Printer Friendly

EL DESEO Y LA MOVILIZACION VECINAL: LA REVUELTA DE GAMONAL.

CAPITULO I: EL DESEO Y LA CIUDAD

"Analisis del deseo, el esquizoanalisis es inmediatamente practico, inmediatamente politico, ya se trate de un individuo, de un grupo o de una sociedad."

Deleuze y Guattari, "Mil Mesetas". Pag. 207

Las explicaciones basadas en la ideologia, la utilidad o el calculo racional, al igual que los discursos que tratan de explicar la potencia y el desarrollo de la accion colectiva a partir de los recursos o los procesos de esta, resultan igual de sugestivas que las investigaciones que se interesan en especial por el deseo. Pero si partimos de la perspectiva del deseo propuesta en el El Anti-Edipo, pero tambien en su continuacion:

Mil Mesetas, no solo es porque creamos que puede complementar el entendimiento del triunfo de la accion colectiva, desde una mirada poco habitual, sino porque yo mismo participe en dichas protestas y senti al deseo produciendome, siguiendo lineas de cadera, lineas de fuga, y de fisura. Recuerdo que por aquel entonces la fisura me hacia sangrar, a mi y a tantos otros vecinos de Gamonal y de Burgos. Cuando se produjeron las movilizaciones, a principios de 2014, nos encontrabamos en un contexto de alarma social en el que constatabamos que nuestros deseos acerca del futuro no iban a cumplirse.

Tambien aduciremos que las investigaciones de los movimientos sociales no suelen buscar un encuentro entre el discurso de la ciencia politica y la ontologia. Con la debida modestia, podriamos decir que intentamos adentrarnos en campos no muy explorados, a este respecto. Pero la ontologia critica, como discurso del ser, tiene muchas aportaciones que hacer.

Partiremos de que la realidad del ser es el deseo y lo social, de las tesis acerca del deseo expuestas en el Anti-Edipo, que Deleuze resumio durante una entrevista con C.Pamet: a) es el principio inmanente de la produccion de lo real; b) no tiene nada que ver con la carencia, ni con la ley; ni con una realidad natural o espontanea; ni con el placer o con la fiesta; c) no es interior a un sujeto, ni tampoco tiende hacia un objeto, sino que es inmanente a un plano al que no preexiste, a un plano que es necesario construir: d) no es individual, sino colectivo y social; e) no debe interpretarse, pues, no es figurativo ni simbolico ("el deseo solo existe agenciado o maquinado") y f) es en si mismo revolucionario (3).

Pero ahora resulta necesario aclarar las bases del esquizoanalisis, un conjunto conceptual, un sistema filosofico que a lo largo de la obra de Deleuze y Guattari va a desplazarse hasta el estratoanalisis, la nomadologia, la pragmatica, la micropolitica y la rizomatica. Las obras en que estos conceptos son creados y puestos en practica nos invitan a pensar de otra forma, desde una filosofia politica del deseo y de las relaciones sociales. En este trabajo aplicaremos algunos de estos conceptos filosoficos al analisis del movimiento vecinal y de lo urbano.

A pesar de su lectura politica, el esquizoanalisis no es un programa politico que proporcione recetas para la ingenieria social o la ordenacion de las formaciones sociales. Dicho sistema filosofico supone dos tareas: una positiva y productora, y otra negativa, vinculada a la destruccion. La tarea productiva del esquizoanalisis, en el Anti-Edipo, consiste en la construccion de una nueva teoria del deseo y lo social, del intermezzo entre ambos. La tarea negativa supone eliminar la preponderancia de los significantes despoticos que reprimen al deseo, lo desplazan y facilitan su represion.

El esquizoanalisis toma como modelo la esquizofrenia, que funciona de una forma semejante al capitalismo en el sentido de que este tambien deja pasar los flujos descodificados. Con la excepcion de que el capitalismo limita esta descodificacion mediante nuevos reterritorializaciones y axiomas, mientras que el esquizo corre un peligro de muerte. El espacio en el que tiene lugar el esquizoanalisis es la praxis de la micropolitica y de la psiquiatria materialista. La categoria fundamental de este es la de produccion deseante. El inconsciente resulta definido como una maquina de maquinas, y el deseo como la energia que recorre estas, cuyas cualidades variaran segun las distintas sintesis maquinicas. Pero no se trata del inconsciente individual, pues para Deleuze y Guattari el deseo no esta en el sujeto. La produccion deseante es la produccion social bajo condiciones molares, de las grandes agrupaciones. El deseo recorre la sociedad y la satura.

Describamos las piezas de la produccion deseante del inconsciente, que aparece bosquejada en el Grafico 1. Los objetos parciales fueron teorizados por Klein, como aquellos objetos que carga la libido y que suelen consistir en partes del cuerpo: por ejemplo, el pecho de la madre o el pene del padre. Pero Deleuze y Guattari proponen otra acepcion del termino: para ellos, el inconsciente no es representativo sino productivo, y los objetos parciales no remiten a la unidad de un sujeto, ni tampoco a imagenes necesariamente familiares. Los objetos parciales, para nuestros autores, consisten en las partes intensivas que producen lo real a partir del cuerpo sin organos (CsO). En un sentido espinosista, definen a estos objetos como los atributos ultimos de la sustancia inmanente. Dicha sustancia o plano inmanente es el CsO, la otra pieza de la produccion deseante, que unifica relativamente los objetos parciales pero sin totalizarlos ni unificarlos del todo. El CsO es la intensidad=0, el deseo es cargado a partir de dicha intensidad y despues recorre distintas intensidad hasta regresar al cero, cuando su muerte se consuma. Actuan en el CsO fuerzas intensivas de repulsionatraccion, produciendo distintas cantidades de intensidad, de fuerza.

Hay diferentes CsO segun los modos de produccion del deseo: el modo artistico, cientifico, amoroso, entre otros. El plano de inmanencia del deseo, plano que consiste en las variaciones, en los devenires de las intensidades, es el CsO. La explicacion de esta produccion deseante del inconsciente supone una ontologia materialista.

Pero esta produccion molecular del inconsciente es la produccion social en su forma inconsciente, puesto que toda catexis del deseo es una catexis social y conduce a un campo social determinado. Esta constituye la primera tesis del esquizoanalisis, que aparece en el Anti-Edipo. Toda formacion molecular no es otra cosa que una catexis o carga de una formacion molar. [...] Las maquinas deseantes son las funciones moleculares de las [...] maquinas sociales (4). Las multiplicidades moleculares son fuerzas de distinto signo que se vinculan entre si por el intersticio, intensidades que se afectan entre si, pequenos e intimos movimientos que no se pueden representar. Por el contrario, las multiplicidades molares consisten en conjuntos estadisticos, grandes agrupaciones, de caracter representativo y extensivo. Por ejemplo, las instituciones. Lo molar y lo molecular son las dos caras de la sociedad, que no se oponen entre si sino que se diferencian segun sus regimenes respectivos.

La segunda tesis del esquizoanalisis: se debera distinguir en las catexis sociales la catexis libidinal inconsciente de grupo o de deseo y la catexis preconsciente de clase o de interes (5). Toda catexis es una carga social. La distincion entre los dos tipos de catexis no puede explicarse por el sujeto ni por el objeto de estas, sino por como el deseo se vincula a la infraestructura economica. La catexis preconsciente de interes supone una carga molar, vinculando el deseo con los fines sociales. Por ejemplo: el deseo de ascenso social, que se vio truncado durante el ataque del neoliberalismo al Estado del Bienestar, influyo sin duda en la ola de protestas a partir del 15M. Esto tambien afecto al movimiento vecinal. Por el contrario, la catexis inconsciente de deseo es molecular, no se entiende desde las sintesis sociales ni tampoco tiene finalidades de este tipo, sino que se dirige al socius que, en la maquina capitalista, es el capital. El socius como formacion de poder o de gregaridad constituye el elemento de antiproduccion que se apropia de las fuerzas de produccion, las distribuye y asigna fines y sentidos de los que incluso participan los elementos mas sometidos (6).

Ya nos hemos preparado para bosquejar la relacion entre las maquinas deseantes y la maquina social. Para esto hemos elaborado el Grafico 2.

El deseo es producido por las maquinas deseantes del inconsciente molecular, en la relacion entre el cuerpo sin organos, que es el campo de inmanencia del deseo, y los objetos parciales, los atributos de dicho campo. Luego el deseo entra en relacion con una superficie que registra la produccion del deseo, convirtiendo la libido en energia de registro o Numen, mediante sintesis disyuntivas. Esta superficie es la antiproduccion, el socius, el capital que registra y se apropia de las fuerzas de produccion como si estas emanaran del propio socius. Como si el trabajo solo fuera posible gracias al capital. El socius codifica los flujos del deseo e introduce la carencia. Luego de que el deseo haya sido registrado y codificado, y de que se haya introducido la carencia, las maquinas sociales realizaran cortes, extracciones de cadenas, separaciones; le proporcionaran una intencionalidad al deseo.

De esta forma, el deseo pasa de ser producido en el inconsciente, a la codificacion por parte del socius, y ya en relacion con las maquinas sociales adquiere una intencionalidad. Estas actuan desterritorializando, reterritorializando y axiomatizando los flujos del deseo. De esta forman desplazan y sustituyen al deseo por su representante, esto es, Edipo, la carencia, la castracion. Excede a este trabajo tratar de estos temas, presentes en el Anti-Edipo. Solo diremos, a modo de aclaracion, que la carencia del deseo supone el triunfo de la estrategia del poder, en el sentido de que presenta al deseo y a lo social como separados, produciendo la impotencia de las maquinas deseantes frente a las maquinas sociales.

Pero aun restan algunas aclaraciones teoricas que puedan guiarnos en esta investigacion. Deleuze y Guattari, partiendo de las diferencias entre las catexis libidinales inconscientes y las cargas preconscientes de interes, definen dos tipos de grupos: los grupos sujetos y los grupos sometidos. Estos ultimos son aquellos grupos que, aunque tengan intereses preconscientes revolucionarios, en realidad su carga inconsciente libidinal es paranoica. Yo militaba, durante las protestas que vamos a analizar, en uno de estos grupos. En dicho partido, los dos cuadros mas activos, hombre y mujer, ocupaban posiciones jerarquicas y estructuraban el grupo de forma vertical, facilitando la catexis libidinal del deseo desde su polo paranoico, por parte de los militantes de base. No es que fueran papa y mama, respectivamente, sino que la forma del grupo facilitaba ese tipo de catexis paranoicas en la que prevalecian las identificaciones con las imagenes familiares. Lo importante para Deleuze y Guattari es el intermezzo de las relaciones sociales, pues no reconocen ninguna primacia de las catexis familiares sobre las sociales. Por el contrario, los grupos sujetos son aquellos cuyas propias catexis libidinosas son revolucionarias; [este tipo de grupos] hace penetrar el deseo en el campo social y subordina el socius o la forma de poder a la produccion deseante (7). Sin embargo, dichos autores senalan que los grupos pueden presentar las caracteristicas de los dos tipos: sometidos y sujetos. Cabe preguntase si los distintos grupos que participaron en las protestas que vamos a estudiar, se orientaron mas hacia las catexis inconscientes esquizoides, al mismo tiempo que a las cargas preconscientes revolucionarias.

Tambien nos preguntaremos por los cortes que se produjeron en las protestas del movimiento vecinal de Gamonal. Los tipos de cortes que aqui nos interesa senalar: el corte revolucionario preconsciente remite al nivel molar de las forma de poder y de gregaridad y se define por la promocion o deseo de realizacion de un nuevo socius, mientras que el corte revolucionario inconsciente remite al nivel molecular y se define por el papel motor que ha de disfrutar la produccion deseante frente a todo conjunto molar estructurado que tiende a esclavizarla (8).

Concluyendo este capitulo, compartiremos la tesis de Deleuze y Guattari acerca de que el hombre es una animal segmentarizado (9). Aplicando este punto de partida de la micropolitica, que analiza las lineas politicas que cortan la existencia social y que, en realidad, desplaza el sistema filosofico del esquizoanalisis a nuevas mesetas, nos preguntaremos sobre las posibles lineas duras y blandas, tal vez absolutas, que siguio la accion colectiva que aqui vamos a estudiar. En nuestras vidas seguimos lineas, sufrimos cortes, disrupciones, separaciones: las lineas circulares nos centran en nuestra casa, luego en nuestro barrio, Gamonal en este caso, despues en la ciudad, la region, el pais. Tambien seguimos lineas de procesos; en el trabajo, el centro de estudios o la familia, procesos que nos cortan. El otro tipo de linea dura es la binaria (el par hombre-mujer, por ejemplo). Pero en nuestro analisis tambien nos interesaremos por las lineas de fuga. Hasta aqui ha tenido lugar la exposicion breve y muy resumida de los conceptos de los que queremos partir.

CAPITULO II: ?FORMA URBANA O MAPA?

Para analizar el movimiento vecinal, y una vez que hemos expuesto los conceptos y las premisas de las que partimos, debemos definir las dimensiones donde se articula la accion colectiva de dicho movimiento. Estas dimensiones no se oponen, jerarquizan ni engloban entre si; todo consiste en un mismo plano, el conjunto de los cuerpos sin organos que es el campo de inmanencia, donde solo existen puras relaciones entre multiplicidades, relaciones caracterizadas por la celeridad de las intensidades. Para ello hemos escogido confrontar el sistema conceptual del esquizoanalisis, desplazandolo cuando sea necesario a la micropolitica, con los planteamiento de una obra clasica: "La revolucion urbana" de Lefebvre. Hemos escogido esta obra, ya clasica, por la gran influencia que ha tenido en los analisis acerca de lo urbano, y porque tiene algunas premisas en comun con Deleuze y Guattari; como es la categoria de produccion, ademas de otros conceptos marxistas. La hipotesis que planteamos es que lo urbano no puede ser analizado como una forma arborescente, sino como un mapa movil, provisional y siempre modificable, de los movimientos que tienen lugar en los diferentes estratos o dimensiones de este.

En la cita obra, Lefebvre define lo urbano como un fenomeno fragmentado que deberia analizarse desde la totalidad y desde la dialectica. Para el, lo urbano consistiria en una tendencia virtual de urbanizacion completa de la sociedad. Define a la sociedad urbana como aquella que surge de la urbanizacion completa f10). Lo urbano no seria un sistema ni una superestructura, sino una forma tendencial y totalizante de la sociedad urbana que se relaciona con el modo de produccion, pero que no se confunde con este. Lo urbano tiende hacia una totalidad sin nunca alcanzarla, pues se muestra centralizador por esencia (la centralidadj, pero esta totalidad no llega nunca a realizarse I11). Cuando preguntamos: ?Que es lo urbano?, inquirimos en direccion a la esencia de este. Para Lefebvre dicha esencia consistiria en la centralidad. Va a investigar el desarrollo y la explosion de lo urbano estableciendo niveles de analisis, y buscando las contradicciones que, segun el, pueden superarse segun la dialectica hegeliana.

Sin embargo, Hegel es el mayor enemigo de Deleuze y Guattari. Segun ellos, el metodo dialectico propuesto por este pensador del idealismo aleman, funciona de una forma semejante al capitalismo. El espiritu, la conciencia absoluta hegeliana, puede englobar, totalizar a cualquier contradiccion y obstaculo, a todo elemento antitetico, mediante una nueva sintesis que a su vez ocupara el lugar, bien definido, de una tesis renovada. Y asi hasta englobarlo todo, hasta llegar al significante despotico de Dios, del Capital. La historiografia muestra como el capitalismo ha sido capaz de integrar, de esta forma dialectica, a numerosos movimientos, revueltas y revoluciones que se le oponian. El esquizoanalisis, la micropolitica o la rizomatica, por el contrario, no siguen un analisis totalizante, centralizador, unificador, ni tampoco se basan en el pensar representativo sino en el productivo, al igual que desechan la separacion entre sujeto y objeto, alejandose asi del pensamiento arborescente que parte de un tronco comun, como la subjetividad absoluta, para desarrollar raices y ramas desde ahi. Creemos que Lefebvre, durante los analisis de esta obra que comentamos, ha utilizado un metodo interesante, pero tal vez la rizomatica, donde los terminos no estan definidos como en la dialectica (tesis-antitesis-sintesis), pueda ofrecer una perspectiva que no se base en el pensamiento de la identidad, en la mismidad, en lo Uno, sino en el de la diferencia entre las fuerzas.

Para Lefebvre: La ciudad atrae en su seno todo lo que surge al margen de ella [...] ?Y que crea? Nada. Centraliza las creaciones. Y, sin embargo, lo crea todo (12). Define a lo urbano como una forma que tiende hacia la centralidad: a traves de los distintos modos de produccion y las diferentes relaciones de produccion", y tambien hacia la policentralidad: "a la ruptura del centro [...] ya sea hacia la constitucion de diferentes centros, ya sea hacia la dispersion y la segregacion (13). De esta forma encontramos la tesis acerca de la esencia de lo urbano: una tendencia hacia la centralidad, al tiempo que nos hallamos ante la antitesis; el caos, el quiebre de dicho centro. La resolucion de estas dos terminos dialecticos contrapuestos, constituyen la sintesis de la forma urbana teorizada por Lefebvre. ?Pero es la ciudad la que centraliza las creaciones y las da existencia mediante la forma mercantil? Para Deleuze y Guattari es el socius de la gran maquina capitalista, el cuerpo lleno del capital que se apropia de las fuerzas de produccion, el que codifica el deseo y realiza sintesis disyuntivas de registro, el que permite la inscripcion de dichas creaciones como formas mercantiles. Y ni siquiera el capital centraliza la produccion de forma totalizante, dado que hay producciones no mercantilizadas, flujos de deseo descodificados, moleculares, que huyen en la busqueda de una nuevo socius.

A pesar de los esfuerzos de Lefebvre por escapar de la identidad entre forma de expresion y forma de contenido, dice: La ciudad y lo urbano, que son super-objetos y super-signos, no proceden exactamente de los mismos conceptos que los objetos y los signos. Lo cual no obsta para que impliquen y abarquen tanto estos objetos y signos como sus respectivos conceptos (14). La forma de contenido de lo urbano resulta asi un conjunto de objetos, mientras que la forma de expresion es constituida por signos matematicos, calculables, geometricos, recurrentes. El concepto de lo urbano de Lefebvre unifica y engloba la forma de expresion y la de contenido. Sin embargo, para Deleuze y Guattari la forma de expresion manifiesta los enunciados colectivos de un determinado campo social, mientras que la forma de contenido consistiria en las formaciones del poder: abogan por la separacion entre ambas. A este respecto, resultan de interes los analisis de Foucault acerca de que las formas de expresion y de contenido no pueden entenderse como las relaciones entre significante y significado (15).

El autor de "La revolucion urbana" va a establecer distintos niveles de analisis de lo urbano: el nivel global, que representaria al poder institucional; el nivel mixto es especificamente urbano, habiendose operado una abstraccion en la que se han quitado los emplazamientos del poder y los inmuebles privados; estos ultimos constituyen, por ultimo, el nivel privado. El nivel P [privado] no puede ser tratado someramente, oponiendo lo "microsocial" o lo molecular a lo "macrosocial", grandes conjuntos o grandes estructuras (16). Sin embargo, Deleuze y Guattari no conciben a las multiplicidades moleculares y a las molares en oposicion entre si. Lo molecular esta atravesado por molaridades que dificultad su devenir, mientras que en lo molar se hallan lineas moleculares que lo empujan, que amenazan con quebrarlo. Se trata de una relacion entre diferencias que no tiene nada que ver con el nivel privado, sino con las distintas multiplicidades que bullen y se modifican en la realidad producida por el deseo. Lo niveles de analisis propuestos por Lefebvre creemos que no nos sirven para analizar lo urbano.

El Grafico 1 resume el pensamiento arborescente de "La revolucion urbana".

Lefebvre cree que lo rural, lo industrial y lo urbano se suceden. Su analisis parte de un tronco bien definido: el fenomeno urbano como tendencia virtual a la urbanizacion completa de la sociedad, como creacion de centralidades que se enfrenta a las corrientes centrifugas que dispersan dichos centros. En un extremo del tronco, la ausencia de la urbanizacion en la sociedad, y en el otro el completamiento de esta. De este tronco van a surgir ramas: la ciudad politica de los atenienses, de donde eran excluidas las mujeres y los esclavos, la ciudad comercial que precede en muy poco a la aparicion del capital industrial y, en consecuencia, a la ciudad industrial (17). Despues de la llegada de la ciudad industrial, y cuando la realizacion de la urbanizacion completa de la sociedad se halla cercana, se traspasa un umbral critico y entonces se produce un corte, una disrupcion que Lefebvre define como implosion-explosion y que ejemplifica con el exodo rural, la concentracion urbana o la extension del tejido urbano. Sin embargo, este tipo de pensamiento arborescente resulta negado por Deleuze y Guattari porque, segun ellos, no entiende la multiplicidad dado que parte de una fuente principal o tronco primero. Lo multiple hay que hacerlo [...]" y para ello aconsejan "sustraer lo unico de la multiplicidad a constituir: escribir a n1. Este tipo de sistema podria denominarse rizoma (18). El pensamiento arborescente resulta unificador y totalizador, y la concepcion de un tronco unico del que parten los distintos modelos de ciudad resulta insuficiente para comprender las multiplicidades moleculares y molares. Describiremos ahora los principios del rizoma.

Los principios de conexion y heterogeneidad: cualquier punto del rizoma puede ser conectado con cualquier otro. Eso no sucede en el arbol o en la raiz, que siempre fijan un punto, un orden (19). Anadiremos que tampoco sucede eso en la dialectica hegeliana desde la que parte Lefebvre, donde los puntos estan bien fijados. El principio rizomatico de la multiplicidad: una multiplicidad no tiene ni sujeto ni objeto, sino unicamente determinaciones, tamanos, dimensiones que no pueden aumentar sin que ella cambie de naturaleza (20). Principio de ruptura asignificante: Todo rizoma comprende lineas de segmentaridad segun las cuales esta estratificado, territorializado [...] pero tambien lineas de desterritorializacion segun las cuales se escapa sin cesar (21). Por ultimo, el principio de cartografia y de calcomania, que sugiere que el arbol articula y jerarquiza los calcos, lo calcos son como las hojas de los arboles. Muy distinto es el rizoma, mapa y no calco [...]. Si el mapa se opone al calco es precisamente porque esta totalmente orientado hacia una experimentacion que actua sobre lo real (22).

En el Grafico 2 encontramos un mapa rizomatico:

Este mapa lo hemos intentado trasladar, de forma experimental, al analisis de lo urbano. Ya no se trata de hacer una teoria arborescente, ni de plantar raices centrales en cuyos extremos abortados surgirian nuevas raices y raicillas. Hemos definido a lo urbano como la dimension a analizar, aunque esta podria sustituirse por cualquier otra. Dicha dimension carece de centros, de totalizaciones y ordenamientos jerarquicos, tan solo hacemos una cartografia, de cariz experimental, de los movimientos de las multiplicidades rizomaticas en una situacion historica determinada. Por tanto, ni indica tendencias generalizables ni tampoco se puede universalizar.

En el mapa del grafico 3, n es definida como la dimension urbana, en la que actuan multiplicidades moleculares e invisibles, que no se pueden representar, pero que empujan a las multiplicidades molares que si pueden observarse. Los movimientos pequenos, intimos, intensivos de los vecinos, que se afectan unos a otros mediante sus respectivas fuerzas, supondrian una de estas multiplicidades moleculares. Cuando los vecinos se reunen para protestar, observamos con claridad las multiplicidades molares: la policia, el poder estatal, los partidos que tratan de aduenarse de dicha movilizacion, entre otros ejemplos.

Por desgracia, el grafico 3 puede conllevar malentendidos. Los pentagramas solo han sido utilizados para facilitar la comprension del grafico; pero las dimensiones aqui consideras no tienen cinco multiplicidades, sino muchas mas, o tal vez menos. Eso depende de la situacion concreta que se analice. En este mapa, los puntos no estan definidos y cualquier puede conectarse con cualquier otro. ?Entonces que puede analizarse con este mapa? Principalmente, los indices de los cortes, particiones y separaciones operadas por las lineas de segmentaridad, ademas del sistema de representacion de las maquinas sociales: las desterritorializaciones, las axiomatizaciones y las reterritorializaciones. Por supuesto, tampoco podemos olvidarnos de uno de los objetivos del esquizoanalisis: cartografiar las lineas de fuga que conducen a nuevos territorios.

La dimension n+1 solo sirve para senalar que, si se anade una nueva dimension a la multiplicidad rizomatica, entonces esta cambia de naturaleza y se transforma. Esta dimension n+1 representa, en este mapa, la dimension de la accion colectiva, que transforma las multiplicidades que devienen en lo urbano. Cuando las protestas tienen lugar y los vecinos ocupan las calles, montan acampadas y disturbios, afectan a las multiplicidades de lo urbano; de esta forma, lo transforman segun las afecciones de fuerzas. La accion colectiva va formando asi historias embrolladas con el devenir de la ciudad. Esto puede observarse en nuestro estudio de caso: el barrio de Gamonal, donde el movimiento vecinal ha roto en numerosas ocasiones la molarizacion de la ordenacion urbanistica. Gamonal ha sido transformado por sus vecinos.

La dimension n-1 cumple con el principio de multiplicidad de romper el dualismo entre objeto y sujeto, posibilitando las lineas de fuga y la creacion de nuevos territorios que deberan sostenerse sobre la nada. Un ejemplo de esto lo encontramos en los casos en que se crean nuevos territorios urbanos, auto-gestionados por los propios vecinos, fuera de la logica estatal; ocurrio esto en la revolucion kurda de Rojava o en la Comuna de Paris. Pero el mapa del rizoma urbano se encuentra atravesado por lineas que lo segmentarizan, lo cortan e interrumpen; dichas lineas ya han sido expuestas antes. En nuestro estudio de caso, especial atencion deberemos prestar a las lineas duras de proceso; como la represion policial o los intentos de molarizacion por parte del ayuntamiento o los partidos de izquierdas de Burgos.

Concluyendo este capitulo, el analisis del pensamiento arborescente de Lefebvre en "La revolucion urbana" nos ha conducido, mediante su critica, a adoptar un mapa rizomatico, experimental, provisional y modificable sobre lo urbano, en el que la introduccion de la dimension de la accion colectiva conlleva el cambio de naturaleza de las multiplicidades que devienen en la ciudad.

CAPITULO III: LA PLANIFICACION URBANISTICA Y LA VARIACION DE LAS RENTAS

Para comprender el intento de gentrificacion del barrio de Gamonal, mediante el proyecto del Bulevar al que se enfrento la accion colectiva que vamos a analizaremos mas tarde, prestaremos atencion a la relacion entre la planificacion urbanisica, el plusvalor y la variacion de las rentas. Segun David Harvey: El plusvalor es aquella parte del valor total de la produccion que queda una vez que se han justificado el capital constante (que incluye los medios de produccion, materias primas y herramientas) y el capital variable (la fuerza de trabajo) (23). Esto es, aquel valor excedente de los costes, fijos y variables; una creacion ficticia de valor que sirve como sustento para la acumulacion y circulacion de capitales.

El plusvalor es obtenido mediante la renta, los intereses y los beneficios, operando como motor de flujo de capitales. En los anos previos a la crisis, Burgos se caracterizaba por una industrializacion considerable de la economia, comparando el caso con las ciudades del entorno. Los capitalistas productivos participan de la creacion de plusvalia y, los beneficios que obtienen mediante la explotacion de los trabajadores, son invertidos en diferentes sectores, destacando el financiero y el inmobiliario. Segun Harvey, la ciudad es el punto de encuentro de los flujos de capital, concentrados geograficamente, que actuan de forma que el plusvalor y la plusvalia sean siempre acumuladas, y operadas en unas condiciones de ordenacion urbanistica que garanticen el rendimiento del capital sobre el suelo. Si una ciudad no sirve a la acumulacion de capitales, debido a dificultades en las comunicaciones o la movilidad de los flujos, por ejemplo, pasara a ser considerada como "ciudad parasitaria" y las instituciones dejaran de tomarla en cuenta a la hora de invertir en infraestructuras.

El urbanismo supone la concentracion de un excedente (independientemente de como se fije) en algun tipo de ciudad. Asi, el urbanismo requiere la articulacion de una economia espacial suficientemente extensa como para facilitar la concentracion geografica del excedente social (independientemente de como se fije este). (24) Sobre la acumulacion de excedente, y en ultimo termino, sobre las relaciones de produccion, se sustentan las formas de los procesos sociales, tal y como Harvey define a la urbanizacion.

Aunque en el capitulo anterior hemos propuesto un mapa modificable de lo urbano, en vez de una forma arborescente como lo piensan Lefebvre y Harvey, la cuestion que ahora nos interesa es la relacion que guarda el urbanismo con la variacion de las rentas, pues esto nos ayudara a entender los procesos de gentrificacion contra los que se moviliza el movimiento vecinal.

La renta se obtiene, por regla general, a traves del salario. La plusvalia es creada a partir del momento en que el capitalista ha sufragado los costes del local, las materias primas y el transporte, ademas de salario, que representa el minimo historico cambiante segun las condiciones sociales y de desarrollo del modo de produccion, asi como del estado de la lucha de clases. El valor se genera, asi mismo, en la transformacion de las materias primas en un nuevo bien o servicio.

La plusvalia y el plusvalor serian, asi, formulas economicas aplicadas para la creacion de riqueza; durante el proceso capitalista, regido por el modo de produccion y distribucion dominante en cada sociedad. Para explicar la logica productiva, nos fijaremos en uno de los hoteles que ocupan edificios enteros; el suelo y el edificio en si, son convertidos en un valor de uso; hablariamos del servicio prestado; el valor de uso del edifico como estancia turistica que genera plusvalia, por una parte, y el valor de cambio como mercancia sujeta a las leyes del mercado capitalista, por otra. El suelo es tomado por los engranajes del capital para producir un nuevo bien o servicio. Esto es economia productiva, por decirlo asi.

Por el contrario, la logica especulativa consistiria en canalizar el capital sobre el suelo; invirtiendo en la revalorizacion de una determinada zona, esto es, las restauraciones o derribos que han impulsado y fomentado las instituciones politicas, aumentando el valor de cambio del suelo de manera que se produzca un nuevo plusvalor, que sera acumulado y reinvertido en la circulacion de capitales. Segun Harvey, investigar el desarrollo del urbanismo supone desentranar como han evolucionado las condiciones y las posibilidades de la circulacion del plusvalor, y el papel que en esta ha jugado la ciudad.

En cuanto a las posibilidades geograficas, la planificacion urbanistica se fundamenta en el estudio pormenorizado, pero dificultoso, de los distintos flujos congregados en la ciudad y sus afueras. Los resultados del estudio se plasman en los "puntos" en los que se concentran las inversiones. El objetivo de la planificacion urbanistica seria, por tanto, proporcionar las condiciones necesarias para que el plusvalor sea acumulado en la ciudad, que ni se pierda ni sea dirigido hacia otras urbes; en este sentido, la red de comunicaciones y el incremento de la inversion tecnologica suponen factores decisivos en la circulacion de capitales que, sin embargo, han manifestado un desarrollo asimetrico.

En definitiva, el urbanismo actua siguiendo la logica expansiva del capital, variando la renta en varios sentidos;

A) Segun la localizacion de las viviendas y el trabajo; variando el coste del transporte hasta el puesto de trabajo.

B) Segun el valor de los derechos de propiedad; el urbanismo actua sobre el valor de cambio, esto es, transforma la ciudad de manera que el plusvalor sea siempre acumulado. Las intervenciones urbanisticas incrementan el valor de una zona, en contraprestacion a otra distinta, que pierde un valor determinado, asimismo, por las condiciones de concentracion espacial. Esto repercute en las rentas; si una zona se ha deteriorado con el paso del tiempo, los ingresos del arrendador disminuiran.

C) Segun el precio de los recursos para el consumidor; acceder a los servicios publicos, asi como al consumo privado de bienes o servicios.

CAPITULO IV: EL DESEO Y LA MOVILIZACION VECINAL.

Pero no podemos explicar la accion colectiva, exponiendo las transformaciones materiales que suponia el proyecto del bulevar, como si la gentrificacion fuera el unico motor de dichas protestas vecinales. Antes de explicar la fortaleza de estas, mediante el analisis de la revuelta popular de Gamonal durante principios de 2014, resulta necesaria la introduccion del eje temporal. Para mejorar la comprension de lo ocurrido, dividiremos el curso de la accion colectiva en dos momentos. El primero comprende 2013, mientras que el segundo se produce en 2014.

El proyecto del bulevar de Gamonal se presenta en 2011 (25), y desde el primer momento recibe el apoyo de los medios de comunicacion locales. Ya entonces, el ayuntamiento buscara integrar a los consejos de vecinos, que participaran como jurados en la eleccion del proyecto, entre tres alternativas. Estos consejos vecinales, al depender de las subvenciones economicas del ayuntamiento, no dudaron en apoyar una planificacion urbanistica neoliberal, generadora de desigualdades, contraria a los propios vecinos a los que decian representar. Los consejos vecinales defendieron el proyecto del bulevar (26) cuando en 2013 se creo una plataforma vecinal, desvinculada del ayuntamiento, que integraba asociaciones vecinales hostiles a este y partidos de izquierdas como IU (27). La creacion de esta plataforma vencio los primeros intentos de molarizacion por parte del ayuntamiento; enfrentandose a las asociaciones que defendian el bulevar, contestando a las mentiras de la prensa local y participando en la atribucion de oportunidades de la accion colectiva. Pues "las oportunidades objetivas" no existen: deben percibirse y atribuirse para desencadenar movilizaciones (28). Anadiremos que las oportunidades, para ser reales, deben desearse.

Esta plataforma se encontraba atravesada por intereses partidistas, corriendo el peligro de cortar el proceso mediante lineas duras. Convoco asambleas, a las que acudieron cientos de personas, yo entre ellas. Recuerdo la ultima, que fue justo antes de que comenzaran las obras y del estallido de la violencia, ya a principios de 2014. Un grupo sometido, cuya catexis preconsciente de interes sin duda era revolucionaria, propuso al resto de vecinos recurrir a la violencia, alegado que el ayuntamiento actuaba a las ordenes de las elites y que no daria marcha atras a menos que se repitiera lo ocurrido en Eladio Perlado, una avenida cercana en que se habia producido otro intento de gentrificacion durante 2005. El pasado de las luchas vecinales en Gamonal abria el camino para nuevos conflictos.

Durante dicha asamblea, la tension aumento mucho cuando varios de los asistentes mostraron su desacuerdo con el recurso a la violencia. De hecho, la plataforma habia elegido como lema Bulevar, ahora no. No es momento. No denunciaba el intento de gentrificacion del barrio, el aumento de alquileres y el descenso de rentas consiguiente, sino que se centraba en un discurso mucho mas simple y comprensible, como que la obra resultaba muy costosa, suponiendo la intervencion principal de la calle Vitoria unos 8 millones de euros, mientras que el barrio sufria de desinversion en dotaciones publicas como centros de salud, guarderias y bibliotecas. Es decir, durante 2013 la plataforma movilizaba a cientos de personas a partir de un discurso centrado en las logicas de la gentrificacion; como la desinversion que precedia a la especulacion urbanistica, pero esto lo hizo mediante argumentos efectivos que calaron en el barrio. La inteligencia de los vecinos y de los activistas fue notoria, e influyo en aspectos como la atribucion de oportunidades, la formacion de coaliciones e, incluso, en el cambio de escala de la accion colectiva. Pero esta plataforma, segmentada por lineas duras como los intereses partidistas y con el devenir de la protesta, seria desbordada por los movimientos moleculares de los vecinos.

La sola mencion de la violencia, supuso un corte. Por una parte, numerosos jovenes, pero tambien vecinos de mayor edad, realizaron una catexis de deseo, inconsciente y revolucionaria; sexualizando de manera anedipica el ejercicio de la violencia, las barricadas llameantes, las carreras callejeras que quiza recordaran de las protestas de Eladio Perlado durante 2005. Mientras que las cargas libidinales de los ancianos y de otros muchos asistentes a la citada asamblea, se produjeron desde objetos parciales vinculados al miedo y a la represion. Una de las voces mas representativa de esto fue la de una mujer, cuyo hijo fue encarcelado por participar en las protestas de 2005. Asi, se estableceria una tension permanente entre quienes deseaban desatar su frustracion, ya derivada en agresividad contra las autoridades, y quienes querian una solucion, pacifica y negociada, con el ayuntamiento. Aqui hemos senalado como lo social es vinculado por las maquinas deseantes a un deseo revolucionario o, por el contrario, a una produccion represiva. Esto resulta de suma importancia para explicar la fortaleza de la accion colectiva; pues en el caso del polo revolucionario de la catexis inconsciente de deseo, producida sobre todo entre los jovenes, opera una linea de fuga que conduce a una desterritorializacion pasional y productiva, en la que la reterritorializacion de las maquinas sociales solo juega un papel secundario. Los grupos sometidos de jovenes se transformaban, asi, en grupos sujetos que podian volver a su estado anterior en cualquier momento. Mientras que en el polo paranoico, vinculado como deciamos antes a las maquinas represivas, la reterritorializacion es absoluta y el deseo fluye por los terrenos de las maquinas sociales del capitalismo, quedando embotellado.

Ya en un segundo momento, a principios de 2014, la plataforma desvinculada del ayuntamiento pronto se vera desbordada por los movimientos moleculares de los vecinos. Estos se reuniran por la noche, fuera del control policial, para plantear distintas iniciativas de accion directa. Las obras van a comenzar, a menos que hagan algo. Los primeros dias en que las maquinas levantaran el firme de la calle Vitoria, se produciran los primeros altercados; las vallas de la obra apareceran tiradas en el suelo. El repertorio de protestas ofrece a los movimientos tres tipos basicos de accion colectiva relacionados con la alteracion del orden, la violencia y el comportamiento rutinario. Los tres incorporan en mayor o menor grado las propiedades de desafio, incertidumbre y solidaridad (29). El repertorio utilizado por la plataforma durante las primeras manifestaciones de 2014, fue sobre todo el comportamiento rutinario de las manifestaciones, controladas por la policia. Pero el grado de desafio, de solidaridad e incertidumbre se ira incrementando a medida que, los grupos que han realizado una carga inconsciente del deseo desde el polo esquizoide y revolucionario de esta, converjan entre si y superen los intentos de molarizacion por parte de la plataforma. Aunque el estallido de la violencia tendra que esperar hasta que se produzca una linea dura de proceso; es decir, cuando la policia, siguiendo ordenes politicas, intente cortar las protestas mediante la represion. El 10 de enero de 2014, los antidisturbios apalearon a los vecinos que se habian apostado en la entrada de la obra, impidiendo el paso de la maquinaria. Como respuesta, esa misma tarde, numerosos vecinos se congregaron en un extremo de la obra y recurrieron a la violencia. La revuelta habia comenzado, y los intentos de molarizacion por parte de la policia, las instituciones, los medios de comunicacion, y los partidos que formaban la plataforma convocante, no pudieron impedir el devenir rizomatico de la protesta.

La primera noche de disturbios estuvo saturada por el deseo y la poesia, por la pasion que suponia atreverse a quebrantar las leyes y enfrentar a la autoridad. Si la poesia trata de captar momentos fugaces, el lirismo se desenvolvio en los movimientos intimos de los cuerpos, en las intensidades que incendiaron estos y, de esta forma, los revitalizaron. Hablando desde mi propia experiencia, apenas puedo servirme de la palabra para describir lo que entones senti; una pasion inflamada, un maravilloso rebasamiento, un salto cualitativo que franqueaba una frontera para, en nuevos y fertiles territorios, adentrarse.

Los flujos de deseo produjeron, asi, una nueva realidad; era posible vencer cualquier obstaculo, mediante la solidaridad y el encuentro. Resaltaremos tambien la identidad barrial, salida del corte maquinado por las lineas duras circulares, que hemos comentado con anterioridad. Pues existia el deseo de ocuparse, en primer lugar, de los problemas de mayor cercania. Asi, la solidaridad encontro un terreno abonado; cuando la policia reprimio las protestas de aquella noche del 10 de enero, no detuvo a los activistas de los partidos de izquierdas, sino sobre todo a los chavales del barrio, y al hacer esto propicio un efecto llamada. Las familias y los conocidos de estos jovenes apaleados y detenidos, de forma arbitraria y sin garantias, pronto se sumaron a las protestas y asi la afluencia de las manifestaciones se fue incrementando.

Los discursos de los medios de comunicacion criminalizaron las protestas, y estas siguieron recurriendo a la violencia durante varios dias mas. Incluso, las manifestaciones se dirigieron a la sede de Promecal, propiedad del citado Mendez Pozo, para protestar por la manipulacion informativa de Diario de Burgos. Si la plataforma intento por todos los medios que la violencia no se desatara, uno de sus partidos integrantes, Izquierda Unida (IU), condeno este primer dia de disturbios. El enfado de los manifestantes se desato contra el concejal de dicho partido. Ademas, que la plataforma se disolviera ese mismo dia posterior al estallido de la violencia (30), lo senalaremos como ejemplo muy claro de la forma en que los movimientos moleculares de los vecinos empujaron a las moralidades.

El alcalde declaro que la violencia nunca hara claudicar al Estado de Derecho (31). El 14 de enero, este ordeno la paralizacion provisional de las obras, tratando de jugar con el binomio represion-integracion para acabar con las movilizaciones. Pero los vecinos, no representados ya por ninguna plataforma, habian levantado acampadas en la rebautizada como "Zona Cero" del conflicto, y se auto-gestionaban mediante asambleas horizontales, abiertas e inclusivas, en las que rechazaron este intento de integracion por parte de las instituciones.

La negativa del alcalde a paralizar las obras de forma definitiva y este rechazo de los vecinos a ser integrados en la negociacion, supusieron otro corte. Entonces los activistas de Gamonal y de Burgos contactaron con diversas asambleas, alrededor de todo el Estado, que habian surgido con el ciclo de la accion colectiva del 15M. En esos momentos, se produjo un cambio de escala de las protestas, que pasaron de un ambito local, a uno nacional. Asi, la solidaridad mostrada desde distintos puntos impulso a las movilizaciones, que triunfaron el 17 de enero, cuando el alcalde decidio acabar con el proyecto, para mantener la paz social en la ciudad (32). Los vecinos habian vencido el ultimo intento de gentrificar Gamonal.

Mediante la exposicion del curso de la accion colectiva, concretizada en una situacion historica bajo condiciones molares dadas, hemos mostrado que la fortaleza del movimiento vecinal tiene lugar cuando se produce una catexis preconsciente de interes revolucionario, que hace necesaria una carga inconsciente de deseo en el polo esquizoide de esta, provocando lineas de fuga que se oponen a la reterritorializaciones y a las codificaciones de las maquinas sociales. Esta es nuestra hipotesis: la fortaleza del movimiento vecinal se produce cuando el corte preconsciente de interes revolucionario, que remite a lo molar y lo empuja, para asi crear un nuevo socius, se articula con el corte inconsciente esquizoide, que remite a lo molecular y que desplaza a los flujos de deseo mas alla de los conjuntos molares.

Pero aun debemos precisar esta hipotesis inicial, pues las multiplicidades molares no se oponen como tal, ni tampoco unifican a las moleculares; lo molar sobrecodifica y reterritorializa a lo molecular, pero se encuentra atravesado por flujos de cantidades de deseo y de creencias que lo descodifican y desterritorializan. En este sentido, Deleuze y Guattari senalan: cuanto mas fuerte es la organizacion molar, mas suscita una molecularizacion de sus elementos, de sus relaciones y aparatos elementales (33). Cuanto mas se esforzaban el ayuntamiento, los medios de comunicacion, ciertos consejos de barrios, plataformas y partidos de izquierdas, en introducir segmentaridades lineales, cortes de proceso que pretendieron hacer corresponder los cuantos de deseo y de creencia con las partes institucionales, mediante las funciones de negociacion, integracion y represion que ejercen estas, con mayor intensidad proliferaban los pequenos movimientos de los vecinos, enfrentado dichos intentos del poder politico. La tarea de hacer que los segmentos se correspondan con los cuantos, de ajustar los segmentos de acuerdo con los cuantos, implica cambios de ritmo y de modo, que, mas que implicar una omnipotencia [de la macropolitica, de lo molar], se hacen a duras penas; siempre huye algo (34). Linea de cadera, linea de suerte; la micropolitica detecta las lineas de fuga de una sociedad. Las instituciones que hemos referido antes, todas ellas vinculadas o inscritas en el aparato estatal, no pudieron imponer el dominio molar de las representaciones sobre el dominio molecular del deseo y las creencias. Un agenciamiento despotico es lo que intentaron dichas instituciones, consistente en desplazar el eje de subjetividad sobre el eje de significacion; intentaron re-presentar a los manifestantes como radicales, terroristas o vandalos. Esto no les funciono, pues los vecinos de Gamonal operaron una descodificacion, una des-traduccion que impidio que el agenciamiento despotico se produjera. Pero si este hubiera tenido lugar, entonces el siguiente paso de la logica molar hubiera consistido en un agenciamiento autoritario; una vez que se hubieran re-presentado a los manifestantes como radicales o terroristas, se hubiera procedido a una segmentaridad binaria: ?Son radicales, terroristas? ?Si o no?

Pero estos agenciamientos maquinicos del poder, no operaron. Sin embargo, Deleuze y Guattari previenen ante el peligro de que uno se desterritorializa, se hace masa, pero precisamente para ahogar y anular los movimientos de masa y de desterritorializacion, para inventar todas las reterritorializaciones (35). Desde la micropolitica, diremos que las lineas de fuga operadas por los manifestantes y vecinos de Gamonal, corrieron el peligro de sustituir los territorios de los que huian, para volver a otras tierras, tambien peligrosas. Sin embargo, esta amenaza se materializo despues del triunfo de las movilizaciones contra el bulevar, cuando el movimiento vecinal siguio luchando contra la especulacion urbanistica. En concreto, a finales de 2014 se produjeron las protestas en contra de la remodelacion de la Plaza de Toros (36). Pero las lineas blandas y moleculares de los vecinos, los flujos de deseo y de creencias, que querian democratizar la ciudad y creian que esta posibilidad podria alcanzarse mediante la accion colectiva, fueron reterritorializadas por las lineas molares impuestas por las maquinas estatales. El problema consistio en el dominio de la representacion sobre el dominio del deseo, lo contrario que habia ocurrido en la lucha contraria al bulevar. La cercania de las elecciones municipales, en mayo de 2015, espoleo a los partidos de izquierdas, en especial a IU, organizacion que coloco a sus cuadros en la direccion de las protestas contra la Plaza de Toros, de modo que las asambleas de estas pronto languidecieron, pues muchas de las cuestiones ya se habian decidido en los grupos de trabajo que dirigian los cuadros de IU. Con que los movimientos moleculares del deseo, pronto fueron cortados por las lineas duras y partidistas. A esto se anadio otra segmentaridad; la represion, que en esta ocasion no se volco sobre los jovenes de Gamonal o de Burgos, sino en los activistas mas involucrados. Por supuesto, tambien los medios de comunicacion trataron de cortar las protestas.

Antes de trazar el mapa urbano de la revuelta contraria a la gentrificacion de Gamonal, terminaremos de refinar nuestra hipotesis inicial sobre la fortaleza del movimiento vecinal. Siempre que hay lineas duras institucionales, partidistas o represivas, entre otras, tambien se produce un flujo de deseo molecular y el papel mediador de un centro de poder que no es tal, en un sentido usual, puesto que no unifica ni totaliza ambas multiplicidades, al igual que tampoco debe definirse por su dominio absoluto. Este centro de poder, el poder estatal en nuestro estudio de caso, intenta adaptar los segmentos molares, duros, y las cantidades de los flujos de deseo. Es decir, pretende detener las movilizaciones cortando los deseos de los vecinos. Las lineas institucionales o partidistas remiten, en el analisis de la accion colectiva, a los flujos de deseo que hacen real la movilizacion en curso y en los que ya no hay segmentos, sino polos como la irrupcion o la desaparicion de las protestas, cantidades segun la afluencia a estas, singularidades como el acceso a recursos, la atribucion de oportunidades y amenazas, la disponibilidad de aliados potenciales, la formacion de coalicion con otros sectores. Cuando se produce una linea dura, la protesta se detiene durante algunos instantes, desconcertando a los manifestantes, que trataran de descodificar y desterritorializar esta linea, y si lo consiguen, produciran conexiones de flujos de deseo que conduciran a nuevas territorios, fugas, creaciones como el cambio de escala de la protesta, la utilizacion de otros repertorios o la proliferacion de discursos que atraviesen las molarizaciones del poder. Si la "conexion" indica la forma en que en que unos flujos descodificados y desterritorializados se relanzan reciprocamente, precipitan su fuga comun, y suman o activan sus cuantos, la "conjugacion" de esos mismos flujos indica mas bien su interrupcion relativa, como un punto de acumulacion que bloquea u obstruye ahora las lineas de fuga y que efectua una reterritorialiacion general, y hace pasar los flujos bajo el predominio de uno de ellos capaz de sobrecodificarlos (37). En el caso de las movilizaciones contra la construccion del bulevar de Gamonal, las lineas duras no conseguiran sobrecodificar y reterritorializar los flujos de deseo y de creencias, sino que los vecinos precipitaran la conexion y la fuga comun de los flujos de deseo hacia nuevos territorios y traducciones no producidas por el poder. Aqui se encuentra la fortaleza del movimiento vecinal, explicada desde la economia deseante.

Concluyendo, trazaremos el mapa urbano del estudio de caso, que aparece en el Grafico 1 y que sigue los cortes, las lineas duras que ya hemos comentado, asi como los distintos tipos de cargas del deseo, el intento de conjuncion de los flujos deseantes y la feliz conexion de estos. En definitiva, nadie puede decir por donde pasara la linea de fuga (38) en el futuro, pero echando la mirada atras, hemos seguido los indices maquinicos de la produccion deseante, los intentos de moralizacion atravesados por los movimientos moleculares de los vecinos, los cambios en la estrategia del poder estatal (represion-integracion), y las fugas que se produjeron durante las protestas contrarias a la construccion del bulevar de Gamonal que, como hemos visto, se enfrentaron a la gentrificacion de dicho barrio. Y con un resultado dichoso: el exito.

CONCLUSIONES

El mapa precedente tambien ayuda a entender las fortalezas del movimiento vecinal. El nivel de lo urbano (n) se encuentra atravesado por lineas duras, por los intentos del poder de cortar los deseos de los vecinos o, al menos, de desplazar estos, por ejemplo mediante la negociacion y la integracion, para asi reprimirlos. El nivel n+1 supone la irrupcion de la accion colectiva, que transforma lo urbano. Mientras que el principio de multiplicidad se cumple gracias al nivel n-1.

Resumiendo, la fortaleza del movimiento vecinal, su exito probable, se produce cuando:

a) Al nivel de las maquinas deseantes: La catexis preconsciente de interes revolucionario hace necesaria la catexis inconsciente de deseo desde el polo esquizoide y productivo de esta. De esta forma, los grupos sometidos devienen grupos sujetos. Para estos ultimos, la situacion se hace insostenible, con que siguen lineas de fuga.

b) Al nivel de las maquinas sociales: las reterritorializaciones, la axiomatizacion y la sobrecodificacion, resultan en la creacion de nuevos territorios, en la ruptura de los axiomas y en la des-traduccion de los codigos.

c) Al nivel de las multiplicidades: Los movimientos moleculares, pequenos e intimos, insisten desplazando la extension de las grandes agrupaciones molares, traspasando los obstaculos que interrumpen, de forma momentanea, el curso de la accion colectiva.

d) Al nivel de los agenciamientos: El poder politico trata de desplazar el eje de subjetividad sobre el eje de significacion, pero no logra que el punto de vista de la mayoria de la gente se mueva y entre en esa articulacion del poder que presenta a la protesta como algo distinto a lo que es. Por ejemplo, un ejercicio de radicales, terroristas o vandalos. Cuando este agenciamiento despotico ha fracasado, se imposibilitara el agenciamiento autoritario.

e) Al nivel representativo: El dominio de los flujos de deseo rompe el sometimiento representativo.

f) Al nivel de los flujos: El intento de la conjuncion de los flujos de deseo, que interrumpiria la accion colectiva mediante la reterritorializacion y la sobrecodificacion de estos, fracasa y deja paso a la conexion, que precipita la linea de fuga.

g) Al nivel de las lineas de segmentaridad: no consiguen las lineas duras cortar las protestas, sino que las lineas flexibles deshacen estas y se acercan a la fuga, a la creacion de nuevos territorios que no se sostienen sobre el poder dominante.

Si estos elementos suponen la fortaleza del movimiento vecinal, nos sirven al mismo tiempo para comprender las debilidades, que conducirian al fracaso de las movilizaciones sociales. Palpable resulta la originalidad de este trabajo, pues no abundan los analisis de la accion colectiva partiendo de la economia deseante. Hemos tratado aqui de conjugar la ontologia critica de Deleuze y Guattari, que es una pragmatica y una filosofia politica, con las indagaciones mas propias del discurso de la ciencia politica que se ocupa de los movimientos sociales. El haber vivido en mis propias carnes la revuelta de Gamonal, que nos ha servido como estudio de caso, me espoleo a adoptar esta perspectiva, pues entonces senti como el deseo me incendiaba, llameando en mi cuerpo de una forma que jamas olvidare.

http://dx.doi.org/10.5209/NOMA.56795

BIBLIOGRAFIA E INDICE DE GRAFICOS

De las ediciones consultadas:

(1.) Foucault, M (1995) Theatrum Philosophicum, Madrid, Editorial Anagrama, pag. 3

(2.) [Se ha omitido esta cita del original]

(3.) Martinez Mellado, A. (2010) Gilles Deleuze y la inversion del platonismo, Murcia, Editorial Universidad de Murcia, pag. 261

(4.) Ibidem 1, pag. 249

(5.) Deleuze y Guattari (1985). El Anti-Edipo, Barcelona, Ediciones Paidos, pag. 354

(6.) Ibid. 1, pag. 251.

(7.) Ibid. 3, pag. 359

(8.) Ibid. 1, pag. 252.

(9.) Deleuze y Guattari (2015) Mil mesetas, Valencia, Editorial Pretextos, pag. 254

(10.) Lefebvre, H (1983. La revolucion urbana. Madrid, Editorial: Alianza, pag. 7

(11.) Ibid 1, pag 176.

(12.) Ibid 1, pag. 123

(13.) Ibid 1, pags. 125-126

(14.) Ibid. 1, pag. 125

(15.) Investigacion muy interesante sobre la relacion entre significante y significado: Foucault, M. (2010) Las palabras y las cosas. Una arqueologia de las ciencias humanas, Madrid, Editorial Siglo XXI.

(16.) Ibid. 1, pag. 88

(17.) Ibid. 1, pag. 19.

(18.) Deleuze y Guattari (2015) Rizoma (Introduccion), Valencia, Editorial Pretextos, pag. 16.

(19.) Ibid. 9, pag. 17.

(20.) Ibid. 9, pag. 19.

(21.) Ibid. 9, pag. 22.

(22.) Ibid. 9, pags. 28-29

(23.) Harvey, D (1977) Urbanismo y desigualdad social, Madrid, Editorial Siglo XXI, pag. 234

(24.) Ibidem. 1, pag. 248

(25.) En concreto, el proyecto se publica en el B.O.E el dia 30 de septiembre de 2011.

(26.) Canal 54 (8/11 /2013) El Consejo de Barrio de Gamonal defiende el proyecto del bulevar de la Calle Vitoria y denuncia informacion sesgada por parte de la plataforma. Disponible en: [http://www.canal54.es/el-consejo-de-barrio-de-gamonal-defiende-elproyecto-del-bulevar-de-la-calle-vitoria-y -denuncia-informacion-sesgada-por-parte-de-la-plataforma]

(27.) Moreno, C (31/10/2013) Nace una plataforma ciudadana contra el bulevar de la calle Vitoria. Disponible en: El Correo de Burgos. [http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/burgos/nace-plataformaciudadana-bulevar-calle-vitoria_50129.html]

(28.) Tarrow, S.G (2012) El poder en movimiento. Los movimientos sociales, la accion colectiva y la politica. Madrid, Editorial: Alianza, pag. 385

(29.) Ibidem 4, pag. 180

(30.) D.A.M (11/1/2014). El rechazo al bulevar degenera en el caos. Extracto: "desde el propio colectivo se comunico a este periodico que la misma [la plataforma] quedaba disuelta" Disponible en: El Correo de Burgos. [http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/burgos/rechazo-bulevardegenera-caos_55797.html]

(31.) Dominguez, A (12/1/2014) La violencia nunca hara claudicar al Estado de Derecho, advierte el alcalde Disponible en: El Correo de Burgos. [http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/burgos/ la-violencia-nuncahara-claudicar-estado-derecho-advierte-alcalde_55867.html]

(32.) Gomez-Robledo, M (17/1/2014) El alcalde de Burgos paraliza definitivamente las obras de Gamonal. Disponible en: El Pais. [http://politica.elpais.com/politica/2014/01 /17/actualidad/1389949420_110026.html]

(33.) Deleuze y Guattari (2015) Mil mesetas, Valencia, Editorial: Pretextos. pag. 220.

(34.) Ibidem 9, pag. 222

(35.) Ibid. 9, pag. 231

(36.) Tambien participe, como militante de base vinculado a un grupo sometido, en estas protestas en contra de la remodelacion de la Plaza de Toros. Hago esta aclaracion para que se ubique este analisis.

(37.) Ibid. 9, pag. 224

(38.) Ibid. 9, pag. 255

INDICE DE GRAFICOS

INDICE DE GRAFICOS CAPITULO I:

1. Grafico 1: "Produccion deseante (molecular) inconsciente = produccion social en su forma inconsciente". Elaboracion propia.

2. Grafico 2: "La relacion entre las maquinas deseantes y las maquinas sociales". Elaboracion propia.

INDICE DE GRAFICOS CAPITULO II:

1. Grafico 1: "El pensamiento arborescente de "La revolucion urbana"". Elaboracion propia.

2. Grafico 2: Bussoti, S. "Cinco piezas para piano para David Tudor". Extraido de Deleuze y Guattari (2015). "Mil mesetas" Ed: Pretextos. Pag. 9

3. Grafico 3: "Mapa rizomatico, provisional y modificable, para analizar lo urbano". Elaboracion propia.

INDICE DE GRAFICOS CAPITULO IV

1. Grafico 1 : "Mapa rizomatico, experimental y modificable, de lo urbano durante las protestas contra el bulevar de Gamonal (20132014)". Elaboracion propia.

Victor Atobas

Universidad Nacional de Educacion a Distancia, Madrid

Leyenda: Grafico 1: Elaboracion propia

Leyenda: Grafico 2: Sylvano Bussoti. Extraido de "Mil Mesetas"

Leyenda: Grafico 3: Mapa risomatico, provisional y modificable, para analizar lo urbano. Elaboracion propia

Leyenda: Grafico 1: Mapa risomatico, experimental y modilicable, de lo urbano dorante las protestas contra el bulevar de Gamonal (2013-2014). Elaboracion propia.
COPYRIGHT 2017 Universidad Complutense de Madrid
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2017 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Atobas, Victor
Publication:Nomadas
Article Type:Ensayo
Date:Dec 1, 2017
Words:10526
Previous Article:ESPECIFICACION DE UN MODELO DE PARTICIPACION DIGITAL.
Next Article:COOPERACION INTERNACIONAL EN LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO.
Topics:

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2019 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters