Printer Friendly

EL VOSEO PANAMENO: SITUACION ACTUAL Y ACTITUDES ANTE SU USO.

PANAMANIAN VOSEO: CURRENT SITUATION AND ATTITUDES TOWARDS ITS USE

1. Justificacion

El presente estudio intenta rastrear, a manera de trabajo empirico piloto, la situacion en que se encuentra el tratamiento de vos en algunas regiones de Panama, en especifico en la mitad occidental del territorio, a la vez que intenta, mas particularmente, medir algunas actitudes que se tienen sobre el empleo de dicho tratamiento.

La idea de realizar un trabajo como el presente provino de una experiencia anecdotica. El 27 de octubre de 2013, tuve la oportunidad de estar en una exposicion etnografica organizada por los escolares (primaria) del Colegio Salesiano, en la ciudad de Panama. Y en uno de los tinglados habia un letrero, hecho por alumnos de la provincia de Herrera, donde decia: "Nuestro pueblo habla mal. Dicen "?quien sois?" en vez de "?quien eres?"". Esta observacion parecia concordar con la afirmacion de Quilis y Graell (1989, p. 178), los cuales, en su vasto estudio sobre el voseo panameno, notaron que "la escuela lo corrige tenazmente" y me motivo a estudiar, de manera mas cercana, el fenomeno a traves de un estudio en el terreno. Busque fondos para la recopilacion de los datos, gracias a los cuales se pudieron realizar las encuestas (1).

2. El voseo y su presencia en Panama

El voseo, fenomeno exclusivo del espanol americano (2), se muestra en Panama de distintas maneras y con diversos usos, condicionado por factores estructurales, geolectales, sociolectales e historicos (cfr. Robe, 1950; Quilis y Graell, 1989).

En cuanto a los factores estructurales, el tipo de voseo que se registra en Panama es el llamado diptongado (3), al menos en la primera y segunda conjugaciones: vos cantais, vos comeis, vos partis. Ocasionalmente se han registrado formas monoptongadas. Ademas, como senalan Robe (1950, p. 147) y Quilis y Graell (1989, p. 178), se muestran combinaciones entre tuteo pronominal mas voseo verbal: tu cantai(s), tu comei(s), tu parti(s) y, en el subjuntivo, combinaciones de voseo pronominal con tuteo verbal: vos comas, vos cantes, vos partas. En los preteritos se utiliza el tuteo: vos cantaste, vos comiste, vos partiste (Quilis y Graell, 1989, p. 178); sin embargo, Robe (1950, p. 148) registra el plural en--stes. Lo que sucede aqui es que la aspiracion del fonema /s/ en Panama en posicion posnuclear ha borrado su presencia en las formas voseantes. Tal como afirma Robe (1950, p. 146):
   One must note that in Panama [...] the s is aspirated in final
   position or when a voiceless consonant follows. The final s of the
   verbal endings receives a similar treatment. This accounts for the
   spellings employed by Panamanian writers in the examples which
   follow.


En el modo imperativo, Quilis y Graell (1989, p. 178) registran formas alternadas entre tuteo y voseo: canta--canta, come--come, sigue--segui. Pero Robe (1950), decadas atras, registra un imperativo con--d final: venid, contestadme, etc. (p. 148); decid (Robe, 1960, p. 129) (4).

Respecto de los factores geolectales, las provincias que marcan los estudiosos del voseo en Panama son, principalmente, las de Veraguas, Cocle, Herrera y Los Santos, todas vecinas y ubicadas en el centro del pais, hacia la costa pacifica, incluyendo la Peninsula de Azuero (cfr. Robe, 1950, pp. 145-146; Quilis y Graell, 1989, p. 177).

Feliciano Quiros (citado por Robe, 1950, p. 146), aduce que el voseo se escucha en la poblacion indigena de las partes altas, al occidente del pais, cosa no descubierta por el mismo Robe, ni por Quilis y Graell (5). Por otra parte, Kany (1951, p. 81), aduce que el voseo debio tambien haberse escuchado en la provincia de Chiriqui, al occidente de la capital y colindante con Costa Rica, a juzgar por algunas muestras literarias presentes en escritores de la region (6):
   However, that the voseo was at one time familiar in the western
   province of Chiriqui is evident from a popular theatrical
   performance representing scenes from the so-called juntas of
   Panamanian peasants, who gather together for certain types of
   communal labor and entertainment. Narciso Garay witnessed such a
   "bucolic eclogue" in David, province of Chiriqui, and reproduced it
   in his Tradiciones y cantares de Panama (1930)


Por ultimo, en referencia a factores soeioleetales, y resumiendo lo que senalan Robe (1950, p. 146) y Quilis y Graell (1989, p. 178), el voseo pertenece al habla informal, y se dan dos tipos de tratamiento voseante:

a) El voseo de poder, asimetrico, de acuerdo con el cual los hijos tratan de usted a los padres, pero sus padres los vosean.

b) El voseo simetrico, segun el cual A trata de vos a B y viceversa: los conyuges y los amigos.

Ademas, y segun Robe (1950, p. 146), el voseo panameno es un fenomeno linguistico netamente rural:
   Personal observation has shown that the voseo is confined to areas
   which are definitely rural, although occasionally it is used by the
   poorer class of residents in the smaller villages. Among the middle
   class in the towns tu is used exclusively. The latter usage is the
   only one heard in the urban areas of Panama and Colon.


En lo pertinente a factores historicos, el espanol del siglo XVI en Panama muestra las siguientes formas de tratamiento: vuestra merced, vos y tu (vuestras mercedes y vosotros en plural) con sus correspondientes formas posesivas y verbales. Lo anterior se puede apreciar en 46 cartas enviadas por espanoles radicados en distintas partes de la actual Panama a personas en Espana (Tabla 1).

Estas cartas, escritas entre 1559 y 1594, provienen de tres localidades: Ciudad de Panama, Nombre de Dios y Veragua. Fueron enviadas por los pobladores de Tierra Firme a sus familiares y amigos, ademas de a personas fuera del circulo familiar. En ellas se distinguen tres niveles o grados de tratamiento: distanciamiento, solidaridad y poder, siguiendo la terminologia clasica de Brown y Gilman (1960). A grandes rasgos, el distanciamiento emplea vuestra merced con las formas verbales de tercera persona singular (y plural en caso de varios interlocutores) e indica un trato entre personas desconocidas o de cargo elevado; el de la solidaridad emplea tanto vuestra merced como vos y va dirigido a personas conocidas (amigos, conyuges, familiares); por su parte, el tratamiento de poder esta relacionado con una jerarquia de acuerdo con la cual la persona de mayor peso en la escala social (tio, progenitor, persona de algun cargo elevado) trata de vos o de tu a su interlocutor (en el caso de tu, generalmente a una persona de menor edad dentro de la escala familiar), mientras que el de menor peso trata de vuestra merced a su interlocutor, de mayor peso o edad en la escala familiar (Tabla 2) (8).

Se trata en realidad de un sistema pronominal que se desplaza en una escala que va entre un mayor distanciamiento hasta una mayor intimidad, marcado por tres dimensiones:

Para el presente estudio, importa destacar de dichas cartas el tratamiento de vos; esto es, la forma de tratamiento pronominal y su correspondiente verbal, de acuerdo con la cual se empleo el pronombre vos en situaciones de solidaridad--o familiaridad--y poder, tal como se observa en los documentos escritos en Panama ya desde inicios del siglo XVI (Tabla 3).

Por ejemplo, en una carta de un amigo a otro se observa el trato de vos y sus correspondientes formas posesivas y verbales:

Juan Jimenez del Rio a Diego de Torres, en Valladolid

Panama, 9V.1578

Senor:

Aunque me vine sin daros parte a vos ni a nadie de mi venida, no he dejado de tener memoria y cuenta de lo que os conviene para vuestro remedio. Yo he procurado con vuestra senora suegra y con su marido que os enviasen a esta flota ciento o doscientos pesos, para conque os remediasedes. Y parece que, como hay tan pocos de quien fiar, que acuerda vuestra senora de que os vengais vos y vuestra mujer a vivir a estas partes, donde os podra remediar y socorrer con mucha facilidad. Y asi quiere que os vengais, y que luego procureis sacar licencia del Consejo de Indias para vos y vuestra mujer y un criado o criada (Otte, 1988, p. 250; carta 278)

Como se puede apreciar en la cita anterior, el sujeto del tratamiento pronominal es vos, el posesivo es vuestro,--tra, los complementos son os, y el tratamiento verbal correspondiente puede alternar entre formas con desinencia--des o diptongadas (--ais, --eis).

Observese que el vos se registra aun en pobladores de Ciudad de Panama, hoy totalmente tuteante; lo anterior indica que el trato de vos en un inicio debio de extenderse a todo el actual pais. Sin embargo, la situacion empezo a cambiar con la paulatina intromision y fuerte presencia del tuteo en esta region; primero, porque se asento en antiguas zonas voseantes y desplazo este tratamiento; luego, porque en las zonas voseantes formo una especie de tratamiento morfologicamente hibrido, de formas tonicas del vos con formas atonas del tu, conocido como voseo americano (Tabla 4).

Este sistema pronominal se extendio a todo el Nuevo Mundo, con algunas variaciones, principalmente en el paradigma verbal, donde las desinencias se subdividieron en formas monoptongadas, segun se aprecian en Centroamerica y grandes regiones de America del Sur (cantas, comes, etc.), y las diptongadas, que son las que se conocen actualmente en Panama (cantais, comeis, etc.) y en otras regiones americanas como Camaguey, en la zona oriental de la isla de Cuba (9), en la localidad de San Diego de Cesar (Colombia) (10), en Zulia (Venezuela), en el sur de Bolivia, donde alterna con el voseo monoptongado (11), y en Chile (12) (Anexo, Mapa 1).

Por otra parte, hay documentacion de que el voseo diptongado se empleo en otras regiones del Nuevo Mundo donde hoy reina el voseo monoptongado, tales como Costa Rica (13), Colombia (14), Ecuador, sur de Peru y de Bolivia (15), Uruguay (16) y la Argentina (17).

Frente a esta alternancia entre formas diptongadas y monoptongadas, Granda (1978, pp. 80-92) propone una distribucion diastratica de estas, de acuerdo con la cual, en un inicio de la Colonia (siglos XVI-XVII), las formas diptongadas eran de mayor prestigio que las monoptongadas, ya que eran usadas por las personas de los estratos altos de la sociedad; luego fueron suplantadas por las formas monoptongadas, de corte popular y de estratos mas bajos de la sociedad; finalmente, en regiones de America que tenian mayor contacto con la Peninsula (los virreinatos de Nueva Espana y Lima, ademas de las islas caribenas y la tierra firme caribe), por el tuteo. Tal como acota Fontanella de Weinberg, respecto de la desaparicion de formas diptongadas en Buenos Aires:
   El empleo de estas formas [diptongadas] en obras gauchescas
   contemporaneas al epistolario estudiado hace pensar que en ellas se
   procuraba reflejar un habla popular mas conservadora, en la que aun
   se empleaban las terminaciones diptongadas aunque en el habla
   urbana culta se usaran las formas monoptongadas que finalmente se
   impusieron con exclusividad, ya que todos los testimonios
   bonaerenses de voseo verbal posteriores a 1830 muestran siempre
   reduccion de los diptongos (1971, pp. 17-18)


No obstante, la particularidad que encierran estas documentaciones es que el voseo diptongado se presenta interactuando con el monoptongado y con el tuteo. Ademas, siguiendo la conclusion a la que llega Bertolotti (2012, p. 23) para el Rio de la Plata en cuanto a la historia del voseo, este fue un fenomeno netamente rural que, con el paso del tiempo, alcanzo la sociedad urbana de Montevideo y Buenos Aires. Sin embargo, en lo que respecta a Panama, este ultimo paso no se dio y el voseo diptongado continuo su supervivencia en las zonas rurales mas alejadas de los centros urbanos.

En el estudio publicado en 1989, Quilis y Graell registran entre los informantes de las provincias de Veraguas, Herrera y Los Santos alternancias entre vos, tu y usted. Estas alternancias no son recientes, sino que se observan ya desde el siglo XVI, como se puede apreciar la carta escrita por un tio a su sobrino en Ciudad de Panama, en 1592:
   recibi una [carta] vuestra, y con ella mucho contento en saber que
   teniades salud. [...] a tantas cuantas tengo escritas no me habeis
   respondido a ninguna [...] os habeis muerto, o debeis de estar
   enojado conmigo [...] que si te acuerdas cuando [...] y no quiero
   que entiendas [...] Y hagame merced de decirles que me respondan
   cuando tu vinieres. [...] Y con esto ceso, y no de rogar a Dios que
   me le deje ver. Su tia le besa las manos, y su prima ni mas ni
   menos (Otte, 1988, p. 263; carta 294) (18)


A manera de corolario, es de observar que el Atlas linguistico de Panama (Tinoco, 2010) no registra el voseo en las encuestas relativas a las formas de tratamiento; lo cual se entiende porque fueron muy pocas localidades, casi todas centros urbanos, las que se escogieron en las provincias donde sobrevive el vos. En este sentido, dio exactamente los mismos resultados del Atlas Linguistico de Cuba, donde, de acuerdo con Valdes (1999, p. 244), no se registro el voseo cubano en dichas encuestas. Valdes aduce que el caracter familiar y comunitario del voseo fue el responsable de que no quedara registrado en dichas encuestas, maxime cuando fueron aplicadas por personas procedentes de la ciudad capital, La Habana.

3. Metodo

Los datos provienen de un trabajo de campo llevado a cabo por el autor de la presente investigacion, quien realizo 70 entrevistas entre enero y febrero de 2015. Las personas encuestadas eran de ambos sexos, provenientes de las provincias de Herrera, Panama, Los Santos, Chiriqui y Veraguas (Tabla 5). Notese que se entrevistaron a personas provenientes de regiones enteramente tuteantes, como las entrevistadas en Ciudad de Panama y en Chiriqui, con el fin de observar sus actitudes, tanto cognitivas como afectivas, ante las regiones voseantes del pais (19).

Las variables con las que se trabajaron los datos fueron la procedencia regional, la edad y el sexo. Los entrevistados tenian los siguientes cargos u oficios: dependientes, pensionados, estudiantes, universitarios, campesinos, taxistas, recepcionistas, policias, lavador de carros, desempleados. Sin embargo, el cargo u oficio no fue contabilizado como variable social a la hora del analisis de los datos.

En la encuesta se realizaron las siguientes preguntas:

I. ?Ha oido a la gente tratarse de vos?

II. ?Quienes se tratan de vos?

III. ?Que piensa de la gente que habla de vos?

IV. ?Le gusta que la gente se trate de vos? ?Por que?

Observese que en ningun momento se les pregunto a los entrevistados si habian oido el voseo, ya que este termino, segun me di cuenta al realizar las encuestas, es desconocido en Panama entre la gente no especializada en el ambito de la linguistica o de la filologia. Por eso se evito el termino, y para mayor claridad, se les adujo ejemplos: "?como estais?", "?que quereis?", "anda, come", etc., con el fin de hacerlos conscientes de que habia otra forma de tratarse fuera del tu y del usted.

4. Analisis de los datos

4.1 ?Ha oido a la gente [de este pueblo] tratarse de vos?

La primera pregunta del cuestionario fue: "?Ha oido a la gente [de este pueblo] tratarse de vos?" La pregunta se aplico en dos maneras, segun la region: a) si en la localidad entrevistada no se empleaba el vos--como sucede en las provincias de Chiriqui y en Panama--se pregunto si el entrevistado habia oido el voseo; b) si la region era tradicionalmente voseante--Herrera, Veraguas, etc.--se aplico la pregunta de si habian escuchado el voseo en su localidad. Ademas de esta pregunta, se les puso ejemplos de tratamiento de voseo, con el fin de contextualizar a la persona entrevistada: "?Como estais?", "?Que contais?", etc.

Es de notar que en Panama no se conocen los terminos voseo o vosear, con lo cual no se podia preguntar de manera directa; ademas, sabiendo el bajo estatus de dicho tratamiento en un pais casi enteramente tuteante, se podia correr el riesgo de que la persona entrevistada encubriera una realidad. De ahi la razon de la pregunta indirecta.

De acuerdo con los resultados, la inmensa mayoria de los entrevistados, tanto de las regiones tradicionalmente voseantes como no voseantes, manifiesta haber escuchado el tratamiento de vos (Tabla 6), lo cual es un indicio de que el voseo es un fenomeno ampliamente conocido en el pais. Ahora bien, en vista de que la pregunta fue abierta, la respuesta no implica que lo hayan oido en su localidad, porque bien se sabe que hay provincias panamenas donde no se registra su uso, como sucede en Chiriqui y en Panama (Quilis y Graell, 1989). Lo interesante de esta pregunta es que, aun en las zonas no voseantes, los encuestados confiesan haberlo escuchado; con lo cual, el fenomeno no parece ser tan desconocido en el pais como se podria pensar.

Interesante es destacar que un informante masculino de Las Tablas, provincia de Los Santos, aseguro no haber oido hablar de vos, pero minutos despues de la entrevista se topo con un conocido al que trato de estai; es decir, de la forma voseante estais. Lo anterior lleva a un asunto digno de tener presente en futuras investigaciones: puede que las personas que adujeron no conocer el tratamiento de vos, es muy probable que no supieran que significaba "tratarse de vos"; o bien, podria ser que, aunque emplearan el vos en el trato diario, no fueran conscientes de su uso. En todo caso, y como queda dicho, todo apunta a que la denominacion "voseo" es desconocida en Panama; por otra parte, no se averiguo como llaman los panamenos a este tipo de tratamiento pronominal.

La razon por la cual esta pregunta se hizo muy impersonal, en particular en las regiones voseantes, se debe a que, teniendo el voseo una carga estigmatizadora en Panama (segun se observa en el estudio de Quilis y Graell, 1989), se queria evitar que la gente, en un intento por no parecer divergente del modelo tuteante, se retractara de su empleo.

Digno de anotar es que en muchos casos las personas entrevistadas dijeron no haber escuchado el tratamiento de vos en su localidad, aunque si en otras. De manera que las respuestas tabuladas en la tabla 4 responden mas que todo a su localidad. Por otra parte, cuando afirmaron haberlo oido, en muchas ocasiones se referian a que lo habian escuchado en otras localidades, y no en la suya propia. Esto se nota muy claramente en las respuestas dadas por los capitalinos; alli, muchos dijeron que si lo habian escuchado, pero se referian a otros lugares, como se vera en la siguiente pregunta.

Otro dato digno de anotar es que, en las regiones tradicionalmente voseantes, particularmente en Los Santos y Herrera, las personas entrevistadas que dijeron no haberlo oido se referian a que en las afueras de la ciudad si lo oian, pero no en la misma localidad. Esto podria ser un indicio del retroceso del voseo en dichas zonas, el cual empieza en los centros irradiadores y se va extendiendo hacia la periferia.

Viendo los datos por sexo, fueron en su mayoria las mujeres entrevistadas quienes dijeron haber oido hablar de vos, que las que no lo habian oido (80% frente a 20%, respectivamente); en cuanto al sexo masculino, un 72% de los entrevistados afirmaron haberlo oido, mientras que un 28% dijo no haberlo escuchado. Siendo asi el resultado, se podria afirmar que no existen diferencias fundamentales en la percepcion de los datos por sexo (Tabla 7).

En cuanto a la variable generacional, se pudo pensar en que las generaciones mas jovenes fueran menos conscientes del fenomeno, pero los datos de la tabla 8 desdicen la idea, ya que las diferencias generacionales entre quienes han escuchado y no han escuchado el voseo no manifiestan ser significativas. En consecuencia, tampoco los grupos etarios presentan grandes desviaciones susceptibles de marcar diferencias importantes entre los entrevistados.

4.2 ?Quienes se tratan de vos?

Las respuestas correspondientes a esta pregunta permiten dividirse en dos grupos:

a) las respuestas provenientes de regiones tradicionalmente tuteantes (provincias de Panama y Chiriqui) y

b) las que provienen de regiones tradicionalmente voseantes: provincias de Veraguas, Herrera y Los Santos, conocidas como regiones del Interior, o interioranas.

Respecto de a), las personas encuestadas tanto en Ciudad de Panama como en David, provincia de Chiriqui, respondieron afirmando que no lo usan, o que lo oyen en otras regiones fuera de la suya propia; generalmente se referian a "El Interior", toponimo aplicado tradicionalmente a las provincias del occidente panameno. Lo anterior calza totalmente con lo que ya se habia dicho del no uso del voseo en las provincias de Panama y Chiriqui, respectivamente (Robe, 1950, p. 146; Quilis y Graell, 1992, pp. 627-628). Otro dato interesante aqui es que muchos entrevistados asociaron el tratamiento de vos con paises como Costa Rica y Argentina, y no con regiones de su propio pais, lo cual podria indicar que no son conscientes de que se emplee el voseo en su pais.

Respecto de las respuestas del grupo b), practicamente todos afirmaron haberlo oido en sus provincias, lo cual, al igual que en el caso anterior, cuadra perfectamente con lo que se ha dicho en estudios anteriores acerca de la presencia del voseo en el Interior de Panama (Robe, 1950, p. 146; Quilis y Graell, 1989, pp. 175-176); a saber, principalmente en las provincias de Veraguas, Herrera y Los Santos. Sin embargo, en ciertos casos las personas encuestadas marcaron una diferencia entre el ambito urbano y el rural, de modo que, aun en las ciudades del Interior panameno, donde se habia arraigado el empleo de vos, esta disminuyendo su uso, quedando relegado a las regiones rurales; o bien, alternando con el tuteo. Lo anterior se puede interpretar como un indicio mas de la decadencia del voseo panameno.

En resumen, las respuestas que afirman que se emplea el voseo provienen de las regiones que se han senalado como voseantes (Robe, 1960; Quilis y Graell, 1989), a saber, los pueblos del Interior, que constan de las provincias de Herrera, Veraguas y Los Santos, mientras que las que niegan su empleo provienen de zonas de tradicion tuteante del pais.

4.3 ?Que piensa de la gente que habla de vos?

Mediante esta pregunta se quiso evaluar y valorar la posicion cognitiva de las personas entrevistadas acerca de aquellas personas que empleaban el vos. En este caso no se evaluo si la persona en cuestion usaba o no el vos, sino mas bien que opinion tenia de aquellas personas que lo empleaban. Si bien es cierto se trata de una respuesta valorativa, no tiene nada que ver con la posicion de la persona entrevistada hacia su forma de hablar, si tuteante o voseante.

Hecha la aclaracion anterior, basicamente se pueden agrupar las respuestas en tres bandos; aquellas de corte positivo, aquellas de corte negativo y las que no se agrupan ni en uno ni en otro bando, que podrian llamarse neutras (Grafico 1).

Las respuestas positivas (38,5% del total) sugieren conceptos a favor o en beneficio del voseo, y se pueden enumerar las siguientes razones dadas por las personas entrevistadas, que justifican su evaluacion:

1. Dignidad: se les respeta, no hay burla, no se ve mal.

2. Tolerancia: no les molesta, son abiertos al habla de otros.

3. Gusto: suena bien, suena bonito, suena normal, no suena raro.

4. Identidad: es propio de nuestra region, es algo caracteristico y, por lo tanto, bueno.

Las respuestas negativas (17,1% del total de respuestas) connotan una actitud despectiva, y a veces hostil, tanto ante los usuarios del voseo como ante el voseo en si; los factores que acompanan esta actitud son:

1. Gusto: suena horrible, suena raro, suena mal.

2. Identidad: de acuerdo con un informante de Las Tablas, si los de la capital los oyen hablando asi, los tratarian de "cholos" (esto es, campesinos o personas del ambiente rural). Por lo tanto, no lo usa.

3. Prescripcion: en las instituciones de ensenanza les ensenan a hablar de tu y les corrigen el vos. Un informante de Las Tablas adujo que si oye hablar a alguien asi, lo corrige.

4. Generacional: las nuevas generaciones no quieren usar el vos.

En lo pertinente a las llamadas respuestas neutras, es decir, aquella cuyas opiniones no van ni a favor ni en contra del uso del voseo, la mayor parte de los informantes (44,4%) se inclino por apuntar los siguientes argumentos:

1. Intercomprension: algunos encuestados dijeron que se comprende a la gente cuando habla de vos, y por lo tanto no muestran extraneza ante su empleo.

2. Indiferencia: no les molesta su uso, ni sienten animadversion por los usuarios del vos; simplemente lo ven como una caracteristica de ciertas regiones del pais, de modo que cuando los oyen hablar asi, notan que son de un ambiente rural, pero nada mas. Como dijo un informante de David, ciudad tuteante, "Uno agarra en el aire que son de otro lado".

3. Gracia; a otros les suena chistoso (una informante se rie y enumera los siguientes ejemplos; ?como estai?, venip'aea, ?como andai?), pero no reaccionan negativamente.

4. Ninguna respuesta; un buen numero de informantes opto por no responder a esta pregunta.

En conclusion, si se suman las respuestas positivas junto con las neutras, se observa que hay una infima opinion negativa (17,1%) frente a una gran mayoria que, o bien ve en el voseo algo positivo; o bien, no reacciona negativamente ante su uso ni ante sus usuarios (82,9%). Los datos anteriores estan en fuerte contraposicion con los ofrecidos por Quilis y Graell (1989, p. 176), segun los cuales el voseo estaba fuertemente estigmatizado en la capital y en general en todo el pais; "El voseo esta fuertemente estigmatizado en Panama; la sociedad lo considera como rasgo rustico y lo reprueba". En vista de que el porcentaje de opiniones negativas fue tan bajo, no se observan datos dignos de resaltar segun proveniencia, sexo o edad.

4.4 ?Le gusta que la gente se trate de vos? ?Por que?

La pregunta anterior responde a elementos afectivos en cuanto al uso del voseo y de sus usuarios (Grafico 2).

Como se puede ver en el Grafico 2, la gran mayoria de los encuestados (70%) se mantiene indiferente; es decir, no le molesta el trato del voseo, no lo ve mal, o simplemente no responde. Le siguen los informantes a los que les gusta el voseo (23%), para terminar con un pequeno porcentaje de personas a las que definitivamente no les gusta el voseo (7%). Los datos anteriores refuerzan los obtenidos en la pregunta anterior y continuan en contraste con las afirmaciones ofrecidas por Quilis y Graell antes senaladas.

Si se observan los datos segun procedencia (Grafico 3), en todos los lugares encuestados mas personas marcan la indiferencia ante su uso; lo cual se puede interpretar como un indicio de cambio hacia una mirada mas positiva del voseo. Otro dato interesante es que los lugares donde se reportan mas personas a quienes les gusta el voseo son precisamente los voseantes: Herrera, Los Santos y Veraguas; esto se puede ver como un indicio de que ha crecido su aprecio entre los usuarios del voseo.

Algunas de las razones dadas por las personas entrevistadas para valorar sus apreciaciones--positivas o neutras--fueron: se respeta la manera de expresarse de todos, lo importante es que se entienda, es natural que se hable asi. Algunos hasta senalaron que es parte de la identidad del "interiorano", algo propio; ademas, es antiguo, heredado de los espanoles, y se siente de mucho respeto hablar de vos.

En cuanto a los datos vistos por sexo o por edad, no arrojan datos dignos de anotar, particularmente entre las personas que no sienten aprecio por el voseo, ya que, ademas de ser muy pocas, se da por parejo entre jovenes y ancianos, y entre ambos sexos.

5. Para concluir

Los resultados de la presente investigacion permiten llegar a las siguientes conclusiones. En primer lugar, los entrevistados confirman la presencia del voseo en la Republica de Panama. Por lo tanto, queda fuera de validez la afirmacion de Granda (1978, p. 91), segun la cual el tuteo llego a dominar "la totalidad de Panama." Este voseo es, con muy pocas excepciones, del tipo conocido como diptongado o con yod desinencial, y se concentra en la actualidad principalmente en las zonas rurales de las provincias de Veraguas, Herrera y Los Santos. Lo anterior corrobora lo descrito e investigado por personas anteriores a este trabajo (Robe, 1959 y I960; Quilis y Graell, 1989). Ademas, y contrario a otras regiones del Nuevo Mundo donde tambien se ha dado el voseo diptongado y hoy es extinto (20), es digno de tomar en cuenta su supervivencia en un pais donde durante siglos el tuteo ha ejercido una presion significativa en todas las zonas del pais.

En segundo lugar, y respecto del elemento cognitivo de las actitudes, la mayor parte de los entrevistados--tanto de las regiones tradicionalmente voseantes, como de las tuteantes--dijo conocer el uso de vos, aunque nadie lo llamo voseo. En este sentido se observa una correlacion entre el conocimiento del voseo y la distancia: cuanto mas lejanos de los centros voseantes, tanto menos el conocimiento del fenomeno. Hay gente que dijo no conocer el fenomeno en el pais, aunque si lo oyen entre costarricenses, nicaraguenses, colombianos y argentinos.

En tercer lugar, y en lo concerniente al elemento afectivo, contrario a lo que en su momento concluyeron Quilis y Graell (1989, p. 176), segun los cuales el voseo en Panama estaba estigmatizado, la presente investigacion demuestra que, si bien el voseo sigue siendo un rasgo rural, ya no es tan reprobado como hace unas decadas: casi todas las personas entrevistadas, tanto dentro de las poblaciones voseantes (Veraguas, Herrera, Los Santos), como fuera de ellas (Chiriqui y Ciudad de Panama), manifestaron respetar a quienes hablan de vos; lo ven como parte idiosincratica de las provincias que lo practican. Lo anterior se explica, a mi juicio, por el auge que ha tenido el concepto de identidad nacional en muchos paises durante las ultimas decadas, auge que se muestra en manifestaciones caracteristicas de la cultura regional o nacional: fiestas populares, musica y bailes tradicionales, comidas tipicas y otras, en las que muchas veces resalta el elemento linguistico como parte de dicha identidad. Lo ultimo es precisamente lo que se observa cuando algunos entrevistados aseveraron que el tratamiento de vos lo ven como parte de la identidad interiorana panamena. No obstante, se debe acotar que algunos informantes afirmaron que dicha forma de tratamiento les sonaba chistosa: se rien cuando oyen a alguien hablar asi. Como es sabido, la risa lleva consigo cierto factor estigmatizador. Seria interesante observar si en los programas panamenos de entretenimiento se emplea el voseo como medio de ridiculizacion, de ironia o de sarcasmo.

En cuarto lugar, y respecto del elemento conductual de las actitudes, se observaron dos tendencias: a) la indiferencia y b) la correccion. En la primera, la mayor parte de los encuestados afirmaron que no hacen nada, que les da lo mismo que hablen asi. Por su parte, en la segunda tendencia, algunos--una minoria de los entrevistados--corrigen a quien habla asi.

No hay que olvidar que el voseo panameno es un sistema alocutorio subordinado al tuteo del pais; esto es, un sistema que vive en continua lucha de supervivencia ante el dominio (urbano, educativo y mediatico) del tu. Esto explica por que a veces se intercalan los dos sistemas en los hablantes que practican el voseo. Ademas, explica por que muchos de los entrevistados no eran conscientes de que tenian un sistema de tratamiento distinto del tuteo. Muchos pensaban que el vos era una desviacion del tuteo.

El presente estudio no esta exento de inquietudes para futuras investigaciones. En primer lugar, habra que entrevistar a interioranos que vivan en la capital u otras partes del pais donde se tutee, con el fin de observar su lealtad (si siguen hablando como tal, o no). En las entrevistas se hablo con dos personas, una (H-36-55), quien dijo ser del interior y que hablaba asi en su pueblo, pero en la capital habla de tu, sin embargo, no siente estigma, aunque parece que su voseo esta en la estructura profunda, porque afirmo que las formas que se usaban en Panama eran tu y usted. Por otro lado, dijo que conoce a un interiorano que lleva anos de vivir en la capital y sigue hablando asi, de vos, activamente y no siente pena ni verguenza ni estigma (21). Otro joven (H-20-35), presente en la entrevista con su novia que tambien fue encuestada, dijo que desde los 12 anos vive en la capital, hablaba de vos pero ahora tutea (por influjo de la capital). Cuando va a su pueblo en Veraguas, sigue hablando de tu. Sin embargo, dice no sentir pena ni estigma si tuviera que hablar de vos. En definitiva, tiene aprecio por el vos pero en lo conductual no es leal a su forma de hablar.

En segundo lugar, habra que tomar en cuenta la migracion interiorana a otras regiones panamenas, por ejemplo hacia el oriente del pais. Segun afirmaron algunos encuestados, hay personas que emigran a otras partes del pais a manera de colonia y mantienen su habla voseante. En este caso, y de ser cierto, se podria hablar de una extension geografica del voseo panameno, en vez de una reduccion.

En tercer lugar, habra que tomar en cuenta otras variables sociolinguisticas con el fin de verificar si el conocimiento o aceptabilidad del voseo esta ligado a la educacion, al tipo de trabajo, etc.

En cuarto lugar, y respecto de la vitalidad del voseo en otras manifestaciones culturales, seria meritorio observar si en las localidades de Herrera y Los Santos, que son las provincias tipicas por excelencia, se dan manifestaciones voseantes en la musica o en la literatura de hoy en dia (22).

En ultimo lugar, una inquietud que surge es si el voseo registrado en Panama esta ligado al que se emplea en el Istmo Centroamericano, es decir, si es una continuidad. Al respecto, por ejemplo, Angulo Rincon (2009, p. 282) afirma que "en el norte de Panama se alterna el tuteo con un voseo pronominal y verbal diptongado por limitar con Costa Rica". Mas todo apunta a que, si hubo contacto, lo fue durante la Colonia, pero no a partir de la epoca independiente, ni menos en la actualidad; de ahi los patrones estructurales tan distintos en Panama con en el resto del Istmo. Por tanto, a partir de determinada epoca, los lazos se interrumpieron y desarrollaron caracteristicas peculiares cada uno por su lado. El voseo centroamericano es monoptongado; si bien las primeras documentaciones del fenomeno son diptongadas (cfr. Quesada Pacheco, 2009, pp. 243-245), lo cierto es que el voseo actual no lo es.

Por otra parte, hay que tomar en cuenta los factores difusores de ambas formas de tratamiento. El radio difusor actual del voseo centroamericano provino de localidades mas al norte, tales como Nicaragua y Guatemala. Ademas, durante toda la Colonia hubo una division administrativa entre la Capitania General de Guatemala--compuesta por los actuales Guatemala (capital), El Salvador, Honduras, Nicaragua y Costa Rica--y la Audiencia de los Confines, o sea Panama. La separacion mas fuerte vino con la abolicion de la feria de Portobelo, en Panama, en el siglo XVIII, a donde al menos la antigua provincia de Costa Rica se dirigia (a traves del Camino de Mulas, fundado a principios del siglo XVII). El comercio costarricense de la epoca giro hacia el Norte y se extendio hacia Nicaragua y el resto de Centroamerica (cfr. Quesada Pacheco, 2009, pp. 494-495). De manera que si hubo conexion entre Centroamerica y Panama, esta se interrumpio, y cada region cultivo sus propias formas dialectales, incluyendo las diferencias morfologicas del voseo. Lo anterior explica por que Quilis y Graell, en su trabajo de campo en la decada de 1980, no hallaron huellas de voseo en la frontera panamena con su vecino pais Costa Rica (Quilis y Graell, 1989, p. 176). Por otra parte, con la afluencia de modas peninsulares tuteantes, que pasaban por Panama hacia el Virreinato del Peru, se introdujo el empleo del tuteo, el cual se tomo como modelo a seguir, e invadio las zonas rurales, proceso que continua hasta la actualidad.

Por ultimo, el voseo centroamericano esta ampliamente difundido en todos los paises en la actualidad, y tiene mucha vitalidad: lo utilizan todas las capas de la sociedad e incluso hay anuncios publicitarios donde se trata de vos23. En Panama, como queda visto, no es asi. Y si bien es cierto la presente investigacion muestra un repunte hacia la positiva valoracion del vos en este pais, lo cierto es que el tuteo es la forma dominante por excelencia en la capital, Ciudad de Panama, y en los principales centros urbanos del pais, tales como Colon y David.

Una inquietud que quedara, tambien, para futuras investigaciones es que, siendo focos conservadores las regiones que lo mantienen, en todas ellas y sin excepcion se aspira la /s/, de modo que vos cantais, vos comeis, etc., se interpretan sin fricativa: vo cantai, vo comei, etc.; rasgo digno de anotar porque se unen dos particularidades del espanol americano, cuales son: una de corte conservador, como es el voseo diptongado, y una forma innovadora, como es la aspiracion o elision de /s/. Dicho en otras palabras, en muchos casos la confluencia de rasgos conservadores con innovadores en America no es del todo desconocida.

Doi: https://doi.org/10.15517/rf1.v45il.36737

Notas

(1.) Al respecto, doy encarecidamente las gracias a la Fundacion Meltzer (Meltzerfondet), la cual, a traves del Departamento de Lenguas Extranjeras de la Universidad de Bergen, financio las giras por el territorio panameno.

(2.) Para mayor detalle sobre el voseo como fenomeno netamente americano, ver los estudios de Rona (1967), Molho (1968), Paez (1981), Carricaburo (1999), Bertolotti (2015), entre otros.

(3.) Llamadas tambien por Granda (1978, p. 81) "formas verbales de segunda persona con yod desinencial".

(4.) Esto corrobora el dato oido por mi, de un indigena panameno, el cual afirmaba que en su comarca habia personas que, hablando en espanol, pronunciaban--d en los imperativos.

(5.) En lo personal, lo he escuchado de boca de hablantes de la lengua guaymi cuando hablan en espanol: (?como estai?) en la Comarca Ngabe-Bugle.

(6.) El libro al cual Kany se refiere se puede consultar en: http://bdigital.binal.ac.pa/bdp/tomoIX1.pdf

(7.) Son los mismos, emisor y destinatario (cartas 294 y 295).

(8.) El sistema de tratamiento descrito aqui no dista del que se observa en Espana durante la misma epoca. Por ejemplo, en las Novelas ejemplares de Cervantes (1613/2013) se observa, a grandes rasgos, el trato de vuestra merced (y sus variantes vuesa merced o voaced) en situaciones de distanciamiento o respeto hacia un superior; vos para personas iguales en la escala familiar (particularmente esposos) o, como trato intermedio entre vuestra merced y tu, en personas que querian acortar la distancia social. Y al final de la escal esta tu, reservado entre personas iguales en la escala social baja (rufianes, prostitutas, etc.) y para personas de jerarquia alta hacia personas de menor edad o menor jerarquia.

(9.) Segun Blanco 1982. El estudio de esta investigadora sobre el voseo en el oriente cubano echa por la borda la investigacion que hiciera Lopez Morales (1971) a mediados del siglo XX, de cuya labor investigativa llego a concluir que no habia voseo en esa region. Por su parte, el fin de Lopez Morales fue afirmar o refutar tal uso, el cual venia, desde Esteban Pichardo, en el siglo XIX, pregonandose como presente en esa region de la Isla.

(10.) Amaya, 2012, p. 237.

(11.) Mendoza Quiroga, 2012 (sin numeracion).

(12.) Rona, 1967, pp. 76-85; Paez, 1981, pp. 111-112.

(13.) Quesada Pacheco, 2009, pp. 243-250.

(14.) Montes, 1967, pp. 4 y 14.

(15.) Rona, 1967, pp. 76-80; Paez, 1981, pp. 96-100.

(16.) Elizaincin, Malcuori y Bertolotti, 1997, p. 62.

(17.) Ripodas y Martini, 1991, pp. 140-143; Fontanella de Weinberg, 1971, pp. 16-20; Carricaburo, 1999, pp. 84-112.

(18.) Tampoco eran ajenas al espanol peninsular de la epoca estas alternancias. Por ejemplo, en la novela Rinconete y Cortadillo, de Cervantes, el personaje llamado Repolido trata a su victima--una prostituta a la que da de azotes y golpes--de tu, de vuestra merced y de vos (Cervantes, 1613/2013, pp. 199-200). Y en El coloquio de los perros, uno de los amos trata a su perro tanto de tu como de vos (op. cit, pp. 577-578). Para estudios posteriores queda ver si estas alternancias, tanto en America como en Espana, durante la epoca respondian mas bien a factores pragmalinguisticos (como sucede en Costa Rica con la alternada vos ~ usted para un mismo interlocutor en el mismo discurso), mas que a sociolinguisticos.

(19.) En la tabulacion de los datos fue importantisima la presencia de Roxana Sobrino Triana, quien en su momento era estudiante de doctorado en el Departamento de Lenguas Extranjeras de la Universidad de Bergen (Noruega), a quien agradezco profundamente su colaboracion.

(20.) Ver, por ejemplo, las regiones colombianas citadas por Granda (1978, pp. 88-89), mas otras descritas en el presente estudio.

(21.) A manera de ilustracion, en octubre de 2014 me relato un hombre de unos 25 anos--no incluido en las entrevistas de la presente investigacion-, procedente de Santiago de Veraguas y que vivia en Ciudad de Panama desde hacia ocho anos, que no usa el vos en la capital, aunque si con sus allegados en Veraguas, cuando va a visitarlos. De lo anterior se infiere que este hombre practica la teoria de la acomodacion entre gente tuteante, pero es fiel al voseo cuando se dirige a sus coterraneos.

(22.) Por lo menos Robe (1950, pp. 147-149 y I960, p. 129) cita versos populares de las regiones voseantes, asi como escritores panamenos de mediados del siglo XX, tales como Moises Castillo, Ignacio Valdes, Jose Cajar y Mauricio Verbel, entre otros, donde se reproducen dialogos que muestran claramente las formas del voseo.

(23.) Esto es notable al menos en Nicaragua y en Costa Rica.

Bibliografia

Amaya, A. M. (2012). El Voseo en San Diego (Cesar): una formula de tratamiento que lucha entre el poder y la solidaridad. En C. Patino Roselli y B. Leongomez (Eds.). El lenguaje en Colombia 1. (pp. 233-241). Bogota: Instituto Caro y Cuervo.

Angulo Rincon, L. (2009). Voseo, el otro castellano de America. Revista Historia de la Educacion Latinoamericana [Rhela], 14, 267-288.

Bertolotti, V. (2012). Claves para la historia del espanol en el Rio de la Plata: Avances y rectificaciones sobre el tuteo y del voseo. Revista de la Sociedad Argentina de Linguistica, (1), 7-26.

Bertolotti, V. (2015). A mi de vos no me trata ni usted ni nadie. Sistemas e historia de las formas de tratamiento en la lengua espanola en America. Mexico/Montevideo: UNAM/Universidad de la Republica.

Blanco Botta, I. (1982). El voseo en Cuba: estudio sociolinguistico de una zona de la isla. Beitrage zur romanischen Philologie, 31, 291-304.

Brown, R. y Gilman, A. (1960). The Pronouns of Power and Solidarity. En T. A. Sebeok (Ed.). Style in Language. (pp. 253-276) Cambridge, Mass: MIT Press.

Carricaburo, N. (1999). El voseo en la Literatura Argentina. Madrid: Arco/Libros S. A.

Cervantes Saavedra, M. de. (1613/2013). Novelas ejemplares. Edicion, estudio y notas de Jorge Garcia Lopez. Madrid: Real Academia Espanola.

Elizaincin, A.; Malcuori, M. y Bertolotti, V. (1997). El espanol en la Banda Oriental del siglo XVIII. Montevideo: Universidad de la Republica.

Fontanella de Weinberg, M. B. (1971). El voseo en Buenos Aires en las dos primeras decadas del siglo XIX. Bogota: Instituto Caro y Cuervo.

Garay, N. (1999). Tradiciones y cantares de Panama. Ensayo folclorico. Ciudad de Panama: Autoridad del Canal. Recuperado de http://bdigital.binal.ac.pa/binal/iframes/cldetalle. php?id= 187yfrom=l

Granda, G. de (1978). Las formas verbales diptongadas en el voseo hispanoamericano. Una interpretacion sociohistorica de datos dialectales. Nueva Revista de Filologia Hispanica, 27, 80-92.

Kany, C. (1951). American-Spanish Syntax (2a Ed.). Chicago/Londres: The University of Chicago Press.

Lopez Morales, H. (1971). Estudios sobre el espanol de Cuba. Madrid: Las Americas.

Mendoza Quiroga, J. (2012, Noviembre). Antecedentes linguisticos para una fisonomia del castellano de Bolivia. Discurso de Incorporacion a la Academia Boliviana de la Lengua. Recuperado de http://www.academiadelalengua-bo.org/spip.php7article123

Molho, M. (1968). Observations sur le voseo. Bulletin Hispanique, 70 (1-2), 56- 76.

Montes Giraldo, J. J. (1967). El voseo en Colombia. Bogota: Instituto Caro y Cuervo.

Otte, E. (1988). Cartas privadas de emigrantes a Indias, 1540-1616. Sevilla: Consejeria de Cultura.

Paez Urdaneta, I. (1981). Historia y geografia hispanoamericana del voseo. Caracas: La Casa de Bello.

Quesada Pacheco, M. A. (2009). Historia de la lengua espanola en Costa Rica. San Jose: Editorial de la Universidad de Costa Rica.

Quilis, A. y Graell Stanziola, M. (1989). El voseo en Panama. Revista de Filologia Espanola, 69, (1/2), 173-178.

Quilis, A. y Graell Stanziola, M. (1992). La lengua espanola en Panama. Revista de Filologia Espanola, 73 (3/4), 583-683.

Ripodas Ardanaz, D. y Martini, M. (1991). Aportes sobre el voseo en Cordoba a horcajadas de los siglos XVIII y XIX. Sus modalidades en la obra de Cristobal de Aguilar. Separata de Investigaciones y Ensayos no. 41. (pp. 139-151). Buenos Aires: Academia Nacional de la Historia.

Robe, S. (1950). The use of vos in Panamanian Spanish. Romance Studies, 12, 145- 149.

Robe, S. (1960). The Spanish of rural Panama. Berkeley/Los Angeles: University of California Press.

Rona, J. P. (1961). El uso del futuro en el voseo americano. Filologia 7, 121- 141.

Rona, J. P. (1967). Geografia y morfologia del voseo. Porto Alegre: Pontificia Universidade Catolica do Rio Grande do Sul.

Tinoco Rodriguez, T. (2010). Atlas linguistico etnografico de Panama. Niveles morfosintactico y lexico. Ciudad de Panama: Universidad de Panama.

Valdes Bernal, S. (1999). Transculturacion e identidad linguistica en el Caribe hispanico. En M. Perl, K. Portl y A. Marin Presno (Coords.). Identidad cultural y linguistica en Colombia, Venezuela y en el Caribe hispanico. Actas del Segundo Congreso Internacional del Centro de Estudios Latinoamericanos (CELA), (pp. 241-248). Universidad de Maguncia en Germersheim.

Anexo

Leyenda: Mapa 1. Focos de voseo diptongado en America hoy

Dr. Miguel Angel Quesada Pacheco. Profesor de la Universidad de Costa Rica, Costa Rica. Profesor de la Universidad de Bergen, Noruega.

Correo electronico: miguel.pacheco@uib.no

Recepcion: 02-07-2018

Aceptacion: 23-07-2018

Leyenda: Grafico 2. ?Le gusta que la gente se trate de vos?

Leyenda: Grafico 3. ?Le gusta que la gente se trate de vos? Datos segun procedencia
Tabla 1. Formas de tratamiento en cartas desde Panama a destinatarios
en Espana (segunda mitad del siglo XVI)

Ano    Lugar            Emisor    Destinatario   Tipo de tratamiento

1559   Nombre de Dios   Esposo    Esposa         Vos
1559   Nombre de Dios   Hombre    Hombre         Vuestra merced
1560   Nombre de Dios   Esposo    Esposa         Vos
1562   Nombre de Dios   Primo     Primo          Vuestra merced
1563   Nombre de Dios   Cura      Clerigo        Vuestra merced
1566   C. de Panama     Sobrino   Tio            Vuestra merced
1566   Nombre de Dios   Hermano   Hermano        Vuestra merced
1566   Nombre de Dios   Hijo      Madre          Vuestra merced
1567   Nombre de Dios   Hombre    Hombre         Vuestra merced
1568   Nombre de Dios   Hijo      Padre y        Vuestras mercedes ~
                                  madre          Vosotros
1569   Nombre de Dios   Hermano   Hermano        Vuestra merced ~ Vos
1572   C. de Panama     Tia       Sobrina        Vos
1572   C. de Panama     Hermano   Hermano        Vos
1573   C. de Panama     Padre     Hijo           Vos
1573   C. de Panama     Padre     Hijo           Tu
1575   C. de Panama     Esposo    Esposa         Vos
1578   C. de Panama     Amigo     Amigo          Vos
1578   C. de Panama     Madre     Hija           Vos
1578   Nombre de Dios   Hombre    Hombre         Vuestra merced
1579   C. de Panama     Hermano   Hermano        Vos
1580   C. de Panama     Hermano   Hermana        Vos
1580   Veragua          Hombre    Hombre         Vuestra merced
1581   C. de Panama     Hermano   Hermana        Vos
1582   Veragua          Hombre    Hombre         Vuestra merced
1583   C. de Panama     Padre     Hijo           Vos
1583   C. de Panama     Hermana   Hermana        Vuestra merced
1583   C. de Panama     Hermano   Hermana        Vuestra merced
1584   Nombre de Dios   Hermano   Hermano        Vuestra merced
1585   Nombre de Dios   Hombre    Hombre         Vuestra merced
1587   C. de Panama     Hombre    Hombre         Vuestra merced
1587   C. de Panama     Hermano   Hermano        Vuestra merced
1587   C. de Panama     Novio     Novia          Vos
1588   C. de Panama     Padre     Hijo           Tu
1589   C. de Panama     Hombre    Escribano      Vuestra merced
1589   C. de Panama     Hombre    Regidor        Vuestra merced
1589   Nombre de Dios   Hermano   Hermana        Vuestra merced
1589   Nombre de Dios   Esposo    Esposa         Vuestra merced
1589   Nombre de Dios   Esposo    Esposa         Vuestra merced
1590   C. de Panama     Hombre    Hombre         Vuestra merced
1590   C. de Panama     Hombre    Procurador     Vuestra merced
1592   C. de Panama     Tio       Sobrino        Vos ~ Tu
                                                 ~ Vuestra merced
1592   C. de Panama     Tio (7)   Sobrino        Vos ~ Tu
                                                 ~ Vuestra merced
1592   C. de Panama     Padre     Hijo           Tu
1594   C. de Panama     Amigo     Amigo          Vos
                                                 (vosotros en pl.)
1594   C. de Panama     Esposo    Esposa         Vuestra merced
1594   C. de Panama     Hermana   Hermana        Vuestra merced

       Numero de
Ano    carta

1559   300
1559   301
1560   302
1562   303
1563   304
1566   272
1566   306
1566   307
1567   308
1568   309
1569   305
1572   273
1572   274
1573   275
1573   276
1575   277 (7)
1578   278
1578   279
1578   310
1579   280
1580   281
1580   315
1581   282
1582   316
1583   283
1583   284
1583   285
1584   311
1585   317
1587   286
1587   287
1587   288
1588   289
1589   290
1589   291
1589   312
1589   313
1589   314
1590   292
1590   293
1592   294
1592   295
1592   296
1594   297
1594   298
1594   299

Fuente: Otte (1998, pp. 245-279; cartas 272-317)

Tabla 2. Niveles de tratamiento (Panama, segunda mitad del siglo XV)

Distanciamiento   Solidaridad      Poder

                                   Hacia abajo   Hacia arriba

Vuestra           Vos ~ Vuestra    Vos ~ Tu      Vuestra merced
merced            merced

Vuestras          Vosotros ~       ND            Vosotros ~
mercedes          Vuestras                       Vuestras
                  mercedes                       mercedes

Tabla 3. Esquema morfologico del voseo medieval (o reverencial) para
un interlocutor

Nominativo   Acusativo   Dativo     Caso preposicional   Posesivo

Vos          Vos ~ os    Vos ~ os   Vos                  Vuestro, -tra

Nominativo   Forma verbal

Vos          Segunda persona
             plural

Tabla 4. Voseo americano (para un interlocutor)

Nominativo   Acusativo   Dativo   Caso preposicional   Posesivo

Vos          Te          Te       Vos                  Tu ~ tuyo

Nominativo   Forma verbal

Vos          Segunda persona
             plural

Tabla 5. Informantes entrevistados

                            Grupo etario                  Cifras

                            20-35     36-54     55+

Provincia    Localidad      m    f    m    f    m    f

Panama       C. de Panama   6    8    4    3    2    3    26
Los Santos   Las Tablas     3    2    1    1    3    1    11
Herrera      Chitre         2    2    5         1         10
Veraguas     Santiago       3    1         3    1    1    9
Chiriqui     David          2    2    1    3    3    1    14
             Boquete        1
             Paso Canoas    1
Totales                     18   15   11   10   10   6    70

Tabla 6. ?Ha oido a la gente [de este pueblo] tratarse de vos?

             Panama    Los Santos   Herrera   Veraguas   Chiriqui

Si           16        10           8         9          10
             (22,8%)   (14,2%)      (11,4%)   (12,8%)    (14,2%)
No           10        1            2         --         4
             (14,2%)   (1,4%)       (2,8%)               (5,7%)
Subtotales   26        11           10        9          14
             (37%)     (15,6%)      (14,2%)   (12,8%)    (20%)

             total

Si           53
             (75,7%)
No           17
             (24,3%)
Subtotales   70
             (100%)

Tabla 7. Entrevistados que han escuchado el trato de vos, segun sexo

Mujeres           Hombres           TOTAL

SI       NO       SI       NO

25       6        28       11       70
(80%)    (20%)    (72%)    (28%)    100%

Tabla 8. Entrevistados que han escuchado el trato de vos, segun
grupo etario

  20-35         36-54          55+      TOTAL

SI    NO    SI      NO      SI    NO

28    5     14      7       12    4     70
40%   7%    20%     10%     17%   5,7   100%
85%   15%   66,6%   33,3%   75%   25%

Grafico 1. ?Que piensa la gente qne habla de vos?

Positivas  (38,5%)
Negativas  (17,1%)
Neutras    (44,4%)

Nota: Tabla derivada de grafico segmentado.
COPYRIGHT 2019 Universidad de Costa Rica
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2019 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Quesada Pacheco, Miguel Angel
Publication:Revista de Filologia y Linguistica de la Universidad de Costa Rica
Date:Apr 1, 2019
Words:9069
Previous Article:DURACION VOCALICA EN EL ESPANOL DE LA GRAN AREA METROPOLITANA DE COSTA RICA.
Next Article:PARAMETROS QUE INFLUYEN EN LA CONCIENCIA LINGUISTICA DE ADOLESCENTES ESPANOLES PLURILINGUES. ANALISIS CUANTITATIVO DE UN TALLER DE ESCRITURA EN LA...
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters