Printer Friendly

EVANGELIZACION ECLESIAL COMO PROPUESTA DE HUMANIZACION EN EL AMBIENTE ESCOLAR DESDE EL CONCILIO VATICANO II.

ECCLESIAL EVANGELIZATION AS HUMANIZATION PROPOSAL IN THE SCHOOL ENVIRONMENT FROM VATICAN COUNCIL II

Debiendo atender la santa Madre Iglesia a toda la vida del ser humano, incluso a lo material en cuanto esta unida con la vocacion celeste para cumplir el mandamiento recibido de su divino fundador [...] le toca tambien una parte en el progreso y en la extension de la educacion

Declaracion Gravissimun Educationis Momentum, Proemio.

Entre los medios de promocion humana integral que competen a la Iglesia Catolica esta la educacion, entendida de modo general como medio eficaz de formacion para el progreso individual y social. Ella genera un particular interes dadas las posibilidades de fomentar alli un estilo de vida adecuado, que tenga por figura a Jesucristo como modelo de perfeccion para todo ser humano. Sin embargo, dentro del fenomeno de la globalizacion que define la posmodernidad se instauran los grandes debates al respecto de los factores economicos, politicos y sociales en el desarrollo de las naciones; las multiples dificultades que de tales elementos se desprenden no alcanzan a ser compensadas, dados los esfuerzos teoricos y practicos que, al respecto, se establecen con el fin de medrar la promocion humana y social de los miembros de cada territorio alrededor del mundo.

Dicho asi, pensar en las formas de proceder respecto de las problematicas en las sociedades actuales, tratese de violencia o de la baja calidad de vida de algunos individuos, como los grados de desigualdad social por causa de la negacion de los derechos humanos que forman parte de la realidad humana, el Pontificio Consejo de Justicia y Paz (2009, 198) en su Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia advierte que "las personas y grupos sociales cuanto se esfuercen por resolver los problemas sociales segun la realidad, se alejan del arbitrio adecuandose en las exigencias morales. Por ello se requiere de una intensa actividad educativa y compromiso por parte de todos [...]". La educacion resulta ser un aspecto fundamental para el desarrollo integral de las personas; desarrollo que implica la satisfaccion de las necesidades materiales y espirituales de los sujetos.

Para ello se requiere del ambiente escolar una ardua difusion de valores morales que deben ser promovidos en toda persona, camino a su perfeccion, pero dicha difusion de conocimientos y valores requiere metodos adecuados para su entendimiento y aplicacion. Asi pues, con intencion de indicar el papel de la Iglesia en el ambiente escolar se propone el siguiente desarrollo de la tematica: en primer lugar, se explicita el ejercicio de la evangelizacion eclesial en la historia; luego se plasman los argumentos del magisterio que sostienen la tarea de la evangelizacion respecto de las problematicas sociales; y finalmente, se precisan aspectos que ayuden a una evangelizacion en las instituciones educativas.

En efecto, anunciar el Evangelio en la actualidad conmina la presencia del Reino de Dios con todos sus pormenores, eventualidad que grosso modo decanta en signos de compromiso y practica sucesiva de la promocion humana integral como fin de toda accion educativa. El caso particular es la escuela, cuyos medios suponen el procurar ensenar y crear ambientes de dialogo para una reflexion madura sobre la interpretacion de los sucesos del mundo, la representacion y estima de la existencia de todo hombre y mujer, la atencion de los fines a los cuales todo ser humano tiende como proyeccion del bienestar individual y social, ademas de las normas practicas que amparan las relaciones interpersonales entre sujetos de distintas culturas. De estos elementos citados, se deduce el caracter relacional entre educacion y evangelizacion que se expone en las lineas siguientes.

Antecedentes del quehacer evangelizador en la Iglesia Catolica

La practica de la Iglesia Catolica, por llevar la Buena Noticia a entornos culturales diferentes, obedece a su inmersion en los tiempos y en las diversas culturas. En el Antiguo Testamento se encuentran raices de dicha practica, por cuanto el pueblo de Israel creyendo en Dios, fue aceptando esa relacion con lo divino tras procesos de disension y amistad con lo divino. De hecho, la vocacion de los patriarcas, a saber: Abraham, Isaac y Jacob, comporta una inicial referencia evangelizadora por cuanto ellos pregonaron a los israelitas la demanda de sumision a Dios, eventualidad que a grandes rasgos simboliza el asentimiento de lo divino para darse a conocer a la humanidad utilizando como medio la historia de los pueblos. Posteriormente, con la aparicion de los profetas se increpo al pueblo israelita a causa de relegar su alianza con Dios establecida en los patriarcas.

En este sentido, es meritorio recordar que tal amonestacion pronunciada por los profetas tras las hostiles circunstancias que vivio el pueblo por causa de su mal actuar, no involucra tan solo a la constituida nacion israelita sino que se trata de una oferta para el resto de naciones del orbe segun lo presenta el profeta Ezequiel: "Et sanctificabo nomen meum magnum quod pollutum est inter gentes--Y santificare ante las naciones mi gran nombre que ustedes han ofendido frente a ellas, y las naciones sabran que soy Dios [...]" (Ez. 36, 23). Ante esto Benedicto XVI (2008, 9) en su carta enciclica Deus Caritas est, explica las implicaciones de la adhesion a Dios en lo referente a la historia del pueblo de Israel y el cual "consiste en que el hombre viviendo en fidelidad al unico Dios, se experimenta a si mismo como quien es amado por Dios y descubre en El la alegria en la verdad y la justicia".

Allende a los acontecimientos del antiguo pueblo judio, los seguidores de Cristo demostraron su capacidad de dialogo con diversas culturas a pesar de las resistencias y conflictos que tuvieron que afrontar. Es asi el ejemplo del trabajo misionero del apostol Pablo de Tarso llevando el Evangelio por distintos territorios grecorromanos. Con esto se manifiesta la actividad de la Iglesia en sus primeros siglos como portadora del mensaje de Cristo, mensaje que se condensa segun el evangelista Mateo en la exhortacion "Euntes ergo docete omnes gentes [...] docentes eos servare omnia quwcumque mandavi bobis--Id y haced discipulos a todas las gentes [...] y enseneles a guardar todo lo que lo que yo os he mandado" (Mt. 28, 19-20). En esencia, como Pablo muchos otros se hicieron participes del legado evangelico, un legado que vivido en comunidad se ha trasmitido a todos los pueblos.

Posteriormente, las comunidades cristianas reflexionaron sobre las intervenciones de Dios en la historia, intervenciones que tienen su centro en el acontecimiento salvifico de Cristo expreso en su pasion, muerte y resurreccion. Asi la Pascua se convierte en el epicentro de la fe, situacion de la que nace una comunidad cualificada por su fe y caridad, una comunidad modelo de vida social puesto que al decir del evangelista Lucas en los Hechos de los Apostoles, hace de si principios como la oracion, la fraccion del pan, la ensenanza y la comunion de bienes (Hch. 2, 42). Con tales elementos, se retoma una concepcion atractiva de Iglesia que en la Lumen Gentium (1991, 8) se interpreta como un seguir a Cristo quien "realizo la obra de redencion en pobreza y persecucion, y asi la Iglesia destinada a recorrer el mismo camino para comunicar los frutos de la salvacion a los hombres"

Pero tal doctrina determina la admision de un efecto participativo en la divinidad que, por medio la persona de Cristo se confiere a la humanidad, eventualidad que se resume en la siguiente maxima joanica: "[...] omnis qui videt Filium et credit in eum, habeat vitam aternam et ego resuscitabo eum in novissimo die--[...] todo aquel que ve al Hijo y cree en el, tenga vida eterna y yo le resucitare en el dia postrero" (Jn. 6, 40). Desde esta perspectiva, los patrum apostolicorum manteniendo las ensenanzas de los Apostoles, anunciaron la resurreccion de Cristo como nucleo de la fe caso del martir Ignacio de Antioquia (1950, IX, 2) para quien en su Carta a los Filadelfios el Evangelio se resume en [phrase omitted] --la venida del Salvador, nuestro Senor Jesucristo, su pasion y resurreccion"

De antemano, muerte y resurreccion de Cristo es para la Iglesia un hecho sin precedentes que debe ser acogido y vivido por todos sus miembros, una invitacion mas al hombre y mujer creyentes que tomando el camino del seguimiento de Cristo se adhieren libremente a la voluntad divina. Es asi como las personas se hacen participes de la mision encomendada por Cristo a los apostoles, pero que no excluye al creyente de su responsabilidad con el projimo, el cual espera por el bien obrar que se puede brindar, aun mas en las adversidades. Por esta misma razon, no pasa inadvertido que existan mandamientos y obras de caridad, normas de conducta que velen por el bienestar tanto del otro como del personal, de ahi que San Juan Pablo II (2002, 36) para su tiempo de pontificado en la exhortacion Christifidelis Laicis sostenga que:
   La Iglesia se constituye en comunidad
   evangelizada y evangelizadora
   precisamente porque se hace sierva de
   los hombres. En ella los fieles laicos
   participan en la mision de servir a las
   personas y a la sociedad. Es cierto que la
   Iglesia tiene primacia por el Reino de Dios
   [...] pero el Reino es fuente de liberacion
   y de salvacion para los hombres.


Considerando entonces que la Iglesia es instrumento para el anuncio del Evangelio a todos los hombres, y sintiendose llamada a instruir a todo ser humano para que se instaure en Cristo y cumpla el deseo divino que segun el apostol Pablo es que "todos los hombres sean salvos y tengan el conocimiento de la verdad" (1 Tim. 2, 4), se hace con la cultura humana entramado de condiciones sociales y de relaciones interpersonales. De aqui que la Iglesia acoja a los individuos como agentes evangelizadores para penetrar profundamente en la vida y mentalidad de sus contemporaneos, con el fin de ordenar la vida del ser humano en pro de su perfeccionamiento, manifestacion clara del amor y la justicia divina en el mundo. En dicha realidad, la educacion no queda relegada dado que como proceso de formacion perfila como uno de los medios para el desarrollo integral de los individuos.

Problematicas de la evangelizacion eclesial en el siglo XXI

La aparicion de ineditos procesos sociales que acontecen ulteriormente a las guerras mundiales, y se extienden en la actualidad bajo la consigna de garantia y proteccion de las libertades de los hombres y mujeres bajo la observancia de los derechos humanos, convierten a la educacion como tambien a la administracion de los Estados en sus facetas economica y politica, en una oportunidad para el acceso a mejores condiciones de vida. De hecho, el interrogante por el ser humano y su ser relacional supone una respuesta a los problemas del contexto social que demandan una orientacion presta al bienestar de los individuos. Sin embargo, dados los avances tecnologicos y cientificos patentes en la postmodernidad asumidos como elementos de desarrollo y continuo efecto de bienestar individual y colectivo, resultan insuficientes al tratamiento de los problemas sociales del siglo presente.

Cierto es que la desvalorizacion de la religion, se presenta como fenomeno en las culturas a causa de la excesiva defensa de la libertad individual, que postula prescindir de toda regla o norma, sea determinada por las instituciones sociales o por los mismos valores que condicionan el buen vivir ad intra de las comunidades, ademas de la desconfianza en lo trascendente y el rechazo a una moral anterior a los hombres que da lugar a consideraciones de inexistencia de la verdad, en tanto esta queda supeditada a los pareceres de los individuos. Sin embargo, el sentimiento de lo religioso no esta ausente de la mentalidad de los sujetos, hecho que a grandes rasgos ha permitido en las ultimas cinco decadas analizar e interpretar a la luz del Evangelio los acontecimientos del tiempo, asi como esclarecer interrogantes y desafios para dar respuesta y solucion a los mismos.

En lo que respecta al ambito escolar, existe un reconocimiento de necesariedad de formacion de las personas para el desarrollo integral de las mismas por parte de los miembros sociales, tarea que es fuertemente sentida en la Iglesia Catolica y cuyo proposito segun se exhibe en la declaracion Gravissimum Educationis Momentum (1991, 1): se trata de "la formacion de la persona en orden a su fin ultimo y al bien social, de las que el hombre es miembro y en cuyas responsabilidades tomara parte [...]". Inclusive semejante actuacion detenta el bien, porque tambien compromete la totalidad de la persona en la consecucion del bienestar comun que se debe a una actitud participativa y solidaria. Asi, el anuncio del Evangelio toma parte activa en la realidad social, atendiendo sobremanera a la resolucion de problematicas por medio del hombre en su ser individual y relacional.

La Sagrada Congregacion para la Educacion (1978, 16), en su documento Escuela Catolica, estima en nombre de la Iglesia un reconocimiento a la escuela como "ambiente privilegiado para la formacion integral de las personas, mas es un servicio de suma importancia para todos los hombres". De aqui que el tema de desarrollo humano integral se haga explicito no solo en la mision escolar sino tambien eclesial, desarrollo en beneplacito de la sociedad que integra la dignidad del hombre y la mujer y el perfeccionamiento de todas sus dimensiones: social, personal, familiar, espiritual, economico y laboral. Asimismo, el quehacer teorico y practico de una filosofia de integralidad humana tan propia del sistema educativo y a la vez eclesial, como se ha indicado en lineas anteriores, no exime a la sociedad en general puesto que de ella depende la promocion y aceptacion de los esfuerzos educativos.

Lo social se hace patente en la Evangelizacion no solo en cuanto acoge como agentes a determinados individuos, sino tambien porque la Iglesia ve a tales sujetos como sus destinatarios, al hombre en su ser individual y relacional. Desde esta perspectiva, Pablo VI (2005, 18) en su exhortacion apostolica Evangelii Nuntiandi indica que la finalidad de la evangelizacion es "tratar de convertir la conciencia personal y colectiva de los hombres, la actividad en la que ellos estan comprometidos, su vida y ambientes concretos"; tal conciencia es personal y colectiva, con implicaciones en la actividad educativa. Ahora bien, tal proceso de evangelizacion abarca la realidad de un mundo dificil, dado que el hombre en su afan por realizarse individualmente crea un ambiente de incertidumbre; un mundo en el que en ocasiones las circunstancias hacen dudar de lo verdaderamente bueno, es precisamente al bien comun que detenta.

De lo dicho se deduce claramente una relacion intima entre fe y vida, aplicandose tal nexo al enfrentar los problemas sociales mas urgentes con una optica cristiana, es decir, que el desarrollo personal y social implica un accionar que ostente grosso modo la promocion sana de los elementos culturales caracteristicos de cada nacion, el fomento de la vida economica en base a la virtud de la justicia, la participacion politica de los miembros de las sociedades, la defensa de los derechos humanos, la formacion del espiritu colaborativo de los miembros sociales con los que requieren ayuda, entre otros elementos. No obstante, la adquisicion de este tipo de actitudes como respuestas concretas a los interrogantes y desafios de la vida cotidiana, pasan ineludiblemente por los ambientes escolares, lugares adecuados para la formacion y consolidacion en tales principios.

Cierto es que la ensenanza moral y espiritual resultan ser materias de especial atencion para la Iglesia. sin desconocimiento de la pluridimensionalidad humana; empero, la transmision del estilo de vida cristiano esta lejos de ser una incitacion coactiva para los que desconocen o no se reconocen seguidores de la misma. Por ello es de advertirse que el ofrecimiento de este modus vivendi se debe a una acogida autonoma de posterior recto actuar; asi, la evangelizacion no es mas que una presentacion de las ensenanzas de Jesucristo y de aquellos que a lo largo de la historia con su forma de vida, afianzaron la idea del proyecto salvifico de Dios para toda la humanidad. La ensenanza del Evangelio entonces no se limita a la instruccion religiosa, pues el bien que se predica como desarrollo de la dimension espiritual, esta en la practica de virtudes y disposiciones de vida que el individuo adquiere previamente.

Aspectos para una autentica evangelizacion en el ambito educativo

Manifiesto es que en la escuela concurren situaciones y avatares procedentes de la sociedad, mas los procesos de trasformacion social que influyen sobremanera en las dimensiones del ser humano, a saber: espiritual, psico-afectiva, intelectiva, relacional, comunicativa, estetica, moral, entre otras. Esto obliga a atender a la naturaleza y caracteristicas propias de afrontamiento de dicha realidad, con el fin de mejorar los procesos de ensenanza, de los cuales se ha dicho que poseen un caracter de importancia en tanto que tienden a la adquisicion de actitudes y principios eticos y morales como respuesta a los desafios de la vida cotidiana. De ahi que la accion evangelizadora de la Iglesia Catolica, asista con la formacion espiritual, etica y moral de los educandos; tematicas estas que ella misma esta en capacidad de ofrecer.

Ahora bien, a la luz de los planteamientos sugeridos por el magisterio eclesiastico en la carta enciclica Populorum Progressio cuando se habla de la promocion integral de los seres humanos y del progreso de los pueblos, no solo al tratarse tales del crecimiento economico y tecnologico sino tambien de una educacion basica como primer objetivo de planes de desarrollo (Pablo VI, 1967, 35), se sobreentiende que la instruccion y el dar testimonio de fe en la vida diaria, es comprometerse con el bien comun. En este aspecto, la catequesis al igual que la pastoral educativa, resultan indispensables en la labor misional de la Iglesia en lo concerniente a la dimension espiritual de los creyentes y educandos respectivamente; ademas que estos aspectos necesitan de sus promotores un serio compromiso, siendo conscientes que el bien al que ostenta es causa misma del desarrollo individual y colectivo.

Un segundo aspecto a considerar es el de vivir la vocacion de misionero, el de agente de evangelizacion, el cual es determinado por una previa formacion sin evitar pensar que la educacion en cuanto influjo de progreso social, tambien comporta un derecho tal como define el Concilio Vaticano II en su declaracion Gravissimun Educationis (1991,1). De aqui que sea necesario el ser consciente de la realidad que surge a consecuencia de la tecnicidad y el cientificismo en donde se ha dado un decrecimiento de fe, puesto que en tales elementos quiza se obstaculice la preocupacion por una trascendencia humana. Para efectos de interpretacion, ignorar el desarrollo cognoscitivo como una de las tantas dimensiones del ser humano como el no dar importancia a los valores trascendentales y espirituales, dejan entredicho el fin de una educacion integral.

Por otra parte, la educacion actual centra su atencion en la transmision de conocimientos para el entendimiento de las realidades planteadas en las distintas areas con el fin de adquirir competencias humanas en cuanto al ser, saber hacer y proponer. Pero hablar de educacion integral es llegar a entender que el maestro como responsable de la ensenanza y movido por las aspiraciones de los educandos, centra su atencion hacia un proyecto de ser humano. A pesar de que la propuesta educativa de la Iglesia Catolica se fundamente en una postura humanistica que defiende el concepto de formacion integral y del valor de la dignidad humana, difiere notablemente de posturas educativas que estan centradas en la simple adquisicion de conocimientos desde una vision de la eficiencia, causa que imposibilita promover el desarrollo humano que por antonomasia es fin de la educacion.

Particularmente la dimension espiritual, etica y moral de la que la Iglesia Catolica habla con propiedad, y reconociendo que tales dimensiones del hombre deben ser asumidas en los procesos educativos sine qua non es posible la formacion humana integral, en el ambito escolar pretende elevar las potencialidades de los discentes no tan solo como vias imprescindibles para alcanzar resultados academicos sobresalientes, sino que tambien como virtudes hagan diestro al individuo en el servicio a la comunidad a la que pertenece en aras de su propia realizacion. De esta manera, toda actividad de la Iglesia en procura del bien de los seres humanos sea por evangelizacion o promocion de la persona en diferentes modalidades caso de la educacion, es expresion del ejercicio del amor cristiano anunciado, segun refiere Benedicto XVI (2008, 19) en su enciclica Deus Caritas est:
   Toda la actividad de la Iglesia es una
   expresion de un amor que busca el
   bien integral del ser humano: busca su
   evangelizacion mediante la palabra y
   los sacramentos, empresa tantas veces
   heroica en su realizacion historica; y
   busca su promocion en los diversos
   ambitos de la actividad humana. Por
   tanto, el amor es el servicio que presta la
   Iglesia para atender constantemente los
   sufrimientos y las necesidades, incluso
   materiales de los hombres.


Seguido al anterior planteamiento, la Conferencia Episcopal Colombiana (1981, 660), en su texto Directorio de Pastoral Educativa, expone que "la ciencia y la tecnica se justifican cuando contribuyen en positivo a la promocion del hombre en vida y valores", pero en un ambiente que diariamente se ve sometido a diversos conflictos a causa de intereses individuales ostentando la adquisicion de bienes materiales a expensas de una accion indebida, es evidente el efecto negativo que se tiene. Por tanto, el cristiano de este nuevo periodo de la historia, aquel lucido a las inherentes situaciones de la sociedad se dispone para superar las dificultades y sosteniendose a la idea de bien comun la cual en su individualidad implica cambio y proyeccion de paz para con sus mas cercanos, incita a muchos otros a trabajar por nobles intenciones.

En definitiva, la Iglesia Catolica en su mision de presentarse al mundo como aprendiz y asistente de Cristo, a la vez que educadora para la construccion del Reino de Dios a lo largo de la historia, ha visto en Jesucristo el modelo de humanidad; modelo en tanto maestro que salvaguarda su palabra con su vida; en otras palabras, ejemplo de cohesion que explicita una relacion entre fe y vida. Si bien la busqueda del bienestar es inherente a la persona, el hecho de pensar en tal querer denota en grado sumo una practica del mismo, consecuencia que supone de un desarrollo biologico, intelectual, volitivo, afectivo, cultural y social de los individuos. Dados estos elementos que a grandes rasgos competen a la educacion, cierto es que la optica transformadora y dinamica de la misma depende de su asistencia a la persona para apropiarse de la realidad y el progreso social.

La intencion de la Evangelizacion eclesiastica no es mas que dar a conocer la salvacion ofrecida por Dios a traves de Cristo, salvacion que en funcion de ser comunicada compete a todos los miembros de la Iglesia Catolica. Mas no es de olvidar que la evangelizacion ya consignada en las Sagradas Escrituras, parte del kerigma--designacion tomada del vocablo griego [phrase omitted] que traduce por anuncio--es decir, inicial convencimiento y posterior notificacion de la existencia de Cristo, tal y como lo profirieron sus discipulos en su tiempo a sus coetaneos segun la tradicion lucana a traves de los Hechos de los Apostoles: "[...] auctorem vero vita interfecistis, quem Deus suscitavit a mortuis cuius nos testesumus--[...] y matasteis al autor de la vida, a quien Dios ha resucitado de los muertos, de la cual nosotros somos testigos" (Hch. 3, 15).

Asimismo, dicha fe que se traduce en acoger, aceptar y vivir a Cristo, es de vital importancia para la Iglesia revelar una experiencia autentica de Dios que se expresa en el don del servicio y comunicacion con los demas. Sin embargo, la realidad dimensiona aspectos contrarios a lo descrito, puesto que dicho compromiso se ha entendido por algunas personas como simple adhesion o discurrir teorico de las practicas religiosas. He aqui un gran reto para la Iglesia de hoy: la adhesion a un compromiso social que requiere dar de lo que se ha recibido en el bien, a no limitarse a simples aceptaciones intelectuales de credo sino aceptar a Dios en tanto y el creyente dispone de apertura a todos los ambientes: familias, colegios, trabajos, etc. integrando asi los valores; mas es el querer de la Iglesia Catolica llegar a todos y a cada uno de los seres humanos.

A modo de epilogo, es el ambiente escolar donde debe hacerse expresa la hazana evangelica del anuncio de la Buena Nueva, con el objetivo de insertar en el mundo las ensenanzas de Jesucristo apropiandose de las realidades humanas, para hacer visible la realidad del reino de Dios, un Dios actuante en medio de las dificultades humanas. En consecuencia, Calvo Cubillo y Abad Hernan (1990, p.36) plantean de forma sintetica la funcion de Cristo en la tierra e implicitamente se devela la funcion de la Iglesia: "Jesus dio comienzo a la Iglesia predicando la llegada del reino de Dios prometido por los profetas, un reino que se traduce en salvacion, dirigido a todos". Asi, el cristiano en el mundo toma conciencia de su responsabilidad social y por ser miembro de la Iglesia, esta llamado a obrar en la funcion de hacer presente a Dios ad intra de su comunidad.

Ademas, la formacion integral que, como ideal educativo, presuntamente se imparte en las escuelas y el cual propicia los valores humanos que orientan el progreso de las sociedades, hace posible una personalidad critica ante las tentativas de desarticulacion en torno al problema del bien cuya recta comprension y sucesiva practica favorece al perfeccionamiento de las comunidades. Para ello, el cultivo de la espiritualidad de ninos y jovenes miembros del sistema educativo y el cual es propio de la ensenanza de la Iglesia, es un elemento importante por cuanto da razon a las cuestiones mas profundas del ser tales como el sentido a la vida, el por que y para que de la existencia humana, el cauce de la misma, la importancia de su accion en el medio en el que habita, entre otras problematicas; rasgos del pensamiento que impulsan en gran medida el actuar de los sujetos.

Referencias

Benedicto XVI. (2005). Carta Enciclica Deus Caritas est. Sobre el Amor Cristiano. Septima Reimpresion. Bogota: Ediciones Paulinas.

Calvo, Q., y Abad, P. (1990). La Buena Noticia de Jesus de Nazaret en la Iglesia. Pamplona: Editorial Verbo Divino.

Conferencia Episcopal de Colombia. (1981). Directorio Nacional de la Pastoral Educativa. Bogota: Ediciones Paulinas.

Concilio Vaticano II. (1991) Constitucion Dogmatica Lumen Gentium. Sobre la Iglesia. Quinta Edicion. Bogota: Ediciones Paulinas.

Concilio Vaticano II (1991). Declaracion Gravissimum Educationis Momnentum. Sobre la Educacion Cristiana de la Juventud. Quinta Edicion. Bogota: Ediciones Paulinas.

Juan Pablo II (2002). Exhortacion Apostolica Christifidelis Laicis. Sobre la Vocacion y Mision Eclesial. Novena Reimpresion. Bogota: Ediciones Paulinas.

Pablo VI (2005) Exhortacion Apostolica Evangelii Nuntiandi. Sobre la Evangelizacion del Mundo. Vigesimoprimera Reimpresion. Bogota: Ediciones Paulinas.

Pablo VI (1967). Carta Enciclica Populorum Progressio. Sobre el Desarrollo de los Pueblos. Bogota: Ediciones Paulinas.

Pontificio Concejo de Justicia y Paz. (2009). Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia. Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos.

Ruiz, D. (1950). Padres Apostolicos. Texto Bilingue Completo. Madrid: Biblioteca de Autores Cristianos.

Sagrada Congregacion para la Educacion Catolica. (1978). La Escuela Catolica (2a ed.). Buenos Aires: Ediciones Paulinas.

Estiven Valencia Marin (2)

(1) Articulo generado a partir de un ejercicio de investigacion formativa para la Licenciatura en Educacion Religiosa

(2) Licenciado en Educacion Religiosa. Contacto: steven01051991@hotmail.com

[Please note: Some non-Latin characters were omitted from this article]
COPYRIGHT 2018 Universidad Catolica de Pereira
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Valencia Marin, Estiven
Publication:Revista Grafias Disciplinares de la UCPR
Date:Apr 1, 2018
Words:4932
Previous Article:CONSTRUYENDO CAMINO HACIA EL CONOCIMIENTO EN LA LICENCIATURA EN EDUCACION RELIGIOSA.
Next Article:LOS COLECTIVOS DE DOCENTES Y ESTUDIANTES DE LA FASE BASICA EN LA LICENCIATURA EN EDUCACION RELIGIOSA.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters