Printer Friendly

ESTRUCTURA FACTORIAL DEL "INVENTARIO DE ESTRATEGIAS DE AFRONTAMIENTO" Y SU RELACION CON LA REGULACION EMOCIONAL, ANSIEDAD Y DEPRESION.

Introduccion

El afrontamiento ha sido definido originalmente como "aquellos procesos cognitivos y conductuales constantemente cambiantes que se desarrollan para manejar las demandas especificas externas y/ o internas que son evaluadas como excedentes o desbordantes de los recursos del individuo" (Lazarus y Folkman, 1986, p. 164). El concepto de afrontamiento ha ido variando desde entonces y ha dado a la persona un papel mas activo en todo el proceso ya que la percepcion que tiene la persona del suceso afectaria al modo de afrontamiento. Como consecuencia, autores como Compas et al. (2001) hacen referencia al afrontamiento como los "esfuerzos conscientes y voluntarios para regular la emocion, cognicion, conducta, fisiologia y ambiente en respuesta a eventos o circunstancias estresantes" (p.89). Existen numerosas tipologias de clasificacion con base en diversos criterios, ya sean teoricos, empiricos o una combinacion de los dos (Folkman y Moskowitz, 2004; Skinner, Edge, Altman y Sherwood, 2003). En funcion del tipo de afrontamiento que se utilice las consecuencias podrian ser diferentes. Uno de los criterios clasicos a la hora de diferenciar entre tipos de afrontamiento ha sido la distincion entre las estrategias orientadas al problema y las estrategias orientadas a la emocion (Lazarus y Folkman, 1986). Otra distincion que se ha llevado a cabo entre las estrategias de afrontamiento ha sido entre aquellas que son adaptativas y aquellas que son desadaptativas (Zeitlin, 1980). Las estrategias de afrontamiento adaptativas podrian repercutir sobre el bienestar psicologico (Gonzalez-Barron, Montoya-Castilla, Casullo y Bernabeu-Verdu, 2002), mientras que un uso desadaptativo de las mismas esta ligado a la presencia de problematicas psicologicas (Asselmann, Wittchen, Lieb, Hofler y Beesdo-Baum, 2015; Collins, Woolfson y Durkin, 2013; Di Benedetto et al., 2014).

No obstante, existe falta de acuerdo respecto a la clasificacion de las estrategias de afrontamiento y autores como Skinner et al. (2003) remarcan la necesidad de consensuar los criterios y clasificaciones, ya que la mayoria de los instrumentos existentes no se basarian en un modelo teorico previo, sino en analisis factoriales exploratorios con falta de coherencia teorica o que no han sido replicados (Connor-Smith, Compas, Wadsworth, Thomsen y Saltzman, 2000). Segun Skinner et al. (2003), tan solo cuatro instrumentos para clasificar subtipos de afrontamiento tendrian un modelo teorico de base y habrian sido empiricamente probados y validados: el "Listado de estrategias de afrontamiento para ninos" (Children's Coping Strategies Checklist, CCSC; Ayers, Sandier, West y Roosa, 1996), el "Cuestionario de respuestas al estres" (Responses to Stress Questionnaire, RSQ; Connor-Smith et al., 2000), el "Inventario de respuestas al dolor para ninos" (Pain Response Inventory for Children; Walker, Smith, Garber y VanSlyke, 1997) y el "Inventario de estrategias de afrontamiento" (Coping Strategies Inventory, CSI; Tobin, Holroyd, Reynolds y Wigal, 1989) que serian los referentes para la investigacion en el ambito de la estructura del afrontamiento.

El CSI de Tobin et al. (1989) es por tanto uno de los instrumentos de referencia para medir el afrontamiento desde una estructura jerarquica. Sus autores plantearon una organizacion del afrontamiento en distintos niveles, clasificando las estrategias de afrontamiento especificas que habian sido encontradas en otros estudios en dimensiones superiores y comprobaron empiricamente dicha clasificacion. Dichas dimensiones superiores hacen referencia a la division entre estrategias orientadas a la emocion y al problema de Lazarus y Folkman (1986) y al caracter adaptativo o desadaptativo de las mismas (Zeitlin, 1980). De este modo, el instrumento original consta de 72 items, agrupados en ocho subescalas que hacen referencia a distintas estrategias de afrontamiento: solucion de problemas, reestructuracion cognitiva, apoyo social, expresion emocional, evitacion de problemas, pensamiento desiderativo, aislamiento social y autocritica. Asimismo, estas ocho subescalas se agrupan en cuatro factores secundarios (manejo adecuado centrado en el problema, manejo adecuado centrado en la emocion, manejo inadecuado centrado en el problema y manejo inadecuado centrado en la emocion) y dos factores terciarios (manejo adecuado y manejo inadecuado). Cano, Rodriguez y Garcia (2007) llevaron a cabo la adaptacion al espanol del instrumento. En ella, el instrumento se acorto a 40 items y se replico el factor primario del instrumento original, referido a las ocho subescalas que miden estrategias de afrontamiento. Sin embargo, no se replicaron las subescalas secundarias y terciarias del instrumento original. En una adaptacion a poblacion penitenciaria en Mexico (Rodriguez-Diaz et al., 2014) se obtuvieron los mismos resultados. Nava-Quiroz, Ollua-Mendez, Vega-Valero y Soria-Trujano (2010), a su vez, intentaron replicar tambien la estructura original del CSI, consiguiendo resultados parciales. Los factores de segundo orden no pudieron replicarse y los factores de tercer orden tan solo parcialmente. En este estudio, se senalo la necesidad de abordar en estudios futuros la replicacion de la estructura original del CSI, que posibilitaria el uso este instrumento no solo para medir las estrategias empleadas, sino tambien los estilos de afrontamiento, es decir, "las predisposiciones personales de afrontamiento, responsables de las preferencias individuales en el uso de unos u otros tipos de estrategia de afrontamiento, asi como de su estabilidad temporal y situacional" (Fernandez-Abascal, 1997, p.190).

De acuerdo con Cano et al. (2007) existen pocos instrumentos de evaluacion del afrontamiento en espanol y los existentes presentarian una serie de limitaciones, como la excesiva longitud de los instrumentos, haber sido concebidos para muestras especificas o haber sido adaptados exclusiva o casi exclusivamente con universitarios, que indican la conveniencia de seguir investigando en el campo de los instrumentos de medida del afrontamiento. Nava-Quiroz et al. (2010), por su parte, hacen hincapie en la necesidad de obtener instrumentos para medir el afrontamiento con caracteristicas psicometricas optimas. El CSI se ha utilizado tanto en poblaciones clinicas como no clinicas, como es el caso de poblacion universitaria (Monteiro, Balogun y Oratile, 2014), poblacion penitenciaria (Rodriguez-Diaz, Estrada-Pineda, Rodriguez-Franco y Bringas-Molleda, 2014), en estres postraumatico (Leiner, Kearns, Jackson, Astin y Rothbaum, 2012), sintomatologia ansiosa y depresiva (Garcia-Alberca et al., 2012), intentos suicidas (Kattimani, Sarkar, Rajkumar y Menon, 2015), trastornos alimentarios (Jauregui-Lobera, Estebanez, Fernandez, Bautista y Garrido, 2009), evaluacion en salud (Costa, Cantarell, Parramon y Seron, 2014; Gaviria et al., 2013), compras compulsivas (Otero-Lopez y Villardefrancos, 2014) o en pacientes con dano cerebral (Woodrome, et al., 2011), entre otros.

Otro factor intimamente ligado al afrontamiento y que tambien ha sido relacionado con la presencia de problematicas psicologicas es la regulacion emocional. La regulacion emocional se entiende como la habilidad de monitorizar y modular las reacciones emocionales (Gratz y Roemer, 2004; Gross y Thompson, 2007). Tambien se ha definido como las estrategias o "procesos de iniciacion, evitacion, inhibicion, mantenimiento o modulacion de la ocurrencia, forma o duracion de estados emocionales internos y procesos atencionales, psicologicos o motivacionales relacionados con la emocion" (Eisenberg y Spinard, 2004, p. 338). Las diferentes formas de regulacion emocional tendran un efecto diferencial en el desarrollo del individuo, a la vez que influiran en la forma de afrontar las relaciones con los otros (Marquez-Gonzalez, Montorio, Izal y Losada, 2008). La regulacion emocional cognitiva, por ejemplo, se refiere al proceso consciente y cognitivo de afrontamiento de las emociones (Garnefski et al., 2002). Tanto las habilidades de afrontamiento como las de regulacion emocional son fundamentales a la hora de determinar el riesgo de presentar un trastorno psicopatologico (Aldao, Nolen-Hoeksema y Schweizer, 2010; Compas y Reeslund, 2009; Curtis y Cicchetti, 2007) y ambos procesos ocuparian un lugar central en los modelos transdiagnosticos de intervencion en un amplio espectro de problematicas psicologicas (Compas, Watson, Reising y Dunbar, 2013; Kring y Sloan, 2009; Mennin, Ellard, Fresco y Gross, 2013; Trosper, Buzzella, Bennett y Ehrenreich, 2009), entre las que destacan los trastornos emocionales, tales como la ansiedad y el trastorno depresivo mayor (Campbell-Sills y Barlow, 2007; Hoffman, Sawyer, Fang y Asnaani, 2012).

Como puede verse, la regulacion emocional presenta numerosos elementos en comun con los procesos de afrontamiento. Como se ha indicado anteriormente, en la definicion de afrontamiento se ha incluido la regulacion emocional. Por ejemplo, algunas estrategias de afrontamiento contribuirian a la regulacion de estados emocionales, aun cuando no sea este su objetivo principal (Aldao et al., 2010). Asimismo, cuanto mayor es la dificultad para regular emociones, mayor es la tendencia a utilizar estrategias de alejamiento del problema y de la emocion (Monteiro et al., 2014). Sin embargo, pese a sus similitudes y a su interaccion, se trataria de procesos diferenciados. El constructo de afrontamiento incluiria la regulacion emocional pero no se reduciria a ello, sino que tambien incluiria otros aspectos como puede ser la solucion de problemas (John y Gross, 2007). A este respecto, Compas y colaboradores (Compas, Connor-Smith, Saltzman, Thomsen y Wadsworth, 2001) consideran al afrontamiento como un aspecto dentro de un conjunto de procesos de autorregulacion mas amplio que se realizan en respuesta al estres. De esta forma, el afrontamlento se relaciona con la regulacion de la emocion, cognicion, conducta y fisiologia. En el caso de la regulacion emocional, por su parte, hace referencia especificamente a la gestion emocional en situaciones que no necesariamente han de ser estresantes sino que pueden ser tanto positivas como negativas (Folkman y Moskowitz, 2004; Webb, Miles y Sheeran, 2012). Compas et al. (2014) sugieren que, aunque el estudio de ambos constructos se ha llevado a cabo de manera separada y diferenciada, seria conveniente realizar tambien estudios que los interrelacionen e investiguen sus posibles conexiones (Limonero, Tomas-Sabado, Fernandez-Castro, Gomez-Romero y Aradilla-Herrero, 2012).

Por tanto, los objetivos de este estudio han sido, en primer lugar, la validacion de la estructura original del instrumento CSI en su adaptacion en espanol y, en segundo lugar, estudiar la relacion del afrontamiento y la regulacion emocional con la presencia de sintomatologia ansiosa y depresiva, asi como las interrelaciones entre el afrontamiento y la regulacion emocional.

Metodo

Participantes

La muestra total de este estudio fue de 498 participantes. De ellos, 154 (30,9%) fueron hombres y 341 (68,5%) fueron mujeres, con una edad media de 28,21 anos (DT= 10,17). Los sujetos fueron captados por muestreo de conveniencia, tanto en centros universitarios (Universidad de Deusto y Universidad del Pais Vasco) (14,9%) como a traves de redes sociales (Facebook) y por invitacion via e-mail, solicitando colaboracion en el estudio y adjuntado un enlace para participar online (84,3%). El nivel educativo de los participantes fue el siguiente: estudios primarios (1,8%), estudios secundarios (8,4%), formacion profesional (16,6%) y estudios universitarios (72,3%). La situacion laboral de la muestra fue la siguiente: trabajadores (33,9%), estudiantes (37,7%), en paro (10,8%), estudiante y trabajador (12,8%), estudiante en paro (3,6%) y alternancia de trabajo y desempleo (0,2%). Se encontraron diferencias sociodemograficas entre la muestra universitaria y la muestra online en las siguientes variables: edad, t= 18,1(485,55); p= 0,00, sexo, [chi square](1)= 7,45; p= 0,006, y situacion laboral, [chi square](5)= 85,95; p= 0,00.

Instrumentos

a) "Inventario de estrategias de afrontamiento" (Coping Strategies Inventory, CSI; Tobin, Holroyd, Reynolds y Wigal, 1989), version adaptada al espanol por Cano, Rodriguez y Garcia (2007). Es un cuestionario de autoinforme que mide estrategias de afrontamiento. La escala original consta de 72 items, mientras que en la adaptacion a espanol se redujo a 40, mas un item de medida de eficacia percibida del afrontamiento, eliminandose asi los items que mostraban baja correlacion con el factor en analisis factoriales y obteniendo un numero menor y mas representativo de items, asi como mayor homogeneidad en los factores. Consta de cinco items en cada subescala, que se contestan en una escala tipo Likert de 0 ("En absoluto") a 4 ("Totalmente"). Tiene una estructura jerarquica, formada por ocho escalas primarias, cuatro secundarias y dos terciarias. Las ocho escalas primarias miden ocho estrategias de afrontamiento distintas: 1) Solucion de problemas: estrategias encaminadas a eliminar el estres modificando la situacion que lo produce; 2) Reestructuracion cognitiva: estrategias que modifican el significado de la situacion estresante; 3) Apoyo social: estrategias referidas a la busqueda de apoyo emocional; 4) Expresion emocional: estrategias encaminadas a liberar las emociones que acontecen en el proceso de estres; 5) Evitacion de problemas: estrategias que incluyen la negacion y evitacion de pensamientos o actos relacionados con el acontecimiento estresante; 6) Pensamiento desiderativo: estrategias cognitivas que reflejan el deseo de que la realidad no fuera estresante; 7) Aislamiento social: estrategias de distanciamiento de personas significativas asociadas con la reaccion emocional en el proceso estresante; 8) Autocritica: estrategias basadas en la autoinculpacion y la autocritica por la ocurrencia de la situacion estresante o su inadecuado manejo. Estas ocho subescalas primarias se integran en cuatro escalas secundarias: 1) Manejo adecuado centrado en el problema, que incluye las subescalas de Solucion de problemas y Reestructuracion cognitiva y hace referencia a un afrontamiento adaptativo centrado en el problema; 2) Manejo adecuado centrado en la emocion, que incluye las subescalas de Apoyo social y Expresion emocional y hace referencia a un afrontamiento adaptativo centrado en el manejo de las emociones; 3) Manejo inadecuado centrado en el problema, que incluye las subescalas Evitacion de problemas y Pensamiento desiderativo y hace referencia a un afrontamiento desadaptativo centrado en el problema, mediante evitacion o fantasia sobre realidades alternativas pasadas, presentes o futuras; 4) Manejo inadecuado centrado en la emocion, que incluye las subescalas Aislamiento social y Autocritica y refleja un afrontamiento desadaptativo centrado en las emociones, basado en aislamiento, autocritica y autoinculpacion. A su vez, estas cuatro escalas secundarias se agruparian en dos escalas terciarias: 1) Manejo adecuado, formado por las siguientes subescalas: Solucion de problemas, Reestructuracion cognitiva, Apoyo social y Expresion emocional y que haria referencia a los esfuerzos activos y adaptativos por compensar la situacion estresante; y 2) Manejo inadecuado, formado por las siguientes subescalas: Evitacion de problemas, Pensamiento desiderativo, Aislamiento social y Autocritica, las cuales hacen referencia a un afrontamiento pasivo y desadaptativo. En cuanto a su consistencia interna, la CSI presenta buenas propiedades psicometricas, con un alfa de Cronbach de entre 0,63 y 0,89 en las ocho subescalas primarias en la adaptacion en espanol, mientras que en la version original mostro valores entre 0,72 y 0,94. Asimismo, Nava-Quiroz et al. (2014) encontraron valores entre 0,70 y 0,86. En este estudio, se han obtenido valores de entre 0,75 y 0,89. Ademas, la puntuacion en la CSI muestra validez convergente con la personalidad medida por el NEO-FFI (Costa y McRae, 1999) y con la autoeficacia percibida de afrontamiento (Cano et al., 2007).

b) "Cuestionario de sintomas psicopatologicos-45" (Symptom Assessment, SA-45; Davison et al., 1997). Este cuestionario es una version abreviada del SCL-90-R (Derogatis, 2002) adaptada al espanol por Sandin, Valiente, Chorot, Santed y Lostao (2008). La SA-45 consta de las siguientes caracteristicas: (a) reduccion de la extension del cuestionario, (b) iguala las escalas a un mismo numero de items, de modo que poseen similar fiabilidad y validez, (c) evita el solapamiento de las distintas escalas, (d) minimiza la correlacion entre las escalas y (e) favorece la utilidad y uso del cuestionario. Es una herramienta de evaluacion de sintomas psicopatologicos. El sujeto debe indicar cuanto ha estado presente cada uno de los 45 sintomas durante la ultima semana, segun una escala Likert entre 0 ("Nada en absoluto") y 4 ("Mucho o extremadamente"). Consta de nueve subescalas: Depresion, Ansiedad, Ansiedad Fobica, Hostilidad, Sensibilidad interpersonal, Obsesion-compulsion, Somatizacion, Ideacion paranoide y Psicoticismo. En este estudio se utilizaron dos subescalas: Ansiedad y Depresion. Presenta alta consistencia interna, con un alfa de Cronbach de 0,95 en la escala total y de 0,85 en la subescala de depresion y 0,84 en la subescala de ansiedad (Sandin et al., 2008). Los analisis de validez convergente y discriminante fueron adecuados, mostrando correlacion baja y negativa con el afecto positivo (r= 0,25 para la subescala total y entre 0,08 y 0,37 en las subescalas) y elevadas o moderadas con el afecto negativo (r= 0,72 para la escala total y entre 0,43 y 0,71 en las subescalas), considerando que eran significativas con valores de r superiores a 0,15 (Sandin et al., 2008). En este estudio, ambas subescalas presentaron un alfa de Cronbach de 0,84.

c) "Escala de dificultades en la regulacion emocional" (Difficulties in Emotion Regulation Scale, DERS; Gratz y Roemer, 2004). La DERS evalua diferentes aspectos de la desregulacion emocional a traves de la medicion de diversos deficit que pueden afectar a una optima regulacion afectiva. En este estudio se utilizo la adaptacion al espanol realizada por Hervas y Jodar (2008), en la que destaca la reduccion de factores e items con respecto a la escala original. Consta de 28 items, con una escala Likert de cinco puntos (de "Casi nunca/010% de las veces" a "Casi siempre/90-100% de las veces") y una estructura de cinco factores: 1) Desatencion emocional; 2) Rechazo emocional; 3) Confusion emocional; 4) Interferencia cotidiana; 5) Descontrol emocional. Posee indices satisfactorios de consistencia interna, con un alfa de Cronbach de 0,93 en la escala global y de entre 0,73 y 0,91 en las distintas subescalas. Ademas, la fiabilidad test retest evaluada en un periodo temporal de seis meses fue adecuada, lo que indica que la escala presenta una buena estabilidad temporal (Hervas y Jodar, 2008). En el presente estudio se encontro una fiabilidad para la escala global de 0,94 y una fiabilidad entre 0,82 y 0,92 en las distintas subescalas.

Procedimiento

Los participantes tomaron parte en el estudio de distintas formas. Como se ha indicado anteriormente, la muestra fue obtenida tanto en centros universitarios como de manera online en redes sociales y por e-mail. Por un lado, se invito a personas a participar a traves de un mensaje publico en redes sociales (perfil de Facebook), y via e-mail. En ambos casos, se anuncio la existencia del estudio y se solicito la participacion a traves de la cumplimentacion de un cuestionario online, del que se adjunto un enlace. Asimismo, algunos de los participantes reenviaron el e-mail y compartieron la publicacion en sus propios perfiles de Facebook. Por otro lado, se procedio a la aplicacion colectiva en centros universitarios mediante cuestionarios en papel. De acuerdo con Herrero-Fernandez (2015), se ha observado que el metodo de aplicacion de los cuestionarios (lapiz y papel vs. Internet) no afectaria a los resultados obtenidos en los mismos. En ambos casos, el cuestionario venia acompanado de una carta explicativa sobre el estudio, objetivos, voluntariedad de participacion, consentimiento informado, confidencialidad y anonimato de los datos obtenidos y datos de contacto del investigador de referencia.

Resultados

En primer lugar se analizo la estructura factorial del CSI mediante un analisis factorial confirmatorio (AFC). De este modo, se pusieron a prueba tres hipotesis acerca de la estructura factorial: en primer lugar, un modelo bifactorial con los dos factores terciarios de Manejo adecuado y Manejo inadecuado; en segundo lugar, el modelo jerarquico de cuatro factores primarios (Manejo adecuado centrado en el problema; Manejo adecuado centrado en la emocion; Manejo inadecuado centrado en el problema; Manejo inadecuado centrado en la emocion) mas los dos terciarios (Manejo adecuado y Manejo inadecuado) y, finalmente, el modelo jerarquico de tres niveles, compuesto por ocho factores de primer orden (Solucion de problemas, Reestructuracion cognitiva, Apoyo social, Expresion emocional, Evitacion de problemas, Pensamiento desiderativo, Aislamiento social, Autocritica), cuatro de segundo orden (Manejo adecuado centrado en el problema, Manejo adecuado centrado en la emocion, Manejo inadecuado centrado en el problema, Manejo inadecuado centrado en la emocion) y dos de tercer orden (Manejo adecuado y Manejo inadecuado).

Los AFC se realizaron con el software Lisrel 8,80 (Joreskog y Sorbom, 1996), siguiendo el metodo robusto de minimos cuadrados ponderados diagonales (DWLS) por ser el mas apropiado cuando el supuesto de normalidad multivariada no se cumple, como sucede en el caso de items respondidos a traves de escalas tipo Likert. Bajo estos supuestos, este metodo ha mostrado mejores resultados que el metodo de maxima verosimilitud (Mindrila, 2010). Por otro lado, los modelos se evaluaron a traves de los siguientes indices de bondad de ajuste. Por un lado, el cociente entre el estadistico [chi square] y los grados de libertad del modelo, cuyo valor ha de ser inferior a 3 para considerarse un buen ajuste (Carmines y McIver, 1981). En segundo lugar, la raiz cuadrada media del error de aproximacion (root mean squared of error approximation, RMSEA) con su intervalo de confianza (IC) al 90%, cuyo valor debe ser inferior a 0,08 para considerar un ajuste adecuado y menor a 0,05 para ser optimo (Browne y Cudeck, 1993). Finalmente, el indice de ajuste comparativo (comparative fit index, CFI), el indice de ajuste no normado (nonnormed fit index, NNFI), el indice de bondad de ajuste (goodness of fit index, GFI) y el indice de bondad de ajuste ajustado (adjusted goodness of fit index, AGFI), cuyos valores han de ser superiores a 0,95 para aceptar un ajuste adecuado (Hu y Bentler, 1999).

De esta forma, se comenzo ejecutando el modelo mas parsimonioso posible, compuesto unicamente por dos factores de primer orden. Los resultados mostraron un ajuste inadecuado de acuerdo con los indices evaluados: [chi square]/gl= 20,46; RMSEA= 0,208 (IC al 90%: 0,205-0,211); CFI= 0,47; NNFI= 0,44; GFI= 0,67; AGFI= 0,64. Seguidamente se analizo el modelo jerarquico de dos niveles, contando con cuatro factores de primer orden y dos de segundo orden. Los resultados mostraron igualmente un ajuste inadecuado, [chi square]/gl= 12,37; RMSEA= 0,159 (IC al 90%: 0,156-0,162); CFI= 0,69; NNFI= 0,67; GFI= 0,74; AGFI= 0,71. Finalmente, se probo el tercer modelo, compuesto por ocho factores de primer orden, cuatro de segundo orden y dos de tercer orden. En este caso los resultados fueron satisfactorios para todos los indices evaluados: [chi square]/gl= 2,44; RMSEA= 0,056 (IC al 90%: 0,053-0,060); CFI= 0,96; NNFI= 0,96; GFI= 0,95; AGFI= 0,94. De esta forma, se acepto el modelo jerarquico de tres niveles. Seguidamente se procedio a analizar la consistencia interna (alfa de Cronbach) de los factores primarios. Los resultados se pueden observar en la tabla 1, junto con el resto de estadisticos descriptivos de los items y factores. Tal como se puede observar, todos los factores tuvieron valores de consistencia interna superiores a 0,70. Por otro lado, todas las variables (tanto items como factores) tuvieron una distribucion simetrica, con valores de asimetria dentro del rango + 1,5. Los pesos factoriales oscilaron entre 0,29 (item 35) y 0,95 (item 13), aunque todos ellos tuvieron una contribucion significativa a la consistencia interna de su factor, con coeficientes de correlacion item-total por encima de 0,30.

Seguidamente se procedio a analizar la validez convergente y divergente del instrumento. Para ello en primer lugar se calcularon los coeficientes de correlacion entre los factores del CSI y los de la DERS, asi como con los factores de Ansiedad y Depresion del SA-45. Los resultados se detallan en la tabla 2. Tal como se puede observar, los factores del CSI correlacionaron significativamente con las medidas criterio. Concretamente, se observaron mayores correlaciones con depresion que con ansiedad. Igualmente, se observo una correlacion significativa positiva entre las estrategias de manejo inadecuado y la puntuacion en la DERS y una correlacion significativa negativa entre la DERS y las estrategias de manejo adecuado.

Finalmente, con base en los resultados correlacionales se llevaron a cabo dos modelos de regresion jerarquica para predecir las puntuaciones en ansiedad (tabla 3) y depresion (tabla 4), introduciendo en cada modelo como predictores las variables del CSI y de la DERS que habian estado significativamente asociadas ademas de la edad y el sexo como variables sociodemograficas y la ansiedad en el modelo predictivo de la depresion y esta ultima en el modelo predictivo de la ansiedad como covariantes para controlar su efecto. En ambos casos se introdujo en el primer paso la variable covariante (ansiedad en el modelo predictivo de la depresion y depresion en el modelo predictivo de la ansiedad); la edad y el sexo en el segundo paso; los factores de primer orden del CSI en el tercer paso y en el cuarto paso se introdujeron las variables relativas a la DERS. Tal como se puede observar, en el caso de la ansiedad las variables predictoras explicaron el 54% de la varianza, de manera que en el ultimo paso unicamente la puntuacion en depresion mantuvo la significacion. En el caso de la depresion, las variables predictoras explicaron el 61% de la varianza, manteniendo la significacion en el cuarto paso las variables ansiedad, solucion de problemas, aislamiento social, rechazo y confusion.

Discusion

Este estudio ha tenido como objetivo validar la estructura factorial de la adaptacion en espanol del CSI. Los resultados han replicado y validado la estructura factorial original del CSI, compuesta por ocho factores de primer orden, cuatro factores de segundo orden y dos factores de tercer orden. Esto contrasta con los estudios previos de Cano et al. (2007), Nava-Quiroz et al. (2010) y Rodriguez-Diaz et al. (2014), en los que no se pudo replicar la estructura factorial original de este instrumento.

Uno de los factores que ha podido influir en la replicacion de los factores es el tamano de la muestra, ya que se ha aumentado con respecto a estudios anteriores y los resultados de los analisis factoriales son sensibles al tamano de la muestra (Comrey y Lee, 1992; Everitt, 1975; MacCallum, Widama, Zhang y Hong, 1999; Marsh, Balla y McDonald, 1988). Por otra parte, el tipo de analisis factorial utilizado ha sido diferente a los empleados en estudios anteriores, siendo en este caso un analisis factorial confirmatorio frente a los analisis factoriales exploratorios de estudios previos. El analisis exploratorio no establece a priori la estructura de los datos sino que se explora como se distribuyen. Esto contrasta con el analisis factorial confirmatorio que comprueba en un modelo estableciendo a priori el conjunto total de las relaciones entre los elementos que lo configuran, confirmando empiricamente el modelo teoricamente propuesto (Herrero, 2010). Este enfoque podria adaptarse de manera optima a la validacion de la estructura del instrumento original que, ademas, se fundamenta, como se senala en la introduccion, en un modelo teorico solido y empiricamente probado (Tobin et al., 1989). El analisis confirmatorio tiene como ventaja anadida el hecho de que, aparte de explorar los distintos factores, permite estimar la bondad de ajuste del modelo total y comparar distintos modelos entre si (Brown, 2006). De este modo, se ha comprobado que el modelo que mejor ajusta es el que replica la estructura original del instrumento, con ocho factores primarios, cuatro secundarios y dos terciarios, frente al modelo que incluye solo los dos terciarios o los dos terciarios y los cuatro secundarios. Esto permite validar la estructura original del CSI en su adaptacion en espanol, ampliando las posibilidades que este instrumento ofrece. Esto supone una mejora de los instrumentos psicometricos disponibles en lengua castellana para medir este constructo y por tanto, los estudios que se llevan a cabo en un campo tan abordado en investigacion como es el del afrontamiento, lo cual es relevante dada la escasez de instrumentos psicometricos adecuados en lengua castellana para medir el afrontamiento.

En cuanto a la consistencia interna del instrumento, se han obtenido valores del alfa de Cronbach de entre 0,75 y 0,89. Estos datos mejoran los datos aportados por algunos de los estudios previos, ya que tanto Cano et al. (2007) como Rodriguez-Diaz et al. (2014) mostraban valores inferiores a 0,70 en determinadas subescalas. Los resultados obtenidos en cuanto a la consistencia interna son, por tanto, mas acordes tanto en relacion con la escala original (Tobin et al., 1989) como en relacion con los aportados por Nava-Quiroz et al. (2010).

Para probar la validez convergente y divergente del instrumento se ha medido su correlacion con medidas de ansiedad y depresion y de dificultades de regulacion emocional, obteniendo relaciones significativamente positivas con las estrategias de manejo inadecuado y significativamente negativas con las estrategias de manejo adecuado. Estos resultados son acordes con Monteiro et al. (2014), que encontraron que las dificultades de regulacion emocional serian predictoras de las estrategias dirigidas al problema y a la emocion, tanto en el caso de las estrategias de aproximacion como en las de distanciamiento, destacando la subescala de Rechazo. En este estudio, ademas, las correlaciones con la sintomatologia ansioso-depresiva y con las dificultades de regulacion emocional han sido mayores en el caso de las estrategias de manejo inadecuado que en el caso de las estrategias de manejo adecuado. Otros estudios tambien han obtenido resultados en este sentido. Por ejemplo, se ha encontrado que las estrategias adaptativas (reevaluacion y aceptacion) tendrian de manera mayoritaria asociaciones debiles o no significativas con las problematicas psicologicas en comparacion con las estrategias desadaptativas, como la rumiacion y la supresion (Aldao et al., 2010; Nolen-Hoeksema y Aldao, 2011).

Otro de los objetivos de este estudio ha sido evaluar la relacion del afrontamiento y la regulacion emocional con la presencia de sintomatologia ansiosa y depresiva. Los analisis de regresion llevados a cabo han mostrado que, en el caso de la ansiedad, seria la depresion la variable predictora principal. Estos resultados son acordes con la amplia investigacion que muestra la alta comorbilidad que existe entre la ansiedad y la depresion ya que estan considerados ambos como desordenes emocionales (Brown et al., 2001; Estudio Europeo de Epidemiologia de los Trastornos Mentales; 2004). Unido a esto, es importante senalar que la idea de que los trastornos emocionales son entidades bien diferenciadas entre si esta en muchas ocasiones alejada de la realidad clinica (Estevez, Ramos-Cejudo y Salguero, 2015) y que, en ese sentido, la perspectiva transdiagnostica (Kring y Sloan, 2009; Osma, Castellano, Crespo, y Garcia-Palacios, 2015) ha tenido como objetivo identificar los procesos psicologicos principales que subyacen a diferentes psicopatologias, usualmente comorbidas entre si, como es el caso de los trastornos emocionales. Asi, se hipotetiza que diferentes variables pueden actuar como predictoras y/o mantenedoras de problemas emocionales diferentes; estas variables serian por tanto transdiagnosticas a los trastornos emocionales (Estevez et al., 2015). Otras evidencias provienen de diferentes trabajos de intervencion en los que se muestra que los tratamientos destinados a reducir un determinado trastorno de ansiedad, podrian reducir problemas de depresion comorbidos (Tsao, Mystkowski y Zucker, 2002). Desde una perspectiva neuropsicologica, asimismo, se encuentran pruebas de que las areas cerebrales implicadas en diferentes problemas emocionales son comunes (Wilamowska et al., 2011).

En el caso de la sintomatologia depresiva, el afrontamiento seria predictor de la misma y al introducir las dificultades de regulacion emocional en el modelo, tanto el afrontamiento como las dificultades de regulacion emocional tambien serian significativos. Por tanto, ambas variables en conjunto serian predictoras de la sintomatologia depresiva. Estos resultados siguen la misma linea de aquellos estudios que relacionan la sintomatologia depresiva con el afrontamiento y las dificultades de regulacion emocional (Sheppes, Suri y Gross, 2015; Vinas-Poch, Gonzalez-Carrasco, Garcia-Moreno, Malo-Cerrato y Casas-Aznar, 2015) y apoya aquellos estudios que proponen que ambos constructos serian claves en los modelos transdiagnosticos (Compas et al., 2013; Mennin et al., 2013). Ademas, el cambio en [R.sup.2] ha sido significativo al introducir la DERS en el modelo. Es importante tener en cuenta para comprender estos resultados que segun la APA (2013) dentro de la definicion del trastorno depresivo mayor se encuentra el estado de animo deprimido la mayor parte del dia; la disminucion importante del interes o el placer por todas o casi todas las actividades; fatiga o perdida de energia o disminucion de la capacidad para pensar o concentrarse, o para tomar decisiones, entre otros. Esto esta asociado a las dificultades de regulacion emocional y relacionado con el afrontamiento como es el caso del aislamiento social, el rechazo y confusion o ansiedad. Asimismo, estos resultados sugieren que, pese a tratarse de constructos similares, no estarian solapados, puesto que el CSI no cubriria todos los aspectos relacionados con los procesos regulatorios de la emocion, por lo que seria recomendable analizar el papel especifico de cada una de ellos a la hora de realizar estudios en este campo. Esto apoya las sugerencias de Compas et al. (2014), que propusieron que futuras investigaciones estudiaran ambos constructos como entidades separadas, pero teniendo en cuenta sus posibles conexiones. La interconexion de ambos constructos en relacion a la sintomatologia ansioso depresiva ha sido poco estudiada, por lo que este estudio ayuda a cubrir esta cuestion. Esto tiene implicaciones tambien en el trabajo clinico ya que aporta mas datos en el modo en el que ambas estructuras interactuan y podria suponer que en el trabajo clinico de las dificultades de afrontamiento habria que trabajar tambien los aspectos de dificultades en la regulacion de las emociones.

Por otra parte, los valores de las subescalas de la DERS han sido mayores que los valores de las subescalas de la CSI al introducir todas las variables en el modelo, sugiriendo un posible mayor peso de las dificultades de regulacion emocional a la hora de explicar la sintomatologia depresiva. Se ha sugerido que el potencial danino de las estrategias de afrontamiento desadaptativas, como pueden ser las estrategias emocionales evitativas, podria deberse a su uso inflexible o a su falta de sensibilidad al contexto (Eifert y Forsyth, 2005). Esta idea esta emergiendo como una dimension nuclear que distinguiria entre las estrategias de regulacion emocional adaptativas y no adaptativas (Bonanno, Papa, Lalande, Westphal y Coifman, 2004; Kashdan, Barrios, Forsyth y Steger, 2006). Por tanto, las dificultades de regulacion emocional estarian relacionadas con el uso de estrategias desadaptativas de afrontamiento, por lo que serian necesarios futuros estudios que profundizaran en la relacion entre ambas, asi como en posibles efectos de interaccion. Aldao et al. (2010), por ejemplo, sugirieron que estrategias de afrontamiento como la Solucion de problemas, pese a no ser en si una estrategia de regulacion emocional, tambien podrian influir a nivel emocional al eliminar o modificar el estresor. Compas et al. (2014) hipotetizaron que los intentos de afrontamiento se apoyan en los esfuerzos para regular las emociones antes y despues de que ocurra un evento estresante. Segun estos autores, las habilidades deficientes de regulacion emocional podrian contribuir a la aparicion de estresores que son en parte el resultado de acciones del individuo y que, tras terminar la situacion estresante, los problemas para regular las emociones negativas residuales podrian prolongar e intensificar las emociones negativas incluso en ausencia de una situacion estresante.

Este estudio no esta exento de limitaciones. En primer lugar, la muestra se ha obtenido por conveniencia, tanto en centros universitarios como a traves de redes sociales. El uso de muestras estratificadas que garanticen la representatividad de la misma podria fortalecer los resultados aqui obtenidos. Por otra parte, para medir la depresion y la ansiedad se han empleado dos subescalas de una medida de cribado de sintomatologia, lo que podria influenciar los resultados obtenidos. El empleo de medidas especificas de ansiedad y depresion podria arrojar resultados diferentes en los analisis llevados a cabo. Finalmente, la validacion de este instrumento se ha realizado con poblacion general. La validacion de esta escala en muestras clinicas reforzaria su validez en futuros estudios orientados a distintas poblaciones.

Como conclusion, este estudio valida la estructura original de ocho factores primarios, cuatro secundarios y dos terciarios del CSI (Tobin et al., 1989) en su version en espanol (Cano et al., 2007) y hace hincapie en la necesidad de analizar tanto el afrontamiento como la regulacion emocional y su peso especifico a la hora de valorar la sintomatologia depresiva, teniendo en cuenta que son constructos similares pero diferenciados y que podrian influenciarse mutuamente.

Referencias

Aldao, A., Nolen-Hoeksema, S. y Schweizer, S. (2010). Emotion-regulation strategies across psychopathology: a meta-analytic review. Clinical Psychology Review, 30, 217-237.

Alvarado, B. G., Sandin, B., Valdez-Medina, J. L., Gonzalez-Arratia, N. y Rivera, S. (2012). Analisis factorial confirmatorio del cuestionario SA-45 en una muestra mexicana. Anales de Psicologia, 28, 426-433.

American Psychiatric Association (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (5a ed.). Arlington, VA: American Psychiatric Publishing.

Asselmann, E., Wittchen, H.-U., Lieb, R., Hofler, M. y Beesdo-Baum, K. (2015). Does low coping efficacy mediate the association between negative life events and incident psychopathology? A prospective-longitudinal community study in adolescents and young adults. Epidemiologiy and Psychiatric Sciences. Publicacion avanzada en linea.

Ayers, T. S., Sandier, I. N., West, S. G. y Roosa, M. W. (1996). A dispositional and situational assessment of children's coping: testing alternative models of coping. Journal of Personality, 64, 923-958.

Bonanno, G. A., Papa, A., Lalande, K., Westphal, M. y Coifman, K. (2004). The importance of being flexible the ability to both enhance and suppress emotional expression predicts long-term adjustment. Psychological Science, 15, 482-487.

Brown, T.A. (2006). Confirmatory Factor Analysis for applied research. Nueva York, NY: Guilford.

Brown, T. A., Campbell, L. A., Lehman, C. L., Grisham, J. R. y Mancill, R.B. (2001). Current and lifetime comorbidity of the DSM-IV anxiety and mood disorders in a large clinical sample. Journal of Abnormal Psychology, 110, 48-58.

Browne, M. W. y Cudeck, R. (1993). Alternative ways of assessing model fit. En K. A. Bollen y J. S. Long (dirs.), Testing structural equation models (pp. 136-162). Newsbury Park, CA: Sage.

Campbell-Sills, L. y Barlow, D. H. (2007). Incorporating emotion regulation into conceptualizations and treatments of anxiety and mood disorders. En J. J. Gross (dir.), Handbook of emotion regulation (pp. 542-559). Nueva York, NY: Guilford.

Cano, F. J., Rodriguez Franco, L. y Garcia Martinez, J. (2007). Adaptacion espanola del Inventario de estrategias de afrontamiento. Actas Espanolas de Psiquiatria, 35, 29-39.

Carmines, E. G. y Mclver, J. P. (1981). Analyzing models with unobserved variables. En G. W. Borhnstedt y E. F. Borgatta (dirs.), Social measurement: Current issues (pp. 51102). Beverly Hills, CA: Sage.

Collins, S., Woolfson, L. M. y Durkin, K. (2013). Effects on coping skills and anxiety of a universal school-based mental health intervention delivered in Scottish primary schools. School Psychology International, 35, 85-100.

Compas, B., Connor-Smith, J. K., Saltzman, H., Thomsen, A. y Wadsworth, M. (2001). Coping with stress during childhood and adolescence: Problems, progress, and potential in theory and research. Psychological Bulletin, 127, 87-127.

Compas, B. E., Jaser, S. S., Dunbar, J. P., Watson, K. H., Bettis, A. H., Gruhn, M. A. y Williams, E. K. (2014). Coping and emotion regulation from childhood to early adulthood: points of convergence and divergence. Australian Journal of Psychology, 66, 71-81.

Compas, B. E. y Reeslund, K. L. (2009). Processes of risk and resilience: Linking contexts and individuals. En R. M. Lerner y L. Steinberg (dirs.), Handbook of adolescence (3a ed., pp. 561-588). Nueva York, NY: Wiley.

Compas, B. E., Watson, K. H., Reising, M. M. y Dunbar, J. P. (2013). Stress and coping: transdiagnostic processes in child and adolescent psychopathology. En J. Ehrenrich-May y B. Chu (dirs.), Transdiagnostic mechanisms and treatment approaches of youth psychopathology (pp. 35-58). Nueva York, NY: Guilford.

Comrey, A. L. y Lee, H. B. (1992). A first course in factor analysis. Hillsdale, NJ: Erlbaum.

Connor-Smith, J. K., Compas, B. E., Wadsworth, M. E., Thomsen, A. H. y Saltzman, H. (2000). Responses to stress in adolescence: measurement of coping and involuntary stress responses. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 68, 976.

Costa. P. T. y McCrae, R. R. (1999). Inventario NEO reducido de cinco factores (NEO-FFI): manual profesional. Madrid: TEA.

Costa, G., Cantarell, M. C., Parramon, G. y Seron, D. (2014). Dispositional optimism and coping strategies in patients with a kidney transplant. Nefrologia: Publicacion Oficial de la Sociedad Espanola de Nefrologia, 34, 605-610.

Curtis, W. J. y Cicchetti, D. (2007). Emotion and resilience: a multilevel investigation of hemispheric electroencephalogram asymmetry and emotion regulation in maltreated and nonmaltreated children. Development and Psychopathology, 19, 811-840.

Davison, M. K., Bershadsky, B., Beiber, J., Silversmith, D., Maruish, M. E. y Kane, R. L. (1997). Development of a brief, multidimensional, self-report instrument for treatment outcomes assessment in psychiatric settings: preliminary findings. Assessment, 4, 259-276.

Derogatis, L. R. (2002). SCL-90-R. Cuestionario de 90 items. Madrid: TEA.

Di Benedetto, M., Lindner, H., Aucote, H., Churcher, J., McKenzie, S., Croning, N. y Jenkins, E. (2014). Co-morbid depression and chronic illness related to coping and physical and mental health status. Psychology, Health & Medicine, 19, 253-262.

Eifert, G. H. y Forsyth, J. P. (2005). Acceptance and Commitment Therapy for anxiety disorders: a Practitioner's treatment guide to using mindfulness, acceptance, and values-based behavior change strategies. Oakland, CA: New Harbinger.

Eisenberg, N., Fabes, R. A., Guthrie, I. K. y Reiser, M. (2000). Dispositional emotionality and regulation: their role in predicting quality of social functioning. Journal of Personality and Social Psychology, 78, 136-157

ESEMeD/MHEDEA 2000. (2004). 12-Month comorbidity patterns and associated factors in Europe: results from the European Study of the Epidemiology of Mental Disorders (ESEMeD) project. Acta Psychiatrica Scandinavica, 109, 28-37.

Estevez, A., Ramos-Cejudo, J. y Salguero, J. M. (2015). Tratamiento transdiagnostico de los desordenes emocionales. Madrid: Sintesis.

Everitt, B. S. (1975). Multivariate analysis: the need for data, and other problems. The British Journal of Psychiatry, 126, 237-240.

Fernandez-Abascal, E. G. (1997). Estilos y estrategias de afrontamiento. En E. G. Fernandez-Abascal, F. Palmero, M. Choliz y F. Martinez (dirs.), Cuaderno de practicas de motivacion y emocion. Madrid: Piramide.

Folkman, S. y Moskowitz, J. (2004). Coping: pitfalls and promise. Annual Review of Psychology, 55, 745-774.

Garcia-Alberca, J. M., Cruz, B., Lara, J. P., Garrido, V., Lara, A. y Gris, E. (2012). Anxiety and depression are associated with coping strategies in caregivers of Alzheimer's disease patients: results from the Malaga-AD study. International Psychogeriatrics, 24, 1325-1334.

Garnefski, N., van den Kommer, T., Kraaij, V., Teerds, J., Legerstee, J. y Onstein, E. (2002). The relationship between cognitive emotion regulation strategies and emotional problems. European Journal of Personality, 16, 403-420

Gaviria, A. M., Vinaccia, S., Quiceno, J. M., Martinez, K., Yepez, M., Echevarria, C., Contreras, F. y Pineda, R. (2013). Rasgos de personalidad, estrategias de afrontamiento y dolor en pacientes con diagnostico de fibromialgia. Psicologia y salud, 16, 129-138.

Gonzalez-Barron, R., Montoya-Castilla, I., Casullo, M. M. y Bernabeu-Verdu, J. (2002). Relacion entre estilos y estrategias de afrontamiento y bienestar psicologico en adolescentes. Psicothema, 14, 363-368.

Gratz, K. L. y Roemer, L. (2004). Multidimensional assessment of emotion regulation and dysregulation: development, factor structure, and initial validation of the difficulties in emotion regulation scale. Journal of Psychopathology and Behavioral Assessment, 26, 41-54.

Gross, J. J. y Thompson, R. A. (2007). Emotion regulation: Conceptual foundations. En J. J. Gross (dir.), (2007), Handbook of emotion regulation (pp. 3-24). Nueva York, NY: Guilford.

Herrero, J. (2010). El analisis factorial confirmatorio en el estudio de la estructura y estabilidad de los instrumentos de evaluacion: un ejemplo con el Cuestionario de autoestima CA-14. Intervencion Psicosocial, 19, 289-300.

Herrero-Fernandez, D. (2015). A comparison of internet-based and paper-and-pencil questionnaires in assessing driving anger in a Spanish sample. REMA: Revista Electronica de Metodologia Aplicada, 20, 1-15.

Hervas, G. y Jodar, R. (2008). Adaptacion al espanol de la Escala de dificultades en la regulacion emocional. Clinica y Salud, 19, 139-156.

Hofmann, S. G., Sawyer, A. T., Fang, A. y Asnaani, A. (2012). Emotion dysregulation model of mood and anxiety disorders. Depression and Anxiety, 29, 409-416.

Hu, L. y Bentler, P.M. (1999). Cutoff criteria for fit indexes in covariance structure analysis: conventional criteria versus new alternatives. Structural Equation Modelling, 6, 1-55

Jauregui-Lobera, I., Estebanez, S., Fernandez, M. J., Bautista, E. A. y Garrido, O. (2009). Coping strategies in eating disorders. European Eating Disorders Review, 17, 220-226.

John, O.P. y Gross, J. J. (2007) Individual differences in emotion regulation strategies: links to global trait, dynamic, and social cognitive constructs. En J. J. Gross (dir.), Handbook of emotion regulation (pp.351-372). Nueva York, NY: Guilford.

Joreskog, K. G. y Sorbom, D. (1996). Lisrel 8: User's Reference Guide. Chicago: Scientific Software International.

Kashdan, T. B., Barrios, V., Forsyth, J. P. y Steger, M. F. (2006). Experiential avoidance as a generalized psychological vulnerability: comparisons with coping and emotion regulation strategies. Behaviour Research and Therapy, 44, 1301-1320.

Kattimani, S., Sarkar, S., Rajkumar, R. P. y Menon, V. (2015). Stressful life events, hopelessness, and coping strategies among impulsive suicide attempters. Journal of Neurosciences in Rural Practice, 6, 171.

Kring, A. M. y Sloan, D. M. (2009). Emotion regulation and psychopathology: a transdiagnostic approach to etiology and treatment. Nueva York, NY: Guilford.

Lazarus, R. S. y Folkman, S. (1984). Stress, appraisal, and coping. Nueva York, NY: Springer.

Leiner, A. S., Kearns, M. C., Jackson, J. L., Astin, M. C. y Rothbaum, B. O. (2012). Avoidant coping and treatment outcome in rape-related posttraumatic stress disorder. Journal of Consulting and Clinical Psychology, 80, 317-321.

Limonero, J., Tomas-Sabado, J., Fernandez-Castro, J., Gomez-Romero, M. J. y Aradilla-Herrero, A. (2012). Estrategias de afrontamiento resilientes y regulacion emocional: predictores de satisfaccion con la vida. Behavioral Psychology/Psicologia Conductual, 20, 183-189.

MacCallum, R. C., Widaman, K. F., Zhang, S. y Hong, S. (1999). Sample size in factor analysis. Psychological Methods, 4, 84.

Marquez, M., Montorio, I., Izal, M. y Losada, A. (2006). Prediccion del nivel de ansiedad a partir de la intensidad emocional y el afrontamiento cognitivo en situaciones amenazantes en personas jovenes y mayores. Ansiedad y Estres, 12, 305-316.

Marsh, H. W., Balla, J. R. y McDonald, R. P. (1988). Goodness-of-fit indexes in confirmatory factor analysis: the effect of sample size. Psychological Bulletin, 103, 391.

Maruish, M. E., Bershadsky, B. y Goldstein, L. (1998). Reliability and validity of the SA-45: further evidence from a primary care setting. Assessment, 5, 407-419.

Mennin, D. S., Ellard, K. K., Fresco, D. M. y Gross, J. J. (2013). United we stand: emphasizing commonalities across cognitive behavioral therapies. Behavior Therapy, 44, 234-248.

Mindrila, D. (2010). Maximum likelihood (ML) and diagonally weighted least squares (DWLS) estimation procedures: a comparison of estimation bias with ordinal and multivariate non-normal data. International Journal of Digital Society, 1, 60-66.

Monteiro, N. M., Balogun, S. K. y Oratile, K. N. (2014). Managing stress: the influence of gender, age and emotion regulation on coping among university students in Botswana. International Journal of Adolescence and Youth, 19, 153-173.

Nava-Quiroz, C., Ollua-Mendez, P., Vega-Valero, C. Z. y Soria-Trujano, R. (2010). Inventario de estrategias de afrontamiento: una replicacion. Psicologia y Salud, 20, 213-220.

Nolen-Hoeksema, S. y Aldao, A. (2011). Gender and age differences in emotion regulation strategies and their relationship to depressive symptoms. Personality and Individual Differences, 51, 704-708.

Osma, J., Castellano, C., Crespo, E. y Garcia-Palacios, A. (2015). El protocolo unificado para el tratamiento transdiagnostico de los trastornos emocionales en formato grupal en el ambito de la salud mental publica espanola. Behavioral Psychology/Psicologia Conductual, 23, 447-466.

Otero-Lopez, J. M. y Villardefrancos, E. (2014). Prevalence, sociodemographic factors, psychological distress, and coping strategies related to compulsive buying: a cross sectional study in Galicia, Spain. BMC Psychiatry, 14, 101.

Rodriguez-Diaz, F. J., Estrada-Pineda, C., Rodriguez-Franco, L. y Bringas-Molleda, C. (2014). Adaptacion del Inventario de estrategias de afrontamiento (CSI) a la poblacion penitenciaria de Mexico. Psicologia: Reflexao e Critica, 27, 415-423.

Sandin, B., Valiente, R. M., Chorot, P., Santed, M. A. y Lostao, L. (2008). SA-45: forma abreviada del SCL-90. Psicothema, 20, 290-296.

Skinner, E. A., Edge, K., Altman, J. y Sherwood, H. (2003). Searching for the structure of coping: a review and critique of category systems for classifying ways of coping. Psychological bulletin, 129, 216-269.

Sheppes, G., Suri, G. y Gross, J. J. (2015). Emotion regulation and psychopathology. Annual review of clinical psychology, 11, 379-405.

Tobin, D. L., Holroyd, K. A., Reynolds, R. V. y Wigal, J. K. (1989). The hierarchical factor structure of the Coping Strategies Inventory. Cognitive therapy and research, 13, 343-361.

Trosper, S. E., Buzzella, B. A., Bennett, S. M. y Ehrenreich, J. T. (2009). Emotion regulation in youth with emotional disorders: implications for a united treatment approach. Clinical Child and Family Psychology Review, 12, 234-254.

Tsao, J. C. I., Mystkowski, J. L. y Zucker, B. G. (2002). Effects of cognitive behavioral therapy for panic disorders on comorbid conditions: replication and extension. Behavior Therapy, 33, 493-509.

Vinas-Poch, F., Gonzalez-Carrasco, M., Garcia-Moreno, Y., Malo-Cerrato, S. y Casas-Aznar, F. (2015). Los estilos y estrategias de afrontamiento y su relacion con el bienestar personal en una muestra de adolescentes. Anales de Psicologia, 31, 226-233.

Walker, L. S., Smith, C. A., Garber, J. y Van Slyke, D. A. (1997). Development and validation of the Pain Response Inventory for Children. Psychological Assessment, 9, 392-405.

Webb, T. L., Miles, E. y Sheeran, P. (2012). Dealing with feeling: a meta-analysis of the effectiveness of strategies derived from the process model of emotion regulation. Psychological Bulletin, 138, 775-808.

Wilamowska, Z. A., Thompson-Hollands, J., Fairholme, C. P., Ellard, K. K, Farchione, T. J. y Barlow, D. H. (2010). Conceptual background, development, and preliminary data from the unified protocol for transdiagnostic treatment of emotional disorders. Depression and Anxiety, 27, 882-890.

Woodrome, S. E., Yeates, K. O., Taylor, H. G., Rusin, J., Bangert, B., Dietrich, A., Nuss, K. y Wright, M. (2011). Coping strategies as a predictor of post-concussive symptoms in children with mild traumatic brain injury versus mild orthopedic injury. Journal of the International Neuropsychological Society, 17, 317-326.

Zeitlin, S. (1980). Assessing coping behavior. American Journal of Orthopsychiatry, 50, 139-144.

Recibido: 29 de junio de 2015

Aceptado: 11 de noviembre de 2015

Paula Jauregui (1), David Herrero-Fernandez (2) y Ana Estevez (1)

(1) Universidad de Deusto; 2Universidad del Pais Vasco (Espana)

Correspondencia: Paula Jauregui, Dpto. de Psicologia, Universidad de Deusto, Apartado 1, 48080 Bilbao (Espana). E-mail: paula.jauregui@deusto.es
Tabla 1
Estadisticos descriptivos de los factores e items del "Inventario de
estrategias de afrontamiento" (CSI)

                                                         Saturacion
Factor/Item del CSI            M      DT     Asimetria   factorial

Manejo adecuado              46,67   14,27     -0,44         --
  ([alpha]= 0,90)
Manejo adecuado problema     24,00   7,47      -0,33         --
  ([alpha]= 0,85)
Solucion de problemas        13,39   4,37      -0,46         --
  ([alpha]= 0,88)
  Item 1                     2,85    1,02      -0,62        0,80
  Item 9                     2,77    1,03      -0,60        0,90
  Item 17                    2,82    1,07      -0,72        0,89
  Item 25                    2,33    1,14      -0,29        0,74
  Item 33                    2,61    1,09      -0,42        0,71
Reestructuracion cognitiva   10,59   4,55      -0,08         --
  ([alpha]= 0,81)
  Item 6                     2,31    1,23      -0,26       -0,62
  Item 14                    1,91    1,25      0,06        -0,65
  Item 22                    1,91    1,17      0,19        -0,76
  Item 30                    2,14    1,16      -0,06       -0,79
  Item 38                    2,32    1,21      -0,25       -0,77
Manejo adecuado emocion      22,69   9,13      -0.29         --
  ([alpha]= 0,90)
Expresion emocional          10,01   4,95      -0,05         --
  ([alpha]= 0,85)
  Item 3                     2,04    1,20      0,06         0,77
  Item 11                    2,29    1,29      -0,18        0,91
  Item 19                    2,11    1,22      0,01         0,85
  Item 27                    2,15    1,24      -0,02        0,91
  Item 35                    1,42    1,29      0,56         0,29
Apoyo social                 12,68   5,28      -0,52         --
  ([alpha]= 0,88)
  Item 5                     2,90    1,25      -0,89        0,88
  Item 13                    2,88    1,24      -0,83        0,95
  Item 21                    2,23    1,34      -0,15        0,82
  Item 29                    2,19    1,21      -0,07        0,71
  Item 37                    2,48    1,39      -0,47        0,82
  ([alpha]= 0,87)            30,13   13,32     0.31          --

Manejo inadecuado            17,75   7,36      0,01          --
  centrado en el
  problema ([alpha]= 0,79)
Evitacion de problemas       6,01    4,11      0,61          --
  ([alpha]= 0,75)
  Item 7                     1,37    1,13      0,63         0,42
  Item 15                    1,23    1,26      0,70         0,73
  Item 23                    1,48    1,16      0,48         0,71
  Item 31                    0,98    1,15      1,01         0,78
  Item 39                    0,94    1,10      1,04         0,69
Pensamiento desiderativo     11,74   5,20      -0,17         --
  ([alpha]= 0,84)
  Item 4                     2,25    1,43      -0,11        0,81
  Item 12                    2,48    1,37      -0,35        0,86
  Item 20                    2,43    1,41      -0,33        0,80
  Item 28                    2,37    1,31      -0,23        0,81
  Item 36                    2,18    1,17      -0,04        0,55
Manejo inadecuado centrado   12,37   8,02      0,52          --
  en la emocion
  ([alpha]= 0,86)
AutocrItica ([alpha]= 0,89)  6,94    5,09      0,56          --
  Item 2                     1,49    1,15      0,50         0,81
  Item 10                    1,49    1,23      0,40         0,84
  Item 18                    1,44    1,24      0,57         0,89
  Item 26                    1,32    1,22      0,68         0,89
  Item 34                    1,23    1,27      0,71         0,74
Aislamiento social           5,42    4,31      0,76          --
  ([alpha]= 0,79)
  Item 8                     1,50    1,20      0,46         0,35
  Item 16                    0,82    1,11      1,34         0,63
  Item 24                    1,03    1,17      0,99         0,86
  Item 32                    1,03    1,18      0,94         0,82
  Item 40                    1,03    1,19      1,08         0,89

                              Error de
Factor/Item del CSI          Estimacion   [r.sub.i-t]

Manejo adecuado                  --           --
  ([alpha]= 0,90)
Manejo adecuado problema         --           --
  ([alpha]= 0,85)
Solucion de problemas            --           --
  ([alpha]= 0,88)
  Item 1                        0,36         0,69
  Item 9                        0,19         0,77
  Item 17                       0,21         0,77
  Item 25                       0,45         0,68
  Item 33                       0,49         0,63
Reestructuracion cognitiva       --           --
  ([alpha]= 0,81)
  Item 6                        0,61         0,51
  Item 14                       0,57         0,50
  Item 22                       0,42         0,65
  Item 30                       0,38         0,68
  Item 38                       0,41         0,64
Manejo adecuado emocion          --           --
  ([alpha]= 0,90)
Expresion emocional              --           --
  ([alpha]= 0,85)
  Item 3                        0,40         0,71
  Item 11                       0,17         0,76
  Item 19                       0,28         0,75
  Item 27                       0,18         0,75
  Item 35                       0,49         0,38
Apoyo social                     --           --
  ([alpha]= 0,88)
  Item 5                        0,23         0,74
  Item 13                       0,11         0,79
  Item 21                       0,33         0,71
  Item 29                       0,49         0,58
  Item 37                       0,32         0,72
  ([alpha]= 0,87)                --           --

Manejo inadecuado                --           --
  centrado en el
  problema ([alpha]= 0,79)
Evitacion de problemas           --           --
  ([alpha]= 0,75)
  Item 7                        0,82         0,46
  Item 15                       0,46         0,57
  Item 23                       0,50         0,54
  Item 31                       0,40         0,53
  Item 39                       0,53         0,49
Pensamiento desiderativo         --           --

  ([alpha]= 0,84)
  Item 4                        0,35         0,70
  Item 12                       0,26         0,72
  Item 20                       0,36         0,67
  Item 28                       0,35         0,69
  Item 36                       0,70         0,40
Manejo inadecuado centrado       --           --
  en la emocion
  ([alpha]= 0,86)
AutocrItica ([alpha]= 0,89)      --           --
  Item 2                        0,35         0,72
  Item 10                       0,30         0,76
  Item 18                       0,21         0,80
  Item 26                       0,20         0,76
  Item 34                       0,46         0,64
Aislamiento social               --           --
  ([alpha]= 0,79)

  Item 8                        0,88         0,36
  Item 16                       0,60         0,51
  Item 24                       0,27         0,66
  Item 32                       0,32         0,64
  Item 40                       0,21         0,69

Nota: [r.sub.i-t]= correlacion Item-total.

Tabla 2
Correlaciones bivariadas (r de Pearson) entre las variables
analizadas

                           1          2           3          4

1. Depresion               --
2. Ansiedad             0,69 ***      --
3. DERS_Desatencion     0,24 ***    0,11 *       --
4. DERS_Rechazo         0,52 ***   0,48 ***   0,16 ***       --
5. DERS_Confusion       0,46 ***   0,30 ***   0,51 ***    0,46 ***
6. DERS_Interferencia   0,48 ***   0(49 ***     0,02      0,60 ***
7. DERS_Descontrol      0,46 ***   0,48 ***     0,07      0,68 ***
8. CSI_Sol. Probl.      -0,14 **    -0,05     -0,31 ***   -0,11 *
9. CSI_Autocritica      0,36 ***   0,29 ***    0,11 *     0,47 ***
10. CSI_Exp. Emoc         0,01       0,09     -0,40 ***     0,05
11. CSI_Pens. Desl.     0,34 ***   0,30 ***     0,00      0,33 ***
12. CSI_Apo. Soc.       -0,10 *     -0,02     -0,34 ***   -0,10 *
13. CSI_Reest. Cog       -0,08      -0,02     -0,24 ***    -0,03
14. CSI_Evlt. Probl     0,17 ***    0,10 *     0,12 **    0,17 ***
15. CSI_Ais. Social     0,41 ***   0,27 ***   0,30 ***    0,35 ***
16. CSI_Ad. Prob.       -0,13 **    -0,03     -0,33 ***    -0,08
17. CSI_Inad. Prob.     0,34 ***   0,26 ***     0,07      0,33 ***
18. CSI_Ad. Emo.         -0,06       0,04     -0,42 ***    -0,04
19. CSI_Inad. Emo.      0,45 ***   0,33 ***   0,25 ***    0,49 ***
20. CSI_Inadec.         0,46 ***   0,35 ***   0,20 ***    0,48 ***
21. CSI_Adec.           -0,11 *      0,01     -0,44 ***    -0,07

                            5          6          7           8

1. Depresion
2. Ansiedad
3. DERS_Desatencion
4. DERS_Rechazo
5. DERS_Confusion          --
6. DERS_Interferencia   0,36 ***       --
7. DERS_Descontrol      0,47 ***    0,72 ***      --
8. CSI_Sol. Probl.      -0,20 ***   -0,10 *    -0,09 *       --
9. CSI_Autocritica      0,35 ***    0,33 ***   0,34 ***     0,01
10. CSI_Exp. Emoc         -0,08     0,13 **    0,15 **    0,33 ***
11. CSI_Pens. Desl.     0,26 ***    0,33 ***   0,32 ***    0,09 *
12. CSI_Apo. Soc.        -0,11 *     -0,05      -0,03     0,36 ***
13. CSI_Reest. Cog        -0,06      -0,06      -0,06     0,39 ***
14. CSI_Evlt. Probl     0,22 ***    0,12 **    0,13 **      -0,02
15. CSI_Ais. Social     0,42 ***    0,28 ***   0,34 ***     -0,08
16. CSI_Ad. Prob.       -0,16 ***   -0,11 *     -0,09     -0,83 ***
17. CSI_Inad. Prob.     0,31 ***    0,30 ***   0,30 ***     0,06
18. CSI_Ad. Emo.         -0,11 *      0,04       0,06     0,38 ***
19. CSI_Inad. Emo.      0,45 ***    0,35 ***   0,39 ***     -0,04
20. CSI_Inadec.         0,45 ***    0,38 ***   0,40 ***     -0,10
21. CSI_Adec.           -0,16 ***    -0,03      -0,01     0,68 ***

                           9          10          11         12

1. Depresion
2. Ansiedad
3. DERS_Desatencion
4. DERS_Rechazo
5. DERS_Confusion
6. DERS_Interferencia
7. DERS_Descontrol
8. CSI_Sol. Probl.
9. CSI_Autocritica         --
10. CSI_Exp. Emoc         0,02        --
11. CSI_Pens. Desl.     0,41 ***   0,24 ***       --
12. CSI_Apo. Soc.         0,01     0,58 ***    0,17 ***      --
13. CSI_Reest. Cog        0,08     0,31 ***      0,03     0,38 ***
14. CSI_Evlt. Probl     0,22 ***     0,01      0,24 ***     0,02
15. CSI_Ais. Social     0,46 ***   -0,21 ***   0,33 ***   -0,35 ***
16. CSI_Ad. Prob.         0,05     0,39 ***      0,07     0,44 ***
17. CSI_Inad. Prob.     0,41 ***   0,17 ***    0,84 ***    0,12 **
18. CSI_Ad. Emo.          0,01     0,88 ***    0,22 ***   0,90 **'
19. CSI_Inad. Emo.      0,88 ***    -0,10 *    0,44 ***   -0,18 **
20. CSI_Inadec.         0,76 ***     0,02      0,73 ***     -0,05
21. CSI_Adec.             0,03     0,77 ***    0,18 ***    0,81 **

                           13         14         15          16

1. Depresion
2. Ansiedad
3. DERS_Desatencion
4. DERS_Rechazo
5. DERS_Confusion
6. DERS_Interferencia
7. DERS_Descontrol
8. CSI_Sol. Probl.
9. CSI_Autocritica
10. CSI_Exp. Emoc
11. CSI_Pens. Desl.
12. CSI_Apo. Soc.
13. CSI_Reest. Cog         --
14. CSI_Evlt. Probl     0,41 ***      --
15. CSI_Ais. Social      -0,03     0,37 ***      --
16. CSI_Ad. Prob.       0,84 ***   0,24 ***     -0,07        --
17. CSI_Inad. Prob.     0,25 ***   0,73 ***   0,44 ***    0,19 ***
18. CSI_Ad. Emo.        0,39 ***     0,01     -0,32 ***   0,46 ***
19. CSI_Inad. Emo.        0,03       0,34     0,82 ***     -0,10
20. CSI_Inadec.         0,14 **    0,60 ***   0,74 ***      0,08
21. CSI_Adec.           0,69 ***    0,12 *    -0,25 ***   0,82 ***

                           17         18           19       20

1. Depresion
2. Ansiedad
3. DERS_Desatencion
4. DERS_Rechazo
5. DERS_Confusion
6. DERS_Interferencia
7. DERS_Descontrol
8. CSI_Sol. Probl.
9. CSI_Autocritica
10. CSI_Exp. Emoc
11. CSI_Pens. Desl.
12. CSI_Apo. Soc.
13. CSI_Reest. Cog
14. CSI_Evlt. Probl
15. CSI_Ais. Social
16. CSI_Ad. Prob.
17. CSI_Inad. Prob.        --
18. CSI_Ad. Emo.        0,16 ***      --
19. CSI_Inad. Emo.      0,50 ***   -0,17 ***       --
20. CSI_Inadec.         0,85 ***     -0,03      0,88 ***
21. CSI_Adec.           0,19 ***   0,89 ***     -0,12 *    0,02

Notas: Sol. Probl.= Solucion de problemas; Exp. Emoc.= Expresion
emocional; Pens. Des!.= Pensamiento desiderativo; Apo.Soc.= Apoyo
social; Reest. Cog= Reestructuracion cognitiva; Evlt. Probl=
Evitacion de problemas; Ais. Social= Aislamiento social; Ad. Prob.=
Manejo adecuado del problema; Inad. Prob.= Manejo Inadecuado del
problema; Ad. Emo.= Manejo adecuado de la emocion; Inad. Emo.=
Manejo inadecuado de la emocion; lnadec.= Manejo inadecuado; Adec.=
Manejo adecuado. * p< 0,05; ** p< 0,01; *** p< 0,001.

Tabla 3
Regresion jerarquica multiple para predecir ansiedad

                                   B     E.T.B    [beta]
Paso 1
  Depresion                      0,66    0,03    0,69 ***
Paso 2
  Depresion                      0,65    0,03    0,68 ***
  Edad                           -0,01   0,02     -0,03
  Sexo (1= Hombre; 2= Mujer)     0,65    0,31     0,07 *
Paso 3
  Depresion                      0,61    0,04    0,67 ***
  Edad                           -0,01   0,02     -0,02
  Sexo (1= Hombre; 2= Mujer)     0,60    0,32      0,07
  CSI_Autocritica                0,03    0,03      0,03
  CSI_Pensamiento desiderativo   0,05    0,03      0,06
  CSI_Evitacion de problemas     -0,02   0,04     -0,03
  CSI_Aislamiento social         -0,03   0,04     -0,03
Paso 4
  Depresion                      0,56    0,04    0 59 ***
  Edad                           -0,01   0,02     -0,01
  Sexo (1= Hombre; 2= Mujer)     0,42    0,31      0,05
  CSI_Autocritica                -0,01   0,03     -0,01
  CSI_Pensamiento desiderativo   0,03    0,03      0,04
  CSI_Evitacion de problemas     -0,01   0,04     -0,01
  CSI_Aislamiento social         -0,02   0,04     -0,02
  DERS_Desatencion               -0,01   0,05     -0,01
  DERS_Rechazo                   0,04    0,03      0,07
  DERS_Confusion                 -0,13   0,07     -0,10
  DERS_Interferencia             0,08    0,05      0,08
  DERS Descontrol                0,08    0,03      0,14

Notas: E.T.B: error tipico de beta no estandarizada (B). Ansiedad:
[R.sup.2]= 0,48 (p< 0,001) en paso 1; [DELTA][R.sup.2]= 0,01 (p<
0,001) en paso 2; [DELTA][R.sup.2]= 0,01 (p< 0,001) en paso 3 y
[DELTA][R.sup.2]= 0,04 (p< 0,001) en paso 4. * p< 0,05; ** p< 0,01;
 *** p< 0,001.

Tabla 4
Regresion jerarquica multiple para predecir depresion

                                    B       E.T.B    [beta]

Paso 1
 Ansiedad                          0,73     0,04    0,69 ***
Paso 2
 Ansiedad                          0,73     0,04    0,69 ***
 Edad                             -0,03     0,02      -0,07
 Sexo (1= Hombre; 2= Mujer)       -0,40     0,34      -0,06
Paso 3
 Ansiedad                        0,63 ***   0,04    0,59 ***
 Edad                             -0,02     0,02      -0,04
 Sexo                             -0,16     0,32      -0,02
 CSI_Solucion de problemas        -0.12     0,03    -0 12 ***
 CSI_Autocritica                   0,07     0,03     0,08 *
 CSI_Pensamiento desiderativo      0,08     0,03     0,09 **
 CSI_Apoyo social                 -0,02     0,03      -0,03
 CSI_Evitacion de problemas        0,02     0,04      0,01
 CSI_Aislamiento social            0,15     0,04    0,15 ***
Paso 4
 Ansiedad                          0,55     0,04    0,52 ***
 Edad                             -0,01     0,02      -0,03
 Sexo                             -0,20     0,31      -0,02
 CSI_Solucion de problemas        -0,07     0,03     -0,07 *
 CSI_Autocritica                   0,02     0,03      0,03
 CSI_Pensamiento desiderativo      0,05     0,03      0,06
 CSI_Apoyo social                 -0,01     0,03      -0,01
 CSI_Evitacion de problemas        0,01     0,04      0,01
 CSI_Aislamiento social            0,10     0,04     0,10 *
 DERS_Desatencion                  0,05     0,05      0,04
 DERS_Rechazo                      0,07     0,03     0,11 *
 DERS_Confusion                    0,25     0,06    0,17 ***
 DERS_Interferencia                0,09     0,05      0,09

 DERS_Descontrol                  -0,04     0,03      -0,07

Notas: E.T.B: Error tipico de beta no estandarizado (B). Depresion:
[R.sup.2]= 0,48 (p< 0,001) en paso 1; [DELTA][R.sup.2]= 0,01 (p<
0,001) en paso 2; [DELTA][R.sup.2]= 0,08 (p< 0,001) en paso 3 y
[DELTA][R.sup.2]= 0,04 (p< 0,001) en paso 4. * p< 0,05; ** p< 0,01;
 *** p< 0,001.
COPYRIGHT 2016 Fundacion VECA, Asociacion Psicologia Iberoamericana de Clinica y Salud
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2016 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Jauregui, Paula; Herrero-Fernandez, David; Estevez, Ana
Publication:Behavioral Psychology/Psicologia Conductual
Date:May 1, 2016
Words:10551
Previous Article:PROPIEDADES PSICOMETRICAS DE LA VERSION ESPANOLA DEL "INVENTARIO BREVE DE APRONTAMIENTO" (COPE-28) EN UNA MUESTRA DE ADOLESCENTES.
Next Article:LAS PRACTICAS DE CRIANZA Y LA REDUCCION DE LOS PROBLEMAS DE CONDUCTA INFANTIL.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters