Printer Friendly

EL ESTUDIO DE LOS MARCADORES DEL DISCURSO EN GRIEGO ANTIGUO: PROBLEMAS Y PERSPECTIVAS.

THE STUDY OF DISCOURSE MARKERS IN ANCIENT GREEK: PROBLEMS AND PERSPECTIVES

ESTUDO DOS MARCADORES DO DISCURSO EM GREGO ANTIGO: PROBLEMAS E PERSPECTIVAS

Marcadores del discurso y filologia griega

Pocas cuestiones han suscitado un interes tan grande durante las ultimas decadas como la relativa a la naturaleza, significado y funcionalidad de los llamados marcadores del discurso. Esta denominacion hace referencia a un conjunto heterogeneo de palabras o locuciones, a menudo formalmente invariables, que no parecen ejercer una funcion sintactica especifica ni contribuir al contenido proposicional del enunciado en que se encuentran, y que se encargan de garantizar la cohesion y la coherencia y de servir de guia para la correcta interpretacion de los enunciados (1).

Tal ha sido el exito de la linea de investigacion en torno a estas unidades y la profusion de las monografias y articulos publicados, que ya no puede iniciarse una contribucion a su estudio con el acostumbrado lamento ante la poca atencion que la descripcion gramatical les ha prestado. Al contrario, hoy puede afirmarse que los marcadores discursivos (en general y en las distintas lenguas particulares) constituyen un campo de estudio consolidado que cuenta con una amplia base teorica comprobada en un importante numero de estudios de caso (2). De esta forma, si bien asuntos tan esenciales como la definicion de la categoria a la que pertenecen estos elementos son todavia objeto de controversia, existe ya un avanzado estado de la cuestion que sirve de punto de partida a la hora de abordar los diferentes aspectos (3).

El especial protagonismo del que ha gozado el estudio de los marcadores en las lenguas modernas y sus linguisticas obedece a dos clases de motivaciones. En primer lugar, la constatacion de la existencia de unidades linguisticas cuya presencia en un enunciado no encontraba razon de ser en las reglas de construccion sintactica (en la version estructural de la oracion o en la generativa), contribuia a evidenciar el agotamiento de los paradigmas cientificos vigentes hasta ese momento, lo cual convirtio a los marcadores en una suerte de reivindicacion a favor de una nueva linguistica de corte discursivo y orientada hacia el texto como unidad central de analisis. En segundo lugar, y paralelamente, el progresivo desarrollo de nuevos marcos teoricos y metodologicos proporcionaba cada vez mejores herramientas para la comprension de unos elementos que, efectivamente, habian sido tratados de forma marginal en las gramaticas tradicionales, a pesar de su fundamental aportacion al procesamiento de los enunciados hablados y escritos.

La transposicion de este nuevo espacio de trabajo al griego antiguo ha planteado retos que pueden ser agrupados en dos lineas principales. La primera tiene que ver con la descripcion y clasificacion de los supuestos marcadores del discurso en griego antiguo; ello obliga, por un lado, a la definicion de una clase con arreglo a una serie de parametros o caracteristicas; y, por otro, a la ejecucion del mayor numero posible de estudios de caso. La segunda linea se refiere a la conciliacion de las nuevas aproximaciones a los marcadores discursivos con toda una tradicion gramatical, paragramatical y lexicografica que, en esta lengua, ha prestado una atencion especial a las llamadas particulas, unas unidades que presentan un indudable solapamiento con la categoria de marcador del discurso.

La situacion de partida del griego a la hora de emprender la investigacion de los marcadores es, por tanto, genuina, puesto que las particulas no han sido nunca elementos desatendidos u olvidados en la linguistica griega, sino, al contrario, un objeto de estudio propio y prioritario. Sirva un ejemplo: los primeros diccionarios de particulas del discurso del espanol han visto la luz muy recientemente y, en algunos casos, se trata aun de proyectos inacabados (4); la primera edicion del libro The Greek Particles de J. Denniston, sin embargo, aparecio en 1934 y alcanzo un nivel de profundizacion y sistematicidad que todavia no tiene parangon en muchas lenguas modernas.

Esto no significa que la adopcion de los nuevos marcos teoricos sea innecesaria en griego antiguo. Por muy afinados que sean los analisis de Denniston, la cuestion de las particulas pone sobre la mesa una serie de factores que escapan al control de las herramientas cientificas de la epoca en que fueron concebidos. Es ahi donde entran las aportaciones de la Linguistica del texto, de las Teorias de la coherencia y la cohesion, asi como de los enfoques pragmatico-linguisticos para dilucidar los valores que estas pequenas partes orationis (particulae, en la denominacion gramatical tradicional latina) son capaces de poner en marcha.

No hay duda de que la existencia de un acervo descriptivo tan antiguo (5) aporta ventajas considerables, pero tambien el inconveniente que conlleva la presencia de una tradicion que no puede ser ignorada, por mas que responda a unos presupuestos teoricos de naturaleza muy diferente a los que sustentan las actuales lineas de trabajo. La nueva investigacion sobre marcadores discursivos debe ser convenientemente ubicada en el contexto de los estudios anteriores, de modo que exista una profunda intercomunicacion entre lo que ya se sabia y lo que ahora se descubre en cuanto al comportamiento de estos elementos.

Por otra parte, la confrontacion entre viejas y nuevas perspectivas obliga a afrontar un importante problema terminologico, pues es necesario preguntarse, ante todo, hasta que punto las palabras particula (tal como la entendemos en filologia griega) y marcador discursivo se refieren a la misma realidad. Esto nos lleva, indefectiblemente, a preguntarnos que entendemos por marcador del discurso y por particula. A lo largo de las paginas siguientes, se abordara este problema, si bien la indagacion que aqui se lleva a cabo se hara siempre partiendo del concepto de marcador del discurso y nunca desde el concepto tradicional de particula. Como expondre mas adelante, considero que el de marcador discursivo es un concepto de mayor amplitud y flexibilidad que el de particula (griega).

He estructurado esta aproximacion al estudio de los marcadores discursivos en griego antiguo en torno a una serie de cuestiones, denominadas aqui problemas, puesto que no se trata de asuntos cerrados, sino de temas que estan abiertos al debate. El objetivo no es rastrear en los textos griegos un conjunto de unidades afines a un cierto prototipo previamente fijado, puesto que los rasgos y caracteristicas principales del prototipo se encuentran aun en construccion. La idea es, mas bien, integrar al griego antiguo en esta discusion para averiguar que puede aportar a nuestro conocimiento de la lengua griega la investigacion sobre marcadores discursivos y, a la inversa, que puede aportar la casuistica particular del griego a esta investigacion.

A menudo, estos problemas se ejemplificaran con pasajes extraidos de la literatura griega: la intencion de introducir estos pasajes es meramente ilustrativa, y en ningun caso se intenta llevar a cabo un analisis exhaustivo o un estudio de corpus. Este articulo se cierra con un breve apendice donde se resenan las principales lineas de trabajo que, en la actualidad, se estan llevando a cabo en el estudio de los marcadores del discurso en griego antiguo.

?Que son los ma rcadores discursivos?

El problema de la definicion de los marcadores del discurso se articula, a su vez, en dos problemas subsidiarios: de un lado, el de la ambiguedad terminologica derivada del elevado numero de etiquetas que se han empleado para hacer referencia a estas unidades; de otro, el de si estos elementos constituyen o no una categoria gramatical que, de existir, no se corresponderia con ninguna de las clases tradicionales de palabras.

Tanto la indefinicion terminologica como el problema categorial remiten, en ultima instancia, a la inexistencia de una respuesta satisfactoria a la pregunta <<?que son los marcadores del discurso?>>. Ello se debe, entre otros factores, a la disparidad de perspectivas y enfoques desde los que se han analizado estas unidades y que han promovido en cada caso definiciones segun intereses propios (6). Sin embargo, mas alla de esta pluralidad epistemologica, es innegable que uno de los principales problemas que plantea el estudio de los marcadores es la heterogeneidad de los elementos que, en principio, parecen adscribirse a la categoria:

It is difficult to see how a subset of conjunctions, adverbials, and prepositional phrases could be cobbled together to form a syntactic category, particularly since their individual syntactic patterning follows their obvious syntactic lineage: conjunctions patterns like conjunctions, and so forth. (Fraser, 1999, p. 994)

En general, el intento de lograr una caracterizacion morfosintactica del grupo de unidades en terminos equiparables a los que se emplean para delimitar otras clases de palabras, ha desembocado en tales aporias, que la investigacion actual ha optado, en ultimo termino, por una aproximacion a la marcacion discursiva como una funcion susceptible de ser realizada por elementos pertenecientes a distintas categorias el estudio de los marcadores del discurso en griego antiguo gramaticales (7). El concepto de clase funcional, mucho mas integrador, no se restringe a un tipo morfosintactico especifico, si bien las unidades que actualizan las funciones pueden ser descritas desde el punto de vista de su forma ([seccion] <<El problema de su forma>>), su comportamiento sintactico ([seccion] <<El problema de su sintaxis>>) y su significado ([seccion] <<El problema de su semantica>>).

Este enfoque de perfil abierto lleva a que, al menos como punto de partida para la investigacion de la categoria del marcador del discurso en griego antiguo y las unidades que la integran, deba atenderse a una gran cantidad de elementos dispares, incluyendo la nomina tradicional de las particulas ([phrase omitted], etc.), pero tambien adverbios o, mas precisamente, determinados usos de ciertos adverbios (valores no prototipicos de [phrase omitted] 'de otra manera', [phrase omitted] 'en suma', [phrase omitted] 'totalmente', [phrase omitted] 'ahora', etc.), asi como locuciones <<adverbiales>> en mayor o menor grado de fijacion (piensese en los infinitivos parenteticos como [phrase omitted] 'por asi decir').

No se trata de establecer un corpus a priori sobre el que cuadrar una definicion, pues no puede afirmarse aun si todos ellos habran de ser considerados o no marcadores del discurso. Lo indudable es que los valores funcionales que ponen en marcha estos elementos deben ser tenidos en cuenta a la hora de emprender la investigacion sobre la actualizacion de la categoria de marcador discursivo en griego antiguo, y que una descripcion, cuanto mas amplia, de todos ellos contribuira en mayor medida a dilucidar su problematica naturaleza.

El problema de su forma

La heterogeneidad de los miembros aspirantes a integrar la clase de los marcadores es, en primer lugar, formal. En las lenguas modernas sobre las que se ha desarrollado la investigacion acerca de estos elementos (fundamentalmente el ingles y las lenguas romances, en menor medida el aleman y otras lenguas indoeuropeas actuales), las expresiones que desempenan estas funciones son prototipicamente adverbios (una clase compleja que la gramatica tradicional ha tendido a utilizar como categoria de <<todo lo demas>>), sintagmas preposicionales en mayor o menor grado de fijacion, formas verbales lexicalizadas, o bien otro tipo de secuencias que han sufrido procesos de gramaticalizacion a lo largo de su evolucion historica. Esto hace converger el problema de la morfologia de los marcadores discursivos con otras cuestiones que atanen a la naturaleza de los procesos de gramaticalizacion de las unidades en la lengua (8).

En el aspecto formal, adquiere mayor interes la contraposicion de los conceptos de marcador discursivo y particula a la usanza griega del termino, pues, si bien resulta evidente que existe un amplio ambito de coincidencia entre ambos conceptos en cuanto a las funciones que llevan a cabo, es importante senalar que estas ultimas no se identifican con el prototipo morfosintactico que parecen seguir los marcadores en lenguas modernas (9). Asi pues, las particulas griegas, por lo general, poseen unas caracteristicas fonologicas, morfologicas y sintacticas mas o menos prototipicas (escasa entidad fonica, presencia o no de la Ley de Wackernagel, posibilidad de combinarse entre si y con conjunciones, etc.) que las distinguen mas netamente de otras clases de palabras de lo que sucede en el caso de los marcadores modernos (Loudova, 2014, p. 25). Si su origen se debe a procesos de gramaticalizacion, algo probado en algunos casos y probable en muchos otros, la huella de las formas originales es practicamente inidentificable en la mayoria de ellas. Por ultimo, resulta dificil observar en ellas convivencia de un significado de tipo conceptual con las puras instrucciones de organizacion y marcacion discursiva (10).

Esto no significa que haya que hacer una separacion tajante entre marcadores discursivos y particulas, como si se tratase de compartimentos estancos. Es claro que ambos se refieren a la misma categoria funcional, si bien responden a prototipos diferentes. En general, podria decirse que las particulas griegas son marcadores discursivos, con sus caracteristicas formales propias, tanto las que sean validas para todas ellas en comun como las que caractericen individualmente a cada una de ellas (11). Por otro lado, es importante senalar que el prototipo formal de marcador discursivo de las lenguas modernas si se documenta en griego antiguo, aunque no en el corpus tradicional de las particulas. Piensese en las formas fosilizadas (llamadas adverbiales) de los adjetivos [phrase omitted] y [phrase omitted] en el pasaje citado en el ejemplo 1; en el comparativo [phrase omitted] en el ejemplo 2; y en el adverbio [phrase omitted], en el ejemplo 3:

(1) Pl. R. 358b-c. [phrase omitted]. De esta forma, asi actuare, si a ti te parece bien: retomare de nuevo el argumento de Trasimaco, y en primer lugar hablare de lo que dicen que es la justicia y de donde procede; en segundo lugar, que todos los que se ocupan de ello lo hacen en contra de su voluntad, por fuerza y no como un bien; y en tercer lugar, que es natural que lo hagan asi, pues despues de todo mucho mejor es la vida del injusto que la del justo, segun dicen (12).

(2) Ar. Pl. 500-1. {XP.} [phrase omitted]; Pues como esta ahora la vida para nosotros los hombres, ?quien no creeria que es una locura y, mejor dicho, como estar endemoniado?

(3) Xen. Hell. 6. 2. 39. [phrase omitted]. Yo desde luego alabo en no poca medida esta campana entre las de Ificrates, y ademas que diera la orden de que lo acompanaran Calistrato el orador, que no estaba muy a su favor, y Jabrias, que era considerado un gran estratego.

Muchas de estas formas (incluso otras mas complejas como las secuencias [phrase omitted] ya en prosa plutarquea--[phrase omitted]) sufrieron evidentes procesos de gramaticalizacion a la par que iban adquiriendo funciones ajenas a la sintaxis oracional, en el contexto de la organizacion discursiva o la reformulacion. Morfologicamente, se identifican mejor con los marcadores discursivos de las lenguas modernas y, en mi opinion, su funcion debe estudiarse en conjunto con la de las particulas tradicionales, con las que a menudo interactuan de forma solidaria (13).

El problema de su sintaxis

La interaccion sintagmatica de los marcadores discursivos con el contexto linguistico en que se insertan da lugar tambien a cuestiones problematicas, de las que destacare su naturaleza extraoracional y su posible funcion conectiva. La extraoracionalidad hace referencia al estatus marginal de los elementos de marcacion discursiva respecto a la estructura de la predicacion oracional (esto es, la estructura sintactica). Esta caracteristica debe entenderse como un parametro susceptible de ser actualizado en mayor o menor grado. No todos los marcadores discursivos muestran el grado de extraoracionalidad que se observa en el ejemplo 4, donde el editor ha marcado tipograficamente una pausa que refleja una independencia prosodica ligada a una autonomia sintactica:

(4) Pl. Euthd. 272b. [phrase omitted] [...]. Pues fue cuando eran, por asi decir, unos viejos, que estos dos se iniciaron en esta sabiduria que yo deseo, la de la disputa.

De hecho, en griego antiguo muy pocas unidades manifiestan esta autonomia entonativa. Incluso, en el caso expuesto en el ejemplo 4, el estatus sintactico de [phrase omitted] es discutible, pues, al igual que muchas particulas, puede entenderse como un modificador subordinado a un elemento concreto del enunciado, este si portador de una funcion especifica en la predicacion en el sentido clasico. Si parece claro que, en este caso, como en la mayoria de los que implican particulas, el marcador discursivo no posee en si mismo relevancia en la sintaxis intraoracional.

En segundo lugar, muchos marcadores pueden poner en conexion unidades discursivas mas alla del limite oracional. Es la llamada conexion extraoracional o transoracional, que caracteriza a los marcadores conectivos frente a las conjunciones. Existe una rama de estudios sobre marcadores discursivos que limita el uso de esta denominacion exclusivamente a las unidades capaces de articular una conexion de esta naturaleza (14). Sin embargo, la tendencia general en la bibliografia hispanica es favorable a un concepto de marcador discursivo mas abarcador, que incluya tanto estas unidades como aquellas que inciden unicamente sobre un miembro del discurso, proporcionando instrucciones para su interpretacion. En el primer caso suele hablarse de conectores; en el segundo, de operadores (15). La distincion entre operadores y conectores no es extrana a la linguistica griega, pues corresponde a la division entre particulas conectivas y enfaticas que Denniston plantea en las primeras paginas de su libro:

Difficult as it is to arrive at a satisfactory definition of particle, an attempt must be made at the outset. I will define it as a word expressing a mode of thought, considered either in isolation or in relation to another thought, or a mood of emotion. (Denniston, 1954, p. xxxvii)

La conveniencia de reunir bajo una unica denominacion elementos de comportamiento sintactico tan diverso tiene que ver con el hecho, anotado tambien por Denniston (16), de que la frontera entre operador y conector no siempre es clara, especialmente en los casos en que la aportacion del marcador o la particula parece originarse en algun tipo de contraposicion o contraste (que necesariamente descansa en una conexion) con un segmento o segmentos implicitos. Es el caso, por ejemplo, de muchos de los adverbios y particulas llamados de foco, que actuan sobre un unico miembro discursivo explicito, pero cuya funcion consiste en oponer el elemento explicito a una serie de alternativas tacitas que la presencia del adverbio o la particula necesariamente evoca y con las que pone en conexion al miembro explicito. Vease el siguiente pasaje:

(5) Pl. R. 335.b. [phrase omitted].--?Entonces es propio--pregunte--del hombre justo el hacer dano a alguno de los hombres?--Por cierto que si--dijo--al menos a los malvados y a los enemigos hay que hacerles mal.

En el ejemplo 5, el enfasis que la particula [phrase omitted] aporta al sintagma [phrase omitted] descansa en la oposicion que se establece entre la realidad a que apunta este sintagma y todo un conjunto de posibilidades evocadas tacitamente y con respecto a las cuales (segun la aportacion semantica de la particula) el hablante no se compromete a afirmar que el contenido proposicional sea valido.

Es evidente que entre una particula de foco como [phrase omitted] y un adverbio conjuntivo como [phrase omitted], en los casos en que actualizan este tipo de funciones, existen diferencias tan notables que podrian justificar la compartimentacion de unidades de cara a su estudio. Sin embargo, la casuistica de los contextos en que pueden detectarse funciones de marcacion discursiva describe una tenue graduacion de casos intermedios entre los diferentes prototipos. Esto invita a mantener una perspectiva integradora, que permita evaluar, en cada caso, que tipo de relacion se establece entre el marcador discursivo y su contexto sintagmatico.

El problema de su semantica

Otra de las cuestiones importantes relativas a la descripcion de los marcadores del discurso es la de su semantica, pues no parece que estas unidades posean un significado de naturaleza semejante al de otras entidades lexicas. En este sentido, las mayores aportaciones al entendimiento del significado de los marcadores proceden de la pragmatica y, particularmente, de la Teoria de la relevancia (17). La principal contribucion de esta corriente reside en la invencion del concepto de significado procedimental (procedural meaning), opuesto al contenido semantico que posee la mayor parte del lexico, caracteristico de la semantica de los marcadores discursivos (18).

Este significado procedimental hace referencia a toda una serie de instrucciones que guian la interpretacion del contenido proposicional de un enunciado, de manera que permiten la generacion, modificacion o restriccion de las implicaturas (19) que surgen de la interaccion de un enunciado con su contexto pleno (20). Se trata, por tanto, de un tipo de significado distinto al contenido conceptual prototipico del lexico, no vericondicional y relacionado de alguna forma con la gestion de las inferencias que tienen lugar en los procesos comunicativos. Este significado puede ser portado por diferentes tipos de unidades en el discurso, pero se encuentra especialmente en estos marcadores que, ademas, parecen estar altamente especializados en el desarrollo de funciones discursivas que se compadecen con esta semantica (21).

Esta es la naturaleza que, en general, suelen atribuir al significado de los marcadores discursivos las descripciones mas habituales, como se recoge en las citas siguientes:

An expression with procedural meaning specifies how the segment it introduces is to be interpreted relative to the prior. (Fraser, 1999, p. 944)

Se distinguen unidades con significado conceptual, que permiten crear representaciones mentales de un mundo posible, y unidades con significado de procesamiento, que determinan la manera en que la cognicion humana debe tratar la informacion proporcionada por estas unidades conceptuales. (Garces, 2007, p. 320)

El significado de los marcadores es esencialmente un significado de procesamiento, es decir, un significado que guia las inferencias que se han de efectuar de los distintos miembros del discurso. (Portoles, 2001, p. 75)

Queda la cuestion, aun no resuelta, de hasta que punto puede defenderse la coexistencia del contenido conceptual y el procedimental en los marcadores del discurso, dado que la mayoria de estas unidades alcanza su estatus discursivo por vias de procesos de gramaticalizacion, de manera que existe un significado originalmente conceptual que es, en cierta medida, responsable de las peculiares caracteristicas del posterior significado de procesamiento (Garces, 2007, p. 321).

Clasificacion y polifuncionalidad

Los intentos de clasificacion de los marcadores discursivos proporcionados por la bibliografia no estan exentos de la polemica que circunda todos los aspectos de la investigacion de estas unidades (Fuentes, 2001) y alientan problemas que no pueden, por su envergadura, ser tratados en esta breve aproximacion. En general, existe un comun acuerdo en la delimitacion de las clases mayores de marcadores, acuerdo que luego se diluye en la consideracion de las subdivisiones que deben disenarse y en las mutuas relaciones que existen entre cada una de las clases. Entre los marcadores que conectan miembros discursivos (implicitos o explicitos), es frecuente distinguir, en primer lugar, los llamados estructuradores de la informacion, que se encargan de ordenar la estructura informativa del discurso a distintos niveles, como en el ejemplo 6; en segundo lugar, los llamados conectores por antonomasia, que introducen o explicitan relaciones de tipo argumentativo, como en el ejemplo 7; y, por ultimo, los reformuladores, que aportan al valor de conexion un enfoque metadiscursivo, en el ejemplo 8:

(6) Aeschin. In Timarchum 7. 1. [phrase omitted]. Pues, en primer lugar, acerca de la prudencia de nuestros hijos han establecido leyes, y han indicado explicitamente lo que tiene que hacer cada nino libre y como hay que criarlo, luego, en segundo lugar, acerca de los muchachos, y en tercer el estudio de los marcadores del discurso en griego antiguo lugar, por orden de todas las edades, y no solamente en lo que respecta a las personas privadas, sino tambien a las publicas.

(7) Pl. R. 392d. [phrase omitted]. Al parecer, dije yo, soy un maestro ridiculo y oscuro. Por tanto, como los que no tienen habilidad en el hablar, intentare mostrarte lo que quiero decir con esto, no en su totalidad, sino tomando una parte.

(8) Pl. Phaed. 70d. 9. [phrase omitted]. Y no mires esto solamente en el hombre, si quieres aprenderlo mas facilmente, sino en los animales y en las plantas, y, en suma, en todo cuanto tiene nacimiento.

A estas tres clases habria que anadir, si se pretende una tipologia integradora del mayor numero posible de unidades partiendo de una definicion amplia de marcador discursivo, las funciones denominadas enfaticas por Denniston, que incluirian usos tales como los propios de particulas y adverbios de focos (entre otros, Martinez Vazquez, 2013, 2014) o de calificadores metadiscursivos (Verano, 2016), que prototipicamente no conectan dos miembros discursivos explicitos.

En general, los ensayos de clasificacion de marcadores manifiestan frecuentemente un problema comun que radica en el hecho de que suelen organizar la descripcion en torno a funciones de naturaleza semantico-pragmatica (organizacion de la informacion, argumentacion, reformulacion, etc.), pero centran el analisis posterior en la recoleccion de los valores que paradigmaticamente puede asumir cada forma. Esto termina generando una taxonomia mixta que agrupa onomasiologicamente las funciones, pero luego da prioridad a la descripcion semasiologica de los elementos, con vistas a explicar los diferentes sentidos que cada marcador puede actualizar en los diferentes contextos (22).

Frente a estas aproximaciones, cada vez adquiere mayor protagonismo en los trabajos recientes la defensa de una clasificacion funcional cuyo objeto sean las operaciones o funciones discursivas, con independencia de los elementos o unidades que puedan desempenarlas, pues, como observa Fischer, <<[m]any functions that discourse markers/particles can fulfil are also fulfilled by speech formulas and nonlexicalized metalinguistic devices>> (Fischer, 2006, p. 5) (23).

Al independizar, por asi decir, la adecuada descripcion de la nomina de funciones del analisis contextual de los elementos que las actualizan, se obtiene un marco teorico que permite lidiar mejor con una de las caracteristicas mas problematicas y universales de los marcadores discursivos: su polifuncionalidad (Fuentes, 2001, 2009; Pons Borderia, 2006). Esta polifuncionalidad se desarrolla en una doble vertiente (24): de un lado, existe una polifuncionalidad sintagmatica, que da cuenta de la posibilidad de que un marcador desempene simultaneamente en un contexto determinado mas de una funcion en el nivel discursivo; de otro lado, una polifuncionalidad paradigmatica, que se refiere a la potencialidad que alberga una unidad para desempenar funciones discursivas diversas en diferentes contextos.

El concepto de polifuncionalidad sintagmatica es una herramienta fundamental para desarrollar estudios funcionales, pues permite la separacion en el plano instrumental de ciertas funciones, sin perjuicio de que puedan darse en la misma forma, solidariamente asociadas y en un mismo contexto de aparicion. La paradigmatica, por otra parte, constituye el eje vertebrador de las aproximaciones semasiologicas, especialmente de orden o interes lexicografico.

Ambas perspectivas deben darse la mano en la busqueda de una mejor comprension de la fenomenologia de que participan los marcadores discursivos. De un lado, parece mas conveniente partir de un criterio onomasiologico para organizar las diferentes funciones y, de ahi, proponer clasificaciones practicas y exhaustivas. De otro lado, es innegable que el estudio de los marcadores del discurso uno a uno ha contribuido enormemente a nuestro conocimiento acerca del funcionamiento de las unidades que llevan a cabo estas funciones. El analisis semasiologico, finalmente, constituye una herramienta importante, por no decir la unica posible, de cara a la captacion del significado de algunos marcadores portadores de valor un elusivo y connotativo muy dificil de definir en terminos absolutos. Esto reviste a los estudios basados en este el estudio de los marcadores del discurso en griego antiguo enfoque con una gran utilidad para el tratamiento lexicografico, ademas de un genuino interes para la historia de la lengua.

Conclusiones

De las paginas anteriores, pueden extraerse algunas conclusiones, que no son mas que una introduccion al estudio de los marcadores del discurso en griego antiguo y los problemas que plantea. En primer lugar, el de marcador discursivo es un concepto que debe ser integrado en la linguistica griega y trabajado con sistematicidad. Mas alla de una cuestion terminologica, el concepto de marcador hace referencia a toda una fundamentacion teorica y a unas metodologias cuya aplicacion ha de ser y esta siendo fructifera en el corpus de literatura griega antigua. Con independencia de la validez y permanencia de trabajos anteriores, las herramientas que proporcionan los nuevos enfoques pragmatico-discursivos para la descripcion de elementos de esta naturaleza son, sin duda, necesarios para actualizar las descripciones y arrojar nueva luz.

En segundo lugar, la tendencia a una caracterizacion de la clase de los marcadores del discurso como una categoria funcional, amplia considerablemente el espectro de las unidades que pueden formar parte de este grupo. De esta forma, el de marcador discursivo seria un termino mas abarcador que el tradicional de particula griega. Las clasicas particulas de Denniston podrian considerarse, asi, un subconjunto de los marcadores del discurso del griego antiguo. Junto a ellas, engrosarian la nomina de estos marcadores elementos como los adverbios conjuntivos y de foco, sintagmas preposicionales y otras unidades gramaticalizadas o en proceso de gramaticalizacion. Un entendimiento mas abierto y menos restrictivo de la idea de clase funcional podria hacer extensiva la etiqueta de marcador discursivo a cualquier elemento que, en un enunciado determinado, desempene funciones equiparables a las que se describen para los marcadores, en lo que se conoce como enfoque onomasiologico de aproximacion.

En tercer lugar, la categoria de marcador discursivo incluiria tanto unidades con funcion conectiva como unidades que operan unicamente sobre un miembro del discurso. Esta subclasificacion, ya aplicada a las particulas griegas, permite articular prototipos de marcacion con arreglo a los cuales pueden describirse los diferentes usos, siendo posible una amplia variedad de casos intermedios.

Por ultimo, es propio de los marcadores discursivos un significado de tipo procedimental, ajeno al conceptual que posee la mayor parte del lexico, en forma de instrucciones de interpretacion de los enunciados, asi como de generacion y seleccion de implicaturas. Esta base semantica puede ser la llave para elaborar una clasificacion de las funciones que pueden desempenar estos marcadores, en un viaje de ida y vuelta que comience en el analisis del comportamiento de unidades especificas en diferentes corpora, aisle las funciones principales y secundarias que ponen en marcha o en que se ven envueltos los marcadores del discurso, y sirva luego de guia para interpretar el valor de las unidades en los textos, en plena consciencia de la polifuncionalidad que les es propia, tanto en pluralidad de contextos como en uno solo.

Los ma rcadores del discurso en griego antiguo, hoy

Si se tiene en cuenta la magnitud de la eclosion de los estudios sobre marcadores del discurso en lenguas modernas que se ha producido en las ultimas decadas, llama la atencion la tardia incorporacion de los estudios griegos a esta tendencia, especialmente teniendo en cuenta la importancia de las particulas en esta lengua. Rijksbaron, en el prologo de los New Approaches to Greek Particles (Rijksbaron, 1997, p. 1), comparaba la situacion del griego antiguo con la instalacion del sistema de alumbrado publico en Londres, que, por haber sido la primera ciudad en iluminarse completamente a partir de gas, se convirtio en la ultima en pasarse al sistema electrico. Del mismo modo, el hecho de que en griego las particulas hayan sido elementos preferentes de la descripcion linguistica explica el retraso en la adopcion de los nuevos enfoques.

Los nuevos estudios han surgido aqui y alla hasta constituir un corpus importante de publicaciones, en el que pueden distinguirse algunas lineas de trabajo. En primer lugar, ha sido determinante la adaptacion del marco teorico de coherencia discursiva originario de D. Schiffrin (1987) al estudio de las particulas en latin llevado a cabo por C. Kroon (1995, 1998). De este esfuerzo, ha nacido un modelo propio que, en combinacion con los fundamentos teoricos y metodologicos de la Gramatica Funcional, ha dado como fruto un conjunto de trabajos que ha planteado nuevas aproximaciones a las particulas discursivas tanto en latin como en griego antiguo (25). Ademas de las muchas contribuciones sobre el comportamiento de particulas especificas, es esperable que proximamente vea la luz una nueva clasificacion funcional de las particulas griegas, elaborada gracias a las aportaciones de estos marcos teoricos renovados (Allan, 2015) (26).

Desde otra perspectiva, y en consonancia con el ensanchamiento que el concepto de marcador discursivo supone respecto a las particulas griegas, debe destacarse tambien el trabajo llevado a cabo en el seno del proyecto de investigacion Los adverbios conjuntivos en griego antiguo: un capitulo desatendido de la gramatica griega, que ha abordado el estudio sistematico de las funciones conjuntivas o conectivas desempenadas por numerosos adverbios que, precisamente por no tratarse de particulas, se habian visto privados de la atencion que se ha prodigado a estas, con lo cual ha quedado relegado el estudio del papel que son capaces de desempenar en la articulacion del discurso (27). El trabajo llevado a cabo por este grupo ha conseguido, por primera vez, llamar la atencion sobre la similitud funcional que existe entre los adverbios que manifiestan valores conectivos en el discurso y las particulas y conjunciones que hacen lo propio. Asi, se ha reivindicado la presencia de aquellos en una macrocategoria general de unidades conjuntivas, de la que habian estado practicamente ausentes, por causa quiza de su caracter polivalente y por la dificultad de delimitar las funciones y usos (28).

Otra importante linea de interes se ha generado en torno al foco y el papel de adverbios y particulas en su marcacion. Para ello, han sido determinantes las aportaciones procedentes de la Gramatica Funcional y su aproximacion a la estructura informativa --mediante los conceptos de topicalidad y focalidad (29) (Dik, 1997, p. 310)--, por un lado, y las investigaciones procedentes de la semantica de corte generativista en torno a la dualidad foco/alternativa, enriquecida con las aportaciones de la polifonia linguistica, por el otro. Nuevamente, las contribuciones del proyecto de investigacion (continuacion del anteriormente resenado) Adverbios de foco en griego antiguo, merecen especial mencion (30).

Con independencia de estas grandes corrientes, que aglutinan un importante volumen de publicaciones, han visto la luz muchos trabajos que, haciendo gala de gran variedad de enfoques, ponen en evidencia que la articulacion del discurso y el papel que juegan en ella las particulas (asi como toda una serie de elementos que comparten con estas la vocacion discursiva) es hoy una cuestion candente dentro de la filologia griega, con numerosas lineas abiertas de cuya evolucion a lo largo de los proximos anos cabe esperar una contribucion esencial para nuestro conocimiento de la lengua griega antigua en el tesoro de sus textos.

doi: 10.15446/fyf.v31n1.70443

Referencias

Allan, R. J. (2013) Changing the Topic: Topic Position in Ancient Greek Word Order. Mnemosyne, 67(2), 181-213.

Allan, R. J. (marzo, 2015). Classifying Greek Particles. Ponencia presentada en el International Colloquium on Ancient Greek Linguistics, Roma, Italia.

Alonso Aldama, J. (2012). El adverbio conjuntivo [phrase omitted] en la poesia epica medieval griega. En A. Cabedo & P. Infante (coords.), Linguistica xl. El linguista del siglo xxi (pp. 111-117). Madrid: Ediciones sel.

Alonso Aldama, J. (2015). Los adverbios [phrase omitted] en griego medieval: usos conjuntivos. En J. de la Villa et al. (eds.), Ianua Classicorum. Temas y formas del mundo clasico (pp. 457-465). Madrid: Sociedad Espanola de Estudios Clasicos.

Aschenberg, H., & Loureda Lamas, O. (2011). Marcadores del discurso: de la descripcion a la definicion. Madrid: Iberoamericana.

Bakker, E. J. (1988). Linguistics and Formulas in Homer: Scalarity and the Description of the Particle per. Amsterdam/Philadelphia: John Benjamins Publishing Company.

Bakker, S. J. (2009). On the Curious Combination of the Particles [phrase omitted] and [phrase omitted]. En S. J. Bakker & G. Wakker (eds.), Discourse Cohesion in Ancient Greek (pp. 41-61). Leiden/Boston: Brill.

Bakker, S. J., & Wakker, G. C. (2009). Discourse Cohesion in Ancient Greek. Leiden/Boston: Brill.

Bazzanella, C. (2010). I Segnali Discorsivi. En L. Renzi & G. Salvi (coords.), Grammatica Dell'italiano Antico (pp. 1 339-1 357) Bologna: Il Mulino.

Bertrand, N. (2010). L'ordre des mots chez Homere: Structure informationnelle, localisation et progression du pecit. Paris: Universite de Paris-Sorbonne.

Bertrand, N. (2014). Information Structure. En G. K. Giannakis (ed.), Encyclopedia of Ancient Greek Language and Linguistics (pp. 238-243). Leiden/Boston: Brill.

Blakemore, D. (1987). Semantic Constraints on Relevance. Oxford: Blackwell.

Blakemore, D. (1992). Understanding Utterances. Oxford: Blackwell.

Blakemore, D. (2004). Discourse Markers. En L. R. Horn & G. Ward (eds.), Handbook of Pragmatics (pp. 221-240). Oxford: Blackwell.

Blomqvist, J. (1969). Greek Particles in Hellenistic Prose. Lund: Gleerup.

Bonifazi, A., Drummen, A., & de Kreij, M. (2016). Particles in Ancient Greek Discourse: Five Volumes Exploring Particle Use across Genres. Washington dc: Center for Hellenic Studies.

Borreguero, M., & Lopez Serena, A. (2011). Marcadores discursivos, valores semanticos y articulacion informativa del texto: El peligro del enfoque lexicocentrista. En O. Loureda Lamas y H. Aschenberg (eds.), Marcadores del discurso: De la descripcion a la definicion (pp. 169-210). Iberoamericana/ Vervuert.

Brinton, L. J. (1996). Pragmatic Markers in English: Grammaticalization and Discourse Functions. Berlin: Mouton de Gruyter.

Briz, A., Pons Borderia, S., Portoles, J. (2008). Diccionario de particulas discursivas del espanol. Consultado en http://www.dpde.es

Conti, L. (2012a). Zu Konjunktionaladverbien Im Altgriechische: Analyse von [phrase omitted] Bei Homer. Historische Sprachforschung, 125, 68-81.

Conti, L. (2012b). Los adverbios conjuntivos en griego antiguo: analisis de [phrase omitted] en Homero, Platon y Jenofonte. Emerita. Revista de Linguistica y Filologia Clasica, 80(1), 45-68.

Conti, L. (2014a). El espectro funcional de [phrase omitted] en los poemas homericos. Emerita. Revista de Linguistica y Filologia Clasica, 82(1), 25-49.

Conti, L. (2014b) Adverbios y marcadores del discurso en Homero: el caso de [phrase omitted] y [phrase omitted]. En A. Martinez Fernanez et al. (eds.), Agalma. Ofrenda desde la Filologia Clasica a Manuel Garcia Teijeiro (pp. 119-127). Valladolid: Ediciones Universidad de Valladolid.

Conti, L. (2014c). Zum Gebrauch von [phrase omitted] Als Diskurspartikel Bei Homer. En C. Brosch & A. Payne (eds.), Na-Wa/i-VIR.ZI/A, MAGNUS.SCRIBA (Dresdner Beitrage zur Hethitologie 43). Festschrift fur Helmut Nowicki zum 70. Geburtstag (pp. 33-40). Wiesbaden: Harrassowitz Verlag.

Conti, L. (2015a). Zum adverbialen Gebrauch von [phrase omitted] bei Homer. Glotta, 91, 27-45.

Conti, L. (2015b). Zu den Fokusadverbien bei Homer: Analyse von [phrase omitted]. Historische Sprachforschung, 127, 208-227.

Crespo, E. (2009). Conjuctive Adverbs in Ancient Greek. En K. Loudova & M. Zakova (eds.), Early European Languages in the Eyes of Modern Linguistics. Proceedings of the Colloquium on the Ancient Indo-European Languages and the Early Stages of the Modern Romance, Germanic and Slavonic Languages (pp. 111-120). Brno: Masaryk University.

Crespo, E. (2011). Conjunctive Adverbs: A Neglected Chapter of Greek Grammar. En E. Lujan & J. L. Garcia Alonso (coords.), A Greek Man in the Iberian Street. Papers in Linguistics and Epigraphy in Honour of Javier de Hoz (pp. 35-43). Innsbruck: Innsbrucher Beitrage zur Sprachwissenschaft.

Crespo, E. (2014). De adverbio a conjuncion coordinante. En A. Martinez Fernandez et al. (eds.), Agalma. Ofrenda desde la Filologia Clasica a Manuel Garcia Teijeiro (pp. 135-141). Valladolid: Ediciones Universidad de Valladolid.

Crespo, E. (2015a). Los adverbios conjuntivos en griego. En J. de la Villa et al. (eds.), Ianua Classicorum. Temas y formas del mundo clasico (pp. 485-494). Madrid: Sociedad Espanola de Estudios Clasicos.

Crespo, E. (2015b). Foco informativo y foco contrastivo en griego clasico. En J. Angel y Espinos et al. (eds.), [phrase omitted]. Homenaje a Ignacio Rodriguez Alfageme (pp. 139-150). Zaragoza: Portico.

Crespo, E. (marzo, 2015c). Focus Adverbs in Classical Greek. Ponencia presentada en el International Colloquium on Ancient Greek Linguistics, Roma, Italia.

Denniston, J. D. (1954). The Greek Particles. Oxford: Oxford University Press.

de la Villa, J. (2008). Sintaxis. En F. R. Adrados (ed.), Veinte Anos de Filologia Griega (1984-2004) (pp. 369-396). Madrid: Consejo Superior de Investigaciones Cientificas, Instituto de Filologia.

Dik, H. (1995). Word Order in Ancient Greek: A Pragmatic Account of Word Order Variation in Herodotus. Amsterdam: J.C. Gieben.

Dik, H. (2007). Word Order in Greek Tragic Dialogue. Oxford/New York: Oxford University Press.

Dik, S. C. (1997). The Theory of Functional Grammar I-II. Berlin etc.: Mouton de Gruyter.

Dover, K. J. (1960). Greek Word Order. Cambridge: Cambridge University Press.

Fischer, K. (2006). Approaches to Discourse Particles. Amsterdam: Elsevier.

Fornieles, R. (2013). [phrase omitted] como adverbio conjuntivo en la tragedia griega. En A. Cabedo, M. J. Aguilar & E. Lopez-Navarro (coords.), Estudios de Linguistica: investigaciones, propuestas y aplicaciones (pp. 269-278). Valencia: Universitat de Valencia.

Fornieles, R. (2014). [phrase omitted] en la tragedia griega: de adverbios de tiempo a marcadores del discurso. Minerva. Revista de Filologia Clasica, 27, 97-118.

Fraser, B. (1999) What are Discourse Markers? Journal of Pragmatics, 31, 931-952.

Fuentes, C. (2001). Los marcadores del discurso, ?una categoria gramatical? En E. Mendez, J. Mendoza & Y. Congosto (eds.), Indagaciones sobre la lengua. Estudios de Filologia y Linguistica espanolas en homenaje a Emilio Alarcos (pp. 323-348). Sevilla: Universidad de Sevilla.

Fuentes, C. (2003). Operador/conector: un criterio para la sintaxis discursiva. Rilce. Revista de Filologia Hispanica, 19(1), 61-85.

Fuentes, C. (2009). Diccionario de conectores y operadores del espanol. Madrid: Arco-Libros.

Garces, M. P. (2007). Perspectivas en el analisis de los marcadores discursivos. Romanistisches Jahrbuch, 58, 306-328.

Hoogeven, H. (1769). Doctrina particularum linguae Graecae. Lugd. Bat.: E typograhpo Dammeano.

Hopper, P. J., & Traugott, E. (1993). Grammaticalization. Cambridge: Cambridge University Press.

Jimenez, J. M. (2012a). [phrase omitted] recapitulativo. Habis, 43, 315-337.

Jimenez, J. M. (2012b). [phrase omitted] recapitulativo en Herodoto. En A. Cabedo & P. Infante (coords.), Linguistica xl. El linguista del siglo xxi (pp. 133-140). Madrid: Ediciones sel.

Jimenez, J. M. (2013a). [phrase omitted]: estructuras de focalizacion y polaridad positiva. Veleia. Revista de Prehistoria, Historia Antigua, Arqueologia y Filologia Clasicas, 30, 249-258.

Jimenez, J. M. (2013b). Adverbios temporales como conectores consecutivos en los historiadores griegos. En A. Cabedo, M. J. Aguilar & E. Lopez-Navarro (coords.), Estudios de Linguistica: investigaciones, propuestas y aplicaciones (pp. 279-287). Valencia: Universitat de Valencia.

Jimenez, J. M. (2013c). Adverbios temporales como conectores con valor consecutivo. Cuadernos de Filologia Clasica. Estudios griegos e indoeuropeos, 23, 31-52.

Jimenez, J. M. (2013d). Locuciones aditivas y focalizacion: [phrase omitted]. Archivio Glottologico Italiano, 98(2), 150-174.

Jimenez, J. M. (2014). Adverbios, particulas y marcadores del discurso: [phrase omitted] en los historiadores griegos. Emerita. Revista de Linguistica y Filologia Clasica, LXXXII(2), 223-247.

Jimenez, J. M. (2015). [phrase omitted] en los historiadores griegos: de adverbios temporales a marcadores discursivos. En J. de la Villa et al. (eds.), Ianua Classicorum. Temas y formas del mundo clasico (pp. 523-530). Madrid: Sociedad Espanola de Estudios Clasicos.

Jucker, A. H., & Ziv, Y. (1998). Discourse Markers: Descriptions and Theory. Amsterdam: John Benjamins.

Kroon, C. H. M. (1995). Discourse Particles in Latin: A Study Of <<nam>>, <<enim>>, <<autem>>, <<vero>> and <<at>>. Amsterdam: J. C. Gieben.

Kroon, C. H. M. (1998). A Framework for the Description of Latin Discourse Markers. Journal of Pragmatics, 30, 205-223.

Levinson, S. C. (1983). Pragmatics. Cambridge: Cambridge University Press.

Lopez Serena, A. (2011). Mas alla de los marcadores del discurso. En J. J. Bustos Tovar, E. Mendez Garcia de Paredes y A. Lopez Serena (eds.), Sintaxis y analisis del discurso hablado en espanol: homenaje a Antonio Narbona (pp. 275-294). Sevilla: Universidad de Sevilla.

Lopez Serena, A., & Borreguero Zuloaga, M. (2010). Los marcadores del discurso y la variacion lengua hablada vs. lengua escrita. En O. Loureda Lamas y Esperanza Acin (coords.), Los estudios sobre marcadores del discurso en espanol, hoy (pp. 415-496). Madrid: Arco-Libros.

Loudova, K. B. (2014). Particles (Formal Features). En G. K. Giannakis (ed.), Encyclopedia of Ancient Greek Language and Linguistics (pp. 24-31). Leiden/ Boston: Brill.

Loureda Lamas, O., & Acin, E. (2010). Los estudios sobre marcadores del discurso en espanol, hoy. Madrid: Arco-Libros.

Maquieira, H. (2014). Usos conjuntivos de [phrase omitted] en Platon y la oratoria griega. En A. Martinez Fernanez et al. (eds.), Agalma. Ofrenda desde la Filologia Clasica a Manuel Garcia Teijeiro (pp. 199-206). Valladolid: Ediciones Universidad de Valladolid.

Martin Zorraquino, M. A. (2010). Los marcadores del discurso y su morfologia. En O. Loureda Lamas & E. Acin (coords.), Los estudios sobre marcadores del discurso en espanol, hoy (pp. 93-182). Madrid: Arco-Libros.

Martin Zorraquino, M. A., & Portoles, J. (1999). Los marcadores discursivos. En I. Bosque & V. Demonte (coords.), Gramatica descriptiva de la lengua espanola (pp. 4 051-4 214). Madrid: Espasa Calpe.

Martinez Vazquez, R. (2011). Tipologia textual, adverbios conjuntivos y la Historia de Tucidides. En R. Carande & D. Lopez-Canete (eds.), PRO TANTIS REDDITUR. Honemaje a Juan Gil En Sevilla (pp. 95-114). Zaragoza: Portico.

Martinez Vazquez, R. (2012). Adverbios conjuntivos en griego antiguo: [[phrase omitted] como conector de ordenacion en la lengua de Tucidides. En A. Cabedo & P. Infante (coords.), Linguistica XL. El linguista del siglo XXI (pp. 141-147). Madrid: Ediciones SEL.

Martinez Vazquez, R. (2013). Valores discursivos de la expresion [phrase omitted] en griego antiguo. En A. Cabedo, M. J. Aguilar & E. Lopez-Navarro (coords.), Estudios de Linguistica: investigaciones, propuestas y aplicaciones (pp. 97-107). Valencia: Universitat de Valencia.

Martinez Vazquez, R. (2014). Adverbios de foco en griego antiguo: [phrase omitted] en la prosa historiografica clasica y helenistica. Cuadernos de Filologia Clasica. Estudios griegos e indoeuropeos, 24, 17-37.

Martinez Vazquez, R. (2015). Funciones discursivas de la comparacion ecuativa: la correlacion [phrase omitted]. En J. de la Villa et al. (eds.), Ianua Classicorum. Temas y formas del mundo clasico (pp. 549-557). Madrid: Sociedad Espanola de Estudios Clasicos.

Martinez Vazquez, R., & Ruiz Yamuza, E. (2011). Una aproximacion escalar al empleo de adverbio como adjunto y conjunto: [phrase omitted]. Habis, 42, 317-338.

Matic, D. (2003). Topic, focus, and discourse structure: Ancient Greek word order. Studies in Language, 27(3), 573-633.

Murillo, S. (2010). Los marcadores del discurso y su semantica. En O. Loureda Lamas & E. Acin, Los estudios sobre marcadores del discurso en el espanol, hoy (pp. 241-280). Madrid: Arco-Libros.

Pons Borderia, S. (2006). A Functional Approach to the Study of Discourse Markers. En K. Fischer (ed.), Approaches to Discourse Particles (pp. 77-100). Amsterdam: Elsevier.

Pons Rodriguez, L. (2010). Los marcadores del discurso y la historia del espanol. En O. Loureda Lamas & E. Acin (coords.), Los estudios sobre marcadores del discurso en espanol, hoy (pp. 523-615). Madrid: Arco-Libros.

Portoles, J. (2001). Los marcadores del discurso. Barcelona: Ariel.

Redondo, E. (2012). Estudio del adverbio conjuntivo [phrase omitted] en la novela griega En A. Cabedo & P. Infante (coords.), Linguistica XL. El linguista del siglo XXI (pp. 201-208). Madrid: Ediciones SEL.

Redondo, E. (2013). Cohesion discursiva y adverbios de tiempo. Habis, 44, 367-383.

Redondo, E. (2014). [phrase omitted]: estudio de sus usos conjuntivos en griego tardio. En A. Martinez Fernanez et al. (eds.), Agalma. Ofrenda desde la Filologia Clasica a Manuel Garcia Teijeiro (pp. 237-244). Valladolid: Ediciones Universidad de Valladolid.

Redondo, E. (2015a). Estudio de los usos del adverbio conjuntivo [phrase omitted] en la novela griega. En J. de la Villa et al. (eds.), Ianua Classicorum. Temas y formas del mundo clasico (pp. 599-607). Madrid: Sociedad Espanola de Estudios Clasicos.

Redondo, E. (2015b). Adverbios de foco y marcadores discursivos: el adverbio [phrase omitted] en la novela griega antigua. Minerva. Revista de Filologia Clasica, 28, 163-183.

Revuelta, A. (1998). Focusing Particles in Latin. Some Remarks. En B. Garcia Hernandez (ed.), Estudios de Linguistica Latina (pp. 689-704). Madrid: Ediciones Clasicas.

Revuelta, A. (2000). Parallel Focus Particles, specially in Ancient Greek. En Actas del Congreso Internacional de Semantica (Universidad de La Laguna, 1997) (pp. 1175-1190). Madrid: Ediciones Clasicas.

Revuelta, A. (2009a). The Particles [phrase omitted] in Ancient Greek as Topicalizing Devices. En S. J. Bakker & G. Wakker (eds.), Discourse Cohesion in Ancient Greek (pp. 83-109). Leiden/Boston: Brill.

Revuelta, A. (2009b). Particles and Discourse Cohesion in Ancient Greek. En G.

Giannakis et al. (eds.), Proceedings of the 8th International Conference on Greek Linguistics, University of Ioannina, Greece (pp. 394-405). Ioannina: University of Ioannina.

Revuelta, A. (2014). Particles (Syntactic Features). En G. K. Giannakis (ed.), Encyclopedia of Ancient Greek Language and Linguistics (pp. 31-41). Leiden/ Boston: Brill.

Rijksbaron, A. (1997). New Approaches to Greek Particles (Proceedings of the Colloquium Held in Amsterdam, January 4-6, 1996, to Honour C.J. Ruijgh on the Occasion of His Retirement). Amsterdam: J.C. Gieben.

Ruijgh, C. J. (1971). Autour de 'te epique': Etudes sur la Syntaxe Grecque. Amsterdam: Hakkert.

Ruiz Yamuza, E. (2012). Los matices de la consecuencia: ejemplificacion con [phrase omitted]. En A. Cabedo & P. Infante (coords.), Linguistica XL. El linguista del siglo (XXI) (pp. 225-233). Madrid: Ediciones SEL.

Ruiz Yamuza, E. (2014). El adverbio [phrase omitted] como marcador discursivo. Emerita. Revista de Linguistica y Filologia Clasica, 82(1), 1-23.

Ruiz Yamuza, E. (2015). El adverbio [phrase omitted] como marcador discursivo. En J. de la Villa et al. (eds.), Ianua Classicorum. Temas y formas del mundo clasico. (pp. 617-626). Madrid: Sociedad Espanola de Estudios Clasicos.

Santos Rio, L. (2003). Diccionario de Particulas. Salamanca: Luso-Espanola de Ediciones.

Schiffrin, D. (1987). Discourse Markers. Cambridge: Cambridge University Press.

Schwyzer, E., & Debrunner, A. (1950). Griechische Grammatik. 2, Syntax und syntaktische Stilistik: auf der Grundlage von Karl Brugmanns griechischer Grammatik. Munich: C. H. Beck Verlag.

Sicking, C. M. J. (1986). Griekse Partikels: Definitie En Classificatie. Lampas, 19, 125-141.

Sicking, C. M. J., & van Ophuijsen, J. M. (1993). Two Studies in Attic Particle Usage: Lysias and Plato. Leiden/New York: E. J. Brill.

Slings, S. R. (1997). Adversative Relators between Push and Pop. En A. Rijksbaron (ed.), New Approaches to Greek Particles (pp. 101-130). Amsterdam: J. C. Gieben.

Sperber, D., & Wilson, D. (1986). Relevance: Communication and Cognition. Oxford: Blackwell.

Traugott, E. C. (1995). The Role of the Development of Discourse Markers in a Theory of Grammaticalization. Consultado en https://web.stanford. edu/~traugott/papers/discourse.ps

Verano, R. (2012a). Los adverbios [phrase omitted] y [phrase omitted] en la documentacion privada de los papiros de Oxirrinco: aproximacion a sus contextos de marcacion discursiva. Trabajo de investigacion inedito. Sevilla: Universidad de Sevilla.

Verano, R. (2012b). El adverbio [phrase omitted] como marcador del discurso en griego antiguo y los matices de la recapitulacion, Habis, 43, 341-358.

Verano, R. (2015a). La reformulacion discursiva en griego antiguo: un estudio sobre La Republica de Platon (tesis doctoral). Universidad de Sevilla, Espana. Consultado en https://idus.us.es/xmlui/handle/11441/32835

Verano, R. (2015b). [phrase omitted] como reformulador recapitulativo en griego clasico. En J. de la Villa et al. (eds.), Ianua Classicorum. Temas y formas del mundo clasico (pp. 627-634). Madrid: Sociedad Espanola de Estudios Clasicos.

Verano, R. (2016). El comentario metadiscursivo en griego antiguo: aproximacion desde la lengua de Platon. Revista Espanola de Linguistica, 4(1), 123-142.

Wakker, G. C. (2009). 'Well I Will Now Present My Arguments'. Discourse Cohesion Marked by [phrase omitted] and [phrase omitted] in Lysias. En S. J. Bakker & G. Wakker (eds.), Discourse Cohesion in Ancient Greek (pp. 63-81). Leiden/Boston: Brill, 2009.

Rodrigo Verano **

Universidad Autonoma de Madrid, Espana

Articulo de investigacion: Recibido: 28-03-2017, aceptado: 13-09-2017

* Este articulo se enmarca en el proyecto de investigacion <<Los marcadores del discurso en griego antiguo>> (FFI 2015-65541), financiado por el Ministerio de Economia y Competitividad del Gobierno de Espana. El autor quiere dejar constancia de su agradecimiento a los profesores Emilia Ruiz Yamuza y Rafael Martinez Vazquez, que supervisaron este trabajo en el seno de la tesis doctoral de la que fueron directores.

** Doctor en Filologia Griega por la Universidad de Sevilla (Espana) y en la actualidad Investigador Postdoctoral Juan de la Cierva en el Departamento de Filologia Clasica de la Universidad Autonoma de Madrid (Espana). rodri.verano@gmail.com

(1) Sirva de introduccion la definicion que abre el capitulo dedicado a los marcadores del discurso en espanol en la Gramatica Descriptiva de la Lengua Espanola: <<Los marcadores del discurso son unidades linguisticas invariables, no ejercen una funcion sintactica en el marco de la predicacion oracional (son, pues, elementos marginales) y poseen un cometido coincidente en el discurso: el de guiar, de acuerdo con sus distintas propiedades morfosintacticas, semanticas y pragmaticas, las inferencias que se realizan en la comunicacion>> (Martin Zorraquino & Portoles, 1999, p. 4057).

(2) Pueden destacarse entre los volumenes que constituyen aproximaciones integrales a los marcadores discursivos y sus problematicas: Schiffrin (1987), Jucker y Ziv (1998), Blakemore (2004), Fischer (2006), Aschenberg y Loureda (2011).

(3) Uno de los estados de la cuestion mas completos es el dedicado a los marcadores del discurso en espanol, coordinado por O. Loureda Lamas y E. Acin (2010), que repasa y pone al dia, a lo largo de sus mas de setecientas cincuenta paginas, las principales lineas de investigacion al respecto.

(4) En el caso del espanol, hay que mencionar el diccionario de Santos Rio (2003) y el de Fuentes (2009). Sigue en elaboracion (con una buena parte ya disponible para su consulta) el Diccionario de Particulas Discursivas del Espanol, que desde 2008 publica en linea el grupo Va.Les.Co de la Universidad de Valencia (Briz, Pons Borderia & Portoles, 2008).

(5) La tradicion moderna de estudio de las particulas griegas se remonta a la Doctrina Particularum Linguae Graecae (Hoogeven, 1769) y alcanza su plenitud en la obra de Denniston (1954; la primera edicion es de 1934), cuyos datos continuan siendo hoy la principal referencia de consulta en la dilucidacion de los problemas de interpretacion que la presencia de particulas y combinaciones de particulas ocasiona en los textos. El trabajo mas reciente al respecto es el de Bonifazi, Drummen y de Kreij (2016).

(6) Asi lo expresa, en mi opinion acertadamente, Garces: <<Estas unidades se convierten en objeto de analisis desde diversas corrientes linguisticas que se ocupan de su estudio desde perspectivas diferentes. Asi, las aproximaciones desde la Linguistica del texto destacan su papel como mecanismo de cohesion, es decir, en la funcion de conectar los elementos de un texto y de indicar las relaciones que establecen entre si, lo que contribuye a la coherencia textual en su conjunto. Los diversos enfoques pragmaticos senalan el papel relevante de los marcadores en la interpretacion de los enunciados>> (Garces, 2007, p. 306).

(7) Vease, por ejemplo, Martin Zorraquino (2010, pp. 93-94): <<Existe un acuerdo generalizado, consolidado, de que los marcadores del discurso no se identifican con una sola clase de palabras, sino con una categoria funcional (de naturaleza esencialmente semantico-pragmatica)>>.

(8) La fructifera Teoria de la Gramaticalizacion (Hopper & Traugott, 1993) ha cosechado tambien un exito importante en su aplicacion a la descripcion diacronica de la genesis y evolucion de los marcadores discursivos (Traugott, 1995; Brinton, 1996). Un excelente panorama sobre la evolucion historica de los marcadores del discurso y su tratamiento linguistico en espanol se encuentra en Pons Rodriguez (2010).

(9) La discusion sobre la interseccion entre los conceptos de particula y marcador discursivo, que tendra lugar a continuacion, nada tiene que ver con la diferencia entre particulas en <<sentido estricto>> y en <<sentido amplio>> (Schwyzer & Debrunner, 1950, pp. 411 y ss.), categoria esta ultima que incluiria todos los elementos invariables de la lengua: adverbios, preposiciones, conjunciones y las particulas propiamente dichas (Loudova, 2014, pp. 24-25). En todo caso, al mencionar las particulas griegas en el sentido tradicional del termino, me referire siempre al <<sentido estricto>>, denotando (dentro de la controversia que pueda existir en torno a los elementos que forman parte de la categoria) la nomina de unidades que recogen Denniston (1954) o Blomqvist (1969), la cual apenas difiere de la propuesta recientemente por Bonifazi et al. (2016). A la heterogeneidad de este conjunto de elementos, cuyo unico punto en comun parece consistir en el hecho de haber sido tratados por Denniston, se refiere Revuelta (2014, p. 31): <<The only common feature exhibited by those words labelled as particles in the linguistic tradition of Greek is the fact that they have a categorial rather than a lexical meaning and that this meaning is most of the time difficult to be defined in a clear way. The tradition and the respect towards great works of linguistic description like Denniston's (1954) book on discourse particles have led us to take the label "particles" as if it were a real and homogeneous category. In fact, the elements so classified belong to very different word and constituent classes>>.

(10) Mas adelante ([seccion] <<El problema de su semantica>>) se tratara del significado procedimental que es propio de particulas y marcadores discursivos, frente al conceptual que porta el lexico prototipico. Muchos marcadores discursivos en lenguas modernas presentan coexistencia entre significado procedimental y conceptual, este ultimo como residuo de un proceso de gramaticalizacion.

(11) En un sentido mas amplio del tenido en cuenta por Loudova, quien, siguiendo la tradicion anglosajona (Fraser, 1999) piensa unicamente en los marcadores discursivos como conectores cuando afirma: <<[Greek] Particles can also indicate various mutual relationships between a discourse segment (proposition/sentence/utterance) that they are a part of and the previous segment, thus marking their coherence [...]. These particles can be grouped with the "discourse markers" (dm) category>> (Loudova, 2014, p. 25).

(12) El texto griego que presentan los ejemplos es el de las ediciones que forman parte del Thesaurus Linguae Graecae. Todas las traducciones que los acompanan son propias.

(13) Muchas de estas unidades estan siendo objeto de atencion en estudios recientes. Vease mas adelante en este articulo una breve resena de los estudios sobre marcadores del discurso en griego antiguo en la actualidad.

(14) La capacidad conectiva entre miembros del discurso ha sido defendida como un requisito imprescindible en la definicion de marcador discursivo en la tradicion anglosajona (Fraser, 1999).

(15) La distincion ha sido defendida en trabajos especificos (Fuentes, 2003) y esta relacionada con el numero de miembros discursivos sobre los cuales tiene alcance el marcador: si lo tiene unicamente sobre aquel en el que se encuentra (operador) o si pone este en relacion con el anterior o los anteriores (conector).

(16) <<This distinction cannot, however, be rigidly maintained everywhere. While in the case of adjectives and adverbs, and verbs derived from adjectives, emphasis may be added without any external reference [...], emphasis on substantives and most verbs necessarily implies a contrast with some other thing or action, however dimly the contrasted idea may be envisaged>> (Denniston, 1954, p. xxxvii, n. 1).

(17) Especialmente en las versiones de Blakemore (1987, 1992, 2004). El texto basico es el volumen de Sperber y Wilson (1986).

(18) <<El significado conceptual es la informacion lexica sobre el contenido proposicional de los enunciados, mientras que el significado procedimental es la informacion sobre como procesar ese significado conceptual>> (Murillo, 2010, p. 243).

(19) Vease Levinson (1983), entre otros, para los conceptos de implicatura conversacional y convencional, cuya pertinencia en la pragmatica linguistica esta sobradamente demostrada.

(20) Este significado procedimental no se limita, en la concepcion de Blakemore, unicamente al que aportan los marcadores del discurso, hecho que ha generado cierta polemica terminologica que no ha lugar desarrollar aqui. El enfoque relevantista constituye una aproximacion al entendimiento de los enunciados que va mucho mas alla de la aportacion especifica de un conjunto de unidades. Vease Blakemore (2004, p. 223) para una exposicion de la propia autora en este sentido.

(21) El termino, que se toma prestado de Blakemore, entronca con el concepto de implicatura convencional de Grice: <<Conventional implicatures are non-truth-conditional inferences that are not derived from superordinate pragmatic principles like the maxims, but are simply attached by convention to particular lexical items or expressions>> (Levinson, 1983, p. 127).

(22) La disparidad de criterio empleada en esta clasificacion ha sido puesta de relieve, entre otros, por Fuentes (2001).

(23) En su formulacion mas radical, el enfoque onomasiologico en el estudio de la fenomenologia discursiva ha sido especialmente defendido en el ambito hispanico por Lopez Serena (2011); tambien por Borreguero y Lopez Serena (2011) y Lopez Serena y Borreguero (2010). Lopez Serena aboga en sus numerosas publicaciones por una <<propuesta funcional fundamentada en una concepcion global de la comunicacion linguistica y no, como ha ocurrido en ocasiones, en un aparato formal y funcional constituido ad hoc para dar cuenta exclusivamente de la actuacion de los marcadores>> (Lopez Serena, 2011, p. 277).

(24) Bazzanella (2010) para los conceptos de polifuncionalidad sintagmatica y paradigmatica; vease tambien Borreguero y Lopez Serena (2010, pp. 442-443).

(25) La fundamentacion teorica de estas contribuciones coincide con el auge y desarrollo de la Gramatica Funcional de S. Dik, nacida en Holanda (de la Villa 2008), por un lado, y entronca, por otro, con la tradicion filologico-linguistica que mas tempranamente desperto al estudio de las particulas griegas en epoca reciente (entre otros: Ruijgh, 1971; Sicking, 1986; Bakker, 1988; Sicking & van Ophuijsen, 1993). Veanse especialmente los estudios de Slings (1997), Wakker (2009), Bakker (2009), entre otros aparecidos, sobre todo en los volumenes coordinados de Rijksbaron (1997), y Bakker y Wakker (2009).

(26) En el transcurso en que se llevaba a cabo la investigacion presentada en este articulo, hizo aparicion el volumen de Bonifazi, Drummen y de Kreij (2016), en el que se retoma por primera vez una descripcion sistematica del conjunto de las particulas y se proponen analisis en el marco de las nuevas aportaciones a la linguistica discursiva. El estudio (extraordinario, por otra parte) mantiene, sin embargo, como corpus la nomina tradicional de las particulas y no explora un concepto mas amplio de marcador discursivo como el que se propone aqui.

(27) Para una vision general vease Crespo (2009; 2011; 2015a).

(28) Han sido muchos los trabajos que se han ocupado de desglosar las funciones discursivas (en ocasiones no unicamente conjuntivas) de diferentes adverbios y en diferentes corpora. A modo de representacion, pueden citarse: los articulos fundacionales de Crespo (2009 y 2011; tambien sus trabajos publicados en 2014, 2015a, 2015b y 2015c); Conti (2012a; 2012b; 2014a; 2014b; 2014c; 2015a) para el tratamiento de los adverbios [phrase omitted] en el corpus homerico; Fornieles (2013; 2014) se ocupa del analisis de [phrase omitted] en los autores tragicos; Maquieira (2014) atiende los usos de [phrase omitted] en Platon y los oradores; Jimenez Delgado ha trabajado especialmente sobre el papel de los adverbios temporales en la cohesion discursiva en la obra de los historiadores clasicos (Jimenez, 2013b; 2013c), asi como tambien [phrase omitted] (Jimenez, 2015), [phrase omitted] (Jimenez, 2014) y los usos recapitulativos de [phrase omitted]) (Jimenez, 2012a; 2012b), siempre en la historiografia; el articulo conjunto de Martinez Vazquez y Ruiz Yamuza (2011) contiene quiza la descripcion mas completa del adverbio [phrase omitted] y su espectro funcional --veanse tambien los trabajos de Martinez Vazquez (2011; 2012; 2015) y Ruiz Yamuza (2012) a este respecto--. Hay varios trabajos de Ruiz Yamuza (2014; 2015) sobre el adverbio [phrase omitted] en diferentes corpora. El autor de este articulo ha trabajado, en el seno de este proyecto, las funciones reformulativas del adverbio [phrase omitted] en el historiador Polibio (Verano, 2012b) y en Platon

[Please note: Some non-Latin characters were omitted from this article]
COPYRIGHT 2018 Universidad Nacional de Colombia, Facultad de Ciencias Humanas
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Verano, Rodrigo
Publication:Forma y Funcion
Date:Jan 1, 2018
Words:11261
Previous Article:INTRODUCCION A LA PROSODIA DEL VERBO YUKUNA.
Next Article:EL PRETERITO PERFECTO COMPUESTO EN EL ESPANOL ANDINO PERUANO: USOS INNOVADORES Y EXTENSION A CONTEXTOS DE AORISTO.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters