Printer Friendly

Dos vestimentas para una misma mujer: influencia de Borges en "Los vestidos de una dama", de Alonso Cueto.

1. INTRODUCCION

En un ciberdiario se ha sugerido la posibilidad de una deuda artistica por parte del escritor peruano Alonso Cueto con una narracion de Jorge Luis Borges: "Emma Zunz". Borges publico su relato en la revista Sur, en la edicion de septiembre de 1948, un ano antes de que pasara a integrar El Aleph. Por su parte, Los vestidos de una dama, de Alonso Cueto, conocido literato y periodista local, salio a la luz bajo el sello Peisa en 1987. La coleccion contiene un relato llamado, justamente, "Los vestidos de una dama", cuyo vinculo con la obra de Borges ha sido motivo de especulaciones por parte de Roberto Pavel Jauregui Zavaleta. (1)

El ciberdiario de Jauregui Zavaleta funciona a manera de metatexto, tal y como ha sido definido por Gerard Genette: "la relacion -generalmente denominada 'comentario'--que une un texto a otro" (13). (2) Una reflexion relativamente reciente de Edmundo Paz Soldan ("Cristina Rivera Garza") sugiere que al ciberespacio y a la actual critica literaria les espera un prometedor futuro aun por explorar: incluso los comentarios a traves de Twitter podrian volverse autenticos metatextos. Sin embargo, los argumentos del ciberdiario de Jauregui Zavaleta se encuentran en un contexto informativo, (3) no academico. El objetivo del presente ensayo es plantear una aproximacion metodica a los vinculos que unen a las narraciones de Borges y Cueto. Para ello, se requerira de la teoria de Gerard Genette desarrollada en Palimpsestes (1982), propuesta que ayuda a comprender la hipertextualidad y transtextualidad en las obras literarias.

2. EL PLAGIO Y LAS DIFICULTADES DE SU DEFINICION DESDE LA TRANSTEXTUALIDAD GENETTIANA

Cuando Genette asegura que la hipertextualidad y la intertextualidad son dos practicas distintas (10-15), toma distancia de teoricos que etiquetan a ambas categorizaciones, e incluso a toda la transtextualidad, bajo un solo concepto: intertextualidad. (4) Justamente, la aproximacion a la intertextualidad en Palimpsestes es limitada. Al respecto Genette senala tres categorias de copresencia textual: plagio, cita y alusion. El plagio comparado con la alusion, de acuerdo a Genette, es una "forma todavia menos explicita y menos canonica" (10). Resulta discutible que la alusion sea menos explicita que el plagio, dado que el objetivo de la primera es despertar el vinculo referencial en el lector, mientras que la segunda ciertamente busca ocultar el texto-fuente. Se entiende que Genette la describe como menos explicita solo para reforzar un distintivo que, segun el, es inherente al hurto literario: la apropiacion exacta de las palabras. El teorico limita al fenomeno a "una copia no declarada pero literal" (10).

El problema radica en la ausencia de una postura que especifique la normatividad dentro de las practicas que sean canonicas y transtextuales a la vez. En sus apuntes sobre pastiche, por ejemplo, el pensador frances senala: "Un texto solo podria funcionar plenamente como un pastiche cuando hubiese establecido, entre el autor y el publico, el 'contrato de pastiche' que sella la co-presencia cualificada, en algun lugar y bajo alguna forma, del nombre del que hace el pastiche y del que es objeto del pastiche: aqui, X imita a Y"(156-57; enfasis en el original).

Sin embargo, Genette no especifica si la misma normatividad debe aplicarse a otras practicas hipertextuales o intertextuales. Genette define la hipertextualidad como "toda relacion que une un texto B (que llamare hipertexto) a un texto anterior A (al que llamare hipotexto) en el que se injerta de una manera que no es la del comentario" (14). La hipertextualidad y la intertextualidad implican la copresencia de otras voces y libros, pero se diferencian en la magnitud y cantidad del texto-fuente en la nueva creacion: en la intertextualidad, se hace una mencion puntual a otra obra; en la hipertextualidad, la nueva obra esta construida a partir de un textofuente. Entre otras, Genette senala que son hipertextos las transposiciones formales como la versificacion o la prosificacion, practicas de sustitucion mecanica como la sinonimia, o la mera transposicion diegetica (el cambio del marco espacio-temporal de una historia a otra) sin variacion del sentido. No obstante, la propuesta genettiana no abunda en la normatividad de senalar la fuente de origen (hipotexto). Cabria suponer que se requiere de algun tipo de mencion como en el caso del pastiche, y esta suposicion se basa en practicas tradicionales y en convenciones que ni son consideradas marginales ni se encuentran en fase experimental de desarrollo. (5)

El hipertexto puede resultar al final un producto tan alejado de su origen (Quintana Docio 180) que, finalmente, la normativa no exige de una referencia textual. Sin embargo, en el caso opuesto, diversos teoricos de la transtextualidad e intertextualidad enfatizan la importancia de dejar clara la procedencia del hipertexto y, de esta forma, permitir al receptor enriquecer su lectura. Al parecer de Genette se unen Plett (21) y Martinez Fernandez: "Si el lector, en los ejemplos traidos a cuento, no entabla la relacion entre los textos [...], la intertextualidad no cobrara valor significativo; mas aun, la intertextualidad habria sido un proceso no cerrado, incompleto: perteneceria unicamente al ambito de la escritura, del emisor" (98). Si se acepta la normativa de senalizacion del hipotexto u obra-fuente, excepto en casos donde se ha producido un cambio evidente del sentido, y admitimos junto a Genette (102) que transcribir directamente un texto carece de significacion literaria, entonces se obtienen las bases para construir una nocion minima y pragmatica de plagio: la practica en la que los elementos, manifiestamente tomados de un texto precedente, ni han sido asimilados en la formacion de una obra distinta o hipertexto, ni se preocupan por senalar la existencia del hipotexto mismo.

3. EL VINCULO TRANSTEXTUAL ENTRE "EMMA ZUNZ" Y "LOS VESTIDOS DE UNA DAMA"

La descripcion que Genette hace de la hipertextualidad excluye el comentario, y esto se debe a que los textos relacionados con la critica se definen como metatextos, entre cuyas muestras destacadas para el presente estudio se encuentran los articulos de Jauregui Zavaleta. Su aproximacion comparativa ("Cueto y Borges") guarda correspondencia, desde un marco teorico, con las descripciones de Alexander Lindey (51-61) sobre los parallel-hunters. La similitud se produce sin necesidad de que Jauregui Zavaleta hubiese leido a Lindey, y esto se debe a que los parallel-hunters se enfocan tanto en las coincidencias generales (temas, sitios o personajes) como en el manejo del estilo y repeticion de frases. Sin embargo, en una comparacion de este tipo, Lindey (25) no solo advierte de algunos peligros, sino que tambien especifica razones que podrian explicar las coincidencias sin transitar por el camino del plagio: el uso de temas parecidos, los lugares comunes que acarrean accesorios asimismo comunes, los personajes estereotipicos, el numero limitado de argumentos, textos cobijados bajo la misma tradicion, entre otras reflexiones. Tambien previene contra la utilizacion de denominadores comunes de bajo nivel, donde incluso la literatura mas creativa podria aparecer como carente de originalidad. Ante todo, muestra su rechazo a la comparacion paralela que toma pasajes similares fuera de contexto. Se consideraran estos apuntes para desarrollar la comparacion transtextual.

"Los vestidos de una dama" refiere la historia de Elena Santos, una joven oficinista que vive con su padre. Cierta noche Elena descubre una carta en un libro de poemas. La misiva devela que Pablo Ortiz, (6) un conocido empresario local, ha sido amante de su madre y posible responsable de su muerte. Elena se deshace de su timidez y recato, muda sus vestimentas, y tras un proceso que dura varias semanas se convierte en una habil seductora. Consigue enamorar a Ortiz como parte de su plan. Finalmente, asesinara al empresario y se encargara de borrar las huellas de su crimen.

En "Emma Zunz" el personaje principal ha maquinado un plan tras la muerte de su padre, Emanuel. Si bien dicho fallecimiento es un suicidio, (7) Emma Zunz culpa de la tragedia a uno de los duenos de la fabrica Tarbuch y Loewenthal, el senor Aaron Loewenthal, y se prepara para hacer justicia con sus propias manos. Es facil imaginar a la protagonista del cuento de Borges como una mujer trabajadora, de vestir modesto y costumbres espartanas. Proyecta en su entorno cierto aire de pulcritud e inocencia: "Con Elsa y con la menor de las Kronfuss discutio a que cinematografo irian el domingo en la tarde. Luego, se hablo de novios y nadie espero que Emma hablara [...] De vuelta, [Emma] preparo una sopa de tapioca y unas legumbres, comio temprano, se acosto y se obligo a dormir. Asi, laborioso y trivial, paso el viernes quince, la vispera" (70).

Por su parte, Elena Santos, antes de conocer la verdad sobre su progenitora, resulta similar a Emma: "Elena era una mujer que se vestia sobriamente, cumplia con eficiencia en su trabajo, y representaba mas edad de la que tenia. Llevaba una vida de familia con su padre ..." (83). El narrador es heterodiegetico (omnisciente) igual que en "Emma Zunz", y casi a la mitad del relato ofrece incluso una descripcion mas minuciosa de Elena:
   Por eso, se habia comprado trajes largos, de un solo color y se
   habia dejado el pelo corto. Ahorraba parte de su sueldo, nunca
   hacia gastos superfluos y siempre era muy cumplida en el trabajo.
   En la oficina era amistosa con todas pero habia escogido a sus
   amigas. Salia por las noches, aunque poco; la invitaban a bailar,
   iba al cine o a alguna pena, pero no le gustaba amanecerse. (95)


El mecanismo que dispara la maquinaria del castigo, tanto en "Los vestidos de una dama" como en "Emma Zunz", es una carta. Elena encuentra la misiva en un libro de versos, mientras que Emma recibe por escrito el mensaje de la muerte de Emanuel. Igualmente, la ansiedad por la ejecucion de sus planes se apodera de ambas. El narrador en "Emma Zunz" asegura: "El sabado, la impaciencia la desperto. La impaciencia, no la inquietud,y el singular alivio de estar en aquel dia, por fin. Ya no tenia que tramar y que imaginar; dentro de algunas horas alcanzaria la simplicidad de los hechos" (70-71). Elena Santos tambien siente zozobra por ver cristalizado su proyecto: "Un mes antes, al saber la verdad, habia empezado a esperar este momento, el momento en el cual ya podia saborear al ser que habia arrastrado la desgracia hasta el centro de su familia" (95).

Adicionalmente, en ambas narraciones se explota la figura de los padres vinculada a la intimidad, y al mismo tiempo mezclada con un desagradable sentimiento de impureza. Sobre Emma, el narrador afirma: "Penso (no pudo no pensar) que su padre le habia hecho a su madre la cosa horrible que a ella ahora le hacian. Lo penso con debil asombro y se refugio, en seguida, en el vertigo" (73). Mientras que Elena, tras encontrar la carta en la que se detallan los juegos sexuales de su madre con Ortiz, no logra contener su imaginacion y revive aquellos pasajes: "Primero vio a su madre abrazando a un extrano, luego vio que ese extrano la desnudaba, luego que hacian las cosas mas obscenas" (84-85).

Entre las similitudes de los planes elaborados por ambas protagonistas destaca la perdida de la virginidad. En la trama urdida por Emma Zunz, resulta imprescindible su entrega a manos de un desconocido para justificar su historia y la pretendida violacion por parte de Loewenthal. Emma encuentra a un marino de un barco escandinavo, el Nordstjciman: "Entro [Emma] en dos o tres bares, vio la rutina o los manejos de otras mujeres. Dio al fin con hombres del Nordstjaman. De uno, muy joven, temio que le inspirara alguna ternura y opto por otro, quiza mas bajo que ella y grosero, para que la pureza del horror no fuera mitigada" (72). Juan Duchesne Winter asegura que el marinero, al volverse anonimo, cumple una funcion masculina que no viene a ser mas que una escenificacion: "En el eje paradigmatico del relato-accion de Emma, el marinero y Loewenthal solo fungen como selecciones intercambiables que llenan una posicion, la del padre-demasiado-real que ordena el goce e impide el resarcimiento del Padre Simbolico" (194). Sin la necesidad de adentrarnos en la propuesta de Duchesne Winter sobre la interrogante politica del deseo, se admite cierto paralelismo con Elena Santos: la peculiar funcion de los personajes masculinos y los conflictos morales que se derivan en la busqueda del contacto sexual.

Matamoro apunta acertadamente que la especulacion sobre el posible lesbianismo de Emma Zunz, a pesar de su naturaleza "fobica a la relacion sexual con varones y carinosa amiga de sus amigas" (224), no resulta convincente en absoluto. El personaje de Cueto nunca insinua lesbianismo como tampoco desconoce, al igual que Zunz, la virtud del sexo como instrumento de poder y dominacion. Elena Santos, obligada a perder su virginidad en aras de su proposito, decide empezar la busqueda de hombres: "La primera noche fue al bar de un hotel cercano. Lo habia elegido porque por fuera parecia limpio y mas o menos elegante" (92). En ese lugar conoce a un sujeto con el que termina por acostarse. La sugerencia a Escandinavia se registra en su segunda experiencia sexual: "Esta vez era un extranjero, un danes, que habia vivido en Alemania" (96). Una similitud con aquel joven que pudo provocar ternura en Emma se encuentra en el tercer companero sexual de Elena Santos: "Era un tipo joven, habia venido desde Piura para hacer algunos negocios. Tenia algo de lastimado e inseguro" (97).

Las acciones de Aaron Loewenthal habian llevado a Emanuel a la desesperacion, y despues al suicidio. Lo mismo parece ocurrir con las acciones de Pablo Ortiz y la muerte de la madre de la protagonista. La alusion correspondiente la encontramos en el siguiente dialogo entre el padre y Elena:

[...] Pero ella [la esposa del personaje] siempre recordo la historia. En fin, tal vez algo de esa tristeza, fue lo que acabo con ella.

--?Tu crees? ?Lo crees de verdad?--dijo [Elena]

--No se, hija, de veras que no lo se, pero no es hora de especular sobre lo que paso, sino de seguir adelante. (86)

Ambos personajes, Ortiz y Lowenthal, tambien comparten una caracteristica crucial: su excesiva ambicion. Sobre el jefe de Emma:
   Aaron Loewenthal era, para todos, un hombre serio; para sus pocos
   intimos, un avaro. Vivia en los altos de la fabrica, solo.
   Establecido en el desmantelado arrabal, temia a los ladrones; en el
   patio de la fabrica habia un gran perro y en el cajon de su
   escritorio, nadie lo ignoraba, un revolver. Habia llorado con
   decoro, el ano anterior, la inesperada muerte de su mujer--!una
   Gauss, que le trajo una buena dote!--, pero el dinero era su
   verdadera pasion. Con intimo bochorno se sabia menos apto para
   ganarlo que para conservarlo. (74)


Por su parte, Cueto brinda la oportunidad de escuchar la voz de Pablo Ortiz, quien cuenta una anecdota sobre su propio caracter: "Un dia me asocie con uno de mis jefes [...]. Le dije que si el me daba diez mil dolares, que en esa epoca era mucha plata, yo iba a hacerlo millonario [...] Yo queria una cosa. No solo queria pagarle a el sino queria ganar mucho dinero por una sola razon. Queria ser la persona de la television en el Peru" (92-93). Sin embargo, la aparente cercania entre ambos jefes, Ortiz y Loewenthal, no termina por consolidar una semejanza decisiva. Si bien tratamos con personajes ambiciosos, el rasgo guarda un valor casi insignificante por el contexto: son empresarios. En terminos narratologicos, Ortiz y Loewenthal no vienen a ser mas que personajes tipo: comparten el defecto de la avaricia y la moralidad dudosa, si bien en Ortiz se enfatizan sus relaciones interpersonales y en Loewenthal su vinculacion con el dinero.

Tanto Emma como Elena culminan sus planes con un asesinato. Ambas cometen el crimen pistola en mano, en casas privadas y cada una con el hombre respectivo frente a ella. Tanto Emma como Elena preparan un discurso para que su victima entienda la razon de su muerte. Las dos disparan su arma tres veces. Las dos esquivan el castigo de la justicia gracias a la planificacion detallada de sus crimenes. Los personajes son tan similares que la siguiente reflexion de Adriana Gonzalez Mateos sobre Emma se aplica al comportamiento de Elena Santos: "Emma Zunz se propone una hazana tipicamente masculina (vengar la muerte de su padre), pero para hacerlo necesita transitar por una ruta tortuosa que la obliga a subrayar su feminidad, pues recurre a su sexualidad como a un instrumento" (101).

En cuanto a la autotextualidad, (8) "Emma Zunz" es un relato ciertamente extrano dentro de la obra de Borges, mas conocida por su tendencia hacia lo fantastico. (9) Mientras que varios rasgos estilisticos y tematicos del relato de Cueto se repiten en diversas obras suyas, algunos ejemplos los encontramos en la misma coleccion de Los vestidos de una dama. El engano de un familiar se evidencia tanto en "La oscura felicidad" como en "Testamento de sangre", en este ultimo incluso se sugiere una relacion extramarital de la madre de los personajes principales. El asesinato ejecutado por una mujer y justificado moralmente se describe en "La distancia"; el cadaver aparece junto a un acantilado, en el mar (en "Los vestidos de una dama", el cadaver se abandona en el malecon). Finalmente, y a modo de curiosidad, cabe aludir que su texto "La total liberacion" (10) trata justamente sobre el proceso de influencia y la creacion literaria.

En sintesis, un suicidio, una mujer protagonista, una carta, el plan y la ejecucion de un crimen: todos estos elementos se desarrollan en una ciudad carente de un significado simbolico. Por un lado, Lima en "Los vestidos de una dama"; por otro, podemos adivinar que los infortunios de Emma Zunz transcurren en algun punto de la geografia argentina (Buenos Aires) por menciones como la de la calle Liniers.

La tragedia familiar marca a ambos textos, siendo esta una peculiaridad plenamente identificable. La carta que empuja a la accion es digna de remarcar junto al hecho de que las ejecutoras de la justicia son mujeres. Estos dos ultimos elementos, venganza o justicia y protagonistas, otorgan la pauta para una comparacion. En el caso de Emma, Brodzki (331) senala que su historia es un cuento atipico de venganza, caracteristica que admitimos comparte con Elena Santos. Sin embargo, Brodski tambien apunta que la historia de Emma es una tragedia como resultado de las pocas opciones de eleccion que le permiten las circunstancias. En este aspecto, la naturaleza de Santos toma cierta distancia, aunque se admite la importancia de su genero: "Could this story be if Emma were a man?" (347; enfasis en el original). Seguramente no. Ni en Emma, ni tampoco en el caso de Elena.

Cotejaremos como Emma Zunz y Elena Santos ejecutan una serie de pasos en comun: perder la virginidad, urdir un plan, encarar a la futura victima y ejecutarla. Tras su primera y unica noche de sexo, aunque Emma lamenta la forma en que perdio su virginidad, no requiere acostarse con nadie mas: su plan no le impone ajustes adicionales. Eso no ocurre con Elena Santos: aunque pierde su virginidad, insiste en ir al bar y durante algunas semanas aprende mas sobre sexo. Para ella es una etapa instructiva antes de su encuentro con el empresario. Su objetivo, a diferencia del de Emma Zunz, es seducir a su futura victima: "Durante las semanas que siguieron, Elena logro mediante algunos desplantes y demostraciones de una pasion muchas veces entrenada, meterse como una cuna de piedra en el costado de su vida [la de Pablo Ortiz], hasta saber que el no podia seguir adelante sin sentir el impulso de verla" (98). La sexualidad de Elena Santos, ya liberada, le permite desnudarse en la oficina de Ortiz durante la primera entrevista. Dicha liberacion resulta inexistente en Emma Zunz.

Los asesinatos tienen caracteristicas propias. Elena ejecuta a su victima con una pistola con silenciador, en su propio departamento y despues de que Ortiz entiende las razones del desquite. Emma, en cambio, sacrifica a Aaron Loewenthal en el despacho de este y con su revolver, y el discurso antes de la ejecucion tiene un giro distinto a "Los vestidos de una dama": "Emma inicio la acusacion que tenia preparada ('He vengado a mi padre y no me podran castigar ...'), pero no la acabo, porque el senor Loewenthal ya habia muerto. No supo nunca si alcanzo a comprender" (76).

A pesar de las similitudes, los personajes estan construidos de manera distinta. En el caso de "Emma Zunz", Nicolas Alvarez apunta: "Ahora bien, Borges ha urdido una trama aparentemente realista pero no sin antes insuflarle un dualismo significativo, explicitamente contrastable en la caracterizacion de los personajes. De ahi, la singular religiosidad de Loewenthal" (29). Paradojicamente, Loewenthal muestra una personalidad compleja que terminan por enriquecer sus rasgos de personaje tipo. Resulta dificil argumentar la presencia de dichas dualidades psicologicas en los personajes de Cueto, con excepcion de Elena. Asimismo, las resoluciones en ambas historias son disimiles. "Los vestidos de una dama" se convierte en un relato bastante mas simple y predecible que "Emma Zunz". Elena Santos se hace cargo del cadaver, utiliza con cuidado bolsas de plastico, guantes, lleva el cuerpo inerte en la maletera del propio auto de Ortiz y lo abandona junto al mar. Emma, en cambio, dira que Aaron Loewenthal la ultrajo y que se vio forzada a dispararle. El parrafo final, tan enfrentado en estilo a lo mostrado por Cueto en cualquier momento de su narracion, es bastante conocido entre los lectores de Borges:
   La historia [contada por Emma Zunz] era increible, en efecto, pero
   se impuso a todos, porque sustancialmente era cierta. Verdadero era
   el tono de Emma Zunz, verdadero el pudor, verdadero el odio.
   Verdadero tambien era el ultraje que habia padecido; solo eran
   falsas las circunstancias, la hora y uno o dos nombres propios.
   (76)


El plan de Emma Zunz ha tomado dos dias: desde el 14 hasta el 16 de enero, mientras que el proyecto de Elena Santos ha llevado varias semanas. En determinada ocasion, Elena ha tenido que cambiar su aspecto: echa mano de una peluca rubia y se pinta un lunar antes de su entrevista con la esposa de su amante. Emma Zunz, por su parte, nunca recurre a disfraz alguno. Adicionalmente, Ortiz y Elena construyen un tipo de confianza a traves del tiempo: se citan en restaurantes e incluso pasan juntos en la playa. Dicha intimidad esta ausente en el vinculo entre Emma y Loewenthal.

Los planes de revancha se elucubran gracias a una carta y el proceso en ambos relatos termina en asesinato. Sin embargo, las razones de la muerte final de Aaron Loewenthal son mas complejas que las de Pablo Ortiz. Mientras que en "Los vestidos de una dama", Elena Santos quiere vengar la muerte de su madre (una afrenta familiar), a Emma Zunz termina por empujarle una motivacion adicional. Aunque Loewenthal debe pagar por la muerte de su padre, se trata de una deshonra privada, la perdida de su virginidad, lo que en ultima instancia le confirma la legitimidad de su crimen: "Ante Aaron Loewenthal, mas que la urgencia de vengar a su padre, Emma sintio la de castigar el ultraje padecido por ello. No podia no matarlo, despues de esa minuciosa deshonra" (75). El detalle de la perdida de la virginidad no es una motivacion suplementaria en la venganza de Elena Santos. Dicho cambio ocurre solo con Emma, lo que ocasiona que ambos personajes terminen por diferenciarse.

Vengador y verdugo se encuentran en las duplicaciones Elena/Ortiz y Emma/Loewenthal, si vemos a Ortiz y Loewental como causantes de la intranquilidad familiar de Elena y Emma, mas en "Los vestidos de una dama" la relacion resulta mas compleja. Existe un vinculo camal entre la progenitora de Elena y Pablo Ortiz. Anos despues, los juegos sexuales de Ortiz se repiten, esta vez con la propia Elena. La idea de continuacion es clara: "Antes y sobre todo despues de su muerte [la de la madre], Elena habia querido ser como ella" (95). Dicho concepto de eterno retorno, de repeticion de un capitulo vivencial o familiar, se encuentra ausente en el triangulo Emanuel Zunz, Emma y Loewenthal.

El relato de Cueto, dividido en quince partes, (11) recurre permanentemente a la analepsis, ofreciendo una descripcion mas detallada de los personajes y sus respectivos pasados si lo comparamos con el texto de Borges. A menudo el narrador nos hace participes de los dialogos entre personajes. En oposicion, "Emma Zunz" es mucho mas corto, (12) mas preciso, sin especial tendencia al juego temporal, caracteristica esta ultima de singular interes en el relato de Cueto. (13) No se transcriben dialogos, tal y como suele ocurrir en las narraciones de Borges, aunque un par de veces se escucha la voz de los personajes.

En resumen, es dificil concluir, tras el cotejo de las obras, que el relato de Cueto no esta basado en "Emma Zunz". (14) Sin embargo, resulta asimismo complicada la argumentacion de un plagio, desde una perspectiva transtextual, debido a los cambios experimentados por el hipertexto. Ambos relatos se unen por un tipo de transformacion directa. El texto de Cueto existe gracias a "Emma Zunz", y se desarrolla con las practicas de adicion y sustitucion de elementos del hipotexto, de tal forma que, por una parte, termina por ganar volumen. Por otra, se han ejecutado practicas de transposicion: existe una variante en el espacio, lo cual equivale a una transdiegetizacion; asimismo, el hipertexto experimenta una clara transformacion heterodiegetica: las acciones no solamente cambian de marco espacio-temporal, sino que los personajes cambian de identidad. Por anadidura, se desarrolla una transmotivacion al introducirse en "Emma Zunz" el motivo de la venganza a titulo propio. Emma alcanza la justicia tras la ofensa tanto familiar como personal. La estructura en "Los vestidos de una dama", por su parte, llevan a una interpretacion sobre el desquite tras el agravio familiar, ademas de la circularidad de la existencia. (150) Se han enumerado suficientes razones para suponer que los elementos propios de Borges se encuentran asimilados en una creacion distinta que, como asevera Genette, desemboca en un caso de "emancipacion de su hipotexto" (388). Otros autores llamarian a este un vinculo de "intertextualidad externa", o de un modo mas general, "influencia". (16)

4. OBSERVACIONES FINALES

El estudio muestra la importancia de una aproximacion transtextual, en este caso a traves de la teoria de Genette, en contraposicion a un acercamiento meramente intuitivo. Se descarta el plagio literal y las incuestionables coincidencias, una vez analizadas en sus respectivos contextos tal y como sugiere Lindey, terminan por tomar distancia entre si. Las reacciones y los motivos de Elena y Emma son distintos, lo cual hace que los textos sean diferentes: "Los vestidos de una dama" puede leerse como una fabula con un enfasis en la circularidad de la vida, pero es ademas un ajuste de cuentas por causa de una afrenta familiar. En "Emma Zunz", mas compleja, sobresale la lectura del agravio personal. El castigo ejecutado por Emma, segun lo recuerda varias veces el narrador, tiene vinculos con la justicia. No se menciona la venganza, elemento sobreentendido, pero en el caso de Cueto mas enfatico.

Tanto Emma como Elena ofrecen su virginidad para alcanzar sus propositos. Borges justificarla esas exageraciones desde la narrativa psicologica: "Los rusos y los discipulos de los rusos han demostrado hasta el hastio que nadie es imposible: suicidas por felicidad, asesinos por benevolencia, personas que se adoran hasta el punto de separarse para siempre, delatores por fervor o por humildad" ("Prologo" 9). Visto en conjunto, existen razones para pensar en una de relacion entre ambos relatos, aunque sin llegar al plagio. Se ha producido un tipo de influencia que la teoria de Genette denomina, especificamente, hipertextualidad. Tras una lectura minuciosa, la balanza se inclina por una transformacion directa del texto de Borges.

OBRAS CITADAS

Alvarez, Nicolas. "La realidad trascendida: dualismo y rectangularidad en 'Emma Zunz'". Explicacion de textos literarios 12 (1984-85): 27-36.

Alvarez Sanagustin, Alberto. "Intertextualidad y literatura". Investigaciones semioticas I: Actas del I simposio internacional de la Asociacion Espanola de semiotica celebrado en Toledo durante los dias 7,8 y 9 de junio de 1984. Toledo: Consejo Superior de Investigaciones Cientificas, 1986.43-52.

Borges, Jorge Luis. "Emma Zunz". El Aleph. Madrid: Alianza Editorial, 1998.68-76.

--. "Prologo". La invencion de Morel. Adolfo Bioy Casares. Bogota: Norma, 1993

Brodzki, Bella. "'She Was Unable to Think': Borges' 'Emma Zunz' and the Female Subject." Modern Language Notes 100 (1985): 330-46.

Chavez, Wladimir. "Un ladron de literatura: el plagio a partir de la transtextualidad". Tesis de PhD. Bergen: Universitet i Bergen, 2011.

Cueto, Alonso. Los vestidos de una dama. Lima, Peru: Peisa, 1987.

Duchesne Winter, Juan."Despues de la perdida de la justicia. Una lectura zizeldana de 'Emma Zunz'". Variaciones Borges 10 (2000): 185-202.

Foucault, Michel. "What is an Author?" The Death and Resurrection of the Author? Ed. William Irwin. Westport: Greenwood Press, 2002:9-22.

Genette, Gerard. Palimpsestos. 1982. Trad. Celia Fernandez. Madrid: Taurus 1989.

Gonzalez Mateos, Adriana. "?Borges misogino? Construccion de la masculinidad y critica del pensamiento binario en algunos textos de Jorge Luis Borges". Andamios. 5 (2008): 99-112.15 de enero del 2014. <http://www.scielo.org.mx/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1870-00632008000200005&lng=es&nrm=iso>

Howard, Rebecca Moore. Standing in the Shadow of Giants. Stamford: Ablex Publishing Corporation, 1999.

Jauregui Zavaleta, Roberto Pavel. "La eterna historia del plagio". Puntos de Vista. 24 de marzo del 2007.14 de enero del 2009. <http://pavelpuntosdevista.blogspot.com/2007/03/la-eterna-historia-delplagio.html>.

--. "Examen forense del presunto plagio de Cueto". Puntos de vista (2007). 24 de enero del 2012. <http://nuevopuntosdevista.wordpresscom/2007/04/01/examen-forense-del-presunto-plagio-de-cueto/>.

--."Cueto: <La confesion literaria?". Puntos de vista (2007). 18 de abril del 2012. < http://pavelpuntosdevista.blogspot.no/2007/04/cueto-laconfesin-literaria.html>.

--."Cueto y Borges: coincidencias coincidentes". Puntos de vista (2007). 6 de mayo del 2012. <http://nuevopuntosdevista.wordpress. com/2007/04/13/cueto-y-borges-coincidencias-coincidentes/>.

Kristeva, Julia. "Word, Dialogue and Novel". The Kristeva Reader. Ed. Toril Moi. Trad. Sean Hand 8c Leon S. Roudiez. Oxford: Basil Blackwell, 1989.35-61.

Lindey, Alexander. Plagiarism and Originality. New York: Harper 8c Brothers, 1952.

Martinez Fernandez, Jose Enrique. La intertextualidad literaria. Madrid: Catedra, 2001.

Matamoro, Blas. "Yo y el otro, Eros y Tanatos, masculino y femenino". Variaciones Borges 9 (2000): 221-26.

Paz Soldan, Edmundo. "Cristina Rivera Garza: del haiku al tuit". El Boomeran(g). Blog literario en espanol. 10 de mayo del 2010.2 de noviembre del 2013. <http://www.elboomeran.com/blogpost/117/8973/edmundo-paz-soldan/cristina-rivera-garza-del-haiku-al-tuit/>

Perromat Augustin, Kevin. "Plagiarism: Aesthetics or Contemporary Movement?" 452[degrees]F. Electronic Journal of Theory of Literature and Comparative Literature. 5 (2011): 115-27.5 de mayo del 2012. <http://www.452f.com/index.php/en/kevin-perromat-augustin.html>

Plett, Heinrich F. "Intertextualities." Intertextuality. Berlin: de Gruyter, 1991:3-29.

Quintana Docio, Francisco. "Intertextualidad genetica y lectura palimpsestica". Castilla: Estudios de literatura 15 (1990): 169-82.

Riffaterre, Michael. Text Production. Trad. Terese Lyons. New York: Columbia University Press, 1983.

Santagada, Miguel Angel. Como leer a Borges. Madrid: Ediciones Jucar, 1994.

Weisstein, Ulrich. Comparative Literature and Literary Theory: Survey and Introduction. Trad. William Riggan. Bloomington: Indiana University Press, 1973.

Wladimir Chavez Vaca

Ostfold University College

(1) Si bien el autor no se presenta como un experto en filologia, tampoco se trata de un simple entusiasta de la lectura: Jauregui Zavaleta es un narrador y lirico trujillano con una lista de publicaciones a cuestas. Su cuaderno de bitacora contiene distintos articulos reladonados con Cueto. Nos concentraremos solamente en sus referencias a "Los vestidos de una dama".

(2) Las citas de Genette proceden de la edicion traducida por Celia Fernandez (Madrid, Editorial Taurus).

(3) El ciberdiario o cuaderno de bitacora confirma las impresiones de Linda Hutcheon: es el lector quien activa el mecanismo de plagio, quien senala la posible existencia de esta practica (Howard 125).

(4) Para Heinrich Plett (3-6) las fuerzas que intentan controlar el termino se dividen, grosso modo, en progresistas y tradicionalistas. Un tercer grupo marca distancias como anti-intertextualistas, abominan el neologismo y se agrupan bajo el paraguas del arraigado estudio de las fuentes. Genette (10-11), por su parte, admite que su postura intertextual difiere de la aportada por Julia Kristeva y Michael Riffaterre. Kristeva se ubica como progresista en la propuesta de Plett. En nuestro criterio, Riffaterre y el mismo Genette serian mas cercanos a los tradicionalistas.

(5) Para conocer una vision panoramica de practicas postmodemas de autoria, puede consultarse el articulo de Kevin Perromat Augustin. El texto recorre diversas formas de apropiacion artistica a lo largo del tiempo, mas lo fundamental son sus apartados sobre las propuestas de los ultimos 50 anos, en especial su referencia a la ciberliteratura.

(6) Jauregui Zavaleta ("Cueto y Borges") senala que el apellido del empresario es Rocha. Se trata de un error, a menos que Cueto haya cambiado los patronimicos en las ediciones posteriores a 1987.

(7) El texto utiliza el eufemismo de que Emanuel bebio veneno por accidente. En el caso de la madre de Elena tampoco se recurre al termino "suicidio", mas resulta innegable su sugerencia.

(8) El concepto fue definido por Genette a partir de los ejemplos de Walter Scott o Fenimore Cooper sobre las prolongaciones de obras. El filosofo frances entiende que la "autotextualidad" o "intratextualidad" se produce cuando los textos de un mismo autor "de alguna manera, se remiten los unos a los otros" (255-56).

(9) Michel Foucault (21) lamenta que el publico y las instituciones otorguen al autor el rol de "organizador" de sus propias creaciones. Incluso sin proponerselo, el autor limita el significado de la obra cuando su nombre aparece en portada. En este caso, un etiquetado (por nosotros) Borges, que se inclina casi exclusivamente por la literatura fantastica.

(10) Tambien senalado por Jauregui Zavaleta ("Cueto"), quien sugiere que el escritor Garassa, personaje del relato, es el equivalente al autor empirico Alonso Cueto: la estrategia de creacion literaria de Garassa implica el "plagio" a Juan Carlos Onetti, y un dia confiesa su modus operandi. Jauregui Zavaleta insinua que "La total liberacion" revelaria indirectamente alguna practica propia del autor de "Los vestidos de una dama". Por interesante que parezca desde la extratextualidad, el planteamiento es irrelevante a partir de la autotextualidad misma encontrada en Cueto. Lo contrario ocurriria con Borges, en cuyo caso descubrimos un corpus de menciones a su persona, donde el autor empirico y el narrador, este ultimo incluso intradiegetico protagonista, conviven en una zona gris. En la misma direccion, Brodzld generaliza las consecuencias de la propuesta literaria del argentino: "Borges preempted many of the perturbing aspects about postmodernist literature and contemporary critical theory, aspects that still arouse suspicion for more traditionally-oriented readers" (330).

(11) Este fraccionamiento no deja de ser un rasgo secundario de intertextualidad generica, un concepto desarrollado por Alberto Alvarez Sanagustin pero ausente en la teoria de Genette. Si bien la propuesta del pensador galo (13) recoge que la architextualidad es, ante todo, la categorizacion generica aplicada a un texto (ensayo, novela, etc.), aunque sin descartar rasgos mas especificos, en la intertextualidad generica de Sanagustin la competencia narrativa del lector relaciona no solamente un texto integro con otras estructuras de identicas caracteristicas, sino tambien un pasaje de un texto con otro (45). La comparacion parcial resulta util en el caso de Cueto, dado que parece inexistente una architextualidad que defina a un relato por su particular division en quince partes.

(12) Ante todo por el uso de lo que Miguel Angel Santagada da en llamar "la descripcion condensada por sintagmas que sorprenden la rutina perceptual de los lectores" (50).

(13) Sin embargo, tambien es posible encontrar en "Emma Zunz" un flashback relevante donde intervienen el padre de la protagonista y la vida familiar perdida.

(14) Jauregui Zavaleta ("Cueto y Borges") opina que "Emma Zunz" es un relato mas logrado que "Los vestidos de una dama". Resulta dificil discrepar con esta afirmacion.

(15) Tambien considera Jauregui Zavaleta ("Cueto y Borges") que ambos textos son distintos en cuanto a tematica, aunque por razones diferentes, intuye que el relato de Borges trata ante todo de la naturaleza de la verdad, mientras que la narracion de Cueto no es mas que una anecdota de venganza. En cuanto a lo primero, parece coincidir con Brodski (345), quien evalua el remate de la narracion: aquella historia increible de Emma pero sustancialmente cierta. Duchesne Winter (185-86), quien resume algunas aproximaciones al relato de Borges, recuerda la opinion de Josefina Ludmer, quien llego a describir a Emma como un singular personaje que enfrenta la farsa de la verdad, sin dejar de ser una justiciera embebida en sus creencias.

(16) Segun Martinez Fernandez (60), la intertextualidad externa es la relacion de un determinado texto con otro. Por su parte, Ulrich Weisstein (31) define a la influencia como una intimacion inconsciente, a diferencia de la imitacion, que vendria a tratarse de una influencia consciente. En pos de enfatizar su parecer sobre la influencia, Weisstein se permite citar a Joseph Shaw: "in contrast to imitation, influence shows the influenced author producing work which is essentially his own" (31).
COPYRIGHT 2014 University of Pittsburgh, Borges Center
No portion of this article can be reproduced without the express written permission from the copyright holder.
Copyright 2014 Gale, Cengage Learning. All rights reserved.

Article Details
Printer friendly Cite/link Email Feedback
Author:Vaca, Wladimir Chavez
Publication:Variaciones Borges
Date:Jan 1, 2014
Words:6122
Previous Article:Reminiscencias de Buenos Aires: el compadrito yel arrabal en "El Indigno".
Next Article:?Norah o Jorge Luis?: Nota sobre (hacia) un dactiloscrito de Ramon Gomez de la Serna.

Terms of use | Privacy policy | Copyright © 2020 Farlex, Inc. | Feedback | For webmasters