Printer Friendly

ESCENAS DE UNA VIDA DE PROVINCIAS DE J. M. COETZEE: UNA MIRADA A LA NOVELA AUTOBIOGRAFICA DESDE LA ANALITICA EXISTENCIAL DE MARTIN HEIDEGGER.

Provincial life scenes in J.M. Coetzee: an analysis of the autobiographical novel from martin Heidegger's existential analysis

Introduccion

La narracion autobiografica tiene sus origenes en Las confesiones de San Agustin, obra de corte religioso que se convertiria en un modelo para las posteriores escrituras autobiograficas, con estilos y enfoques diferentes: Confesiones, autobiografia literaria de Rousseau (2004) y Discurso del metodo, autobiografia filosofica de Descartes (1980). Ya desde una mirada teorica, las consideraciones de Wilhelm Dilthey (2000) sobre la autobiografia constituyen un punto de partida para la comprension de la obra literaria. Sus apreciaciones sobre la vivencia permiten comprender la manera como se va tejiendo la escritura autobiografica:

Entre otros momentos, el continuado efectuarse del pasado como fuerza en el presente, el significado del mismo para el, le comunica a lo recordado un caracter propio de presencia, por medio de la cual queda englobado en el presente. Lo que, de este modo, forma en el flujo del tiempo una unidad en la presencia, porque tiene un significado unitario, es la unidad minima que podemos denominar vivencia (Dilthey, 2000, pp. 117-119).

Se advierte en la anterior cita una clara relacion del pasado como elemento que, reflexionado en el presente, forma un concepto unitario llamado vivencia. De estas vivencias se nutre la autobiografia: su construccion es el resultado de una constante reflexion sobre el pasado. Hans-Georg Gadamer (1984) reconoce la importancia de dicha reflexion, puesto que "en el concepto de la vivencia hay algo mas, algo completamente distinto que pide ser reconocido y que apunta a una problematica no dominada: su referencia interna a la vida" (p. 433). No es gratuito que, en Escenas de una vida de provincias, J. M. Coetzee (2013a) configure, por medio de vivencias, una historia de vida que le permite comprenderse como ser humano, decodificando su recorrido vital hasta la forma mas primitiva. Solo quien construye sus vivencias, estructurandolas, puede conocer sus propios sentimientos, pues los ha vivido (Dilthey, 2000, p. 123).

Ahora, esta serie articulada de vivencias se transforma en autobiografia: reflexion consecutiva de experiencias, como en el caso de "Infancia" (Coetzee, 1997/2013b) y "Juventud" (Coetzee, 2002/2013c); o como sucede en el de "Verano" (Coetzee, 2009/2013d), mediante la recoleccion de opiniones y eventos contados por otros. Dilthey (2000) define la autobiografia como "la expresion escrita de la autorreflexion del hombre sobre su curso vital. Pero tal reflexion se renueva en algun grado en cada individuo" (p. 123). Esta renovacion es experimentada por Coetzee (2013a) en Escenas de una vida de provincias, por medio de una serie de acontecimientos reflexivos sobre su ninez en Sudafrica, su vida juvenil en Inglaterra y su muerte ficcionalizada. Lo entiende asi el propio Coetzee, al indicar que el proceso de construccion autobiografica de "Infancia" y "Juventud": "ha cambiado, ciertamente, la historia de mi vida, o mas bien, considerando que la historia [de mi vida] antes de escribir estos dos libros era bastante incipiente y fragmentada, le ha dado una forma que no tenia antes" (como se cito en Atwell, 2006, p. 216).

Escenas de una vida de provincias, contada en presente, propone que el tiempo parezca real (Dilthey, 2000, p. 115): el contexto historico y el protagonista de la obra, en constante cambio, se unifican configurando un relato vital que, como ya se vera, supone un persistente cuestionamiento sobre la muerte, por momentos, segun la idea heideggeriana, impropio, pero que en "Verano" se antoja un adelantarse hacia la posibilidad de la muerte en el sentido heideggeriano del concepto. Este recorrido, sin embargo, no es inmediato. Las obras que componen Escenas de una vida de provincias (Coetzee, 2013a) varian en estilo, pero tienen en comun la necesidad de comprender(se): "es por eso que el trabajo de la autopbiografia [en 'Verano'] tiene a la vez, continuidad y diferencias respecto de la autrebiografia, 'Infancia', y la bildungsroman, 'Juventud'" (Farred, 2011, p. 840). Conceptos que es preciso aclarar a continuacion.

Autobiografia, autrebiografia, bildungsroman, kunstlerroman y utopbiografia

Como se dijo, y pese a que los textos que componen Escenas de una vida de provincias (Coetzee, 2013a) podrian, a simple vista, considerarse como novelas autobiograficas, debido a que contienen eventos en la vida del autor que suponen una comprension del pasado, con quejas, proyectos, dudas y epifanias propias de un ser que esta inmerso en una epoca determinada, es preciso--antes de revisar aspectos precisos de Escenas de una vida de provincias y su relacion con la teoria analitica de Heidegger--definir los conceptos de autobiografia, autrebiografia, bildungsroman, kunstlerroman y autopbiografia, considerando ademas la manera como las novelas "Infancia" (Coetzee, 1997/2013b), "Juventud" (Coetzee, 2002/2013c) y "Verano" (Coetzee, 2009/2013d) pueden enmarcarse dentro de alguna de estas tradiciones narrativas.

Dilthey (2000) define, de manera mas amplia, la narrativa autobiografica:
   La autobiografia es la forma suprema y mas instructiva en la que
   nos sale al encuentro la comprension de la vida (...). El mismo
   hombre que busca la conexion en la historia de su vida ha formado
   ya en todo lo que siente como valores de su vida, en lo que realiza
   como fines de la misma, en lo que ha bosquejado como un proyecto
   vital, en lo que, mirando hacia atras, ha captado como su
   desarrollo, mirando hacia adelante como la configuracion de su vida
   y de su bien supremo--en todo ello ha formado ya una conexion de su
   vida bajo diferentes puntos de vista, y esa conexion tiene que ser
   ahora pronunciada--(p. l37).


Tal necesidad de pronunciar la conexion de vida propuesta por Dilthey (2000) es rastreable en las tres novelas autobiograficas contenidas en Escenas de una vida de provincias (Coetzee, 2013a). Sin embargo, las diferencias existentes entre ellas permiten encasillarlas en tradiciones narrativas particulares. Es necesario entonces comprender el concepto de autrebiografia para establecer un vinculo preciso con "Infancia" (Coetzee, 1997/2013b), "Juventud" (Coetzee, 2002/2013c) y "Verano" (Coetzee, 2009/2013d). La distincion mas clara se debe al uso de la tercera persona para narrar vivencias que, comparandolas con la propia vida del autor, corresponden a su recorrido vital. Coetzee, citado por Farred (2011), define el concepto como:
   Una disciplina dentro de la cual el (y el empieza a sentirse
   cercano a yo: autrebiografia ahora empieza a tener un matiz
   autobiografico) se habia entrenado a el mismo/si mismo para
   trasladar iluminaciones pensadas que yo no imagino puedan ser
   alcanzadas por el o por mi de alguna otra forma (p. 832).


Esta definicion, un tanto extrana, indica la intencion del uso de la tercera persona como estrategia para la construccion de si mismo, al considerar otras interpretaciones que, por lo menos desde el punto de vista del autor, no podrian lograrse por medio de la idea de autobiografia propuesta por Dilthey (2000). "Infancia" (Coetzee, 1997/2013b), "Juventud" (Coetzee, 2002/2013c) y "Verano" (Coetzee, 2009/2013d) cumplen con esta caracteristica. No obstante, "Infancia", esta mas cerca de considerarsele, en su totalidad, una autobiografia, pues "Juventud" y "Verano", cuestion que se indicara mas adelante, contienen elementos particulares que permiten encasillarlas, respectivamente, como kunstlerroman y autopbiografia.

En este sentido, "Infancia" supone una exploracion autobiografica en la que el narrador es inestable, casi indefinido, provocando un efecto ambiguo entre la ficcion y la autobiografia (Lenta, 2003, p. 160). Los eventos de "Infancia" (Coetzee, 1997/2013b) dejan de ser enteramente autobiograficos, pero producen un texto mas objetivo. Este tipo de construccion invita al lector a disfrutarla a manera de novela. El autor sudafricano reconoce el efecto de la tercera persona en la construccion de su obra autobiografica:

En referencia a mi propia practica, solo puedo decir que reescribir Infancia o Juventud, usando yo como sustituto de el durante todo el texto, te dejaria con dos libros solo remotamente relacionados con sus originales. Esto es una increible realidad, incluso cualquier lector podria confirmarla en unas pocas paginas (Cotzee, como se cito en Atwell, 2006, p. 216).

Por otro lado, la novela de formacion (bildungsroman), que debe sus origenes a Los anos de aprendizaje de Wilhelm Meister de Johann Wolfgang von Goethe (2000), narra los eventos de un personaje que, a traves de numerosos acontecimientos, pasa de la inmadurez a la madurez, comprendiendose a si mismo y comprendiendo su lugar en el mundo. Debido a lo anterior, podria pensarse que "Juventud" (Coetzee, 2002/2013c) contiene estas caracteristicas, pues el personaje, tras su paso por Londres, se aleja de la ninez al abandonar su pais natal. Sin embargo, existen aspectos relevantes de una bildungsroman que no parecen encajar en "Juventud":

La novela de formacion esta interesada en un proceso de aprendizaje y, por lo tanto, depende de una fuerte funcion mimetica. Su protagonista tiene que adquirir una opinion profunda, tiene que aprender a reconciliar sus ideales con el mundo "real". Hegel, por lo tanto, describe este tipo de novela como una novela de renuncia. Al final de su aprendizaje el heroe se ha reconciliado con sus propios deseos y, con suficiente sentido comun, se ha formado una opinion y esta en completa armonia con su mundo (Hahn, 2002, pp. 29-30).

Al revisar estas caracteristicas en "Juventud" (Coetzee, 2002/2013c) es posible comprender que pese a algunas excepciones, el heroe no tiene una opinion profunda de si mismo, pues cuestiona constantemente su lugar en el mundo "real": no esta, de ninguna manera, conforme. Al final de "Juventud" no se percibe la armonia con el mundo; por el contrario, termina sumergido en la soledad de su habitacion, mientras se pregunta: "?que mas hace falta sino una especie de obstinacion estupida e insensata como amante y escritor unida a la buena disposicion para fracasar una y otra vez?" (Coetzee, 2013a, p. 342). No se siente preparado para el fracaso y, mucho menos, se siente un artista.

Entonces: ?por que considerar a "Juventud" (Coetzee, 2002/2013c) como una novela de artista, especialmente si el heroe se pasa todo el dia en una oficina, alejado del mundillo artistico? ?Es importante que su vida sea un reflejo de los artistas que lee? No necesariamente:

El exito o incluso la produccion artistica no son requerimientos del protagonista de una kunstlerroman. De hecho, [Beebe] asegura que la mayoria de los protagonistasartistas son solo artistas potenciales y algunos ni siquiera estan identificados como artistas pero son, obviamente, sustitutos de sus autores. Por consiguiente, segun Bebee, el temperamento del artista es mas imprescindible para definirlo como artista que cualquier otra cosa (Garrard, 2009, pp. 15-16).

El protagonista de "Juventud" (Coetzee, 2002/2013c) desea ser escritor, pero ha fracasado en el intento de llevar a cabo la vida de un artista: su trabajo, su insatisfaccion con las mujeres y una vida de encierro improductivo lo convierten, escasamente, en un artista en potencia. Puede reconocerse lo anterior en las reflexiones sobre los autores que lee:

Ha leido a Henry Miller. Si una mujer borracha se hubiera colado en la cama de Henry Miller, el folleteo y sin duda la bebida se habian prolongado durante toda la noche. De haber sido Henry Miller solo un satiro, un monstruo de apetito indiscriminado, no le habria hecho ni caso. Pero Henry Miller es un artista, y sus historias, por escandalosas que sean y por plagadas de mentiras que probablemente esten, son las historias de una vida de artista. Henry Miller escribe sobre el Paris de los anos treinta, una ciudad de artistas y mujeres que amaban a artistas (...) ?Que hara el una vez que este en Paris o Londres? ?Seguira sin jugar limpio? (Coetzee, 2013a, p. 213).

"Juventud" (Coetzee, 2002/2013c), a pesar de no contener todos los elementos visibles de una novela de artista, contiene mas caracteristicas esenciales de una kunstlerroman que de una bildungsroman: se concluye, al final de la novela, que el personaje hace parte del mundo de la informatica, pero debe encontrarse como artista. De lo contrario, despues de que los hombres de la ambulancia lleguen por Ganapathy, el companero indio, "podrian pasar a buscarle a el" (Coetzee, 2013a, p. 343). Sabemos que se ha convertido, gracias a "Verano" (Coetzee, 2009/2013d), en un artista, aunque la muerte ha pasado, en la ficcion, a buscarle.

Es preciso, en este sentido, considerar el concepto de autopbiografia como uno aplicable a "Verano" (Coetzee, 2009/2013d). La ultima entrega de Escenas de una vida de provincias (Coetzee, 2013a) esta conformada por un cuaderno de notas con recordatorios para un desechado libro de Coetzee y una serie de testimonios, a manera de entrevista, recopilados por un biografo que pretende escribir un libro sobre el autor sudafricano, ficcionalmente fallecido. Farred (2011) indica que la autopbiografia "constituye el acto critico de separar --por medio de la autopsia--la vida del autor antes de que (fisicamente) esa vida haya terminado" (p. 832). La relacion de este tipo de autobiografia y su conexion con la muerte--un adelantarse hacia la muerte--se revisara con detalle mas adelante. Lo que queda claro, tras este recorrido por las propuestas narrativas expuestas, es que "Infancia" (Coetzee, 1997/2013b), "Juventud" (Coetzee, 2002/2013c) y "Verano" (Coetzee, 2009/2013d) proponen continuidad, pero contienen, en el trayecto de sus vivencias, elementos que las encasillan en diferentes tradiciones narrativas.

El Dasein como ente autobiografico

Considerado lo anterior, es momento de revisar Escenas de una vida de provincias (Coetzee, 2013a) a la luz de la analitica existencial de Martin Heidegger. El recorrido propuesto supone la relacion de aspectos puntuales de las novelas con la terminologia basica de Ser y tiempo (Heidegger, 1998). Todo esto, con el fin de establecer un puente entre la literatura autobiografica de Coetzee y la analitica existencial de Heidegger.

El filosofo aleman propone una interpretacion fenomenologica del sentido del ser en la temporalidad. En esa interpretacion, propiedad e impropiedad juegan un papel de constante tension (positiva y negativa), como modos del ente que interroga el ser y su ser: el Dasein. Heidegger (1998) lo define como un "ente que somos en cada caso nosotros mismos, y que, entre otras cosas, tiene esa posibilidad de ser que es el preguntar" (p. 7). En este sentido, Escenas de una vida de provincias (Coetzee, 2013a) constituye un persistente cuestionamiento por el ser propio: en "Infancia" (Coetzee, 1997/2013b), el pequeno John, personaje principal de la tres narraciones, se reconoce como "rudo, poco sociable, excentrico" (Coetzee, 1997/2013b, p. 90), comprende sus temores, "se ve a si mismo como ingles" (Coetzee, 1997/2013b, p. 136), aunque su linaje es afrikaneer; "Juventud" (Coetzee, 2002/2013c), por otro lado, cuestiona sobre la busqueda de sus propios pensamientos (Coetzee, 2002/2013c, p. 193) la felicidad personal (Coetzee, 2002/2013c, p. 197), su destino artistico (Coetzee, 2002/2013c, p. 204), el plan de vida (Coetzee, 2002/2013c, p. 206), su lugar en el mundo (Coetzee, 2002/2013c, p. 237), el pais natal (Coetzee, 2002/2013c, p. 243); "Verano" (Coetzee, 2009/2013d), tan diferente al resto, pone en boca de otros su proyecto de vida (Coetzee, 2009/2013d, p. 397), la idea de si mismo (Coetzee, 2009/2013d, p. 469), su vocacion (Coetzee, 2009/2013d, p. 491). Por lo tanto, considerar a John como un Dasein radica en que su recorrido vital responde a la necesidad de comprenderse en lo que George Steiner (2001) llama el circulo hermeneutico, puesto que "el Da-Sein debera recorrer este circulo y penetrar, con su interioridad espiral, hasta el 'claro' donde la verdad se vuelve 'develamiento'" (p. 158).

En este cuestionarse a si mismo, John, como Dasein, esta inmerso en una innegable cotidianidad que hace parte de su condicion humana: la relacion con el contexto sudafricano en "Infancia" (Coetzee, 1997/2013b) a traves de la religion, el lenguaje y la diversidad racial; el exilio en Londres, en "Juventud" (Coetzee, 2002/2013c), no evita los comentarios sobre la realidad politica en su pais natal; "Verano" (Coetzee, 2009/2013d) no escapa a la constante mencion del mundo en el que vive. Reconoce, lo anterior, Michela Canepari-labib (2000):
   Al analizar su ficcion, no podemos, obviamente, negar que Coetzee,
   a menudo, centra sus novelas en circunstancias sudafricanas. Su
   novela autobiografica "Infancia: una memoria", por ejemplo, recrea
   vividamente la forma en la cual, de nino, el experimento la
   Sudafrica de hace medio siglo, con sus terrores, reglas, conflictos
   y prejuicios (p. 109).


No hay negacion del mundo, estar-en-el-mundo es estar-con. Escenas de una vida de provincias (Coetzee, 2013a), pese a la continua indiferencia de John respecto a lo que sucede en su pais, reconoce el mundo en el cual se encuentra como algo que existe, que es parte de su ser, que no es un hecho aislado. La comprension de si mismo esta ligada a saberse un ente que esta-en-el-mundo. Heidegger (1998) lo explica de esta manera:
   Si al Dasein le corresponde esencialmente el modo de ser del
   estar-en-el-mundo, tambien sera esencialmente propia de su
   comprension del ser la comprension del estar-en-el-mundo. La
   apertura previa de aquello con respecto a lo cual se realiza la
   puesta en libertad de lo que comparece en el mundo no es otra cosa
   que la comprension del mundo, mundo hacia el cual el Dasein en
   cuanto ente siempre esta vuelto en su comportamiento (p. 86).


Sin embargo, el Dasein corre el riesgo de enajenarse de si mismo por medio de lo que Heidegger llama el uno, el quien cotidiano del Dasein. Dicha enajenacion, respaldada en el uno, impide que el Dasein asuma responsabilidad de si mismo. Esto se traduce, segun Steiner (2001), en "lejania del ser, mediocridad, aplanamiento de la sensibilidad y de la expresion en una sociedad de consumo (...). Todo tipo de prioridad espiritual es suprimida calladamente" (p. 172). Agrega el autor que estas caracteristicas pueden vislumbrarse, en Escenas de una vida de provincias, en la necesidad que tiene John, en "Infancia", de hacer parte de un grupo religioso, de pertenecer (Steiner, 2001, p. 31); en "Juventud" (Coetzee, 2002/2013c), de igual forma, se escuda en las reconstrucciones que hace del conflicto en su pais. "Verano" (Coetzee, 2009/2013d), no obstante, revela una clara exposicion de los asuntos politicos de la epoca, aunque no se perciba a un responsable concreto. Heidegger (1998) explica que la recurrencia al uno permite que el Dasein esconda su responsabilidad en este, debido a que "en la cotidianidad del Dasein la mayor parte de las cosas son hechas por alguien de quien tenemos que decir que no fue nadie" (p. 127).

A pesar de lo anterior, John tiene la posibilidad de alejarse del uno heideggeriano como componente alienante de si mismo: la negacion a afiliarse a un partido politico. Esto no debe entenderse como una ceguera ante las barbaries politicas, sino mas bien como una decision de comprension del mundo y de si mismo de manera autentica. Las dudas persisten en "Infancia", pero es claro que el personaje, en su busqueda por pertenecer, se reconoce en la granja: "yo pertenezco a la granja" (Coetzee, 1997/2013b, p. 108). Empieza a encontrar un lugar en el mundo, mas alla del lenguaje materno y de la eleccion de una religion. En "Juventud" se da cuenta de los problemas que genera el apartheid, "aunque no atiende mas que a sus propios asuntos" (Coetzee, 2002/2013c, p. 219); mas adelante, lee las cartas que envia su madre, reconociendo que "hay que hacer justicia, es lo unico que importa; el resto es politica, y a el no le interesa la politica" (Coetzee, 2002/2013c, p. 279); finalmente, escribe una carta a la embajada China ofreciendo sus servicios como docente de ingles, situacion que, al no recibir respuesta, lo lleva a preguntarse: "?va a perder el empleo y a ser expulsado de Inglaterra por culpa de la politica?" (Coetzee, 2002/2013c, p. 329). En "Verano" saca a relucir otras dudas relacionadas con su pais natal: en la angustiada reflexion personal "lee las noticias y se siente sucio. !De modo que es a esto a lo que ha regresado! Sin embargo, ?en que lugar del mundo puede uno esconderse donde no se sienta sucio?" (Coetzee, 2009/2013d, p. 348); en el testimonio de Martin, companero de trabajo de John en la universidad de Ciudad del Cabo, se hace evidente el sentimiento de ambos al vivir en Sudafrica como ilegitimos, "transeuntes, residentes temporales, y en ese sentido sin hogar, sin patria", negados a integrarse (Coetzee, 2009/2013d, pp. 531-532); y en el discurso de Sophie, colega y amante de Coetzee, respecto al movimiento de liberacion nacional, revela las ideas utopicas de John quien idealizaba una Sudafrica que aceptara "el cierre de las minas. El arrasamiento de los vinedos. La disolucion de las fuerzas armadas. La abolicion del automovil. El vegetarianismo universal. La poesia en las calles. Esa clase de cosas" (Coetzee, 2009/2013d, p. 548). Para la comprension de si mismo, John elige evitar una posicion politica radical. Se comprende lo anterior debido a que:

La imagen del yo esta, por consiguiente, establecida en oposicion a lo politico, y, ademas, lo politico esta caracterizado como aquello que tiene la capacidad de devaluar la experiencia del yo. Un yo que de otra manera existiria, presumiblemente, en un algun estado miticamente puro. La devaluacion del yo por lo politico es una experiencia enteramente vergonzosa (Smuts, 2012, pp. 21-22).

Es preciso, a partir de las consideraciones expuestas previamente, comprender la narrativa autobiografica de Coetzee (2013a) como un debate entre la constitucion del Dasein, apropiado de si mismo, y una vida establecida bajo las consideraciones del uno. Este debate concluye cuando el Dasein, por medio del cuidado (Surge), decide 11 anticiparse asi--estando ya en un mundo--en medio del ente intramundano, [lo que] implica la aperturidad del Dasein" (Heidegger, 1998, p. 220). Dicho cuidado (cura) es un camino a la libertad y a la comprension de si mismo. Los efectos de la narracion autobiografica como elemento de cura suponen un conocimiento de la verdad sobre si mismo, a medida que se escribe, pues la idea de que hay una verdad por descubrir proporciona un mecanismo para que la reflexion autobiografica se libere discursivamente (Smuts, 2012, p. 27). Alcanzar la aperturidad propuesta por Heidegger (1998) es la forma mas propia del Dasein. El proceso de escritura autobiografica sirve como medio para la comprension de la verdad de si mismo. Lo reconoce John en "Verano" cuando Julia le pregunta por sus nuevos proyectos, pues "siempre hay una cosa u otra en la que trabajar--me dijo--. Si me rindiera a la seduccion de no trabajar, ?que haria conmigo mismo? Tendria que pegarme un tiro" (Coetzee, 2009/2013d, p. 398). John comprende, en su proyectar, el acto de escribir como su forma mas propia de ser; su razon, por asi decirlo. La idea del ejercicio autobiografico, en la vida de John, como unica comprension de si mismo se antoja vinculable al concepto de aperturidad, puesto que, segun Heidegger (1998), "muestra el fenomeno de la verdad mas originaria en el modo de la propiedad. La aperturidad mas originaria, vale decir, la mas propia, en la que el Dasein puede estar en cuanto poder ser, es la verdad de la existencia" (p. 221). La forma como el ejercicio autobiografico, con el fin de aperturidad, se antoja una forma de curarse del uno: el Dasein como ente autentico.

Adelantarse hacia una posibilidad autopbiografica: la muerte

La revision de Escenas de una vida de provincias (Coetzee, 2013a) entrega numerosas alusiones a la muerte en cada una de las novelas que la serie contiene. Sin embargo, solo en "Verano" (Coetzee, 2009/2013d) se alcanza a vislumbrar la muerte como un evento, asi sea ficticio, que permite que el Dasein sea comprendido en su integridad. En las demas novelas, por otro lado, la vision de la muerte, a veces impropia del modo de ser del Dasein, se relaciona con las ideas heideggerianas sobre la muerte expuestas en el primer capitulo de la segunda seccion de Ser y tiempo (Heidegger, 1998). Es posible, por medio de lo anterior, relacionar dichas alusiones con el recorrido que hace Heidegger (1998) de la muerte como posibilidad: el Dasein vuelto hacia la muerte y la autopbiografia como estrategia literaria que permite una libertad hacia ella. Antes de iniciar un seguimiento directo de la muerte en las obras que son objeto de este analisis conviene, citando a Mauricio Velez (2011), aclarar la manera como esta se relaciona con el Dasein:
   Al tiempo que el Dasein esta en el mundo ocupandose de algo,
   echando mano de los utiles que estan a la mano para desplegar su
   propia ocupacion, no puede dejar de pensar, de preocuparse por lo
   que acaecera mas adelante. El limite de ese tiempo venidero no es
   otro que la muerte. Diriase que desde el presente de su ocupacion
   actual se pro-yecta, se comprende a si mismo como viendose en otras
   posibilidades de ser, realizando "uno u otro modo del comprender en
   lugar de otro. Por supuesto, un margen de incertidumbre y
   problematicidad caracteriza este momento, pues en el se cuelan,
   dira Heidegger, todos los caracteres de ser: "cuidado, inquietud,
   miedo, temporalidad" (Heidegger, 2007, p. 36). En el reconocimiento
   de que este proyectarse es incierto, temporalmente incierto, mas
   cuando se trata de un pro-yectarse en un "ser-arrojado previo", se
   despliega la interpretacion, pues tal incertidumbre representa la
   mayor exigencia de vigilancia de la existencia para si misma (pp.
   175-176).


La muerte, en estos terminos, es el limite de las posibilidades. Un limite en el cual el Dasein puede pro-yectarse hacia posibilidades de si mismo. En "Infancia" (Coetzee, 1997/2013b) la muerte es, en ocasiones, anhelada, como si se tratase de la solucion a la incomprension del mundo y de si mismo. En "Juventud" (Coetzee, 2002/2013c) se observa el papel de la angustia, a veces impropia, pero el deseo del suicidio ya no esta presente. Ahora, en "Verano" (Coetzee, 2009/2013d) es posible contemplar mediante la voz de los otros, una experiencia ajena de la muerte; no obstante, por medio de la muerte ficcionalizada, el heroe se mira a si mismo en su integridad, debido a que "la autopbiografia no es solo escritura en contra de la muerte, sino tambien para la muerte; escribiendo con un ojo puesto fijamente en la muerte" (Farred, 2011, p. 833).

"Infancia" describe, de diversas formas, aspectos precisos de la muerte: John preferiria morir antes que recibir un azote (Coetzee, 1997/2013b, p. 21); reconoce, sin embargo, ante el episodio del ahogamiento que "a pesar de ser indigno de ella, se le ha dado una segunda vida" (Coetzee, 1997/2013b, p. 30); comprende, ademas, que la muerte de su madre significaria perder "la roca en la que se sostiene" (Coetzee, 1997/2013b, p. 48); dispone que se le entierre en el Karoo, cerca de la granja, pues lo que "muere alli, muere con firmeza y del todo" (Coetzee, 1997/2013b, p. 109). Hay, en los anteriores ejemplos, dos ideas de la muerte: propia e impropia. En primer lugar, las continuas ideas de suicidio se asemejan a lo que Heidegger (1998) reprocha como "un ocupado afanarse por realizar [la muerte]" (p. 261), pues no permite que sea una posibilidad de ser. De igual forma, en el momento en el que John considera que hasta su muerte "el mundo no comprendera lo que ha perdido" (Coetzee, 1997/2013b, p. 120) se antoja un inapropiado esperar la muerte. Para el filosofo aleman "la espera no solo es ocasionalmente un apartar la vista de lo posible y fijarla en su posible realizacion, sino que es esencialmente un esperar esta" (Heidegger, 1998, p. 262). Por otro lado, el deseo de ser enterrado en la granja supone un estado mas propio de comprension de la muerte, un proyectarse hacia su posibilidad, aunque el personaje, de nuevo, continue anhelando y esperando la muerte como un alivio en su vida.

Aunque se alcance en mejor medida en "Verano" (Coetzee, 2009/2013d), "Juventud" (Coetzee, 2002/2013c) se antoja una narracion en la que el heroe es mas maduro. Su idea de angustia, no equiparable en su totalidad al termino usado por Heidegger (1998), revela, sin embargo, aspectos relevantes del personaje. Steiner (2001), en su analisis de Ser y tiempo, la explica como un "asumir la cercania de la nada, del potencial no-ser de nuestro propio ser" (p. 190). En "Juventud", la angustia es un aspecto incomprensible para John, "no encuentra en su corazon nada reconocible como angustia" (Coetzee, 2002/2013c, p. 231). Mas adelante, reconoce que se encuentra angustiado, pero esta vez se trata de algo "habitual, incluso [angustia] cronica" (Coetzee, 2002/2013c, p. 239). No se trata, de ninguna manera, de algo positivo; mas bien un temor que le impide ser libre. Heidegger (1998) caracteriza la angustia como una disposicion afectiva que "se angustia por el poder-ser del ente asi determinado, abriendo de esta manera la posibilidad extrema (...). El estar vuelto hacia la muerte es esencialmente angustia" (p. 266). De esta manera, la angustia tiene una connotacion enteramente positiva en tanto permite una condicion libre en el Dasein.

Este recorrido desemboca, al fin, en la posibilidad de volcarse hacia la muerte desde el concepto de autopbiografia presente en "Verano" (Coetzee, 2009/2013d). Para empezar, los testimonios recogidos por Vincent, el obstinado biografo de John, develan la experiencia de la muerte del otro. Es decir, la vida de John esta presente en el relato del otro. Se observa, en esa construccion particular, la posibilidad de experiencia de la muerte del otro, aunque, como lo afirma Heidegger (1998), "nadie puede tomarle al otro su morir" (p. 240). Es reconocido en la obra lo anterior, debido a que el heroe, ficcionalmente fallecido, se adelanta hacia su propia muerte, permitiendo una gran cantidad de posibilidades de si mismo. El ejercicio autopbiografico ejemplificado en "Verano" (Coetzee, 2009/2013d) supone una libertad hacia la muerte, puesto que:

Verano ofrece la autopbiografia, la escritura del yo viviente, como una verdad poco fiable, indefinitiva e imposible, pero, debido a estas reservas, es aun la palabra preferida del yo muerto. Sin la autopbiografia, ?quien hablaria, al menos con una pizca de verdad, contra el silencio de la muerte? (Farred, 2011, p. 846).

Es conveniente notar como esta cita de Grant Farred contrasta con la conocida definicion de la muerte provista por Heidegger (1998): "la muerte, como fin del Dasein, es la posibilidad mas propia, irrespectiva, cierta y como tal indeterminada, e insuperable del Dasein" (p. 258). El ejercicio autopbiografico no precisa una muerte propia, solo esta ficcionalizada; no es irrespectiva, aunque parece hacerse cargo de su propia muerte; tampoco es cierta, pues no da por verdadera, en todo el sentido de la palabra, la propia muerte; mucho menos indeterminada, pues su fecha ha sido fijada; finalmente, no es insuperable, debido a que el autor ha pretendido enganarla. No obstante, la solucion que presenta Coetzee (2013a) para enfrentar a la muerte no deja de ser una estrategia clara de estar volcado hacia esta, de reconocerla, de proyectarse hacia la posibilidad mas propia; hacia la misma libertad. La muerte ficcionalizada que propone la autopbiografia es, en el mejor de los casos, una forma de apropiarse de si mismo y de la propia muerte:

El adelantarse le revela al Dasein su perdida en el "uno mismo" y lo conduce ante la posibilidad de ser si mismo sin el apoyo primario de la solicitud ocupada, y de serlo en una libertad apasionada, libre de las ilusiones del uno, libertad tactica, cierta de si misma y acosada por la angustia: la libertad para la muerte (Heidegger, 1998, p. 266).

Conclusiones

La revision hecha en este articulo de la narracion autobiografica de Coetzee (2013a) a la luz de la analitica existencial de Heidegger (1998) ha permitido comprender el concepto de autobiografia desde las distintas tradiciones narrativas en las cuales puede enmarcarse Escenas de una vida de provincias (Coetzee, 2013a). Es conveniente, sin embargo, revisar la autobiografia desde el punto de vista del texto en cuestion. En "Verano" (Coetzee, 2009/2013d), Sophie provee la idea que Coetzee, apocrifamente muerto, tenia del relato de si mismo, debido a que "creia que la historia de nuestra vida es nuestra para edificarla como deseemos, dentro de las restricciones impuestas por el mundo real e incluso contra ellas" (Coetzee, 2009/2013d, p. 545). O para considerar el concepto de vivencia mencionado por Dilthey (2000), Coetzee se refiere a su proceso narrativo como "una clase de auto-escritura en la cual estas obligado a respetar los hechos de tu historia. ?Pero cuales hechos? ?Todos? No. Todos los hechos son muchos. Eliges los hechos en los que encaja tu proposito evolutivo" (como se cito en Lenta, 2003, p. 161).

La mencion de las tradiciones narrativas como autrebiografia, bildungsroman, kunstlerroman y autopbiografia responden al amplio aparato narrativo de Coetzee. La habilidad de hacer de su historia de vida una forma enteramente diferente de narracion en cada una de las novelas de Escenas de una vida de provincias se debe al hecho de que:

Solo el yo puede saber todo acerca de si mismo; esta es la razon por la cual el, y solo el, esta calificado para--capaz de--escribir la vida de si mismo, hacer con los hechos lo que desee o prescindir de ellos enteramente (Farred, 2011, p. 836).

El estar abierto a las posibilidades de si mismo, revisado en el tercer aparte, supuso un recorrido por el ser y el mundo en el que esta inmerso: moviendose pendularmente entre la propiedad y la impropiedad propuesta por Heidegger (1998); escudandose y liberandose del uno; buscando la aperturidad, o la experiencia de la que habla Gadamer (1984) al definirla como:

Experiencia de la finitud humana. Es experimentado en el autentico sentido de la palabra aquel que es consciente de esta limitacion, aquel que sabe que no es senor ni del tiempo ni del futuro; pues el hombre experimentado conoce los limites de toda prevision y la inseguridad de todo plan (p. 433).

El final de este recorrido senala la muerte como el limite de las posibilidades. Comprende hacia donde va, libremente, pues "por medio del comprender el Dasein 'sabe' lo que pasa con el mismo, y lo sabe en la medida en que se ha proyectado hacia posibilidades de si mismo" (Heidegger, 1998, p. 270). La autopbografia relatada en "Verano" (Coetzee, 2009/2013d) concluye, a su modo, la serie Escenas de una vida de provincias (Coetzee, 2013a). En la ultima pagina del cuaderno de notas, por desalmado que parezca, John sabe que debe abandonar a su padre para poder dedicarse a sus proyectos personales. Es eso o cuidar de su padre, "una cosa o la otra: no hay una tercera via" (Coetzee, 2013a, p. 579).

DOI: https://doi.org/10.21501/23461780.2422

Conflicto de intereses: el autor declara la inexistencia de conflicto de interes con institucion o asociacion comercial de cualquier indole. Asimismo, la Universidad Catolica Luis Amigo no se hace responsable por el manejo de los derechos de autor que los autores hagan en sus articulos, por tanto, la veracidad y completitud de las citas y referencias son responsabilidad de los autores.

Referencias

Atwell, D. (2006). All autobiograohy is autre-biography. En: J. L. Coullie, S. Meyer, T. H. Ngwenya, & T. Olver (Eds.), Selves in Question: Interviews on Southern African Auto/Biography (pp. 231-242). Honolulu, Estados Unidos: University of Hawaii Press.

Canepari-labib, Michela (2000). Language and identity in the narrative of J. M. Coetzee. English in Africa, 27(1), 105-130.

Coetzee, J. M. (2013a). Escenas de una vida de provincias (Trad. J. Bonilla, C. Rodriguez y J. Fibla). Bogota, Colombia: Random House Mondadori.

Coetzee, J. M. (2013b). Infancia (Trad. J. Bonilla). En Escenas de una vida de provincias (pp. 13-179). Bogota, Colombia: Random House Mondadori (Trabajo original publicado en 1997).

Coetzee, J. M. (2013c). Juventud (Trad. C. Rodriguez). En Escenas de una vida de provincias (pp. 118-343). Bogota, Colombia: Random House Mondadori (Trabajo original publicado en 2002).

Coetzee, J. M. (2013d). Verano (Trad. J. Fibla). En Escenas de una vida de provincias (pp. 345-579). Bogota, Colombia: Random House Mondadori (Trabajo original publicado en 2009).

Descartes, R. (1980). Discurso del metodo. Madrid, Espana: Alianza.

Dilthey, W. (2000). Dos escritos sobre hermeneutica. Madrid, Espana:

Istmo.

Farred, G. (2011). Autopbiography. The South Atlantic Quarterly, 110(4), 831847.

Gadamer, H. G. (1984). Verdad y metodo (Tomo 1). Salamanca, Espana: Ediciones Sigueme.

Garrard, P. (2009). Avoiding the archetype: reading and writing the female artist (Thesis Doctor of Philosophy). Research Repository. Recuperado de http://researchbank.rmit.edu.au/eserv/rmit:10712/Garrard.pdf

Goethe, J. W. (2000). Los anos de aprendizaje de Wilhelm Meister. Madrid, Espana: Catedra.

Hahn, H. (2002). The artist as God: The reconciliation of religion with art in Novalis Heinrich Von Ofterdingen. En S. Slawinski & G. Tihanov (Eds.), New Comparison: The European Kunstlerroman (pp. 26-46). Lancaster, Reino Unido: The British Comparative Literature Association.

Heidegger, M. (1998). Ser y tiempo. Santiago de Chile, Chie: Editorial Universitaria.

Lenta, M. (2003). Autrebiography: J.M. Coetzee's Boyhood and Youth. English in Africa, 30(1), 157-169.

Rousseau, J. J. (2004) Las Confesiones. Ciudad de Mexico, Mexico: Editorial Oceano.

Steiner, G. (2001). Heidegger. Ciudad de Mexico, Mexico: Fondo de Cultura Economica.

Smuts, E. (2012). J.M. Coetzee and the politics of selfhood. English in Africa, 39(1), 21-36.

Velez, M. (2011). Sobre la comprension. Co-Herencia, 8(15), 145-184.

Articulos de reflexion no derivados de investigacion (1)

Recibido: 29 de noviembre de 2016 / Aceptado: 1 de febrero de 2017 / Publicado: 23 de junio de 2017

(1) Este articulo es el resultado de la revision de las novelas autobiograficas de J. M. Coetzee y la teoria analitica existencial, comprendida en Ser y tiempo, de Martin Heidegger como parte del curso "Teorias hermeneuticoliterarias" de la maestria en Hermeneutica Literaria de la Universidad Eafit.

Camilo Herrera Rodriguez, Magister en Hermeneutica Literaria de Universidad Eafit. Docente de la Universidad Catolica Luis Amigo. Medellin, Colombia. Orcid 0000-0003-4466-7539. Correo electronico: cherrera_1998@yahoo.com
COPYRIGHT 2017 Fundacion Universitaria Luis Amigo
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Title Annotation:Articulos de reflexion no derivados de investigacion
Author:Herrera Rodriguez, Camilo
Publication:Perseitas
Date:Jul 1, 2017
Words:6674
Previous Article:LO SAGRADO Y LA PARADOJA VITAL. UNA APROXIMACION A LA NOCION DE SOBERANIA EN EL PENSAMIENTO DE GEORGES BATAILLE.
Next Article:LECTURA Y ESCRITURA EN APERTURA A NUEVOS LENGUAJES: UNA RELACION DESDE EL MAESTRO ARTESANO.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters