centro del pais, termino por volverse humo.

En lo economico, la Venezuela de las ultimas decadas del siglo XIX acusaba una alta vulnerabilidad del mercado exterior. Su estructura se sustentaba sobre una cantidad limitada de productos primarios, conformada por minerales, forestales (6) y agricolas, relevando la importancia de estos ultimos como principal fuente de recursos economicos y fiscales. Dentro del grupo agricola los mayores aportes correspondian al cafe (7), al cacao y al ganado en pie y cueros, que en esta secuencia constituian entonces los principales productos de exportacion.

La elevada dependencia de la economia venezolana de unos pocos rubros orientados al mercado internacional la ataba fuertemente al comportamiento y devenir economico de este mercado, imprimiendole un marcado caracter ciclico a la misma. Alternaban asi epocas de auge con epocas de dificultades signadas por las crisis. Los anos finales de la centuria precedente estuvieron marcados por un desplome de los precios del cafe que abatieron la economia venezolana. Una idea de la magnitud de la crisis la brinda el hecho de que para 1898 estos habian sufrido una contraccion del 60%, con los desequilibrios subsiguientes. Muchas haciendas en estas circunstancias pasaron a manos de las casas comerciales, que si bien no habian tenido interes directo en el proceso productivo, se vieron en la necesidad de hacerse con estas al ejecutar las hipotecas constituidas como garantia de sus creditos (Pacheco, 1982). En contraste, ganado y cueros--con comportamiento economico de mayor favorabilidad en sus exportaciones--y el azucar--con excedentes ocasionales dirigidos al mercado externo--, contribuyeron a contrabalancear la situacion del cafe.

Aun cuando la evolucion de la balanza de pagos entre 1890 y 1900 fue favorable en su conjunto (8), los principales problemas financieros derivaban de la corrupcion gestada en los circulos mas altos del poder, via emprestitos con empresas extranjeras ligados al trazado de las lineas ferroviarias, que magnificaron la deuda externa. Tambien se debia a los efectos del contrabando, que afectaba en cuantia los ingresos aduanales (Sullivan, 2013).

Durante el mandato castrista la economia y la agricultura--este ultimo como sector en particular-, se develan en una primera mirada como una suerte de prolongacion de la centuria decimononica en el mantenimiento de lo agricola como el eje de la economia. Por el contrario, los intentos de modernizacion del sector agricola y las politicas publicas dirigidas a su fomento durante la Restauracion se apagaron, marcando una discontinuidad con el periodo precedente, cuando con altibajos y en forma muy circunscrita se implementaron esfuerzos modernizadores, dirigidos a implantar una agricultura sobre bases tecnicas. Si bien varios de estos intentos fueron fallidos, dejaron sentir su presencia en la ensenanza, la investigacion y la divulgacion agricola. Fueron referentes de importancia las catedras de Agricultura y Zootecnia; y las de Agronomia y Economia Rural que operaron varios lustros, desde 1876; la creacion del Laboratorio Municipal que puso un instrumental de apoyo a la quimica agricola, disciplina auxiliar neuralgica para la investigacion agronomica; y la institucion de la Junta Central de Aclimatacion (en 1891), destinada a promover el fomento y mejora de la agricultura mediante la aplicacion de cambios tecnicos y que jugo un papel relevante en la escasa investigacion agricola de esos anos y en la divulgacion de sus resultados (Pacheco, 2007).

2.2. EL GOBIERNO DE JUAN VICENTE GOMEZ Y LA SEPULTURA DEL PERIODO DE TRANSICION DE LA RESTAURACION LIBERAL

Una mirada de sintesis a los 27 anos del mandato del general Juan Vicente Gomez para ubicar con mayor propiedad al periodo objeto de este articulo, deja ver la presencia de rupturas y continuidades en lo sociopolitico y economico en terminos de su devenir historico. Su mandato sella la muerte del sistema politico liberal de alternancia politica autocratica, que habia pervivido en el periodo de Castro, asi como el entierro del caudillaje (proceso cuyos germenes habian comenzado bajo la dupla con el otrora caudillo andino). Queda marcada asi una ruptura clara con la Restauracion Liberal --discontinuidad camuflada en lo fenomenologico, para los lideres restauradores y oficialidad adepta con el nombre de <<Evolucion de la situacion>>--, pues la mayoria del circulo andino seria integrada en puestos de direccion y mando, geografia del poder que se ampliaria al futuro.

Con el derrocamiento de Cipriano Castro a raiz del golpe de Estado de diciembre de 1908 surgira Gomez como cabeza de gobierno, gobierno de impronta personalista y de cruel perfil dictatorial, que paradojicamente abriria las puertas del Estado moderno. Advino por la concurrencia de una combinacion factorial favorable, donde resaltaron la institucion definitiva del ejercito nacional, con organizacion y equipamiento moderno--iniciado en la Restauracion--y asesoramiento de expertos militares extranjeros, como el chileno Samuel Mac Gil; una mayor disponibilidad de ingresos fiscales derivados del impacto progresivo de la actividad petrolera en la economia y de la reforma de las finanzas publicas; la articulacion vial del pais y la expansion de otros medios de comunicacion como el telegrafo, que permitian disponer de informacion precisa y rapida sobre los conatos de insurreccion y el desplazamiento masivo de tropa para su sometimiento; y, tambien, el apoyo economico y politico brindado por las petroleras a la estabilizacion del regimen.

En oposicion a la conducta de Castro frente al capital extranjero--que oscilo entre la confrontacion y el desafio, signada por la retorica con visos de nacionalismo--, Gomez se esforzo por asegurar a la inversion foranea optimas condiciones para su desenvolvimiento economico, como se lo hizo saber tan pronto como estuvo en posesion del solio nacional. Esta preocupacion encuadraba en la experiencia adquirida en su trato como productor con las casas comerciales alemanas que operaban en el Tachira, que formo en el una percepcion positiva del orden y beneficio que podria derivarse de mantener con las empresas extranjeras una buena relacion. A ello se sumaba la comprobacion que habia tenido del poderio de las potencias mundiales, cuando la crisis del bloqueo de 1902. Su extremada conducta complaciente de cara a las companias petroleras, que las llevo incluso a definir en los primeros tiempos la legislacion petrolera--traducida en altas ganancias economicas para las mismas--comporto restricciones a las decisiones soberanas.

En retribucion las empresas le dieron apoyo politico y economico y se prestaron para lavarle la cara represiva y otorgarle legitimidad ante la comunidad internacional. En una paradoja, como ha acotado Coronil (2013), la industria mas moderna del mundo se erigiria en sosten de un regimen dictatorial modelo del caudillo latinoamericano. Sus efectos positivos serian la instauracion de un conjunto importante de reformas economicas y sociales lideradas por el grupo de ilustrados e intelectuales de aquel entonces, que encontro en su dictadura la respuesta efectiva a la inestabilidad politica. Asi mismo destacan la fuerza para la eliminacion del caudillaje de base rural, el cese de la dispersion del poder y la unificacion politica.

En la economia del periodo gomecista se asiste a la conversion de Venezuela, de agricola a petrolera. Esta ruptura, en relacion con el periodo de la Restauracion--que de 1910 a 1920 camina de forma soterrada--se hace tangible entre 1920 y 1930, cuando el petroleo signara indeleblemente los destinos de la nacion venezolana . Desde este momento la fuente principal de ingresos fiscales, en lugar de gravitar en torno a los impuestos sobre los productos agricolas y los derechos tributarios a las importaciones, pasaria a depender de la renta producida por la venta de los recursos naturales . El petroleo podra prosperar con independencia a la existencia o no de depresiones en los mercados agricolas y liberara al fisco de los elementos autoctonos de la economia, erigiendose en la locomotora de la dinamica economica (Rangel, 2004; Coronil, 2013).

La potenciacion de los ingresos permitira al gobierno gomecista la puesta en practica en la agricultura de un conjunto de medidas en el campo de la investigacion y la ensenanza agricola (estaciones experimentales y granjas agricolas; escuela de agricultura para formar tecnicos medios, asi como la traida al pais de la primera hornada de tecnicos extranjeros), que marcan los primeros pasos de importancia para encaminarle hacia su modernizacion. Concurre asimismo un remirar hacia la agricultura para el mercado interno y el impulso de los primeros programas especificos que las coyunturas internacionales de la Primera Guerra Mundial y la Gran Depresion, acaecida en 1929, traeran al escenario de lo publico.

Se define entonces el periodo gomecista con particularidades politicas y economicas que le dan un perfil sustantivamente distinto a los anos de la transicion restauradora.

3. LAS DIFICULTADES DE LA ANDADURA DEL LIDER RESTAURADOR EN UN TERRITORIO MINADO POLITICAMENTE

El 23 de octubre de 1899 se abre la ventana del periodo de la Restauracion Liberal, al entrar a la capital las fuerzas lideradas por Cipriano Castro, en medio de las divergencias de los caudillos liberales. Constituia el movimiento la expresion de inconformidad de una tierra marginada del escenario nacional, donde habia florecido una produccion mercantil y un grado de desarrollo urbano (11), levantado a pulso con el trabajo de sus hombres y mujeres.

La llegada al poder del grupo andino se inscribio en un contexto imbuido de dificultades: en lo politico y militar, la dirigencia emergente carecia de lideres experimentados, con excepcion del propio Castro. Ademas, desconocian los hilos del poder y las intrigas cortesanas que se tejian alrededor de los mismos. No habia una burocracia estatal cualificada ni un ejercito nacional con una estructura militar piramidal, las fuerzas eran mesnadas a la orden de los distintos caudillos regionales, un numero importante de ellos prohombres del Liberalismo Amarillo. Por su parte, la situacion economica y financiera--como ya se ha acotado--, era dificil. Este es el escenario que debio enfrentar Castro, el cual lo llevaria pronto a postergar de partida sus propositos reformistas y luego a aparcarlos. Como ha senalado Sullivan (1974, vol. 1), se trataba de un problema de sobrevivencia, que procuro resolver como garantia de su estadia en el poder. Lo economico termino supeditandose a las urgencias de lo politico y lo militar. Y si bien pudo resolver el ajedrez politico, lo hizo a costa del olvido de los difusos ideales del movimiento. La decision tomada connoto al inicio una alianza que llevo a los principales prohombres liberales a los cargos de mas relieve del Ejecutivo, nacional y regional, reservando a los andinos los de menor importancia, con excepcion de su region, manteniendo el esquema tradicional de reparto de poder (Sullivan, 1974, vol. 1).

Las insatisfacciones y divergencias de los caudillos ante la forma de gobernar del lider andino combinadas con el autoritarismo castrista hicieron aflorar insurrecciones y movimientos armados en diversas regiones durante los primeros anos de su mandato, algunas con gran incorporacion de tropas como la Revolucion Libertadora, liderada por el general Manuel Antonio Matos. Lograr su sometimiento presupuso el establecimiento de reformas constitucionales tendentes a darle soporte legal a la creacion de un Ejercito Nacional, siendo de particular importancia la Reforma Constitucional de 1901 (Brewer, 1998, pp. 72-73). Esta elimino la norma que impedia al poder central situar tropas y jefes en las regiones sin autorizacion de las autoridades locales, nacionalizando de paso todos los pertrechos y armas de guerra, que existian para entonces en la Republica. Luego, en la Reforma de 1904 se le enajeno a los estados federales la capacidad de armar ejercitos, reservando esta decision al Estado (Recopilacion de Leyes de Venezuela, 1904). Con estos instrumentos legales: i) se otorgaba flexibilidad militar al Gobierno central; ii) al Ejecutivo se le concedia el monopolio de las armas; y, iii) se debilitaria el Federalismo, en los terminos concebidos por el caudillismo regional.

Las reformas militares fueron tambien estrategicas: el Ejecutivo concentro sus esfuerzos a la organizacion militar de las tropas y dedico ingentes recursos a su dotacion armada. La priorizacion de lo militar sacrifico proyectos sociales y economicos e impuso tributos a la produccion y al movimiento de mercancias, como via de recaudar ingresos, con su impacto sobre estas actividades y las connaturales protestas de los afectados.

4. LA ECONOMIA EN LOS ANOS DE LA RESTAURACION

La base productiva, aunque de amplitud, estuvo representada esencialmente por unos pocos rubros agropecuarios orientados mayormente hacia el mercado externo. Destacaban entre ellos el cafe y el cacao (12), seguidos de la ganaderia, un grupo de forestales y un numero escaso de manufacturas y servicios. A ellos se sumaba un conjunto de artesanias diversas, ligadas en lo esencial a lo agropecuario, asi como una explotacion mineral limitada (13).

Se trataba de actividades sin mayor proceso de transformacion ni de incorporacion de valor agregado. Tener una economia estructurada sobre un reducido espectro productivo, significaba una limitacion en la fuente de ingresos, un alto grado de dependencia de los mercados externos, mayor inseguridad economica y una fuerte vulnerabilidad de la economia de cara a las reacciones del mercado exterior, en especial frente a la variable precios.

Como contrapuesto, la ereccion de la agricultura de exportacion en el principal soporte economico revestia importancia como factor de ocupacion y de estabilidad politica. La naturaleza y particularidad de la produccion no solo concentraba gran parte de la poblacion economicamente activa, sino una importante proporcion de la poblacion ocupada del pais. Esta absorcion era mayor al considerar las actividades conexas, como los servicios, artesanias y manufacturas para el funcionamiento de esta economia agraria. La ausencia de una importante tradicion artesanal--salvo escasos logros regionales--, restringio la posibilidad de transitar hacia un desarrollo manufacturero articulado a las necesidades de esa sociedad agraria, que era la Venezuela de esos anos. Los requerimientos de esta indole eran cubiertos por los artesanos en limitados mercados locales y comarcales, o bien por las contadas manufacturas establecidas: cigarrillos, fosforos y cerveza--principalmente--, operando en regimen monopolico para el mercado interno.

Los ingresos provenientes del reducido espectro de bienes transables permitian cubrir los gastos del consumo y dirigir el limitado excedente, cuando lo habia, a las inversiones productivas y sociales efectuadas en la economia. Una mirada a las fragmentarias cifras disponibles expresa el grado de las dificultades que confronto la economia venezolana para afrontar las necesidades de crecimiento simple y de reproduccion ampliada, asi como las restricciones del Estado para encarar los requerimientos de las inversiones sociales y productivas para el desarrollo. El producto global de la economia entre 1900 y 1910 segun calculos de Rangel (1969, p. 108) mostro un debil crecimiento de 1,7%, cifra que contrastaba con el crecimiento logrado durante el decenio 1881-1891, cuando se registro una tasa del 5,9%. El gasto nacional-representado por el gasto publico y el privado--quedaba condicionado seriamente, pues su ritmo esta ligado fuertemente a la evolucion del producto.

El gasto publico se concentro en lo militar, aun cuando las erogaciones por obras publicas tuvieron un peso no desdenable, dentro de la estructura presupuestaria entre el ano fiscal de 1904-1905 y el de 1906-1907. Esto se puede apreciar en el Cuadro No 1.

El pago por los servicios de la deuda y a los comisionados de las reclamaciones absorbio una porcion del gasto fiscal, cerca del 20 % para este lapso (Sullivan, 1974, vol. 2, p. 530).

No obstante, concurrieron cambios de importancia con la orientacion precedente, en lo que respecta a obras publicas. Arcila (1974) le ha considerado de gran importancia en la administracion publica venezolana, situandole como un hito inicial de la modernizacion y la integracion regional. Esta modificacion en el destino del gasto privilegio la inversion en infraestructura productiva y social, de cara a su uso en los anos precedentes, donde lo principal era el ornato. Por otra parte, la distribucion geografica de la inversion en los primeros anos de su Gobierno privilegio la provincia sobre la capital, concentrando el interior del pais una porcion superior al 50% del presupuesto (Arcila, 1974, p. 18). Esta se oriento hacia la construccion de acueductos, carreteras y obras portuarias. El Tachira constituyo una de las areas favorecidas. En los anos subsiguientes la inversion sufrio modificaciones en su orientacion, con enfasis en las edificaciones militares, que concentraron 5.472.179 de bolivares: las dos terceras partes del total dedicado a edificios (Arcila, 1974, p. 192). Asimismo los montos dedicados a las inversiones en edificaciones mas que duplicaron los referentes a acueductos y caminos, con un fin productivo y social.

Una comparacion de la inversion en obras publicas, discriminada en los principales renglones, para los nueve anos del periodo precedente y los referentes al periodo restaurador, confirma la afirmacion anterior (Cuadro No 2).

Para acometer algunas de estas obras el Gobierno procedio a gravar en algunas jurisdicciones con impuestos adicionales a ciertos rubros agricolas, pues de otro modo no podria haber contado con los recursos para oxigenar el mermado presupuesto de obras publicas. Esta situacion pone en evidencia las dificultades que debio confrontar la economia para superar un conjunto de serias restricciones, donde destacaron: i) la coyuntura adversa de la crisis internacional que asolo al mundo a fines del siglo XIX; ii) los efectos de una situacion de sobreproduccion mundial del cafe; iii) la depresion de los grandes centros del capitalismo, principales compradores de las materias primas; y, iv) finalmente, las guerras intestinas de los primeros anos del periodo (Rangel, 1969; Sullivan, 1974, vol. 1).

Bajo las circunstancias observadas el saldo comercial mostro entre 1900-1908 un balance positivo de 150 millones de bolivares (Rodriguez, 1999, p. 6), cifra escualida comparada con el resultado obtenido para 1890-1899, que fue de 322.64 millones de bolivares (Sullivan, 1974, vol. 2, p. 654). La balanza en cuenta corriente en algunos anos--como e.g. 1907--fue particularmente desfavorable (14), pues la deuda publica gravitaba con fuerza: para fines de 1901 la deuda acumulada se situaba en 193 millones de bolivares, que sumando los intereses no amortizados ascendia a 220 millones de bolivares (Arcila, 1974, p. 183), era equivalente a 6,78 veces los ingresos publicos del ano fiscal 1901-1902. Tres anos despues, el 31 de diciembre de 1904, la deuda publica era de 244,7 millones de bolivares, generandose 57,6 millones de bolivares por intereses (Pulido & Duran, 1979). De la deuda global, 68% correspondia a prestamos adquiridos tiempo atras con Alemania, Francia, Espana, Italia y los Paises Bajos.

Como corolario, el servicio de la deuda comprometia una porcion importante de los ingresos fiscales, con la posibilidad de incumplimiento bajo cualquier eventualidad, circunstancia que fue constante en los regimenes precedentes (15). Empero, el manejo desacertado de las relaciones exteriores por el Presidente debido a su caracter temperamental e irascible-condujo a un deterioro innecesario de las mismas que fue aprovechado por algunas de las potencias extranjeras con las cuales Venezuela estaba morosa, para proceder a un bloqueo naval bajo la situacion de incumplimiento (16). Estas circunstancias no dejaron de incidir sobre el desenvolvimiento del comercio, afectado al cerrarse algunos mercados de particular importancia, como el frances (Sullivan, 1974, vol. 1). Procurando superar esta situacion, el 13 de julio de 1905 el Congreso de la Republica sanciono un nuevo convenio de refinanciamiento externo, tendiente a reunificar las deudas de 1881 y 1896, para lo cual fue reservado el 25% de los derechos de aduana para el pago del servicio de la deuda (Pulido & Duran, 1979, p. 28). Como expresion de lo oneroso de este concepto, el servicio de la deuda entre 1905 y 1908 represento entre el 13,4% y 14,5% de las exportaciones totales (Rangel, 1969, p. 115). Una carga adicional sobre la balanza de pagos era la repatriacion de capitales por los beneficios de las empresas ferrocarrileras y las utilidades de las casas comerciales extranjeras, de peso en el comercio de intermediacion (Rodriguez, 1980).

Las actividades comerciales de mayor significacion--como el comercio de importacion-exportacion-, se encontraban en manos de las casas comerciales, muchas de ellas vinculadas al capital extranjero. Ellas se vincularon a la produccion solo en la realizacion de las mercaderias, asi como en la provision de los insumos para la produccion y de bienes manufacturados para el consumo. Y asumieron tambien funciones de financiamiento de la produccion en una epoca en que el recurso capital era escaso. Por su posicion monopolica, ademas de controlar la produccion agricola, alcanzaron un importante poder de mercado que les permitia un grado de manejo de los precios de los bienes agropecuarios e insumos productivos--incluido el credito-, acrecentando sus ganancias. Algunas desempenaban ademas actividades manufactureras, cuyos productos solian integrar habilmente al centro de su actividad, un buen ejemplo lo constituye la Casa Boulton (Pacheco, 1982).

Su participacion directa en la produccion agricola fue mas que todo circunstancial, derivado de la ejecucion de algunas haciendas por la insolvencia de sus propietarios en el pago los creditos en los periodos de crisis; hay importantes ejemplos de ello en la economia tachirense. Ademas, validas del sistema del bimetalismo que regia en la economia, obtenian beneficios especulativos: pagaban a los productores en plata devaluada en relacion con el valor del oro. Al mismo tiempo, vendian los frutos en el exterior en oro, revendido luego al Gobierno y a los agentes financieros en su valor comercial. Hubo cooperacion de los funcionarios publicos con estos intereses a cambio de beneficios (Rangel, 1969; Sullivan, 1974, vol. 1).

El servicio bancario y de seguros tenia poco desarrollo y actividad. Los bancos que operaban en el pais eran tres: el Banco de Venezuela, el Banco Caracas y el Banco de Maracaibo; los dos primeros en Caracas, en tanto el tercero lo hacia en Maracaibo, aun cuando el primero y el ultimo mantenian oficinas en otras partes del pais. Su capital era escaso y para el lapso tenian cerca de 19 millones (17). Eran estos bancos comerciales o de negocios, desempenandose asimismo el Banco de Venezuela como agente fiscal del gobierno, de donde provenia una importante fuente de sus beneficios.

Pero tambien se desenvolvian como bancos de emision, no obstante que la circulacion de papel moneda era muy escasa. Este ultimo era de baja aceptacion, por no existir la suficiente confianza para este tipo de moneda y porque todos los contratos se fijaban en oro (Arcila, 1985). Las emisiones estaban condicionadas a las disponibilidades de oro y plata, ya que eran de inmediata convertibilidad. Por causa de la restringida circulacion de la moneda-papel, las acunaciones de oro y plata superaban abultadamente a la masa de billetes: 24.592.675 bolivares versus 6.000.000 de bolivares (Carrillo, 1964, p. 27).

Los creditos hipotecarios estaban en manos del capital usurero, rasgo que constituia una limitacion para el desarrollo de la actividad agropecuaria, la que veia naufragar sus esfuerzos de anos y esperanzas en las crisis. El pacto de retroventa--muy comun en estas operaciones--fue un mecanismo que vehiculizo la ejecucion de propiedades. Entre los bancos, solamente el Banco Caracas tenia colocada una baja cantidad en esta figura crediticia.

Las Companias de Seguros eran entonces la Compania Anonima de Seguros Maritimos del Zulia y La Venezolana (con un campo limitado), orientadas esencialmente hacia los seguros de navegacion.

Un lastre adicional eran las caracteristicas demograficas de su poblacion. Segun Paez (1975, p. 26) se situaba en 2.264.000 de personas. La mayoria localizada en las areas rurales: para 1926 la poblacion urbana era solo el 15% del total. La esperanza de vida hacia fines del siglo XIX era de 31 anos, situacion que apenas mejoro en las proximas decadas (Paez, 1975, p. 27). El crecimiento anual de esta poblacion era muy pobre: su tasa fue de 0,8% entre 1891 y 1926 (Ibid.), ya que la favorable tasa de natalidad apenas compensaba la mortalidad, erigiendose ello en un obstaculo al crecimiento economico.

Los jornales eran bajos: un peon en la region cafetalera andina, la mas importante del pais, ganaba un salario que oscilaba entre 1,75 y 3,0 bolivares diarios, dependiendo de la epoca; el de la mujer era la mitad. En regiones agricolas no cafetaleras el jornal del trabajador era mas bajo, llegando en los tiempos mas dificiles hasta 1,50 bolivares por dia. El salario mensual medio para fines del siglo XIX, segun Paez (1975), era de 106 bolivares. Las remuneraciones de los funcionarios menores y de los integrantes medios del cuerpo militar distaban un largo trecho del salario de los jornaleros. En el otro extremo estaban los salarios de ministros y profesionales de alto rango. La demanda era de bajo dinamismo, siendo una remora para el desarrollo manufacturero. Las cifras salariales sin compararlas con los precios de los bienes de consumo y su evolucion dicen poco; se carece de series de precios de los alimentos y de los bienes de consumo que formaron parte de la elemental canasta basica, pero existen reportes de alarma por la subida de precios de los viveres agricolas en la region andina, operada en los ultimos anos de Castro. Este aumento de precios se derivo de la competencia del cafe con los rubros alimentarios por el uso del espacio, ligado a su dinamica de expansion hasta fines del XIX. La sustitucion genero una escasez de granos y otros bienes agricolas, que segun Febres Cordero (1960) indujeron un alza progresiva en los precios de los frutos de primera necesidad en Merida. Velasquez (1978), al describir los efectos de la fiebre del cafe en el Tachira, refiere entre ellos al encarecimiento de los alimentos.

Hubo tambien anos agricolas de climatologia adversa, que afectaron gran parte del pais: Los Andes, Zulia y Falcon, el Oriente y los Llanos Centrales, hacia 1905 (Vila, 1975). Por la escasez generalizada de granos fue decretada la libre importacion de cereales durante cuatro meses de este ano (Veloz, 1984). La subida de precios afectaba la capacidad adquisitiva de los salarios; en otras palabras, se deduce que una afeccion del salario real del trabajador a fines de este periodo debio hacerse presente.

Finalmente las mejoras emprendidas en las vias no superaban aun la falta de integracion regional: la dificultad para movilizar bienes y personas, ademas de gravar seriamente los costos de distribucion de los alimentos, afectaba cualquier proyecto economico.

5. LA AGRICULTURA Y SU DINAMICA

La agricultura (18) era el sector mas importante: el promedio de su actividad economica fue de 165,47 millones de Bs. para 1900/1908, equivalente como sector al 49,75% del total economico (Baptista, 1991, p. 32). La exportacion la conformaba un heterogeneo grupo de bienes agricolas y algunas manufacturas rurales que, en 1907, sumaron 97 productos, la casi totalidad. Resaltaban 10 productos, en tanto que el resto era de monto menor. Los mas representativos eran el cafe y el cacao, en el ramo vegetal; en el ganadero, la carne en pie y los cueros; adicionalmente habia un grupo variado de rubros forestales y silvestres, conformado por el balata, el dividivi, la sarrapia, las maderas, el caucho y las plumas de garzas.

La estructura y el peso de las principales exportaciones agricolas son recogidas en el Cuadro No 3. Estas la encabezan el cafe y el cacao, seguidas luego los productos ganaderos: ganado vacuno y cueros de res, los forestales y las plumas de garza; dentro de los forestales, el caucho y el balata eran los mas importantes. Las exportaciones de cafe se ubicaron en los anos referidos en 29,6 y 40,3 millones, respectivamente, con una media de 34,9 millones. La produccion de cacao a la saga del cafe oscilo entre 6,5 y 20,9 millones respectivamente, con una media de 14,2 millones. La media de los forestales y la de los productos ganaderos (ganado en pie y cueros) se ubico en 5,6; 5,0 y 4,7 millones de Bs., respectivamente.

La baja diversificacion de las exportaciones se puede observar en el Cuadro No 4.

El Cuadro No 4 releva el peso de estos rubros en el total de exportacion; su participacion oscilo entre 69,17% y 93,15%, de cara al resto de los productos. El aporte mayor estaba representado por el cafe y el cacao, que en conjunto representaban entre 56,68% y 77,19%. Aun cuando ambos contaban con ventajas comparativas y competitivas (tales como zonas ecologicamente aptas, ventajosa localizacion geografica, productores con experiencia y conocimiento de los circuitos comerciales), el cafe se habia erigido en el producto locomotora, en tanto que el cacao iba a su saga. Su comportamiento pautaba el desenvolvimiento economico. Los anos de bonanza cafetera comportaban gran actividad economica y viceversa. La importancia del cafe la resume el Cuadro No 5.

Descansar la economia sobre un rubro deparaba alta vulnerabilidad y volatilidad. Su orientacion exogena la sometia ademas a variables complejas de poco o ningun control. Las restricciones de la especializacion agricola las vivio la sociedad agraria y el Gobierno de Castro, con la caida de los precios desde fines del siglo XIX. El modelo de crecimiento hacia fuera privilegiado por la region al intentar reposicionar sus economias, desde su conversion en republicas independientes, estrecho desde 1870 la integracion de America Latina al comercio mundial (Glade, 1986). Los efectos de los cambios de precios se hacian asi sentir con mas fuerza. En las economias minero-exportadoras o agroexportadoras, con una reducida diversificacion productiva como ocurria en los paises latinoamericanos, la sensibilidad era mayor frente a los altibajos ciclicos de precios; estos, caracteristicos de las economias industriales, se transmitian por los canales comerciales. Las crisis financieras y las depresiones que solian acompanar a los movimientos de precios se dejaron sentir en America Latina. La gran depresion de 1873 y las depresiones de 1893 y 1900-1901 son ilustrativas. Esta ultima estuvo precedida por una serie de eventos politicos que sacudieron al mundo. Un reflejo de los efectos de la crisis de 1900-1901 se observa en la evolucion de los precios de los dos productos venezolanos fundamentales: el cafe y el cacao (Cuadro No 6).

La reduccion en el cafe fue importante para 1901-1902 y 1902-1903, en particular para este ultimo periodo (ano economico), con una contraccion del precio del 20% en relacion con de 1900-1901. El descenso pudo remontarse en el ano economico de 1904-1905, manteniendose los niveles ascendentes hasta 1906-1907, para experimentar en el periodo un ligero descenso del 2% aproximadamente. En el cacao la disminucion de precios ocurrio el ano economico de 1902-1903, persistiendo hasta 1905-1906 y con un repunte los dos anos siguientes. Arcila (1985, p. 21), al cotejar la decada de Castro contra la precedente, encontro que en la decada final del siglo XIX el precio del cafe fue de 1,67 bolivares por kilogramo exportado, mientras que en la primera del XX alcanzo el valor de 0,77 bolivares, lo que supone una reduccion de mas de la mitad. La merma en los ingresos por exportaciones fue de 395 millones de bolivares. Para el cacao el precio promedio fue de 1,23 bolivares por kilogramo en la decada precedente, mientras que en la castrista el precio medio fue de 1,24 bolivares por kilogramo; alli el caracter estacionario de los precios fue poco estimulante para el productor.

Por la estrecha imbricacion a los centros capitalistas europeos y a Estados Unidos, el comercio exterior se realizo practicamente con estas naciones, salvo excepciones regionales. Las importaciones correspondientes a bienes de consumo, intermediarios y de capital (instrumentos agricolas y equipos), provinieron esencialmente de EE.UU. y Europa, que en promedio representaron 96,5% del total (Rodriguez, 1999). Las exportaciones tuvieron por paises receptores a los recogidos en el Cuadro No 7. Resalta alli la importancia de Estados Unidos y Francia como consumidores, al concentrar el 63,4% de las mismas.

Un comercio importante fue el sostenido con Cuba. El intercambio con la Isla en 1898 ya mostraba cifras de magnitud, superavitario para Venezuela. Veloz (1904, pp. 222-223) refiere para esa fecha un contrato celebrado con cinco ganaderos del estado Miranda, a fin de suplir 24.000 cabezas de ganado, las cuales se entregaron a razon de 2.000 mensuales. Ese mismo ano, en octubre, se embarcaron con destino a La Habana 533 bueyes de 450 a 650 libras cada uno. Desde Guanta, otro criador remitio 800 cabezas en la misma fecha. Tambien se hicieron embarques adicionales de 750 cabezas de ganado para Santiago y 300 para Manzanillo. En 1901 se exportaron asimismo a Cuba 33.849 cabezas desde el estado Bolivar, evidenciando la presencia de un comercio de cuantia con la isla (Ibid.). En los anos siguientes las cifras de Veloz (1904) y las de Arcila (1985) confirman su continuidad, con balance neto favorable a Venezuela en forma abrumadora: las importaciones fueron muy puntuales y de baja monta, en tanto las exportaciones mostraban cifras importantes. Las importaciones fueron pequenas cantidades de tabaco elaborado, tripa y papel de cigarrillo, por un valor de 140.000 bolivares para el periodo (Arcila, 1985, p. 24). Las exportaciones sumaron 33 millones de bolivares y estuvieron constituidas por ganado en pie, bestias de carga y cafe, esencialmente; solamente en ganado en pie se vendieron en seis anos un poco mas de 100.000 cabezas, mayormente novillos, por un valor de 28,8 millones de bolivares (Ibid.). Las necesidades de ganado parecieron darse cuando la cabana cubana resultaba insuficiente para responder a las necesidades de su demanda interna y lograr la reposicion de su exangue pie de cria seriamente comprometido en la guerra independentista.

Una particularidad que acompano a la agricultura ligada al mercado externo estos anos fue su perdida de dinamismo, como se evidencia en los Cuadros No 8 y No 9.

Del Cuadro No 8 se desprende que entre 1899/1900 y 1904/1905 el cafe sufre contracciones y expansiones alternas de su produccion fisica, con predominancia de las primeras; los anos subsiguientes fueron de expansion tenue de su exportacion, excepto el ano economico 1907/1908. El balance entre los decrementos e incrementos anuales, con inclinacion hacia los primeros, expresa una desaceleracion de las exportaciones del cafe.

Por su parte, el cacao presento una evolucion mas favorable. Ello se aprecia en las variaciones anuales para todo el periodo, con incrementos mas frecuentes que decrementos. Estos altibajos, salvo la variacion entre el ano 1902/ 1903 y 1903/1904, son atemperados.

El ganado mostro hasta 1903/1904 un balance favorable. Los anos subsiguientes la variacion expreso aumentos y disminuciones alternas en proporcion equivalente, que mantuvo el nivel de exportacion alcanzada. En los anos siguientes a 1905-1906, registro sin embargo decrementos marcados, que determinaron una pequena variacion entre los anos extremos de la serie.

En el caso de los cueros, entre 1899/1900 y 1903/1904 presentaron decrementos sucesivos que se irrumpen el ultimo ano, con un incremento abrupto. Desde 1903/1904 hasta el fin de la serie presentan altibajos, con predominio de los decrementos, para terminar la misma con un nivel de exportacion marcadamente inferior al ano de inicio.

Asi, la perdida de dinamismo se percibe en los numeros indices para el valor de las principales exportaciones. Ademas, su calculo reitera la evolucion economica descrita.

Para los forestales el comportamiento de las exportaciones, no considerados en el Cuadro No 8, presento importantes fluctuaciones en relacion con el ano base. No obstante, la agregacion no permite ver el comportamiento por rubro. El caucho, uno de sus componentes importantes, presento sin embargo una tendencia alcista en relacion con el ano base, exceptuando 1907/1908.

El curso seguido por la produccion y oferta del caucho se inscribe en el papel estrategico de su industria en el mundo. Lo habia cobrado desde fines del siglo XIX, lo cual le habia convertido en una materia prima estrategica de importancia inusitada por los avances de la industria del automovilismo, que ya se hacia tangible en el mundo industrial. Esta vision es recogida en el Cuadro No 9.

La evolucion economica de la mayoria de estos rubros que presenta en el Cuadro No 9 pone de manifiesto una serie de restricciones, que se resumen seguidamente. El cafe empezaba a perder su cualidad de rubro locomotora. Su elasticidad-precio de la oferta comenzaba a presentar cierta rigidez. Un cambio en sus condiciones favorables pesaba: la abundancia de la oferta de tierras presentaba indicios de agotamiento, visible claramente en la region central. La competencia internacional se acrecentaba, emergian nuevos competidores por la artificialidad del paraguas de la politica de valorizacion del estado de Sao Paulo. Costa Rica y Colombia, gracias a las mejoras de su situacion politica, avanzaban en su economia cafetera: las reformas liberales de fines del XIX-concurrentes en el istmo--posibilitaron a la nacion tica un grado de consolidacion politica, que le facilito obtener prestamos para desarrollar la infraestructura; habia ademas una estructura democratica de la propiedad y disponibilidad de tierras de colonizacion, lo cual permitio consolidar una pequena y mediana produccion mercantil, que avanzo en la incorporacion de tierras apropiadas (Thorp, 1998). Por su parte, el cese de la Guerra de los Mil Dias (1899-1902), al dar estabilidad politica en Colombia, permitio avanzar al cultivo del cafeto en la cordillera central, en tierras de colonizacion, que resuelta la pugna de tierras baldias produjo una rapida expansion (Ibid.). Esto contrasta con el desempeno en Venezuela, donde incidian negativamente la ocupacion de tierras poco apropiadas al cultivo; la baja mutabilidad de sus tecnicas, algunas primitivas; el envejecimiento de las plantaciones; el escaso cuido de las mismas; y la ausencia casi total de practicas mejoradoras, que se centraban en la aplicacion de deshierbes (Delgado, 1895; Vegas, 1914).

Las tierras dedicadas al cafeto en Los Andes, de incorporacion tardia frente a la region central, tambien confrontaban restricciones agronomicas: la ausencia de tecnicas modernizadoras aun para 1921 era un hecho, salvo contadas excepciones (Pacheco, 1982). La expansion horizontal tocaba asi su techo: cuando la fertilidad natural se agotase por el monocultivo, la produccion promedio iria decreciendo (19) y los costos seguirian el recorrido contrario, erigiendose los precios en el determinante del beneficio, que fue lo ocurrido (Pacheco, 1982). Los ciclos desfavorables de precios abatirian la produccion. Su perdida de dinamismo le desplazaria de su posicion en el comercio mundial -a la saga de Brasil-, siendo sustituido por Colombia, que a la vuelta del siglo se hizo uno de los mas importantes (20).

El cacao por su parte habia atemperado su importancia por su explotacion con tecnicas de rusticidad, con ausencia casi total de practicas mejoradoras. El beneficio, actividad determinante en el cultivo, habia sido descuidado, afectando asi las calidades del cacao. Un documento oficial de la epoca exponia informacion de una Asamblea de ochenta fabricantes de chocolate reunidos en Alemania, acerca de la calidad del cacao venezolano entre fines del siglo XIX y principios del siglo XX. Se constataba la merma de su calidad como amenaza de su cotizacion en los mercados internacionales, afectando su preferencia. Las quejas eran por las deficientes practicas de cultivo; el descuido en la preparacion del fruto y los fraudes en el mercadeo, pues el cacao empaquetado llegaba mezclado con piedras y toda suerte de impurezas, cercanas al 10% de su producto bruto. Ademas, llegaba reseco y quebradizo (Ministerio de Fomento, Direccion de Agricultura y Cria, 1904, p. 308).

En cuanto a la ganaderia la cabana, esta se habia reducido por el impacto de las guerras intestinas (1) y produccion era muy rudimentaria, casi como una actividad de recoleccion. Se sumaban las enfermedades y las carencias de medios de transporte, con un alto indice de perdidas por la mortalidad y alto costo en el traslado a las poblaciones nativas y puertos de exportacion. Argentina y Norteamerica, mas tecnificadas y competitivas, desplazaron a Venezuela de algunos de los mercados antillanos, para los cuales contaba con ventajas comparativas de localizacion geografica. Su perdida redimensiono la vertiente del mercado interno, que absorbia parte de su produccion.

Con respecto a los productos forestales, estos se obtenian en una actividad recolectora, aprovechando las bondades de los recursos naturales. En la produccion de caucho y balata se empleo al comienzo el destructivo sistema de tumbar el arbol silvestre para extraerle el latex. Para comienzos del siglo el metodo utilizado era la sangria, hecha mediante incisiones en el tallo. Pero la mayoria de las practicas empleadas eran muy primitivas (Martinez, 1924).

Las producciones analizadas se obtenian-esencialmente-, mediante el uso intensivo de la tierra: el recurso mas abundante. La produccion del cafe y del cacao, por tratarse de rubros tropicales que no eran estrategicos para el capitalismo, se hacia mediante tecnicas no intensivas de capital. Asi, la ausencia de tecnologias de esta naturaleza afectaba la productividad.

Junto con la agricultura para el mercado externo se encontraban un conjunto de rubros, destinados a satisfacer las necesidades internas. Eran producciones muy articuladas a la agricultura antes descrita y eran funcionales a su desenvolvimiento, haciendo posible la operacion de los circuitos economicos y el abastecimiento de las pequenas poblaciones comarcales y ciudades. Estos cultivos eran: la cana de azucar, las leguminosas y menestras de diferentes especies; frutales, como el cambur y el platano; el tabaco y los cereales, integrados principalmente por el maiz, el arroz, y el trigo.

De estas producciones, la de mayor importancia era la cana de azucar, que desde muy temprano estuvo orientada al mercado interno. Las inversiones eran altas: para 1910-1911 su produccion concentraba el 24% del total de las inversiones en el sector agricola (Ministerio de Fomento, Memoria 1913; en Banko, 2003, p. 5). La produccion consistente en azucares, papelones y aguardientes se realizaba en haciendas-ingenios y trapiches ubicados cerca de las ciudades y centros mas importantes. Estas unidades integraban el proceso agricola y el procesamiento <<industrial>>. Estaba presente una marcada heterogeneidad tecnologica: por una parte estaban los trapiches, suerte de protoindustrias, la mayoria en manos de productores pequenos y medianos y con una tecnologia rudimentaria. Esta se distanciaba poco del patron tecnologico conformado en la colonia: el cultivo se producia en forma continua y estaban ausentes practicas de gran importancia como el abonamiento. En el procesamiento, en el molido, se empleaban pequenos molinos de dos o tres mazas de madera, piedra o cilindros de hierro, que eran accionados a mano, por bueyes o fuerza hidraulica, con ruedas de madera o metalicas, segun el tamano de los trapiches. Las ruedas metalicas fueron una innovacion, importandose los equipos de Europa (Molina, 1999, Martinez, 1924). De modo que concurrian variantes en el sistema utilizado. En la produccion del melado se empleaban trenes jamaiquinos: estos representaban un avance frente a la coccion abierta, al ser mas eficientes en el manejo de la energia y de la mano de obra; pero era una tecnologia obsoleta ante la coccion al vacio. No se empleaban maquinas evaporadoras que permitian una coccion al vacio, asi como tampoco filtros de carbon animal para la purificacion, en tanto el sistema de centrifugadora estuvo presente muy ocasionalmente (Martinez, 1924; Carvallo, 1995, en Abreu, Martinez, Quintero, Molina, Ablan & Bellorin, 2001, pp. 273-274).

Las haciendas-Ingenios o Ingenios, termino que connotaba la unidad integrada, poseian equipos y maquinas de tecnologia mas avanzada; no pocos tenian tambien maquinas de vapor y centrifugadoras, produciendo una azucar y aguardientes y rones de calidad (22). Los Centrales, sistema que procedia de la industria de remolacha europea y eran un avance en la organizacion de la produccion, al separar el proceso agricola del industrial, mejorando la eficiencia del trabajo (Roland, 1963), no aparecian aun. Las fuertes inversiones de capital en los ingenios se hicieron presentes en algunas empresas de inversiones cuantiosas. Veloz (1904, p. 175) cita un ingenio situado cerca de Maracaibo valuado en 2.500.000 bolivares, cuya produccion de azucar refinada remitia al interior del pais. Algunos de los frutos y bienes obtenidos se exportaban eventualmente, como era el caso de la misma azucar. Eran cantidades menores, pues la competencia de las islas del Caribe bajo el dominio ingles y de las Antillas Mayores, con azucar de gran calidad y menores costos, impedia el acceso al mercado internacional.

El trigo era muy importante por su elevado consumo. Estaba circunscrito a los Valles altos de Lara, en las estribaciones de la Cordillera Andina y a Los Andes, la mas importante area. Habia perdido importancia ante la competencia de las harinas extranjeras, de menor costo y mayor calidad, producidas con sistemas de mayor eficiencia industrial. La ausencia de practicas mejoradoras, como la seleccion de semillas, la siembra en curvas de nivel y la carencia de maquinas perfeccionadas en el beneficio, lastraron su capacidad competitiva (La Industria Agricola, 1898, p. 12).

La produccion de leguminosas y menestras, cereales, tuberculos y tabaco era de fuerte base familiar, constituyendo la mano de obra su recurso abundante. Era una actividad ligada a las formas campesinas y a la existencia de patrones de consumo rural. Sus excedentes se comercializaban en los mercados locales y comarcales y no tenia la vulnerabilidad de los rubros orientados al mercado externo, por no estar sometidos a los fuertes vaivenes de precios. Su produccion amortiguaba las dificultades de los mercados externos en los momentos de crisis, dando garantia alimentaria y empleo.

6. LA AGRICULTURA Y LAS POLITICAS DEL ESTADO

En la agricultura habia factores que restringian su desarrollo: i) el capital agricola era escaso y operaba con intereses muy altos; ii) las casas comerciales tenian una posicion monopolica de cara a los productores en libre concurrencia: fijaban los precios de los insumos y de la compra de los productos. Su abusivo poder de mercado asfixiaba economicamente a los agricultores; iii) el sistema bimetalico era una carga pesada: el Gobierno acunaba plata y oro, en proporciones muy altas la primera. Su acunacion a gran escala devaluaba su valor real: el grado de depreciacion frente al oro era del 55% (Sullivan, 1974, vol. 2, p. 656); iv) las concesiones para explotar recursos naturales e instalar industrias eran bajo formas monopolicas, restrictivas de la competencia; concurria una escasez de mano de obra para las labores agricolas; y, v) las guerras intestinas de los primeros anos asolaron el campo.

Las politicas de apoyo economico a la agricultura se circunscribieron a medidas fragmentarias, respuestas espasmodicas a las crisis mas que el resultado de una comprension del problema. Las acciones fueron: i) el decreto de 9 de enero de 1901, que establecia la moratoria de la deuda, indistintamente de estar avalada por bienes prendarios, bajo pacto de retroventa; ii) la resolucion de 13 de julio de 1901, otorgando exenciones de derechos arancelarios a maquinas, herramientas e insumos y materias primas y demas accesorios para el establecimiento de industrias nuevas, no extensible a las establecidas para esa fecha; iii) promocion al desarrollo de tierras incultas o eriales y de baja intensidad de explotacion, amparandose en la Ley de Tierras Baldias, lo cual fue una via para la suscripcion de contratos entre el Ejecutivo y particulares. Los convenios, al colocar enfasis en el empleo de sistemas de produccion a escala e incluir clausulas como su larga duracion (20 anos o mas) y el veto al otorgamiento de concesiones a terceros con el mismo fin, conducian a restringir las condiciones competitivas, introduciendo distorsiones (Rodriguez, 1991, pp. 132-133).

Las medidas no resolvian los problemas estructurales; eran acciones de coyuntura. La conducta economica del Gobierno era poco transparente: no habia seguridad juridica ni economica, primando las decisiones del caudillo. A ello se adicionaron los impuestos para enfrentar la guerra y la herencia financiera recibida: deudas y compromisos economicos, desorden administrativo y fiscal y las arcas del tesoro exhaustas. En realidad, el mecanismo de los impuestos constituyo la via mas expedita y tal vez la unica que tuvo Castro; el uso del emprestito estaba agotado, por el incumplimiento de los compromisos y la desconfianza hacia el liderazgo nativo por parte de los capitalistas extranjeros y aun los nacionales. Por ello, las diligencias que intento en esta direccion fueron negativas (Sullivan, 1974, vol. 1). Castro apelo entonces a los gravamenes para obtener los fondos requeridos para sobrevivir, recomendando a sus funcionarios y jefes militares recorte en los gastos y la aprobacion de Leyes de Presupuesto regionales (23).

En este marco el 5 de enero de 1900 se coloco un impuesto de guerra extraordinario a las importaciones y exportaciones. El 7 de febrero de 1900, ante las presiones de productores y consumidores que veian mermar sus bolsillos, fue circunscrito a las importaciones de harina y a las exportaciones de cafe. El 30 de octubre de 1900 se derogo el impuesto sobre mercancias importadas y el 25 de abril de 1901, con vigencia desde el 1 de mayo ante la critica situacion del cafe se derogo el impuesto territorial sobre el mismo. El impuesto al transito continuo y entraron en vigencia nuevos impuestos a raiz del bloqueo (Sullivan, 1974,; Rodriguez, 1991). Las medidas golpearon a los consumidores y disminuyeron la precaria competencia de los rubros de exportacion. De modo que como ha acotado Sullivan (1974, v 2) el exito mayor de su politica gubernamental hacia la agricultura devino por la pacificacion del pais.

7. CONCLUSIONES

* El mandato del general Cipriano Castro, que personifica la llamada Restauracion Liberal, constituye un periodo de transicion relevante del ciclo historico venezolano. En el fue iniciado el cese de la fragmentacion politica; el minado del sistema del caudillaje, que posibilito el sometimiento gradual de los caudillos; los inicios de la constitucion de un ejercito nacional. Y concurren los elementos para conformar con posterioridad el pais como una unidad politica de identidad nacional, sentando las bases para el proceso de conformacion de un Estado nacional, que acaecera bajo el gobierno del general Juan Vicente Gomez.

* La actividad productiva, a pesar del clima de estabilidad politica que se fue clareando a partir de 1904, poco logro avanzar hacia su consolidacion; la agricultura no escaparia a ello. Las condiciones que reclamaban su desarrollo, tales como: la transformacion de su asimetrica estructura de tenencia y propiedad, la modificacion de sus relaciones de trabajo, el cambio en el nivel tecnico basado en el fomento y la investigacion, la disponibilidad de capital y sus acceso a precios no especulativos, la comunicacion al interior y entre las regiones y las mejoras en los sistemas de distribucion de productos, estuvieron ausentes o sus avances limitados.

* La agricultura inmersa en la situacion descrita, golpeada por una seria recesion internacional en su producto pivote (el cafe) y ayuna de politicas publicas que la estimulasen, no pudo erigirse en el sector competitivo que reclamaba el desarrollo.

* Durante el periodo de estudio la agricultura tuvo como caracteristicas fundamentales: i) una orientacion elevada hacia el mercado externo, relevando como fuente de ingresos y creadora de trabajo; ii) una estructura poco diversificada de las exportaciones agricolas, con predominio de dos rubros: cafe y cacao; iii) la perdida de dinamismo, debida a la baja mutabilidad de las condiciones tecnicas y el deterioro de sus niveles de productividad; y, iv) bajos excedentes y debilidad del proceso de formacion de capital, con fuerte dependencia de los precios, condicionando el excedente. Por su parte, la agricultura para el consumo interno-dada su naturaleza de economia campesina-, tenia restricciones para afrontar situaciones de expansion.

* Las medidas de politica publica agricola fueron coyunturales y fragmentarias. Por tanto, no contribuyeron al fomento de la agricultura. El escaso beneficio fue indirecto: la paz que logro obtenerse, por el sometimiento de los caudillos.

Recibido: 25-06-2015

Revisado: 17-07-2015

Aceptado: 14-11-2015

REFERENCIAS

Abreu, E, Martinez, Z., Quintero, M., Molina, L., Ablan, E., & Bellorin, M. (2001). Entre campos y puertos. Caracas: Fundacion Polar.

Adriani, A. (1962). Labor venezolanista. Merida (Venezuela): Universidad de Los Andes.

Arcila, E. (1974). MOP. Centenario del Ministerio de Obras Publicas. Influencia de este ministerio en el desarrollo. Caracas: Ministerio de Obras Publicas.

Arcila E. (1985). Las estadisticas de Castro. Primera decada del siglo XX. Caracas: Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia.

Banko, C. (2003). El Central Venezuela y la industria azucarera zuliana, 1913-1960. Akademos, 5(1), 57-74.

Baptista, A. (1991). Bases cuantitativas de la economia venezolana 1830-1989. Caracas: Comunicaciones Corporativas D.

Belloso, D (1962). La historia del Banco de Maracaibo. Buenos Aires: Banco de Maracaibo.

Brewer, A. (1998). Cinco siglos de historia un pais un crisis. Recuperado de http://www.msinfo.info/default/acienpol/bases/biblo/texto/Brewer/L-0265.pdf

Carrillo, T (1964). Moneda, credito y banca en Venezuela. Caracas: Banco Central de Venezuela.

Coronil, F. (2013). El Estado magico. Naturaleza, dinero y modernidad en Venezuela. Caracas: Editorial Alfa.

Cunill, P. (1987). Geografia del poblamiento venezolano en el siglo XX Tomo II. Caracas: Ediciones de la Presidencia de la Republica.

Delgado, G. (1895). Contribucion al estudio del cafe en Venezuela. Caracas: Tipografia El Cojo.

Febres Cordero, T. (1960). Cuestion viveres. Avance formidable del cafe. Los frutos tropicales en derrota. En Febres Cordero, T., Obras completas. Merida (Venezuela): Ejecutivo del Estado Merida.

Glade, W (1986). America Latina y la economia internacional 1870-1914. En Bethell, L. (Ed.), Historia de America Latina, vol. 7. Barcelona (Espana): Critica.

Izard, M. (1970). Series estadisticas para la historia de Venezuela. Merida (Venezuela): Universidad de Los Andes.

La Industria Agricola. (1898). La Industria Agricola, No 1 (abril).

Martinez, R. (1924). Manual del agricultor venezolano, o compendio de metodos de todos los cultivos tropicales. Caracas: Imprenta Bolivar.

Ministerio de Fomento. Direccion de Agricultura y Cria. (1904). Resolucion de 18 de junio de 1901. Tomo XXIV. Caracas: Ministerio de Fomento.

Ministerio de Fomento. (1940). Anuario estadistico de Venezuela. (1940). Caracas: Ministerio de Fomento, Direccion de Estadistica.

Molina, L (1999). De los trapiches decimononicos a los centrales protoindustriales. Aproximacion arqueologica a los establecimientos caneros de la segunda mitad del siglo XIX y primera del XX. Boletin Antropologico, 45, 48-77. Recuperado de ecotropicos.saber.ula.ve/cgi--win/be_alex.exe?Documento=T016300001511/3&term_termino_2=e:/alexandr/db /

Olavarria, J. (1996). De Crespo a Caldera 1894-1994. En Velasquez, R. (Coord.), Balance del siglo XX venezolano (pp. 85-134). Caracas: Fundacion Francisco Herrera Luque-Grijalbo, S.A. de Venezuela.

Pacheco, G. (1982) El proceso de disolucion de la economia cafetalera venezolana (1910-1938). (Tesis de maestria inedita). Facultad de Agronomia, Universidad Central de Venezuela, Maracay.

Pacheco, G. (2007). Agricultura, modernizacion y ciencias agricolas en Venezuela. De la ilustracion borbonica a los ilustrados del gomecismo 1770-1935. Caracas: Universidad Central de Venezuela, Consejo de Desarrollo Cientifico y Humanistico.

Paez, J. (1975). Ensayo sobre demografia economica de Venezuela, Caracas: Eduven.

Pino, E. (Recopilador). (1974). Castro. Epistolario presidencial (1899-1908). Caracas: Facultad de Humanidades y Educacion, Instituto de Estudios Hispanoamericanos-UCV.

Pulido, I. & Duran, R. (1979). Finanzas publicas de Venezuela en el siglo XX. El Nacional, edicion 03/08/1979.

Rangel, D. (1969). Capital y desarrollo. La Venezuela agraria. Tomo 1. Caracas: Universidad Central de Venezuela.

Rangel, D. (1999). Cipriano Castro. Semblanza de un patriota. Caracas: Merida Editores C.A.

Rangel, D. (2004). Los andinos en el poder. Balance de la historia contemporanea 1899-1945. Merida (Venezuela): Ediciones Actual, Coleccion Ensayo.

Recopilacion de Leyes de Venezuela. (1904). Tomo XXIV. Caracas: Imprenta Nacional.

Rodriguez, I. (1980). Venezuela entre el ascenso y la caida de la Restauracion Liberal.. Caracas: Editorial Ateneo de Caracas.

Rodriguez, I (1991). Crisis de la economia en los tiempos de la Restauracion Liberal. En Pino, E. (Comp.), Cipriano Castroy su epoca (pp. 131-146). Caracas: Monte Avila Editores.

Rodriguez, M. (1999). La economia y las finanzas publicas durante el gobierno de Cipriano Castro. Quinto Dia, edicion 26 de febrero al 5 de marzo.

Roland, E. (1963). Cuando reinaba su majestad el azucar. Estudio historico sociologico de una tragedia latinoamericana: el monocultivo en Cuba. Origen y evolucion del proceso. Buenos Aires: Editorial Sudamericana.

Sullivan, W (1974). The rise of despotism in Venezuela: Cipriano Castro 1899-1908. (Unpublished doctoral thesis). Department of History, the University of New Mexico, New Mexico.

Sullivan, W (2013). El despotismo de Cipriano Castro. Caracas: Academia de la Historia-Andres Duarte Vivas. Fundacion Editorial Trilobita (edicion corregida y ampliada de la tesis doctoral con la colaboracion de Hector Perez Marchelli y Jaime Tello).

Thorp, R. (1998). Progreso, pobreza y exclusion. Una historia economica de America Latina en el siglo XX. Washington: Banco Interamericano de Desarrollo-Union Europea.

Vegas, P. (1914). Cultivo practico del cafeto. Caracas: Litografia y Tipografia Comercio.

Velasquez, R. (1978). El Nacional, Edicion 12/ 10/1978.

Veloz, N. (1904). Venezuela 1904. Caracas: Ministerio de Fomento.

Veloz, R. (1984). Economia y finanzas de

Venezuela 1830-1944. Caracas: Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia.

Vetencourt, L. (1980). Venezuela 1870-1914. Caracas: Ediciones FACES, UCV-Vadell Hermanos Editores.

Vila, M. A. (1975). Las sequias en Venezuela. Caracas: Fondo Editorial Comun.

Zerpa, A. (1998). Explotacion y comercio de plumas de garza en Venezuela. (Fines del siglo XLX-Principios del siglo XX. Caracas: Congreso de la Republica.

Pacheco Troconis, German (1)

(1) Ingeniero agronomo (Universidad Central de Venezuela-UCV); M.Sc. en Desarrollo Rural (Universidad Central de Venezuela-UCV); Master y Doctor en Historia Economica (Universidad Autonoma de Barcelona-UAB, Espana). Profesor Titular de la Universidad Central de Venezuela, Facultad de Agronomia, Instituto de Economia Agricola y Ciencias Sociales, Maracay. Direccion postal: UCV, Facultad de Agronomia, Avenida Universidad, s/n. El Limon. Maracay, Edo. Aragua, Venezuela. Apdo. Postal No 4579. Telefonos: Direccion de habitacion: Carrera 2a, 16a-38, Apto 3-604. Bogota, Colombia. Telefonos. +58-243-2466696; +57-1-2845092; e-mail: pachecogerman@hotmail.com

(2) Entre 1830 y 1893 fueron promulgadas ocho constituciones.

(3) La alta concentracion de la tierra se expresaba en los escasos guarismos disponibles: el censo de 1891 da cuenta de 1.184 grandes propietarios de tierra, detentando 14.184 leguas cuadradas de tierra, frente a 19.901 pequenos y medianos propietarios de tierra con 5.000 leguas cuadradas (Izard, 1970).

(4) Las deudas hereditarias contraidas via la conformacion de mercados cautivos en las haciendas con el sistema de pulperia y pago con fichas, de circulacion restringida, donde los trabajadores eran amarrados con sobreprecios de los bienes que adquirian y escualidos salarios, durarian hasta 1936, ano en que fueron proscritas (Pacheco, 1982).

(5) El analfabetismo era grave, al punto que para 1894 tan solo el 16% de la poblacion venezolana sabia leer y escribir (Sullivan, 2013, p. 46).

(6) Entre los anos fiscales de 1892-1893 y 1899-1900 la explotacion minera--esencialmente el oro--, aporto a los ingresos nacionales 186.011,61 bolivares, monto de baja cuantia para el quinquenio. Dentro de los minerales no metalicos el asfalto, integrante de la rama del petroleo, era el de mayor significacion en este grupo.

(7) El cafe como cultivo abonaba a su favor un conjunto de elementos que le llevaron a ser privilegiado por los productores: precocidad productiva; adaptacion a tierras marginales de vertientes; resistencia a cortas sequias y a la plaga de langostas; baja perecibilidad de su fruto, una vez beneficiado; menores exigencias de cuido agronomico y menor demanda de fuerza de trabajo fija a lo largo del ciclo productivo, por lo cual desplazo al cacao, como rubro pivote. Algunas de estas particularidades permitian su abandono bajo condiciones de guerra civil, sin que se afectase sustantivamente su produccion. De cara a ello su demanda exterior habia ido en incremento en la medida que los ingresos de las clases medias europeas y americanas habian ido atemperando sus asimetrias (Pacheco, 1982; Sullivan, 2013). Estas circunstancias condujeron a su expansion en los mas importantes valles centrales del pais, la region andina y parte de la Cordillera de la Costa en su region oriental. Para 1900 las cifras daban cuenta de 250 millones de arboles, responsables del 74,23% de las exportaciones globales en la decada de los noventa (Sullivan, 2013: 36-37).

(8) La balanza de pagos durante la decada de 1890 fue favorable en mas de 300 millones (Sullivan, 2013, p. 36).

(9) En 1914 tuvo lugar el primer descubrimiento petrolero de importancia. Ya para 1925 el petroleo igualaba al valor de las exportaciones agricolas. Tres anos despues el pais se habia convertido en el segundo productor y en el primer exportador mundial. Y, para 1930, las exportaciones de cafe y cacao--los dos productos bandera de la economia venezolana hasta el inicio de la decada de 1920---tan solo representaban el 15% del valor de las exportaciones, en tanto que el petroleo abarcaba el 83% (Vetencourt, 1980, p. 81).

(10) Como resultado de esta evolucion los ingresos por la exportacion petrolera que en 1924 fueron de 6 millones de bolivares pasaron a mas de 300 millones en 1930, en apenas seis anos se multiplicaron mas de 50 veces (Coronil, 2013, p. 117).

(11) Los Andes era una region animada por la gran laboriosidad de sus habitantes. Alli las continuas guerras que campearon desde la mitad del siglo resto del pais practicamente no habian hecho presencia, teniendo las actividades agricolas un dinamismo importante, en particular el cultivo del cafe. En la region andina el estado Tachira ocupaba un lugar singular: la produccion de cafe habia enraizado con fuerza, dado la vocacion agricola de sus suelos, el caracter fragmentado de la propiedad--que le otorgaba importancia relevante a la pequena y mediana produccion campesina-, asi como una demografia y clima favorable. La prosperidad economica del cultivo gestada en la segunda mitad del siglo XIX y su efecto multiplicador cobraban expresion en el desarrollo de poblados, villas y pequenas ciudades y de una actividad artesanal y de servicios que se nutrian de lo agricola. En este sustrato habia avanzado la educacion en terminos que distaban de lo nacional: en 1889 habia alli 134 escuelas federales, 62 estadales y municipales y 36 colegios privados en Los Andes, situacion de particular importancia para el desarrollo de la region (Sullivan, 1974, p. 71).

(12) La participacion conjunta del cafe y el cacao en el total economico oscilo entre 55,68% y 77,19% a lo largo del periodo.

(13) Como fuente de divisas, esencialmente por la explotacion aurifera, la participacion mineral oscilo entre el 3% y el 10,4% en la primera decada del siglo XX.

(14) Las cifras manejadas por Rangel (1969, pp. 359-370) muestran un saldo desfavorable en la balanza en cuenta corriente, tanto para fines del periodo restaurador como para los primeros anos del periodo de Gomez.

(15) Los Comites de Acreedores de Venezuela en el Exterior (The Venezuelan Committee of Foreign Bonholders) habian estimado que entre 1830/1900 la deuda exterior contraida por el pais estuvo en default cerca de 40 anos (U.S. House Document, 4844; en Sullivan, 1974, Vol. 1, p. 39).

(16) Las dificultades para cumplir los compromisos adquiridos condujo en 1902al bloqueo naval de Venezuela por parte de Alemania, Inglaterra e Italia, asi como al desembarco en Puerto Cabello de tropas alemanas e inglesas, el 9 de diciembre de ese ano. La solucion del conflicto finiquito con la suscripcion de un conjunto de acuerdos en Washington con los paises reclamantes, que comprometian al pais en terminos financieros.

(17) El Banco de Venezuela se creo en 1870 y para 1899 aumento su capital a 12 millones. El Banco Maracaibo se constituyo en 1882 con un capital inicial de 160.000 bolivares y en 1903 lo elevo a 1.200.000 bolivares. El Banco Caracas se fundo en 1890 con un capital de 6.000.000 de bolivares (Carrillo, 1964; Belloso, 1962).

(18) Entendida en su acepcion mas amplia, abarcando lo agricola vegetal, lo pecuario y lo forestal.

(19) Los rendimientos medios en el cultivo pasaron de 2.500 kg/ha en 1875 a 310 kg/ha en 1905 (Izard, 1970, p. 229).

(20) La produccion venezolana pasaria de 67% de la produccion mundial en los anos 1895-1897, al 5,1% para 1900-1901 y al 4,3% para 1910-1911, evidenciando con ello una perdida de importancia relativa (Adriani, 1962, p. 178).

(21) En 1888 habia 8.476.291 cabezas; en 1899, 2.004.257 cabezas y en 1910, 1.461.557 cabezas (Landaeta, 1963; en Sullivan, 1974, Vol. 2, p. 372).

(22) El uso de maquinas de vapor como tecnologia en la cana de azucar habia llegado al pais hacia mediados del siglo XIX, siendo empleados en los ingenios. En la fabricacion de aguardientes y rones se usaban mejoras tecnicas. Era comun anunciar en los diarios del Centro renombrados alambiques franceses e ingleses y la importacion de toneles de roble para el anejado de los rones (Cunill, 1987, p. 1.521).

(23) Carta del general Cipriano Castro al general Rogelio Freites, Caracas, 1 de febrero de 1900; Carta del general Cipriano Castro al general Alejandro Ibarra, 8 de febrero de 1900 (en Pino, 1974).
Cuadro 1

Estructura presupuestaria del gasto, 1904/1905-1906/1907

Ministerio de Guerra y Marina         31.446.422,66 Bs.
Imprevistos                           21.400.579,44 Bs.
Ministerio de Obras Publicas          17.553.674,44 Bs.
Ministerio de Instruccion Publica      8.200.120,12 Bs.

Fuente: Memoria del Ministerio de Hacienda (1907),
Exposicion del Ministro (en Sullivan, 1974, vol. 2, p. 530)

Cuadro 2

Venezuela: inversion en obras publicas (en valores absolutos
y porcentuales, 1892/1899 y 1899/1908)

                                                   1892/1899

Obras                                          (en Bs.)      (en %)

Construccion de caminos/ Mantenimiento       1.307.885,63      29,8
Construccion de edificios/ Mantenimiento     1.804.878,58      41,1
Acueductos                                     459.895,25      10,5
Mejoras en la red de alcantarillado            818.357,20      18,6
Total                                        4.391.016,66     100,0

                                                    1899/1908

Obras                                          1899/1908        %

Construccion de caminos/ Mantenimiento       1.671.632,32      13,2
Construccion de edificios/ Mantenimiento     8.966.021,00      70,9
Acueductos                                   2.012.555,75      15,9
Mejoras en la red de alcantarillado                   ---       ---
Total                                        12.650.209,07    100,0

Fuente: Ministerio de Fomento (1940, pp. 596-597)

Cuadro 3

Venezuela: principales exportaciones agricolas
(en millones de bolivares, 1899/1900-1908/1909)

Anos          Cafe    Cacao    Ganado

1899-1900     34,7      6,5       1,1
1900-1901     30,8     13,0       4,9
1901-1902     29,6     13,5       6,2
1902-1903     20,8      9,8       3,7
1903-1904     37,4     16,7       8,5
1904-1905     31,0     12,7       6,5
1905-1906     37,1     14,7       9,0
1906-1907       38     14,3       5,5
1907-1908     35,2     20,9       3,9
1908-1909     40,3     18,1       1,0
1899-1909    334,9    140,2      50,3

Anos         Cueros    Forestales    Plum as
             de res        (*)        Garza

1899-1900       6,8           3,4        ---
1900-1901       4,6           1,9        ---
1901-1902       4,0           5,7        ---
1902-1903       2,6           0,6        ---
1903-1904       5,5           3,8        0,5
1904-1905       5,0           8,6        0,6
1905-1906       6,0           5,5        0,6
1906-1907       5,5           8,8        0,7
1907-1908       2,9           6,4        0,7
1908-1909       4,6          11,7        0,9
1899-1909      47,5          56,4        ---

(*) Comprende: sarrapia, dividivi, balata, caucho y maderas

Fuente: Revista de Hacienda, No 9, julio-septiembre
(en Arcila, 1985); Zerpa (1998, p. 164); calculos propios

Cuadro 4

Venezuela: participacion relativa de los principales productos
de exportacion dentro del total exportado (1901/1902 y 1908/1909)

Anos         Cafe y    Ganado    Cueros
              cacao              de res

1               2         3         4

1901-1902     56,68      6,46      6,03
1902-1903     77,19      9,38      6,58
1903-1904     67,11     10,48      6,89
1904-1905     60,22      8,94      7,36
1905-1906     63,99     11,18      7,43
1906-1907     64,59      5,02      8,12
1907-1908     71,88      5,06      3,66
1908-1909     70,09      1,27      6,85

Anos         Cafe y    Ganado    Cueros
              cacao              de res

1               2         3         4

1901-1902     56,68      6,46      6,03
1902-1903     77,19      9,38      6,58
1903-1904     67,11     10,48      6,89
1904-1905     60,22      8,94      7,36
1905-1906     63,99     11,18      7,43
1906-1907     64,59      5,02      8,12
1907-1908     71,88      5,06      3,66
1908-1909     70,09      1,27      6,85

Fuente: Veloz (1984); calculos propios

Cuadro 5

Venezuela: comparacion de la participacion del cafe y de los
productos mineros en las exportaciones totales (periodo
1900/1901-1908/1909)

                                Exportaciones

                  Totales               De cafe

Anos           (miles de Bs.)   (miles de Bs.)    %

1900-1901             79.702           30.803    38,6
1901-1902             75.965           29.585    38,9
1902-1903             39.652           20.828    52,5
1903-1904             80.694           37.443    46,4
1904-1905             72.516           31.000    42,7
1905-1906             80.892           37.105    45,9
1906-1907             81.020           37.996    46,9
1907-1908             78.145           35.243    45,1
1908-1909             83.316           40.272    48,3
1900/1901-            671902          300.275    44,7
  1908/1909

               Exportaciones

                    Mineras (*)

Anos           (miles de Bs.)    %

1900-1901              1.598    2,0
1901-1902              2.229    2,9
1902-1903              2.169    5,5
1903-1904              1.124    1,4
1904-1905              1.864    2,6
1905-1906              2.687    3,3
1906-1907              3.606    4,5
1907-1908              2.490    3,2
1908-1909              1.529    1,8
1900/1901-            19.296    2,9
  1908/1909

(*) No incluye cobre ni asfalto, cuyos montos fueron
de muy poca relevancia en el periodo

Fuente: Veloz (1984); Arcila (1985); calculos propios

Cuadro 6

Venezuela: precios promedios del cafe y del cacao
(en bolivares/100 kg, periodo 1899/1900 - 1908/1909)

Anos         Cafe   Cacao

1899-1900     71     128
1900-1901     80     150
1901-1902     70     160
1902-1903     64     114
1903-1904     66     114
1904-1905     79     109
1905-1906     87     106
1906-1907     88     120
1907-1908     86     133
1908-1909     86     107

Fuente: Revista de Hacienda No 9,
julio-septiembre 1938 (en Arcila, 1985)

Cuadro 7
Venezuela: destino de exportaciones y valor
porcentual, 1906-1909

Paises                      Miles de Bs.      %

Alemania                          28.063      5,4
Austria- Hungria                   2.178      0,4
Belgica                              361      0,1
Cuba                              33.786      6,5
Espana                            18.966      3,7
Estados Unidos                   179.695     34,8
Francia                          147.911     28,7
Paises Bajos y Colonias           58.803     11,4
Inglaterra y Colonias             43.026      8,3
Italia                             2.313      0,5
Otros (*)                          1.165      0,2
Total                            516.267    100,0

(*) Comprende a las exportaciones a Brasil, Costa
Rica, Colombia y otros paises

Fuente: Arcila (1985)

Cuadro 8

Venezuela: principales exportaciones agricolas y
sus variaciones anuales (periodo 1899/1900-1908/1909)

Anos        Cafe     Variacion     Cacao    Variacion
            (**)                   (**)

1899-00    48.200            0     5.082            0
1900-01    38.503       -9.697     8.678        3.596
1901-02    42.265        3.762     8.418         -260
1902-03    32.299       -9.996     8.548          130
1903-04    56.963       24.664    14.677        6.129
1904-05    39.440      -17.523    11.661       -3.016
1905-06    42.805        3.365    13.777        2.116
1906-07    42.996          191    11.959       -1.818
1907-08    40.909       -2.087    15.750        3.791
1908-09    46.905        6.016    16.882        1.132

Anos        Ganado    Variacion     Cueros    Variacion
             (*)                     (*)

1899-00      9.860            0    484.670            0
1900-01     44.641       34.781    352.120     -132.550
1901-02     56.681       12.040    286.000      -66.120
1902-03     55.527       -1.153    203.777      -82.223
1903-04    125.317       69.790    380.910      177.133
1904-05     96.009      -29.308    343.618      -37.292
1905-06    125.409       29.400    359.686       16.068
1906-07     64.514      -60.895    290.276      -69.410
1907-08     50.513      -13.979    198.055      -92.221
1908-09     11.034      -39.501    321.365      123.310

(*) Expresado en unidades fisicas;
(**) expresado en miles de kilogramos

Fuente: Revista de Hacienda No 9, julio-septiembre
(en Arcila, 1985); calculos propios

Cuadro 9

Venezuela: principales exportaciones agricolas,
periodo 1899-1909 (en numeros indices)

Anos          Cafe    Cacao    Ganado    Cueros    Forestales
                                           (*)        (**)

1899-1900    100,0     50,0      22,4     147,8          59,6
1900-1901     88,7    100,0       100     100,0          33,3
1901-1902     85,3    103,8     126,5      87,0         100,0
1902-1903     59,9     75,3      75,5      56,5          10,5
1903-1904    107,8    128,4     173,4     119,6          66,7
1904-1905     89,3     97,6     132,6     108,7         150,9
1905-1906    106,9    113,0     183,7     130,4          96,5
1906-1907    109,4    110,0     112,2     119,6         154,4
1907-1908    101,4    160,7      79,6      63,0         112,3
1908-1909    116,1    139,2      20,4     100,0         205,3

Numeros indices: Cafe: 1899/1900 = 100; Cacao, Ganado y
Cueros de res: 1900/1901 = 100; y Forestales: 1901/1902 = 100

(*) Corresponde a cueros de res; (**) balata, caucho, dividivi,
sarrapia, maderas

Fuente: Revista de Hacienda No 9, julio-septiembre
(en Arcila, 1985); calculos propios
COPYRIGHT 2016 Universidad de Los Andes, Centro de Investigacion Agroalimentaria
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Pacheco Troconis, German
Publication:Revista Agroalimentaria
Date:Jan 1, 2016
Words:14517
Previous Article:El sector del aloe vera en las Islas Canarias: competitividad internacional y escenarios futuros.
Next Article:15 years of Genetically Modified Organisms (GMO) in Brazil: risks, labeling and public opinion.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters