Printer Friendly

EL ESPACIO DEL CHOLO EN JOVEN, RICA Y PLEBEYA DEL DRAMATURGO BOLIVIANO RAUL SALMON DE LA BARRA.

THE SPACE OF THE CHOLO IN YOUNG, RICH AND PLEBEIAN OF THE BOLIVIAN PLAYWRIGHT RAUL SALMON DE LA BARRA

Introduccion

Raul Salmon de la Barra, dramaturgo boliviano, escribe Joven, rica y plebeya (1989[1949]). La obra en analisis se inscribe en el marco de la produccion literaria latinoamericana caracterizada por "su condicion hibrida y ancilar" (Fernandez Retamar, 1976: 90-91). Produccion que, en palabras de Raul Bueno (1991), "ha estado excluida del canon y ligada a una realidad historica y a tematicas sociales de sectores excluidos del poder" (25). Esta obra en cuestion y especialmente el analisis de los espacios teatrales permite un debate sobre conflictos sociales presentes en aquella epoca. De este modo la produccion dramatica de Salmon es afin ademas a lo planteado por Carlos Rincon (1978), "las producciones literarias deben dar cuenta de los conflictos sociales, sobre todo en el campo del teatro" (17). De igual forma, es afin con lo que senala Augusto Boal (2002), "una obra de teatro debe generar cambios en una sociedad" (22). Y con lo que propone Stephan (2011), "la mediacion teatral debe generar en el espectador el deseo de transformar la sociedad en la que se vive" (15).

Ahora bien, el protagonismo esta centrado en la hija chola; la que esta en constante tension con el criollo y consigo misma, ya que uno de sus origenes, en especial el indigena, no es aceptado por aquellos que no aceptan tal diferencia. Este personaje principal habita tanto en espacios que dan cuenta de la alteridad chola como en espacios excluyentes de lo cholo. En este sentido esta obra perteneciente al teatro popular es convergente a lo senalado por Cornejo Polar (1994) escribir en el aire Ensayos sobre la heterogeneidad socio-cultural en las literaturas andinas, al referir a la literatura heterogenea como "aquella que surge y se reproduce a partir de una permanente situacion de conflicto, producto de una condicion colonial que tiene sus origenes en la epoca de la conquista" (14). Posicion que consiste "en negarle al colonizado su identidad como sujeto y separarlo de todos los vinculos que le conferia aquella" (Cornejo Polar, 1994:19). Esta subordinacion tiene sus origenes en el periodo de la conquista, donde se agudizo la idea de establecer que aquel ser "hallado" debia estar supeditado a las costumbres y habitos occidentales, lo que significo:

Problemas en los que se destrozaba al sujeto y pervertia todas las relaciones (consigo mismo, con sus semejantes, con los nuevos senores, con los dioses, con el destino y sus deseos) que lo configuran como tal. El sujeto surgido en una situacion colonial no tiene una identidad coherente y uniforme, no es capaz de configurar un yo que siempre sea el mismo, se reconoce no en uno sino en varios rostros, inclusive en sus transformismos mas agudos, muchas identidades disimiles y heteroclitas (Cornejo Polar, 1994:20-21).

La obra en analisis da cuenta de la hija de la chola, Mary, quien ademas de cambiarse el nombre (de Mariya a Mary), niega el espacio en el que habita porque le recuerda su origen, sobre todo el indigena. Esto se puede apreciar en la cantina y la salita aledana a la cantina. Por otra parte, existen lugares en los que habita el criollo (1) donde la exclusion es categorica y violenta. Estos son: el jardin del internado de senoritas y el elegante living room; en ellos no existen objetos propios de la mixtura aymara y occidental. Sin embargo, es aqui donde la hija de la chola y el criollo valoraran la identidad, lo que da cuenta del caracter transgresor. Esta puesta en escena de espacios hibridos y a la vez reivindicativos con la identidad chola es disidente a lo disenado por el proyecto literario de mediados del siglo XX en Bolivia; asi lo hace ver Soruco Sologuren (2011) La ciudad de los cholos Mestizaje y Colonialidad en Bolivia en los siglos XIX y XX, "las paginas culturales de los periodicos y la critica literaria menosprecia y emiten duros juicios sobre la produccion de Salmon" (204). El dramaturgo es discrepante porque no centra su trabajo escritural solo en un referente: el occidente. Por ello, Soruco Sologuren (2011) senala que el calificativo mas frecuente de sus obras es: "populachero" (Rivadeneira, 1999; Munoz, 1992; Munoz Cadima, 1981; Suarez Radillo, 1976) que se extiende a "chabacano, vulgar y bajo, grosero" (203). En sintesis, su produccion literaria es calificada como aquel teatro popular que se contrapone al teatro culto, lo que da cuenta de una posicion dicotomica. Esta postura tiene sus arraigos en las ideas instauradas por Alcides Arguedas en Pueblo enfermo (1979[1909]). Sus planteamientos entre otros son: "los cholos son una casta de gentes hibridas sometidas ya a un lento proceso de seleccion, pero que todavia no han alcanzado a eliminar de si las taras de su estirpe" (39). Por otra parte, Franz Tamayo (1975[1910]) en Creacion de la Pedagogia Nacional, de igual forma incide en los escritores de aquella epoca y propone una transformacion del cholo basada en una educacion regimentativa, ya que "el cholo es falto de racionalidad" (56). De esta forma, ambos pretenden una homogeneizacion y conversion del cholo. Lo que no sucede en las obras de Raul Salmon, ya que la conversion sucede en el criollo y esta subversion ocurre en espacios que repulsan lo cholo. Respecto de la descalificacion hacia el otro, Raul Ruiz (1998) en su obra El Prometeo de los Andes, senala la diferencia social existente en Bolivia en las primeras decadas del siglo XX, ademas refiere a la exclusion de hijos de chola que asisten a colegios pagados:

En el ano 1929, de tres y medio millones de habitantes, solo tres familias tienen el poder economico en Bolivia (Patino, Hochschild y Aramayo). Estos administran la economia nacional ligada al capitalismo internacional, con ingresos mayores que los del propio Estado. Luego en 1932 se inicia la guerra del Chaco, que lleva a los bolivianos y paraguayos a una guerra fratricida: poco o nada se dijo de los que fueron fusilados y masacrados, de los obreros, cholos e indios caidos en las luchas sociales. Desangra a un pueblo, ahonda la miseria y el hambre, lleva a la orfandad y el luto a miles de hogares y provoca, asimismo, el abandono de los campos. Los establecimientos escolares donde los ninos permanecen hacinados, constituyen verdaderas incubadoras de enfermedades, un ejemplo de cifras: 2807 maestros y 49393 alumnos. Los hijos de la clase obrera economicamente restringida, acuden a escuelas privadas, si de algun modo un hijo de cholo se educa en este ultimo la discriminacion y la invisibilizacion sera mayor (Ruiz, 1998: 23).

Ruiz presenta datos sobre la economia del pueblo boliviano de mediados del siglo XX aprox. Esto es relevante por cuanto Raul Salmon pone en escena espacios que demuestran la discriminacion de hijas de cholas en espacios que la burguesia criolla considera propios.

Ahora bien, los espacios teatrales presentes en Joven, rica y plebeya del dramaturgo seran analizados segun lo planteado por Fernando Ainsa en Propuesta para una geopoetica latinoamericana (2007), quien senala que los espacios teatrales son los que "rodean y envuelven ... atmosfera, ambiente, contorno, zona, sitio, extension distancia-nociones que componen un verdadero "sistema de lugares" del imaginario contemporaneo y un campo semantico de sugerentes significaciones" (10). Garcia Barrientos (2012) en su obra Como se comenta una obra de teatro: ensayo de metodo, propone:
   El espacio diegetico es el conjunto de los lugares ficticios que
   intervienen o aparecen (es aquel) listo para ser representado en un
   teatro. El espacio escenico es el espacio real de la
   escenificacion, el espacio teatral representante, con formas que
   varian segun las diferentes epocas y culturas y plasmaciones
   concretas distintas en cada teatro (edificio) particular. El
   espacio dramatico es la relacion entre los espacios de manera
   especificamente teatral de representar los espacios ficticios del
   argumento en los espacios reales disponibles para su escenificacion
   (151-152).


Cristopher Balme (2013) en Introduccion a los estudios teatrales, senala:

El espacio mimetico se refiere al espacio representado en escena y que es visible para el espectador, mientras que el espacio diegetico solo se describe o es aludido a traves de los parlamentos de los personajes de la obra. El espacio mimetico puede incluir tambien el espacio evocado por signos acusticos, como sonidos que provienen de fuera de escena, por ejemplo, aunque se relaciona principalmente con la escenografia y el diseno visual del espacio escenico (Balme, 2013: 104).

Segun Ramon Griffero en Respuestas a un cuestionario de Rocio Fumey en Poetica: la dramaturgia del espacio (2011), plantea: "la palabra, el texto, genera una visualidad espacial como la visualidad espacial generara a su vez un texto. Decir te quiero sera potencializado y cambiara su significado; si se esta en la playa haciendo un castillo, al interior de un refrigerador, cortando el miembro a tu amante o siendo clavado a una plancha, etc., etc ..." (76). De ahi que para dilucidar lo que significan requerimos de un contexto espacial.

El espacio en Joven, rica y plebeya

En la obra Joven, rica y plebeya los espacios son seis: el jardin de un internado religioso donde estudia la hija de la chola y donde ademas la exclusion de lo cholo es evidente; la calle, lugar que recibe el cuerpo del cholo agredido; la salita criolla, lugar del que es duena la madre chola; la cantina, espacio donde el criollo demuestra lo que es; la habitacion de la duena, lugar donde el criollo irrumpe y donde es develada la verdad, y por ultimo, la casa de los criollos, espacio de apariencias, donde lo cholo esta prohibido. "Estos espacios conforman un campo semantico de atractivas consideraciones" (Ainsa, 2007). En cada uno de ellos veremos de que forma transita el cholo, en algunos, su represion es severa, en otros, existe un despliegue de su identidad, la cual va acompanada de ambiguedades.

1. Un jardin de un internado religioso

Es un espacio diegetico, lo que Garcia Barrientos (1992) identifica como "aquellos lugares ficticios que intervienen o aparecen en un texto dramatico" (151). El jardin del internado de igual forma alude a la idea de un bosquecillo, lo que en palabras del acotador es propio para el recreo de las alumnas. Por ello podemos agregar que existe alusion a un lugar ameno (2), topico literario de origen occidental. Este bosquecillo se complementa con una pequena gruta, lo que de igual forma esta vinculado con la divinidad cristiana. Finalmente, algunos bancos rusticos de madera que, en congruencia con la gruta, pueden significar el puente para la contemplacion y el estudio, la sencillez o la espera pasiva:

ACTO PRIMERO
   El jardin de un internado religioso de senoritas. Ocupando todo el
   fondo: un muro de ladrillos que conecta con una calle (se supone la
   parte posterior del edificio). En el horizonte se ven los techos de
   las casas. Los rompimientos avanzando desde el primer termino deben
   dar la idea exacta de un bosquecillo propio para el recreo de las
   alumnas. En un angulo (izquierda) una pequena gruta. Algunos bancos
   rusticos de madera y un barril colocado cerca de la gruta
   constituyen toda la utileria de la escena (1989: 7).


Asi el discurso del acotador situa la accion en un jardin separado del espacio exterior-publico por "un muro de ladrillos". La separacion interior-exterior impide de esta manera, el "contagio" producto de la inevitable relacion entre lo criollo y lo cholo.

El jardin, que es parte del internado, esta desconectado de la calle, espacio de lo publico. Por esto, podemos decir que se caracteriza por la privacidad, pero ademas la negacion de lo cholo, lo que se explicita en la voz del personaje que dirige el internado de senoritas: "SUPERIORA.-Insinuale que no te visite a menudo ... las ninas ..., Sabes ya como son ellas. Bastante hay con aquello de que guardamos reserva sobre los tuyos." (21-22). Las palabras, "los tuyos" refiere a su origen, por cierto cholo, y ante esta exclusion, la respuesta de la hija se explicita en la voz del acotador: "(Quiere decir algo y se contiene)" (22).

En esta escena reconocemos al personaje hija de chola, la que da cuenta de un estado de sumision y pasividad. Luego, la prohibicion de una de sus ascendencias se evidencia nuevamente en la voz de las companeras: "CHARO.-Mary, no vuelvas a recibirla a esa tu sirvienta. Es feo para el colegio./LULA.-Y para nosotras, hija. Imaginate que Betty, mi prima, penso que era tu madre y ... claro yo desmenti seria un absurdo/ Mary.-Desde luego. Seria un absurdo" (29). Aqui, Mary no contradice a aquellas que no lograrian comprender que una hija chola pudiese estudiar en un espacio exclusivo para el criollo. Lo que Raul Ruiz (1998) reconoce como un modo de categorizar y excluir a aquellos que no pertenecen a los grupos sociales hegemonicos que ejercen el poder (23).

El internado es un espacio que se traduce en elementos escenograficos que solo refieren a un espacio que da cuenta del origen occidental, habitado ademas por personajes criollos que controlan, ordenan y agreden lo cholo. Todas estas acciones son veladas bajo la imagen de un lugar idilico.

Segun Griffero, "ver el hecho escenico que se construye a partir de la simbiosis de una poetica del texto con aquella de espacio. Como texto y lugar, desde como se construyen, conforman el significado final" (76). Este significado alude a un espacio que se complementa con la voz de personajes criollos que no aceptan la alteridad y una hija de chola, Mary, que quiere decir algo y se contiene, de esta forma es invisible para el otro. Tzvetan Todorov (2003) senala: "conozco o ignoro la identidad del otro ...; evidentemente no hay aqui ningun absoluto, sino una gradacion infinita." (195). Asi, la hija de chola se sentira:

"en falta, ante el mundo" y ante ellos mismos al descubrir que carecen de una identidad clara y distinta. Debido a ello buscan una identidad en la que se anulen las similitudes y los conflictos que entrana su heterogeneidad simbolica e imaginaria. Tratan de establecerse como sujetos homogeneos (Cornejo Polar, 1994:20-21).

Este espacio nos anticipa en la obra, asi como el narrador omnisciente en una novela, que los personajes que alli habitan (especialmente la hija de chola) actuaran conforme a los paradigmas homogeneizadores.

2. La calle

Es un espacio mimetico, lo que segun Cristopher Balme (2013) define como aquel espacio "representado en escena y que es visible para el espectador y ... que puede incluir tambien el espacio evocado por signos acusticos, como sonidos que provienen de fuera de escena" (104). De este modo, adquiere visibilidad con la fuerte caida de Rigucho: "LULA.--?Esta colgado, el senor?/ RIGUCHO.-Si, senoritas .../LULA.--(Instando al grupo de chicas para que lo empujen) Entonces a la carga. !Empujemoslo! (Lo hacen y solo se oye el ruido que produciria la caida de un bulto humano sobre el empedrado)" (33).

La violencia ejercida de parte de los personajes femeninos hacia el otro genera nuevamente en la hija de la chola estados de pasividad y contencion: "MARY.--(Grita desesperada pero ni siquiera sus companeras llegan a oirle) !No! !No!" (34). La calle, espacio exterior-publico, es ademas un espacio urbano de Bolivia que repulsa lo cholo, ya que no existe una voz de protesta ante lo sucedido.

Ramon Griffero senala: "en la poetica del espacio interviene el cuerpo, el gesto, los sonidos, la musica, la luz, los objetos, los elementos escenograficos, la construccion de lugares, el uso de planos y composiciones. El espacio se lee, genera ideas y emociones" (76). Las primeras escenas de esta obra aluden a un espacio que apela a las emociones del lector y espectador, ya que al existir un cuerpo violentado, tanto de Rigucho como de Mary, genera la compasion en el lector y espectador.

Asi, el principio de Joven, rica y plebeya presenta dos espacios que se alternan, lo privado y lo publico. Uno, el jardin del internado que es el espacio diegetico y el otro, la calle que es el espacio mimetico. Luego, lo cholo esta censurado tanto en el espacio diegetico (el internado) como en el espacio mimetico (la calle). El internado es el espacio de la hostilidad hacia lo cholo, de la contencion de los cuerpos, de las manifestaciones de tristeza. La calle recibe el cuerpo agredido y expulsado de Rigucho, el cual es castigado al intentar entrar a un espacio exclusivo del criollo.

3. La salita criolla

Este espacio es diegetico, lo que Garcia Barrientos (2012), define como "el lugar ficticio que aparece listo para ser representado" (151).
ACTO SEGUNDO

   Desde esta salita criolla--por la puerta foro--se advierte un
   espacioso jardin o patio con algunos arboles y sendas propias de
   una Quinta de Recreo en la que estan algunas mesas cubiertas de
   manteles y los clasicos sapos. A juicio del director de escena,
   puede o no haber desplazamiento de comparsas (mozos, parroquianos,
   etc.) La salita tendra una puerta lateral y la que da al foro, ya
   citado. La alfombra debera guardar relacion con el color del tapiz
   de los muebles de la sala, muebles estos imprescindibles en las
   salitas criollas. Las paredes estan adornadas con pequenos aguayos
   indigenas colocados en sentido romboidal, sobre los que destacan
   fotografias o tarjetones. Mesitas esquineras, radio-receptor, una
   vitrola y otros muebles de permanente moda llenan la habitacion
   (Ninguno de los muebles nombrados tiene uso en el juego escenico
   pero sirven para ambientar y distinguir el contraste que se vera en
   el acto tercero) (35-36).


El discurso del acotador refiere a la alfombra, la que debe guardar relacion con el color del tapiz de los muebles, lo que a su vez se mezcla con las paredes adornadas con "pequenos aguayos indigenas en forma romboidal" (36). Esta descripcion une dos caras, lo indigena y lo criollo, en un "entramado que no admite divisiones: en cada sujeto existe el "uno" y el "otro", el dominante y el dominado ..." (Valdes, 1989: 6). Nestor Garcia Canclini en Culturas hibridas. Estrategias para entrar y salir de la modernidad plantea que una identidad no puede definirse de modo categorico, ya que es parte de un proceso en contante cambio,
   procesos de hibridacion que han estado presentes desde que
   comenzaron los intercambios entre sociedades; sin embargo, en la
   decada final del siglo XX (epoca moderna), se extiende el analisis
   de hibridaciones a procesos culturales, especialmente la
   literatura. En ella, veremos la fusion muchas veces presente en los
   sectores populares de ascendencia indigena que emigraron del campo
   a la ciudad. Estos se vieron en la necesidad de pactar con la
   sociedad urbana (2010: 17).


Esta mixtura esta presente en la dramaturgia de Salmon, especialmente en la identidad que habita en la ciudad de la Paz en espacios teatrales donde se demuestra la negociacion de sus saberes. Por ende, podemos decir que esta salita criolla alude a la alteridad latinoamericana figurada en la chola y el cholo, aquel que

esta instalado en una red de encrucijadas multiples y acumulativamente divergentes tiene una indole abigarrada, excepcionalmente y es cambiante y fluido, lo cual es concomitante con la realidad en la que participa hecha de fisuras y superposiciones que acumula varios tiempos en un tiempo, y que no se deja decir mas que asumiendo el riesgo de la fragmentacion del discurso que la representa y la constituye, se trata de un sujeto que no tiene una identidad coherente y uniforme, complaciente y desproblematizada, no es fuerte, ni solido, ni estable, no es capaz de configurar un yo que siempre sea el mismo. Se reconoce no en uno, sino en varios rostros, inclusive en sus transformismos mas agudos ... muchas identidades disimiles y heteroclitas singulares (Cornejo Polar, 1994: 20).

En estos espacios existen elementos escenograficos de ascendencia indigena (los aguayos) y elementos escenograficos que son propios de una sociedad criolla de los anos cincuenta en la ciudad de la Paz (muebles estos imprescindibles en las salitas criollas). La salita criolla nombrada en diminutivo es descrita en forma detallada por el discurso del acotador; entre ellos: "la alfombra, la que debe guardar relacion con el tapiz de los muebles; y los aguayos los cuales estan ubicados en forma romboidal" (35). Estos objetos no estan dispuestos solo para completar el espacio, sino como lo advierte el acotador necesarios para generar un contraste entre el espacio del cholo y el living de la criolla, lo que se vera en el tercer acto. Existen, ademas, artefactos electronicos que dan cuenta de un tiempo mezclado: radio receptor (mediados del siglo XX) y vitrola (inicio del siglo XX), lo que de igual modo da cuenta de la alteridad figurada en la madre chola.

En esta sala criolla es donde se produce el primer despliegue de la hija de chola: "MARY.--?han creido que me pueden tener metida toda la vida entre estas gentes? Mi padre no dijo que estudiara para venir a meterme en una cantina y entre. (Se contiene cuando quiere decir la palabra: cholos) !Oh! !Manana mismo quisiera volver al colegio! (Sale llorando)" (39). Este espacio, que alterna lo indigena y lo occidental, es el lugar en el que la hija de chola deja de estar contenida. Sin embargo, no quiere estar, ya que al parecer se acostumbro a vivir en el internado, donde paradojicamente es reprimida. En conclusion, esta salita caracterizada por su hibridez permite el primer despliegue de la hija de la chola. A su vez nos permite reconocer sus estados contradictorios, ya que anhela volver a un espacio excluyente donde le exigen contencion y negacion de su identidad.

4. La cantina

Este espacio es diegetico, esta ubicada en forma aledana a la salita criolla donde habitan la madre chola y la hija. Es visible por primera vez cuando es nombrado por la hija de la chola: "mi padre no dijo que estudiara para venir a meterme en una cantina" (39). El texto refiere a la incompatibilidad entre el espacio el internado caracterizado por la armonia y la homogeneizacion, y la cantina o la salita criolla caracterizados por la heterogeneidad; estos ultimos no se condicen con el anhelo de Mary que quiere pertenecer a la sociedad de casta. Sobre este afan de aparentar, Montecino (2010) senala:
   ha quedado como huella de nuestro ser mestizo, favorecer por
   ejemplo, valores como el "el culto a las apariencias". Este rasgo
   pervive y se actualiza en nuestro territorio, tal vez como otros
   ademanes que los historicos, pero con visajes que evocan el
   "ladinismo" de hacer aparecer la realidad como algo que no es. Por
   ello, el simulacro sera una de las actitudes evidentes de la
   constitucion mestiza, la puesta en escena de su singularidad (52).


Luego, la cantina es visualizada nuevamente a traves del criollo, personaje que aparece por primera vez en el acto segundo. Aqui se envalentona ante sus amigos y se autopropone enganar a la duena, la que el supone debe ser una chola. Esta actitud de violencia es propia de su relacion con lo cholo. Al respecto, Mabel Morana, en el prologo del texto Escribir en el aire. Ensayos sobre la heterogeneidad socio-cultural en las literaturas andinas (2003), plantea:
   La cultura latinoamericana parte de la violencia fundacional de la
   colonizacion y se perpetua en la violencia relegitimada del
   republicano, en que se afirma, de la emancipacion a nuestros dias,
   el sistema de privilegios de las elites criollas. Esa violencia se
   prolonga, luego en la perversidad subrepticia de la modernidad: en
   sus jerarquias y marginaciones sociales. Su autoritarismo politico
   y su despojamiento (10).


De esta forma, la cantina es el espacio publico donde el criollo hace notar su supremacia:
   WILLY.--(Del foro, por la izquierda, como si terminara de hablar
   con los muchachos y el mozo) !A ver! ?Aqui es la habitacion de la
   duena? (El garzon asiente con la cabeza) !A mi me aceptara el vale!
   !Dejenme a mi! !Dejenme solo! (Los otros se retiran) !Buenas!
   (Llama con palmadas) ?Donde estara esa chola? !Hola! (Avanza hasta
   el centro de la sala) !Senora! (49).


Asi, este espacio, negado por aquellos que estan sumidos en estados de apariencias, permite reconocer la posicion de privilegio que se adjudica el criollo ante la chola; a la vez es el puente para que el problema estalle, ya que es el punto de acceso a otro espacio donde el criollo descubre a Mary.

5. La habitacion de la duena

Este espacio es diegetico; aqui, el criollo evidencia su altaneria, lo que se visualiza en su gesto y su pregunta. Estas acciones del criollo generan en el lector el cuestionamiento de por que siendo un espacio privado, se permite entrar. Aqui reconocemos ademas la relacion amorosa que existe entre el criollo y la hija de la chola, de igual modo reconocemos la desigualdad social de aquella epoca:
   WILLY.--Has sabido fingir. !Trataste de hundirme en el ridiculo! /
   MARY.--?Por que? ?Porque en mi historia hay una pollera? ?Por que
   el amor jamas podra unir a un marques con una cocinera? ?O por que
   el prejuicio social hace de los hombres unos cobardes? (Suplicante)
   !No, no! Willy, no me hagas caso. Estoy para perder la cabeza por
   lo que acaba de suceder. ?Sabes que en estas dos semanas sin verte
   me ahogaba en esta casa? !Necesito libertad, la libertad que tu me
   daras! (50).


Aqui, el criollo da a conocer, al igual que Mary, su anhelo de simular ante los otros (Montecino, 2010). Por otra parte, el personaje femenino presenta nuevamente un despliegue, esta vez para defender su identidad; lo que se evidencia al argumentar su posicion de repudio ante la descalificacion del origen cholo. Sin embargo, vuelve a presentarse vulnerable ante el temor de que el criollo la rechace. Por ello huye con el, sin antes robar a su madre a pedido del criollo: "WILLY.-No tengo dinero ... hoy/MARY.-Llevare conmigo/WILLY.-Necesitaremos bastante./MARY.-De eso no te preocupes" (51).

6. El living room

Este espacio es diegetico, es decir, esta constituido por un "conjunto de lugares ficticios que intervienen o aparecen listos para ser representados en un teatro" (Garcia Barrientos, 2012:152).
ACTO TERCERO

   Un elegante living.room. El hall pude verse desde el foro. El
   ambiente lleno de elegancia por su refinamiento y buen gusto,
   contrastara con el ambiente criollo del acto segundo (57).


Este espacio lleno de elegancia, como asi lo senala la acotacion, contrasta con la salita criolla, ya que este ultimo refiere a los aguayos indigenas. Entonces, la elegancia entendida por las sociedades de castas es contraria a la hibridez presente en los espacios de lo cholo.

En el living room conocemos a la madre criolla y su marido y a la vez la relacion que existe entre ellos: "ELISA.--?Supongo que no me culparas de no haber podido salvar la hipoteca de esta casa? Porque yo ... /GUILLERMO.--Te acuso, te culpo y te responsabilizo./ELISA.--?A mi? (histerica) ?A mi? !OH! !Lo unico que faltaba! !Una blasfemia!" (58).

Este espacio es habitado por personajes que estan a punto de perder su casa. Aqui se hace presente la madre chola que ha estado en busqueda de su hija (la que se fugo con el criollo). La madre criolla percibe la desesperacion de la chola y tratara de aprovecharse. Exigiendo una indemnizacion por el engano:
   ELISA.--(Aprovechando el tono humilde y el dolor de Faustina) Llora
   usted como si fuera una damnificada. No. Yo pedire reparaciones
   ante la justicia porque su hija lo engano a mi Willy. Con ese
   dinero lo engatuso. !Que mujer honrada hace esto! !Este es un
   engano a la inocencia juvenil! /FAUSTINA.--!Helay! Ahura nosotros
   hemoste tener la culpa./ELISA.!Y todavia habla esta chola! (69).


En las palabras: "todavia habla", esta presente la falta de respeto al otro, lo que se pronuncia en el elegante living. De esta forma podemos ver que el dramaturgo hace uso de un espacio criollo para dar cuenta nuevamente de un conflicto, ahora presente entre la madre criolla y la madre chola. Segun Balme (2013), el living es utilizado por "la dramaturgia realista occidental por excelencia y, como tal, fue adoptado al momento de escoger el escenario de sus obras, por dramaturgos indios que trabajaban de modo realista" (10). Ahora bien, el dramaturgo utiliza el living room como el espacio donde la madre chola embiste las descalificaciones de la criolla: "FAUSTINA: Ya, ya. Chola, dice. !Chola, dice y de la chola estan queriendo quitarle su hija! !No se han de salir con su gusto! !Pa algo' ps una tiene plata, pa algo' ps una pasado su vida comida o sin comer! !No se han de estar haciendo la pava de mi! !Hey de preferir quedarme en la calle pero no se han de salir con su gusto!" (69-70). En este espacio Faustina, la madre chola no se deja acallar y resiste.

Aqui, ademas es donde el hijo de la criolla, en tension con lo cholo, reconoce su error:
   Willy.--Si a Mary puede acusarsele de mentir para aparentar otra
   cuna, a nosotros se nos debe reprochar de existir un mundo que no
   nos pertenece ... Creo que mi reflexion no puede ser mas sensata:
   deseo trabajar. No importa como ni de que, pero sera imposible
   seguir merced a la limosna de nuestras relaciones. Ahi esta mi
   padre: amargado; con una vejez prematura como avergonzado de si
   mismo" (73).


El espacio el living room revela una realidad. Esto es, el deseo de ascender socialmente presente en la hija chola y el deseo de ascender economicamente presente tambien en el criollo. Luego, la declaracion de Willy es disidente de lo senalado por Alcides Arguedas, vocero de un discurso anticholo, ya que en este espacio homogeneizado, el criollo propone una alianza: "!WILLY.-Quiero a Mary y sera mi esposa!" (72).

Soruco Sologuren (2011) senala:
   Alcides Arguedas condena la mezcla de sangres como una enfermedad
   que imposibilita el progreso nacional. Esta literatura identifica
   el "problema de los cholos", su acumulacion economica, ascenso
   social y alianzas familiares (matrimonios exogamicos) como amenazas
   para la sobrevivencia de los criollos como casta "no contaminada"
   (130).


En el elegante living room se cumple lo que el historiador boliviano repudia. En este lugar ademas, la hija de chola pide perdon a la madre y retorna a su hogar: "MARY.--Callate mamita y perdoname ?quieres? !Soy una mala hija! ?Me perdonas, mamacita, me perdonas?" (71). Asi, el living es el lugar donde la hija de la chola y el criollo valoran el origen cholo; reconocimiento que da cuenta de la coexistencia y resistencia de la alteridad latinoamericana.

Conclusion

La obra en estudio de Salmon pone en escena a personajes cholos que habitan y transitan en espacios hibridos, algunos de ellos son negados sobre todo por la hija de chola, la cual en el inicio y desarrollo de la obra niega su origen y huye con aquel que aborrece lo cholo. Por ello, la madre chola va en busca de ella y no se deja acallar ante aquellos que desean silenciarla, lo que da cuenta de su firmeza. Una identidad chola que subsiste en espacios urbanos, negociando sus saberes (Garcia Canclini, 2010) y en "este cabalgar entre dos mundos" (Javier Albo et al., 1983: 12), transporta sus costumbres campesinas a la ciudad. De ahi que un ejemplo de hibridacion seria la mixtura de aguayos indigenas con alfombras que combinan con el tapiz de las sillas. Esta combinacion de practicas de parte de la madre chola genera incomodidad en la aristocracia criolla; de este modo trataran de excluirla o influenciar a la hija para que la niegue. Podemos ver entonces, que estos espacios teatrales no solo dan cuenta de una mixtura sino ademas dan a conocer la diferencia entre una familia criolla: "ambiente de elegancia y refinamiento y buen gusto" (57); y una familia chola: "salita criolla que posee alfombras que guardan relacion con el tapizado de los muebles, y las paredes adornadas con pequenos aguayos indigenas colocados en sentido romboidal" (35). Asi, la escenografia de la obra refiere a la diferencia social entre las sociedades de castas figuradas en el criollo y, los cholos, los cuales se caracterizan por su hibridez. Esto no esta dicho en los dialogos de los personajes, sino que se desprende de la voz del acotador. De ahi que su voz es tan interdependiente del espacio como lo es la voz de los personajes.

En sintesis, en cada uno de estos espacios de la obra Joven, rica y plebeya hemos visto de que forma transita el cholo, en algunos, su represion es severa, en otros, existe un despliegue de su identidad, la cual va acompanada de ambiguedades y contradicciones, lo que es propio de su identidad. Finalmente, el reconocimiento del origen (indigena y espanol) ocurre en el living room, donde la hija se arrepiente y pide perdon; y donde ademas se explicita el deseo del criollo de casarse con la chola. Esta alianza permite que estos espacios homogeneizados se conviertan en espacios heterogeneos, lo que resulta transgresor para la elite letrada de mediados del siglo XX. La obra Joven rica y plebeya, Hijo de chola permite discutir sobre conflictos sociales presentes en aquella epoca: la exclusion, la falta de respeto al otro, la falta de valoracion a la alteridad latinoamericana. Los espacios cholos son el puente que posibilita una transformacion en los personajes que niegan su identidad, y a la vez una interpelacion al lector y espectador que se traduce en reconocer el utilitarismo de parte del proyecto politico hegemonico de mediados del siglo XX, el que como ya sabemos propone la exclusion del cholo de los espacios urbanos y un protagonismo del mestizo letrado. Salmon remite a una literatura ancilar que lucha por transformar una sociedad desigualitaria, discute ademas en su obra Joven, rica y plebeya el asunto de la identidad chola que recibe la descalificacion del criollo en la ciudad. En este espacio, no puede tener voz, tampoco independencia, asi lo ha ordenado la elite letrada. No obstante, los personajes cholos sobre todo la madre es autonoma y lucha para resistir los embates del criollo, dando testimonio de un contexto historico boliviano (el cual como ya lo he senalado no acepta la diferencia).

Referencias

Albo, X., Greaves, T. y Sandoval, G. (1983). Chukiyawu. La cara aymara de La Paz: III. Cabalgando entre dos mundos. La Paz: Cipca.

Arguedas, Alcides. Pueblo enfermo. 1979[1909]. La Paz, Bolivia: Puerta del Sol.

Balme, Cristopher. (2013). Introduccion a los estudios teatrales. Santiago de Chile: Frontera Sur.

Boal, Augusto. 2002. Teatro del oprimido I. Teoria y Practica. Barcelona, Espana: Alba.

Bueno, Raul. (1991) Escribir en Hispanoamerica ensayos sobre teoria critica literaria. Lima: Latinoamericana Editores.

Cornejo Polar, Antonio. (1994). Escribir en el aire. Ensayos sobre la heterogeneidad socio-cultural en las literaturas andinas. Lima: Paidos.

Fernandez Retamar, Roberto. (1976). Para una teoria de la literatura hispanoamericana. Mexico: Nuestro Tiempo.

Garcia Barrientos, Jose Luis. (2012). Como se comenta una obra de teatro: ensayo de metodo. Mexico: tomo Editores y Producciones Escenicos y Cinematograficos: Paso de Gato.

Garcia Canclini, Nestor. (2010). Culturas hibridas. Estrategias para entrar y salir de la modernidad. Argentina, Buenos Aires: Paidos.

Montecino, Sonia. (2010). Madres y huachos. Alegorias del mestizaje chileno. Santiago de Chile: Catalonia.

Morana. Mabel. (2003). Prologo en Escribir en el aire. Ensayos sobre la heterogeneidad socio-cultural en las literaturas andinas. Lima: Latinoamericana Editores. Recuperado de https://span590.files.wordpress.com/2011/02/cornejo_escribir1.pdf

Rincon, Carlos. (1978). El cambio actual de la nocion de literatura y otros estudios de teoria y critica latinoamericana. Biblioteca colombiana de cultura coleccion autores nacionales.

Ruiz, Raul. (1998). El Prometeo de los Andes. Buenos Aires: Platina.

Salmon, Raul. (1989-1949]). Joven, rica y plebeya. La Paz: Juventud.

Stephan, Jerome. 2011. Tres teatros de vanguardias Meyerhold- Fassbinder- Griffero. Santiago de Chile: ARCIS.

Soruco Sologuren, Ximena. (2011). La ciudad de los cholos. Mestizaje y colonialidad en Bolivia siglos XIX y XX. Lima: PIEB.

Tamayo, Franz. (1975[1910]). Creacion de la pedagogia nacional. La Paz: Biblioteca del Sesquicentenario de la Republica.

Todorov, Tzvetan. (2003). La conquista de America. El problema del Otro. Buenos Aires: Siglo XXI.

Valdes, Adriana. (1989). "En torno a la cultura", ponencia presentada en la reunion de expertos sobre la mujer y la cultura, CEPAL, Santiago de Chile, noviembre, 1989 en Madre y huachos. Alegorias del mestizaje chileno (2010) de Sonia Montecino.

Referencias online

Ainsa, Fernando. (2007). Propuesta para una geopoetica latinoamericana. Recuperado de file:///C:/Users/HP/Downloads/20313-32438-1-PB%20(3).pdf

Griffero, Ramon. (2011). Respuestas de a un cuestionario de Rocio Fumey. Poetica: la dramaturgia del espacio. Recuperado de http://www.memoriachilena.cl/archivos2/pdfs/MC0046715.pdf

JACQUELINE DEL CARMEN SANDOVAL AVENDANO

Universidad de Concepcion, Chile

jacsandova@gmail.com

Recibido: 30.03.2017. Aceptado: 19.03.2018.

(1) Aquel que ha aceptado los imperativos del poder hegemonico.

(2) El mito de la edad de oro da lugar al topico del Locus Amoenus, utilizado por la retorica y la poesia para la descripcion de paisajes ideales. El topico del paisaje ideal aparece por primera vez con Homero. El Jardin de Alcino constituye la representacion de un lugar maravilloso. Cabe precisar, sin embargo, que el paisaje ameno aparece plenamente en el genero bucolico en Los Idilios de Teocrito y en Las Bucolicas de Virgilio. Las Bucolicas resulta capital porque fija las caracteristicas del paisaje ideal y su oposicion con la urbe. Virgilio confiere al paisaje ameno una serie de elementos codificados poeticamente, tales como el vergel, el crepusculo, los arboles, la fuente, los animales paciendo, el motivo musical y erotico. Ciertamente, estos elementos funcionan exclusivamente a favor del placer. El paisaje virgiliano esta regido por la temporalidad ciclica de la naturaleza, es el lugar de la eterna primavera y, en consecuencia, aparece como un territorio utopico. Los rasgos fundamentales del Locus Amoenus son la oposicion entre campo y ciudad, el elemento musical, la ausencia de tiempo cronologico, el motivo erotico, el atardecer y del agua (citado por Alexis Candia en su articulo El paraiso perdido de Jorge Teillier. Rev. chil. lit., Santiago, n. 70, p. 57-77, abr. 2007. Disponible en <http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_ arttext&pid=S0718-22952007000100003&lng=es&nrm=iso>. Accedido en 20 marzo 2017. http://dx.doi.org/10.4067/S0718-22952007000100003.
COPYRIGHT 2018 Universidad de Concepcion
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2018 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:del Carmen Sandoval Avendano, Jacqueline
Publication:Acta Literaria
Article Type:Ensayo critico
Date:Dec 1, 2018
Words:6791
Previous Article:VIDENCIA Y ESFERA POETICA EN PROSA DEL OTONO EN GERONA. DESFIGURACION, MIGRANCIA Y DUELO EN LA POESIA DE ROBERTO BOLANO.
Next Article:PULSION DE VIDA Y NOMADISMO EN VIENTO SUR, POESIA EN TERRITORIOS COMPARTIDOS.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters